0

Como freir queso

Rulo de cabra el Pastor de la Polvorosa a la plancha

El rulo de cabra a la plancha es toda una delicia como aperitivo,

pero hay que saber cómo prepararlo bien para que el sabor y la presentación sean perfectos.

El rulo de queso de cabra es un producto que debe manejarse con cuidado.

Los expertos recomiendan cortar rodajas ni muy gruesas ni muy finas, un centímetro y medio es el grosor más óptimo para un aperitivo con este ingrediente.

Las rodajas de queso deben pasar directamente a una plancha o sartén con un alta temperatura y hacerse durante muy poco tiempo, lo justo para hacer vuelta y vuelta y que la capa superior del queso adopte un tono dorado. De esta manera el exterior queda sellado y en el interior el queso sigue conservando toda su cremosidad.

Para dar todavía más sabor a la receta de queso de cabra a la plancha, al emplatar se puede espolvorear sobre el mismo un poco de orégano u otra hierba aromática y una cucharadita de miel.

Otra opción es servir el queso a la plancha sobre una base de cebolla caramelizada servida sobre una tostada de pan y aplicar por encima un poco de azúcar moreno caramelizada.

A la hora de hacer canapés con queso de cabra lo que siempre se desaconseja es el uso del horno, ya que en estos casos el queso se podría derretir.

Para disfrutar al máximo de cualquier canapé que lleve rulo de cabra a la plancha lo más recomendable es consumirlo rápidamente después de haberlo cocinado para que el interior del queso no se enfríe.

El Queso Frito Dominicano es una delicia en sí mismo, y un componente habitual de Los Tres Golpes, el tradicional desayuno dominicano.

| Read in English | Ir a la Receta |

Los Tres Golpes: Queso Frito, Mangú, huevos fritos y Salami Dominicano frito es el desayuno dominicano por excelencia, y lo que, en un mundo ideal, los dominicanos probablemente elegirían la mayoría de los días para desayunar. Y sí, incluso el queso es frito.

“Los dominicanos comen CUALQUIER cosa en el desayuno” observaba un amigo europeo cuyo nombre no mencionaré para proteger a los culpables. El amigo miraba a su esposa dominicana devorar un tazón de sopa en la mesa del desayuno. Es cierto que los dominicanos tienen algunas preferencias en el desayuno que al ojo extranjero parecen un poco excéntricas… pero déjenme presentar la evidencia al jurado en un contexto internacional.

El caso del desayuno dominicano…

Prueba no. 1: casabe con aceite de oliva y ajo. Suena un poco extremo a primera hora de la mañana, pero con mi experiencia en España, con pan tostado en vez de casabe, para gran efecto anti-social en tus compañeros de viaje en el transporte público.

Prueba no. 2: Queso frito y salami, una recarga de colesterol que la mayoría de la gente no puede digerir en la mañana. Considera el desayuno inglés: salchichas fritas, tocineta frita, huevos fritos, hongos fritos y habichuelas horneadas que por algún motivo escapa la suerte del sartén de freír.

Prueba no. 3: Mangú, el cual describí en una entrada anterior como “cemento líquido” y me apresuro a agregar que esta descripción tan poco halagueña salió de la boca de un dominicano (la misma persona de la sopa que menciono antes). Me quedo en las islas británicas para mostrar mi próxima prueba de la defensa, en la forma de la papilla escocesa (hecha con avena) en toda su pegajosa y grumosa gloria..

  • Más allá de Los Tres Golpes

    El desayuno más común en los hogares dominicanos es simplemente pan sumergido en una humeante taza de café o chocolate, lo cual, ahora que lo pienso, una costumbre casi universal. Los desayunos pesados eran comunes en el pasado, cuando la gente trabajaba en actividades físicamente demandantes. En la República Dominicana si te levantabas temprano para trabajar en el sembrado probablemente necesitabas ese mangú para seguir funcionando, para los que trabajan en un banco, café y pan de agua es más que suficiente, el mangú se puede reservar para el fin de semana y ocasiones especiales.

    Para que aquellos de constitución delicada, el desayuno dominicano ideal consiste en un plato de fruta tropical: lechoza (papaya), melón, banana, chinola (fruta de la pasión) o las que estén disponibles.

    Acerca de nuestra receta de Queso Frito

    No se puede freír cualquier queso. Para esta receta se necesita un buen queso de freír, o queso blanco dominicano. Si no puedes encontrar este queso donde vives, trata de encontrar halloumi (¡sin menta!), el sabor y la textura son muy similares. Si no encuentras un queso de freír que no se derrita (lo que sucede incluso en la República Dominicana), la receta incluye el consejo de la tía Clara para que lo arregles (un consejo que ella aprendió de su mamá).

    ¿Qué es queso de freír?

    El queso de freír o queso blanco es un queso dominicano salado con un punto de derretido muy alto que casi siempre se sirve frito.

    Tía Ilana

    Receta Queso Frito

    Receta Queso Frito: un componente usual de Los Tres Golpes, el desayuno tradicional dominicano. Nada como una crujiente rebanada. Imprimir Pin Plato: Desayuno Cocina: Dominicana Keyword: cual es el queso para freir, los tres golpes, queso de freir dominicano, queso dominicano Tiempo de preparación: 15 minutos Tiempo de cocción: 10 minutos Tiempo total: 25 minutos Porciones: 6 porciones Calorías: 95kcal Autor: Clara González

    Ingredientes

    • 1/4 taza aceite de freír (soya, maíz o maní)
    • 12 rebanadas de queso de freír (2″ x 3″, 1/4″ grueso, aprox. 0.5 lb )

    Elaboración paso a paso

    • Calienta el aceite a fuego medio en un sartén para freír. Seca el queso con una toalla de papel para minimizar las salpicaduras de aceite caliente.
    • Freír en el aceite caliente por un lado hasta que se dore (freír una rebanada primero para ver si se fríe bien, ver las notas si se derrite). Voltea y repite. No añadir muchas lonjas al mismo tiempo, ya que el aceite debe permanecer muy caliente para evitar que el queso permanezca demasiado tiempo en el aceite.
    • Sirve con mangú.

    Notas

    Un buen queso de freír no se derrite al freírlo, pero como a veces encontramos quesos que no son tan firmes te presento aquí un método que te ayudará a conseguir buen resultado. Si la primera rebanada se derrite en lugar de freírse en un color dorado, cubre las rebanadas restantes con fécula de maíz (Maicena) y retira el exceso. Si se fríe sin problemas, este paso no es necesario El tiempo que se fríe el queso depende enteramente de tu propio gusto. Algunos lo prefieren de color dorado claro y ligeramente derretido, otros lo prefieren crujiente y de color más oscuro. Haz lo que prefieras.

    Nutrition

    Calories: 95kcal | Carbohydrates: 14g | Fat: 3g | Sodium: 37mg | Calcium: 30mg | Iron: 0.1mg

    Recetas de la Región de Murcia

    Presentación del plato:

    Durante siglos, los quesos artesanales de cabra formaban parte de la dieta cotidiana de los pastores de las zonas del Altiplano murciano (Jumilla y Yecla).

    Los elaboraban a partir de leche de cabra de una raza autóctona, la murciano-granadina. A lo que agregaban calcio y cuajo animal para formar el suculento producto que en la actualidad tiene su merecida DENOMINACIÓN DE ORÍGEN, «Quesos de Murcia».

    De estos pastores nos quedan dos ricas recetas: la del queso de cabra fresco y curado.

    El queso de cabra fresco es un queso graso, no madurado, que se presenta de forma cilíndrica y su corteza es casi inexistente. La pasta no está cocida, es ligeramente prensada y compacta al corte. Su textura es blanda, contiene poca sal y un suave aroma. De color blanco intenso y sin ojos.

    El queso de cabra curado es también graso, de pasta prensada y sin cocer. De forma cilíndrica, corteza lisa y de color ocre. La pasta es también blanca, aunque en los más curados amarillea un poco. Aquí sí que veremos unos pequeños ojos. Al corte se presenta compacto, de textura firme y suave aroma. Se comercializa a los 2 meses de su elaboración.

    Para nuestra receta usaremos el queso fresco de cabra murciano-granadina, las otras variedades las tomaremos con unos frutos secos o un buen trozo de pan, están todos deliciosos. ¡¡A cocinar!!

    Ingredientes :

    – 3 trozos de queso fresco de cabra murciano-granadina

    – Tomates maduros

    – Medio pimiento verde

    – Medio pimiento rojo

    – Aceite de oliva virgen

    – y sal.

    Elaboración:

    Primer paso: freímos los pimientos

    Empezamos lavando y cortando en trocitos medianos los pimientos, el rojo y el verde.

    Ponerlos en una sartén con un buen chorro de aceite de oliva y los freímos. Apartar cuando estén al punto.

    Lo ideal es que lleve tanto rojo como verde, pero si tiene que faltar uno, que sea el rojo, porque el verde es obligatorio en este bocado.

    Segundo paso: cocinamos el tomate

    Rallaremos los tomates maduros y los ponemos en una sartén para que comiencen a perder el agua.

    Sazonamos al gusto este tomate y ponemos un poquito de azúcar para paliar su característico amargor, aunque esto depende de cada cocinero.

    Dejamos que se cocine a fuego lento.

    Es un paso sencillo, pero debemos dejarlo en su punto porque un tomate mal cocinado nos estropearía el plato.

    Tercer paso: mezclamos

    Una vez tenemos el tomate frito y los pimientos los mezclamos en la sartén del tomate y reservamos.

    Cuarto paso: freír el queso

    Solo nos falta freír el queso de cabra, un paso sencillo en el que lo fundamental es que el queso sea de esta raza autóctona y el aceite… de oliva virgen.

    En una sartén ponemos abundante aceite y cuando esté caliente introducimos los trozos de queso. Lo ideal es que sean gruesos, de un centímetro, como mínimo.

    En muchos restaurantes del Altiplano lo sirven rebozado (en huevo y pan rallado) aunque no es la receta original, pero también está muy bueno.

    Quinto paso: emplatamos

    Ahora montamos nuestro entrante, ponemos el tomate con los pimientos y sobre ellos los trozos de queso recién frito.

    Presentación en mesa y acompañamiento:

    En estos platos tradicionales necesitamos pocos adornos, esos trozos gruesos de queso con el tomate adorna cualquier esquina de la mesa. Pero no podemos olvidarnos de una panera con trozos de pan del campo para sopar ese «tomatico que con tanto esmero hemos elaborado».

    Y siendo el entrante de donde es, lo tomaremos, sin lugar a dudas, con un chato de vino de la tierra.

    Receta de queso frito canario

    20 m Calorias: 450 Fácil 4 personas

    ¿Conoces la receta del queso frito canario? Tiene un sabor muy especial y una textura muy cremosa. Si te gusta variar en tus recetas de tapas, esta es muy sencilla y queda deliciosa. En Cocina-casera te contamos cómo elaborar paso a paso este queso frito.

    Una receta con cuajo vegetal

    Esta receta se elabora con un tipo de queso muy especial de Canarias. Se trata del queso flor, un tipo de queso que tiene un interior cremoso y un sabor un poco amargo. Se elabora con leche de vaca y de oveja. Se llama flor no por casualidad ya que se usan capullos de la flor del cardo para crear el cuajo. Los estambres del cardo contienen sustancias que ayudan a coagular la leche, parece que fueron los judíos los primeros en usar esta flor para coagular la leche debido a que sus leyes les prohibían añadir ‘cuajo’ una sustancia presente en el estómago de los rumiantes.

    Este queso de Flor se elabora en varios municipios de Canarias pero es conocido por el nombre de ‘Flor de Guía’ debido a que era en este pueblo donde se reunían los comerciantes para vender sus quesos.

    Ingredientes para Receta de queso frito canario para 4 personas

    • Queso Flor de la Guía – 500 g (también se puede usar queso Torta del Casar que se cuaje con cardo silvestre)
    • Maicena – 1 cucharada
    • Pan rallado – 150 g
    • Huevos – 1 unidad
    • Aceite de oliva sabor suave- 80 ml
    • Sal – al gusto
    • Pimienta – una pizca

    Cómo hacer la receta de Receta de queso frito canario

    1. Cortamos el queso en forma de triángulos, preparamos tres platos: uno con pan rallado, otro vacío y otro con el huevo batido. Por otro lado preparamos una sartén con aceite de oliva suave, pero todavía no lo ponemos a calentar.
    2. Pasamos varios trozos de queso al plato vacío y espolvoreamos un poco de maicena, muy poco toda la cucharada no tiene que dar para ir espolvoreando sobre los trozos de queso. Una vez los hemos pasado por maicena, los vamos bañando en huevo y añadimos un poco de sal y pimienta. En este punto pon la sartén al fuego a calentar.
    3. Luego pasamos el queso al plato con pan rallado. Cuando el aceite esté caliente freír los trozos de queso sobre un minuto por cada lado o hasta que estén dorados.

    Notas y Consejos

    Esta receta también la puedes realizar con otros quesos como el brie o el camembert, pero si quieres el auténtico sabor canario es preciso sea con queso Flor. ¿Te ha gustado la receta? También podría interesarte esta otra de

    Empanadillas de queso

    Si te ha gustado esta receta de Receta de queso frito canario te aconsejamos no te pierdas más Recetas de Tapas y no olvides descargar Gratis Nuestro App. DESCARGAR AQUÍ.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *