0

Compresas perdida de orina

Incontinencia urinaria de esfuerzo

El tratamiento depende de la forma en la que los síntomas afectan su vida.

Existen 3 tipos de tratamiento para la incontinencia urinaria de esfuerzo:

  • Entrenamiento de la vejiga
  • Entrenamiento de los músculos del piso pélvico
  • Cirugía

No existe medicamento para tratar la incontinencia urinaria de estrés. Algunos proveedores e atención médica pueden recetar un medicamento llamado duloxetina. Este medicamento no está aprobado por la FDA para tratar la incontinencia urinaria de estrés.

CAMBIOS DE COMPORTAMIENTO

Hacer estos cambios puede ayudar:

  • Beba menos líquido (si toma más de las cantidades normales). Evite tomar agua antes de ir a dormir.
  • Evite saltar o correr.
  • Consuma fibra para evitar el estreñimiento ya que éste puede empeorar la incontinencia urinaria.
  • Deje de fumar. Esto puede reducir la tos y la irritación de la vejiga. Fumar también aumenta el riesgo de cáncer vesical.
  • Evite el alcohol y las bebidas con cafeína como el café. Pueden hacer que su vejiga se llene más rápidamente.
  • Baje el peso extra.
  • Evite los alimentos y las bebidas que pueden causar irritación de la vejiga. Estos incluyen las comidas picantes, las bebidas carbonatadas y los cítricos.
  • Si tiene diabetes, mantenga su azúcar en sangre bajo control.

ENTRENAMIENTO DE LA VEJIGA

  • El entrenamiento puede ayudarlo a controlar la vejiga. Se le pide a la persona que orine a intervalos regulares. Aumentar lentamente los intervalos de tiempo. Esto hace que la vejiga se estire y guarde más orina.

ENTRENAMIENTO DE LOS MÚSCULOS DEL PISO PÉLVICO

Existen diferentes maneras de fortalecer los músculos del piso pélvico.

  • Biorretroalimentación. Este método puede ayudarle a aprender a identificar y a controlar los músculos del piso pélvico.
  • Los ejercicios de Kegel pueden ayudar a mantener los músculos alrededor de la uretra fortalecidos y funcionando bien. Esto puede ayudar a evitar la fuga de orina.
  • Conos vaginales. Se coloca el cono en la vagina. Luego se intenta comprimir los músculos del piso pélvico para sostener el cono en su lugar. El cono se puede usar durante 15 minutos a la vez, dos veces al día. Se puede notar mejoramiento de los síntomas de 4 a 6 semanas.
  • Fisioterapia del piso pélvico. Los fisioterapeutas especialmente entrenados en el área pueden hacer una evaluación completa del problema y ayudar con ejercicios y terapias.

CIRUGÍAS

Si otros tratamientos no funcionan, Su proveedor puede sugerirle que se realice una la cirugía. Ésta puede ayudar si se tiene una incontinencia grave que le molesta demasiado. La mayoría de los proveedores de atención médica sugieren la cirugía solo después de probar con otros tratamientos más conservadores.

  • Una reparación vaginal anterior ayuda a restaurar la debilidad y la flacidez de las paredes vaginales. Se utiliza cuando la vejiga sobresale dentro de la vagina (prolapso). El prolapso puede estar asociado con la incontinencia urinaria de estrés.
  • Un esfínter urinario artificial. Se trata de un dispositivo utilizado para evitar el escape de orina. Se utiliza principalmente en los hombres. Se usa en mujeres en muy pocas ocasiones.
  • Las inyecciones de colágeno hacen que el área alrededor de la uretra se vuelva más gruesa. Esto ayuda a controlar la fuga de orina. Es posible que deba repetirse el procedimiento después de unos cuantos meses.
  • Un cabestrillo masculino es una cinta de malla utilizada para ejercer presión sobre la uretra. Es más fácil de hacer que colocar un esfínter urinario artificial.
  • Las suspensiones retropúbicas levantan la vejiga y la uretra.
  • El cabestrillo uretral sostiene la uretra.

Si tiene problemas para vaciar completamente la vejiga, necesitará utilizar un catéter. Es un tubo muy pequeño que se coloca en la uretra para drenar la orina desde la vejiga.

Algunos tipos de cáncer y tratamientos contra el cáncer pueden provocar incontinencia. La incontinencia es la incapacidad de una persona de controlar la vejiga. Puede ocurrir en hombres o mujeres, durar por un período breve o prolongado y ser de leve a grave.

Tipos de incontinencia

La incontinencia se presenta de varias formas:

Incontinencia de esfuerzo. Es la pérdida de orina durante determinadas actividades, como al toser, reírse, estornudar o hacer ejercicio.

Incontinencia por rebosamiento. Es un chorrito de orina que se produce con la vejiga llena.

Incontinencia imperiosa. Es la pérdida de orina que sucede con una necesidad repentina y urgente de orinar.

Incontinencia continua. Es la incapacidad de controlar la vejiga.

La incontinencia puede causar molestias y afectar su calidad de vida.

Hable con su equipo de atención médica sobre cómo tratar o manejar esta afección. El alivio de los efectos secundarios es un aspecto importante de la atención y el tratamiento de su cáncer. Esto se denomina cuidados paliativos o atención de apoyo.

Causas de la incontinencia

Después de que la orina se forma en los riñones, fluye hacia abajo por los uréteres a la vejiga. La vejiga es un órgano semejante a un globo hueco que contiene la orina.

Desde la vejiga, la orina sale del cuerpo a través de un conducto denominado uretra. Los músculos del esfínter actúan como una válvula que retiene la orina o la libera. Estos músculos trabajan con los nervios que transmiten señales a la vejiga para controlar la micción.

Algunos tipos de cáncer y su tratamiento pueden dañar o alterar estos músculos y nervios. O pueden provocar otros cambios en el cuerpo que ocasionen incontinencia.

Tipos de cáncer que pueden aumentar el riesgo de incontinencia

Determinados tipos de cáncer aumentan el riesgo de incontinencia:

Cáncer en la zona pélvica o cerca de esta. La zona pélvica es donde se encuentra la vejiga y los órganos reproductores.

Los tipos de cáncer en esta zona incluyen los siguientes:

  • Cáncer de vejiga.

  • Cáncer de la uretra.

  • Cáncer de próstata.

  • Cáncer colorrectal.

  • Cánceres ginecológicos, como cáncer de cuello uterino y cáncer de útero.

Cánceres del cerebro o la médula espinal. Estos pueden afectar a los nervios que ayudan a controlar la vejiga o los músculos pélvicos.

Cáncer de pulmón o de esófago. Estos pueden causar tos crónica que ejerce presión en la vejiga.

Tratamientos que pueden aumentar el riesgo de incontinencia

Determinados tipos de tratamiento aumentan el riesgo de incontinencia, entre ellos, los siguientes:

Radioterapia en el área pélvica. Esto puede irritar la vejiga.

Quimioterapia. Puede provocar daño en los nervios, vómitos que hacen presión sobre los músculos que controlan la micción, o pérdida de hormonas.

Cirugía en la zona pélvica. Puede dañar los músculos o los nervios que ayudan a controlar la micción.

Trasplante de médula ósea/células madre con dosis alta de quimioterapia. Puede causar vómitos e inflamación de la vejiga.

Tratamientos que causan menopausia precoz y/o niveles bajos de estrógeno.

Medicamentos que aumentan la hidratación o la producción de orina. Esto puede empeorar la incontinencia.

Diagnóstico de incontinencia

Hable con su equipo de atención médica si tiene problemas para controlar la vejiga. Ellos trabajarán con usted para descubrir el motivo.

Un paso puede incluir llevar un diario de la vejiga. Esto lo ayudará a mantener un registro de cuándo orina, con qué frecuencia y qué cantidad.

Las pruebas que pueden usarse para diagnosticar la incontinencia incluyen:

  • Análisis de orina para detectar signos de infección u otras causas.

  • Una prueba de esfuerzo, en la que tose lo más fuerte posible con la vejiga llena.

  • Pruebas que miden la presión en la vejiga y el flujo miccional.

  • Una ecografía, que emplea ondas sonoras para crear una imagen de la vejiga y de otras partes del cuerpo que ayudan a controlar la micción.

  • Una citoscopia, que usa un pequeño tubo con una cámara y una luz para observar el interior de la vejiga.

  • Un cistograma, que es una radiografía de la vejiga.

Tratamiento de la incontinencia

Con frecuencia, los médicos pueden tratar la incontinencia. Las opciones de tratamiento dependen del tipo, las causas, la duración y la gravedad. Es posible que necesite más de un tratamiento a la vez.

Opciones de tratamiento para la incontinencia

Entrenamiento de la vejiga. Esto puede incluir los siguientes pasos:

  • Aprender a retrasar la micción después de tener ganas de ir al baño.

  • Programar las idas al baño, lo que se llama micción programada.

  • Manejar la ingesta de líquido y la dieta.

  • Uso de biorretroalimentación, que es el uso de dispositivos para ayudarlo a mejorar el control de los músculos que retienen la orina.

Fisioterapia. Entre los ejemplos se incluyen los siguientes:

  • Ejercicios de Kegel, los cuales fortalecen los músculos utilizados para retener la orina.

  • Estimulación eléctrica.

Medicamentos. Las siguientes son opciones farmacológicas para tratar la incontinencia urinaria:

  • Oxibutinina (Ditropan, Ditropan XL), un fármaco que calma a la vejiga hiperactiva.

  • Tolterodina (Detrol, Detrol LA), un fármaco que calma a la vejiga hiperactiva.

  • Imipramina (Tofranil), un antidepresivo.

  • Duloxetina (Cymbalta), un antidepresivo.

Dispositivos médicos. Estos pueden incluir:

  • Un dispositivo uretral, que es un tapón que se introduce en la uretra.

  • Un pesario, que es un anillo rígido que se coloca en la vagina de una mujer para ayudarla a sostener los músculos de la vejiga.

Colágeno. Inyecciones de colágeno en el cuello de la vejiga para reducir las pérdidas.

Estrógeno. Las mujeres pueden aplicarse la hormona estrógeno a la uretra o al tejido vaginal.

Cirugía Un médico introduce un esfínter urinario artificial o crea una “eslinga” alrededor del cuello de la vejiga y de la uretra, a fin de mantenerlas cerradas.

Cateterismo. Se introduce un tubo a través de la uretra hacia la vejiga para drenar la orina.

Toxina botulínica tipo A (Botox, Dysport). Inyecciones de esta sustancia relajan al músculo de la vejiga.

Consejos para manejar la incontinencia

Si tiene incontinencia, considere adoptar las siguientes medidas:

  • Limite la cantidad de líquido que bebe, especialmente café y alcohol.

  • Orine antes de ir a dormir y antes de realizar una actividad extenuante.

  • Use una almohadilla absorbente dentro de su ropa interior.

  • Practique los ejercicios de Kegel. Para realizar estos ejercicios, contraiga o apriete los músculos que usa para detener el flujo de orina. Durante este ejercicio, mantenga relajados los músculos del abdomen, los glúteos y los muslos.

  • Pierda el exceso de peso, ya que este puede ejercer presión en la vejiga y los músculos que la sostienen.

  • Cumpla con un cronograma para orinar en forma regular.

  • Evite los alimentos que puedan irritar la vejiga. Entre ellos se incluyen los lácteos, los cítricos, el azúcar,el chocolate, los refrescos, el té y el vinagre.

  • Deje de fumar. La nicotina puede irritar la vejiga y provocar tos excesiva.

  • Obtenga apoyo. Hable con su equipo de atención médica o con un grupo de apoyo. Probablemente podrá recuperar la confianza al saber que este es un problema frecuente.

Recursos relacionados

Temor a los efectos secundarios relacionados con el tratamiento (en inglés)

Efectos secundarios de la quimioterapia

Efectos secundarios de la radioterapia

MedlinePlus: Incontinencia urinaria

¿Tienes pérdidas de orina? Soluciones para la incontinencia urinaria

Cuidados personales que previenen las pérdidas de orina

Para prevenir o solucionar las pequeñas pérdidas puedes hacer lo siguiente:

  1. Mantén tu peso ideal. El exceso de peso corporal presiona los músculos de la zona pélvica y esto puede producir incontinencia.
  2. Cuida tu alimentación. Reduce el consumo de bebidas excitantes como el té o el café, las bebidas azucaradas o el alcohol y mantén una alimentación equilibrada y saludable. Evitarás el estreñimiento que es otra posible causa de la pérdida de orina.
  3. Ve a orinar cuando lo necesites. Si puedes, no retrases ese momento porque aguantarse produce distensión de la vejiga y pérdida del tono muscular de la zona.
  4. Realiza ejercicio. Realizar ejercicio moderado y regular también disminuye la incontinencia. Además puedes realizar ejercicios de Kegel (contracción y relajación de los músculos de la zona durante unos segundos y repetidas veces). Tu médico te explicará adecuadamente cómo se realizan de forma correcta.

Compresas para la incontinencia urinaria mujeres

Para las pérdidas de orina puedes encontrar diferentes productos como las compresas absorbentes que te proporcionan seguridad en tu día a día. En el momento de elegir un modelo u otro, debes tener en cuenta el grado de absorción (según la cantidad de pérdida), el tamaño apropiado (pueden ser por ejemplo compresa mini para pérdidas durante el embarazo) o el material del que están hechas, entre otras características. A continuación, te ofrezco algún ejemplo de Indasec para elegir la compresa más adecuada para cada caso:

Discreet Extra. Son compresas ideales para pérdidas de orina abundantes. Discretas y con el mayor confort te dan la total seguridad en tu día a día. Neutralizan el posible olor y protegen la piel gracias a su tacto de algodón.

Discreet Maxi. También indicadas para pérdidas abundantes, dispone de bandas dermoprotectoras que previenen las posibles irritaciones de la zona. Te ofrecen la máxima protección.

Maxi Good Night. Este tipo de compresas están indicadas para las pérdidas de orina nocturnas más abundantes. Son discretas y su tacto de algodón protege tu piel durante toda la noche.

Normal anatómico. indicadas para pérdidas de orina leves, estas compresas te ofrecen toda la discreción y seguridad necesarias en tu día a día. Son anatómicas por lo que la comodidad está garantizada.

Resuelve tus pérdidas de orina

Como has visto, existen varias soluciones para la incontinencia urinaria. Desde algunos cuidados personales, el uso de compresas específicas hasta ciertos procedimientos médicos o quirúrgicos.

Compresas y pañales

¿Para qué sirven las compresas y pañales para incontinencia?

Las compresas y pañales para incontinencia están diseñados para absorber la pérdida involuntaria de orina, que se produce por la necesidad de miccionar y la imposibilidad de retenerla. Estos escapes se producen al reír, realizar esfuerzos, ejercicio físico o estornudar y causan en el afectado, problemas higiénicos, sociales y psíquicos, que influyen en la vida diaria del enfermo y eso conlleva una reducción de su calidad de vida.

No se considera una enfermedad como tal, sino que es la consecuencia de un desajuste que se produce en el llenado vesical y que se debe al padecimiento de diferentes enfermedades o cambios internos por el paso de los años, como pueden ser los problemas o daños neurológicos, la alteración del esfínter externo o de los músculos del suelo pélvico, así como por el fallo del esfínter interno debido a una relajación inapropiada o lesión orgánica.

¿Qué tipos de pérdidas hay?

La incontinencia urinaria es diferente en cada persona y puede causar distintos tipos de pérdida, la cual será la que determine qué tipo de compresa o pañal elegir, ya que el número de gotas dibujado en el paquete indica el tipo de pérdida. Por otra parte, la talla de la ropa interior desechable se debe elegir tomando como referencia la talla habitual del afectado. Además, se deben tener en cuenta variables como la movilidad, ya que las personas mayores que pasan mucho tiempo acostadas necesitarán productos especiales como los de Molicare o Molimed de Hartman. Los distintos tipos de incontinencia son los siguientes.

En primer lugar, la incontinencia urinaria de urgencia o “vejiga hiperactiva”, se da cuando aparece de repente la necesidad de orinar y desemboca en la imposibilidad de llegar a tiempo al baño. Las pérdidas que produce son leves o normales y se dan durante el sueño, cuando se toca el agua o se escucha cayendo o incluso al cambiar de postura. Suele presentarse en un 25 o 30% de los casos y se debe, en general, a una contracción involuntaria de la vejiga. Compresas y pañales para incontinencia, indicados para estos casos son: Indasec Discreet o Tena Men Escudo Protector.

En segundo lugar, la incontinencia urinaria de esfuerzo, es la causa más común de pérdidas, le ocurre a mujeres que han sufrido partos vaginales o que han experimentado cambios hormonales y a los hombres que han sido operados de la próstata. Las pérdidas se producen al caminar, al hacer ejercicios o cuando se estornuda o tose, debido a la presión que ejercen estos eventos y porque la vejiga o la uretra se han debilitado e impiden el correcto funcionamiento de los músculos del esfínter. Cuando el problema se agrava con el paso de los años se recomienda el uso de ropa interior desechable como Tena Men Premium Underwear Maxi o Tena Lady Pants Discreet, para que no interfiera con el día a día.

Y, en último lugar, la incontinencia urinaria por rebosamiento, la que se da por un fallo en la vejiga que provoca que nunca se vacíe por completo, conllevando pérdidas de orina en momentos inapropiados y de forma continua, es más frecuente en hombres, que pueden usar Molimed Protect for Men.

Consejos para quienes sufren pérdidas

Además de utilizar compresas y pañales para incontinencia, el sufrimiento que producen las pérdidas se puede prevenir y combatir, siguiendo una serie de recomendaciones que conllevan el cambio de vida del afectado, como los siguientes:

  1. No tomar alimentos que irriten la vejiga como los cítricos o verduras acidas, las uvas o la piña, la miel, los picantes o las bebidas carbonatadas, entre otros.
  2. Seguir una dieta rica en magnesio, principal relajante muscular que evita los espasmos de la vejiga; comer pescado y huevos, ricos en vitamina D, que contribuyen al fortalecimiento de los huesos; tomar un litro y medio de agua de manera espaciada durante el día y comer la fibra necesaria para evitar el estreñimiento y la incontinencia urinaria de esfuerzo.
  3. Evitar la ingesta de alcohol, ya que este aumenta la frecuencia urinaria y afecta a la percepción de las ganas de orinar, especialmente, la cerveza que es diurética.
  4. Combatir el sobrepeso, puesto que el exceso de kilos conlleva más pérdidas por la presión abdominal sobre el suelo pélvico.
  5. Dejar de fumar, dado que esta acción irrita la vejiga y es uno de los principales causantes del cáncer de vejiga.
  6. Para las mujeres se recomienda la realización de ejercicios de Kegel, para fortalecer el suelo pélvico durante la menopausia o el embarazo, teniendo en cuenta que estén adaptados según el caso.
  7. No tomar bebidas que contengan cafeína o teína, ya que contribuyen a hiperactividad del músculo detrusor y son un diurético muy potente.

¿Dónde comprar compresas y pañales para la incontinencia?

La madurez y los distintos cambios que sufre el cuerpo tras procesos hormonales o quirúrgicos, así como por el incremento del ritmo de vida o los cambios en la dieta, pueden provocar las pérdidas de orina debidas a la incontinencia. En el catálogo online de Dosfarma.com, se pueden comprar compresas y pañales para incontinenciaa buen precio y adaptadas a las necesidades de hombres y mujeres.

AUSONIA DISCREET NORMAL 12 UDS

AUSONIA DISCREET NORMAL 12 UDS con doble núcleo absorbente, que captura las pérdidas de orina y neutraliza el olor en segundos. Para pérdidas de orina frecuentes y moderadas.

CARACTERÍSTICAS
Ausonia Discreet Pérdidas de Orina Normal es un compresa fina y flexible, con doble núcleo, que absorbe eficazmente las pequeñas pérdidas de orina. Nivel de absorción normal, para pérdidas de orina frecuentes y moderadas.
Las pérdidas de orina se pueden producir por muchas causas distintas, y a cualquier edad. En el caso de las mujeres, las causas principales de la incontinencia se derivan de los cambios que se producen en el embarazo, el parto y la menopausia. En la mayoría de los casos, se produce por un debilitamiento de los músculos del suelo pélvico que mantienen cerrada la uretra. Cuando estos músculos pierden su elasticidad, actividades cotidianas como reírse, toser, levantar peso y correr, pueden provocar pérdidas, causando situaciones que pueden llegar a ser muy incómodas. Generalmente, la elasticidad del suelo pélvico se puede recuperar con ejercicios. En cualquier caso, y sea cual sea la causa que motiva la pequeña pérdida de orina, temporal o permanente, Ausonia Discreet ayuda a las mujeres que la sufran a llevar una vida completamente normal.
Ausonia Discreet es una compresa con doble núcleo absorbente, que absorbe la orina bloqueando la humedad y las molestias que causa. Está ligeramente perfumada, y su sistema OdourLock neutraliza el olor al instante y de forma continuada. Está fabricada con barreras protectoras a lo largo del cuerpo de la compresa, que ayudan a evitar fugas. Ausonia Discreet es una compresa fina y flexible, incluso cuando está mojada. Como su nombre indica, es una compresa muy discreta, ya que ni se nota cuando se lleva puesta, ni cuando se lleva en el bolso, ya que viene envuelta en unas bolsitas individuales muy discretas que no permiten adivinar lo que va en su interior. Además estas bolsitas son muy prácticas, ya que se pueden volver a cerrar para poder desechar las compresas usadas discretamente. Por último, las compresas Ausonia Discreet están dermatológicamente testadas, para garantizar que no cause la menor molestia en una zona tan delicada.
Ausonia Discreet Pérdidas de Orina absorben las pequeñas fugas de orina y su olor en segundos, ayudando a las mujeres a sentirse más frescas y cómodas. Están disponibles en varios niveles de absorción distintos para adaptarse a las necesidades de cada mujer. Ausonia Discreet es la mejor opción contra la incontinencia urinaria, y la más discreta.
Nivel de absorción: Normal, para pérdidas de orina frecuentes y moderadas, cuando las compresas de absorción más ligera no son suficientes.
Presentación: envase con 12 compresas en bolsitas individuales.

  • Captura la fuga y neutraliza el olor en segundos.
  • Doble núcleo absorbente.
  • Con barreras protectoras.
  • Con sistema OdourLock.
  • Absorción Normal.
  • Envasadas en bolsitas individuales.

INDICACIONES:
Compresa indicada para las pequeñas pérdidas de orina. Nivel de absorción normal.
MODO DE EMPLEO:

  • Colocar la compresa en la parte interior de la ropa interior, con la parte absorbente hacia arriba.
  • La frecuencia con que hay que cambiar la compresa dependerá de la cantidad de la pérdida de orina. Cuanto más abundante sea éste, más a menudo se deberá cambiar la compresa, para evitar las fugas.
  • Para un óptimo rendimiento, es importante elegir la compresa con el nivel de absorción acorde con el de la pérdida de orina.

Compresas incontinencia versus compresas para la menstruación

Este mes nuestra campaña sanitaria va dedicada a las mujeres,¡SÍ! a las guerreras de nuestra sociedad.

Las mujeres sacan familias adelante con su fuerza y tenacidad. Nos cuidan, nos miman, nos alimentan, dan su vida por nosotros; y estas mujeres, muchas veces, dejan de cuidarse, y tienen necesidades, intereses, inquietudes y muchas preguntas. Por eso, en el post de hoy tratamos de resolver una duda que, por tabú, no se suele preguntar: ¿Cuál es la diferencia entre las compresas para la regla y las de la orina?

A todas las mujeres, a partir de la pubertad nos llega cada mes la regla, y si contamos que cada una de nosotras va a menstruar unos 37 años a lo largo de nuestra vida, esto supone una enorme cantidad de compresas y/o tampones que gastaremos a lo largo de nuestra vida. Con esto, llegamos a la conclusión de que las mujeres conocemos perfectamente el mundo de las compresas… ¿pero es eso cierto?

HABLEMOS DE INCONTINENCIA…

Se estima que la prevalencia está en torno al 20%-30% en términos generales, y este porcentaje sube hasta el 30%-40% en las personas de mediana edad y aumenta hasta el 30%-50% en los ancianos. Estos datos muestran una realidad demasiado tabú que va en aumento. Debido a este número cada vez mayor, debemos tomar medidas como informar sobre la incontinencia y normalizarla, sólo así será más fácil tener respuestas y soluciones.

Se trata de conseguir una vida normal, protegiendo la piel de la humedad, de las bacterias y de la irritación.

COMPRESAS DE MENSTRUACIÓN vs COMPRESAS DE INCONTINENCIA

¿Sabías que más de un 20% de las mujeres usan compresas menstruales para protegerse de las pérdidas de orina?

En este post te voy a contar por qué no es una buena opción.

Aunque la compresas de incontinencia y las de menstruación están diseñadas para tratar fugas, se trata de fugas y flujos diferentes.

Las compresas menstruales no se deben usar para absorber la orina porque el flujo menstrual es mucho más lento que el de la fuga urinaria.

Las características de diseño de las compresas para la menstruación no tienen en cuenta el líquido adicional que se libera, y pueden filtrarse fácilmente a través de la compresa y sobre la tela.

Características de las compresas de incontinencia:

Las compresas para la incontinencia son LA SOLUCIÓN para reducir los síntomas.

Por un lado están fabricadas con materiales de absorción rápida que atrapa el líquido y evita que se filtre.

Además las nuevas braguitas de incontinencia tienen características antimicrobianas que previenen las infecciones y la irritación de la piel causada por la exposición prolongada a la orina. Este efecto lo consiguen neutralizando los niveles de pH, que son el principal factor causante de infecciones.

Aún pasándonos toda nuestra vida ligadas a las compresas, suele pasar que las mujeres no tenemos suficientes conocimientos sobre las posibles consecuencias de usar compresas menstruales para la incontinencia, y tomamos esta decisión sin estar informadas.

Por suerte, las mujeres más jóvenes, estamos democratizando y popularizando nuestra fisiología, nuestras preocupaciones y nuestras necesidades… perdiendo la vergüenza y afirmando que no creemos que otras mujeres de nuestra edad no se ocupen de este problema.

Por todo esto, cada vez más las mujeres recurren a los productos que tenemos disponibles para cada necesidad.

Además, hoy en día tenemos la suerte de que el mercado de la incontinencia y de la menstruación están evolucionando con productos cada vez más cómodos.

Como ejemplo os recuerdo el post sobre la copa menstrual que cada vez más mujeres se animan a probar por todas las ventajas que ofrece, así como las braguitas de incontinencia que son discretas y cómodas.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *