0

Cuando una mujer se aleja

No hay un tiempo específico para que un hombre se de cuenta de que las oportunidades de continuar se han agotado, sin embargo, sí es posible identificar algunas claves que indican que ese momento ha llegado.

Una mujer que ha dejado de amar a un hombre envía estas señales:

1. ELLA DEJA DE PENSAR EN PAREJA

¿Cómo lo puedes identificar? simplemente pregúntale sobre algún plan a futuro, si ella te incluye en su respuesta no hay que preocuparse, pero si no estás ahí, has dejado de ser parte de su proyecto de vida.

Puedes leer: Vale la pena luchar por la relación si pasa esto

No estás en sus planes. Foto: Unsplash

2. NO CONVERSAN AL COMER

Cuando antes aprovechaban el momento de estar juntos en la mesa para platicar, ahora solamente hay un silencio incómodo, se puede saber mucho de una relación por los silencios que dicen más que las palabras.

3. NO EXTRAÑA A SU PAREJA

Si cuando no está él en casa ella no lo extraña y se siente mejor sola, se olvida de su pareja y es posible que por momentos piense «Ya va a llegar», pero no le agrada la idea de su compañía, preferiría continuar tranquila sin él.

Está mejor sin ti. Foto: Unsplash

4. SU LENGUAJE CORPORAL DEMUESTRA DESAPEGO

Normalmente cuando alguien nos interesa, lo expresamos inconscientemente con nuestro lenguaje corporal, nuestra postura al pararnos o sentarnos es apuntando en ángulo a la dirección de esa persona, cuando apuntamos hacia otro lado, es porque no nos interesa. Además si al conversar se cruza de brazos, una postura cerrada también revela desinterés.

5. NO SE CONECTAN CON LA MIRADA

Los ojos son la ventana del alma, por medio de los ojos reflejamos nuestro amor cuando estamos enamorados, de la misma manera, si al hablar de frente, voltea la cara o los ojos para otro lado, escucharte ha dejado de ser importante para ella.

No se conectan con los ojos. Foto: Unsplash

6. COMIENZA A ILUSIONARSE CON UN NUEVO AMOR

Cuando una mujer comienza a fantasear con el amor de otra persona, es la muestra más clara de que ha dejado de amar a su compañero, no hay nada más claro que esto.

¿Qué significa que un hombre te busque cuando empiezas a olvidarlo?

Es algo tan común que estoy segura nos ha pasado a todas. Cuando ya estás lista para seguir con tu vida, esa persona que decidió irse, regresa. ¿Para qué o por qué? Aquí te lo explicamos.

Para empezar debemos mencionar que los hombres tienen una extraña sensibilidad cuando se les ignora; ¡Por supuesto! a nadie le gusta ser ignorado, pero cuando se trata de ellos esto parece doler un poco más. Cuando terminas una relación (por la razón que sea) siempre ocurre que uno tarda más tiempo en superarlo, en este caso el opuesto sería la persona que decidió poner punto final a la relación.

Foto: Unsplash

Es esta misma persona la que por general quiere regresar una vez que se da cuenta que la otra persona ya pasó su periodo de asimilación y ya no está ahí, ni física ni emocionalmente. Es como si ellos al terminar una relación supieran que de cierta forma que tú estarás ahí esperando, ya que no dependió de ti y muy seguramente aún tengas sentimientos fuertes.

Tomando esto en cuenta, podemos decir que ellos regresan cuando comienzas a olvidarlos, simplemente porque se dan cuenta que ya te han perdido. Muchos experimentan una especie de arrepentimiento que los impulsa a actuar, sobre todo si se dan cuenta que ya hay otra persona que está ocupando su lugar.

Es casi como una reacción de ego masculino que te provoca confusión en muchos casos. También ocurre cuando estás a penas conociendo a alguien; si notan que hay demasiado interés de tu parte se sienten amenazados y ponen barreras que a veces uno no tiene ganas de derrumbar.

Foto: Unsplash

Si alguien quiere estar contigo lo estará desde el primer momento ¿no? pues bien, hay hombres que sienten que tienen la libertad de tomarse las cosas demasiado a la ligera. Existe una teoría que se le conoce como «cero contacto», esto ocurre cuando al separarte de alguien te alejas por completo; ya no insistes, dejas de mandar mensajes todo el tiempo, dejas de priorizar lo que el otro quiere y comienzas a hacer lo que tú quieres. Te das tu espacio y sales con otras personas, vives experiencias nuevas, en fin, das por finalizado tu proceso de duelo y empiezas el de recuperación.

Al notar esto, los hombres sienten que tienen una última oportunidad para «recuperar» lo que han perdido o han dejado, pero lo que no entienden es que una vez que una mujer ha decidido seguir con su vida no hay marcha atrás.

Foto: Unsplash

Tal vez esta teoría podría ser utilizada para despertar la chispa apagada del amor, quizá te puede ayudar para que él se de cuenta de lo valiosa que eres, pero si me preguntas, cualquier relación que tenga que recurrir a esto para que se mantenga viva, ya está muerta desde hace mucho tiempo.

La respuesta está en ti y en nadie más. Si ese hombre que amaste regresa una vez que lo has olvidado y decides volver con él, nos gustaría que nos contaras cómo te ha funcionado.

No es común que un hombre reciba esa lección porque en la mayoría de casos, los hombres no comprometidos a una relación están cerrados por completo a entender el significado del amor. Pero cuando sucede, la revelación que se les presenta puede destruirlos emocionalmente. Una mujer en su bondad y enorme paciencia le da una lección al hombre que la rompió y cuando lo hace va cargada de mucha emoción y realidad.

Una mujer normalmente puede perdonar una, dos, tres y hasta más veces, dándole una nueva oportunidad a su pareja de despertar verdadero amor y respeto hacia ella. Pero ella tiene un límite, llega un punto en que ya no puede más y debe despertar para pensar en su propio bienestar. Ella se mira a sí misma y ve a una persona quebrada que necesita rescatarse. Ese hombre ya no le aporta seguridad y ella debe recuperar todas las fuerzas para levantarse y salir de esa relación mediocre.

Y una vez que ella sale de allí y recupera su confianza, le va a demostrar a ese hombre su error, su falta de compromiso y todo lo que perdió por haber dado por sentado el amor que ella le tenía. Y cuando él se dé cuenta que perdió a una mujer valiosísima de las que es muy difícil encontrar sufrirá las consecuencias del amor. Entre tanto dolor, decepción e indignación por no poder hacer nada para enmendar las cosas, él aprenderá una muy importante lección para una próxima relación amorosa.

Cuando una mujer le da una lección de amor a un hombre este sufre mucho, y aunque se lo guarde para sí mismo es algo que le toma mucho tiempo superar. Aprende la lección, pero el sentimiento de arrepentimiento lo carcome por mucho. Un hombre puede perderlo todo al dar por sentado el amor de una mujer, cree estar muy seguro de lo que tiene y se olvida de alimentar la relación. Y cuando ella finalmente se cansa de esperar y acepta el hecho de que no es amada lo suficiente, toma sus pertenencias y su corazón roto y se aleja.

Le duele hacerlo porque siente un amor profundo, pero se da cuenta que no le hace ningún bien estar con alguien que no la valora. Ella sufre por esa decisión que toma, a ella le duele haber perdido el respeto que te tenía al reflexionar sobre su afecto. Sin embargo, una vez que ella decide irse no hay marcha atrás, no valen los lamentos ni los arrepentimientos de parte de él, y mucho menos las promesas falsas.

Ella resiste todo lo que puede, pero en el instante que dice “no más”, no hay marcha atrás. No hay nada que la haga cambiar de opinión, ya resistió todo lo que podía resistir y sabe que con ese hombre ya nada es posible. Su decisión es determinante y va ocasionar, ya sea a corto o largo plazo, una tormenta en la vida de él.

Le tocará aprender esa importante lección le guste o no, y si no lo hace, entonces seguirá siendo el idiota inmaduro que era con la mente vacía y el corazón lleno de arena.

Cuando un chico dice que te echa de menos: 14 señales de que realmente lo dice en serio

Cuando un tipo dice que te extraña, ¿es solo su línea de entrada para ponerte los pantalones o es realmente sincero? ¿Las palabras coinciden con sus acciones?

«Te extraño tanto.» «No puedo dejar de pensar en ti.» Sí, todos hemos escuchado esas líneas antes. Ahora, no quiero ser Debbie Downer, pero conocí a muchos chicos que usaron esa línea sin realmente querer decirlo. Y sabes, he dicho «Te extraño» a personas que no necesariamente extraño. Qué puedo decir, las personas son pollas. Y realmente, ¿cómo sabes que es real cuando un tipo dice que te echa de menos?

Pero, esto no se trata de las cosas que has dicho en el pasado. Eso ya terminó. Ahora, concéntrese solo en el presente. Claro, él te dice que te echa de menos, pero hay formas de ver si realmente está lleno de porquería o no. Nadie quiere tener el corazón roto. Entonces, cuando un chico dice que te extraña, asegúrate de no ser absorbido por sus juegos.

Cuando un tipo dice que te echa de menos, 14 pistas para saber que realmente lo dice

Se siente bien escucharlo , pero cuando un chico dice que te extraña, ¿en realidad?

# 1 No se excede. Si un tipo te dice constantemente que te extraña, está bien, puede ser genuino, pero no viene a través de eso. Si alguien realmente te echa de menos, no van a decírtelo 100 veces al día.

Decirle a alguien que los extrañas, es emocional. Si es genuino, no van a degradar sus sentimientos.

# 2 Él está constantemente en contacto contigo. Incluso si ustedes dos no tienen nada de qué hablar, él todavía les escribe, «¿qué pasa?» significa, ¿es realmente necesario? Por supuesto que no, pero el chico te extraña y quiere mantener la conversación en marcha. Probablemente te pregunte algo no importante o hable sobre el clima, pero está tratando de mantener la conexión.

# 3 Eres Skype o FaceTime. Si es Skyping o FaceTiming, quiere verte . Claro, puede enviar mensajes de texto o de voz, pero pasar de eso a una video llamada muestra que quiere verte. Echa de menos tu rostro, echa de menos tu sonrisa y tu risa. Él no puede evitar que él ama tu cara. No sería FaceTime un hombre si solo fuera un amigo. ¿Cuál es el punto?

# 4 Está en todas tus redes sociales. Le gustan tus estados y fotos o tal vez no, pero lo ves. arrastrándose en tus historias de Snapchat e Instagram. Incluso si no está en posición de agradar tus publicaciones, está siguiendo lo que estás haciendo. Todos hacemos esto cuando extrañamos a alguien. Queremos saber qué están haciendo ya quiénes están viendo.

# 5 Habla de verte. Cuando un chico te echa de menos, quiere verte. De hecho, él habla de querer verte todo el tiempo. Ahora bien, esta es una buena señal, sin embargo, han habido tantos hombres que me han dicho que van a venir a verme y que nunca pasó nada. Entonces, cuando un tipo dice que te echa de menos, y lo respalda con un esfuerzo visible para tratarte y conocerte, eso significa algo.

# 6 De hecho, él planea verte. Bueno, hablar de eso es dulce , pero en realidad reservar un boleto de vuelo es una prueba sólida de que te echa de menos. Es un gran paso en realidad. Realmente muestra que lo que él siente es verdad. Recientemente tuve un chico que salió volando para verme. No podía creerlo, muchos chicos hablan de eso. Él fue el único en dar ese paso.

# 7 Es posible que se convierta en una persona hogareña. Cuando estás triste, lo más probable es que salgas a socializar. Solo quieres quedarte en casa y ver películas. Tal vez hayas notado que no ha salido mucho y que se está alejando de sus amigos. ¿Por qué es esto?

Te extraña y está triste porque no está contigo. Esto me pasó a mí y no salí durante un par de meses porque todo lo que quería era estar con el chico que me gustaba.

# 8 ¿La llamada de borracho? Todos hemos tenido las llamadas de borracho. ¿Por qué si no te estaría llamando a las 2:00 am? De acuerdo, bueno, debes saber que esto también podría ser una llamada de botín, pero si sus mensajes borrachos y sus llamadas forman parte de él diciendo bruscamente: «Te extraño, te amo», entonces probablemente no esté mintiendo.

Recuerde, las palabras de un hombre borracho son los pensamientos de un hombre serio. Pero asegúrate de que lo que dice borracho obtenga una confirmación sobria.

# 9 Está celoso. Así que saliste anoche y ahora hay una foto en Facebook contigo y un grupo de muchachos. Probablemente le gusta la foto, pero no es porque te veas bien. Le está gustando celosamente. Él no quiere que estés con otros chicos, flirteando con ellos, y potencialmente conectando. Eso no es lo que quiere, te quiere.

# 10 Te pide fotos. No, no los desnudos. Los que están envueltos en una manta, que parece una ardilla, o una foto de usted desayunando. Él quiere verte como eres, natural. Esto le hace recordar esos momentos en los que se despertaría a su lado. Estas fotos alimentan su imaginación de estar contigo.

# 11 Él tiene ráfagas repentinas de ira. Quizás has estado chateando. Entonces, de repente, está molesto o enojado contigo por razones que no estás seguro. Escucha, hay una razón por la que está enojado. Tal vez se dio cuenta de que todavía siente algo por ti, y desea poder estar a tu lado. Lo sé, es raro, pero está enojado porque te echa de menos.

# 12 Pasando por el carril de la memoria. Tal vez en su Facebook ha estado publicando canciones que ustedes dos escucharían o les gustaría fotos de hace un par de años. Definitivamente va por el carril de la memoria, y realmente te extraña.

Quiero decir, no hay otra razón por la que se sentara frente a tu computadora revisando fotos de cuando se había blanqueado el cabello rubio, y tenías frenillos.

# 13 Se regocija cuando te ve. Esta es una reacción normal para cualquiera. ¿Recuerdas aquellos momentos en los que te encontraste con un amigo de la escuela secundaria? Estás extático. Sin embargo, dado que ustedes dos tuvieron una relación íntima, esos sentimientos probablemente se amplificarán. Quiero decir, te echa de menos y cuando te ve a ti, cada emoción y cada recuerdo vuelven a él. Él no puede dejar de sonreír y mirándote, te extrañó.

# 14 Él es todo sobre el interrogatorio. No va a prenderle una lámpara en la cara y sacar su bloc de notas, pero él va a casualmente preguntarle sobre su vida personal. ¿Estás saliendo con alguien, etc.? Si no le importaba, no preguntaría. Pero él quiere saber tu situación, a ver si hay una oportunidad para que él regrese a tu vida.

Cuando un chico dice que te extraña, es fácil simplemente desvanecerse escuchando esas palabras. Sin embargo, si muestra estos signos, realmente lo dice en serio, y eso es lo que cuenta.

PARA ENTENDER A LOS HOMBRES…DICHO POR HOMBRES…

#1. MIEDO DE LOS HOMBRES

En principio es así:

CUANDO un hombre siente algo por una mujer,

sobre todo quiere una cosa: hacerla FELIZ.

Si no lo consigue, se sentirá menos y débil.

Un hombre odia demasiado este sentimiento

de inferioridad como para tenerlo a largo plazo.

Esto significa que si él siente que no PUEDE hacerte feliz,

tarde o temprano te dejará.

Incluso aunque sienta algo por ti.

Simplemente porque tiene MIEDO del sentimiento de inferioridad.

Un hombre tiene sobre todo miedo a que lo cambies por otro,

alguien que supuestamente te haga más feliz…

Créeme, no hay nada más humillante

para un hombre que una mujer le deje POR otro.

Para ser sincero, los hombres no entendemos

a menudo lo que las mujeres realmente quieren de nosotros

y por qué se
enamoran de nosotros. Por qué realmente sienten

este fuerte sentimiento de unión…

La única explicación lógica

que le damos al deseo de unión de una mujer es:

Ella quiere que le hagamos feliz. Y justo es también
lo que básicamente queremos nosotros.

Nosotros queremos que nuestra pareja sea feliz.

Que ESTÉ BIEN.

El miedo de no poder ser lo

«suficientemente hombre» para ella,

sexual y emocionalmente hablando,

es más grande de que a lo mejor piensas.

A veces no es el héroe que le gustaría ser.

Al menos abiertamente.

Y esto lo hace difícil de conseguir.

Por ello, él quiere ser al menos TU héroe personal.

Si eres una mujer por la que tenemos sentimientos,

entonces queremos hacerte feliz.

Si sentimos que esto no se puede conseguir

o solo con el mayor de los esfuerzos,

se convierte en una gran carga para nosotros.

Esto es de lo que tenemos miedo:

No poder hacer feliz a una mujer por la que sentimos algo

. Estos miedos están bien arraigados en todo hombre. Aun cuando él
nunca te lo confiese.

¡No lo subestimes! Muchas mujeres, en su ignorancia,

hacen lo siguiente: Les «reclaman» a su compañero cosas como

«Apenas estás ahí para mí»,

«¿por qué no me llamas más?»

«¿no puedes cambiar esa actitud tuya…?»

Para los oídos de los hombres,

estas frases suenan a:

«No me tienes contenta, no me haces feliz»

Y así empiezan los miedos en el hombre (inconscientemente)…

Sin embargo, una mujer puede utilizar estos miedos

en un hombre para darle a entender que Él la hace feliz.

Y eso porque él es así, tal cual…

aunque por supuesto tenga algún que otro «defecto».

Dile a tu pareja de vez en cuando «contigo soy feliz,

y estoy muy contenta de haber dado contigo».

¡Demuéstrale de vez en cuando que eres feliz con él

y que le aprecias! Pero no de una forma sumisa,

para conseguir su afecto.

Sino de una manera sincera y humana.

Los hombres también son solo personas…

Así le quitarás un gran peso de encima.

En principio se puede resumir en lo siguiente:
– Cuando un hombre siente que él puede hacer feliz a una mujer,

el querrá MUY PROBABLEMENTE

tener una relación duradera con ella.

Si siente que será difícil hacerla feliz,

no querrá probablemente tener una relación a largo plazo.

#2. EL INTERES DE LOS HOMBRES

» Quizá ya te suena la frase archi-conocida de:

«No quiero hacerte daño

y por eso no me puedo imaginar una relación contigo».

O, todavía más misterioso.

«Me gustas mucho como para empezar algo serio contigo»,

o «Me gustaría realmente que fueras feliz, pero conmigo nunca podrás serlo»……¿Perdón!? Pero, ¿no es el deseo de NO querer

hacer daño a nadie o querele MUCHO la BASE de una relación seria?

¿Quiere que su novia sea feliz? Sí, pero entonces

¿por qué no se queda él al lado de ella?

Pero ¿qué quiere decir un hombre realmente cuando habla así?

Querida :
Tengo que confesar que yo mismo he dicho

estas frases algunas veces, y observo continuamente

cómo los hombres se exceden
aparentemente con tales afirmaciones.

Sin embargo, yo siempre me he preguntado:

¿Por qué los hombres hacemos esto?

¿Por qué creamos tales frases totalmente ilógicas

que si nos detenemos a pensarlas no tienen en absoluto ningún sentido?

Una pequeña incursión a la psicología masculina:
Sí que es verdad que un hombre NO quiere hacer daño

a una mujer intencionadamente.

Sin embargo él no sabe que JUSTO

le está haciendo daño con tales excusas

y sobre todo con tantas vueltas y dudas.

Los hombres se retiran sobre todo ENTONCES

a la «isla de la inocencia»

(No soy una mala persona, solamente no quiero hacerte daño),

y buscan la distancia cuando una mujer le da

a entender que ella es emocionalmente DEPENDIENTE de él…

Casi no hay nada más que a los hombres les provoque

más miedo que tener una mujer a su lado que dependa de él.

La que ya «no puede vivir sin él».

Y realmente da lo mismo si ella verdaderamente

es dependiente de él o no.

Los hombres tienen unos determinados «sensores»

y un acentuado «sistema de alarma»

de cuando una mujer empieza prematuramente a depender de él.

El problema es que los hombres hablan un idioma

completemante diferente al de las mujeres y sobre todo

se comportan de una manera totalmente distinta entre ellos.

De ello los muchos malentendidos que activan el

«sistema de alarma» de los hombres.

Una frase totalmente inofensiva como:

«¿Por qué no me llamaste ayer?», o

«¿Por qué no pasas el fin de semana CONMIGO

en lugar de con tus amigos?»…tienen a menudo

como consecuencia que un hombre perciba una esencia de necesidad.

Y así se inicia su sistema de preaviso…

Exactamente ESTO le lleva a largo plazo a verte como

«la débil», (y la mayoría de las veces te SIENTES también como la débil…)

La personas no se sienten atraídas por personas débiles

¡Seguro que a ti también te pasa!

Por las personas débiles sentimos más que nada una gran compasión.

No obstante, la compasión es la peor base imaginable para una relación…

La cuestión está en que las mujeres quieren COMPARTIR

su vida con su compañero. Es decir, también las cosas diarias,

como problemas en el trabajo, familiares, etc. Claro,

éste también es el sentido de una relación, dirás…

¡Por supuesto que ese es el sentido!

De hecho, los hombres TAMBIÉN

quieren compartir su vida con una mujer,

lo que significa FORMAR PARTE de tu vida. Pero si el 80%

de tu vida son pensamientos en TORNO A ÉL,

no hay nada por lo que él pueda sentir interés.

Los hombres, de igual manera también quieren formar parte de TU vida,

¡quieren interesarse POR TI!

Piensa en esto: ¡Ése es el sentido de una relación!

La pregunta es:

¿Qué puedes hacer para que un hombre

quiera formar parte de TU vida, y no solo siempre al revés?

¿Qué hay en tu vida que a ti misma te apasiona?

¿Qué hay de INTERESANTE en tu vida?

Las cosas que a ti te divierten y que TE llenan.

Esto es lo más efectivo que puedes

hacer para gustarle a un hombre PERMANENTEMENTE.

¡Entonces él se sentirá ilusionado e interesado

a través de tu propia ilusión! Y sobre todo una cosa:

Él no pensará que eres «dependiente» de él,

puesto que tienes una vida gratificante y, de hecho,

INDEPENDIENTE.

¡Y precisamente ESO es lo que querrá compartir contigo!

Amor del mejor que puedes hacer por y para ti misma

y para que una relación sea feliz y funcione:

Busca cosas que te ILUSIONEN a ti misma.

Y haz estas cosas ¡SIN él! Te va a sorprender todo el interés

que despertarás en un hombre por ello…

# 3. EL HOMBRE PERFECTO PARA TI…

¿Te has preguntado alguna vez quién es el «hombre perfecto»

para ti? ¿Realmente existe el perfecto?

Y en caso de que lo haya, ¿quién podrá ser?

Hoy me gustaría contarte qué es lo que se entiende por el hombre ideal.

Por suerte, ya existen infinitos estudios con el objetivo de explicar esto:

¿Qué significa que alguien sea la pareja perfecta para una misma?

O, dicho de otra manera:

¿necesitamos una pareja que se parezca a nosotros

o que nos complemente, es decir, que sea diferente?

¿Conoces estas historias?

Tenemos a una mujer que se enamora de un hombre porque

es «diferente» «libre».

Porque le importan un comino las reglas
sociales, porque sabe disfrutar la vida y no se toma todo tan en serio.

Unos meses después hablas con la mujer

sobre lo que ha surgido de su nuevo amor.

Y la respuesta es nada. Lo han dejado.

Sí, al principio era todo emocionante y bonito,

pero rápidamente pensó que el hombre era un inmaduro.

¿Cómo comprometerse con alguien

que no quiere comprometerse con nada?

Imposible… O la mujer que encuentra sexy al empresario

de éxito porque él sabe lo que quiere. Porque ha tenido éxito en la vida.

¿Y entonces? Al poco tiempo ella se queja de que él

no llega a casa nunca antes de las 23.

Y ¿cómo es posible que también
el fin de semana esté continuamente ocupado con

la empresa y con el móvil pegado a la oreja?

La psicóloga Diane Felmlee de una universidad californiana

detectó un patrón de comportamiento en todas estas historias.

Ella llama a este fenómeno atracción fatal «fatal attraction».

A menudo nos sentimos, en un principio, atraídos

por las características de las otras personas que nosotros no tenemos.

No es extraño que a veces estas cualidades sean la razón

por la que nos separemos de nuevo o que al menos nos frustren.

«Las diferencias simplemente son demasiado grandes».

¿Por qué pasa esto? ¿Por qué nos sentimos atraídos

por personas que tan fuertemente se diferencian de nosotros?

Pues porque todos tenemos el instinto animal

de ampliar nuestra personalidad, conocer cosas nuevas.

El amor es la manera más
fácil y bonita de conseguir exactamente esto.

Supongamos que desde siempre te ha interesado la música,

pero que nunca has tenido la disciplina de aprender

a tocar un instrumento. Entonces te encuentras

con un músico que no hace otra

cosa que vivir por y para su música.

Apuesto a que te sentirás atraída por él.

Su mundo será también tu mundo

y así podrás ampliar durante un tiempo
tu personalidad casi como si de un juego se tratara.

Esta ampliación del yo es también la razón de por qué

las personas enamoradas se sienten tan vivas, tan «nuevas».

Una pareja nos da lo que no tenemos.

Al menos durante un cierto tiempo.

«El amor nos repara»,

dijo alguna vez el filósofo griego Platón.

Sin embargo, aquí hay un problema.

A menudo nos sentimos atraídos por esta

cualidad diferente de nuestra pareja al principio,
pero después resulta que justo esta cualidad

es la que nos saca de quicio.

Somos víctimas de la «fatal attraction».

¿Cómo es en tu caso?

¿Te parece emocionante que un hombre sea único,

diferente a todos los demás y con ello diferente también a ti?

Los polos opuestos se atraen.

Sin embargo no aguantan mucho juntos.

Esto es lo que demuestran al menos los numerosos estudios al respecto.

¿Existe una solución a este dilema?

Un estudio a nivel mundial de los psicólogos de la Universidad de Texas

investigó parejas que llevaban muchos años casados.
Querían descubrir qué es lo que diferenciaba a estas parejas de las otras,

cuál era su «secreto». Entonces se dieron cuenta de algo:

las parejas eran parecidas en su carácter,

sus preferencias e intereses y en algunos casos hasta en el pelo.

Sus actitudes y sus convicciones internas

eran en la mayoría de los casos EXACTAS.

La pregunta es ¿estas parejas se han equilibrado

a lo largo de su relación cada vez más o ya

tenían anteriormente este carácter?
El hecho es que nuestra personalidad es relativamente estable,

nadie puede cambiar nuestro propio carácter básicamente.

Tampoco por amor. A fin de cuentas,

esto significa que el refrán de «cada oveja con su pareja»

garantiza las relaciones duraderas.
Todos buscamos en principio alguien que se parezca a nosotros.

Solo con una persona que se parece a nosotros

puede funcionar a largo plazo.

¿Qué significa esto exactamente? Para poder saber

quién es la pareja perfecta para ti

tienes que saber primero quién eres TÚ.
¿Cuáles son tus preferencias?

¿Cuáles son tus convicciones? ¿Te gustan los niños?

¿Eres una persona religiosa? ¿Eres sociable?
¿Introvertida? ¿Qué es para ti lo importante en la vida?

Me doy cuenta una y otra vez de que muchas personas

no tienen ni idea de quiénes son realmente.

Cuáles son sus deseos, sus sueños.

Se aferran a la idea de «solo cuando tenga una pareja

que me quiera, entonces todo irá bien».

Y esto es lo que me gustaría pedirte hoy :

Piensa en lo que realmente es importante PARA TI en la vida.

Solo entonces podrás encontrar a la pareja perfecta.

No se trata de hacer todo por un hombre en una relación.

Tampoco de «arreglar» a tu pareja y querer cambiarlo.

No puedes cambiar a otra persona. Nunca.

Se trata de que seas consciente de tus propios deseos y sueños

y ENTONCES encontrar a alguien que SE PAREZCA a ti.

Y entonces tus sueños se harán realidad. Y JUNTOS.

Espero que pronto encuentres al hombre perfecto,

o a lo mejor ya estás con él, ¡quién sabe!

No lo olvides: Es importante lo que TÚ quieres.

Importante quién ERES.

#4. ENTENDIENDO LA PSICOLOGIA DE UN HOMBRE

Los hombres quieren CONQUISTAR a las mujeres.

Desde lo más profundo de su instinto

un hombre quiere LUCHAR por una mujer.

Él quiere HACER algo para que una mujer le acepte.

Ésta, por cierto, también es la razón por la que los hombres,

DESPUÉS de que su compañera les haya dejado,

se comporten muy a menudo tan ansiosos y supliquen

a la ex-mujer que vuelva con ellos.

De repente un hombre se transforma

de nuevo en el caballero del principio.

Empieza en toda regla el arte de luchar por su

(ex-)pareja. Pero, ¿por qué ahora?

¿Por qué ahora que todo es demasiado tarde?

El motivo es que TRAS una separación

se le vuelven a activar a un hombre sus

«instintos conquistadores».

Esto lleva a que él se comporte sin ningún control

y sin ser consciente de que realmente quisiera volver

a conquistar a su ex-pareja. Sus instintos le obligan casi

a comportarse así. (siempre y cuando haya sido LA MUJER

la que ha acabado con la relación).

Muchas mujeres conocen estos comportamientos instintivos

y creen por ello que no volverá a funcionar con este hombre,

aun cuando él jure y perjure que ahora

«cambiará por completo».

La pregunta es: ¿se pueden «utilizar estos instintos masculinos»

para que él se comporte encantador,

fiel y atento durante la relación?

¿También cuando ya has cometido algunos de los «errores»?

Un hombre siempre quiere conquistar de nuevo a su pareja,

quiere demostrarle el «típo estupendo»

que ha dejado atrás. Y eso hace él.

Él sabe comportarse cortés y comprensivo.

Todos los hombres

saben en principio cómo hay que tratar a una mujer.

Sin embargo, él muestra este comportamiento principalmente

cuando está convencido de que está con una mujer ESPECIAL.
Una mujer ESPECIAL, así de simple y bonito,

es una mujer que NO se pasa el día pendiente de él,

que NO le dice continuamente
todo lo que ella lo necesita y cuánto lo quiere.

O, y es más o menos lo mismo, que no está

CONTINUAMENTE «hablando» de la relación.

Una mujer que tiene su PROPIA vida independiente.

¡Y sobre todo una mujer especial no se tira a los pies de un hombre!

Los hombres se comportan muy a menduo como idos

y distantes dentro de una relación Simplemente

no están «a lo que tienen que
estar». Justo ahí es cuando una mujer comete el clásico «error».

Sin embargo, puedes volver a tener el timón en cualquier momento.

Aquí un consejo que funciona en el 99% de todos los casos:

SIMPLEMENTE NO LE DES SEÑALES DE VIDA EN UN PAR DE DÍAS.

Aunque quieras discutir sobre tu relación enseguida,

aunque solo quisieras urgentemente reprocharle su

«extraño comportamiento»…

simplemente no le llames en unos cuantos días.

Ningún mensaje, ninguna llamada.

Tampoco reacciones durante un tiempo a sus intentos de contacto.

¡¡¡EL MEJOR REGALO QUE LE PUEDES HACER

A UN HOMBRE ES QUE ÉL TE ECHE DE MENOS!!!

Hasta que él no te eche de menos,

no surgirá en él el sentimiento de que debe (otra vez)

conquistarte. Una vez que él te extrañe,
sentirá lo que hay por ti.

¡Dale siempre a un hombre la oportunidad de echarte de menos!

También durante una relación,

y esto siempre cuando tengas la sensación

de que él empieza a distanciarse.

Entonces verás la gran IMPORTANCIA de considerar

estos consejos. Dale a un hombre de vez en cuando

el regalo más grande que le puedes hacer:

¡DE VEZ EN CUANDO ALGO DE DISTANCIA!

Si él solo tiene una pequeña chispa por ti,

te mostrará lo que te echa de menos.

¡Créeme!

¡Te deseo de corazón todo lo mejor

y mucho éxito con el «sexo fuerte»!

De la red

*Quiero que esto dure para siempre

intenté ahogar mis dolores pero ellos han aprendido a nadar

pies para que los quiero si tengo alas para volar-f-k

Dios,ilumina el corazón de tus hijos..!!!

Señales que envía un ex que no te ha superado | Foto: Freepik

Terminar una relación de pareja no es algo fácil y ya sea que fuimos nosotros, la otra persona e incluso ambos los que decidieron poner punto final a esa historia de amor, se dan casos en que uno de los miembros se resiste a decirle adiós a su gran amor.

Algunas veces una ruptura es necesaria. Foto: Freepik

Ya sea por amor o costumbre, muchas veces nos rehusamos a aceptar que la otra persona ya no quiere estar a nuestro lado y hacemos todo lo posible por estar presente en su vida, para que las ganas de estar a nuestro lado revivan. Algunas veces mandamos algunas señales que indican que no hemos podido olvidar a [email protected] ex y que queremos que todo vuelva a ser como antes porque nuestro corazón todavía late por ella/él.

BUSCA CUALQUIER EXCUSA PARA HABLARTE

Ya sea que dejaste algún objeto en su casa, te debe dinero, desea preguntarte por alguien o se acordó de ti al ver tal cosa, si tu ex pareja te busca dando explicaciones tontas o con cualquier pretexto, definitivamente desea que regreses a su lado.

El amor se hace evidente. Foto: Freepik

MANTIENE CONTACTO CON TU FAMILIA O AMIGOS

Si bien es cierto que terminar con tu ex no quiere decir que este (a) ya no tendrá contacto con tu círculo social y parientes, lo más lógico es que vaya alejándose de ellos y termine con algunos vínculos que los unían. Pero si tu ex todavía habla con alguno de tus hermanos o primos, saluda de vez en cuando a algún familiar, sin duda alguna no quiere salir de tu vida.

Sigue leyendo: TU PAREJA IDEAL SEGÚN TU SIGO ZODIACAL

Una separación es dolorosa. Foto: Freepik

LE DA «LIKE» A TODAS TUS PUBLICACIONES

Se hace presente en las redes sociales y notas que a veces hasta comenta alguna de tus publicaciones. Gracias a toda esta actividad te das cuenta de que sigue revisando lo que haces en Facebook, instagram y Twitter. Está al pendiente de tu vida y en muchas ocasiones lo hace evidente.

A veces es difícil decir adiós. Foto: Freepik

CUANDO SE ENCUENTRAN SE MANTIENE A TU LADO

En caso de que tengan amigos en común, será probable que se encuentren en alguna reunión de vez en cuando. Si cuando coinciden no se quiere apartar de tu lado, hace todo lo posible por buscarte y no alejarse de ti, sin duda alguna no te ha superado.

Sigue leyendo: MENSAJES PARA ATRAPAR SU ATENCIÓN DE INMEDIATO

Cuando amamos deseamos estar al lado de esa persona. Foto: Freepik

SIEMPRE SE ENCUENTRAN «POR CASUALIDAD»

No es de extrañar que te lo/la encuentres de camino a casa o al trabajo o en algún sitio que frecuentabas cuando eran pareja. Esa persona sabe cuales son tus actividades, por lo tanto si te extraña hará todo lo posible por hacerse presente y que recuerdes que todavía existe en este planeta.

Las casualidades no existen. Foto: Freepik

PREGUNTA A SUS AMIGOS POR TI

Si te han dicho que pregunta a tu círculo social sobre tu vida sin ella/él, es porque sigues importándole. Cuando extrañamos queremos saber todo sobre ella/él y nos acercamos a las personas más cercanas, es por eso que no será extraño que investigue lo que estas haciendo con fuentes confiables.

El amor se alimenta de detalles. Foto: Freepik

CELOS

En caso de que se entere por las redes sociales o comentarios que estas saliendo con alguien y te reclame, debes de dejar las cosas bastante claras. Muchas veces cuando terminamos una relación nos quedamos con la esperanza de regresar y puede que tu ex esté pensando esto. En caso de que tú ya no quieras volver, es importante que le dejes las cosas bastante claras, para que deje de molestarte y que no sufran más ambos.

Sigue leyendo: 6 SIGNOS ZODIACALES FEMENINOS QUE MÁS ATRAEN A UN HOMBRE

Amar es desear la felicidad del otro. Foto: Freepik

SIEMPRE PIDE TU AYUDA

Ya sea que se le ponchó una llanta, no sabe cómo resolver cualquier problema o te escribe para desahogarse, es señal de que todavía no se adapta a su vida sin ti. Puede que lo/la atiendas porque no quieres ser una mala persona o en verdad te interesa una amistad, pero en verdad esta actitud solamente lo/la confundirá o hará que se cree entre ustedes un círculo vicioso y una dependencia.

Expresa tu amor. Freepik

TE DICE QUE TE EXTRAÑA

Es la más clara de todas y que no deja lugar a dudas. Si se atrevió a decirte que te echa de menos, sin lugar a dudas todavía tiene un sentimiento poderoso por ti y no ha logrado sacarte de su mente.

Amar es extrañar. Foto: Freepik

El amor no se puede ocultar, por lo tanto cuando esa persona que fue tu pareja manda señales de que no se hace a la idea de que ya no es parte de tu vida, lo más saludable es que hables con ella/él de la situación y en caso de que tú ya no quieras volver se lo hagas ver, de una manera honesta, tranquila y respetuosa.

Lo siguiente también será de tu interés:

5 actitudes de un hombre despechado

Photos.com/PhotoObjects.net/Thinkstock

Un hombre actúa despechado cuando le rompen el corazón, cuando lo dejan sin razón o lo engañan. Sin controlar sus impulsos, mandan mensajes a toda hora, hacen reproches e intentan herirte para que sientas lo mismo que ellos.

¡Si quieres saber si tu ex es un hombre despechado no te pierdas estás actitudes que te lo confirmarán de inmediato!

gpointstudio/iStock/Thinkstock

#5 Habla mal de ti

Cuando una persona está enamorada y le rompen el corazón, lo primero que siente es ira y angustia. Y la primera forma de lidiar con eso es hablar mal de la persona que lo provocó. Sobre todo con sus amigos, pero es probable que también lo haga con su familia y que quiera que los demás sientan que no eres buena persona.

No es fácil enfrentar una ruptura y menos aún si todavía tienes sentimientos y si bien es probable que quieras terminar bien la relación, un hombre despechado nunca te permitirá hacerlo.

Dynamic Graphics/Creatas/Thinkstock

#4 Cuenta las intimidades

Las mujeres tendemos a ser reservadas acerca de nuestra intimidad y de nuestras relaciones pasadas. Sin embargo, un despechado no puede resistir la tentación de contar cosas sobre la relación, sobre la intimidad y sobre tu comportamiento con él.

Es algo totalmente innecesario pero que lo hace sin pensar y por culpa de su enojo hacia ti (mientras que en el fondo solo quiere volver).

Mira también: Señales de que sale contigo por despecho

Marjan_Apostolovic/iStock/Thinkstock

#3 Te acosa con mensajes

Otra actitud de un hombre despechado es insistir en el contacto. Puede ser que te mande mensajes tratando de entender por qué lo has dejado o que te mande mensajes con insultos. Puede llamarte varias veces, sobre todo los sábados a la madrugada, después de beberse unos tragos.

Lo mejor es no responder porque si se encuentra borracho será para peor, y no hay nada que puedas hacer para cambiar la situación.

monkeybusinessimages/iStock/Thinkstock

#2 Te reprocha todo

Otra actitud acompañada del contacto y las llamadas, es el reproche. Seguramente no entiende por qué ha terminado y la relación y te culpa a ti por no haber querido solucionarlo. Es probable que eso derive en más llamadas y mensajes o que incluso se aparezca en tu casa.

Si eso sucede, debes tratar de hablar con él de manera clara y concisa, para que realmente entienda y pueda dejar de culparte a ti por todo lo sucedido.

Erik Snyder/Digital Vision/Thinkstock

#1 Se hace el superado

Otra actitud de un hombre que se siente herido y despechado es actuar como si todo estuviera bien. Tener relaciones por despecho, salir todos los días, hacerse el desinteresado y hablar con tus amigos sobre lo feliz que se encuentra.

Todo eso seguramente es una fachada para no mostrarse frágil y herido, pero es una clara actitud de un hombre despechado.

¿Qué otra actitud agregarías a la lista? ¿Te has enfrentado alguna vez con un ex despechado?

No te pierdas: Señales de que un hombre no superó a su ex

Amor destructivo

Una ruptura amorosa indeseada o la infidelidad pueden generar a un hombre despechado, sentimiento que se caracteriza por la rabia, frustración y el resentimiento, indican los sicólogos Vladimir y María Mercedes de Gessen. Y que se puede manifestar mediante diversas actitudes.

Uno de los factores más comunes para detonar inicialmente el despecho es la celotipia, enfermedad que es más frecuente entre los hombres, afirma Michael Gelder, profesor en psiquiatría de la Universidad de Oxford.

Después de terminar una relación, un hombre despechado, guiado por su dolor y coraje, puede llevar a cabo una serie de cosas en busca de afectar a la mujer que fue su pareja. Te presentamos algunas que sin duda tienes que conocer.

1. Exponen intimidades. Es común que las parejas felices se compartan o dejen tomar fotografías en la intimidad. Pero cuando la relación termina mal, estas mismas son compartidas en redes sociales o lugares públicos por los hombres despechados como una venganza.

El ciberescrache es una de las muestras de la violencia social contra las mujeres, usada con el fin de denigrarlas, como un castigo o una forma de exhibirlas”, afirma Irene Fridman, secretaria del Foro de Psicoanálisis y Género de la Asociación de Psicólogos de Buenos Aires (APBA).

2. Hablan mal. Como la frustración y el resentimiento son sentimientos tan fuertes en un hombre despechado, la primera forma de lidiar con ellos que encuentran es hablar mal de la persona que les causa daño, y lo hace con la gente que más le importa a su ex pareja.

3. Buscan a alguien más. Por naturaleza el hombre no sabe lidiar con la soledad, y es común que rápidamente busquen un reemplazo de su expareja, afirma Susana Ifland, terapeuta de parejas y vicepresidenta de la Sociedad Chilena de Sicología Clínica.

Pero cuando están despechados la búsqueda se complementa con un deseo de demostrarle a la mujer que le provoca daño que no la necesita, que hay “mejores que ella” y lo poco que vale para él. De esta manera, acude a los sitios donde sabe que podrían “coincidir” para presumirle.

4. Acosan. Justo porque el despecho proviene de haber sido “abandonados”, la desesperación por recuperar lo que “creen suyo” los lleva a acosar con mensajes, llamadas y visitas inesperadas a su ex pareja. La idea es convencerla de que lo mejor es que regresen.

5. Actos de violencia. El despecho en niveles graves, puede llevar a un hombre que no ha podido desahogarse, a querer someter a su expareja, incluso con actos de violencia, como una manera de desquitar el dolor emocional que le provoca.

Las cosas que hace un hombre despechado no deben tomarse a la ligera, porque al salirse de control pueden ocasionar tragedias.

Las mujeres tienen la facilidad de expresar todo lo que sienten, cuando un hombre les rompe el corazón corren al lado de las personas que quieren y desahogan su corazón, sin embargo con los hombres sucede lo contrario, cuando su pareja les pide tiempo suelen encerrarse en sí mismos y ocultar todo el dolor que tienen por dentro. Por lo general cuando la persona amada se aleja de ellos, sienten lo siguiente:

BAJA SU AUTOESTIMA

A nadie le gusta sentirse despreciado, por eso cuando una mujer pierde el interés en un hombre estos sienten que no cumplieron con todas las características que ella requería para ganar su corazón. Creen que no estuvieron a la altura de su ideal de pareja; piensan de manera errónea que no contaron con el físico ni la inteligencia necesaria para ser su pareja.

Se siente mal. Foto: Visual Hunt

SUPLICA

Muchos hombres tienden a pedir una segunda o tercera oportunidad, para ellos es fácil convencer y piensan que si todavía hay amor, se puede recuperar. En muchas ocasiones es mejor que se aleje un poco y le de a ella el tiempo que necesita para que piense bien las cosas y valore lo que él hace. Rogando, lo único que conseguirá es que la mujer deje de interesarse por él y que lo sienta seguro.

BUSCA DARLE CELOS

Para algunos lo primero que se les viene a la mente es fingir nuevas relaciones para que su pareja se moleste o desee volver a su lado para que no esté con alguien más. Es una conducta bastante común cuando se termina una relación de pareja o hay un distanciamiento entre ambos. Será usual que se aparezca en otros lugares con muchas mujeres o haga comentarios de que se encuentra feliz con una nueva relación.

Busca darle celos. Foto: Freepik

CAMBIA SU APARIENCIA

Tal como lo hacen las mujeres al momento de una ruptura, ellos también necesitan alimentar su autoestima viéndose mejor. Es por eso que muchos cambian su imagen, se cortan el cabello de manera diferente, compran ropa y en muchas ocasiones hasta su personalidad. Quieren que la otra persona se de cuenta de todo lo que ha perdido al dejarlo ir.

Cambia su imagen. Foto: Pexels

SALE MUCHO DE FIESTA

No será raro que le quiera demostrar a todo el mundo que la situación no lo ha dañado sino todo lo contrario. Saldrá más con sus amigos, ya sea para recuperar el tiempo que no estuvo con ellos por acompañar a su novia, para distraerse de todo por lo que está pasando y para que ella vea que es feliz sin su compañía.

VIVE EL PROCESO DE DUELO

Algunos más maduros toman la ruptura de una manera más inteligente, y pasan por todas las etapas de duelo hasta llegar a la aceptación y sobre todo superación. Ellos saben que tuvieron sus fallas y que si ella decidió alejarse tiene que respetarla.

Vive el proceso de duelo. Foto: Freepik

NEGACIÓN

Cuando nos enfrentamos a una situación que nos nos agrada lo primero que hacemos es negarnos a que sea posible. Es por eso que muchos seguirán con su vida como si nada pasara, continuarán con las mismas actividades que tenían y seguirán teniendo contacto, como si nunca les hubieran pedido un espacio. En estos casos a ella no le quedará de otra que ignorarlo hasta que él pueda reconocer que todo se acabo.

La forma en la que reaccionamos a este tipo de situaciones depende de la personalidad de cada persona, pero por lo general la mayoría de los hombres hace lo antes mencionado cuando la mujer que aman se aleja de su lado.

Lo siguiente también será de tu interés:

Temas

  • relaciones de pareja
  • amor
  • espacio

5 motivos por los que las mujeres se alejan del chico que les gusta

Dicen que las mujeres se ilusionan muy rápido, que son capaces de estar enamoradas hasta de tres chicos a la vez. Nada más falso. Las mujeres podrán tener muchas ilusiones, pero la verdad es que solo se imaginan concretando una relación con un solo chico. Quizá con él se muestren más calladas y al mismo muestren más confianza, así de raras son ellas, pero este comportamiento obedece a unos nervios que no pueden controlar cuando están frente a él (a ti).

TIENES QUE VER ESTO: ESTAS SERÍAN LAS RAZONES POR LAS QUE LOS HOMBRES DEJAN A SUS PAREJAS

Pero a veces, en el cortejo (que ahora por moda se dice ‘salientes’) las mujeres dan un paso al costado. Los hombres empiezan a sentir ese rechazo y aunque tratan de averiguar el porqué, deben saber que no existe un solo motivo. Las mujeres son un universo complejo, pero aquí te presentamos las 5 principales razones por las que deciden alejarse del chico que les gusta:

#1 Demostró ser egocéntrico

Cuando empezaron a salir, sus conversaciones eran solo sobre él. Esto es demasiado aburrido, quizá lo haces para impresionarla, pero una mujer se enamora por lo que tú realizas (predicar con el ejemplo), no por lo que alardeas.

#2 Siempre se le escapaba ‘comentarios machistas’

¡Lo peor! Hoy las mujeres están más empoderadas y tienen metas muy altas, el machismo es cosa del pasado. Si notan que su chico empieza a hablar como si los hombres fueran superiores en todo, lo siento, terminarás perdiéndola.

NO PUEDES DEJAR DE VER ESTO: 4 MOTIVOS POR LOS QUE LOS HOMBRES SE ALEJAN DE LAS MUJERES QUE LES GUSTAN

#3 Empezó a decir muchas mentiras piadosas

¿Tenemos que aclarar este punto? Recuerda, lo que mal empieza, mal acaba. Las mentiras ‘blancas’ acumuladas…terminan siendo infinitas.

#4 Temor de no crecer

Quizá la razón más importante. Una mujer está dispuesta a arriesgarse, el amor la motiva, pero si ve que el terreno es demasiado minado (siempre cuentas tus problemas, estás acostumbrado a menospreciarte, no tienes metas definidas), solo quedarás como “un gusto”, porque una mujer siempre se proyecta, aunque no lo dice, ellas siempre están dos pasos adelante de los hombres.

#5 No demuestra un verdadero interés

Conquistar a una mujer es un proceso, merece un tiempo. Un hombre organizado enamora, pero si las mujeres detectan que sales con ellas solo para ‘llenar tu tiempo libre’, terminarás perdiendo.

Las mujeres bajitas son una caja de sorpresas ☺☺►http://goo.gl/FcZCfA

Publicado por Aweita en Jueves, 23 de junio de 2016

Ahora que lo saben, a prepararse, muchachones :3 ► http://goo.gl/IoBoI2

Publicado por Aweita en Sábado, 11 de junio de 2016

¡Cuidado! Averigua si estás en la temida ‘friendzone’ Descúbrelo aquí ►http://goo.gl/TYA5Su

Publicado por Aweita en Viernes, 27 de mayo de 2016

¡Atención! 5 razones por las que una mujer se aleja de un chico que le gustaba

Había una fuerte atracción pero de pronto la llama se apagó, nadie entiende lo que pasó pero ahora esa chica que antes sentía un fuerte sentimiento por un chico de pronto decide que es momento de alejarse y que cada uno tome un rumbo diferente en su vida. Mira las 5 razones que pueden propiciar este alejamiento.

1.- Lo conoció mejor. Inteligente, tolerante, de buen ánimo y respetuoso. Ella pensó y entregó su corazón unos cuantos días pero después descubrió que todo era una ilusión por sus malos comportamientos.

2.- Se cansó de esperar. Se pasó de despistado. Lo dijo de mil maneras: besos húmedos en la mejilla, caricias inocentes e incluso iba hasta donde se encontraba para hacerte un cariñito. Pero el chico sólo pensaba: “qué agradables es”, pero nunca entendió que todo los buenos tratos eran porque estaba interesada.

3.- Sin saberlo la ofendió con su indiferencia. Con amor o sin amor, un hombre debe ser un caballero pero el chico se comportó como un total patán. Si ella lo consentía era para que le diera un beso o un abrazo a cambio. Ella lo quiso todos los días que lo saludaba, pero él sólo contestaba con un distante y desinteresado hola.

4.- Porque el sexo era malo. A veces el coqueteo se lleva hasta la cama. Al principio ella estaba perdidamente enamorada de él, pero probó y se decepcionó. Si el sexo será así en los próximos años que dure la relación, mejor hacerse a un lado y buscar a alguien que sí domine las 20 posiciones sexuales más salvajes.

5.- Porque aún no madura y la hizo sentir insegura. Al inicio se pueden aguantar muchas cosas, pero conforme pasa el tiempo las mujeres necesitan de un sentimiento de seguridad el cual sólo llega con la madurez. Ella no se sintió tranquila a su lado y mejor tuvo que marcharse.

¡Tienes que leer esto! ¿Hay una delgada línea entre el amor y la obsesión?

¡Tienes que leer esto! ¿Hay una delgada línea entre el amor y la obsesión?

Mi Cuenta

Pilar Sordo parece tener respuesta para todo. Se sabe que objetivamente no es posible encontrar a una persona con esa sabiduría infinita, pero en el caso de esta psicóloga chilena, es fácil tentarse con la idea. En todo caso, sonará menos arriesgado afirmar que Pilar Sordo conoce perfectamente las claves para aprender a vivir en pareja… y para aprender a darle a algunas cosas de esta vida su justo valor.

Este jueves y viernes, la escritora estuvo en Salta, presentando la conferencia “­Viva la diferencia!”, basada en su best sellers homónimo. Se trata de un trabajo de campo realizado durante varios años, a través del cual arribó a las conclusiones que hoy comparte en sus charlas magistrales. “En «­Viva la diferencia!’ me propuse investigar las características de ambos géneros y también algunos aspectos del mundo de lo femenino, como el tema de la queja”, le contó a El Tribuno.

¿Hay alguna razón en especial por la cual la mujer sea quejosa?

Sí, claro. En la investigación explico que tiene que ver con una estructura de pensamiento adicional que tenemos las mujeres, y que yo llamo “pensamiento mágico”. Tiene que ver con una comparación permanente que la mujer hace entre un mundo perfecto y un mundo real. En la medida que compara un cabello perfecto con su cabello, objetivamente termina quejándose de su cabello, que no llega a ser perfecto. Las mujeres estamos obligadas a trabajar eso a lo largo de la vida.

También llegaste a la conclusión de que el hombre piensa en objetivos precisos, mientras la mujer piensa en procesos con detalles. Parece difícil la coincidencia…

En la medida que yo aprendo del otro no es tan difícil. Funciona cuando comprendo, como mujer, que tengo que aprender a pensar en objetivos porque de otra manera no avanzo. Y cuando el hombre aprende que pensando sólo en objetivos se pierde la gracia del camino. Ahí logran tener sentido ambas cosas y se puede negociar y se producen los encuentros.

¿Será que el hombre ve en el matrimonio un objetivo alcanzado y, por eso, una vez que lo obtiene, descuida la relación, desatiende a su mujer…?

Sí, siente que es una meta alcanzada y la deja de cuidar. Por lo tanto corre alto riesgo de quedarse solo. Es muy claro que lo masculino tiene que aprender a retener y a cuidar lo que tiene. Una manera de hacer eso es a través de la valoración de los procesos.

Escucho a muchas mujeres decir que el hombre no sabe mentir ¿Eso tiene que ver con la famosa intuición femenina?

Lo que pasa es que como el hombre cuida el tema del objetivo y no cuida los detalles, es muy fácil pillarlo. En ese sentido las mujeres mentimos mejor, porque controlamos más los detalles. Por otro lado, la intuición femenina efectivamente existe y claramente una mujer advierte cuando perdió el alma de un hombre. Se podrá hacer la boluda porque le conviene, pero se da cuenta.

En el caso de la infidelidad, ¿hay motivaciones puntuales y diferentes en ambos géneros?

Depende de la edad. Sobre los 35 o 40 años es más probable que la mujer sea infiel por razones afectivas o emocionales; porque se siente sola y siente que la nueva pareja viene a llenar un espacio emocional que su marido no completaba. El hombre puede ser infiel por búsqueda de admiración, por soledad o para satisfacer su rol de macho conquistador.

Con menos de 30 años, las mujeres también pueden ser infieles por una mera experiencia sexual y no por un tema emocional. Eso ha ido cambiando con el tiempo.

Esa necesidad de satisfacer una necesidad sexual se relaciona frecuentemente con lo masculino…

Sí, pero en la medida que las mujeres jóvenes se han ido masculinizando, eso ha ido ocurriendo también en nuestro género.

¿A qué se debe esa masculinización?

Eso también fue objeto de mi investigación. Ocurre porque las mujeres de menos de 35 años, al tener hoy en día poder económico y la posibilidad de decidir sobre sus vidas, y cansadas ya de escuchar a sus madres y a sus abuelas quejarse, decidieron tomar conductas masculinas. Por ejemplo, se proponen tener mucho dinero porque con eso le pagan a alguien para que se ocupe de la cocina, porque ellas no van a entrar al lugar de tortura de la madre.

Hablamos de masculino y femenino como polos opuestos, pero no es tan así porque existen aspectos femeninos en el hombre y aspectos masculinos en la mujer…

Por supuesto, por eso la investigación no habla de hombres y mujeres, sino de masculino y femenino. El objetivo es ayudarle a la mujer a desarrollar ciertas características masculinas sin dejar de ser mujer. Y lo mismo en el caso del hombre. Esa parece ser la clave para que funcione una pareja.

¿Cómo se hace? Hay que ser más racional que pasional en la relación…

Implica ponerse en el lugar del otro nomás, y entender que yo tengo la posibilidad de aprender de lo que el otro me ofrece. Cuando eso está claro, es más fácil. Lo que pasa es que hoy en día tenemos menos paciencia, menos tolerancia y somos menos generosos en nuestras relaciones afectivas.

Atendiendo a esas características de las que hablabas, suele ocurrir en ambientes laborales que los hombres que ocupan espacios de poder prefieren compartir esa órbita con otros hombres, aunque la mujer haya demostrado eficiencia. ¿Eso tiene que ver con esta capacidad masculina de fijarse objetivos sin dispersarse?

Creo que, efectivamente, nosotras tendemos a la dispersión, pero también somos eficientes en fijarnos en muchas cosas al mismo tiempo. Vemos variables que el hombre no ve. En una empresa eso es un aporte. Por otro lado, hay una especie de mala prensa en el mundo de lo femenino, entre nosotras mismas. Y creo que todavía crean atisbos de machismo en hombres que no son capaces de entender que elemento femenino en una organización la cambia, la enriquece.

Solés decir que el amor no es un sentimiento, sino una decisión. ¿Eso no le resta magia?

Sí, pero también le suma conciencia de que hay que trabajar por él. Si yo hoy decido hacer sonreír a mi novio que está en Chile, enviándole un regalo sorpresa a su oficina, es una decisión racional. Pero lo que logré en ese proceso fue sumarle magia a la relación. Desde esa conciencia puedo hacer que la cosa sea mucho más entretenida. Cuando decido prender una vela, estoy aportándole magia a la relación.

¿Aplicás en tu propia vida tus propios consejos?

Yo intento ser lo menos psicóloga posible. Evidentemente, he ido aprendiendo que hay ciertas cosas a las cuales hay que darle prioridad. Y he aprendido que hay otras a las cuales no tengo que darle ninguna importancia. Pero eso, más que debérselo a la psicología se lo debo a mi experiencia de vida, que fue difícil. Más que de la psicología, aprendí de mis dolores.

Cuando hablás de tu país lo describís como una sociedad muy negativa. A nosotros también nos cae ese sayo. ¿Por qué seremos así?

Por el miedo al sufrimiento. Es preferible boicotearse y vivir en un contexto que parece realista a embarcarse en una ilusión. La ilusión es riesgosa porque puede generar dolor, entonces nos estancamos en la cosa negativa porque es más segura y la podemos controlar. Lo que no podemos controlar nos da miedo.

Las relaciones amorosas van mutando con el tiempo. Si en un principio todo era una montaña rusa de emociones en la que no sabías con qué te ibas a encontrar, desde llamadas románticas a medianoche hasta visitas inesperadas o escapadas improvisadas, lo cierto es que a medida que la relación avanza, también lo hace nuestra forma de querer.

Una relación seria, con futuro y proyección, exige más que citas románticas. Comunicación, confianza, pasión y empatía, son algunos de los pilares fundamentales sobre los que se debe sustentar una pareja, sin embargo, esto no quiere decir que debamos ponernos graves o amargados y no darle espacio a esos detalles que te permitieron conquistar a la otra persona.

En este sentido, un punto importante que olvidan las parejas es el de nutrirse mutuamente y no simplemente existir y/o caer en la rutina. Apoyarse, empatizar con los sueños del otro o respaldar sus decisiones, son gestos que evidencian una relación sana y con futuro, y es que como bien dice la psicoanalista y doctora en psicología Clarissa Pinkola Estes, “cualquier persona que no respalde tu arte, tu vida, no vale la pena“.

Para explicar este tema, la experta realiza una perfecta analogía y que de seguro has escuchado más de alguna vez. Para diferenciar a las personas que nos brindan “nutrición” de las que solo nos entregan “comodidad“, pensemos en una planta. Comodidad puede ser decirle palabras amorosas a una planta dentro de un clóset, pero la nutrición tiene que ver con sacar la planta de ese armario, dejarla a la luz del sol unas cuantas horas, alimentarla, regarla y, además, decirle palabras amorosas.

Pero ¿qué pasa cuando eres tú quien se preocupa constantemente de mantener viva la relación y la otra persona simplemente da tu amor por sentado?

Al igual que en las relaciones de amistad o incluso laborales, dar las cosas por sentado es una mala práctica en la que muchos caen. En el caso de las relaciones de pareja esto se da, básicamente, cuando la otra persona dejó de esforzarse en el día a día, perdió la empatía y simplemente se entregó a la cotidianeidad dando por sentado que tu amor y cariño siempre estará ahí.

De acuerdo a la psicóloga española Valeria Sabater, esto es algo más común de lo que se piensa y tiene que ver muchas veces con la comodidad de vivir el presente. “Nos dejamos llevar por la rutina sin detenernos a pensar que tal vez, la auténtica felicidad esté en esa sencillez del día a día, en dar un paseo, en compartir un café, una conversación, un abrazo o una risa espontánea. Nos preocupamos a veces por cosas que no son realmente importantes, dando por sentado otras que, en realidad, son los pilares de nuestra vida. La auténtica felicidad”, indicó en una columna.

Precisamente para tener claro si estás en una relación en que tu pareja está dando las cosas por sentado, es que existen ciertas señales, algunas veces sutiles, que podrían abrir tus ojos a una realidad que quizá no quieres ver.

1.- Sientes que das constantemente sin recibir

Este, sin duda, es uno de los aspectos más importantes y básicos. Muchas personas cuando están en pareja entregan y entregan sin esperar nada a cambio, al menos conscientemente, pero la verdad es que a veces en lo más profundo de ese corazón, estás esperando algún gesto de reciprocidad. Ahora bien, si ya perdiste la cuenta de las veces en que cumpliste con este aspecto sin recibir nada a cambio, quizá sea bueno que pongas límites.

La experta en relaciones Samantha Ettus, autora del libro “The pie life: A guilt-free recipe for success and satisfaction” (La vida de un pie: una receta libre de culpa para el éxito y la satisfacción), aconseja que la próxima vez que te pida un favor simplemente digas no y sin excusas. “Una vez que caes en inventar excusas, terminas sintiéndote mal y culpable. Mientras más practiques estableciendo límites y manteniéndote firme, más fuerte te harás”, explica.

2.- Ya no le importan las ocasiones especiales

Si ya perdió el interés en aquellas ocasiones que, al menos para ti, sí son importantes, y te dice cosas como que no es necesario porque lo importante es que se tengan el uno para el otro y que siempre estará ahí para ti, pon ojo.

Lo importante de este punto es que con buena comunicación la situación se puede resolver fácilmente. Explícale a tu pareja lo que significan para ti los momentos especiales, quizá esa persona simplemente no lo tenga claro.

Ahora bien, si una vez que lo conversas pareciera que sigue sin importarle, entonces quizás sea tiempo de tomar medidas más drásticas. Recuerda que esforzarse mutuamente por esos pequeños detalles es parte importante de una relación saludable, advierte la consejera Kimberly Key en un artículo para Psychology Today.

3.- Hace planes sin preguntarte

Este es un clásico del que muchas personas no se dan cuenta porque por lo general están de acuerdo con los planes que organiza su pareja, sin embargo, el foco al que se debe poner atención es otro.

Esto porque el hecho de tu pareja arme planes sin consultarte o espere el viernes para decirte lo que tiene organizado para el fin de semana, puede ser un indicativo de que está dando por sentado que tienes tiempo e interés de participar en sus planes. ¿Qué cuesta preguntar? Siempre va a ser más saludable discutir estas cosas juntos antes de asumir compromisos, señala la bloguera estadounidense Teresa Newsome.

Garon Piceli (cc)

4.- No toma en cuenta tus sentimientos

Es normal que a todos se nos pase algún detalle alguna vez, que hagamos cosas que olvidamos que a la otra persona le molestan o incluso escojamos un panorama más entretenido con amigos que estar viendo Netflix, sin embargo, si esto se ha ido repitiendo en el último tiempo, entonces algo anda mal.

Si no le interesa pasar tiempo de calidad contigo y prefiere siempre a sus amigos, si toma decisiones que sabe que te molestarán y habían acordado no hacerlas, es una clara señal de que esa persona está dando tu amor por sentado.

Debes saber que tu felicidad y tus sentimientos no son algo que su tu pareja deba dar por sentado. Para Kimberley Key, este es un indicador evidente de una “relación no saludable”. Te mereces algo mejor, en serio.

5.- No aprecia tus gestos románticos o de preocupación

Una cosa es que para ti no represente un esfuerzo mayor preocuparte de tu pareja con pequeños gestos cotidianos y que simplemente lo hagas por el inmenso amor que sientes hacia esa persona y tu necesidad, casi biológica, de verla feliz, sin embargo, el que no lo valore simplemente porque asume que así eres tú y la fuerza de la costumbre lo llevó hacia ese lado, no es sano.

No se trata de que te de las gracias por cada atención que tienes con él o ella, sino que reconozca tus esfuerzos y los aprecie, incluso sutilmente. Si cuando discuten todo es críticas y reproches y olvida esos detalles diciendo, además, que “nadie te lo pidió”, piénsalo dos veces antes de seguir.

6.- Sólo tienen sexo cuando él o ella quiere

Es un hecho que cada persona maneja su libido y deseo sexual de manera diferente a otra, sin embargo, al estar en pareja esos son detalles que siempre se pueden conversar. Conocerse y conocer al otro en materia sexual es casi una obligación para todas las personas que están en una relación sólida y con proyección.

El sexo es importante en una relación saludable, que nadie te convenza de lo contrario. La comunicación en este aspecto es fundamental para poder congeniar, no obstante, si solo tienes relaciones sexuales cuando la otra persona quiere y no te consulta al respecto, ignorando tus propios deseos, no es sano. Quizá lo pases bien y sea una experiencia placentera, pero no conversar al respecto hará que la situación se vuelva una constante y tu deseo irá bajando cada vez más.

7.- Simplemente no te escucha

Todos podemos olvidar ciertos detalles dentro de un relato o algún encargo que nos pidieron que realizáramos, pero algo muy diferente es olvidar prácticamente todo lo que nuestra pareja nos dice. Eso es algo prácticamente imposible, y si ocurre es porque simplemente no te escucha con atención. Si tienes que repetir todo constantemente cual disco rayado, es porque quizá esa persona no está realmente interesada o conectada con tu mundo. Piénsalo.

¿Qué puedo hacer al respecto?

La coach de citas y experta en relaciones de pareja, Jag Carrao, señala en una columna para el HuffPost, que cuando sentimos que se están aprovechando de nosotros, adoptamos un papel de víctima y eso claramente no es saludable para ti ni para la relación.

En este sentido, Carrao advierte que existen al menos cuatro acciones concretas que puedes realizar para cambiar la dinámica de esta relación, pues muchas veces no basta con recriminarle a la otra persona que sea más atenta con nosotros. Cambiar un escenario rutinario y cómodo requiere de acciones.

1.- Cancela una cita de vez en cuando

Jag señala que si bien puede ser difícil hacer esto porque quieres estar el mayor tiempo posible con esa persona, el problema es que esa persona lo sabe y da por hecho que siempre estarás disponible, así que ¿por qué no cancelar una cita de vez en cuando?

2.- Sal con tus amigos pero sin tu pareja

Qué mejor para darle un remezón que romper la rutina que tienen y decirle, de un momento a otro que saldrás a reunirte con tus amigos y que no podrás cenar. Eso sí, procura hacerlo en buenos términos, recuerda que aunque te hayas olvidado de eso, es una decisión natural y saludable ¡No pueden estar pegados siempre!

3.- ¡Haz tus propias cosas! Tu vida no gira a su alrededor

Es mucho más interesante tener una pareja independiente, en diversos ámbitos, que una persona que solo siga tus pasos y se siente a esperar lo que viene. La dependencia emocional y social no es sana, así que no te quedes en la casa esperando simplemente que llegue a visitarte. Abre tu mundo, disfruta de las cosas que te gustan y rodéate de otras personas.

4.- Dile no a la rutina de fin de semana

Si es una constante que tu pareja quiera ir a tu casa o te invite a la suya a pasar un viernes acostados viendo Netflix (que puede ser ideal), debes hacer algo. Puede que te encante, pero llegará un momento en que te aburrirás y podrías explotar. Para que eso no pase, atrévete a decirle un día que no, simplemente porque no estás de humor, recomienda Carrao. “Quien sabe si te termina sorprendiendo con un nuevo plan o una salida improvisada”

Recuerda que estos son sólo consejos, lo primero que debes hacer, si sientes que tu pareja hace lo mínimo y espera el máximo de ti, es conversarlo. Es difícil que cambie la forma en que se relaciona contigo de la noche a la mañana, pero sí es un avance reconocer que te mereces algo mejor y tomar cartas en el asunto.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *