0

Como seria mi bebe

¿Buscas nombre para tu bebé? ¡Haz nuestro test!

Cada persona es un mundo. Tenemos personalidades y gustos diferentes y, sabemos que es mucha la responsabilidad de elegir el nombre de tu futuro hijo, ya que será para toda la vida. Para hacer una buena elección, no solo tendrás que escuchar las opiniones de los familiares y de los amigos, sino que tenéis que poneros de acuerdo tu pareja y tú y, entre los dos, elegir un nombre bonito e identificativo. Unos de nuestros nombres preferidos son los de las constelaciones y las estrellas, ¿los habías oído alguna vez? Échale un vistazo a nuestro vídeo antes de realizar el test que te ayudará a decidirte sobre el futuro nombre de tu hijo. ¡Son nombres súper originales!

Tu navegador no puede mostrar este vídeo

Aunque hay personas que parecen tener más que decidido el nombre de sus futuros hijos, incluso años antes de tenerlo, no suele ser lo habitual. De hecho, la mayoría de futuras mamás y papás suelen sentirse presionados con esta decisión por el hecho de pensar que es para siempre. Pero, ¡tranquila! Es normal que entren muchas dudas a la hora de decidir el nombre de un bebé, por lo que, como todas las decisiones importantes, puede llevarte bastante más tiempo del que piensas. Por todo ello, queremos ayudarte y hemos preparado un test de nombres para bebés que, seguramente, te ayude a inspirarte en la elección. ¡Anímate!

Si aún no has encontrado el nombre para tu bebé el siguiente libro puede ser de gran ayuda

¿Qué tal ha ido? ¿Te ha gustado el resultado? Sea el que sea, si no te ha convencido, nuestra recomendación es que siempre, siempre te dejes guiar por tu propio instinto. Si por ejemplo, estás dudosa entre varios nombres, seguramente habrá uno de ellos que te guste más que el resto, ¿a que sí? Entonces, tranquila… no te presiones porque, cuando llegue el momento lo tendrás totalmente claro. No obstante, si necesitas más ideas, ¡nosotras te seguimos ayudando encantadas! Existen una infinidad de nombres preciosos para bebés, con origen en distintos países europeos como Francia, Italia e Inglaterra, por ejemplo. ¡Toma nota de nuestros preferidos de estos tres países!

Nombres franceses

¡Oh là là! Dicen que París es la ciudad del amor y desde donde la cigüeña trae directamente a los bebés. Si esta leyenda de maternidad es tan bonita, ¿por qué no hacerle un homenaje con un nombre francés? Existen nombres franceses, tanto para chica, como para chico, verdaderamente sorprendentes ya que, además de ser bonitos son muy elegantes. ¡Te dejamos una selección de los 10 nombres más originales, desde París, con amor!

Si es niña…

  • Angèle: un nombre femenino con origen religioso que significa «enviada de Dios». En España, su equivalente sería Ángela. ​
  • ​Bérénice: un nombre femenino procedente de la antigua Macedonia cuyo significado es «la que lleva la victoria». Bonito, ¿verdad?
  • ​Héloïse: su equivalente en español es Eloísa. Es un nombre de origen germano que quiere decir «gloriosa y salvaje».
  • ​Pauline: ¡Nos encanta! Se trata de un nombre latín, muy histórico. Significa «la pequeña que tiene grandeza». Proviene de San Paulino de Nola, un famoso obispo francés del siglo V.
  • ​Chanel: si eres una fashionista, ¡este debe ser el nombre de tu pequeña! e trata de un nombre que cobró relevancia a raíz de la diseñadora francesa Coco Chanel.

Si es niño…

  • Grégoire: de origen griego, este nombre masculino significa «el que está despierto».
  • ​Basile: es uno de los nombres más típicos de Francia. Estamos de nuevo ante un nombre que proviene del griego antiguo: Basíleios, que significa «rey».
  • Edouard: efectivamente, equivaldría a Eduardo en castellano. Sin embargo, debido a su pronunciación es mucho más elegante, ¿no te parece? Su origen en realidad es inglés, cuya forma original era Eadweard. Significa: «guardián de riquezas».
  • ​Lucien: significa «luz» en latín. Es otro de los nombres masculinos más populares de Francia.
  • ​Alexis: es otro de los nombres masculinos franceses que más nos gustan. Proviene del griego alexein, y significa «proteger».

Nombres italianos

No hay duda de que Italia es un país muy especial. Se trata de una nación con mucho encanto, naturaleza, bonitos paisajes y, sobre todo, mucha historia. ¿Por qué no apuestas por algún nombre italiano? A continuación te dejamos 10 nombres de Italia que, seguro, te encantan.

Si es niña…

  • Alessandra: en España sería Alejandra o Sandra. ¡Todos son preciosos! Pero el tono italiano, sin duda, le da ese toque de originalidad. Es de origen griego, una vez más, y significa «protectora de los hombres».
  • ​Viola: proviene del latín y significa literalmente «violeta», como la flor. ¡Una curiosidad! ¿Sabías que la actriz Salma Hayek tiene el nombre de Violeta?
  • ​Giovanna: es un nombre femenino italiano que significa «la misericordia de Dios». Y, aunque puede parecer tener un significado muy religioso, realmente es un nombre con mucha historia en España, por ejemplo, que correspondería a Juana.
  • ​Isabella: en España sería Isabel, ¡ambos son bonitos! Significa «la promesa de Dios». ¡A nosotras nos gusta muchísimo!
  • ​Gaia: también puede ser escrito «Gaya». Proviene de la mitología griega y significa «Tierra». Además de ser bonito, es muy original. ¿Qué te parece?

Si es niño…

  • Enzo: aunque es un nombre típico en Italia, realmente su origen es germano. Significa «príncipe de las tierras». Bonito, ¿a que sí?
  • ​Marco: proviene del griego y significa «consagrado a Marte».
  • Luca: realmente el nombre popular es Lucas. Literalmente significa “el que proviene de Lucania”, región del sur de Italia.
  • ​Leonardo: es de origen germánico y significa «fuerte como un león». Si además, eres espiritual y te gustan los horóscopos, si nace Leo, ¡no tendríamos duda!
  • ​Bosco: nombre masculino italiano, cuyo significado literal es «bosque».

Nombres ingleses

Pero si hablamos de países europeos, no podemos olvidarnos de Inglaterra. Una preciosa y enorme isla con paisajes maravillosos y, también, con un rol histórico muy importante. ¡Toma nota de los 10 de los nombres ingleses que más nos seducen!

Si es niña…

  • Agnés: el origen de este nombre se encuentra a caballo entre el latín y el griego. Sin embargo, de lo que no podemos dudar es de su belleza. Se trata de un nombre muy popular en Inglaterra, aunque también en Francia. Su significado es «pureza».
  • ​Cindy: nombre femenino que proviene del griego y hace referencia a «aquella que viene de la colina».
  • ​Evelyn: se trata de un nombre de origen hebreo que ensalza a la mujer, ya que significa «la que da aliento».
  • Flora: es un nombre que proviene de la mitología latina. Su significado es «la que ama la naturaleza».
  • ​Irina: es súper original, ya que no hay mucha gente que se llame Irina. Aunque su originalmente proviene de Rusia, es popularmente conocido en Inglaterra. Este precioso nombre significa «la que trae paz».

Si es niño…

  • Austin: es un nombre que proviene del latín, y en España sería más conocido como Agustín. No obstante, es uno de los nombres más populares en todo el mundo, y cuenta con un bonito significado: «honrado», literalmente.
  • ​Dan: un nombre corto y fácil de pronunciar. Viene del latino y significa «justicia». ¿Te gusta?
  • Gaby: es un nombre unisex, siendo válido tanto para niño, como para niña. El significado masculino de este nombre sería «hombre de Dios» y cuenta con un origen del propio inglés.
  • ​Joel: un nombre de origen hebreo cuyo significado es «el señor de Dios». Se trata de un nombre con significado religioso, pero también bonito y original.
  • ​Liam: sería la versión inglesa de Guillermo. Es un nombre muy estético con un significado tan bonito como «firmeza» y «protección».

Descubre: Nombres inspirados en el mar y la naturaleza para bebés

Cómo será mi bebé descúbrelo con estas apps gratis



Cuando estás embarazada nos preguntamos cómo será mi bebé, ahora con la ayuda de la tecnología puedes ver las posibles combinaciones de rasgos que puede tener tu [email protected] Existen varias apps gratuitas, que mezclan los rostros del padre y la madre, para que puedas hacerte una idea de a quién se parecerá tu bebé.

Sin embargo, ninguno de estas aplicaciones garantiza el resultado de cómo será tu bebé, pero es divertido ver las posibles combinaciones que se pueden obtener y guardar las fotos a ver cuál de las siguientes herramientas daba el mejor resultado.

La mecánica que utilizan estás apps es básicamente igual, sólo tienes que subir una foto tuya y de tu pareja, para que a partir de ellas se pueda generar una imagen de cómo podría ser el futuro bebé.

Cómo será mi bebé apps para iphone

Baby Nest, app para saber cómo sera tu bebé

La app gratuita “El rostro del futuro bebé : embarazada” de Minoru Studio, cuenta con una función que utiliza un algoritmo para la detección del rostro, que incluye cara, piel, cabello y ojos. Sólo tienes que subir una foto tuya y de tu pareja desde tu iphone y la aplicación hace diferentes combinaciones.

Descarga gratis “El rostro del futuro bebé : embarazada” en el AppStore, es compatible con iPhone, iPad y iPod touch.

What My Baby Look Like? app móvil

What My Baby Look Like? de Zhao Chen es otra app para iphone que mezcla rasgos de los padres, para ofrecer posibles combinaciones de cómo será tu bebé. Esta app utiliza tecnología de reconocimiento de rasgos faciales y procesamiento de imágenes digitales, para crear una imagen del bebé.

Debes seleccionar dos imágenes, ampliar y seleccionar el tamaño adecuado, a partir de aquí crea el rostro del bebé. Puedes guardar la foto en la biblioteca y compartir en redes sociales.

Apps para Android

Baby Maker de xyCore app Android

La app Baby Maker de xyCore te permite conocer cómo podría ser la cara de tu bebé, a partir de dos fotos que tengas en tu smartphone. Esta aplicación utiliza una tecnología de detección rostros avanzada que te permitirá predecir cómo será tu bebé en tres simples pasos.

Descarga Baby Maker en GooglePlay gratis.

¿Recomiendas alguna app para saber a quién se parecerá tu bebé?

Conoce la Pulsera Ava, nuevo “wearable” de fertilidad.

Si te ha gustado este artículo compártelo y sígueme en Facebook, Instagram, Twitter y suscríbete para a Papás e hijos!


Cuando estás embarazada pasas mucho tiempo pensando. Yo por lo menos he sido de darle muchas vueltas al coco… Para ser sincera, la mayor parte del tiempo eran pensamientos de incertidumbre y preocupación. Que he tenido mis razones pero, aún así, pensar en cosas más banales me venía genial. Cómo será mi bebé o a quién se parecerá al combinar nuestros genes es de los pensamientos más amables eran entretenimientos en los que podía ocupar mi tiempo sin hacerme daño.

Las leyes de Mendel y la genética

Aunque yo soy de letras de convicción, hay muchos temas de la rama de ciencias que siempre me han encantado.

El de las leyes de Mendel es uno de los que más disfruté en la escuela y de las pocas cosas de las que aún me acuerdo bastante.

Mendel era un señor que se dedicó a juntar guisantitos y gracias a ello nos dejó una enorme contribución a la humanidad: entender cómo funciona esto de la genética. En realidad, como sucede con muchos descubrimientos, no fue hasta varias décadas después en las que se desarrollaron las bases de su trabajo. Pero igualmente le reconocemos como padre de esta rama de la biología que ha servido para aclarar tantas incógnitas y que abre tantos caminos interesantes.

Qué dice la genética sobre nuestros rasgos

La genética es un campo apasionante y muy extenso del que yo solo entiendo algunas cosas de modo muy superficial.

En los que respecta a la reproducción humana, hay algunas cosas que tengo claras sobre cómo heredamos de nuestra familia nuestro aspecto, nuestra forma de ser, incluso nuestra tendencia a padecer o no determinadas enfermedades.

Resumiendo mucho, debemos saber que cada persona heredamos dos «copias» (alelos) de cada gen: una copia de nuestra madre y una copia de nuestro padre.

Los alelos no son iguales:

  • Unos son dominantes, aquellos que se imponen siempre frente a otro alelo distinto. Basta con que aquella un alelo dominante para que se muestre esa característica.
  • Otros son recesivos, lo que significa que para que puedan manifestarse necesitan de dos copias.

Son alelos dominantes:

  • Los del pelo oscuro.
  • Los del pelo rizado.
  • Los de los ojos marrones.
  • Los del color más oscuro de la piel.
  • Los de los grupos sanguíneos A y B.

Son alelos receptivos:

  • Los del pelo liso.
  • Los colores de pelo rubio y pelirrojo.
  • Los ojos de color azul.
  • El grupo sanguíneo 0.
  • El color claro de piel.

Así que esto es, a grosso modo, lo que explica a quién nos parecemos y a quién se parecerán nuestros hijos.

También habría que tener en cuenta que algunas características físicas son el resultado de variantes de más de un gen y que en muchas de ellas influye el ambiente al que estamos expuestos durante nuestra infancia.

En fin, que podemos hacer cábalas pero siempre teniendo claro que hay un componente de «azar» que no podemos controlar. Obviamente dos padres rubios van a tener un hijo rubio porque para ser rubios son portadores ambos de alelos de pelo rubio. Pero incluso el tono puede ser diferente en este bebé con respecto a sus padres.

Entendiendo que cada persona recibimos un alelo de nuestro padre y otro de nuestra madre y dependiendo de si estos son dominantes o recesivos podemos explicar que a veces se hereden rasgos «sorprendentes» o que los nietos se parezcan más a sus abuelos que a sus padres, por poner un ejemplo.

Mis «predicciones»

Como a mi este tema me gusta mucho, le di bastantes vueltas, sobre todo embarazada del Mayor.

Veamos lo que les aportábamos nosotros a nuestros hijos:

  • Rama materna: Yo soy rubia, de piel muy clara, y tengo los ojos oscuros. En mi familia hay más rubios de piel clara o muy clara como yo, pero mi madre es bastante morena (de piel, de pelo y de ojos). Mi padre tiene los ojos verde claro y mi abuelo materno los tenía azules.
  • Rama paterna: Mi marido es de pelo moreno (pero era rubio de mayor), tiene los ojos verde-miel y la piel clara (aunque no tan clara como yo). En su familia no hay ningún rubio que sepamos y algunos tienen la piel bastante tostada. Uno de sus abuelos tenía los ojos azules.

¿Cómo podrían salir nuestros hijos?

Según mis cálculos, casi cualquier opción era posible:

  • En cuanto al pelo, yo veía muy claro que mis hijos iban a tener el cabello oscuro, porque mi gen recesivo no iba a ser suficiente aportación.
  • En cuanto a la piel, sí que pensaba que tendrían la piel clara porque nosotros la tenemos así, y aunque esos genes son recesivos, al aportar dos, «ganaría» la piel clara.
  • Los ojos me causaban más dudas, porque en nuestras familias había un poco de todo. En cualquier caso, teniendo yo los ojos marrones muy oscuros, apostaba por mi color marrón o, en todo caso, por algún tono verdoso no demasiado claro.

En definitiva, que, mirando sobre todo a mi familia política, no descartaba tener hijos de pelo moreno, ojos oscuros y piel más tostada que la mía. Vamos, que no se hubieran parecido a mi en nada 😉

El aspecto heredado de mis hijos

Mis tres hijos son rubios, de piel clara y ojos claros.

Mayor tiene exactamente mi pelo, cosa que no sé si es buena o mala porque el pelo fosco es un auténtico aburrimiento. Pero es así, tiene mi color, mi textura, el pelo fino pero súper abundante, ondulado sobre todo por la zona de la frente… Mi pelo sin lugar a dudas. También tiene mi color de piel porque nuestro blanco fosforescente es inconfundible: esa piel siempre blanquísima que en todo caso se pone roja con el sol y nunca se broncea… pues así somos. Eso sí, a él le están saliendo pequitas por la cara y yo no tengo.

El Mediano nació con el pelo algo más oscuro que su hermano pero en cuanto se le cayó la pelusa y empezó a salir su pelo de verdad se puso rubio blanco transparente. Rubio, rubio, rubio rubísimo. Unido a que tiene los ojos azules, parecía que teníamos un güiri. Con el paso de los años se le ha ido oscureciendo y ahora mismo tiene un rubio más oscuro que el de Mayor y mío. Los ojos los sigue teniendo azules muy claros, con el borde como remarcado. Unos ojos alucinantes. La piel clara también, pero más sonrosada que Mayor y que la mía. Y él si se pone algo moreno.

La Niña nació con el mismo pelito que el Mediano y pero el cabello que le está saliendo ahora yo lo veo súper claro. Veremos a ver con qué tono termina. Ahora mismo tiene 9 meses y es la que menos pelo tiene de sus hermanos así que es pronto para valorar el rubio con el que va a terminar. Además de ser la más pelona, es la que tiene los ojos más oscuros, pero no son marrones sino verdes… Quizá acaben siendo marrones pero no creo que lleguen a mi tono oscuro, que a mi apenas se me distingue la pupila. Igualmente tiene la piel muy clara. Quizá no tanto como Mayor o como la mía, pero muy muy clarita, más que el Mediano.

Y, ¿a quién se parecen?

En un primer vistazo parece que han salido a mi porque son rubios. Pero yo creo que para nada.

Mi Mayor es clavado a su padre. Pero mucho mucho. Ves fotos de los dos de pequeños y es más que evidente. Pero no sólo eso, se parecen muchísimo en la complexión física y en la forma de ser. Son dos gotas de agua en dos los sentidos.

Mi Mediano no sé a quién se parece, pero yo apuesto por mi abuelo materno, del que ha heredado los ojos azules, la forma de la cabeza, el tipo de pelo y hasta la complexión más ancha y de menor estatura.

De la Pequeña dicen que se parece mucho a mi, yo la verdad que no la veo parecida más allá del pelo pero sí que es cierto que comparando alguna foto de bebés… podría ser.

Yo creo que aunque tengan mi pelo, mi aportación genética ha sido escasa 🙂 Les veo muchísimo más parecido a su padre, la verdad.

Combinando fotos para saber cómo será tu bebé

Si tienes un poco de maña con los programadas adecuados, hay quien es capaz de hacerse un fotomontaje a partir de las fotos de los padres. Qué envidia la gente tan apañada.

Pero tampoco hace falta complicarse. Si quieres jugar un poco, en Google puedes encontrar webs que te permiten aventurar cómo será tu bebé simplemente combinando fotos vuestras. Una de las más conocidas, y además gratis, es MorphThing.com. Simplemente subes una foto de frente de cada uno y en dos segundos puedes empezar a crear combinaciones de rostros, eligiendo además si es niño o niña. Es muy sencilla, en un momento lo tienes, y para pasar un rato está bien. Tenía que haber guardado yo alguno de los resultados para después comparar. Pero, vamos, que no deja de ser un entretenimiento, sin más.

Apps para averiguar a quién se parecerá tu bebé

Si lo tuyo es el móvil, tanto en Google Play como en la App Store hay apps para descubrir cuál será el rostro del futuro bebé.

Embarazada del Mediano me bajé una y la verdad es que era bastante mala, las posibles caras quedaban fatal y todas las funciones «interesantes» eran de pago. He estado echando un vistazo para ver si por las opiniones os podía recomendar alguna pero lo que he podido ver es que la gente coincide con mi opinión.

¿Cómo será mi hijo o hija? 6 claves genéticas para descubrirlo

¿Cómo será mi hijo o hija? 6 claves genéticas para descubrirlo | cedida

Si bien no es el único factor que contribuye a determinar cómo somos, la genética influye de forma clave en nuestro aspecto y en nuestra psicología. No sólo el color de los ojos, el pelo o la piel se hereda, sino que rasgos de personalidad como la extraversión y la estabilidad emocional dependen en gran medida de los genes que nos transmiten nuestros progenitores.

En este artículo te ayudaremos a responder a preguntas que con toda probabilidad te habrás hecho si estás esperando un bebé: ¿cómo será mi hija o hijo? ¿A quién se parecerá, tanto física como mentalmente? Para ello te presentamos 6 claves que pueden ayudarte a hacerte una idea aproximada, si bien la herencia genética tiene un grado de aleatoriedad importante.

  • Ejercicios para embarazadas (ideales para mantenerse en forma)

¿Cómo será mi hija o hijo? Rasgos físicos y psicológicos

No se puede predecir de forma definitiva cómo será nuestro futuro bebé; sin embargo, sí podemos deducir algunas pistas a partir de nuestros propios rasgos físicos y psicológicos, de los del otro progenitor y de familiares cercanos de ambos.

Veamos de qué modos se heredan aspectos como el color de la piel, del pelo o de los ojos, la estatura, el peso, la personalidad y la inteligencia. Es importante tener en cuenta, además de la relativa aleatoriedad de la transmisión y de la expresión genética, la importante influencia de los factores ambientales, en especial en el caso de los rasgos psicológicos.

1. Color de piel

Antes de empezar a hablar sobre la herencia genética de rasgos físicos es importante hablar de los alelos dominantes y recesivos en que se manifiestan los genes. De forma muy resumida y simplificada podemos decir que cada alelo, o forma de expresión de un gen, puede ser dominante o recesivo con respecto a otros. La mayoría de rasgos dependen de conjuntos de genes, no de uno solo.

Así, por ejemplo, en el caso del color de la piel los estudios indican que los tonos oscuros se expresan de forma prioritaria en relación a los más claros. En consecuencia, existe una mayor probabilidad de que el bebé de una persona con la piel oscura y otra con la piel clara tienda a parecerse al primer progenitor, si bien los genes del segundo reducirán la intensidad de la pigmentación.

2. Color de pelo

Los tonos de pelo oscuros son dominantes con respecto a los claros; por tanto, la probabilidad de que el bebé tenga el pelo moreno si uno de los padres lo es resulta muy elevada. El pelo rubio y pelirrojo son considerados rasgos recesivos y, si bien pueden aparecer incluso con varias generaciones de separación, es bastante común que los hijos tengan el pelo oscuro aunque el de los dos padres sea claro.

3. Color de ojos

Como sucede con el pelo y la piel, los tonos de ojos oscuros dependen de alelos muy dominantes. Los ojos verdes y los azules, que están muy relacionados, se reproducen en los hijos prácticamente siempre que están presentes en ambos padres; por contra, si uno de los progenitores es de ojos oscuros y el otro de ojos claros, es más probable que los del pequeño sean oscuros.

  • Depresión posparto: qué es, síntomas, causas y tratamiento

4. Otros rasgos físicos

Existen distintos rasgos físicos específicos que son dominantes, de modo que es altamente probable que se manifiesten en el bebé aunque sólo estén presentes en uno de los padres. Entre estos encontramos las pecas, los hoyuelos, la línea capilar, la nariz grande, las pestañas largas, los labios gruesos y los lóbulos de la oreja unidos a la cara.

5. Personalidad

La personalidad se puede definir como un patrón relativamente estable de conducta, cognición y emoción. En su desarrollo influyen tanto factores de tipo biológico y hereditario como otros socioculturales; en este sentido podemos distinguir entre el temperamento (la base cerebral, fisiológica y hormonal de la personalidad) y el carácter, que se desarrolla a partir de la interacción con el entorno.

En relación al temperamento cabe destacar la importancia de la herencia genética en algunos rasgos de personalidad, en particular en el grado de estabilidad emocional y en el de extraversión: estudios genéticos sugieren que la herencia explica entre el 40% y el 60% de las diferencias interindividuales en estas dimensiones (Tellegen et al., 1988) .

6. Inteligencia

La inteligencia un constructo complejo y cuyo significado varía mucho entre individuos; por ejemplo, mientras que muchas personas consideran que la inteligencia emocional es tan relevante como la espacial o la matemática, otras la ignoran y consideran que el término tiene un significado más limitado y tendente a lo racional y numérico. Además los célebres tests de inteligencia son cuestionados por muchos expertos en psicología.

Como sucede con la personalidad, se cree que aproximadamente la mitad de la variabilidad en la inteligencia depende de la herencia genética, entendida desde un punto de vista numérico a través del concepto del cociente intelectual o CI. Esta influencia es más notable en el caso de la inteligencia fluida (razonamiento y resolución de nuevos problemas) que en el de la cristalizada (conocimiento acumulado a lo largo de la vida).

  • Los 10 tipos de inteligencia según la Psicología

Tipos de test psicológicos

Teniendo en cuenta las anteriores características que pueden tener los test, al combinarlas, obtenemos diferentes tipos de test. Los tipos de pruebas psicológicas más habituales son:

1. Test psicométricos

Los test psicométricos son aquellos test que procuran poner un valor determinado a una cualidad psicológica, por lo que en este caso lo que harían los test es medir dentro de una escala de valores varios aspectos como puede ser: el coeficiente intelectual (CI), la atención, la memoria, la comprensión lectora, etcétera.

Este tipo de test tienen como finalidad evaluar y/o seleccionar y, en muchos casos, dividir a la población según sus capacidades, algo que se utiliza en las escuelas para saber qué alumnos tienen mejor rendimiento escolar y también en las entrevistas laborales, para saber quienes son los mejores candidatos que optan para el puesto. Existen diferentes tipos de test psicométricos. En ocasiones, los test psicométricos también se utilizan en el ámbito clínico para poder realizar un diagnóstico.

2. Test de inteligencia

Los test de inteligencia solían medir el CI, sin embargo, actualmente también existen test de inteligencia emocional y test de inteligencias múltiples. Los test de inteligencia son test de nivel máximo, suelen tener una respuesta correcta ya que pretenden saber el nivel de capacidad del evaluado. El test de inteligencia más ampliamente utilizado es la Escala de inteligencia de Wechsler para adultos (WAIS).

3. Test de rendimiento

Mientras los test de inteligencia miden la capacidad intelectual general, los test de rendimiento evalúan una capacidad o un conjunto de capacidades en concreto.

4. Test de rendimiento escolar

Los test de rendimiento escolar son pruebas académicas que se utilizan para conocer el nivel de rendimiento escolar de un niño o niña. Normalmente, los resultados se comparan con las puntuaciones normales del rango de edad. De esa forma, es posible saber si el rendimiento escolar de un niño se encuentra dentro o fuera de la normalidad según su edad.

5. Test de aptitud

Los test de aptitud, miden una o más aptitudes intelectuales o psicológicas. Es decir, habilidad o habilidades naturales que presenta una persona.

6. Test de personalidad

Los test de personalidad son instrumentos que a través de los cuales se pretende recoger información sobre la personalidad de una persona. Es decir, de su forma habitual de pensar, sentir y comportarse. Se usan en varios contextos: tanto en psicología clínica como en psicología del trabajo y las organizaciones.

7. Test neuropsicológicos

Los test neuropsicológicos evalúan el estado cognitivo de la persona. Se utilizan cuando hay sospecha de deterioro cognitivo, por ejemplo, en casos de daño cerebral o sospecha de demencia. El test neuropsicológico más utilizado es el mini-examen del estado mental (MMSE).

8. Test psicopatológicos

Los test psicopatológicos son los que evalúan la predisposición o la presencia de algún problema o trastorno psicológico. Los ítems de estas pruebas suelen evaluar la presencia o ausencia de los síntomas característicos de una o más psicopatologías. Ya que los test psicopatológicos pueden determinar tanto la presencia de síntomas de malestar psicológico general como la presencia de síntomas de un trastorno psicológico en concreto.

Algunos de los test psicopatológicos más conocidos son el Inventario de Depresión de Beck (BDI) y el Cuestionario de Ansiedad Estado-Rasgo (STAI).

8. Test proyectivos

Los test proyectivos, por su lado son unos test menos estructurados que ponen a prueba la individualidad mediante la respuesta abierta de cada individuo para poder conocer los rasgos de personalidad, características, creencias pensamientos, etcétera. Los test psicológicos proyectivos son más utilizados en los ámbitos infantiles, los clínicos e incluso en ámbitos forenses. Existen diferentes tipos de test proyectivos:

  • Test proyectivos estucturales: consisten en definir lo que se ve en material visual abstracto, como manchas. Como ejemplo de esto tipo de test, encontramos el conocido test de Rorschach.
  • Test proyectivos asociativos: en los que se obtiene información de la persona a través de sus respuestas asociadas a los estímulos que se le presentan. El test de asociación de palabras es el más conocido de este tipo.
  • Test proyectivos temáticos: cuya consigna consiste en explicar una historia a partir de los estímulos presentados. Como por ejemplo, los test de apercepción temática.
  • Test proyectivos gráficos: estudian características de la persona a través del análisis de su dibujo, como por ejemplo en el test de la Figura Humana.

9. Test vocacionales

Por último, los test psicológicos vocacionales son test de comportamiento típico, ya que no tienen una sola respuesta correcta. El objetivo de este tipo de test es conocer los rasgos, las preferencias, las habilidades, etcétera, de una persona. Mediante esa información, se pretende orientar a la persona hacia las profesiones o estudios que correspondan con su personalidad, sus gustos y sus capacidades. Como por ejemplo, este test de orientación vocacional.

28 de Marzo de 2017 – 18:13 CEST by hola.com

Antes de elegir el nombre correcto para tu bebé, hay elementos que han de tenerse en cuenta, de esta manera, tomarás la decisión más acertada con el nombre más adecuado. Hay miles de nombres de niños, pero para el tuyo, debes escoger el mejor. ¡Sigue estos consejos y logra que tu pequeño/a tenga gran personalidad con él!

VER GALERÍA

¿Qué debes saber antes de escoger uno de los nombres de niños?

  1. Fíjate en los apellidos. Es aconsejable tener los apellidos en cuenta. Pensemos en la repetición, que no quedaría muy bien. Si el apellido es Rodríguez, será mejor no llamar Rodrigo al niño. No sólo eso, sino que también debemos tener en cuenta evitar las rimas entre nombre y apellidos.
  2. ¿Nombre simple o nombre compuesto? Los nombres de niños ya abarcan una gran variedad, pero además, si decidimos poner un nombre compuesto, las opciones se multiplican. Por eso es preciso saber si nos gustan los nombres largos o cortos. Debemos saber qué nombre poner antes y cuál después, y pensar con qué nombre queremos que le llamen. Los nombres compuestos, por ejemplo, llevan varios años sin destacar sobre los simples.
  3. Concordancia entre nombre y personalidad. Hace poco, algunos estudios han demostrado que el nombre de un niño o niña, a lo largo de su vida, influirá en la persona. Por eso, si nos imaginamos al bebé con una personalidad alegre y positiva, buscaremos un nombre que se asocie a esto. Algunos nombres de niños felices son Matías o Isaac. El significado del nombre también es importante en este caso, ya que psicológicamente suele influir.
  4. Elígelo en compañía. No sólo conoceremos más ideas de nombres de niños, sino que tendremos en cuenta los puntos de vista de otras personas. Quizá nuestra pareja nos ilumine con un nombre precioso o nos diga qué nombres de niños aborrece. Los hermanos del nuevo niño también han de tener voz en esta decisión. Muchas veces son ellos quienes toman la decisión final, lo cual les hace partícipes y les dota de una pequeña responsabilidad que estarán encantados de aceptar.
  5. No repitas. Si queremos que la imagen de nuestro niño sea lo primero que nos venga a la cabeza al decir su nombre, lo recomendable es no repetir uno que ya tenga algún amigo o familiar. Hay quien opina que los nombres más utilizados son los mejores, pero en este caso, cuantos más niños se llamen como el nuestro, más probabilidades habrá de confusión. Un nombre bonito, original y especial es posible.
  6. Busca y rebusca. ¡Muy importante! Si quieres poner un nombre a tu bebé, deberás realizar una búsqueda intensiva de nombres de niños para conocer todas las opciones. Serán horas, pero es una decisión importante y merece tomar tiempo. Además, Internet es espléndido para ofrecer información que desconocemos, y así sucede también con los nombres.
  7. ¿Cuáles son los nombres más utilizados? Tanto si quieres ver cuáles son las tendencias, como si piensas huír de las mismas, siempre podrás encontrar listas de nombres que más han sido utilizados donde y cuando quieras. Los nombres de niños más utilizados en España durante el 2016 fueron:
  • Hugo
  • Daniel
  • Pablo
  • Martín
  • Alejandro
  • Nicolás
  • Mario
  • Adrián
  • Álvaro
  • Diego

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *