0

Como hacer un chupeton

¿Cómo hacer un buen chupetón?

Resultado de una sesión intensa de sexo o simplemente cómo una manera de marcar lo que “es tuyo”, ¿qué te incita a realizarle a tu pareja chupetones como parte del juego sexual?

De acuerdo con los sexólogos, M. Pérez, J.J Borrás y X. Zubieta, del Blog de Sexo del diario elmundo.es, un chupetón o ‘chupetazo’ es un hematoma o hiperpigmentación causado cuando con la boca se realiza una fuerte succión sobre la piel. El cuello es una zona vulnerable, ya que ahí los chupetones dejan fácilmente su marca y suelen tardar varios días en desaparecer.

Para los expertos, existen personas que no se pueden detener y utilizan los chupetones para dejar firmada su conquista o por simples celos; sin embargo, hay personas que hacen de estas marcas un placentero juego sexual de besos y caricias, porque los chupetones se pueden realizar en otras zonas del cuerpo de la pareja: cuello, pezones, piernas, abdomen y los lóbulos de las orejas.

1. Escoge el sitio correcto.

2. Pon tus labios contra la piel de tu pareja, dejando tu boca ligeramente abierta en el medio. La posición de tus labios debe ser de una “O”.

3. Succiona su piel. Haz un buen sello con tus labios contra la piel, y succiona como si quisieras absorberla dentro de tu boca. Empieza poniendo tu lengua contra su piel, dentro de tu boca, entonces retráela mientras succionas. Continúa succionando por lo menos durante 30 segundos o más

4. Muestra tu afecto. Una vez que lo has hecho, roza con tus labios el chupetón y o bésalo diciéndole a tu pareja cuanto la amas o aprecias.

Si tras el momento de pasión, deseas guardar las marcas de los chupetones en la intimidad, puedes usar el viejo truco del jersey con cuello de cisne o una bufanda. También puedes reducirlas aplicando compresas de hielo inmediatamente después de recibirlos.

Se inyectó semen como remedio casero para aliviar eldolor de espalda

Los chupetones que te hace tu pareja no son casualidad, pues tienen un significado muy especial de acuerdo con sexólogos. Pues con ellos se busca marcar territorio o bien, se trata de dejar pruebas de una conquista conseguida, es por ello que en la mayoria de los casos son los hombres, quienes los hacen.

Los chupetones por lo general aparecen luego de una sesión intensa de relaciones sexuales, pues forman parte del juego previo o jugueteo de la pareja. Hay que mencionar que evidentemente resulta más placentero para quien los hace que para quien los recibe.

Por qué mi pareja me hace chupetones

Para seguir hay que dejar claro que los chupetones son un hematoma o una especie de moreton en la piel. La cual por lo general es hechaa en el cuello por ser una de las zonas más sensibles y sensuales del cuerpo. Las cuales se hacen succionando esa parte del cuerpo donde quieres dejar marca.

Aunque hay quienes optan por hacerlos en otras partes del cuerpo para que no sean vistos, como por ejemplo espalda o piernas. Esto porque son más discretos y no les interesa marcar su territorio. Se trata de personas más seguras de si mismas.

Hay que desctacar que otra de las razones por la que se hacen los chupetones también puede ser por celos, la cual es más común en las mujeres. Sin embargo, no deja de formar parte del juego previo que hay en la pareja.

Los chupetones formar parte del juego previo en algunas parejas. Foto: Unplash

SI eres de los que quieres que les quede marca de estos puedes poner un poco de hielo inmediatamente para que la marca no sea tan intensa. También puedes ocultarla con un pcoo de base de maquillaje.

Lee también: ¿Qué significan los besos en el cuello?

Cabe destacar que antes de hacerle uno a tu pareja debe existir su consentemiento, porque de lo contrario es muy probable que les traiga un problema. Debido a que nadie le gusta andar presumiendo los chupetones.

Temas:

5 riesgos en la salud de tener chupetones

Los chupetones causan hemorragias internas que pueden ser muy peligrosas

  • SUSANA CARRASCO
  • 25/06/2019
  • 16:50 hrs.

Muchos consideran que los chupetones son una muestra de pasión y deseo hacia la pareja, sin embargo, pocos saben que hay muchos riesgos en la salud por hacer chupetones, como enfermedades y cicatrices.
Estos son los 5 principales daños que te causas por un chupetón.
>>Te puede interesar: 5 beneficios de bañarte con tu pareja

Riesgos de los chupetones

1. Hematomas
Para hacer un chupetón es necesario hacer una succión intensa, lo que provoca un hematoma, es decir, la acumulación de sangre causada por una hemorragia interna.
Con un chupetón los tejidos y vasos sanguíneos de la zona se rompen y la sangre acumulada provoca dolorosas marcas moradas.
2. Herpes oral
Si tienes una pareja con herpes o un fuego labial puede contagiarte a través de la succión que hay en el chupetón.
3. No se curan
Los chupetones no se curan por completo y tampoco hay remedios para eliminarlos. Debe pasar mucho tiempo para que se borren y las personas con deficiencia de hierro son propensas a tener marcas más visibles.
via GIPHY
4. Parálisis
La succión de la sangre en la piel puede causar coágulos sanguíneos capaces de llegar al corazón y causar un infarto y hasta parálisis.
Ese fue el caso de una mujer en Nueva Zelanda que tuvo que ir a emergencias porque un chupetón le causó un coágulo, un pequeño infarto y la parálisis de un brazo.
5. Cicatrices
Los chupetones intensos y profundos pueden dejar una marca en la piel que no se quitará con nada.
En casos más extremos, los chupetones pueden causar la muerte, como en el caso de un joven de 17 años que se especula perdió la vida a causa de un chupetón en el cuello, ya que le causó un coágulo que llegó hasta el cerebro, convulsiones y un derrame cerebral.
No se trata de que dejes de hacerlo si te gusta, simplemente hazlo con mucho cuidado y procura que no sean demasiado profundos.
>>Te puede interesar: Técnicas y beneficios de masturbarse en pareja
(Con información de Actitud Fem)

    En cuanto a relaciones amorosas el chupetón es una marca en la piel que se hace al momento de chupar o succionar con fuerza la piel. Muchos la consideran una marca de amor donde se demuestra la posesión entre dos personas. Los chupetones o chupones son como mordiscos donde se utilizan los labios hasta formar una especie de morado o hematoma. Sin embargo muchos no saben cómo hacer un chupetón de forma muy rápida.

    La succión fuerte que se hace en sobre la piel provoca que los vasos sanguíneos que se encuentran debajo de la piel se rompen causando una lesión. Este tipo de hematoma se denomina contusión de Hickey. Por lo general no se recomienda hacer constantemente ya que es un tipo de lesión leve, pero lesión al fin. Así mismo este tipo de práctica no se recomienda realizar frecuentemente ya que estamos hablando de morado o hematomas que se asemejan a los que aparecen cuando nos golpeamos.

    Los chupetones son marcas juguetonas y pasionales que se hacen durante el acto sexual. Dependiendo de cómo se haga puede llegar a ser una sensación estimulante o brusca. Muchas personas no saben cómo hacer un chupetón y cuando lo intentan pueden perjudicar a la persona que lo recibe. Lo más común es que se realicen en zonas delicadas para la estimulación sexual como el cuello, espalda o pecho. En muchos casos puede tardar algunas horas en aparecer. En otras ocasiones se hacen instantáneamente, pero en cualquiera de los casos tardan muchos días en desaparecer.

    Cómo hacer un chupetón de forma muy rápida

    Los chupetones se pueden realizar de forma consciente o inconsciente. Ya que por lo general se realizan en medio de un momento de pasión. De cualquier forma es una marca que produce una sensación excitante que para muchas parejas es muy agradable. Por ello a continuación te presentamos algunos consejos para que sepas cómo hacer un chupetón de forma muy rápida.

    • Los chupetones se hace mediante un arranque de pasión. Sin embargo debes entender que es una marca que va a quedar sobre la otra persona. Se recomienda que antes de hacer esto, se debe preguntar si se puede hacer, ya que se trata de algo doloroso o vergonzoso.
    • Cuando te encuentres en el momento de pasión no vayas directamente a hacer un chupetón. Lo ideal es iniciar con caricias y besos por el cuerpo de la otra persona. Cuando ambos ya se encuentren en el clímax del momento debes ubicar el lugar ideal para el chupetón y centrar tu atención en esa zona.
    • Comienza con besando la zona indicada, luego ve avanzando con besos más fuertes e intensos. Cuando tu pareja vaya cediendo es el momento de comenzar con el chupetón.
    • Coloca los labios en la zona que seleccionaste y formando una “0”. Luego presiona suavemente pero muy firme y mientras lo haces ve succionando la piel.
    • Lo ideal para es succionar o chupar hasta que los vasos sanguíneos se rompan. Pero no tan fuerte para no causar un dolor grande. Esto se debe hacer durante 20 0 30 segundos, puedes besar por 10 segundo y succionar por 10 segundos más para que no sea tan fuerte.
    • Para terminar puedes hacerlo besando suavemente por el área de chupón y sigue lo que habías iniciado como de costumbre.

    No se recomienda realizar un chupón sobre una parte del cuerpo donde ya había sido marcada. En caso que la otra persona no quiera un chupetón no lo hagas. Por eso se recomienda primero preguntar antes de hacerlo y no hacerlo si te dicen que no. De igual forma muchas personas se preguntan cómo sacar un chupón. Para ello puedes aplicar un sin fin de remedios naturales que son muy eficaces. También puedes utilizar maquillaje o ropa holgada para ocultarlo rápidamente.

    Si has sido o eres adolescente, probablemente hayas escuchado hablar de los famosos «chupetones». Se trata de un tipo de hematoma llamado equimosis que está causado por la rotura de pequeños vasos sanguíneos al hacer una fuerte succión con la boca.

    Podría tratarse de un hematoma normal y corriente, sin embargo, está cargado de connotaciones tanto positivas como negativas. Entre los adolescentes, llegar con un chupetón a clase puede ser motivo de envidia por parte de tus compañeros, pero cuando eres adulto, ir a trabajar con una mancha violácea en el cuello no es del todo divertido.

    Jacob Lund /

    En la mayoría de los casos, las mujeres son juzgadas con mucha más dureza que los hombres. Seguro que alguna vez habrás escuchado frases como «parece una adolescente con las hormonas revolucionadas». En cambio, si un hombre llega con moratones causados por una pelea que tuvo la noche anterior, pasa desapercibido. Parece que las mujeres no podamos ser besadas apasionadamente por nuestras parejas.

    Sea cual sea tu situación, en el artículo de hoy te vamos a enseñar tanto a hacer un chupetón como a disimularlo, en el caso de que no quieras que se vea.

    4 PM production /

    ¿Cómo hacer un chupetón?

    Antes de nada, pregúntale a la persona a la que pretendes hacérselo si no le importa o si prefiere que se lo hagas en una zona que sea poco visible. Si te da su consentimiento, solo tendrás que seguir estos pasos:

    1- Abre la boca en forma de O

    2- Colócala en la zona donde quieras hacer el chupetón

    3- Succiona la piel con la boca durante unos 20 segundos.

    Ten en cuenta que las zonas donde existan más vasos sanguíneos es donde más se notarán los chupetones y que el color que adquiera dependerá del tiempo que estés succionando. Mientras más tiempo pases succionando la piel, más oscuro y más marcado quedará el chupetón.

    YAKOBCHUK VIACHESLAV /

    ¿Cómo disimular un chupetón?

    Tienes varias formas de disimular un chupetón si te lo han hecho en zonas muy visibles como el cuello:

    • Maquíllalo con una base de maquillaje que tenga un tono parecido al de tu piel.
    • Cúbrelo con una prenda de vestir como un pañuelo o una bufanda.
    • No lo toques. Los vasos sanguíneos dañados necesitan un tiempo de descanso para recuperarse. Si los frotas o los tocas demasiado, tardarán más en desaparecer.

    ¿Existe algún riesgo al realizar un chupetón?

    El riesgo de que los chupetones sean dañinos es bastante bajo. Aún así, es posible que sean peligrosos si se aplica presión sobre las arterias carótidas. Demasiada fricción podría dañar la pared de los vasos sanguíneos y provocar un coágulo más pequeño que podría obstruir una arteria y causa un derrame cerebral. Aunque es cierto que se considera un hecho extremadamente raro.

    Giphy

    ¿Quién no ha necesitado alguna vez cubrir o disimular un chupetón? Incluso los más modositos han tenido en alguna ocasión un arranque de pasión del que les han quedado marcas, y todos sabemos que esas marcas pueden ponernos en un compromiso si vivimos con nuestros padres, si al día siguiente tenemos que hacer una entrevista de trabajo, si somos profesionales que necesitamos dar una imagen de seriedad o, simplemente, si el culpable del chupetón no es quién debería ser. Pero tranquilos, porque existen maneras de eliminar, disimular o tapar esas manchas tan llamativas y nosotros os las vamos a contar todas.

    Cómo quitar chupetones con métodos caseros

    Aunque describirlo así no sea lo más romántico del mundo, lo que llamamos chupetón no es otra cosa que un moretón, es decir, una acumulación de sangre bajo la piel, causada por la rotura de los pequeños capilares sanguíneos y, por tanto, se puede quitar de la misma manera en que quitamos los moretones causados por golpes, aplicando unas sencillas técnicas de curación:

    • Aplicación de frío al poco rato de que haya aparecido el chupetón: es un clásico, y funciona, sobre todo si se combina con la aplicación de masajes ligeros.
    • Aplicación de calor, para chupetones que ya llevan tiempo y no acaban de desaparecer. Hay cremas específicas con efecto calor, pero también tenemos la opción de calentar un paño en el microondas y aplicarlo presionando sobre la zona. No es tan efectivo como el truco anterior, pero normalmente logra que el color de los chupetones se vuelva más claro.
    • Pasta de dientes. Es la solución perfecta si tienes tiempo, ya que la pasta de dientes tiene un efecto astringente y ayuda a reparar las roturas de las venas, pero actúa lentamente. Es la mejor opción para esos chupetones de viernes por la noche que no quieres mostrar el lunes a tus compañeros de trabajo.
    • Masajes y presión. Para un masaje suave es ideal utilizar un cepillo de dientes, pero hay que ir con cuidado y no raspar de más, ya que podría empeorarlo. Para una solución rápida, lo mejor es usar una moneda, puesta de canto sobre la piel, y describir rayas atravesando el chupetón. Ambas soluciones darán como resultado inmediato un enrojecimiento de toda la zona, pero cuando éste desaparezca el chupetón se verá menos.

    Cómo tapar un chupetón

    Si los métodos anteriores no son efectivos, ya sea porque vuestra piel es sensible o porque vuestra pareja ha sido especialmente apasionada, tranquilos, ya que existen maneras de tapar los chupetones. Si el chupetón no es muy evidente, está en una zona a dónde tus conocidos no suelen mirar (por ejemplo, la parte posterior del cuello, cerca de la nuca o detrás de la oreja) y no sueles llevar maquillaje, lo mejor es no cubrirlo, sino desviar la atención y, como un buen ilusionista, darles otra cosa que mirar. A veces una camiseta graciosa, o un buen escote, o un pantalón que te hace un culo de escándalo (seas hombre o mujer) pueden atraer tanto las miradas que podrías llevar una máscara de Hulk y los que te rodean ni lo notarán.

    Otras veces, en cambio, hace falta ser más expeditivo, y por eso te presentamos varios trucos para tapar chupetones:

    • Usa tu pelo. Ya seas hombre o mujer, una melena abundante y larga (al menos hasta los hombros) puede ser un buen aliado para cubrir chupetones en la zona del cuello, dónde bastará con llevar el pelo suelto para que no se vean, o incluso de zonas cercanas. Para las chicas de pelo largo, lo ideal es una trenza lateral que descienda por el cuello y el escote justo por encima del chupetón, de manera que lo cubra por completo.
    • Tira de complementos. Un pañuelo anudado al cuello, una gargantilla con cinta gruesa, un chal para tapar hombros «marcados», un adorno de pelo especialmente grande… Las posibilidades son múltiples y pueden adaptarse a todas las ocasiones. Pero, ¡ojo!, no os pongáis cosas que normalmente no llevaríais, ya que entonces la atención de la gente se centrará en ellas y será cuestión de tiempo que descubran que tenéis algo que ocultar.
    • El maquillaje puede con todo. Y si sois de los que sí os maquilláis, estáis de enhorabuena, ya que un buen maquillaje puede hacer desaparecer de la vista cualquier imperfección, chupetones incluidos. No obstante, sed prudentes: no se trata de llevar medio kilo de maquillaje, sino de distribuirlo adecuadamente y elegir bien los tonos. Dado que los chupetones suelen ser bastante oscuros, es más sencillo oscurecer la piel alrededor de la marca que cambiar el color del chupetón por completo, así que, si lo tenéis en el cuello o el escote, jugad con las luces y las sombras y, si podéis, usad distintos tonos de corrector para igualar los distintos tonos del chupetón antes de aplicar el maquillaje propiamente dicho. Lo ideal es usar corrector amarillo en el centro del morado, y verde alrededor, y luego cubrirlo todo en un tono que combine con vuestro tono natural de piel.

    Y, sobre todo, haced lo posible para no dirigir las miradas hacia el chupetón: intentad no tocarlo y no llevéis nada que llame la atención en esa zona. Es decir, si el chupetón está en el cuello, no uséis unos pendientes llamativos. Si está en el escote, evitad los colgantes… A veces, el sentido común es la herramienta más eficaz.

    Trucos para eliminar un chupetón

    Tuviste un momento lleno de pasión que no sólo se quedó en tu memoria sino en tu piel gracias a un vistoso chupetón. No te preocupes, hay maneras de difuminarlos, sólo recuerda que entre más pronto actúes sobre ellos mejores resultados obtendrás.

    Puedes combinar remedios para un mejor resultado.

    Cuchara fría

    Enfría una cuchara de metal usando un hielo o bien metiéndola al congelador varios minutos. Coloca la parte trasera de la cuchara en el chupetón y masajea en todos los sentidos. Hazlo varias veces hasta que veas una mejora.

    Hielo

    Otra opción es aplicar hielo en una bolsa. Aplica durante diez segundos, masajea con tus dedos, vuelve a aplicar, masajea y así varias veces.

    Moneda

    Este método es un tanto doloroso pero efectivo. Estira muy bien la piel en donde se encuentra el chupetón, y pásale el filo de una moneda en varias ocasiones. No presiones al grado de que puedas herir la piel pero sí con buena presión. La zona quedará roja pero después de unos minutos el aspecto mejorará.

    Aceite de menta

    La menta ayuda a estimular la circulación sanguínea, y un chupetón no es más que un moretón. Aplica unas gotas sobre la zona afectada, masajea y deja que actúe por varios minutos. Aplícalo diariamente hasta que desaparezcan por completo.

    Alcohol

    Si han pasado sólo unas horas desde que te hicieron ese chupetón, el alcohol será una de las mejores soluciones. Aplica con ayuda de un algodón en toda la zona afectada y masajea con los dedos. Esto ayudará a disminuir el color.

    Pomada de la tía

    Este remedio lo robé yo misma, no desaparecen por completo pero el aspecto mejora muchísimo. Es una pomada anti-inflamatoria, antiséptica y cicatrizante que es de uso veterinario. No daña tu piel y elimina esos molestos moretones.

    Compresa caliente

    Si ya pasaron dos o tres días desde que ese chupetón apareció. Una compresa caliente te ayudará muchísimo. Calienta un poco de agua y sumerge un trapo, escurre el exceso y aplícalo presionando levemente la zona. Déjalo ahí por 3 minutos y repite 5 veces más. Hazlo tres veces al día.

    Cepillo de dientes

    Usa un cepillo de dientes o un peine para cepillar la zona donde se encuentra el chupetón, esto estimulará la circulación en el área. Hazlo ligeramente, ya que si te pasas de fuerza, podrías empeorar el chupetón. Espera 15 minutos y aplica frío en la zona. Si es necesario, vuelve a intentarlo.

    Pasta de dientes

    Aplica una ligera capa de pasta de dientes sobre el chupetón. Espera unos minutos y quita la pasta con un paño caliente. Deberás esperar 24 horas para ver resultados, pero es perfecto si tienes todo el fin de semana para solucionar el problema.

    Maquillaje

    Una vez que hayas probado algunos de los remedios que te hemos dado y el aspecto de tu chupetón mejore, entonces es hora de aplicar maquillaje para cubrirlo. Si no lo desvaneces aunque sea un poco el maquillaje de poco te servirá.

    Cuello alto

    Si no tienes tiempo de hacer alguno de los remedios, y el maquillaje no lo ha cubierto, opta por una blusa de cuello alto o una bufanda que cubra al zona.

    Cómo conseguir que nadie se dé cuenta de que te han hecho un chupetón (a tu edad)

    ¡Detente, vampiresa!

    © Foto: ‘La Saga Crepúsculo: Eclipse’ (David Slade, 2010)

    Hola, adolescentes, y adultos que os comportáis como adolescentes.

    Si, en un ataque de pasión, alguien excesivamente emocionado estuvo jugando con tu cuello, y ahora tienes un chupetón, da gracias porque estás leyendo el artículo correcto. Es vergonzoso, pero no te preocupes, estás en un lugar seguro. La buena noticia es que con suerte vas a poder evitar que el daño vaya a más. Le hemos pedido a un médico que nos explique cómo deshacerse de un chupetón, porque alguien tenía que ser el adulto en la habitación.

    Entonces, vayamos al grano: si estás leyendo esto es porque necesitas librarte del chupetón (y tal vez de tu pareja, pero esa decisión te la dejo a ti). Estuve hablando con el Dr. Ehsan Ali, Doctor en Medicina, también conocido como «The Beverly Hills Concierge Doctor», que ha ayudado a algunos de sus propios pacientes a eliminar las secuelas de un encuentro romántico demasiado apasionado.

    » Los chupetones aparecen porque los vasos se estallan debajo de la piel «, dice Ali. «Esto hace que la sangre se acumule en una pequeña área, lo que crea un hematoma». Él dice que la única forma de curar un chupetón que ya está ahí es dejar que pase el tiempo : un par de días, al menos, y algunas veces una semana o más. Sin embargo, pueden tratarse de inmediato. Actuar rápidamente ayudará a que los chupetones cicatricen más rápido o que cojan menos color. A continuación te dejamos las sugerencias de Ali para exactamente eso, además de algunos consejos sobre cómo ocultar los chupetones, o prevenirlos por completo.

    Cómo librarse de un chupetón

  1. Haz presión con una cuchara fría sobre la zona amoratada. “La parte trasera de una cuchara fría ayuda a reducir la hinchazón”, dice Ali. “Tiene el mismo efecto que si nos pusiésemos algo de hielo. Oprime los vasos sanguíneos y, por lo tanto, minimiza los hematomas y el sangrado”.
  2. Échate aloe vera. “Esto acelerará el proceso de curación,” dice Ali. “Las propiedades antiinflamatorias del aloe pueden reducir la hinchazón y el dolor”. GQ recomienda: JASON Aloe Vera 84% hand and body lotion.
  3. Aplica presión inmediatamente. Esto ralentiza el flujo de sangre a la zona y hará que el moratón no se haga más grande.

Cómo disimular un chupetón

  1. Ponte una venda o una tirita grande en el cuello. No hay justificación o razón para explicarlo, excepto que le digas a la gente que te han quitado un quiste de un lado del cuello, dice Ali. A algunos de sus clientes les funcionó, es una buena historia (el hardcore en el cuello es fantástico en el instituto, pero si eres un adulto es un poco vergonzoso – sin ánimo de ofender. La historia del quiste es más creíble, así que quédate con ello, pero ten en cuenta que todo el mundo hará comentarios igualmente).
  2. Usa un corrector. Qué producto tan acertado: el corrector puede igualar el tono de tu piel para cubrir imperfecciones como granos… ¡y chupetones! Busca una marca que tenga un gran número de tonos, como Mënaji con su corrector CAMO, y aplícalo con cuidado, utilizando el dedo anular para mezclarlo suavemente y disimular el moratón.
  3. Jerséis de cuello alto y pañuelos. Por tu bien, espero que sea invierno. Una bufanda sería una buena apuesta, aunque algo sospechosa si estás en la oficina. Quizá sea mejor un jersey de cuello alto negro.

Cómo prevenir un chupetón

  1. Evita la aspirina. «No tomes nada que diluya la sangre», dice Ali hablando sobre la aspirina y muchos otros analgésicos. (Guárdatelo para cuando te rompan el corazón). «Aumenta la probabilidad de hematomas, y si te hacen un chupetón mientras tomas aspirina, el moratón será más grande».
  2. Expande el amor. “Evita los besos prolongados en un área específica y asegúrate de que tu pareja no te siga besando en la misma zona durante demasiado tiempo», dice.
  3. Minimiza la presión. Espero que la idea de tu pareja sobre lo que es amor y cuidado no sea pegarse a ti como una sanguijuela. Si por desgracia es así, ¡comunicación! O si lo prefieres, no digas nada y hazte a la idea de acumular montones de chupetones. Pero en realidad, solo tienes que decirle a tu pareja que deje de morderte el cuello intensamente, es un favor para los dos.
  4. Si a pesar de todo, te ves un chupetón, aplica hielo inmediatamente. O cualquier cosa fría. Ya lo dije antes, pero merece la pena repetirlo: “Aplicar presión con algo frío (por ejemplo la parte trasera de una cuchara fría que hayas metido en el frigorífico) hará que el moratón no se haga más grande y doloroso”, dice Ali.

*Artículo originalmente publicado en la edición estadounidense de GQ.com

Te puede interesar

Hacer running no adelgaza tanto como pensabas

Cuánta colonia debe ponerse un hombre de verdad

Puedes aprender a quitarte los padrastros o seguir siendo el de las tiritas en los dedos

Nuestros periodistas recomiendan de manera independiente productos y servicios que puedes comprar o adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Condenet Iberica S.L. puede recibir una comisión. Lea nuestra política de afiliación.

A todos nos ha pasado, de repente se nos pasa la pasión y de la nada los besos se pasan a otra cosa. Antes de que nos demos cuenta tenemos un chupetón en el cuello… y no solo nosotros podemos verlo. El mundo también. ¿Cómo quitar chupetones? Hoy te daremos los mejores tips para superar esta crisis de la mejor manera.

Primero lo primero: ¿Qué es son los chupetones?

Según dermatólogos, un chupetón es básicamente un moretón que se forma cuando tus capilares (vasos sanguíneos) se rompen. Los capilares sacan sangre cuando alguien te besa o te muerde y se crea un moretón. El tamaño del moretón puede variar dependiendo del: tipo de trauma, cuántos capilares se rompieron y cuánto tiempo estuvo ahí la sangre antes de la coagulación.

Ya tengo un chupetón, ¿qué opciones tengo?

Empieza con una pomada de árnica y vitamina K

Al parecer existen estudios que han encontrado que las cremas de árnica y vitamina K reducen los moretones (y aunque los estudios no se enfocan en chupetones en específico, no tienen por qué no funcionar en ellos).

Pero el dermatólogo Robert Finney dice que no deberías esperar demasiado de este método. Los estudios han sido pequeños y bastante limitados. Es decir, la diferencia en tu chupetón podría no ser tan notable.

En resumen: Podrías intentar usar este tipo de cremas, pero no esperes que tu chupetón desaparezca inmediatamente. Si quieres probar alguna de ellas puedes comprarlas en cualquier farmacia. Aplícalas de acuerdo a las instrucciones en la caja.

Tratamiento láser

Si tienes suficiente dinero para gastar, existen tratamientos láser para hacer que tus chupetones sanen más rápido. Dermatólogos dicen que los tratamientos láser reducen los moretones todo el tiempo. Especialmente para pacientes que han tenido procedimientos cosméticos como rellenos o Bótox.

En estas sesiones, se usa un tipo de láser específico que apunta a las células sanguíneas que están atrapadas debajo de la piel y que crean el moretón. El láser funciona al romper estas células y cataliza el proceso de sanción del moretón. El láser no hace que el moretón sane inmediatamente, de hecho tarda un par de días para que el paciente vea una mejora. Y aún ahí, el chupetón podría no haberse desaparecido por completo.

De acuerdo al Dr. Finney, este tipo de tratamiento te puede costas más de 6 mil pesos mexicanos aunque puede variar dependiendo del lugar al que vayas. Y sin duda es demasiado para gastar en un simple chupetón, ¿no crees?

Algunos riesgos que debes tomar en cuenta: Los tratamientos de láser pueden ser incómodos y puedes experimentar un poco de irritación después de procedimiento. El tratamiento puede ser más o menos efectivo dependiendo de tu tono de piel y como cualquier procedimiento es mejor hablar con tu doctor antes de tomar una decisión. De nuevo, queremos subrayar que puede ser un poco excesivo si solo se trata de un chupetón, pero sí tienes uno enorme y vas a conocer a tus suegros, igual y el gasto vale la pena.

Si apenas te va a salir el chupetón puedes prevenir que se haga demasiado grande

¿Sospechas que tu galán o galana te acaba de hacer un chupetón? Aplica presión en el área puedes evitar que la sangre se agrupe. Hazlo rápidamente, tu chupetón será más pequeño y más tenue, lo que significa que será menos visible y tomará menos tiempo para que sane.

Para que esto funcione tendrás que para a mitad de la acción para aplicar presión en tu cuello, hombros o donde quiera que pienses que te saldrá un chupetón. También puedes aplicar presión mientras sigues con la acción… Recuerda: Esto no prevendrá que te salga un chupetón, pero con suerte si sale será más pequeño o nadie lo notará.

Una vez que hayas terminado tu sesión HOT, el Dr. Finney recomienda que apliques una compresa fría en el área problemática para reducir el enrojecimiento y la inflamación. Pero la mejor solución es darle tiempo al chupetón para que sane. Mientras siempre existe el maquillaje.

Conclusión: La mejor manera de eliminar un chupetón es que no te hagan uno

Como ya dijimos, puedes tratar de sanar tu chupetón con pomadas de árnica o vitamina K o incluso pagar un poco más por un tratamiento de láser. No olvides aplicar hielo y presión en el área poco después de que te hagan el chupetón. Pero ten en cuenta que ninguno de estos métodos harán que desaparezca como acto de magia. La única forma de hacer que desaparezca al 100% es básicamente esperar. Te recomendamos usar maquillaje, suéter de cuello tortuga o tal vez invertir en una bonita bufanda.

Los chupones: por qué se producen y cómo evitarlos

También llamados coloquialmente «chupetones», los chupones son una de las lesiones más comunes en los encuentros sexuales. Desde el punto de vista social son percibidos como signos de pasión desenfrenada y, así como hay quienes se avergüenzan de ellos, otros los exhiben con gusto. Ahora bien, desde el punto de vista médico, estamos hablando de hematomas.

Los chupones son hematomas provocados por la succión de la piel con la boca y traen numerosas desventajas. Las endorfinas que se desencadenan durante el sexo disminuyen las sensaciones de dolor, por ello, en el momento no se experimentan molestias, pero luego estas sí que aparecen.

Veamos más acerca de ellos.

Los chupones se producen cuando con la boca se realiza una fuerte succión sobre la piel. Mayormente, se generan de forma espontánea en medio de la fogosidad del acto sexual. Aunque también puede ser una práctica consentida que se utiliza para dejar firmada la conquista.

Un hematoma en el cuello, por ejemplo, puede transmitir el mensaje: “este territorio me pertenece, por aquí estuve yo”. Por lo que, a veces, son hasta exigidos como una “prueba de amor”.

Los chupetonesson contusiones causadas por los capilares rotos tras la succión excesiva o mordiscosen puntos blandos del cuerpo, especialmente el cuello y los muslos.

Justo debajo de la superficie de la piel se encuentran los capilares. Cuando alguien da un mordisco de amor con un poco de intensidad, se rompen creando un moretón.

No todo el mundo se siente cómodo con un chupetón en el cuello o en el muslo.Existen maneras de evitarlos tras una práctica sexual, para ello debes considerar lo siguiente:

  • Habla con tu pareja y aclárale que no quieres que deje marcas en tu cuerpo.
  • Evita exponerte por mucho tiempo a un beso intenso en alguna zona de tu cuerpo que no sea tu boca.
  • El hueso pélvico de tu pareja o tu rodilla puede lastimarte en alguna posición. Asegúrate de poner un cojín o una bufanda en el lugar para evitar tener que dar explicaciones después.

Quizás te pueda interesar: ¿Es posible llegar al orgasmo con un beso?

¿Cómo eliminarlos?

Si no pudiste evitarlo y tienes algunos chupones en el cuerpo, no te alarmes. Siempre desaparecerán por completo y con estos consejos mucho más rápido.

  • Los hematomas responden muy bien al frío suavizando su color y bajando la hinchazón. Coloca sobre la marca una bolsa de hielo o una cuchara enfriada en el congelador y deja que repose unos minutos.
  • No te excedas en el tiempo de aplicación, más de 15 minutos podría suponer un problema más que una solución. Además, puede ocasionar una quemadura en la piel.
  • Pasa un cepillo de cerdas suaves por la zona afectada.Esto hará que la sangre circule muchísimo mejor y el chupetón se alivie.
  • Cepilla en círculos y de dentro hacia fuera, sin aplicar excesiva presión sobre la zona. De lo contrario, podrías hacerte otro tipo de marcas.
  • Algunas pomadas conocidas y de venta libre en farmaciasreducen la hinchazón y suavizan el color de la marca.
  • Aplica la crema dando un ligero masaje circular en la zona hasta que la piel la absorba por completo.

Descubre: Cómo preparar un ungüento para aliviar la tortícolis y hematomas

Los riesgos de los chupetones

Como te explicamos, estos hematomas pueden considerarse una herramienta sexi. También, una prueba de amor o surgir espontáneamente como resultado de un intenso encuentro sexual. Sea cual sea la causa, las desventajas de los chupones son muchas.

Además de que no son agradables a la vista, los chupones pueden poner en riesgo tu salud. Si tu pareja tiene herpes oral y te hace un chupetón mientras su herpes está activo, el contacto sobre la piel puede trasmitir el virus.

También es cierto que hay chupones tan intensos y profundos que pueden dejar una marca en la piel. Nadie querría vivir el resto de su vida con una marca en el cuello o rostro producto de un encuentro sexual.

Y las consecuencias pueden ser mucho más profundas. Una succión excesivamente fuerte en el cuello forma coágulos de sangre que, de llegar al corazón, pueden provocar parálisis.

Una vez conocido todo sobre los chupones, es decir, por qué se producen y cómo evitarlos, piénsalo bien cuando tengas ganas de dejar una marca de amor en tu pareja. Asimismo, tenlo presente en la próxima vez que alguien quiera morder o chupar succionando tu piel durante un encuentro íntimo.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *