0

Como quitar rotulador permanente

Tabla de contenidos

‹ › BlogHogar.com

Manchas de rotuladores en la ropa, en las paredes, muebles o la tapicería. Si en tu casa hay niños las manchas de rotulador te serán familiares. Por ello queremos ayudarte para que logres eliminar de una vez por todas, las manchas de rotulador sea donde sea que se hayan formado. Veamos ahora cómo quitar manchas de rotulador, ya sean permanentes que puede que cuesten más o las de rotuladores escolares que ya veréis que son muy fáciles de quitar.

¿Cómo quitar manchas de rotulador?

Briconsejo: Lo primero es prevenir antes de lamentar. Si hay algo que a menudo se repite, es que si alguien usa un rotulador durante cierto tiempo antes o después acabará manchándose.

Puede ser solo sea las manos, pero a menudo también los puños de la camisa, codos y otras zonas. Afortunadamente ya hay muchos rotuladores de colores pensados para niños que son lavables. Por menos de 6 euros tienes gamas de 24 colores, con buena calidad y pensados para que se laven con facilidad.

A la hora de comprar rotuladores busca los que sean lavables (con tintas a base de aguas y colorantes inocuos que te facilitan muchooo la limpieza). Vale la pena en casa tengas sobre todo este tipo de rotuladores (y los niños no puedan acceder a los permanentes) simplificarás la tarea de quitar cualquier mancha.

Si los rotuladores son permanentes, las manchas se puede quitar pero costará mucho más. Este tipo de rotuladores tiene una tinta que no es soluble en agua, así que para quitar las manchas tendremos que usar uno o varios productos y tener un poco de paciencia.

Cómo quitar manchas de rotulador en las paredes

Si tus hijos les ha dado por experimentar su creatividad y han pintado por las paredes de su habitación, o del pasillo con rotuladores, procederemos de la siguiente manera.

Determinar si los rotuladores usados son permanentes o son de los normales. Si son de los no permanentes la tinta suele ser soluble en agua, si son de los permanente no.

Si son rotuladores al agua o no permanentes, bastará un poco de agua y jabón (y una gotita o dos de alcohol) en un paño limpio y sin más limpia la mancha. Deja que se seque y listo.

Si el rotulador utilizado es permanente quizás será más complicado, pero puedes probar un truco a base de pasta de dientes. Cubres la mancha con dentrífico, lo extiendes bien con un cepillo de dientes, y rasca hasta que se haya limpiado. Una vez la mancha haya desaparecido, debes acabar de limpiar y secar con un paño limpio.

Cómo quitar manchas con rotuladores permanentes

Ahora nos centramos en esas manchas que son más difíciles: las de rotulador permanente. Para eliminarlas en el caso de que hayan caído en ropa, lo primero que tenemos que hacer es, en una esquina de la prenda que no se vea (por ejemplo el borde de un bolsillo o una costura interior) hacer una prueba aplicando alcohol para ver si la prenda se decolora. (Generalmente nunca)

En un recipiente pon un poco de alcohol y empapa la zona de la mancha. Luego pon papel de cocina (varios doblados) o toallitas de bebé y apoya encima la mancha. Ahora con el cepillo de dientes suave frota la mancha empapando de vez en cuando en alcohol.

Usa papel de cocina de vez en cuando sobre la mancha (verás que deja restos de color, esto es la mancha se está disolviendo). Pero ten en cuenta que para quitar estas manchas hay que dejar pasar cierto tiempo mientras la prenda está a ‘remojo’ en algún producto que ayude a quitar la mancha.

Otra opción es coger otro recipiente (que te sirve una pequeña cubeta de plástico, o una ensaladera) añadir leche y sumergir la zona manchada. Déjala al menos 8/10 horas.

Pasado el tiempo la mancha debería haber disminuido mucho su intensidad. Si aún se nota bastante, procede de nuevo como antes, frota con un cepillo suave impregnado en alcohol. Luego deja la prenda en un recipiente con agua oxigenada y un poco de alcohol. Dejar al menos una hora. Luego vuelve a frotar sobre la mancha. Si ya no queda apenas solo te queda poner un poco de lavavajillas tipo Fairy y lavarla en la lavadora.

Si aún queda resto, vuelve a poner la prenda en un recipiente con leche como hiciste el día anterior y deja a remojo unas cuatro o cinco horas. Normalmente sino sale a la primera a la segunda la mancha disminuirá tanto que luego la puedes lavaren en lavadora.

Otros productos que pueden servir para quitar manchas de rotulador son el vinagre y la pasta de dientes que como es ligeramente abrasiva viene bien para usar encima de la manchas después de haberla frotado con alcohol.

Manchas de rotuladores normales como los escolares

En este caso, la tarea se simplifica. Frotar con alcohol o laca de pelo que también tiene alcohol usando un cepillo suave de dientes. No olvidarse poner detrás de la zona de la mancha un papel de cocina o trapo para que la mancha no se extienda.

Luego dejar la mancha reposar en una cubeta con un poco de leche, unas cuatro horas. Listo, la mancha se habrá quitado. Luego solo tienes que lavarla en la lavadora.

Cómo quitar las manchas de rotulador en la ropa

Manchas de las pizarras blancas con las que se usan rotuladores, son frecuentes. Manchas en puños, mangas o delanteros de los babis, camisas o camisetas de los niños. Manchas en el bolsillo de la camisa que por llevar algún rotulador a veces se produce una mancha. Casi todas tienen solución, te contamos los procedimientos.

Cómo antes comentaba, si las manchas son de rotuladores de los niños los que usan el cole son más fáciles ya que este tipo de rotuladores no son permanentes y cuestan menos de quitar. En cambio si la mancha es de rotulador permanente, hace falta algo de paciencia y maña ya que este tipo de manchas cuestan más de quitar.

En el caso de tener una mancha hecha con un rotulador fluorescente debemos sumergir la mancha en agua con sal. Si es una prenda te será fácil si por ejemplo es un sofá o una pared, debes hacer una mezcla de un vaso de agua y un par de cucharadas de sal.

Deja que actúe durante una media hora y una vez pasado ese tiempo, se exprime la prenda o se seca con un paño (en el caso de un sofá o la pared).

Lo que viene ahora tan solo te servirá para las manchas fluorescentes en la ropa, ya que debes meter la prenda en el congelador. Una vez congelada la prenda la metes en la lavadora o la lavas a mano y verás como la mancha desaparece.

Cómo quitar manchas de rotulador en la tapicería

La tapicería, como la de los sofás suele ser también la víctima de las manchas de rotulador. En el caso de que tu hijo haya decidido probar sus dotes de artista sobre esta superficie, debes mojar la mancha y luego pasar un paño limpio secando un poco.

Una vez hecho esto, coges un poco de detergente líquido de lavadora y dejas que actúe sobre lo que nos queda de mancha durante al menos cinco minutos. Debes extender bien el detergente y limpiar luego con agua y un paño seco.

Otro “truco” es probar lo que ya he mencionado anteriormente. Extiende un poco de agua y sal sobre la mancha y frota bien con un cepillo de dientes.

Cómo quitar rotulador permanente en plástico

Por último, podemos explicaros de qué modo podéis quitar el rotulador permanente en plástico o si por ejemplo accidentalmente pintas una de las pizarras de rotuladores (pero no permanentes).

Para ello existen marcadores de borrado en seco para rotuladores permanentes que sobre una pizarra van realmente bien, pero si no tienes uno de estos borradores, puedes elegir una mezcla de alcohol y pasta de dientes, o si tienes, un poco de bicarbonato y pasta de dientes. También puede valer un poco de acetona y alcohol.

En el caso de tener el marcador de borrado, repasamos la mancha, y luego echamos un poco de limpia cristales y limpiamos con un paño limpio.

En el caso de la mezcla de alcohol (o bicarbonato) y pasta dentrífica, lo que tienes que hacer es cubrir la mancha con ella y frotar bien con un cepillo de dientes o un paño limpio.

Productos para quitar manchas de rotulador

Ya hemos visto todos los modos en los que podéis sacar las manchas de rotuladores, en función de como sean estos o sobre donde está la mancha. Los más comunes son:

  • Necesitas alcohol, un borrador mágico (en tiendas tipo Mercadona por menos de 2 €, es una especie de esponjita blanca con dos caras que ayuda mucho a quitar cualquier mancha).
  • Un cepillo de dientes usado.
  • Un trapo.
  • Un recipiente pequeño.

La ropa de los niños es una de las principales afectadas por las manchas de rotulador. Para quitarlas existen ciertos remedios caseros que se pueden llevar a cabo de forma sencilla.

Uno de estos remedios consiste en mojar la mancha con agua fría. Una vez que esté lo bastante húmeda, colocamos papel absorbente, tanto por la parte de delante como de detrás de la prenda, en la zona donde se localiza la mancha.

Ahora vamos añadiendo poco a poco alcohol etílico, que ayudará a desincrustar la tinta y ayudar a que el papel la absorba. También se puede aumentar el efecto del alcohol etílico vertiendo un poco de sal fina. Esto es especialmente recomendable es manchas demasiado grandes o que son difíciles de erradicar.

Otro de los remedios con los que se pueden quitar las manchas de rotulador son la laca del pelo, el quitaesmaltes, o el jugo de limón. En todos estos casos la forma de empleo es la misma. Se debe rociar la zona con el producto indicado y frotar la mancha con un algodón empapado en agua o alcohol etílico. Por el otro lado colocaremos siempre un papel absorbente que evitará que la mancha se traspase al otro lado.

En lo que respecto a las manchas de bolígrafo en la ropa, también hay un remedio muy útil. Lo único que tenemos que hacer es sumergir la prenda (la parte donde está la mancha) en leche caliente y esperar a que haga efecto. Si la mancha no sale, podemos probar a sumergirla varias veces en la leche.

También podemos complementar el remedio aplicando leche caliente a presión directamente sobre la mancha. Un punto muy a tener en cuenta es que debemos usar la leche caliente antes de lavar la prenda con agua y jabón. porque sino no va a dar resultado.

Los mejores productos que puedes encontrar en el supermercado para quitar manchas de rotulador

Por otro lado, también tenemos la opción de recurrir a los productos quitamanchas que existen en el mercado. En el ámbito de los quitamanchas de tinta, están de moda los llamados borradores mágicos, que comercializan algunas marcas como Bosque Verde o Don Limpio. Algunos de estos productos se comercializan en forma de aerosol, mientras que otros son similares a esponjas o estropajos, y dependiendo de sus características pueden estar recomendados para unas u otras superficies.

Si nos vamos a decidir por alguno de estos productos quitamanchas denominados borradores mágicos se recomiendan leer atentamente las instrucciones de uso del fabricante y seguirlas al pie de la letra para obtener los mejores resultados. En este sentido, existen productos para la ropa, para las prendas de cuero, para los muebles o para quitar las manchas de rotulador de las paredes. La mayoría se pueden encontrar en supermercados, o en tiendas online, a precios a partir de 3 euros.

Por ejemplo, el borrador mágico de Don Limpio consiste en una especie de esponjas, con las cuáles se pueden quitar manchas de diversas superficies. Vienen dos unidades en un paquete, a un precio de 3 euros.

En cualquier caso, como ya hemos visto en el punto anterior, hay remedios caseros que son capaces de ofrecer los mismos resultados. Nuestro consejos es que pruebes varios métodos y que compares. Aunque lo mejor sería educar al niño y así evitar tener que compara, ¿no es verdad?

Cómo evitar las manchas de rotulador

Cuando hablamos de manchas de rotulador en la ropa, en sofás o en otras partes, normalmente se trata de manchas producto de la actividad artística de los niños. Sobre todo los más pequeños, están acostumbrados a trabajar con lápices de colores, los cuáles no representan peligro alguno. Pero cuando empiezan a usar bolígrafos y rotuladores deben ya saber ciertas cosas, por ejemplo que no se pueden chupar y que manchan si nos los acercamos a la ropa o a otra superficie de tela.

Por tanto, el punto más importante a la hora de prevenir y evitar las manchas de rotulador es enseñar a los niños a usarlos. Deben saber que hay ciertas norma que hay que seguir al usar estos utensilios. Por ejemplo, es muy importante que siempre se le ponga el tapón al rotulador después de usarlo.

Tampoco se deben dejar tirados sin cuidado encima de cualquier sitio, porque la punta podría estar tocando alguna superficie y provocando una mancha.

Por otro lado, muchos niños puede que no se den cuenta de que las manchas de rotulador son más difíciles de eliminar de lo que parece. Lo que para ellos es simplemente pintar, un divertimento, para las madres y padres a veces supone un trabajo extra.

Hay que enseñarles a los niños que no se puede pintar en cualquier sitio. Hay muchos lugares donde pueden expresar mejor sus inquietudes artísticas: lienzos, cuadernos de dibujo, etc. Deben aprender que es ahí, y no en las paredes o en la ropa, donde deben crear sus pequeñas obras maestras.

Si estos consejos no funcionan o no queremos coartar la libertad del niño, debemos saber que existen rotuladores que son solubles al agua. Las manchas de estos rotuladores son muy fáciles de limpiar y con ellos los niños pueden pintar prácticamente en cualquier lugar.

Como vemos, estos consejos están íntimamente relacionados con la educación y con ofrecer a los niños la información adecuada. En cualquier caso, cuando se trata de niños pequeños, nunca se está a salvo de algún imprevisto. Por eso en el siguiente punto os decimos algunos productos caseros con los que se pueden quitar manchas de rotulador.

Vídeo ¿Cómo quitar manchas de rotulador?

Vídeo de rotuladores escolares no permanentes

Si tenemos algún niño a nuestro cargo este vídeo seguro que nos va a ser de mucha ayuda. Nos enseña una de las maneras de quitar manchas de rotulador de la ropa. Ideal para esas madres que están hartas de las secuelas que dejan las clases de plástica.

Con todos estos consejos seguro que las manchas de rotulador se convierten en un problema menos en tu casa. Y pintar con los niños va a ser mucho más divertido y nos va a dar muchos menos trabajo.

También te puede interesar

  • Cómo limpiar manchas de aceite
  • Cómo limpiar manchas de vino
  • Cómo limpiar tapicerías

¿Cómo quitar manchas de rotulador? 4.95 / 5

Si tienes niños pequeños seguro que te has encontrado con este problema, bien sea porque coloreando en casa se ha manchado la ropa con rotuladores o bien porque vuelve del cole con el uniforme manchado, sobre todo cuando el uniforme es un polo o camiseta blanca. En este artículo te vamos a mostrar cómo quitar manchas de rotulador en la ropa y de rotulador permanente con algunos trucos. Además estos trucos no solo te servirán para la ropa si no para otros elementos textiles como pueden ser sofás, tapicerías, sábanas y otros.

Más tarde o más temprano es muy normal que los niños acaben manchándose, pero debes saber que ya existen en el mercado rotuladores lavables pensados para éstos y a un precio muy asequibles.

¿Qué productos necesitamos para limpiar rotulador de la ropa?

Nunca sabes dónde te puede pasar y si necesitarás de manera urgente limpiar este tipo de manchas, por eso aquí te mostramos trucos caseros para limpiar manchas de rotulador con productos que podemos encontrar en la mayoría de hogares. Algunos de ellos son:

Alcohol

Acetona o quitaesmaltes

Detergente líquido

Laca para el pelo

Leche

Cómo quitar manchas de rotulador en la ropa

Esta serie de trucos y consejos se recomiendan para ropa de algodón, sintética y poliéster. Además puedes usar estos trucos tanto para rotuladores normales como para rotuladores permanentes. Eso sí, quitar manchas de rotulador permanente es un proceso mucho más delicado y tendrás que armarte de paciencia, ya que la tinta que usa este tipo de rotuladores no es soluble en agua.

Como siempre recomendamos realizar pruebas en partes de la prenda poco visibles para ver la reacción del producto en la ropa, ya que hay productos muy agresivos que pueden dañar la prenda sin remedio.

Con alcohol

Este truco es muy sencillo y solo consta de 3 pasos, primero aplicamos alcohol en la mancha de rotulador, rápidamente pasamos la plancha varias veces sobre la mancha y para terminar metemos la prenda en la lavadora.

Con acetona o quitaesmalte

Aplicamos acetona o quitaesmalte de uñas mediante un trapo o toalla sobre la mancha de rotulador hasta ver como va desapareciendo.

Con laca para el pelo

Otro truco casero que consiste en colocar debajo de la prenda manchada una toalla o papel, con bote de laca aplicamos una buena cantidad de laca sobre la mancha y mediante un algodón frotamos hasta ver como la mancha se va, es un truco muy eficiente.

Con detergente líquido

Si la mancha es muy reciente, podemos usar una toalla o trapo para frotar con un poco de detergente líquido la mancha, ahora metemos en la lavadora y listo.

TE PUEDE INTERESAR >> ¿Necesitas detergente para lavadora? >> Descubre aquí las mejores ofertas

Cómo quitar manchas de rotulador permanente en la ropa

Como hemos visto anteriormente este tipo de manchas son mucho más difíciles de quitar, puedes usar los métodos de arriba pero si no causan el efecto esperado no desesperes, pruebas con estos otros métodos:

Con leche

Introduce la prenda manchada en un recipiente con leche y déjala un mínimo de 8 horas, después realiza un lavado normal en la lavadora y listo.

Empapa la zona de la mancha con un poco de alcohol y con la ayuda de un cepillo de dientes frota la mancha, de vez en cuando empapa el cepillo en alcohol para que no se seque. Ahora puedes repetir el proceso de la leche unas 8 horas.

Si no consigues hacer desaparecer la mancha repite el proceso del alcohol con el cepillo de dientes y seguidamente introduce la prenda en un recipiente con agua oxigenada y un poco de alcohol, la dejamos en remojo alrededor de una hora.

Ahora metemos en la lavadora y la mancha debería haber salido.

Cómo quitar manchas de rotulador fluorescente

Con agua fría y sal

Este tipo de manchas es mucho más sencillo de quitar, puede que incluso con un lavado normal en la lavadora desaparezcan, si no es así, puedes introducir la prenda en un recipiente previamente lleno con agua fría y sal.

Ahora estrujamos la prenda hasta dejarla lo más seca posible.

Introducimos la prenda en una bolsa de plástico y la congelamos.

Pasadas 24 horas metemos la prenda sin descongelar y sin la bolsa en la lavadora y listo.

Cómo quitar manchas de rotulador

La tinta de cualquier tipo de rotulador permanente es, por razones obvias, muy complicada de limpiar. Y es que la composición química que contiene ha sido formulada específicamente para dejar una huella profunda sobre cualquier tipo de superficie.

Así pues, en el caso de que necesites quitar una mancha de rotulador en la piel, en las manos, en la ropa, en muebles, en plástico, en mármol o en polipiel, hoy, en quitarmanchasde.net, te daremos los mejores consejos y te enseñaremos cómo solucionarlo.

No obstante, antes que nada, es importante que tengas en cuenta que estos métodos no son garantía de nada, pero sí que te servirán a modo de alternativa a tirar a la basura una prenda o un objeto que, en un primer momento, dabas por perdido. Por lo que, sin duda alguna, merece la pena intentarlo.

Cómo quitar manchas de rotulador en mármol o en la pared

¿Tienes por casa alguna botella de antiséptico o licor? ¡Perfecto! El Whisky es uno de los que mejor funciona, en concreto, uno que tenga más de 100 grados. No obstante, será válido mientras este sea mayor de 80.

Nota: para este truco, también puedes utilizar alcohol etílico.

Para llevar a cabo la técnica, pon un poco de alcohol sobre una servilleta de papel o un paño limpio y utiliza la parte que hayas impregnado para frotar sobre la mancha de rotulador permanente.

Mezcla pasta de dientes y bicarbonato sódico

  1. En un vaso o recipiente, mezcla una parte de bicarbonato sódico con una parte de dentífrico.
  2. Pon un poco de mezcla sobre el lamparón de tinta y déjala actuar durante unos minutos.
  3. Coge un paño o un trapo limpio, que esté un ligeramente humedecido, y empieza a frotar, haciendo movimientos circulares, sobre la mancha.

A primera vista este método quizá pueda parecer que empastre mucho, pero es realmente eficaz en el caso de que quieras eliminar las manchas de rotulador.

Con un borrador mágico

Realmente, no es que sea mágico, sino que se trata de una pastilla de limpieza que ha sido específicamente formulada para quitar todo tipo de mancha resistente en cualquiera que sea la superficie que se haya manchado.

Para seguir este método, lo único que tienes que hacer es humedecer ligeramente la esponja y frotar la mancha de rotulador fosforito, pilot o permanente para quitarla.

Con WD-40

En otros artículos ya mencionamos la gran eficacia que tiene este producto de limpieza a la hora de quitar manchas de rotulador. Así pues, en el caso de que quieras utilizarlo, simplemente pulveriza un poco de este spray sobre la mancha, deja que actúe unos segundos y después ayudándote de un paño o de un trapo húmedo, frota la mancha del marcador.

Con un borrador en seco

Este es otro tipo de rotulador que se utiliza para borrar en seco las manchas de distintas superficies, pero sobre todo, funciona muy bien sobre materiales especialmente duros como puede ser la pizarra blanca.

Lo anterior, se debe en su mayoría a que los rotuladores de borrado en seco disponen de un componente específico llamado disolvente no polar. Por lo que si quieres limpiar el garabato que ha dejado el marcador, simplemente pasa la punta del mismo por encima de la mancha y después termina de limpiarlo con un paño.

Con una goma de borrar (sí, la del lápiz)

No se te había ocurrido, ¿verdad? Pues sí, hay veces en las que una simple goma de borrar es suficiente para quitar las manchas de rotulador, aunque claro está que esto no es siempre así. No obstante, por probar no pierdes nada.

Con protección solar

Mucha gente afirma que el protector solar es uno de los trucos caseros para quitar manchas de rotulador de este tipo de superficies, por lo que para llevar a cabo esta técnica, únicamente tendrás que aplicar una pequeña cantidad del mismo sobre la mancha y luego frotar con un trapo húmedo.

Nota: da igual como lo apliques, si en gotas o en formato spray, puesto que funciona exactamente igual.

Con quitaesmalte (acetona)

Coge un paño limpio, pon un poco de quitaesmalte asegurándote de que aquel que utilices tenga una base de acetona, después frota sobre la superficie manchada y no pares hasta que se quite la mancha de rotulador.

Cómo quitar manchas de rotulador de la ropa

Con lejía para ropa blanca

En un recipiente, diluye unas gotas de lejía con un poco de agua tibia. Sumerge el área manchada dentro de la solución y deja que actúe durante unos segundos.

Nota: la mancha bien puede irse casi de manera inmediata o bien tardar un poco más en limpiarse, por lo que si este es el caso, simplemente déjala durante unos minutos más a remojo.

  • Si por cualquier cosa la prenda requiere de más tiempo a remojo, asegúrate de que estás al tanto de la prenda no vaya a ser que la lejía empiece a deshacer el tejido.
  • Cuando veas que la mancha ya ha desaparecido, mete inmediatamente la ropa en la lavadora y limpia como harías de costumbre

Con vinagre, zumo de limón, bórax y leche para tejidos y prendas sedosas o rasas

En un cuenco o en un recipiente pequeño, mezcla una cucharada de leche, una de vinagre blanco, una cucharadita de pequeña de bórax y una de zumo de limón.

  • Mézclalo todo y aplica la solución directamente encima de la mancha. Deja que actúe durante 10 minutos.
  • Coge un cepillo o una esponja que esté limpia y ligeramente mojada. Aplica pequeños toques sobre la mancha y ejerce un poco de presión, sin llegar a frotar, sobre el tejido manchado hasta que veas que esta desaparece.

Con acetona y alcohol etílico para tejidos resistentes

Esta técnica se recomienda para quitar manchas de tejidos que sean especialmente resistentes, como pueden ser en una colcha o en sábanas.

  • Diluye solamente uno de los líquidos -la acetona o el alcohol etílico- en un poco de agua.
  • Coge un disco de algodón desmaquillante y humedécelo ligeramente.
  • Después ve dando pequeños toquecitos sobre la mancha hasta que esta desaparezca por completo.
  • Luego mete la ropa en la lavadora y deja secar como de costumbre.

Con zumo de frutas para tejidos normales

El zumo que se obtiene de las frutas cítricas, tales como la lima, el limón o la naranja, además de para beber, también pueden emplearse para quitar manchas de rotulador permanente, en tanto que solamente lo utilices sobre tejidos normales de forma que la ropa no corra peligro alguno de desteñirse.

  1. Exprime un poco de zumo de frutas, aplícalo directamente sobre la mancha y, ayudándote de un trozo de algodón, ve dando toquecitos hasta que la mancha desaparezca.

Nota: en el caso de que vayas a tratar tejidos delicados, como puede ser el de los niños, y estés utilizando zumo de limón o de lima, dilúyelo previamente con un poco de agua de forma que este no sea tan agresivo. Luego, mete la prenda en la lavadora como de costumbre.

Con laca o alcohol para las alfombras

Sobre un paño de limpieza o un cepillo, vierte unas gotas de alcohol etílico. Pasa el trapo sobre el ázona manchada mientras das pequeños toquecitos sobre la misma.

Advertencia: nunca frotes la alfombra o el objeto sobre el cual vayas a quitar la mancha, de lo contrario la tinta se extenderá y terminarás rompiendo las fibras del tejido.

  • Como alternativa, hay gente que también opta por quitar manchas de rotulador con laca y, esto, es totalmente válido. Simplemente pulveriza un poco de la misma encima de la mancha y, con una toalla o paño limpio, ve dándole pequeños toques hasta eliminarla.
  • Una vez haya desaparecido la mancha por completo, humedece el material con un poquito de agua y, posteriormente, sécala con una toalla.

Cómo quitar manchas de rotulador en la piel

Un algodón, un poco de alcohol y a frotar. Eso sí, el alcohol etílico que utilices asegúrate de que, como mínimo, esté entre los 80 y 101 grados.

Nota: en vez de utilizar un algodón, también puedes utilizar una esponja o un paño. No obstante, es posible que tras frotar la mancha, queden restos de la misma y, si esto es así, dúchate un par de veces hasta que esta desaparezca.

Cómo quitar manchas de rotulador en muebles

Con laca para los muebles tapizados

Sobre un paño totalmente limpio, pulveriza un poco de laca y acto seguido frota la mancha de rotulador con el mismo. Es posible que tengas que poner un poco más de fijador o emplear otra parte del paño para seguir frotando, pero no desesperes, sigue actuando hasta que desaparezca.

  • Una vez veas que la mancha ha desaparecido, limpia cualquier posible exceso de esmalte con un paño húmedo y aplica una pequeña porción de acondicionador para tejidos tapizados.

Con agua oxigenada (peróxido de hidrógeno) y alcohol para tejidos microfibra

De forma que puedas eliminar las manchas de rotulador de un tejido tapizado, pon una pequeña cantidad de agua oxigenada sobre una toalla completamente limpia. Después, frota la mancha durante no más de un cuarto de hora.

  • Una vez termines, coge otra toalla limpia y aplica un poco más de alcohol etílico. Vuelve a frotar la mancha durante otro cuarto de hora más.
  • Por último, con sirviéndote de una tercera toalla, mójala con agua y retira cualquier resto de rotulador. Y ya, para terminar, coge una cuarta y seca la zona lo máximo posible.

Con quitaesmalte, alcohol etílico o limpiacristales para muebles normales

Para cualquier otro tipo de mueble, siempre y cuando no sea de un material especial, las manchas de rotulador suelen desaparecer con cualquiera de los productos de limpieza que te hemos comentado, ya sea quitaesmalte o limpiacristales.

Así que, cualquiera que sea el producto que escojas, el método que necesitarás seguir es el siguiente:

  1. En una toalla seca y limpia o incluso en un cepillo, aplica un poco del producto que hayas elegido y procede a quitar la mancha dando ligeros toquecitos pero sin llegar a frotar.

Nota: es posible que tengas que coger otra parte del paño y volver a poner un poco más de producto, de forma que puedas seguir frotando con una parte que, previamente, no haya sido utilizada. En este caso lo único que has de tener en cuenta es de no mojar demasiado la parte con la cual vayas a limpiar la mancha, pues de lo contrario el tejido podría llegar a desteñirse.

  1. Cuando la mancha haya desaparecido, retira el posible exceso de humedad con una toalla seca y limpia. Si fuera posible, deja el mueble al aire libre hasta que este se haya secado por completo.

Consejos y recomendaciones finales

  • El alcohol isopropílico, la acetona o el alcohol etílico es uno de los remedios casreos que también funcionan bien para diluir las marcas de rotulador en el caso de que no tengas nada mejor a mano.
  • A día de hoy, la gran mayoría de baños y cocinas tienen encimeras modernas, por lo que es más que probable que estas sean impermeables. Si esto es así, significa que tanto la mancha como el producto de limpieza que utilices se quedarán en la superficie, todo lo contrario que ocurre con los muebles de madera que no hayan sido tratados previamente u otros que no sean de índole moderna, por lo que siempre es aconsejable que antes de nada pruebes el producto en un punto no muy visible de forma que no estropees el mueble completo.

Cosas que NO deberías hacer

  • Mucho cuidado con utilizar alcohol o acetona cerca de los ojos, la nariz o la boca, sobre todo en niños. Las extremidades suelen ser más resistentes que la cara, pero esto no quiere decir que no tengas que ir con precaución a la hora de emplear este tipo de productos.
  • En el caso de los niños o personas con pieles sensibles, las manchas que tengan colorantes artificiales procedentes de tintes, laca o pintura, tanto el aceite como el alcohol no son recomendables de utilizar puesto que pueden resultar abrasivos para la piel.
  • Para los tejidos de algodón, prohibidísimo utilizar alcohol isopropílico, pues de lo contrario terminarás expandiendo la mancha.

Otras secciones que no te puedes perder:

Cómo borrar el marcador permanente de vidrio

Los marcadores permanentes no son tan permanentes después de todo. Todo lo que se requiere para pelar la tinta del vidrio es la tensión superficial del agua y un poco de paciencia, informan los científicos.

Cuando el vidrio marcado con tinta permanente se sumerge lentamente en agua, la escritura se levanta del vidrio y flota intacto sobre el agua. Por primera vez, los científicos han explicado la física detrás del sorprendente fenómeno: La tensión superficial del agua rompe el sello entre la tinta y el vidrio, informan los investigadores en un artículo en prensa en Physical Review Letters.

«Creo que es asombroso, el hecho de que en realidad pueden despegar esta capa de Sharpie con sólo agua», dice la ingeniera mecánica Emilie Dressaire de la Universidad de Nueva York.

Los investigadores tropezaron con el fenómeno por accidente, cuando las etiquetas se mantuvo pelando de microscopios de vidrio durante los experimentos. «Fue sólo una observación divertida en el laboratorio», dice el coautor del estudio Sepideh Khodaparast, un ingeniero mecánico en el Imperial College de Londres.

Después de registrar cómo se despliega el proceso con las delgadas películas de tinta dejadas por los marcadores permanentes, los investigadores cambiaron los engranajes, estudiando otro tipo de película, el poliestireno, porque se puede producir con mayor precisión que las películas de tinta. La tinta y las películas de poliestireno son hidrófobas – repelen el agua – por lo que el agua se resiste a fluir sobre la película, y en su lugar trabaja su camino entre la película y el vidrio, que atrae el agua. Entonces, la tensión superficial del agua puede hacer que actúe como una cuña, separando la película del vidrio.

Pero la técnica sólo funciona si el agua se mueve muy lentamente, una fracción de milímetro por segundo. Si el agua sube demasiado rápido, la cuña falla y el agua pasa sobre la película en lugar de pelarla.

«Lo que es emocionante en este trabajo es que han identificado exactamente en qué circunstancias se puede optimizar este proceso», dice el físico Kari Dalnoki-Veress de la Universidad McMaster en Hamilton, Canadá. Ahora los científicos pueden adaptar el proceso a diferentes tipos de películas, dice.

Una vez quitado, la película flotante se puede transferir a las superficies suaves o delicadas que pudieron ser difíciles de escribir encendido directamente. Por ejemplo, los investigadores transfirieron las marcas a una lente de contacto. La técnica también podría utilizarse para limpiar superficies sin disolventes duros, y podría adaptarse a películas peladas usadas en dispositivos electrónicos ultrafinos, tales como paneles solares, pantallas flexibles o sensores portátiles.

Cómo quitar manchas de rotulador permanente de la cara… ¡O mejor! ¿Qué hace esa obra de arte permanente en la cara de Jimena?

Estábamos tranquilamente pasando la mañana de sábado en casa. Fuera hacia un tiempo denominado comúnmente raro. (Véase; si salgo al parque se va a poner a llover seguro)

Así que ya que papá estaba fuera trabajando nos organizamos la mañana para estar ocupados… desayunar, ver un poco la tele, vestirnos, jugar en el cuarto, ayudar a mamá a ordenar algo de la ropa de invierno, llorar, casi hacer llorar a mamá… lo típico de la vida en familia.

El vestidor de casa justo da al cuarto de los niños así que decidí sacarles todo el arsenal de juguetes para que los dos jugaran en el cuarto mientras yo acababa de guardar varias cajas.

Evidentemente miré 7 veces que todos los elementos a su alcance eran apropiados para los dos… Jimena decidió golpear con las manos un tambor que tiene y J pintar con tizas su pared de pizarra… ¡ok!, pensé. Mientras ellos juegan yo voy y vuelvo.

– ¡Mamá! píntame un “dinisaurio”- gritaba J. Y yo iba y le pintaba un dinosaurio, o algo similar.
– ¡Mamá! ¿puedo pintar un perro?
– ¡Claro cariño!, ahora me lo enseñas… Y yo iba y admiraba su trabajo -¡Qué bonito!-
– ¡Mamá! ¿Puedo pintar la casa?
– Hoooombre pues claro. J pinta a papá y cuando vuelva se lo enseñamos ¿vale?
– ¡Valeeee!
– ¡Mamá! ¿Y tu? ¿También te pinto?
– Si, si … (en este momento yo ya andaba mas pendiente de calcular la talla de los polos que tenía que guardar)
– ¡Mamá! Y Jimena.. ¿pinto a Jimena?
– Hoooooooommmmbbrrreeeeee pero ¿cómo no vas a pintar a Jimena?

Fue entonces cuando 30 segundos después me recorrió un escalofrío en el cuerpo al oír susurrar a J – ¡Qué guapa estás Jimena! –

Un rotulador permanente se había colado en los 300 lavables. Uno. Negro. Permanente. Sólo uno. Permanente. ¿Notáis la dramatización?

Cómo quitar manchas de rotulador permanente de la cara

– Mantened la calma. Es importante no poner nerviosa a la víctima para poder retirarle bien la tinta sin lloros ni malestar. (Del verdugo luego hablamos)

– Cojed un paño de algodón, crema solar, un vaso de agua tibia y un bote de alcohol. Si no tenéis alcohol lo podéis sustutir por un poco de vuestra colonia.

– Primero lo intentamos con crema solar.
Leí que era ideal para estas manchas no me digáis porqué pero la gran mayoría se fue en seguida. Aplicar con la yema de los dedos haciendo círculos sobre la piel. Retirar el exceso de crema con el paño.

Nosotros usamos esta crema solar porque nos encanta su textura y lo maravillosamente bien que huele.

– Para acabar con el trazo del artista por completo.
Poned en un cuenco 2 partes de agua tibia por 1 de alcohol. Empapar bien un paño húmedo y frotar suavemente la zona dañada.
Hay que tener mucho cuidado si estamos cerca de los ojos, boca o nariz y escurrir bien el paño. No queremos que ninguna gotita de alcohol se escape.

CÓMO EXPLICARLE LA SITUACIÓN AL ARTISTA

Aunque parezca mentira impliqué a J en la “operación limpieza de cara” haciéndole hincapié en todo momento que eso que hacíamos no era jugar y que no se puede ir pintando a Jimena ni a nadie.

Evidentemente sé que ese rotulador no tenía que estar ahí a su alcance pero a lo largo de toda su vida va a tener cosas al alcance de su mano que serán perjudiciales o no según la situación.
Así que habrá que ir enseñándole paso a paso así como yo he aprendido a revisar todos los rotuladores antes de dejarles 30 segundos solos.

Cómo quitar manchas de rotulador permanente de la cara 4.7 (93.33%) 3 votes

Cómo quitar manchas secas de tinta de Sharpie

NA/AbleStock.com/Getty Images

Los Sharpies son un instrumento de escritura común que cuentan con tinta permanente diseñada para escribir en varias superficies. Cuando un niño utiliza un Sharpie para crear su próxima obra maestra sobre superficies no deseadas, las ventajas del marcador se convierten rápidamente en una tragedia. Los marcadores permanentes Sharpie se adhieren rápidamente a las superficies. Normalmente, estas manchas secas no se quitan con las prácticas de limpieza habituales. Afortunadamente puedes quitar las manchas de tinta Sharpie de varias superficies con artículos baratos.

Azulejos y mesadas

Frota la tinta Sharpie con un trapo limpio humedecido en aguarrás. Frota con un movimiento circular de uno a dos minutos. Continúa con el paso 2 si la mancha de tinta permanece.

Frota vigorosamente el marcador de tinta permanente con un paño humedecido con acetona que contiene removedor de esmalte de uñas. Frota durante varios segundos hasta que la tinta ya no sea visible.

Limpia la superficie con papel de cocina húmedo y luego sécala con una toalla de papel seca.

Alfombras y tapicería

Aplica un fijador para el cabello no graso a las marcas de Sharpie y deja en remojo durante tres a cinco minutos. No dejes que el fijador se seque.

Comienza por el borde de la mancha y seca con un paño húmedo mientras te mueves hacia el centro.

Repite los pasos 1 y 2 hasta que la tinta mancha no sea visible. Seca la alfombra o la tapicería con un trapo humedecido con agua fría para enjuagar el fijador de la superficie. Seca con una toalla.

Tela

Coloca la tela con la mancha de tinta hacia abajo. Dobla varias toallas de papel y colócalas directamente en la mancha.

Seca la parte posterior de la mancha con un paño humedecido con alcohol. Sigue secando el tejido hasta que se sature.

Lava la tela como lo harías normalmente.

Paredes

Aplica un rociado desplazador de agua directamente en un paño limpio y blanco.

Frota la mancha de tinta suavemente con el paño húmedo. Frota con un movimiento circular durante varios segundos. Aplicar más rocío a la tela si es necesario y continúa frotando la mancha de tinta hasta que ya no sea visible.

Enjuaga la pared para limpiarla frotando con un paño humedecido en agua.

Los niños son muy tiernos. Dan muchas alegrías y diversión a una casa, pero a veces son muy traviesos. Dale a un niño un rotulador y se llenará de manchas. Si tu niño tiene dotes de artista, verás cómo tu preciado gotelé de los 80 se ha llenado de grafitis. Pero no te preocupes por nada, porque con los trucos que te vamos a dar no dejarás ni rastro y podrás quitar manchas de rotulador allá donde tu retoño haya impreso su preciado arte.

Tutoriales y remedios caseros para poder quitar manchas de rotulador fácilmente.

En la ropa

Las pizarras blancas traen consigo un rotulador que se puede borrar. En ocasiones, los niños en lugar de borrar el rotulador con el borrador, lo hacen con su manga. Es mucho más habitual de lo que piensas, así que guarda esta página en favoritos porque te va a hacer falta en más de una ocasión. A continuación, te explicamos cómo quitar estas manchas:

  • Humedece la zona con alcohol.
  • Seca bien con un papel de cocina o un trapo limpio.
  • Repite el proceso cuantas veces sea necesario.

Es importante mencionar que estas manchas no se deben frotar, puesto que la mancha se extenderá. Has de hacerlo con cuidado tratando de aplicar el alcohol solo en la zona manchada.

En ropa de algodón


Con la ropa de algodón hay que tener más precaución, puesto que es más sensible a los productos agresivos. Por lo tanto, en algodón cambiaremos el alcohol por un producto menos agresivo como la pasta de dientes y un cepillo. Así que nuestro tutorial para quitar manchas de rotulador en ropa de algodón quedaría de este modo:

  • Echar pasta de dientes sobre la zona manchada.
  • Frotar en círculos concéntricos con el cepillo.
  • Limpiar la zona con un trapo limpio humedecido en agua.
  • Repetir el proceso hasta que la mancha desaparezca.
  • Por último, lavar la prenda en la lavadora.

Rotulador permanente

Las manchas de rotulador permanente son mucho más difíciles de quitar, porque como su nombre indica, la tinta está hecha de un compuesto diseñado para que no se vaya. El proceso para quitar este tipo de manchas es más o menos el mismo que el de manchas anteriores, salvo que necesitarás de más paciencia y no llegar a desesperarte. Si las manchas son en superficies lisas, o en la piel no es tan complicado haciendo lo siguiente:

  • Echar alcohol de 96º directamente.
  • Retirar cuidadosamente el alcohol con un papel de cocina.

Y voilà, la mancha ha desaparecido.

Si has tenido la mala suerte de mancharte con un rotulador permanente la ropa el proceso es más laborioso que el de arriba. Pero el alcohol, la leche y la paciencia serán tus mejores aliados.

En ropa blanca

Si has tenido la suerte de que la prenda que te has manchado es blanca (si es que le podemos llamar suerte), dentro de lo que cabe va a ser sencilla de eliminar siguiendo estos remedios:

  • Sumergir la zona manchada en un barreño con una mezcla de lejía y agua.
  • Dejar actuar durante toda la noche.
  • Aclarar con abundante agua.
  • Lavar la prenda normalmente en la lavadora.

Precaución a tener en cuenta: La lejía es un producto muy agresivo. Procura ponerte guantes para su manipulación.

En ropa de color

Este es el peor de los casos, el haberte manchado tu ropa de color, puesto que no vas a poder usar lejía porque la prenda desteñiría. Pero no lo des todo por perdido, porque aunque más laboriosamente, las manchas de tinta de rotulador permanente en ropa de color se pueden quitar. A continuación, te proponemos lo siguiente:

  • Para reblandecer la mancha empapar con alcohol y secar con un papel de cocina. Este proceso has de repetirlo varias veces hasta que veas que la mancha se va difuminando un poco.
  • En un barreño añade leche y sumerge la zona manchada y déjala toda la noche en remojo.
  • Vuelve a secar con un trapo limpio o un papel de cocina. Verás que la mancha no ha desaparecido del todo, pero sí que ha disminuido bastante.
  • Ahora con un poco de lavavajillas sobre la mancha frota enérgicamente con la ayuda de un cepillo.
  • Si aún queda mancha vuelve a sumergir durante varias horas la prenda en leche y repite el último proceso.
  • Por último, se lava la prenda en la lavadora como habitualmente y ya debería haber salido esa maldita mancha tan persistente.

Quitar manchas de rotulador permanente en plástico

Quitar este tipo de manchas es bien sencillo. Como hemos explicado antes, con un papel de cocina y un chorro generoso de alcohol la mancha habrá desaparecido sin problemas. Si el plástico tiene rugosidad, deberás ayudarte con un cepillo de dientes para frotar el alcohol contra la superficie a tratar.

No es necesario usar opciones comerciales como Vanish, con estos remedios caseros te quedará igual o incluso mejor.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *