0

Cuando no eres prioridad

Al principio, cuando empezamos una relación, todo parece perfecto, sentimos que nuestra pareja nos entiende, que nada nos va a separar, que todo va bien. A medida que vamos avanzando con nuestra relación, vamos vislumbrando y superando ciertos conflictos. Durante este artículo te queremos hablar sobre el conflicto que se genera cuando tu pareja es una prioridad en tu vida y no dudas en demostrarlo, pero no estás segura o seguro de ser una prioridad para tu pareja. Tal vez a partir de sus actitudes, puedas creer que sí eres su prioridad, sin embargo, puede ser que por momentos dudes y muchas veces te termines preguntando, si es que eres una prioridad para tu pareja.

Es común que en los primeros meses de la relación, las parejas estén envueltas en una fuerte atracción y que en consecuencia, tiendan a pasar bastante tiempo juntos. Sin embargo, luego de unos meses, lo normal es que ambos empiecen a equilibrar su vida de pareja con otras obligaciones: laborales, sociales y familiares. Lo cual significa que el tiempo de pareja tiene que empezar a ser compartido o disminuido. Sin embargo, si es que no estamos seguras de seguir siendo una prioridad para nuestra pareja, ¿es debido a factores personales? ¿tiene que ver con la relación? O ¿con nuestra pareja? A continuación te presentamos ciertos criterios para saber si es que somos o no, una prioridad para nuestra pareja.

¿Eres su prioridad?

Nosotros estamos definiendo que ser la prioridad de alguien se trata de estar con una persona que te valore y que te tome en cuenta para los planes de su vida, por ejemplo, que te invite a los viajes que piensa hacer, que te incluya en actividades con sus amigos o familiares, entre otros. Es decir, no significa que esa persona deje de hacer su vida para dedicarse a ti, recuerda que ambos tenían una vida completa antes de formar esta relación y que ahora, esta relación viene a complementar su vida, no a cuartarla o a obligarlos a hacer cambios que no quieren hacer.

Todos esperamos construir una relación saludable, con esto nos referimos a que los dos deben tener el mismo valor, que las opiniones o decisiones de ambos deben tener el mismo peso, para que puedan tomar decisiones juntos y crecer como pareja. Si te sientes como una opción de tu pareja, y tu pareja es tu prioridad, tal vez es hora de tomes en cuenta cuanto te importa esta situación y que decidas si quieres enfrentar esta desigualdad y falta de reciprocidad y así, ver qué hacen con tu pareja al respecto. Ten en cuenta, de que mediante esta conversación, tal vez llegues a la conclusión de que tu pareja no quiera llegar tan lejos como tú en la relación.

RESPETA TU TIEMPO

Es normal que cuando uno está muy enamorada, quiera pasar todo el tiempo posible con el otro. Sin embargo, es importante que luego del tiempo de atracción, logres empezar a tener un equilibrio, donde el tiempo que pases con tu pareja sea compatible con todo el resto de tus roles, actividades y obligaciones. Tienes que pasar tiempo con tu familia, amigos y tener tiempo para ti sola. Sabrás que eres la prioridad de tu pareja, cuando no esté sobre ti todo el tiempo y te permita un equilibrio personal con respecto a cuanto tiempo le dedicas a tu relación.

TE HACE SENTIR ESPECIAL

Tu pareja, debe saber cómo hacerte sentir especial, con pequeños detalles, no necesariamente materiales, pero que demuestre que te conoce y que sabe lo que tu apreciarás. Puede ser un mensajito o un masaje cuando estás cansada por el trabajo. Son pequeñas acciones que te roban el corazón, donde tú ves que es proactivo, que te sorprende y que te hace sentir feliz y cómoda siempre.

CUIDA DE TI SIEMPRE

Uno de los deberes que debiese tener tu pareja es el de preocuparse por como estás. No sólo como pareja, sino como amigo y compañero. Debiese estar a tu lado, apoyarte y preocuparse por como estas. Aunque no esté físicamente, se debe preocupar de hacerte sentir su apoyo en todo momento independiente de la magnitud del problema. Aunque tenga mucho trabajo u obligaciones, siempre se deberá hacer un tiempo para ver si necesitas algo.

Ahora que ya hemos expuesto ciertos criterios para saber si para tu pareja eres su prioridad, es hora de pensar ¿Qué harás con esta información?, recuerda que el estar con alguien que no te valora de la misma forma, tiene como consecuencia la falta de reciprocidad y el sobre esfuerzo de tu parte para mantener la relación. Entonces tal vez debas preguntarte si es que quieres seguir en una relación así.

Te aconsejamos no hacerlo en estas condiciones, debido al sufrimiento por el que puedes pasar, el estar en una situación así puede afectar tu ánimo, tu autoestima, causarte frustraciones, puedes incluso tener la sensación de que pierdes el tiempo, entre otros. Además, es importante que sepas que la responsabilidad por tus sentimientos la tienes tu, está en tus manos. Por lo que esperamos motivarte a tomar una decisión( de con seguir en otros términos o pasar a otra cosa) con la que te sientas conforme el día de mañana. Es importante que sepas lo que quieres, ya que si tienes dudas puede ser que termines y vuelvas a esa relación más de una vez, formando un ciclo que termine dañándote cada vez más.

Necesitas estar completamente convencida de qué es lo correcto para ti. Mereces tener una relación en igualdad de condiciones, en donde la prioridad que ambos de a la relación sea parecida. Y que no vivas en una situación de tener que sentir que compites o que te esfuerzas mucho por la relación, mientras que tu pareja está disfrutando y dejándose querer. Piénsalo, no es justo ni necesario que pases por eso. Ten en cuenta que este escenario puede ser normal sólo en un principio, mientras se están conociendo y normalmente uno de los dos está más enamorado que el otro. Sin embargo, pasado un tiempo, esto debería estabilizarse.

Qué hacer cuando sientes que NO eres la prioridad de tu pareja

Cuando uno comienza una relación va conociendo poco a poco a la persona hasta que su relación tiene buenos cimientos. Sin embargo, aunque su relación avance y sigan juntos tras muchos meses, puedes sentir puedes sentir que no eres la prioridad de él. Es una sensación terrible, pues tú inviertes muchas emociones y él no es recíproco. Además, ¿cómo puedes ver un futuro con él si él no te da importancia? Sin duda es un tema que puede provocarte mucha ansiedad, así que lo mejor será abordarlo de inmediato.

Analiza qué hace para que te sientas así

El primer paso es analizar lo que pasa por tu cuenta. Averigua si tienes un punto de vista equilibrado sobre las relaciones o quieres asfixiar a tu pareja. También tienes que determinar exactamente qué te hace sentir que no eres la propiedad. Recuerda bien las actitudes, palabras y acciones de él que te afectan.

Entiende que cada quien quiere a su manera

También necesitas comprender que todos amamos a nuestra manera. Es decir que no hay una fórmula mágica para hacer que cambie y de pronto te profese amor eterno. No puedes rogarle amor o atención. Así como te nace a ti naturalmente, debe nacerle a él. También puede ser que él demuestre su amor de una manera muy diferente a ti y eso te cause conflicto. Sin embargo, debes ser comprensiva y entender que no todos sabemos expresar nuestro cariño.

Cuéntale lo que te preocupa

Finalmente, él no puede leer tu mente ni adivinar qué sientes. Por lo tanto necesitarás buscarlo un día que estén ambos tranquilos y expresarle todo lo que tienes en mente. No busques acusarlo, solo intenta contarle lo que te preocupa y ver cómo reacciona.

Dale un plazo y respétalo

Si él no corresponde a tus emociones, no va a hacer ningún esfuerzo para hacerte sentir segura en la relación. Y aún si te corresponde no necesariamente se convertirá en el príncipe azul de un día para otro, pero notarás que tiene algunas atenciones o por lo menos dejó de hacer lo que te molesta. Normalmente el cambio puede tardar máximo tres meses. Si pasa ese tiempo y sigues sintiendo que no eres la propiedad, debes tomar una decisión. Si has llegado al grado de que tu relación no te hace feliz, es momento de considerar terminar la relación.

el matrimonio se disfruta, no se padece

Además, cuando ocurren problemas de esta naturaleza, los terapeutas aconsejan:

  • Conversar en privado y con tiempo sobre esas cosas que a cada uno le importan.
  • No restarle importancia y mucho menos criticar los sueños y los proyectos del otro.
  • Recordar aquellas cosas en común que permitieron que estuvieran juntos en primer lugar.
  • Plantear alternativas para apoyar los planes de la otra persona sin sacrificarse como pareja.
  • Evaluar todos los pros y los contras que existen sobre las perspectivas que plantea cada uno.
  • Se empático y ponerse siempre en los zapatos del otro para entender lo que piensa y siente.

La buena noticia es que las reconciliaciones son posibles en estos casos, siempre y cuando los dos integrantes de la pareja estén dispuestos a negociar y a ceder en algunas cosas para lograr un acuerdo que los satisfaga a ambos.

Una de las claves es entender que cada persona es diferente y que aunque pueda haber puntos en común, cada quien arrastra un historial de vida muy distinto, pero vale la pena conciliar en función de una vida en pareja sana y feliz.

Lo importante en estos casos es definitivamente la comunicación, la paciencia y la constancia. Luis y Verónica han decidido ir a terapia de parejas para aprender a escucharse y a entenderse, pues a pesar de que en este momento sus prioridades no concuerdan, se han dado cuenta que quieren seguir juntos y buscarán las maneras de que la relación funcione.

Recursos sugeridos por el autor:

  • Cumbre Supera Tu Ruptura: Mas de 38 horas de conferencias impartidas por Coaches, Psicólogos y Terapeutas que te compartirán sus mejores herramientas para ayudarte a que descubras paso a paso cómo salir del dolor de la ruptura.
    Acceder ahora »
  • Yo También Me Quiero: Píldoras de autoestima en 8 vídeos con prácticas en cada uno de ellos. La autoestima no es mirarse al espejo y verse delgada, es convertirse en la persona que deseas ser y no arrepentirse de las decisiones que tomas.
    Acceder ahora «
  • Manejo de Estrés Para Principiantes: ¿Te gustaría saber que tienes que comer cuando estás estresado?¿Y que deberías a toda costa evitar? ¿Sabes que puede ayudarte a relajarte? ¿Quieres aprender como eliminar tus fuentes de estrés? También veremos cuál es el calmante #1 y ademas 100% natural que te ayuda a combatir el estrés.
    Acceder ahora »

14 Compartir

Por más que te digan que el amor es complicado, no es así. El amor es simple, es don, por eso va más allá de cualquier persona y engloba a toda vida. Esa es la razón por la que filósofos, metafísicos e inclusive maestros y santos hablan de amor incondicional.

Amor incondicional hacia el cosmos, el universo, la tierra, el aire, el agua, el fuego, toda la atmósfera que rodea al planeta, así como los minerales, las plantas, los animales y los seres humanos.

Nada queda fuera de él, porque de él todo nace, dicen ciertas corrientes de filosofía oriental.

Cuando ese amor se convierte en propiedad, es cuando pueden aparecer los problemas.

Cuando crees que tu pareja es tuya y que debe cumplir con los requisitos que te has impuesto internamente. O más aún, con las exigencias que culturalmente se supone que tiene que tener una buena relación.

Ten presente que una buena relación se basa en la confianza de los dos y sobre todo en el conocimiento del otro. Por supuesto que para conocer a tu pareja, debes conocerte y amarte tú primero.

Es por eso, que, si estás en una relación y experimentas ciertas conductas que no te hacen feliz, enciende tu alerta.

Porque algo anda mal. Eso puede suceder por múltiples razones, pero una de ellas puede ser que tu pareja no considera a la relación como importante y acabe convirtiéndose en una relación tóxica.

Es importante tener en cuenta una serie de puntos para saber si tu relación de pareja va por el buen camino.

¿Esta relación te hace grande? Es decir: sientes que tu pareja te apoya en tus proyectos personales y se interesa por ellos. Te hace sentirte bella, inteligente, capaz. Aumenta tu autoestima. Con él creces como persona.

¿O por el contrario te hace pequeña, te limita? No le gustan tus amigos, o cómo vistes. Lo que haces o lo que te hace disfrutar le parecen tonterías. Sólo con él vales algo. Te hace sentir tonta o inútil en ocasiones. Y es celoso de los demás.

Si se parece más a lo segundo que a lo primero, las cosas, no te engañes, no pintan bien. Mejor ahora que en el futuro.

Aún así, para aumentar tu certeza, a continuación enumeramos una serie de indicios a tener en cuenta para que sepas que ya no eres importante para tu pareja.

Las conductas de desamor

1. No quiere pasar tiempo contigo

Cuando amas a la otra persona, lo primero que quieres es pasar todo el tiempo que puedas con ella. Te haces un espacio para estar con el otro, al margen del trabajo, compromisos y familia.

Si esto no es así y casi siempre tiene una excusa para no encontrarse porque tiene reuniones o diversos compromisos, es señal de que no quiere estar contigo.

También suele ocurrir que se encuentran solo cuando el otro quiere de acuerdo a sus tiempos y comodidades.

2. No eres parte de sus relaciones ni de sus actividades de vida

Es común que en todas las salidas que hace, nunca vas con tu pareja. De modo que no conoces a sus amigos, ni participas en sus eventos sociales.

Tampoco te acompaña si eres tú quien tiene algún cumpleaños de un amigo, o una boda.

Así mismo, y esta es una de las formas más duras de enterarse, es haberte llevado a un evento y minimiza tu presencia allí o ni te presenta.

Igualmente puede suceder que no te comente cosas que son importantes en su vida tales como un ascenso en el trabajo, un aumento de sueldo o una salida con amigos.

Todo esto no hace más que señalar que esa persona por la que suspiras no tiene interés en compartir su vida contigo.

3. No le interesa saber de ti

Siempre eres tú quien debe llamar y preguntar cómo está, cuando no se ven. Y si se ven eres tú quien pregunta cómo le fue, qué piensa, cómo se siente, lo que seguramente no va a contestar muy puntualmente, porque no tiene interés de que lo sepas.

Por su parte, jamás te va a interrogar sobre lo que haces ni detalles de tu vida. Serás tú quien tenga que decírselo. Sin embargo, pocas veces los recordará.

4. No interactúa ni responde mensajes

Es común que le envíes mensajes de texto o algún WhatsApp, que ni siquiera los mire o que los conteste mucho después.

Es normal que a veces esto ocurra si se está muy ocupado o en alguna situación que no se puede responder.

Pero si esto es lo habitual, es señal de que no te considera importante en su vida, ya que cuando realmente amas a tu pareja quieres saber y comunicarte con ella.

5. No te incluye en sus decisiones ni respeta tus opiniones

Si bien lo normal en una relación es que cada uno de los miembros tenga su independencia, hay determinadas decisiones que se toman consultando con la persona que amas. Por confianza, porque sabes que siempre buscará tu beneficio.

El no hacer esto implica que no te tiene confianza, o que piensa que no puedes aportar algo positivo a sus problemáticas. Además puede significar que no respeta tus opiniones.

6. La relación se mantiene gracias a ti

Una relación de pareja se construye de a dos. Si, en cambio, sientes que solo existe porque te esfuerzas para que continúe, es probable que estés cargando con responsabilidades que no son tuyas.

Si al mismo tiempo dejas de lado tu propia vida: como estar a determinados horarios para esperarlo por si viene.

O cancelas salidas con tus propios amigos porque esperas que te llame, es obvio que estás poniendo mucha energía en una relación que no es recíproca.

7. Si lo encaras, reacciona

Cuando te decides a confrontarlo por su falta de compromiso en la relación o su falta de atención, inmediatamente reacciona o “se ofende”.

Lo primero que te dicen es que esperas mucho de su parte, que necesitas mucha atención. Te aconseja que hagas algunas actividades para no estar tan pendiente de su conducta.

Y cuando insistes en que no es eso, sino que sientes que tendrían que estar juntos más tiempo, o profundizar la relación, te sorprende con frases como: “ahora no quiero tener una relación seria, pero la que tenemos está genial”; o “no podemos estar juntos ahora”.

8. Sientes tristeza e incomodidad

La mejor manera de saber si para tu pareja eres una prioridad o no, es ver qué es lo que sientes.

Si es habitual que estés triste, sintiendo que la relación está llena de dudas, incertidumbre e incluso, celos, lo recomendable es terminar.

Aunque parezca muy duro, lo mejor es hablar con la otra persona y distanciarse. Uno y otro merecen tener una relación que los haga felices.

Para una buena y sana convivencia de pareja es importante mantener un equilibrio entre ambos integrantes en base al amor, al respeto, al trabajo en equipo y a la confianza en el otro.

Estamos programados para vivir en pareja y muchas veces se trata más de quitarnos los impedimentos y dejarnos fluir que tener que esforzarnos en que las cosas funcionen.

Ten en cuenta estas ideas de hoy, y después escucha a tus sensaciones y tu corazón, escúchales de verdad, que casi nunca se equivocan. Y si aún así te sientes bloqueada, no pasa nada por pedir ayuda.

4.1 / 5 ( 46 votos ) The following two tabs change content below.

  • Bio
  • Últimos Posts

Soy egresada de Ciencias de la Comunicación y me gusta aprender algo nuevo cada día y compartir mis conocimientos con el mundo.

Últimos posts de Kim Spinoza (Ver todos)

  • 8 pasos para entender que no eres importante para tu pareja – 5 enero, 2019

Si él hace estas 11 cosas, ya no eres su prioridad

Durante la “fase cachorro”, es fácil ser el número 1 para un hombre. ¿Pero qué pasa cuando esa fase del cachorro se ha ido? ¿Qué pasa cuando termina la diversión y cuando nos quedamos con nosotros mismos?

Es más que lógico que usted será una prioridad al principio de una relación cuando todo está todavía fresco y mientras que ustedes dos son todavía desconocidos el uno para el otro.

Sin embargo, después de algún tiempo, cuando se acostumbren el uno al otro, los hombres pueden empezar a tomarte por sentado y fácilmente descuidarte.

Tal vez eres uno de los afortunados que no ha experimentado esto, pero si sientes que tu hombre ha cambiado, te traemos 11 señales para ver si ya no te trata como una prioridad.

1. Se toma horas para responder
Al principio, probablemente enviaste muchos mensajes de texto y no tuviste que esperar más de unos minutos para recibir su respuesta. Pero después de un tiempo, sus mensajes de texto se volvieron más raros, los mensajes se volvieron más cortos e incluso el amor que se expresaban el uno al otro a través de los mensajes desapareció de alguna manera.

Ahora, le lleva unas horas responder y ni siquiera tiene sentido continuar la conversación después de tanto tiempo. Cualquiera que sea la excusa que ofrezca, nunca olvide que no puede estar tan ocupado como para no poder encontrar menos de 30 segundos para responder. No se trata de la hora, sino de la prioridad, ya sabes.

2. No atiende el teléfono cuando llamas.
Al principio llamó sólo para escuchar tu voz. Hablaste durante horas antes de dormirte, pero todo eso se ha ido. Apenas coge el teléfono cuando llamas y ya ni siquiera llama.

Además, ya no tiene la costumbre de devolverle la llamada cuando ve una llamada perdida. Es mucho más fácil para él inventar excusas como “Mi teléfono estaba en silencio”, “Me olvidé de llamarte”, “Estaba demasiado ocupado para coger el teléfono cuando llamaste”. Sus excusas son todas mentiras, pero lo que te están diciendo es cierto: ya no eres su prioridad.

3. No quiere pasar tiempo de calidad
Cuando empezaste, todo lo que él quería era pasar un tiempo a solas contigo. Él usó cada ventana de oportunidad para robarle algunos minutos de su tiempo y le encantaba planear’escapadas’ sólo para ustedes dos.

Ahora, ni siquiera se molesta en aceptar la llamada, sino que se queda en casa. Es sólo que él no ve el sentido de salir contigo y pasar tiempo contigo cuando hay otras personas con las que puedes salir.

No se equivoque: sin importar el tiempo que hayan estado juntos, para tener una relación saludable, es necesario pasar tiempo de calidad con usted. En caso de que esté evitando esto constantemente, sea inteligente y averigüe qué significa.

4. Ya no le importan tus sentimientos.
Quizás verte feliz era lo que más le gustaba e hizo todo lo que pudo para ponerte una sonrisa en la cara. Hizo lo imposible al principio y ahora parece que ya no le importan tus sentimientos.

Cuando tratas abiertamente de decirle cómo te hacen sentir sus acciones o que te molesta algo que él hizo, él dice algo sólo para hacerte a un lado o para que dejes de hablar de ello. A menudo cambia de tema y empieza a hablar de otra cosa porque tus sentimientos ya no son su prioridad.

5. Elige pasar tiempo con otros sobre pasar tiempo contigo.
Cuando empezasteis, teníais vuestros propios rituales y días de la semana en los que sabíais que ibais a pasar tiempo juntos. Ahora, parece imposible atraparlo sin otras personas a su alrededor. Cada vez que se supone que tienen que pasar tiempo juntos, siempre hay alguien que aparece `de repente’ para pasar tiempo contigo también.

Cuando le sugieres que haga algo contigo, como ir de compras, al cine o al parque, elige pasar ese tiempo con otra persona. Si él está eligiendo pasar tiempo con otros en lugar de pasar tiempo con ustedes, ustedes dos tienen un problema.

6. Él no escucha cuando hablas
Una vez, tal vez hace mucho tiempo, a menudo te inundaban las preguntas: “¿Cómo te fue en el trabajo? Usted pasa la mayor parte del tiempo en silencio o navegando juntos por los medios de comunicación social.

Cuando tratas de empezar algún tema, parece que él no está interesado en participar en él. Cuando tratas de decirle cómo fue tu día o le cuentas algo gracioso que te pasó, parece aburrido o tu charla ha terminado sin que él muestre ningún interés en ello.

A veces, incluso asiente con la cabeza a algo que le dices o le preguntas y más tarde, no lo hace, diciéndote que se olvidó cuando en realidad no le prestaba atención. Si no te escucha cuando hablas, es la señal definitiva de que ya no te ve como su prioridad.

7. Siempre inventa excusas
Antes, hacía todo lo que estaba en su poder para que te gustara. Ahora, parece que está haciendo todo para que te desenamores. En lugar de darte lo que te mereces, tratarte con respeto y estar ahí para ti, él sigue poniendo excusas de por qué no se puede hacer algo.

Es más fácil poner una excusa que hacer un esfuerzo real. Y cuando todo lo que obtienes son excusas, es una señal de que algo va cuesta abajo en tu relación.

8. Se va en medio de una discusión.
Dejar una discusión está bien sólo si quieres darte algo de tiempo para relajarte para que puedas evaluar el problema con la cabeza fría. Pero si él está constantemente huyendo de ti en medio de una discusión, eso no resolverá el problema, pero creará otros aún mayores.

En caso de que tenga el hábito de irse en medio de una discusión, significa que ya no le importa si los problemas se resuelven o no. No le importa si ustedes dos están en buenos términos o no. Dejarte en medio de una discusión y dejar las cosas sin resolver nunca sería hecho por la persona para quien eres una prioridad.

9. Te está cortando el paso cuando se trata de salir con sus amigos y familiares.
Solías andar mucho con ellos, pero ahora no te lleva a ninguna cena familiar, no te invita a salir con sus amigos y planea cosas con ellos, pero no te incluye a ti.

Esto significa que poco a poco te está ignorando de la gente que más le importa y de la gente que es su prioridad. En caso de que no te inviten a estas reuniones, significa que ya no eres una prioridad.

10. Él se responsabiliza por ti cuando más lo necesitas.
Érase una vez, él era el hombre que corría para salvarte sin importar lo que pasara. A pesar de la desordenada situación en la que te encontraste, sabías que podías contar con él. Pero ahora, las cosas son diferentes.

Si te deja solo en los momentos en que necesitas a alguien que te apoye, si no se presenta cuando te lo promete y si ya no le importan tus necesidades, desafortunadamente, las cosas no van bien.

11. No te trata con amor
Sabes que eres amado o al menos sabías que eras amado. Pero ahora las cosas han cambiado. Ya no te sientes así. Ya no te ves en sus ojos. Y cada cosa que hace parece estar hecha para alejarte.

Al principio, hizo todo lo posible para ganarte, pero ahora ya no ves ni un rastro de ese hombre. No te manda mensajes de texto a menudo, no te llama para escuchar tu voz, no quiere saber cómo fue tu día, te ignora a menudo y no puedes recordar la última vez que te hizo sentir especial.

Tal vez ahora las cosas parezcan un poco desesperadas, pero no tiene por qué ser así. Tienes dos opciones. Puedes hacer algo al respecto o puedes irte.

Usted puede tratar de construir su relación de nuevo y encontrar una manera de traer todos esos momentos felices y buenos de vuelta o puede elegir alejarse de alguien que lo sacó de su lista de prioridades. Sea lo que sea que elijas, recuerda que la decisión es sólo tuya.

Asegúrate de tomar el camino que te haga feliz.

Un hombre siempre debe darle prioridad a su esposa (ESPECIALMENTE en estas 5 situaciones)

¿Eres la prioridad de tu esposo en estas 5 situaciones? Si lo eres, felicidades, has encontrado a tu príncipe azul.

Los famosos votos matrimoniales, «en lo bueno y en lo malo, en la pobreza o en la riqueza, en la salud o en la enfermedad», son comúnmente conocidos por todos. Las parejas esperan que estos votos se conviertan en una realidad – siendo la prioridad de su compañero en todo momento y en todas las circunstancias.

Las rutinas exigentes de la vida a menudo separan a las parejas poco a poco, haciendo que ambos se independicen el uno del otro. Sin embargo, esto no debe interferir con quien debe seguir siendo su prioridad número uno.

Una pareja feliz siempre pone al otro primero. A pesar de las responsabilidades que nos quitan todo el tiempo, un marido siempre debe hacer de su esposa su principal prioridad para tener un matrimonio duradero y saludable.

1. Prioriza a tu cónyuge sobre los miembros de tu familia

Ningún miembro de la familia debe tener prioridad sobre tu cónyuge. Ayuda y pasa tiempo con los miembros de tu familia cuando sea necesario, pero hazlo después de saber las necesidades de tu esposa y conversar con ella primero. Ustedes deben decidir juntos cuando ese método es o no es apropiado.

Recuerda que las necesidades de tu esposa son primordiales.

Advertisement

2. Da prioridad a tu esposa sobre tus amigos

Pasar tiempo con los amigos es divertido y relajante. Sin embargo, una vez que estés casado, es importante que pongas a tu esposa ante tus amigos.

Juntos, decidan cuándo es apropiado salir con amigos. Quién sabea lo mejor descubres que pasar más tiempo con tu esposa es aún más divertido que salir con los amigos.

3. Dale prioridad a tu esposa sobre cualquier otra mujer

Ninguna mujer debe venir antes que tu esposa. Ella es la única mujer que merece tu admiración, alabanza, afecto y tiempo. Si le das esas cosas a otra mujer, le estás siendo infiel a tu mujer.

4. Prioriza el tiempo con ella y el tiempo con tus hijos

Sin duda, el tiempo con tu familia es importante, pero no dejes que el tiempo que pasas con tus hijos disminuya la relación y el tiempo que inviertes en tu esposa. Tu esposa va antes y tus hijos van en segundo lugar en tu vida familiar.

5. Dale prioridad a tu esposa por encima del tiempo que inviertes en los medios sociales y en Internet

Hoy en día, es muy fácil pasar horas en las redes sociales entreteniéndose, pero ten cuidado con cuánto tiempo pasas navegando por la web. Establece límites para que puedas conservar el tiempo en casa para pasarlo con tus seres queridos y dar atención a quienes te necesitan.

Advertisement

Su tu esposa es tu reina, entonces debe ser tratada como una. Sin lugar a dudas, tu dedicación, amor y compañerismo se reflejarán en su relación.

Traducido y adaptado de su versión original O marido deve sempre priorizar a esposa (principalmente nestas 5 situações), escrito por Renata Finholdt.

Toma un momento para compartir …

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

Periódicamente también recibirás ofertas especiales de nuestros socios

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *