0

Como superar un aborto

Cuando se pierde un embarazo, la pareja se enfrenta a uno de los momentos más difíciles. Todas esas ilusiones, ese amor ya dado, los plenes, las emociones, todo se desmorona. Las consecuencias psicológicas y emocionales de un aborto natural pueden ser muy dolorosas para ambos.

El dolor de la pérdida

El dolor de la pérdida será intenso pero variará según las espectativas de la mujer, sus ideas, y también de su carácter. Para el padre también hay mucho dolor, un dolor al que raramente se atiende, y, aunque para el hombre la pérdida no se produjera en su cuerpo, siente igualmente el haber perdido a su hijo, aunque sus reacciones suelan ser diferentes que las de la madre, siempre desde la diversidad de las personas.

La mujer, pues en ella nos centraremos inicialmente, debe afrontar el luto por el niño no nacido. La pena se mezclará con miedo y ansiedad, temor ante no poder tener más hijos, culpabilidad por pensar que pudo ser culpa de ella y una gran tristeza pensando en todo ese amor que siempre guardará para su hijo.

Aunque intentemos animarla, minimizar su pérdida o hablarle de los otros hijos que tendrá, no vale de mucho. Hay que ser capaces de reconocer ese luto, que lleva un proceso de acepctación, y que se curará cuando ella esté preparada, pero nunca negando que lo que ha pasado tiene gran importancia en su trayectoria vital.

El dolor puede ser muy intenso y en algunos casos desembocar en una depresión que podría durar años. Realmente, cuando el embarazo se pierde bastante avanzado la tragedia es vivida intensamente y más comprendida, aunque no hay que negar ni ignorar la pena que se produce incluso cuando el aborto natural se ha producido en el primer trimestre.

Se considera que al menos un tercio de los embarazos terminan en aborto y en la mayoría de los casos no hay una causa cierta para explicarnos lo ocurrido. Si la hay, al menos saberlo puede curar la incertidumbre de la madre, pues la mayoría de las mujeres que sufren un aborto natural pueden tener hijos sanos sin problemas. Incluso si hay una causa médica conocida, saberlo ayuda a prevenir o a estar preparado para las dificultades.

Pero en la mayoría de los casos la pérdida se produce sin que se llegue a saber la razón y es simplemente que forma parte de lo delicado que es el proceso reproductivo. Aunque eso, al principio, no calmará el dolor.

El silencio social

Pese a que el aborto natural es algo que sucede con bastante frecuencia la sociedad no está preparada, ni las madres tampoco, para asumirlo y comprenderlo. Más bien se niega, se evita hablar de ello, se silencia, como si nunca hubiera pasado y como si la pena debiera enterrarse. Pero también se puede cometer el error de decir cosas que nunca deben decirse a una mujer que ha tenido un aborto.

Cuando una mujer ha perdido un embarazo necesita apoyo y comprensión. Necesita llorar, darle un nombre a ese hijo que no nacerá, asumirlo en su vida, despedirlo, sentirse acompañada de él, como de otro hijo. Nunca debemos negar que tiene derecho a la desesperación, la pena, la angustia y el miedo, estando a su lado para que no se sienta sola, y vigilando que el dolor no la abrume hasta dejarla en una depresión.

Parece que tememos hablar de ello, por pudor, pero para una mamá que ha perdido un embarazo deseado resulta incomprensible vivir rodeada de seres queridos que hacen como si nada hubiera pasado.

El embarazo de otra mujer para una madre que ha tenido un aborto

Para la madre que ha sufrido un aborto las emociones están a flor de piel, pero, sobre todo si su dolor no ha sido reconocido por su entorno, asumir un feliz embarazo en su entorno puede ser una prueba muy dura.

Pues, si otras personas del entorno, familiares o amigos, esperan otro hijo o quedan embarazados inmediatamente después, la madre se pueden sentir traicionada, por ellos, por la vida, por ella misma.

Es una situación muy delicada y a veces la mujer reacciona enfadada o alejándose de los que si tienen un embarazo feliz. No deberíamos sentir rencor por ello, si entendemos su pena podemos disculpar que sus reaccciones sean incomprensibles. Hablar con el corazón y respetar el dolor o la necesidad de alejamiento ayuda a que puedan reconstruir su fuerza para enfrentarse a lo sucedido, alegrarse por los hijos de otros y prepararse para un nuevo embarazo.

El padre

Para el hombre el aborto natural también es una situación dolorosa, aunque no implica las mismas emociones ni tiene el mismo reflejo físico y hormonal. Dependerá de su conexión con el bebé esperado o con lo avanzado del embarazo lo intensamente que le dolerá.

Pero, sea como sea, muchas veces los padres no saben como deben reaccionar. Piensan, erradamente, que hacerse los fuertes y empujar a la compañera a superarlo rápidamente, puede ayudar. O ocultan su dolor bajo capas y capas de autocontrol. Pero ellos también pueden sentir la necesidad de llorar, de lamentarse, de tener miedo y de echar de menos a su hijo. Entonces, desde la fortaleza y el sostén que su compañera espera de ellos, deberían saber que mostrar su pena, llorar abrazados, reconocer el dolor, puede ser mucho más sanador que la negación.

Recursos para superar un aborto

La soledad que he reflejado hace que muchas madres busquen a otras mujeres con las que compartir sus miedos y su pena. Y muchas lo hacen a través de internet. Especialmente es recomendable el foro Superando un aborto” donde se trata este tema desde todos los puntos de vista, lo fisológico y lo emocional, compartiendo experiencias.

Nuestro entorno no ha elaborado ningún ritual para este tipo de pérdidas. El aborto es un tema incómodo, cuya causa muchas veces se desconoce. Hace falta que encaremos esta sombra y que sea un proceso respetado. En casi todas las clínicas y hospitales, la familia que ha pasado por un aborto tiene que compartir habitaciones y espacios con nacimientos felices; es como si compartieras una sala de fiestas con un tanatorio, por razones de economía o falta de espacio.

Otro embarazo

Hay aspectos médicos y fisiológicos que indicarían cuando la mujer puede tener otro embarazo, siendo recomendable esperar por lo menos tres meses. Aunque hay datos que recomiendan no esperar mucho más pues se constatan menos complicaciones, la OMS, teniendo en cuenta aspectos psicológicos, indica que al menos seis meses son los necesarios para superar el trauma emocional del aborto.

Sin poder dar una fecha general, sin duda, para que una mujer pueda afrontar un nuevo embarazo es necesario que pase su proceso de duelo y supere, aunque nunca olvide, el dolor de la pérdida del hijo que no llegará a nacer.

“La cuna vacía“

“La cuna vacia“ es un libro muy recomendable para quienes han tenido un aborto y para su entorno. Los autores son el ginecólogo y psiquiatra Emilio Santos, la psicóloga Rosa Jové, Angels Claramunt y la también psicóloga Mónica Alvarez.

La obra está dirigida a las familias que afrontan un aborto, dandoles pautas para entender su dolor, la incomprensión del entorno o el trato de la medicina hacia su situación.

Lo que nos dijo el doctor Emilio Santos en la entrevista que le hizo Bebés y más

Cuando, hace un años aproximadamente, tuvimos el placer de entrevistar al doctor Emilio Santos, quisimos abordar este tema, conociendo que como ginecólogo y psiquiatra podría ayudarnos a entender mejor el proceso. Os dejo un fragmento de aquella entrevista como final de este tema.

¿Como puede una mujer que perdió un bebé en el parto o en el embarazo afrontar de nuevo el gestar un hijo sin sentir miedo?

El aborto espontáneo y la pérdida de un embarazo son eventos que debemos entender como algo que sucede en la naturaleza, una semilla puede llegar a producir una bella planta o puede no llegar a germinar o hacerlo pero no progresar. La naturaleza es así. No tenemos más remedio que aceptar la naturaleza como es. Cuando una mujer ha sufrido un aborto necesita pasar por un proceso emocional que puede ser duro, pero que también es un proceso de maduración, un proceso de aceptación. El buen profesional sabe respetar la importancia que para la mujer este proceso conlleva. Un error muy habitual por parte de los profesionales es intentar ayudar a olvidar o intentar contribuir a minimizar este proceso.

¿Qué debería hacerse para ayudar a estas mujeres?

El error del que hablaba se traduce en frases bien intencionadas pero equivocadas como : “ Ya tendrás otro bebé”, “Esto no es nada”, “Olvídalo”. La mujer que ha sufrido un aborto lo ha vivido como algo muy impactante y muy importante.

Necesita su tiempo de duelo, su tiempo para digerirlo, su tiempo para aceptarlo, y sus rituales para darle a ese bebé perdido la importancia que se merece. Cuando esa mujer tenga otro embarazo, será otro diferente; no se puede pretender que una madre substituya a un hijo perdido por otro hijo venidero. Son seres diferentes y cada uno debe tener su lugar en la mente de sus seres queridos. De lo contrario se pueden producir ciertos trastornos psicológicos en el nuevo hijo o en los propios padres.

Espero que este tema nos ayude a afrontar mejor el doloroso trance de un aborto natural y a acompañar y entender mejor los aspectos psicológicos de las madres de nuestro entorno que lo puedan sufrir.

En Bebés y más | “En la especie humana parir tumbada no es lo habitual”. Entrevista al doctor Emilio Santos (III), ¿Cuánto esperar para volver a intentarlo después de un aborto?, Abortos naturales: cuánto esperar para un nuevo embarazo, Abortos naturales: señales de alarma, Abortos naturales, ¿se pueden prevenir?

Cómo afrontar un aborto desde el punto de vista psicológico

El duelo por el hijo no nacido es uno de los más incomprendidos y dolorosos. Generalmente los padres se sienten desolados, sobre todo la mujer, que ha experimentado el embarazo, y hay poco apoyo social y mucha soledad. Tampoco hay ritos que nos ayuden a afrontar un aborto, por lo que la falta de respaldo psicológico es patente.

El aborto natural o espontáneo, un tema tabú

Es muy común escuchar a nuestras abuelas hablar sobre sus hijos no natos debido a abortos espontáneos, pero actualmente es raro sacar este tema en una conversación entre amigas o conocidas. Teniendo en cuenta el elevado porcentaje de abortos naturales, ¿por qué existe un silencio social en torno a estos sucesos? ¿Qué ha cambiado? Como ocurre como con el suicidio, nuestro alrededor no suele estar preparado para enfrentarlo, así que se evita hablar de ello y se silencia como si nunca hubiera pasado. Pero el silencio no ayuda. De hecho, suele retrasar el proceso de duelo.

Emociones asociadas al aborto

Muchas parejas tienen que enfrentarse a una de las vivencias más duras de su relación. Todas las ilusiones y los planes de futuro se desmoronan y se comienza un duelo que va seguido de sentimientos de ansiedad, depresión, tristeza o incluso rabia, cuando nos enteramos que otra pareja cercana está embarazada. Un aborto natural suele ser un momento complicado tanto para las mujeres como para los hombres, aunque ellas ven su dolor multiplicado debido a las secuelas físicas y al tradicional sentimiento de culpa.

Las parejas de aquellas personas que lo han sufrido deben estar atentas a esta emoción, pues, en la mayoría de ocasiones, hará falta repetir en más de una ocasión un “cariño, no ha sido culpa tuya”. La culpa autoinducida es un mecanismo de recuperación del control: la mujer afectada piensa: “puedo así controlar que no vuelva a pasarme en un futuro”.

La culpa es muy normal y debemos permitir su expresión, pero siempre recordando que no se hizo nada mal.

Pautas para afrontar el aborto

1. Permitirse un tiempo para la recuperación

Es posible que pensemos que la manera de superarlo es poniéndonos a buscar un nuevo embarazo, pero debemos descansar y recuperarnos anímicamente antes de volver a afrontar nuevos cambios hormonales.

2. Tomarse un tiempo de duelo

Coger unos días libres en el trabajo para permitirse llorar la pérdida. Es posible que ayude escribir una carta de despedida para el niño no nacido, o cualquier otro pequeño ritual para decir adiós.

3. Es importante no bloquear ni ningunear las emociones

Todo lo que sentimos es lícito y es bueno, forma parte del proceso de duelo y, por tanto, necesitamos experimentarlo. Hay que atravesar el dolor para poder salir de él.

4. Buscar apoyo y soporte emocional

Aunque una de las necesidades que suelen acompañar a la tristeza es la soledad, la recuperación siempre es mejor al lado de la pareja, familia y amigos.

5. Evitar las frases hechas

A veces, comentarios bienintencionados de nuestros conocidos pueden ser totalmente equivocados. Si conocemos a alguien que esté pasando por este proceso, debemos evitar frases del tipo “ya tendrás otro bebé “, “esto no es nada” o “son cosas que pasan, intenta olvidarlo”: las personas que lo han sufrido lo viven como algo muy traumático y no debemos restarle importancia.

6. Buscar apoyo psicológico

Es muy común no poder superar este proceso solos, así que consultar con un experto puede ser de gran ayuda para entender y afrontar la pérdida.

La pérdida de un hijo durante el período de gestación es un trance doloroso y a menudo traumático. Cuidar nuestras emociones y buscar ayuda profesional si lo necesitamos es fundamental para superarlo. Tras unos meses, las fuerzas y la ilusión retornarán seguramente, aunque nunca olvidaremos a ese niño que no llegó a nacer.

Úrsula Perona
Psicóloga infantil
Colaboradora de Sapos y Princesas

¿Podemos superar un aborto espontáneo?

Aunque la pareja viva con desconsuelo y dolor este momento, la comprensión y el amor serán las claves para continuar con su propósito de convertirse en padres.

Cuando una pareja espera con ilusión la llegada de un nuevo integrante a la familia y, de repente, el ciclo de vida del bebé termina antes de la semana veinte de gestación, la tristeza, el desconcierto y, en ocasiones, la culpa, se apoderan de sus corazones. Superar esta pérdida no es una tarea fácil. Sin embargo, cuando ambos se sumen en el dolor y se sienten solos en ese camino, el primer paso que deberán dar es buscar ayuda profesional.

De acuerdo con el ginecólogo Fabio Aníbal Gómez, aproximadamente un 25% de los embarazos terminan en abortos espontáneos, como resultado de un proceso de selección natural. “El 75% ocurren por alteraciones cromosómicas del embrión y el porcentaje restante se asocia a enfermedades, infecciones y a malos hábitos de la madre, como fumar o ingerir alcohol”.

Las fases del duelo

Aunque el hombre y la mujer experimentan de distinta forma el duelo, según sus experiencias y emociones, la psicóloga Tatiana Barreto asegura que, a través de varios estudios, se han identificado unas etapas comunes. La primera ocurre cuando se conoce la noticia de la pérdida del bebé y los padres entran en una especie de espasmo emocional, en el que no entienden lo que ocurrió. Luego, atraviesan por un tiempo de negación, que no les permite aceptar la realidad y sienten tristeza, ira, frustración y desesperanza. Tras un largo periodo de reflexión, inician un periodo de conciliación y adaptación.

Juntos, con fortaleza y amor

Si atraviesas, con tu pareja, por esta situación, recuerda que ambos deberán trabajar y esforzarse por superarlo. Traten de entender y aceptar que la pérdida también era un riesgo que debían asumir dentro del proceso de gestación.
No olviden que su pareja y su familia son fuentes permanentes de amor. Compartan tiempo, hablen de lo sucedido y emprendan planes, como viajar o descansar para que puedan relajarse y, así, alivianar el dolor. Cuando física, psicológica y socialmente estén preparados, contemplen la posibilidad de buscar un nuevo embarazo.

¿Y si hay hijos de por medio?

El diálogo cercano y afectuoso será clave para contarles a sus hijos lo que pasó. Preferiblemente, usen términos positivos, como “no perdiste un hermano: has ganado un ángel”. Háganles ver a sus hijos que el bebé perdido no era la única fuente de felicidad de la familia, que ellos son su motor y el gran amor de la vida de ustedes.

Consejo Mi Bebé

Emprendan una valoración médica especializada antes de la concepción. Esto ayudará a identificar factores de riesgo y a tratar cualquier condición física y emocional que impida el embarazo.

El aborto espontáneo durante el embarazo es uno de los temas más dolorosos al que nos enfrentamos las mujeres y futuras mamás. Es algo muy común pero curiosamente muy silenciado y escurridizo, como si fuese un estigma que ocultar.

Por esto me he alegrado enormemente al descubrir el foro “Superando un aborto” donde se trata este tema con rigor y sensibilidad. Desde lo fisiológico y también emocional. De mujer a mujer. Desde la experiencia y con la superación.

Las creadoras de este espacio son Mónica Álvarez, psicóloga y terapeuta familiar del centro Eki-Lore y Mª Àngels Claramunt, escritora de cuentos infantiles a quienes ya conocemos en este blog porque fue finalista en el concurso de cuentos de lactancia materna con sus obras: “Yo también” y “Soy un pez”.

Estas dos mujeres, tras una ardua búsqueda por Internet del tema y con la frustración de no encontrar nada serio y profundo a la altura de esta vivencia, decidieron crear una comunidad virtual para que las madres con esta experiencia podrían compartir sus sentimientos y también sus opiniones y datos sobre el aborto.

Se creó en 2005 y desde entonces más de 3.000 mujeres y también hombres y profesionales de salud han puesto su granito de arena para aprender, entender y atender mejor a las familias que sufren la interrupción traumática de un embarazo.

En esta página se habla de aborto espontáneo, del dolor de la pérdida, de la herida emocional, del “raspado” (legrado) y de sus alternativas, del trato en los hospitales y clínicas y sus secuelas, de la falta de información sobre todo esto en la sociedad, del tabú que todavía representa, del tiempo de volver a buscar un hijo, de las dificultades de la concepción, de terapias alternativas, de cómo afrontar un nuevo embarazo, de vivir un nuevo embarazo con el miedo a otra pérdida y de disfrutar de un embarazo especial cuando se ha perdido la inocencia de la espera.

Es un espacio altamente recomendable para todas las mujeres en estas situaciones. Y estas son las sabias palabras de sus fundadoras:

“Nuestro entorno no ha elaborado ningún ritual para este tipo de pérdidas. El aborto es un tema incómodo, cuya causa muchas veces se desconoce. Hace falta que encaremos esta sombra y que sea un proceso respetado. En casi todas las clínicas y hospitales, la familia que ha pasado por un aborto tiene que compartir habitaciones y espacios con nacimientos felices; es como si compartieras una sala de fiestas con un tanatorio, por razones de economía o falta de espacio.

Las personas que entran en esta página, la mayoría mujeres, encuentran un lugar para compartir emociones, vivencias, dudas, miedos… con otras personas que han pasado por lo mismo.

Necesitamos que la sexualidad humana sea aceptada en su totalidad, por el bien de las personas; por el bien de nuestra sociedad. Consideramos que la pérdida de un embarazo está tan dentro del ciclo psico-emocional-sexual de la mujer como lo puede estar el mismo embarazo, el parto, la lactancia…”

Más información | Superando un aborto
En Bebés y más | Yo tuve un aborto espontáneo
En Bebés y más | Tiroides y riesgo de aborto
En Bebés y más | Un embarazo después de un aborto
En Bebés y más | Mecanismos del aborto espontáneo

Dicen que hay cosas en la vida que hasta que no las vives, no sabes lo que significan. Y un aborto natural o espontáneo es una de ellas.

Se han cumplido justo 2 meses desde que perdimos a nuestro hijo en un embarazo de 7 semanas.

Fuente: http://www.reproduccion.com Fuente: http://www.nenesdeleche.com Image by Melissa Skidmore Photography

– ¿Lactancia materna durante el embarazo?: Como sigo dando el pecho a mi hijo, me criticaban por ser un poco inconsciente y por poner en peligro el embarazo. Puedes revisar como la lactancia materna no es peligrosa durante el embarazo en este artículo de Alba Lactancia Materna.

– ¿Revisión ginecológica?: Justo la mañana anterior a empezar con las pérdidas, pasé una revisión ginecológica.

Pero confiar en las leyes de la naturaleza y mantener la serenidad me llevaron a darme cuenta que, seguramente, ninguna de estas acciones habían provocado el aborto.

De hecho, «la mayoría de los abortos espontáneos son causados por problemas cromosómicos que hacen imposible el desarrollo del bebé.» (Fuente: MedLine Plus, un servicio de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU.). Sobretodo si es aislado. Pero tranquila, el error en los cromosomas no es recurrente.

Son fallos genéticos en los primeros estadios de desarrollo del embrión que no pueden seguir adelante.

Según determinan en Bebés y Más, «hay ciertos mitos relacionados con el aborto espontáneo que no tienen ningún fundamento como que la práctica de ejercicio, el sexo, levantar objetos pesados o las náuseas puedan provocar una pérdida del embarazo. Por otra parte, si la embarazada sufre una caída o un accidente leve raramente esta sea la causa de un aborto. El aborto espontáneo es un mecanismo natural del organismo que reacciona ante un problema.»

Todo esto fue respaldado por mi médico, que no dió ninguna credibilidad científica a ninguno de estos mitos sobre el aborto.

Según MedLine Plus, otras causas posibles de aborto espontáneo son:

  • Drogadicción y alcoholismo.
  • Exposición a toxinas ambientales.
  • Problemas hormonales.
  • Infección.
  • Obesidad.
  • Problemas físicos de los órganos reproductores de la madre.
  • Problemas con la respuesta inmunitaria del cuerpo.
  • Enfermedades graves en todo el cuerpo (sistémicas) de la madre (como la diabetes no controlada).
  • Tabaquismo.

Sentimientos después de un aborto espontáneo y cómo superarlo

A menudo, el aborto espontáneo aislado ocurre debido a un error en los cromosomas, ya sea en el óvulo o el espermatozoide. E – See more at: http://www.allaboutlifechallenges.org/spanish/estadisticas-del-aborto-espontaneo.htm#sthash.U06o2DnH.dpuf A menudo, el aborto espontáneo aislado ocurre debido a un error en los cromosomas, ya sea en el óvulo o el espermatozoide. E – See more at: http://www.allaboutlifechallenges.org/spanish/estadisticas-del-aborto-espontaneo.htm#sthash.U06o2DnH.dpuf

Cada una lo vive a su manera. Depende de si es tu primer embarazo, si has tenido otros abortos, si estabas de pocas o muchas semanas, de si lo habías comunicado a la gente más allegada, a tu otro/s hijo/s…

Mi consejo, después de haber pasado por ello, es que confíes plenamente en la naturaleza. Formar y traer al mundo una nueva vida es toda una obra de arte y de ingeniería que ni el mejor equipo de artistas y científicos podría emular. Si la naturaleza decide que no tiene viabilidad, por algo será. Seguro que es lo mejor.

Esto lleva a no sentirse culpable (no busques culpas donde no las hay). Es bueno también apoyarse en la pareja y en la familia y no perder la ilusión ni la consciencia para otro embarazo.

Ah, y deja recuperar a tu cuerpo el tiempo que necesites (recomiendan 2 ciclos menstruales ó 3 meses, y personalmente, después de 2 meses aún no he recuperado el ciclo menstrual).

Te recomiendo mucho que escribas lo que sientes, que lo dejes salir. Yo tube la suerte de que mi marido me dejara un rato en casa tranquila. Se llevó a nuestro hijo a jugar, y pude gestionar mis emociones.

Te transcribo una parte de lo que yo escribí:

«Gracias por resolver las cosas rápido, en su momento. Gracias a la naturaleza por saber lo que tiene que hacer. Gracias por curarte solo, por necesitar el mínimo de intervención médica. Ahora nos podremos preparar. Ahora seremos más agradecidos aún. Ahora seremos más conscientes de la importancia, relevancia y delicadeza del proceso. Dentro de poco será el momento oportuno. Pronto estaremos plenamente preparados y conscientes. Adiós amor mío. Seguro que no podía ir bien, por eso la naturaleza ha decidido, a tiempo, cuando todavía no podías sufrir. Sé que no has podido sufrir, y eso me tranquiliza.»

A menudo, el aborto espontáneo aislado ocurre debido a un error en los cromosomas, ya sea en el óvulo o el espermatozoide. E – See more at: http://www.allaboutlifechallenges.org/spanish/estadisticas-del-aborto-espontaneo.htm#sthash.U06o2DnH.dpuf

¿Y el padre? Creo que es necesario que también pase su proceso, tal vez más aislado y en mayor silencio que la madre. Escucharlo o dejarle sus momentos de retiro son importantes para que supere la interrupción del embarazo.

Si has sufrido un aborto espontáneo, ¿nos puedes recomendar alguna cosa más para ayudar a otras familias a superarlo?

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *