0

Como encoger unos vaqueros

5 Trucos para encoger tus jeans si ya decidiste bajar esa pancita

Si eres de las que por fin decidió bajar esos kilitos de más, comiendo saludable y haciendo ejercicio, seguro sabrás que una de las primeras señales que vas por buen camino son los jeans flojos, y aunque eso te motiva a seguir con tu nueva vida saludable, ahora ya todo te queda flojo y comprar no es una opción pues no sabes si bajarás más de peso o no.

Te recomiendo que mejor experimentes con esos jeans que ya te quedan grandes y trates de encogerlos ¿Cómo? Justo así:

Lávalos en la lavadora con agua caliente

Mete tus jeans en la lavadora, ajústala en el nivel de agua caliente y de lavado intenso, agrega detergente líquido y suavizante de tela. La combinación de agua caliente y agitación intensa causará que las fibras de los jeans se contraigan. El suavizante ayudará a evitar que tus jeans se pongan muy tiesos mientras se encogen.

Usa tu secadora de ropa

En cuanto saques tus jeans de la lavadora mételos a la secadora ¡Rapidísimo! Ajusta tu secadora en la temperatura más alta y deja tus jeans adentro 10 minutos más de lo normal, así el calor hará que sus fibras se crispen y tus jeans se achiquen.

Agua caliente con suavizante de telas

Si sólo quieres encoger la cintura de tus jeans, moja esa parte con media taza de suavizante y una de agua muy caliente, después colócalos en la secadora con un ciclo estándar de secado, pero usando el ajuste de calor lo más alto posible.

Remójalos en agua hirviendo

Si tú como yo, aún no cuenta con una útil secadora, puedes meter tus jeans volteados a una olla de agua hirviendo de 10 a 15 minutos (una vez que esté hirviendo baja la flama) mientras deja que el agua hierva. Igual debes revisa la olla para asegurarte de que la tela siga sumergida. Al final sólo los dejas secar en el sol, pero que no le llegue aire frío, si el clima no está a tu favor, puedes dejarlo bajo la luz del sol que entra por tu ventana.

Plánchalos cuando aun esten húmedos

Mete tus jeans en la lavadora con ajuste en agua caliente o en agua hirviendo, cuando los saques procura que estén húmedos pero no muy empapados. Después plánchalos hasta que queden secos completamente.

4 formas de encoger tus vaqueros si te están grandes

Si cogiste una talla errónea y te quedan grandes o bien han dado de sí por su uso, estas alternativas te encantarán

FRAN JUSTICIA Miércoles, 29 noviembre 2017, 09:23

La semana pasada se celebró el Black Friday, aunque teniendo en cuenta que duró prácticamente los siete días de la semana bien podríamos rebautizarlo como Black Week. Sea como sea, estoy seguro de que durante estos días del ahorro arrasaste con tus tiendas favoritas, y claro, con las prisas de escoger los mejores productos y evitar el drama de que se agoten, es más que probable que ni te hayas probado con tranquilidad la mitad de los artículos. ¿Resultado? Te quedan grandes, no son lo que esperabas o tampoco eran una auténtica ganga como tú pensabas.

En los dos últimos casos puedes optar por devolverlos a su lugar de origen, pero en el primero de ellos tenemos una alternativa mucho más eficaz, especialmente si se trata de prendas vaqueras, como las que puedes conseguir con los descuentos Levi’s de Descuentos Ideal. ¿A qué nos referimos? Fácil, ¿y si los haces encoger?

A priori te puede parecer una idea descabellada pero te aseguramos que encoger la ropa, especialmente si son unos jeans vaqueros, es una opción más que idónea si quieres que estos te queden ajustados o bien si los mismos han dado de sí con el uso constante. Existe una gran variedad de métodos para encoger tus vaqueros, pero el calor es un factor común de todos ellos. A continuación, te detallamos algunos de los mejores, ¡toma nota!

Con la plancha

Si tienes una plancha a mano te será muy fácil encoger una talla tus jeans. Tan solo tienes que mojarlos enteros o bien aquella parte que quieres encoger. Después deberás pasar la plancha por estas zonas, pero ojo, nunca superes la temperatura que admite tu pantalón, ya que lo puedes quemar.

En la lavadora

La lavadora también es una buena aliada a la hora de encoger nuestros vaqueros, ya que bastará con poner el programa de mayor temperatura para que esta prenda encoja todo lo que queremos. Normalmente el programa máximo es de 90 grados.

Hiérvelos

No, no estamos exagerando, puesto que hervir tus vaqueros puede solucionarte y mucho el problema de las tallas de más. Se trata de que pongas a hervir una olla y cuando esta alcance el punto máximo de ebullición introduzcas tus pantalones. Tras esto, remuévelos y posteriormente déjalos secar al sol. Te aseguramos que encogen.

Báñate con ellos

Si quieres que tus vaqueros adquieran la forma de tu cuerpo, póntelos, llena la bañera de agua muy caliente y métete con ellos dentro. Sigue dentro de la bañera hasta que se enfríe el agua y después ponte al sol para secarte, notarás que tus vaqueros han encogido y se ajustan mucho más a ti.

Estos son solo algunos de los métodos más recomendables, pero recuerda, nunca te excedas con la temperatura, ya que en vez de hacerlos encoger una talla puedes conseguir que estos sean el modelo ideal para una muñeca Barbie.

Encoger pantalones vaqueros

El tejido de los pantalones vaqueros también es idóneo para elaborar shorts. Los pantalones cortos vaqueros pueden quedar bien tanto a hombres como a mujeres. En temporadas vernales y veraniegas, se trata de una de las prendas que jamás debe faltar.

Para vestir de manera casual o bien sport, los pantalones cortos vaqueros hombre son de las posibilidades más interesantes. Es de gran importancia que los tejidos empleados sean no únicamente resistente, sino también que admitan muchos lavados.

Muchas personas se preguntan cuáles son los pantalones vaqueros que mejor sientan. La contestación variará mucho en función de elementos como medidas de la mujer u hombre, gustos estéticos, gasto previsto… En cualquiera de los casos, le informaremos sobre los pantalones vaqueros más convenientes para Vd. y los suyos.

En cuanto a bolsos de pantalones vaqueros, es uno de los tejidos perfectos para la confección de este tipo de complementos. Los bolsos texanos son perfectos por sus resistencia y estética, siendo artículos que no pasan de moda. Además de esto, van a poder elegirse las tonalidades que se prefieran.

Los pantalones vaqueros blancos mujer son también muy habituales, sentando singularmente bien a mujeres con una figura no demasiado gruesa. El blanco es un tono llamativo, que engrandece y, habitualmente, embellece. Logre información a partir de profesionales de alta especialización en ropa.

Si nos referimos a pantalones hombre vaqueros, estamos hablando de uno de las prendas más usadas y vistas. Sin embargo, no mucho menos todos los pantalones hombre vaqueros son iguales. Hay que saber distinguir no solo entre cortes y estilos, sino también entre calidad y resistencia de los tejidos.

Entre las prendas que más se venden para varones, encontramos los pantalones vaqueros rotos hombre. Siendo un género de prenda con inspiración rural o bien campestre, lo gastado, roto o deteriorado puede acrecentar sus posibilidades estéticas.

¿Cómo lavar los vaqueros para que no se estropeen y podamos alargar su vida útil? Hay muchos trucos para alargar la vida de tus jeans. Sólo necesitas conocerlos para evitar dañarlos. Puedes incorporarlos a tus hábitos diarios sin problemas.

Tal vez lavas tus pantalones vaqueros más a menudo de lo que deberías o lo haces con ciclos de lavado con agua demasiado caliente. Esto puede deteriorar los vaqueros, desteñirlos y encoger la tela en poco tiempo.

El vaquero parece un tejido muy duro, pero seguro que te has dado cuenta de que los vaqueros de hoy ya no son los mismos que antes. Lo desechable ha llegado a todos los sectores, incluida la moda. Es mejor ser previsor y cuidar bien tus jeans.

Aquí tienes 10 consejos útiles para lavar los jeans sin deteriorarlos.

  1. Lavados menos frecuentes. Si tus vaqueros no están visiblemente sucios o manchados, no necesitas lavarlos en la lavadora después de usarlos una sola vez. Para tener siempre disponibles jeans limpios y no lavarlos con demasiada frecuencia, puedes rotar su uso, especialmente si tienes varios pares en tu armario.
  2. Eliminar manchas localizadas. En lugar de lavar en la lavadora, seguro que muchas veces con centrifugado, es mejor tratar las manchas de forma individual. De esta manera se puede dedicar un tratamiento específico y localizado a la mancha, remojándola y frotándola sólo donde sea necesario. Esto reducirá el desgaste de los jeans debido a los frecuentes ciclos de lavado, además de ahorrar lavados y detergentes.
  3. Leer las etiquetas. Las etiquetas de las prendas de vestir, incluidos los vaqueros, proporcionan información interesante y directrices generales para el cuidado y lavado de las prendas. Un tipo particular de jeans puede requerir un tratamiento específico. Algunos jeans, tal vez decorados, pueden requerir limpieza en seco. Antes de lavar un nuevo par de vaqueros por primera vez, lee la etiqueta.
  4. Prueba el lavado a mano. La mayoría de la gente no tiene tiempo para lavar la ropa a mano. Pero lavar un par de vaqueros a mano de vez en cuando no es una tarea imposible. Puedes enfocar tu atención especialmente en los jeans más delicados o caros. Trata primero las manchas con jabón de Marsella y luego deja los vaqueros en remojo en un cubo con agua tibia.
  5. No sobrecargar la lavadora. El lavado a máquina sigue siendo el método más común para lavar los jeans. Es muy importante no sobrecargar la lavadora, ya que la fricción excesiva entre las prendas puede provocar daños en ellas. No debe haber más de cuatro pares de jeans en una sola carga. Esto ayudará a evitar fricciones no deseadas en el tejido.
  6. Lavar los vaqueros al revés. Los vaqueros deben darse la vuelta antes de meterlos en la cesta de la lavadora. Parece un consejo trivial pero esto permite que la parte de los vaqueros visible cuando se llevan puestos no sufra roces excesivos durante el lavado. Esto te recordará que debes comprobar que no queda nada en los bolsillos del pantalón por seguridad de la lavadora.
  7. Elige el ciclo de lavado correcto. Para conocer la temperatura más adecuada de lavado, consulta tanto el manual de instrucciones de la lavadora como la etiqueta de los pantalones vaqueros, que deben proporcionar indicaciones útiles a este respecto, tanto para el lavado a mano como para la lavadora. Para evitar que los vaqueros encojan, no uses agua caliente. Al elegir el ciclo de lavado, ten en cuenta también el tipo de suciedad.
  8. Centrífuga. El centrifugar nos permitirá sacar de la lavadora la ropa menos húmeda. Para asegurarte de que un par de vaqueros delicados no se dañen ni se arruguen demasiado, es mejor elegir un programa de centrifugado medio. Comprueba que la etiqueta de los vaqueros que vas a lavar no prohiba el centrifugado.
  9. Extiende tus jeans. Trate de estirar tus vaqueros lo mejor que puedas para evitar que se formen arrugas. Esto te permitirá evitar el planchado, tanto de los modelos clásicos como de los jeans elásticos. Puedes usar una percha para colocar los pantalones de una manera más ergonómica. Si estiras los vaqueros al sol, mantenlos del revés como durante el lavado, para que no se destiñan. El secado al aire libre es la mejor opción siempre que sea posible.
  10. Secadora. Si tienes una secadora en casa, puedes usarla con tus vaqueros con algunas precauciones. Es mejor, por seguridad, un modo de secado suave.

El limpiador multiusos biodegradable Simple Green puede ser una de tus mejores opciones para cuidar tus jeans o cualquier otra pieza de ropa. Al no ser inflamable ni tóxico, se trata de un producto muy indicado para no dañar los textiles. Para su uso, solo tienes que poner la lavadora con normalidad colocando en el dispensador de producto Simple Green en disolución ¼ (es decir, una parte de producto por cuatro de agua). Los resultados van a ser de lo más positivos y estarás contribuyendo a una limpieza sostenible para el medio ambiente y para tu salud.

5 métodos para encoger unos jeans

A todas nos ha pasado alguna vez: compramos unos jeans en nuestra tienda de referencia y, ups!, nos quedan grandes. Si eres de las que te da pereza volver a la tienda para devolverlo o, simplemente, prefieres hacerlo por ti misma, apunta estos métodos para encoger unos jeans.

Antes de todo, has de saber que el truco de todo el proceso está en el calor: cuanto más calor apliques, más encogerá el vaquero, así que si solo quieres reducir una talla, no te pases dándole calor 🙂

1.- En la lavadora: es lo más fácil. Siempre podemos tener una lavadora a mano. Mete el vaquero y ponle el programa con la mayor temperatura que puedas. Normalmente te deja hasta 90º. Procura meter un detergente especial para que la tela no pierda el color.

2.- En la secadora: después de sacarlo de la lavadora, mételo en una secadora, también al máximo de temperatura. De este modo, las fibras que componen el tejido se contraen y, por tanto, los vaqueros se reducen de tamaño.

3.- Con la plancha: como ves, el calor es fundamental para el proceso de encogimiento. Puedes provocarlo también con una plancha, mojando el pantalón entero o la zona que quieres que se encoja y aplicándole todo el calor de la plancha (ojo con el máximo de temperatura que admita tu pantalón).

4.- En la bañera: sin duda, la mejor opción para que los vaqueros adquieran la forma que mejor se ajuste a ti. Póntelos, llena la bañera de agua muy caliente y métete con ellos dentro. Permanece hasta que se empiece a enfriar el agua y, cuando salgas, si puedes, ponte al sol para que se sequen (y tú también, claro).

5.- A remojo: ¿nunca has cocinado unos pantalones vaqueros? Esta puede ser tu oportunidad. Pon agua a hervir y cuando alcance el punto máximo de ebullición mete los pantalones vaqueros, remuévelos, como si estuvieras haciendo espagueti y después déjalos secar al sol. Y voilá, tus pantalones habrán encogido.

A veces compramos una prenda de ropa sin probárnosla y descubrimos que nos queda una talla más grande o simplemente tras hacer una dieta, adelgazamos y la ropa que antes nos quedaba ceñida, ahora nos queda demasiado holgada. En estos casos, si no queremos deshacernos de la prenda podemos intentar encogerla.

Hay varios métodos para encoger prendas de vestir, pero si no tenemos suficiente precaución, podemos dañarla. Además, en algunas ocasiones resulta muy complejo conseguir que la ropa se encoja lo suficiente ya que depende del material con el que esté confeccionada, así que debes tener en cuenta que es posible que no logres el resultado esperado.

Cómo encoger prendas de algodón o poliéster

  • Llena una olla con agua y ponla a hervir.
  • Cuando el agua esté hirviendo mete la prenda que quieres encoger del revés en el agua y ayúdate con una cuchara de madera para remover la prenda en el agua.
  • Deja la prenda en el agua hirviendo durante al menos media hora.
  • Saca la prenda del agua y déjala en un balde hasta que se enfríe.
  • Mete la prenda en la secadora a temperatura alta.
  • Prueba la prenda y si aún no ha encogido lo suficiente repite este método.

Otro método para encoger prendas de vestir de algodón o poliéster

  • Pon las prendas que quieras encoger en la lavadora. Fíjate en que las prendas estén del revés, pues en caso contrario puede deteriorase el color.
  • Lava con agua caliente.
  • Seca las prendas a encoger en una secadora a temperatura alta.

Prueba la prenda, si aún no se ha encogido lo suficiente repite el proceso justo tras haber finalizado con el primer intento. El poliéster se suele encoger de forma progresiva cuando se le aplica calor, así que, si lo vuelves a intentar, como resultado te dará una prenda aún más encogida.

Cómo encoger prendas de vestir de lana

  • Introduce la prenda de lana a encoger en un balde con agua tibia.
  • Remueve con las manos la prenda en el agua, de forma que la lana se vaya empapando bien.
  • Saca la prenda y envuélvela en una toalla, hasta que las toallas se humedezcan y absorban el exceso de agua.
  • Haz un saco con la toalla de forma que la prenda de lana no pueda salirse fácilmente.
  • Mete la prenda junto con la toalla en la secadora.
  • Si quieres que se encoja mucho pon alta la temperatura, en caso de que quieras que se encoja menos pon la temperatura templada.
  • Prueba la prenda, si aún no se ha encogido lo suficiente, repite el proceso.

Cómo encoger prendas de vestir de nylon

El nylon es difícil de encoger aplicando calor, esto ocurre en general con toda la ropa de fibras sintéticas. La realidad es que lo más probable es que estropeemos la prenda, ya que el calor hace que las fibras se derritan, sin embargo, puedes probar el siguiente método teniendo mucho cuidado de no pasarse con el calor:

  • Deja la prenda del revés en un balde con agua caliente y echa un chorro de amoniaco para evitar que el color se deteriore.
  • Espera una hora.
  • Saca la prenda del agua y envuélvela en una toalla para que absorba el exceso de agua.
  • Seca la prenda en una secadora empleando temperaturas medias o bien aplícale calor con un secador.
  • Repite el proceso hasta que la prenda adquiera el tamaño adecuado.

Riesgos al tratar de encoger una prenda de vestir

Al tener que someter las prendas a altas temperaturas para que se encojan es posible que estropeemos la ropa o sus fibras, acortando la vida útil. Por otro lado, el calor tampoco ayuda a que el color de la prenda se mantenga vivo, por lo que es posible que los colores empeoren viéndose algo envejecidos y apagados.

En general, deberemos probar estos métodos cuando ya no creamos que existe otra alternativa mejor o cuando no nos importe poner en riesgo la ropa que queramos encoger. Lo más recomendable es considerar llevar la prenda a un profesional de la costura para que adapte la ropa a tu figura, de forma que no requieras castigar la tela, los precios por hacer arreglos no suelen ser excesivos y a la larga merece la pena.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *