0

Como hacer un turbante

Los turbantes son un accesorio que nunca va a pasar de moda. Aunque solemos verlos más que nada en el verano, lo cierto es que también es válido usarlos para el otoño que ya se avecina, más que nada debido al viento que luego puede despeinarnos en el momento menos preciso.

Las diademas tipo turbante pueden usarse con un montón de estilos, que van desde moños hasta con el cabello suelto. Sin embargo, cuando las buscamos podemos toparnos con que son demasiado costosas para ser tan simples.

¿Por qué no animarse a hacer una o más de ellas en casa?

Es más fácil de lo que piensas, económico y no necesariamente necesitas saber coser o tener una máquina. El tutorial a continuación te muestra como hacerlo de ambas maneras y en muy poco tiempo.

Como hacer un turbante en casa

Este vídeo del canal Dare to DIY es de lo más explicativo y nos enseña a hacer dos tipos de turbante con fruncido en la parte frontal, tanto si disponemos de una máquina de coser como sino. Esta última forma es ideal para las chicas que quieren hacer sus propios turbantes sin arriesgarse demasiado.

En ambos casos vamos a necesitar los siguientes materiales:

  • Tela elástica de licra estampada
  • Tijeras
  • Máquina de coser o pegamento textil

Si haces bien las cosas con el pegamento, el efecto final es idéntico al de las costuras hechas por una máquina y en este tipo de tela es bastante resistente.

También te conviene conseguir una cinta métrica para medir tu cabeza, ya que de eso dependen las medidas que se van a especificar en el tutorial. Lo mejor es que puedes buscar telas que de verdad te encanten y por muy poco dinero, ya que este es un material muy económico.

Sin más, mira el vídeo a continuación para empezar a elaborar tus turbantes propios:

Como ves es muy sencillo elaborar este tipo de diademas en casa en lugar de ir a comprarlas y quedan muy bien. Son perfectas para mantener el cabello en su lugar cuando no tienes tiempo de peinarlo como debes.

¿Cuál de estos turbantes te ha gustado más?

DIY : Turbante

Es el complemento de moda y ahora que he estado en Londres no podía dar tres pasos en cualquiera de los mercadillos sin ver todo tipo de turbantes o de pañuelos pensados para atar como un turbante. Estuve a punto de comprarme uno en Bricklane, cuando me acordé de que sabía coser y que seguro que me salía mas barato. Así que he investigado y os voy a enseñar cómo haceros dos tipos de turbante estupendos: El de cinta y el de gorro.

Además de la tela necesitarás los siguientes materiales antes de comenzar:

El turbante de gorro

1. Para empeza, necesitamos las medidas, que exactas serían 76cm de largo y dependiendo dell tamaño de tu cabeza, entre 28 y 33 cm. Este pliego de tela va doblado sobre sí mismo como aparece en la imagen. Las medidas del rectángulo pequeño (este no tiene por que ser doble, aunque yo lo hice doble) son 10cm x 12.7cm.

2. En el rectángulo grande, cosemos las líneas de puntos. Como veis, hay que dejar un hueco donde está el circulo amarillo. Este hueco es importante y mas adelante lo necesitaremos. Una vez cosidos los laterales cortamos la tela sobrante si la hubiera.

3. Seguimos con el rectángulo pequeño. Lo doblamos por la mitad y lo cosemos por los laterales. Una vez cosido le damos la vuelta.

4. Ya casi hemos terminado. Ahora solo tenemos que introducir el rectángulo pequeño entre el hueco que habíamos dejado antes, y la única ora apertura que hay en la tela. Unimos los extremos del rectángulo pequeño y cerramos cosiéndolo. Una vez esté cosido le damos la vuelta a toda la tela y colocamos poco a poco el rectángulo pequeño hasta que no se vea la costura.

5. ¡Y voilá! Ahora nos lo probamos, para ver cuanta tela sobra en la parte de la coronilla y hacemos un pequeño fruncido atrás para corregirla. Yo al mío le he añadido un broche dorado, pero sin broche también queda estupendo.

El turbante de cinta

1. Para hacernos este turbante lo primero tenemos que escoger la tela. Importante que se dé de sí. Yo he escogido una blanca y fresquita. También nos hace falta un metro de tela, tijeras, aguja, hilos (a poder ser del color de la tela), alfileres, dedal (seguridad ante todo), unos broches o brillantes y por si no sabes coser, la alternativa es la cinta de pegar.


2. Tenemos que medirnos la cabeza, para ello empezar en la frente y hacer el contorno pasando por la nuca. La mía mide 57cm y le he añadido 1 cm de «por si acaso» así que de largo mide 58cm y el ancho depende mucho de si quereis que sea más o menos gruesa. Yo le he dado un ancho de 20 cm aproximadamente (que doblaremos por la mitad así que quedará en 10cm). Cuando tengamos las dos piezas cortadas, las doblamos por la mitad (de el ancho), las marcamos y las cosemos. Una vez estén las dos cosidas les damos la vuelta.

3. Ahora, las colocaremos en forma de cruz, y las doblamos como aparece en la foto, hasta que quede solo una parte para unir que también tendremos que coser.

4. Una vez cosida, simplemente le damos la vuelta ¡y ya tenemos nuestro turbante!

El turbante es un tipo de tocado que se coloca sobre la cabeza o sobre un sombrero. Inicialmente se usaba como tradición en la comunidad hindú, árabe y africana, pero hoy en día es un complemento de moda alrededor del mundo. Por eso, en este artículo te enseñaremos a hacer diferentes tipos de turbantes paso a paso.

Cómo hacer turbantes paso a paso

Los turbantes, debido a la inmensa variedad de materiales y colores que usan, resultan un complemento que puede adaptarse a cualquier época del año y a un sinfín de estilos. ¿Quieres saber cómo se hacen? Entonces sigue leyendo.

Para todos los casos vamos a necesitar algunos materiales básicos:

  • Tela del color, tejido o estampado que te guste. Lo ideal es que sea una tela suave, un poco elástica pero no demasiado delgada.
  • Pegamento textil o máquina de coser.
  • Unas tijeras.
  • Hilo y aguja.
  • Jaboncillo de costurera.
  • Un metro.

Los modelos que te enseñaremos a hacer pueden realizarse con máquina de coser o con pegamento textil. Todo dependerá de los complementos con los que cuentes y del acabado que quieras darle a tu turbante.

Podrás ver algún ejemplo de turbante que no necesita ni de pegamento o máquina de coser. Así que si quieres tener un turbante ¡no hay excusa!

Todas las posibilidades a tu alcance

Cómo hacer un turbante diadema

Al mirar las fotos de los turbantes tradicionales nos encontraremos que son complementos que cubren la cabeza en su totalidad. Pero la moda ha desarrollado un nuevo estilo, donde se mantiene la esencia del turbante, pero con dimensiones más pequeñas simulando una diadema.

Los pasos para realizar uno de éstos son:

  1. Escoge una tela suave, pero un preferentemente un poco elástica.
  2. Mide la circunferencia de tu cabeza, pasando por la nuca sobre las orejas y terminando en la frente.
  3. Corta un pedazo de tela con forma rectangular. Su longitud debe ser de al menos 10 cm más de la medida de tu cabeza. Y de ancho puede tener entre 7-15 cm, todo depende de tu gusto y lo ancha que quieras la diadema.
  4. Una vez tengas tu rectángulo cose o pega los extremos a lo largo de la tela.
  5. Procura coser o pegar los extremos del reverso de la tela, así una vez la termines y le des la vuelta, quedara visible el estampado y las costuras serán invisibles.
  6. Dobla la tela a lo largo de forma que la costura quede justo en la mitad y no se note al colocarla sobre tu cabeza.
  7. Haz un nudo en la diadema, cuidando que quede justo en el centro de la franja de tela.
  8. Mide sobre tu cabeza la diadema que ya tienes hecha y marca con un jaboncillo la distancia que creas que le queda bien a tu cabeza.
  9. Si hay un exceso de tela córtala, pero recuerda dejar al menos 2 cm después de la marca con el jaboncillo para realizar la costura.
  10. Coloca un extremo de la tela en el interior del otro extremo respetando las marcas de carboncillo y pégalas de esta forma (también puedes realizar una costura recta manteniendo las telas en la misma posición). Esto se hace así para esconder un poco las costuras y para que no queden excedentes que puedan causar molestias en la nuca.
  11. Pruébate tu diadema y empieza a lucirla

Vídeo para hacer turbantes-diadema

Vídeo para hacer turbantes-diadema SIN pegamento o máquina de coser

Cómo hacer un turbante árabe

Si queremos conseguir un turbante con un verdadero estilo árabe solo necesitaremos:

  • Un rectángulo de tela de 5 metros de largo por 30 cm de ancho.
  • A este rectángulo le haremos un dobladillo por todos los bordes para lograr un mejor acabado. Esto puede ser con pegamento textil o a máquina.
  • Puedes usar cualquier tela que guste, con estampado o unicolor, si el tejido es flexible mucho mejor.

Esta tela la colocaremos de diversas maneras sobre nuestra cabeza para conseguir nuestro turbante. En este vídeo se muestran algunos ejemplos de cómo hacer un turbante árabe.

Vídeo para dar forma a un turbante árabe

Cómo hacer un turbante hindú

Los turbantes hindúes cubren por completo toda la cabeza a diferencia de los estilos diadema que ya mencionamos anteriormente. Para hacer uno de ellos de forma fácil necesitarás una tela elástica.

Los pasos son:

  1. Con una cinta métrica mide la distancia desde el centro de tu frente hasta la nuca y la circunferencia de tu cabeza pasando por estos mismos puntos.
  2. A estas medidas súmale 3 centímetros.
  3. Sobre tu tela dibuja un rectángulo usando la medida de la longitud de tu cabeza como el largo y la medida de la circunferencia de tu cabeza como el ancho.
  4. Para lograr un mejor acabado haz un dobladillo en uno de los extremos más largos de tu rectángulo. Puedes coser el dobladillo o pegarlo con pegamento textil.
  5. Dobla la tela por la mitad, justo donde has hecho el dobladillo.
  6. Dibuja con el jaboncillo de costurera, en un solo lado (el que está libre) una línea curva que vaya de una esquina a la otra.
  7. Corta la tela sobrante.
  8. Hilvana con hilo toda la porción redonda de la tela y al final frunce la tela para atar ambos extremos del hilo. Te quedará un orificio central.
  9. Si quieres tapar el orificio puedes usar un retazo más pequeño de tela y coserlo a modo de brazalete.
  10. Para que puedas visualizar mejor como se hace te dejamos un vídeo.

Vídeo para aprender a crear un turbante hindú

Cómo hacer un turbante con un pañuelo

Si tienes un pañuelo en casa, hacer un turbante con él será de lo más sencillo. Básicamente debes aprender cómo doblarlo sobre tu cabeza.

Existen un sinfín de técnicas para doblar el pañuelo y garantizar muchos estilos de turbantes diferentes. Te servirán para ello un pañuelo cuadrado o uno con forma rectangular. En el siguiente vídeo podrás tomar nota de algunas ideas.

Vídeo para dar forma de turbante a un pañuelo

¿Te atreves con un turbante para una boda?

Las bodas son un evento especial en el cual predomina la elegancia. Así que si deseas llevar un turbante debes adecuarlo a este evento.

Para este caso es ideal:

  • Elaborar tu turbante con telas más finas por ejemplo con encajes, seda o tul. Estas telas son más lujosas y se adaptan mejor a tu vestido.
  • Agrégale algún elemento brillante o decorativo que de un aire festivo y vaya en consonancia con tu vestido: como ejemplo puedes usar flores, perlas y brillantes.
  • Además puedes usar un turbante estilo diadema como el que hemos enseñado al principio o uno más tradicional si asistirás a una boda hindú o árabe.

Los turbantes son perfectamente válidos tanto para las asistentes como para la novia.

Seguro que después de ver las diferentes formas de hacer un turbante se te han ocurrido mil ideas diferentes para complementar tu look. ¿A qué esperas para ponerlas en práctica?

‹ › Manualidades.es

Un turbante árabe es un accesorio que se lleva directamente sobre la cabeza o bien sobre un sombrero, compuesto por una tela enrollada en forma de tocado que cubre la cabeza y el cabello, en algunos casos parte del cuello y los hombros; aunque existen diversas formas de ser usado de acuerdo a las razones por las que decidas incluir un turbante en tu vestimenta. Generalmente un turbante árabe no llega a constar de más de cinco metros de tela o chalina.

Cómo hacer un turbante paso a paso

Si buscar hacer un turbante para tener una imagen árabe, cambiar de estilo o quizá por algún motivo religioso, es importante que antes de hacerlo definas que estilo de tela utilizarás. Al hacer un turbante para su uso diario o por varias horas al día, procura considerar temas como el estado del tiempo y la época del año en que lo utilizarás, ya que al llevarlo sobre la cabeza hará que conserves el calor del cuerpo.

Para un amarre simple y que no genere molestias por el calor, te recomendamos utilizar un material ligero y respirable, como una tela de algodón ligero. Si eres bastante hábil con las manualidades y el clima no representa ningún problema, hacer turbantes con telas de lana o gruesas y mullidas lucen espectaculares. El primer paso es en definitiva elegir la tela mas adecuada para hacer un turbante de acuerdo a tus preferencias, el uso que piensas darle y las condiciones externas.

Para hacer un turbante paso a paso, realmente necesitas pocos materiales:
• Aproximadamente cinco metros de la tela de tu elección, aunque la medida es dependiendo el estilo no deberá de ser mas corta de un metro y medio.
• Un gorro (opcional)
• Borches para sujetar el cabello (opcionales)

Realmente existe una gran variedad de maneras de envolver el paño para transformarlo en un turbante árabe, de acuerdo al grado de habilidad de quien lo utiliza puede ir doblando o enrollándolo de maneras creativas e intrincadas formando pliegues o irregularidades en el diseño que provoquen una imagen aún más exótica y espectacular, de tal manera que incluso grandes artistas han llegado a utilizar este accesorio en eventos de pasarela y de etiqueta.

A continuación, te explicaremos cómo hacer un turbante árabe simple, que suele ser la base de todos los demás turbantes exóticos y especiales. Lo primero que tendrás que hacer es extender tu tela procurando que su anchura sea de aproximadamente medio metro, si es más ancho que esta medida dóblalo y ajústalo con algún broche para mantener esta medida. Lo largo es a consideración de quien lo vaya a utilizar pero no deberá medir menos de un metro y veinte centímetros.

Cómo hacer un turbante árabe

Colócate la tela sobre los hombros como si fuera una bufanda y pasarla por detrás de tu cabeza, hacia arriba, cruzando los extremos de la tela al frente cubriendo el nacimiento del cabello en tu frente. Crúzalo dos veces y regresa los extremos hacia atrás de tu cabeza donde procederás a anudarlos. Esta es la forma base de realizar cualquier turbante árabe y puedes simplemente anudar la tela al final y dejarla caer por un hombro o por detrás libremente o bien anudada como una trenza.

En algunas ocasiones, buscando un mayor control del cabello, se prefiere hacer el turbante directamente sobre algún gorro de material distinto al turbante, que suele ser más flexible y se ajusta a la forma de la cabeza. Para llevar un turbante árabe de este modo, es necesario que realices los dobleces de la tela directamente en el gorro y simplemente te coloques el gorro con el turbante por encima, cuidando que el cabello quede bien cubierto. Para que este tipo de turbante luzca bien, es necesario realizar los dobleces de tal manera que cubran todo el gorro.

En el caso de los turbantes árabes masculinos, suelen ser mucho más tradicionales. Para obtener el estilo árabe, toma la tela con las mismas medidas que las del turbante simple femenino y realiza un nudo sencillo en uno de sus extremos dejando alrededor de treinta centímetros de un lado y todo el resto de la tela del otro.

Coloca sobre tu cabeza la tela con el nudo por detrás, en la base de la nuca y extiéndela sobre tu cabeza hasta cubrirla.

Una vez cubierta la cabeza con la tela de tu turbante árabe, tuerce la cola que queda con la tela sobrante dando tres vueltas justo al frente y da la vuelta alrededor de toda la cabeza con la cola de tela como si de una corona se tratara. Cuando cruces por la parte trasera, pásala por arriba del nudo inicial y continua dando la vuelta.

Finalmente darás las vueltas que sean necesarias a tu turbante árabe de acuerdo a la cantidad de tela utilizadas y al finalizar ajustarás el borde sobrante ajustándolo sobre la misma tela o bien colocando oculto un broche de cabello.

Para finalizar tomarás el nudo inicial de la tela, el que tienes detrás de la nuca, y lo desanudarás. De acuerdo al tipo de turbante árabe, puedes continuar dando vueltas con la tela del nudo o bien dejarlo suelto, pasarlo por la frente y ajustar su extremo con el borde lateral del propio turbante para, de esta forma, crear un velo al frente que se utiliza en la región del Sahara para cubrir la boca y nariz de los fuertes vientos que levantan arena.

Cómo hacer un turbante para bebé

Las mismas técnicas utilizadas para hacer turbantes de adulto pueden ser ajustadas en proporciones para hacer un turbante infantil, sin embargo existe una manera más sencilla de darle esta imagen a tu bebe y sin tanta tela.

Simplemente utilizando un gorrito de tela sencillo que le ajuste un poco grande, toma la parte frontal del gorrito y realiza cuatro puntadas sujetando la parte frontal para que quede con un fruncido. Sobre este fruncido o pliegue del gorrito, cose cualquier parche tierno como algún motivo floral o de mariposas. También puedes adornar el turbante para bebe con pedrería de fantasía o plumas.

Como hacer un turbante árabe y para bebés 5

En la cultura islámica, el turbante es un importante elemento espiritual de la fe, en lengua árabe se dice: imamah.

En la antigüedad se usaba el turbante árabe y se enorgullecen de ellos.

El carecer de uno era humillante y el llamar a la puerta de un hombre sin turbante era considerado un insulto.

En la vida diaria, el turbante fue muy útil para protegerse de la arena del desierto, así como para aminorar los efectos de las altas temperaturas y la intensidad de la luz solar.

En los actuales países del Golfo Pérsico, esta prenda ha sido reemplazada por un pañuelo árabe de color blanca y roja llamada kufiya o shemagh.

¿Qué es un keffiyeh?

Hoy en día, el keffiyeh emiratí es un emblema de los ciudadanos de los Emiratos, ya que lo usan hombres de todas las edades y todas las clases sociales.

Se hace tradicionalmente de algodón.

La palabra «keffiyeh» proviene del nombre de la ciudad de Koufa, ubicada a 170 km de Bagdad.

Debido a su ubicación geográfica, los Emiratos Árabes Unidos tienen un clima cálido y seco.

Por lo tanto, el keffiyeh no solo es un objeto de moda, sino sobre todo, un atuendo esencial para protegerse contra el fuerte calor y los vientos de arena del clima hostil.

Pañuelo árabe tradicional de Oriente Medio y usado principalmente en Jordania, los Territorios Palestinos, Irak, Líbano, el sureste de Turquía, la Península Arábiga e incluso en Israel.

Normalmente está hecho de algodón o lino y se suele llevar envolviendo la cabeza de diversos modos, tanto para proteger del frío como del sol.

En ambientes desérticos también puede tener utilidad para proteger la boca y los ojos del viento y la arena.

Se destacan sus dibujos geométricos en fondo blanco que varían en función de la región, de color negro (en Siria, Irak, Gaza y Ramallah) o rojo (en Jordania, Arabia Saudita y los países del Golfo).

La diferencia entre el keffiyeh y el ghutra.

Los orígenes de los keffiyeh emiratíes provienen de la cultura de los beduinos árabes.

Se dice que, en ese momento, este tocado tradicional era un accesorio que podía diferenciar entre los habitantes de las ciudades y los nómadas rurales.

En realidad, el keffiyeh es originalmente una tela blanca lisa, llamada «ghutra».

Cualquiera que sea su nombre, este pañuelo ancestral se puede usar de dos maneras diferentes, es decir, fijándola con un iqal o atándola detrás de la cabeza.

El Agal o iqal

En lengua árabe también es llamado iqal, egal o igal, es un cordón que se utiliza para sujetar a la cabeza cuando se coloca la kufiya, también conocida como kefiya en lengua árabe o pañuelo palestino.

Debido a su estilo tradicional de vestir, los hombres de los países del Golfo son reconocibles a primera vista.

Ya sea el dishdasha, el bisht, el ghoutra, el keffiyeh, el iqal, etc., el guardarropa del Golfo Árabe consta de notables accesorios de ropa que lo distinguen de otras regiones.

Entre los accesorios de moda más importantes y populares se encuentra el iqal.

Debido a su refinada contribución estética, desempeña un papel vital en la vestimenta tradicional de los hombres árabes.

¿Qué es el IQAL?

Pronunciado también como «agal» o «igal», el iqal es una especie de cordón negro duro fijado en un núcleo de lana de cabra que forma con él un aro que surge en la cabeza del hombre para estabilizar su ghoutra, keffieh o shemagh.

Típicamente diseñado en un tamaño estándar, también tiene una versión ajustable para adaptarse al diámetro de la cabeza para mayor estabilidad y comodidad.

Debido a su color negro, el iqal es el accesorio perfecto para acompañar sus qamis, bisht u otras túnicas tradicionales.

Hay varios modelos: los que tienen una tarboucha, una borla anudada en un extremo y los que no tienen una tarboucha.

¿Cuál Es El Propósito Del Iqal?

Se dice que el iqal estaba originalmente destinado a atar los pies de los camellos para evitar que se alejaran.

Luego, los hombres lo usaban cada vez más para mantener los shemagh, keffiyeh o ghutra que usan para protegerse de la arena y el sol del duro clima del desierto.

Además de ser muy práctico, el iqal ha crecido a lo largo de los años como un accesorio tradicional muy apreciado por muchas personas, tanto que hoy se considera como uno de los accesorios que distinguen la identidad nacional de los árabes del Golfo.

También hay otras aplicaciones prácticas, también.

Cuando el iqal está impregnado de perfume, tiene un papel muy útil, que consiste en distribuir una fragancia agradable donde quiera que vaya.

Diferentes términos en la lengua

Lingüísticamente existen diferencias terminológicas, suelen ser sinónimos: Shemagh – Al-hatta – Kufiya – Ghutrah – Mashadah

Shemagh es un pañuelo tradicional árabe, hecho normalmente de tela de algodón.

Se suele llevar envolviendo la cabeza de diversos modos, tanto para proteger dicha parte del cuerpo del frío como del sol.

En ambientes desérticos también puede tener utilidad para proteger la boca y los ojos de la ventisca y la arena.

El Al-hatta también se conoce como Kufiya árabe, (ya) shmagh turco, ghutrah árabe, mashadah árabe.

Comúnmente se usa en Jordania, en los Territorios Palestinos, Irak y la Península Arábiga.

En occidente también es conocida como pañuelo árabe o pañuelo palestino.

En cuanto a sus colores y significado, cabe destacar que la de blanco está más extendida en los países del Golfo.

Mientras que la negra suele ser propia, por norma general, de los países republicanos como Siria y Palestina.

La roja propia de las monarquías como Arabia Saudí y Jordania.

Fue impuesto por Al-Husseini como prenda masculina entre 1936 y 1939.

El Al-hatta fue difundido en las pantallas de televisión de todo el mundo cuando el dirigente de la OLP, Yasser Arafat, habló en la Asamblea General de la ONU.

Es considerado como uno de los más bellos y varoniles tocados del mundo.

Como se usa la Kufiya

Es una tela de 125 centímetros por cada lado, de cuyos bordes cuelgan 500 flecos, 125 por cada lado.

Para usarlo se dobla de tal manera que forme un triángulo y la línea por donde se dobla debe quedar al frente.

La forma de ponerse es distinta entre mayores y jóvenes, como también es distinto el agal, el cordón negro con el cual se sujeta la prenda a la cabeza, pues los mayores prefieren los más gruesos y los jóvenes los delgados.

En tanto los niños de familia musulmana cuando sus padres regresan de la peregrinación a la Meca, usan un agal de múltiples colores y de varios cordones con el que sujetan un Al-hatta de seda blanco.

El más típico y simbólico Al-hatta palestino es el blanco y negro, que hicieron famoso los fedayines de la Ribera del Jordán y su uso se extendió a todos estos combatientes que suelen ponérselo de distintos modos:

Algunos al cuello, otros sobre los hombros y muchos, en el combate, sin el akal se envuelven con Al-hatta toda la cabeza y únicamente quedan descubiertos los ojos, como lo usaban los antiguos guerreros árabes.

Cómo comprar y colocar el shemagh

  • Musulman

    Shemagh cuadros Moda

    Valorado en 0 de 5 $ 13,36 Ver mas detalles

En el antiguo centro de la ciudad de Ammán, una lección sobre cómo vestirse como un jordano tradicional.

El shemagh (شماغ) es una prenda versátil y cómoda.

Protegiéndote del sol, manteniéndote caliente cuando está frío y protegiéndote de las tormentas de arena que inevitablemente soplan.

El grueso tejido de algodón es suave y acogedor.

Cuando el shemagh (شماغ) se envuelve con la cara cubierta, experimento una sensación de seguridad y protección.

shemagh(شماغ) I experience Jordanian men’s fashion from johnny colt on Vimeo.

Comprar este pañuelo palestino

100 algodón

Desar Shemagh from Speed Track Productions on Vimeo.

ResumenTítulo Shemagh, Kufiya, Hatta o Turbante Árabe Descripción En la vida diaria, el turbante es sinónimo de estatus social, fue muy útil para protegerse de la arena del desierto, así como para aminorar los efectos de las altas temperaturas y la intensidad de la luz solar. Autor El Mundo Árabe El Mundo Árabe Logo

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *