0

Como eres segun tu letra

Tabla de contenidos

Lo que tu letra dice de tu personalidad

La grafología es el estudio de la letra de una persona: y es que, a partir de lo que escribes, es posible inferir ciertos rasgos de personalidad. Los analistas sugieren prestar especial atención a las letras “i”, “t”, “o” y “s”.

¿Tus puntos sobre las íes son un círculo abierto? De acuerdo con los expertos de National Pen Company, podrías tener la personalidad de un visionario… y la de un niño también. Por otro lado, las “t’s” con cruces cortas pueden indicar pereza o falta de determinación; las “o’s” muy cerradas pueden indicar una personalidad introvertida, y las o’s abiertas, una personalidad que no sigue sus instintos.

Aunque los principios de la grafología pueden parecer obvios –y la disciplina con frecuencia es tachada de “pseudociencia”–, algunas personas creen que el estudio de la letra puede incluso ofrecer un vistazo al estado de salud de una persona. Por ejemplo: una letra con presión variada puede indicar presión arterial alta, mientras que letras erráticamente inclinadas podrían ser un síntoma de esquizofrenia.

Dime cómo escribes y te diré quién eres…

La forma en que escribes puede evidenciar más de 10 mil rasgos de personalidad. ¿Cuáles son las características más comunes de las letras y sus significados?

Tamaño de la letra

-Grande. Eres sociable, te gusta rodearte por personas y adoras la atención. También puede significar que aparentes ser valiente y tener mucha seguridad.

-Mediana. Te adaptas fácilmente a las circunstancias.

-Pequeña. Eres tímido e introvertido, estudioso, concentrado y meticuloso.

Espacio entre las letras

-Amplio. Aprecias tu libertad y no te gusta sentirte abrumado o rodeado por mucha gente.

-Angosto. Detestas estar solo. Tiendes a rodearte por gente y a veces puedes ser intrusivo.

Inclinación de las letras

-Sin inclinación. No dejas que tus emociones te dominen. Sueles ser lógico y práctico.

-Inclinación a la derecha. Estás abierto a vivir nuevas experiencias y disfrutas conocer gente.

-Inclinación a la izquierda. Tiendes a ser un poco cerrado con la gente, y prefieres trabajar tras bambalinas. Si eres diestro y tu letra se inclina hacia la izquierda, podría significar que eres rebelde.

Forma de las letras

-Letras redondas. Eres creativo y artístico.

-Letras puntiagudas. Eres más agresivo, intenso, muy inteligente y curioso.

-Letras conectadas entre sí. Te guías por la lógica, eres sistemático y tomas decisiones con mucho cuidado.

Curvas de las letras

-Curva estrecha de la “L”. Podrías estarte restringiendo a ti mismo, lo que podría derivar en sentimientos de tensión.

-Curva amplia de la “L”. Eres relajado y espontáneo, se te facilita expresar tus emociones.

-Curva estrecha de la “e”. Sueles ser escéptico, no sueles dejarte llevar por las emociones de los demás.

-Curva amplia de la “e”. Eres de mente abierta y disfrutas vivir nuevas experiencias.

Los puntos sobre las íes

-Punto alto. Tienes una gran imaginación.

-Punto a la izquierda. Tiendes a procrastinar.

-Rayas sobre la “i”. Puedes ser demasiado duro contigo mismo. Tienes poca paciencia para las personas inadecuadas o que no aprenden de sus errores.

-Círculos abiertos. Eres visionario, pero tienes personalidad un poco infantil.

-Punto justo encima de la “I”. Estás orientado a los detalles, eres organizado y empático en todo lo que dices y haces.

La cruz de la “T”

-Muy arriba. Eres ambicioso, optimista y tienes autoestima alta.

-Justo en medio. Eres seguro, te sientes bien contigo mismo.

-Cruz larga. Eres determinado y entusiasta. Sin embargo, tiendes a ser terco y te cuesta trabajo soltar las cosas.

-Cruz corta. Tiendes a ser perezoso y a mostrar falta de determinación.

“O’s” abiertas y cerradas

-Abierta. Eres comunicativo, sociable y no te cuesta expresar tus sentimientos; te cuesta mantener secretos.

-Cerrada. Eres celoso de tu privacidad, compartes poco sobre tu vida personal. Eres introvertido.

Presión

-Fuerte. Si presionas mucho la pluma al escribir, podrías ser comprometido y tomarte las cosas muy en serio. Si aplicas demasiada presión, podrías vivir en constante tensión y reaccionar rápidamente a las críticas.

-Ligera. Si la presión es ligera, podrías ser sensible y empático con las personas, pero también podrías ser un poco apático.

Velocidad

-Rápida. Eres impaciente, odias los retrasos y las pérdidas de tiempo. Sueles ser muy eficiente.

-Lenta. Eres más organizado, metódico y autosuficiente.

Firma

-Ilegible. Eres celoso de tu privacidad, difícil de leer o entender.

-Legible. Eres seguro de ti mismo y te sientes cómodo con quien eres. No necesitas fingir ser alguien que no eres.

La grafología es la ciencia que analiza la escritura para describir la personalidad de un individuo y determinar características generales de su carácter. La manera que tenemos de escribir refleja nuestra conciencia, nuestro subconsciente e incluso nuestros deseos más íntimos.

Hablamos con la grafoanalista Xantal Laplana, organizadora junto a Carme Font del ‘VI Foro Internacional de grafología, psicología del rostro y lenguaje corporal’ para que nos ofrezca unas pinceladas sobre lo que podemos deducir de nuestra letra.

Lo primero que hay que dejar claro es que un buen grafólogo siempre debe analizar todo el escrito, nunca letras o rasgos sueltos, pues un trazo aislado no es suficiente para definir algo. Sólo si esos signos se repiten de manera continuada en el texto podemos determinar el carácter o estado de ánimo de una persona.

Nos desvela algunos de estos rasgos para que tú puedas estudiar tu comportamientos o el de otra persona según la forma de escribir.

– Si en un texto escribimos las líneas descendentes, es decir tienden a no ser rectas e ir hacia abajo, debemos estar alerta. Esto podría significar pesimismo, falta de energía, negatividad,… Esta señal suele ser puntual, por lo que si te pasa, analiza tu interior e intenta levantar el ánimo.

– Si por el contrario son ascendentes nos podemos encontrar con una persona que rezuma alegría y que está viviendo un momento muy bueno.

– Si en el papel dejamos el margen izquierdo ausente puede simbolizar protección frente al mundo exterior. Nos encontramos con una persona insegura, con dificultad para asumir decisiones, con temor a los cambios y con una fuerte necesidad de apoyo.

– Cuando el margen derecho no se aprecia significa que la persona siente inquietud por lo nuevo, capacidad para enfrentarse a situaciones, iniciativa y visión de futuro.

– Las escrituras sobrias, sin ornamentos, simbolizan equilibrio prudencia, discreción, integridad e imparcialidad.

– La letra demasiado redonda puede ser lenta y monótona, manifestará una cierta calma. Pero también puede mostrar sensualismo e instintividad.

– Si se detecta una escritura ilegible, precipitada e inacabada, significa que hay cierto desorden. Observamos un comportamiento falto de claridad, que rodea el misterio y es difícil comunicarse con él.

– La cohesión entre palabras se observa cuando la escritura es continuada, casi sin levantar el lápiz. Esto simboliza la coordinación de ideas, la constancia de lazos afectivos en las relaciones humanas, la coherencia. El espacio o ligamento que se aplique entre dos palabras pone de manifiesto la relación que existe entre el pensamiento, el deseo y la acción. Por ello, la letra ligada puede ser mayor garantía de la relación entre iguales.

– Cuando un texto esté escrito en mayúsculas, no por exigencias del guión sino de forma voluntaria, se manifestará cierto misterio en su personalidad. Esa persona manifiesta ser bastante dependiente de las normas, conoce muy bien las reglas y los formalismos sociales. Son difíciles de conocer a nivel particular.

– La presión que ejercemos al escribir representa la base de todo, en grafología se establece una metáfora con el caudal de sangre que fluye por nuestra anatomía. Por ello si se observan torsiones en las hampas (parte superior de la letra) manifestará un gesto de sufrimiento físico o psíquico. Algo le hace daño a esa persona o se siente angustiada.

En este aspecto podemos ir un paso más allá. Pues examinando todo el conjunto de un escrito y observando con un microscopio de gran aumento, podemos detectar ciertos excesos de tinta, a los que llaman cegados o congestiones, que nos pueden indicar un gran malestar e incluso enfermedades. Xantal Laplana nos aclara que desde la grafopatología no se detectan enfermedades, pero sí pueden señalar indicios de algún tipo de anomalía.

Hay dos letras en particular de las que podemos deducir muchas cosas, pues indican características concretas y específicas.

La letra G contiene toda la energía que tiene que ver con la sexualidad.

– El óvalo de la ‘g’ simboliza el yo. Si hay ausencia de óvalo entonces podríamos decir que la ausencia del “yo” se manifiesta desaparecida, esta persona piensa más en el otro que en uno mismo. Si por el contrario el óvalo es excesivamente marcado, el «yo» estará muy presente y anteponga el disfrute personal a los gustos del otro

– La jamba o pie es el recorrido que continúa al óvalo, va de abajo a arriba para unirse con la siguiente letra. Esta parte de la letra indica la energía sexual con la que nos unimos al otro. Es importante observar si esta letra está fragmentada o se conecta con la siguiente para ver si tenemos facilidad de establecer relaciones emocionales con otras personas, si no conecta ambas letras puede significar que tiene problemas para compatibilizar con otro.

La letra T nos dice mucho sobre la personalidad.

– Si tiene forma de sable, inclinada de forma exagerada y con el espacio de palabra excesivamente estrecho, nos hablaría de una falta de control, de una tendencia a la agresividad.

– Una barra de ‘t’ en forma de lazo complicada nos podría indicar posesividad.

– Los celos se muestran a través del ángulo en la zona inferior, en un arco rígido.

– La falta de control se distingue con barras de ‘t’ adelantadas, con finales largos y presión irregular.

También nos da unas pequeñas notas sobre las firmas.

Las firmas que tachan su propio nombre simbolizan la introversión del “yo”. Estas personas no permiten que se les conozca en profundidad.

Si la firma tiene una rúbrica envolvente, cerrada, sin apertura, estamos ante una especie de caparazón que “protege” del exterior. Si la rúbrica envolvente contiene una apertura en la parte derecha, hablaríamos de un atrevimiento y capacidad resolutiva ante los obstáculos y lo nuevo. Si por el contrario, la rúbrica envolvente tiene la apertura a la izquierda, ello podría indicarnos un acercamiento a los recuerdos, una especie de nostalgia melancólica por la madre, lo familiar, el padre.

Como conclusión quiere compartir que desde el estudio analítico de la escritura en mayor profundidad nos aporta más autoconocimiento y por ende más autoestima. Por lo que anima a todo el mundo a que se atreva a realizar un análisis profundo de su escritura, no les defraudará.

Imagina que una simple frase escrita por ti, de puño y letra, pudiera revelar lo que habita en tu conciencia, subconsciente, e incluso, tus deseos más íntimos…

Es precisamente lo que hace la grafología, pseudociencia que estudia los principales rasgos de personalidad de las personas a través de la forma y las características de su escritura, y que con el tiempo ha ido ganando gran popularidad y que en países como Francia, es muy utilizada como parte de la psicología organizacional, por empresas públicas y privadas, en los procesos de selección de personal, consigna la BBC.

Así, las líneas, márgenes, formas, estilo, y la cohesión de nuestra escritura, así como también la presión que ejercemos con el lápiz al redactar, permitiría conocer las dimensiones de nuestra personalidad, desde inferir nuestra forma de relacionarnos con nuestro entorno, la disposición a vivir nuevas experiencias, nuestros niveles de extroversión, conocer si somos o no emocionalmente estables, entender cómo enfrentamos desafíos, hasta aspectos de nuestra sexualidad.

¿Qué dice tu letra de ti?, hoy en BioBioChile, te contamos 3 rasgos de tu escritura, que permitirán que te conozcas un poco más, y por qué no a los demás.

1- Tus Relaciones sentimentales a través de la letra “d” (minúscula)

La letra “D”, es considerada dentro de la grafología como indicadora de la creatividad y la relación. Y en cuanto a la interpretación de pareja, “el óvalo representa dentro de este contexto el arquetipo femenino y el palote de la letra “d” el arquetipo masculino”, consigna Marcela Milesi, licenciada en Recursos Humanos, Coach Ontológico certificado y Grafóloga, para el medio argentino El Clarín.

Así, la observación de esta letra, puede desvelar cómo un individuo visualiza y enfrenta las relaciones de pareja. Para ello, la profesional indica que hay que poner especial atención en qué tipo de letra “d” predomina en el texto, y entre las más representativas, destaca las siguientes:

– Óvalo de la letra “d” abierto hacia arriba, habla de una persona que tiende a intelectualizar sus afectos, y en una relación de pareja, buscará encontrar respuesta lógica a sus sentimientos. Por su parte, el óvalo completamente cerrado, es indicativo de una persona que busca controlar sus emociones, con un fin de auto-protección.

–Óvalo separado del palote, simboliza una disociación entre el “yo” y los afectos. Una persona con este tipo de escritura, buscará su propia individualidad en la relación.

–Palote de la “d” recto, indica rigidez. La persona buscará relacionarse teniendo en cuenta cierto “estándar” de cómo deben ser las cosas en la relación de pareja. Mientras que cuando el palote de la “d” tiene inclinación, denota flexibilidad, fantasía. La persona tiene facilidad de adaptarse a los cambios.

El tamaño importa, cuando el palote de la “d” es muy elevado, representa tendencia a lo idílico, a la utopía. Por su parte, cuando el óvalo de la “d” es notoriamente más grande que el palote, en el caso de la mujer, buscará tener protagonismo en sus relaciones amorosas, mientras que en el caso del hombre, le dará un espacio predominante a la mujer en sus relaciones amorosas.

Finalmente, cuando el palote de la letra “d” en la escritura de la mujer es muy elevado, dará el dominio al hombre en sus relaciones, y en el caso del hombre, será él quien busque dominar la relación, explica Milesi.

2- Tu carácter y temperamento a través de la letra “t” (minúscula)

¿Eres autoritario, o más bien obediente?, ¿arrojado o cauteloso? estos y otros rasgos de la personalidad asociados al carácter, pueden desvelarse estudiando la barra horizontal que cruza la “t”.

– Barra muy alta: eres autoritario, te gusta mandar, tener el control. Por el contrario, la barra baja indica que tienes rasgos de sumisión, tendencia al sacrificio y a ser servicial con tu entorno.

– Barra centrada: eres seguro y tienes una buena relación contigo mismo. Por su parte, cuando la barra tiene tendencia a la izquierda, refleja un nivel de cautela, que se inclina a la cobardía. Lo que se contrapone a cuando la barra se sitúa a la derecha, que evidencia que tienes iniciativa, eres arrojado, y no temes correr riesgos.

– Barra separada que no toca el palote vertical, desvela que te encantan los riesgos, eres irreflexivo, impulsivo.

– Cuando la barra es corta habla de un carácter tímido, sensible, que puede carecer de determinación. Mientras que la barra larga, es todo lo contrario, refleja determinación, entusiasmo, incluso, impaciencia y terquedad.

3- Tu apertura emocional a través de la inclinación de las letras

La observación de la inclinación clara y notoria de las letras en la redacción de una persona, permite conocer como se relaciona con las demás personas.

Si tu letra se inclina levemente hacia la derecha, revela una armonía entre lógica y sentimientos. Habla de que eres una persona afectuosa, con estabilidad afectiva. Tienes la necesidad de recibir y dar afecto. Eres simpático, amable, comprensivo, solidario, de fácil integración y adaptación.

Pero, si tu letra es muy inclinada hacia la derecha, cuando se acuesta hacia ese lado, refleja que eres una persona impaciente, que pierde fácilmente los nervios, impulsiva, que busca acaparar la atención. Que vive sus relaciones amorosas de manera dramática, que eres celoso, y tienes gran necesidad de acercarte a los demás.

Contrario a lo anterior, están las letras que se inclinan hacia el lado izquierdo, o escritura regresiva, que habla de personas que son cautelosas, prudentes, discretas, muy vigilantes de sí mismas, que controlan sus emociones y que sufren una represión de sus impulsos, de su necesidad de afecto y contacto con los demás. “La afectividad restringida, o quien ha percibido falta de afecto en la niñez, se ve condicionado en la adultez a evitar roces, conflictos, que puedan asociarse con antiguas frustraciones”, indica Mariana Fernández, perito grafóloga, en el sitio especializado Grafología y Personalidad.

Por otro lado, existe la escritura rectilinea o vertical, que no tiene inclinación, y que habla de una personalidad que tiene dominio propio en acción, sentimientos y emociones, que es estable, sereno, que es reflexivo y reservado. Controla sus pasiones. Puedes ser una persona un poco orgullosa y fría, ya que en tí, predomina el pensar antes que el sentir.

Qué dice tu forma de escribir sobre tu personalidad (y tu salud)

Como si fuese nuestra huella dactilar, cada persona tiene su propia forma de escribir a mano. Esta forma de escribir es única, pueden encontrarse grafías muy similares, pero nunca idénticas. Y de esta forma de escribir pueden obtenerse muchos e interesantes datos acerca de la personalidad de una persona. Y también acerca de su salud.

La grafología también puede ser empleada para más ámbitos más allá de la personalidad y una es la salud. Por ejemplo, nuestra escritura puede dar pistas sobre nuestra salud mental o nuestra. De hecho, según podemos ver en Visually, la forma de escribir puede revelar hasta 5.000 rasgos de la personalidad y salud. Estos son algunos ejemplos:

La forma del punto: escribir puntos grandes es algo habitual en personas abiertas y extrovertidas, sociables y atentas. Por el contrario, escribir puntos pequeños es propio de personas tímidas, meticulosas, con gran capacidad de concentración, estudiosas y más solitarias. Puede ocurrir que tu punto no sea ni grande ni pequeño, más bien intermedio. Estos son propios de personas que se adaptan muy bien a nuevas situaciones.

Espacio entre palabras:separar mucho las palabras es propio de personas a las que no les gusta que les agobien, que son muy celosos de su libertad y que odian los espacios llenos de gente. Dejar poco espacio entre palabras suele ser habitual en personas que no pueden estar solas, a las que les gusta reunir a gente y que pueden llegar a ser un poco intrusivos en las vidas de los demás.

Inclinación de letras y palabras: las personas que no dan inclinación a sus letras suelen ser aquellas que son más lógicas y racionales y que no permiten que sus emociones afloren, tampoco a la hora de expresar las positivas, como la alegría. Si las letras se inclinan hacia la derecha, hablamos de personas a las que les gustan las nuevas experiencias y a las que les gusta abrirse a conocer gente nueva. Inclinadas a la izquierda, es habitual en gente a la que no le gusta hacerse ver y prefiere ‘trabajar detrás de las cámaras’. Curiosamente, si esto ocurre en personas zurdas, suele asociarse a personas rebeldes.

Forma de las letras: las redondeadas son características de las personas más creativas y artísticas, mientras que las letras puntiagudas muestran una personalidad más agresiva, intensa, muy inteligente y curiosa. Por otro lado, aquellas que conectan las letras al escribir muestran una personalidad lógica, sistemática y que toma las decisiones a conciencia.

Giros o vueltas:ocurre en los casos de las letras ‘l’ y ‘e’. Cuando la vuelta de la ‘l’ es estrecha puede mostrar que esa persona se está reprimiendo de algo, lo que llevaría a un sentimiento de mayor tensión. Por contra, una ‘l’ con un giro más abierto muestra a una persona más relajada y espontánea. En el caso de una ‘e’ escrita con una vuelta cerrada puede significar que esa persona es más escéptica hacia los demás y no se ve influenciada por las emociones de los otros. Sin embargo, una ‘e’ más amplia es propia de personas de mente abierta y que disfrutan probando nuevas experiencias.

Los puntos sobre las íes: las personas con una mayor imaginación tienden a puntuar con una mayor separación justo encima de la ‘i’, mientras que los que lo hacen más próximos a la letra son más detallistas, organizados y decisivos en lo que dicen o hacen. Colocar el punto hacia la izquierda es signo de personas que posponen sus tareas o decisiones. La forma del punto también es importante, ya que aquellos que puntúan sobre la ‘i’ con un círculo son más visionarios e infantiles, y aquellos cuyo punto se parece más a una tilde son demasiado autocríticos, carecen de paciencia o bien son personas que no aprenden de sus errores.

La cruz en la ‘t’: colocar la línea que cruza la letra ‘t’ en lo más alto es propio de personas ambiciosas, optimistas y con muy buen autoestima. Si la raya cruza por la mitad de la letra muestra a personas seguras y que se sienten cómodas consigo mismas. La longitud de la línea también es importante, ya que una línea larga suele ser habitual en personas resueltas y entusiastas. Sin embargo, también puede significar que esa persona sea más testaruda y le cueste más olvidar las preocupaciones. Por el contrario, una línea corta es más propia de personas vagas y con falta de determinación.

Oes abiertas y cerradas: una ‘o’ abierta es más habitual de personas habladoras, sociables, capaces de expresar sus sentimentos y con pocos secretos. No obstante, escribir una ‘o’ más cerrada pone de manifiesto que esa persona es más reservada, introvertida, y más limitadas para compartir sus sentimientos personales.

Las eses minúsculas y cursivas: cuanto más rendonda sea esa ‘s’ más complaciente será esa persona y tenderá a evitar la confrontación. Una ‘s’ minúscula puntiaguda es más característica de personas a las que les gusta aprender cosas nuevas, son curiosas y ambiciosas. De hecho, cuanto más alto y puntiagudo sea el pico de la ‘s’, más ambiciosa será esa persona. Por el contrario, una ‘s’ minúscula que se ensancha en la base puede significar que esa persona se dedique a una profesión o actividad que no le gusta.

Márgenes en las páginas: dejar un margen a la izquierda es más propio de personas que suelen vivier en el pasado y les cuesta más pasar página. Aquellas que escriben por toda la hoja sin dejar un margen no son capaces de quedarse quietos o relajarse, su mente no para. Los que dejan un margen a la derecha temen lo desconocido y se preocupan constantemente por el futuro.

Presión: cuanta mayor sea la presión ejercida sobre el papel, mayor será el compromiso de esa persona, se tomará los asuntos de manera más seria. Si la presión es excesiva puede denotar nerviosismo y que esa persona reacciona rápidamente a las críticas. Una escritura más ‘ligera’ sobre el papel es más propia de personas sensibles y empáticas, pero también es signo de una falta de vitalidad.

Velocidad: aquellos que escriben más rápido son impacientes, no les gusta que algo se retrase ni perder el tiempo. Sin embargo, una escritura más lenta es más común encontrarla en personas más organizadas, metódicas y autosuficientes.

Firma: las firmas ilegibles son habituales en personas más reservadas, difíciles de ‘leer’ o entender, mientras que si una firma se entiende a la perfección es probable que la persona que la haya escrito se sienta más segura y cómoda en su propia piel, y que no necesite fingir algo que no es.

Detector de mentiras: aquella escritura a mano que se vea más apretada, que no está alineada respecto al resto del texto o bien su escritura es diferente a la demás puede indicar que se esté mintiendo.

Lo que tu escritura dice de tu salud

Alta presión arterial: escribir con una presión variable puede ser un indicador de que la tensión arterial esté alta.

Enfermedad de Alzheimer: la escritura se deteriora al mismo tiempo que fallan las facultades mentales. Uno de los factores incluye una escritura irregular o letras emparejadas que se alteran con temblores en la escritura. La forma de escribir también será más lenta.

Esquizofrenia: cuando la inclinación varía en una misma frase o en una palabra que se repite con frecuencia puede significar que esa persona no tiene un contacto continuo con la realidad.

Enfermedad de Parkinson: uno de los signos del párkinson es una escritura ilegible y pequeña, hasta el punto de que en ocasiones es tan pequeña que el que la ha escrito no puede leerla.

Estados de ánimo: una escritura en la que se ejerce mayor presión sobre el papel, con mucho texto junto que a primera vista parece más oscuro, o bien que se puede apreciar por la otra cara de la página indica que esa persona tiene un alto nivel de energía. No obstante, aquella escritura más ligera indica una falta de energía o de cansancio.

Grafología, lo que tu forma de escribir dice de ti

La grafología es una técnica que estudia las características psicológicas de las personas a través de su escritura. Se sugiere, para este estudio, prestar cuidadosa atención en las letras “I”, “O” y “T”.

Algunos consideran que el estudio de la grafología puede incluso determinar el estado de salud de una persona. Por ejemplo, una letra con presión variada puede indicar presión arterial alta, mientras que letras erráticamente inclinadas podrían ser un síntoma de esquizofrenia.

Según diversos estudios, si tienes un tamaño de letra grande es probable que seas una persona sociable, valiente y muy segura de ti misma. Por otro lado, si tu letra es mediana, significa que te adaptas fácilmente a las circunstancias y eres abierto al cambio. Por ultimo, si escribes con una letra de tamaño pequeño, tiendes a ser tímido, meticuloso e introvertido.

Si el espacio que incluyes entre las letras es amplio, significa que aprecias tu libertad y que no te gusta sentirte abrumado o rodeado por mucha gente. Si es angosto, no te agrada estar solo y prefieres vivir en compañía.

Las curvas de las letras también son importantes para determinar tu personalidad:

  • Curva estrecha de la “L”: Podrías estar restringiéndote, lo que podría derivar en sentimientos de tensión.
  • Curva amplia de la “L”: Eres relajado y espontáneo, se te facilita expresar tus emociones.
  • Curva estrecha de la “E”: Sueles ser escéptico, no sueles dejarte llevar por las emociones de los demás.
  • Curva amplia de la “E”: Eres de mente abierta y disfrutas de vivir nuevas experiencias.

Según la inclinación de las letras

  • Sin inclinación: No dejas que tus emociones te dominen. Sueles ser lógico y práctico.
  • Inclinación a la derecha: Estás abierto a vivir nuevas experiencias y disfrutas el hecho conocer gente nueva.
  • Inclinación a la izquierda: Tiendes a ser cerrado y en ocasiones muy rebelde.

Según la forma de las letras

  • Letras redondas: Significa que eres una persona creativa, imaginativa y artística.
  • Letras puntiagudas: Eres más agresivo, intenso, muy inteligente y curioso.
  • Letras conectadas entre sí: Te guías por la lógica, eres sistemático y tomas decisiones con mucho cuidado.

La letra “I”

Los puntos sobre las íes dicen más de lo que piensas. Si pones el punto muy alto, significa que tiene una gran imaginación. Si incluyes rayas sobre la letra, tienes poca paciencia, eres demasiado duro contigo mismo y te cuesta aprender de los errores.

Por otro lado, si realizas círculos abiertos sobre la letra es probable que seas una persona visionaria; y encima de la letra, significa que eres detallista, organizada y empática.

La cruz de la “T”

  • Muy arriba: Eres ambicioso, optimista y tienes autoestima alta.
  • En el medio: Eres seguro y te sientes bien contigo mismo.
  • Cruz larga: Eres determinado y entusiasta, pero tiendes a ser terco.
  • Cruz corta: Tiendes a ser perezoso y a mostrar falta de determinación.

Letra “O”

  • Abierta: Eres comunicativo, sociable y no te cuesta expresar tus sentimientos; te cuesta mantener secretos.
  • Cerrada: Eres celoso de tu privacidad, introvertido y compartes poco sobre tu vida personal.

Todas estas características se refieren a la forma que le das a las diferentes letras, su inclinación o el espacio que hay entre ellas, pero existen otros factores significantes a la hora de estudiar los rasgos de la personalidad, y son por ejemplo la presión que ejerces al escribir. Si presionas mucho el lápiz, significa que eres una persona comprometida y que se toma las cosas muy en serio. Por el contrario, si escribes suavemente, quiere decir que eres una persona sensible.

En cuanto a la velocidad, si escribes muy rápidamente, es posible que seas impaciente, que odies los retrasos y las pérdidas de tiempo. Sin embargo, si escribes lentamente eres organizado, metódico y autosuficiente.

Tweets por el @universiape.

  • Fuente: Universia Perú

Tags:

  • rasgos de personalidad
  • tipos de personalidad
  • grafología en el mundo laboral
  • tu personalidad según la manera de escribir
  • grafología

  • Perfiles: Preuniversitario, Universitario, Postuniversitario, Personal Docente e Investigador, Personal de Administración y Servicios, Otros

Nuestros trazos conforman un elemento más de expresión no verbal en donde damos a conocer nuestra personalidad. Gracias a la Grafología podemos interpretar la forma de ser de una persona y la actitud que tiene ante el mundo, con nuestra escritura manifestamos nuestra conducta.

Cada persona tiene una forma particular de escribir, cuando somos pequeños a todos nos enseñan el mismo trazo, no importa si es en letra cursiva o script, y es la interpretación personal la que va variando y como una huella digital es particular para cada individuo. Es más, conforme a nuestras experiencias y circunstancias se va modificando con el paso del tiempo.

Un ejemplo claro de lo anterior es cuando por casualidad nos encontramos con manuscritos hechos por la misma persona en diferentes años y en donde podemos ver a simple vista cambios en la forma de escribir.

Todos tenemos particularidades a la forma de escribir, desde la forma en que tomamos la pluma, la presión con la que escribimos, la rapidez e incluso la manera en que entrelazamos unas letras con otras.

Los márgenes, la firma o la inclinación son características definidas que imponemos en nuestra letra y que son un reflejo de lo que somos. Todo esto se convierte en algo muy automático, en cuanto aprendemos a escribir y con esto podemos conocer cuál es la actitud que tiene una persona a la hora de relacionarse con los demás o de realizar una tarea determinada analizando su escritura.

Con una escritura desordenada reflejamos lo caóticos que podemos ser en la toma de decisiones o si ésta es pausada, lo reflexivos que somos. La manera en que estructuramos el contenido al momento de escribir, da indicios de nuestra capacidad de organización y adaptación al medio, si tenemos una disposición de apertura al cambio o por el contrario somos renuentes a enfrentar nuevas formas de hacer las cosas.

Una escritura rápida, por su parte, reflejará nuestra agilidad mental o la rapidez de respuesta para resolver problemas o reaccionar ante situaciones adversas. Será también muestra de nuestra capacidad de improvisación y será indicativo de nuestras habilidades creativas.

Con nuestra escritura podemos decir más de lo que somos que lo que muchas palabras. La próxima vez que te encuentres escribiendo, trata de hacer consciente la forma en que lo haces, y verás cómo en la escritura revelas tu pasado, reflejas tu presente y demuestras tu expectativa hacia el futuro.

Nos leemos la próxima vez.

Dime cómo firmas y te diré quién eres

La grafología es una pseudociencia que intenta describir la personalidad de los seres humanos y determinar características generales de su carácter. Se pueden conocer las emociones de un individuo mediante el análisis de la escritura.

Según aseguran los expertos, la firma de una persona puede decir muchas cosas de ella, tu rúbrica es tu marca y por eso debes cuidarla, ya que en ella también muestras tu personalidad. No es raro cambiar de firma a lo largo de los años conforme nuestro carácter va madurando.

Estas son algunas de las claves de los expertos para determinar qué revela una firma:

Introversión

Aquéllas personas que rodean su nombre con un círculo cuando firman tratan, según dicen los entendidos, de arropar su intimidad. También se traduce en ocasiones como un gesto de inferioridad.

Depresión o desconfianza

El punto final en la firma puede significar una manera inconsciente a repasar lo hecho. También puede ser una tendencia a la desconfianza o a la depresión. En un lado más positivo puede revelar reflexión, prudencia y deseo de perfección.

Valoración

Los sujetos que incluyen en su firma sus apellidos tienden a valorarse de forma muy positiva y a dar una gran importancia a la figura materna y paterna.

Inferioridad

Esto es lo que revelan, según los expertos aquéllas firmas que apenas son legibles y que están hechas básicamente con garabatos. Al ser la firma la representación de nuestro “yo” más profundo, nos estaríamos restando importancia o nos minusvaloraríamos. También puede interpretarse como un sentimiento de inferioridad o de temor a las responsabilidades.

Personas de éxito

Hace dos años un estudio concluyó, tras analizar la firma de directores generales que han tendido un gran éxito laboral, que aquéllos que tenían una firma más grande tenían también salarios mucho mayores que el resto.

Rasgos dominantes

Desde Journal of Research in Personality analizaron la relación entre tres tamaños diferentes de firmas y los diferentes rasgos de la personalidad. Para ello, tuvieron en consideración el tamaño de la escritura, el estilo de la firma y el número de letras. El resultado fue concluyente: una firma grande y elegante indica que hay rasgos dominantes en tu carácter, independientemente de tu sexo.

Narcisismo femenino

Una firma grande en el caso de las féminas puede significar también narcisismo. Así lo revelaba un estudio realizado a finales de los 80 en el que se tuvieron en cuenta detalles como subrayados o signos de exclamación.

Honestidad

No es exactamente una firma, pero aquéllas personas que te aconsejan leer un documento antes de que lo firmes demuestran rasgos de honestidad y aquéllas que no lo hacen se considerarían, por lo tanto, poco honestas.

Alta autoestima

Una firma alargada indica una autoestima muy alta. Así lo determinó un estudio tras analizar las firmas de varios sujetos a los que se sometió previamente a un test de inteligencia. Los candidatos más seguros tenían una firma más larga.

¡Cuidado! Tu firma puede decir todo sobre ti

Para la grafología -que se ha encargado de estudiar la personalidad, carácter, equilibrio mental y fisiológico; emociones y aptitudes profesionales de las personas mediante la rúbrica-, su impostancia radica en que a través de ella es posible diagnosticar la salud física y mental del individuo. El experto en grafología consultado por Altonivel.com.mx explica que existen características en la firma de cada individuo que marca la diferencia con las demás, aun cuando ésta nunca sea idéntica. Menciona que en el análisis se toman en cuenta los siguiente componentes: La presión de la letra.

Para los grafólogos, la presión corresponde, en general, a la potencia del libido del individuo. Asimismo, es un reflejo de la intensidad con la que la persona demuestra sus instintos, tendencias y necesidades.

Recomendamos: ¿Tienes fatiga mental? 5 pasos para relajarte y cambiar el chip

Grosor o legibilidad

a) Firma legible. Significa que el individuo tiene claridad de objetivos, presenta comportamientos responsables, autoestima alta y equilibrio.

b) Firma semilegible. Suelen ser personas con ilusión de la responsabilidad, impacientes y ansiosos.

c) Firma Ilegible. Según los grafólogos, estas personas suelen ser confusas en sus actos, tienden a presentar dificultad para admitir la autoridad. Son personas evasivas y con problemas de personalidad.

Velocidad con la que se realiza

Cuando la firma presenta una velocidad rápida, puede significar que el individuo tiende a ser desesperado y con ganas de terminar las cosas de manera rápida. Cuando el individuo realiza su firma con velocidad lenta, puede significar parsimonia y reflexión.

Inclinación

De acuerdo con el experto, la inclinación de la firma puede decir qué tan comunicativo es el sujeto. Por ejemplo:

* A la derecha. Significa extroversión, comunicación y contacto con los demás. De manera sicológica, el individuo tiende a hacer relaciones de manera sencilla, no le preocupa decir lo que piensa y tiene seguridad en su persona.

* A la izquierda. Representa introversión. El individuo tiende a regresar a su pasado, al origen y recuerdos. También se caracteriza por tener una aprehensión familiar.

* A 90°. El sujeto tiende a adaptarse al medio ambiente, según lo dictamine las circunstancias.

Tamaño de la letra

El tamaño de letra suele medirse en los óvalos de las letras “o” y “a”. Según el experto, cuando un óvalo cuenta con un tamaño menor a los 2 milímetros (mm), la persona tiende a un temperamento nervioso, suele ser dinámica, orientada a retos y decisiones. Cuando el tamaño de letra es mayor a los 4 mm, el individuo tiende a los comportamientos egocentristas, es decir, es un persona que le gusta darse a notar.

Dirección de la letra

* Ascendente: La persona suele ser optimista, con sentimientos de superación, deseos de cambio.

* Descendente: Esta persona tiende a ser depresiva.

* Cóncava: El perfil demuestra que estas personas tienen capacidad de superación.

* Convexa: Se caracterizan por ser ingeniosos, simpáticos y, en ocasiones, suelen ser personas que presentan algún tiempo de desánimo.

* Ondulante que subraya la firma: Son personas que se adaptan a las circunstancias, son cordiales y tienen una actitud positiva. Suelen ser personas con grandes capacidades en los negocios.

Gesto tipos

Son aquellos arreglos como: ganchos, arpones, látigos, entre otros, que imprime a en su trazado y le da una fisonomía especial que nadie podría reproducir de la misma manera. Son una especie de “ademán” o “tic” del firmante.

Dependiendo si el gesto tipo es fuerte o débil, se puede revelar hacia qué plano se desplaza preferentemente la libido del firmante o acumula sus tensiones internas; o las “fallas” de su personalidad, es decir, la esfera donde radican sus complejos y sus minusvalías.

Al hablar de peritología forense, los grafólogos se dedican a analizar cada una de estas características. Por ejemplo, en la falsificación de documentos y cheques, el falsificador nunca va a realizar estas características como la persona primaria.

Mientras se cuida imitar la forma de letra, se descuida la velocidad, la presión o los gesto tipos. “Es casi imposible que alguien pueda imitar la firma de otra persona. Como el iris o la huella, la firma es única”, subraya el experto.

¿Cuál es el futuro de la firma?

En la actualidad, existen medios electrónicos que han empezado a suplir la firma como medio de identificación. En México, la firma electrónica se ha convertido en un medio digital y eficiente, así como códigos y contraseñas que permiten realizar trámites legales a través de Internet o de manera física.

En el resto del mundo, algunos países han empezado a suplir la firma por identificación de iris o chips por radiofrecuencia (RFID) implementados en algunas partes del cuerpo. Rsto obliga a plantearse la siguiente interrogante:

¿Cómo sobrevivirá la firma a estos retos tecnológicos? Víctor Piña asegura que la firma seguirá siendo no sólo un medio de identificación, sino también un medio para validar documentos y trámites. “El problema de las nuevas tecnologías es que los elementos de identificación pueden ser clonados, la firma no sólo simboliza un medio de identificación, también es la forma más fiel de dar validez legal a documentos y trámites de manera personal. La firma da autorización”, sentencia.

Sin embargo, el debate entre los expertos continua y se cuestionan sobre el futuro de la firma al asegurar que las nuevas tecnologías impondrán nuevos candados de seguridad, todo, de manera digital.

¿A qué edad realizaste tu primera firma? ¿La conservas idéntica o la has modificado? ¿Algunas vez has pensado a qué se deben los cambios en tu firma? ¿Qué opinas sobre la importancia y el futuro de la firma? ¿De quién te gustaría analizar la firma? Para saber más:

Usa la grafología para reclutar personal

Dirige tu carrera profesional con ayuda de un mentor

Cómo aprovechar tu inteligencia emocional en la oficina

Test de grafología

El estudio grafológico de una firma es un análisis detallado que se apoya en la observación y medición de numerosos rasgos grafológicos específicos, analizados de forma conjunta.

En este test de grafología de la firma podrás descubrir los rasgos más característicos de tu personalidad.

Instrucciones para realizar el test de grafología de la firma:

• Coge una hoja de papel blanco liso y un bolígrafo.
• Firma en la hoja utilizando tu firma completa habitual.
• Compárala cuidadosamente con cada punto del cuestionario, tratando de ser lo más objetivo posible.
Debe observarse conjuntamente con un texto que la acompañe, pero de cualquier forma, de acuerdo a ciertas características específicas de su signatura, se puede distinguir lo siguiente:

Tamaño de la firma

Es el tamaño promedio de la firma.

  1. Grande, más de 18 mm. de altura en promedio: tiende a la extraversión
  2. Mediana, entre 12 y 18 mm. de altura en promedio:se manifiesta como una persona centrada y cautelosa.
  3. Pequeña, menos de 12 mm. de altura en promedio:tiende a la introversión.

Dirección de la firma

Es la inclinación general de la firma hacia arriba o hacia abajo.

  1. Empinada (muy inclinada):El ángulo muy ascendente indica una gran autoexigencia y búsqueda de perfección.
  2. Ascendente: indica una buena ambición y deseo de superación.
  3. Horizontal: indica una personalidad equilibrada, que acepta sus aciertos y errores.
  4. En declive (apenas descendente): El ángulo descendente indica cierta apatía y resignación. Podría determinar cansancio o estrés.
  5. Descendente, caída: El ángulo muy descendente indica decaimiento. Podría determinar gran cansancio o estrés.

Forma de la firma

Es el aspecto de la escritura de la firma, en especial relación a su forma.

  1. Predominio de formas curvas, redondeadas: revela gustos estéticos, amabilidad y buenos modos.
  2. Predominio de formas rectas, angulosas: revela disciplina, orden y cierto pragmatismo

Velocidad de trazado de la firma

  1. Lenta, más de 5 segundos: La velocidad lenta señala una persona meditativa y precavida en su actuar.
  2. Media, entre 2 y 5 segundos: señala una persona medida y justa en su accionar.
  3. Rápida, menos de 2 segundos: agilidad y dinamismo acentuados.

Presión de la firma

Es la fuerza con que se realizan los trazados sobre el papel.

  1. Liviana (trazos suaves, poco firmes): posee un temperamento sutil y adaptable
  2. Intermedia (trazos intermedios, firmes):posee un temperamento práctico y activo.
  3. Intensa (trazos fuertes, firmes, se marca el papel): posee un temperamento intenso, apasionado.

Tipo de rúbrica

El tipo de rasgos o adornos que no son texto, presentes en algunas firmas.

  1. Ausente (firma totalmente legible, solo texto, sin rúbrica): Al no poseer rúbrica, revela autenticidad y claridad; una persona que se acepta y se muestra tal cual es.
  2. Envolvente: revela una búsqueda de protección, de seguridad. Una personalidad que se protege.
  3. Boca de lobo (tipo C, abierta a la derecha): indica una búsqueda de refugio y protección. Cierta desconfianza surgida posiblemente de situaciones vividas en el pasado.
  4. C invertida (abierta a la izquierda): indica una búsqueda de refugio y protección. Cierta desconfianza y cuidado frente a lo desconocido y nuevo.
  5. Garabato (la rúbrica, o toda la firma, es ilegible): La rúbrica indica una búsqueda de autenticidad y originalidad, y una mente abstracta, llena de ideas y pensamientos.
  6. Remolino (círculos concéntricos o espiralados): indica una búsqueda de autenticidad y originalidad. Arremolinamiento de ideas y sensaciones.
  7. Línea: indica seguridad y determinación; una persona que busca concretar sus metas, enfrentando los desafíos y las nuevas situaciones.
  8. Regresiva (gesto hacia la izquierda): revela una personalidad que busca seguridad para alcanzar sus metas, reforzando sus ideas antes de emprender una acción.

Coherencia de la firma

Es el índice de legibilidad de la firma.

  1. Legible: Al ser totalmente legible, indica que se muestra a los demás con sinceridad y autenticidad desde el principio.
  2. Algunas letras (parcialmente legible): indica que toma ciertas reservas antes de conceder su confianza a los demás.
  3. Ilegible (totalmente ilegible, confusa): Al ser prácticamente ilegible, indica una actitud de desconfianza y precaución en un primer contacto frente a los demás.

Mayúsculas de la firma

Se trata de la altura de las mayúsculas, si las hay.

  1. Muy altas (más del triple de las minúsculas): La utilización de las mayúsculas en la firma permite deducir que tiene una muy buena autoimagen y autovaloración.
  2. Altas (más del doble de las minúsculas): La utilización de las mayúsculas en la firma permite deducir que tiene una buena autovaloración y autoimagen.
  3. Normales (aproximadamente el doble de las minúsculas): permite deducir que tiene una autovaloración real, y una autoestima equilibrada.
  4. Bajas (de la misma altura que las minúsculas): permite deducir que tiene una buena imagen y apreciación del prójimo.
  5. Ausentes (no utiliza mayúsculas): permite deducir que tiene una fuerte valoración del prójimo.

Proyección de la firma

Se trata de la utilización de los nombres y/o apellidos en la firma.

  1. Ambos presentes (completos o con iniciales):Al utilizar el nombre y apellido, demuestra un equilibrio entre el rol familiar y social. El ‘Yo’ íntimo y la tradición.
  2. Solo el/los nombre/s: El predominio del nombre, demuestra un ‘Yo’ íntimo muy fuerte, y una gran autoaceptación.
  3. Solo el/los apellido/s: El predominio del apellido, demuestra un gran interés en la tradición familiar, y en el rol socio-profesional.

Ubicación de la firma

Es la tendencia de situar la firma hacia un área del papel en concreto

  1. Esquina superior, izquierda: se manifiesta como una persona reservada, con cierta timidez.
  2. Zona superior, centro:se manifiesta como una persona centrada y cautelosa.
  3. Esquina superior, derecha: se manifiesta como una persona amable, leal y espontánea.
  4. Zona centro, derecha: se manifiesta como una persona extrovertida y espontánea.
  5. Esquina inferior, derecha: se manifiesta como una persona abierta, amable y espontánea.
  6. Zona inferior, centro: indica que se manifiesta como una persona centrada y reservada.
  7. Esquina inferior, izquierda: indica que se manifiesta como una persona muy reservada y distante.
  8. Zona centro, izquierda: indica que se manifiesta como una persona reservada y observante.
  9. Centro absoluto: se manifiesta como una persona reservada y observante.

Fuente: Grafologico.com

Test: Lo que tu letra dice de tu personalidad, según la grafología

¿Has escuchado sobre la grafología? Es una ciencia que estudia la personalidad, carácter y otras características emocionales a partir tu letra, es decir, la forma cómo escribes podría revelarnos tu coeficiente emocional, tus aptitudes e incluso decirnos qué tipo de inteligencia predomina en ti. ¿No nos crees? Te invitamos a realizar este sencillo test de 3 preguntas, solo debes elegir qué letra se parece más a la tuya.

MIRA ESTO: TEST: 15 PREGUNTAS DE GEOGRAFÍA DE NUESTRO PAÍS QUE TODO PERUANO DEBERÍA CONOCER

Así como las personalidades son variadas, los tipos de letra también. No en vano algunos tienen la letra muy pequeñita u otros la letra ilegible. Cada forma de escritura revela rasgos importantes de cada persona. Si creías que la prueba de ‘dibujar un hombre bajo la lluvia’ era la única estrategia de la Psicología para averiguar sobre ti, debes saber que además del dibujo, el trazo que realizas dice mucho sobre ti.

TIENES QUE VER ESTO: 10 PREGUNTAS DE HISTORIA UNIVERSAL QUE TODO ADULTO DEBERÍA CONOCER ¿PUEDES RESOLVER ESTE TEST?

No queremos quitarte más tiempo y aquí te traemos este divertido test. En los comentarios cuéntanos qué te pareció el resultado ¿Se acercó a la verdad? ¿Sabías que ese rasgo predominaba en ti? La grafología es una ciencia muy interesante, los resultados son asombrosos.

FUENTE: Genial Gurú

Ahora seré más cuidadosa con mi firma ¡Descúbrelo aquí! ► http://bit.ly/1LlJlQa

Publicado por Aweita en Viernes, 9 de octubre de 2015

¿Has escuchado de este famoso test? Toma 2 minutos y los resultados realmente valen la pena 😉 😉

Publicado por Aweita en Sábado, 24 de diciembre de 2016

Dime c贸mo es tu letra y te dir茅 c贸mo eres

La manera que tienes de escribir dice de ti mucho m谩s de lo que t煤 crees. C贸mo cruzas la letra T, los rabillos al final de cada letra, la inclinaci贸n, la separaci贸n entre letras, c贸mo haces las oes鈥\xA6 La grafolog铆a es el arte o la ciencia que se dedica al estudio de la escritura como medio para conocer el car谩cter, la personalidad, las habilidades, las debilidades y dem谩s caracter铆sticas de las personas.

Mediante la grafolog铆a puede detectar m谩s de 5.000 personalidades distintas, incluso ayudar al diagn贸stico y seguimiento de enfermedades como la esquizofrenia, el Alzheimer o el P谩rkinson.

驴Quieres saber qu茅 dice tu caligraf铆a sobre ti? He aqu铆 una sencilla gu铆a de 11 pistas para conocerte mejor.

Seg煤n el tama帽o de la letra

Letra peque帽a: Eres t铆mido e introvertido. Eres aplicado, meticuloso y te concentras en lo que haces.

Letra mediana: Eres equilibrado y adaptable.

Letra grande: Eres extrovertido y franco; te gusta estar con la gente y la atenci贸n. No obstante, esto tambi茅n quiere decir que est茅s construyendo una fachada para tapar tu falta de confianza.

Seg煤n el espaciado entre palabras

Mucho espacio: Te gusta la libertad y no te gusta estar agobiado o en lugares abarrotados.

Poco espacio: No soportas la soledad y tiendes a estar con mucha gente y ser entrometido o indiscreto.

Seg煤n la inclinaci贸n de las letras

Rectas, sin inclinar: No dejas que tus emociones te ganen y tiendes a ser l贸gico y pr谩ctico.

Inclinadas hacia la derecha: Est谩s abierto a nuevas experiencias y te gusta conocer gente nueva.

Inclinadas hacia la izquierda: Prefieres guardarte las cosas para ti mismo y por lo general te gusta trabajar 鈥渢ras las c谩maras鈥\x9D. Si eres diestro e inclinas tu letra a la izquierda, puede que est茅s expresando rebeld铆a.

Seg煤n la forma de las letras

Letras redondeadas: Eres creativo y art铆stico.

Letras puntiagudas: Eres m谩s agresivo, intenso y muy inteligente y curioso.

Letras unidas: Eres l贸gico, met贸dico y tomas las decisiones con cuidado.

Seg煤n la vuelta de las letras (la 鈥渓鈥\x9D o la 鈥渆鈥\x9D)

Vuelta estrecha en la letra L: Puede que te est茅s poniendo l铆mites o restricciones a ti mismo, lo que te podr铆a llevar a sentimientos de tensi贸n.

Vuelta ancha en la letra L: Est谩s relajado y eres espont谩neo. Te expresas con facilidad.

Vuelta estrecha en la letra e: Tiendes a ser esc茅ptico hacia los dem谩s y no tiendes a moverte o dejarte influenciar por las emociones de los otros.

Vuelta ancha en la letra e: Tu mente est谩 abierta y te gusta probar experiencias nuevas.

Seg煤n c贸mo punt煤as las 铆es

Muy arriba de la letra: Tienes una gran imaginaci贸n.

Hacia la izquierda de la letra: Tiendes a dejar las tareas para m谩s tarde.

Justo sobre la letra: Cuidas los detalles, eres organizado y emp谩tico en lo que dices o haces.

El punto es un c铆rculo: Eres visionario, infantil.

El punto es una raya (parecido a una tilde): Eres excesivamente autocr铆tico, no tienes mucha paciencia con la ineptitud o la gente que no aprende de sus errores.

Seg煤n las eses caligr谩ficas min煤sculas

Redondas: Te gusta complacer a la gente y evitas la confrontaci贸n.

Puntiagudas: Te gusta aprender cosas nuevas y eres curioso y ambicioso. Cuanto m谩s inalcanzable o dif铆cil sea el objetivo, m谩s ambicioso eres.

Anchas en la base: En tu carrera o en otras actividades, es posible que est茅s siguiendo lo que te manda tu coraz贸n.

Seg煤n haces las oes cerradas o sin cerrar

Oes cerradas: Eres reservado y limitas mucho el compartir tus sentimientos. Introvertido.

Oes sin cerrar: Eres hablador y sociable, capaz de expresar tus sentimientos y tienes pocos secretos.

Seg煤n c贸mo cruzas la T

En la punta: Eres ambicioso, optimista y tienes una alta autoestima.

Justo en medio: Eres seguro de ti mismo y te sientes a gusto contigo.

Con una l铆nea larga: Eres resuelto y entusiasta. Sin embargo, tiendes a la cabezoner铆a y te cuesta perdonar y olvidarte de las cosas.

Con una l铆nea corta: Tiendes a ser vago y te falta determinaci贸n.

Seg煤n la velocidad

R谩pido: Eres impaciente, no te gustan los retrasos o malgastar tiempo.

Despacio: Eres m谩s organizado, met贸dico y conf铆as en ti mismo.

Seg煤n la presi贸n

Presi贸n fuerte:聽Se te dan bien los compromisos y el tomarte las cosas seriamente. Si la presi贸n es excesivamente fuerte, tiendes a ser tieso y puedes reaccionar r谩pidamente a las cr铆ticas.

Presi贸n suave: Eres sensible y muestras empat铆a hacia la gente, pero tambi茅n tienes falta de vitalidad.

Todos los ejemplos de las im谩genes del post son del pu帽o y letra de Noem铆 Rivera, que tambi茅n exprime Zumo de Naranjas Mutantes.聽Fuente: 脺ber Facts

¿Qué dice de tu personalidad la forma en la que escribes?

Siempre resulta curioso adivinar diferentes matices de nuestra personalidad a través de nuestra forma de escribir. De esto precisamente se encarga la grafología, una pseudociencia que defiende que nuestra caligrafía puede desvelar algunos detalles de nuestro carácter, nuestra forma de actuar e, incluso, sobre nuestra salud física y el equilibrio mental. Nosotras hemos comenzado a hacer nuestros particulares análisis echándoles un vistazo a los autógrafos de estos famosos. ¿Crees que desvelarán algo que no sepamos sobre sus formas de ser?

© Pinterest

Tu navegador no puede mostrar este vídeo

¿El tamaño importa?

En el caso de la letra desde luego que sí y esto es lo que dice de ti tener la letra grande, pequeña o dentro del promedio.

  • Letra pequeña: sin duda, eres una persona meticulosa y perfeccionista al extremo. Muy exigente contigo misma y muy tímida ante el resto. Eres bastante introvertida y tienes un círculo cerrado de confianza.
  • Letra grande: eres alguien súper sociable y extrovertido. Te encanta estar en contacto con otras personas y siempre que hay una concentración de personas, haces lo posible por ser el centro de atención. También tienes una seguridad brutal en ti misma.
  • Letra promedio: contigo todo es muy sencillo. Te adaptas con facilidad a diferentes situaciones y eres flexible ante los obstáculos que puedan surgir.

¿Escribes en cursiva?

Sí, la inclinación de tu letra cuando escribes también guarda un significado según señala la grafología.

  • Sin inclinación: eres una persona muy lógica y práctica en las decisiones de tu día a día.
  • Inclinada hacia la derecha: estás abierta a afrontar retos y riesgos sin darle demasiadas vueltas.
  • Inclinada hacia la izquierda: te cuesta mucho llevar la voz cantante, eres más bien introvertida.

Un poquito de espacio, por favor

La separación que dejas entre tus palabras también es un punto a valorar dentro de este análisis de tu carácter.

  • Amplia separación entre palabras: necesitas tener siempre un espacio reservado para ti y ser capaz de limitar la distancia con otras personas.
  • Reducida separación entre palabras: no te gusta nada estar sola y precisas siempre del apoyo de las personas que están a tu alrededor.

Descubre los bolígrafos más originales y divertidos

Manteniendo las formas

Puede que un estilo más redondeado o, por el contrario, las formas más angulosas definan algunos matices sobre tu forma de ser.

  • Letras angulosas: eres una persona impulsiva, apasionada y extremadamente inteligente. Tu ambición puede convertirte en alguien agresivo en algunas situaciones determinadas.
  • Letras redondeadas: eres dulce, serena y una persona tremendamente creativa. Te encanta marcar la diferencia con quienes están a tu alrededor y tu originalidad te convierte en carismática.
  • Caligrafía unida: eres metódica y sistemática al extremo. Además, te desenvuelves como una persona muy sensata en la toma de decisiones.

La «i» puede ser la clave

¿Sabías que tu forma de poner el punto sobre la ‘i’ puede tener diferentes interpretaciones? ¡Allá vamos con las más comunes!

  • A la izquierda: la indecisión es una de tus principales características.
  • A la derecha o centrado: empática y muy resolutiva.
  • Circular: eres una gran visionaria.
  • Muy alto: tu imaginación no tiene límites.
  • Alargado: eres extremadamente perfeccionista y muy crítica contigo misma.

¡Libera tu energía!

La presión que ejerces sobre el papel a la hora de escribir determina, entre otras cosas, tu nivel de energía.

  • Presión fuerte: sabes llevar bien las críticas y eres capaz de aceptarlas sin ningún problema.
  • Presión suave/ normal: eres muy empática con el resto y sensible con lo que ocurre en el mundo.

Firma aquí

  • Si es legible: estás muy a gusto contigo misma y te sientes cómoda en tu piel. Te muestras muy segura ante los demás.
  • Si no hay quien entienda una sola letra: eres una persona muy introvertida y maniática en algunos aspectos de tu vida.

Y ahora que ya has descubierto unos cuantos rasgos de tu personalidad a través de tu letra, te invitamos a que sigas conociéndote con uno de nuestros test. ¿Qué parte de tu cerebro crees que está más desarrollada?

​​Y además:
¿Eres capaz de resolver el famoso acertijo de Einstein?
Cómo identificar a las personas tóxicas que hay en tu vida

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *