0

Cuando cambiar tetina biberon

Mantener limpios y en buen estado los chupetes y biberones de los más pequeños es algo muy importante durante sus primeros años de vida. En este tiempo, los niños no han desarrollado por completo su sistema inmunológico, por lo que son muy vulnerables ante agentes infecciosos. Además, con un mantenimiento adecuado, los materiales no se deteriorarán y tardarán más tiempo en estropearse. El cuidado de chupetes y biberones pasa por conocer dos cosas esenciales: saber cómo esterilizarlos y cuándo cambiarlos.

Un biberón se puede esterilizar de varias formas, aunque, en todo caso, siempre es esencial separar sus partes (tapa, tetina, botella y rosca) para una correcta limpieza:

  • En agua hirviendo: Por su sencillez y bajo coste es uno de los métodos más comunes. Es muy recomendable esterilizar un biberón en agua hirviendo antes de su primer uso. Para evitar la posible aparición de agentes patógenos se recomienda reservar una olla o utensilio específico para limpiar los materiales, es decir, no usar el mismo recipiente para cocinar y esterilizar. No se debe mantener el biberón o el chupete más de cinco minutos en el agua hirviendo. Si la tetina es de látex hay que procurar no dejarla en el agua durante demasiado tiempo, ya que el material corre el riesgo de desgastarse y perder así sus propiedades. Al terminar el proceso se deja enfriar y se expulsa el agua que puede quedar retenida dentro de la tetina para garantizar la higiene.
  • Esterilizador de microondas: Para limpiar biberones y chupetes con este método se necesita un esterilizador especial para microondas, que consiste en un recipiente en forma de bol con unos pequeños agujeros en la base; de esta manera, se introducen los materiales en el recipiente, se pone una pequeña cantidad de agua y se calienta en el microondas. El sistema consiste en que los agujeros dejan pasar el vapor, lo que permite esterilizar rápidamente. Es muy importante comprobar si el biberón es de poliamida, ya que en este caso no se puede hacer en el microondas; si en la parte inferior de la botella aparece un triángulo con las siglas PA, se deben utilizar otros métodos para evitar que se deteriore.
  • En frío: Si se opta por esterilizar en frío es necesario disponer de un producto específico de puericultura, que se disolverá en agua previamente hervida para acabar con posibles gérmenes. Hay que procurar que el agua cubra de forma total los materiales. Una vez transcurrido el tiempo de esterilización (marcado por las instrucciones del producto) se aclara el biberón con agua hervida. No se debe utilizar una misma pastilla para varias esterilizaciones.

Tanto los chupetes como las tetinas de los biberones se deben guardar en un recipiente seco, limpio y tapado después de la esterilización. No es recomendable lavar los biberones en el lavavajillas, ya que utiliza productos agresivos y altas temperaturas que pueden estropear los materiales. Del mismo modo, no es aconsejable lavarlos con detergentes ni disolventes.

Cuándo se debe cambiar el biberón o el chupete

Lo recomendable es cambiarlos cada mes y medio o dos meses. Sin embargo, en el caso de los biberones, las tetinas deben cambiarse cada 20 o 25 días. Es importante también inspeccionar el estado de los materiales antes de cada uso, sobre todo cuando el niño ya tiene dientes. No es aconsejable empapar el chupete en sustancias dulces, ya que puede provocar que el niño desarrolle caries.

Ver también:

¿Lactancia materna o biberón?

La utilización del chupete dificulta la alimentación con leche materna

La guía para elegir la tetina del biberón

Al igual que es importante elegir un buen biberón para tu bebé, las tetinas son fundamentales en su alimentación. Además de reponerlas frecuentemente, sobre todo si vemos que están dañadas y estropeadas, hay que adaptarlas a la edad del bebé y a sus necesidades alimenticias. Si ves que el bebé no puede tragar bien la cantidad de leche, o que se pone nervioso cuando está con el biberón puede ser que le esté llegando o bien demasiado o bien demasiado poco flujo de leche. Con esta guía no tendrás problemas para elegir la tetina del biberón más adecuada en cada caso.

Tetinas para recién nacidos

Cuando nacen, sus tomas son muy pequeñas y apenas tienen capacidad de tragar, así que el flujo debe ser lento. Además, si nuestro hijo o hija está alternando la lactancia materna con los biberones, debemos elegir una tetina que se parezca lo máximo posible al pecho materno para que no haya confusión, y que el enganche sea lo más natural posible.

En Philips Avent puedes encontrar tetinas de recién nacido (con un solo agujero) y tetinas para mayores de un mes (con dos agujeros), que se van adaptando al crecimiento del pequeño. Sus tetinas son anchas imitando la forma del pecho materno, para favorecer la combinación de ambos, además los pétalos del interior de la tetina aumentan la suavidad y flexibilidad sin contraerla, para que el bebé disfrute de una alimentación más cómoda y agradable.

Además, las tetinas de Philips Avent disponen de un innovador diseño de doble válvula que reduce los cólicos, mediante la ventilación del aire hacia el interior del biberón y no hacia la tripa del bebé. Así te aseguras de que una buena digestión del pequeño.

Tetinas de flujo medio

A partir de los tres meses, empiezan a comer más y llega el momento del cambio a una tetina de flujo medio, y dependiendo de la cantidad que beba en cada toma, también el cambio a un biberón de mayor tamaño.

Tetinas de flujo rápido

A partir de los seis meses los bebés empiezan a comer mucho más, y el flujo de las tetinas debe ser más rápido, con cuatro agujeros. Si además el biberón lleva cereales, hay tetinas específicas para líquidos más espesos, que permiten que el bebé pueda comer una papilla ligera o una sopa.

Cómo comprobar que la tetina es la adecuada

Debemos comprobar periódicamente que la tetina no esté deteriorada, tirando de ella en todas las direcciones para inspeccionarla. Si vemos que está rota por algún lado, hay que cambiarla inmediatamente.

También es importante elegir el tamaño adecuado para el bebé. La edad y su etapa de crecimiento nos puede servir de indicador, pero siempre hay bebés más tragones y otros que comen más despacio. Estate atento a cómo hace las tomas tu pequeño y a las señales que indican que la tetina no es la adecuada:

  • Si ves que tu bebé tarda mucho en terminarse el biberón o que se desespera y lo deja a la mitad, puede que el orificio sea demasiado pequeño, ha llegado el momento de pasar a las tetinas de flujo medio.
  • Si ves que el bebé balbucea, que le rebosa la leche o que no da a basto a la hora de tragar el biberón, es que el orificio de la tetina es demasiado grande para él. Debemos tener cuidado y ponerle una tetina de menor flujo, para minimizar la posible sobrealimentación, las regurgitaciones, los eructos y los gases.

Además, existen las tetinas de flujo variable, que se pueden ajustar a flujo lento, medio y rápido con una sola tetina. Solo tienes que fijarte en el dibujo (con uno, dos o tres rayas), y colocar el biberón para que la leche fluya por el tamaño que mejor le conviene a tu bebé.

Cuidado de las tetinas

Por la forma que tienen, las tetinas hay que limpiarlas concienzudamente y sin dejar ningún rastro de suciedad. Para ello, podemos comprar cepillos específicos para limpiar biberones y tetinas y esterilizarlas en cada uso. Además, debemos evitar el uso de productos de limpieza abrasivos o limpiadores antibacterias.

Avent Tetina Natural

Las tetinas están disponibles para 0m, 0m+, 1m+, 3m+ y 6m+. Consulte la imagen que aparece más abajo para ver una descripción general. Estas tetinas Philips Avent Natural se pueden utilizar con el biberón Philips Avent Natural y los vasos de almacenamiento de Philips Avent.

  • Tetina Natural para los primeros biberones (con el número 0 en la tetina) se recomienda para los recién nacidos y los bebés prematuros. Puede utilizarse desde el primer día y al cambiar del pecho al biberón.
  • Tetina de recién nacido (con el número 1 en la tetina) se recomienda para bebés de menos de un mes que se alimenten tanto con el pecho como con el biberón.
  • Tetina de flujo lento (con el número 2 en la tetina) se recomienda para bebés de más de un mes que se alimenten tanto con el pecho como con el biberón.
  • Tetina de flujo medio (con el número 3 en la tetina) se recomienda para bebés de más de tres meses.
  • Tetina de flujo rápido (con el número 4 en la tetina) se recomienda para bebés de más de seis meses.
  • Tetina de flujo variable (con las marcas I, II y III en la tetina) es adecuado para bebés a partir de tres meses. Esta tetina dispone de un corte de ranura que proporciona una velocidad de flujo ajustable. La velocidad de flujo puede variarse girando el biberón para alinear las marcas I, II o III de la tetina con la nariz del bebé.

Cuando la consistencia sea demasiado espesa para estas tetinas, le recomendamos que utilice la tetina para alimentos espesos de Philips Avent.

Los mejores biberones

Acurrucar a su bebé en su brazo es una de las mejores experiencias entrañables cuando está amamantando o dando el biberón.

Por supuesto, si su pequeño está comiendo algunas o todas sus comidas de un biberón, usted querrá estar segura de seleccionar la marca adecuada, una que no interrumpirá esos momentos tranquilos con goteos, burbujas de aire o tetinas doblándose.

¿Necesita biberones?

Sí, la mayoría de las familias usan biberones. Si usted alimenta a su bebé con fórmula, tendrá que usar biberones. También necesitará usarlos si planea regresar al trabajo dentro del primer año de su bebé y necesitará una forma para que otros alimenten a su niño con leche materna previamente extraída o fórmula. Incluso, si usted es una mamá que planea estar en casa y solamente amamantar, puede descubrir que dejar que otros miembros de la familia le den a su bebé un biberón con leche materna es una situación en la que todos salen ganando. Ellos pasan un momento especial con su pequeño y usted obtiene un descanso.

Es posible que desee seleccionar el kit de inicio de una marca para su lista de regalos, y luego agregue algunas otras botellas que le gustaría probar también. Así puede experimentar cuando su pequeño nazca para ver cuál es el más adecuado.

Además, la mayoría de los biberones vienen en dos tamaños: biberones más pequeños (alrededor de cuatro onzas) enfocados en recién nacidos que comen menos y biberones más grandes (alrededor de ocho onzas) para bebés más grandes que empiezan a comer más. Usted puede comprar algunos de cada uno o elegir comprar los grandes desde el principio, poniéndoles menos líquido durante los primeros meses de su bebé. Como referencia, los recién nacidos pueden comer tan poco como una onza o dos en cada comida, mientras que los bebés de alrededor de seis meses de edad pueden comer de seis a ocho onzas.

Los biberones normalmente vienen con al menos cuatro partes básicas: el biberón en sí, la tetina para que el bebé succione, el cuello de la tetina para enroscarla en su lugar, y una tapa para la tetina. La mayoría de las marcas de biberones ofrecen varias tetinas compatibles que brindan diferentes niveles de flujo de leche: el flujo más lento para recién nacidos para que no beban demasiado y más rápido para bebés más grandes que pueden succionar mejor.

¿Cuándo necesita biberones?

Usted podría empezar a usar biberones desde el primer día, pero si está amamantando no querrá introducir un biberón por varias semanas hasta que su bebé sea un experto en el amamantado. Si le da a su bebé un biberón demasiado pronto, la gran preocupación es que luego se negará a amamantar porque la leche sale más rápido de un biberón (¡satisfacción inmediata!).

Los bebés usualmente se alimentan de biberones hasta que tengan por lo menos un año de edad. Ahí es cuando la Academia Americana de Pediatría dice que está bien darle a su niño leche de vaca. Sin embargo, muchas mamás que están amamantando continúan haciéndolo hasta el segundo año. Además, es probable que desee introducir a su niño a los vasitos entrenadores, utilizados para la transición de biberones a vasos regulares, entre uno y dos años de edad.

Los padres prefieren biberones de diferentes materiales por diferentes razones:

De vidrio: Fuertes y duraderos, pero también pesados, normalmente más costosos que otros modelos y se pueden romper fácilmente.

De acero inoxidable: Extremadamente fuertes, pero también hacen que sea difícil medir cuánto líquido se almacena realmente dentro de un biberón.

De plástico: El polipropileno, el plástico duro normalmente utilizado en biberones, es ligero y prácticamente irrompible, pero se puede desgastar más rápido. Después de que hubo preocupaciones sobre la salud hace algunos años, los biberones de plástico ahora requieren estar libres de un químico llamado bisfenol (BPA). Entonces, aunque cualquier biberón actualmente de venta en el mercado debe estar libre de BPA, es mejor no aceptar ningún biberón de segunda mano adquirido antes del 2012.

Como elegimos nuestras mejores opciones

Le preguntamos a miles de reales familias que usan Babylist sobre los productos de bebé que más les encantan. Elegimos los mejores biberones de los que nos compartieron y añadimos nuestra propia investigación y conocimiento. Creemos que a usted y su pequeño también les encantará al menos uno de estos artículos.

Juego de alimentación favorito

¿Por Qué Nos Encanta?

¡Viene con todo lo necesario! Este popular juego de inicio incluye cinco biberones con dos tipos de tetinas, un surtido de tapas y cepillos de limpieza. La marca Dr. Brown’s es conocida por su sistema de ventilación patentado, diseñado para evitar que se ingieran burbujas de aire (similar al amamantamiento). Esto ayuda a reducir el eructo, gas, regurgitación y hasta el cólico. Este efecto de alimentación sin vacío también garantiza que todos los nutrientes esenciales en la leche y fórmula se conserven. ¿No le gusta el plástico? La marca Dr. Brown’s también fabrica excelentes biberones de vidrio.

TENGA EN CUENTA

El sistema de ventilación significa que hay más partes para lavar, necesitará utilizar el cepillo especial para limpiarlo a fondo debido a los agujeros pequeños. Esto puede ser molesto, pero eventualmente usted será capaz de hacerlo con los ojos cerrados (y probablemente lo hará).

LO QUE DICEN LOS PADRES QUE USAN BABYLIST

“Excelentes para reducir la regurgitación y el reflujo” -Jean B.

“¡Los únicos biberones que he encontrado que a mi hijo le gustan y no parecen darle más gases! Un salvavidas.” -Allyson M.

ESPECIFICACIONES ADICIONALES
Tamaños disponibles Plástico: 2 oz, 4 oz y 8 oz; Vidrio: 5 oz y 9 oz
Materiales disponibles Vidrio o polipropileno
Tipos de tetinas disponibles Tradicionales y de cuello ancho: Nivel 1 (recién nacidos), Nivel 2 (mayores de 3 meses), Nivel 3 (mayores de 6 meses), Nivel 4 (mayores de 9 meses y para los bebés más comilones)

Extrae y alimenta

¿Está utilizando un extractor de leche materna de Medela? Los recipientes de almacenamiento de esta marca cuentan con una función triple, por lo que puede extraer la leche directamente dentro de ellos, almacenarla y luego enroscar la tetina para utilizarlos como biberón. Mejor aún, no hay partes internas para adjuntar o limpiar.

Aunque estos biberones están fabricados sin BPA, algunos padres desean que hubiese en vidrio.

“Nunca se rompieron o se deformaron. No hay partes aleatorias. Sólo el biberón y la tetina.” -M.G.

“Realmente agradable utilizar los biberones que funcionan con mi extractor de leche materna. No complica las cosas.” -Mandy H.

Tamaños disponibles 5 oz y 8 oz
Materiales disponibles Polipropileno
Tipos de tetinas disponibles De base ancha y flujo lento (de 0 a 4 meses) De base ancha y flujo medio (de 4 a 12 meses), Tetina ventilada “Calma” (tamaño único)

Blando y flexible

La transición entre amamantamiento a la alimentación con biberón puede tomar mucho tanteo, dejándole con un montón de biberones sin usar acaparando espacio en el gabinete. Gracias a la tetina ancha de forma natural y a la base suave de silicona de los biberones de Comotomo, usted puede empezar con ellos y darlo por terminado. Estos biberones flexibles están diseñados para imitar el pecho de la mamá y flujo de la leche. Además, son muy fáciles de limpiar.

Debido a su forma flexible, el biberón se cae si no tiene cuidado al llenarlo. Las mediciones de volumen también pueden ser difíciles de leer en la silicona esmerilada.

“Fácil para que el bebé lo apriete y sostenga.”

“Me encanta usar el biberón de Comotomo, y nuestro hijo lo tomó de inmediato. La forma y el tamaño de la tetina son perfectos, es muy fácil de limpiar y me gusta que la silicona tiene buen agarre.” -Jessica M.

“¡Me gusta el biberón ancho para una limpieza fácil, el diseño simple también es genial! La blanda silicona es buena para los bebés que son exigentes cuando se trata de biberones como mi hijo.” -Danielle P.

Tamaños disponibles 5 oz y 8 oz
Materiales disponibles Silicona
Tipos de tetinas disponibles Las de 5 oz vienen con tetinas de flujo lento para recién nacidos, las de 8 oz vienen con flujo medio para bebés mayores de 3 meses, las tetinas de flujo rápido están disponibles por separado

Tetinas naturales

El juego de inicio natural de Philips Avent es otra gran opción para conseguir que los bebés que están amamantando se cambien a un biberón. El diseño de pétalos de la tetina ancha es blando y flexible, promoviendo que el bebé se prenda de forma natural sin que la tetina se doble. Los biberones sólo tienen pocas partes y son fáciles de limpiar, incluso cuentan con un sistema avanzado anti-cólicos. Además, la forma del biberón es justamente perfecta para que las manitos pequeñas lo sostengan. El paquete de inicio viene con cinco biberones, dos juegos de tetinas, dos chupones, y un cepillo para el biberón.

A los padres les encanta la variedad de opciones de flujo de la tetina, pero algunos se han dado cuenta que incluso el flujo más lento sale demasiado rápido.

“Asequible, fácil de limpiar y tiene disponible una tetina de flujo muy lento.”

“El biberón de Avent es súper fácil de usar para mi bebé. Ella no tiene ningún problema al cambiar entre el pecho y el biberón.” -E.H.

Tamaños disponibles 2 oz, 4 oz, 9 oz, y 11 oz
Materiales disponibles Vidrio o polipropileno
Tipos de tetinas disponibles De flujo para recién nacidos, de flujo lento (para mayores de 1 mes), de flujo medio (para mayores de 3 meses), de flujo rápido (para mayores de 6 meses), de flujo variable (para mayores de 3 meses, bueno para líquidos más espesos)

Comodidad con curvas

Los biberones de Tommee Tippee están diseñados para imitar la forma y movimiento del pecho de una mujer. La tetina blanda de silicona se flexiona suavemente durante las sesiones de alimentación, así que un bebé amamantado podrá prenderse de forma natural. El diseño curvado y compacto crea un agarre cómodo para los bebés (¡y para sus papás!). Y la limpieza es fácil gracias a su anchura y partes mínimas.

El líquido se puede quedar atrapado en las curvas mientras su bebé se está terminando el biberón. Y puede haber goteos si no inserta la tetina correctamente en la tapa.

“Me encanta que son pequeños y anchos. Mi bebé adora la tetina. Cabe cómodamente en tu mano.” -C.B.

“Los biberones Tommee son bien fáciles de limpiar. La tetina es muy similar a un pecho y nuestro bebé no tuvo problemas con la transición.” -B.T.

Tamaños disponibles 5 oz y 9 oz
Materiales disponibles Polipropileno
Tipos de tetinas disponibles De flujo lento (para mayores de 0 meses), de flujo medio (para mayores de 3 meses), de flujo rápido (para mayores de 6 meses), de flujo variable (para mayores de 0 meses, bueno para líquidos más espesos)

El diseño innovador

Las transiciones son difíciles, especialmente cuando eres un recién nacido. Añade confundirlos con la tetina y nadie está contento. Problema resuelto, gracias a Munchkin Latch. La tetina única estilo acordeón permite que su bebé controle mejor el flujo de la leche, igual que al amamantar. Más leche sale al presionar la base de la tetina. La tetina se flexiona a medida que el bebé se mueve para asegurar una prensión fuerte evitando la ingestión de aire. La válvula azul anti-cólicos en la parte inferior de la botella funciona para evitar que las burbujas de aire se interpongan en el camino de una buena sesión de alimentación.

La forma de la parte inferior (con la válvula) puede tomar un poco más de trabajo para limpiar.

“El único que nos permitió intercambiar entre pecho y biberón.”

“Nos encantó todo lo relacionado con este biberón y la marca completa. Usamos el chupón y también el vasito entrenador. Las tetinas del biberón son excelentes, y fue muy fácil para mi bebé sostener sólo el biberón.” -P.C.

Tamaños disponibles 4 oz y 8 oz
Materiales disponibles Polipropileno
Tipos de tetinas disponibles Las tetinas de flujo lento están disponibles en etapas 1, 2 y 3

Todo en uno

Hay una razón por la que a la leche materna le llaman oro líquido… y una mamá en lactancia no quiere perder ni si quiera una preciada gota de leche al transferirla entre recipientes. Kiinde Twist es un sistema ingenioso que le permite extraer leche directamente a sus bolsas (que se adjuntan a la mayoría de sacaleches), almacenar la bolsa en el refrigerador o congelador, calentarla y luego añadirla al biberón Kiinde, no hay transferencias, no hay estrés. Usted puede usar sus tetinas o añadir un adaptador para su marca preferida. Y no necesita preocuparse del desperdicio porque las bolsas son reciclables. Kiinde obtiene puntos extra porque también puede utilizar las bolsas exprimibles para los alimentos de bebé en puré.

Aunque las bolsas están etiquetadas por onza, algunas mamás dicen que es difícil medir la cantidad exacta de leche extraída a comparación de un recipiente de superficie plana.

“El sistema de Kiinde es tan fácil de usar, reduce el desperdicio y tener que lavar un millón de botellas. También me gusta que encaja perfectamente en mi sacaleche con los aros adaptadores y se va del extractor, al congelador, al biberón sin problemas. ¡A mi niño parece gustarle la tetina de Kiinde, pero los adaptadores son compatibles con casi cualquier tipo de tetina! -Kelsey G.

“El biberón Kiinde es absolutamente lo mejor. No tienes que preocuparte de lavar un millón de biberones al final del día. ¡Sólo tienes que lavar la tetina!” -Britney W.

Tamaño disponible Bolsas de 6 oz
Materiales disponibles Plástico (sin BPA, PVC y Ftalato)
Tipo de tetinas disponibles: Flujo lento Active-Latch, Flujo medio Active-Latch, Flujo rápido Active-Latch

Alimentación divertida

¿Quién dijo que un biberón tiene que ser aburrido? La marca Nuk es conocida por sus estampados coloridos y diseños adorables. (Minnie Mouse y algunos pingüinos bailarines son excelentes compañeros durante la alimentación). Los biberones de Nuk son aptos para lavaplatos y ofrecen una variedad de tamaños y flujos de tetinas para un ajuste perfecto.

Además de sus botellas tradicionales, la marca Nuk también tiene una línea llamada Simply Natural. La tetina flexible cuenta con agujeros múltiples (similar al pecho de la mujer) para ayudar a que la transición del pecho al biberón sea más fácil.

“Me encanta el biberón Simply Natural de Nuk. Fácil de cargar, limpiar y a mi bebé le gustó.” -Brianna H.

“Me gustó que es asequible, tenía una variedad de colores/estilos y que, si necesario, podía intercambiar diferentes tetinas.” -M.P.

Tamaños disponibles Biberón Nuk: 5 oz y 10 oz; Biberón Nuk Simply Natural: 5 oz y 9 oz
Materiales disponibles Plástico
Tipos de tetinas disponibles Flujo lento (Biberón Nuk y Simply Natural), flujo medio (Biberón Nuk y Simply Natural), flujo rápido (Biberón Nuk y Simply Natural)

Vidrio duradero

Los biberones de vidrio están de regreso y más innovadores que nunca. Aunque son más pesados que los de plástico, no se les puede ganar en durabilidad. Los biberones de vidrio de Joovy Boob no tienen BPS, BPA, ftalato ni plomo. Cuentan con un sistema de ventilación de una sola pieza que encaja fácilmente en el borde de la botella, controlando los gases y los cólicos. Hay cinco fundas divertidas de silicona que añaden un toque de color, ayudan a manos pequeñas a sujetarse bien y protegen de quebraduras. Estos biberones ecológicos también se pueden trasladar de forma segura del congelador al agua hirviendo. La marca Joovy también fabrica biberones de plástico.

Otra ventaja sobre elegir los de vidrio es que los biberones no cambian de color después de largos periodos de uso, ni conservan ese olor a leche agria.

“Es vidrio. No cuenta con muchas otras partes como los otros biberones. No hay partes difíciles de limpiar. Muy fácil de usar, me encanta.”

“Mi bebé se toma el biberón bien, con una mínima cantidad de gases. ¡Compramos los biberones de vidrio y se calientan y limpian bien!” -Wendy H.

Tamaños disponibles 5 oz y 9 oz
Materiales disponibles Vidrio, polipropileno, y polifenilsulfona ultra-premium
Tipos de tetinas disponibles 5 niveles de flujo empezando con el nivel prematuro, para recién nacidos y bebés lactantes, hasta una tetina con corte en forma de X para bebés más grandes y para líquidos más espesos.

Elegir lo que es adecuado para usted

Hay numerosas opciones de biberones en el mercado. Para tomar una decisión, piense en su familia y en que le facilitará la vida. Algunos bebés son tranquilos, mientras otros tienen opiniones definidas sobre que biberón prefieren. Encontrar el biberón adecuado para su pequeño puede tomar más de un intento. Usted se puede preparar teniendo un par de paquetes de inicio de biberones diferentes a la mano para probar con su recién nacido o simplemente improvise con uno que parezca una buena elección. Asegúrese de añadir algunos biberones a su lista de regalos y sueñe con el día que acariciará y comerá a besos a esa miniatura suya.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *