0

Cupcake de navidad

Glaseado de crema de mantequilla

El glaseado de crema de mantequilla es el acabado ideal para magdalenas, galletas y tartas. Es muy fácil de preparar porque no necesita ningún tipo de cocción. Simplemente, se mezclan los ingredientes y se extiende sobre la superficie que se desea cubrir.

Te confiamos en este artículo dos recetas para darle a los pasteles que prepares la apariencia que los hará definitivamente irresistibles.

Este glaseado es la forma ideal de hacer que tus magdalenas sean más alegres y atractivas. Añadirle, por ejemplo, extracto de vainilla, de almendras o chocolate derretido, te ayudará a darle un toque todavía más personal.

Receta 1. Glaseado de crema de mantequilla

  • ½ taza de mantequilla a temperatura ambiente (125 ml)
  • 4 tazas de azúcar (800 g)
  • ¼ de cucharadita de sal (1,5 g)
  • 5 cucharadas de leche
  • ½ cucharadita de extracto que más guste (3 g)

Utensilios

  • 1 batidora eléctrica
  • 1 bol grande

Preparación

  • Batir la mantequilla con una batidora o con un tenedor hasta que adquiera una consistencia blanda.
  • Añadir el azúcar, la sal, la leche y, si se desea, ½ cucharadita del extracto elegido.
  • Revolver el glaseado hasta que se mezclen todos los ingredientes y adquiera una consistencia cremosa.
  • Si el glaseado queda demasiado espeso, añadir un poco más de leche.
  • Extenderlo de inmediato sobre el bizcocho o panetela.

Otros datos de interés

  • Dificultad: fácil
  • Tiempo de preparación: 20 minutos
  • Este glaseado es espeso, así que se coloca sobre las magdalenas con ayuda de un cuchillo o de una manga pastelera.
  • Si se prefiere frío, también se puede dejar enfriar en la nevera, antes de colocarlo el bizcocho.
  • En esta receta, se puede sustituir la leche por nata montada si se desea que el glaseado sea más espeso.
  • Para preparar un glaseado de chocolate, solo hará falta sustituir el extracto por unas cucharadas de cacao.
  • Echarle unas gotitas de colorante alimentario lo hará indiscutiblemente más atractivo, incluso, a los ojos del comensal más exigente.
  • Por último, podrías sustituir el extracto o el cacao por queso crema. La proporción sería el triple de queso crema que de mantequilla y se bate al principio, junto con ella.

Receta 2. Glaseado de fudge (o dulce de leche)

  • 2 tazas de azúcar blanco (400 g)
  • 3 cucharadas de cacao en polvo (45 g)
  • 3/2 taza de leche (600 g)
  • ½ taza de mantequilla (125 ml)
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla (5 g)
  • pizca de sal
  • 1 cacerola
  • 1 cuchara
  • Varillas

  • Poner en una cacerola el azúcar, la leche y el cacao en polvo y llevar a ebullición a fuego de mediano a alto. Remover constantemente con una cuchara.
  • Cuando rompa a hervir, retirar del fuego.
  • Agregar la mantequilla inmediatamente para que se derrita con el calor de la mezcla y remover hasta que todo esté bien integrado.
  • Después de agregar el extracto de vainilla y la sal, poner nuevamente sobre el fogón a fuego medio.
  • Remover hasta que todos los ingredientes se hayan mezclado bien.
  • Retirar del fuego y, mientras se enfría, batirlo con unas varillas hasta que se vuelva espeso y brillante.
  • Estará listo cuando sea difícil meter una cuchara en el glaseado.

  • Dificultad: media
  • Tiempo de preparación: 45 minutos
  • Este glaseado no tiene una consistencia muy espesa. De ahí sea mejor verterlo sobre los bizcochos o tartas en lugar de esparcirlo con un cuchillo o una manga pastelera.
  • Es necesario añadir la mantequilla mientras la mezcla de leche esté caliente, para que se derrita y se una más fácilmente al resto de ingredientes. Dado que es una sustancia grasa, la mantequilla no se disuelve bien en otros líquidos.
  • Si la mezcla que se obtiene es demasiado líquida, será necesario ponerla de nuevo al fuego hasta que espese.

Los cupcakes, tan de moda ahora para celebraciones y meriendas, tienen muy poquito tiempo de vida en nuestro país. Pero lo cierto es que estos pastelitos ya son legendarios en otros lugares como Gran Bretaña y Estados Unidos, donde llevan bastante tiempo decorando escaparates de las más famosas pastelerías con sus coberturas de colores y su cada vez más, infinidad de variedades.

La palabra cupcake surge en el siglo XIX para designar unos bizcochos que normalmente se horneaban en pequeños moldes o latas en forma de taza, aunque también se cree que el origen de este nombre puede proceder del sistema de medida utilizado en su fabricación, los cups. Que surgen cuando la gente no tenía acceso a pesar en básculas, aparato destinado solamente al gremio de los panaderos, utilizándose los cups como un recurso para poder medir los ingredientes de forma equilibrada para su preparación.

Hoy lo que vamos a ver van a ser tipos de coberturas para decorar nuestros cupcakes, más o menos dulces, más densas o más ligeras para que podáis elegir la que más se adapte a vuestros gustos, y así poder variar en la elaboración de nuestros pasteles.

Cobertura de buttercream

El buttercream como su nombre en inglés indica es una crema elaborada a partir de mantequilla y azúcar glas. Tradicionalmente se suele emplear el doble de azúcar que de materia grasa, aunque poco a poco se han ido adaptando las recetas más a nuestros gustos tradicionales y normalmente no se le añade tal cantidad. Es por esta excesiva proporción de azúcar que el buttercream de mantequilla es la más dulce de todas las coberturas para cupcakes.

Dentro de este tipo existen variedades:

  • Buttercream de merengue suizo
  • Buttercream de merengue italiano
  • Buttercream de merengue francés

Basicamente los dos primeros se realizan a partir de una cocción de agua con azúcar formando un almíbar ligero que se añade a la clara de huevo batida previamente a punto de nieve, para posteriormente ir añadiéndolo a la mantequilla, mezclando hasta formar una crema consistente. O bien en su versión italiana calentando las claras de huevo con el azícar para una vez frías batirlas con la mantequilla.

Sin embargo en la versión de merengue francés, las claras van sin cocer, no siendo esta modalidad a menudo empleada en pastelería, pues así se evitan riesgos sanitarios como la Salmonella al ir los huevos en crudo y a temperatura ambiente, ya que este tipo de buttercream al llevar tanta cantidad de mantequilla es una cobertura para mantener fuera de la nevera.

Cobertura de queso crema

Mucho más ligera que la anterior, se disminuye considerablemente la proporción de mantequilla al añadir el queso. Éste se batiría junto con la manteca y el azúcar hasta que esté bien esponjoso.

Esta cobertura es más blanda que la anterior, por lo que no nos valdría para hacer decoraciones muy elaboradas con manga pastelera, tales como flores, hierba, etc y además necesita ser refrigerada para que no se estropee el queso. Normalmente se extiende por la superficie del cupcake con un cuchillo plano del tipo de los de la mantequilla.

Cobertura de fondant

El fondant es una pasta blanda, elástica y maleable compuesta de azúcares y gelatina. Muy dulce, no llega a secar y endurecer totalmente. Cuando queramos cubrir nuestros cupcakes con él tendremos que estirarlo con un rodillo y cortar una pequeña circunferencia del tamaño de nuestro pastelito, pegándolo con algún ingrediente pegajoso tal como leche condensada, confitura o crema de cacao.

Tenemos que tener en cuenta que ya no es cremoso como las otras coberturas, por lo que debemos estar seguros de que la receta de nuestros cupcakes sea lo suficientemente jugosa como para soportar el fondant encima, pues si no corremos el riesgo de un pastel excesivamente seco. Yo lo recomiendo sobre todo para pequeños detalles en la decoración, tal como lazos o flores, más que para una cobertura total del cupcake.

Cobertura de glasa real

Similar a la utilizada para la decoración de galletas, está formada básicamente por clara de huevo batida con azúcar glas y teñida de distintos colores con colorantes alimentarios.

Al secar en contacto con el aire endurece mucho, por tanto ocurre lo mismo que con las coberturas de fondant, debemos estar seguros de que nuestra receta base de cupcakes es lo suficientemente jugosa como para cubrirlos totalmente con este tipo de cobertura. Lo ideal, como es una cobertura para mantenera a temperatura ambiente, es utilizar para su elaboración clara de huevo líquida pasteurizada. Dependiendo de la consistencia obtenida, al añadir más o menos azúcar glas, nos permite hacer decoraciones más elaboradas en nuestros cupcakes.

Coberturas veganas

Actualmente se está extendiendo con fuerza la pastelería vegana, y aunque parezca imposible el poder elaborar un cupcake sin huevos, leche o mantequilla, lo cierto es que se preparan y con muy buenos resultados. Siendo ideales también para aquellas personas con algún tipo de intolerancia a alguno de estos ingredientes. En sustitución del huevo se utilizan purés de frutas o de vegetales. Leche de soja o de coco entre otras, también sustituyen la clásica leche de vaca.

Y en referencia a las coberturas para los cupcakes veganos tendríamos que hacernos en tiendas especializadas con margarinas cien por cien vegetales y proceder en su elaboración como en el buttercream de mantequilla, añadiendo para emulsionar leche vegetal, agua o incluso algún licor.

Bueno hasta aquí las coberturas más utilizadas normalmente para cubrir vuestros cupcakes, ahora solo queda poner en marcha vuestra imaginación para con estas bases obtener sabores variados y distintas decoraciones. Y os aviso, el mundo del cupcake es adictivo.

Imágenes | Clevercupcakes | Joelk75 | Calgary | Evablue | Lamantin
En Directo al Paladar | ¿Están los cupcakes sobrevalorados?
En Directo al Paladar | Señores barbudos que comen cupcakes

Dulces de Navidad, ¡cupcakes de chocolate navideños!

¿A que os gustan estos cupcakes de chocolate tan navideños que os traigo hoy?… Si además os digo que son muy fáciles de hacer, y que os lo voy a explicar paso a paso con imágenes ¡seguro que os animáis a hacerlos!

Estos cupcakes de chocolate están cubiertos por una crema de Nutella que a los niños les encantará. Esta crema de Nutella (adaptación de la de Sweetapolita) es una delicia, cada vez que la preparo acabo comiéndome varias cucharadas… si la hacéis seguro que me entenderéis.

Y a los niños les chiflará no sólo la presentación, sino también el hecho de que lleven nubes, Lacasitos, M&M’s y pretzels. Y chocolate, mucho chocolate para los más golosos. No perdáis la oportunidad de que os ayuden a preparar y decorar estos Cupcakes de Navidad, será una experiencia divertida que recordaréis todos…

Cupcakes de chocolate navideños

Ingredientes para los cupcakes de renos (12 unidades):

Para las «magdalenas»:

  • 125 ml leche tibia+ 1/2 cucharadita de zumo de limón
  • 190 g harina
  • 30 g cacao puro en polvo
  • 5 g levadura tipo Royal
  • 1/2 cucharadita sal
  • 2 huevos a temperatura ambiente
  • 150 g azúcar
  • 1,5 cucharadita esencia de vainilla
  • 125 ml aceite de girasol

Para la cobertura:

  • 160 g mantequilla o margarina a temperatura ambiente
  • 135 g azúcar icing (extra fino)
  • 1,5 cucharaditas esencia de vainilla
  • 90 g chocolate negro para fundir
  • 70 g Nutella o Nocilla
  • 2 cucharaditas de leche
  • 1 pizca de sal

Paso 1. Hacer la masa de los cupcakes:

  • Preparar la bandeja para hornear magdalenas. Precalentar el horno a 155 ºC.
  • Poner la leche con el limón, mezclar con una cucharita y dejar reposar durante 5 minutos antes de utilizar. Tamizar en un cuenco la harina, el cacao, la levadura y la sal.
  • En otro cuenco, batir los huevos durante 10-20 segundos. Añadir el azúcar y continuar batiendo a velocidad media durante 30 segundos. Añadir la vainilla y el aceite, batir.
  • Bajar a velocidad 1 y añadir lentamente la mitad de la mezcla de harina. Añadir la mitad de la mezcla de leche y después el resto de la harina y el resto de la leche. Batir lo justo hasta que esté homogéneo. La mezcla quedará bastante fluida.

Paso 2. Hornear los cupcakes:

  • Llenar 2/3 de las cápsulas de magdalena con la mezcla (resulta más fácil hacerlo poniendo la mezcla en una jarra ó una manga pastelera).
  • Hornear durante unos 25 a 30 minutos.
  • Dejar enfriar en una rejilla.

Paso 3. Preparar la cobertura de chocolate para los cupcakes:

  • Fundir el chocolate en el microondas a media potencia, en intervalos de 1 minutos, e ir removiendo hasta que no queden trozos. Dejar reposar unos 10 minutos para que no esté caliente en el momento de incorporarlo a la mezcla.
  • Mezclar la mantequilla con el azúcar icing con palas planas (o mariposa) durante 1 minuto a velocidad 2 o con la batidora de varillas hasta que esté completamente mezclada.
  • Añadir la vainilla y batir a velocidad 2 hasta que esté bien mezclado.
  • Añadir el chocolate fundido (tibio) y batir a velocidad 4 hasta que esté suave (unos 2 minutos).
  • Añadir la Nutella, la leche y la pizca de sal y batir a velocidad 4 durante 1 minuto. En caso de usar una batidora convencional, intentad que tenga varillas o simplemente batir hasta que todo esté bien mezclado incorporando los ingredientes uno a uno.

Paso 4. ¡Decorar los cupcakes!:

Para decorar los cupcakes necesitaremos:

  • La cobertura de chocolate que hemos preparado.
  • Unas galletitas. Podemos hacerlas caseras con esta deliciosa receta de galletas.
  • Las magdalenas de chocolate que hemos preparado.
  • Mini nubes.
  • Mini-Lacasitos marrones y M&M’s rojos y marrones.
  • Galletas pretzel.
  • Cuchillo y tijeras.

  • Con el cuchillo untamos la superficie de la magdalena con la crema de chocolate.
  • Colocamos encima una galleta y pegamos un M&M a ella con ayuda de un poco de crema de chocolate
  • Cortamos una mini-nube en dos y en el corte de cada mitad (que estarán un poco pegajosos) incrustamos un mini-Lacasito. Los ponemos sobre la cobertura de chocolate.
  • Le colocamos dos galletas pretzel como orejas. Si no se quedan bien pegadas, podemos añadir un poco más de crema de chocolate.

¡Espero que os animéis a preparar estos cupcakes tan divertidos estas Navidades con los pequeños de la casa!

¿Cómo hacer glaseado para cupcakes? Recetas para que queden perfectos

¿Qué te vamos a decir de los cupcakes que tú no sepas ya? Hace unos años que la moda de estas mini magdalenas deliciosas y decoradas hasta el último detalle llegó a nuestro país. La gente les llama pasteles de hadas por lo pequeños y vistosos que son pero, ¿has pensado en decorar tus cupcakes para tu menú navideño? ¿Sabes cómo hacer glaseado para cupcakes? Tan solo necesitas preparar la masa como si de una magdalena se tratase y, a continuación, sacar tu lado más creativo y toda tu habilidad para hacer verdaderas obras de arte comestibles.

Tu navegador no puede mostrar este vídeo

Son muy sencillos de preparar: tan sólo necesitarás un molde de cupcakes o de magdalenas, envases de papel o silicona y toda la imaginación que le eches para decorar tus mini tartas con los adornos navideños más bonitos y deliciosos. ¿Quieres sorprender estas Navidades con los mini postres más originales?

Receta para el bizcocho de los cupackes

© iStock

Para que un cupcake salga realmente delicioso, es importante que la base de bizcocho sea esponjosa. A continuación, te damos la receta para hacer 24 cupcakes deliciosos para que los decores más tarde con las ideas que te daremos. ¡Toma nota de la receta de cupcakes!
Ingredientes:

  • 4 tazas y media de harina de fuerza (1 taza = 240ml.)
  • 2 cucharaditas y media de levadura
  • 3/4 cucharaditas de sal
  • 1 taza + 2 cucharadas soperas de mantequilla a temperatura ambiente
  • 2 tazas y media de azúcar
  • 6 huevos grandes
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 1 taza y cuarto de leche

Si desde pequeña veías a tu abuela o a tu madre preparar esos deliciosos bizcochos caseros que te encantaban, puedes estar tranquila, bajo este nombre exótico no se esconden más que unas magdalenas, eso sí, decoradas con mucho encanto.
Por ello, el modo de preparación es bastante similar al de un bizcocho o una magdalena y apenas te llevará tiempo. Es cierto que la variedad de cupcakes es tan grande que muchas veces la masa alberga algún secreto: por ejemplo, puede llevar alguna esencia, colorante o ser, por ejemplo, un esponjoso bizcocho de chocolate… ¡Vamos al grano!

  • Bate los huevos con el azúcar,
  • añade la esencia de vainilla, la mantequilla y mezcla bien.
  • Incorpora la leche,
  • echa la harina desde arriba con un colador y un poco de sal.
  • Mete en el horno a 180 grados durante 30 minutos.

Otra alternativa es seguir la misma receta de cupcakes pero prepararlos en la thermomix. ¡Será más rápido e igualmente delicioso!

¿Cómo hacer glaseado para cupcakes?

© iStock

El glaseado es el protagonista del cupcake. Hay varios tipos, pero el ingrediente principal es siempre el azúcar glas. ¿Cuál eliges tú?
El glaseado blanco es muy fácil de hacer y tan solo necesitarás tres ingredientes:

  • azúcar,
  • claras de huevo
  • jugo de limón.

Si quieres que sea de colores, tendrás que añadirle el colorante que desees. Cuando esté listo, puedes distribuirlo por la superficie del cupcacke con una espátula o con un cuchillo de punta redondeada.
El glaseado para cupcakes con mantequilla es típico de la tradición culinaria americana. Es el más utilizado en las recetas de los cupcakes. Para preparar el glaseado de mantequilla de una docena de mini magdalenas, necesitarás:

  • 100 gramos de mantequilla
  • 200 gramos de azúcar.
  • Mézclalo bien con una batidora eléctrica.

Si quieres, puedes añadir ingredientes para darle sabor, como café molido, cacao, extracto de vainilla o colorantes. Te aconsejamos que utilices una manga pastelera para decorar tus mini tartas. ¡Quedarán perfectas!
Por último, el glaseado para cupcakes de mazapanes es el más sencillo de preparar. Extiende la pasta de almendras de tu color preferido por toda la superficie de los cupcakes creando tus formas favoritas. Puedes añadir lacasitos, figuritas de azúcar de colores o lacitos de chocolate. Mmmm… ¡Irresistible!

Cómo decorar cupcakes navideños

© iStock

​Puedes añadir todo tipo de figuritas que te recuerden a estas fechas: arboles de Navidad originales, campanas, regalos, muñecos de nieve, estrellas… ¡Sólo tienes que mirar alrededor para inspirarte!
Mirar alrededor y, si quieres, tomar prestadas algunas de estas ideas y aportarles tu toque personal. También debes tener en cuenta quiénes serán los invitados a tu mesa. Si se trata de una comida o una cena familiar en la que hay niños, puedes utilizar el fondant para crear un Papá Noel colándose por la chimenea, por ejemplo.
Desde virutas de coco, almendra molida, fruta fresca o seca, o incluso adornos de navidad más tradicionales: bolas de plata, toppings de colores, lacasitos, chips de chocolate, etc. ¡Tienes mil combinaciones posibles! No te cortes: las gominolas, los caramelos de colores, los M&M’s… ¡Todo vale si se puede comer!

10 trucos de cocina para Navidad: ¡conviértete en la anfitriona perfecta!
​50 postres originales para Navidad vistos en Pinterest
Recetas dulces de Navidad para hacer con niños

Ah, el frosting eleva los cupcakes y tartas también a otro nivel, ¿no crees?

¡Hoy estoy compartiendo contigo como hacer frosting blanco para cupcakes (y tartas)! Muchos de vosotros me han estado pidiendo esta receta, así que aquí está.

¡Es fácil y la parte divertida es que puedes ajustarlo a tu preferencia!

Frosting Blanco

Esto es a lo que me refiero como mi buttercream o frosting blanco de ensueño. Puedo nombrarlo como quiera, ¿verdad? ¡Jaja!

Básicamente es un glaseado de crema de mantequilla blanca. Sigo diciendo blanco, no vainilla porque esta receta en particular no lleva vainilla.

Es un lienzo blanco de frosting al que puedes darle sabor y color a tu gusto.

Añade extracto de coco, vainilla o almendras … saborízalo como mejor te parezca.

El otro día utilicé este frosting blanco para mis cupcakes Rafaello de coco y almendra. Oye, ¿los has visto ya?

Haz clic aquí para ver mi receta de estos deliciosos cupcakes Rafaello de coco y almendra

Y si te gusta el frosting colorido, entonces adelante. Añade un poco de colorante para alimentos.

Versátil

Como mencioné antes, puedes esta receta como base para tu frosting.

Lo otro que me encanta de este frosting es que puedes ajustar la consistencia del glaseado de acuerdo con lo que vas a usar y la temperatura en tu lugar.

Si planeas decorar cupcakes altos (como hice con mis cupcakes Rafaello), hazlo más espeso.

Si solo deseas agregar una cucharada en la parte superior, puedes hacerlo más suelto.

Si tu lugar es muy cálido como el mío y todo se derrite en 2 segundos, hazlo más rígido.

El objetivo es hacerlo de acuerdo a tu gusto y necesidades. Lo que estoy compartiendo es la receta base que puedes personalizar fácilmente.

Y, aclaro, cuando dije acerca de ajustar la consistencia, lo que quiero decir es la cantidad de líquido que agregas al frosting.

En esta receta simplemente estoy usando leche. Añade poco a poco hasta obtener la textura deseada.

¿De acuerdo?

Bien 😉

En Resumen

Este frosting blanco es:

  • versátil y puede personalizarse en sabor, textura y color fácilmente
  • super fácil de hacer
  • perfecto para decorar cupcakes y tartas
  • ¡DELCIOSO!

Antes de Irte

Mira estas recetas también:

  • Cupcakes chai latte
  • Bizcocho de limón
  • Tarta del diablo
  • Tarta red velvet
  • Bizcocho de mandarina con salsa de caramelo

Mira como hacer frosting blanco en el vídeo abajo:

Como Hacer Frosting Blanco

Varios de vosotros me habéis pedido una receta de frosting blanco, así que aquí está. Muy fácil y versátil. Hazlo tuyo personalizando el sabor, textura y color. Es perfecto para decorar cupcakes y tartas. Imprimir Pin Raciones: 24 cupcakes Tiempo de preparación: 15 minutos

Ingredientes

  • 1 taza mantequilla sin sal (226 g), temperatura ambiente
  • 4 tazas azúcar glas (480 g), tamizada
  • 2-4 cda leche ajustar a gusto

Elaboración paso a paso

  • Añadir la mantequilla al bol de una batidora con la pala mezcladora y batir a velocidad alta por 5 minutos hasta que se vuelva de color pálida.
  • Añadir la mitad del azúcar y comenzar batiendo a velocidad baja para que el azúcar no vuele por todos lados. Luego a velocidad alta por 3 minutos.
  • Repetir el proceso con el resto del azúcar.
  • Finalmente añadir algún extracto (si quieres) junto con la leche. Añade 1 cda de leche cada vez. Bate por 3 minutos y ¡listo para usar!
  • Nota: de vez en cuando baja el frosting de los lados del bol con una espátula de goma. Esta receta es suficiente para decorar 12 a 24 cupcakes dependiendo de la cantidad de frosting que quieras poner.

Para Que Sea Blanco

  • Intenta comprar mantequilla que sea pálida en color, no tan amarilla.
  • Utiliza extractos para saborizar que sean transparentes en color.

Tried this recipe?Mention @elmundoeats and tag #elmundoeats!

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *