0

Como hacer que se corra

Cada hombre es un mundo, y en la cama a cada uno le puede gustar más una cosa que otra. Pero si quieres saber cómo hacer venir a un hombre, debes conocer ciertas pautas generales que al 99% de los chicos les gusta. Desde algunas técnicas manuales, orales, hasta ciertas posiciones que van a hacer que tiemble de placer.

También es una cuestión de actitud, podrías saberte el kamasutra de memoria, utilizar ropa erótica, pero si no tienes la actitud necesaria, no vas a hacerle llegar a ese punto de placer extremo. Así que para empezar, debes dejar tus penas y tabúes a un lado, y de esa manera podrás convertirte en una experta, de manera que puedas volverlo loco y hacerle ver estrellitas en el cielo (aunque esté nublado :P).

6 Técnicas y posiciones para hacer acabar a un hombre y que muera de placer

En términos generales, las mujeres duramos más en la cama que los hombres, con lo cual la mayoría de nosotras buscamos que la relación sexual sea lo más larga y placentera posible. Pero en la minoría de los casos, ocurre todo lo contrario, existen chicos que les cuesta llegar al orgasmo, por diversos motivos: nervios, incapacidad de mantenerse excitado, etc. Si le haces un oral por más de 5 minutos, y no se corre, algo va mal!.

Existe el mito de que cuando un hombre tarda en acabar es porque no le gustas, pero lo cierto es que todas tenemos la capacidad de sentirnos y proyectarnos sensuales en la cama, y aquí te enseñaré cómo.

Sea el caso que sea (dure mucho o poco en la cama), te voy a compartir algunos tips para hacerlo vibrar de placer, dependerá de ti la intensidad que le quieras poner dependiendo de si tu chico tenga problemas de terminar rápido o no.

1. Cómo darle placer a un hombre aumentando la estimulación gradualmente

El gran secreto para disfrutar plenamente de un orgasmo, es ir aumentando los decibelios de excitación poco a poco. De esta manera habrá un equilibrio entre la tensión muscular de la entre pierna, y su deseo.

Cuando ocurre un desequilibrio en ambos puntos, tenemos un grave problema. Por ejemplo, puede ser que su mente vaya a mil, pero su miembro no, en ese caso podría eyacular antes de tiempo,o ni siquiera ser capaz de conseguir una erección. Así que la estimulación siempre debe ser gradual.

Artículos relacionados: ➤ Juegos sensuales.
➤ Cómo exitar a tu novio.
➤ Cómo ser buena amante.

2. Hacer llegar a un hombre con cambios de posturas

Si quieres hacerle llegar más rápido, una buena manera es realizando un cambio de posturas de forma correcta. A la gran mayoría les gusta la posición en 4, esa pose es infalible, y atiende a su instinto más primario de «tener el control». Te recomiendo que utilices esa pose para el final, e ir haciendo la estimulación gradual con cambios de pose donde finalmente él tenga todo el control.

Un ejemplo, mas no un regla, podría ser:

  • Empezando con la posición del misionero para entrar en calor.
  • Luego ponerte tu encima y haciendo un juego que funciona muy bien, que consiste en no meterla hasta el fondo, sino solo hasta la mitad, y moviéndote de lado a lado, luego la metes de golpe, esto les fascina, pero necesitas tener buen estado físico jeje.
  • Luego la puedes sacar y hacer un trabajo manual presionando la punta del miembro.
  • Posteriormente, puedes ponerlo sentado, y tu te sientas de espaldas. Puedes dejar que te tome de la cadera, para que te mueva a su gusto.
  • Cambia y ponte de lado, con las piernas juntas. Poco a poco él irá tomando todo el control.
  • Y podrías terminar en 4, dejando que él tome el control absoluto.

Es un ejemplo sencillo, pero la idea general es ir aumentando los niveles de excitación con cambio de poses.

¿Qué tan buena eres en la cama? ¡Averígualo!

3. Trabajo manual

No todo en el sexo es penetración, a veces una buena masturbación puede ser la mejor opción si quieres darle un caprichito a tu pareja. Y lo mejor de todo es que se la puedes hacer en cualquier momento y lugar, él te lo agradecerá siempre!.

Puedes hacérsela en casa, por debajo de la mesa, en el carro, en el cine, donde quieras!, cuanto más espontáneo sea el tema mejor!. Para tomarle el miembro, utiliza los tres dedos de tu mano (pulgar, índice y medio), para la parte superior del miembro,y los otros 2 dedos,para los testículos. esta es la forma correcta de iniciar.

Hay hombres que les gusta mucho que les toquen los testículos, mientras que otros lo odian, deberás averiguarlo con tu pareja. Sin embargo, a todos les gusta que ejerzan cierta presión sobre la punta, el nivel de presión deberías descubrirlo también, pero es indudable que el mayor placer durante la masturbación se recibe en el glande.

Si quieres que se venga rápido, un buen cmabio de ritmo en este trabajo manual es fundamental. Hacer que un hombre se corra puede ser tan fácil como usar bien tus manos.

4. Hacer sentir placer a un hombre

Para hacerle sentir placer es inevitable conocerle antes, cada quien tiene sus fantasías, y le gusta hacer ciertas cosas en la cama: dar nalgadas, agarrar del pelo, etc. Y eso solo lo sabrás si tienes una buena comunicación con tu pareja. Es imposible disfrutar de un buen polvo si no te comunicas con él.

Y también puedes observarle mientras le estás dando placer, e ir preguntándole si le va gustando. pero ojo!, que tampoco parezca un interrogatorio! 😀

También es imprescindible crear un ambiente agradable, y un ambiente agradable no necesariamente pasa por estar a la luz de unas velas, sonando Wicked Game de fondo. El ambiente ideal quizás sea en el cine, o con el morbo que los descubran, en algún parque, yo que sé!, cada pareja es un mundo. Pero disfrutar en un ambiente perfecto para ambos, es imprescindible.

Pero, ¿cómo saber cuándo un hombre se va a venir?. Solo debes darte cuenta que su impulso pélvico empieza a incrementarse, y aunque no todos se dejan notar con más jadeos, esta puede ser una señal también.

5. La mirada del amor para hacer eyacular a un hombre que tarda. Sexo Oral.

Si quieres que eyacule más rápido, la mirada del amor es casi infalible. Qué!!?? ¿Aún no sabes cuál es la famosa mirada del amor?. Bueno, así se conoce a un «buen oral» en el submundo jeje. Bajarle a un hombre, no es una señal de sumisión, olvida esos tabúes que no te permiten disfrutar de tu sexualidad!.

Si te gusta complacerle, no hay nada como hacerle terminar con un buen oral.para hacerlo, céntrate en lo seguro: la cabeza de su miembro. Puedes hacérsela al inicio, al final, o en medio de la acción (para variar el juego). Para hacerlo bien ten en cuenta lo siguiente:

  • Inicia poco a poco, roza un poco tus labios y tu lengua sobre la base y la cabeza del miembro.
  • Concéntrate en usar bien los labios y las manos, ten cuidado con dientes. Presiona un poco los labios sobre la cabeza, y mueve la mano en la base.
  • Mueve la lengua aleatoriamente al rededor de la cabeza.
  • Mira de vez en cuando hacia arriba, haz contacto visual, eso les fascina.
  • A la mayoría les gusta estando ellos de pie, y tu de rodillas.
  • A todo esto le puedes agregar hielo, la sensación de placer se dispara!. Puedes pasarlo sobre su miembro con tus manos, y luego ponértelo en la boca y rozarlo suavemente.
  • Finalmente, todo es cuestión de ir probando y ver lo que más le gusta a tu chico.

6. Cómo hacer venir y terminar a un hombre estando arriba

Si te colocas encima de él debes procurar estimular la cabeza de su miembro. Muchas de nosotras cometemos el error de dejar el miembro totalmente adentro y nos empezamos a mover hacia los lados, o en círculos, pero si quieres saber cómo hacer llegar a un hombre a su punto máximo, debes estimular la cabeza del falo, sí o sí.

Puede resultarle aún más excitante si haces lo mismo, colocándote de espaldas, de manera que solo vea tu trasero.

6 Poderosos Tips para Hacer Venir a un Hombre Rápidamente

OK, si bien venirse o correrse rápidamente no es un problema para muchos de los hombres, de hecho, la mayoría de los artículos sobre este tema son para ayudar a los hombres a controlar su orgasmo o para enseñar a las mujeres como hacer que su hombre pueda durar más y retrasar la eyaculación, a veces, es necesario acelerar las cosas. ¿Verdad?

Tal vez tu pareja tenga una cara sin emoción cada vez que lo hacen o quizá tienes una clase o reunión en 15 minutos y deseas que tu hombre suelte todo lo que tiene y seguir con tu camino. Cualquiera sea la razón aquí tienes 6 métodos efectivos para hacer venir a un hombre rápidamente, sí, en tiempo record, con estos consejos lo dejarás sin aliento y pensando en ti.

1. Juega con sus bolas

Sí, esto es parte de la rutina. “Si empiezas a comer la carne, vas a tener que comer las verduras también”. Para un hombre, sentir sus testículos siendo apretados suavemente se siente increíble. Pero ten cuidado, si se los aprietas demasiado él podrá sentir calambres en el estómago, lo que retrasará toda la operación y evitará que él se corra como quieras.
A algunos hombres les gusta sentir sus bolas siendo succionadas, pero una vez más, ten cuidado, porque si lo haces con fuerza, en realidad puede ser muy doloroso para ellos. Sin embargo, no hay nada malo con lamerlas un poco también!

2. Háblale Sucio

Debes ser muy cuidadosa si te comprometes a hablar sucio con tu chico. Ya que si tus palabras resultan poco convincentes o poco calientes, sólo lograrás que él se ponga más flácido. Por lo que para esto antes necesitarás saber exactamente lo que le excita a él. Si estás segura, y sólo si estás segura, empiézale a hablar sucio y decirle cosas calientes. Sabrás que esto lo está excitando, si sientes que él aumenta el ritmo en sus movimientos y te anima a continuar diciéndole cosas. Si es así, prepárate para su gran final en menos de 30 segundos.

3. Juega con su cabeza

Esto puede sonar muy raro. Me explico: no estoy hablando de utilizar tu dedo índice y moverlo alrededor de su glande. Esto se refiere más al uso de tu lengua y rodear la cabeza de su pene con ella. Esto envíara pequeñas olas de placer a través de ella directamente hasta su cerebro y se sentirá absolutamente increíble para él. Lamer suavemente la parte inferior, o el frenillo, como un doctor lo llamaría, es una manera segura de conseguir que tu hombre llegue al clímax y eyacule como una manguera contra incendios sin control.

4. Mastúrbalo bien

Si lo haces bien, incluso puedes ahorrarte una sesión de penetración y hacer que eyacule como nunca antes. Hacer un buen trabajo manual nunca le hizo daño a nadie, sin embargo necesitarás aplicar mucho lubricante para evitarle a tu hombre una posible quemadura india de tanto mover tu mano. Mueve tu mano por todo el tronco, hasta la cabeza y luego hacia atrás con un movimiento giratorio. Alterna el ritmo entre movimientos rápidos y lentos así como apretones suaves y fuertes y estarás a punto de hacer que se venga incontrolablemente.

5. Aprieta sus glúteos en el momento preciso

Sí, así es. Cuando estén teniendo sexo, por ejemplo en la posición del misionero, y él esté a punto de terminar, aprieta su trasero y jálalo hacia ti. Esta es una manera de decirle “Realmente te quiero dentro” sin necesidad de palabras. Para hacerlo aún más intenso, aprieta tu vagina sobre su pene, como si estuvieras haciendo ejercicios kegels, relajando y contrayendo, de esta forma harás que se venga casi de inmediato debido al orgasmo y el placer intenso que experimentará.

6. Haz contacto visual

Esto cuenta principalmente para cuando le estás haciendo sexo oral. Si están haciendo la pose del misionero, hacer contacto visual en realidad puede ser un poco raro, así que evita hacer esto en esa situación.

Pero, por alguna razón, mirar de forma traviesa y directamente a los ojos de tu chico cuando estás haciéndole una mamada lo hace más intenso para él.

No trates de convertirte en toda una estrella porno inmediatamente y le escupas toda su cosa. Ve despacio: mamadas largas y apretando poco a poco con un montón de contacto visual lo tendrán al borde de disparar toda su carga en un santiamén.

Como puedes ver estas son sólo algunos consejos que puedes seguir para que tu hombre se venga de prisa y hacer que tenga el orgasmo de su vida. Si quieres más tips y consejos para tener a tu hombre babeando y duro de placer por ti entonces

|Libro Afrodita en la Cama|

Por qué mi pareja eyacula muy rápido y qué hacer para evitarlo

Seguidamente, mostramos algunas de las medidas que debes adoptar si te preguntas «qué puedo hacer si mi novio eyacula muy rápido»:

  • Anímale a buscar ayuda profesional: la eyaculación precoz es un problema sexual que, en la mayoría de ocasiones, puede superarse con éxito si se realizan las terapias psicológicas adecuadas y se inicia el tratamiento farmacológico apropiado, en caso de que este último sea necesario. Por ello, es importante que hables con tu pareja acerca de este asunto y le brindes todo tu apoyo para acudir a un sexólogo profesional. En la terapia psicológica, se tratarán directamente las causas y se le ayudará a identificar las sensaciones que preceden al clímax para poder controlar el reflejo eyaculatorio mediante una serie de técnicas y ejercicios, además de trabajar en la mejora de la comunicación de la pareja.
  • Sé comprensiva y colaborativa: evita los reproches y sé empática con tu pareja para evitar que se sienta aún más angustiado por esta situación o que se sienta culpable por ello. Está comprobado que el tratamiento de la eyaculación precoz es mucho más efectivo y rápido cuando la mujer se implica en la ejecución de las técnicas y los ejercicios que se proponen y se muestra siempre dispuesta a colaborar para superar este problema sexual junto a su pareja.
  • Innovad en el plano sexual: probad cosas distintas y dad rienda suelta a la imaginación. Podéis intercalar la penetración con otras formas de estimulación sexual (manual u oral) que a ambos os satisfagan y cambiar de postura en distintas ocasiones para intentar retrasar la eyaculación.
  • Haced una pausa: una técnica útil para evitar que el hombre eyacule rápido es interrumpir la penetración cuando él sienta que va a llegar al clímax, hacer una pausa de unos 30 segundos y, luego, volver a reanudar la relación sexual.
  • Ejercicios para retrasar la eyaculación masculina: hay una serie de ejercicios, como los ejercicios Kegel para hombres, que si se realizan correctamente y de forma habitual pueden ayudar al hombre a controlar el reflejo eyaculatorio y tener relaciones sexuales más satisfactorias. Puedes ver cómo se deben realizar en el artículo Cómo evitar la eyaculación precoz de forma natural.
  • Elementos externos: en las farmacias, es posible encontrar cremas y preservativos retardantes que ayuden a retrasar el momento del clímax.

10 consejos para hacer que tu chica eyacule

Uno de los aspectos más complejos del sexo es la eyaculación femenina. Aunque poco a poco se hable más del squirt, la otra manera de nombrarla, muchas mujeres siguen considerando que no son capaces de hacerlo. Sin embargo, como todo en el sexo, es cuestión de práctica conseguir que la mujer eyacule. Para ello aquí va una guía con 10 consejos sobre cómo estimular a una mujer y conseguir que se corra a chorros.

Calentamiento

No es bueno echar toda la leña al fuego sin haber prendido la llama antes. Si quieres ver a tu chica chorreando lo mejor es empezar poco a poco, lamiendo las distintas zonas erógenas del cuerpo.

Posición

Para la eyaculación femenina es recomendable utilizar las manos por lo que debéis encontrar una posición adecuada y cómoda. Lo ideal es una postura horizontal en la que tu pareja pueda abrir bien las piernas.

Estimula el clítoris

Antes de penetrar en la vagina es preferible estimular previamente el clítoris con los dedos para que ella empiece a lubricar y a disfrutar. Esto favorecerá su relajación y también le ayudará a alcanzar el orgasmo.

Estimula el punto G

Cuando la vagina esté bien lubricada es el momento de penetrar con los dedos (a ser posible el índice, el corazón o ambos) colocando la palma hacia arriba y estimular el punto G, ubicado en la próstata femenina a pocos centímetros en la pared vaginal. Aquí no se trata de jugar a mete-saca. Lo mejor es curvar ligeramente los dedos y estimular el punto G haciendo un movimiento conocido como “ven aquí”.

Mantén el ritmo

No basta solo con penetrar la vagina y estimular el punto G. Si quieres conseguir que eyacule a chorros tienes que mantener el ritmo e ir estimulando a la vez el clítoris. Para ello, puedes pedirle a tu pareja que sea ella la que juegue con su clítoris, ayudando una vez más a liberar la mente y disfrutar.

El orgasmo

Es posible que antes de llegar a la eyaculación ella tenga uno o varios orgasmos. Es normal, la mayoría de los orgasmos de mujeres son clitorianos y es un paso más en el camino al squirt.

No contenerse

Cuando tu chica esté cerca de correrse puede sentir que le están entrando ganas de orinar. Es clave que no se contenga en este momento ya que el líquido de la eyaculación se expulsa por la uretra, el mismo lugar que la orina.

Mantén la concentración

Siguiendo el punto anterior, es importante que si tu chica ha llegado al orgasmo o piensa que tiene ganas de miccionar no perdáis ninguno de los dos la concentración. Conseguir que ella se corra será complicado las primeras veces y estar centrado en lo que estáis haciendo es la mejor manera de alcanzar vuestro objetivo.

Levantar las caderas

Cuando se unan todas estas sensaciones y estímulos y creáis que está cerca de eyacular, una buena manera de propiciarlo es que ella levante las caderas y apriete las nalgas ejercitando los músculos pélvicos.

Relajación

Ya lo habéis conseguido, tu chica se ha corrido. Ahora es momento de dejar que ella se relaje ya que la vagina y el clítoris estarán muy sensibles tras la eyaculación. De nuevo la posición horizontal es perfecta ya que podrá quedarse tumbada disfrutando de todas las sensaciones que recorren su cuerpo.

Ya lo hemos dicho. Las primeras veces que intentéis que ella se corra será complicado, por eso es importante no obsesionarse con eyaculaciones enormes e ir poco a poco. Si no lo conseguís a la primera no pasa nada, volvedlo a intentar y disfrutad de todo el proceso. Recuerda que, aunque ella no se corra, es posible que experimente varios orgasmos en el camino a la eyaculación.

Hay que mirar más allá de la penetración, que es lo que mayoría conciben como el sexo, pero hay muchas formas de tener un orgasmo. Contigo mismo o en pareja, no descartes las múltiples posibilidades que te da el sexo.

Si estás buscando nuevas alternativas para llegar al orgasmo, debes saber que tienes todas las que tu imaginación te permita. Siempre que no pongas en peligro tu salud física. No permitas que te juzguen por querer innovar en el sexo, eres libre de disfrutar cómo tú quieras. No te dejes guiar por los parámetros sociales, porque al final esos en pocas ocasiones avanzan. Sobre todo en temas como el sexo, que todavía sigue siendo un tabú para muchos en la sociedad. No temas innovar en el sexo.

Cabe destacar un problema que todavía las mujeres sufren en pleno siglo XXI. Como la penetración para muchas parejas está considerada la única forma de tener sexo, todavía algunas mujeres nunca han llegado al orgasmo. La revista Cosmopolitan hizo un estudio sobre los orgasmos femeninos preguntando a 2.300 mujeres entre 18 y 40 años, una muestra de las mujeres que suelen ser más activas sexualmente. Aunque hay muchas que comienzan antes y que terminan teniendo sexo hasta que les aguanta la energía de su cuerpo. Los resultados de esta encuesta fueron muy preocupantes, el 38% aseguraron no alcanzar el orgasmo por falta de estimulación del clítoris. Y el 39% consiguen la gran parte de sus orgasmos con la masturbación o con juguetes sexuales. ¿Qué dicen estas estadísticas? Que en las mujeres no es necesaria la penetración para llegar al orgasmo, y que además, a veces simplemente lo hacen por una cuestión social dictaminada por el heteropatriarcado. Incluso cuando no les apetece. Un error absoluto que hay que terminar con él cuanto antes, porque ninguna mujer debe hacer jamás algo que no quiere. Por ello, vamos a mostrar muchas alternativas a la penetración, para que explores el sexo más allá del “mete-saca”.

Ven aquí orgasmo sin penetración

No solo hablamos de las mujeres, también nos referimos a los hombres, que incluso algunos prefieren el sexo oral que la penetración para correrse, porque les excita más. Según el National Health and Social Life Survey, el 75% de los hombres tienen orgasmos siempre que practican la penetración, y el 29% de las mujeres. Es decir, que aunque la estadística es mucho más desfavorecida para ellas, los hombres no siempre tienen orgasmos fácilmente, como algunos creen. Déjame hacer a mí.

Para ellas:

Cunnilingus: el sexo oral que reciben las mujeres se llama así. En esta práctica se puede lamer la todo el aparato sexual de una mujer. Esto facilita la estimulación del clítoris con la lengua y los labios, e incluso algunos se atreven a utilizar los dientes con mucho cuidado. También puedes ayudarte de las manos para dar mayor placer a la persona.

Masturbación femenina. Algunos también lo llaman “hacer un dedo” o “hacer dedos”, comúnmente, porque sí, se utilizan los dedos, pero en algunos casos es un error llamar así a esta práctica. Hay gente que piensa que la masturbación femenina solo es meter los dedos dentro de la vagina y moverlos como si fuera la penetración, pero no es así, hay un mundo más allá de eso en “los dedos”. A las mujeres suele gustarles incluso más que les estimulen el clítoris con las manos. Para ello, lo primero que tienes que hacer es localizar dónde se encuentra. No tengas vergüenza de preguntar la ubicación exacta, ya que la mujer te lo enseñará encantada, por su propio placer. Puedes comenzar haciendo pequeños círculos alrededor del clítoris, acariciarlo de arriba abajo, para los lados… Todo depende de la intensidad que le guste a la mujer. Hay chicas a las que les gusta la masturbación fuerte y otras que lo prefieren flojito.

Facesitting. Consiste en sentarse en la cara de tu pareja para que te practique sexo oral. Es una práctica mucho más común en las mujeres que los hombres, aunque estos también lo realizan sobre todo para hacer el conocido como “beso negro”.

Para ellos:

Felación. Practicarle sexo oral a un hombre es una gran forma de que alcance el orgasmo, ya que es una de las alternativas sexuales a la penetración que más disfrutan. Entre los dos podéis elegir la forma en que termine y expulse el semen. Si es una pareja de confianza, puedes realizarlo sin preservativo; si no sabes si puede tener alguna ETS, mejor úsalo. Además, hay preservativos de un montón de sabores que están buenísimos. Si decidís hacerlo sin condón, hay un montón de alternativas muy placenteras para que se corra: dentro de tu boca, en la cara, en el cuerpo de uno o de otro… Recuerda que una felación no solo es chuparle el glande, no te olvides de los testículos, a muchos chicos les gusta que les laman esa zona del cuerpo.

Masturbación. Al igual que con la felación, intenta tocar todos los órganos sexuales del hombre para una mayor excitación. Puedes acariciar los huevos con una mano mientras con la otra subes y bajas tu mano por el glande. Seguro que le encantará. Además, no hace falta que utilices solo tus manos para realizar la masturbación. Otras partes de tu cuerpo pueden ayudarte a esta práctica, por ejemplo, a los hombres les chifla sentir su pene entre los pechos de una mujer. Algo conocido en el mundo del porno como “hacer una cubana”.

Para los dos:

Beso negro. Consiste en acariciar, besar, lamer e incluso introducir un poco la lengua dentro del ano. Es una práctica sexual sin penetración que puede gustar tanto a ellos como a ellas. Y sí, también puedes correrte con el beso negro.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *