0

Conejo al ajillo

Conejo al ajillo: cómo hacer esta receta paso a paso

La carne de conejo es muy saludable, baja en calorías y en colesterol debido a que tiene una alta cantidad de aminoácidos y proteínas sanas. Además, es considerada como una carne blanca igual que otras como el pollo, pavo, el solomillo de cerde o la ternera. Este tipo de carnes son mucho más saludables que las carnes rojas que solo se deben consumir una vez por semana. Para que puedas hacerte una idea la carne de conejo solo tiene unas 140 calorías, por lo que si estás a dieta es una buena alternativa para que puedas variar en la dieta. Incluso el contenido de grasa que contiene esta carne es muy bajo, con apenas un 5%.

Tu navegador no puede mostrar este vídeo

El sabor de la carne de conejo no es tan intenso como el de otras carnes. Su sabor es muy suave como el del pollo o el pavo, por lo que es ideal también para los niños. Con esta receta harás que los más pequeños tengan una amplia variedad de alimentos en su dieta, y sea mucho más equilibrada y sabrosa.

Receta de conejo al ajillo

Ingredientes:

  • 1/2 conejo
  • 1 diente de ajo
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 cucharada de tomillo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Modo de preparación
En primer lugar, tenemos que freir el conejo en un sartén. Con un pequeño chorrito de aceite de oliva es suficiente. Dora durante unos minutos el conejo a fuego suave y retira. Ahora en la misma sartén añade los dientes de ajo y sofríelos a fuego muy lento durante 15 minutos. Este paso es importante para que el aceite vaya cogiendo bastante sabor para la receta. Cuando termines este paso incorpora el conejo, la sal y el tomillo durante al menos 10 minutos. A continuación, incorpora el vino blanco y deja cocinar a fuego lento durante unos minutos más.

Guarnición para el conejo al ajillo

Algunas de las opciones preferidas para poner como guarnición en esta receta de conejo al ajillo suelen ser las patatas o las verduras. Te vamos a dar dos recetas distintas para que tengas mucha variedad. Ambas está deliciosas.

Patatas en salsa verde

Ingredientes:

  • 500 gramos de patatas
  • 250 gramos de cebollas
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de perejil picado
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Zumo de limón exprimido

En primer lugar lava las patatas, y luego córtalas en cuartos. Corta también la cebolla y los ajos bien finitos. Una vez lo tengas todo prepara una sartén con un poco de aceite de oliva virgen extra y pon a freír la cebolla y los ajos. Mientras se van haciendo pon las patatas peladas y lavadas en un bol apto para microondas, y añade un poco de aceite de oliva. Deja cocerlas durante al menos 6 minutos en el microondas para que puedan hacerse bien. Transcurridos los minutos añade a la sartén las patatas, el diente de ajo, el perejil, la sal y la pimienta. Luego deja durante al menos 15 minutos en la sartén hasta que se integre todo bien. Para finalizar la receta solo tienes que añadir el zumo de limón. Retira de la sartén, deja reposar, y ¡a servir!

Descubre: ¿Te gusta la parrilla? Descubre estas recetas que te encantarán

© iStock

Espárragos verdes al horno con ajo y limón

Si no prefieres la opción de las patatas y quieres algo más ligero una buena alternativa como guarnición son las verduras, en concreto los espárragos trigueros. Estas verduras son muy sacientes y saludables. Tienen además multitud de vitaminas como la B1, B2, B6, A, C y E.

Ingredientes:

  • Un manojo de espárragos trigueros
  • 6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 diente de ajo
  • 2 limones
  • Sal y pimienta al gusto

Preparar esta guarnición es muy sencilla, y rápida. Lo primero que tienes que hacer es lavar bien los esparrágos y quitar la parte más dura del tallo. Una vez tengas esto listo añade los espárragos en una fuente especial para horno, y también las cucharadas de aceite de oliva. Por otro lado, pica el ajo, exprime el limón, y añade sal y pimienta en la fuente de horno donde están los espárragos trigueros. Cuando ya lo tengas listo solo tendrás que introducir los espárragos en el horno y dejar unos 10 minutos a 220ºC en el horno.

Además:
Arroz con pollo: las 5 mejores recetas para preparar arroces caseros
6 recetas de hamburguesas solo aptas para fans incondicionales
Kebab vegano: una delicia rica y saludable para el paladar

Los amantes de las preparaciones con abundante ajo van a probar el paraíso con esta receta: un delicioso conejo al ajillo, que explicaremos paso a paso, para que su preparación les resulte muy fácil.

Como siempre, recomiendo que le dejes al carnicero la labor de trocear el conejo. Si no cuentas con uno que pueda ayudarte con este trabajo, te dejamos un enlace que puede ser útil: cómo cortar un conejo.

5 de 2 votos

Receta tradicional de conejo al ajillo

Receta de cocina para preparar, paso a paso, un conejo al ajillo digno de la cocina de una abuela, y tan delicioso como para chuparse los dedos. Plato Carnes Cocina Casera, Española Keyword Receta tradicional Tiempo de preparación 25 minutos Tiempo de cocción 50 minutos Tiempo total 1 hora 15 minutos Raciones 4 Calorías 290kcal Autor Lola

Ingredientes

  • 1 conejo completo troceado
  • 200 ml de vino blanco seco
  • 2 ajos completos
  • Romero
  • Pimienta negra molida
  • 1/2 limón
  • Laurel
  • Sal
  • Aceite vegetal

Elaboración paso a paso

  • Lo primero es trocear el conejo, ya limpio. Si tienes la suerte de que tu carnicero se encargue, pues genial. Sino, esto nos dará un poco de trabajo en casa.
  • Luego vamos a salpimentar los trozos de conejo, al gusto. A mí me gusta que el conejo quede muy bien sazonado, así que presto especial atención a rotar las piezas, para que queden salpimentadas por todas sus caras.
  • Ahora nos ocuparemos del ajo, para dejarlo listo y utilizarlo más adelante. Vamos a pelar todos los dientes de las dos cabezas de ajo. Luego, tomaremos los dientes de una cabeza y los picaremos en trocitos muy pequeños.
  • Vamos a triturar el resto de los dientes de ajo, o a pasarlos por un mortero. Por el momento, reservaremos el ajo preparado de ambas maneras.
  • El siguiente paso será calentar un chorro de aceite en un sartén, para allí dorar las piezas de conejo. Habrá que irlas rotando para que se cocinen por todos sus lados, y freírlas hasta que tomen un bonito color dorado. Esto debería tomar 20 minutos o menos, considerando todas las piezas del conejo.
  • Iremos retirando las piezas, ya fritas, del sartén. Es muy probable que tengamos que hacer la fritura por partes. Al final, no apagaremos el aceite, sino que lo reutilizaremos para cocinar los ajos que hemos picado en trocitos. Si es demasiado el aceite que ha quedado en el sartén, escurriremos una parte para solo dejar el equivalente a media taza.
  • Haremos la cocción del ajo a fuego medio-bajo, para asegurarnos de que los trocitos no se quemen. Una vez que los trocitos de ajo estén delicadamente dorados, apagaremos el sartén y los reservaremos, aún en el aceite.
  • ¿Se acuerdan del resto de los ajos, que ya habíamos triturado? Pues ahora nos ocuparemos de ellos, y los mezclaremos con algunas especias: un toque de sal, otro de pimienta, el romero, el laurel y también el jugo del medio limón. En el caso de las hierbas, lo mejor es mezclar todo en un mortero o en un triturador, para también trocear las hierbas. Si no tenemos este recurso, lo más recomendable es picar muy finamente las hierbas, antes de mezclarlas.
  • Una vez obtenida una pasta con los ingredientes anteriores, la añadiremos al sartén con el ajo frito, encendido de nuevo. Sumaremos el vino, y mezclaremos bien todo, para dejarlo cocinar algunos minutos.
  • Ahora regresaremos el conejo al sartén, mezclaremos de nuevo todo para que se integren bien la salsa y la carne. Dejaremos el conejo cocinando unos 20 minutos más, para que se caliente de nuevo y la carne quede en su punto. Toma en cuenta que no hay que tapar la olla en estas últimas etapas de la cocción. La idea es que se evapore el alcohol y la salsa tome una consistencia untuosa.
  • Como siempre, antes de servir el plato, prueba la salsa para verificar la sazón, y corregirla, si hace falta.
  • Listo. El conejo en ajillo ya se puede servir.

Consejos para un conejo al ajillo inolvidable

  • Tienes dos opciones para esta receta: utilizar ajos frescos, o, si ese no es el caso, abrir con un cuchillo cada diente de ajo y retirar el germinado verde del interior. Con esto, evitarás que el plato tome un gusto amargo.
  • Al momento de escoger el vino, puedes inclinarte por un Chardonnay o un Sauvignon blanco. Si utilizan Manzanilla, el resultado también será delicioso.

¿Con qué acompañar el conejo al ajillo?

Cualquier receta de patatas horneadas le vienen de maravilla a este conejo.

También es delicioso con arroz blanco, y por supuesto, siempre una ensalada fresca es buen acompañante.

Más recetas fáciles

Para los amantes de las recetas con ajo, aparte de nuestro conejo al ajillo, tenemos otras recomendaciones, como nuestra receta de gambas al ajillo, nuestra sopa de ajo tradicional.

Para los amantes de las recetas de conejo, nuestra recomendación de la receta de conejo guisado, fácil y tan deliciosa como las recetas tradicionales de una abuela.

¿Quieres disfrutar de un platillo sabroso y saludable? Sin duda el conejo al ajillo debe estar entre tus mejores opciones.

Esta receta de conejo es muy sencilla de hacer, pero a la vez está llena de sabor, excelente para disfrutar en cualquier época del año.

La carne de conejo es muy rica en proteínas, de hecho, tiene más proteínas por cada porción de 100 gramos que la carne de pollo.

Otro punto a su favor es que es muy baja en calorías, además de ser una alternativa económica que nos brindará platillos exquisitos.

Por este motivo hoy te proponemos hacer conejo al ajillo casero para que te deleites disfrutándolo y tus invitados también quedarán más que satisfechos.

Se trata de una receta tradicional española pero que podemos degustar en cualquier parte del mundo.

¿Cómo hacer conejo al ajillo?

Preparar conejo al ajillo es muy sencillo a diferencia de otras carnes como el pollo o cerdo, este no necesita estar marinado desde el día anterior para que tenga un sabor intenso.

Tampoco serán necesarios muchos ingredientes o técnicas demasiado complejas para lograr que sea perfecto.

Solo debemos sofreír las piezas de carne junto a las especias que vamos a utilizar y luego rehogar todo en una salsa de vino blanco.

En tan solo unos 35 o 40 minutos estaremos degustando unos de los mejores platos del mundo sin salir de nuestra casa.

¿El resultado? Pues unas piezas de carne extremadamente exquisitas, muy tiernas y jugosas.

Para acompañarlo usa lo que prefieras, desde patatas fritas o asadas, ensaladas, arroz u otro que tengas en mente.

Cualquiera que escojas será perfecta por que el conejo al ajillo es un plato que combina a la perfección con casi todo.

Receta Conejo al Ajillo

Pin Receta 5 from 1 vote Exquisita y fácil receta de conejo al ajillo, una receta que debes tener siempre a mano para sorprender a todos, llena de sabor, con textura perfecta que nunca te defraudará. Prep Time5 mins Cook Time35 mins Course: Plato principal Cuisine: Española Servings: 4 Calories: 133kcal Método de Cocina

  • sartén
  • 1 conejo troceado
  • 2 cabezas de ajos
  • 250 ml o1 vaso de vino blanco
  • 4 cucharadas de Aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada de Tomillo
  • 1 hoja de Laurel
  • 1 0 2 ramitas de Romero
  • Sal al gusto
  • Pimienta negra al gusto
  • Picamos algunos de los dientes de ajo por la mitad, otros los troceamos y unos pocos los dejamos enteros para ponerlos en una o sartén a fuego bajo y cocinamos por 1 minuto sin que se quemen para que aceite de oliva vaya cogiendo el aroma y sabor del ajo.
  • Luego retiramos los ajos y reservamos, ahora salpimentamos el conejo troceado y lo agregamos a la sartén junto al romero, el tomillo y el laurel.
  • Subimos el fuego a medio y sofreímos todo en el aceite de oliva caliente hasta que se doren, pero no demasiado.
  • En este punto añadimos el vino, bajamos el fuego y dejamos cocinar por 35 minutos hasta que reduzca la salsa y las piezas de carne terminen de dorarse.
  • Unos 5 minutos antes de terminar la cocción agrega los ajos que habíamos reservado. Apaga el fuego y deja reposar unos 10 minutos antes de servir con el acompañamiento que prefieras.

Video de Cómo Hacer

Opcional:

Puede agregarle si lo deseas una cebolla o algunas hojas de perejil, así como otras especias de tu gusto, por ejemplo, comino.
Si lo quieres algo picante entonces agrega más pimienta o una guindilla. Todo es cuestión de gustos.

Valores Nutricionales

Calories: 133kcal

RECETA DEL CONEJO AL AJILLO EN SALSA

El conejo al ajillo es una receta de cocina muy facil y rica de hacer. Para hacerlo, primero se fríe en aceite que ha sido previamente aromatizado con unos ajos. Finalmente, al aceite se añade vino blanco, para conseguir una deliciosa salsa para acompañar a nuestro plato. Tendremos lista esta receta en cosa de media hora y más fácil de hacer, no puede ser. Veamos los ingredientes del conejo al ajillo

INGREDIENTES para 4 personas:

  • 1 conejo entero (sin la cabeza)
  • 8 dientes de ajo
  • 1 vaso de vino blanco
  • Sal y pimienta
  • aceite de oliva
  • Tomillo (opcional)

COMO HACER CONEJO AL AJILLO ORIGINAL:

1.- Despiezamos el conejo. Le quitamos las vetas de grasa que podamos encontrar y le quitamos la cabeza. Después separamos las patas del cuerpo. Finalmente, cortamos el cuerpo en rodajas de dos o tres dedos de grosor

2.- Pelamos los dientes de ajo y los picamos muy finamente

3.- En una sartén, ponemos un chorro de aceite de oliva y lo calentamos a fuego muy suave. Añadimos los ajos picados y les echamos una pizca de sal. Cocinamos en el aceite a fuego muy muy suave. El objetivo de esto, es aromatizar el aceite con el sabor del ajo, no cocinarlo. Así que no debe coger color. Pasados 3 o 4 minutos, retiramos el ajo y lo reservamos en un plato

4.- Subimos la potencia del fuego y freímos las piezas del conejo en él. El aceite debe estar caliente pero tampoco demasiado para se cocine bien en su interior. Pasados unos 7 minutos, le damos la vuelta a cada pieza y la cocinamos por su otra cara.

5.- Cuando esté dorado y cocinado, añadimos el ajo y lo cocinamos unos 20 segundos. Mucho cuidado con él porque a altas temperaturas se quema muy rápido. Tan solo cocinar hasta que se dore

6.- Una vez dorado, echamos el vino blanco para hacer una deliciosa salsa con el aceite aromatizado y los ajos. Opcionalmente, puedes espolvorear tomillo. Dejar cocinar un par de minutos más, que se evapore el acohol y ¡listo!

Un conejo al ajillo muy fácil de hacer. Y muy sabroso. ¡Espero que te guste!

Si te gusta este conejo al ajillo puedes seguirme en las diferentes redes sociales en las que estoy como Facebook, Twitter e Instagram

MÁS EN COCINA CASERA Y FÁCIL:

Conejo al horno

Pollo al horno con patatas y cebolla

Solomillo a la pimienta

MÁS RECETAS:

Fuente: seriouseats

La siguiente receta de conejo al ajillo es muy sabrosa pero lo será aún más con unos pequeños trucos de Karlos Arguiñano. El famoso cocinero añade ingredientes extras a este rico plato que puedes hacer para comer en casa o bien para tus invitados. ¿Quieres descubrir los ingredientes extras?

Receta de conejo al ajillo ¡Deliciosa!

Fuente: seriouseats

Los ingredientes extras de Karlos Arguiñano los dejo al final del post; ya que aquí dejo una sencilla receta de conejo al ajillo más simple. Es un plato estupendo que podrás preparar fácilmente en unos 35 minutos o poco más. ¿Quieres saber cómo se hace? ¿Quieres saber los ingredientes?

También te puede interesar: Video-receta: Alitas de pollo al ajillo.

Fuente: delicious

  • 1 conejo
  • 1 cabeza ajos
  • 1/2 cebolla grande
  • 1 vaso de vino blanco
  • Tomillo
  • Aceite
  • Sal
  • 1 guindilla

Paso a paso

Fuente: johnnys-kitchen

Comienza este delicioso conejo al ajillo partiendo en trozos el mismo. El conejo ha de estar bien limpio y cortado en trozos al gusto; pon estos trozos en una sartén con un buen chorro de aceite. Después deja que el conejo se haga a fuego lento. En la carnicería puedes comprar la carne y pedirle que te la limpie si a ti te da “cosa”.

Seguidamente coge 2 ajos de la cabeza y pica éstos muy finos. A continuación corta la mitad de lo que queda de cabeza y deja los ajos enteros. Por último, pica la cebolla muy fina. Todos estos ingredientes le dan al conejo un sabor estupendo.

Fuente: johnnys-kitchen

Cuando los trozos de conejo estén bien dorados saca éstos de la sartén y reserva a un lado. A continuación, echa la cabeza de ajo cortada, los 2 ajos en láminas y la cebolla picada en la misma sartén. Tienes que sofreír todo con el mismo aceite que has hecho el conejo. Deja que los ajos se doren y entonces incorpora otra vez el conejo, con un poco de sal, una guindilla (que puede ser opcional) y el tomillo.

Cuando observes que la cabeza, la cebolla picada y los ajos picados, de este conejo al ajillo, estén bien sofritos echa un vaso de vino blanco. Ahora deja que todo cueza a fuego lento. Por último, deja que la salsa reduzca y se espese, y retira del fuego. Como ves está hecho en tan solo 35 minutos más o menos. ¿Qué te parece?

Este plato ya está listo para comer y disfrutar del sabor. Ahora puedes presentarlo en una bandeja o en porciones individuales. Si tienes invitados seguro que les encanta esta rica receta ¡que aproveche!

Truco de Karlos Arguiñano para hacer conejo al ajillo ¡No te lo pierdas!

Fuente: laurapenagorostegui

El gran cocinero Karlos Arguiñano tiene una buena receta de conejo al ajillo. ¿Quieres probarla? ¡Está deliciosa! Tanto la que he dejado como la suya se parecen, pero algunos ingredientes extras le sacarán un mayor partido al plato. ¿Quieres conocerlos y comprobarlo?

La receta de Karlos Arguiñano va acompañada de chips de zanahoria y una deliciosa ensalada verde. Además, algunos pequeños trucos incrementan el sabor de este plato que no voy a describir; pero si detallo los ingredientes extras de los que hablo. ¿Quieres saber cuáles son?

En la receta de arriba los dos ajos se cogen de la propia cabeza pero Arguiñano añade 1 cabeza de ajo más 2 dientes. Por otro lado en vez de utilizar una cebolla ésta la sustituye por una cebolleta ¡que tiene un sabor riquísimo! Particularmente me gusta más la cebolleta y ese rico sabor que tiene. En mi casa suelo sustituir la cebolla por cebolleta e incluso a veces la pongo en la ensalada o sola con un poco de aceite y sal. Ambas tienen un sabor diferente. ¿Cuál de ellas prefieres?

Por otro lado, el tomillo que utiliza es natural pues le da un sabor estupendo al conejo. Para enriquecer la receta agrega 2 ramas de tomillo y pimienta. Además, el aceite que utiliza el cocinero es de oliva virgen extra ¡delicioso! El tipo de aceite que utilices cambia muchísimo cualquier receta que decidas hacer. Así que si puedes utiliza un aceite bueno aunque es más caro los platos culinarios sabrán más que deliciosos. ¿Cuál es el tipo de aceite que utilizas para cocinar? ¿Alguna vez has reparado en que el aceite de girasol no huele ni sabe igual que el de oliva?

Por último, incluye una guindilla y media, un poco de vinagre, 3 zanahorias, media lechuga y media escarola. Y como el culmen de todo el famoso perejil no puede faltar en ninguna de las recetas de Arguiñano. La verdad es que la escarola nos ayuda a eliminar la retención de líquidos y es una verdura de efecto depurativo así que ¡la ensalada es perfecta!

Propiedades y beneficios de la carne de conejo

Fuente: tripadvisor

Es un alimento rico en proteínas de alto valor y a penas tiene calorías o grasas, y es sumamente nutritivo. La carne de conejo es una carne magra que destaca por ser una carne más saludable y recomendada para dietas bajas en colesterol.

El conejo es rico en vitamina B12 y es una carne que pueden comer las mujeres embarazadas o si tienen un lactante. Además es una carne fácil de digerir para aquellas personas que tienen problemas de digestión. Por otro lado, la carne de conejo contiene sodio, potasio y es rica en proteínas de alto valor. ¿Podrías aportar más beneficios de esta carne? ¿Sabías que en España se consume muy poco esta carne respecto de otras?

Particularmente no suelo comer mucha carne de conejo pero reconozco que está bastante buena. Si a ti te encanta el conejo hay muchas variedades para hacerlo. Esta carne al ajillo es una gran receta ideal para proponerla a la hora de comer. Si tienes invitados les encantará degustar tu cocina. ¿Qué te parece?

¿Qué te ha parecido esta receta de conejo al ajillo? ¿Prefieres la primera receta o te decantas por enriquecerla con los ingredientes de Arguiñano? ¿Podrías compartir con nosotros tu forma de hacer conejo al ajillo?

También te puede interesar: Mis 10 recetas de Arguiñano favoritas.

  • Preparación: 15 min
  • Cocción: 20 min
  • Total: 35 min
  • Comensales: 2
  • Calorías: 206
  • Tipo de comida: Plato principal
  • Tipo de cocina: Tradicional

Hoy venimos con un clásico, un plato de lo que ahora está de moda llamar “comida viejuna”, el conejo frito al ajillo. Típico plato de domingo en las comidas en muchas casas de abuelas, pero que por mucho que pasen los años y por muy viejuno que nos parezca sigue estando buenísimo.

Ingredientes

Hace no mucho, cuando estuvimos hablando de cómo marinar alimentos para darles más sabor, hablamos también del poco sabor que tienen ahora algunas carnes, sobre todo las que compramos en el supermercado y que la mejor forma de enriquecerlas era marinarlas antes de cocinarlas. Pero a veces no hay tiempo o, llega la hora de cocinar y nos hemos olvidado de hacerlo con tiempo. En esas situaciones, un buen aceite de oliva virgen extra, unos dientes de ajo y una guindilla son capaces de hacer maravillas como sucede en esta receta de conejo frito al ajillo.

Preparación del Conejo frito al ajillo

  1. Separamos los dientes de ajo y los aplastamos ligeramente sin pelarlos. Yo uso la mano del mortero y les doy un golpe encima de la tabla, pero también es efectivo darles un sartenazo. En ambos casos, es efectivo y desestresante.
  2. Ponemos a calentar el aceite de oliva virgen extra en una sartén a fuego medio-bajo (4/12) y añadimos los ajos y la guindilla entera. Los dejamos dorar sin subir el fuego vigilando que no se quemen y cuando estén los retiramos y los reservamos.
  3. Subimos el fuego del aceite (8/12), salamos los trozos de conejo con la sal gruesa y los doramos bien en el aceite que ahora ya estará más caliente.
  4. Cuando los trozos de conejo estén dorados por todas partes, subimos el fuego (10/12) y añadimos el vinagre y el vino blanco. Esperamos a que rompa a hervir, lo dejamos un par de minutos para que evapore el alcohol, bajamos el fuego de nuevo (4/12) y lo dejamos cocer durante 15-20 minutos (el tiempo dependerá del tamaño de los trozos de carne).
  5. Añadimos los ajos que teníamos reservados, mezclamos y esperamos un par de minutos.
  6. Servimos los trozos de conejo frito al ajillo acompañados de unas patatas fritas en dados y con un poco de cayena molida por encima.

Resultado

En aproximadamente media hora tenemos un plato de 10, de los de toda la vida. Las patatas son opcionales y, si queremos aligerar los carbohidratos podemos servir el conejo frito al ajillo acompañado de una buena ensalada.

Como casi cualquier carne que está frita, el conejo frito al ajillo no es un plato que se lleve bien con el recalentamiento, por lo que es mejor cocinar solo las raciones que se vayan a consumir.

¿Os gusta el conejo frito al ajillo? ¿Cuál es vuestra “comida viejuna” favorita?

Conejo al ajillo

Para prepararla, tan solo necesitas un conejo troceado, media cabeza de ajos, harina, vino blanco, zumo de limón, una pastilla de Avecrem Sabor Carne, unas hojas de perejil y aceite de oliva virgen extra.

Después de confitar los dientes de ajo en una cazuela de barro, sofríe los trozos de conejo. Agrega el vino, la pastilla de Avecrem y el zumo de limón. Remueve para que se ligue la salsa, retira del fuego, espolvorea con perejil y ya tendrás a punto tu deliciosa receta de conejo al ajillo.

Conejo al ajillo al horno

En esta receta de conejo al ajillo te proponemos elaborar el plato usando una cazuela de barro, pero también puedes preparar conejo al ajillo al horno. Para cocinar conejo al ajillo al horno lo primero que debes hacer es colocar los trozos de conejo y los dientes de ajo en una bandeja para horno engrasada con aceite. Hornéalos durante unos 10 minutos aproximadamente, hasta que empiecen a dorarse. A continuación, añade el vino, el zumo de limón y la pastilla de Avecrem desmenuzada. Cuando el conejo esté a punto, retíralo de la bandeja y sírvelo acompañado de la salsa que habrá quedado en el fondo de la bandeja.

La carne de conejo en tus menús

Para lograr un plato sabroso, de esos que los terminas comiendo con las manos, con unos pocos ingredientes, que además sea saludable y barato, no hay como hacer conejo al ajillo.

La receta de conejo al ajillo, muy tradicional en la cocina española, es muy fácil de preparar. Si bien la carne del conejo suele ser un poco seca, cortada en trozos pequeños, cocida en una simple pero rica salsa y durante no mucho tiempo, te quedará un conejo al ajillo dorado, jugoso y muy sabroso. La presencia del ajo será notable pero no excesiva.

El consumo de la carne de conejo es muy inferior al de otras, como la de pollo o la de ternera, pero es muy apta para incluir con mayor asiduidad en tus menús. No solo porque es muy fácil de preparar, como cuando haces un conejo al ajillo al horno, y con ingredientes muy básicos se logran platos exquisitos. Sino también porque se trata de una carne blanca, magra, tiene aproximadamente un 3% de grasa, y blanda.

Es muy saludable, de bajo contenido calórico, pero con un valor proteico similar o incluso mayor que el de otras

Anímate a preparar esta receta que te proponemos y lúcete sirviendo a tus comensales un plato de gran presencia, sano y muy delicioso.

El Conejo al ajillo es una receta tradicional de la cocina española que no debe faltar en ningún recetario, es un plato saludable, nutritivo y económico, y además es un auténtico manjar, de los de chuparse los dedos. Se considera un plato tradicional en muchas regiones de nuestro país, y naturalmente, cada una emplea alguna característica particular.

Esta es nuestra receta de Conejo al ajillo a la que le incorporamos una picada, algo muy tradicional en la cocina catalana. Seguro que cada uno de vosotros tenéis vuestra versión de este plato, por supuesto nos encantaría conocerla. Lo más común en la elaboración de esta receta es el uso de vino blanco, hierbas aromáticas y evidentemente, abundante ajo. Como veréis, nosotros lo ponemos en dos tiempos, a ver qué os parece.

Ingredientes (4 comensales)

  • 4 traseros de conejo
  • 1 cabeza y media de ajos
  • 1 tostada (biscote, colines)
  • 12 almendras tostadas
  • 12 avellanas tostadas
  • 200 gramos de vino blanco
  • 2-3 ramitas de tomillo fresco
  • 1 ramita de romero fresco
  • pimienta negra recién molida
  • sal
  • aceite de oliva virgen extra
  • perejil.

Elaboración

Pela los dientes de ajo, pica la mitad de ellos. Pon en el mortero la tostada y los frutos secos, máchacalos bien. Lava y seca bien el conejo con papel de cocina, y salpimenta al gusto.

Pon una cazuela de fondo grueso o una cocotte a calentar, con un fondo de aceite. Fríe en primer lugar los ajos enteros a temperatura media-alta. Ve dándoles la vuelta para que se hagan bien, que se doren con cuidado de que no se quemen.

Retira los ajos, ponlos en el mortero para terminar la picada, machácalos con la tostada y los frutos secos. Reserva.

En la misma cazuela, a fuego vivo, dora el conejo por todos los lados, cuando se haya dorado reduce el fuego y cuando haya perdido algo de calor incorpora el vino. Añade también la picada, el tomillo y el romero, mezcla bien para que la picada se integre con la carne y tapa la cazuela.

Deja cocer unos 40 minutos a fuego medio-bajo, de vez en cuando ve dándole la vuelta al conejo y prueba por si fuera necesario rectificar de sal. Si ves que va quedando mucho líquido pon la tapa sin encajar.

Cinco minutos antes de que el conejo esté listo, añade los ajos picados, la salsita debe estar reducida para que éstos no se cuezan. Llegado el momento, apaga el fuego y deja reposar cinco o diez minutos, mientras tanto prepara la guarnición que desees.

Emplatado

Sirve el Conejo al ajillo con guarnición, espolvoreando finalmente un poco de perejil fresco picado. Acompaña este plato con un buen pan, pues aunque no habrá mucha salsa para mojar, no se dejará rastro de la comida en el plato. ¡Buen provecho!

Buenos tardes…de nuevo con ustedes y con una nueva receta sencilla ,rica y económica que es lo importante en estos tiempos que corren..hoy aprenderemos hacer carne al ajillo , en este ocasión yo emplee carne de cerdo pero se puede hacer también con pollo…. es una receta sencilla y con muy pocos ingredientes y el resultado exquisita… bueno pues vamos a la cocina y preparamos esta carne al ajillo…
INGREDIENTES ( 4 personas)
* 1 Kilo de carne de cerdo en trozos ( estofado)
* 2 cabezas de ajo
* 1 vaso de vino blanco
* 1 vaso de agua
* aceite y sal
* patatas fritas para acompañar
PREPARACIÓN
Primero cortamos las dos cabezas de ajo y laminamos….
En una olla echamos un chorrito de aceite … una vez este caliente añadimos el ajo picadito,removemos y dejaos poner doradito.
Una vez este el ajo dorado añadimos la carne y removemos nuevamente…dejamos freir un poco la carne…
a continuación echamos el vaso de vino blanco un vaso de agua y sal….
Dejamos hacer la carne hasta que este tierna y la salsa espesita ( si es necesario añadir una cucharada de harina).. apartamos y acompañamos con unas patatas fritas y a disfrutar de este rico plato…..

Una receta muy sencilla de hacer. Con una buena «sartená» de patatas y un huevo frito, tenemos la comida lista y, además, está muy rico. En 15-20 minutillos tenemos la comida hecha, así que… mejor que mejor!!! Aquí os la dejo… a ver que os parece…

Ingredientes:

500 gr de magro de cerdo cortado en dados

1 cabeza de ajo

1 vaso de vino blanco

1 hoja de laurel

Aceite de oliva virgen extra

Sal y pimienta

Ingredientes

Elaboración:

De la cabeza de ajo, reservamos 3 o 4 dientes y el resto lo cortamos en láminas gruesas.

Ajos en láminas

En una olla ponemos un poco de aceite de oliva y dejamos que se hagan a fuego lento. Hay que tener cuidado de que los ajos no se quemen, sólo deben dorarse. Una vez dorados, los sacamos de la olla y reservamos.

Aceite y ajos Ajos dorados Sacamos y reservamos

Machacamos los dientes de ajo que hemos reservado anteriormente dejándole la cáscara.

Aplastamos los ajos

En la misma olla donde hemos dorado las láminas de ajo, subimos el fuego al máximo y añadimos los dientes de ajo con su cáscara, la carne salpimentada y la hoja de laurel. Movemos bien y bajamos un poco el fuego. Freímos hasta que la carne esté en su punto.

Carne, laurel y ajos Freímos hasta que esté en su punto

Subimos de nuevo el fuego y echamos el vino blanco. Dejamos unos minutos para que evapore el alcohol, volvemos a bajar el fuego y dejamos cocer unos 15-20 minutos o hasta que todo el líquido se evapore y nos quede sólo el aceite.

Añadimos vino Vino evaporado

Freímos unas patatas, un huevo y servimos.

«Carne al ajillo» con Thermomix® . Badajoz

Hola Thermomix® [email protected] La receta de hoy me llega de una clienta de Thermomix® que le encanta la cocina y sobre toda la creatividad. Esta receta viene de la original «Champiñones o setas al ajillo» del libro «Cocina Fácil y Saludable» de Thermomix® .Ingredientes: (4 raciones).4 dientes de ajoPerejil, sólo las hojas ( 8/10 ramitas)400gr de carne cortada en trozos de 2/3 cm (solomillo de cerdo/ternera, redondo,..al gusto).50gr de aceite de olivaUna guindilla (opcional)1/2 cucharadita de salUn pellizco de pimienta blancaPreparación.1.- Poner los ajos y el perejil, programar 4seg /vel.5. Bajar los ingredientes al fondo del vaso con la espátula.2.- Poner la mariposa. Añadir la carne, la guindilla, el aceite, la sal y la pimienta. Rehogar 12minutos/120°/giro inverso/vel.cuchara.3.- Acabado el tiempo, comprobar que la carne está tierna, a su gusto. Si no es así, programar 2minutos/120°/giro inverso/vel.cuchara.4.- Servir caliente.Fuente María Eugenia Morales Espert. Os invito a probar esta receta fácil y muy rica y sobre todo a investigar y crear vuestras propias recetas con vuestro Thermomix® , como veis es muy fácil.Si quieres ver más recetas pincha aqui

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *