0

Como hacer gazpacho de sandia

Receta de gazpacho de sandía fácil y rápido

Sí, como lo has leído: gazpacho de sandía. Esta receta, fácil a más no poder, es una vuelta de tuerca a nuestro tradicional gazpacho andaluz. Un plato sencillo, sano, lleno de vitaminas y delicioso. Si nunca lo has probado te invito a que lo prepares en casa; te gustará tanto que probablemente repitas.

La receta para elaborar esta versión del gazpacho se basa, principalmente, en sustituir la mitad del tomate por sandía. Para armonizar los sabores es necesario realizar otras pequeñas variaciones a partir de la receta original, como cambiar el pimiento verde por uno rojo para potenciar el precioso tono bermellón del gazpacho. También prescindimos del ajo que, a mi gusto, no combina bien en esta versión del plato. Por lo demás, la receta es bastante parecida al gazpacho tradicional.

Otra cosa que me gusta de este gazpacho de sandía refrescante es su versatilidad. Lo puedes tomar como un primer plato o entrante, ideal en la cena o en una comida ligera. Pero también se puede presentar como aperitivo, servido en vasitos pequeños tipo chupito. Si tienes invitados en casa esta última opción es muy recomendable.

Con el calor estival ya instalado entre nosotros, esta sopa de sandía bien fresquita será nuestra perfecta aliada para combatir las altas temperaturas. Vamos a ver cómo preparar gazpacho de sandía fácil y rápido.

Utensilios para preparar gazpacho de sandía fácil y rápido

  • Batidora, túrmix o robot de cocina
  • Cuchillo grande bien afilado para partir cómodamente la sandía
  • Tabla de cortar
  • Colador o chino (opcional)

Ingredientes para hacer gazpacho de sandía fácil y rápido. 4 raciones aproximadamente

  • 500 g de tomates bien maduros (unos 5 tomates pequeños)
  • 500 g de sandía pelada y sin pepitas
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1 pepino pequeño
  • 1/4 de cebolla
  • 5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra*
  • 2 cucharadas de vinagre de manzana*
  • 1 cucharadita de sal*

* Nota
Las cantidades de aceite, vinagre y sal son al gusto. Adaptarlas a vuestras preferencias personales si hiciera falta.

Ingredientes para hacer una receta de gazpacho de sandía fácil y rápida

Cómo hacer gazpacho de sandía. Receta muy fácil

  1. Pela y corta la sandía en trozos. Quítale todas las pepitas negras y la mayor parte que podamos de las blancas.
  2. Lava bien los tomates y retírales la parte del rabito. Parte los tomates por la mitad.
  3. Trocea el pimiento rojo. No hace falta que sean trozos regulares.
  4. Pela y corta el pepino también.
  5. Añade todos los ingredientes (salvo el aceite) en el vaso batidor de un robot de cocina o túrmix: la sandía, los tomates, el pimiento rojo, el pepino, la cebolla, el vinagre y la sal. Como habrás podido observar, a este gazpacho no le añadimos nada de líquido extra, pues la cantidad de agua que contiene la sandía ya le aporta la textura adecuada.
  6. Tritura todos los ingredientes del gazpacho de sandía hasta que la mezcla esté bien fina.
  7. Ahora añade el aceite de oliva poco a poco mientras sigues batiendo. Esto ayuda a emulsionar la preparación y que no separe el agua del aceite.
  8. Si notaras que han quedado restos de pieles de tomate o de alguna pepita de la sandía, cuela el gazpacho o pásalo por un chino. Para elaborar este tipo de sopas frías yo suelo utilizar la Thermomix, por lo que no me hace falta realizar este paso. No obstante, si tu batidora no tiene mucha potencia es posible que la textura que obtengas no sea lo suficientemente fina, por lo que habría que colarlo.
  9. Prueba de sal y vinagre y rectifica si fuera necesario. Guarda el gazpacho de sandía en la nevera hasta el momento de consumirlo. Lo ideal es degustarlo bien frío.

Lavar, cortar y triturar todos los ingredientes, menos el aceite, del gazpacho de sandía

Añadir el aceite al gazpacho de sandía y emulsionar

Así debe quedar la textura del gazpacho

Consejos para hacer este gazpacho de sandía fácil y rápido

  • Otra forma de conseguir que el gazpacho quede bien fino es pelar los tomates antes de triturarlos. Usa un pelador especial para retirar la piel de los tomates o, si no tienes, escáldalos previamente. Es decir sumérgelos en agua hirviendo durante unos segundos para que la piel se desprenda de la carne.
  • Desde hace algunos años encontramos en el mercado sandías libres de pepitas. Para este tipo de receta son muy prácticas, pues nos ahorramos la tarea de tener que quitarlas.
  • Como ocurre en el mundo de los platos tradicionales, no hay dos gazpachos iguales. Cada cocinero varía la proporción de ingredientes y le aporta al plato su toque personal. Con este gazpacho de sandía ocurre lo mismo. Con la proporción de ingredientes que te proporciono en la receta obtendrás un plato cuyo sabor recuerda bastante al gazpacho tradicional. Si quieres potenciar el sabor y el dulzor de la sandía, añade solamente 1/4 de pimiento rojo, 1/2 pepino y un trocito pequeño de cebolla. Tendrás un plato más dulce ideal para degustar como aperitivo veraniego.
  • A mí me gusta elaborar esta receta con vinagre de manzana, cuyo suave sabor combina muy bien con el resto de ingredientes. Si no dispones de él en casa, se puede sustituir por vinagre de vino o de Jerez. No obstante, ten cuidado al añadirlo, pues el sabor de estos vinagres es más fuerte.
  • Si eres muy aficionado al ajo puedes incorporar medio diente. Aunque creo que en esta versión del gazpacho no queda del todo bien, para gustos, colores.

Gazpacho de sandía refrescante y ligero

Ideas para servir y degustar el gazpacho de sandía

  • Las cantidades de ingredientes que te facilito cunden para 4 raciones grandes. Si decides servirlo en versión chupito te rendirán más.
  • Como puedes ver en las imágenes, yo adorné los vasitos de gazpacho con unas mini brochetas hechas con unos cubitos de sandía y medio tomate cherry. Quedaron fenomenal. También puedes elaborar estas pequeñas brochetas combinando los colores y sabores de todos los ingredientes del gazpacho. Es decir, coloca un cubito de tomate, otro de pepino, otro de sandía y un trocito de pimiento rojo, por ejemplo.
  • También se puede optar por servirlo con la clásica guarnición que acompaña a los gazpachos, es decir, todos sus ingredientes cortados en cubitos o brunoise.
  • Una ramita de hierbabuena o menta aportará un sutil aroma a esta sopa de sandía y creará un bonito contraste de colores entre el rojo y el verde. Si tienes alguna de estas dos plantas aromáticas en casa no dudes en decorar el gazpacho con ellas.
  • Vierte unas cuantas gotas de aceite de oliva sobre la superficie del gazpacho ya emplatado y obtendrás un acabado muy elegante y sencillo.

Un truco para disfrutar el gazpacho de sandía bien fresquito siempre

Si pruebas este gazpacho de sandía y te aficionáis a él, pon en práctica este truco para obtener un gazpacho bien frío en el momento de hacerlo. Se trata, simplemente de congelar parte del gazpacho de sandía cada vez que lo elabores en los típicos recipientes que usamos para hacer cubitos de hielo. De esta manera solo habrá que añadir unos cuantos cubitos de gazpacho de sandía helado al que estamos haciendo en ese instante para que así no tengamos que dejarlo enfriar en la nevera.

¿A quién le apetece un vasito de gazpacho de sandía bien fresquito?

Las recetas refrescantes en verano triunfan y este gazpacho de sandía es perfecto para combatir estos calores tan sofocantes. Una receta súper fresquita, muy apetecible a cualquier hora del día y lo mejor muy ligerita que es lo que apetece en verano. Además siempre puedes tener una botella preparada en la nevera para cuando te apetezca.

Receta de gazpacho de sandía

El gazpacho es un plato muy popular en Andalucía, su origen no se sabe, aunque dicen que por aquí era un plato muy típico debido a nuestros verano tan calurosos, y a la abundancia del aceite de oliva y verduras, de las cuales se compone este plato. El gazpacho originario se elaboraba ya en la época del al-Ándalus y los ingredientes eran migas de pan, ajo, aceite de oliva, vinagre, sal y agua. Estos ingredientes se majaban se servían como una sopa.​ Este primer gazpacho no incluía ingredientes como el tomate y pimiento el cual entró más tarde con el descubrimiento del Nuevo Mundo.

La provincia de Córdoba es la parte de Andalucía donde más variantes de gazpacho hay, algunas de las recetas elaboradas en esta región poseen almendras y piñones. Es frecuente la elaboración de gazpachos blancos, en la ciudad de Córdoba puede encontrarse el gazpacho originario consistente en pan, vinagre, aceite. Al que se le añade a veces huevos duros finamente picados. El gazpacho blanco cordobés contiene igualmente los ingredientes de la receta originaria y se le añade almendras. Es costumbre tomarlo en vaso antes del postre. En Obejo se elabora un gazpacho rojo que se emplea en el escabeche de platos de carne. Igualmente están el carnerete en el que la miga de pan va frita, el pimporrete, de Almedinilla, único gazpacho sin aceite: solo lleva ajo, miga de pan, tomate y vinagre. En la provincia de Málaga existen las variedades de gazpachos blancos como el ajoblanco (popular igualmente en la provincia de Granada y similar al gazpacho blanco cordobés) es elaborado con almendras y ajos,​ decorado al ser servido con uvas moscatel, en algunas ocasiones uvas pasas maceradas en vino de Málaga. Aunque en Málaga existen otras variantes blancas como puede ser el gazpacho tostado, las cahorreñas, el zoque es similar al gazpacho primigenio que se acompaña al servir con pan tostado, el gazpachuelo se sirve con huevo duro y jamón serrano. Existen en Málaga gazpachos rojos denominados pimentón que se elaboran con tomate y pimiento, este gazpacho suele tomarse con tortilla de patatas. Los «sopeaos» son variantes espesas o migadas de los gazpachos y los «ajos» son sopas con ingredientes similares al gazpacho. Los «ajos» son iguales que el gazpacho pero servido generalmente en caliente. No todos los ajos en Andalucía son blancos, por ejemplo en Cuevas del Almanzora (Almería) existe un ajo colorao elaborado con pimientos secos y patatas. (Fuente texto Wikipedia).

Este gazpacho de sandía es una variante de nuestro gazpacho andaluz, tengo que decir que algo diferente pero igualmente delicioso. Una mezcla perfecta de sabores para consumirlo bien fresquito, en un almuerzo, como tentempié a media mañana o para cenar, este plato siempre es bienvenido. Además una vez preparado se conserva genial en la nevera, te aconsejo que lo guardes en una botella de cristal o bien lo dejes en el mismo vaso de la batidora. De esta manera una vez lo quieras tomar solo tendrás que volver a batir para mezclar bien y listo. Son de esas recetas que nunca faltan en verano en casa, abres el frigo y se ve todo rojo jajaja.

Aprovechando que para la sesión de fotos la hice en días diferentes quise hacer algo diferente y mostrar dos ejemplos de como presentar este gazpacho de sandía tan refrescante. Por eso veis fotos tan diferentes entre ellas, porque cada día una tiene puntos de vista diferentes, es lo que tiene hacer recetas tan versátiles. Espero que os guste y que con ellas veáis lo diferente que se ve un plato dependiendo del escenario en el que se fotografíe.

Ingredientes para el gazpacho de sandía:

  • 500g de sandía sin piel ni pepitas
  • 500g de tomates pera o en rama bien maduros
  • 1/2 pimiento verde
  • 1/2 cebolla fresca
  • 50ml de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de vinagre de manzana o de vino
  • Sal
  • 1 diente de ajo
  • Agua(opcional)
  • Hierbabuena fresca

Elaboración

  1. Lavamos bien los tomates y el pimiento.
  2. Troceamos los tomates, el pimiento y la cebolla.
  3. Pelamos el diente de ajo y quitamos el germen de la parte central.
  4. Ponemos en el vaso de la batidora los tomates, el pimiento, la cebolla y el ajo y trituramos bien. Tenemos que conseguir una mezcla lisa y que la piel no se note. Yo no lo suelo colar pero puedes usar un cedazo, colador o malla fina para filtrar y quitar cualquier resto de piel.
  5. Troceamos la sandía, le quitamos la piel y semillas.
  6. Incluimos a la mezcla del tomate la sandía troceada, el aceite, el vinagre y la sal y volvemos a triturar bien.
  7. Una bien esté todo mezclado probamos y rectificamos de sal si fuera necesario.
  8. Yo no suelo añadir agua porque a mí el gazpacho me gusta espesito, pero si te gusta más ligero añade un poco de agua hasta conseguir la textura deseada.
  9. Metemos en el frigorífico y dejamos al menos 2-3 horas para que esté bien frío.
  10. Servimos y decoramos con pepino, bolitas de sandía y algunas hojas de hierbabuena para dar aún más frescor.

Gazpacho de sandía Tiempo de preparación 10 Minutos Tiempo de cocinado 10 Minutos Tiempo total 20 Minutos Autor: Raquel Carmona Romero Tipo de receta: Tradicional Tipo de cocina: Española Ingredientes

  • 500g de sandía sin piel ni pepitas
  • 500g de tomates pera o en rama bien maduros
  • ½ pimiento verde
  • ½ cebolla fresca
  • 50ml de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de vinagre de manzana o de vino
  • Sal
  • 1 diente de ajo
  • Agua(opcional)
  • Hierbabuena fresca

Instrucciones

  1. Lavamos bien los tomates y el pimiento.
  2. Troceamos los tomates, el pimiento y la cebolla.
  3. Pelamos el diente de ajo y quitamos el germen de la parte central.
  4. Ponemos en el vaso de la batidora los tomates, el pimiento, la cebolla y el ajo y trituramos bien. Tenemos que conseguir una mezcla lisa y que la piel no se note. Yo no lo suelo colar pero puedes usar un cedazo, colador o malla fina para filtrar y quitar cualquier resto de piel.
  5. Troceamos la sandía, le quitamos la piel y semillas.
  6. Incluimos a la mezcla del tomate la sandía troceada, el aceite, el vinagre y la sal y volvemos a triturar bien.
  7. Una bien esté todo mezclado probamos y rectificamos de sal si fuera necesario.
  8. Yo no suelo añadir agua porque a mí el gazpacho me gusta espesito, pero si te gusta más ligero añade un poco de agua hasta conseguir la textura deseada.
  9. Metemos en el frigorífico y dejamos al menos 2-3 horas para que esté bien frío.
  10. Servimos y decoramos con pepino, bolitas de sandía y algunas hojas de hierbabuena para dar aún más frescor.

Gazpacho de Sandía

El gazpacho de sandía es una refrescante sopa fría veraniega. Se hace en pocos minutos y es perfecto para los días más calurosos de verano, cuando no apetece para nada encender el horno!

Desde que me mudé a España definitivamente mejoré mi mano en cuanto a las sopas frías. Y no solamente el gazpacho, sino también el salmorejo y el ajo blanco.

Aunque ya tengo una receta típica para el gazpacho en el blog, el gazpacho es uno de esos platos con un sinfín de variaciones y nunca me canso de probar algo nuevo.

Ya que es temporada, me compré una sandía entera el otro día para desarrollar otra receta y me sobró un montón. Entonces se me ocurrió utilizarla para hacer este delicioso gazpacho de sandía (y aún me sobra un montón!)

Dios mío, qué rico! Parece que acabo de destronar a mi marido como el mejor cocinero de gazpacho en nuestra casa! De todas maneras tengo que admitir que incorporé algunos de sus trucos en esta receta de gazpacho.

El primer truco es añadir un trozo de manzana para compensar la acidez de los tomates. También amplifica el dulce de la sandía si tienes una un poco insípida de principio de temporada.

Segundo, mi marido siempre licua las verduras rojas y las verdes por separado. Le pregunté por qué y no sabía, lol, pero así se hace en su familia. Me imagino que es porque es más fácil escurrir la piel y semillas de sólo los tomates en vez de escurrir todo el gazpacho entero.

Aunque es opcional escurrir tu gazpacho de sandía, a mí me gusta hacerlo porque prefiero la textura sedosa que se obtiene. Otro truco para hacer que tu gazpacho quede cremoso es rociar lentamente el aceite de oliva con la licuadora en marcha y mantenerla en marcha unos 2 o 3 minutos más para emulsionar bien el aceite.

Meter tu gazpacho de sandía en la nevera hasta que esté bien frío. Al momento de servir, decorarlo a tu gusto. Yo puse unos trocitos de sandía, pepino y unas hojitas de menta.

El gazpacho de sandía es una refrescante sopa fría veraniega. Se hace en pocos minutos y es perfecto para los días más calurosos de verano, cuando no apetece para nada encender el horno! Preparación2 h Total2 h Categoría: Entrante, Plato Principal Cocina: Español Palabra Clave: Vegana Raciones: 4 Calorías: 519kcal Autor: Cilantro & Citronella

Ingredientes

  • 3 tomates grandes unos 600 gramos en total
  • 600 gramos de sandía pesada sin la cáscara, la mía no tenía semillas
  • ½ manzana roja dulce tipo fuji, por ejemplo
  • ½ pepino mediano pelado
  • ½ pimiento verde sacar las semillas
  • 1/8 de una cebolla mediana
  • 1 diente de ajo
  • 60 ml de aceite de oliva o más al gusto
  • 3 cucharadas de vinagre de Jerez o más al gusto
  • 1 cucharadita de sal o más al gusto
  • Opcional para decorar: trocitos de sandía, pepino, menta, micro hierbas, aceite, crotones, etc.

Instrucciones

  • Sacar el ombligo de los tomates y cortarlos. También cortar la sandía y manzana. Añadirlos a una licuadora y licuar. Escurrir para sacar la pulpa y las semillas.
  • Cortar el pepino, pimiento, cebolla y ajo y añadirlos a la licuadora con un cucharón de la mezcla de tomate y sandía si hace falta para poner la licuadora en marcha. Licuar. Devolver toda la mezcla de tomate y sandía a la licuadora.
  • Añadir el vinagre y la sal. Con la licuadora en marcha, añadir el aceite de oliva lentamente. Dejar la licuadora en marcha unos 2 o 3 minutos más para emulsionar el aceite.
  • Trasladar a un bol y refrigerar. Una vez frío, probar y ajustar el vinagre, sal y aceite al gusto.
  • Servir con o sin decoración.

El gazpacho de sandía se ha vuelto un clásico de los veranos en muchos hogares, es un entrante muy refrescante e hidratante, además está más rico de lo que algunos puedan pensar, pues todavía hay quien argumenta que esta fruta estropea un buen gazpacho. Os animamos a probarlo, es fácil que os sorprenda su sabor, lo cierto es que a sandía sabe poco a pesar de su presencia.

Pero insistimos, está delicioso y es una sopa fría ideal para rehidratarse y empezar la comida con un plato fresco, incluso para tomar como tentempié a media mañana o a media tarde es una buena opción. Así que so dejamos con la receta de Gazpacho de sandía, que además es muy fácil de hacer. Ya nos comentaréis qué os ha parecido, y dicho sea de paso, podéis adaptar esta receta a vuestros gustos, por ejemplo haciéndola más espesa con más pan (o más ligera con menos), dándole más presencia al pepino o al pimiento si os gusta…

Ingredientes (4 comensales)

  • 600 gramos de sandía (sin cáscara ni pepitas)
  • 500 gramos de tomates maduros
  • 30 gramos de pimiento verde
  • 75 gramos de pepino
  • 1 diente de ajo
  • 50 gramos de cebolla
  • 60 gramos de pan del día anterior
  • 1 c/p de sal
  • 40 gramos de aceite de oliva virgen extra
  • 10-15 gramos de vinagre de Jerez
  • hierbabuena fresca.

Elaboración

Antes de cortar la sandía para hacer el gazpacho, saca unas bolas con la cuchara parisina para el emplatado. Esta guarnición es opcional, y es independiente de los 600 gramos de sandía de los ingredientes.

Corta la sandía en dados, o como te vaya mejor si tienes que quitarle las semillas, y ponla en el vaso del robot de cocina. Lava bien los tomates, retira el pedúnculo y trocéalos, ponlos con la sandía.

Lava y trocea el pimiento verde y el pepino, incorpóralos también al vaso del robot. A continuación pela y pica el ajo y la cebolla para añadirlos también al resto de ingredientes del gazpacho.

Finalmente trocea el pan, si está muy duro puedes empaparlo con un poco de agua o con el vinagre, añádelo al vaso de la batidora junto con el aceite de oliva virgen extra, y el vinagre si no lo has puesto con el pan.

Tritura a velocidad progresiva 5-7-9 durante unos tres minutos, o hasta que tengas un gazpacho fino y homogéneo. Pásalo entonces a un recipiente con tapa para dejarlo reposar en el frigorífico y que se enfríe bien antes de servir.

Emplatado

Sirve el gazpacho de sandía en platos o cuencos hondos acompañado de las bolas de sandía y unas hojas de hierbabuena fresca. ¡Buen provecho!

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Receta de gazpacho de sandía, refrescante y de sabor suave

Yo soy muy de recetas de temporada e igual que me paso el invierno cuchara en mano y elaborando todo tipo de recetas calentitas y reconfortantes, en verano me gusta cambiar bastante el chip y lanzarme a las elaboraciones sencillas y fresquitas por lo que en casa no faltan las ensaladas, las sopas frías como ésta y cualquier cosa que vaya directa de la nevera al plato.

Aprende a preparar esta exquisita versión del gazpacho andaluz, el gazpacho de sandía, de sabor más suave y muy refrescante. Muy sencillo y rápido de preparar y repleto de ingredientes frescos, es una bebida ideal para el verano y así puedes aprovechar esos trozos de sandía que empiecen a estar más maduros de la cuenta, aunque se puede utilizar sandía en su punto sin problemas.

Su textura es más líquida que la del gazpacho original por lo que es ideal para tomarlo bebido aunque en la receta te explico las distintas opciones que hay ya que te puede gustar colado o no y con o sin pan. El toque de la sandía es muy especial porque su dulzor contrasta con la acidez del tomate y la reduce de forma que el sabor final es suave y muy refrescante.

Si te gusta esta receta seguro que te encantarán otras cremas frías tradicionales que hemos publicado en nuestra sección de nuestra sección de recetas de verano como el salmorejo cordobés tradicional y su versión más especial, el salmorejo de aceitunas, o el gazpacho andaluz tradicional del cual tenemos algunas versiones como la sopa, crema o gazpacho de melón con jamón o el gazpacho de remolacha, ambas riquísimas. También está increíble la porra antequerana tradicional, más densa que el salmorejo y súper apetecible.

No podía faltar otro clásico andaluz, el ajoblanco malagueño, una sopa fría sorprendente que se elabora con almendras y se acompaña de uvas y está riquísima. Y para terminar no olvides preparar la famosa vichyssoise o crema de puerros fría que, al contrario que el resto de sopas, se elabora en caliente pero después se enfría.

Ingredientes para preparar gazpacho de sandía, refrescante y de sabor suave (1 litro):

  • 500 gr de tomates maduros.
  • 500 gr de sandía (peso con la piel ya quitada).
  • 1/4 de cebolleta tierna.
  • 1 diente de ajo pequeño.
  • 1 pimiento verde italiano.
  • 1/2 cucharadita de postre de sal.
  • Vinagre de vino blanco o de manzana al gusto.
  • Entre 2 y 4 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra, al gusto.
  • Pan (opcional, y si le pongo suelen ser unos 40-50 gr).

Preparación, cómo hacer gazpacho de sandía, refrescante y de sabor suave:

  1. Corta rodajas de sandía, quítales la piel y ve pesándola sin piel hasta tener 500 gr. Si tiene pepitas duras quítaselas.
  2. Lava bien los tomates y el pimiento verde.
  3. Retírale al pimiento verde el rabo y las pepitas del interior y córtalo en rodajas gruesas.
  4. Corta los tomates en cuartos, retirándoles la zona central amarilla si está dura.
  5. Pela el cuarto de cebolleta tierna quitándole la capa más externa.
  6. Para el ajo tengo un truco si no quieres que repita, y es introducirlo en el microondas durante unos 8-10 segundos a máxima potencia, verás que la piel se le desprende prácticamente entera. Si no te importa que repita, simplemente pélalo.
  7. Pon todos estos ingredientes (sandía, tomates, cebolleta, ajo y pimiento verde) en un batidor de vaso o robot, lo que tengas en casa para triturar.

    Juntamos todos los ingredientes para triturarlos

  8. Ahora tienes dos opciones:
    1. Me gusta que el gazpacho esté ligeramente grumoso y no voy a colarlo: entonces tritura durante un par de minutos o hasta que la mezcla esté bastante homogénea.
    2. Me gusta bien colado y de textura finita: tritura los ingredientes y cuela el gazpacho. Si quieres que quede muy líquido utiliza un colador fino, pero si quieres que quede con cierta densidad aunque sin grumos (es mi opción preferida), utiliza un colador con los agujeros un poco más grandes.
  9. Si te gusta que quede más denso siempre puedes poner pan a remojo unos minutos para después escurrirlo un poco y triturarlo junto con el resto de ingredientes, ya sean colados o sin colar.
  10. Ya tienes tu gazpacho casi listo. Es el momento de añadir el vinagre, el aceite y la sal. Para los 3, comienza con las cantidades mínimas que te he indicado de vinagre, aceite y sal. Acciona la batidora unos segundos y pruébalo para rectificar de sal, vinagre o aceite. Si añades más aceite queda con un color más naranja como el mío, y si le echas menos estará más rojo. El aceite hace que se emulsione la mezcla y tenga una textura un poco más densa o más bien uniforme, pero esto ya va en gustos.

    Así queda mi gazpacho de sandía: colado, sin pan y con 4 cucharadas soperas de aceite

  11. Cuando ya lo tengas listo, si quieres que su textura sea más líquida puedes añadir un poco de agua fría hasta conseguir el punto que buscas, y si por el contrario te gusta más espeso siempre puedes echarle un poco más de pan y triturar de nuevo.
  12. Deja reposar en la nevera unas horas para que esté bien fresquito, o si tienes prisa, mételo al congelador y sácalo cuando veas que está bien frío.

Tiempo: 15 minutos y el tiempo de enfriado

Sirve y degusta:

Debes servirlo sí o sí bien frío, perfecto para los meses más calurosos. Además puedes conservarlo en la nevera perfectamente 3-4 días e irlo tomando como aperitivo, ¡sienta genial!

Se puede tomar de diversas maneras, y a mi como más me gusta es colado y sin pan ya que este gazpacho de sandía me gusta mucho beberlo porque gracias a la sandía su textura de por sí es bastante líquida. Sin embargo, si le ponéis pan o no lo coláis queda más denso y es perfecto para tomar en un bol con cuchara y con acompañamientos como verduras cortadas (pimiento rojo, pimiento verde, pepino), cubitos de pan crujiente, taquitos de jamón, un poco de huevo duro, unas aceitunas picadas… de cualquier forma está de auténtico… ¡escándalo!

Gazpacho de sandía, refrescante y de sabor suave

Variantes de la receta de gazpacho de sandía, refrescante y de sabor suave:

Puedes jugar con las proporciones de los ingredientes y ponerle más sandía si quieres que su sabor sea más suave aún o, por el contrario, subir la proporción de cualquiera del resto de ingredientes para que se noten más.

Otros ingredientes que quedan genial con el gazpacho al igual que la sandía son las cerezas, el melón o la remolacha, así que anímate a prepararlo cada vez de una forma.

Respecto al pan, puedes preparar el gazpacho incluso sin él, sobre todo si te gusta bebértelo. Y si quieres que sea bastante denso y se parezca en textura al salmorejo, añade más pan hasta conseguir la densidad deseada.

Consejos:

La clave de esta receta está en utilizar buenos ingredientes. Es importante que las verduras sean de calidad, y concretamente los tomates que estén bastante rojos y maduros. También es fundamental que el aceite de oliva que utilices sea de buena calidad y tengas en cuenta que va a marcar el sabor final del gazpacho, así que utiliza uno de sabor suave o por contra intenso en función de tus gustos.

En cuanto a la sandía, a mi me encanta comérmela crujiente por lo que si se me queda sandía un poco más madura y blanda en la nevera lo que hago es utilizarla para este tipo de preparaciones ya que suele estar más dulce y la textura es menos dura.

Cómo hacer gazpacho de sandía: la receta más fresquita del verano

El gazpacho es una de las recetas imprescindibles del verano, eso es así. Pero si tras varias semanas repitiendo el gazpacho tradicional, te has cansado, lo cierto es que existen otras versiones muy apetecibles. Una de ellas es el gazpacho de sandía, un plato saludable, fresquito a más no poder y diferente.
Al igual que el gazpacho normal, se trata de una receta muy sencilla, por lo que no es necesario que tus dotes culinarias sean muy elevadas. Desde enfemenino te contamos cómo hacer gazpacho de sandía paso a paso para que no tengas ningún problema y disfrutes de este nutritivo plato siempre que quieras.
¡Seguro que cuando lo pruebes se convertirá en una de tus sopas frías favoritas para hacer frente al calor!

Tu navegador no puede mostrar este vídeo

Antes de empezar es importante señalar que para preparar este plato necesitarás algunos utensilios de cocina específicos. Lo más probable es que ya los tengas, pero hacemos un repaso para que los tengas a mano antes de ponerte a preparar el gazpacho de sandía:

  • Batidora o túrmix.
  • Tabla de cortar
  • Cuchillo grande y afilado para cortar bien la sandía
  • Colador

Ingredientes para el gazpacho de sandía (4 personas):

  • 500 g de sandía pelada y sin pepitas
  • 500 g de tomates maduros
  • 1 pepino
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1/4 de cebolla
  • 4 o 5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 2 cucharadas de vinagre de manzana
  • Sal al gusto

Como habrás notado, al contrario que en el gazpacho tradicional, entre los ingredientes no hay agua y esto es porque la cantidad de agua que tiene la sandía ya es suficiente.

Preparación del gazpacho de sandía:
1. Cortar la sandía en trozos y retirar todas las pepitas (o la gran mayoría).
2. Lavar los tomates, retirar la parte del rabito y partirlos por la mitad.
3. Lavar y trocear el pimiento rojo.
4. Pelar y cortar el pepino en trocitos.
5. Añadir todos los ingredientes al vaso de la batidora o del robot de cocina a excepción del aceite.
6. Triturar todos los ingredientes del gazpacho de sandía hasta que la mezcla sea fina.
7. Añadir el aceite poco a poco mientras se sigue batiendo.
8. Si hay restos de pieles y pepitas o quieres que la textura sea más fina, colar el gazpacho.
9. Probar el gazpacho y rectificar de sal si fuera necesario.
10. Guardar el gazpacho en la nevera durante varias horas para consumirlo frío.

Ideas para servir el gazpacho de sandía

Como se trata de un gazpacho diferente al que solemos tomar, quizá te hayas planteado prepararlo para una comida más especial con invitados. Por eso, te proponemos algunas ideas para servir este plato y que el resultado sea más llamativo.
Por supuesto, también puedes poner en práctica estas ideas aunque no tengas invitados. Recuerda que la comida entra por los ojos, así que un buen emplatado nunca está de más.
El primer paso es buscar boles individuales, platos o vasitos que sean bonitos para servir el gazpacho. Mejor que sean blancos o trasparentes para que se destaque su color rojo. Después te proponemos varias opciones para decorar el gazpacho de sandía y hacerlo aún más apetecible:

  • Puedes decorar el gazpacho con unas gotitas de aceite y con una ramita de hierbabuena o menta, que además de dar más color al plato, también lo aromatizará.
  • Otra opción es servirlo con la clásica guarnición para gazpachos. Es decir, con un poquito de cebolla, pimiento, tomate y pepino cortados en dados pequeños. También puedes añadir croutons (trocitos de pan fritos o tostados).
  • Y si lo que buscas es un toque más especial aún, puedes servir el gazpacho con una mini brocheta en la que incluyas un cubito de sandía, otro de pepino y medio tomate cherry.

¿Qué te parecen estas ideas? Desde aquí te animamos a que las pruebes y a que, por supuesto, le pongas tu propio toque a la decoración de tu gazpacho de sandía. ¡Echale imaginación!

Descubre: 50 platos típicos que te enamorarán de cada rincón de España

Es una receta muy fácil de hacer y muy refrescante para el verano, más ligera que la tradicional receta de gazpacho debido a que en su elaboración no se añade pan. Debemos sustituir el pepino por sandía en nuestra receta de siempre.

Ingredientes para 4 personas: 600 gr. tomate maduros, 500 gr. sandia (sin piel, ni pepitas), medio pimiento verde, 1 diente de ajo, 3 cucharadas soperas de Aceite de Oliva Virgen Extra Excelencia La Masía, 2 cucharadas de vinagre de vino o manzana, sal.

Elaboración: Primero, lavamos los tomates y el pimiento, lo cortamos todo en trozos. A continuación, pelamos el ajo y le quitamos el germen que trae en el centro. Incorporamos todos los ingredientes al vaso de la batidora, batimos hasta que quede todo bien fino. Segundo, cortamos la sandia en trozos, a la cual ya le habremos retirado las pepitas y la piel y la incorporamos a la batidora, añadimos la sal, el vinagre y el aceite Excelencia La Masía. Batimos todo, no necesitamos añadir agua ya que la sandía se encarga de aportar toda la necesaria. Por último, probamos que el aliño esté a nuestro gusto, rectificamos si es necesario y guardamos en la nevera hasta el momento de servir.

Como acompañamiento podemos añadirle unas virutas de de jamón serrano o similar, y listo para comer! Os sorprenderá el resultado!!

Consejo: A la hora de comprar la sandía debemos tener en cuenta que para conseguir medio kilo de sandía sin piel tienes que partir de unos 900 gramos de sandía aprox.

Share on: WhatsApp

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *