0

Cuidar las manos

Las bajas temperaturas generan que la piel se reseque bastante más en este tiempo, afectando principalmente a las manos que quedan más expuestas.

La bueno es que podrás combatir esas grietas y resequedad a través de sencillos trucos caseros, entre ellos, con este efectivo tratamiento a base de una papa, miel y un poco de leche.

Gracias a su riqueza en hidratos de carbono, almidón vegetal y vitamina C, la papa potenciará la suavidad de tus manos, al igual que la miel de flores, que también se ocupará de combatir la sequedad, eliminar impurezas, acelerar la cicatrización de las heridas y atenuar las manchas.

La leche entera, por su parte, te será de ayuda si quieres lucir unas manos sedosas e hidratadas.

Ingredientes

  • Una papa pequeña
  • 2 cucharadas de leche entera
  • 2 cucharadas de miel de flores

Preparación

  1. Retira la piel de la papa y cuécela en agua hirviendo hasta que esté blandita.
  2. En ese momento, retírala del fuego y aplástala usando un tenedor para convertirla en una especie de puré.
  3. Mezcla la papa machacada con la miel de flores y la leche entera hasta crear una pasta homogénea.
  4. Extiende la mascarilla sobre las manos y deja que actúe durante 15 minutos.
  5. Pasado ese tiempo, retira el producto con agua fría o templada, seca las manos con una toalla y aplica tu crema hidratante de siempre.

Sus manos se enfrentan a tanto. Entonces, ¿Por qué dejarlas a las inclemencias del clima? La sequedad del clima es el factor más común detrás de las manos rugosas, secas y agrietadas. Bueno, para saber cómo hidratar y tratar las manos secas, usted debe entender que esta sequedad es causada principalmente por los inviernos muy fríos o la exposición excesiva al agua. Pasar mucho tiempo lavando platos en su cocina puede resultar perjudicial para sus manos. Antes de comenzar a tratar sus manos debe tomar ciertas precauciones si están excesivamente secas:

Cómo Hidratar las Manos Secas

Precauciones para las manos muy secas:

1. Use guantes de goma antes de hacer cualquier quehacer con agua. También, use un guante de algodón cuando duerma para mantener sus manos hidratadas. En los inviernos, aplique loción o crema antes de usar guantes. {loadposition googleina}
2. Siempre utilice productos de cuidado de la mano que tienen esos ingredientes naturales como la manteca de cacao, manteca de karité, sábila y aceites esenciales.
3. Use agua tibia en lugar de agua caliente o fría para las manos muy secas.

Tratamientos para las manos secas:

Aunque, hay muchos productos comerciales para el cuidado de las manos, vamos a hablar de algunos remedios simples para cuidar de las manos secas.

Lave las manos correctamente:

Nuestra guía de tratamientos para las manos secas comienza con lavarlas adecuadamente. Utilice jabones suaves. Siempre use agua tibia. Seque sus manos con una toalla suave y aplique una buena loción.

Hidrate las manos muy secas:

Para hidratar las manos, usar crema, manteca de cacao, karité o vaselina. Aplique en capas gruesas para reparar las manos muy agrietadas. Elija ingredientes como humectantes y emolientes en estos productos para obtener resultados sostenibles. Estos ingredientes como el aceite de jojoba o la lanolina, etc. funcionan como lubricantes para llenar las grietas en la piel. Los humectantes ayudan hidratar la piel exterior de las manos. Las formas comunes son glicerol de propileno, glicerina, ácido láctico, urea, ácido hialurónico, etc.

Utilice algunos remedios caseros simples para tratar sus manos:

¿Sabe lo que ayuda a hidratar las manos con mayor eficacia? Son los ingredientes comunes que se encuentran en su cocina. Hay muchos remedios fáciles en casas que son muy útiles para las manos secas y agrietadas. Aquí están algunos remedios caseros para las manos secas.

  • Frote aceite de coco con regularidad en sus manos. Utilice el aceite de coco sin refinar para este propósito.
  • Frote un poco de sal o azúcaren las manos cuando están mojadas para exfoliar la piel muerta. Funciona mejor después de la ducha diaria.
  • Lávese las manos correctamente. Luego, aplique un poco de vinagre y use guantes al menos durante la noche.
  • Frote harina de avena en las manos mojadas. Es rica en vitamina E y ayuda a calmar la piel seca.
  • Agregue un poco de maicena a la bañera para obtener un respiro de picazón en la piel.
  • El masaje regular de aceite de oliva ayuda a aliviar la piel y picazón. También ayuda a mantener la piel hidratada durante más tiempo.
  • Aplique el gel puro de aloe a diario en sus manos, esto refresca y las cura profundamente.
  • Manténgase fresco, utilizar jabones líquidos, evite el alcohol, y use guantes cuando trabaja con productos químicos agresivos. Pruebe estos consejos de cuidado y trucos simples y encontrará un gran alivio de las manos secas y ásperas para siempre.

También Vea: El Secreto para Tener Manos Hermosas

Tratamiento nutritivo para manos secas

Las manos están expuestas a agentes externos como viento, frío, sol o calor. Lavarlas a menudo, tareas domésticas como fregar o trabajar en contacto con productos químicos las estropean muchísimo.

Las manos están mucho menos lubricadas por las glándulas sebáceas y sudoríparas que la piel del resto del cuerpo, por eso las agresiones externas les afectan especialmente y es fácil que sin cuidados la piel, con el tiempo se vuelva áspera y aparezcan durezas y callosidades. Además, las uñas se vuelven quebradizas y espesas y se llenan de manchas.

Para hidratarlas no te apliques cremas grasas, ¡aplícate estos remedios naturales! Como hidratarlas con una mezcla de aceite de oliva y un poco de limón.

Hidratación por dentro

1. Agua. Bebe abundante agua, 1,5-2 litros al día. Evita el alcohol y el tabaco que resecan la piel.

2. Vitaminas A y C. Toma alimentos ricos en vitamina A (lo de color naranja) y C (cítricos y de color verde).

3. Vitamina E. Apúntate a los cereales integrales por su alto contenido en vitamina E.

Hidratación por fuera

1. Aceite. El aceite de alhelí, el aceite de oliva y el jugo de dátiles son muy efectivos en el cuidado de las manos, y más si se añade canela, hinojo, cardamomo y almizcle.

2. Clara de huevo. ¿Tienes las manos secas y con grietas? Aplica sobre la mano media clara de huevo dos veces al día y frota suavemente. puedes repetir esta operación todos los días hasta que desaparezca la sequedad.

3. Áloe vera. Pela unas hojas frescas de áloe vera y frota directamente en las manos. También puedes utilizar una crema de áloe para aplicar dos veces al día, mañana y noche. Aportará gran vitalidad a la piel para que se renueve eliminando las grietas y protegiendo de posibles infecciones.

4. Crema de leche y almendras. Para elaborar la crema, machaca 6-8 almendras, vierte un vaso de leche templada, mezcla bien, deja reposar durante 12 horas removiendo de vez en cuando, cuela el líquido y consérvalo en un frasco hermético en el frigorífico. Por la noche, aplícate un poco de crema en las manos, cúbrelas con guantes y a la mañana siguiente lávatelas con agua templada.

5. Crema de avena y almendras. Para elaborar la crema, mezcla 2 cucharaditas de harina de avena y otras 2 de aceite de almendras hasta que quede una crema. Aplícala durante 20-25 minutos sobre la piel y después retírala sin frotar con agua tibia. Si tus manos están muy secas, agrietadas y con asperezas puedes dejar la crema toda la noche y retirarla a la mañana siguiente.

Cómo cuidar las manos para mantenerlas jóvenes

7 consejos para unas manos perfectas

  1. A la hora de lavarlas hazlo con agua tibia tirando a fría. El agua caliente, aunque resulte muy agradable, sobre todo en invierno, reseca mucho la piel y provoca deshidratación. Además te recomendamos que uses un jabón de pH neutro y que no frotes con mucha fuerza.
  2. Aplica crema hidratante a menudo. Como mínimo deberías hidratarlas dos veces al día, por la mañana y por la noche, antes de acostarte con una crema específica. Pero si tus manos tienden a resecarse, te aconsejamos que lleves siempre en el bolso una crema hidratante de manos y la apliques tantas veces consideres necesario.
  3. En invierno protégelas con guantes. El frío y el viento son grandes enemigos de tus manos, sobre todo, si tu piel es seca. En los días más fríos, lo mejor es llevarlas cubiertas con guantes.
  4. Utiliza cremas con factor de protección solar. Cuando vayas a la playa o la piscina, no te olvides de aplicar el protector solar también en las manos, si no quieres que aparezcan las temidas manchas. Y durante todo el año, pero especialmente más en primavera y verano, utiliza cremas de manos con SPF si permanecer mucho tiempo en el exterior.
  5. Ponte guantes para realizar las tareas domésticas. Los productos químicos, detergentes y el agua deterioran mucho las manos, y también las uñas. Así que la mejor protección es realizar todas las tareas con guantes.
  6. No te olvides de exfoliarlas. Al menos una vez a la semana, aplica tu exfoliante facial o corporal en las manos y aprovecha para darte un masaje suave. Eliminarás las células muertas y estarás activando la circulación. Tus manos estarán más suaves y luminosas.
  7. Tratamiento de choque. Si en algún momento notas tus manos más ásperas y estropeadas, aplica una gruesa capa de crema antes de acostarte, y cúbrelas con guantes. Te levantarás con unas manos perfectas.

Cómo cuidar tus manos para mantenerlas jóvenes

Las mujeres no empiezan a pensar en el cuidado de las manos hasta que ven que su aspecto ya no es el de cuando eran jóvenes. Se resecan con facilidad y pierden firmeza. En cambio, si las tuviéramos en cuenta desde la juventud, posiblemente podríamos retrasar en gran parte su envejecimiento.

En este artículo te explicamos cómo puedes cuidar tus manos diariamente y de manera natural.

Nutre tus manos a diario

Las manos se resecan por varios motivos:

  • Envejecimiento.
  • Exposición al sol.
  • Falta de nutrientes.
  • Contacto con productos de limpieza e higiene convencionales.
  • Cambios de temperatura extremos.
  • Tabaquismo.

La mayoría de mujeres sufren las consecuencias de estos factores que aceleran el envejecimiento de las manos. Por este motivo es fundamental empezar a hidratarlas lo antes posible, del mismo modo que hacemos con el cutis y el resto del cuerpo.

Si quieres adquirir una crema hidratante específica, te recomendamos que sea lo más natural posible y que incluya ingredientes altamente nutritivos como los siguientes:

  • Aceite de rosa mosqueta.
  • Aceite de almendras.
  • Aceite de oliva.
  • Aloe vera.
  • Manteca de karité.
  • Aceite de argán.

Estos mismos productos también puedes usarlos directamente como lociones hidratantes. Posiblemente será más económico y natural que las cremas hidratantes de cosmética.

Exfolia las manos a menudo

Una de las señales de que nuestras manos están envejeciendo es la textura cada vez más áspera que adquiere la piel. Y el primer paso para evitar unas manos deterioradas consiste en exfoliarlas para eliminar esas células muertas que se acumulan en la capa externa de la piel y dan una desagradable sensación de rugosidad.

La exfoliación la podemos hacer de manera sencilla con productos totalmente naturales. Así evitaremos los efectos agresivos que tienen los exfoliantes convencionales sobre nuestra piel.

Para las manos podemos usar azúcar o sal gruesa. Si tenemos las manos muy secas, podemos mezclarlo con un poco de aceite de oliva.

Las masajearemos suavemente, como si estuviéramos enjabonándolas. y después las aclararemos con agua tibia o fría.

Podemos realizar la exfoliación una vez a la semana.

¿Manos frías?

Las manos frías son síntoma de una mala circulación en las extremidades. Generalmente, quienes la sufren también suelen tener los pies fríos.

Es importante tratar también este desequilibrio para que la sangre circule correctamente en las extremidades y pueda aportar de manera natural los nutrientes necesarios.

Te proponemos algunos remedios:

  • Masajear las manos con aceite de jengibre u otro aceite que aporte calor.
  • Hacer baños de manos alternando agua fría y agua caliente.
  • Abrigar bien las manos con guantes de lana u otros tejidos naturales.
  • Tomar infusiones de ginkgo biloba a temporadas, ya que mejoran la circulación en las extremidades.

Lee también: Té desintoxicante de Cayena, Jengibre y Cúrcuma

Cuida las uñas

No te olvides de que las uñas pueden cambiar totalmente el aspecto de las manos. Para tener unas uñas bonitas, además de realizar la manicura habitualmente, debes llevar una alimentación equilibrada.

Cualquier tipo de señal o marca que aparezca en las uñas puede indicar una deficiencia de nutrientes. Las más habituales son unas manchitas de color blanco o unas líneas perpendiculares que aparecen en algunas uñas, o bien cuando se rompen con facilidad.

No olvides basar tu alimentación en el consumo de frutas y vegetales frescos, legumbres, aceites de primera calidad, cereales integrales, frutos secos y semillas.

Prevé la artrosis

Otro de los problemas de salud que puede afectar a nuestras manos es la artrosis, una enfermedad degenerativa que puede deformar los dedos en gran medida.

Si tenemos antecedentes familiares o empezamos a sufrir los primeros síntomas, existen algunas medidas de prevención que podemos considerar. Entre ellas:

  • Mantener un peso corporal adecuado.
  • Realizar ejercicio de forma regular.
  • Consultar a nuestro médico sobre suplementos vitamínicos y minerales, como la vitamina D o el calcio.

Sudoración excesiva

Un exceso de sudoración también puede perjudicar al aspecto de nuestras manos. Además, debemos tener en cuenta que puede ser un trastorno nervioso.

Para tratarlo naturalmente, podemos usar esporas de licopodio, también conocidas como azufre vegetal. Este remedio natural, que podemos adquirir en herbolarios, lo aplicaremos en las manos como si fueran polvos de talco.

Lee también: Cómo tratar la sudoración excesiva con 5 remedios naturales

Las manos, después del rostro, son lo más visible de ti. Son expresión, emoción, personalidad y parte fundamental del lenguaje corporal. Por eso, te proyectan y representan; mantenerlas cuidadas y bonitas debe ser parte de tu rutina cotidiana. Vamos a explicarte cómo cuidar tus manos después de los 50 años.

Cuidados generales de las manos

Consejos para cuidar tus manos pasado los 50

Como son parte de nuestro organismo, las manos se benefician de los cuidados que brindamos a nuestro estado general de salud y, por ello, esta es la primera medida a tomar.

Como siempre: cuidar la dieta

Lo principal es mantener una dieta equilibrada y saludable; muy variada, que contenga suficientes aportes nutricionales en cuanto a vitaminas, minerales, aminoácidos esenciales, carbohidratos complejos y grasas no saturadas.

La niacina y la biotina, vitaminas del grupo B, evitan que la piel se vuelva escamosa y estimulan la producción de colágeno.

No olvides consumir diariamente alimentos que sean fuentes de fibra y de calcio. Con todo ello, así mantendremos una piel resplandeciente y un esqueleto sano.

Fundamental medida es evitar del todo el consumo de tabaco, que mancha y envejece la piel y puede predisponer a micosis por la merma circulatoria que genera, con lo que tus uñas se tornarán frágiles, amarillentas y deformadas.

Un poco de relax delante del ordenador

Otra medida general es evitar movimientos repetitivos de los dedos durante un tiempo prolongado, tal como sucede cuando tecleas en exceso, lo que te puede inflamar los tendones de la muñeca y causar un síndrome del túnel carpiano en ambas manos.

En los estados avanzados de esta enfermedad se generan hormigueos y atrofia de algunos músculos de la palma de la mano. Para prevenirlo, descansa cinco minutos después de cada hora de trabajo, y utiliza ese tiempo para flexionar y extender dedos y muñecas.

La edad…

La menopausia, etapa de la vida en que nuestros perfiles hormonales cambian, también incide en la conservación de unas manos bonitas.

La caída de las hormonas causa atrofias en los músculos de las manos y adelgazamiento de los tejidos subcutáneos, lo que las hace verse huesudas y descarnadas.

Otra alteración que se presenta es la sequedad de la piel. Para evitar todo esto puedes pedir consejo a tu ginecólogo en la aplicación de tratamientos hormonales propios de la menopausia.

Factores externos que influyen para tus manos

Al igual que el rostro, las manos están en permanente exposición a agentes externos que las pueden maltratar y envejecer prematuramente.

Para ello una medida muy importante es hidratarlas y suavizarlas de manera rutinaria con cremas o lociones que contengan aceite de almendras, aceite de oliva o aloe vera. Esto debes hacerlo a diario, después de haberte cepillado las uñas y lavado bien las manos con jabón.

También es conveniente exfoliar la piel semanalmente: mezcla aceite de oliva y azúcar, y frótalas una con otra suavemente durante unos minutos. Mucho cuidado con el frio, en invierno las cremas son indispensables!

Cremas que recomendamos

Una crema de manos con protector solar SPF30 que es además un tratamiento ultrahidratante y regenerador para la piel de las manos con manchas o uñas frágiles (50ml,) de FRIDDA DORSCH, ver precio

Cuando tomas contacto directo con sustancias químicas, tales como productos de limpieza, especialmente desinfectantes y los destinados a fregar los platos, causas estragos en la piel.

Para evitar esto debes, en toda circunstancia, utilizar lociones y guantes protectores. Finalizada la limpieza, debes lavarte las manos y utilizar una crema hidratante.

LA PRAIRIE propone su “Cellular hand Cream” , un gran tratamiento, muy hidratante, realiza una suave exfoliación, reduce las manchas, mejora la firmeza y la elasticidad de la piel de las manos.

La luz solar

Es otro factor a tener en cuenta, no solo las manos; la piel del dorso y de los antebrazos, se arruga y le salen manchas. La prevención se logra con lociones que contengan un alto factor de protección solar. Debes usarlas a diario, sobre todo en verano y cuando vayas a la playa o a practicar deportes al aire libre.

“Mains parfaites de Perfumerias Júlia” es una crema fluída que se absorbe con rapidez, proporciona a las manos una capa protectora sin dejar sensación grasa.

También debes preservar tus manos del frío y del viento, que las reseca a un extremo tal que puede llegar a cuartearse la piel de los dedos. Utiliza siempre guantes en invierno y aplícate más cremas humectantes que en ninguna otra estación.

La crema de manos y uñas de BIRKENSTOCK es muy cómoda de aplicar, el aceite de alcornoque y el de jojoba las protegen de la deshidratación. Huele de maravilla (75ml, 20€)

Una manicura periódica

Con una buena profesional que te conozca bien es imprescindible para mantener las manos siempre presentables.

Es preciso evitar la retirada excesiva de las cutículas y piel alrededor de las uñas, ya que esa acción te expone a infecciones.

Asegúrate de que los instrumentos que se utilizan estén limpios. Los esmaltes y disolventes han de ser de buena calidad, pues algunos tienden a dejar las uñas manchadas por largo tiempo.

Ciertas piezas de joyería contienen metales como el cromo en sus aleaciones, que pueden causar irritación o alergias. Si es tu caso, evita usarlas.

Cuando trabajes en la cocina debes tener cuidado con las quemaduras y los cortes, que pueden dejar en las manos cicatrices poco estéticas. Trabaja con tranquilidad, sin prisas y concentrada.

No uses el móvil, que distrae y te predispone a sufrir un accidente. Utiliza cuchillos de tamaño adecuado y guantes aislantes, que cubren toda la mano, para manejar utensilios calientes.

Aprender cómo cuidar tus manos después de los 50 años es una parte muy importante de nuestra femineidad. Ellas te lo recompensarán siendo para ti lo que siempre han sido: un maravilloso complemento de tu imagen.

También te puede gustar

Uñas finas, tenemos la solución para mejorarlas

5 señales que te dan las uñas de las manos de que algo va mal en tu salud

2. Uñas decoloradas

Las uñas que están saludables deben de ser de color rosa y tener una coloración más blanca al acercarse a la base.

En caso contrario, un color diferente puede indicarnos problemas que debemos poner en manos de un profesional. Veamos algunos ejemplos:

  • Verde: infección bacteriana.
  • Estrías rojas en la base de las uñas: infección de la válvula cardíaca.
  • Azuladas: bajos niveles de oxígeno en la sangre.
  • Pálidas: deficiencia de vitaminas.
  • Blancas: hepatitis o anemia.
  • Rayas oscuras en la parte superior: envejecimiento e insuficiencia cardíaca congestiva.
  • Líneas oscuras debajo de la uña: cáncer de piel.

Ante cualquiera de estas manifestaciones debemos ponernos en manos de un profesional. Quizás no sea nada, pero por si acaso es siempre mejor asegurarnos de ellos.

Lee: 7 cosas sobre los hongos en las uñas que debes saber

3. Uñas «desconchadas» o agrietadas

Si tus manos están siempre en el agua, tus uñas pasarán constantemente de la hidratación a la deshidratación. Con el tiempo, esto puede ocasionar que se dividan y se agrieten.

Tener la costumbre de llevarse las uñas a la boca puede causar el mismo efecto. Lo ideal es que no te muerdas las uñas y que,si debes tenerlas con frecuencia en remojo, uses guantes.

Este problema también puede ocasionar que las uñas se desprendan capa tras capa.Esta condición podría ser indicador de una deficiencia de:

Si ves algunos estos síntomas, aumenta la ingesta de vitamina C.Consume frutas como la naranja o toronja, al menos, una vez al día. El mango es rico en ácido fólico así que también deberías agregarlo a tu lista.

4. Uñas demasiado gruesas

No debería haber ningún problema si el grosor de tu uña no está acompañado de decoloración y se ven fuertes y sanas.

Pero, si las uñas son demasiado gruesas desde hace poco tiempo y no has realizado ningún tratamiento para fortalecerlas puede tratarse de algún tipo de enfermedad pulmonar.

Las uñas demasiado gruesas no son sinónimos de uñas fuertes, especialmente si se deforman hasta parecer garras.

Si estás tomando medicamentos y las uñas, repentinamente, se hacen más gruesas, deberías comentarlo con tumédicoya quepuede ser una reacción alérgica.

Descubre: La mejor manera de endurecer las uñas

5. Cuando las uñas de las manos tienen estrías o abolladuras

A veces, por cuestiones de trabajo, las uñas y las manos suelen salir un poco golpeadas y puede aparecer alguna pequeña estría.

Sin embargo,si no has recibido daño alguno y notas que hay varias estrías en una o varias uñas, presta atención a tu cabello o a tu piel.

La deficiencia de minerales y vitaminas también puede ocasionarpsoriasiso pérdida del cabello. Este problema suele terminar con una mejora en la alimentación o el consumo de un complejo vitamínico.

Conclusión

Prestar atención a las uñas de las manos puede revelar aspectos sobre tu salud que desconocías. Te animamos a que no pases por alto cualquier cambio que te cause inquietud y que lo pongas en conocimiento de tu médico de cabecera para averiguar qué es lo que puede estar sucediendo y si es necesario hacer un cambio de hábitos de vida.

Publicidad

A photo posted by Lisa Chain? (@lissfearless) on Apr 13, 2015 at 9:43am PDT

#rock #hand #uñasmordidasnolosiguiente #pinedatown #guetto #muntons

A photo posted by Arnau Mataró Llauradó (@arnaumataro) on Feb 20, 2014 at 10:47am PST

La Asociación Americana de Psiquiatría ha tomado en serio este hábito, por lo que será incluido en el Manual de Diagnóstico Estadístico de Enfermedades Mentales como un Transtorno Obsesivo Compulsivo (TOC).

Esta misma asociación busca cambiar la perspectiva acerca de la costumbre de morderse las uñas en su publicación del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM) una especie de brújula mundial de este tipo de trastornos.

Por su parte Lawrence E. Gibson, dermatólogo de la Clínica Mayo en Estados Unidos declaró a NBC News los riesgos que tiene el morderse las uñas:

1. Puede contribuir a la infección de la piel.

2. Empeorar las condiciones existentes en el lecho de la uña.

3. Aumentar el riesgo de resfriados y otras infecciones.

4. Fomentar la propagación de los gérmenes de las uñas y los dedos a los labios y la boca.

5. Según un artículo publicado por la revista “Time”, morderse las uñas podría propiciar bacterias que incluyen salmonela, y escherichia coli, causando infecciones gastrointestinales fuertes.

6. “También se puede sufrir infecciones como la paroniquia que causan hinchazón, enrojecimiento y acumulación de pus alrededor y debajo de la uña, lo cual tiene que se drenado quirúrgicamente y tratado con antibióticos o antifúngicos”, afirmó el doctor Richard Scher, experto en trastornos de las uñas en el Weill Cornell Medical College y miembro de la Academia Americana de Dermatología, se informó en El País.com.uy.

Si la información que les acabamos de presentar no es suficiente para dejar ese mal hábito, miren la galería de fotos.

Seguramente después de verla no querrán volver a morderse las uñas.

Uñas engrosadas

  • Los hongos en las uñas. El engrosamiento de las uñas puede ser tanto un síntoma como un factor de riesgo para los hongos en las uñas. La mayoría de las infecciones de hongos en las uñas están causadas por dermatofitos – microorganismos parásitos que crecen sobre la uña y debajo de ella, haciendo que engrose y, a veces, se suelte desde el lecho de la uña. Los hongos prosperan en ambientes cálidos y húmedos y las infecciones por hongos son contagiosas. Las levaduras y mohos también pueden causar infecciones fúngicas en la uña.
  • La psoriasis de uñas. La psoriasis es una enfermedad crónica que produce ronchas eritematosas y escamosas en la piel de todo el cuerpo. La enfermedad también suele afectar a las uñas, haciendo que las células muertas de la piel alrededor de la uña se irriten y que la uña comience a engrosarse. Otros síntomas de la psoriasis ungueal son, por ejemplo, el agujereamiento de la placa de la uña, la aparición de líneas, decoloración y, finalmente, el desprendimiento.
  • Traumatismos. Pillarse los dedos con una puerta o lesionárselos mientras se practican deportes llevando un calzado cerrado pueden causar onichausis, aunque por lo general la uña volverá a la normalidad después de que se haya curado. Los pequeños traumatismos repetidos, por ejemplo, derivados del uso de calzado demasiado ajustado, también pueden hacer que la uña engrose.

  • La mala circulación. Si se reduce el suministro de sangre a los dedos de los pies y los dedos de las manos, las uñas no pueden recibir suficientes nutrientes necesarios para el crecimiento normal. Esta podría ser otra razón por la cual las personas mayores y los diabéticos, que suelen tener una mala circulación, son más propensos a padecer uñas engrosadas que otras personas.

Trucos fáciles para hidratar las manos

Si bien es una gran forma de mantenernos lejos de los gérmenes y así prevenir enfermedades, esta necesaria medida de higiene siempre nos conducirá a una manos secas. Por eso, te daré a continuación cinco consejos para mantener tus manos hidratadas y lindas, ¡no te lo pierdas!

iStockphoto/Thinkstock

#1 Guantes que suavizan de noche

Cuando dormimos, el 80% de la energía de nuestra piel está dedicada a repararse. Usar un par de guantes que suavizan la piel durante la noche es una buena opción.

El revestimiento de gel dentro de los guantes trabaja para nutrir con crema humectante la piel para unas manos suaves inmediatas, incluso en el más frío de los días de invierno.

iStockphoto/Thinkstock

#2 Humecta

Más que nada en el invierno solemos descuidar nuestras manos para ocuparnos de nuestras caras y cuellos. Pero todo ese frío al que nos sometemos puede envejecer nuestras manos rápidamente.

¿La solución? Húmectalas diariamente. Busca lociones que tengan ingredientes que ayuden a recuperar el estado de la piel del frío del invierno. Es decir, ingredientes como aceite de oliva, aceite de semilla de uva, vitamina E y manteca de karité.

iStockphoto/Thinkstock

#3 Evita lavar de más tus manos

Evita sobrelavar tus manos porque el agua remueve una barrera bioactiva de grasa que mantiene la hidratación en la piel. Cuando estés afuera, tus manos deberían mantenerse bien cubiertas con una buena crema.

iStockphoto/Thinkstock

#4 Cuida las cutículas

Tus manos no son las únicas partes de tu cuerpo que pueden mostrar signos de envejecimiento. Uñas y cutículas pueden desarrollar pequeñas rajaduras que pueden relamente lastimarte.

Usa exfoliantes que limpien así como también hidraten y suavizen tus manos con un uso constante.

iStockphoto/Thinkstock

#5 Si tienes las manos seriamente secas, consulta un médico

Ya sea que tengas alergias o manos realmente sensibles que están continuamente rojas, no esperes para actuar. Consulta con tu doctor para que te de una receta para una crema especial que sirva para cubrir tus necesidades y las de tus manos.

Con estos trucos fáciles y sencillos no hay forma de que tus manos no alcancen una linda hidratación y suavidad. ¿Qué esperas para humectarlas?

Si quieres leer más sobre cuidado personal, no te pierdas Cómo eliminar los puntos negros y Mascarillas caseras para pies y manos.

Remedios caseros para eliminar las manos secas y agrietadas por el frío

Desde que comenzó el intenso frío de diciembre, nos dimos cuenta de que muchas mujeres sufren el mismo problema: manos agrietadas o secas y esto puede provocar heridas o descamaciones indeseadas. Por eso nosotras les tenemos tres recetas naturales que ayudarán a reparar sus manos.

Miel

Como lo hemos dicho antes, la miel sirve como antibiótico natural y su componentes ricos en Vitamina E ayudan a reparar las células muertas de nuestra piel. Por eso te recomendamos esta receta, solo necesitas:

-2 cucharadas de miel

-½ taza de fécula de maíz

Después solo deberás revolver en un recipiente ambos ingredientes y cuando hayas creado una pasta uniforme, aplícala sobre tus manos y deja que repose por 20 minutos, para finalizar enjuaga y unta una crema hidratante. Notarás los resultados en poco tiempo.

Foto:cortesía

Avena

Es uno de los ingredientes naturales más usado para erradicar problemas de belleza y es que sus componentes ricos en Vitaminas B1, B2 y E, sirven para estimular la reparación celular de la piel, por eso es uno de nuestro favoritos para contrarrestar los signos de la resequedad, solo necesitas:

-1 cucharada de miel

-2 cucharadas de avena

Para comenzar deberás moler con ayuda de un procesador de alimentos los copos de avena, después en un recipiente mezcla el polvo y la miel, verás que al final obtuviste una pasta espesa, que deberás aplicar en tus manos, dejando que repose por 30 minutos, una vez que termines solo enjuga e hidrata.

Foto:cortesía

Aceite de Coco

Gracias a su alto contenido en grasas, el coco es un ingrediente perfecto para combatir la sequedad de la manos, lo único que deberás hacer es calentar dos cucharadas de este aceite en el microondas por cinco o diez segundos. Una vez que se haya derretido untalo y deja que actué por una hora, al terminar puedes enjuagar tus mano. Repite este proceso diariamente para ver mejores resultados.

Foto:cortesía

10 CONSEJOS para limpiar una TV de PANTALLA plana

Disfruta de estas delirantes aguas frescas en compañía de Fanny:

¿Has notado que tus manos tienen cierto aspecto a piel de cocodrilo? Esto se debe al cambio de clima, a la falta de hidratación o a que las marcas de la edad están haciendo de las suyas.

Si lo que buscas es mejorar el aspecto de tus manos, prueba esta mascarilla para hidratar manos y darles un efecto suave y rejuvenecido.

Necesitarás:

* Avena molida (dos cucharadas)

* Una cucharada de miel

* 2 bolsas de plástico

* Aceite de coco

Procedimiento:

1. En un recipiente coloca la avena molida con la miel, buscamos que la textura sea como una pasta espesa.

2. En cuanto obtengas la consistencia deseada, aplica la mascarilla sobre tus manos.

3. Coloca las bolsas de plástico y deja reposar la mascarilla por 30 minutos.

4. Pasado este tiempo enjuaga tus manos con movimientos suaves para eliminar el exceso de avena.

5. Pon sobre tus manos aceite de coco, como si fuera crema humectante y listo.

Tus manos lucirán preciosas, suaves y con un aspecto más jovial, ya que además de hidratarlas, esta mascarilla ayuda a eliminar las células muertas.

OTROS BENEFICIOS DE LA AVENA:

* Aclara el tono de piel

* Elimina impurezas y suciedad

* Trata la irritación en las manos y piel

* Ayuda a exfoliar la piel

* Combate el ardor provocado por quemaduras

* Hidrata

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *