0

Como hacer cachopo

Tabla de contenidos

Cómo preparar un cachopo asturiano. Últimamente Asturias se ha convertido en uno de mis destinos de vacaciones preferidos. Su paisaje, gastronomía y gente me recuerdan mucho a mi tierra, Galicia.

Mucha gente suele decir que los gallegos y los asturianos somos primos hermanos, no llega a tanto pero el norte marca, eso es cierto. El cachopo de ternera que os presento hoy, “Don Cachopo” para todos ustedes. Es uno de los platos más populares de la cocina asturiana dentro y fuera de sus fronteras.

Es uno de esos platos sobre los que la gente habla, compara y busca el mejor. Quizás el debate esté a la altura de las discusiones sobre la mejor fabada, el arroz con leche, las fabes con almejas o los frixuelos. En Asturias se compite por 3 aspectos para decidir cuál es el mejor: la calidad, tamaño (que en este caso, sí que importa) e imaginación en los rellenos.

Es una especie de San Jacobo a lo bestia, algunos también lo comparan con el cordon bleu. Aunque a los verdaderos cachoperos les molestan estas comparaciones porque no es una cosa ni la otra. Aunque en cada casa se preparen de una forma u otra. Esta receta de cachopo de ternera es la más frecuente.

El cachopo consiste simplemente en dos filetes de ternera empanados rellenos de queso y jamón serrano. Una vez frito resulta crujiente por fuera con un interior tremendamente jugoso.

Cuando lo cortamos sale el imprescindible queso fundido que se desparrama por todo el plato. Normalmente un solo cachopo da para comer una, dos, tres y hasta cuatro personas dependiendo del tamaño, y muchos restaurantes compiten por ser el que lo sirva más grande.

Podemos encontrar a partir de la preparación clásica múltiples variantes de cachopos de pescado, pollo o cerdo, rellenos de marisco, cecina, setas, pimientos, quesos, espárragos, … etc. Aunque mi favorito es el que os presento hoy. Espero que os guste y lo preparéis en casa.

Preparación de la carne del cachopo asturiano

En los ingredientes he puesto que los filetes deben ser finos, es importante para poder rellenarlos mejor y que luego no resulte demasiado grueso al freír.

Si los que tenemos no son delgaditos un buen truco es disponerlos entre papel film transparente y golpearlos con la base de un cazo metálico, logrando así un grosor más fino.

  1. Preparamos nuestros ingredientes para realizar la receta de manera organizada y más rápida.
  2. En 3 platos disponemos la harina, el pan rallado y los 2 huevos batidos. Reservamos hasta el momento del rebozado.
  3. Usaremos un par de filetes por cada cachopo que sean aproximadamente del mismo tamaño y forma, para que casen perfectamente el uno sobre el otro.
  4. Los filetes de cadera son muy tiernos y perfectos para esta receta. Los limpiaremos bien de las telillas de los bordes para que no se nos “encojan” al freírlos.
  5. Los vamos a trabajar con un mazo o una piedra tal como os comentaba antes, para ablandarlos y aplanarlos.
  6. Extendemos un filete y salamos al gusto. En una de las mitades colocamos una loncha de jamón serrano (o cecina, el sabor es increíble con ella) y sobre ella una de queso (recordad que podemos poner varios tipos de queso, el que más os guste).

Empanado del cachopo asturiano

  1. En muchos sitios de Asturias doblan el contenido de queso y jamón, pero yo tampoco quería un cachopo jurásico. Creo que una loncha de cada es más que suficiente.
  2. Hay quien mete dentro del mismo un pimiento del piquillo abierto. El pimiento encaja divinamente con el cachopo y con otros empanados, así que dentro o fuera estará igualmente bueno.
  3. Cerramos con la otra mitad del filete apretando en los bordes. Así conseguiremos que se una bien la carne y quede el relleno en el interior. Hacemos lo mismo con los filetes restantes.
  4. Los empanaremos con el clásico rebozado, pasándolos por harina, huevo y pan rallado.
  5. La harina ayuda a que el huevo se adhiera mejor a la carne. El huevo actúa como pegamento para fijar el pan rallado. Hay quien da una sola capa y hay quien prefiere usar dos.

Fritura del cachopo y presentación final

  1. Lo mejor es rebozar con una sola capa para que no sea demasiado grueso, así resultan más ligeros y absorben menos aceite en la fritura.
  2. Para obtener unos cachopos más crujientes podemos usar pan rallado crujiente que venden en cualquier supermercado.
  3. Si os han quedado muy justos para que queden bien cerrados, podéis unirlos insertando un palillo de manera que no se abran luego en la sartén.
  4. Comprobamos que queda toda la superficie bien cubierta. El rebozado completo evita que se libere el queso del interior.
  5. Para freír nos interesan aceites con alto punto de humo que se oxiden (quemen) menos.
  6. Esto depende de la calidad del aceite que empleemos, yo os recomiendo un aceite de oliva virgen extra suave, por ejemplo un arbequina.
  7. Estos aceites nos permitirán freír a alta temperatura resultando un empanado crujiente tras un corto proceso, por lo que el interior quedará más jugoso.
  8. Cuando tengamos todos los cachopos preparados calentamos abundante aceite en una sartén y los vamos friendo a temperatura media-alta. El aceite no debe estar muy caliente. Así evitamos que queden muy tostados por fuera y crudos por dentro.
  9. Los cocinamos de 2 a 3 minutos por cada lado, queremos conseguir un rebozado crujiente de color dorado, la carne en su punto y el relleno con el queso derretido sobre el jamón.
  10. Retiramos y reservamos sobre papel absorbente para que suelten el exceso de aceite.
  11. Como acompañamiento en la mayoría de los restaurantes asturianos podéis elegir entre muchos tipos de salsa. Por ejemplo, una salsa de Cabrales, salsa de sidra, cebolla caramelizada, salsa de tomate natural a la pimienta, verduras a la plancha o unos pimientos caramelizados al ajillo.

Ya tenemos nuestros deliciosos filetes empanados al estilo asturiano. Los famosos y tradicionales cachopos para comer el fin de semana y sorprender a nuestra familia o amigos.

No dejéis de disfrutar de todas las recetas con carne que tenemos en el blog. Podéis ver todas las fotos del paso a paso la receta del cachopin asturiano.

Consejos para un cachopo asturiano de rechupete

  • Os recomiendo servirlos con un acompañamiento sencillo que no reste protagonismo al cachopo. Unas patatas fritas con el corte que más os guste, unos pimientos asados o un poco de vuestra ensalada preferida. Con trocitos de tomate y albahaca por ejemplo.
  • ¿Quién inventó el cachopo? Nadie lo sabe, aunque dicen que se trata de una herencia de la cultura gastronómica francesa.
  • Se atribuye su invención al cocinero asturiano Fernando Martín ya desaparecido. El mismo que en 1986 consiguió una estrella Michelin en su restaurante Trascorrales de Oviedo.
  • Sucedió en su restaurante ovetense “El Pelayo”, ya clausurado. Allí se sirvió por vez primera un cachopo gigante relleno de espárragos y jamón con un frixuelo (crêpe) dentro.
  • En Asturias el tamaño de los cachopos suele ser impresionante. Por lo que pidiendo uno podréis comer varias personas. Para mi uno de estos sirve perfectamente como plato único.
  • En Asturias yo los llamo “Don Cachopo” pues impone un poco, pero en casa lo podéis hacer del tamaño que queráis. Espero que disfrutéis de esta receta, es muy sencilla y sabrosa.

¿Os gusta la cocina asturiana?

¿Hay ‘fame’? La cocina asturiana no se entiende si estas recetas.

  • Si te gusta el cuchareo, no puedes dejar de probar su famosa fabada. Sus mundialmente conocidas fabes con almejas o esas espectaculares verdinas.
  • Para abrir boca, tienes sus bollos preñados o unas cebollas rellenas. A mi las que más me gustan son con bonito, pero también las tienes con carne.
  • Para acabar una jornada gastronómica que no olvidarás. Sus postres, el arroz con leche más rico que habrás probado nunca o el tocinillo de cielo de Pravia.
  • Y por supuesto un buen café o infusión debe ir acompañada de unas moscovitas. Son un montón de recomendaciones que no debéis dejar de probar en Asturias o en vuestra casa, ¿por qué no?

Vamos a prepara una receta tradicional de la cocina asturiana para chuparse los dedos. Hoy vamos a aprender a hacer un cachopo.

Es un plato muy sencillo que consiste en uno o dos filetes de ternera dependiendo de cómo se quiera hacer, y van rellenos con jamón y queso.

Cuando vayamos a comprar los filetes de ternera le comentamos al carnicero que los queremos para hacer unos buenos cachopos. De esta manera ya sabrá cómo prepararlos, muy finos, y si es posible sin fibra, ni grasa, y que no nos lo terminen de abrir, que se queden como si fuera un libro.

Elaboración del cachopo asturiano:

  1. Primero debemos coger los filetes de ternera, los extendemos sobre una superficie amplia, y limpia, y los cubrimos con papel film transparente. Los colocamos de manera que no se toquen.
  2. Seguidamente, nos hacemos con un rodillo o con un mazo de madera, y empezamos a darle golpes a los filetes. Esto lo hacemos para romper un poquito las fibras de la carne, y para que salgan más tiernos. Si veis que los filetes están demasiado duros, un truquito es dejarlos unas horas, o bien, toda la noche sumergidos en leche.
  3. En cuanto hayamos terminado de golpearlos les damos la vuelta, y vamos colocando una a una las lonchas de jamón serrano hasta cubrir toda la superficie del cachopo.
  4. A continuación, seguimos poniendo las lonchas de queso. En esta ocasión solo cubrimos uno de los lados, de esta manera evitaremos que se desborde el queso cuando lo vayamos a freír. Podéis escoger el tipo de queso que más guste en casa.
  5. Rellenamos el segundo cachopo de la misma manera que forma que el primero y reservamos.
  6. Ahora ya pasamos a preparar el empanado. Para ello cogemos tres fuentes grandes, aunque dependerá del tamaño que tengan nuestros cachopos. En la primera fuente colocamos un lecho de harina. En otra los huevos previamente batidos, y en la tercera el pan rallado. Podemos mezclar el pan rallado fino con uno más grueso, y así darle un toque más crunchy.
  7. Cogemos uno a uno los cachopos y primero los enharinamos por ambos lados, y rápidamente lo pasamos al huevo.
  8. Cubrimos muy bien el cachopo con el huevo, y lo llevamos a la fuente del pan rallado haciendo presión para que se adhiera bien el pan.
  9. Una vez esté empanado podemos volver a pasar por el huevo, y por el pan rallado. De esta manera conseguiremos un cachopo súper crujiente. Existen otras posibilidades de empanado, si queréis averiarlas os las dejamos un poquito más abajo.
  10. En cuanto tengamos ambos cachopos empanados cogemos una sartén grande y le echamos aceite hasta cubrir bien todo el fondo. La colocamos sobre un fuego fuerte y esperamos a que se caliente.
  11. Cuando se haya calentado el aceite cogemos un cachopo y lo añadimos. En cuanto se haya dorado le damos la vuelta con mucho cuidado de no quemarnos, y tostamos por el otro lado.
  12. En cuanto esté para sacar lo apoyamos sobre un plato con papel de cocina para que absorba el aceite sobrante.

¡Listo! Ya tenemos preparado el mejor cachopo asturiano, y sin salir de casa. ¿Te atreves a prepararlo?

Cómo conseguir el empanado perfecto:

A la hora de hacer un empanado existen diferentes opciones. Para cocinar esta receta hemos utilizado harina, lo hemos hecho para que huevo se mantenga y no resbale. Además, podemos sustituir el pan rallado por cornflakes machacados, doritos o patatas fritas trituradas, frutos secos…. De esta manera le daremos un toque diferente al empanado.

Cachopo asturiano de ternera con pimientos del piquillo y patatas fritas

Tenemos la gran suerte de contar con una gastronomía de lo más rica y variada en España y es un auténtico placer ir descubriendo los platos más típicos de cada lugar. Personalmente la gastronomía asturiana es una de mis preferidas porque está llena de sabores potentes y ya sea por los quesos, los guisos o las carnes, me tiene ganada.

Este cachopo asturiano de ternera con pimientos del piquillo y patatas fritas es un plato realmente contundente pero que está genial preparar de vez en cuando porque es una delicia y además resulta sencillo de elaborar, aunque para freír bien lo mejor es ir adquiriendo cierta experiencia para saber entender el aceite y sus temperaturas y conseguir resultados perfectos. También puedes utilizar una freidora ya ayuda mucho en esta labor aunque dependerá de las dimensiones de tu cachopo (que no suelen ser pequeños).

Personalmente no suelo freír prácticamente nunca en casa, no es una técnica que me apasione pero reconozco que de vez en cuando y para recetas como ésta vale la pena ya que este resultado no se puede conseguir de otra forma. Aún así, no siempre lo acompaño con patatas fritas y pimientos del piquillo, también me gusta mucho saltear unos ricos pimientos de padrón e incluso otras verduras como champiñones, setas o calabacín y berenjena.

Si te gusta la gastronomía de Asturias tanto como a nosotros, no te pierdas las recetas típicas que tenemos en el blog como la famosa fabada asturiana (uno de mis guisos preferidos sin duda) o las fabes con almejas.

Otra receta que se parece mucho al cachopo son estos escalopines con salsa de cabrales, y patatas panaderas y manzana al membrillo, un contraste dulce-salado increíble. Como muestra de que nos apasiona este queso, también he preparado unas sencillas patatas con salsa de queso cabrales, ¡qué delicia! Y en cuanto a la guarnición, aquí tienes la receta para preparar patatas fritas perfectas: tiernas por dentro y crujientes por fuera.

Y para completar esta selección de platos asturianos no podía faltar el tradicional pastel de cabracho, digno de las ocasiones especiales pero tan rico que apetece comerlo en cualquier momento y época del año, untado en tostadas y con salsa rosa.

Ingredientes para preparar cachopo asturiano de ternera con patatas fritas y pimientos del piquillo (2 personas):

  • 4 filetes de ternera o 2 filetes cortados en librillo (podéis pedir en la carnicería que os lo corten así), siempre con un corte finito. También dependiendo de lo grande que sea el filete puede que solo necesitéis dos filetes o 1 librillo. Te recomiendo que compres ternera de babilla, de cadera o similar, son cortes económicos y perfectos para esta receta.
  • 4-6 lonchas de jamón serrano, según sea su tamaño.
  • 4 lonchas de queso para fundir y, opcionalmente, queso azul o idealmente cabrales.
  • Pimienta y sal.
  • Aceite de oliva o de girasol, cantidad suficiente para freír.
  • Para rebozar:
    • Harina de trigo.
    • Pan rallado.
    • 2 huevos.
  • Para la guarnición:
    • Patatas para freír.
    • Pimientos del piquillo en conserva.
    • Aceite de oliva o de girasol, cantidad suficiente para freír.
    • Sal.

Preparación, cómo hacer la receta de cachopo asturiano de ternera con patatas fritas y pimientos del piquillo:

  1. Coloca extendidos los filetes de ternera sobre una tabla y golpéalos con un mazo o piedra para que se ablanden y queden planos y estirados.

    Aplastamos el filete de ternera

  2. Salpimenta los filetes y coloca por encima los quesos que hayas elegido.

    Cubrimos los filetes de ternera con quesos

  3. Añade las lonchas de jamón serrano.

    Cubrimos con jamón serrano

  4. Cierra los filetes doblándolos o colocando uno sobre otro, según tengas filetes sueltos o librillos. Yo tenía un librillo y como verás al final se me queda en el interior una capa doble de queso y de jamón. A mi me gusta así para que quede grueso el cachopo, pero si lo prefieres más finito simplemente puedes cubrir la mitad del librillo con jamón y queso.
  5. Pon en un plato harina, en otro pan rallado y por último los huevos batidos.

    Preparamos los ingredientes para empanar el cachopo

  6. Si te da más seguridad, haz como yo e inserta unos palillos en los bordes para asegurarte de que no va a abrirse durante el cocinado.

    Cerramos el cachopo con palillos

  7. Ahora ve pasando el cachopo por cada uno y por ambos lados, primero por el de harina.

    Pasamos el cachopo por harina

  8. Después por el plato con huevo.

    Después por huevo batido

  9. Por último pásalo por pan rallado, y déjalo reposar en una tabla o plato grande mientras preparas el aceite para freírlo.

    Por último lo cubrimos con pan rallado

  10. Yo en este caso he utilizado freidora porque a la vez freí patatas para la guarnición y me pareció más cómodo, pero se puede hacer igualmente en una sartén y de hecho en ocasiones no hay más remedio porque los cachopos suelen ser demasiado grandes para la freidora:
    1. Cachopo en freidora: lo he cocinado con el aceite a 140ºC apenas 3 minutos por cada lado, aunque el mejor indicador es darle la vuelta cuando se ha dorado por debajo.
    2. Cachopo en sartén: calienta abundante aceite en una sartén amplia (que quepa el cachopo) pero sin llegar al punto de que humee. Cocínalo unos 3 minutos por cada lado, y al igual que en la freidora, el mejor indicador es darle la vuelta cuando veas que está empezando a dorarse por debajo.

      Yo he cocinado el cachopo en freidora

  11. Retira el cachopo a un plato cubierto con papel de cocina para que suelte el exceso de aceite.
  12. De guarnición lo he servido con unos pimientos del piquillo y unas patatas fritas.
  13. Para preparar las patatas fritas pélalas y córtalas en palitos más o menos del mismo tamaño. Yo he utilizado una mandolina que incluye unas cuchillas con las que es muy sencillo cortar las patatas en palitos, pero también puedes hacerlo con un cuchillo.

    Cortamos las patatas en palitos

  14. Ponlas a remojar con agua fría en un bol durante 5 minutos para que suelten el almidón y así evitar que después se peguen unas con otras.

    Sumergimos las patatas en agua

  15. Sécalas muy bien con papel de cocina o con un paño.
  16. Pon abundante aceite a calentar, ya sea en freidora o en sartén. Yo he utilizado mi freidora y la he puesto a 140ºC, pero si lo hacéis en sartén esta temperatura es cuando introducís una patata y burbujea de forma constante y sin dorarse para nada, y por supuesto que el aceite no humee.

    Una de las ventajas de la freidora es que controlas la temperatura y la puedes tapar cómodamente

    Las he preparado en dos tandas para que se frían bien

  17. Hay que cocinarlas alrededor de 5 minutos. El punto perfecto es cuando puedas atravesar una patata con un cuchillo y la notes tierna.
  18. Saca el cestillo de la freidora o retíralas a un plato con una espumadera si estás con la sartén, y sube la temperatura. En freidora es hasta 180ºC, y en sartén sin que llegue a humear el aceite pero que esté bastante caliente, de forma que las patatas se doren en cuestión de 2-3 minutos. Están listas cuando se vean doradas a tu gusto, aunque vigílalas bien porque cambian de color muy rápidamente.

    Ya tenemos listas y doradas las patatas fritas

  19. Escúrrelas y déjalas en una bandeja amplia con papel de cocina para que escurran el exceso de aceite. Insisto en lo de la bandeja amplia para que no estén amontonadas, escurran bien el aceite y así conseguir que queden lo más crujientes posible.
  20. Es en este momento cuando todavía están calientes que deberás echarles sal al gusto por encima.

Dificultad: media

Sirve y degusta:

Deja reposar el cachopo solamente 5 minutos antes de llevarlo a la mesa y mientras ve poniendo en los platos de los comensales las guarnición de patatas y pimientos del piquillo. Corta el cachopo en raciones y colócalas en los platos.

Ahora toca disfrutar con cada bocado del cachopo, viendo cómo el queso está fundido y quiere salirse, y disfrutando de la jugosidad de la ternera y la capa crujiente de rebozado. Está de auténtico… ¡escándalo!

Cachopo asturiano de ternera con patatas fritas y pimientos del piquillo

Variaciones de la receta de cachopo asturiano de ternera con patatas fritas y pimientos del piquillo:

La guarnición de patatas fritas y pimientos del piquillo acompaña genial y además es la más típica, pero puedes servir el cachopo también con patatas salteadas o simplemente cocidas, e incluso verduritas a la plancha o al horno como calabacín, berenjena, champiñones o pimientos de padrón.

Para darle un toque más potente de sabor, cambia el jamón serrano por cecina y rellénalo solamente con queso cabrales, sin duda un cachopo para recordar.

Consejos:

Cuando vayas a comprar la carne comenta que es para preparar cachopos y seguro que te asesoran sobre el mejor corte que tienen para ello y te lo cortan en librillo que es lo ideal para prepararlo.

Manejar bien las frituras es cuestión de experiencia, ya que si el aceite tiene poca temperatura tanto el cachopo como las patatas absorberán demasiado aceite y no quedarán bien, pero si por el contrario está demasiado fuerte quemarás la superficie más externa y no cocinarás bien el interior ni del cachopo ni de las patatas. Una ayuda extra puede ser la utilización de un termómetro de cocina o directamente una freidora si te estás iniciando.

CACHOPO ASTURIANO RECETA ORIGINAL

El cachopo de ternera es una receta asturiana que consiste en un filete empanado y relleno de jamón o de cecina, y de algún queso típico de esta comunidad autónoma, como el cabrales. Vendría a ser lo mismo que el típico escalope pero, relleno de estos ingredientes. Si vas de vacaciones a Gijón u Oviedo, ¡no puedes irte sin probarlo! Pero hasta entonces, puedes prepararlo en casa… Para su elaboración, necesitaremos un par de filetes de ternera bien finos y a ser posible, que sean grandes (largos). Como resultado tendremos un plato algo diferente al típico escalope. Una receta con sabor a Asturias. Los ingredientes para hacer la receta de cachopo asturiano son los siguientes:

INGREDIENTES:

  • 2 filetes de ternera muy grandes
  • unas lonchas de cecina o de jamón serrano
  • queso cabrales u otro a tu gusto (a ser posible que sea asturiano)
  • Harina, huevo y pan rallado
  • Sal y pimienta negra recién molida
  • Aceite

RECETA DEL CACHOPO DE TERNERA TRADICIONAL:

1.- Salpimentamos los filetes de ternera (ojo, no les eches demasiada sal que el queso y el jamón o cecina que emplees, ya tienen sal y podrían quedar demasiado salados)

2.- Ponemos uno de los filetes sobre una tabla de cocina y lo untamos por encima con el queso que hayas elegido. Encima del queso ponemos las lonchas de cecina o jamón serrano, hasta cubrir por completo. Después ponemos otro filete por encima, de forma que haga de tapa de todo el relleno.

3.- Cogemos con cuidado pero con firmeza toda la pieza y la pasamos por harina, por huevo batido y finalmente por pan rallado. Reservamos en un plato y dejamos reposar en la nevera 1 hora, para que se asienten bien todos los ingredientes

4.- Freímos en abundante aceite caliente. Que cubra por completo al cachopo. Pasados dos o tres minutos, cuando esté dorado, lo retiramos y lo ponemos sobre papel absorbente, antes de emplatarlo

Un cachopo asturiano abierto por la mitad. Se aprecia la cecina en el interior del escalope

Puedes acompañar al cachopo de ternera asturiano con las clásicas patatas fritas ¡No sobrarán ni las migas!

Si te ha gustado este cachopo de ternera asturiano, puedes seguirme en las diferentes redes sociales en las que estoy como Facebook, Twitter e Instagram

MÁS EN COCINA CASERA Y FÁCIL:

Escalope relleno

Solomillo a la pimienta

lomo al horno

MÁS RECETAS:

  • Preparación: 30 min
  • Comensales: 2
  • Tipo de comida: Comida
  • Tipo de cocina: Asturiana

El cachopo de ternera es una receta típica tradicional asturiana, que consiste en un filete de ternera relleno de jamón serrano y queso y luego empanado y frito. Aunque similar al san jacobo o al cordon bleu francés, el cachopo ha conseguido una auténtica legión de incondicionales que defienden su autenticidad.

Ingredientes

  • 2 filetes de cadera (120-150 g c/u)
  • Jamón serrano en lonchas, 50 g
  • Queso Havarti (u otro de sabor suave y que funda fácilmente), 60 g
  • Harina
  • Huevo batido
  • Pan rallado
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta

Además, y al igual que ocurre con la paella valenciana, las continuas variaciones de la preparación original (en este caso el relleno del cachopo) hace que muchas veces la receta haya degenerado: cachopos invertidos, de merluza, con todo tipo de embutidos, quesos y setas… todas estas aberraciones han hecho que los más puristas despierten y se alcen en contra de cualquier aberración que se le haga a este plato tan cuidado.

Vamos pues a evitar experimentos y a enseñaros cómo hacer un cachopo de ternera asturiano de manera tradicional, relleno de jamón serrano y queso Havarti.

Para la guarnición de pimientos:

  • Pimientos asados, 400 g
  • 4 dientes de ajo
  • Melaza de granada
  • Vinagre de módena
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra

Para la guarnición de patatas fritas:

  • 3 patatas medianas
  • 4 dientes de ajo grandes
  • Aceite de oliva
  • Pimienta negra recién molida
  • Sal

Cómo hacer un cachopo de ternera asturiano a la manera tradicional

Cachopo-ternera-asturiano_1

Pelamos los ajos, los laminamos y los añadimos a una fuente de hornear con un chorro de aceite de oliva virgen extra. Añadimos también un chorro de melaza de granada, un chorrito de vinagre de módena o miel y sal.

Vertemos los pimientos rojos en conserva (yo he usado los pimientos de mi huerta embotados, pero podéis usar cualquier buena conserva de pimientos asados o de piquillos) y mezclamos bien. Introducimos al horno previamente precalentado a 150 º C.

Cocinamos poco a poco a temperatura suave, removiendo de vez en cuando para que se confiten en el horno durante unos 30-40 minutos, añadiendo un poco de agua si veis que se deshidratan demasiado.

02: Espalmamos los filetes y los rellenamos

Cachopo-ternera-asturiano_2.1

Cachopo-ternera-asturiano_2.2

Disponemos los filetes y los aplastamos con una espalmadera, un mazo o con la palma de la mano y los salpimentamos bien por ambas caras. Si el filete de ternera es muy grande, rellenamos la mitad con el jamón y el queso y cerramos con la otra mitad. Si son más pequeños, cubriremos todo el filete con el jamón serrano y el queso y cubriremos con el otro filete también espalmado.

Por otro lado, pelamos las patatas y las cuadramos un poco para que el corte sea más rectangular. Cortamos las patatas en rectángulos gruesos y las cubrimos de agua para que pierdan el almidón y se frían mejor.

03: Empanamos el cachopo

Cachopo-ternera-asturiano_3

Enharinamos el cachopo por ambas caras y lo aplaudimos muy bien para retirar el exceso de harina. Pasamos el cachopo de ternera por el huevo y a continuación por el pan rallado. Retiramos el exceso del mismo y lo reservamos.

04: Freímos las patatas

Cachopo-ternera-asturiano_4

Escurrimos las patatas y las secamos bien con papel de cocina. Las añadimos a una sartén con aceite de oliva ya caliente, junto con 4 dientes de ajo bien grandes.

Cocinamos a fuego medio 8-10 minutos y retiramos los dientes de ajo. Subimos el fuego a tope para que las patatas doren y queden bien crujientes.

05: Freímos el cachopo

Cachopo-ternera-asturiano_5

En una sartén muy amplia, freímos el cachopo a fuego medio en 2 dedos de aceite de oliva, moviendo la sartén con movimientos circulares para que se cocine de la manera más regular posible. Freímos el cachopo de ternera 2-3 minutos por cada lado, moviéndolo para que el empanado sea uniforme . Retiramos a un papel absorbente una vez frito.

06: Servimos el cachopo de ternera asturiano con sus dos guarniciones

Cachopo-ternera-asturiano_6

Añadimos los ajos de nuevo al aceite caliente unos segundos, escurrimos junto con las patatas en papel absorbente y salpimentamos. Por otro lado, sacamos los pimientos del horno, que habremos vigilado y removido para que no se nos sequen demasiado.

Servimos el cachopo junto con las patatas fritas, los pimientos asados y confitados y un buen trozo de pan para disfrutar del festín.

Resultado final

Cachopo-ternera-asturiano_result

Como la mayoría de las preparaciones aparentemente muy sencillas, para la elaboración de un buen cachopo hay que seguir ciertos consejos para que el resultado final sea perfecto.

En primer lugar, debemos saber qué carne utilizar para hacer cachopo. Los mejores cortes de filetes de ternera para hacer cachopo son la babilla, la tapa y la cadera, filetes muy tiernos, sabrosos y a buen precio que quedan genial empanados. A mí personalmente los que más me gustan son los de cadera, por lo que os recomiendo que busquéis este corte cuando vayáis a comprarlos en la carnicería.

Todos estos cortes son grandes y hacen filetes de grandes dimensiones, de ahí esa especie de competición por ofrecer el cachopo más grande en diversos restaurantes asturianos. En algunos establecimientos llegan incluso a poner una ración tal que si te consigues terminar el cachopo no te lo cobran, al estilo de los retos para tragones que se ofrecen en los restaurantes americanos, que ya de por sí ofrecen raciones increíblemente grandes.

Dependiendo del tamaño de los filetes, del comensal y de la ración que queramos preparar, podemos rellenar el cachopo doblando un filete grande como un librillo, de manera que envuelva completamente el relleno, o podemos introducir el relleno entre dos filetes, que se unirán con el empanado y la fritura. Independientemente del camino que sigamos, es buen negocio espalmar muy bien el filete, para romper las fibras y que quede muy tiernizado y estirado y resulte cual mantequilla.

En cuanto al empanado, debemos procurar aplaudir muy bien el cachopo de la harina para que tenga la cantidad justa que le ayude a coger el huevo pero que evite que nos quede un rebozado muy grueso y basto. Por el mismo motivo, y aunque haya gente que los pase por huevo y pan rallado dos veces para asegurar que no se salga el relleno, es aconsejable empanarlos una sola vez.

En cuanto a la fritura, siempre mejor en aceite de oliva, aunque se trate de un empanado. Debemos freírlos a fuego medio fuerte, de manera que dore rápidamente por ambos lados sin llegar a quemarse, moviéndolos para que la fritura sea lo más uniforme posible y no nos queden unas partes del empanado tostadas y otras crudas. De todas las maneras el fuego debe ser alegre, porque al utilizar filetes tan finos el interior se cocinará rápidamente y el queso fundirá enseguida.

¿Qué es el cachopo?

El cachopo es un plato gastronónomico procedente de la cocina asturiana que se ha puesto de moda en los últimos años, si bien todavía hay quien desconoce de se trata.

Consiste en coger dos filetes de ternera grandes y meter entre ellos jamón serrano y queso. Una vez empanado en huevo, harina y pan rallado, se fríe y se sirve caliente, acompañado de una guarnición de patatas, pimientos o champiñones.

De la calidad de la ternera y el resto de ingredientes que se utilicen dependerá el resultado de la pieza. A partir de esta forma original han surgido múltiples variantes de cachopos de pescado, pollo o cerdo y rellenos de marisco, cecina, setas, pimientos, quesos, espárragos…

En distintos puntos de España se celebran jornadas e incluso concursos de cachopo para que el cliente opine sobre cuál es el establecimiento que mejor los cocina. También se publican guías y rutas de restaurante donde mejor se sirven los cachopos.

El término viene del parecido de estos filetes empanados con los «cachopos», por su color y gran tamaño, que es como se denominan a los castaños huecos en algunas zonas de la montaña asturiana (del latín caccabum, recipiente), cuya corteza se usaba como recipiente de gran dimensión para guardar herramientas de labranza.

El cachopo, por tanto, es una versión de mucha calidad del San Jacobo, que podría asemejarse al conocido Cordón Bleu francés, aunque en Asturias no gusta esta comparación y prefieren defender como propio su plato, que se suele degustar con una buena sidra de la tierra.

El cachopo es uno de los platos más típicos de la gastronomía asturiana. Hay muchos ágapes que empiezan con chorizos a la sidra, queso de cabrales y que terminan con un cachopo de dimensiones considerables. Con la receta que te proponemos conseguirás preparar un cachopo crujiente y al dente. De guarnición puedes servir unas patatas fritas o unos pimientos del piquillo.

Cachopo

Ingredientes

> 2 filetes de ternera

> 4 lonchas de jamón serrano

> 4 lonchas de queso

> Harina

> 2 huevos

> Pan rallado

> Aceite de oliva virgen extra

> Sal al gusto

> Pimienta negra al gusto

Receta

Elaboración

1. Extiende los filetes de ternera sobre una superficie firme y golpea con un mazo para que queden lisos y estirados.

2. Salpimenta los filetes y cúbrelos con el queso que hayas elegido.

3. Coloca las lonchas de jamón serrano sobre el queso.

4.Cierra los filetes. (Los puedes asegurar con un palillo para evitar que se abran durante la cocción).

5.Bate los huevos.

6. Pon harina en un plato y pan rallado en otro.

7. Pasa el cachopo primero por la harina, luego por el huevo y por último por el pan rallado.

8. Calienta abundante aceite en una sartén y fríe los cachopos tres minutos por cada lado.

9. Retira el cachopo de la sartén y deja reposar en un plato con papel absorbente antes de servir.

Ficha técnica

Dificultad: media

Tiempo: 30 minutos

Raciones: 2

Aporte calórico: 380

Comenzamos trabajando los filetes con la piedra, para ablandarlos y aplanarlos. Los filetes de cadera son muy tiernos y resultan apropiados para hacer esta receta. Podemos utilizar 4 filetes, o pedir al carnicero que nos los corte formando librillos que posteriormente cerraremos sobre sí mismos. Salpimentamos los filetes y colocamos sobre cada uno, el queso de fundir y una loncha de jamón serrano, cerrando a continuación el librillo con la otra mitad del filete.

Ya montado el relleno del cachopo, se aprieta un poco para compactar los ingredientes, se asegura si es necesario con unos palillos de madera, y se empana, pasando el cachopo por huevo batido y a continuación por pan rallado. Hay quien prefiere dar un doble empanado para que quede más sellado, pero yo prefiero hacerlo una sola vez.

Después, se fríen los cachopos de uno en uno, en una sartén con abundante aceite de oliva, cuidando que no esté demasiado caliente para que se hagan bien por dentro, dejando que frían durante 3-4 minutos por cada lado, hasta que queden dorados, el queso esté fundido y la carne, al punto deseado.

Finalmente, se escurren en papel absorbente y se sirven enteros o cortados por la mitad. La tradición es utilizar grandes filetes de la babilla o la cadera por lo que a veces los cachopos no caben en un plato y hay que servirlos en una fuente para cada persona.

Con qué acompañar el cachopo asturiano de ternera

Una vez fritos los cachopos, se dejan escurrir en papel absorbente, se cortan por la mitad y ya están listos para llevar a la mesa. Como acompañamiento se suelen servir con patatas paja o con ensalada de pimientos asados. Para beber, puedes optar por la sidra asturiana, una cerveza fría o tu bebida favorita.

Otras variaciones de la receta del cachopo asturiano de ternera sustituyen el queso crema suave por queso de Cabrales o incluyen otros rellenos como berenjenas o champiñones. En Asturias, el tamaño de los cachopos suele ser impresionante, por lo que pidiendo uno, suelen comer varias personas.

En Directo al Paladar | Chuletas de lechal a la Villaroy
En Directo al Paladar | Receta de fabada asturiana en 20 minutos con olla exprés

Cachopo Asturiano

25 m Calorias: 320 Fácil 4 personas

El cachopo asturiano para muchos está aún más rico que el Cordon bleu. Se trata de carne de ternera rellena con queso y jamón con un tamaño XXL. En Asturias la comida es un tema principal, más vale que sobren manjares que no que falten lo vemos en platos como su fabada, o su pote. En Asturias la cocina es todo un arte, y a menudo sus restaurantes logran distinciones nacionales e internacionales. Por ejemplo el restaurante Casa Consuelo de Otu ha logrado el Premio Nacional de Hostelería 2017. Si disfrutas las recetas de carne en Cocina-Casera.com te contamos cómo preparar esta especialidad asturiana: el cachopo

Historia del cachopo asturiano

Muchas recetas conocidas en realidad tiene un origen desconocido hay hipótesis pero no se sabe a ciencia cierta como surgieron. Este es el caso de nuestro cachopo asturiano. Lo que diferencia al cachopo de otras especialidades como los ‘San Jacobos’ o los ‘Cordon Bleu’ es que llevan jamón curado (aunque también pueden llevar Jamón York) y su tamaño es considerable.

¿Cómo se popularizó esta receta casera? Esta especialidad se preparaba en muchos hogares y en los años 70 el dueño de un restaurante pensó en incluirla en su menú. Se trataba de Fernando Martín el propietario del restaurante Pelayo de Oviedo. Don Fernando recuperó esta receta de sus recuerdos, su abuela la preparaba no solo llevaba jamón curado también más ingredientes como los espárragos. La receta triunfó y el cachopo saltó a la fama, hoy es conocido en todo el mundo y se puede encontrar esta especialidad en la práctica totalidad de restaurantes y sidrerías de comida tradicional asturiana.

Ingredientes para Cachopo Asturiano para 4 personas

  • Filetes de ternera finos y grandes – 8 unidades
  • Lonchas de queso – 4 unidades
  • Lonchas de jamón serrano – 4 unidades
  • Harina – 150 gramos
  • Huevos – 3 unidades
  • Pan rallado – 150 gramos
  • Sal – al gusto
  • Pimienta – una pizca
  • Aceite de oliva virgen extra – 80 mililitros

Cómo hacer la receta de Cachopo Asturiano

  1. Para que el cachopo nos quede en su punto la carne la tendremos que trabajar un poco (algo que recomendado cuando preparamos filetes rusos o empanados). Se trata de golpear la carne con un martillo de espalmar o con la mano del mortero para romper las fibras musculares. De esta forma la carne resultará más tierna. Este tipo de martillos los encuentras en cualquier bazar los tienes de madera o metal. En la imagen puedes hacerte una idea. Antiguamente se usaba mucho la carne al afinarla se estiraba y parecía que daba para más comensales.
  2. El procedimiento es muy fácil colocar los filetes en una tabla de madera o una superficie plana y golpear con el martillo, verás que la carne se van ‘extendiendo’. Una vea la tengas más fina sazona con sal y pimienta.
  3. Ahora colocamos sobre uno de nuestros filetes una loncha de jamón y otra de queso. Sobre estas lonchas como si fuera un sándwich otro de los filetes de ternera. De esta forma con los 8 filetes haremos 4 cachopos y en cada uno de ellos introducimos una loncha de queso y otra de jamón. Ni que decir tiene que a mejor queso y jamón el sabor se nota. En Asturias suelen usar queso de Cabrales o cualquier otro queso graso ya que tiene que fundirse bien. Puedes usa Edam, Gouda, Havarti o Manchego tierno.
  4. Para rebozar los filetes preparamos cuatro platos cada uno con un ingrediente y el cuarto plato con papel de cocina. En un plato añadimos harina en otro pan rallado y en el tercero huevo batido. Pasamos harina primero por un lado luego por el otro. Luego pasamos la carne por el huevo y por último por pan rallado.
  5. Prepara una sartén con abundante aceite cuando esté caliente añade uno o dos cachopos según el tamaño de la sartén. Dejamos que se doren sin moverlos durante dos minutos, de esta forma no se fragmenta el rebozado y queda mas crujiente. Luego con mucho cuidado daremos la vuelta para que nos queden los dos lados dorados.
  6. A la hora de servir se acompaña de patatas fritas o verduras.

Otro Cachopo y con Vídeo

Ay! Un viaje a Asturias sin Cachopo Asturiano es como un jardín sin flores, un Epi sin Blas, un moco sin clínex… No sabemos si el origen es asturiano lo que sí afirmamos es que allí se comen los más ricos y los más grandes. La receta no es muy complicada ya que en definitiva son dos filetes rellenos, empanados y fritos, pero es que el resultado está buenísimo. Y recuerda que aquí puedes ver más recetas de comida Asturiana.

Ingredientes:

  • Filetes de tapa fina y grande – 2 unidades
  • Jamón serrano – al gusto
  • Queso mahonés – al gusto
  • Pan rallado – al gusto
  • Huevos – 4 unidades
  • Aceite para freír – al gusto

Pasos para el cachopo asturiano

  1. Espalmamos y estiramos bien los filetes para dejarlos lo más finos posible.
  2. Colocamos sobre una mitad el jamón y el queso.
  3. Tapamos con la otra mitad, y si fuera necesario nos podemos ayudar de unos palillos.
  4. Intentar que quede lo más plano posible, apretándolo contra la tabla con ayuda de un cuchillo.
  5. Lo empanamos, para lo cual lo pasamos por pan rallado, huevo y de nuevo por pan rallado.
  6. Dejamos reposar en el frigorífico durante 1 hora.
  7. Calentamos en una sartén aceite para freír y cuando éste esté bien caliente, sacamos del frigo el cachopo y a freír de 2 a 3 minutos por cada lado.
  8. Servimos en caliente.

Notas y Consejos:

Prueba a rellenar el cachopo además de con jamón y queso con unos pimientos asados o pimientos del piquillo.

Innova con rellenos de marisco o a sustituir los filetes de ternera por otros más atrevidos como secreto ibérico o filetes de pescado.

Si te ha gustado esta receta de Cachopo Asturiano te aconsejamos no te pierdas más Recetas de Carnes y no olvides descargar Gratis Nuestro App. DESCARGAR AQUÍ.

El cachopo asturiano

Esta receta la encontrareis en mi blog (la cocina tradicional de cambalache3) pincha aquí ↓↓↓↓↓↓↓↓↓
http://lacocinadecambalache3.blogspot.com/2018/09/el-cachopo-asturiano-viva-oviedo-y.html
Pincha aquí para hacerte amigo de nuestro facebook (cambalache3) pincha aquí ↓↓↓↓↓↓↓↓
https://www.facebook.com/Cambalache3-1392613567640706/?ref=hl
Pincha aquí para ver el video de la elaboración del cachopo asturiano ↓↓↓↓↓↓↓↓

El cachopo asturiano
Mis queridos amigos del canal Cambalache3 en esta ocasión tengo el inmenso placer de enseñaros a elaborar uno de los platos y recetas más típicas que tenemos en España, concretamente en la comunidad autónoma de Asturias, muy típico en Gijón y Oviedo lugares llenos de sabores ricos e intensos y dónde es típica esta receta, El cachopo asturiano, un típico filete empanado relleno con jamón serrano y queso de Cabrales, todo ingredientes de esos lugares ricos en sabores de nuestra Comunidad Autónoma asturiana.
Espero que os guste esta receta que os presento con mucho cariño y con la que quedaréis de una auténtica chef ante vuestros amigos y familiares cuando vengan a casa a degustar este riquísimo plato que es El cachopo asturiano. gracias amigos Cambalache3.

Receta de Cachopo de ternera asturiano

Cachopo, ¿qué es?

¿Qué es el cachopo y dónde comerlo? Como ya hemos dicho al inicio de la receta, el cachopo es un plato tradicional de la cocina de Asturias. No obstante, actualmente es tal su popularidad que podemos encontrarlo en prácticamente cualquier región de España, por lo que es posible comer cachopo en Madrid, en Navarra, etc.

El cachopo consta de un filete de ternera de tamaño grande relleno de jamón serrano y queso, como hemos visto en esta receta, cerrado como si de un san Jacobo se tratara, rebozado y frito. Hoy en día son tantas las variantes que existen que podemos hacer el cachopo de ternera con cecina en lugar de jamón, ingrediente que aporta muchísimo sabor al plato, o con jamón cocido. Así mismo, podemos elaborar cachopo de pollo, cachopo de pescado, etc. En cualquier caso, disfrutaremos de una receta deliciosa y muy fácil de preparar.

Para que el cachopo asturiano quede perfecto, es recomendable que la carne que se utilice esté cortada muy fina. Si no es nuestro caso, existe un truco infalible que nos permitirá obtener ese filete fino que necesitamos:

  • Extiende el filete de ternera sobre la mesa de trabajo y coloca sobre él una lámina de papel film.
  • Ahora, con la base de un cazo o con un rodillo, golpea la carne por todas partes para estirarla y hacerla más fina.

Además de hacer que el filete quede más fino y podamos rellenarlo mejor para formar el cachopo, este truco nos permitirá conseguir que quede más tierna y jugosa. Para más detalles, no te pierdas este artículo: «Cómo ablandar la carne».

Cachopo al horno

El cachopo asturiano tradicional se cocina frito, por lo que resulta un plato muy calórico debido a la cantidad de aceite utilizada. Para reducir este número de calorías y obtener un plato más saludable, podemos hacer el cachopo al horno. Para ello, seguiremos estos pasos:

  1. Prepararemos el cachopo siguiendo las instrucciones de la receta anterior.
  2. Precalentaremos el horno a 180 ºC con calor arriba y abajo.
  3. Colocaremos el cachopo ya rebozado sobre una bandeja forrada con papel de horno y engrasada con un poco de aceite para que no se pegue.
  4. Hornearemos durante 7-8 minutos y le daremos la vuelta para cocinarlo otros 7-8 minutos más por la otra cara. El tiempo de horneado dependerá totalmente del tamaño del cachopo, de manera que es posible que se necesite más o menos.

Rellenos para cachopos

Ya hemos adelantado los rellenos para cachopos más populares, no obstante, a continuación mostramos un completo listado con ideas varias:

  • Cachopo de ternera con queso cabrales
  • Cachopo relleno de setas
  • Cachopo relleno de pimientos
  • Cachopo relleno de cecina
  • Cachopo relleno de marisco

¿Con qué acompañar el cachopo?

El cachopo asturiano suele acompañarse con patatas fritas, champiñones salteados o una ensalada de lechuga. Sin embargo, podemos servirlo con la guarnición que más nos guste, de manera que también podemos optar por patatas asadas, verduras salteadas, etc.

“Al final no deja de ser una croqueta”. Con estas palabras, el famoso chef Ferrán Adrià enfureció el año pasado a todos los asturianos comparando uno de sus platos fetiche con una de las recetas más sencillas y extendidas de nuestro país. Y es que el cachopo es considerado una comida de culto que, junto a la fabada, el arroz con leche y la sidra, representa a toda una comunidad, especialmente durante los últimos años.

Pero ¿qué hace que esta preparación sea tan especial? Quizás la combinación de ingredientes, todo un placer para el paladar; o su tamaño, que permite compartirlo con el resto de comensales. Sean cuales sean los motivos, ya es hora de aprender a elaborarlo desde la comodidad de nuestra propia cocina. ¿Qué pasos se deben seguir para preparar un cachopo al más puro estilo asturiano?

Receta tradicional de cachopo asturiano

Foto: iStock.

Al igual que ocurre con otras recetas tradicionales como la paella o la tortilla de patatas, los ingredientes esenciales suelen dar la bienvenida con el paso de los años y el aumento de su popularidad a otros alimentos que para algunos resultan chirriantes e innecesarios. Es posible que en algún restaurante ofrezcan cachopos de merluza, acompañados de setas o embutido, e incluso invertidos. Sin embargo, la elaboración clásica consta únicamente de tres ingredientes esenciales: ternera, jamón serrano y queso de sabor suave. Además, como guarnición, suele ir escoltado por una ración de patatas fritas o pimientos asados. Tras este adelanto, ¡empezamos!

  • Es muy importante que el queso seleccionado tenga un sabor suave –a excepción de los comensales más queseros, que pueden optar por un cabrales– y debe derretirse con facilidad. Por ello, las mejores opciones son el queso edam, el havarti, el gouda, el gruyer o el cheddar. Todo queda a gusto del consumidor.
  • Eso sí, si se escoge el queso cabrales, su participación debe ser muy moderada pues se caracteriza por un sabor muy fuerte que puede eclipsar al de la carne, auténtica protagonista del plato.
  • A la hora de comprar los filetes de ternera, estos deben ser tiernos, sabrosos y muy finos para que la carne se haga correctamente antes de que el pan rallado se queme. Si estos son demasiado gordos, se corre el riesgo de que el cachopo quede crudo. Los mejores cortes suelen ser la babilla, la tapa y la cadera.

«Es un plato para compartir entre varios, así que lo suyo es que sea de un tamaño importante»

  • Además, los filetes deben ser especialmente grandes, ya que el tamaño es la base de la receta original. “Es un plato para compartir entre varios, aunque ahora cada vez se hacen más cachopinos individuales, pero lo suyo es que sea de un tamaño importante para que se coma en grupo”, asegura Nacho Gancedo, creador de la Guía del Cachopo.
  • Un paso fundamental durante la elaboración es aplastar el filete con una espalmadera, un mazo o la palma de nuestra mano. ¿El objetivo? Ablandar la carne y hacerla aún más fina. También es importante limpiar bien cada pieza y eliminar todas las telillas para evitar que estas encojan al freírlas.
  • En cuanto al empanado, algunos expertos en la materia recomiendan un pan rallado en concreto: el panko, una variedad japonesa que chupa menos cantidad de aceite y ofrece un resultado mucho más crujiente. Además, hay que retirar el exceso para que la cobertura tampoco sea demasiado gruesa.

Foto: iStock.

  • Hay que esforzarse en sellar los ingredientes correctamente; si no, se corre el riesgo de que durante la fritura el queso se salga, provocando un auténtico desastre. Un buen truco es utilizar palillos en los bordes para asegurar la estructura.
  • Para freírlos solo se admite aceite de oliva extrasuave, que se calentará previamente a alta temperatura para que el empanado quede crujiente. “Lo importante es que el aceite esté bastante caliente para evitar que el cachopo nos quede demasiado aceitoso. En ese sentido, nos interesa que la fritura sea lo más veloz posible”, añade Gancedo. Un fuego medio-alto durante dos o tres minutos por cada lado será más que suficiente. Comprobad que esté tostado.
  • Y no olvidéis poner el cachopo ya frito sobre un plato con papel absorbente para evitar el exceso de aceite.

En cuanto a la bebida y los aderezos, la mayoría de restaurantes especializados sirven el cachopo con una salsa de queso cabrales, pero existen otras opciones como cebolla caramelizada, salsa de tomate natural a la pimienta o salsa de sidra. Un ingrediente que también es apto para acompañar el cachopo a modo de bebida. Y es que no hay mejor combinación posible que dos de los productos más representativos de la cocina asturiana juntos en la misma mesa: el cachopo y la sidra.

¿Qué más se puede pedir? Y tampoco podemos olvidar las guarniciones, muy sencillas de preparar también en casa. Pimientos al ajillo, patatas fritas, verduras a la plancha para compensar el atracón o unas setas al foie son las mejores alternativas.

Una curiosa receta asturiana de amplio éxito. El Cachopo Ternera Asturiana consiste en un doble filete empanado que, en su interior, esconde otros ingredientes que sirven de sabroso aderezo a una carne de por sí tierna y jugosa, de color rosado, y altamente apreciada gastronómicamente dentro y fuera de nuestra región.
Una vez en casa los cachopos, extraer de la bolsa de vacío y dejar airear unos minutos.

Salar al gusto la superficie de cada uno de los cachopos y empanar pasando primeramente por harina, después por huevo batido y finalmente por pan rallado.

En la fase del pan rallado presionar con las manos para que el empanado resulte uniforme y compacto.

A la hora de freír, calentar bien el aceite en freidora o sartén, antes de sumergir cada uno de los cachopos y procurar una buena fritura hasta que queden dorados.

Con la ayuda de una espumadera retirar del aceite y colocar en una bandeja con papel secante para escurrir la grasa residual y procurar una textura crujiente.

Ingredientes:

8 filetes de Ternera Asturiana IGP (100 gramos unidad), 4 lonchas de jamón ahumado, 4 lonchas de queso asturiano (recomendamos queso de Oscos o similar), pan rallado, harina y huevos (3 ó 4 unidades).

Dificultad:

★★★✩✩✩✩✩✩✩ (3/10)

Raciones: 4

TRES SALSAS Y GUARNICIONES PARA TU CACHOPO

Salsa de Cabrales Arbeyal

Mas fácil imposible. La opción más sencilla para aquellos que quieran degustar un sabroso plato aderezado sin perder mucho tiempo en los fogones. La Salsa Cabrales se caracteriza por ser un digno acompañante de las carnes asturianas. Así pues, la Salsa de Cabrales «L’Arbeyal» (210 Grs.) que se distribuye en productosdeasturias.com, resulta una solución más que adecuada. Verter en un bol, calentar al microondas y listo. Salsea tu cachopo al gusto.

Salsa de sidra

Picar cebolla y pochar en aceite de oliva hasta que quede bien pasada y dorada, junto con un poco de sal. Añadir un chorro amable de sidra natural y una punta de azúcar para rectificar acidez. Deja reducir durante unos minutos al fuego. Rectificar de sal. Pasar por la batidora. Salsea tu cachopo al gusto

Salsa tomate natural a la pimienta

También de fácil elaboración. Reducir al fuego con un poco de aceite y durante unos minutos el contenido de un frasco de tomate triturado. Añadir pimienta negra molida al gusto y rectificar de sal. Salsea tus cachopos al gusto

Verduras de temporada a la plancha

Una selección de verduras a la plancha tales como cebolleta fresca en rodajas, tomate natural en rodajas, setas a la plancha o una finas lonchas de calabacín, vuelta y vuelta en una sartén, consituyen una sana y sencilla guarnición.

Pimientos caramelizados al ajillo

Es suficiente el contenido de una lata de pimientos de piquillo y saltear junto con un poco de ajo picado y un chorro de aceite de oliva virgen extra, añadir un poco de azúcar y caramelizar sin dejar que se doren, para guarnecer un sabroso cachopo.

Setas al foie

Saltear unas setas o champiñones con una punta de ajo y unos dados de foie fresco de pato. Rectificar de sal y seguidamente guarnecer el cachopo.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *