0

Como poner un pañuelo

Tabla de contenidos

Cinco formas de ponerse un pareo

El pareo permite crear diversos estilos para lucir en la playa.EL CORTE INGLÉS

El pareo es la prenda estrella en las vacaciones de verano. Es perfecto para ponertelo por encima del bikini en la playa y lucir un look cómodo, fresco y glamuroso si se sabe atárselo con estilo.

A continuación te dejamos las claves para poder colocarte el pareo de cinco formas diferentes:

1. Pareo estilo exóticoPara lograr este estilo hay que colocar el pareo a nuestra espalda sosteniendo ambos extremos con diferentes manos. Una vez hecho, se podrá anudar a la altura del pecho, creando un escote palabra de honor. Las puntas sobrantes se meterán en el interior del pañuelo. Esta forma está pensada para todas aquellas que quieran lucir en todo su esplendor los hombros y el escote y especialmente indicado para las mujeres con espalda bonita.

2. Pareo look glamourso: Este modelo simula un vestido largo. Para realizarlo habrá que colocar el pareo detrás de las caderas bien extendido y cruzar los dos extremos hacia la parte delantera en forma de x y anudárlo en el cuello. Es el más sencillo de realizar y cómodo de llevar.

3. Pareo tipo cóctelPara conseguir este elegante look solo habrá que colocar el pareo, preferiblemente largo, extendido al frente de forma horizontal y anudar los extremos superiores al cuello sin cruzarlos. Después, la parte colgante del pareo habrá que introducirla entre las piernas para posteriormente anudarla a la cintura desde detrás de los glúteos.

4. Pareo falda midiPara lograr esta forma coloca el pareo detrás de la cintura de forma vertical y enrollate en él dando el número de vueltas que permita su longitud. A continuación, anuda ambos extremos para sujetarlo a tu cadera. El resultado debe simular una falda tipo ‘midi’, es decir justo por debajo de la rodilla. Es perfecto para lucirlo con un bañador que nos haga las veces de body en este look.

5. Pareo falda mini Para conseguir este estilo se deberá utilizar un pareo de longitud media para que quede a la altura de las rodillas. Tras colocar el pareo por detrás de nuestro cuerpo correctamente extendido de forma horizontal, lo anudaremos a un lado de la cintura creando un bonito lazo y un corte cascada. Es la forma más clásica de lucirlo.

Compartir en Twitter Compartir en Facebook

Empezar a portear en la espalda

Empezar a portear en la espalda es uno de los retos mayores a los que nos enfrentamos al portear.

Probablemente este sea el paso que más respeto te inspire: pasar a tu bebé a la espalda por primera vez.

Y es normal que te genere dudas.

Espero poder ayudarte a despejarlas con este post.

Por qué empezar a portear en la espalda

Portear a la espalda es, con diferencia, mucho más cómodo para ti. Déjame que te haga una pregunta, cuando te pones una mochila que tiene cierto peso, ¿dónde prefieres llevarla, delante o detrás?.

El cuerpo está más preparado para cargar peso detrás que delante. Además, se libera toda la zona de acción de los brazos y todo tu campo visual, por lo que, además de más cómodo, es más práctico y seguro.

Cuándo empezar a portear en la espalda

No hay una edad mínima (ni máxima) para hacerlo. Cuando tú lo necesites y te sientas con ganas de intentarlo.

Realmente, con un bebé pequeño no suele ser necesario, a no ser que te haga falta tener los brazos totalmente operativos (por ejemplo, si tienes gemelos, un hermano mayor aún pequeño, una persona dependiente, etc.).

Siempre recomiendo plantearse portear a la espalda cuando el bebé es tan alto que te estorba en tu campo visual, de modo que pueda resultar peligroso para ti o tu bebé.

Pero también es verdad que porteando a la cadera el campo visual vuelve a estar casi completamente libre, por lo que la medida “exacta” del momento para empezar a portear a la espalda realmente es: cuando tú lo necesites o quieras.

Puedes empezar con un recién nacido o con un niño de 2 años. Aunque tendrás que tener en cuenta sus características particulares.

Empezar con un recién nacido

Empezar a portear con un recién nacido es algo complicado: son muy pequeños y tienen poco tamaño, por lo que son difíciles de manejar (y permíteme la expresión) en tu espalda ya que muchas veces los brazos no te llegan donde deberían para sostenerles mientras les ajustas.

Pero si tienes la necesidad de hacerlo, o simplemente te apetece, puedes. Has de tener más cuidado con las normas de seguridad y, si me aceptas el consejo, contratar a una Asesora de Porteo que te pueda enseñar a hacerlo correctamente las primeras veces.

Los portabebés ideales en este momento son los fulares, ya que te permiten sostener todo el cuerpo del bebé durante el proceso independientemente de lo pequeño que sea.

Empezar a portear a un bebé que ya sostiene la cabeza con seguridad

Personalmente, es la época que más me gusta para empezar a portear. Ya tienen cierto tamaño y tono muscular como para que no imponga tanto el pase a la espalda pero aún son bebitos y no se mueven tanto como lo harán más adelante.

Además, tienen un tamaño “cómodo” para manejarlos en la espalda.

Empezar a portear a un bebé que empieza a gatear o andar

Creo que esta es la peor edad. Han descubierto que se pueden desplazar de una nueva manera mucho más interesante porque no solo se mueven en el suelo como hasta entonces sino que pueden alcanzar cosas, levantarse, etc.

Así, aguantar el rato que necesitas para ponerle a la espalda las primeras veces es algo que les cuesta mucho. Intentan bajarse para seguir con su trabajo de explorar y puede resultar inseguro especialmente cuando empieces a intentarlo.

Empezar a portear a un bebé “mayor”

Sin duda, el momento más sencillo para empezar a portear a tu peque es cuando es tan mayor que le puedes pedir su colaboración.

Que espere un poco, que se abrace a ti, que te rodee con las piernas… Un bebé mayor al que le puedes explicar lo que estás haciendo y lo que vas a tardar es, desde luego, la manera más cómoda de empezar.

Sin embargo, tienes que tener en cuenta que será la manera en que físicamente, te cueste más, ya que el porteo a la espalda implica más la zona abdominal y es más fácil empezar a entrenar dicha zona con un peso pequeño que con el de un niño de 2 años 😉

Cómo empezar a portear a la espalda

Independientemente del portabebés que uses para empezar a portear a la espalda, hay unos puntos a seguir que te facilitarán el proceso:

  • Practica en primer lugar con un muñeco. No necesitas que sea un muñeco de porteo o con forma de bebé, simplemente necesitas un “bulto” para que puedas ir practicando el recorrido del nudo, de modo que cuando empieces con tu bebé no te surja la duda en mitad del “momento” sobre si esa tira va por arriba o por abajo.
  • Elige un momento en que tengas tiempo y tanto tu bebé como tú estéis tranquilos. Es decir, que no estés esperando una llamada importante o le toque a tu bebé comer en los próximos minutos.
  • Recuerda que, mientras el portabebés no esté terminado de poner, eres tú quien tiene que mantenerle en la espalda, bien sosteniéndole bien con la tensión del portabebés.:
        • Échate ligeramente hacia delante, solo un poco. Así, tu bebé no tendrá la necesidad de separarse de ti para mantenerse erguido. La medida es que puedas mirar hacia delante sin tener que levantar la barbilla.
        • Mantén a tu bebé sentado en tu antebrazo y con la mano sosteniendo el muslo más alejado (posición de seguridad). Así, evitas que la posición ranita se pierda y-o que el fular/bandolera se desencapsule.
        • No dobles tu espalda en este proceso ya que cuando te pongas erguida esa curvatura que tenías desaparece (te enderezas) perdiendo ajuste. Mientras estés inclinada, pues, has de mantener la espalda derecha. Para ello, “saca culo”.
  • Por supuesto, si lo necesitas, utiliza elementos de que aporten más seguridad. Un espejo que te permita ver qué estás haciendo y cómo está tu bebé colocado es una gran ayuda las primeras veces. Y ponte con un sillón o cama detrás.
  • Si le pides ayuda a otra persona (tu pareja, tu madre, una amiga…) explícale que está ahí por si acaso, pero que no toque ni levante al bebé o te coloque el fular. Si hace esto, no estarás practicando tú sola, por lo que a la larga, no habrá resultado una buena ayuda.

Otras dudas habituales al empezar a portear a la espalda

¿Cómo voy a estar segura de que mi bebé está bien?

En primer lugar, yo te invito a prestar atención a las sensaciones de tu cuerpo. Partiendo de una buena posición inicial y una buena tensión en el portabebés, tu bebé estará seguro simplemente con que mantengas la atención necesaria (la que has de mantener siempre que estés con tu bebé, por otro lado).

Verás que el bebé “pesa más” cuando se va relajando y durmiendo, así podrás identificar el momento de sostenerle la cabeza, por ejemplo. Y al revés, cuando empieza a despertarse, notarás cierta activación en su cuerpo.

Aunque en algunas escuelas de porteo, especialmente angloparlantes, recomiendan poner al bebé tan alto que puedas notar su respiración en tu cuello, personalmente creo que esa altura puede resultar excesiva en bebés muy pequeños y que, con un poco de atención, se puede notar el movimiento de su tórax al respirar, por lo que no es necesario subirles tanto.

Lo que sí es verdad es que, al igual que al portear en cualquier otra posición, las vías respiratorias han de estar libres y visibles, pero no es imprescindible que esa visibilidad sea a “vista directa”. Puedes ayudarte de escaparates, cristales de coche, espejos de bolso…

Incluso existen espejos retrovisores de porteo: no son de cristal por lo que son muy ligeros y no entrañan riesgos si se rompen, y llevan un cordón para que el uso sea lo más práctico posible.

En cualquier caso, si tú no te sientes segura al respecto y no puedes asistir a una asesoría de porteo que te ayude a despejar tus miedos, no pasa nada, déjalo para más adelante.

.

¿Le gustará a mi bebé ir en la espalda?

Pues va a depender de tu bebé, por supuesto, y de su edad. Hay algunos que les encanta tener el pecho accesible y, mientras no espacien las tomas, no tolerarán ir a la espalda. A otros, tengan la edad que tengan, ir aúpa les encanta independientemente de dónde sea.

Así, el mejor consejo que te puedo dar es que observes a tu peque. Si crees que el porteo a la espalda no es su opción preferida pero tú quieres o necesitas portear detrás, prepárate para un periodo de adaptación.

Como todo lo nuevo, las primeras veces que portees a la espalda le pueden resultar raras a tu peque. Añade que te nota diferente (estás nerviosa o tensa) y eso también le preocupa.

Así, además de las recomendaciones sobre seguridad que te decía más arriba, intenta probar cuando puedas salir a dar un paseo justo después de terminar de ponerle detrás. El movimiento le relajará (y a ti también) y se podrá distraer con lo que vea durante el paseo.

.

¿Con qué portabebés es mejor empezar a portear a la espalda?

Pues, como siempre te digo, no hay un portabebés “mejor” que otro para ninguna situación. Todo depende de tus necesidades, de las de tu bebé y, en definitiva, de lo que mejor os funcione a ambos.

Así, lo ideal sería que empezaras a portear a la espalda con el portabebés que mejor manejes delante.

Tener un buen manejo del portabebés te permite concentrarte en las cosas que estás haciendo por primera vez, como llevar a tu bebé a la espalda o sostenerle allí mientras colocas el portabebés.

Si te planteas empezar a portear directamente a la espalda (por ejemplo, tienes un bebé grande y te vas de excursión a un lugar donde el carrito no es opción), te recomiendo que te lo compres con algo de tiempo para primero hacerte con el porteo delantero y luego empieces a portear a la espalda.

En ese caso, y siempre partiendo de que hablamos de un bebé grande y sin tener en cuenta otras particularidades, la opción que puede resultar más sencilla es la mochila, tanto para manejarla delante como para empezar a portear detrás.

Déjame que te muestre la manera más sencilla de usar una mochila a la espalda.

Y ya para terminar, recordarte (otra vez) que la persona ideal para ayudarte a empezar a portear a la espalda es tu Asesora de Porteo.

.

*Este post se escribió originalmente para el blog de La Escuela de Mamá, hoy cerrado.

.

Postura del recién nacido

Que el bebé esté cómodo y en la posición adecuada es lo que más preocupa a la mayoría de los padres que comienzan a portear.

Muchos acuden a mis talleres y asesorías de porteo para asegurarse de que anudan y colocar correctamente a su bebé en fular o bandolera, los dos portabebés más adecuados para usar con recién nacido. (Echa un vistazo al post ¿Cuál es el mejor portabebé para recién nacido?)

Con mochila o mei tai es más sencillo saber si el bebé está bien colocado porque se usan a partir de los 6 meses cuando el bebé se mantiene sentado y el cuerpo del portabebé es preformado: el asiento está definido (o si es ajustable es fácil de ajustar) y ajustando bien los tirantes y cinturón se consegue un porteo seguro y cómodo.

En este post os voy a dar una serie de indicaciones para que comprobéis si estáis porteando de forma segura o hay algún aspecto a mejorar.

Primero unas aspectos a tener en cuenta sobre portear a un recién nacido:

  • La postura fisiológica de un bebé recién nacido es con las rodillas en flexión más altas que culito con sus piernas formando una «M» y espalda curvada en forma de «C». Según la edad y desarrollo del bebé la «M» y la «C» serán más o menos marcadas. No todos los bebés tienen la misma apertura de cadera ni la curvatura de la espalda.
  • El portabebé debe adaptarse al portabebé y no al revés: se adapta a su espalda punto por punto y a su apertura de cadera, sin forzarla, para ello coloca tu bebé encima de tu pecho y sin modificar su postura ajusta el fular o bandolera.
  • Es importante tensar bien la tela en la parte alta de la espalda y cuello ya que el bebé recién nacido no es capaz de sujetarse por sí mismo.

Recién nacido en postura ranita

Cómo saber si la postura es adecuada

1. El portabebé se adapta al bebé:

  • Tela extendida de corva a corva con las piernas por fuera del portabebé para que su peso recaiga sobre su culito y no sobre sus pies.
  • Pelvis basculada en retroversión: de esta manera las rodillas se flexionan quedando más altas que culito la espalda se mantiene en su curvatura y se activa el bloqueo cervical que impide que la cabeza se eche mucho hacia atrás.
  • Portabebé ergonómico: es aquel que respeta la posición del bebé y no debe ser rígido sobretodo en la parte que apoya la espalda. Si el bebé va cara al mundo su espalda queda arqueada hacia atrás y no tiene donde apoyar la cabeza.
  • El bebé debe estar a la altura de un beso y visible en todo momento. Sus vías respiratorias libres manteniendo su mentón lejos del pecho y permitiendo que el aire fresco circule alrededor de su rostro.

2. Ergonomía para el porteador:

Un buen ajuste y tensión evitará que el centro de gravedad del porteador se desplace y que el bebé se mueva o cambie de postura.

La tensión es la adecuada si…

  • Vais pegaditos pero cómodos, no oprimidos. Si la espalda del bebé queda muy recta hay demasiada tensión.
  • Al inclinarte hacia delante el bebé se separa de tu cuerpo tan sólo un dedo.
  • Al caminar el bebé no se mueve ni cambia su posición.
  • Extiende la tela por tu espalda todo lo posible para que el peso se reparta mejor.
  • Y nunca lleves a tu bebé cara al mundo ya que además de recibir sobreestimulación exterior y modificar su postura natural, es incómodo para el porteador y desplaza su centro de gravedad hacia delante ocasionando dolor de espalda.

>>>Descarga el checklist sobre porteo seguro<<<

  • 6 Consejos Porteo Seguro
  • Cómo llevar cara a mundo al bebé en un portabebé
  • Cómo corregir la postura del bebé en un fular elástico

¿Dudas? ¿consultas?

Haz clic aquí para conocer mis talleres de porteo y mis servicios de asesoramiento.

Si te ha resultado útil este post, compártelo en tus redes sociales!! Gracias!!

3 maneras diferentes de llevar un pañuelo portabebés

Durante años, las mujeres de diferentes culturas han usado una tela o pañuelo para llevar a sus hijos con ellas. Una técnica que no solo les facilitaba la lactancia, sino que también les permitía mantener al bebé con ellas sin necesidad de sostenerlo con los brazos. Algo especialmente útil para las largas jornadas de trabajo o para los viajes en los que necesitaban las manos para transportar otros elementos. A día de hoy esta misma técnica se sigue utilizando. De hecho los pañuelos portabebés (que también reciben el nombre de fulares o cabestrillos) pueden ser muy útiles a la hora de aumentar el contacto físico del bebé con su madre o su padre, lo que trae consigo multitud de beneficios para el niño. Además, ayudan también a potenciar el vínculo con el padre o la madre, les tranquiliza y favorece el desarollo adecuado de la espalda. Y es, sin duda, la opción más práctica para los padres, ¡sobre todo si están ocupados!

Si no tienes muy claro cómo llevar un pañuelo portabebés, te dejamos una galería de imágenes en la que, paso a paso, aprenderás tres métodos diferentes de atarlo: el cruzado envuelto, el doble cruzado y el cruzado sin nudos.

© Pinterest vía wildbird.co

Recomendaciones antes de usar el pañuelo portabebés

Aunque resulta una opción cómoda, si no le damos un buen uso a los fulares portabebés, estos podrían resultar peligrosos para el niño. Para evitar posibles sofocos o asfixias, la Asociación Española de Pediatría ha redactado algunas normas de prevención que debemos tener en cuenta:

Al usar el pañuelo portabebés:
• La cara del bebé debe permanecer siempre visible.
• Debemos vigilar con frecuencia su postura y que respire libremente.
• Evitar que la cara del niño se apoye contra el cuerpo del adulto.
• No utilizar el pañuelo portabebés dentro del coche. Tampoco es aconsejable cocinar con él ni realizar otras actividades que puedan suponer un riesgo para el niño: montar en bici, patinar…
• Comprobar diariamente la tela, las costuras, los pliegues y las cremalleras del pañuelo o fular.
• La posición correcta de la cara del bebé es con la barbilla hacia arriba, la cara completamente visible y la nariz y ojos libres.

¿Qué portabebé debo escoger según la edad de mi bebé?

Lamentablemente, el portabebé perfecto no existe y, por eso, es muy importante saber qué necesita el bebé en cada etapa de su desarrollo. Si todavía no tienes un portabebés para tu pequeño, a continuación te indicamos cuáles son las opciones más indicadas según su edad.
Recien nacidos
Los portabebés en esta etapa, los portabebé deben ser muy delicados con su cuerpo y su piel, ya que a esta edad los bebés son extremadamente sensibles. Aun así, durante estos meses, la cercanía con sus padres puede ser muy beneficiosa y, además, hace la lactancia muy cómoda. La opción ideal a esta edad son pañuelos y fulares elásticos y muy suaves porque recogen al niño en una postura muy similar a la que adoptó en el útero materno. El fular respeta la curvatura natural en forma de C de la espalda del bebé y mantiene sus piernas abiertas a los lados de nuestra cintura. Ten en cuenta que sus rodillas deben quedar un poco más altas que su culito. (Comprar pañuelo portabebé para recién nacido por 57,38€ en Amazon)
Bebés que pueden sentarse por sí mismos
A esta edad, las bandoleras con anilla son muy recomendables. Son muy cómodas para el papá o la mamá y le dan al bebé más libertad de movimiento. Además, es muy fácil de colocar al bebé, a horcajadas sobre nuestra cadera. (Comprar bandolera portabebé por 29€ en Amazon)
Bebés que ya saben caminar
A esta edad pueden comenzar a utilizarse las mochilas ergonómicas ya que su tejido es más resistente y soportan mejor el peso del bebé mientras siguen siendo respetuosos con el desarrollo del bebé y sus posturas. (Comprar mochila ergonómica por 39,99€ en Amazon)

Y más adelante, para que aprenda a andar, quizá os venga bien este otro invento…

Tu navegador no puede mostrar este vídeo

[email protected]

¿Cómo aprende un bebé a hablar?
El destete: ¿cómo pasar de la lactancia materna al biberón?

El hábitat natural de un bebé es el cuerpo de su madre, tal como explica el Dr. Nils Bergman. Por eso, el porteo es una herramienta no solo práctica, sino también muy recomendable para mantener ese periodo de exterogestación que nuestro bebé necesita para completar su desarrollo.

¿Qué portabebés utilizar para comenzar a portear?

Un fular o pañuelo es una tela larga (te aconsejo que no comiences con menos de 3,20m, siendo los más largos de 5m) y unos 70 cm de ancho. Es el portabebés más versátil:

  • Sirve para cualquier porteador, incluso usándolo en los mismos períodos de tiempo.
  • Se puede utilizar desde el nacimiento del bebé.
  • Permite colocar al bebé en múltiples posiciones, tanto al frente como a la espalda.
  • Reparte el peso del bebé de manera uniforme sobre tu cuerpo, haciendo que el porteo sea más confortable.

Pero es cierto que muchos papás y mamás se “asustan” un poco al ver la cantidad de tela que tienen que manejar. Pero no hay de qué tener miedo.

Consejos para no asustarse del fular

El uso del pañuelo requiere un poco de práctica, así que tómate tu tiempo para buscar el momento más adecuado para ti y para tu bebé y evita tensiones.

  • Practica y no te desanimes, es como aprender a andar en bicicleta o conducir.

Si tienes tiempo de practicar con el fular durante el embarazo, utilizando un muñeco o un peluche, cuando nazca tu bebé ya estarás familiarizada con el tejido y con los nudos.

Por supuesto, también puedes practicar con un muñeco aunque el bebé ya esté en casa, hasta que te sientas lo suficientemente cómoda con tu pañuelo como para utilizarlo con tu hijo.

  • Busca un lugar cómodo, práctico y que os haga sentir seguros.

Es muy aconsejable tener un espejo en el que comprobar que la posición del bebé y la colocación de la tela es correcta.

Por ejemplo, si tienes espejos en tu dormitorio, frente a la cama, puede ser el lugar perfecto porque te permite dejar al bebé sobre la cama mientras te colocas el fular. Así, minimizas los riesgos y tú estarás más tranquila.

  • Tu bebé refleja tu estado de ánimo.

Por eso, es necesario que tú estés tranquila y confiada, que no intentes anudarte con prisas o con inseguridad.
Procura disponer de tiempo suficiente para poder probar con calma y que tu bebé perciba esa tranquilidad. Si tú te pones nerviosa, tu bebé se pondrá nervioso. Si tienes prisa por salir de casa, tal vez no sea el mejor momento para probar, sobre todo las primeras veces.

  • Por supuesto, también es necesario que el bebé esté calmado.

No intentes meterle en el fular si tiene hambre, sueño o hay que cambiarle el pañal. Si el bebé está incomodo, lo manifestará llorando y tú no conseguirás estar tranquila.

Puedes hablarle mientras lo colocas, explicándole lo que vas haciendo, con un tono relajado y tranquilo. Eso os ayudará a ambos a estar más cómodos.

También puedes balancearte o bailar para que el bebé perciba el movimiento tal y como cuando estabas embarazada.

  • Busca un ambiente en calma y sin presiones externas, a solas si es necesario.

Muchas veces, los acompañantes (papás, abuelas, tías…) con la mejor intención, te van a indicar lo que (creen que) tienes que hacer. Y eso puede generarte más ansiedad que tranquilidad. Hasta que no te encuentres totalmente segura con lo que estás haciendo, es preferible que busques un ambiente lo más tranquilo posible, y eso puede pasar por intentarlo a solas, tú y tu bebé.

Empápate de vídeos, manuales y fotografías. Decide qué nudo es el que te parece más adecuado para ti y para tu bebé. Puedes pedir consejo a otras mamás o contratar una asesoría de porteo, pero asegúrate de que la asesora sepa de qué habla. En Granujas tenemos este servicio, si estás en Valencia o alrededores, estaré encantada de atenderte.

  • Familiarízate con tu fular.

Si puedes tener tu fular antes de que nazca tu bebé, utilízalo, úsalo, sóbalo… Puedes anudarte el pañuelo a modo de faja sobre tu barriga de embarazada. De este modo, no solo conseguirás encariñarte con él, sino que te acostumbrarás a utilizarlo y anudarlo sobre tu cuerpo y cuando nazca tu bebé, te resultará mucho más sencillo.

Por último, recuerda que lo más importante para el uso de cualquier portabebés es que tanto bebé porteado como adulto porteador estén a gusto. Por eso, no te desanimes si al primer intento no sale del todo bien. Te aseguro que, en cuanto le tengas tomado el pulso a tu fular, vas a enamorarte de él y se convertirá en un elemento indispensable para vosotros.

* Fotos de Andeueros fotògrafs

Porteo

Los mejores productos de porteo para bebés

Cuando vamos de paseo con nuestro bebé, no sólo contamos con la silla de paseo o el carrito. La comodidad de nuestro pequeño e incluso la nuestra puede verse mejor cubierta con un portabebés. El porteo del bebé mantendrá al pequeño pegado a ti, algo que resulta beneficioso para ambos. Los beneficios del porteo de bebés son muchos, por un lado reforzando el vínculo afectivo y, por otro, calmando la ansiedad del niño aportándole seguridad, entre otras muchas cosas.

Los pañuelos y mochilas de porteo para bebés son ideales para cualquier ocasión. Desde un paseo por el parque hasta para realizar tareas para la casa. Ayudarás a tu bebé aportándole calor. Y, de sufrir cólicos, con el portabebés ayudarás a mitigarlos. Echa un vistazo a nuestro amplio catálogo para porteo. Encontrarás desde los más estilosos y cómodos pañuelos, hasta el más completo portabebés.

Todos los productos de porteo que estabas buscando se encuentran en ALI Bebé

ALI Bebé es la tienda perfecta para descubrir todos los productos para bebés. Tanto los nuevos papis como los más experimentados encontrarán todos lo necesario para cubrir las necesidades de los peques de la casa. Desde los complementos perfectos para la hora del baño hasta esos que le ayudarán a descansar mejor a la hora de dormir, pasando por todo lo necesario para disfrutar con el bebé al aire libre. Y, por supuesto, los parques infantiles más completos para jugar.

Si estás interesada en llevar a tu bebé como se ha hecho toda la vida que es utilizando un pañuelo grande, también conocido como fular portabebés, no dejes de leer todo lo que he preparado para ti, porque en esta guía te explico desde cómo debes colocarte el fular hasta donde puedes comprarlo.

Porque a una madre no hay nada que le interese más que el bienestar y el cuidado de su bebé, seguro que todo lo que te voy a contar sobre el fular portabebés te va a interesar.

Comparativa Fulares Portabebés

Imagen MI FAVORITOCALIDAD/PRECIOBARATOValoraciones Edad Máxima Recomendada 4 años 3 años 3 años 3 años 2-3 años Peso Máximo Recomendado 20 kg 16 kg 16 kg 15 kg 15 kg MI FAVORITO ImagenModelo Precio Valoraciones Opiniones Edad Máxima Recomendada 4 años Peso Máximo Recomendado 20 kg Precio ImagenPrecio Valoraciones Opiniones Edad Máxima Recomendada 3 años Peso Máximo Recomendado 16 kg Precio CALIDAD/PRECIO ImagenPrecio Valoraciones Opiniones Edad Máxima Recomendada 3 años Peso Máximo Recomendado 16 kg Precio Imagen Modelo Precio Valoraciones Opiniones Edad Máxima Recomendada 3 años Peso Máximo Recomendado 15 kg Precio BARATO Imagen Precio Valoraciones Opiniones Edad Máxima Recomendada 2-3 años Peso Máximo Recomendado 15 kg Precio

¿Cuál es el Mejor Fular Portabebes?

Es la pregunta que me hice a mi misma cuando comencé a preparar esta guía y seguro que tú también te la harías ¿Cuál es el mejor fular portabebés?

Por eso me puse a investigar y a estudiar los diferentes modelos de fulares para llevar a los bebés que hay hoy en día en el mercado y más que indicarte cuál es el mejor te voy a presentar los 5 modelos que considero que son de los mejores.

#1- Fular Portabebés Boba – El Mejor

Este fular está fabricado el 95% en algodón y el 5% con spandex y en él puedes llevar a tu bebé desde que pese los 3.18 kilos hasta los 20 kilos, lo que vendría a equivaler desde un bebé recién nacido hasta un niño de unos 4 años, más o menos.

Lleva instrucciones para que aprendas cómo debes de colocarte correctamente el fular; el cual lógicamente está exento de todo tipo de hebillas, correas o similares.

Atados y sujeciones que podrás ir variando para adaptarse al tamaño y necesidades de cada etapa del bebé.

LEER LAS OPINIONES EN AMAZON

Se puede lavar fácilmente en la lavadora.

Boba Wrap – Fular portabebés, color gris

VER PRECIO EN AMAZON

#2- Fular Porteo CuddleBug

Este fular también es una mezcla de algodón y spandex, para segurar gracias a este último material la vida útil del fular.

En este caso el fabricante recomienda la utilización de su fular para portear al bebé desde que es recién nacido hasta que llegan a pasar los 16 kilos, que equivaldría a un niño de unos 3 años.

Además en el caso de este fular también lo recomiendan para ser utilizado como cinturón posparto, para que te ayude a volver a retomar tu figura de antes del embarazado.

LEER LAS OPINIONES EN AMAZON

CuddleBug Fular Portabebés 9 en 1 – Canguro para Bebés Recién Nacidos y Niños hasta 16 Kg – Manos libres – Porta Bebés de Tela Suave y Elástico – Ideal como Regalo de Babyshower – Talla Única – (Gris)

VER PRECIO EN AMAZON

#3- Fular Portabebés Mejor Calidad/Precio

Este fular portabebés también es fabricado con un altísimo porcentaje de algodón entremezclado en menor grado con spandex, para que de esta manera mantenga sus propiedades elásticas durante mucho más tiempo.

Este fular está aconsejado por el fabricante para llevar a tu bebé desde recién nacido hasta los 3 años, dependiendo un poco de su peso y de que lo puedas tú también llevar con ese peso, a lo que tendrás que sumar el hecho de que quiera el pequeño ir dentro del fular en lugar de estar correteando libremente por donde él quiera.

LEER LAS OPINIONES EN AMAZON

Lógicamente junto con este fular portador de bebés encontrarás las instrucciones de cómo debes colocarlo para que el bebé vaya lo más cómodo y seguro posible.

Fular portabebés elastico para llevar al bebé, ajustable, para hombre y mujer

VER PRECIO EN AMAZON

#4- Fular Portabebés Manduca

El fular portabebés Manduca es otro producto para llevar el bebé como se viene haciendo desde antaño y como los anteriores modelos también está compuesto por algodón y spandex.

Este modelo según el fabricante se puede utilizar con bebés recién nacidos hasta que éstos lleguen a pesar los 15 kilos, lo que vendría a ser a unos 3 años, más o menos.

LEER LAS OPINIONES EN AMAZON

Manduca 5635438, Eslinga de bebé, color gris

VER PRECIO EN AMAZON

Comprando este producto hoy, ahorras 0,11€ (%)

#5- Fular (Tela para Bebés) Barato

Este fular también está compuesto en un 95% de algodón y un 5% de spandex, que como te vengo contando es lo que le permite tener cierta elasticidad facilitando la colocación del bebé perfectamente.

El fular portabebés es ideal para llevar a los bebés desde que son recién nacidos hasta que tengan los 2 o 3 años, según el tamaño y peso del bebé, eso la comprobarás cuando llegue el momento, algo que te vengo diciendo todo el tiempo, porque una cosa es la recomendación del fabricante de los kilos que podría llegar a soportar el fular portabebés y otra muy diferente la que tú serías capaz de soportar durante cierto tiempo.

LEER LAS OPINIONES EN AMAZON

Lictin Fular Portabebés Elástico Gris Portador de Bebé ;Pañuelo de algodón;Unisex;Para padres

VER PRECIO EN AMAZON

¿Son Seguros los Fulares para Llevar Bebés?

Claro que son seguros los fulares para llevar los bebés, llevan usándose muchísimo tiempo, antes incluso de que apareciesen las mochilas portabebés o los mei tais, siendo éstos últimos como una mezcla de ambos porteadores de bebés.

Lo único que debes de seguir y aprenderte muy bien los pasos a seguir para colocarte y anudarte el fular; instrucciones que incluyen todos los modelos de fulares. Aunque si por un casual no fuese así, tan poco te apures, que más adelante verás un vídeo con una de las maneras en las que se puede atar y colocar el fular portabebés.

Eso sí, una vez colocado y atado, deberás tener especial cuidado a la hora de introducir y sentar al bebé dentro, para que sus piernecitas y brazos estén bien colocados y lo más importante, comprobar que su cabecita dispone de hueco suficiente para poder moverse y para poder respirar sin ningún problema.

Creo que no hace falta que te insista en ésto último, pero seguro que has escuchado determinadas historias sobre los fulares portabebés que te habrán sobresaltado, como a todas cuando nos las contaron.

No obstante, comprobando ésto que te acabo de decir el bebé irá a las mil maravillas, en contacto directo con tu cuerpo, sintiendo tu respiración y tu latido del corazón, así como tu voz, algo que le relajará y tranquilizará sobremanera.

Así que disfruta de tu bebé llevándole cómodamente en el fular y mientras tú podrás disponer de plena movilidad de tus manos.

¿Fular Portabebés vs Mochila?

La verdad es que ni el fular portabebés es mejor que la mochila para llevar bebés, ni la mochila portabebés es mejor que el fular para portar los bebés.

Lectura Recomendada: Cuál es la Mejor Mochila Portabebés

Ambos métodos son igual de buenos a la hora de llevar a tu bebé, aunque ambos porteadores de bebés tienen unas pequeñas ventajas y desventajas el uno sobre el otro y que de manera esquemática voy a resumirte a continuación:

Fular Portabebés Mochila Portabebés
Uso para recién nacidos y bebés hasta 6 meses sin problemas y totalmente recomendado

cómodo tanto para el bebé como para el adulto que lo lleve

se necesita de un adaptador cuando son recién nacidos, según vaya creciendo el bebé el adaptador se quitará
Uso para bebés de 6 meses hasta 12 meses es una manera adecuada para llevar al bebé pero comienza a ser algo incómoda para los padres sin problemas y totalmente recomendado.

cómodo tanto para el bebé como para el adulto que lo lleve

Uso para niños de 1 año hasta los 4-5 años desaconsejado, tanto el bebé como el adulto que lo lleve no estarán nada a gusto podría ir perfectamente

el bebé o en este caso niño irá muy cómodo aunque será muy pesado para el adulto que lo lleve, así que dependerá básicamente de la resistencia del porteador

Colocación delante fácil, una vez se han aprendido o se siguen los pasos para colocar al bebé después muy fácil y rápido

una vez están ajustados los tirantes y cinturón solo es un clic y el bebé estará correctamente sujeto

Colocación a la espalda se necesita aprender concienzudamente cómo colocar el fular y cómo colocar al bebé muy fácil y rápido

un clic y ¡listo!

Colocación a la cadera se necesita aprender y práctica y una vez adquirida será relativamente sencillo muy fácil y rápido
Puedes amamantar al bebé sin problemas y de manera muy discreta sin problemas y de manera muy discreta
Se puede lavar sin problemas a mano o a máquina y seca muy rápido sin problemas a mano o a máquina, aunque el secado es algo más lento según la composición y acolchado de la mochila
Es fácil de guardar sí y abulta muy poco sí, pero dependerá del modelo que abulte más o menos a la hora de guardarlo
Dispones de las manos libres
Tiene otros usos sí, como mantita para tapar al bebé en el cochecito no
Otras características no La mochila suele tener:

  • bolsillos para guardar lo que quieras
  • capota para proteger al bebé del sol o inclemencias del tiempo

Ya ves que las diferencias son mínimas y las partes más importes ambos métodos las cumplen, como la de respetar la posición natural del bebé que es la de mantener las piernecitas separadas y dobladas con las rodillas mirando hacia arriba.

Además son igual de buenos, porque en ambos casos el contacto y unión entre bebé y madre se cumplen, pues al colocar al bebé, éste escuchará tus latidos y tu respiración, algo que les tranquiliza muchísimo.

Con cualquiera de ellos te sigo recomendando que compruebes que el bebé tiene espacio suficiente para respirar y posibilidad de mover la cabecita por sí mismo para cambiar la postura.

De tu mano queda que termines de elegir el método que más te guste para llevar a tu bebé.

¿Cómo usar un Fular Portabebés?

Para explicarte cómo utilizar un fular portabebés mejor que andar dándote instrucciones escritas prefiero compartir contigo el siguiente vídeo donde podrás ver todos los pasos, giros y nudos que tienes que hacer para poder llevar a tu bebé dentro del fular:

Dónde Comprar un Fular Portabebés

Yo sin dudarlo compraría el fular portabebés en Amazon porque además de aportarme seguridad y tranquilidad tiene estas otras ventajas:

  • La compra la realizas desde la comodidad y tranquilidad de tu casa, sin prisas, atascos, agobios y demás inconvenientes que te puedas encontrar.
  • Encontrarás una gran variedad de modelos de fulares portabebés además de las que yo te he comentado; así siempre te aseguras que encontraras el fular perfecto para llevar a tu bebé, el cubrirá sin dudarlo todas tus expectativas y por supuesto que se adapte a tu presupuesto.
  • En unos tres días recibes el pedido cómodamente en tu casa.
  • Atención al cliente inmejorable, te resuelven tus dudas en el momento y no tendrás problemas a la hora de las devoluciones y cambios del producto.
  • Tienen muchas ofertas y descuentos disponibles de los que te podrás beneficiar en el momento de la compra.
  • Y algo que valoramos mucho los que compramos por internet, y por tanto en Amazon, es que puedes ver las opiniones de otros clientes que han comprado antes que tú ese fular portabebés.
    Esto es algo muy valioso pues al igual que yo te he dado mi opinión podrás leer las de otros tantos clientes satisfechos e insatisfechos que te darán sus motivos, tanto a favor como en contra, del producto adquirido. Así podrás tomar una mejor decisión sobre si realizar o no la compra de ese fular para llevar a tu bebé que tanto te gusta o pasar a buscar otra opción.

VER TODOS LOS FULARES PORTABEBÉS EN AMAZON

Conclusiones y Cuál Fular Portabebés Comprar

Espero que después de todo lo que te he contado sobre el fular portabebés todas tus dudas y miedos respecto a este tipo de porteador de bebés te hayan desaparecido.

Ya ves que es una manera muy cómoda de llevar a tu pequeño y de disfrutar de él y de cada instante, además de sentirle y no perderle de vista ni un segundo, más cuando son muy pequeñitos, que se queda una embobada mirándole todo el tiempo ¿verdad que sí?

De hecho, te recomiendo que lo hagas todo lo que puedas, porque crecen tan deprisa, que cuando te quieras dar cuenta estará corriendo y no querrá ir en ese fular tan maravilloso en el que le habrás llevado.

Última actualización el 2020-02-03 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Si te inicias en el maravilloso mundo del porteo y la Crianza Natural, te explicamos en 8 sencillos pasos cómo poner el fular portabebés para que se ajuste a tu cuerpo y al de tu bebé, garantizando así comodidad y sujeción del Fular.

Poner el fular portabebés es más fácil de lo que imaginas. ¡Sigue los pasos!

Cómo colocar un fular portabebés paso a paso

1) Dobla el fular por la mitad y deja el centro delante de ti (el fular lleva una pequeña etiqueta para que te sea más fácil), pegadito a tu vientre.

2) Pasa cada uno de los lados por cada hombro, sin cruzarlos. Como en la foto.

3) Cuando tienes las tiras que cuelgan de cada uno de tus hombros, crúzalas en tu espalda a la altura de las lumbares y pásalas por delante a nivel de la cadera.

4) Vuelve a hacer un cruce delante y las pasas por detrás.

5) Nuevamente repite el paso 3, cruzar las tiras por la espalda y pasarlas hacia delante.

6) Por último, con las tiras de tu fular delante, anuda bien debajo de los cruces anteriores.

7) ¡Ya lo casi lo tienes! Introduce a tu bebé y coloca su espalda en la zona ancha de la tela que doblaste en el paso 1.

8) Coloca el cuerpo de tu bebé para mayor comodidad. Busca la conocida posición de “la ranita”. ¡Y ya tienes tu fular colocado y listo para la acción!

Cómo poner el Fular portabebés a un recién nacido

Ya sabemos que un fular es una de las mejores opciones para portear a un bebé recién nacido. En este vídeo te mostramos cómo poner el fular portabebés para recién nacido. Se trata de un fular elástico, que proporciona comodidad y ergonomía, tanto al bebé como al porteador.

Los mejores fulares elásticos portabebés

Aquí va la mejor de nuestras recomendaciones. Si buscas un fular de gran calidad, resistente y fácil de colocar, echa un vistazo a nuestras reseñas de producto.

Más formas de poner el fular portabebés

Ya sabemos cómo doblar fulares y colocarlos para portear a nuestros pequeños. También hay otras formas de colocar correctamente un fular, ya sea rígido o elástico. Si eres una mamá o un papá más visual, te dejamos este fantástico vídeo que también explica cómo poner el fular portabebés.

¡Es más sencillo de hacer que de leer! Además, con la práctica seguro que coges manejo y consigues quitar y poner el fular portabebés en un abrir y cerrar de ojos.

Cuando tenemos un bebé es importante contar con los implementos adecuados para su confort y el nuestro.

En este sentido, los fulares portabebé son una excelente opción porque nos permiten transportar al bebé de forma cómoda y segura a cualquier lugar desde su primer día de vida. Si estás pensando en comprar uno, te contamos todo lo que debes saber sobre ellos.

¿Qué es un fular portabebé?

Un fular portabebés es una pieza de tela larga (de 4 o 5 metros) diseñada para transportar al bebé de un lugar a otro.

Se anuda en torno al bebé y a la persona que lo va a llevar y puede ubicarse en varias posiciones: en la parte de adelante, en la espalda o en la cadera. Destacan por ser un tipo de portabebés sencillo, ergonómico y económico.

Los mejores fulares portabebé del 2020

La mejor relación calidad-precio

Es un modelo hecho 100 % de algodón 100 %, de color gris claro con diseño de estrellas. Es ideal para recién nacidos y bebés de hasta 15 kg. Es fácil de lavar e incluye un babero y una bolsa para guardarlo.

El mejor modelo de gama alta

Es un fular portabebé de color rojo sangría, está hecho con una tela de calidad y muy suave. Es fácil de usar, ya que viene preanudado. Además, permite llevarlo en tres posiciones distintas (adelante, en la cadera o en la espalda). Se puede lavar a máquina.

El mejor modelo barato

Este modelo es fresco, transpirable, fácil de lavar y secar. Está disponible en una variedad de colores y tamaños para bebés desde los 0 hasta los 36 meses. Además, está hecho 100% de algodón y es muy fácil de plegar.

Comparativo de los mejores fulares portabebé

Si quieres comprar una tela fular portabebé de calidad, echa un vistazo a las características de estos 4 modelos destacados.

MEJOR CALIDAD-PRECIOEL MÁS BARATOFular portabebé – Makimaja Fular portabebé – Boba Fular portabebé – CUBY Fular portabebé – Qigoba – – – – De algodón 100 % Totalmente ergonómico De algodón 100 % 100 % orgánico Transpirable y cómodo De 95 % algodón y 5 % spandex Impermeable y transpirable Cómodo y seguro Disponible en diferentes modelos Disponible en diferentes modelos Disponible en diferentes modelos Con bolsillo incluido Nota: 9,5/10 Nota: 10/10 Nota: 9/10 Nota: 10/10 – – 30,95 € 39,95 € 16,99 € 21,99 € MEJOR CALIDAD-PRECIOFular portabebé – Makimaja – De algodón 100 % Transpirable y cómodo Disponible en diferentes modelos Nota: 9,5/10 30,95 €Fular portabebé – Boba – Totalmente ergonómico De 95 % algodón y 5 % spandex Disponible en diferentes modelos Nota: 10/10 – 39,95 € EL MÁS BARATOFular portabebé – CUBY – De algodón 100 % Impermeable y transpirable Disponible en diferentes modelos Nota: 9/10 – 16,99 € Fular portabebé – Qigoba – 100 % orgánico Cómodo y seguro Con bolsillo incluido Nota: 10/10 21,99 €

¿Por qué comprar un fular portabebé?

Un portabebé tipo fular es la solución para transportar con facilidad a los niños recién nacidos y de unos pocos meses. Destacan porque ofrecen una gran comodidad al bebé, tanto así que tienen un efecto sedante inmediato en los niños, quizá porque la posición que adoptan simula la que tenían dentro del vientre materno. También resultan cómodos para quien los lleva, porque favorecen la libertad de movimientos al dejar las manos libres.

Otra razón para comprar un fular portabebé es que son perfectos para distribuir uniformemente el peso del bebé. Esto será de gran ayuda para tu bienestar, ya que te evitará posibles dolores de espalda, algo bastante común en los padres. Además, ayudan a que el bebé mantenga una postura incorporada que favorece el correcto desarrollo de la columna, las caderas y el cráneo.

Asimismo, una mochila fular portabebé ayuda a fortalecer el vínculo entre el niño y sus padres. Este contacto cercano piel con piel favorece el desarrollo de una relación especial entre ellos, mientras hace que el pequeño se sienta más relajado, cómodo y seguro.

Este accesorio realmente aporta muchos beneficios. Al usarlos, los niños estarán más tranquilos, llorarán menos y dormirán mejor. También ayuda a aliviar y disminuir los cólicos, ya que la posición vertical facilita la expulsión de gases. Una de las mejores cosas es lo fácil que resulta lavarlos y podrás usarlo en cualquier lugar, tanto en casa como fuera de ella.

Las promociones de fular portabebé

¿Quieres hacerte con un fular portabebé al mejor precio? Te recomendamos revisar estos modelos catalogados como las mejores promociones del momento.

# Vista previa Producto Valoración Precio
1 Qigoba- Fular portabebés 100% orgánico- Amplio… No hay valoraciones 25,99 € 21,99 € Ver más

¿Cómo elegir un fular portabebé?

En el mercado puedes encontrar fulares para bebé con opciones muy variadas. Es por ello que es importante que conozcas las características que definen tanto la calidad, como la resistencia y comodidad de cada modelo. A continuación, se mencionan los factores a los que deberás prestar atención para elegir el fular portabebé más adecuado para ti.

Tipo de tela

El tipo de tela es una característica fundamental para elegir un fular de calidad, duradero y lo suficientemente fresco y cómodo para tu bebé. Existe una gran variedad de materiales y tejidos para estos complementos.

Puedes encontrar modelos hechos con materiales como algodón, lino, seda, lana, cáñamo, bambú o incluso una combinación entre varios materiales.

Algunos materiales pueden resultar más cómodos, ligeros y resistentes que otros. Los más recomendados son los de algodón, ya que son suaves y frescos. Por otro lado, se recomienda utilizar fulares portabebés elásticos o con telas semi elásticas, en especial para los bebés recién nacidos. También puedes encontrar telas transpirables, ecológicas y orgánicas.

Transpirabilidad

La transpirabilidad en un fular depende totalmente del tipo de fular y de la tela con la que esté fabricado. Es importante contar con un fular con buena transpirabilidad, ya que algunos tejidos suelen producir mucho calor, sobre todo en los días soleados del verano.

Existen modelos con telas como el poliéster o fulares portabebé de bambú que tienen muy buenas propiedades térmicas y que además de ser transpirables se suelen secar muy rápido. Este tipo de fulares son muy frescos, ligeros y suaves, por lo que son ideales para los meses más calurosos del año.

Tamaño

Es importante tomar en consideración el tamaño total de la tela del fular, ya que deberás asegurarte que se adapte tanto a tu estatura como a las medidas de tu bebé.

Algunos fulares como los elásticos vienen en tallas únicas o muy similares unas de otras. Por lo general, puedes encontrar modelos con tamaños que van desde los 200 cm hasta un poco más de los 500 cm.

Se recomienda contar con una buena cantidad de tela para poder utilizar varias capas y hacer nudos reforzados que ayuden a soportar un mayor peso. Cada fabricante tiene sus propias tallas específicas para los distintos usos y posiciones. Así que lo ideal es que tengas claro qué uso le vas a dar, la forma en la que te lo vas a colocar, así como tu estatura y el peso del bebé para comprar un fular de un tamaño adecuado.

Peso soportado

El peso soportado por un fular dependerá de los materiales con los que esté fabricado. Los modelos elásticos, por lo general, soportan menos peso que los que son tejidos con distintos materiales. Los primeros tienen una capacidad de soporte aproximada de hasta 10 kilos, mientras que los segundos pueden ser utilizados por niños de hasta 4 años que pueden pesar hasta más de 18 kilos.

En cualquier caso, lo mejor es fijarse bien en las recomendaciones de cada fabricante para elegir un modelo de fular con capacidades de soporte que se adapten a la edad y el peso de tu bebé y así evitar sobrecargar la tela y comprometer la seguridad del niño.

Los diferentes modelos de fular portabebé

En el mercado es posible encontrar una gran gama de fulares portabebé con diferentes características que involucran la forma y el tipo de tela. A continuación, se describen los modelos más destacados.

Modelo elástico

Un fular elástico portabebé suele tener una talla única y medir alrededor de 5 metros, aproximadamente.

Es perfecto para niños recién nacidos y resultan bastante ergonómicos, ya que se adaptan bastante bien al cuerpo de ambos por sus propiedades elásticas.

Estos modelos permiten hacer un preanudado y colocar al niño dentro y fuera del fular sin tener que quitarte y ponerte la tela cada vez que sacas o reconoces al bebé.

Modelo de verano

Este modelo utiliza telas transpirables o tejidos de redes para que resulten frescos durante los días más calurosos.

Los fulares portabebé de verano suelen ser de algodón, cáñamo o bambú.

Estos pueden ser elásticos, inelásticos o tejidos no muy gruesos, para mayor comodidad.

Modelo con anillas

A este modelo también se le denomina bandoleras con anillas. Se trata de un portabebé asimétrico en el que se puede variar la postura para llevar al bebé.

Está formado por telas largas que poseen dos anillas en uno de sus extremos.

Son cómodos e ideales para recién nacidos, ya que permiten acunar al niño o incluso amamantarlo de manera sencilla mientras caminas.

Modelo de agua

Al igual que los modelos de verano, estos están hechos con telas transpirables con tejidos artificiales que se secan con gran facilidad.

Pueden ser utilizados en el agua tanto en la piscina como en la playa para que tengas siempre a tu bebé muy seguro cerca de tu cuerpo.

Son de uso exclusivo para el agua y además, su tela es capaz de proteger al bebé de los rayos ultra violeta.

Modelo a la espalda

Estos fulares permiten posicionar al bebé en la espalda, en lugar de delante.

Además, ayudan a que todo el peso del niño se distribuya de manera uniforme en la espalda del portador.

Esto al mismo tiempo que el bebé se mantiene seguro y en una postura cómoda.

Los fulares o mochilas portabebés son la opción perfecta para llevar a tu bebé a cualquier lugar de forma cómoda. Antes de elegir uno fíjate en sus materiales de fabricación y si soporta o no el peso de tu bebé. Compara modelos para que elijas el que más se adapte a tus necesidades.

Las mejores ventas de fular portabebé

Antes de elegir un fular portabebé, echa un vistazo a las características de los modelos más vendidos del momento.

CuddleBug Fular Portabebés 9 en 1 – Canguro… 29,95 € Ver más Fular Portabebes de Algodón Ecológico para… 25,99 € Ver más SaponinTree Fular Portabebés Elástico Gris… 16,99 € Ver más Oferta Qigoba- Fular portabebés 100% orgánico-… 25,99 € 21,99 € Ver más

¿Cuánto cuesta un fular portabebé?

Algunas personas deciden buscar opciones para aprender cómo hacer un fular portabebé de tela. Sin embargo, dado que estos complementos suelen ser económicos, quizá sea mejor idea comprarlos ya listos. Un fular portabebé tiene precios que varían entre los 15 y los 60 euros.

Si buscas un fular portabebé ergonómico barato puedes optar por el modelo de Lictin unisex que está hecho con tejido de algodón y cuesta menos de 20 euros. Otra opción de fular portabebé prenatal es el modelo Makimaja que ofrece un asiento seguro para recién nacidos y cuesta unos 30 euros.

Un fular portabebé con opiniones muy positivas es el fular portabebé Boba Wrap, el cual puede usarse en las tres posiciones: adelante, en la espalda o a la cadera. Además destaca por ser un fular portabebé prearmado, es decir, que viene preanudado para mayor facilidad de uso. Si te gusta este modelo deberás invertir un poco más, ya que su precio ronda los 45 euros.

También hay opciones un poco más costosas como el fular portabebé Ergobaby Aura, que es un modelo elástico, suave y transpirable ideal para los recién nacidos. Su coste es de casi 60 euros.

¿Cómo poner un fular portabebé?

Luego de comprar un fular portabebé para recién nacido o niños más grandes deberás aprender a colocarlo correctamente.

En principio esto puede parecer complicado, pero realmente no lo es, es más bien una cuestión de práctica.

Es recomendable que veas alguno de los tantos videotutoriales que hay en Internet para que tengas una mejor idea de su colocación. Sin embargo, para guiarte te ofrecemos unos pasos que puedes seguir para aprender cómo poner fular portabebé de recién nacido tanto en la posición ‘ranita’ como en la posición ‘cuna’.

  • Toma el fular y colócalo alrededor de tu cintura por la parte delantera de tu cuerpo y cruza los extremos en la parte posterior de tu cintura.
  • Coge ambos extremos ya cruzados, apóyalos en cada hombro y ábrelos un poco como si quisieras cubrirlos del frío.
  • Ya con los dos extremos de la tela en la parte delantera del cuerpo, deberás meterlos por debajo de la otra tela que cruza en tu cintura.
  • Abre los dos extremos de la tela que ahora están colgando hacia abajo como si cubrieras tus pechos y crúzalos otra vez hacia tu espalda por la parte de la cintura. Repite esto unas dos veces más según la longitud de la tela para fijar bien el fular al cuerpo.
  • Anuda dos veces la tela para que no se desate.

Si sigues estos pasos ya sabrás cómo colocar un fular portabebés y podrás llevar a tu bebé de forma cómoda y segura a donde quieras.

¿Cómo limpiar un fular portabebé?

Una de las grandes ventajas del fular portabebé es su facilidad de limpieza. Al tratarse de una tela, se puede lavar de forma sencilla tanto a mano como a máquina con un jabón suave apropiado para la ropa del bebé. Además, se seca muy rápido.

Eso sí, es importante que prestes atención al tipo de tela con el que está fabricado para que no lo deteriores. Los modelos elásticos, por ejemplo, pueden tener instrucciones especiales, así que es recomendable que leas las instrucciones de lavado.

El estilo es una cosa que mucha gente tiene sin darse cuenta, de forma natural. Hay quien es capaz de ir vestido de forma informal y sin embargo lo luce de forma elegante, y sin embargo otros, por mucho que se esfuercen en ir muy arreglados, nunca consiguen esa elegancia natural.

Pero aún así, si no eres de esos con un estilo innato, hay trucos que pueden ayudarte a lucir elegante. Y unos de ellos es sin duda el uso accesorios, así que no te puedes perder lo que viene a continuación

WikimediaWikimedia

No importa en qué época del año nos encontremos, un pañuelo es siempre el accesorio perfecto para añadirle a cualquier conjunto. En este vídeo, Wendy nos enseña 25 maneras de llevar un pañuelo a la moda, y en menos de cinco minutos.

Una de las maneras más fáciles de mejorar tu estilo es agregarle accesorios a tus modelitos. Sin duda alguna, los cinturones, las joyas y los sombreros son excelentes opciones, pero ¡no hay nada más versátil que un pañuelo!

No sólo las hay de una amplia variedad de colores, diseños y texturas, sino que también hay innumerables maneras de usarlas. Y lo mejor de todo es que siempre aportan un toque personal y especial a tus looks.

Wendy de «Wendy’s Lookbook» nos proporciona un increíble tutorial sobre cómo llevar un pañuelo de 25 maneras diferentes. Usando diferentes tipos de pañuelos, crea looks como «El cuello de tortuga», «El truco de magia» y «La trenza».

Incluso utiliza una gran variedad de materiales, mostrándole a sus seguidores que hay pañuelos ideales para cada estación del año. Estoy deseando probarlos todos, ¿Tú no? ¿A qué esperas?

8 maneras diferentes de ponerse una bufanda (o pañuelo) este invierno

La bufanda ha recorrido un largo camino desde sus humildes orígenes hasta convertirse en un básico del atuendo invernal. Sus orígenes se remontan al antiguo Egipto, pues se cree que por entonces la reina Nefertiti usaba una especie de pañuelo tejido bajo un tocado con pedrería. Más adelante, en la Roma Antigua, los hombres usaban piezas de tela similares en lino para limpiarse el sudor, y a lo largo de la historia los mantos para denotar rango y grado militar han existido en multitud de países. Ya en el reinado de la reina Victoria en Inglaterra (1837 – 1901), los pañuelos de seda se convirtieron en un símbolo de lujo, indicativo de riqueza.

Pero no fue hasta el siglo XX cuando el accesorio, tal y como lo conocemos, inició su andadura como artículo de moda. Los iconos de estilo de los años cincuenta y sesenta –Brigitte Bardot, Faye Dunaway, Lauren Bacall o Bianca Jagger– llevaban pañuelos de seda para infundir a su look un glamour espontáneo. Cuando Grace Kelly se rompió el brazo en 1956, incluso se hizo su propio cabestrillo con un pañuelo de Hermès.

Muchas casas de moda han creado sus propios modelos de pañuelos y bufandas: con cuadros en Burberry; el estampado paisley de Etro; o las reconocibles calaveras de Alexander McQueen.

De lana o de seda, cuadrados o triangulares, el mercado ofrece una gran variedad donde elegir. Las materias primas naturales son más resistentes y menos propensas a hacer bolitas, mientras que “comprar pañuelos y bufandas vintage es una excelente manera de hacerse con estampados y colores únicos”, según defiende Lauren Friedman, autora e ilustradora de 50 Ways to Wear a Scarf. «Además, en las tiendas de vintage es más fácil encontrar pañuelos asequibles en materiales de alta calidad, como seda pura o lana».

De la bufanda manta -carne de meme- de Lenny Kravitz a los modelos atemporales y elegantes de Jackie Kennedy Onassis, la experta por las distintas maneras de ponerse bufandas y pañuelos.

Cómo ponerse una bufanda invernal

© Christian Vierig

El material elegido es muy importante a la hora de elegir bufanda, y los tejidos con lana o algodón son con mucho los mejores aislantes. En cuanto a la forma, “ las bufandas largas son muy útiles si buscamos un look más contundente ; es una excelente manera de dividir el look al tiempo que atrae la mirada de arriba abajo», dice Friedman.

El nudo francés

Este estilo exige un tiempo para perfeccionarlo, pero una vez que lo sabes hacer, no sabrás cómo has podido vivir sin él.

  1. Dobla una bufanda extralarga por la mitad y rodea el cuello por la nuca.

  2. Coge los extremos sueltos y hazlos pasar por el bucle.

  3. Coge ahora la mitad inferior del bucle y retuércelo hacia arriba.

  4. Coloca el otro extremo por dentro del nuevo bucle.

Colgada

Como este estilo te deja el cuello expuesto, lo mejor es usarlo en días más templados. Es ideal paraenseñar bien las bufandas tejidas con vibrantes estampados y tonalidades.

  1. Levanta las solapas de tu americana y cuelga una bufanda larga alrededor de la nuca dejando los extremos sueltos por delante.

  2. Dobla las solapas de nuevo sobre la bufanda, y ajústala para que cuelgue a tu gusto.

Cómo ponerse una bufanda manta

Gemelas Olsen

© Rob Kim

Las bufandas grandes tipo manta son un básico de armario muy versátil, ya que ofrecen multitud de soluciones a nuestro estilo. “Las bufandas y pañuelos grandes y rectangulares son estupendos para los viajes ”, dice Friedman. “No solo lo puedes usarlos de bufanda, sino de muchas otras maneras; a modo de chal, de manta o incluso de pareo”.

Al hombro

Con un aire de despreocupación, este estilo rezuma cool por todas partes. Inspírate por ejemplo en Ashley y Mary-Kate Olsen, fundadoras de The Row, muy asiduas a añadir un gran pañuelo o chal a sus look monocromos en colores neutros como el azul marino o el camel.

  1. Dobla una bufanda grande, un echarpe o una pashmina por detrás del cuello, extendiendo el tejido sobre los hombros.

  2. Lanza un extremo sobre el hombro opuesto.

Para perezosas

Es uno de los gestos más fáciles para todas aquellas que se inician en el arte de ponerse la bufanda, y es que hasta las más perezosas “tienen la capacidad de construirse un look con estilo para dar y tomar”, defiende Friedman

  1. Basta con dar una sola vuelta a la bufanda alrededor del cuello.

Cómo ponerse un pañuelo cuadrado

Audrey Hepburn

© Corbis Historical

A menudo –aunque no exclusivamente– de seda, «los pañuelos cuadrados son estupendos por su versatilidad porque se pueden anudar de muchas maneras”, asegura Friedman. La Holly Golightly de Audrey Hepburn enmarcaba su rostro con un pañuelo de seda cuadrado en Desayuno con diamantes ; mientras que en Vacaciones en Roma, el personaje de Ann opta por llevarlo al cuello para visitar la capital italiana.

En la cabeza

Jackie Kennedy Onassis era una gran amante del velo, y solía cubrir su corte bob repeinado con una gran variedad de modelos mientras pasaba las vacaciones en la costa de Amalfi o se paseaba por los pasillos del aeropuerto. También es muy del gusto de la reina Isabel II, a quien Alessandro Michele rindió homenaje en su desfile Crucero 2017 para Gucci, celebrado en la londinense Abadía de Westminster Abbey, desatando con ello un resurgimiento de este estilo en los últimos años.

  1. Dobla un pañuelo cuadrado pequeño por la mitad y en diagonal para formar un triángulo.

  2. Colócate el pañuelo en la cabeza, con la parte larga del doblez sobre la línea del cabello para que el resto del pañuelo cubra la cabeza.

  3. Anuda las esquinas firmemente por debajo de la barbilla.

En el cuello

El pañuelo en el cuello ha renacido en el streetstyle de las últimas temporadas. Deslízalo bajo camisas y bufandas para darle a tu look más formal un giro interesante.

  1. Dobla un pañuelo cuadrado pequeño por la mitad y en diagonal para formar un triángulo.

  2. Empezando desde el vértice, ve haciendo dobleces (de 5 a 7) hasta formar una pieza fina y plana.

  3. Coloca el pañuelo alrededor del cuello con una sola vuelta (dos si es muy largo) y átalo con un nudo fuerte al cuello.

  4. Gíralo para darle tu estilo.

Cómo llevar un pañuelo de seda

Kate Moss

© Rex Features

Puede que no sea tu primera opción, pero basta con fijarse en la reina Kate Moss para comprobar el largo alcance y el punto rockero de un pañuelo de seda bien puesto.

Nudo de corbata

Para este estilo, elige un pañuelo largo y superestrecho como los que diseñó Kate Moss para la firma Rockins.

  1. Coloca un pañuelo largo alrededor de la nuca, asegurándote de que un extremo cuelgue más que el otro.

  2. Coloca el extremo largo sobre el extremo corto y pasa el largo por debajo del corto.

  3. Lleva el extremo largo hacia adelante una vez más, envolviendo el extremo corto.

  4. Enrolla el extremo largo por detrás del corto y hazlo pasar a través del bucle que tienes alrededor del cuello.

  5. Pasa el extremo largo a través de la parte delantera del nudo que has hecho y ajusta la longitud, apretando el nudo hasta la garganta si quieres un aspecto más formal, o dejándolo más bajo para un aire más relajado.

El medio lazo

Un giro sutil del nudo de corbata para pañuelos más anchos.

  1. Coloca una bufanda alargada alrededor de la nuca y deja que los extremos cuelguen igualados por la parte delantera.

  2. Haz un nudo suelto en un lado, aproximadamente a mitad de camino entre el cuello y el extremo.

  3. Pellizca el otro lado del pañuelo en el medio, y haz pasar parte por el otro nudo para formar medio lazo.

  4. Aprieta el nudo que hiciste en un principio y ajusta el lazo a tu gusto.

© Cortesía de Mango

COMPRAR

Pañuelo satinado estampado de Mango (9,00€)

© Cortesía de Pull and Bear

COMPRAR

Bufanda maxi flecos de Pull and Bear (22,99 €)

© Cortesía de My Theresa

COMPRAR

Pañuelo Alexander McQueen (241€)

© Cortesía de Uterqüe

COMPRAR

Pañuelo de seda mosaico de Uterqüe (69,00€)

© Cortesía de Zara

COMPRAR

Pañuelo suave de flecos de Zara (9,99€)

© Cortesía de Parfois

COMPRAR

Pañuelo cuadrado estampado de Parfois (22,99€)

© Cortesía de Stradivarius

COMPRAR

Bufanda de hilo de Stradivarius (12,99€)

© Cortesía de & Other Stories

COMPRAR

Pañuelo cuadrado de &Other Stories (25€)

Bufandas muy calentitas que alegran hasta los días más grises

Esta es la tendencia, en materia de bufandas, para la que no valen las medias tintas: o la amas o la odias

Hay vida más allá de las 2 vueltas de la bufanda

Nuestros periodistas recomiendan de manera independiente productos y servicios que puedes comprar o adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Condenet Iberica S.L. puede recibir una comisión. Lea nuestra política de afiliación.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *