0

Como evitar ereccion

Tabla de contenidos

Disfunción Eréctil: 10 factores que pueden estar “matando” tu erección

Comparte este artículo:

La mayoría de los hombres le temen a la disfunción eréctil, que sucede cuando el pene no puede ponerse o mantenerse erecto para el acto sexual. Existen muchos factores que pueden interferir para que tengas una erección normal y exitosa. Aquí encontrarás algunos de ellos, varios fácilmente están bajo tu control y no requieren de medicamentos.

7770082/vys_notas_center_01

Muchos hombres reportan no haber podido tener una erección, al menos una vez en su vida. Pueden ser hombres completamente sanos, pero a veces, existen factores emocionales o físicos que pueden afectarlos y como consecuencia no se produce la erección. Entre los factores más comunes que pueden estar matando tu erección se encuentran los siguientes, para que tomes medidas al respecto:

1. Alcohol

Si piensas que tomarte unas copas de más te ayudará a relajarte y estimularán tu deseo sexual, esto es un error. El alcohol es un depresor del sistema nervioso, por lo cual afecta la respuesta sexual tanto en los hombres como en las mujeres. Sus efectos son temporales, pero el consumo excesivo de alcohol sí puede ser una causa definitiva de la disfunción eréctil. Beber con moderación está bien, pero si te pasas de tragos, sabrás que la respuesta en la cama, no es la mejor.

2. Estrés

¿Quién se siente sexy cuando está pensando que no tienen trabajo o que mañana tiene una reunión muy importante con el jefe? No creo que muchos. El estrés causa diferentes reacciones en el cuerpo y puede interferir con tus erecciones. Por eso, lo mejor a la hora del sexo es relajarse y no estar pensando en eso. Si es un tema recurrente, busca ayuda profesional.

7770082/vys_notas_center_02

3. Drogas y medicamentos

El uso de drogas ilegales como la cocaína y la marihuana afecta la respuesta sexual en los hombres. De la misma manera algunos medicamentos y algunas hierbas pueden afectar tu capacidad para mantener una erección. Entre ellos, ciertos medicamentos para la presión arterial, la depresión y para el dolor. Consulta con tu médico sobre los efectos secundarios de los medicamentos que tomes y evita el uso de drogas ilícitas (ilegales).

7770082/vys_notas_center_03

4. Tener una imagen negativa de ti mismo

La baja auto estima o la imagen negativa que tienes de ti mismo, afectará tu desempeño en la cama. Si no te gusta lo que ves en el espejo, pensarás que resultas poco atractivo para tu pareja y eso afectará tu erección a la hora del sexo.

5. Ansiedad

Por lo general muchos hombres sienten ansiedad sobre cómo será su desempeño en la cama. Están tan preocupados por si serán buenos a la hora del sexo que esto puede inhibir por completo su erección.

6. Sobrepeso

Además de afectar la imagen que tienes de ti mismo y tu amor propio, estar pasado de peso influye en tu capacidad para tener una erección. Los hombres gordos producen menos testosterona, la hormona responsable del deseo sexual y la potencia de las erecciones. Además, las libras o kilos de más pueden causar hipertensión o presión arterial alta, lo cual puede causar problemas con la circulación y esto puede provocar disminución en el flujo de la sangre hacia el pene, que es indispensable para tener una erección.

7. Problemas de salud

Condiciones como la diabetes, la presión arterial alta (hipertensión), la esclerosis múltiple, el endurecimiento de las arterias (arterioesclerosis), problemas con la vejiga y cirugía de la próstata pueden causar problemas a la hora de tener una erección.

8. Problemas con tu pareja

El enojo, la tristeza, las peleas, la falta de confianza, todos estos factores influyen en la disfunción eréctil. Es difícil hacer el amor cuando no te estás llevando bien con tu pareja, ya que esto disminuye la atracción hacia la otra persona.

9. Depresión

Si tienes en cuenta que el principal órgano sexual es el cerebro, entenderás que si tienes depresión, los químicos encargados de enviar mensajes de respuesta sexual a tus órganos genitales, no están funcionando bien, en una forma balanceada. De ahí que muchos hombres con depresión pierdan su deseo sexual o libido. A esto se suma que muchos de los medicamentos antidepresivos también contribuyen a la disfunción eréctil.

10. Estilo de vida

Una mala alimentación, dormir poco, no hacer ejercicio y fumar pueden influir en tu deseo sexual y pueden interferir en tu capacidad para tener una erección satisfactoria. Así que es el momento de que evalúes tu estilo de vida para poder establecer si estos factores están contribuyendo a tus problemas para lograr la erección.

El hablar sobre la disfunción eréctil puede resultar vergonzoso para muchos hombres. Pero no debe ser así. El discutir este problema con tu médico es indispensable para poder encontrar la solución. Muchas veces la disfunción eréctil es un reflejo de un problema de salud más serio, por ejemplo, puede ser el primer síntoma de un problema cardiovascular. Mientras más pronto lo hagas, más rápido podrás encontrar la causa de tu disfunción eréctil y entonces, podrás seguir un tratamiento adecuado y disfrutar plenamente de tu vida sexual.

Cuando una mujer me toca se me para ‘el amiwo’

>>Hola, tengo dudas y espero me ayuden con ellas, resulta que cuando alguna mujer me toca de inmediato se me erecta el pene. Si me besa, con mucha facilidad me empiezo a mojar sin eyacular. Estoy muy preocupado y quiero saber si es normal, porque últimamente me paso la vida con la ropa interior mojada cada vez que estamos juntos es muy molesto. También me da terror que ella quiera tocarme y esté todo mojado. ¿Es normal mojarse tan rápido? o¿tengo algún problema? Gracias y un saludo. Abraham M.

Sí, es normal que la excitación produzca líquido preseminal que es el lubricante natural de cuerpo, evidentemente, las hormonas en la juventud están a todo lo que dan y la menor cosa puede producir una gran excitación que deriva en humedad y erección. Son cosas que no puedes controlar porque se activan de manera automática, pero sí las puedes moderar y eso lleva tiempo. La cantidad de líquido es otra cosa, si te sientes a disgusto con ello, es mejor que vayas con el sexólogo, que sea médico de carrera para que revisen si hay algo anormal.

>>Hace medio año acabé con mi pareja, una relación de años. Empecé ahora con otra mujer que es muy linda y está feliz conmigo, pero por más preciosa que es en todos los aspectos no siento deseo sexual. Me encanta, pero no puedo sentir deseo, bueno, para acabar pronto no me puedo ni masturbar porque ni sus luces con la erección. Sólo tengo 32 años y me preocupa mucho eso ¿qué me pasa? Soy además un hombre sano. Rogelio J.

Lo que parece es que estás en una etapa de duelo. Cuando las relaciones acaban y han durado mucho tiempo se presenta un periodo donde es necesario “cerrar el círculo”. Reubica tus emociones para sanar lo que aún duele y saber cuáles son en realidad tus nuevas necesidades, ante ese panorama emocional no es posible el sexo sano, mejor ve a terapia.

>>Tuve sexo por primera vez y dos semanas después me bajó normal, entonces tuve sexo de nuevo y no me ha bajado, y la regla tenía de haber venido hace tres días, tengo miedo de que la primera vez que sangré fuera una regla falsa a causa de un embarazo. ¿Estoy embarazada? Perla V.

Eso depende de algo que no nos comentas, ¿usaste anticonceptivos? El sexo produce placer y bebés, si no te cuidas puedes embarazarte. Si estás bajo anticonceptivos y él usó condón no hay probabilidad de que estés embarazada, y el retraso puede deberse incluso a la ansiedad, a estas fechas puedes hacerte una prueba de embarazo para salir de dudas, ya que las más confiables pueden usarse incluso el mismo día en que esperas la menstruación. De cualquier manera, mejor ve al ginecólogo para que si no lo estás te prescriba un método y si estás embarazada sepas qué pasos seguir.

«Con sólo un roce suyo tengo una erección»

La sexóloga Pilar Cristóbal ha respondido una semana más a vuestras preguntas en el foro Consultorio de sexo Pilar Cristóbal LV. Perico1989 está preocupado porque con sólo rozarle su chica, comienza a expulsar mucho líquido preseminal, hasta el punto de manchar los pantalones. Pilar le contesta que eso es buena señal porque quiere decir que la chica le gusta. Su consejo: «lo que tienes que hacer es masturbarte más amenudo para no llegar con ella con tantas ganas».

Ratoncillos: «Hace unos días estaba acostada y me desperté sobre las 5 de la madrugada con ganas de ir al baño. Al salir me encontré a mi marido masturbándose con el ordenador que está en un cuartito al lado del baño. El tenía la puerta entreabierta y fui a entrar para darle un beso y le pille así. El problema es que ahora me despierto muchas noches por el calor, el ruido de la calle… y me acerco a la puerta a ver si veo algo. Me siento mal por espiarle así (especialmente porque sé que el me puede ver y no quiero que me vea mirando) pero aunque en un primer momento me dio asco y me molestó la situación ahora cuando le veo me da morbo y me excita. ¿Por qué me pasa esto?»

La complicidad es un aliño excelente para la relación sexualPilar: Se dice que el morbo es lo prohibido que uno desea hacer. Si te excita tanto creo que ha llegado el momento de que hables con tu pareja del tema. No lo hagas desde el malestar sino desde el placer, dile que te excita verle y que querrías participar en su aventura. La complicidad es un aliño excelente para la relación sexual.

Dani89: «El otro día hice el amor con la mujer de mi vida (mi novia) en casa de su tía. El caso es que fue muy especial y ella se volvió totalmente loca (sexualmente hablando es muy tímida). Me pedía que le dijera guarradas y que le pellizcara los pezones. ¿Cómo puedo conseguir que siempre sea tan desenfrenada? Otra cuestión es que cuando lo hicimos ella llevaba un tanguita de su tía. ¿Por qué me dio tanto morbo?».

Pilar: También tu caso tiene que ver con el morbo. Morbo por estar en un lugar no conocido por la ropa interior de otra y todo lo demás. Tú no puedes conseguir que tu chica se desmadre a menos que ella lo desee.

Vega09: «Con mi novio nunca he llegado al orgasmo, pero sí cuando me masturbo a través del agua de la ducha. Sólo lo he conseguido de esta forma. ¿Cómo podría conseguir más grado de estimulación con él que no sea el agua?».

Pilar: Lo que pasa es una cuestión de aprendizaje. Tu cerebro ha abierto esa vía para el orgasmo y no sabe llegar por ninguna más, de momento. Lo que tienes que hacer es ayudarle a que aprenda otros caminos. Por ejemplo, masturbate con la ducha y cuando casi estés a punto termina con la mano o usa la ducha y la mano al mismo tiempo y luego deja la ducha. Es una cuestión de paciencia. El cerebro emocional es un poco lento para aprender pero lo termina haciendo.

Aries17: «Tengo varias preguntas. La primera es que el fin de semana pasado mi novio y yo intentamos practicar sexo anal, sin éxito como otras veces. El lunes fui al aseo y desde entonces me duele el ano como si tuviera un desgarro. La segunda es que llevamos una relación a distancia (somos de distintas ciudades) y sólo nos vemos los fines de semana. Nos gustaría probar cosas nuevas relacionadas con el sexo. Aunque siempre practicamos lo mismo, disfrutamos como si fuese la última vez, pero nos gustaría hacer cosas distintas. Lo malo es que estamos en casa de sus padres y no podemos ir a ningún hotel (por dinero) ni tenemos vehículo propio para más intimidad».

El cerebro emocional es un poco lento para aprender pero lo termina haciendoPilar: Lo mejor para el dolor en el ano es echarte agua fresca y crema Nivea. Come verduras y bebe mucha agua para que las heces sean blandas unos días. Depende del miedo que os dé hacer cosas y que sus padres se enteren. Si son educados y respetuosos y no interfieren en vuestra relación el que estén o no, no importa. También depende de lo ruidosas que sean las «cosas diferentes que queréis hacer».

Peti: «Tengo 20 años y mi regla siempre ha sido muy regular. Me estoy tomando la píldora desde hace un año y pico. Nunca he tenido problemas. Me acabo la caja un viernes y el lunes me viene la regla. Sin embargo, el mes pasado el mismo viernes antes de tomarme la última pastilla fui al servicio y comencé a manchar marrón. De hecho, estuve una semana entera manchando marrón sin ninguna gota de sangre. Llevo varios días con un poco de fatiga y no sé por qué».

Pilar: Si te has tomado la píldora regularmente no hay ningún riesgo de embarazo, pero te noto angustiada y eso puede estar produciéndote los síntomas que te notas. Creo que tienes que ir al médico para que te cambie las pastillas esas. Ya no te sientan bien y así te quedarás más tranquila.

Fopp: «Soy un chavalín de 16 años y la cosa es que cuando mi pene se encuentra flácido sí puedo echar la piel hacia atrás de forma que se vea el glande, pero cuando está erecto no soy capaz, me duele al intentarlo. ¿Crees que debo operarme de fimosis o qué es? ¿Puedo mantener así relaciones sexuales?».

Pilar: Creo que necesitas operarte porque tienes fimosis que quiere decir que el orificio del prepucio no dilata lo suficiente para que el glande emerja sin problemas. Si mantienes relaciones sexuales, lo peor que te puede pasar es que se rasgue el prepucio y tengas una hemorragia de lo más espectacular, a parte del dolor. Como consejo, a veces funciona y a veces no, intenta masturbarte con el prepucio bajado, esta técnica si el estrechamiento no es muy grande mejora, pero, a veces, lo que pasa es que sientes dolor con la erección y se te baja todo, en este caso no tienes más remedio que operarte.

Ñañaña: «Quería saber si manteniendo relaciones sexuales en la playa (en el agua) o en la piscina puede influir en la resistencia del preservativo, sea por la sal, el cloro, la arena, etc. Y si es el caso que se estropee, si hay algún condón especial para ese tipo de práctica».

Pilar: Vamos por orden. La sal del mar no le hace nada, el cloro lo debilita y si estás mucho tiempo jugando (no penetrando), terminará por romperse y la arena es de lo peor. No hay preservativo que resista una fricción con la arena. Venden preservativos superfuertes que puedes comprar, creo que Durex y Control los tienen que yo sepa, puede que otras marcas también pero lo desconozco.

¿Cómo controlar una erección?

En ocasiones, parece que el pene toma las decisiones por sí solo, como un rebelde. Por ello, cuando de pronto se pone erecto, fuera de la intimidad, puede llegar a causar situaciones muy incómodas. Ciertamente, las erecciones pueden presentarse en los momentos más inoportunos y disimularlas no siempre resulta fácil. De hecho, controlar una erección es algo que no todos los hombres pueden hacer siempre.

Hay quienes saben disimular una erección con elegancia, mientras que otros no tanto, y se ven atrapados en situaciones de mucha vergüenza e incomodidad.

Controlar una erección es posible con algunas técnicas

Existen diferentes alternativas para controlar la erección. Aunque ciertos hombres se conforman simplemente con ocultarlas; sobre todo porque creen que es lo único que pueden hacer para salir del apuro en el momento que se presenta la erección.

Lee también: ¿Cómo prolongar la erección firme que quieres?

1. Un cambio de posición hasta que empiece a bajar

Si estamos sentados la posibilidad de esconder la protuberancia en más sencilla. Simplemente cruzar las piernas o utilizar algún objeto como barrera visual es siempre seguro. Ahora bien, si estamos de pie se debe de buscar el mejor ángulo respecto a la gente a su alrededor. Lo ideal es evitar que lo vean de lado.

Llevar las manos al bolsillo es una técnica que pasa desapercibida, es un hábito normal de muchos hacerlo. Así, pueden suavemente tener el amigo quieto lo más cerca posible de su cuerpo.

2. Salir por unos minutos del centro de atención

Dirigirse hacia otro sector, alejado del grupo, o a un baño si fuese posible también es de gran ayuda. Caminar pensando en algo totalmente diferente ayuda a que la circulación sanguínea corra. Esto disminuye la erección no deseada para que todo concluya muy tranquilamente.

Si se logra ir a un ambiente a solas, hay que usar agua para mojarse la cara y desviar las ideas hacia algo que distraiga. Brevemente, comenzará a desaparecer esa inoportuna visita.

3. Realizar ejercicios físicos

Las actividades físicas como flexiones, nadar o correr son una excelente solución para controlar una erección. Es verdad que no siempre se puede comenzar a saltar en medio de una reunión.

Sin embargo, si las circunstancias y el entorno lo permiten con estos ejercicios se elimina esa erección más rápidamente. Las rutinas físicas y la concentración en algún deporte son válidas para que los hombres se relajen.

4. Mantener la mente fría, aunque cueste

Suele suceder que frente a ciertos estímulos visuales un hombre comience a sentir que se inicia una erección. En ese instante debe tomar las riendas de su mente para interrumpirla a tiempo.

Pensar en otra problemática, desviar su atención sobre aquello que lo excita y concentrarse en algo totalmente poco erótico. Incluso, es necesario también, olvidar que está pasando por esa situación para que los nervios no traicionen.

5. Toma algo para comer

La ansiedad se canaliza a través del alimento al igual que el resto del organismo. El centro de atención se transfiere al sentido del gusto y toda la energía comienza a fluir hacia otro punto.

Es aconsejable tener siempre cerca unas semillas, cereales o frutas para entretener al cuerpo cuando esto sucede. La idea es controlar la erección lo más rápido y descontracturado posible.

¿Y cómo controlar la erección durante las relaciones sexuales?

En el otro extremo están quienes desean mantener la erección por más tiempo para satisfacer a su pareja en la cama. Pues, ellos también tienen algunas técnicas fáciles de seguir.

1. Combinar ciertas pasiones en sus pensamientos

Provocar unos segundos de distracción pensando en los resultados de su equipo favorito o en el plan de la oficina, ayuda a no eyacular. Entonces, pueden seguir con la erección por un tiempo más. Se debe tener cuidado de no desconcentrarse demasiado y perder la excitación por completo.

Conoce al detalle: Anatomía del pene

2. Cambios de ritmos y posturas

Mientras tienen relaciones sexuales y la pasión está ganando todas las batallas en la cama, cambiar de posición es una buena idea para calmar un poco. Entoncessalir del cuerpo de su chica, besarla y volver a empezar alarga el tiempo del acto.

3. Los ejercicios de Kegel

Realizar los ejercicios de Kegel fortalece el suelo pélvico y les brinda erecciones más duraderas. Deben tener este tipo de actividad como una rutina que les brindará grandes beneficios.

Además, nadie sabe que los están realizando, son muy íntimos y gratis. Sus propias mujeres notarán el cambio en el sexo y los encuentros serán cada vez más potentes.

Controlar una erección es posible siempre que tengan la tranquilidad para afrontar la situación. De igual manera si son descubiertos, no es un motivo de vergüenza ni mucho menos, es una situación normal del sexo masculino.

En las películas para adultos, se puede ver cómo después de haber tenido un orgasmo, los actores siguen con los penes erectos. Ese es el objetivo de muchos hombres, aunque estamos hablando de una película, no es imposible, hay hombres que requieren de poco tiempo de descanso para tener una erección o incluso mantenerla. El hecho de que haya un tiempo de descanso hasta una nueva erección es normal. Se llama periodo refractario y a algunos hombres les cuesta más y a otros menos.

En otras ocasiones, puede darse el caso de que tras haber eyaculado siguen con el pene erecto. Depende de la excitación, del tiempo que se haya estado sin sexo, del nivel de hormonas, etc., pero es posible.

Si nuestros problemas van más allá y ocurre que tenemos problemas de erección esporádicas, no quiere decir que se tenga algún problema médico. En ocasiones puede tratarse de estrés, problemas y preocupaciones, cansancio, etc. Cuando se hace frecuente, hay que tomar medidas y ponerse en manos de profesionales. Lo mismo que sucede con alguien que sea eyaculador precoz. La atención médica es muy importante y puede acabar con las preocupaciones de más de un hombre.

Ejercicios que ayudarán a conseguir una erección o mantenerla tras eyacular

Con la realización de ejercicios de Kegel se puede conseguir fortalecer los músculos para controlar la erección. Lo importante para conseguirlo es tener constancia y practicar de forma periódica, sin desanimarse. Los resultados de los ejercicios que realicemos siempre dependerán tanto de la salud como de la edad del hombre. Normalmente, no se notan resultados en personas que tengan problemas de disfunción eréctil o que tengan una avanzada edad.

Una propuesta para comenzar a hacer los ejercicios es cuando se vaya a orinar. Se debe aguantar lo máximo posible y cuando se va orinando se pueden ir apretando los músculos del ano. De esta forma se conseguirá cortar la micción e ir fortaleciendo poco a poco los músculos. Los expertos en psicología aseguran que con estos ejercicios no solamente se tonifican los músculos. También se trabaja en conjunto con el cerebro y se consigue ir aprendiendo a dominar el cuerpo. Esto es algo de gran importancia para el objetivo que se busca conseguir.

Otra alternativa es complementar estos ejercicios con la práctica de ejercicio físico diario, al menos durante una hora. Llevar una alimentación sana también es otra interesante propuesta, sobre todo si se incorporan alimentos con testosterona. La testosterona ayudará a que las erecciones sean más fuertes, firmes y haya menos periodo refractario. Eso sí, hay que controlar la ingesta de esta sustancia dado que si se consume en exceso puede producir impotencia permanente.

Tips para conseguir una buena erección tras haber eyaculado

Se recomienda el consumo de alimentos ricos en proteínas y también intentar reducir los niveles de prolactina. Cada medio año, es bueno hacerse exámenes de sangre que detecten cualquier clase de cambio en la prolactina. Asimismo, se aconseja consumir licuados para que aporten energía y así tener un mejor rendimiento. Es importante que si se es promiscuo se abandone esa práctica porque produce presión sexual. Intentar satisfacer a dos o más parejas puede producir mucho estrés. Esto puede hacer que no se pueda conseguir una eyaculación o algo peor, una buena erección.

Se aconseja reducir el consumo de alcohol porque puede reducir la libido. Además, hace que el cuerpo se relaje demasiado y no se logre conseguir el objetivo.
En cuanto a actividad física, hay que practicarla de bajo impacto. Se recomienda hacer ejercicios cardiovasculares al menos una hora al día. De esta forma se tendrá el cuerpo en un buen estado de forma o mejorando poco a poco.

Para finalizar, no hay que olvidarse que un aspecto a tener en cuenta es el psicológico. Hay que procurar que los problemas no acaben por agobiar, lo que seguramente hará que el deseo sexual se vea reducido. Si se tiene un trabajo muy estresante, es importante realizar actividades que ayuden a reducir ese estrés. Relajación, masajes, ejercicio físico, etc., son buenas alternativas para dejar de lado el estrés. De lo contrario, la erección no será tan firme como siempre y el periodo refractario podría llegar a ser demasiado largo.

No hay que preocuparse si en lugar de 10 minutos se tarda un poco más de tiempo. Si se quiere tener de nuevo una relación, mientras pasa el periodo refractario, nos podemos dedicar de nuevo a ella. Juegos, caricias, nuevas posturas, cumplir algunas fantasías, etc., son propuestas que harán que la excitación vuelva a aparecer. Por otro lado, no hay que olvidarse que en una relación sexual, hay que dejar de lado las preocupaciones. Estando tranquilos y centrados en lo que hay que estar, todo saldrá como se espera.

Si con todos estos consejos hemos logrado subir tu autoestima, enhorabuena, tus relaciones de pareja y el sexo que practiques serán mas eficientes, te sentirás con una imagen personal más segura y en general tu sexualidad aumentará.

Priapismo, la condición que produce erecciones persistentes en los hombres y también puede afectar a las mujeres

De acuerdo a un estudio de 2013 publicado en la revista Journal of Urology se estima que afecta cada año a 5 de cada 100.000 varones en Estados Unidos.

Pero esta erección larga y dolorosa también puede afectar a las mujeres, aunque con una incidencia menor, en lo que se llama priapismo del clítoris.

¿Por qué es una urgencia médica?

El priapismo no está causado por la estimulación sexual sino por un problema de circulación de la sangre, que se queda bloqueada en el pene.

Normalmente la erección se produce cuando aumenta el flujo sanguíneo hacia los tejidos esponjosos del pene ante una estimulación física o psicológica. Terminada la estimulación, la sangre fluye hacia afuera y el pene retorna a su estado no rígido (flácido).

Derechos de autor de la imagen Tero Vesalainen / Getty Images Image caption El priapismo puede ser una consecuencia del abuso de drogas o un efecto secundario de ciertos medicamentos, como antidepresivos o tratamientos para la disfunción eréctil.

Pero en el caso del priapismo ese flujo sanguíneo normal está alterado, y por eso la erección persiste. Y si no se trata, puede ser peligroso.

«Si tienes una erección que dura más de 4 horas necesitas cuidados médicos de emergencia», dice la clínica Mayo.

Si no circula la sangre se pueden formar coágulos y el tejido eréctil puede quedar dañado o morir por falta de oxígeno en las células, lo cual potencialmente podría resultar en un caso permanente de disfunción eréctil.

Un tipo más peligroso que otro

Hay dos tipos de priapismo distinto, que requieren de una intervención médica diferente.

El priapismo isquémico se debe tratar lo antes posible: es normalmente progresivamente doloroso, como resultado de que la sangre no pueda salir del pene, y necesita una intervención médica inmediata, en la que se suele hacer un drenaje de la sangre del pene y se administran medicamentos, hasta que termine la erección.

En estos casos el cuerpo del pene suele estar rígido, pero la punta del mismo, el glande, está blanda.

Derechos de autor de la imagen Violka08 / Getty Images Image caption Si los tratamientos convencionales para tratar el priapismo no funcionan puede ser necesaria una cirugía para redirigir el flujo sanguíneo.

El priapismo no isquémico, también conocido como «priapismo de alto flujo», habitualmente no causa dolor y a menudo desaparece sin tratamiento. En este caso no hay riesgo inmediato de daño en los tejidos del pene y el médico podría recomendar esperar a ver si se resuelve por sí solo.

En estos casos el cuerpo del pene puede estar erecto pero no completamente rígido. «Colocar bolsas de hielo y hacer presión en el perineo (la región que está entre la base del pene y el ano) podrían ayudar a que la erección termine», dice la clínica Mayo.

En ambos casos si los tratamientos convencionales no funcionan puede ser necesaria una cirugía para redirigir el flujo sanguíneo y hacer que la sangre pueda pasar por el pene normalmente o para introducir un material, como un gel absorbible, que obstruya temporalmente el flujo de sangre hacia el pene.

La cirugía también podría ser necesaria para reparar daños en las arterias o tejidos que se produzcan por una lesión.

El priapismo recurrente o intermitente, que es una forma de priapismo isquémico, es una afección poco habitual para la población general pero frecuente en varones con anemia falciforme, un grupo de trastornos hereditarios de los glóbulos rojos.

En estos casos la afección se inicia con erecciones no deseadas y dolorosas de corta duración pero puede convertirse con el tiempo en erecciones más frecuentes y más prolongadas, por eso si se experimentan erecciones persistentes recurrentes, aunque se resuelven solas, se debe consultar el caso con un médico.

El priapismo isquémico también está asociado a enfermedades como la leucemia, la talasemia, y otros trastornos de la sangre.

Y según la clínica Mayo puede ser una consecuencia del abuso de drogas o del uso de estos medicamentos:

  • Inyectables para tratar la disfunción eréctil, como alprostadil, papaverina, fentolamina y otros
  • Antidepresivos, como fluoxetina (Prozac), bupropión (Wellbutrin) y sertralina
  • Alfabloqueantes, como prazosina, terazosina, doxazosina y tamsulosina
  • Medicamentos para tratar la ansiedad o trastornos psicóticos, como hidroxicina, risperidona (Risperdal), olanzapina (Zyprexa), litio, clozapina, clorpromacina y tioridacina
  • Anticoagulantes, como warfarina (Coumadin) y heparina
  • Hormonas como testosterona o la hormona liberadora de gonadotropina
  • Medicamentos para tratar el trastorno de déficit de atención con hiperactividad (TDAH), como atomoxetina (Strattera)

Cuando el priapismo afecta a las mujeres

El priapismo del clítoris es una condición rara que no aparece citada habitualmente en la literatura médica.

Derechos de autor de la imagen Anetlanda / Getty Images Image caption Si bien doloroso, el priapismo del clítoris no se considera una emergencia médica peligrosa porque el riesgo de que se produzcan coágulos de sangre es menor.

Se trata de un fenómeno similar al que afecta al pene, y también resulta de la incapacidad de la sangre para fluir de manera normal por los tejidos eréctiles, lo cual genera una hinchazón e inflamación del clítoris que tiende a ser bastante dolorosa.

Sin embargo, a diferencia del priapismo isquémico, el priapismo del clítoris no se considera una emergencia médica peligrosa porque el riesgo de que se produzcan coágulos de sangre es menor, ya que en esa zona genital hay más vías sanguíneas de entrada y salida.

No obstante, las mujeres que lo sufren sí necesitan ayuda médica para aliviar el dolor.

El priapismo del clítoris suele estar asociado al uso de medicaciones que bloquean los receptores adrenérgicos e inhiben la recaptación de serotonina, como es el caso de algunos fármacos antidepresivos.

En un estudio de 2014 publicado en la revista Journal of Sexual Medicine, se describe el caso de una mujer de 29 años que acudió a urgencias con dolor por un caso grave de priapismo que ya tenía 5 días de duración, y que apareció tras el inicio de un tratamiento con antidepresivos a base de bupropion y trazodone.

Los médicos le dieron analgésicos y pseudoephedrine, un fármaco que encoge los vasos sanguíneos y que normalmente se receta para tratar la congestión nasal y sinusal, hasta que desaparecieron los síntomas.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

¿Qué tal os va en vuestras relaciones sexuales? ¿Sois todo un Nacho Vidal en la cama o duráis menos que un Galaxy Note 7 en calentarse? Si tenéis problemas a la hora de controlar la erección y eyaculación al practicar sexo, manteniendo la primera y aguantando a que llegue la segunda, os damos unos breves consejos para satisfacer a vuestra pareja y sentiros mejor con vosotros mismos.

Distracción

Parece una tontería, pero ese cuento extendido entre los hombres de pensar en la alineación de tu equipo favorito o en la trama de la peli o serie que estás viendo actualmente sirve para que puedas durar más. Tampoco te excedas en la distracción por dos motivos, que tu miembro viril acabe desinflándose sin querer o que tu pareja se dé cuenta de que estás en tu mundo pensando en otras cosas.

Posición sexual

Dependiendo de cada persona, una postura u otra tiene mucho que ver con lo poco o mucho que puedas controlar la erección y eyaculación. A nivel general, las posiciones más recomendadas para que dures más, y de igual forma sigas más cachondo que un mono, son donde la mujer tiene el mando, como por ejemplo, ella sentada sobre ti.

Los juegos previos

Si sabes que te excita en exceso que practiquen en ti sexo oral o te masturben, contrólate y haz que esos momentos en ti sean más breves. No se te ocurra estar a punto de llegar al orgasmo y obedecer a la otra persona con que «quiere sentirte dentro». Si le haces caso, toda la magia se irá en un santiamén.

Hacer un «break»

Si crees que estás cerca de eyacular y estás disfrutando tanto del momento que no quieres que acabe, tómate un «break», sácala y ponte a dar besos, a realizar sexo oral, a cambiar de postura o a juguetear antes de la penetración. Ese tiempo tan valioso te habrá valido para calmaros tú y tu fiel amigo pelón.

Sé el segundo

El último truco del que os vamos a hablar es buscar el orgasmo de la otra persona primero. Una vez que lo hayas conseguido, podrás darle al temario para eyacular tú, y si duras poco, pues bueno, al menos tu pareja no se va a sentir molesta. Sabemos que éste no es un consejo de duración, pero sí de satisfacción conjunta.

¿La edad influye?

La ansiedad suele darse con más frecuencia “en las primeras relaciones sexuales (adolescencia y primera juventud), y en personas adultas después de un periodo de inactividad sexual o de cambio de pareja”, especifica la codirectora de InSexBcn.

Para Muñoz, la edad no es el todo relevante a la hora de poder sentir ansiedad frente a una nueva pareja sexual. Y lo argumenta de la siguiente manera: “En teoría, a más edad se supone que la persona puede tener una mayor experiencia y, con ello, mayor seguridad en el ámbito sexual y sentirse menos ansiosa. Pero esto en la práctica no se cumple siempre, dado que puede haber personas que hayan tenido muchas experiencias sexuales, pero no del todo satisfactorias o incluso que tengan una percepción de fracaso de éstas”. Sin embargo, prosigue, puede haber individuos jóvenes que se sientan muy seguros en ese terreno porque tienen una buena autoestima que les motiva a descubrir y disfrutar de su sexualidad con nuevas personas, a pesar de tener poca experiencia.

Afecta por igual a hombres y mujeres

No hay diferencias significativas entre hombres y mujeres al sentir o no ansiedad ante una pareja sexual nueva, señalan las expertas. “Variará mucho según las experiencias sexuales previas que haya tenido cada uno, de la propia percepción de sí mismo en general, de su autoestima y de la aceptación que tengan de su cuerpo. El tipo de personalidad y el estilo de vida también pueden determinar el comportamiento de las personas en el terreno sexual. Al igual que si una persona, sea hombre o mujer, atraviesa un estado transitorio de ansiedad también le afectará en los posibles encuentros que pueda tener durante esa determinada etapa”, repasa Muñoz.

Es más, cuenta esta experta de Espill, los prejuicios o ideas falsas asociados al género femenino o masculino también pueden ser un factor importante en este tipo de ansiedad. Por ejemplo, que el hombre piense que la responsabilidad del placer de la mujer es suya o que el varón siempre tiene que tener ganas de sexo; o que la mujer piense que si disfruta demasiado en la cama, el hombre puede creer que es una golfa…

Aunque la ansiedad ante la llegada de una nueva pareja sexual puede afectar a hombres y mujeres por igual, en los varones puede ser más evidente desde el inicio si le afecta a la erección.

Repercusión en la calidad de las relaciones sexuales

Por supuesto que sí. La ansiedad por satisfacer a la otra persona, llegar a un rendimiento sexual, metas o expectativas concretas mantiene a la persona en un estado de vigilancia constante en la que no existe un abandono al placer ni a un disfrute de las sensaciones que se producen cuando dos cuerpos se relacionan sexualmente. Y es que, como subraya la psicóloga de Espill, la sexualidad se ha de vivir con los cinco sentidos y, para ello, es importante que la pareja se relaje y se deje llevar sin plantearse metas ni objetivos. Se trata de ir descubriendo cada sensación nueva, sin prisas ni obligaciones, de una forma intuitiva y natural”.

Ambas profesionales indican que si los niveles de ansiedad se disparan, la propia ansiedad eclipsa la capacidad de sentir y ello trae consigo la dificultad de mantener la excitación. Y si la excitación se pierde, las disfunciones están aseguradas: pérdida de lubricación, dificultad para alcanzar el orgasmo, falta de erección, eyaculación precoz o, incluso, retardada.

El problema de la ansiedad en estas situaciones puede venir dado porque la persona empieza a pensar en lo que quiere que ocurra durante ese encuentro, aparecen miedos o inseguridades, un estado vigilante constante y/o un deseo de alto rendimiento para la satisfacción del otro… Y precisamente es en ese estado de pensamiento donde el individuo pierde toda su conexión con las sensaciones físicas que está recibiendo del contacto sexual, perdiendo así de forma inconsciente su capacidad para poder continuar con el encuentro sexual. Es importante que la persona identifique lo que le sucede y busque ayuda para tratar esta ansiedad y que no se convierta en una constante en sus relaciones sexuales.

¿A más parejas sexuales, menor ansiedad? ¿O viceversa?

Las expertas destacan que depende de la calidad de los encuentros y la percepción que el sujeto tenga de los mismos. A más parejas sexuales con encuentros positivos, menos ansiedad; pero si muchas de esas experiencias son negativas, habrá mayor ansiedad.

Sin embargo, indica Muñoz, “personas con pocas parejas sexuales, pero cuyas experiencias les hayan proporcionado una alta autoestima sexual, no tienen por qué sentir ansiedad ante una persona nueva que aparezca en sus vidas”.

Consejos para afrontar la ansiedad ante la nueva pareja sexual

Las sexólogas ofrecen estas recomendaciones para que la ansiedad no aparezca en escena:

  1. Lo más importante es no marcarte metas ni objetivos concretos, dejar que las cosas fluyan sin prisas y no precipitarte en lograr conocer todo de esa persona en un tiempo record.
  2. Disfruta de cada pequeño gesto, cada mirada y cada roce. La sexualidad es una forma de comunicación privilegiada en la que se incluyen todos estos aspectos.
  3. Utiliza el sentido del humor. Reírse juntos y comunicarse verbalmente libera tensión y crea un clima adecuado para poder disfrutar del contacto, además de desarrollar la complicidad entre ambos y de tener la capacidad de desdramatizar posibles situaciones imprevistas que podrían interrumpir el encuentro.
  4. Pon el foco de atención en todo momento a las sensaciones que brinda el encuentro (vista, oído, olfato, gusto y tacto) para que haya una adecuada respuesta sexual (excitación, meseta y orgasmo). No dando cabida, de esta forma, a que aparezcan pensamientos intrusos que traigan consigo la ansiedad y la aparición de problemas durante el encuentro sexual.
  5. Conócete a ti mismo sexualmente y confía en tus habilidades sexuales.
  6. Infórmate sobre la respuesta sexual del otro sexo.
  7. Olvídate de impresionar y céntrate en pasarlo bien y hacérselo pasar bien.
  8. Recuerda que la telepatía sexual no existe y, por lo tanto, conocer sexualmente a otra persona requiere un tiempo.
  9. Empatiza con tu pareja si ves que está nerviosa y todavía más si te das cuenta de que tiene alguna dificultad sexual. Cualquiera puede sufrir puntualmente un contratiempo sexual.

La falta de erecciones nocturnas se relaciona con la presencia de un problema orgánico, generalmente relacionado con el síndrome metabólico, que es una alteración en la que coexisten factores de riesgo cardiovascular como obesidad, aumento del nivel de lípidos, incremento de los valores de glucosa e hipertensión.

Por eso, generalmente, como en cualquier cuestión del cuerpo humano que depende de la salubridad de los vasos sanguíneos, cuanto más joven sea el individuo y cuantos menos factores de riesgo acumule, mejor será su patrón de erecciones nocturnas.

El urólogo del Hospital Gregorio Marañón aclara que la ausencia de erecciones nocturnas no suele ser, por sí sola, motivo de consulta, sino que sale a la luz cuando el paciente acude al médico por disfunción eréctil. No obstante, excepcionalmente se produce por otras variables. Por ejemplo, el tratamiento farmacológico antidepresivo puede llevar a la pérdida de erecciones nocturnas.

¿Tiene algo que ver con las ganas de orinar?

La creencia popular atribuye la erección matutina a las ganas de orinar. En realidad, es un reflejo. “A primeras horas de la mañana, la mayoría de varones presentan un llenado importante de la vejiga que hace que el cuello de ésta se contraiga firmemente para evitar el escape; de forma refleja se produce una tendencia a la erección en este contexto”, explica Girón de Francisco.

¿Cómo controlar una erección?¿Qué es lo que les duele? Todo sobre el sexo de los hombres…

Tu navegador no puede mostrar este vídeo

Sexo en erección, la frecuencia ¿Ocurren a menudo las erecciones?

«Tengo de media entre cinco y diez erecciones al día. En verano suele ser más frecuente.» David.
«Al menos tres veces al día, aunque puede ir hasta diez. En primavera tengo erecciones todo el tiempo…» Antonio.
«Cuando no he tenido relaciones sexuales desde hace tiempo, puede ocurrir en cualquier momento… y fácilmente más de diez veces al día. » Jorge
«Siempre a primera hora de la mañana, nada más levantarme. Creo que es algo que nos pasa a todos…» Enrique

¿Qué es lo que provoca las erecciones?¿La excitación o a veces puede ser automático, solo porque el pene lo quiere?

«El hecho de saber que voy a tener relaciones sexuales. Antes de que todo empiece, ya me siento preparado, y mi pene también.» Enrique
«El hecho de estar con una chica guapa y sexy. Incluso a la hora de ir a tomar un café… No puedo evitarlo, y es horriblemente molesto.» David
«El despertador. La erección de la mañana es sistemática. Y se traduce por la imposibilidad de hacerlo entre semana, porque mi pareja y yo siempre vamos justos de tiempo.» Julio
«La sugestión es lo que me excita: una camisa desabrochada que deja entrever algo de lencería, por ejemplo. Eso provoca cierta curiosidad, despierta a la imaginación… y la erección.» Antonio
«La visión de una mujer desnuda.» Julio
«Cuando mi novia me abraza me siento bien. Y cuando me siento bien tengo una erección. Es incómodo que mi novia pueda pensar que siempre tengo ganas de hacer el amor con ella. Y a lo mejor no entiende que simplemente estoy contento de que me abrace.» Jorge
«Las vibraciones hacen que tenga ereciones. Es lo que me pasa cuando conduzco mi mini Austin del 75…» Carlos
«Siempre tengo una erección cuando me duermo. Aunque sólo sea un sueño de diez minutos, en el autobús…» Daniel
«Las ganas de orinar. Por lo que suelo esperar a que me entren muchas muchas ganas de ir al cuarto de baño. » Marcos

Descubre: 30 poses sexuales fáciles del Kamasutra

© iStock

Causas de impotencia ¿Por qué a veces la erección no funciona?

«Tras un día agotador, o cuando tengo preocupaciones que me estresan, me resulta más difícil arrancar.» Julio
«Tras haber consumido hierba, el pene no responde al cerebro ni a las estimulaciones como hace normalmente…» Daniel
«En una mujer, el hecho de estar algo ebria, puede aumentar el deseo. En cambio, en un hombre, desgraciadamente ocurre lo contrario. » Enrique
«Alguna vez me ha ocurrido el hecho de no experimentar ninguna erección al lado de una mujer muy sexy bajo mis sábanas. En esa época, estaba enamorado de otra mujer, por lo que me bloqueaba completamente» Marcos

¿Saben cómo controlar su erección?

«Sí, con algo de esfuerzo y mucha concentración. Y el hecho de pensar en alguien mayor de tu familia favorece el efecto decreciente, por ejemplo.» Julio
«Me cuesta bastante. Intento pensar en cosas refrescantes, sobre todo que no tengan que ver con el sexo. Es duro, un ejercicio duro». Daniel
«Podemos conseguir contolar el nacimiento de una erección. Pero cuando ya ha empezado, es imposible.» Antonio
«Recito las tablas de multiplicar. Nunca pensé que me servirían para esto…» David
«Pienso en cosas que me agobian. Por ejemplo cómo hacer la declaración de la renta.» Denis
«Yo soy incapaz de controlar una erección. Cuando estoy de pie o con gente, me siento obligado a poner las manos en los bolsillos. Y parece que nadie se da cuenta… O eso creo yo…» Marcos

Descubre: 25 ideas de preliminares originales para que el sexo sea siempre una aventura

© iStock

Pene y dolor ¿Qué es lo que les duele?

«Un piercing mal utilizado. Es lo más doloroso. Y una pena cuando ya se conoce el efecto de un buen uso.» Julio
«Cuando era pequeño, mi querida madre me pilló con la cremallera del pantalón el prepucio. Un dolor insoportable.» Daniel
«El dolor que más miedo me da sentir es cuando hago el amor: cuando ella está encima de mí y no controla los movimientos, hasta torcérmelo. Es una verdadera fobia, tanto que ya ni me gusta esa postura. Además sueño con que llego al hospital con mi miembro en la mano y le suplico al cirujano que me lo vuelva a poner en su sitio.» Antonio
«Tras haber eyaculado, mi erección no aparece en el momento, y mi miembro está súper sensible. Si mi novia lo toca es super incómodo.» David
«Lo que puede echar a perder el auténtico placer son las irritaciones y los picores que nacen a raíz del roce, cuando la lubricación es insuficiente.» Enrique

Masturbación masculina ¿Cuándo se masturban?

Me masturbo al menos una vez al día, por la noche. Es lo mejor para dormirse.» Enrique
«Juego mucho al tenis. Antes de un partido me masturbo porque me tranquiliza y me elimina todo estrés…» David
«Casi todas las mañanas. En este momento estoy soltero. Sin hacerlo, ¡me pasaría todo el día con una erección! » Antonio
«Normalmente 3 ó 4 veces por semana…» Julio
«Con mi ex, el ritmo de nuestros jugueteos no me convenía, y me molestaba la frecuencia de los mismos. Menos mal que tenía la posibilidad de masturbarme: me aliviaba y tranquilizaba, y así podía mantener el ritmo de ella.» Marcos
«Me masturbo cuando estoy con mi pareja. Y es lo mejor para la satisfacción sexual.» Juan

«Cuantas más relaciones sexuales tengo, más ganas tengo. Así que lógicamente cuando tengo pareja, mi libido está por los cielos. Creo que masturbarse cuando tienes pareja es la prueba de que todo funciona.» Carlos

Autoestimulación, fantasmas ¿En qué piensan cuando se tocan?

«La masturbación está relacionada con la imaginación: me imagino a una chica guapa que me mira en el metro y me imagino un escenario X.» Antonio
«Puede que me vean como un animal, pero pienso en un cuerpo. Y no necesito ponerle cara a ese cuerpo. Incluso me atrevería a decir que puedo cambiarle la cara a ese cuerpo varias veces, dependiendo de mis recuerdos, mis fantasmas…» David
«Para excitarme solo, necesito algo concreto: un cuerpo que ya conozca, una cara familiar, gemidos que ya he oido antes…» Julio

Descubre: 30 prácticas sexuales un poco raras que debes probar al menos una vez en la vida

© iStock

Orgasmo masculino, eyaculación, sensaciones ¿Qué sienten justo en el momento de la eyaculación?

«Los instantes justo antes de la eyaculación son divinos. Siento que algo está llegando, un poco como el tapón de una botella de champagne a punto de salir disparado. La presión sube y la eyaculación es el alivio de esta tensión acumulada.» Enrique
«Durante todo el acto estoy pendiente de mi pareja. En el momento de la eyaculación me concentro en mí mismo, sólo en mí. Al final es como si estuviera solo en el mundo y en cambio nunca dos cuerpos han estado tan unidos.» David
«Todo tu cuerpo recibe un sobresalto, una sacudida, un escalofrío. Es algo mágico, increíble e incomparable a la vez.» Carlos
«Notas cómo el semen sube a tu pene, y la expulsión va acompañada de espasmos que recorren todo el cuerpo. Durante unos segundos, sientes que estás fuera del tiempo y del mundo que te rodea.» Daniel
«Es como una explosión, una energía que ha estado contenida mucho tiempo y de repente todo se libera.» Marcos
«Muchas veces decía a mi ex que había tenido un orgasmo pero que no había eyaculado. Realmente, no es verdad, porque una cosa va con la otra.» Marc

Placer masculino ¿Valen todos los orgasmos?

«Quien dice eyaculación, dice orgasmo. ¡Pero hay diferentes grados de orgasmo o de placer! Éste puede ir desde un simple desahogo a ¡ver las estrellas!» Julio
«No he conocido mejores orgasmos que aquellos que vienen tras un largo período sin mantener relaciones. Es una buena razón para iniciar la abstinencia sexual durante algunas semanas» Juan
«Sin duda alguna, el mejor orgasmo es aquel que sucede al mismo tiempo que el de tu pareja. Es psicológico y físico al mismo tiempo: un momento de abandono entre dos, la satisfacción de haber experimentado el placer, ese placer que has dado y te han dado. Y las contracciones de la vagina hacen que el placer dure.» Daniel
«Lo que diferencia una eyaculación «normal» de otra, es lo que sientes hacia la otra persona. Se suele decir que un orgasmo es auténticamente placentero cuando lo experimentas con la persona a la que amas.» Marcos
«La intensidad de un orgasmo se multiplica cuando tu pareja es lo suficientemente experta en retrasar tu goce: cuando llego -por fin-, ¡es algo indescriptible!» Antonio
«No soporto cuando mi pareja sigue con los movimientos cuando está llegando el momento de la eyaculación. Pero sólo algunas expertas saben cuándo detenerse.» Carlos

Después de hacer el amor ¿cómo se sienten?

«Hace 3 ó 4 años, tenía varias aventuras. En aquella época, empecé a sentir cierto agobio después del orgasmo. Me sentía fatal, me sentía sucio. Era como si mi razón y lucidez estuvieran por encima de mi apetito sexual: y entonces me sentía el ser más mezquino de la tierra.» Antonio
«Cuando la chica con la que acabo de mantener relaciones sexuales no me gusta particularmente, el después es más bien difícil. En ese caso el placer dura 30 segundos y da paso a una sensación de repulsión, casi una inapetencia del sexo. Después llega el arrepentimiento y las ganas locas de irme sin hacer ruido.» Julio
​»El después es mi barómetro de sentimientos. Si tengo ganas de abrazar a mi pareja, puede que la historia sea factible. Si tengo ganas de ducharme, significa que la historia se acaba ahí.» Carlos
«Desconfío de los sentimientos justo después del acto sexual. Podemos ser capaces de decir cosas que no pensamos realmente. E incluso actuar como un chico enamorado porque el placer puede con los sentimientos verdaderos en ese momento y el bienestar te invade después de unos mimos. Por eso mismo prefiero no decir nada…» Daniel
Puede interesarte…
25 posturas del kamasutra para practicar sexo por TODA la casa
¡Rienda suelta a la pasión! Las mejores posturas para practicar sexo oral

Tener una erección en el lugar o momento equivocado puede ser muy incómodo y vergonzoso, sin embargo es algo muy frecuente que le sucede a los hombres, por lo que puede ser también angustiante tener que controlarlo sin que se note.

A veces no basta sólo decirse a sí mismo: ¡Piensa en algo feo o en otra cosa¡ ¡Cuenta hasta 100! Y otros pensamientos que te ayuden a calmarla, porque esta reacción de tu cuerpo es muy normal.

Debes tener mucho cuidado en no hacer algo que te pueda lastimar. Por ello, en Salud180.com te presentamos algunos tips para que puedas deshacerte (o calmar) esa incomoda erección no deseada, de acuerdo con el portal de sexovida.com:

1. La ropa es la clave para encubrir una erección. Nunca vistas prendas apretadas, o prendas que limiten el movimiento. De ser así, trata de cubrirla con una playera, chamarra o suéter amarrados a la cintura.

2. Poner tu mano en tu bolsillo y sujeta el pene hacia un lado, ten cuidado de no lastimarte o de plano provocar mayor estimulación. Esto es sólo un remedio momentáneo, así que cuidado. No lo coloques entre el resorte de tu pantalón o ropa interior porque te puedes lastimar.

3. Concéntrate en algo que requiera toda tu atención, algo manual de preferencia para que la sangre circule hacia otros músculos y partes de tu cuerpo.

4. Simplemente relájate, de ser posible siéntate o trata de poner algo entre la mirada de los demás y tú. Dale tiempo para que comiences a perderla.

5. Si de plano tu erección es muy persistente, trata de encontrar un lugar para descargarte, sólo asegúrate de que nadie lo note.

Si en algún momento te descubren y la otra persona considera que es una situación ofensiva, tan sólo dile que lo sientes, no lo que sientes. Cualquier otra explicación más extensa puede empeorar las cosas.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *