0

Como poner colorete

ABCdesevilla

El colorete, blush o rubor es un básico esencial de nuestro neceser de maquillaje porque sin apenas esfuerzo nos proporciona ese toque de dulzura y feminidad que tanto puede favorecer a nuestro rostro. Eso, siempre que nos lo apliquemos correctamente, claro está. Porque, igual que el colorete puede realzar lo más saludable de nuestro rostro, también puede hacer que este parezca enfermizo o recargado.

Recomendamos

«Contouring» o cómo esculpir el rostro sin Photoshop

Por ejemplo, si escogemos un tono de colorete demasiado oscuro para nuestro color de piel nos endurecerá el rostro. O si lo aplicamos en exceso y sin forma en todo el lateral de la cara, sobrecargará mucho nuestro maquillaje. ¿Has pensado que no a todas nos sienta bien el colorete marcado en las manzanas de las mejillas? Aprende cómo sacarle partido al rubor y se convertirá en tu mejor arma para estar guapa sin dejar de estar natural.

¿Dónde se aplica el colorete?

No podemos decir que exista una técnica única para aplicarse el colorete, porque siempre dependerá del corte de cara de cada mujer. Incluso dentro de los cortes de cara, cada una tendrá que encontrar la aplicación que más le favorece al rostro, compensando los ángulos y volúmenes naturales.

Eso sí, debemos tener claro en qué punto se aplica el colorete. Un error clásico es el de poner cara de besugo para aplicar el rubor en el pliegue resultante (como en la imagen de arriba). Pero ese es en realidad el lugar del contorno, ya que es una zona que naturalmente se hunde. Es por ello que podemos determinar que el colorete debe ir justo encima del contorno y debajo del iluminador, coincidiendo exactamente con la estructura ósea del pómulo.

¿Cómo aplicar el colorete según el corte de cara?

Nunca copies a otra mujer la forma de aplicarse el colorete, por muy «youtuber» de éxito que sea. Por el contrario, fíjate bien en el corte de cara que tienes y en cómo el blush podría favorecerte más:

  • Cara alargada: para compensar la verticalidad del rostro, el colorete se debe aplicar en horizontal, de la mejilla a la oreja.
  • Cara redondeada: el colorete estilizará este tipo de rostro si lo aplicamos en diagonal creciente, siguiendo un dibujo de «C» o media luna. Para ello, partiremos desde la mejilla en dirección a la sién.
  • Cara cuadrada: podemos compensar los marcados ángulos de este tipo de cara con un rubor centrado en las manzanas de las mejillas, que dulcifique la expresión.
  • Cara ovalada: la forma de aplicar el colorete en este caso será similar a la de la cara redonda, pero acentuando menos la inclinación de la media luna. El dibujo, por tanto, estaría en un término medio entre la cara redonda y la alargada.

Asimismo, no conviene sobrepasar la manzana de la mejilla hacia la nariz con el colorete puesto que no favorece y nos hará parecer un payaso.

Tipos de colorete: color y formato

Aunque la presentación más habitual del colorete es en formato de polvo compacto hoy en día muchas marcas comercializan su versión en crema. Puedes elegir la que más cómoda te haga sentir, pero en general ten en cuenta que un maquillaje en crema o líquido resulta más ideal para pieles secas, mientras que puede provocar una textura demasiado oleosa para las pieles mixtas o grasas.

En cuanto a los tonos de colorete, debes encontrar el que mejor vaya a tu tono de piel:

  • Piel muy blanca: coloretes de tonos melocotón
  • Piel blanca/ media: coloretes rosas.
  • Piel media: coloretes rosa y naranjas con subtonos dorados
  • Piel media / morena: rosa con subtono marrón o fucsias.
  • Piel morena: marrones dorados, naranjas y rosas oscuros.

Brochas para colorete

Las brochas ideales para aplicar el colorete en el rostro son las de corte biselado o de punta redondeada con pequeños bordes biselados, ya que permiten dibujar con mayor precisión en trazo deseado. Asimismo, quienes se aplican el colorete concentrado en las manzanas suelen usar una brocha kabuki de corte plano que se adapta muy bien a esta superficie del rostro.

Tipos de brochas y pinceles de maquillaje. Cómo elaborar tu kit básico

Estas brochas suelen ser de tamaño medio (una demasiado grande nos haría excedernos en la aplicación del rubor) y de pelo natural y tupido, puesto que la mayoría de los coloretes con en polvo.

Brochas de colorete: F84 de Sigma, Catrice, Cancún de Vanity Tools y Kabuki Ita de Nars

Para la correcta aplicación del producto, debes presionar el colorete con la brocha con suaves toques y después descargar el exceso de producto con la punta hacia arriba para que el polvo se reparta bien sobre el pelo. Siempre es mejor dar dos aplicaciones, que pasarse con la cantidad de producto y parecer un payaso. Corregir el exceso de colorete es bastante difícil y farragoso.

Después, dibuja un trazo con la punta de la brocha y repásalo haciendo círculos para que se difumine.

    • Escrito por
    • Twitter

    Dolores Trueba

    Redacción Bulevar Sur

    @dolores_trueba

    Recién aterrizada aquí, aunque llevo tiempo vigilandoos. Me dejo caer por @BulevarSur. «Be with a guy who ruins your lipstick, not your mascara» #belleza Trucos para un maquillaje de #Halloween fácil @BulevarSur https://t.co/Afg3EFOBEo #Halloween2017 https://t.co/eoUIUzk8KT – 2 años ago

    Cómo aplicar el colorete, los 10 mandamientos para dar color a tus mejillas

    • 6 abril, 2012
    • /
    • Maquillaje
    • /
    • 6 comentarios

    María Antonieta, de Martin van Meytens

    Toda la vida se ha llamado colorete, ahora, por influencia del inglés y porque parece que si se dice en otro idioma es más glamuroso, todo el mundo lo llama blush. Es el gran olvidado, o quizá sería más apropiado decir que es el peor utilizado, no tienes más que echar un vistazo por la calle, las mujeres saben que tienen que utilizarlo, pero no siempre saben muy bien cómo hacerlo.

    Su función es iluminar y dar forma al rostro. En la actualidad, se ha convertido en un complemento imprescindible para mejorar el tono, aportar al rostro ‘sensación de buena cara’, de aspecto saludable. A lo largo de los siglos ha evolucionado, con más o menos importancia dependiendo de las épocas, aunque sin duda el protagonismo al colorete le llegó a partir del Renacimiento, la mujer llevaba el rostro completamente blanco, para lo que se aplicaban polvos de arroz o harina, se pintaban lunares y se los colocaban en el rostro o en el escote, dependiendo del significado que le quisieran dar. Todas las europeas de clase alta vivieron una verdadera ‘fiebre del colorete’, el rubor en las mejillas contrastaba con esas caras blancas, y se utilizaba en cantidades enorme cuando se quería llamar la atención y parecer, intencionadamente, descarada. Por el contrario, el colorete desaparecía por completo después de un fracaso amoroso.

    Pero aunque las modas cambien, el colorete no se debe aplicar a lo loco sobre las mejillas, existen unos mandamientos del colorete, ¿los repasamos?

    1. Busca la fórmula que mejor te vaya, para ello tendrás que tener en cuenta tu tipo de piel. Para las pieles normales y secas, el rubor en crema, mousse o fluido es perfecto, pero si tienes la piel mixta o grasa, el colorete en crema puede engrasar más tu cutis. Eso sí, con los coloretes en crema, mousse o fluidos se consigue un acabado más natural.

    2. Elige las herramientas adecuadas para aplicarlo, para el colorete en polvo necesitas obligatoriamente una brocha, para distribuir mejor el color, y procura que sea de un tamaño medio y con un mango largo para poder cogerla bien y poder hacer movimientos más largos. Para el rubor en crema o en gel, los dedos son una buena herramienta.

    3. Cuidado con el color, si no estamos buscando un disfraz de payaso, no te excedas con el color, los tonos más favorecedores son los que se asemejan al tono natural de la piel después de hacer ejercicio, éstos suelen ser los rosados suaves y los melocotones. Por lo general, se recomiendan los tonos rosas para las rubias y las pieles más claras, los marrones y tostados para las morenas y los tonos afrutados para las pieles cetrinas.

    4. La forma de aplicarlo sí cuenta, y ahí radica el error de muchas mujeres. El primer toque de colorete, se da en la parte superior del hueso de la mejilla para que en ese punto quede el tono más intenso, después se difumina con movimientos largos desde el hueso del pómulo hasta las sienes e insistiendo varias veces pero sin volver a poner producto en el pincel. Para saber dónde está ese punto tienes dos formas de hacerlo, traza dos líneas imaginarias: una desde la mitad del ojo (a la altura del iris) hacia abajo y otra desde la punta de la nariz hacia el exterior, hasta cortar la anterior, el colorete se aplicará donde coincidan ambas. Otra de las formas para saber dónde hay que aplicar el colorete es forzando la sonrisa, el punto carnoso que sobresale es donde se tiene que aplicar.

    5. Ten en cuenta la forma de tu cara a la hora de aplicarlo. Si es alargada, aplícalo en horizontal, desde el centro de la mejilla, a la altura de las aletas de la nariz y difumínalo de manera ascendente hasta las sienes. Si el rostro es huesudo u ovalado, aplicando el colorete en el centro de la mejilla y de forma circular, se consigue suavizar los rasgos. En las caras redondas, debe usarse el blush de manera triangular, trazando una línea imaginaria desde la comisura del labio hasta la sien, y empezando a aplicarlo desde la mitad de la mejilla hacia fuera. Si tienes el rostro cuadrado, debes aplicarlo de manera horizontal.

    6. Cuando vayas a aplicarlo, quita el exceso de producto con la mano o soplando porque si te pasas, luego es difícil de retirar. Conviene no aplicar mucho color de una sola vez.

    7. Si quieres que aguante tus jornadas maratonianas, pon una buena base, utiliza un buen primer para fijar el color.

    8. Al acabar, utiliza polvos traslúcidos para fijar, también te ayudarán a suavizar el efecto y corregir el exceso de colorete si se te ha ido un poco la mano.

    9. Barbilla, frente y punta de la nariz, como remate final, puedes dar un toque muy sutil y ligero en el centro de la barbilla, y de la frente y la punta de la nariz para aportar luz al rostro.

    10. El colorete se aplica en último lugar, después de haber maquillado los ojos y la boca, para percibir mejor la intensidad que le debes dar a tus mejillas.

    ¿Crees que se me ha olvidado algo?

    Si pensabas que el uso del colorete se limitaba a ponerlo sobre las manzanas de las mejillas, te equivocabas. Tanto la forma de aplicarlo como el lugar donde hacerlo determinan que el resultado sea diferente, desde el más discreto o natural al más trabajado. Sigue leyendo para descubrir cómo sacarle mayor partido a tu ‘blush’.

    Natural
    Este es el método clásico y más común para aplicar el rubor, ya que emula a la rojez que nos aparece de forma natural tras sofocarnos. Consiste en aplicar un toque de color sobre las mejillas y difuminarlo haciendo círculos con la brocha. Un truco para que el colorete quede justo donde tiene que ir es aplicarlo a unos dos dedos de distancia de la nariz y a otros dos dedos de la parte inferior del ojo.

    Dramático
    En las últimas temporadas hemos podido ver sobre la pasarela que el colorete ya no solo se aplica sobre las mejillas, sino que este se extiende también sobre sienes e incluso párpados. Para que el efecto sea más contundente tan solo tendrás que sustituir la habitual brocha de colorete por el pincel que utilizas para difuminar las sombras. Aplica el color en la sien y difumínalo hacia los ojos y también hacia los pómulos.

    Liquid Blush, de Nars (31,50 €). Nudies All Over Face Color Matte, de Nudestix para Sephora (28,95 €). Blooming Blush, de Sensai (48,50 €). Magic Blush, de Camaleon (12,50 €). D. R.

    Tocada por el sol
    No importa que tu piel no haya visto la playa desde hace meses porque con unos polvos adecuados parecerá que acabas de volver de vacaciones. Para que el efecto no quede my artificial la clave está en mezclar los polvos de sol con un colorete rosado, que aportará un toque de frescura y luz a tu rostro. Usa una brocha grande y aplica sutilmente la mezcla sobre pómulos, frente, sienes, punte de la nariz y en el mentón.

    Rubor
    Las fórmulas en gel y los tonos rosados serán tus aliados para emular las mejillas sonrosadas que tenías después de jugar en la calle cuando eras pequeña. Gracias a ellos parecerá que el color proviene de dentro de tu piel. Aplica el color en la zona superior de tus mejillas, algo más pegado a los ojos de lo habitual y difumina con la yema de los dedos. Y posa el producto sobrante justo del puente de la nariz, ya que este gesto hará que el rubor parezca más natural aún.

    Esculpido
    El colorete también puede servirte para definir ligeramente tu rostro, sin necesidad de recurrir a la técnica del contouring. Tan solo tienes que aplicar el color justo en la zona de debajo y de arriba del pómulo, difuminando el producto de dentro hacia afuera y hacia arriba.

    Contenido relacionado

    Blushen español

    LETRA

    Blush (en español)

    Estimada Miley, tus hermanos están pedazo de mie***

    Cover me sonrojo
    Soy un pico de azúcar
    La gente que puede mirar
    Al igual que un millonario

    Cúbreme en crema
    Maneje con cuidado
    Te veo en mis sueños
    Amame si te atreves

    Es tan rocambolesca que desea ser una estrella
    Cuando todos los que están
    Simplemente no encaja en

    Pero si quieres llegar a lo más alto
    Entonces tienes que llevarte conmigo
    Yo te mostraré cómo se siente

    Es que va a tomar cada centímetro de su piel
    Cada hueso, todos sus miembros
    ¿Realmente quieren saber?

    ¿Quieres una causa Louis que lo vio en una película ?
    Lo único que quiere llegar lejos
    Puedo llevarte allí

    Si me tratan bien
    Te puedo mostrar el camino
    Voy a dejar que juegues conmigo

    Cover me sonrojo
    Soy un pico de azúcar
    La gente que puede mirar
    Al igual que un millonario

    Cúbreme en crema
    Maneje con cuidado me
    Te veo en mis sueños
    Amame si te atreves

    Deja que te lleve a Chanel, porque usted se ve horrible
    Dar una sonrisa bonita
    Sí, eres fácil de vender

    Fix you y Fix You establecen vamos a ocultar sus cicatrices
    Porque el mundo empieza a jugar-juego-juego-jugar. .
    . . ¿Te gusta la guitarra ?

    Ahora es el momento para cepillar el cabello, pretender
    que te importa
    Simplemente no se derriten
    En el centro de atención resplandor

    ¿No sabes que la vida tan grande voy a robar a tu hombre?
    Mientras que estás haciendo las drogas
    Con Lindsay Lohan

    Si me tratan bien
    Te puedo mostrar el camino
    Voy a dejar que juegues conmigo

    Cover me sonrojo
    Soy un pico de azúcar
    La gente que puede mirar
    Al igual que un millonario

    Cúbreme en crema
    Maneje con cuidado me
    Te veo en mis sueños
    Amame si te atreves (x2)

    Cierra la boca y vamos a tratar de hacerte lucir más bella
    Fumar crack con Britney Spears, sí eso es sólo el inusual
    Yo no tengo la culpa de los Jonas Brothers todos los
    turnos f*** me
    La vida es una perra Sé muy bien, soy un poco a Miley

    Cover me sonrojo
    Soy un pico de azúcar
    La gente que puede mirar
    Al igual que un millonario

    Cúbreme en crema
    Maneje con cuidado me
    Te veo en mis sueños
    Amame si te atreves (x2)

    Cualquier maquillaje que nos hagamos, ya sea un maquillaje de fiesta o uno para el día a día, parece adquirir una dimensión especial cuando se trata de acabar aplicando un poco de colorete, para el que será necesario saber colocar la cantidad justa y necesaria, en la zona indicada del rostro. Veamos entonces una guía de pasos en la que te explicamos, cómo aplicar el colorete.

    El colorete es el producto de maquillaje que solemos aplicar casi al final, y para dar algo de rubor a nuestras mejillas, pero hemos de saber elegir el tono adecuado y sobre todo la cantidad justa para que nuestro maquillaje no se vea como algo artificial.

    Pasos para aplicar el colorete

  1. El primer paso para aplicar el colorete será elegir el tono de este que te parezca más adecuado. Si tienes un tono de piel muy pálido, quizás un colorete fuerte sea demasiado para ti y debas apostar por uno que tenga un tono rosado, o un color melocotón.
  2. El colorete tiene la función de aportar rubor a las mejillas pero también darle más definición a la cara, así que aplicarlo será bueno que cojas una brocha plana, tomas un poco de producto, golpeas para eliminar el excedente y maquillas desde la mejilla hacia arriba siguiendo el hueso del pómulo.
  3. Por costumbre, se suele decir que para aplicar el colorete, debemos chupar suavemente las mejillas hacia el interior de la boca y aplicar el colorete en esta zona y hacia arriba hasta llegar cerca de la oreja. Esto no es necesario aunque si con ello te es más fácil maquillarte puedes hacerlo sin problema.
  4. Una vez que hayas definido la línea de color, puedes difuminarla aún más con la ayuda de tus dedos.
  5. Si lo que deseas es darle más prominencia a las maquillas, puedes aplicar el colorete sobre estas de manera directa. Para ayudarte a hacerlo bien, debes sonreír y maquillar justo en el hueso del pómulo que se levante.
  6. Esto que os hemos explicado os irá bien para coloretes en polvo que son quizás los más tradicionales, pero en el mercado puedes encontrar también ahora colorete en crema, que puedes aplicar con brocha, con la esponja o los dedos, aunque usando menos cantidad y procurando difuminar todo lo que te sea posible.
  7. Por otro lado, si practicas la técnica del «contouring» o contorno tras la base, no debes usar un colorete que sea demasiado oscuro ya que su tono quedaría demasiado difuminado. Además no olvides que el contorno debe ir justo por debajo del pómulo.
  8. Por último tenemos que añadir que a la hora de aplicar el colorete (como en realidad, todo el maquillaje), menos es más y aunque pienses que las mejillas ligeramente enrojecidas dan frescura, también corres el riesgo de color puede afectar la naturalidad de la cara y arruinar la armonía.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *