0

Como hacer ciruelas pasas

Proceso para la obtención de ciruelas pasas

  • Acerca de
    • Sobre el INTA
    • Autoridades
    • Investigación y Extensión
      • Investigación y Desarrollo
      • Extensión y Desarrollo Rural
    • Relaciones Estratégicas
      • Relaciones Institucionales
      • Vinculación Tecnológica
      • Sistema Nacional de CyT
      • Grupo INTA
      • Labintex Europa
    • Mapa de sedes del INTA
  • I+D
    • Programas Nacionales
      • Agroindustria y Agregado de Valor
      • Agua
      • Apicultura
      • Biotecnología
      • Cereales y Oleaginosas
      • Cultivos Industriales
      • Forestales
      • Frutales
      • Hortalizas, Flores y Aromáticas
      • Producción Animal
      • Protección Vegetal
      • Salud Animal
      • Recursos Naturales, gestión ambiental y ecorregiones
      • Suelos
      • Territorios, economía y sociología, y prospectiva y políticas públicas
    • Regionales con Enfoque Territorial
      • Buenos Aires Norte
      • Buenos Aires Sur
      • Catamarca – La Rioja
      • Chaco – Formosa
      • Corrientes
      • Córdoba
      • Entre Ríos
      • La Pampa – San Luis
      • Mendoza – San Juan
      • Misiones
      • Patagonia Norte
      • Patagonia Sur
      • Salta – Jujuy
      • Santa Fe
      • Tucumán – Santiago del Estero
    • Redes
      • Agroecología
      • Ecofisiología Vegetal
      • Recursos Genéticos
    • Proyectos con financiamiento externo
    • Proyectos con otras organizaciones
  • Temáticas
    • Producción vegetal
      • Cultivos industriales
      • Cereales y Oleaginosas
      • Hortalizas
      • Plantas, flores y aromáticas
      • Frutales
      • Forestales
      • Sanidad vegetal
    • Producción animal
      • Animales de granja
      • Bovinos
      • Ovinos, caprinos y camélidos
      • Porcinos
      • Lechería
      • Apicultura
      • Forrajes y Pasturas
      • Salud animal
    • Desarrollo económico y social
      • Agricultura Familiar y Huertas
      • Desarrollo territorial
      • Alimentos
      • Prospectiva y políticas públicas
      • Turismo Rural
    • Desarrollo tecnológico
      • Biotecnología
      • Energías renovables
      • Recursos genéticos
      • Agroindustria y agregado de valor
      • Maquinaria y Herramientas agrícolas
    • Ambiente
      • Clima y agua
      • Suelos
      • Gestión ambiental
  • Sedes en el país
    • Centros Regionales
      • Buenos Aires Norte
        • Delta
        • General Villegas
        • Pergamino
        • San Pedro
      • Buenos Aires Sur
        • Balcarce
        • Barrow
        • Bordenave
        • Cesareo Naredo
        • Cuenca del Salado
        • Hilario Ascasubi
      • Catamarca – La Rioja
        • Catamarca
        • Chilecito
        • La Rioja
      • Chaco – Formosa
        • Colonia Benítez
        • El Colorado
        • Ingeniero Juárez
        • Las Breñas
        • Sáenz Peña
      • Córdoba
        • Manfredi
        • Marcos Juárez
      • Corrientes
        • Bella Vista
        • Corrientes
        • Mercedes
      • Entre Ríos
        • Concepción del Uruguay
        • Concordia
        • Paraná
      • La Pampa – San Luis
        • Anguil
        • San Luis
      • Mendoza – San Juan
        • Centros de Desarrollo Vitícola
        • Junín
        • La Consulta
        • Mendoza
        • Rama Caída
        • San Juan
      • Misiones
        • Cerro Azul
        • Montecarlo
      • Patagonia Norte
        • Alto Valle
        • Bariloche
        • Valle Inferior del Río Negro
      • Patagonia Sur
        • Chubut
        • Esquel
        • Santa Cruz
      • Salta – Jujuy
        • Abra Pampa
        • Salta
        • Yuto
      • Santa Fe
        • Oliveros
        • Rafaela
        • Reconquista
      • Tucumán – Santiago del Estero
        • Quimili
        • Famaillá
        • Santiago del Estero
    • Centros de Investigación
      • Agroindustria
        • Instituto de Ingeniería Rural
        • Instituto de Tecnología de Alimentos
      • Ciencias Políticas, Económicas y Sociales
      • Ciencias Veterinarias y Agronómicas
        • Instituto de Biotecnología
        • Instituto de Genética
        • Instituto de Microbiología y Zoología Agrícola (IMyZA)
        • Instituto de Patobiología
        • Instituto de Virología
      • Desarrollo Tecnológico para la Agricultura Familiar (CIPAF)
        • IPAF Región Pampeana
        • IPAF Región NOA
      • Investigaciones Agropecuarias
        • Instituto de Fisiología y Recursos Genéticos Vegetales
        • Instituto de Investigación Animal del Chaco Semiárido
        • Instituto de Patología Vegetal
      • Recursos Naturales
        • Instituto de Clima y Agua
        • Instituto de Floricultura
        • Instituto de Recursos Biológicos
        • Instituto de Suelos
    • Mapa de sedes
    • Sede Central
      • Consejo Directivo
      • Presidencia
      • Vicepresidencia
      • Dirección Nacional
      • Dirección General de Sistemas de Información, Comunicación y Procesos
      • Dirección Nacional Asistente de Investigación, Desarrollo y Planificación
      • Dirección General de Capital Humano
      • Dirección General de Administración
      • Dirección Nacional Asistente de Transferencia y Extensión
      • Coordinación Nacional de Vinculación Tecnológica y Relaciones Institucionales
      • Área Metropolitana de Buenos Aires
  • Servicios
    • Análisis de laboratorio
    • Ensayos de productos y servicios
    • Consultorías
    • Pronósticos agroclimáticos
    • Radares meteorológicos
    • Capacitaciones
    • Comercialización
    • Librería
    • Red de bibliotecas
  • Biblioteca virtual
    • Libros
    • Guías y Manuales
    • Artículos e Informes
    • Revistas y Boletines
      • Revista de Investigaciones Agropecuarias (RIA)
      • Revistas y Boletines
    • Multimedia
      • Videos
      • Audios
      • Pampero TV
    • Toda la biblioteca

Las ciruelas pertenecen al género Prunus, del cual también forman parte los duraznos y las almendras. Las ciruelas pasas son obtenidas al deshidratar una de las variedades europeas de las ciruelas, la llamada DÁngen, para ser exactos, que por ser rica en azúcares se deshidrata y comercializa sin añadirle sacarosa ( azúcar refinada).

BREVE HISTORIA

La ciruela europea, al parecer se originó en el área del mar caspio, hace unos 2000 años y ya desde entonces se producían ciruelas deshidratadas. Para la época de la antigüedad clásica existían unas 300 variedades de esta fruta en Europa. En el siglo XVII fueron introducidas en los Estados Unidos. La otra variedad más común, es la ciruela japonesa, que se originó en China. Hoy existen más de 2000 variedades de esta fruta. En la actualidad, California es el mayor productor mundial de ciruelas pasas: contribuye con el 50% de la producción mundial.

CONTENIDO NUTRICIONAL

Las ciruelas pasas son una buena fuente de fibra ( 6,1 gr/100 g.), ( aportan fibra soluble y no soluble) y aunque son una fruta rica en carbohidratos, por su riqueza en fibra y en antioxidantes no generan obesidad ni afectan negativamente los niveles de glucosa, de hecho, tienen un índice glicémico bajo. Son buena fuente de vitamina C, aportan vitamina K y boro (es el quinto alimento más rico en boro), nutrientes importantes para la salud de nuestros huesos, también son buena fuente de potasio (745 mg/100g.) y son bajas en sodio, lo cual las hace benéficas para la salud cardíaca y son una de las frutas con mayor contenido de antioxidantes, sobretodo compuestos fenólicos ( 184mg/100g.).

BENEFICIOS PARA LA SALUD

Esta combinación de nutrientes, permite explicar , en parte, sus amplios beneficios para la salud. Las investigaciones desarrolladas en décadas recientes han demostrado que las ciruelas pasas son un tesoro para nuestra salud:

* Aportan carbohidratos de buena calidad,

* Se han comprobado sus efectos laxantes y diversos beneficios para la salud intestinal,

* Ayudan a disminuir el riesgo de sufrir cáncer de colon,

* Ayudan a disminuir el riesgo de padecer caries,

* Ayudan a mantener en niveles adecuados el colesterol y los triglicéridos,

* Contribuyen a prevenir y a combatir la hipertensión,

* Mejoran la salud del hígado,

* Ayudan a nivelar los niveles de glucosa,

* Ayudan a generar sensación de saciedad (combaten el apetito compulsivo),

* Ayudan a disminuir el deterioro cognitivo relacionado con el envejecimiento,

* Recientemente se ha demostrado que ayudan a mejorar la salud de nuestros huesos.

¡Impresionante currículum para esta humilde fruta¡. Si se tratara de un fármaco, que sin provocar efectos secundarios nocivos, pudiera tener todos estos beneficios para nuestra salud, seguro que estaría ya en primera plana de todos los diarios y noticieros a nivel mundial, pero como se trata de las ciruelas pasas, pues no ocurre así. Pero por fortuna podemos beneficiarnos todos de estas impresionantes propiedades de las ciruelas pasas en nuestros hogares.

EL EFECTO LAXANTE DE LAS CIRUELAS PASAS.

El estreñimiento es un padecimiento muy común, que afecta a más del 20% de la población mundial. Es más frecuente en los adultos mayores de 65 años y genera múltiples molestias. Pero no solo, el estreñimiento puede ser el punto de partida de múltiples enfermedades , como lo demostraron las investigaciones del Dr. Burkitt, considerado por algunos como uno de los más grandes médicos del siglo pasado ( su nombre saltó a la fama por sus investigaciones sobre un tipo cáncer frecuente en África) (1) . El Dr Burkitt, nacido en Irlanda, trabajó en Uganda como cirujano durante 20 años y afirmaba que en África, donde la mayor parte de la gente que atendía eran personas que se alimentaban de lo que ellos mismos cultivaban, casi nunca vio casos de muchas de las enfermedades más comunes en Estados Unidos e Inglaterra, incluyendo enfermedad coronaria, diabetes del adulto, varices, obesidad, diverticulitis, apendicitis, cálculos biliares, caries dental, hemorroides, hernias de hiato y estreñimiento. En 20 años de práctica como cirujano en África, tuvo que extirpar exactamente, solo una vesícula biliar.

De acuerdo con sus investigaciones, atribuyó está gran diferencia a la dieta occidental moderna y muy especialmente a la pobreza en fibra de nuestra alimentación. La dieta occidental moderna es tan densa en calorías y tan pobre en fibra que nuestros intestinos no generan ni expulsan suficientes heces fecales como para mantenernos saludables. El Dr Burkitt consideraba a la civilización moderna como una civilización constipada e insistió a lo largo de su vida profesional en reconocer la asociación entre el estreñimiento y la pandemia de enfermedades crónico degenerativas modernas. En 1979 publicó su libro, No olvides la fibra en tu dieta para ayudarte a evitar muchas de nuestras enfermedades más comunes, que se convirtió en éxito de ventas a nivel mundial. A partir de sus trabajos, la fibra dejo de ser el patito feo de la alimentación y fue redescubierta su enorme importancia para nuestra salud.

Las ciruelas pasas han sido utilizadas desde hace siglos por sus propiedades laxantes. Este efecto ocurre no sólo al consumir la fruta seca completa, sino también al tomar el jugo de ciruelas pasas (que contiene fibra soluble) e inclusive tomando el té preparado con ciruelas pasas , un remedio laxante muy recomendado para tratar el estreñimiento en los bebés.

Para quienes gustan de la confirmación científica de los saberes ancestrales, vale la pena informar de la publicación de un estudio en 2011, realizado en la Universidad de Iowa, por un equipo encabezado por el Dr Satish Rao. El estudio comparó el efecto laxante de las ciruelas pasas y el metamusil (laxante a base de fibra de psyllium) en 40 sujetos que sufrían de estreñimiento (2). Se eligió el metamusil, porque ser un laxante que ha demostrado ser efectivo en diversos estudios con humanos. Los autores del estudio explicaron su interés en investigar los efectos laxantes de la ciruela pasa, señalando que alrededor de un 50% de los pacientes que sufren de estreñimiento no se sienten a gusto ni quedan satisfechos con los resultados, al consumir los laxantes más comúnmente recetados por los médicos. Esto justifica la búsqueda de alternativas naturales y no lesivas, señaló este grupo de investigadores. Por otra parte, los autores del estudio, comentaron que el efecto laxante de esta fruta , aunque muy reconocido empíricamente, no ha sido sistemáticamente investigado.

El estudio demostró que la frecuencia de las evacuaciones era mayor entre quienes consumían las ciruelas pasas ( 50 gr 2 veces por día, durante 3 semanas, lo cual equivale aproximadamente a unas 12 ciruelas pasas al día y un aporte de 6 gr de fibra por día,) y que también la consistencia de las heces fecales era mejor, en comparación con los pacientes que tomaban el metamusil. Además, los autores señalaron en su estudio que las ciruelas pasas presentan la ventaja de ser de agradable sabor y textura y muy fáciles de conseguir y de consumir.

A pesar de que la dosis de fibra aportada por el metamusil fue la misma ( 6 gr al día), las ciruelas pasas ejercieron un efecto laxante superior, lo cual hace pensar , señalan los autores del estudio, que otros factores contenidos en la ciruelas pasas contribuyen a su efecto laxante, como el sorbitol ( un tipo de azúcar, que actúa incrementando el contenido de agua en los intestinos) y los compuestos fenólicos, en especial dos sustancias conocidas como ácido clorogénico y neoclorogénico. En otros trabajos se ha señalado también a los compuestos de magnesio presentes en las ciruelas pasas como responsables de su efecto laxante .

En la conclusión de su estudio, los autores comentan que las ciruelas pasas deben convertirse en la prescripción médica de primera línea para el tratamiento del estreñimiento.

Pero no es necesario sufrir de estreñimiento para verse beneficiado por el consumo de ciruelas pasas: otros estudios han demostrado que en las personas que no sufren de estreñimiento el consumo de estas frutas incrementa el peso de las heces fecales y mejora su consistencia (3).

COMENTARIO

Pudiera parecer un ejercicio inútil y un desperdicio de recursos investigar el ya tan conocido efecto laxante de las ciruelas pasas, pero en verdad, si contextualizamos este esfuerzo, se hace evidente toda su importancia. Como los mismos autores del estudio lo señalan para el caso particular del estreñimiento: las limitaciones del tratamiento médico moderno justifican la investigación acerca de alternativas naturales y no lesivas. Se trata , en realidad de una tendencia creciente en la investigación internacional: la búsqueda de sustancias naturales que puedan sustituir a los fármacos, como respuesta a sus limitaciones terapéuticas ( ineficacia y/o lesividad). Debemos aplaudir cualquier aporte en este sentido por pequeño que sea. ¿ Por qué? En mi opinión, porque esta conjunción entre ciencia y naturaleza sienta las bases para una nueva forma de medicina, que conjunte los saberes ancestrales con la metodología científica y nos permita el ejercicio de una medicina agradable y poco invasiva. Además, este enfoque, que propone regresar al uso de sustancias naturales para sustituir a los fármacos -y demuestra científicamente la viabilidad de esta propuesta- implica, al mismo tiempo, una renovación del paradigma médico moderno: el reconocimiento científico del poder curativo de los alimentos nos invita a retomar la higiene vital como fundamento de la medicina. Es decir: ocuparnos del cuidado de nuestros hábitos de vida y de alimentación para promover la salud en casa, en lugar de limitarnos a atender la enfermedad con fármacos y en hospitales. Como decía el Dr Burkitt: cuando ya está presente la enfermedad crónico degenerativa, no es mucho lo que la medicina puede hacer, por el contrario, cuando se trata de optimizar la salud y prevenir la enfermedad, es mucho lo que cada uno puede lograr.

Las ciruelas pasas, son una delicia. Ideales para acompañar nuestros guisos aportando un exquisito sabor. Hoy quiero enseñaros como secarlas en casa. Es muy fácil y se guardan perfectamente durante bastante tiempo. La ciruela de la variedad Claudia, es ideal para secar.
INGREDIENTES
Ciruelas Claudias
Agua
ELABORACIÓN
Lavamos bien las ciruelas.
Ponemos una cazuela con agua al fuego y cuando hierva, ponemos unas pocas ciruelas en un colador, lo introducimos en el agua hirviendo (el agua tiene que cubrir todas las ciruelas) y lo metemos y sacamos 3 veces.
Repetimos la operación con todas las ciruelas que tengamos.
En una terraza soleada, colocamos un cedazo o alguna cosa similar levantado un poco del suelo, para que corra el aire por encima y por debajo (yo pongo un par de cajas pequeñitas) y ponemos las ciruelas encima.
Lo dejamos los días que hagan falta, hasta que veamos que están secas. Dependiendo del tiempo que haga, avanzarán más o menos.
Cuando estén secas, las metemos en tarros de cristal y se guardan perfectamente durante bastante tiempo.
NOTA: Si llueve, tenemos que vigilar que no se mojen. Yo por la noche las pongo a cubierto por si acaso.
Las ciruelas tienen que estar en su punto. Ni muy verdes ni muy maduras.
RINCÓN DE LA SALUD
Las ciruelas pasas son unas frutas secas ideales cuando necesitamos un aporte extra de energía rápida, gracias a su altísimo contenido en azúcares (hidratos de carbono simples). También aportan fibra, de forma que su consumo regular ayuda a mejorar el estreñimiento, a la vez que ayuda a reducir los niveles altos de colesterol.

Maneras de secar y conservar las frutas secas

Condiciones ideales para conservar la fruta

Las frutas son alimentos que se degradan fácilmente. La mejor opción es comprar frutas frescas y consumirlas lo más pronto posible. En caso de no poder comer la fruta o verdura en el mismo día, ésta se deberá guardar en un lugar fresco o en refrigeración, a excepción de lo plátanos.

Sin embargo, no disponemos de mucha fruta en todas las épocas del año (al menos no de forma natural, sin recurrir a fruta de invernaderos), por lo que tendremos que tener a mano una serie de recursos para conservar la fruta en las mejores condiciones posibles y poder utilizarlas en aquellas épocas en que no haya tanta abundancia.

Higos secos desecados al sol, en cesto.

¿En qué consiste el secado o deshidratación de la fruta?

El proceso de secado o desecación de la fruta consiste en reducir el contenido en agua que contienen las frutas retenidas en sus tejidos (la pulpa). En este proceso, las frutas pasan del 85-90% de agua al 5-35%. Al disminuir tanto su contenido en agua, pocos microbios son capaces de descomponer la fruta. Por este motivo, la fruta desecada tiene una buena conservación.

Métodos tradicionales caseros para conservar las frutas maduras

Existen muchos métodos tradicionales para secar la fruta, que se han utilizado desde la antigüedad. Los más interesantes son:

  • Secar las frutas al sol: se hace en cajas de madera con hinojo y sal, en cestos (sin sal) o en saquitos de hinojo (poner los higos a sudar)
  • Secado de las frutas al calor: mediante el horno de casa o con un deshidratador.

Blanquear las frutas: tratamiento previo al secado

Previamente al secado de los frutos, se puede realizar un blanqueamiento o tratamiento previo con el fin de preservar los nutrientes, neutralizar las enzimas que pueden causar putrefacción, facilitar el secado, mantener los colores y los aromas más cercanos a la fruta natural y conservar la fruta seca durante más tiempo.

Este tratamiento previo que casi es obligatorio en el caso de secar verduras, es opcional en el caso de las frutas, aunque, si realizamos un pretratamiento, mejorará la calidad de las frutas, sin tanta pérdida de la vitamina A (los betacarotenos) y C, de color o de sabor.

Secado al sol de las frutas

Es un método que consiste en utilizar la energía solar para eliminar el agua y mantener todas las propiedades alimentarias de las frutas. Este método tiene muchas ventajas con respecto a otros métodos de secado artificial, en los cuales se utilizan hornos para deshidratarlas, lo cual produce la desaparición de muchos nutrientes.

Es una forma muy económica, aunque requiere tiempo y dedicación y no permite hacerse cuando los días no son estables, pues, si a los días de calor y sol les siguen días nublados, podrían enmohercese las frutas.

¿Cómo se secan las frutas al sol?

Para secar frutos al sol se precisa de un clima caluroso por encima de los 30 ºC y una humedad relativa baja. Por supuesto, se precisa de un lugar donde el aire no esté contaminado y unas redes de malla fina para tapar los frutos, con objeto de que no sean alcanzados por los gusanos, moscas u otros insectos.

  • Se distribuye el producto en una capa fina, para que sea más fácil la deshidratación. La temperatura suele alcanzar 5-15ºC en el interior del producto.
  • Se remueve y voltea periódicamente la fruta.
  • Tarda entre 3 y 4 semanas.

Métodos tradicionales de secado al sol

Entre los procesos tradicionales de secado al sol tendríamos:

  • Secado de higos en cajas de madera, con hinojo y sal
  • Secado de frutas en cestos, sin sal
  • Secado de las frutas en saquitos con hinojo (poner los higos a sudar)

Secado de higos en cajas de madera

Diferentes tipos de frutas secas

Después de limpiar las cajas y secarlas bien, Colocar una capa de higos, luego mojarlas un poco con agua con sal, para evitar que se pongan mohosas. Colocar una capa de hinojo verde y apretar bien todo. De esta manera se pueden ir realizando diferentes capas hasta llenar la caja.

Tapar la caja y esperar a que venga el invierno para comerlas. Este proceso se realiza en setiembre y se pueden empezar a comer sobre el noviembre. Con estos higos se pueden realizar tartas. Son muy típicas las tartas de harina e higos.

Secado de frutas en cestos, sin sal

Otra manera de colocarlas es dejarlas directamente en cestos, sin sal. Esta forma se puede utilizar cuando se comen antes y no hace añadirles la sal. Antigüamente se utilizaba esta forma para preparar higos para dar de comer a los animales. Los cerdos y los caballos se alimentaban mucho con higos secos. También se daba de comer a las gallinas, en cuyo caso se cortaban pequeños trozos.

Secado de las frutas en saquitos con hinojo

Otra forma de hacerlo es colocar los higos dentro de saquitos con un poco de hinojo. Esta manera de prepararlas hace que los higos produzcan una harina muy típica. Este proceso se llama poner los higos a sudar.

Secado de las frutas al calor

Consiste en un método de secado en el que se aplica temperatura. Se puede realizar con un horno especial, llamado deshidratador, o con el horno de casa. El primero es mucho más rápido.

Para realizarlo en el horno de casa, se debe mantener el horno a una temperatura constante de 130 ºC. Las deshidratadoras suelen mantener una temperatura constante de 55-70ºC para que se conserve mejor el sabor y color de estos alimentos. Temperaturas superiores quemarían la fruta y temperaturas inferiores no permetirían el secado, con lo cual la fruta se espropearía.

Aunque el horno o deshidratador es más comodo que el secado al sol, produce fruta de menos sabor y de color más oscuro. Una opción muy apreciada es comprar un secador solar, que permite producir fruta secada de mucha calidad, de una manera más rápida que el secado al sol.

La fruta seca concentra el contenido en fibra, calcio y hierro de las frutas frescas.

Deshidratadoras modernas

Actualmente se venden toda una serie de aparatos, como deshidratadoras, que son hechas en plástico, para el secado de las frutas, hortalizas, semillas, para hacer quesos veganos, etc. (tienen muchas aplicaciones en la cocina). Si se utilizan este tipo de aparatos, se recomienda que no sean de vidrio o que no contengan el plástico bisfenol A (libres de BPA).

Receta de higos secos ¿Cómo se secan los higos?

  • Se recogen los higos y se aplastan al máximo con las manos. Se colocan los higos sobre cañizos, al sol, y se mantienen allí durante todo el día, dándoles la vuelta un par de veces.
  • Cuando se hace tarde, se tienen que entrar a casa para evitar que la humedad de la noche los estropee. Cuando estén bien secos, lo que puede llevar entre 8 y 10 días, se tienen que guardar.
  • Existen diferentes métodos para guardarlos.

Y las ciruelas: ¿Cómo se secan las ciruelas?

  • Recoger las ciruelas bien maduras. Normalmente se recomiendan unos minutos de cocción. Para ello, colocarlas en un cesto y sumergirlas en agua caliente durante 20 minutos.
  • Se cortan por la mitad o a cuartos y se colocan sobre una rejilla.
  • Secar al sol durante un par de semanas.

¿Cuánto tiempo tarda en secarse la fruta?

El tiempo de secado depende del método que se utilice y del tipo de fruta. En general, cuanta más humedad tenga la fruta, mayor será el tiempo que requerirá para deshidratarse.

Evidentemente, si se realiza en un horno o deshidratador, el tiempo de secado es menor, ya que se realiza en condiciones de humedad y temperatura más controladas que el secado al sol.

Beneficios de las frutas deshidratadas

Tabla tiempo de secado de las frutas en horno o deshidratador

En el recuadro siguiente se muestra la manera, el tiempo y el aspecto que deben presentar algunos frutos para que estén bien secos.

Guía para el secado de algunas frutas con el horno o con el deshidratador

Fruta Preparación Tipo de blanqueamiento

o tratamiento previo

Secado:

Aspecto y tiempo

Albaricoques Limpiar bien, quitar el hueso y cortar por la mitad Ácido ascórbico, sirope o miel. elástico, sin humedad en el centro. (23- 35 horas
Manzanas Limpiar bien, pelar o no, quitar el corazón y cortar en rodaja. Ninguno o alguno de los anteriores. Crujiente sin humedad (6- 12 horas)
Uvas Utilizar uvas sin pepitas Meter en agua hirviendo durante medio minuto. Sacar y meter en agua muy fría. Secar con papel Flexible (12- 20 horas)
Melocotones Pelar, cortar en trozos alargados y quitar la semilla Ninguno, ácido ascorbico, sirope o miel Flexible (24 -35 horas)
Ciruelas Partir por la mitad y sacar el hueso Ninguno Flexible (24-35 horas)
Plátanos Pelar y cortar en rodajas de 1 o 2 cm Ninguno, ácido ascórbico Flexible o crujiente (8- 10 horas)
Cerezas Quitar los rabitos y partir por la mitad, quitar los huesos Ninguno Flexible o crujiente (25 – 36 horas)

Conservación de la fruta seca

Una vez secada, se requiere conservar la fruta seca en un recipiente limpio y en condiciones adecuadas. Lo ideal es que este estuviera bien limpio y seco; que fuera estanco al aire, que no dejara pasar la luz ni los olores, que no dejara entrar la humedad, y que se abriera con facilidad. El material puede ser de plástico, de vidrio o de metal.

Existe la posibilidad de utilizar contenedores más grandes y combinar diferentes frutos secos en cada uno de ellos. Para ello deberíamos introducirlos en bolsitas selladas independientes.

Una vez puestas en los recipientes adecuados, las frutas secas deberían guardarse en un lugar fresco y seco, lejos de la luz. Se pueden utilizar los cajones de una despensa y cubrirse opcionalmente los botes con algun material opaco. Si no disponemos de una habitación fresca, lo mejor será guardarlos en refrigeración. Nunca debemos dejar que las frutas secas desarrollen mohos, porque éstos pueden producir unas substancias tóxicas llamadas micotoxinas.

Toxicidad de las frutas secas enmohecidas

Más información sobre las frutas y frutos secos.

Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

Agen, sí pero ¿dónde exactamente ?

Mucho mejor con ayuda de un mapa. Los lotes de fruta certificables «Cirualas pasas de Agen» proceden de la circunscripción geográfica definida de la Ciruela pasa de Agen, que incluye todo el departamento de Lot-et-Garonne (con excepción del cantón de Houeillès), así como los cantones limítrofes de la Gironde, Dordogne, Lot, Tarn-et-Garonne y Gers.
Los huertos, las unidades de secado y las unidades de transformación y de acondicionamiento, deben estar situados en esta zona geográfica. Para tener derecho a la denominación «Ciruela pasa de Agen», toda la elaboración de ésta (desde la huerta hasta el embalaje para el consumidor) debe estar realizada en la circunscripción geográfica del IGP. Sí, no hay duda, todo esto reglamentado, no es ciruela pasa de Agen cualquier ciruela, venga de donde venga.

Un proceso riguroso, consignado en un pliego de condiciones draconiano. Del productor al transformador, las condiciones para poder beneficiarse de la denominación son rudas, precisas y están controladas. En el marco del IGP de la Ciruela pasa de Agen, la elaboración de la ciruela pasa debe respetar todas las prescripciones definidas en el pliego de condiciones. Y solo las ciruelas pasas producidas según esta gestión podrán denominarse «Ciruelas Pasas de Agen». Es pues necesario aplicar todas las reglas del referencial para tener derecho a esta denominación.
Y, por último, los diferentes operadores (cultivador, secador, transformador) deben estar habilitados y controlados por QUALISUD, que es un Organismo Certificador.
Algunas etapas técnicas en breve. Si fuera aún necesario convencerle de que todo esto es serio, he aquí una rápida enumeración de las principales etapas que hacen que la ciruela pasa de Agen sea efectivamente única.
La tala anual es obligatoria. El talador debe tener presente algunos principios, tales como conservar una geometría del árbol piramidal, con la base en la parte inferior o conservar el prolongamiento de las ’charpentières’ * muy claro, a fin de permitir que el aire y la luz penetren en el interior del árbol.
La recolección de los frutos debe realizarse al llegar a la madurez, en varias pasadas. LLas ciruelas recolectadas antes de su madurez óptima dan unos frutos secos de mala calidad. El cultivador debe pues recolectar los frutos en su madurez óptima. Cada año se publica una fecha que indica el inicio de la recolección.
Pero la maduración se escalona en el tiempo y varía de árbol en árbol. Para asegurarse de recolectar los frutos naturalmente dulces, el cultivador verifica regularmente el grado Brix** de algunas ciruelas, con ayuda de un refractómetro ***, a fin de seguir la evolución de la maduración huerta por huerta y comenzar la recolección en el momento apropiado. Después de un ligero sacudimiento del árbol, se recogen las ciruelas que caen al suelo y se realiza una medida con ayuda del refractómetro en cada una de las ciruelas de una muestra de 10 frutos.
El índice de secado
La humedad residual no debe sobrepasar el 23 %, con excepción, sin embargo, de la «Ciruela pasa de Agen semi-seca», la cual se obtiene deteniendo el secado al alcanzar un índice de humedad residual máximo del 35 %.
*Charpentières: ramas gruesas constituidas por las bifurcaciones del tronco del ciruelo
**Grado brix: índice de azúcar natural contenido en la ciruela
***Refractómetro: En el sector agroalimentario, el refractómetro se utiliza corrientemente para determinar el contenido de azúcar de los zumos de fruta, las confituras, etc. Ejemplo: 20°Brix = 20 % de azúcares.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *