0

Cuando empieza a doler los senos en el embarazo

El dolor de senos no solo es un síntoma propio del embarazo, sino que es uno de los que puede anunciarlo. De hecho, es uno de los primeros síntomas que aparecen. Lógicamente, antes hay que confirmar el embarazo y evitar confusiones, porque el dolor de seno también es propio del síndrome premenstrual. Descubramos en detalle cuáles son los síntomas de cada uno y sus principales diferencias.

Dolor de senos por menstruación

Cuando la mujer está embarazada, la sensación de dolor se acompaña de los primeros cambios en el pecho, tales como un aumento de su tamaño y del pezón que, por lo general, se torna más oscuro y la areola se hace más grande. Esto no ocurre durante el periodo premenstrual, donde si bien se da un aumento del tamaño de los pechos, no se observa el cambio en el pezón y el dolor suele desaparecer tras unos dos días.

Los cambios en los senos durante el embarazo

Tal y como está constatado, los cambios en los pechos pueden ser una primera señal de un embarazo. De hecho, puede aparecer en torno a las dos semanas después de la concepción. Los pechos se notarán más hinchados, incluso doloridos, pero sobre todo diferentes al tacto y a la vista.

El dolor en el pecho, como hemos señalado, puede ser confundido con uno de los síntomas premenstruales. Sin embargo, las dudas quedarán resueltas a las pocas semanas, cuando la zona alrededor del pezón cambie de tonalidad y se haga más grande, algo que no sucede lógicamente con la llegada de la menstruación.

Cambios de los senos que responden a las hormonas y a la preparación del cuerpo de la mujer para la futura lactancia del bebé. El dolor en el pecho no debe ser subestimado, ya que puede ser muy molesto, incluso algunas mujeres confiesan tener problemas para llevar el sujetador o, incluso, no ser capaces de dormir boca abajo. Esto es debido a un aumento de la sensibilidad de los pechos.

¿Cuánto tiempo dura el dolor de pecho?

Al igual que otras molestias comunes del embarazo, el dolor es variable y su duración e intensidad depende de cada mujer. Así, hay mujeres que sufren serias molestias, mientras que otras apenas experimentan cambios en la zona de los senos.

Por lo general, las molestias en el pecho aparecen a las pocas semanas de la concepción, tendiendo a disminuir a partir del segundo trimestre de embarazo. A menudo, el dolor es intermitente, es decir, va y viene. A partir del tercer trimestre, ademas, los pezones pueden empezar a secretar una sustancia amarillenta y densa. Se trata del calostro, líquido que se produce en las primeras horas después del nacimiento.

Remedios para aliviar el dolor de mama

Si el dolor de pecho es muy pronunciado, podemos recurrir a algunos remedios naturales, como aplicar compresas de agua fría y agua tibia, así como evitar los sujetadores con aros (pueden irritar la zona) y evitar dormir boca abajo. Lo mejor es dormir de lado, como además recomiendan los ginecólogos.

También te puede interesar: Hormigueo en el vientre durante el embarazo: Causas y qué hacer y los síntomas del embarazo: no los confundas con la regla.

¿Por qué me duelen los pechos?

¿Debería preocuparme?

Como casi todas las partes del cuerpo, los pechos (o senos) pueden doler de vez en cuando. No solo a las chicas, sino también a los chicos. Es posible que te preocupe cómo te estás desarrollando, qué es lo que te causa el dolor de pechos e, incluso, si podrías tener un cáncer de mama.

Si eres una chica, tal vez hayas notado ligeras molestias cuando te lavas los pechos en la ducha. O quizá te hayan dolido cuando te has puesto boca abajo en la cama. A veces, puedes haber tenido la sensación de que los pechos te han engordado de la noche a la mañana.

Si eres un chico, es posible que hayas notado cierta sensibilidad al tacto e incluso un bulto bajo la zona del pezón.

Sea sordo o agudo, el dolor de pechos puede hacer que te preocupes por tener cáncer de mama. Pero intenta mantener la calma. En los adolescentes, el dolor de pecho muy raramente es un cáncer. Así pues, ¿qué puede provocarte ese dolor y qué deberías hacer?

A propósito, ¿por qué tengo pechos?

Todos los mamíferos tienen pechos y los humanos no somos una excepción. En las chicas, los pechos, que son las glándulas productoras de leche, empiezan a aumentar de tamaño más o menos cuando se inicia la pubertad. Los pechos están formados por grasa y otro tipo de tejido que rodea y protege los nervios, los vasos sanguíneos y los conductos galactóforos (por donde pasa la leche).

La principal razón biológica para que a las mujeres se les desarrollen los senos es poder alimentar a sus bebés. Algunas dan a sus hijos leche de fórmula mediante un biberón, pero muchas amamantan a sus hijos recién nacidos. De hecho, los médicos recomiendan la lactancia materna, cuando sea posible, como la mejor manera de cubrir las necesidades nutricionales de un bebé.

La edad a la que se empiezan a desarrollar los pechos varía de una chica a otra. En la mayoría de ellas, suele ser en torno a los 10 u 11 años de edad. Pero es normal que el desarrollo de los senos empiece en cualquier momento entre los 8 y 13 años. En general, hacen falta entre 4 y 5 años para que los pechos femeninos alcancen el tamaño propio de la etapa adulta.

Cuando los chicos entran en la pubertad, es frecuente que los pechos también les aumenten un poco de tamaño. Durante esta etapa, ciertas hormonas del cuerpo pueden hacer que los pechos crezcan. La diferencia está en que, en el caso de los chicos, esta afección recibe el nombre de ginecomastia y suele ser temporal.

Causas del dolor de pechos

Uno de los momentos más frecuentes en que los pechos pueden doler es cuando se empiezan a desarrollar. Al principio, es posible que notes un bultito parecido a un botón bajo la zona del pezón. El término médico es botón mamario y es frecuente tanto en los chicos como en las chicas. El botón mamario puede ser un poco sensible al tacto. Pero no te preocupes: es una parte normal de la pubertad.

En las chicas, también es frecuente que los pechos duelan en torno al inicio del período menstrual. Durante el ciclo menstrual, el cuerpo de una chica fabrica grandes cantidades de las hormonas femeninas estrógeno y progesterona.

Los cambios en las concentraciones hormonales pueden provocar sensaciones que, en su conjunto, reciben el nombre de síndrome premenstrual o SPM. Algunas chicas tienen dolorosos espasmos abdominales, dolores de cabeza, cambios de humor o antojos por ciertos alimentos justo antes de tener la menstruación. Durante este período, es posible que el cuerpo retenga agua, lo que puede provocar una sensación de hinchazón en el abdomen y otras partes del cuerpo. Los anillos y los zapatos pueden apretar.

Al igual que se hinchan los dedos de manos y pies, también se pueden hinchar los pechos. Esta retención de líquidos hace que el tejido mamario se expanda, lo que estira los nervios y provoca dolor o sensibilidad al tacto en los pechos.

Tener los pechos hinchados y sensibles al tacto también puede ser uno de los primeros signos de embarazo. Asegúrate de hablar inmediatamente con tu padre o tu madre o con el médico si podrías estar embarazada.

Asimismo, si alguna vez observas que uno o ambos pechos te segregan líquido, llama al médico de inmediato.

¿Qué puedo hacer para aliviar el dolor?

Casi todos los síntomas del síndrome premenstrual, incluido el dolor de pechos, deberían desaparecer cuando empieza el período menstrual. Los medicamentos para el dolor que se venden sin receta médica, como el paracetamol o el ibuprofeno, te pueden ayudar. Es posible que también te ayude llevar sujetadores deportivos.

Comer de forma saludable, hacer ejercicio con regularidad y dormir lo suficiente son, de hecho, tus mejores apuestas para aliviar el dolor. Puedes probar a reducir la ingesta de alimentos salados y de alimentos que contengan cafeína, como el café, el té e incluso el chocolate. En su lugar, prueba a tomar refrescos sin cafeína o infusiones. Algunas chicas constatan que seguir una dieta rica en calcio ayuda a reducir los síntomas del síndrome premenstrual.

Si estás cansada, ¡descansa! Acurrúcate en el sofá con un cojín y ve una buena película. A veces, distraerte para no pensar en el dolor es lo mejor que puedes hacer.

¿Y si sigo con mis preocupaciones?

A veces, estos consejos no te ayudarán a encontrarte mejor. Tal vez el dolor sea un poco más fuerte esta vez, quizá te ha durado más de lo normal o tal vez solo quieras que el médico te eche un vistazo. No tienes que quedarte en casa preocupándote: ve al médico.

Háblale de lo que te preocupa. El médico ve continuamente a pacientes por cosas que pueden parecer tontas, pero, si hay algo que te preocupa, no es ninguna tontería. Aunque pueda darte un poco de vergüenza preguntarle por el dolor de pechos o por un bulto, no debes sentir ningún tipo de vergüenza por hablar sobre lo que te preocupa. Las exploraciones mamarias son un procedimiento rápido e indoloro. Y te pueden ayudar a descubrir que el dolor que tienes es algo completamente normal.

Revisado por: Kate M. Cronan, MD Fecha de revisión: julio de 2019

Esta es la razón por la que los pechos te duelen después del periodo

Dolor de espalda y de abdomen, náuseas, cambios de humor, jaqueca, el síndrome premenstrual se manifiesta en cada mujer de forma diferente. Sin embargo, en algunos casos la sensibilidad en los pechos después del periodo puede dejar confundidas a un par. No te preocupes más. Esta son algunas causas de porqué los pechos te duelen después de tu periodo.

Los pechos te duelen por el estrógeno

El estrógeno, la principal hormona femenina que participa en tu ciclo menstrual es clave. Durante la etapa folicular de la menstruación, se incrementan tus niveles de estrógeno en el torrente sanguíneo hasta que ocurre la ovulación. Esto significa que el estrógeno domina la primera mitad de tu ciclo Debido a que el estrógeno promueve el desarrollo de los senos, el aumento de esta hormona durante esta fase suele causar dolor y sensibilidad después del periodo.

El exceso de frituras

Sabemos que los antojos durante el periodo son brutales. El consumo de papitas y alimentos fritos y salados durante la menstruación favorecen la retención de líquidos. Los pechos te duelen debido a la inflamación generada por la retención de líquido. Una razón más para quitar de tu dieta las papitas.

Demasiada cafeína

La cafeína aumenta las molestias durante la menstruación. De hecho, es buena idea dejar de consumirla si tienes síndrome premenstrual. La cafeína disminuye el flujo de sangre, lo que provoca aun más inflamación en la zona. Sé prudente con el café, los pechos te duelen por los excesos en tu dieta.

Por el entrenamiento de pecho

Ejercitar el pecho justo antes de tu periodo no es una buena idea. Los pechos te duelen porque ejercitaste los músculos. La inflamación sumada al esfuerzo físico es lo que hace que te sientas incomoda aunque ya haya pasado tu periodo.

Finalmente, es bueno que acudas a un chequeo si el dolor no disminuye después de cambiar tu hábitos alimenticios. Consulta a tu médico ya que otra causa del constante malestar podrían ser quistes mamarios. Un chequeo cada seis meses no le viene mal a nadie.

Algunas mujeres suelen tener dolores antes del periodo, es decir, durante la ovulación, y otras, antes y durante. Son muy pocas las mujeres que no sienten prácticamente ningún síntoma ni dolor durante todo el ciclo.

Para la gran mayoría de mujeres que sufren dolores, el más frecuente es el de los senos. El inicio del desarrollo mamario se suele producir entre los 11 y 16 años de edad, aunque varía dependiendo de cada niña. Es un proceso que continua durante toda la pubertad y llega a la adolescencia. La telarquia es lo que da nombre a ese inicio del desarrollo de las mamas. La acción conjunta de las hormonas reproductivas femeninas, tanto los estrógenos como la progesterona, hacen que la mama alcance su estado adulto entre los 18 y los 20 años de edad de la mujer.

Durante la pubertad, las mujeres experimentan una serie de cambios físicos que alertan de que la primera menstruación está cerca. Es importante saber que el ciclo menstrual se divide en dos fases:

– Primera fase. En esta primera mitad del ciclo, el estrógeno es activo. Aquí un óvulo está madurando dentro de un folículo.

No te puedes perder …

Clases de preparación al parto

Estos cursos, que mezclan la teoría y la práctica, son muy completos y recomendables, puesto que en ellos se pueden resolver todas las dudas que se tengan sobre el embarazo, el parto y el cuidado del bebé. Además, sirven para enseñar a respirar y empujar, lo que será muy útil en el momento de dar a luz.

-Segunda fase. Tras la ovulación, la progesterona domina el ciclo. En esta fase, el cuerpo de la mujer comienza la retención de líquidos, lo que lleva a una hinchazón de algunas partes del cuerpo, como los senos, que suelen aumentar, por lo que el pecho tiende a estirarse para adaptarse al nuevo tamaño.

La mastodinia, es decir, el dolor cíclico mamario, suele aparecer en los días previos a la menstruación, durante la ovulación.

¿Por qué aparece?

La causa se halla en los pequeños cambios hormonales que se experimentan durante la ovulación. Cuando se ovula, surgen algunos pequeños desajustes en las hormonas, pues un ovario libera un óvulo. En ocasiones, los dolores en los senos suelen coincidir con la hinchazón abdominal, dolores menstruales en espalda y abdomen, pequeños cambios de humor, etc. La mastodinia es más frecuente en las mujeres más jóvenes, ya que desaparece una vez entran se acercan a la menopausia.

Es importante no confundir la mastodinia con la mastalgia, pues esta última se refiere al dolor mamario en general y puede deberse a trastornos benignos mamarios, quistes en las mamas, o incluso puede ser la causa de algunos procesos vasculares o neurológicos.

¿Cómo evitar, en la medida de lo posible, que duelan los pechos?

Bien, algunos estudios científicos han demostrado que la ingesta de alimentos ricos en grasas animales o saturadas, el consumo de tabaco y alcohol o la cafeína pueden favorecer la mastodinia en las mujeres. La mayor sensibilidad mamaria o aumento de volumen del pecho suelen ser las quejas más comunes de las mujeres. Sin embargo, la intensidad del dolor varía de una a otra. No todas sufren de la misma manera el dolor. Por eso, si lo sufres, intenta evitar consumir estos alimentos en los días previos a tu regla.

Además, en algunos casos, estos dolores en los senos pueden ir acompañados del dolor de ovarios. Su condición es temporal y desaparecen al comenzar el período. A veces, el dolor es tan intenso que puede afectar incluso en la calidad de vida de la mujer, ya que impide realizar nuestras acciones con normalidad.

¿Cuándo aparece?

La mastodinia suele presentarse en la segunda fase del ciclo menstrual, es decir, después de la ovulación y antes de la menstruación. Puede ser en un seno o en los dos. Si es solamente en uno de los dos, se debe a una falta de ovulación. Si el dolor es en ambos senos, es por la ovulación.
No te alarmes si la mama se tensa, se pone algo más dura o, incluso, notas algunos bultos. Estos desaparecen cuando llega la menstruación.
Asimismo, cuando se deja de tomar la píldora durante un tiempo prolongado o bien cuando las mujeres no ovulan en mucho tiempo suele ser más frecuente el dolor.

¿Podemos aliviarlo?

Para conseguir un alivio del dolor en tus senos, es aconsejable utilizar sujetadores ligeros y sin aros, que no aprieten demasiado.
Además, puede ser el tiempo perfecto para cambiar un poco tu alimentación y basarte en una dieta menos rica en sal, que ayuda a la retención de líquidos, y probar algunos zumos, como los de arándanos, que favorecen la eliminación de líquidos.
Sabemos que una de las cosas que más nos apetece durante la ovulación o posterior a esta, es el chocolate, pero no debes excederte, ya que empeora el dolor debido a su alto contenido de metilxantina.

Si el dolor no mejora ni disminuye sería aconsejable que fueras a tu médico y le explicarás tu situación. Las características del dolor pueden ayudarle a saber si se trata realmente o no de una relación directa con la menstruación.
En algunos casos, tu médico puede optar por hacer una ecografía mamaria para saber la causa de tus continuas molestias, aunque tú misma puedes explorarte las mamas después de la menstruación. Muchas mujeres prefieren hacerlo en la ducha debido a que la piel está mojada y más resbaladiza. El procedimiento es el siguiente: debes dibujar con los dedos juntos círculos alrededor del pecho, palpándolo con las manos invertidas, pero cubriéndolo por completo. El movimiento más frecuente es en forma ascendente y descendente.

¿Cómo puedo saber si estoy ovulando?

Puedes vigilar el moco cervical fértil, es decir, el fluido que indica mayor o menor fertilidad dependiendo de las características que tenga, o medir el aumento de la temperatura corporal y basal. Si el dolor no se presenta con ningún signo de ovulación, puede ser que exista algún desequilibrio hormonal. Pero no te alarmes, recuerda que siempre puedes consultarlo con tu médico.

Algunos de los síntomas subjetivos que se sienten durante la ovulación:

-dolor en el momento de la ovulación, esto se produce cuando el óvulo baja por las trompas de Falopio.

-pequeñas pérdidas de sangre: spotting ovulatorio, normalmente dura 48 horas y es sangrado ligero normalmente de color amarronado.

-hormigueo y sensibilidad en los pechos.

-aumento del deseo sexual.

Cómo evitar el dolor de senos durante la menstruación

iStock/AndreyPopov/Thinkstock

Uno de los síntomas más comunes que se sufren tanto antes como durante el periodo menstrual es la tensión en los pechos; si lo padeces sabrás lo molesto que resulta, muchas veces se vuelven tan sensibles que hasta el sujetador incomoda. No sufras más, y aprende a cómo evitar el dolor de senos durante la menstruación.

Causas del dolor de senos durante la regla

Las causas pueden ser diversas, desde infecciones como mastitis o muguet, pasando por efectos secundarios derivados de la toma de medicamentos como lanoxin, anadrol o thorazine entre otros, el padecimiento de la enfermedad fibroquística, lesiones o también puede deberse a un desequilibrio hormonal, asociado con los niveles de estrógenos.

iStock/herjua/Thinkstock

El dolor en los senos durante el periodo es una afección característica de las mujeres que menstrúan. El dolor se clasifica en cíclico cuando está relacionado con el periodo menstrual y las hormonas y no cíclico cuando el dolor procede de la mama o su entorno.

Cómo acabar con el dolor senos durante la regla

  • Evita consumir alimentos salados durante la menstruación, evita la cafeína y el chocolate ya que son alimentos causantes de la inflamación de las mamas.
  • El zumo de arándano tiene efectos diuréticos y es muy beneficioso para beber durante la menstruación.
  • Toma un baño relajante con agua caliente, haz ejercicios de respiración y coloca sobre los senos hojas de repollo cocidas, también puedes recurrir a compresas de agua fría; son formas de aliviar el dolor de senos naturalmente.
  • Para ésta etapa del mes, lo mejor es utilizar sujetadores deportivos, son más cómodos y confortables.

iStock/:Elena Kharichkina/Thinkstock

  • Aunque te parezca contraproducente el ejercicio físico viene muy bien para aliviar el dolor de los senos; si practicas actividad con cierta frecuencia notarás que la dolencia mejora considerablemente.
  • Estudios realizados aseguran que la vitamina B6 ayuda a aliviar el síntoma del dolor de pechos durante la regla; combinarla con la vitamina B1 y la E, hacen que sea más eficaz.
  • Aplicar a través de suaves masajes sobre tus pechos antes de ir a dormir, aceite esencial de onagra, contribuye a deshincharlos.

¿Sufres de dolor de senos durante la menstruación? ¿A qué soluciones recurres? ¡Compártelas con nuestras lectoras, podrían ser muy útiles!

Cuando una mujer está embarazada no se va a dar cuenta tan fácil al principio, pues los síntomas no son instantáneos y algunos pueden confundirse con los síntomas de la menstruación.

Los primeros síntomas

Al estar en gestación el cuerpo de una mujer va a tener muchos cambios y síntomas, pero estos van a ser mínimos al principio, para que al final sean muy notorios, por ello es que es difícil para una mujer embarazada saber que lo está en los primeros días. Lo primero que puedes notar y el síntoma principal del embarazo es que haya falta de la menstruación, si estás en edad fértil y tu ciclo se retrasa una semana o más, es posible que estés embarazada. Esto es un síntoma que puede ser engañoso, sobre todo en mujeres que son irregulares o han sufrido algún cambio en su vida (estrés, medicación, un viaje, etc.).

¿En qué semana del embarazo se hace la prueba del azúcar?

Existe una prueba que las muejeres deben hacerse durante esta etapa, simplemente para poder descartar o detectar que no padezcan de diabetes en el embarazo.

Usualmente una mujer nota entre las semanas 6 y 8 los primeros síntomas del embarazo, por lo que realmente pasa un tiempo considerable en el cual el embarazo pasa desapercibido, aunque las sospechas aumentan con la falta del periodo.

Es muy importante que lleves la cuenta de tu periodo por cuestiones de salud, y si estás buscando un embarazo debe ser por cuestiones de cálculo.

En caso de que no lleves la cuenta de tu ciclo menstrual es probable que no te percates de si tu periodo se ha retrasado, y es posible que empieces a notar los primeros síntomas de embarazo:

1.- La comida te da asco. Es normal que algunos alimentos te causen asco por el olor, textura o cómo se ven, realmente nadie lo sabe, pero se puede relacionar con el alto incremento de estrógeno en tu cuerpo. Esto puede atribuirse a los cambios hormonales que están sucediendo en tu cuerpo.

Además de que la comida te de asco puede que estés estreñida, esto es debido a que las hormonas hacen que el sistema digestivo se ralentice. Para contrarrestar el estreñimiento lo mejor que se puede hacer es beber mucha agua, comer la cantidad de fruta y verdura recomendada y hacer algo de movimiento.

2.- Cambios de humor. Los cambios hormonales son los primeros en ocurrir en tu cuerpo, por ello es que tu humor puede cambiar constantemente desde el principio. Un embarazo puede hacerte sentir inusualmente emocional o llorosa. Esto es algo muy común que no debe preocuparte.

3.- Cansancio. Es normal que te sientas cansada si estás embarazada, pero aunque no se sabe con certeza por qué sucede esto, se le relaciona con el incremento de progesterona.

4.- Dolor de senos. Este es uno de los síntomas más comunes del embarazo, incluso se presenta antes o cuando debería ser el ciclo menstrual. Por eso, puede aparecer hacia la tercera semana de embarazo, cuando aún no sepas que estás embarazada, y confundirlo con un síntoma premenstrual. No obstante, no en todas las mujeres se da a la vez y a algunas no empiezan a dolerles hasta el segundo trimestre de embarazo, cuando aumentan más su tamaño y se preparan para dar leche. La incomodidad podrá disminuir en unas pocas semanas, a medida que tu cuerpo se adapte al nivel hormonal que ahora tiene, pero como hemos dicho volverá a aparecer cuando los pechos se estén preparando para la lactancia.
En los senos se producen otros cambios aparte del aumento de tamaño, como el oscurecimiento de las aréolas y los pezones, las venas se vuelven más visibles y la aréola más grande.

5.- Náuseas. Este síntoma aparece dentro del primer mes del embarazo. Comúnmente son conocidas como nauseas matutinas, sin embargo, pueden producirse en cualquier momento del día. Las causas de las náuseas no son claras, pero se sospecha que están propiciadas también por los cambios hormonales. Las náuseas pueden producirse con o sin vómito, aunque hay mujeres que no las experimentan durante el embarazo.

6.Manchado leve: muchas veces se puede producir el llamado sangrado de implantación, ocurre cuando el óvulo que está fertilizado se adhiere al revestimiento del útero (cosa que ocurre entre 10 y 14 días después de la concepción). Suele ocurrir alrededor de donde debería ser el periodo menstrual, pero no todas las mujeres lo tienen.

7.-Aumenta la cantidad de veces que tienes que ir al baño a orinar: esto es debido a que la cantidad de sangre que tienen que filtrar los riñones es mayor durante el embarazo. Los riñones procesan líquido extra que termina en la vejiga. Por otra parte a medida que el útero crece va ejerciendo presión en la vejiga, y por lo tanto se va a tener que descargarla con mayor frecuencia.

8.-Puedes sentirte hinchada: esto es debido a los cambios hormonales, que harán que te sientas hinchada, de manera similar a como te sientes al inicio del periodo menstrual.

9.-Congestión nasal: el aumento de las hormonas en el cuerpo y de la producción de sangre puede hacer que las membranas mucosas de la nariz se hinchen, se sequen e incluso que sangren con facilidad. Esto puede hacer que sientas que tengas la nariz tapada o que tengas mucosidad.

10.-Calambres: muchas mujeres durante las primeras semanas del embarazo sufren calambres uterinos leves.

11.-Aumento de la temperatura corporal: pero no te confundas, este cambio puede deberse a un resfriado o a una infección.

La mejor forma para saber si estás encinta es por medio de una prueba de embarazo, ya sea de orina o de sangre, aunque recuerda que la de orina puede no ser tan precisa como la otra, puesto que la de sangre va a detectar la cantidad mínima de la gonadotropina Coriónica Humana, mientras que la orina necesita una cantidad de al menos 25 ml/UI.
Si quieres saber si estás embarazada o no también puedes probar nuestra calculadora de síntomas de embarazo.

Te puede interesar:
Tener síntomas del embarazo pero sin retraso de la regla puede resultar confuso. En estos casos siempre se recomienda realizar un test de embarazo para salir de dudas y, si se confirma que es negativo, acudir al ginecólogo para que valore por qué se están produciendo los síntomas.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *