0

Culo con pelos

Cómo quitar los pelos del culo

Observando la gravedad de la situación…

© Vincent van Zalinge/Unsplash

Quizá en 100 años la gente lea este artículo y piense “jajaja, GQ era tan anticuada, porque los vellos en el culo son sexies, naturales y hermosos y cualquiera que los tiene es popular y atractivo”. Enhorabuena por el positivismo corporal, 2117. Pero, por ahora, los pelos traseros están -o al menos deberían estar- prohibidos.

No sabemos por qué hay algunas mechas de pelo en la zona baja de tu espalda o por qué, en algunos hombres, hay sólo ahí y en ninguna otra parte. También estamos sorprendidos por no entender por qué tantos chicos (aún) eligen no quitarlos. No hay buenas respuestas a esto tampoco. Dicho esto, aquí están las mejores cinco sugerencias depilatorias (además del láser), ordenadas desde lo más fácil a lo más complejo.

Con crema

Si quieres los beneficios de la duración mensual de la cera, menos el coste y la predisposición a los brotes, quédate con la crema depilatoria. Disuelve la queratina de tu pelo, disolviéndola desde el folículo. No remueve el folículo (como la cera), por lo que sólo necesitas aplicarla cada tres o cuatro semanas. También, al contrario de la cera, las cremas depilatorias no requieren que tengas cierta longitud en tus pelos, así que puedes aplicarla con más frecuencia, en vez de esperar a que tu pelo cuente con la longitud suficiente para extraerlo. Y, si supervisas tu piel desde cerca durante cada aplicación (con una duración de cinco y 10 minutos), podrás evadir cualquier enrojecimiento e irritación. Sólo salta a la ducha y suelta todos esos pelos en el desagüe.

Recórtalos

La opción del corte está por debajo de la crema depilatoria, pero califica muy por arriba de las otras tres opciones. Una tijera de cuerpo corta el pelo tan al ras como las cuchillas, y evita que necesites un régimen completo de depilación. Por otro lado, el uso de una cuchilla garantiza sólo un par de días más libre de rastrojo, en comparación con las tijeras. (Por ejemplo, yo soy un tipo de espalda peluda y prefiero evitar el riesgo de enrojecimiento, quemaduras e infecciones y me quedo con el corte).

Rasúralos

Rasurar cualquier parte de la espalda o los hombros es difícil para cualquier chico que lo haga solo (y es raro si le preguntas a tu compañero de piso que pase las cuchillas por la parte baja de tu espalda). La meta principal del rasurado es prevenir, de cualquier forma posible, que la zona de queme. Toma una ducha caliente para suavizar los pelos y abrir los poros. Usa un aceite para rasurar para que puedas ver los pelos mientras te deslizas por sobre ellos. Pero lo más importante es que uses unas cuchillas limpias. Después, entra a la ducha con agua temperada o fría para cerrar los poros antes de aplicar el ‘aftershave’ en el área. Mantente lo más “ventilado” posible (tal vez deberías dormir con una camiseta ligera en la noche, sobre tu estómago o de costado). El rastrojo volverá a crecer rápido, por lo que espera a repetir el proceso cada una o dos semanas.

Quítalos con cera

Un redactor de GQ fue lo suficientemente valiente para depilar con cera su culo completo sólo para escribir un artículo, pero lo último a lo que te quieres arriesgar es a tener un trasero ardiendo o lleno de granos o, en este caso, tu zona baja de la espalda. Entonces, si te decides a remover con cera tu afro del culo, entonces debes estar preparado para gastar varios euros en el mejor salón de depilación que puedas encontrar. Los profesionales del sector no realizarán el trabajo con prisa y emplearán productos de alto nivel para remover el pelo y desinfectar el área. (Tip pro: si te depilarás, por adelantado, para un viaje a la playa, tómate un intervalo de una a dos semanas, en caso de que los pelos vuelvan a salir). El pelo debe volver a crecer durante seis semanas antes de que puedas quitarlos con cera de nuevo, pero no es tan fácil. Porque el pelo necesita crecer un centímetro o un centímetro y medio antes de volver a ser quitado con cera, por lo que necesitas dejarlo creer antes de tu próxima cita. Basta con decir que esto no debería influir en tu destino veraniego (nadie debería planear sus vacaciones en relación a sus pelos traseros).

Arráncalos

Usar la pinza puede servir para mantener cejas descarriadas o incluso pelos extraños que crecen en granos en tu brazo, pero no para tus pelos traseros, si es que tienes más de diez. Estirar tu cuello sólo para ver si estás apretando demasiado y quitando un sólo pelo es aún más difícil. Pero hay una opción similar y más eficiente : Una depiladora. Funciona como una rasuradora eléctrica, que arranca cada pelo de la piel a través de pinzas. Duele un poco, sí, y no es lo más fiable cuando buscas buenos resultados. Si quieres remover todos tus pelos juntos (en vez de rasurarte o cortarlos desde tu piel), entonces quédate con la cera o las cremas depilatorias.

* Artículo originalmente publicado en la versión estadounidense de GQ.com

Te puede interesar

Tendencias grooming 2017: el mundo se ha vuelto loco

Ritual de afeitado (y arreglo de barba) 2017

Nuestros periodistas recomiendan de manera independiente productos y servicios que puedes comprar o adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Condenet Iberica S.L. puede recibir una comisión. Lea nuestra política de afiliación.

  • Posterior a la depilación del ano con láser, puedes aplicar alguna crema hidratante para ayudar a calmar la sensibilidad en tu zona perianal. Prefiere cremas o lociones que no tengan ningún tipo de fragancia.
  • Evita la exposición al sol y al calor. Procura utilizar ropa íntima de algodón que no te quede demasiado ajustada.
  • Si quieres uno de estos equipos en casa, te puedo recomendar mi artículo con la Mejor Depiladora Láser de la actualidad.

    Depilar el Ano con FotoDepilación

    La fotodepilación es otra de las alternativas que puedes utilizar para depilarte el ano. Consiste en un equipo de luz pulsada que transmite energía en forma de calor hacía el vello para destruir el folículo.

    Al igual que la depilación láser, la cantidad de sesiones varía para cada persona. Y los resultados rondan entre los 70 y 80% de eliminación a tiempo parcial del vello en la zona del ano.

    El porcentaje restante de vellos no eliminados, son poco visibles a la vista debido a que se tratan de vellos muy débiles incapaces de transportar el calor necesario para destruir el folículo piloso.

    De todas las opciones de depilación anal, la depilación con luz pulsada es la más indolora. Además, factores como la irritación y el enrojecimiento se eliminan totalmente con este tratamiento. Por lo tanto, diría que:

    La Fotodepilación es el Mejor Método para Depilar el Ano Sin Dolor.

    Por otra parte, no necesitas acudir a un centro de depilación especializado, debido a que, con este método te puedes depilar el ano en casa, esto gracias a existen en el mercado depiladoras que utilizan la tecnología IPL y que son sencillos de utilizar.

    Otros Métodos para Depilar el Ano

    Seguro ya conoces el resto de los métodos tradicionales, puedes depilar el ano con máquina de afeitar (eléctricas y desechables) y las cremas depilatorias. Son rápidas, prácticas e “indoloras” a la hora de eliminar los vellos de zonas concretas del cuerpo. ADVERTENCIA! Para zonas delicadas como la piel del ano no son recomendadas bajo ningún motivo, ya que puedes ocasionar irritación o cortes alrededor del orificio anal. Y por el hecho de ser parte del mecanismo de desechos del ser humano, puede acarrear importantes infecciones o experiencias dolorosas.

    En base a lo anterior, lo mejor es eliminar el vello del ano con los métodos antes mencionados y olvides por completo los métodos convencionales ya que pueden ser poco seguros, causarte molestias desagradables e reincidir en tu salud.

    Consejos para Depilar el Ano de forma Correcta

    1. En primer lugar, higieniza la zona. Preferiblemente lávate con un jabón suave o neutro, posteriormente seca con un papel higiénico o una toalla limpia. Este paso es realmente importante porque el ano es un lugar donde se acumulan bacterias con facilidad.
    2. Toma una ducha caliente, esto estimulará los folículos y permitirá que los vellos salgan con mayor facilidad.
    3. Para depilar el ano uno Mismo, reúne un espejo, especialmente de aumento, para poder observar completamente la zona y facilitar el proceso de depilación. Puedes colocarte de cuclillas con el espejo apoyado en el suelo, pero otra buena posición será recostarte en tu espalda con el espejo en tus pies.
    4. Si tienes confianza con una amiga o tu pareja, otra opción será recostarte sobre tu espalda, mientras apoyas tus piernas hacía un lado y abres tus nalgas con la mano. La otra persona será la encargada de llevar a cabo la tarea de la depilación.
    5. Si tienes el vello del ano bastante largo, procura recortarlo cuidadosamente con unas tijeras antes de empezar. Facilitarás el proceso y sentirás menos dolor.
    6. Si vas a depilarte con cera, puedes optar por aplicar un poco de talco antes de aplicar la cera. Así evitaras la irritación, dolerá menos y la cera se fijara mejor a los vellos.
    7. Después de depilarte, también puedes tomar otra ducha de agua caliente. Procura no lavar el área con brusquedad. Puedes aplicar un exfoliante suave con bajo contenido de pH. Al secar la zona evita el roce con la toalla.
    8. Una vez que hayas terminado aplica un gel en base de aloe vera o cremas para después de afeitar el ano. Evita las cremas humectantes.
    9. Durante esa semana post depilación, no uses ropa interior muy ajustada o sintética, prefiere las telas de algodón. Evita también productos irritantes como los baños de burbujas, jabones perfumados, desodorantes, toallitas húmedas, etc.
    10. Además, si es posible, reduce el consumo de café, chocolates, alcohol, cítricos o algún alimento o bebida que pueda darte problemas intestinales.
    11. Si llegase ocurrir un poco de irritación, no debes rascar fuertemente la zona afectada o provocaras heridas propensas a infecciones. De igual forma, si haces la depilación tomando todas las medidas preventivas, no debe ocurrir mayor problema.

    Ahora ya conoces todo lo necesario sobre cómo depilarte el ano. Dependerá de ti hacerlo de la mejor manera, tomando las precauciones necesarias para evitar posibles infecciones.

    Del resto, estarás lista para una tener una apariencia más lozana e higiénica y lucir con total seguridad tu nuevo bikini. O mejor aún, mejorar la intimidad con tu pareja con posiciones nuevas y atrevidas.

    Si ya sabes cómo depilar el Ano, ahora es momento de que leas estos otros artículos sobre cómo depilarte que seguro te serán muy útiles:

    Ha llegado el momento de proceder al depilado de la zona. Para ello, es recomendable que sigas el siguiente paso a paso:

    • Debes asegurarte de que la zona esté completamente limpia. Para ello frota toda el área con un poco de jabón neutro, enjuaga con agua tibia y seca a pequeños toques con una toalla suave para evitar irritaciones.
    • A continuación debes colocar un espejo en el suelo, para asegurarte de que podrás visualizar toda la zona correctamente mientras eliminas el vello. Puede ser de gran utilidad cortar el pelo más largo para facilitar la extracción.
    • Aplica con cuidado la cera líquida asegurándote de que está a la temperatura correcta para no dañar el área. Debes aplicarla ejerciendo un pequeño estiramiento de una parte del área anal para que quede tirante.
    • Junto con la cera debes aplicar una pequeña tela que servirá para eliminar la cera aplicada y con ella el vello. Debes tirar de una sola vez y de forma enérgica, estirando la zona en la que has aplicado la cera. Repite la operación hasta que hayas eliminado el vello por completo.
    • Cuando haya depilado toda la zona, aplica gel de Aloe Vera. Esto te servirá como hidratante y dejará la piel más suave y nutrida. Aplica este gel cada 6-8 horas.

    Gif: Universal Pictures / YouTube

    Sabemos más de los planetas que se encuentran a miles de millones de kilómetros de la Tierra que de esos pequeños y a veces molestos pelos que se encuentran en nuestro trasero. O casi. ¿Por qué demonios los tenemos y cuál es su propósito? Esto es lo que ha averiguado la ciencia hasta ahora.

    De esto trata precisamente la pieza de los chicos de SciShow, quienes han recopilado la poca información que existe sobre este misterio de la naturaleza humana.

    Advertisement

    Lo cierto es que no se ha investigado demasiado acerca de las razones. Sin embargo, sí se han llevado a cabo una considerable cantidad de estudios sobre los problemas médicos que pueden causar en el trasero. Por ejemplo: el quiste pilonidal, una enfermedad crónica de la piel causada por los pelos enquistados cerca de lo alto de la raja del trasero, la cual, por cierto, tiene un nombre técnico: surco interglúteo.

    Dicho esto, los pelos del trasero parecen tener más inconvenientes que ventajas. ¿Cuál es su propósito? Aunque parezca mentira, también hay teorías de los investigadores acerca de la razón que llevó a la madre naturaleza a integrarlos en tan sagrada área.

    La primera de las teorías presupone que los pelos del trasero existen porque no hay una razón evolutiva en contra de ellos. Por supuesto, a veces es algo inconveniente y, dependiendo del momento histórico, podría considerarse antiestético. Sin embargo, y aparentemente, los pelos del trasero nunca han sido una razón significativa para que un humano no pudiera reproducirse.

    Lo que sí es importante recordar es que cada centímetro de nuestra fisiología necesita un propósito evolutivo, así que los pelos del trasero podrían ser simplemente la excepción que confirma la regla.

    Otra de las teorías habla de la comunicación olfativa. El olor corporal tiene una connotación negativa en la edad moderna, sin embargo, existe una pequeña duda de que la comunicación a través de los olores pudo jugar un papel importante en la evolución humana.

    Advertisement Foto: Skitterphoto

    Al fin y al cabo, es posible porque tenemos vello corporal en las mismas áreas donde producimos olores corporales. El pelo está ahí para conservar las secreciones sebáceas u oleosas, que tienen su propio olor, y que también son consumidas por bacterias, que crean aún más olores.

    Advertisement

    Dado que todos producimos diferentes compuestos olorosos, y todos tenemos nuestro microbioma propio, cada individuo humano realmente huele diferente. Y si nuestros ancestros humanos fueron de algún modo como los otros animales (y probablemente lo fueron), su olor personal probablemente los ayudó con cuestiones desde la comunicación de sus derechos territoriales hasta a atraer una pareja.

    Por tanto, los pelos del trasero quizá simplemente fueron otra manera en la que nuestros ancestros más antiguos mejoraban sus perfiles olfativos.

    Advertisement Imagen: Pexels

    La tercera teoría y última teoría tiene a la fricción como protagonista. Además de emanar olores, los humanos siempre hemos andado y corrido mucho. Esto significa piel frotándose contra piel (especialmente en áreas donde esa piel puede estar húmeda y sucia), que a su vez pueden causar irritación, sarpullidos o infección.

    Advertisement

    Incluso es posible que esas secreciones sebáceas o cerosas que ayudan a producir olor corporal se mantengan en su lugar gracias al vello corporal que actúa como crema anti-roces.

    Es posible que algunas de estas tres teorías, o quizás todas, sean parte de la solución a ese misterio que ha envuelto a los pelos que han cubierto “la zona” desde los comienzos de la civilización humana. En cualquier caso, desde hoy podemos hablar con propiedad si debemos acudir al médico, momento en el que podrás decirle con total seguridad que te duele terriblemente el surco interglúteo.

    Vamos a aclarar una cosa: una vez que llegamos a la pubertad, todos tenemos vello en el culo. Es totalmente normal y no te convierte en un bicho raro. Lo prometemos.

    Pero mucha gente se ha preguntado alguna vez… ¿para qué sirve? Por ejemplo, las cejas, como puedes suponer, sirven para evitar que las partículas o bichitos lleguen fácilmente a nuestros ojos; y los pelos del sobaco previenen que nuestros brazos raspen contra nuestros costados. Pero respecto al pelo en el culo… nadie está completamente seguro.

    Resulta que, científicamente, hay tres teorías principales:

    1. Los cuerpos evolucionan a lo largo de millones de años, y no hemos perdido nuestro pelo en el culo —aunque sí lo hemos perdido en otras zonas— porque no había ninguna razón para apresurarnos a perderlo. Sencillo, ¿no?
    2. El cabello atrapa el olor personal, lo cual puede hacer a una persona más atractiva para sus parejas —ya sabéis, en nuestros cerebros apenas evolucionados desde que éramos cavernícolas.
    3. El pelo en el culo previene las rozaduras entre las dos nalgas.

    Y… no hay muchas más teorías que tengan algún peso científico. Y después de todo, solo por estas tres razones ya parecen bastante prácticos. ¿Quién había oído hablar de las rozaduras de nalgas antes?

    Eso sí, si eres una de esas personas que quiere quitarse el vello en esa parte de su cuerpo, es normal también, y no va a tener ningún efecto adverso. Eso sí: hazlo bien.

    Esta respuesta nos ha llegado gracias a un popular canal de YouTube, SciShow, donde un seguidor les pidió que hicieran un vídeo sobre el tema… y obedecieron. Ahí lo tenéis (en inglés, eso sí):

    ¿Qué os parece?

    Las mujeres tenemos pelos en el culo. Asúmelo.

    No he escuchado a nadie decir nunca: “¿Los tíos tienen pelos alrededor del agujero del culo? ¿Qué asco?”. Y ¿por qué no lo he escuchado nunca? Porque todos tienen, es su condición, y se acepta. Pues hoy vengo a daros un disgusto muy grande, tanto a hombres como a mujeres y es que LAS MUJERES TAMBIÉN TENEMOS PELOS EN EL CULO. Lo siento, sé que os gusta más pensar que nacemos sin pelo, que no nos depilamos, que no tenemos pelos en el bigote, que nuestra piel es así de suave a lo natural, y que nuestro chichi y el agujero de nuestro culo es de color rosa clarito como el de las actrices porno (que también siento deciros que se los maquillan para que sean de ese color).

    No leí artículos criticando los culos peludos de los concursantes de supervivientes hombres cuando el Maestro Joao se los leía.

    Pues os informo que casi el 90% de las mujeres tiene pelos alrededor del ano. Las rubias también lo que pasa es que ellas al tenerlo más claro no se les ve tanto. Otra gran parte se les salen para los cachetes y otra gran parte tiene pelo por todo el glúteo, sobre todo las más morenas. Y en nuestro país la mayoría de mujeres son morenas o sea que…. pelos en el culo. Va de serie.

    Y lo que no puedo entender es por qué solo el hecho hasta de comentarlo ya escandaliza. Es un tema tabú como los de la mayoría de las mujeres. Parece que las chicas tenemos que ser perfectas, no tener pelos, no tener la regla, y no hacer caca, ni pipí, ni tirarnos pedos. Nos han educado para ser princesas de Disney que no evacuan. ¡Venga ya!

    Todo lo escatológico que se refiere a nosotras es ordinario y chabacano y además si hablas de ello o lo expresas, y ya ni comento que te atrevas a poner una foto donde se vea pelo, eres una grosera y una guarra. En cambio todo lo que se refiere a ellos de la misma categoría hace gracia y se asimila porque ellos son así. Nacen peludos y deciden si se depilan el cuerpo, las pelotas o el culo. Pero si no lo hacen no se los cuestiona. Incluso me atrevería a decir que se les alaba porque así son más machotes.

    ¿Sabes que? Nunca me he depilado los pelos del culo.

    Pero nosotras no, nosotras calladas porque todo lo nuestro da asco máximo. Pues mira, si tanto asco os da la regla, los pelos, y el vello de los glúteos de las mujeres quizás os debíais plantear si sois tíos si de veras os gustan las mujeres, ya que todo esto viene con nosotras de serie ( es como yo que soy heterosexual me dieran asco los testículos o el rabo de un tío, no tendría sentido alguno). Y si eres mujer pues plantéate que problema tienes con tu naturaleza de fémina. Porque lo que tienes es parte de tu naturaleza, lo que pasa es que te han enseñado que es malo.

    Estamos en el 2018 y deberíamos vivir en una época de libertad donde cada uno, hombre o mujer elija si se quita los pelos de las zonas que quiera de su cuerpo o no. Y si alguien (mujer) decide que no, que no se le tire la sociedad encima llamándola guarra.

    Porque ella no es una guarra por tener pelos en el culo, ya que ha nacido con ellos. El problema es tuyo que eres un intransigente y un machista por cuestionarla, seas hombre o mujer. Si a ti no te gustan quítate los tuyos pero deja a los culos ajenos vivir en libertad. ·#Prayforlosculos

    Yo que soy una mujer muy morena pues con el pack venía pelazo en la cabeza y en todo el cuerpo, incluido el culo. Y me sentí avergonzada de ello toda mi adolescencia. Me iba a depilar cada 15 días para que jamás nadie me viera un pelo negro. Y en cuanto salió el láser me lo hice en todo el cuerpo, culo incluido, para poder vivir tranquila. Y ahora soy una mujer a la que no le crece el pelo y con la piel suave como si nunca hubieran existido en mi cuerpo, pero eso no es lo natural, lo siento, es artificial. Y si ahora volviera a tener 15 años juro que no me depilaba solo por joder. Porque ya está bien de hacer creer a las mujeres que lo artificial es lo normal en nosotras, y lo que nos viene de serie es feo y sucio.

    Sucio es hacernos eso. Sucio, inmoral, machista, sectario y repulsivo. Por lo tanto dejadnos ya vivir en paz con nuestros pelos en el culo o no. Porque si bajara Dios y dijera. “El que no tenga pelos en el culo que tire la primera piedra” os la tendríais que meter por el sitio que tanto asco os da.

    La zona íntima, ¿con vello o sin vello?

    En las primeras pinturas que se hicieron de la mujer, todo su vello púbico era visible. Pero de la misma manera en que las modas de ropa o perfumes varían con el tiempo, desde los años 90 el pelo empezó a ser mal visto. Los desnudos femeninos se convirtieron en figuras lampiñas y quien no se depilara era sinónimo de lo antiestético o de falta de higiene. Para algunas corrientes feministas, este es un sufrimiento sexista del que ellas deberían emanciparse.

    Cameron Díaz y Madonna fueron los símbolos de una campaña lanzada a comienzos de este año que promovía la ‘naturalidad’ del pubis. Posaron con sus axilas peludas, como manifestación, y el mundo las miró. En el mismo contexto, la revista British Medical Journal publicó un estudio en el que se comprobaba que remover todo el vello púbico aumentaba el riesgo de infecciones y la polémica pasó del ámbito estético al de la salud.

    Para el doctor Bernardo Castro, médico dermatólogo de la Universidad de la Sabana y de la Universidad de Barcelona, “lo importante en esa zona es mantener siempre una buena higiene. Entre menos sitios haya donde se puedan quedar los gérmenes, mejor. No solamente es la depilación, esto tiene que ver sobre todo con los hábitos de higiene para mantener esa piel sana”.

    Distintos métodos de depilación están hoy disponibles para hombres y mujeres. Las cuchillas, la cera y ahora el láser son las opciones más frecuentes entre ambos sexos porque resulta que a ellos también siguen la tendencia de quitarse el vello púbico. “No es una conducta homosexual, muchos hombres consideran atractivo quitarse el vello o lo hacen por pedido de su pareja, es una decisión de pareja”, explica el sexólogo Javier Sánchez. Y agrega: “No hay que hacer nada por moda sino por gusto, porque esa acción me va a traer algo positivo con mi pareja. Si se hace de esta manera, seguro no tendrá nada de malo, claro tomando las precauciones higiénicas para que no vengan consecuencias, pues está claro que este vello cumple una función en el cuerpo”.

    “Hoy la idea de lo deseable es ser lampiño: antes el hombre velludo era un macho alfa, era visto como el más varonil, pero hoy la publicidad y la televisión lo han reducido a un ordinario. Igual pasa con el cuerpo femenino, quien no elimine el vello es descuidada y hasta sucia. El único rastro piloso tolerable está en las pestañas, las cejas y la cabellera. ¿Es la ausencia de pelo un signo de belleza?”, se pregunta Gabriela Grynblat, sexóloga argentina.

    ¿Más placer?

    Según estudios antropológicos, el vello púbico servía para calentar la zona cuando no se empleaban más que algunas pieles para vestir. Sexólogos consultados por esta revista explican que “la utilidad del vello no es otra que proteger los genitales externos, evitar infecciones y enfermedades contagiosas”. ¿Más o menos placer? La sexóloga Martha Medina aclara que el placer no depende de estar depilados o no. Sin embargo, aclara que “en la base de los vellos están las glándulas que segregan feromonas, sustancias que estimulan el deseo sexual masculino”.

    Según un estudio realizado por el Hospital Alpe Maritimes de Francia, “la depilación del vello púbico responde a una moda, no a un requerimiento o a una conducta que favorezca las relaciones y el placer”. Por eso ha surgido una corriente que promueve conservar el vello en esa zona. La actriz Cameron Díaz aboga por el mantenimiento del vello púbico como una medida higiénica: “No olvidemos que la especie humana estaba cubierta de pelo, y aunque ahora solo lo tenemos en algunas zonas, este vello se ha mantenido con un propósito”.

    Las esteticistas revelan que a pesar de que muchas insistan en dejarse el vello, crece el número de personas que no lo consideran sexy. Según varios centros de estética, todas las mujeres se hacen algún tipo de depilación: un triángulo, la brasileña o la total. Otras apuestan por formas más extravagantes como rombos, estrellas, corazones o el escudo de algún equipo del que su pareja sea fanático.

    Cifras

    – 78% de las mujeres considera innecesario depilarse

    – 56% de los hombres no le otorgan importancia al tema.

    Cuando llega el año nuevo comienzan muchas cosas: en especial las dietas, las rutinas de ejercicio y los planes desintoxicantes. Pero este 2019, a pesar de que pudiera haber parecido que lo que íbamos a hacer era dejar de beber alcohol, el nuevo y verdadero ‘plan detox’ es el que está promoviendo la campaña #JanuHairy a través de las redes sociales. Y sí, se trata de esa versión tan natural del movimiento body positive que reivindica el vello corporal.

    Laura Jackson tiene 21 años, es inglesa, estudiante de arte dramático y quien está detrás de la cuenta de Instagram @janu_hairy que está revolucionando Internet. La iniciativa fue creada por ella misma cuando, por exigencias del guión, tuvo que dejarse crecer el vello de sus axilas y sus piernas: “Al principio lo sentí como un reto, pero poco a poco empezó a gustarme mi pelo natural y no tener que ir a depilarme. Me sentía liberada y más segura de mí misma. La gente no me entendía… comprendí que aún queda mucho que aprender para aceptarnos de manera completa”. Y así es cómo nació la campaña que ya se ha extendido a otros países como Canadá, Estados Unidos, Rusia, Francia o España.

    «No es una campaña de indignación en contra de las personas que no ven el vello algo normal, es más un proyecto de empoderamiento para que todo el mundo se conozca y se quiera como es», ha explicado Laura a algunos medios de su país… Y la idea no es nada nuevo: la ha apoyado en diversas ocasiones Amaia Romero, ganadora de Operación Triunfo 2017 y ‘chica de portada’ de este artículo, celebrities como Madonna y su hija Lourdes Leon (que incluso protagonizó una campaña de moda mostrando el vello de sus axilas), o hace ya 20 años Julia Roberts, cuando no se percató de que la manga de su vestido era tan corta y, simplemente y sin darle importancia, apareció así sobre una alfombra roja.

    Julia Roberts en la premiere en Londres de ‘Notting Hill’. Foto: Getty Images

    Sin embargo, parece que este enero de 2019 sí que supondrá realmente un antes y un después en lo que a la depilación femenina se refiere. A pesar de los ejemplos citados, el hashtag lleva años utilizándose sin mucho éxito: solo en lo que llevamos de 2019, la utilización de #JanuHairy en redes ya ha superado a todas las anteriores. Y es que tal y como cuenta Laura, cada vez son más las mujeres que se han sumado a la campaña, incluida su madre: “La aceptación del vello en el cuerpo de las mujeres aún es, desafortunadamente, un tabú. Estamos mostrando en los medios que nos sentimos cómodas y seguras cuando nuestras piernas están suaves, nuestra cejas depiladas, nuestras axilas rasuradas… etc. La sociedad parece comportarse como si el cabello natural que crece en nuestros cuerpos no fuera atractivo o resultase desagradable. Estamos tan acostumbradas a eliminarlo que no nos estamos familiarizando con nuestro auténtico ‘yo’. #JanuHairy es un experimento para que las mujeres se unan, se animen unas a otras y se atrevan a dejar crecer su vello corporal durante el mes de enero. ¡Recaudaremos dinero para Body Gossip!”.

    Quizá tenga algo que ver la causa solidaria a la que destinarán los fondos recaudados: esperan llegar a los 1.000 euros y donarlos a Body Gossip, una organización que educa a los jóvenes acerca de la imagen corporal y realiza campañas sobre los problemas de ésta, independientemente de la forma, el tamaño, la raza, el género o la edad.

    admin

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *