0

Como estimular clitoris

Todo sobre tu clítoris

“Chef, ¿qué puedes hacer para que le gustes a una mujer más que cualquier otro tipo?”, le pregunta Stan al cocinero de su escuela en la delirante película South Park: Bigger, Longer & Uncut. Sin inmutarse, y haciendo gala de su sabiduría, el morenazo de fuego le responde: “¡Oh, es muy fácil! Sólo tienes que encontrar el clítoris”. El personaje tiene toda la razón: si una persona, sea hombre o mujer, encuentra este pequeño botón de color rosado o café de la persona deseada, será muy fácil encontrar el camino al placer más sublime, de la misma manera en que muchas mujeres se estremecen cuando lo descubren por sí mismas, ubicando la entrada a un paraíso personal. Sin embargo, son muchos los que no saben dónde se encuentra ni cuál es su aspecto, ya que los genitales femeninos (internos pero también externos), al no estar expuestos como los masculinos, son más difíciles de conocer y analizar.

De acuerdo con la médica cirujana y terapeuta sexual Claudia Wally Rampazzo, “el clítoris es un órgano eréctil, homólogo del pene, formado por dos cuerpos cavernosos, un glande y dos pilares que lo fijan al periosto del pubis. Se localiza por arriba del meato urinario y su innervación proviene del nervio pudendo”. O dicho de una manera más sencilla, está ubicado en la parte superior central de la vulva, coronando los labios vaginales. Su cabeza —cubierta la mayor parte del tiempo por un pequeño colgajo de piel llamado capuchón del clítoris— puede estar escondida dentro de los pliegues de los labios vaginales o colgar muy por afuera de éstos. Su color es variable: en algunas es de tono rosado, en otras amarronado o casi negro. Si se jala el capuchón hacia atrás, hay mucho más del clítoris que no se puede ver normalmente. La cabeza se encuentra en el extremo expuesto de un largo tabique interno y una red de nervios que se extiende por dentro del cuerpo. El tabique se separa en dos segmentos que se extienden a cada lado de la vagina, formando una horquilla de tejido llamado corpus cavernosum (sí, es igual al del pene).

En muchas mujeres, la cabeza del clítoris, o glande, es aproximadamente del mismo tamaño de un frijolito, pero algunas chicas la pueden tener más pequeña y otras más grande, llegando a reportarse tamaños cercanos al de un dedo meñique, aunque ésta no es su dimensión total: tres cuartas partes del clítoris permanecen ocultas de la vista, llegando a medir, en promedio, diez centímetros de largo.

Ubicada la zona, y si aún no lo conocen íntimamente, seguro se preguntarán: bueno, ¿pero para qué demonios sirve ese mentado clítoris que está cubierto de pilares de oro y plata? Su única función conocida es dar placer a las mujeres, lo cual, créanme, es una labor ardua pero maravillosa. Los expertos en sexología se refieren a él como el centro de la excitación sexual femenina. Tocar o estimular todas esas terminaciones nerviosas puede dar mucho placer. De hecho, la mayoría de los orgasmos se producen debido a la estimulación clitorial, no a la vaginal, como aún cree gran parte de la sociedad y las mujeres pueden autoestimularlo mediante la indispensable masturbación, con la que encontrarán no solo una, sino varias maneras de estimularlo que las hagan llegar al multiorgasmo.

La cuerda del laúd

En China, la capucha del clítoris es conocida como “jardín oscuro”, “campo dorado” y “semilla de grano”. La punta visible del mismo es llamada por los japoneses “joya mágica del drama”, mientras que los chinos la tratan con reverencia al apodarla “cuerda de laúd”.

En El informe Hite. Estudio de la sexualidad femenina, la reconocida sexóloga Shere Hite realiza una encuesta con tres mil 19 mujeres y, entre muchas otras preguntas, las cuestiona sobre la manera en que alcanzan el orgasmo (durante el coito o por la estimulación del clítoris). El 44 por ciento respondió que era gracias a su amiguito el clit, mientras que el 30 por ciento reconoció que lo hacía en la penetración. No obstante, era mucho mayor el número de mujeres que afirmó alcanzar el orgasmo durante la masturbación (estimulando esta zona) más que con las caricias o sexo oral por parte de sus parejas. ¿Por qué? “La estimulación del clítoris es ofrecida con frecuencia con el propósito de excitar, y ellos la ven como parte de los mal llamados ‘juegos previos’ al coito pero no como un medio para que ella alcance el clímax”, comenta Hite.

Muchas de las encuestadas revelaron que se sentían culpables cuando le pedían a sus parejas que les tocaran el clítoris o si ellas se masturbaban durante la penetración, como si fuera una “estimulación extra” que no merecieran. Otras afirmaron que sus hombres no sabían dónde estaba esta zona y a ellas les avergonzaba tener que decírselos. “Es que no entienden que cada mujer es diferente, y si su anterior amante se estimulaba con cierto tipo de caricias en el clítoris, yo no tengo por qué preferir lo mismo. Quizá a mí me gusta más el sexo oral o que me frote con rapidez. Eso no me hace más exigente o una pervertida”, señala una de las entrevistadas.

Entre el cunnilingus y el perrito

Es un hecho ya comprobado que las mujeres pueden tener múltiples orgasmos en pocos segundos, uno tras otro, o varios con intervalos de tiempo de varios minutos. Debido a ello, lo ideal es que seamos nosotras quienes alcancemos el orgasmo primero, pues así será un hecho que nos divertiremos tanto como nuestros compañeros de cama (quienes, siendo honestas, a veces eyaculan, sonríen y se duermen, sin consideración alguna a su insatisfecha pareja). Este argumento lo defiende el sexólogo estadunidense Ian Kerner, autor del libro She Comes First: The Thinking Man’s Guide to Pleasuring a Woman, quien además afirma que la mejor manera de llevar a las damas a la muerte chiquita es a través del cunnilingus: “Eso no significa que no habrá oportunidad de experimentar la intimidad de la penetración. Claro que sí. Ella se va a venir primero, pero puede llegar al orgasmo una y otra vez”.

El escritor afirma que los hombres suelen pensar que cuando ofrecen sexo oral ellos tienen que hacer todo el trabajo, pero no es así. “Se verán beneficiados si permiten que sus amantes tomen el liderazgo; dejen que las mujeres les muestren la intensidad, el ritmo, la velocidad”. Además, afirma que es común que en las películas porno “cuando un hombre ‘baja’, mueva su lengua como una cobra. El resultado es que muchos hombres y parejas, quieran repetir las posturas de las cintas sin tener una verdadera estimulación”.

Lo mejor, entonces, es hacer del cunnilingus un acto íntimo, de complicidad, en donde ambos descubran lo que mejor les acomoda. En el libro La pareja multiorgásmica, de Chia y Abrams, se recomienda acariciar o dibujar espirales en la base y los laterales del clítoris, así como hacerlo rodar entre los labios de la vagina. “El error de muchas parejas es asumir que la mujer no debe tocarse durante el encuentro sexual o que el clítoris no necesita ser estimulado durante el coito. Si ella lo acaricia durante la penetración, se excitará y estimulará, alcanzando el clímax con el pene dentro de su vagina, aunque el centro del mismo sea el clítoris.

Me duele el corazón (de la vulva) El dolor clitorideo existe y produce tal hipersensibilidad que te lastima hasta un roce en el capuchón. Esta dolencia se debe a heridas causadas por el mal uso de vibradores, por un golpe que dañó los nervios, una jornada de vigorosa masturbación y hasta a una patología llamada “liquen escleroso”. Algunas mujeres afirman que una infección por hongos puede tener como resultado dolor en el clítoris, mientras que otras lo experimentan después de hacer ejercicio. Lo mejor que se puede hacer es consultar a un médico, sobre todo si los síntomas persisten por más de un día. ​

Por otra parte, como afirma la psicóloga y sexóloga María Victoria Ramírez, la postura coital denominada “de perrito”, en la que se realiza la penetración vaginal por detrás, estando la mujer apoyada en manos y rodillas, resulta muy atractiva para muchos varones y permite la penetración vaginal con la estimulación del clítoris femenino, que puede realizar la propia mujer o su pareja, pues basta con que él alargue un poco la mano y la introduzca entre los muslos de su chica.

Funciona igual cuando él se tumba de espaldas y ella se sienta encima de él, estando ambos de cara, así como aquellas posiciones en donde se estimula de forma indirecta el clítoris, frotando el pubis femenino contra el de él (curiosamente, algunas parejas atribuyen, en este último caso, el orgasmo a la penetración, cuando el motivo fue la estimulación indirecta del clítoris). Lo importante, en todo caso, es hablar, compartir técnicas y humedades. Las instrucciones no necesariamente tienen que romper el encanto de la situación, sino convertirse en una parte más del juego erótico que llevará a la mujer, y a su pareja, a sensacionales edenes.

Cada clítoris un mundo No todas las mujeres quieren lo mismo. En la variedad está el placer. Aquí algunos ejemplos: “Me gustan los movimientos irregulares, como si él no quisiera tocarme, de tal manera que yo presione su mano con la mía.”

“Cuatro dedos colocados levemente encima de mi vulva, moviéndose ligeramente de un lado a otro.”

“Me gusta la estimulación directa del clítoris con dedos o lengua, a diferentes ritmos y velocidades.”

“Lo mejor para mí es una especie de sacudimiento de mi área clitórica con la palma de la mano.”

“¡Que mi amante provoque una vibración con su mano es lo mejor!”

“Me gusta que él haga retroceder el capuchón y frote directamente el clítoris.”

“Si pasa su pene por encima de mi clítoris, yendo de arriba hacia abajo sin detenerse puedo alcanzar el orgasmo.”

“¡Es fantástico cuando él hace vibrar su lengua muy rápido y succiona!”.

Haz seguimiento en Clue también de su apetito sexual

*Traducción: Carolina Tafur

Para las personas que tienen vagina, la mayoría de orgasmos normalmente ocurre a través de la estimulación del clítoris, el cual está ubicado arriba de la uretra y la apertura vaginal (1,2,3).

El clítoris es la principal fuente de placer sexual femenino (2,4).

Áreas que experimentan placer: zonas erógenas

Las zonas erógenas son áreas del cuerpo cuya estimulación provoca una respuesta sexual. Estas pueden incluir el área genital, los pezones o cualquier parte, en realidad, dependiendo de lo que te guste.

La zona erógena más sensible del cuerpo femenino es el clítoris (4). La estimulación de una zona erógena (durante la masturbación o el coito) puede desencadenar una respuesta fisiológica de carácter sexual.

El clítoris hace parte de la vulva, nombre que se le da a las partes externas de los genitales femeninos. La vagina es el tubo que conecta la vulva con el cuello uterino.

Este es un diagrama de la vulva:

El clítoris se puede estimular de manera directa, internamente (a través de la vagina) y/o a través de la estimulación de la vulva.

Muchas personas con vagina no siempre llegan al orgasmo a través del coito, a pesar de disfrutar o sentir excitación con el sexo penetrante.

La estimulación directa del glande del clítoris o del prepucio clitoriano o capuchón, es usualmente necesaria para un último empujón antes de alcanzar orgasmo (1,3).

¿Dónde está el clítoris? Echémosle un vistazo a la anatomía.

El clítoris no es solo la parte de la anatomía que se siente como un pequeño botón.

El clítoris está compuesto por muchas partes:

  • el glande

  • el cuerpo del clítoris

  • los cuerpos pareados o crura y los bulbos vestibulares (4,5).

Partes externas del clítoris

El glande del clítoris es la parte que la mayoría de las personas llaman “clítoris”.

Es la parte externa del clítoris, tiene aproximadamente el tamaño de un guisante y está arriba de la uretra. Debido a que el glande es es área del clítoris con mayor inervación, es extremadamente sensible al tacto (5,6).

La función del glande es percibir sensación y estimulación. Contrario al resto del clítoris, el glande no se hincha o crece durante la respuesta sexual femenina, ya que no tiene tejido eréctil (expandible) (5).

Justo sobre o encima del glande se encuentra el prepucio del clítoris o capuchón, el cual está formado por los dos lados de los labios menores que se conectan (5). El prepucio puede variar en tamaño y grado de cobertura entre las personas (7).

Partes internas del clítoris

Normalmente, la mayor parte del clítoris no es visible en la vulva.

Conectado al glande está el cuerpo del clítoris. El cuerpo del clítoris se proyecta hacia la pelvis y se fija al hueso pélvico por medio de ligamentos.

Desde el cuerpo del clítoris (ubicado en frente de la uretra), el clítoris se divide a la mitad para formar los cuerpos pareados o crura (los cuales son como los “pilares” del clítoris), y los bulbos vestibulares (1,4). Estos bulbos se extienden a través y por detrás de los labios, pasando por la uretra y el canal vaginal hacia el ano (4).

Los bulbos y crura contienen tejido eréctil que se hincha con sangre durante la excitación sexual femenina. Esta hinchazón a ambos lados del canal vaginal hace que la lubricación de la vagina aumente, al igual que la estimulación sexual y la sensación (5,8). Igualmente, esta expansión del tejido del clítoris puede provocar presión en la parte anterior del canal vaginal (5).

Cómo se estimula el clítoris

Todas las personas son diferentes y, asimismo, tienen diferentes zonas erógenas, deseos y estimulantes. ¡No podemos poner mayor énfasis en esto! No existe una “mejor manera” de estimular el clítoris — deberás experimentar un poco.

Dicho esto, aquí te damos algunos consejos para ayudarte a ti y a tu pareja a alcanzar el orgasmo.

1. Crea el ambiente. Busca un lugar cómodo. Si estás con una pareja, crear el ambiente puede incluir besarse, juego previo, y explorar tu cuerpo y el de tu pareja.

Si no tienes compañía, siéntete libre de explorar otras zonas erógenas de tu cuerpo (como tus pezones). No olvides estimular tu mente: si tienes ganas pero tu imaginación no es suficiente, puedes entrar en ambiente con algo de porno o literatura erótica.

2. Familiarízate con el área cercana al clítoris. Usa lo que quieras: tus dedos, los de tu pareja o su boca/lengua, u otro objeto (que esté limpio), como un juguete sexual. También puedes usar un cabezal de ducha, un vibrador o, incluso, la fricción que crea tu ropa interior cuando te frotas contra otra cosa, como una almohada. Una vez hayas explorado bien el área alrededor del clítoris y sientas que te has preparado adecuadamente, puedes pasar a estimular el clítoris.

3. Comienza tocando el clítoris suavemente y de manera gradual. El clítoris no es un botón mágico y simplemente pulsarlo no causa automáticamente un orgasmo (en la mayoría de personas). Tampoco te creas DJ rayando un disco de un lado a otro—a nadie le gusta eso.

4. Tómate tu tiempo. Es un área pequeña y puede ser desalentador al principio. “¿Dónde consigo suficiente creatividad para estimular un área tan pequeña de la piel?” Hazle caso a tu cuerpo o a tu pareja, y recibe comentarios sobre lo que se siente bien.

Puedes probar caricias repetitivas suaves, movimientos circulares pequeños o, incluso, un golpeteo leve.

Involucra también el prepucio del clítoris—recuerda que también tiene terminaciones nerviosas y el cuerpo del clítoris se curva detrás suyo antes de insertarse en la pelvis. Explora a solas o con tu pareja si eso se siente bien.

5. Puedes comenzar a experimentar con presión, velocidad, otras partes del cuerpo (como la lengua, con una pareja), juguetes o vibración. Cuando se sienten sexualmente estimuladas, la mayoría de personas comienzan a producir un fluido de excitación, el cual puede hacer que la estimulación del clítoris y la vagina sea mucho más cómoda.

6. Considera añadir algo de lubricante personal a la mezcla. ¡Nos encanta el lubricante!

7. También puedes intentar estimular el clítoris desde adentro con un pene, un juguete o tus dedos. No todas las personas lograrán sentirse estimuladas o, incluso, alcanzar un orgasmo la primera vez, o todas las veces, que tienen relaciones sexuales o se masturban—y eso está bien.

Lo único realmente importante es que lo disfrutes. Si no lo disfrutas, no lo hagas.

más de 115k calificaciones

más de 115k calificaciones

Investigación sobre el clítoris y el punto G

El clítoris (tanto su anatomía como su función) es un tema polémico (1). Los tabúes que rodean la discusión sobre la sexualidad y el placer de la mujer han contribuido a la falta de investigación en estas áreas. Pero en la medida que los tabúes se rompen, con suerte más investigación dará mayor claridad al entendimiento del clítoris.

La existencia o función del punto G no son del todo claras. Algunas investigaciones sugieren que puede estar relacionado con la eyaculación femenina (también conocida como “squirting”) (10,11).

Otras investigaciones sugieren que el punto G no es necesariamente una estructura física como tal, sino el lugar donde los lados de los bulbos vestibulares del clítoris entran en contacto con la pared anterior de la vagina (12).

Esto sugiere que un “orgasmo vaginal” podría estar de hecho conectado con el clítoris. Es decir que cada movimiento durante el coito vaginal penetrante o cada contracción de los músculos pélvicos, pueden estimular el clítoris (1,2,12).

El tamaño del clítoris

Tanto la parte externa del clítoris, como el glande del clítoris y el prepucio del clítoris pueden variar en tamaño de persona a persona.

La exposición a andrógenos durante cualquier etapa de la vida, incluyendo el desarrollo intrauterino, la niñez y la edad adulta, pueden hacer que el clítoris aumente de tamaño (13). Se denomina clitoromegalia a la condición de un clítoris que es lo suficientemente grande para ser considerado anormal.

El clítoris y el pene: un origen compartido

El pene y el clítoris están estructuralmente relacionados. De hecho, ambos tienen su origen en el mismo tejido germinal (5).

A las ocho semanas del desarrollo fetal, el cromosoma Y del ADN masculino activa la diferenciación del tejido genital para formar un pene en vez de un clítoris (3-5). Muchas de las partes del clítoris son similares a las del pene pero varían en tamaño y forma, y se encuentran ubicadas en lugares diferentes.

¿Es el clítoris un pene pequeño o el pene un clítoris gigante?

Alcanzar un orgasmo es diferente para todo el mundo. Experimentar con paciencia, por medio de la masturbación o diferentes posiciones sexuales puede ayudarte a descubrir lo que funciona mejor para ti.

Artículo originalmente publicado el 22 de febrero de 2018.

Tu clítoris y tu chico. ¿Tu pareja conoce bien tu clítoris o parece el mapa del tesoro para él? Es necesario que tu chico pueda conocerlo para que te satisfaga sexualmente.

Clítoris: el gran desconocido vaginal. Afortunadamente el clítoris está siendo conocido tanto por los hombres como por las mujeres. Y es que las mujeres incluso las mujeres no sabían que tenían este maravilloso botón del placer, pero, ¿por qué el clítoris es el gran desconocido vaginal?

¿Es grande el clítoris?. El clítoris de cada mujer es un mundo diferente, igual que no hay dos personas iguales tampoco habrán dos clítoris idénticos. Pero, ¿es posible que tu clítoris sea demasiado grande?

Posturas que no favorecen tu clítoris. Hay posturas sexuales que son estupendas para favorecer el roce y la estimulación del clítoris, pero también hay otras que no son nada adecuadas para poder llegar al orgasmo, ¿quieres saber cuáles son?

Clítoris y su desconocimiento. El clítoris está en el cuerpo de la mujer exclusivamente para proporcionar placer en las relaciones sexuales, pero son muchas las personas que desconocen este dato aún a día de hoy. Es necesario saber algunas cosas más para que el clítoris deje de ser un desconocido vaginal.

5 consejos para el placer del clítoris. A todas las mujeres les gusta disfrutar del sexo, pero si realmente quieres hacerlo no puedes olvidarte de disfrutar en la cama con el clítoris, ¿no sabes cómo hacerlo? No te pierdas estos consejos.

Multiorgasmos por el clítoris. El clítoris es el llamado ‘botón del placer’ y es que a través de él las mujeres pueden disfrutar de su vida sexual plenamente y llegar al orgasmo, pero, ¿pueden tener multiorgasmos?

Kamasutra y clítoris. Durante las relaciones sexuales es muy importante disfrutar y gozar al máximo, por eso cuando se practican posturas sexuales también hay que pensar en el clítoris de la mujer. ¿Quieres conocer cinco posturas del kamasutra para gozar con tu clítoris?

Céntrate en tu clítoris. Hay mujeres que piensan que para disfrutar del sexo únicamente tienen que pensar en la penetración, ¡pero el sexo es mucho más que eso! Y tu clítoris debe ser el protagonista para que puedas disfrutar realmente.

Problemas en tu clítoris. El clítoris es una zona increíble del cuerpo femenino porque es el encargado de poder dar placer en las relaciones sexuales, pero también puede presentar problemas.

Posturas sexuales para el clítoris. Las mujeres para poder tener un orgasmo necesitan que exista estimulación en el clítoris. Además de estimularlo con la mano o con juguetes también se puede hacer a través de posturas sexuales, ¿quieres saber cuáles?

Sexo y placer para tu clítoris. Si quieres tener unas relaciones sexuales totalmente satisfactorias tendrás que tener en cuenta el placer de tu clítoris cada vez que tengas sexo. ¡Tú clítoris tiene la llave al placer extremo!

Orgasmos de clítoris. Las mujeres saben que tener un orgasmo es una experiencia increíble, pero, ¿cómo son realmente? ¿Qué placer dan exactamente a la mujer?

Orgasmo sin acariciar el clítoris. A las mujeres nos gusta disfrutar en el sexo igual o más que a los hombres, nuestros orgasmos son realmente intensos, pero, ¿se puede llegar al orgasmo sin acariciar el clítoris?

Ayuda para encontrar el clítoris. Si estás teniendo relaciones sexuales y empiezas a darte cuenta que tu novio no sabe cómo llegar al tu clítoris… tendrás que guiarle un poco para ayudarle a encontrar esta zona tan importante para ti (¡y para él!).

5 posturas para el clítoris. El clítoris es la zona más erógena de una mujer. Esta zona se necesita estimular bastante para que una mujer pueda llegar al clímax sexual.

Qué no hacer para estimular el clítoris. A todas las mujeres les encanta que les estimulen el clítoris, y es que es la forma que necesitan para poder llegar al orgasmo y así tener el máximo clímax en las relaciones sexuales.

Salud sexual del clítoris. Igual que cualquier parte de nuestro organismo, el clítoris debe gozar de buena salud para que la sexualidad sea adecuada y puedas disfrutar plenamente de tus relaciones sexuales.

Mitos sobre el clítoris. El clítoris es imprescindible para el buen sexo de la mujer y para que puedan disfrutar del placer… pero al mismo tiempo parece un gran desconocido para muchos. ¿Quieres conocer algunos mitos sobre el clítoris?

Tu hombre y tu clítoris. A algunos hombres les cuesta encontrar el clítoris, ¡parece todo un misterio! Pero tú debes ser la encargada de guiar a tu chico a encontrarlo, ¡para que lo disfrutes!

Aprende a acariciar tu clítoris. Alcanzar un orgasmo de clítoris es simplemente un estado de placer increíble para todas las mujeres que saben cómo excitarse, porque no es tu pareja quien debe hacerlo, tú debes conocer primero tu cuerpo.

Orgasmo vaginal vs orgasmo de clítoris. Hay muchas mujeres que aún no saben diferenciar bien el orgasmo vaginal con el del clítoris y es muy importante saberlo para poder disfrutar al máximo de nuestra vida sexual.

Alcanza el orgasmo con tu clítoris. Las mujeres para llegar al orgasmo tienen que tener estimulado el clítoris, por algo se le conoce como el ‘botón del placer’. Pero, ¿cómo llegar al orgasmo con el clítoris?

10 cosas que no sabías del clítoris. El clítoris es un órgano sexual de la mujer que todas tenemos y que cada vez nos sorprende más. ¿Quieres saber algunas cosas interesantes sobre el clítoris?

El clítoris es una de nuestras joyas más preciadas; no sólo está escondida en tu zona más íntima, sino que es capaz de darte TODOS los más deliciosos orgasmos que te puedas imaginar. Y, aunque la mayoría ya sabemos cómo estimularlo, debes saber que no hay UN tipo de estimulación que funcione apropiadamente para todas.

En general, las mujeres nos dividimos en 2 grupos: las que prefieren la estimulación clitoral directa, y las que prefieren la indirecta. Para determinar qué tipo de estimulación te gusta, tienes que probar 2 técnicas: primero, usa movimientos circulares con un dedo sin tocar directamente el clítoris. Si quieres más estimulación, haz los círculos más cortos hasta que por fin puedas llegar al clítoris.

Una vez que conozcas los límites y la base de tu placer, eres libre de ponerte creativa 😉

Ver más: 7 preguntas para mejorar tu vida sexual

Prueba diferentes movimientos

Es fácil poner las manos ahí abajo y empezar a mover los dedos, pero ¿no crees que hay otras maneras de tocarse que podrías aprovechar? Incrementa las sensaciones poco a poco. Si te gusta la estimulación directa, prueba movimientos diagonales en la superficie del clítoris. Si prefieres la estimulación indirecta, presiona la parte externa del clítoris y combina el uso de tus dedos. ¡Experimenta!

Publicidad

Usa presión en tu clítoris

Un toque ligero puede ser ideal, pero en lugar de experimentar con los movimientos, juega con la presión. Trata de apretar tu clítoris o apachurrarlo gentilmente entre tu pulgar y dedo índice. Una vez que tengas establecido qué tipo de presión te gusta, trata de manipular la piel de arriba a abajo, como si estuvieras manejando un pene.

Prueba el edging

Debo advertirte que es increíblemente frustrante, pero vale la pena experimentarlo al menos una vez en la vida. El edging significa acercarse al clímax… y dejarlo ir varias veces para tener un orgasmo más intenso después de un par de intentos.

Sin embargo, requiere práctica: Necesitas conocer bien tu cuerpo para identificar qué tan cerca estás del orgasmo y exactamente cuánta estimulación necesitas para hacer una buena retirada. Es importante probarlo a solas primero para agarrar práctica.

Prueba con un juguete

Los juguetes sexuales son, obviamente, una herramienta confiable. La mayoría tiene un vibrador, un dildo o hasta un conejito. Pero para parejas yo te recomiendo un juguete más pequeño.

Publicidad

En la mayoría de las posiciones, puedes meter un juguete entre tus piernas para estimular el clítoris. Yo te recomiendo empezar con algo muy básico como un anillo vibrador. Si te gusta y no te distrae, puedes probar con otro tipo de vibradores.

Incorpora objetos cotidianos

¿No quieres invertir en un sex toy? Entonces puedes utilizar cosas de la casa. Hay muchas mujeres que se masturban con la ayuda (no directa) de almohadas, toallas, controles, cepillos, etc. Yo creo que, en esos casos, es mucho mejor la masturbación directa.

Manos durante el sexo

Ciertas posiciones sexuales funcionan mejor para la estimulación clitoral, pero en general, cualquier situación en la que pueda haber fricción con el clítoris, es ideal para un buen orgasmo. Cuando estés arriba, dile a tu pareja que ponga su pulgar en su pelvis para que pueda tener contacto directo con tu clítoris.

Pero si prefieres posiciones que dejen tu clit al descubierto como el doggy estyle, lo ideal es que hagas la estimulación manual tú misma.

Foto: Archivo Eme de Mujer

¿Quieres saber Como Estimular el Clitoris? Un nuevo estudio compiló lo que realmente les gusta a las mujeres.

¿Quieres darle el mejor orgasmo de su vida? Vas a necesitar algo más que tu pene: según un nuevo estudio, publicado en el Journal of Sex & Marital Therapy, el 37 por ciento de las mujeres aseguran necesitar estimulación del clítoris para tener un orgasmo durante el sexo.

Y aunque un 36 por ciento indicó no necesitarla, aseguraron que añadirla al repertorio hace que el orgasmo se sienta mucho mejor.

Esto es lo que descubrieron investigadores de la Universidad de Indiana y el Instituto Kinsey (en colaboración con OMGYes.com, un sitio respaldado por la investigación sobre lo que les gusta a las mujeres en la cama) después de encuestar a más de mil mujeres, en todos los grupos de edad, sobre lo que necesitaban para alcanzar el máximo placer sexual.

A diferencia de los estudios previos sobre el tema, éste buscaba ahondar más profundamente, indicando qué es lo que provoca que un orgasmo se sienta particularmente bien y exactamente cómo es que las mujeres prefieren que toquen y estimulen sus genitales durante el sexo para ayudarlas a llegar allí.

Un poco más de 3 de cada 4 mujeres indicó que algunos orgasmos se sienten mejor que otros. ¿Cuáles son los factores decisivos que pueden convertir un orgasmo normal en un memorable?

Te Recomendamos estos juguetes para estimular el clitoris

Shibari Mini Halo 20X Varias velocidades Wireless

Gel Orgasmix (Open Stock)

Como Estimular el Clitoris

El 78 por ciento de las mujeres dijo que invertir tiempo en despertar la excitación es clave, el 44 por ciento señaló que no apresurar las cosas funciona y el 39 por ciento agregó que la estimulación del clítoris. Alrededor del 13 por ciento de las mujeres dicen que la masturbación durante el sexo puede mejorar su orgasmo, mientras que el 11 por ciento agregó que la estimulación anal lo logra.

¿Dónde quieren ser tocadas? El 67 por ciento dijo que directamente sobre el clítoris; el 45 por ciento, a los lados, por encima o por debajo del clítoris; y el 25 por ciento, prefiere que de vez en cuando rosen su clítoris, sin aplicar presión directa sobre él.

Así que ese es el lugar, pero ¿cómo? La manera correcta de Como Estimular el Clitoris que más de la mitad de las mujeres aprobó, con un 64 por ciento, fue de arriba a abajo. El 52 por ciento de las mujeres indicó que los movimientos circulares les gustan.

Casi un tercio de ellas disfrutaron con los movimientos laterales; al 21 por ciento, el contacto intermitente; y el 16 por ciento, indicó que prefiere el golpeteo. Solo el 8 por ciento dijo que le gustaba apretar o pellizcar, y solo el cinco por ciento aprobó jalarlo.

Sobre la presión que más les gusta, la opinión varió mucho. 34 por ciento le gustaba una presión media que mueve su piel; al 31 por ciento, ser tocada muy ligeramente; y el 25 por ciento, prefirió la presión ligera sobre su piel. Solo el 11 por ciento prefiere la firme presión que empuja profundamente la piel.

Para ponerlo todo en conjunto, las cuatro técnicas principales preferidas por la mayoría de las mujeres eran fue un movimiento rítmico, un movimiento que rodea alrededor del clítoris, cambiando entre diversos movimientos, y entre el contacto más y menos intenso.

Sin embargo, estos hallazgos no deben tomarse como una verdad absoluta de lo que se debe hacer en el dormitorio, la variabilidad que se observa en las respuestas de las mujeres solo demuestran que no hay una recomendación única que haga que todas las mujeres alcancen el orgasmo máximo.

Pero puede proporcionar a las parejas más dirección o ideas concretas sobre maneras de experimentar en el dormitorio para encontrar lo que más les gusta, escriben los autores.

Como todas las cosas bajo las sábanas, la comunicación es clave. Considera estos hallazgos como un punto de partida para cosas que ambos pueden explorar juntos para hacer del sexo una mucho mejor experiencia.

¿Quieres saber más sobre Como Estimular el Clitoris?

Lee estas notas para que puedas volverte un experto

12 Cosas que deberías estar haciendo con su clítoris.

6 Datos que te sorprenderán sobre su clítoris.

Ella quiere que toques su clítoris así.

Aprende a estimular el clítoris y punto G al mismo tiempo

Conoce las siete posturas con las que podrás hacer una estimulación simultánea

  • 08/08/2017
  • 13:30 hrs.

Uno de los mayores placeres que tienen las mujeres durante el sexo, es la estimulación simultánea del clítoris y el punto G, ya que las hace gritar, vibrar y conocer orgasmos que jamás hubieran imaginado.
El problema es que muchos hombres no saben cómo hacerlo, lo que ocasiona que en lugar de felicidad, se tenga decepción, frustración y mucho enojo.
Ante todos los orgasmos que no han podido nacer por la falta de conocimientos sobre la estimulación, a continuación te decimos siete posturas que te ayudarán a estimular ambas zonas al mismo tiempo. ¡Toma nota!

Perro invertido

La mujer se acuesta boca arriba y el hombre se rodilla enfrente, mientras coloca las piernas de su pareja sobre el cuello. Para mayor comodidad, coloca una almohada debajo de la espalda.
Mientras el hombre se mueve uno de los dos puede presionar el abdomen inferior para estimularlo desde el exterior. Esto permitirá que el clítoris reciba un masaje rítmico que incrementará la excitación.

El vaquero

Ella se coloca boca arriba y él se sienta encima de forma recta mientras penetra.
De esta manera se apretará el clítoris contra el eje inferior o el hueso pélvico. Al mismo tiempo, él puede hacer pequeñas penetraciones poco profundas para alcanzar el punto G.

Vaquera invertida

Él se acuesta boca arriba y ella se sienta encima pero dándole la espalda.
Al hacer esto, la mujer tendrá el control del acto y se estimulará gratamente em punto G y el clítoris.

Maquinista

Ella de acuesta de lado y él se arrodilla enfrente, mientras se apoya sobre una pierna de su pareja y envuelve su torso con la otra.
Conforme se vaya moviendo, la pierna presionará el clítoris y también suavemente el abdomen, lo que estimulará el punto G.

De perrito

La mujer se pone de rodillas con las manos apoyadas en el suelo, mientras el hombre la penetra por detrás.
Aunque pueda parecer algo incómoda, esta postura permite una penetración más profunda y facilita la estimulación del punto G.
También pueden utilizar un vibrador o los dedos para estimular el clítoris.

Cuchara invertida

Ambos se acuestan de lado frente a frente, mientras el hombre da pequeñas penetraciones para alcanzar el punto G.
Esto también facilita la presión contra el clítoris.

Mujer arriba

Como si se tratará del misionero, la mujer se coloca arriba.
Hacerlo acelera el orgasmo por la doble estimulación, sobre todo si se mueven las caderas hasta encontrar el ángulo y ritmo más placentero.

Tip extra

Si no encuentran el punto G, él debe meter un dedo de forma lenta a la vagina en dirección hacia el ombligo.
Esta zona erógena se ubica entre la abertura de la vagina y el cuello del útero, y tiene una textura rugosa, por lo que sólo hay que rastrearlo.
(Con información de Women’s Health)

    4 técnicas para estimular el clítoris

    Tratar de complacer con eficacia las necesidades sexuales de la mujer y proporcionar sensación de placer no es nada sencillo. De hecho, no basta con tener «buenas intenciones» para lograr este fin. Así pues, hay técnicas para estimular el clítoris que no hay que omitir.

    Sabemos que alcanzar el orgasmo femenino no es una tarea fácil y que requiere de mucho trabajo de pareja para lograrlo, así como de una gran comunicación. Sin embargo, también sabemos que estimular adecuadamente las zonas erógenas de tu compañera puede facilitar el proceso notablemente.

    Es fundamental conocer la anatomía femenina, los lugares llenos de sensaciones y altamente sensibles para lograr el goce de tu pareja. En cada mujer varía, y no existe un manual que detalle todos los secretos. Todo se resume en experimentar y dar el visto bueno a la innovación de cada plácido movimiento en el clítoris.

    La estimulación idónea de esta zona puede llevar a que tu pareja alcance el orgasmo. Por esta razón, te traemos en esta oportunidad las mejores 4 técnicas para estimular el clítoris.

    Técnicas para estimular el clítoris que proporcionan más placer

    El clítoris es un órgano sexual sumamente sensible cuya única función conocida hasta la fecha es proporcionarle placer a la mujer.

    La estimulación del clítoris no es una cuestión de capricho para la mujer. Si bien las preferencias sexuales pueden variar entre unas y otras, está demostrado que saber estimular este órgano es determinante para potenciar el orgasmo femenino.

    Por ejemplo, en un estudio publicado en The Journal of Sexual Medicine, la mayoría de las mujeres (64 %) informaron que la estimulación del clítoris y la vagina contribuyeron a su método habitual de alcanzar el orgasmo. Además, dicha estimulación fue asociada con un mayor impulso sexual y una mayor excitación sexual.

    Por otro lado, en otra investigación publicada en Journal of Sex & Marital Therapy, se hizo una encuesta a 1055 mujeres, entre 18 y 94 años, preguntándoles sobre el placer sexual, el orgasmo y el contacto genital.

    Según los datos de esta encuesta, el 18.4 % de las mujeres encuestadas dijeron que pueden llegar al orgasmo solo a través del coito vaginal, mientras que el 36.6 % dijo que la estimulación del clítoris es necesaria para el orgasmo.

    Además, otro 36 % aseguró que puede llegar al orgasmo solo a través de las relaciones sexuales, pero sintiéndose mejor cuando tienen estimulación del clítoris. Entonces, ¿cuáles son esas técnicas para estimular el clítoris?

    1. Estimular el clítoris suave: poco a poco

    Lo importante es recordar algunos consejos básicos. Ir poco a poco, tomarse el tiempo para poder admirar y, a la vez, estimular el cuerpo femenino es parte de la clave del éxito con esta técnica.

    Recuerda que el clítoris es increíblemente sensible y precisamente por esa cualidad se recomienda tener un ritmo progresivo en cuanto a la intensidad de estimulación.

    • Se recomienda aumentar la frecuencia de los movimientos, dar besos prolongados y húmedos en el clítoris. Todo ello con absoluta calma para proporcionar más placer.

    Descubre: 5 mitos sobre el sexo

    2. No es como en el porno

    Quizá las producciones para adultos, mejor conocidas como películas porno, puedan ser estimulantes para algunas parejas y, en parte, ayudar a romper el hielo. No obstante, es importante tener en cuenta que no dejan de ser actuaciones exageradas y poco realistas.

    Si lo que se desea es brindar un cóctel inolvidable de pasión y orgasmos, la técnica que debe liderar es la imaginación y el aumento de las caricias.

    Jamás se debe sobreestimular ni ser toscos con la delicada área del clítoris. A veces, menos es más. Así pues, es preferible:

    • Separar las piernas y dar pequeños besos en el área íntima femenina.
    • Evitar golpes fuertes y bruscos que sean incómodos y dificulten la estimulación.
    • Mantener los besos húmedos por tiempo prolongado y dar rienda suelta a tu imaginación con el uso de los dedos.
    • Fijar la mirada en tu pareja mientras se estimula el clítoris.

    3. Succiona y estimula con la lengua

    Así es, tal cual como se lee. Si se han cumplido todos los pasos anteriores y la ocasión es perfecta para poder implementar un poco de ritmo y creatividad, no lo dudes: succiona sin pensarlo. Notarás el incremento de los gemidos en tu pareja mientras lo haces.

    Esta técnica consiste en succionar con baja presión el área del clítoris y mantenerlo en la boca en intervalos cortos, luego con la punta de la lengua dar pequeños «golpes» mientras se nota cómo, debido al estímulo, el área se abulta un poco.

    Consideraciones:

    • Debes conocer la resistencia a la sensibilidad que tu pareja pueda soportar.
    • Aplica esta técnica una vez el furor de las primeras etapas haya sido prolongado.
    • No abuses de la presión ofrecida por la lengua en el clítoris.
    • Puede combinarse usando uno o varios dedos, al mismo tiempo que se lleva acabo esta práctica.
    • Al tener las manos libres, se podrían usar en otras partes del cuerpo femenino.

    Lee también: Las formas de lograr más placer al tener sexo

    4. Dedos, lengua y lubricación

    Si se ha entrado apropiadamente en calor y la pasión está en el aire, la única limitación es la que se pueda imponer por el desconocimiento. Por eso, cuando implementes esta técnica, mientras succionas el clítoris, usa los dedos.

    Si se están efectuando pequeñas lamidas en el clítoris y parece que no bastan, los dedos y la lubricación que proporciona la lengua son los ingredientes perfectos para acelerar un orgasmo cargado de dosis de placer y estimulación al máximo.

    ¿Cómose debe hacer?

    • Si ya se ha subido la velocidad y la frecuencia de los movimientos con la lengua, acompaña el placer de ella con tus dedos.
    • De a poco, se puedeir penetrándola con los dedos de una mano y con la otra hacer pequeños círculos (delicados) en el clítoris.
    • Es muy estimulante emitir gemidos (aunque se tenga la boca ocupada), para que ella pueda sentirse más a gusto y ceder con facilidad a los incentivos.

    En definitiva

    Vemos que la estimulación del clítoris es un determinante para el placer femenino. Por eso, nos conviene poner en práctica estas técnicas con nuestra pareja y, sobre todo, preguntarle por sus preferencias. Con una buena comunicación, ambos podrán tener claro qué es lo que más excitación les genera.

    Clítoris: cómo estimular al actor principal del orgasmo

    El clítoris se encuentra donde se unen los labios vulvares, casi inmediatamente por debajo del pubis. Es un órgano complejo: su mayor parte se encuentra hundida dentro de la zona anterior y lateral de la entrada vaginal, formando una especie de cúpula o arco. Esa cúpula es una estructura eréctil, sus tejidos son como una esponja, capaces de llenarse de sangre.
    Por esa razón, tocar suavemente el clítoris externo o rodear con los dedos la parte externa de la vagina y especialmente, su ‘techo” (la parte alta del arco), es fundamental para conseguir excitación sexual, una adecuada lubricación y, finalmente, la satisfacción femenina. Se penetre o no a la mujer, el placer siempre se origina en el clítoris.

    Cómo estimularlo
    Algunas mujeres son más sensibles a la caricia exterior, otras al roce intenso, otras a la penetración suave, otras al “bombeo” con golpes de ambos pubis en contacto. Tampoco faltan las que prefieren la penetración y el toque simultáneo con los dedos (propios o del compañero) en la zona clitorideana. Todas las variaciones rozan el clítoris.
    Lo importante en el acto sexual, durante la penetración (y antes de ella, por supuesto), es que se rocen y se toquen, como se prefiera, las diferentes partes del clítoris. El cuerpo peneano y el golpeteo del pubis del hombre contra el pubis de la mujer pone en intenso contacto rítmico toda la entrada del conducto vaginal, los labios mayores y menores, la pequeña parte del clítoris que asoma en la unión de ambos labios.
    En todos los casos se recomienda una amplia, sostenida y profunda caricia en la totalidad de la zona de los genitales. Cuanto más tiempo se emplee, cuanto más relajado esté el cuerpo, cuanto menos importancia se le otorgue a que “si me tocan o me penetran”, “si está prohibido o permitido”, “si lo hago bien o mal”, mucho más placer y satisfacción obtendrán ambas partes.

    ¿Clítoris o vagina?
    Toda una generación de mujeres, influida por Sigmund Freud, creyó que había dos clases de orgasmos femeninos. Los alcanzados por estimulación del clítoris, y los vaginales. Los primeros en dudar del mito freudiano fueron los estadounidenses William Masters y Virginia Johnson. Descubrieron que no hay dos clases de orgasmos: con o sin penetración, el órgano que más reacciona al estímulo es siempre el clítoris. En el orgasmo interviene un arco reflejo, que une la zona receptora sensible del clítoris con la zona emisora motriz de los músculos perivaginales.
    El estímulo del clítoris es una necesidad para las mujeres que quieren alcanzar un orgasmo, aunque el órgano esencial erótico no es la vagina, ni el clítoris, sino los centros cerebrales.

    Extractos del coleccionable «Las 1000 preguntas que siempre te hiciste sobre sexo» del doctor Juan Carlos Kusnetzoff, médico psiquiatra y sexólogo.

    Getty Images

    Más de:

    Pareja

    Lograr el orgasmo femenino puede ser una tarea simple si se tiene la comunicación necesaria para hacer un gran trabajo en equipo, de esta forma te será mucho más fácil expresar lo que te gusta e ir guiando a tu pareja para que la estimulación sea efectiva.

    Además sentirse completamente libres de decir lo que deseamos, que tu partner sepa estimular adecuadamente las zonas erógenas simplifica considerablemente la llegada del orgasmo.

    Getty Images

    No hay manual que revele todos los secretos del placer, pero seguramente estas técnicas te ayudarán a darle la bienvenida a sensaciones altamente agradables .

    1. Intensidad delicada y segura

    El éxito está en estimular delicadamente esta parte del cuerpo, y es que hay que recordar el clítoris es altamente sensibles por la gran cantidad de terminaciones nerviosas que tiene. Por esta cualidad, es importante mantener un ritmo suave y progresivo … de esta forma aumentará el placer.

    Bye, bye tabú: los mitos y realidades del sexo oral que debes saber

    2. Mirada prolongada y besos definidos

    Si el plan es que él te de sexo oral, suban la temperatura viéndose mientras la acción sucede … dile que ser firme con los besos en tu zona sur y evitar movimientos con la lengua fuertes o abruptos.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *