0

Cuanto cuesta la pildora

Pastillas anticonceptivas

Las pastillas anticonceptivas, popularmente conocidas como la píldora, son contraceptivos hormonales que se administran por vía oral y que constituyen el método más seguro para evitar el embarazo, ya que su eficacia se sitúa en torno al 99%, siempre y cuando se utilice correctamente. Están constituidas por hormonas femeninas, estrógenos y progestágenos, a diferentes dosis, según la presentación.

Básicamente, actúan regulando el ciclo menstrual e inhibiendo la ovulación, aunque para ello hay que tomar una píldora diaria. De hecho, uno de los factores fundamentales de la eficacia de las pastillas anticonceptivas es cumplir con la toma diaria, pues el no hacerlo así (los olvidos) es la principal causa de fallo de este sistema anticonceptivo. Para evitarlo, en la actualidad son no pocas las presentaciones que evitan el descanso de seis o siete días al mes que antes era preceptivo, pues incluya para esos días pastillas de glucosa con la misma apariencia, de modo que se mantiene una toma diría sin descanso.

Otras pastillas anticonceptivas

A los anticonceptivos orales tradicionales hay que sumar otras dos presentaciones:

  • Minipíldora: solo contiene progesterona y por lo general se utiliza en mujeres de más de 40 años o que tienen diabetes, hipertensión o colesterol elevado. Está especialmente contraindicada si se ha sufrido algún embarazo ectópico.
  • Píldora del día después: se utiliza como anticonceptivo de emergencia en las 72 horas posteriores a un coito sin protección, aunque su eficacia se reduce según aumenta el tiempo transcurrido.

Efectos secundarios de las pastillas anticonceptivas

El principal efecto secundario de las pastillas anticonceptivas es que incrementan el riesgo de formación de trombos, por lo que no se recomienda su uso en mujeres con factores de riesgo cardiovascular (tabaquismo, hipertensión, diabetes, hipercolesterolemia) o con trastornos de la coagulación.

No obstante, existen otros efectos secundarios a tener en cuenta:

  • Cambios en el ciclo menstrual.
  • Aumento del sangrado menstrual.
  • Incremento de la sensibilidad de las mamas.
  • Náuseas.
  • Cambios de humor.
  • Dolores de cabeza.
  • Aumento de peso.

Contraindicaciones de las pastillas anticonceptivas

Existen una serie de situaciones en las que el uso de la píldora como método anticonceptivo está contraindicado o no es recomendable.

1) Contraindicaciones absolutas

  • Mujeres con flebitis, antecedentes de embolia pulmonar o enfermedades cardiacas que favorezcan la formación de coágulos (valvulopatías), ya que se incrementa el riesgo de formación de trombos en el sistema venoso y, por tanto, de sufrir trombosis o accidentes cerebrovasculares.
  • Mujeres fumadoras, especialmente si son mayores de 35 años.
  • Mujeres que hayan sufrido un cáncer de mama o útero, que en muchos casos son de origen hormonal.
  • Mujeres con cefaleas fuertes, epilepsia o hipertensas.

2) Contraindicaciones relativas

  • Mujeres con enfermedades hormonodependientes (fibromas en el útero, quistes benignos de mama, etc.)
  • Obesas.
  • Mujeres con varices.
  • Mujeres que sufran migrañas.
  • Algunos medicamentos alteran la eficacia de las pastillas anticonceptivas, por lo que deberá informarse al ginecólogo si está siguiendo algún tratamiento farmacológico.
  • Se puede tomar en casos de diabetes, hipertensión leve o hipercolesterolemia moderada, siempre que estas patologías estén debidamente controladas.
  • En caso de aborto, se puede tomar inmediatamente después de haberlo sufrido, pero se debe esperar al menos unos días después de un parto.

Pastillas anticonceptivas y cáncer

Mucho se ha hablado sobre la posibilidad de que el uso de anticonceptivos hormonales incremente el riesgo de sufrir algunos tipos de cáncer o proteja frente a otros. En la actualidad se aceptan los estudios realizados a este respecto establecen lo siguiente:

  • Pueden aumentar ligeramente el riesgo de cáncer de mama, especialmente en mujeres jóvenes. Este riesgo se anula 10 años después de dejar de tomarlos.
  • Hay un menor riesgo de sufrir cáncer de ovario y de endometrio. La protección es mayor cuanto más tiempo se tomen.
  • Se incrementa el riesgo de cáncer de cuello de útero, aunque se sugiere que este aumento podría darse sólo en mujeres promiscuas, ya que se elevan las posibilidades de adquirir una infección por papilomavirus, principal factor de riesgo de este tipo de cáncer.
  • También se asocia a un mayor riesgo mayor de que aparezcan tumores benignos en el hígado, pero no está nada claro que se incremente el riesgo de sufrir un cáncer hepático.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.
En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc… que se citarán únicamente con finalidad informativa.
La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.
La información intercambiada en este servicio es confidencial, sin embargo su contenido podrá ser publicado omitiendo toda referencia a datos personales.

Píldora anticonceptiva, ¿cuánto cuesta lograr el embarazo tras abandonarla?

Anticonceptivos hormonales y gestación no están reñidos, una vez que se dejan de consumir. En este artículo se concreta acerca de la píldora anticonceptiva, que, como aseguran los expertos, no dificulta el embarazo tras su abandono; una información que contradice algunas de las creencias frecuentes, que relacionan su uso con una reducción de la fertilidad, después de dejar de tomarla. También existen otras falsas creencias sobre este método, como que “engorda” o “es perjudicial”, y que explican el bajo consumo de la píldora en España: no llega al 17%, muy lejos del 40% de Francia o del 50% de Portugal.

Imagen: Niels Timmer

La píldora anticonceptiva no dificulta el embarazo tras su abandono

¿Es más complicado quedarse embarazada para una mujer que haya tomado la píldora anticonceptiva? Entre las dudas que la píldora genera, una de las más importantes tiene que ver con sus consecuencias sobre la fertilidad de la mujer. ¿Disminuye? La respuesta es simple, afirman los expertos: no.

Entre las mujeres que consumieron la píldora existe la misma cantidad de embarazos al cabo de seis meses o un año

Cuando la mujer deja de tomar la píldora anticonceptiva, las posibilidades de embarazo no tardan en volver a su estado natural. “La fertilidad se restablece muy rápido y, al cabo de seis meses o un año, las mujeres que consumieron la píldora tienen la misma cantidad de embarazos que las que no la han utilizado nunca”, asegura Ezequiel Pérez Campos, miembro de la Fundación Española de Contracepción y jefe del Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital General de Requena, Valencia.

Anticonceptivos hormonales y gestación

El uso de la píldora como método anticonceptivo no hace el embarazo más complicado, tras su abandono. Lo mismo ocurre con la mayoría de los demás métodos hormonales de prevención del embarazo.

La excepción es la inyección de progestágeno, que se aplica de forma trimestral. En este caso, la función ovárica normal puede tardar algo más normalizarse, en torno a cerca de un año, aunque en ocasiones, se restablece antes.

Por lo demás, “las pautas que deben seguir las mujeres que hayan tomando la píldora para lograr el embarazo son las mismas que las indicadas para el resto”, explica Pérez Campos, quien además presidió la Sociedad Española de Contracepción. Esas líneas generales incluyen una consulta previa a la gestación para controlar su estado de salud general, una dieta saludable y “complementos de ácido fólico y yodo, que mejoran el resultado gestacional y evitan la aparición de algunos problemas en el feto”, añade.

Otras falsas creencias sobre la píldora anticonceptiva

Las creencias erróneas acerca de los efectos de la píldora no se limitan a la fertilidad y sus supuestos posibles problemas en embarazos posteriores. Según la encuesta del Equipo Daphne (grupo de expertos en ginecología) realizada en 2011, entre las razones más frecuentes que las mujeres esgrimen para no tomar la píldora, se encuentran el “temor a efectos secundarios” (26%), “tiene hormonas” (11%) y ” engorda” (8%). Falsas creencias, según explican estos expertos: “Esto algo que no se puede asociar a las píldoras actuales”.

Las conclusiones del trabajo señalan, por el contrario, que la píldora es “uno de los métodos hormonales que más ha evolucionado y está entre los que más valoran las usuarias encuestadas”. Estos doctores atribuyen la vigencia de estas falsas creencias al alto porcentaje de mujeres que obtienen información a través del entorno social (más del 36%) y no por las vías sanitarias especializadas (solo el 46% lo hace de esta manera). Por eso enfatizan la necesidad de “incidir en la mejora de la información y la educación desde los tramos de edad más jóvenes”.

Bajo consumo de la píldora en España

Solo el 16% de las españolas en edad fértil utilizan la píldora como método anticonceptivo

En España, solo el 16,3% de las mujeres en edad fértil (entre 15 y 49 años) utilizan la píldora como método anticonceptivo. A ese resultado llegó la última encuesta -realizada en 2011- por el llamado Equipo Daphne, un grupo de expertos en ginecología. Ese porcentaje significa que unas 1.892.000 mujeres, (del total de 11.605.731 en esa franja de edad) tomaban este anticonceptivo en el momento de la investigación. Esa cifra es muy baja en comparación con otros países de la región, como Francia, donde el número de mujeres que toman la píldora es superior al 40%, o Portugal, donde supera el 50%.

Algunos motivos del bajo consumo en España están relacionados, afirman estos expertos, con los patrones culturales: la píldora se comenzó a comercializar de forma legal en nuestro país en 1978, más de quince años después de gran parte de los países europeos.

El método anticonceptivo más utilizado en España sigue siendo el condón, empleado por el 35,6% de las mujeres. De todos modos, la encuesta también concluye que “se mantiene una alta exposición al riesgo” de embarazos no deseados, dado que una de cada cuatro mujeres no usa ningún método anticonceptivo. Esta cifra ha experimentado un cambio notorio desde la primera edición de la encuesta, en 1997, cuando más de la mitad de las mujeres decía emplear algún procedimiento para prevenir el embarazo.

Etiquetas:

anticonceptiva bebé embarazo gestación píldora

RSS. Sigue informado

RSS sobre pildora+embarazo

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Normas de publicación de los comentarios

Los comentarios de EROSKI CONSUMER están moderados para asegurar un diálogo constructivo entre los usuarios, por lo que no aparecerán inmediatamente.

Aquí explicamos qué criterio seguimos para publicar comentarios. Aquellos usuarios que no sigan estas normas de cordialidad no verán sus opiniones en nuestra web:

  • Envía, por favor, comentarios destinados a compartir opiniones en relación a los temas publicados en nuestro portal.
  • Evita los insultos o las descalificaciones para fomentar un ambiente en el que todos se sientan cómodos y libres, en definitiva, un tono que propicie la participación.
  • Al comentar, procura no ser repetitivo. En este sentido, no se publicarán comentarios de usuarios que utilicen otros perfiles para incidir en un mismo tema.
  • No uses este canal para anunciar contenidos comerciales.

Eroski Consumer no se hace responsable de las opiniones vertidas por los usuarios.

En Esta Sección

  • Pastillas anticonceptivas de emergencia
  • ¿Qué tipo de anticonceptivo de emergencia debería usar?
  • ¿Cómo funciona el DIU de cobre como anticonceptivo de emergencia?
  • ¿Qué es la píldora del día después ella?
  • ¿Qué es la píldora del día después Plan B?

Ella es un método anticonceptivo de emergencia que puede evitar un embarazo hasta 5 días después de tener relaciones sexuales. Es más efectiva que otras píldoras del días después, pero necesitas una receta médica para obtenerla.

¿Cuán efectiva es Ella, la píldora del día después?

Ella reduce el riesgo de embarazo en un 85% si la tomas hasta cinco días después de haber tenido sexo sin protección.

A diferencia de otras píldoras del día después, ella no pierde efectividad cuanto más tiempo pase de la relación sexual. ella también es más efectiva que otras pastillas del día después para las persona que pesan 155 libras o más. Pero, si pesas más de 195 libras, quizás ella no te funcione tan bien. Para determinar cuál método es mejor para ti y tu BMI, completa nuestro quiz de métodos anticonceptivos de emergencia (en inglés).

¿Cómo se toma la píldora del día después Ella?

Debes tomar Ella hasta cinco días (120 h) después de que hayas tenido sexo sin protección. Simplemente, traga el comprimido como lo harías con cualquier otra píldora. Lee las instrucciones en el paquete para obtener más información.

Dicho sea de paso, si estás en periodo de lactancia, no consumas Ella a menos que no tengas problema en sacarte la leche y descartarla durante las 24 h posteriores a tomarla.

Puedes tomar Ella hasta cinco días después de haber tenido sexo sin protección, y funciona igual de bien en el primer día que en el quinto día. Sin embargo, sigue siendo una buena idea tomarla tan pronto como puedas, así te mantienes en el periodo de cinco días. Para comprar Ella, necesitas obtener una receta médica. Puedes pedir Ella en línea con envío de un día).

Si estás usando otro método anticonceptivo hormonal (como la píldora, el anillo, el parche o inyecciones), es importante que uses un método anticonceptivo adicional (como el condón o condón femenino) después de tomar Ella, hasta que tengas tu próximo periodo menstrual.

Si no tienes tu periodo menstrual dentro de las tres semanas de tomar Ella, hazte una prueba de embarazo.

Si tomas Ella y vuelves a necesitar anticonceptivos de emergencia antes de tu próximo periodo menstrual, asegúrate de tomar Ella de nuevo, no Plan B ni otra píldora del día después Levonorgestrel.

¿Ella tiene efectos secundarios?

Ella es muy seguro; los efectos secundarios no son comunes. No se informaron complicaciones graves asociadas a la toma de Ella.

Después de tomarla, es normal que tu siguiente periodo menstrual sea diferente a lo habitual. Puede adelantarse o atrasarse, incluso ser más intenso, leve o con más manchas. O puede no haber variaciones.

No es común, pero quizás tengas molestias estomacales cuando tomes la píldora del día después. Si vomitas en las 2 h de haber tomado Ella, no surtirá efecto, y deberás volver a tomarla.

¿Dónde puedo conseguir Ella?

Para comprar Ella, necesitas obtener la receta médica. Según el estado en el que vivas, podrás obtener una receta médica directamente de tu farmacéutico, sin consultar un médico ni un centro de salud. Te conviene llamar a la farmacia antes de ir a buscarla, para asegurarte de que la tengan.

Además, puedes obtener Ella en muchas clínicas de planificación familiar o del departamento de salud, así como en los Centros de salud de Planned Parenthood locales.

La forma más fácil de conseguirla es en línea.Puedes recibir una consulta médica rápida y la receta médica con envío el día después en este sitio web.

Ella cuesta unos $50 o más en las farmacias. Cuesta $67 si la encargas en línea (este precio incluye la consulta médica y el envío).

Algunos planes de seguro de salud cubren la píldora del día después. Habla con tu médico, farmacéutico o proveedor de seguro médico para obtener más información sobre usar tu seguro para cubrir Ella.

Quizá puedas conseguir Ella en forma gratuita o a un precio reducido de tu departamento de salud local o de los Centros de salud de Planned Parenthood. Llama a los Centros de salud de Planned Parenthood más cercanos para saber si te pueden recomendar un método anticonceptivo de emergencia que puedas pagar. El personal de los Centros de salud de Planned Parenthood locales también te pueden ayudar a saber si tu seguro pagará por tu píldora del día después.

Como el tiempo es muy importante cuando se trata de la píldora del día después, y puedes tardar en obtener una receta médica, llama a tu doctor o a los Centros de salud de Planned Parenthood locales apenas puedas.

La píldora del día después funciona mejor cuanto antes la tomes: es una buena idea comprarla ANTES de que la necesites. Puedes guardarla en tu botiquín de medicamentos y tenerla por las dudas. De esa forma, si ocurre un accidente, podrás tomarla lo antes posible, y no te tendrás que preocupar por obtener una receta médica en medio del estrés.

Cómo Obtener Anticoncepción de Emergencia

¿Cuánto cuestan las píldoras anticonceptivas de emergencia?

El costo de las píldoras anticonceptivas de emergencia («píldoras del día después» o «píldoras de la mañana siguiente») puede variar mucho dependiendo de dónde las obtenga. Por lo tanto, asegúrese de averiguar desde un principio cuál es el costo. En los Estados Unidos, Plan B One-Step, Next Choice One Dose, My Way y Levonorgestrel cuestan entre US$35 y US$60 en farmacias. Los productos genéricos (Next Choice One Dose, My Way y Levonorgestrel) generalmente cuestan alrededor de 10-15% menos que el Plan B One-Step. Sin embargo, los fabricantes de el Plan B One-Step se ofrece un cupón de $10). ella puede ser al menos $50 en la farmacia. Si elige la opción de la prescripción en línea para ella, que costará $59 incluyendo el envío al día siguiente.
Si usted desea utilizar su seguro de salud o está planeando utilizar ella, se necesita una prescripción médica. El costo de una visita al médico para obtener una prescripción puede ser de US$30 o más. Las clínicas de Planned Parenthood y otras clínicas de planificación familiar suelen tener tarifas diferenciadas para sus servicios, lo que podría permitirle obtener anticoncepción de emergencia a un menor precio (o incluso gratis), si usted no cuenta con seguro de salud o sus ingresos son bajos.

La nueva ley de cuidado de salud requiere que las compañías de seguros cubren toda la gama de métodos de anticonceptivos aprobados por la FDA sin cargos extras, como co-pagos. Pero su plan no puede cubrir todas las marcas de la AE, o productos sin recetas. La mejor manera de averiguar si la AE está cubierto por su plan es llamar a su compañía de seguros. Para obtener más información, haga clic aquí. Verifique con su compañía de seguros para ver que, en su caso, las marcas de la anticoncepción de emergencia que cubren. Si su seguro médica cubre la AE, con su seguro es probablemente la opción menos costosa para usted.

¿Cuánto cuesta la “píldora del día siguiente”?

Mérida, Yucatán.- La llamada “pastilla del día siguiente” suele estar rodeada de muchos mitos: que si es abortiva, que si causa daños irreversibles, que el precio es muy elevado, pero debemos tomar en cuenta que, desde que está en el mercado, es porque la mayor parte de los riesgos está “medido”.

Por supuesto, como cualquier medicamento tiene que ser administrado bajo prescripción médica, pero en México es posible conseguirla en venta directa en farmacias, sin ningún control pues no se requiere receta; por eso, en caso de que pienses en utilizarla o sabes de alguien que lo quiera hacer, hay que tomar en cuenta lo siguiente:

1.- La pastilla debe ingerirse, cuando mucho, 72 horas después de haber sostenido la relación sexual. El tiempo es vital, porque aun cuando se esté en el rango, la “regla” dice que mientras más rápido, mejor.

2.- Si se toma en el lapso establecido, la efectividad es de hasta 95 por ciento; después de las 72 horas (tres días) la efectividad es de 55 por ciento, es decir, “pierde” la mitad de su “poder”.

3.- No es una píldora abortiva: actúan directamente sobre la ovulación para impedir que ocurra la fecundación, es decir, la célula masculina nunca llega a la femenina, por tanto, no hay fecundación.

4.- Si ya hay fecundación y, por tanto, un producto en formación, la pastilla no tiene ningún efecto anticonceptivo, es decir, cuando ya hay embarazo no funciona.

5.- Sí tiene efectos secundarios como mareos, náuseas, vómitos e incluso alteraciones en ciclo menstrual, pero no son la generalidad y, como dijimos, es algo esperable, pero todo depende de cada persona.

6.- No es recomendable como método anticonceptivo regular porque no está concebida como tal, sino que es para “emergencias”. El uso continuo puede causar problemas en el ciclo menstrual.

7.- El precio al público con el que se vende en Mérida puede variar, pero la caja viene marcada, según la “marca”, con dos precios: Ladiedes cuesta 150 pesos, y Postday, 104, pesos.

(Con información de mejorconsalud.com y sumedico.com)

15 diciembre, 2016

Para conseguir la píldora del día después sólo hacen falta alrededor de 20 euros. También se puede pedir de manera gratuita en algunos centros de salud.
No es un analgésico, es un método abortivo “de emergencia” o lo que es igual, una bomba hormonal preparada para provocar graves alteraciones en el cuerpo de la mujer que imposibiliten la concepción ocasionando la muerte de su hijo. Sin embargo, y a pesar de ser un medicamento peligroso y cuyo consumo conlleva importantes riesgos para la salud (más allá de los efectos secundarios que figuran en el prospecto del paracetamol), es relativamente fácil acceder a la píldora del día después , incluso si se es menor de edad. Basta con tener 20 euros en el bolsillo y, como su propio nombre indica, “una emergencia”.

PUBLICIDAD

La píldora del día después se dispensa sin receta médica y no requiere mínimo de edad ni permiso de los tutores

A diferencia de las píldoras anticonceptivas mensuales (utilizadas en muchas ocasiones como tratamientos hormonales para diferentes patologías) la píldora del día después no necesita prescripción médica y su precio es similar (dependiendo de la marca entre 14 y 18 euros en el caso de las mensuales), cuando la dosis de medicamento (el mismo del que se compone la del día después) es 10 veces superior (1.500 microgramos)
Las más comunes son Postinor (Bayer Schering Pharma AG, 19,17 euros) y Norlevo (Catalent France Osny S.A.S, 18.76 euros), apunta el farmacéutico Juan Cano Alonso, y ambas contienen el mismo principio activo: levonorgestrel.

El precio de la píldora oscila entre 14 y 18 euros

Las farmacias no pueden oponerse a su venta, aunque a título personal el farmacéutico sí puede negarse a dispensarla, alegando objeción de conciencia, especialmente a menores de edad si cree que no son lo suficientemente maduras para entender los riesgos y efectos secundarios que tiene este medicamento. Aun así deberán informar al usuario dónde puede obtenerla.
A pesar de que su precio es ya bastante accesible, todavía más fácil resultaría ir a un centro de planificación familiar, o incluso a un centro público de salud, donde se puede solicitar de manera gratuita. De hecho, son varias las comunidades autónomas que la ofrecen sin coste alguno: Galicia, Asturias, Cantabria, Castilla y León, Extremadura, Andalucía, Navarra, Aragón, Cataluña y Baleares.
Tanto su precio (a veces gratuita) como el hecho de que pueda dispensarse sin receta médica (cuando medicamentos de menor riesgo sí la requieren) son algunas de las polémicas que rodean a la píldora del día después que entró en el mercado de manera masiva con la última legislatura de Zapatero en 2009.

PUBLICIDAD

Anticoncepción de emergencia: ¿Qué es y cómo conseguirla en Puerto Rico?

¿Qué es la Anticoncepción de Emergencia?

Si tuviste relaciones sexuales no protegidas dentro de los últimos 5 días y quieres prevenir el embarazo, puedes tomar un medicamento que se llama anticoncepción de emergencia. También se conoce por su nombre de marca, Plan B. Puedes conseguir Plan B en la farmacia sin receta si tienes 18 años o más, mujeres y hombres. Si tienes 17 años o menos (mujres y hombres) necesitas conseguir una receta médica, así que si necesitas tomarlo ve a una clínia o otro lugar donde un medico/a te lo puede recetar. De allí vas a la farmacia con la receta.

También puedes ir a Pro Famila en Hato Rey (San Juan, Puerto Rico ) donde te lo pueden vender. Teléfono: 787-765-7373

Las pastillas de anticoncepción de emergencia pueden evitar el embarazo hasta cinco días después de tener relaciones sexuales. Mientras más pronto se toman, mejor funcionan. Por eso, si necesitas tomar las pastillas de anticoncepción de emergencia, es importante que lo hagas lo más antes posible.
¿Donde se podría conseguir las pastillas de anticoncepción de emergencia en Puerto Rico? La Farmacias: Las farmacias venden la anticoncepción de emergencia sin receta a personas de 18 años o mayor.

Tu Doctor/a: Si tienes 17 años o menos, cualquier doctor que puede dar recetas médicas te puede proveer una receta para la anticoncepción de emergencia conocida como Plan B. Luego llevas la receta a una farmacia.

Pro Famila: Centro de Planificación Familiar Celestina Zaduondo, Urb. El Vedado, 117 calle Padre Las Casas, Hato Rey, PR; Tel: 787-765-7373
¿Cuando se usa la anticoncepción de emergencia?

La anticoncepción de emergencia se usa cuando, por diferentes razones, existe la posibilidad de quedarse embarazada después de tener relaciones sexuales. Algunas de estas razones pueden ser:

  • no se usó método anticonceptivo alguno
  • casos de violación
  • por imprevistos en el uso del método, por ejemplo se rompió del condón o se movió el diafragma
  • por errores en el uso del método, por ejemplo: olvidó dos o más píldoras anticonceptivas consecutivas; descontinuación de un anticonceptivo inyectable (sólo progestágeno) de más de dos semanas de duración; descontinuación de uso de un anticonceptivo inyectable combinado (estrógeno y progesterona) de más de tres días de duración.

(http://ccp.ucr.ac.cr/ac/quesae1.htm )

Si a ti te ha pasado alguna de estas cosas, y quieres evitar la posibilidad de quedar embarazada, puedes acudir a su doctor/a para pedir una receta médica para las pastillas de anticoncepción de emergencia. Mientras más temprano se usan, mejor funcionan.

¿Cuáles diferentes tipos de pastillas de anticoncepción de emergencia hay?

Plan B es el producto dedicado a servir como anticoncepción de emergencia, y se puede conseguir sin receta médica en varias farmacias del Puerto Rico. Puede estar disponible en Walgreens, El Amal, o su farmacia de comunidad local. Las personas que tienen 17 años o menos no podrán comprarla sin receta médica. Como las hormonas del Plan B son las mismas que se encuentran el la pastilla anticonceptiva normal, también se pueden usar pastillas anticonceptivas como anticoncepción de emergencia, y esto se llama el método Yuzpe. La combinación de las pastillas que se toman para realizar el efecto de anticoncepción de emergencia depende de la marca. Vea abajo para una guía. Si necesitas tomar anticoncepción de emergencia y no encuentras una farmacia que provee Plan B, puedes pedir que tu doctor te recete pastillas anticonceptivas normales y tomarlas como anticoncepción de emergencia. Asegúrate que te las estes tomando según el guía para sean efectivos.

¿Qué tan eficaz son las pastillas de anticoncepción de emergencia?

Plan B, que contiene sólo progestina, puede reducir el riesgo de embarazo por 89%, y sólo alrededor de 1% de la mujeres que lo usa quedan embarazadas. Cuando se usa el método Yuzpe con pastillas anticonceptivas, que son una combinación de hormonas, el riesgo de embarazarse puede reducirse por 75%, y sólo alrededor de 2% de las mujeres que lo usa se embarazan. Mientras más tiempo pase después de tener sexo, la efectividad de cualquier método de anticoncepción de emergencia disminuye. ¡Mientras más temprano se toma mejor, así que no esperes en hacerlo!
¿Cuánto cuesta la anticoncepción de emergencia?

El costo de la anticoncepción de emergencia puede variar, dependiendo de la farmacia en donde lo compras, y que si tienes seguro médico o no que lo cubre. El precio puede ser entre $35 y $7 dólares. Pro Famila no se negará a proveer a nadie la anticoncepción de emergencia por no poder pagar.
¿Cuáles son los efectos secundarios de la anticoncepción de emergencia?

Con ambos métodos de las pastillas de anticoncepción de emergencia, sea o Plan B o el método Yuzpe que usa pastillas anticonceptivos normales, puede haber efectos secundarios temporarios como náusea, dolor abdominal, dolor de cabeza, mareo, ternura de pecho y cambios menstruales (una menstruación o más fuerte o más leve). El Plan B suele tener menos efectos secundarios porque contiene sólo progestina. La mayoría de las mujeres no experimentan ningunos efectos secundarios.
¿Cuál es el mecanismo de acción de la anticoncepción de emergencia?

El mecanismo exacto de la anticoncepción de emergencia depende del momento del ciclo menstrual en que se encuentra la mujer al momento de la relación sexual sin protección.

Varios estudios indican que la anticoncepción de emergencia puede inhibir o retrasar la ovulación. También se ha demostrado que impiden la fecundación o el transporte de los espermatozoides o los óvulos (WHO 1999, Sanders 2002).

(http://ccp.ucr.ac.cr/ac/quesae1.htm)

Fácil acceso para usuarios a la píldora del día después en Ecuador

LEA TAMBIÉN

Fernanda (nombre protegido) tiene 17 años. Hace dos meses se convirtió en madre y pese a que la experiencia le ha llenado de alegría, por ahora no quiere más hijos. El jueves pasado (24 de enero) fue al Centro de Salud de La Magdalena, sur de Quito, por el implante anticonceptivo que dura tres años.

Admite que desconocía sobre métodos de planificación familiar y que a ese mismo sitio fue en el 2017, con su pareja, para pedir la píldora del día después. Luego, por falta de planificación, se embarazó. Por eso decidió tomar medidas.
Al igual que Fernanda, unos 20 pacientes llegan cada día a los centros de salud tipo C, como el de Chimbacalle, también en el sur, para solicitar anticonceptivos. Quienes más los demandan son chicos desde los 14 años. Vienen con amigos, solos o acompañados de su pareja y piden la píldora del día después en enfermería, farmacia o en el centro obstétrico.

Infografía. Stock del anticonceptivo de emergencia. Fuente: Ministerio de Salud

Así lo explica Solange Zurita, responsable de promoción de la salud del Distrito que cubre las parroquias desde Chilibulo hasta Lloa. En ese territorio hay 28 centros de tipo A, B y C (categorías en función del número de habitantes).
Al mes, unas 120 cajas de pastillas de la Anticoncepción Oral de Emergencia (AOE) se envían a los centros tipo B y C, que tienen una cobertura mayor a los 10 000 habitantes. En los establecimientos tipo A esa cantidad es trimestral.
Para acceder a este recurso no se necesita sacar cita ni una valoración médica. Los usuarios pueden pedirlo libremente, pero antes de entregarlo se les orienta sobre su uso; se aclara que solo debe ser visto como un recurso de emergencia y no constituye un método de planificación regular, pues tiene efectos secundarios.
Así lo detalla Julio Pereira, ginecólogo del Centro de Chimbacalle. En el 2018 se entregaron 801 píldoras de emergencia; en el 2017 fueron 798.
Fernanda, la joven madre, de 17 años, estudia en un plantel de sur. Relata que su novio fue a solicitar la píldora en dos ocasiones porque ella sentía vergüenza de hacerlo y de hablar de su sexualidad. En el colegio supo de anticonceptivos y de derechos sexuales; sus padres nunca tocaron el tema.
Ni con sus amigas se sentía cómoda al hablar de eso. Para solventar sus dudas usaba Internet. Lo mejor es que en el centro -dice- hallé una guía.
En el Plan Nacional de Salud Sexual y Reproductiva, del 2017-2021, se indica que el 39% de las mujeres de 15 a 19 años reporta haber vivido ya una experiencia sexual. El 7,5% tuvo su primera relación sexual antes de los 15 años y el 30%, incluso antes de los 18 años.
El 89% de chicas menores de 15 años tuvo su primera relación sexual con personas mayores que ellas.
La píldora, para evitar el embarazo, también se dirige a víctimas de violencia sexual, recuerda Sandra Capelo, médica del servicio de Ciclo de la Mujer en el Centro de Salud de La Magdalena, en el sur.
En general, las usuarias, dice, son menores de 18 y adultas que no usan métodos anticonceptivos regularmente.
En el debate por la despenalización del aborto, del Código Orgánico Integral Penal, grupos en contra de la propuesta han dicho que las mujeres violentadas sexualmente no se embarazan pues reciben la píldora de emergencia. Pero organizaciones pro derechos piden no mezclar los temas.
El libre e inmediato acceso a este recurso para mujeres violadas se plantea en el artícu­lo 197 del segundo libro del Código de Salud, que también debate la Asamblea Nacional. Este determina que el personal de los servicios médicos debe atender casos de violencia intrafamiliar y sexual y suministrar, entre otras, la AOE.
Pero el acceso a esta opción ya es posible, desde el 2006. Lo que se busca es que el personal de salud lo ofrezca obligatoriamente a víctimas, aclara Víctor Álvarez, presidente del Colegio Médico de Pichincha.
Lo importante -enfatiza- es trabajar en prevención y educación sexual. Lo central es que el joven sepa cómo protegerse de enfermedades de trasmisión sexual o evitar un embarazo no deseado.
Virginia Gómez dirige la Fundación Desafío. El acceso a la píldora del día después, cuenta, es un logro de ONG y de las mujeres. Resalta que antes su uso no era generalizado, que muy pocos ciudadanos conocían su funcionalidad.
En el país, en 1994 se empezó a promover su uso bajo el nombre del método de Yuzpe. Pero fue en el 2006 -apunta- que por una propuesta de las mujeres del Consejo Nacional de Salud, la pastilla ingresó al cuadro nacional de medicamentos básicos.
Grupos en contra de los derechos, dice, han catalogado el medicamento como abortivo. “Es una idea errónea, evita la fecundación e inhibe la ovulación de la mujer, es su función. Su uso es ético y legal”, añadió.
Lucía (nombre protegido), de 26 años, ha utilizado la pastilla en tres ocasiones. La primera vez fue a los 15. Recuerda que acudió a una farmacia y la consiguió en USD 8, pero en su segundo intento.
“La primera vez, en la farmacia me hicieron sentir que cometía un pecado y me pidieron hablar con mis padres”. Esas experiencias -anota- no deben repetirse. Está a favor de que los más jóvenes cuenten con información.
En contexto
La obligación de que el médico suministre la píldora en caso de violación se regula en el Código Orgánico de la Salud. El informe para segundo debate de la norma está listo para llegar al Pleno, en manos de la Presidenta del Legislativo.

  • VideoMaría Mercedes Cuesta sorprende en la Asamblea con su testimonio en debate para despenalizar aborto por violación
  • VideoCinco causas son discutidas en la Asamblea para la despenalización del aborto
  • VideoAborto y uso de cannabis medicinal se discuten en el Pleno de la Asamblea
  • La Asamblea discutirá despenalizar aborto en caso de incesto, estupro o malformación del feto, este 3 de enero

Los anticonceptivos bajaron de precio en Colombia

El pasado 3 de diciembre, la Comisión Nacional de Precios de Medicamentos y Dispositivos Médicos confirmó la disminución del precio de 238 presentaciones de fármacos, en los que se incluyen los anticonceptivos o métodos de planificación vía oral.

Este miércoles farmacias y droguerías ya registran la disminución del costo de este medicamento: el precio bajo cerca de un 50%. Por ejemplo, el Yasminuq Flex, que es un anticonceptivo que se toma vía oral, el año pasado costaba 58.000 pesos, y ahora pasa a 22.000 pesos. El Bellaface tenía un valor 40.000 pesos y este año costará 12.600 pesos.

En contexto: Disminuyen precio a 902 anticonceptivos y antihipertensivos

Pastillas anticonceptivas del día después o ‘Post Day’ también redujeron su precio. Costaban alrededor de 20.000 pesos, y este año su precio debe quedar entre 7.000 y 9.000 pesos.

Según el Ministerio de Salud, con esta reducción, Colombia se situaría como el cuarto país con los precios más asequibles en anticonceptivos en la región.

Lea también: Combustibles generaron alto costo al bolsillo de los colombianos

El último censo del Departamento Administrativo de Nacional de Estadística (DANE) demostró que más de la mitad de los embarazos en el territorio nacional no son deseados.

Cabe destacar que medicamentos como antidepresivos y antipsicóticos tendrán una reducción del 90%, como es el caso de Risperidal. En total 902 medicamentos y dispositivos médicos tienen una nueva regulación del valor en el mercado nacional desde este primero de enero.

Los precios de los anticonceptivos le están cerrando la puerta al feminismo en Colombia

María Rodríguez – Agosto 3, 2018

Básicamente, si queremos tomar anticonceptivos tenemos dos opciones: o quebrarnos o recibir un shock de carga hormonal.

Compartir

¿Cuál es el mejor método anticonceptivo? ¿Cuáles pastillas tienen menos carga hormonal? ¿Cuáles son los efectos secundarios más comunes? Estas son algunas de las preguntas que se nos vienen a la cabeza a la hora de elegir un método de planificación. Cada uno tiene sus beneficios y sus desventajas, pero en este tiempo de ‘liberación femenina’ muchas terminamos optando por uno de los métodos más masivos y conocidos del mercado: las pastillas anticonceptivas. ¿Por qué? Las razones varían, pero principalmente es por su efectividad del 99%.

La decisión de tomar pastillas —o cualquier método hormonal (inyecciones, anillos, implantes, dispositivos intrauterinos)— es un determinante en la vida de la mujer. Personalmente, uso las pastillas para no quedar embarazada, otras las usaran para regular ciclos, para reducir los cólicos, mejorar la piel, en fin, las razones varían de cuerpo a cuerpo. Cada forma de planificación libera hormonas de manera distinta y opté por las pastillas anticonceptivas, porque mi cuerpo no resiste un shock hormonal cada mes como funciona con las inyecciones, la efectividad de las ‘T de cobre’ es cuestionable en mujeres cercanas a mí, los anillos se salen cuando estoy teniendo sexo (una vez se me perdió uno en la mitad de mi ciclo) y soy incapaz de que me metan un implante en forma de tubito en el brazo; simplemente me da impresión.

En palabras médicas, el anticonceptivo suelta dos tipos de hormonas diariamente, que son las hormonas que naturalmente tiene el cuerpo de la mujer. Estas hormonas funcionan para que no ovulemos, la mucosa de la mujer cambie y así el esperma no puede fecundar. Según la ginecóloga Maribel Sandoval, las dosis de carga hormonal depende de cada cuerpo:“hay algunos cuerpos que reciben de mejor manera las hormonas y las dosis fuertes”, explicó, “dosis fuertes pueden generar efectos secundarios intensos, pero las dosis muy bajas generan osteoporosis a largo plazo”.

“Los métodos anticonceptivos baratos del mercado son los que tienen mayores dosis de estrógenos y los progestágenos más nosivos para el cuerpo”, me contó mi amiga médica, Mónica Venegas. Las concentraciones que tengan los medicamentos cambian los efectos, pero esto se ajusta a cada paciente, me explicó. “No entiendo nada”, le dije. “Pues Maria, es como las marcas de ropa. Te compras un Jean en Zara y te cuesta 150.000, te compras uno en Falabella a menor precio, pero son la misma vaina, las dos sirven para el mismo propósito, pero a unos les queda mejor el jean de Zara que el de Falabella”.

Para entender un poco mejor lo que hay detrás del método de planificación más masivo del mercado, devolvámonos en el tiempo. En los cincuentas, cuando la pastilla anticonceptiva nació, fue tomada como el hito de la liberación sexual femenina, cambió la escena pública de la mujer al humanizar y politizarnos y, finalmente, terminaría por salvarnos de una sobrepoblación aún mayor que la que tenemos actualmente. En el caso colombiano, por la estrecha conexión con la Iglesia Católica, se consideraba que el método iba en contra de la Ley Divina.

Afortunadamente, las mujeres transgresoras siempre han existido en la sociedad. Mi abuela, por ejemplo —conservadora y religiosa— me contaba que a finales de los sesenta quería tener hijos por deseo y no por casualidad, esperando el momento preciso. Entonces tuvo que pedirle permiso al padre de la Iglesia de su barrio para que le diera “el permiso de Dios” para tomar pastillas anticonceptivas. Para ella, al igual que para miles de mujeres, fue un descubrimiento liberador.

Los avances tecnológicos han sido enormes, en los últimos 60 años cuatro generaciones de pastillas anticonceptivas han sido sacadas al mercado. Las primeras generaciones tenían altos niveles de estrógenos, lo cual “hacía que los efectos secundarios fueran más severos, mientras que las de segunda generación, comercializadas en los setentas y los ochentas contenían progestinas, las hormonas que impiden la ovulación”, me contó la ginecóloga Sandoval. “El problema es que con altos niveles de progestina hay un riesgo altísimo de sufrir una trombosis. Más adelante, en los noventas, la tercera generación de pastillas tenía como objetivo minimizar los efectos secundarios, pero resultó en mayores niveles de trombosis”, me contó Maribel desde su consultorio.

Las barreras para poder planificar

Adelantémonos a la actualidad. Los múltiples usos de la pastilla ya están claros. Ahora, el impacto de estos métodos de planificación va mucho más allá del componente sexual; la realidad es que trasciende a los temas laborales, familiares y económicos. El desafío está en eliminar las barreras para acceder a estos medicamentos. La barrera en Colombia de los altos precios de pastillas de buena calidad o de última generación, no permiten que la mujer explore este método de planificación libremente.

La verdad es que, el precio de las pastillas anticonceptivas en Colombia es un atentado contra el feminismo y claro, para el bolsillo. El Ministro de Salud, Alejandro Gaviria, aseguró este mes en una entrevista con City TV, que Colombia está pagando los anticonceptivos más caros de América Latina. Los precios duplican y triplican a los de nuestros países vecinos; eso sin mencionar que en muchos países las pastillas son enteramente financiadas por el Gobierno.

Entonces, ¿por qué tomar anticonceptivos orales que sueltan hormonas en mi cuerpo, si se puede usar condón o simplemente no tener sexo?, me preguntan algunas mujeres que me rodean.

Tirar sin condón se siente mejor, aceptémoslo. Además no pienso dejar de tener sexo. Tengo una pareja estable, entonces mi método de planificación no busca prevenir enfermedades de transmisión sexual, pero sí protegerme de un embarazo no deseado. Tristemente, preciso el método que me sienta bien y me funciona es de los más caros del mercado. Ahora, ¿por qué tengo que gastar 60.000 pesos mensuales para explorar mi sexualidad libremente?

Este es un tema recurrente entre mujeres, nos recomendamos marcas, contamos nuestra experiencia y nos quejamos de los precios. Mi amiga Daniela lleva tomando pastillas más de siete años, Yasminiq específicamente. En 2012 las pastillas le constaban 48.000 pesos y hacía ‘maromas’ para que la plata le alcanzara todos los meses. Tomar pastillas de manera intermitente es lo más peligroso que se puede hacer, ya que esto “aumenta las posibilidades de embarazo y deja al cuerpo desorientado”, me explicó mi ginecóloga Maribel Sandoval. Ahora, las pastillas le cuestan a mi amiga Daniela 67.000 pesos :“es mucha plata, son demasiado caras, pero no me puedo cambiar de marca porque mi cuerpo ya se acostumbró a esas”, me dijo.

“Me buscaba la plata donde fuera, pedía prestado, en una ocasión vendí una cartera porque no quería quedar embarazada y mi novio —ahora ex novio— no tenía un peso para ayudarme”, me dijo Ana, otra amiga, sobre su experiencia con los altos precios de las pastillas Bellaface de Abbot. A Ana la regañé porque la planificación es de dos personas, así como el tema sexual. Si una mujer decide tomar pastillas para poder tener relaciones sin condón con su pareja, entonces la pareja también debe ser parte de toda esa transformación hormonal que sufre el cuerpo y el peso económico mensual. Eso es igualdad de género, ¿no?

A todas estas quejas hay que sumarle que este método de planificación ha mostrado tener un alto impacto en la salud pública y reproductiva de las mujeres. Por ejemplo, según la Organización Mundial de la Salud, una de las maneras más eficaces para combatir el embarazo adolescente es aumentando el uso de anticonceptivos. En países como Estados Unidos los embarazos adolescentes se redujeron en un 40% en menos de cinco años cuando los anticonceptivos empezaron a ser financiados enteramente por el Estado. A este reto de salud pública se han sumado otros países como Argentina, Paraguay y Ecuador; donde todos los métodos son entregados de manera gratuita.

De hecho, el tema de los altos precios a comparación de los otros países ha sonado tanto en los últimos años, que el Ministro de Salud, Alejandro Gaviria, publicó a mediados del mes de julio un borrador de la circular que reduce los precios de varios medicamentos anticonceptivos en un 50 %, entre los cuales hay 89 marcas distintas. En el borrador se explica que “los anticonceptivos tienen un especial interés de salud pública” al ser una de las estrategias del plan decenal de salud que se extiende hasta el 2021. Por ejemplo, Yasminiq pasará de costar 58.000 pesos a costar alrededor de 26.000 pesos, menos de la mitad del precio. Para ilustrar, en Canadá, los precios de las Yasminiq oscilan alrededor de los 27.000 pesos (además eso no es nada para una canadiense) y en Noruega alrededor del los 21.000 pesos.

Con respecto a esto, un vocero del Ministerio de Salud me explicó que en esta resolución los anticonceptivos será una novedad, ya que esta sexta ronda de regulación se centró en “los medicamentos más costosos del mercado, las anteriores rondas fueron de medicamentos institucionales, es decir lo más utilizados por la gente”.

– “¿Qué decían organizaciones como Profamilia y empresas como Bayer de bajar los precios en tanto porcentaje?”, le pregunté.

– “No les gusta. Escuchamos sus argumentos, pero la resolución sale porque sale”, me dijo.

De hecho, el Ministerio blindó las pastillas al cobrarlas por ciclo mensual y no por miligramos hormonales. Por ejemplo, si unas pastillas tienen 100 miligramos de la hormona Levonorgestrel y la farmacéutica la reduce a 98 miligramos, estas saldrían de la regulación y volverían a su precio normal. Eso no lo van a poder hacer con las nuevas normas.

El último adiós del ministro Gaviria en el gobierno Santos, fue un paso enorme para las mujeres del país y la liberación femenina que buscamos. Es un paso que nos acerca a la liberación sexual y le abre la puerta al feminismo en Colombia. Sin embargo, la regulación de precios de los métodos anticonceptivos es solo el comienzo de una batalla de liberación sexual. Con mi pareja nos imaginamos el día que él sea el que tenga que tomar las pastillas, ponerse un implante o sentir el pinchazo de una inyección en la cola. Nos reímos de lo sensible que se podría poner o las actitudes que tomaría frente a la situación. Por ahora, todos es risas, pero esperaré con ansias el momento en el que el rol de la anticoncepción quedé relegada al hombre.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *