0

Como guisar corzo

Después de poner a macerar la carne, en mi caso en una cazuela normal (es preferible el barro) con la media cabeza de ajos y un poco de clavo -que se me olvidó- durante toda la noche, lo sacas y lo escurres. Para qué? para no llenarlo todo de vino, que luego huele media casa a vino! jajjajaja!

corzo macerando en vino

Acto seguido lo partiremos en trozos más pequeños, lo salpimentaremos, enharinaremos -para que los restos de vino no hagan saltar el aceite por media cocina- y lo pasaremos por la sarten hasta que tome un color doradito.

En plena fritura

Mientras, en otra cazuela, pocharemos la cebolla en juliana, la zanahoria, las habas y/o guisantes, los champiñones y los ajos vinateros a fuego lento. Una vez pochadito y tierno, agregamos la carne y el agua.

Con los champis, la cebolla, la zanahora y los guisantes

Añadiremos las especias, al gusto y lo cocinaremos durante aproximadamente 45 minutos en olla rápida ó 1 hora y media más o menos, a fuego suave, en cazuela normal. En mi caso lo hice en olla, que a los cocineros expertos les gusta menos por si se seca la carne y se quema!! y quedó así!!!
Para completar el plato hice una patatas fritas en tacos cuadraditos para acompañar y dar más enjundia al plato. jajjajajaj. Como si lo necesitara verdad?
Lo que sí es una pena es que el olor no pueda traspasar la pantalla porque esto era una maravilla para todos los sentidos!! ummmm y lo que disfrutamos en casa con él! jajjajajajaj Alguno me pidió que guardara la salsa para seguir rebañando en otro momento!!!
Un besote a [email protected]!!!!
Eva

Entre el final del otoño y el comienzo del invierno cazadores , peñas de caza y comensales se reunen para disfrutar de uno de los manjares mas esperados en estas fechas.
Durante estos meses se mantiene abierta la mayor y más variada temporada de caza, una actividad popular muy extendida en las distintas regiones del país.
Hace años, la carne de animales silvestres suponía una fuente importante de nutrientes en la dieta familiar.
A mi hermano llegadas estas fechas siempre le regalan varios kg de carne de Corzo así como de Jabalí ,los cuales guarda en el congelador para comer todos juntos.
Con esta receta os propongo una forma sencilla de cocinar cualquier pieza de caza consiguiendo una textura tierna y melosa de la carne.
Esta elaboración sirve tanto para carne de Corzo ,Ciervo como para carne de Jabalí.
Aquí lo habitual es que hagan un guiso con patatas muy caldoso el cual a mi no termina de gustarme y eso que el año pasado vino un amigo de mi hermano hacerla a su casa ,para que viese como la hace el ya que es el encargado de hacerla cuando se juntan todos los de la peña a comer y según dicen cocina muy bien.
Así que depues de tener una conversacion sobre el tema de como esta mas rica la caza con el le prometí que llegada la temporada de caza publicaría la receta de caza ,la cual , para mi después de haber probado varias es la que mas me gusta ,por lo sencilla que es de hacer y lo rica que queda la carne.
Ahora os dejo con la receta y su elaboración paso a paso.
Corzo Guisado { Paso a paso}…


Ingredientes y preparación Primer día:
1 Pierna de corzo.
1 Cebolla Grande.
5 Ajos.
3 Zanahorias.
Vino tinto de buena calidad yo he usado un mencia de Valdeorras.
1 Hoja de laurel.
1 Rama de romero seca.
Tomillo seco.

Limpiamos bien la pierna de Corzo , la deshuesamos le quitamos los nervios y la grasa que pueda tener , la cortamos en trozos de 3 cm por 3 cm aproximadamente.
Vamos poniendo los trozos en un bol o recipiente de cristal amplio , una vez hayamos terminado de preparar toda la carne, pelamos la cebolla y la cortamos en trozos ,no hace falta que sean muy pequeños.
Pelamos los ajos y los añadimos en trozos , pelamos las zanahorias las cortamos en rodajas y se las añadimos .
Añadimos el romero ,el tomillo y la hoja de laurel.
Cubrimos la carne con vino tinto y la dejamos en adobo en el frigorífico con el recipiente tapado hasta el día siguiente.
La carne debe estar macerando 24 horas como mínimo , si la dejáis mas horas mejor.
Ingredientes 2º día :
Carne de corzo macerada.
2 Cebollas medianas.
3 Ajos.
250 Ml de coñac.
500 Ml de Vino tinto yo Mencia .
4 Cucharadas de tomate frito.
Pimientas variadas recién molidas.
Unas ramas de perejil.
Tomillo.
Romero.
1 Hoja de laurel.
Aceite de oliva.
Sal.
Harina.
Estas cantidades son las que se necesitan para 2 kg y medio de carne ya limpia, si ponéis mas carne tendréis que aumentar las cantidades y si ponéis menos tendréis que reducir las cantidades.

Preparación:
Quitamos los trozos de corzo del adobo y dejamos escurrir sobre papel de cocina.
Personalmente no me gusta usar ni las verduras ni el vino donde estuvo la carne macerando , pero podéis usar el vino.
En una olla amplia ponemos un par de cucharadas de aceite de oliva y cuando este caliente pochamos las cebollas y los ajos que habremos cortado en trozos no muy grandes.
Mientras salpimentamos los trozos de carne ,los pasamos ligeramente por harina y los vamos friendo en una sartén con un poco de aceite de oliva.
Según se va dorando la carne la vamos poniendo en la olla donde teníamos la cebolla pochada.
Una vez este toda la carne sellada le añadimos el tomate frito , el romero ,el tomillo ,la hoja de laurel y el perejil.
Añadimos el vino y el coñac ,ponemos a fuego fuerte destapada la olla para que se evapore el alcohol del vino y coñac 10 minutos mas o menos.
Bajamos el fuego ,tapamos la olla y dejamos cocinar a fuego medio en mi vitroceramica en el 6 durante dos horas y media o tres.
Removemos de vez en cuando y pasadas dos horas rectificamos el punto de sal si fuera necesario ,si fuese necesario le añadimos mas vino o un poco de agua.

Una vez la carne este cocinada dejamos reposar una media hora antes de servirla para que se asienten los sabores.
Podemos acompañarla de unas patatas fritas o cocidas,así como de compotas o trozos de frutas asadas o salteadas como la manzana ,las castañas o frutos rojos estos últimos le darán un contrapunto ácido y fresco a la carne.
También podemos añadir una guarnición de setas salteadas ,las cuales añadiremos al guiso en los últimos cinco minutos, los justos para aportar su aroma de bosque.


La carne de caza es diferente a la que se obtiene en un criadero.
La carne de caza tiene características propias que la diferencian y mucho de la carne de los animales criados en cautividad.
La vida salvaje, la alimentación natural y los desplazamientos frecuentes por grandes espacios hacen que esta carne sea más dura y que tenga una composición nutricional peculiar.
Además, el tipo de muerte provoca que esta carne adquiera un color rojo más intenso, junto con un aroma y un sabor más pronunciados que la carne de criadero.

La carne de caza mayor, se debe congelar para que esta acción rompa parte de las fibras y la ablande.
De todas maneras, esta carne tiene un sabor tan característico, que conviene marinarla para que pierda parte de su gusto original y se matice con el sabor y el aroma del vino, las hierbas aromáticas y los condimentos que empleemos.

De muerte relenta no lo siguiente.

Espero que os haya gustado la receta y que no dejéis de hacerla os encantara seguro.
Si no tienes quien te la regale no tienes disculpa para no hacerla ,ahora se puede encontrar carne de caza en muchos supermercados.
Muchas gracias por dedicar un poco de vuestro valioso tiempo a visitarme,así como por dejarme vuestras opiniones y sugerencias las cuales me encanta leer.
Bicos mil [email protected]

Corzo estofado con patatas

1. El día anterior al de preparar el corzo guisado, ponemos a marinar la carne de corzo. Quitamos la telilla blanca que recubre todas las piezas de carne de corzo y las cortamos en trozos de unos 2 o 3 centímetros de lado.
2. Aderezamos con sal y pimienta negra molida los trozos de carne y los metemos dentro de un cuenco grande de cristal. Les añadimos 3 dientes de ajo cortados por la mitad y sin el brote verde interior, la hoja de laurel, el vino tinto y el brandy. Le damos unas vueltas para asegurarnos que toda la carne de corzo está cubierta por el marinado, lo tapamos con papel transparente y dejamos que repose en la nevera durante al menos 24 horas.
3. A la hora de preparar el guiso, sacamos el cuenco de la nevera y escurrimos bien los trozos de carne de corzo. El líquido que ha sobrado del marinado lo colamos y lo reservarmos para usarlo después.
4. A continuación, ponemos un buen chorro de aceite de oliva virgen extra Picual en una sartén y lo calentamos a fuego medio.
5. Mientras se calienta, vamos rebozando la carne de corzo en harina, sacudiéndole el exceso. La doramos en tandas y la reservamos en un plato.
6. Seguidamente, picamos bien la cebolla y la ponemos a calentar a fuego bajo en una cazuela grande con 6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra Picual, el mejor para los guisos de carne, una guindilla cayena abierta y sin pepitas, los otros dientes de ajo picados finos y una pizca de sal. La cebolla tardará en pocharse aproximadamente unos 20 minutos.
7. Cuando la cebolla esté lista, añadimos las cucharadas de tomate triturado y le damos unas vueltas para que se mezcle todo bien con una cuchara de madera.
8. En este momento, agregamos toda la carne de corzo que habremos dorado junto con el líquido del marinado, la ramita de romero y las dos ramitas de tomillo fresco que le darán un toque fresco a hierbas delicioso. Lo removemos todo suavemente y subimos el fuego.
9. Cuando empiece a hervir, bajamos el fuego, tapamos la cazuela y guisamos la carne lentamente durante 2 horas aproximadamente.
10. Mientras se va cocinando el corzo, lo vamos vigilando para que en el caso de que se haya consumido en exceso el caldo podamos añadir un poco más de agua. También lo vamos probando para comprobar cómo está de sal, añadiendo un poco si fuera necesario.
11. Más o menos cuando falten 15 minutos para que se termine de hacer la carne, prepararemos las patatas. Pelamos las patatas, las cortamos en trozos uniformes para que se hagan al mismo tiempo y echamos a la cazuela donde está la carne, removemos con cuidado y lo terminamos de cocinar todo junto.
12. Por último, separamos la cazuela del fuego y dejamos que repose durante unos 5 minutos.
13. Servimos el corzo estofado con un poco de perejil fresco picado por encima.

En el menú otoñal no puede faltar un buen plato de corzo guisado. Es la temporada perfecta para disfrutar de comidas suculentas, hechas con paciencia y mimo, pues este tipo de carnes de caza necesitan su tiempo de cocción a fuego lento. Antiguamente, este tipo de platos se consumían en las casas humildes, de trabajadores rurales. Sin embargo, el intenso sabor y textura del corzo llegó a apreciarse también en la mesa de los reyes. Hoy en día, el corzo está presente en recetas gourmet, aunque nunca se dejan de lado los platos tradicionales y sencillos como los guisos caseros.

El corzo guisado es una buena opción para incorporar a la dieta, pues aporta gran cantidad de vitaminas del grupo B, esenciales para el funcionamiento del organismo. También es rico en hierro y proteínas de calidad. Para aprovechar todos los nutrientes de esta exquisita carne nada mejor que una receta simple, casera y familiar.

Ingredientes:

  • 2 kg de pierna de corzo
  • 3 cebollas
  • 4 dientes de ajo
  • 1 pimiento choricero
  • 1 guindilla
  • 1 vaso de vino tinto
  • 1 vaso de brandy
  • ½ taza de puré de tomate
  • Tomillo
  • Orégano
  • Perejil
  • Romero
  • Harina
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva
  • Cómo preparar corzo guisado:

    1. Mezclar el vino, el brandy, tres ajos picados, sal y pimienta.
    2. Cortar la carne de corzo en trozos grandes y sumergir en el macerado.
    3. Llevar a la nevera durante un día.
    4. Calentar una olla con cinco cucharadas de aceite.
    5. Picar finamente las cebollas y sofreír junto con la guindilla sin semillas hasta que estén tiernas.
    6. Machacar los dos dientes de ajo restantes con una pizca de sal, el pimiento y un poco de cada hierba aromática (si son frescas, mejor).
    7. Agregar al sofrito junto con el puré de tomate.
    8. Remover. Dejar cocinar a fuego suave.
    9. Mientras, escurrir la carne del marinado conservando el líquido.
    10. Pasar los trozos por harina y freír en una cazuela con aceite.
    11. Colocar la carne dentro de la salsa.
    12. Adicionar el líquido del marinado. Remover y subir el fuego hasta que rompa el hervor. Salpimentar a gusto.
    13. Bajar el fuego, tapar la cazuela y dejar cocinar durante dos horas aproximadamente.
    14. Remover de vez en cuando y si es necesario, agregar un poco de agua para que la salsa no se seque. La carne debe quedar bien tierna.
    15. Rectificar el punto de sal.
    16. Servir el corzo guisado con patatas fritas o puré.

    Este otoño no puedes perderte un buen plato de corzo guisado hecho por ti mismo. No olvides el pan para mojar en la salsa. Disfruta del intenso sabor de la receta ¡Es muy fácil de hacer!

    En una fuente lo suficientemente grande para que nos quepa la carne, le agregamos los ajos cortados, laurel, vino y brandy.

    Lo dejamos en la nevera en ese adobo entre 24-48 horas (Juan Carlos me recomendó 24 horas). Al día siguiente, retiramos la carne del adobo y escurrimos, reservando el líquido.

    En un mortero machacamos o bien con el brazo de una batidora, hacemos un majado con los ajos del adobo, un poco de perejil, 1 guindilla, la carne de pimiento choricero, le podemos agregar un poquito de aceite para ayudarnos.
    Salpimentamos los trozos de carne, los pasamos por harina, sacudimos bien el excedente.
    Doramos los trozos de carne en la cacerola amplia, en donde preparemos el guiso, los trozos que tengamoa dorados los vamos reservando en una fuente.
    En el mismo aceite que hemos dorado la carne, rehogamos la cebolla cortada en juliana. Añadimos el majado y el líquido del adobo. Introducimos la carne, la guisamos a fuego lento, según se vaya consumiendo el jugo, le añadimos un poco de agua o caldo.
    Mientras se guisa la carne, freímos las patatas en dados, reservamos.
    También limpiamos los champiñones, los salteamos en un poco de aceite, hasta dorarlos un poco, cuando casi estén le agregamos un poco de ajo en polvo y salpimentamos, reservamos.
    Cuando la carne esté tierna, rectificamos el punto de sal, agregamos las patatas y champiñones.
    Lo dejamos cocinar todo junto unos minutos.
    Presentamos en una fuente todo junto o bien separamos la carne de la guarnición.

    Yo deje la carne, patatas y champiñones todo mezclado.

    Al final este Estofado de carne de Corzo, es un plato exquisito y la salsa una locura…

    Estofado en la olla exprés una receta completa porque también lleva verduras. Fácil saludable y sin complicaciones. En otro artículo de Okdiario-recetas hicimos canelones a la catalana. Hoy carne estofada en la olla exprés.

    Beneficios de la olla a presión

    La olla exprés acelera la cocción de los alimentos debido a la presión acumulada en el interior del recipiente. Fue inventada en el siglo XVII, por Denis Papin. Sin embargo no fue hasta el siglo XX, durante la Segunda Guerra Mundial cuando este invento tuvo utilidad práctica.

    Las carnes, arroces y legumbres se podían cocinar en la mitad del tiempo y eso era un valor añadido. Las primeras ollas llevaban una válvula o regulador de vapor que era empujado hacia arriba para permitir que el vapor se escapara. Esta es la razón por la que las clásicas ollas exprés ‘silbaban’.

    Entre las ventajas de usar la olla exprés están que el calor se distribuye más uniformemente y se cocinan con menos agua, por lo que se pierden menos nutrientes. Los alimentos no se oxidan por su exposición con el aire, por eso mantienen sus colores. Cocinar con la olla exprés además elimina cualquier microorganismo presente en los alimentos, al cocinarse a temperaturas por encima de los 100 grados. Podemos usar la olla exprés para esterilizar biberones, o incluso frascos para guardar mermelada u otras conservas.

    Guiso en olla exprés, receta paso a paso

    La olla exprés, rápida o a presión, te ayudará a cocinar alimentos de una manera rápida y efectiva, a la vez que conservas el máximo sabor de los alimentos. Por ello, a continuación, te enseñaré a elaborar un exquisito guiso de patatas y carne en olla exprés, en menos de la mitad de tiempo. ¡Te aseguro que sabe delicioso! Antes de comenzar con la receta, en este post te decimos cómo elegir una olla a presión.

    Ingredientes

    • 400g de carne vacuna para guisar
    • 1 cebolla
    • 3 patatas medianas
    • 4 zanahorias
    • 1 pimiento verde
    • 2 dientes de ajo
    • 4 cucharada de salsa de tomate frito
    • 1 cucharada de carne de pimiento choricero (opcional)
    • Caldo de res
    • 2 hojas de laurel
    • Pimienta negra molida
    • Aceite de oliva
    • Sal

    Elaboración paso a paso

    1. Pela la cebolla y los dientes de ajo y córtalos en trozos pequeños. Pon a pochar en la olla exprés junto con un poco de aceite de oliva y cuando la cebolla esté translúcida, incorpora el pimiento verde cortado en cubos medianos.
    2. Salpimienta la carne para guisar e incorpora al sofrito. Deja dorar por todos lados y agrega la carne de pimiento choricero y la salsa de tomate frito.
    3. Mezcla muy bien y agrega las cebollas peladas y cortadas en rodajas finas junto con las hojas de laurel.
    4. Mezcla nuevamente y cubre el estofado con caldo de res o caldo de verduras y tapa la olla express. Deja cocer durante 30 minutos.
    5. Transcurridos de tiempo, abre la olla express y prueba el punto de sal. Si fuera necesario rectifica y añade las patatas peladas y troceadas en cubos medianos.
    6. Cierra la olla nuevamente y cocina durante 5 a 10 minutos. Apaga el fuego y sirve en plato soperos.

    Como verás, esta receta de guiso de carne y patatas es muy fácil de elaborar en la olla a presión y no demorarás más de una hora en tener el platillo en la mesa para sorprender a toda tu familia. Si quieres conocer más recetas como esta ve a la categoría Carnes.

    admin

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *