0

Como hacer puntillitas fritas

Puntillas fritas

Si sois amantes del pescadito frito, del sur, de sus playas y del veranito en general, aquí os cuento como hacer unas ricas puntillas fritas Es una receta muy sencilla de hacer.
Para ello, tenemos que sacar las puntillas del congelador, las mías eran congeladas, o bien comprarlas frescas en una pescadería. Si tenemos tiempo las dejamos descongelar unas horas, pero si nos hacen falta al momento las ponemos en un poquito de agua caliente y se descongelarán rápidamente.
Las limpiamos bien por si tuvieran un poquito de arena y las pondremos a escurrir bien el agua. Después le ponemos sal al gusto y las pasamos por harina.
En una sartén ponemos el aceite (abundante) y cuando esté caliente añadiremos las puntillas, dejamos que se hagan bien, a mí me gustan tostaditas, sacamos del fuego y ponemos encima de papel absorbente para quitar el exceso de aceite. Cuando hayan soltado el exceso de aceite, nuestra puntillitas fritas estarán listas para comerlas.
Así de fácil y rápido.

CONSEJOS:
-Si queremos las rebozamos en harina y después en huevo.
-Si la harina en la que vamos a rebozar nuestras puntillas es especial para tempura o fritos, mejor ya que así conseguimos que queden más reales a las de los chiringuitos de playa y mucho más crujientes.

Para hacer bien las puntillitas o chopitos y que queden bien crujientes y nada aceitosos, hay que hacer varias cosas con ellos, antes de freirlos. Lo primero, lavarlos bien bajo el grifo, dejando después que escurran en un colador. Una vez limpios, es conveniente secarlos bien, para que no provoquen salpicaduras durante la fritura y para que tomen bien la harina sin apelmazarse.

La segunda parte es sacarles la pluma y el interior, una tarea fácil que se hace apretando la vaina como si fuera un tubo de pasta de dientes. Así se saca sin dificultad. Ya limpios, para secarlos, podemos extenderlos sobre un paño de cocina y taparlos con otro, o utilizar papel de cocina, que es quizás la mejor opción ya que muchas veces vienen con algo de tinta y pueden mancharos los paños si así ocurre.

Una vez limpios y secos, procedemos a salarlos espolvoreando sal fina por encima y los pasamos por la harina. Si no tenéis un tamiz para cernirlos después para retirar el exceso, lo mejor es bañarlos bien en harina y luego sacudirlos puestos sobre un colador o un escurridor de verdura dando movimientos para que salten y expulsen la harina que no sea necesaria.

Mientras tanto, habremos puesto el aceite a calentar, o encendido la freidora a 170º, para poder hacer una fritura rápida a alta temperatura, que hará que los chopitos queden bien crujientes y que no tomen demasiado aceite. Una vez dorados, los escurrimos sobre papel absorbente y los servimos inmediatamente.

Cómo acompañar los chopitos o puntillitas

Aunque la tradición -quizás de tiempos en los que el pescado no llegaba muy fresco- aconseja servir esta receta de chopitos o puntillitas con un poco de zumo de limón, yo los prefiero al natural. Si queréis, podéis acompañarlos con un cuarto de limón para que los comensales puedan servirse si lo desean. Con unas regañás o unos picos de pan duro y una bebida bien fría, tendremos todo lo necesario para disfrutar de un aperitivo sin igual.

En Directo al Paladar | Croquetas de espárragos trigueros y jamón. Receta para un aperitivo sorprendente
En Directo al Paladar | Tapas: 19 ideas fáciles para comer de picoteo

ELABORACIÓN:

1. Seca las puntillasDenominación que se da en algunas regiones españolas a los alevines de calamar. sobre un papel de cocina. No es necesario lavarlas ni sacarles la tripa y la «pluma1º.- Macarrón con los extremos sesgados (pennePasta italiana comunmente conocida como macarrón ó pluma (Penne rigate) rigate)
2º.- Apéndice o vértebra filamentosa de algunos cefalópodos como el calamar.
3º.- Formación córnea de las aves que sirve de recubrimiento y protección.».

2. Mezcla las harinas de trigo y garbanzo con el pimentón dulce y una cucharada de sal.

3. Calienta el aceite de oliva en una freidora o sartén grande. Cuando comience a humear, enharina solamente las puntillasDenominación que se da en algunas regiones españolas a los alevines de calamar. que vayas a freír en el momento y sacúdelas bien para elimar el exceso de harina.

4. Introduce en el aceite caliente en pequeñas cantidades y fríelas 1 minuto como máximo.

5. Una vez bien doradas, escúrrelas y deposítalas sobre papel secante. Sírvelas acompañadas con unos gajos de limón.

Uno de los cefalópodos más abundantes y en cierto aspecto casi únicos de nuestras costas son las puntillitas, el calamarín picudo al que a mas de puntillitas se le denomina también puntilla o calamarín. Nosotros lo hemos denominado con su nombre en nuestras costas, puntillitas, pues los llamó así desde hace unos setenta años y no voy a cambiar el nombre a estas alturas.

Las puntillitas tienen el manto en forma de flecha, que en la parte posterior se estrecha formando una cola de unos seis milímetros, más larga en los machos adultos, muy útil a la hora de comerlos, se tira de ella y se elimina la raspa.

Presenta dos aletas cordiformes (con forma de corazón) con una longitud de entre el 70 y el 75% de la longitud del manto, la aleta bucal carece de ventosas y no tiene órganos luminosos sobre la bolsa de tinta.

Los tentáculos no llegan a la parte posterior del manto y las mazas tentaculares tienen cuatro filas transversales de ventosas.

Son de color rojizo vivos en su ambiente, las capturas son de color blanco a grisáceo con manchas amarillas a parduscas; el que presenten color rojizo aún en las aletas indica que son fresquísimos, algo que saben perfectamente nuestras amas de casa.

Su talla es variable pudiendo llegar a los quince centímetros, aunque lo normal en las capturas de nuestras costas esté como máximo en cuatro dedos y se comercialicen entre dos o tres dedos de talla.

Su hábitat es nectobentónico entre la superficie y los quinientos metros de profundidad en fondos fangosos o arenosos efectuando migraciones reproductoras hacia la costa.

Se alimentan de crustáceos o pececillos.

Se capturan mediante artes de arrastre y poteras, siendo las Costas de Huelva las más prolíficas del Golfo de Cádiz.

Su carne es exquisita de muy fácil digestión, y aunque no conocemos sus valores en grasa creemos que es bajo.

Su comercialización curiosa, los ejemplares pequeños (las puntillitas) se comercializan junto a calamares juveniles, son muy apreciados y su precio es sensiblemente mayor. Lo ejemplares mayores se comercializan junto a los calamares, dado que es muy difícil distinguirlos unos de otros.

Se comercializan en fresco y son muy apreciados por los bares y restaurantes de la zona que los incluyen en sus cartas de platos y tapas.

Son especies similares y que se comercializan como puntillitas el calamarín menor, Aelloteuthis media, y el calamares juveniles, Loligo vulgaris.

Su cocina es amplia, aunque fundamentalmente los pequeños se consumen pasados por harina y fritos; los de mayor tamaño principalmente se cocinan rebozados y fritos, en paellas como ingredientes, guisos marineros, a la plancha con aceite y ajo, y al grill acompañados de patatas asadas.

Arroz con calamarines

ingredientes (4 personas)

Medio vaso de aceite /una cucharada de perejil /una ñora /tres pimientos rojos /medio kilo de calamarines /cuatro hojas de azafrán /un tomate /dos dientes de ajo /dos bolsas de tinta de calamar /trescientos gramos de arroz /sal y pimienta.

Se deja la ñora en remojo con agua tibia toda la noche, se quita la piel con una cuchara y se saltea en una sartén con aceite. Se retiran y se reservan.

En una cazuela con el aceite se saltean los calamarines limpios cortados en tiras, se cocinan cinco minutos, se añaden los ajos cortados en láminas y el tomate picado sin piel ni pepitas, se cocinan ocho minutos, se añade el arroz se rehoga tres minutos y se riega con doble cantidad de agua tibia.

En un almirez se majan la ñora unas tiras de pimiento frito, el azafrán, el perejil picado, las bolsas de tinta, sal y pimienta, se añade con unas cucharadas de agua caliente a la cazuela, se cocina un cuarto de hora, se prueba y si esta a nuestro gusto, se retira del fuego, se deja reposar dos minutos y se sirve.

Receta recogida en Isla Cristina.

Puntillitas fritas

ingredientes (4 personas)

Un kilo de puntillitas /harina de freír pescado /seis cucharadas de aceite /sal y pimienta.

Se lavan las puntillitas, se escurren y se secan someramente con papel de cocina, se pasan por harina de freír pescado, se sacuden, se salpimientan y se fríen en una sartén con aceite, se deja que escurra el aceite; se sirven al instante.

Hay dos variantes, una añadir una chispita de piri-piri al salpimentar, otra eliminar la raspa tirando de la cola antes de freírlos.

Puntillitas a la riojana

ingredientes (4 personas)

Medio kilo de puntillitas /un pimiento rojo /un pimiento verde /dos tomates /una cebolla /aceite /dos dientes de ajo /una cucharada de pulpa de ñora /piri-piri /medio vaso de vino blanco /trescientos gramos de arroz blanco /sal y pimienta

En una sartén con aceite se saltea la cebolla picada en juliana junto a los ajos cortados en láminas, pasados cinco minutos, se añaden los pimientos cortados en dados, se cocina cinco minutos, se añade el tomate picado sin piel ni pepitas, se cocina ocho minutos y se añade la pulpa de la ñora, se cocinan unos minutos, se añaden el piri-piri y la pulpa de ñora, se riega con el vino, se reduce y se reserva.

En una sartén con aceite se saltean las puntillitas cinco minutos, se añaden al sofrito, se les dan unas vueltas y se sirven acompañadas de arroz blanco frito.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *