0

Como hacer fideua facil

Receta de fideuá con marisco.

Dentro de la gastronomía de la comunidad valenciana, existen dos tipos de recetas con pescado, platos que son su estandarte, la paella y la fideuá.

Hoy hemos preparado una de esas estupendas recetas, una fideuá de calamares y gambas para chuparse los dedos. Originariamente, la fideuá era un plato marinero.

Cuenta la tradición que fue el cocinero de uno de los bancos pesqueros que faenaban por la costa valenciana, quien inventó esta receta.

Con la intención de crear un plato menos apetitoso que el tradicional arroz a banda que cocinaba en el barco, para evitar que el patrón dejara sin su ración a muchos de los marineros, por lo aficionado que era a esa preparación, sustituyó el arroz en su receta por fideos gruesos con la intención de hacer menos apetitosa la ración diaria.

El caso es que, lejos de quedarle peor, el resultado encantó, con lo que en las casas de comidas del puerto comenzaron a prepararlo se esa manera, debido a la fama que adquirió este plato.

En el blog ya hemos hecho alguna incursión en los platos con fideos, como estos fideos con calamares o la de fideos con almejas, con los que estoy seguro que habréis perdido miedo a este tipo de platos

La preparación de esta receta es muy similar a la de la paella, de hecho suele prepararse en el mismo tipo de recipiente, la paella.

Se trata de un plato de fideos gruesos, originariamente acompañados de pescados y mariscos, pero que hoy en día puede prepararse casi con cualquier tipo de ingrediente.

Como resultado tendremos un guiso de pescados o mariscos acompañado con pasta muy sabroso que seguro que os sorprenderá a los que no lo conozcáis, primero por su gran sabor y después por lo sencillo de su preparación.

Preparación del acompañamiento de la fideuá de marisco

  1. Pelamos las gambas y reservamos la carne. Con las cabezas y las pieles preparamos un fumet que luego emplearemos para terminar el plato.
  2. En una cazuela añadimos 2 cucharadas de aceite de oliva y doramos las cabezas de las gambas y el resto de pieles.
  3. Cuando hayan tomado color añadimos el agua y dejamos cocer durante 15 minutos. Reservamos hasta el momento de su uso.
  4. En una nueva cazuela calentamos un chorrito de aceite de oliva y añadimos la cebolla pelada y troceada en dados pequeños y los dientes de ajo troceados.
  5. Dejamos que se doren las verduras unos minutos.
  6. Lavamos los pimientos y los troceamos en daditos. Cuando la cebolla comience a coger color los añadimos a la cazuela y rehogamos con el resto de verduras durante 7 u 8 minutos.
  7. Mientras se hacen las verduras lavamos y troceamos los calamares.
  8. Los añadimos a la cazuela y los freímos con el resto de verduras. Cuando estén listos incorporamos los fideos y los rehogamos.

Preparación de la fideuá de marisco

  1. Incorporamos el equivalente a 4 tazas del fumet de pescado que tenemos reservado.
  2. Lo colamos para evitar pasar al guiso algún resto de las pieles de las gambas. Salamos y añadimos unas hebras de azafrán.
  3. Dejamos que cuezan el guiso durante 10 minutos. Añadimos las gambas peladas que tenemos reservadas. Seguimos cociendo hasta que la pasta esté en su punto.
  4. Si vemos que necesitamos un poco más de caldo lo podemos agregar en cualquier momento. Sólo tenemos que comprobar la sal al final de la cocción y listo.
  5. En un momento podemos disfrutar de todo un plato completo que podría, perfectamente servir como plato único.

Esta receta no necesita más acompañamiento que un trozo de pan y un vaso de cerveza fresquita. Una delicia de rechupete, os lo aseguro.

No dejéis de disfrutar de todas las recetas de pescado y marisco que tenemos en el blog. Podéis ver todas las fotos del paso a paso en el siguiente álbum.

Receta de fideuá de marisco y pescado con alioli de nueces

Tenemos la suerte de tener tradiciones gastronómicas en cada rincón de nuestro país, y sobre todo en la zona de levante (aunque te los puedes encontrar en prácticamente toda España), los arroces y fideuás son de lo más típico, y se preparan de mil y una formas diferentes. Hay para todos los gustos, arroces y fideuás con carne, verduras o pescado y marisco, a cual más rico.

Esta fideuá de marisco y pescado con alioli de nueces es una de las fideuás más tradicionales, elaborada con fideos finos (que es como más me gusta con diferencia), y cuyos puntos fuertes con el utilizar un buen caldo casero, preparar un sofrito con mucho sabor, incorporar buenos mariscos y pescados y conseguir finalmente esa mágica apariencia de los fideos mirando hacia arriba que nos indica que está en su punto.

Para acompañarla hemos preparado un alioli de nueces que básicamente es un alioli tradicional pero añadiendo un par de nueces. El resultado es muy bueno porque queda un alioli suave con el toque a fruto seco, muy rico.

Nosotros preparamos en casa un buen arroz o fideuá casi todos los fines de semana, y lo hacemos con nuestra paellera de hierro que nunca nos defrauda. Es muy gruesa (y pesada!) y reparte el calor fenomenal, algo fundamental sobre todo cuando estamos hablando de elaborar arroz en vitrocerámica o inducción, ya que con fuego (ya sea de gas o leña) no existe ese problema, pero en las cocinas que tenemos hoy en día, contar con una buena paellera es importante para que el resultado siempre quede bien. Además sin teflón ni nada nocivo, se puede utilizar también para preparar otras elaboraciones, y cuidándola un poco dura toda la vida. Si os gustaría tener una buena paellera en casa, aquí la podéis ver mejor y comprarla.

Paellera de hierro de De Buyer

Si lo que te gusta el arroz y las preparaciones en paellera, nuestra selección de arroces va a encantarte, donde se mezclan la tradición con la cocina internacional, y descubrirás nuevas formas de degustar este versátil ingrediente. Empezamos con un clásico, el arroz con pollo, uno de los más sencillos y con el que suelen disfrutar todos los comensales, al igual que sucede con el arroz con verduras o paella de verduras, y para quienes buscan algo exquisito, el arroz caldoso con bogavante, perfecto para las ocasiones especiales. También tenemos la paella de marisco, muy similar a esta fideuá, y el sencillo y sabroso arroz con setas.

Siguiendo con los productos de mar, seguro que llama tu atención el arroz negro con calamares y salsa alioli casera, que se elabora con un fumet de pescado, o la clásica fideua y nuestra versión del Delta del Ebro, cuyo caldo de pescado es la base de su sabor. Lo mismo sucede con el delicioso Caldero del Mar Menor, el arroz a banda murciano, uno de mis arroces preferidos.

Ingredientes para la receta de fideuá de marisco con alioli de nueces (ingredientes para 4 personas, aunque en las fotos verás que la que preparamos era para 2-3 personas):

  • 320 gr de fideos finos, son unos 80 gr por persona (un vasito de vino aproximadamente).
  • Fumet de pescado o de marisco casero. Suele añadirse el doble de cantidad que de fideos, así que si para 4 personas utilizamos 320 gr de fideos, de caldo serán 640 ml. Si no dispones de caldo casero, siempre puedes utilizar una pastilla de caldo concentrado o incluso simplemente agua, no aporta tanto sabor pero el arroz te quedará rico igualmente.
  • 8 gambas rojas.
  • 8 mejillones.
  • 4 rodajas de rape (unos 400 gr).
  • Para el sofrito (con estas cantidades prepararás el sofrito y tendrás para 2 fideuás o arroces, así que usarás solo la mitad y la otra mitad puedes congelarla para otra ocasión y así ahorrar muchísimo tiempo):
    • 1 pimiento rojo.
    • 1 pimiento verde.
    • 1 cebolla.
    • 2 dientes de ajo.
    • 400 gr de tomate licuado, o el equivalente que serían 2 tomates. Deberías pelarlos, despepitarlos y rallarlos o picarlos muy finitos.
    • 1 cucharada sopera de carne de pimiento choricero.
    • 1 hoja de laurel.
    • Aceite de oliva virgen extra y sal.
  • Para el alioli de nueces (siguiendo nuestra receta de salsa alioli casera):
    • 2 nueces peladas.
    • 1 huevo.
    • 1/2 vasos de aceite de oliva y 1/2 vaso de aceite de girasol.
    • 1 diente de ajo (según si lo prefieres más fuerte o suave).
    • Una pizca de sal (la punta de una cuchara de café).
    • El zumo de 1/2 limón.

Preparación, cómo hacer fideuá de marisco con alioli de nueces:

  1. Lava las gambas bajo un chorro de agua fría y déjalas escurrir, y limpia bien los mejillones con ayuda de un cuchillo por su parte externa. Limpia bien el rape de espinas, rapas y piel, y córtalo en tacos de bocado.
  2. Empezamos sofriendo los fideos. Para ello, pon la paellera en el fuego y échale aceite hasta que cubra justito el fondo, y a temperatura media.
  3. Echa los fideos y revuélvelos un par de minutos, ¡cuidado que se queman fácilmente! El aceite debería estar caliente pero no en exceso ni mucho menos humeando cuando los eches. En cuanto estén ligeramente dorados, retira los fideos de la paellera con una espumadera para que el aceite se quede.

    Doramos los fideos finos

  4. Dora el rape con una pizca de sal un par de minutos en la paellera, que se haga por todos los lados. Reserva.

    Salteamos el rape

  5. Haz lo mismo con las gambas, échales un poco de sal y dóralas primero por un lado y luego por el otro y reserva.

    Doramos las gambas rojas por ambos lados

  6. Ahora vamos con el sofrito. Lava los pimientos y quítales el pedúnculo, pela la cebolla y los ajos, y pícalo todo muy finito. Para ello, hemos utilizado nuestra picadora manual, con la que conseguimos tenerlo todo picadito en unos segundos, ¡y sin llorar! También puedes hacerlo con un cuchillo.

    Así entra el pimiento rojo en la Chop Chop…

    … y así sale

  7. Pon la paellera de hierro a fuego medio con aceite de oliva, suficiente para que el fondo quede cubierto, y cuando esté caliente, incorpora las verduras y un poco de sal. Deja que se cocine todo junto unos 15 o 20 minutos, hasta que empiecen a dorarse ligeramente. Remueve de vez en cuando.

    Pochando las verduras

  8. Añade a la sartén el tomate y la carne de pimiento choricero, revuélvelo todo junto y deja que se cocine 3 minutos más. Recuerda que este sofrito sirve para 2 arroces o fideuás, así que retira la mitad a un recipiente con tapadera, y cuando se enfríe ya puedes taparlo y congelarlo para otra ocasión (ahorrarás muchísimo tiempo al preparar tu siguiente paella o fideuá).

    Agregamos el tomate y la carne de pimiento choricero a las verduras

    Preparando el sofrito de verduras para el arroz con bogavante

  9. Pon el fumet o el agua a calentar en un cazo aparte, para que esté casi hirviendo en el momento de utilizarlo.
  10. Incorpora los fideos a la paellera y revuélvelo unos 2 minutos para que se empapen de los sabores antes de añadir el caldo.

    Remolvemos los fideos con el sofrito

  11. Añade el rape y vierte el caldo en la paellera, y muévela ligeramente para que quede todo bien repartido. Sube el fuego para que la temperatura sea alta.

    Añadimos el caldo y comenzamos a cocer la fideuá

  12. Cuando empiece a hervir, coloca en la superficie las gambas, baja el fuego el mínimo y deja que se cocine unos 10 minutos. Y recuerda, ya no se remueve, si acaso puedes mover un poco la paellera al principio cogiéndola de las asas, pero nada más.
  13. Mientras coloca los mejillones en una cazuela con tapadera a temperatura alta hasta que se abran. Cuando se hayan abierto, ponlos encima de la fideuá como puedes ver en las fotografías.
  14. Verás que el caldo se absorberá muy rápidamente, por eso hay que dejar el fuego muy flojito para que se haga correctamente pero no se queme por abajo. Si quieres un puntito socarrat, es decir, ligeramente torradito por abajo, los últimos 2 minutos sube el fuego medio-alto (yo lo puse al 7), y listo. Y por supuesto, la señal de que la fideuá se está cocinando correctamente es que los fideos se curvan hacia arriba de esa forma tan graciosa y característica, como queriendo escapar de la paellera 😛

    Fideuá recién hecha 🙂

  15. Deja que repose 5 o 10 minutos fuera del fuego una vez que haya terminado el tiempo.
  16. Mientras se cocina la fideuá, podemos preparar el alioli de nueces. Para ello simplemente deberás elaborar nuestra salsa alioli casera y añadir un par de nueces peladas, triturándolo todo a la vez. Reserva en la nevera hasta el momento de llevarla a la mesa.

Dificultad: media

Sirve y degusta:

Esta fideuá, como cualquier arroz o paella, debe servirse recién hecha y caliente, después del pequeño reposo que necesita de 5 o 10 minutos para que se asiente un poco. Eso si, si sobra para otro día, ¡no hay problema! La textura cuando vuelvas a comértela estará un poquito más apelmazada, pero ganará en sabor, así que puedes recalentar en el microondas lo que haya quedado y tener comida para otra ocasión 🙂

Coloca la paellera en el centro de la mesa con un salvamanteles debajo y reparte la fideuá entre los comensales, procurando servirles su ración de mariscos. Es un plato de auténtico… ¡escándalo!

Fideuá de marisco y pescado con alioli de nueces

Variantes de la receta de fideuá de marisco con alioli de nueces:

Eres libre de cambiar el tipo de marisco para que esté totalmente a tu gusto, por ejemplo utilizando otros tipos de gambas o langostinos, o incorporando calamar o sepia. Y por supuesto puedes servirlo con alioli clásico, aunque el de nueces tiene un toque a fruto seco que queda genial 🙂

Una receta de pescadores. La fideuá de mariscos nació en Gandía y hoy tiene fama más allá de nuestras fronteras. En otro artículo de Okdiario-recetas hicimos arroz del señoret, hoy fideuá de mariscos.

El origen de la fideuá

Este manjar aún no ha cumplido un siglo de historia. La receta original según Bautista Pascual Sanchiz alias ‘Zabalo’ un marinero que formaba parta de la tripulación del barco Santa Isabel, es del cocinero del barco Gabriel Rodríguez Pastor.

Fideuá

Hablamos de los años 1930. Zabalo tenía apenas diez años pero ya trabajaba en este barco de pesca ayudando al cocinero. Parece que el patrón del barco comía tantísimo que cuando hacían arroces u otros guisos se tomaba una gran ración dejando menos cantidad para el resto de la tripulación.

El cocinero pensó que quizás sustituyendo el arroz por los fideos, no sería un plato tan apetecible para el patrón, y todos podrían comer un poco más. Se equivocó. El patrón disfrutó de su fideuá y la fama de la receta se fue extendiendo desde Gandía a otras zonas de Valencia.

#Fideua Mes amis ? pic.twitter.com/ikgnn9Am3i

— Hingant ‏Anne-Laure (@Alhingant) 7 de mayo de 2017

Receta de Fideuá de mariscos

Ingredientes para 4 personas

  • 1 kg de mejillones (pueden ser congelados)
  • 250 g de almejas
  • 2 calamares
  • 12 gambas grandes
  • 150 ml de tomate natural tamizado
  • 3 ajos
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento verde
  • 400 g de fideos medios o gruesos
  • Azafrán molido o colorante
  • Aceite de oliva virgen extra
  • ½ cucharadita de pimentón
  • 800 ml de caldo de pescado
  • Preparación

    1. Lo primero es limpiar los mejillones, los congelados suelen venir limpios, pero si son frescos hay que limpiarlos. Te cuento cómo limpiar paso a paso, los mejillones y las almejas aquí. En una paella o cazuela amplia añadimos aceite de oliva virgen extra.

    2. Añadimos las verduras cortadas en trozos medianos, ajos, cebolla y pimiento. Cuando estén ligeramente dorados añadimos el tomate natural tamizado y sofreímos tres minutos a fuego lento.

    3. Añadimos las almejas ya limpias, y cocinamos un par de minutos tapando el recipiente. A continuación agregamos las rodajas de calamar tapamos el recipiente y dejamos que se cocinen un par de minutos.

    4. Llega el momento de añadir los fideos, los agregamos por todo el recipiente y los sofreímos otros dos o tres minutos. Añade el azafrán o colorante y el pimentón. No remuevas mucho mejor agita o mueve un poco el recipiente para que la pasta esté bien distribuida por todo el diámetro.

      Caldo de pescado

    5. Llega el momento de añadir los mejillones y el caldo de pescado, que puede ser casero o comprado. Cocinamos durante 10 minutos a fuego medio, y cuando falten 5 agregamos las gambas. Dejar que repose un par de minutos, la fideuá de mariscos nos debe quedar tirando a seca. A la hora de servir se acompaña de limón y alioli.

      Una publicación compartida de Mire ? (@mire__93) el 17 de Abr de 2017 a la(s) 7:06 PDT

    También te puede interesar

    Paella de pollo

    Paella de pollo

    Si te ha gustado la receta de fideuá de mariscos puedes compartirla en tus redes sociales favoritas (Twitter, Facebook, etc). Cada día habrá nuevas recetas y trucos para ti. ¡Síguenos en Facebook @okrecetasdecocina!

    La fideuá o fideuada (en valenciano) es un plato muy típico de la Comunidad Valenciana (extendido ya por toda España) que se prepara en la paella con pescado y marisco y se realiza con fideos en vez de arroz, uno de mis platos favoritos. Podemos encontrar, al igual que ocurre con las paellas y arroces, fideuá de con otros ingredientes. Como una fideuá de pollo o una fideuá de berberechos.

    Origen de la fideuá

    La fideúa tiene un origen muy curioso, la creo un tal Gabriel Rodríguez que era un cocinero de una embarcación de Gandía. Dicen que el patrón del barco donde trabajaba le gustaba muchísimo el arroz y muchas veces dejaba sin ración a muchos de sus marineros, por ello este cocinero cambio el arroz por fideos para que sobraran raciones para los marineros, por eso se parece mucho al arroz a banda pero con fideos.

    Que fideos usar para la fideuá

    En el supermercado podemos comprar fideos específicos de fideuá bastante gordos aunque recomiendo usar fideos medianos (tamaño 4) o ya si queremos dejarla más fina… fideos cabello de ángel. Yo uso de tamaño 4 (los cuales recomiendo), con lo que he hecho esta receta de fideuá pero podéis usar los que más os gusten.

    Ingredientes para hacer fideúa (4 pax)

    • 500 gramos de fideos
    • Medio pimiento rojo
    • Medio pimiento verde
    • 2 calamares
    • 200 gramos de gambas
    • Caldo de pescado casero
    • Azafrán o colorante

    Cómo hacer fideúa

    1.- Comenzamos la receta de fideuá dorando los fideos en la paella. Los ponemos a fuego medio y vamos dándoles vueltas poco a poco hasta que se vayan dorando. Una vez dorados a nuestro gusto los retiramos y reservamos.

    2.- En esa paella, rehogamos a fuego medio los pimientos, haciendo un buen sofrito. Ponemos un poco de sal. Luego rectificamos pero con el caldo seguramente que se quede perfecto.

    3.- Una vez rehogado agregamos los calamares limpios y cortados en trocitos. Dejamos que se hagan unos minutos.

    4. Incorporamos los fideos, las gambas peladas y cubrimos con caldo de pescado casero (agregamos el azafrán o el colorante). La cantidad será más o menos la misma en mi caso (500 ml), pero dependerá de los fideos que uséis porque necesitará más o menos. Si necesita más caldo se lo podemos añadir cociendo, es más sencillo que el arroz.

    Cuando esté listo lo dejamos reposar unos 5 minutos a disfrutar.

    Claves para hacer una buena fideuá y 5 recetas

    Seguro que habéis comido fideuá en más de una ocasión. A nosotros nos encanta esta receta levantina que, según el Diccionario de Gastronomía, se trata de «un plato marinero elaborado con fideos, pescados y mariscos, como el rape, la sepia, el calamar, las gambas y las cigalas. Se elabora en una paella y es muy similar al arroz, solo que con fideos».

    Es un plato originario de Gandía (Valencia) donde desde hace 4 años se celebra un concurso de carácter internacional. La receta más ortodoxa de esta localidad, en efecto, incluye sepia, cigalas, gambas y rape troceado; usa fideos del número 3; especias como pimentón y azafrán y como vegetales ajo, tomate y cebolla, amén de un buen caldo hecho con pescado de roca y cangrejos.

    VER GALERÍA

    Pero como, a veces, las reglas están para saltarselas, te damos algunos consejos para que, sí o sí, te salga rica, con esos y con otros ingredientes. Haremos un repaso de los factores que intervienen en la elaboración de una buena fideuá. Si los tienes en cuenta, te convertirás en todo un experto en este plato que compite con la paella, por su similitud, pero tiene sus particularidades. Al final, tienes también, 5 recetas de lo más variadas, incluso una exclusiva de vegetales y otra de butifarra, con almejas, que se unen 3 más clásicas.

    Elección de ingredientes

    1.- El marisco y el pescado son las 2 materias primas de una fideuá clásica, pero eso no quiere decir que no puedas usar otros, como verduras o algún tipo de carne. Para prepararlos, en el caso de los primeros, puedes saltearlos primero, sacarlos y reservarlos para añadirlos al final de la cocción. O echarlos en crudo unos minutos antes de acabar. Si optas por verduras y/o por carne, sí tienes que saltearlos previamente.

    2.- Los cánones mandan que el paso siguiente es rehogar ajo, cebolla, tomate rallado, pimentón con cuidado de que no se queme. Posteriormente, hay recetas que incorporan un majado de ajo y perejil, pero lo dejamos a tu gusto. Igualmente, puedes optar por añadir otros vegetales.

    Los fideos

    Es el momento de echar los fideos… y aquí va un poco a tu gusto. El número 3 sería el fideo de tamaño mediano, que es el más recomendable. Pero hay quien prefiere añadir el que venden como específico para fideuá, que es bastante más gordito y, por tanto, necesita más tiempo de cocción. Y a nosotros nos gusta mucho cómo queda con fideo fino, del número 2, y se hace un poco antes.

    VER GALERÍA

    El caldo

    Es un elemento esencial tanto de la fideuá como de la paella, porque tiene mucho que ver en el sabor final del plato. Así, si le echas cosas ricas al caldo, mejor saldrá. Y aquí los reyes del sabor marino son pescados de roja, mejillones, cangrejos, espinas de pescado… La proporción que tienes que echar es una cantidad que sea el doble de caldo que de pasta.

    El recipiente

    El recipiente tradicional para elaborar esta receta es la paella, sin duda, pero no es exclusivo. Te valdrán tanto una cazuela bajita con suficiente superficie para que no se apelmacen los ingredientes, como una sartén de tamaño grande. Como sucede con la receta valenciana por excelencia, la fideuá también puede llevarse a la mesa en el recipiente donde se ha cocinado y comer todos de él al típico soniquete de ‘cuchara y paso atrás’.

    El fuego

    Si tienes la opción de cocinar esta receta con fuego de leña, no hay nada comparable, pero no queda nada mal en el resto de fuentes de calor, como el gas, la vitro o la inducción. Sí tendrás que vigilar más el tiempo y la intensidad. Lo que tarda la cocción de la fideuá dependerá, sobre todo, del tamaño de fideo que elijas. Procura dejarlo al dente porque pasado, no hay quien se lo coma.

    VER GALERÍA

    El alioli

    Se trata de la salsa por excelencia para acompañar a la fideuá y también a algunos arroces como el a banda. La tradición manda hacerla en mortero, pero también la puedes preparar en batidora. La receta es sencilla pero exige grandes dosis de paciencia para machacar en un mortero el ajo e ir incorporando, poco a poco, el aceite hasta conseguir una salsa ligada. Si optas por la batidora, ralla los ajos en un bol, añade una yema de huevo y ahora usa una batidora de varillas para, sin dejar de batir, ir integrando el aceite, poco a poco, en forma de hilo hasta que se forme la consistencia del alioli.

    Ahora, presta atención a las 5 recetas de fideuá que te ofrecemos y elige la que más te guste. Tienes opciones para todos los gustos: con pescado y marisco, con carne, negra o con vegetales.

    Paso a paso: Fideuá clásica

    Esta receta es la más parecida a la que se hace en Gandía, cuna de este plato a base de marisco, pescado, fideos y caldo.

    VER RECETA

    Paso a paso: Fideuá con calamar y rape

    En la siguiente propuesta, elegimos calamar y rape para nuestra fideuá, y dejamos los crustáceos para otra ocasión.

    VER RECETA

    Paso a paso: Fideuá negra con alioli casero

    Te presentamos una fideuá clásica, pero negra por la tinta de calamar que añadimos al caldo. La servimos con alioli casero.

    VER RECETA

    Paso a paso: Fideuá con almejas y butifarra

    Le damos una ligera vuelta de tuerca a la fideuá, y aunque la técnica es simillar a la clásica, le ponemos almejas y butifarra.

    VER RECETA

    Paso a paso: Fideuá de la huerta

    Esta propuesta está pensada, especialmente, para veganos y vegetarianos porque no lleva ingredientes de origen animal.

    VER RECETA

    Fideuà

    Method

    1. For the stock, place the grated tomato skins in a large saucepan, reserving the flesh for later, with the rest of the stock ingredients and bring to the boil. Reduce the heat until the mixture is simmering, then continue to simmer for 30 minutes. Strain the stock and reserve the liquid.

    2. For the fideuà, heat half of the oil in a paella pan or large, heavy-based, shallow frying pan over a medium heat. Add the monkfish and prawns and fry for 1-2 minutes on each side, until browned on both sides, adding more oil if necessary. Remove from the pan and set aside.

    3. Heat the remaining oil in the frying pan, add the onions and fry for 3-4 minutes, or until softened. Add the garlic, tomato flesh and squid and continue cook over a low heat for 6-7 minutes, or until the squid is opaque.

    4. Add the ñora peppers and the noodles, mix well, and continue to cook for a further 2-3 minutes, or until the noodles are covered in the oil. Sprinkle over the smoked paprika.

    5. Pour in the stock and bring the mixture to a simmer. Simmer for 10 minutes.

    6. Return the monkfish and the prawns to the pan, then arrange the mussels over the top of the fideuà. Season, to taste, with salt and freshly ground black pepper, then cover the pan tightly with aluminium foil or greaseproof paper and continue to simmer for a further 4-5 minutes, or until the mussels have opened (discard any mussels whose shells do not open during cooking).

    7. Meanwhile, for the picada, grind the almonds and the chopped parsley in a mortar and pestle as finely as possible.

    8. To serve, sprinkle the picada over the fideuà, garnish with lemon wedges and spoon onto serving plates.

    Vamos a elaborar un plato tradicional de la cocina española, hoy vamos a aprender a preparar una fideuá.

    Este plato se consume prácticamente durante todo el año, pero nos gusta abusar de ella sobretodo en verano.

    La fideuá es una variante a la paella, en la que sustituimos el arroz por fideos, y se puede preparar con multitud de ingredientes. Se puede hacer con verduras, con mariscos, o pescados, con pollo, o carne…, y se suele servir con un poquito de alioli, como se hace con la paella.

    Si te gustan los platos con mariscos no dudes en probar nuestros riquísimos espaguetis negros con salsa de marisco, nuestro risotto negro, o nuestra maravillosa pasta con marisco y alcachofas.

    Cómo hacer fideuá:

    1. Lo primero que debemos hacer es pelar los tomates, quitarles las pipas, y cortarlos en brunoise, trocitos muy pequeños. Una vez hayamos terminado con los tomates, los reservamos, y picamos finamente la cebolla, y el diente de ajo, sin olvidarnos de quitarle la raíz.
    2. Cogemos una sartén amplia, o una pellera, la colocamos sobre un fuego medio, y echamos un chorrito de aceite.
    3. Mientras esperamos a que se caliente cortamos en trozos la sepia, no hace falta que sean pequeños.
    4. En cuanto esté caliente agregamos las gambas congeladas, removemos y esperamos unos 5 minutos.
    5. Tras ello, añadimos el resto de las gambas, los trozos de sepia, y removemos.
    6. Una vez dorados, retiramos del fuego y reservamos.
    7. Sin lavar la sartén añadimos otro chorrito de aceite de oliva.
    8. Una vez caliente le echamos la cebolla picada, el diente de ajo, el tomate, y removemos.
    9. Dejamos rehogar la cebolla hasta que adquiera una textura transparente removiendo de vez en cuando.
    10. Seguidamente, añadimos el tomate concentrado, una pizca de pimentón dulce, y mezclamos.
    11. Ahora ya agregamos los fideos especiales para fideuá, removemos, y dejamos sofreír unos 3 minutos con el resto de ingredientes.
    12. A continuación, añadimos el caldo de pescado, y movemos la sartén para que el líquido se cuele bien por todas partes.
    13. Cuando rompa a hervir echamos unas hebras de azafrán, y rectificamos el punto de sal.

      Un truquito para conseguir que el azafrán suelte todo su sabor es colocar unas hebras en un vaso, y ponerle un poco del caldo de la fideuá, dejamos reposar unos minutos y vertemos.

    14. El tiempo de cocción dependerá de los fideos utilizados, aproximadamente de 7 a 9 minutos, nos guiaremos por el tiempo de cocción que venga marcado en el paquete.
    15. Cuando observemos que al fideo le quedan a penas un par de minutos agregamos el marisco que hemos reservado con antelación, y mezclamos.
    16. Una vez esté el fideo al dente, retiramos del fuego, colocamos un trapo húmedo por encima, y dejamos reposar unos 5 minutos.

    ¡Yummy! ¡Ya tenemos lista nuestra receta de fideuá en menos que canta un gallo! ¡A disfrutar!

    Ingredientes para esta fideuá

    Ingredientes principales de esta fideuá. Falta el caldo de pescado, que puede ser casero o comprado.

    Hay muchas recetas de fideuá, esta que proponemos es deliciosa.

    Para 4 personas:

    • 400g de fideos del número 2
    • 1,5 l de caldo de pescado
    • 3 sepias pequeñas limpias
    • una docena de gambas grandes
    • un par de cebollas pequeñas
    • un pimiento rojo
    • 200g de guisantes
    • 4 dientes de ajo
    • medio tomate maduro
    • una cucharada de pimentón dulce
    • aceite de oliva y sal

    Utensilios para cocinar fideuá

    El utensilio esencial para fideuá es la paella, que puede ser baja o algo más alta como la que usamos en este ejemplo. Tiene que ser de color negro, imprescindible para que funcione en cocina solar.

    Este plato se puede hacer en cocina parabólica, en cambio es prácticamente imposible en horno solar. Para el caso hemos usado dos parabólicas: una de 1’40m para el sofrito y los fideos, y otra de 1’20m para el caldo. Si no disponemos de 2 parabólicas, como será el caso de la mayoría, haremos el caldo en cualquier fogón normal de cocina.

    La técnica de la fideuá paso a paso

    En primer lugar hay que prever que casi al final de todo necesitaremos el caldo en su punto, hirviendo: se puede hacer un caldo casero de pescado o bien usar uno envasado. En el segundo caso, con un litro de caldo al que añadimos medio litro más de agua será suficiente.

    Vamos a empezar. Lo primero es sofreir las gambas y la sepia en aceite de oliva, con un poco de sal.

    Cocemos en primer lugar el marisco para impregnar el aceite con su aroma.

    A continuación retiramos la sepia y las gambas, las guardamos aparte y añadimos al mismo aceite la cebolla y el pimiento bien picados.

    Para evitar que se queme hay que irlo removiendo de vez en cuando.

    En el momento en que la cebolla y el pimiento ya están casi cocidos añadimos los guisantes y les damos un par de vueltas. Los dejamos cocer unos 5 minutos.

    A mi me encanta con guisantes, aunque hay muchos detractores de este ingrediente.

    Entonces apartamos la verdura y la guardamos con la sepia y las gambas, procurando que el conjunto no se enfríe demasiado.

    A continuación viene la parte principal de la técnica de la fideuá, o sea que atención a los siguientes pasos. Primero: en el mismo aceite, sofreir unos ajos enteros pelados. De mientras, rallar el tomate. Cuando los ajos empiecen a dorarse, añadir una cucharada de pimentón dulce y enseguida (para evitar que el pimentón se queme) añadir el tomate rallado.

    Este es el punto clave de la fideuá.

    Removemos el conjunto hasta que el tomate esté bien hecho.

    Este color dorado es clave para el buen aspecto final del plato.

    En este momento comprobamos como está nuestro caldo: pronto lo necesitaremos hirviendo y colado.

    El caldo de mientras se va haciendo en una olla negra en la cocina parabólica pequeña, o en su defecto en cocina convencional.

    Ahora vamos a añadir los fideos y los vamos a tostar. Para ello hay que remover bien con una cuchara de madera y procurando que todos queden bien impregnados de este aceite con el que hemos cocinado el marisco, las verduras, el ajo, el pimentón y el tomate.

    Al rato de remover veremos que los fideos se van dorando y cogen una especie de fuerza. Es importante evitar que algunos se quemen, por lo que además de remover se puede ir moviendo la cazuela.

    Bueno, el trabajo principal ya está hecho. Ahora añadimos el caldo, colado e hirviendo y en seguida todos los ingredientes que tenemos a parte.

    Si hiciéramos este paso en frío los fideos se pegarían y quedaría un desastre de fideuá. Por lo tanto, todo debe estar muy caliente en el momento de la mezcla.

    Damos un par de vueltas y tapamos la cazuela con tapa de cristal para observar la cocción. A partir de este momento no hace falta remover más, pero si girar media vuelta la paella de vez en cuando (la cocina parabólica da más calor a la parte interior, así lo vamos equilibrando).

    Es mejor disponer de un poco más de caldo por si hace falta añadir.

    Bien, pues nada más. Solo un detalle: es mejor sacarla del “fuego” un poco antes del final, cuando todavía está caldosa, y dejarla tapada que se acabe de cocer en su propio vapor. Más o menos tendrá este aspecto:

    Esta vez no hemos conseguido poner los fideos en pie, de todas formas está riquísima. Tantos guisantes no han dejado subir los fideos! A la próxima lo volvemos a intentar. La serie Fideuá continuará!

    Receta fácil y rápida de fideuá

    La fideuá es un plato muy típico de España, sobre todo, de la costa valenciana. Se prepara con fideos, pescado y marisco, generalmente rape, gambas o cigalas.

    Es un plato muy completo para la hora de la comida, ya que da el aporte de proteínas e hidratos de carbono necesario para seguir desarrollando nuestras actividades diarias con la máxima energía.

    Con este plato tendréis una receta muy rica y fácil de hacer, en la que no tendréis que invertir mucho tiempo. Además, podéis variar sus ingredientes si alguno, como la cigala, se os sale de presupuesto. Las cigalas las podéis sustituir por mejillones, que son más baratos y también los aprovecharéis para el caldo de pescado. Además, si el rape no os convence lo podéis sustituir por un poco de merluza o lubina.

    Ingredientes para 4 Personas

    • 300 Gramo(s) de gambas
    • 8 cigalas pequeñas
    • 2 rodajas de rape
    • 400 Gramo(s) de fideos (podéis comprarlos finos o gruesos, como más os gusten)
    • 2 tomates grandes
    • 1 Cucharadita(s) de azafrán
    • 2 dientes de ajo
    • 1 y 1/2 Litro(s) de caldo de pescado
    • ½ Cucharadita(s) de pimentón picante o dulce
    • Vino
    • Aceite de oliva
    • Sal
  • Lo primero que debemos hacer es pelar las gambas y reservar las mondas y las cabezas para hacer un caldo con ellas. También debemos quitarle las espinas al rape y reservarlas.

  • Con las cabezas de las gambas y las espinas, hacemos un caldo. Se ponen a hervir con agua durante 20 minutos y después se cuelan y se reservan.

  • En la paellera donde después haremos la fideuá, ponemos un chorrito de aceite de oliva a calentar. Una vez esté caliente, echamos las cigalas enteras y removemos un par de minutos.

  • Vamos echando, poco a poco, las gambas y el rape cortado en cuadraditos. Se rehogan un rato y se quitan de la sartén.

  • A continuación, pelamos y cortamos o rallamos el tomate y lo añadimos a esta misma sartén. Después de un par de minutos se añaden los ajos muy picados, el azafrán y el pimentón. Todo esto se rehoga 8 minutos.

  • Cuando haya pasado el tiempo, llega la hora de añadir los fideos. Se les echa un poco de sal y se les da vueltas con una cuchara de madera. Después de esto, debemos incorporar el litro y medio de caldo, subir el fuego y dejar que cueza durante unos 15 minutos (dependerá de lo que le lleve a vuestros fideos).

  • Cuando falten menos de 5 minutos para que termine la cocción se añade el pescado que teníamos reservado. Las cigalas, sobre todo, debéis colocarlas de forma que adornen el plato.

  • Se precalienta el horno a 180º y se introduce la paellera, bajándole el fuego a 150º y durante 5 minutos. La fideuá debe quedar dorada, así que tened cuidado con que no se os queme. ¡Y lista!

  • Compartelo con tus amigos!!

    admin

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *