0

Como recuperar el rizo

Una de las cosas que a las chicas con pelo rizado mas nos gusta es cambiar el peinado y sorprender con un look en el que nuestro cabello que normalmente esta llenos de rizos y volumen aparezca liso y lacio.

¿Por qué perdemos el rizo natural en nuestro pelo?

Normalmente el rizo en las melenas femeninas se pierde por el trato, o mejor dicho, el mal trato que nosotras mismas le damos a nuestro pelo. Antes hemos comentado que nos encanta cambiar y sorprender pasando del pelo rizado al pelo liso, pero si abusamos demasiado de los alisamientos de cabello lo que conseguiremos al final es tener un pelo totalmente destrozado que acabara seco, con las puntas abiertas y quebradizas y nuestro cabello además se romperá con facilidad.

Errores que nos llevan a perder el rizo

Los fallos o errores que cometemos en nuestras rutinas de higiene capilar hacen que nuestro pelo rizado y con volumen acabe con un aspecto desolador, estos son los fallos mas garrafales que se cometen y que son los culpables de la perdida del rizo en nuestro cabello.

  • Daños producidos por productos de cosmética que incorporan una excesiva cantidad de químicos en su composición, como son el alcohol, las siliconas y el sulfato.
  • Daños producidos por el uso exagerado y sin control de aparatos de calor como son los secadores o planchas de pelo.

Cuando esto ocurre lo que suele pasar es que nuestra melena presenta un aspecto bastante feo, por un lado tendremos zonas del cabello con rizos nuevos y por otro tendremos el pelo que debido al uso indiscriminado y exagerado de los puntos expuestos anteriormente estará completamente seco, quebradizo y con el rizo apagado, presentando una ligera ondulación.

¿Como recuperar mis rizos de forma natural?

Si ya nos encontramos en el punto descrito anteriormente y nos asalta la típica pregunta «¿como recuperar mis rizos?», la solución definitiva pasa por cortar por lo sano, hemos de deshacernos de ese cabello estropeado y empezar a cuidar el nuevo cabello rizado que nacerá en nuestro cuero cabelludo, tambien podrías optar por mantener esas dos texturas en tu melena durante un tiempo con la esperanza de recuperar el rizo de forma natural, no te lo recomendamos, si el pelo esta muy estropeado lo mejor es cortar y cambiar nuestro hábitos de higiene capilar para ahora si, cuidar nuestra melena rizada de forma correcta.

Estos son los consejos que te damos para cuidar o recuperar los rizos naturales en tu cabello:

  1. No laves tu melena cada día, si notas que el pelo se chafa enseguida y tiene aspecto de sucio al día siguiente del lavado quizás tengas un problema de exceso de grasa o sebo capilar en tu cuero cabelludo.
  2. Debes evitar que los champús o acondicionadores cosméticos de higiene capilar estén cargados de siliconas, estas lo que harán sera secar tu cabello y que este pierda su humedad natural, el resultado sera un pelo reseco y sin vida.
  3. Es correcto usar mascarillas para fortalecer y alimentar tu cabello rizado, pero estas mascarillas necesitan un tiempo, si no dispones de esos minutos que el uso de la mascarilla te va exigir, usa un buen acondicionador.
  4. Si quieres que tu rizo no sufra en exceso y acabe despereciendo de tu melena huye del uso continuado y desmesurado de las planchas de pelo o tenazas de calor que obligan a tu cabello rizado a cambiar su estado.
  5. Cuando quieras planchar tu pelo rizado para aparecer con un pelo liso usa siempre un protector de calor en tu cabello, sobretodo si tu cabello es fino.
  6. Corta de forma regular las puntas de tu pelo, nunca dejes pasar mas de dos o tres meses entre cortes de puntas, evitaras que esas puntas abiertas acaben por destrozar la imagen de tu melena.
  7. Sabemos que te gusta dar volumen a tu melena y que los productos que se usan normalmente son las espumas y lacas, nosotros te recomendamos que no abuses de ellas y si las usas que sean de una calidad alta, evitaras que tu cabello rizado se reseque en exceso debido al alcohol que estos productos contienen.
  8. Uno de los accesorios que mas nos pueden ayudar a conservar y realzar el rizo en nuestro cabello es el difusor en los secadores de mano, úsalo siempre que te seques el pelo.

Si necesitas mas sugerencias o una guía paso a paso con un montón de explicaciones y trucos para que puedas recuperar los rizos de una forma eficiente te proponemos la GUÍA DE LOS RIZOS de una de las influencers del momento.

De su mano y bajo una rutina ya probada y testada por ella misma veras como recuperar los rizos es una tarea que lo puedes conseguir en menos tiempo del que piensas.

Accede a otro contenido de interés:

Tratamiento con keratina para el cabello

Tintes naturales para el pelo

Cómo evitar el frizz en el cabello

¿Has notado cambios en tu pelo rizado? Tal vez te has dado cuenta que tras muchos peinados en los que has alisado el pelo con planchas o con productos químicos, finalmente has acabado perdiendo la fuerza de tus rizos, y estos son ahora ondas e incluso tienes el pelo liso. Veamos a continuación, una guía de pasos en la que te explicamos Cómo recuperar un pelo rizado que se ha quedado liso.

El pelo rizado parece ser siempre el tipo de pelo más difícil de peinar o de controlar, cuando en realidad es un pelo que tiene volumen y lo mejor es que suele ser más fuerte que cualquier pelo liso así que lo mejor es asumir que se tienen rizos y estar orgullosa de ello, pero si durante años los has alisado con la plancha o en tu peluquería te has sometido a tratamientos químicos, como el de la keratina, seguramente la raíz de tu pelo se ha resecado hasta el punto de haber dejado de ser fuerte y con ello, que el rizo se haya acabado disolviendo por completo.

Pasos para recuperar un pelo rizado que se ha quedado liso

  1. Si estás decidida a recuperar tu pelo rizado, o de hecho no te gusta haber perdido la definición de tus rizos, debes apartar durante un tiempo el uso del secador y de la plancha, además de utilizar champús que no contengan parabenos ni siliconas, ya que estos resecan tu cabello hasta el punto de hacer casi imposible que se recupere. Evidentemente tendrá que ser un champú indicado para cabello rizado.
  2. En el caso de no poder estar alejada de la plancha o del secador, siempre debes limitar el uso todo lo posible y además, utilizar sérums protectores que sirvan para proteger el cabello del calor excesivo de las planchas.
  3. Por otro lado, no estará de más que cortes tu pelo o al menos las puntas. De este modo conseguirás sanearlo por completo, y que el rizo pueda comenzar a recuperarse.
  4. Además, podemos confiar en algunos remedios naturales que recuperen el cabello rizado. Uno de estos es el aceite de coco. Simplemente unta tus manos con aceite y pásalo por el cabello, agitándolo con los dedos. Este producto ayuda a reparar el tallo, reduce instantáneamente el encrespamiento y hace que nuestros rizos sean más definidos.
  5. Otra forma de proteger la belleza de los rizos es proporcionar ocasionalmente una mascarilla a base de yema de huevo, rica en proteínas y zinc y, por lo tanto, útil para nutrir y dar fuerza y ​​belleza a nuestro cabello rizado.
  6. Muchas mujeres también confían en soluciones basadas en gelatina comestible mezclada con agua caliente y vinagre de manzana. Para hacer esta mascarilla, mezcla 1 taza de agua caliente con 2 cucharadas de gelatina, 1 cucharada de vinagre de sidra de manzana y unas gotas de aceite esencial, si desea darle una fragancia a la mezcla. Transferimos todo a un dispensador en spray y lo dejamos enfriar, luego rociamos el cabello recién lavado y todavía ligeramente húmedo, lo peinamos y secamos como de costumbre.

Con estos cuidados y remedios naturales, podrás ir recuperando poco a poco tu rizo de forma natural, aunque de nuevo incidimos en la importancia de no aplicar demasiado calor al cabello. Además será bueno que a la hora de secar el pelo con el secador, recuperes el uso del difusor, algo esencial para definir más los rizos.

5 trucos para recuperar los rizos que has perdido este verano

El verano es el gran enemigo de nuestro cabello y es que si normalmente el uso de planchas, secadores o de tratamientos agresivos puede llegar a deteriorar nuestro pelo, en verano ese daño se ve aún más perjudicado por el sol, la deshidratación, la salitre del mar y el cloro de la piscina. Y precisamente por todo esto, es normal que a estas alturas del verano en tu melena ya se vean esas consecuencias y daños de los meses de calor: falta de brillo, poco volumen, puntas abiertas… Pero en el caso de los cabellos rizados, estos daños también pueden llegar a cambiar por completo el aspecto de nuestro cabello e incluso hacer que nuestros rizos parezcan irreconocibles o literalmente desaparezcan de la faz de la tierra.

Tu pelo está liso por zonas, decaído, apagado y sin rizo ¿Te suena? Si es así, ese cambio podría deberse, no solo al verano, sino también a procesos químicos en el cabello demasiado agresivos como las decoloraciones, a cambios hormonales, mala alimentación, contaminación ambiental… Lo sabemos… Si pudieses volver hacia atrás dejarías tu cabello como lo llevabas cuando eras niña y sin tratamientos agresivos que lo deterioren.

Pero ¡que no cunda el pánico! porque aún estás a tiempo de recuperar esos rizos naturales que recuerdas en tu melena y para ello solo necesitarás un poco de paciencia y además seguir estos 5 consejos que hemos seleccionado expresamente para ti ¡Toma nota!

1. Controla los lavados: Ya sabemos que ese mito de que ‘lavar el pelo todos los días es malo’ es totalmente falso, pero en el caso de los cabellos rizados sí que es un punto importante que deberíamos controlar. ¿La razón? Aunque esa sensación de tener el cabello limpio todos los días puede ser casi adictiva, lavar frecuentemente el pelo puede acabar dando como resultado que nuestro rizo desaparezca e incluso acabe encrespándose.

Así que nuestro consejo es que lo laves unas dos o tres veces por semana y siempre vigiles el champú que utilizas. Intenta que esté libre de sulfatos. Esto ayudará a que recuperes tu melenaza.

VER 12 FOTOS 12 champús sin sulfatos que cuidan y respetan tu pelo

2. Sanea las puntas abiertas: Lo sabemos… Adoras tu pelo largo y solo tú sabes lo mucho que te ha costado que crezca, pero tienes que saber que deshacerte de las puntas abiertas a tiempo puede hacer que tus rizos vuelvan poco a poco a tu cabello. Además conseguirás que vuelva a recuperar esa fuerza que tenía antes del verano.

Sanear tus puntas ayudará a que recuperes ese pelazo rizado y con volumen.

3. Los aceites secos serán tus mejore aliados: El uso de aceites secos y naturales como el aceite de argán, de coco, de almendras.., harán que tu cabello esté hidratado, brillante, suave, manejable y ayudará a que rescates tus rizos. Y es que la deshidratación puede ser uno de los principales factores causantes de que tus rizos se vean mucho más apagados, así que nuestro consejo es que añadas unas pocas gotitas de alguno de estos aceites en tu rutina de cabello, sobre todo de medios a puntas (la zona que suele estar más dañada), verás como en pocos días notas el cambio.

4. Cuidado con desenredar el cabello: Ya lo vimos con el truco de María Pombo para lucir un cabello ondulado perfecto en la playa. A veces la mejor opción es optar por no desenredar el cabello todos los días. Lo mejor es que aproveches en la ducha para desenredarlo con la mascarilla o el acondicionador puesto y con ayuda de algún peine de cerdas separadas que no dividan mucho la onda. Después acláralo, déjalo secar y dale forma con ayuda de las manos apretando el rizo.

Desenreda el cabello en la ducha y déjalo secar al aire para recuperar tus rizos.

5. Destierra la plancha y el secador: Esto no significa que tengas que tirarlos a la basura, sino que intentes dejarlos apartados durante un tiempo, al menos hasta que tu transición al pelo rizado haya acabado. Una vez hayas recuperado tus rizos, podrás volver a utilizarlos, siempre con algún spray protector del calor y nuestra recomendación es que empieces usando el difusor para dar más volumen al rizo. Pero eso sí, intenta utilizarlo cuando tu cabello ya esté seco, si lo haces estando húmedo generarás aún más frizz.

¿Preparada para volver a ese pelazo rizado y con volumen con el que sueñas?

Ya lo corté… ¿Por qué no se riza?

Ya lo corté… ¿Por qué no se riza?

¡Holaaa rizadxs!♥

Hoy volvemos a hablar de uno de mis temas favoritos: La transición. Específicamente de algo que casi nunca nos dicen. ¡Siéntate y agárrate! que si no lo sabias, te puede impactar la noticia.

Okay, entonces ya decidiste hacer tu transición o gran corte, cogiste valor, esperaste lo que tenías que esperar, te untaste tus aceites, tratamientos profundos y demás “pociones mágicas” para los rizos y ya llegó el esperado, emocionante (y a veces temido) día del corte. Caen y caen los mechones al piso y al final… el cabello no te quedó rizo.

¿Y cómo e’ eso?

Primero que todo: respira y mantén la calma. Sí, por experiencia sé que es frustrante cuando después de dedicar tanto tiempo (y dinero) en tu cabello no obtienes lo que esperabas. Personalmente, cuando era nueva (y no tan informada) en el mundo del pajón, creí que al cortarme el cabello luego de 5 meses de transición descubriría una hermosa melena de rizos perfectamente definidos. Cuando vi que solo la mitad de mi cabello se rizaba perfecto me quedé como… ¿y entonces? Seguro ustedes están más informadas que yo en ese entonces, pero no quiero que esto las agarre de sorpresa. Así que, a continuación una explicación de por qué pasa esto:

Scab Hair o Cabello en cicatrización:

Es importante saber que los procesos químicos pueden ser dañinos si se aplican directamente en la raíz, ya que perjudican el folículo capilar (la única parte viva del cabello) y hace que los primeros meses posteriores al gran corte o al inicio de la transición nazca el cabello maltratado. ¿Y dónde te ponían el alisado, el ablandador, la boca del blower (secador)? Exaaacto, en el cuero cabelludo.

De hecho, donde más nos aplicaban producto solía ser en el frente, para hacerlo lucir lo más lacio posible. Por eso, muchas tenemos más problemas en las hebras de adelante.

Ojo: no debemos confundir el cabello en cicatrización con texturas mixtas. Es normal tener zonas más lacias o zonas más crespas en nuestro pajón. Lo que no es normal es que a pesar de todo cuidado el cabello permanezca dañado, seco y malformado.

Entonces tu hebra luciría un poco como esto:

Aquí unas fotos mías de hace como un año:

En la izquierda pueden ver las puntas de mi cabello con una textura “ondulada” que ni está todavía lacia, ni se riza. A la derecha como camuflajeo un poco el efecto con finger coils o bantú knots. Es importante mencionar que no todo cabello en cicatrización luce de esta forma. A veces se presenta como una textura mucho más crespa que la natural, o una textura similar pero sin definición.

¿Y los rizos, pa’ cuándo?

Tranquila, eventualmente llegarán. Usualmente toma de un mes a un año deshacerse de todo el scab hair y puede que no lo elimines de todas las secciones al mismo tiempo. El promedio son dos meses.

Mientras más severo sea el daño en los folículos, más tiempo de cabello en cicatrización tendrás.

¿Mientras tanto, qué hacemos?

– Encontrar un corte en el cual puedas eliminar solo la parte que te causa problemas. En mi caso, opté por lucir una pollina para que todo mi scab hair del frente desapareciera.

– Dedicarle más tiempo a estas zonas. Donde no se te rice el cabello puedes optar por hacer trenzas finitas o finger coils con ayuda del gel. Es más trabajoso, pero si no quieres cortarlo de nuevo, puedes usarlo para homogeneizar tus texturas.

– Ser paciente. Esta es solo otra etapa en tu transición. Si ya llevabas algunos meses de espera, unos más no te harán daño. Si habías tomado la decisión de lucir tu gran corte, llévalo corto con orgullo y disfruta cada etapa.

Al final, recuerda que tu cabello no eres tú. En general todo mi proceso de transición me sirvió para comprender que mi cabello era solo UNA pequeña parte de quien soy. Construí mi autoestima más fuerte que nunca y cuando finalmente llegaron mis hermosos rizos, solo le sumó al amor que ya me tenía. ¡Haz la prueba!

32 años con rizos en mi cabeza, muchas pruebas, bastantes errores y algunos aciertos me han dado la experiencia necesaria para poder hablar de ello sin demasiado miedo a equivocarme y, así, contaros cuáles son los errores más comunes que realizamos al cuidar el cabello rizado.

Abusar de los sulfatos

Los sulfatos en jabones y champús tienen un efecto muy concreto y muy útil en algunos casos: son muy limpiadores y arrastran casi cualquier producto, acumulación o resto que pueda quedar en nuestro cabello. ¿El problema? Que arrastran hidratación y aceites del cabello. La mayoría de champús en el mercado cuentan con sulfatos más o menos suaves entre sus ingredientes

Esto es especialmente problemático en el pelo rizado porque debido a su patrón rizado la hidratación y los aceites naturales del cabello tienen más dificultad para llegar a toda la hebra. Esto no quiere decir que no podamos usar nunca sulfatos, pero sí que es recomendable no abusar de ellos. Además, utilizar aceites para hacer pre-poo es recomendable antes de usar un champú con sulfatos ya que protege un poco la hebra.

Abusar del lavado

De manera habitual tendemos a lavarnos el pelo varias veces a la semana. Personalmente, cada vez que veía que mis rizos no estaban como el primer día, me lavaba el cabello. Esto es también bastante problemático.

Aunque cada una de nosotras sabremos qué frecuencia de lavado funciona mejor en nuestro cabello – dependiendo de nuestro estilo de vida y circunstancias – lo recomendable es alargar el lavado unos días para evitar lavar de más y arrastrar hidratación y aceites.

Tenerle miedo al agua

Durante muchísimo tiempo creía que debía mantener el pelo alejado del agua para evitar el encrespamiento. La realidad es que no usamos suficiente agua en nuestro cabello. Y es que el pelo rizado se beneficia enormemente de la hidratación. Para ello no solo podemos usar productos concretos como las mascarillas o los acondicionadores, sino que cada vez que le aportamos agua al pelo lo estamos hidrantando. No le tengáis miedo y apuntaros a refrescar vuestros productos con agua.

Dudas con el cepillado

La pregunta del millón es si debemos o no debemos cepillar el cabello rizado. El consejo general es no cepillarlo nunca y muchísimo menos en seco. La respuesta no es tan sencilla como esa, por desgracia.

Efectivamente, si queremos lucir nuestros rizos perfectos durante varios días no deberíamos cepillarlos nunca entre lavados. Pero, ahora, si estamos hablando de cepillar para desenredar al lavarlo la cosa no es tan sencilla. Y es que algunos cabellos al mojarse se debilitan y se rompen más fácilmente. Si este es tu caso, quizás sea más recomendable para ti que te desenredes en seco.

Para ello, puedes utilizar un poco de mascarilla hidratante o un acondicionador leave in que te facilite la tarea. En cualquier caso, si sigues prefiriendo desenredar en mojado, es preferible que lo hagas cuando tengas la mascarilla hidratante puesta. Pro tip: usar los dedos para esta tarea y alejarnos de los peines. En cualquier caso, todo dependerá de las necesidades de tu pelo en concreto y sus características.

No conocer nuestro tipo de cabello

No todos los cabellos son iguales y no todos tienen las mismas necesidades. Si esto es cierto en cualquier tipo de cabello, lo es aún más en los cabellos rizados. No solo porque los patrones de rizos son muy diferentes de una persona a otra, sino porque dependiendo de si tenemos el cabello fino o grueso, con baja, media o alta densidad, de porosidad baja o alta, etc. necesitaremos cosas diferentes y nos beneficiaremos de diferentes productos.

Por ello, uno de los principales errores que podemos cometer al cuidar nuestro cabello rizado es no conocer bien nuestro pelo, no saber qué tipo de pelo y de rizo tenemos y utilizar lo mismo que utilizan otras chicas rizadas. Conocer nuestro pelo es clave.

Abusar del aire caliente

No os voy a mentir, como persona que tarda horas en secarse el pelo, entiendo las bondades del secador con aire caliente y las tentaciones que nos supone. Sin embargo, el aire caliente ( y con mucha presión) afecta a nuestros rizos, los reseca y genera un gran frizz o encrespamiento además de deshidratación.

Por ello, la mejor recomendación para secar el cabello es o bien hacerlo al aire libre – más definición, menos volumen – o bien utilizar el secador en la temperatura y potencias más bajas posibles. De esta manera el cabello se moverá menos, se definirá mejor, evitaremos el encrespamiento, no lo quemaremos y evitaremos la deshidratación.

No tomar precauciones especiales al teñir

Los tintes químicos nos acompañan en nuestra vida y todas hemos pasado por teñirnos o hacernos mechas alguna vez. Sin embargo, es posible que todas hayamos descubierto que después de un tinto o unas mechas muy fuertes – si nos referimos a decoloraciones ya ni hablamos – nuestro patrón de rizo se ve afectado.

Todos los tratamientos químicos afectan a la estructura de nuestra hebra y abre la cutícula perdiendo hidratación, pero esto en el caso de los cabellos rizados puede significar perder nuestro rizo. Esto no significa que no podamos darnos mechas, pero sí que debemos tener cuidados especiales: aplicar tratamientos de proteínas preventivos y posteriores al tinte y mechas. Además, utilizar productos como Olaplex antes de teñir.

Cortar en mojado

El error por excelencia que se lleva a cabo en peluquerías cuando hablamos de cabello rizado es cortarlo en mojado. Por desgracia, nuestro cabello no se ve beneficiado de esta técnica y puede causarnos grandes disgustos.

Las que tenemos rizos sabemos que cada unos de ellos se riza de diferente forma y se encogen diferente. La única forma de saber – más o menos – cómo va a quedar nuestro rizo después de cortarlo es si cortamos en seco rizo a rizo, atendiendo al patrón de cada uno de ellos. Si cortamos en mojado no sabemos cómo va a quedar cada rizo al secarlo y la forma no va a quedar como parece en mojado.

Utilizar cualquier toalla para secar

Personalmente yo no utilizo ninguna toalla a la hora de secarme el pelo, sino que quito el exceso de agua con las manos – nunca enrollando ni estrujando demasiado fuerte – porque he notado que me ayuda a tener una definición mejor.

En cualquier caso, si queremos utilizar toalla, debemos recordar siempre utilizar una toalla de microfibra. Cualquier otra toalla nos generará encrespamiento y frizz y nos quitará demasiada hidratación. Recordemos que el cabello rizado pide hidratación y que el agua es hidratación. Si secamos demasiado perdemos parte de esta hidratación y lo notaremos.

Pensar que no es elegante o profesional

Este es el error que más tristeza me genera y que, sin embargo, casi todas las rizadas hemos vivido. Y es que las modas tienen mucho que ver en cómo nos vemos a nosotras mismas y durante mucho tiempo el rizo se ha considerado demasiado juvenil, salvaje y poco arreglado. Por ello, muchas de nosotras alisamos nuestro cabello para eventos especiales, bodas, etc., para parecer más elegantes y arregladas. La realidad es que los rizos pueden ser perfectamente profesionales, elegantes y arreglados. Y, además, son parte de nosotras.

Cortar vaciando y desfilando capas

Otro error que nos encontramos a menudo en las peluquerías es que nos vacíen los rizos o nos desfilen las capas para quitarnos volumen. Al hacer esto, nuestro rizo pierde hebras, no está igualado y por tanto, el rizo tiene menos cabello y queda desestructurado.

Además, esto genera ese efecto casco que tanto puede disgustar: mucho volumen en la parte de arriba y falta de cabello con puntas lisas al final. El corte que nos realicen debe permitir que cada uno de nuestros rizos tengan la misma cantidad de pelo en toda su longitud. Además, se debería mantener la misma densidad en la parte de arriba y en la parte de abajo del cabello.

El volumen es bello y lo más probable es que cuanto más cuidemos nuestro pelo y más nos acostumbremos a nuestro rizo, más volumen queramos.

Imágenes |@sarahangius, Gtres

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *