0

De morena a rubio

Cómo pasar de morena a rubia

Pasar de morena a rubia puede ser un cambio complicado si no se prepara correctamente. Se trata de una coloración que sensibiliza bastante el pelo. Para conseguir un resultado a medida, acude a tu peluquería, donde tu peluquero cuidará de tu cabello durante esta operación.
Si quieres pasar de morena a rubia, tu peluquero debe estudiar al detalle tu color de base y el estado de tu cabello. «El rubio que podamos aportar depende del moreno de base. Para pasar de moreno a rubio, lo mejor es realizar mechas que permiten aclarar el conjunto de la melena. Es lo ideal para pasar a un rubio normal y natural. El trabajo del peluquero también dependerá del estado de tu pelo. Si tu cabello está sano, no hay problema. Eso sí, si es frágil, ten cuidado con el tipo de aclarado».
Una morena que pasa a rubia deberá pasar por diferentes etapas. «Cuanto más se aclare, el cabello menos pasos habrá que seguir para pasar de moreno a rubio. Cuantos más pasos, más se daña el cabello. Por ello, el cabello seco no debería hacerse este tipo de coloración: podría terminar con un aspecto de paja. También debes recordar que el rubio es para aquellas con una base media, no oscura. Si no, la catástrofe está asegurada, tanto para el color como para la salud de tu cabello».
Acto seguido, para que tu color permanezca bonito, cuídalo a menudo. «Es necesario que el peluquero insista en la importancia de cuidado durante este tipo de coloraciones. Para lucir un color impecable, hay que acudir a la peluquería cada 6 semanas, lo que exige cierto presupuesto. En casa necesitarás cuidar tu cabello con champús y mascarillas, y también con tratamientos desamarillantes».
Nuestro truco: En Jean Louis David, los productos para preteñir el pelo no tienen amoníaco. Con ello, evitamos dañar y sensibilizar el cabello. Por lo tanto, si quieres lucir una melena llena de salud, apuesta por los productos sin amoniaco.
© DR © Jean Louis David

Es la pregunta del millón: ¿puede una morena ser rubia? Es más, ¿puede cualquier morena ser rubia? Morenas icónicas como Kim Kardashian, Kylie Jenner y más recientemente, la top Irina Shayk han demostrado que dar el paso es posible. “Vale, pero ellas son celebrities”, argumentaréis muchos. Por ello, hemos preguntado su opinión de profesional a Beatriz Giménez, responsable del salón Hair Krone (Lagasca, 90), y a David Lorente, director del Salón David Lorente (c/ García de Paredes, 76) y su respuesta es esperanzadora: “Hoy en día en peluquería hay pocas cosas que no se puedan lograr, por lo que pasar de morena a rubia es algo que se puede conseguir perfectamente”, afirma David. Y ahí Beatriz añade una clave muy importante, y es que es posible pero “siempre que se regule la altura de tono y el reflejo para que resulte favorecedor al rostro y a la piel”.

Pero, ¿por qué querría cualquier mortal arriesgarse a este cambio tan radical? Pues ser rubia, tiene bastantes beneficios. “Ser rubia no es sólo un color de pelo”, comenta David. “Ser rubia es un actitud, una forma de ser y si te ves bien te sientes bien con tu imagen, te sientes más segura de ti misma y tu autoestima se Además el cabello claro rejuvenece y disimula más las canas”. Tal y como nos cuenta Beatriz, “es cierto que los cabellos claros dulcifican las facciones, pero lo más importante es encontrar el tono perfecto que resulte favorecedor a cada persona”.

’’¿Quién dice que no puedo ser rubia?’’ Irina lo tiene claro.

Encontrar el rubio perfecto parece una misión imposible, porque la carta de rubios es mucho más amplia de lo que parece a simple vista, eso sin añadir la cantidad de matices que un colorista puede crear dependiendo de la técnica que emplee. “Para elegir rubio consideraremos principalmente el tono de piel pero es importante también tener en cuenta el color de ojos y las cejas para buscar la armonía general y la naturalidad”, nos cuenta David. Este truco que solo se consigue a base de experiencia, es la base que en Wella han estudiado para crear una fórmula, podría decirse que mágica, para encontrar el tono de color perfecto. Beatriz nos lo explica: “Debemos tener en cuenta varios factores como la temperatura del tono de la piel y de los ojos. La ecuación de color perfecta sería la siguiente:

Piel fría + ojos fríos = Cabello cálido

Piel cálido + ojos cálidos = Cabello frío

Además de esta fórmula, también influyen factores como el estilo y personalidad del cliente o la propia adaptación de los volúmenes del corte, potenciados a través del color para favorecer el rostro”.

Queda claro entonces que el rubio seleccionado va a tener un fondo frío o cálido dependiendo de tu tono de piel y ojos. Una vez encontrado el color adecuado con ayuda de tu estilista, el proceso de aplicación puede variar, dependiendo de si se va a trabajar sobre un cabello previamente coloreado o natural. “ En algunos casos hay que comenzar por las zonas de medios y puntas y, una vez iniciado el proceso de aclarado en dicha área, aplicaríamos el producto en la raíz . Cuando se trabaja con decoloración, se finaliza el proceso con matizadores para aportar el reflejo deseado al tono rubio”. Y hablando de decoloración, ¿hay que decolorar sí o sí? “La necesidad de decolorar aparece cuando queremos aclarar un cabello que ya está teñido de un tono más oscuro que el deseado. Si es un caso de un cabello virgen, podríamos aplicar directamente el tinte con el reflejo sin necesidad de decolorar el cabello y matizar”.

¿Y si tenemos la piel sensible? “En cuanto al cuero cabelludo, es muy importante respetar la sensibilidad del mismo y utilizar productos específicos que contengan lípidos que cubran y actúen de protección en la piel”. Beatriz insiste en que en caso de tener un curo cabelludo sensible, es muy importante realizar la consulta previa en el salón.

Una vez en casa, los productos específicos para cabellos rubios van a ser imprescindibles si quieres mantener el brillo y el tono perfecto. “Los cabellos rubios tienden a ser más secos y generalmente están deshidratados, por ello siempre recomendamos mantener en casa el color con un champú y un acondicionador que hidrate y a la vez cuide el color. Nosotros trabajamos con uno específico para cabellos rubios que evita que este tono derive a naranja y lo mantenga luminoso”, comenta David. “En el salón lo mejor es hacer un tratamiento de hidratación intensiva que recupere la fibra capilar del interior al exterior. El nuestro se llama SPA”.

Kim Kardashian o cómo pasar del rubio al moreno en 21 días

Kim Kardashian ha vuelto a sus orígenes.

© Cordon Press

De rubia a morena en menos de 21 días. Casi podría ser el título de una película, sobre todo si tenemos en cuenta la infinidad de tweets, hashtags y titulares que ha generado el nuevo cambio de look de la reina de las redes sociales (o, lo que es lo mismo, Kim Kardashian). Kim se tiñó de rubísima, entre otros motivos, porque quería parecerse a uno de sus grandes iconos, Madonna (sí, Kim también los tiene). “Siempre he tenido la imagen de Madonna con el cabello platino en la carpeta de referencias que tengo en mi ordenador y he estado esperando mucho tiempo para probar este look”, contaba cuando explicaba su drástico cambio de color para el que se puso en manos de Lorri Goddard, la gurú del color en Hollywood y creadora, entre otros rubios, de los tonos platino de Reese Whiterspoon, Jennifer Lawrence y Rosie Huntington-Whiteley.

Sin embargo, lo de ser rubia era para Kim un trabajo “duro” y “a tiempo completo”, tal y como sentencia ella misma en algunos de sus últimos mensajes subidos a las redes sociales, en una especie de acto premonitorio que tenía que acabar así: con Kim otra vez de morena. Y aunque nos hemos llevado las manos a la cabeza pensado que solo habían pasado 21 días desde aquella decoloración que la acercaba un poquito más a la diva del pop, Fran Alemany, colorista de Art Lab, nos explica que lo peor ya ha pasado. “Lo realmente agresivo en este caso ha sido pasar de morena a rubia platino, pues es necesario decolorar el pelo más de una vez”, nos explica el experto, que recalca además que, cuando se parte de un color tan oscuro como el suyo, este proceso es aún más difícil ya que influyen otros factores como el grosor del cabello, la tonalidad inicial y la resistencia que tenga ese cabello a los trabajos técnicos fuertes y agresivos. Factores que, tal y como nos explica Eduardo Sánchez, director de Maison Eduardo Sánchez y uno de los grandes expertos en rubio de nuestro país, «el riesgo de no obtener el resultado deseado es muy grande y la sensibilización del cabello es extrema». Dicho eso, parece que las tres semanas que han transcurrido entre un tinte y otro no parecen tan alarmantes. “ No es necesario un tiempo de rigor para volver a oscurecerse pues lo más agresivo es el aclarado. La textura del pelo decolorado y el daño que haya hecho es difícil de recuperar”, afirma Alemany.

Kim Kardashian rubísima (e inspirada en Madonna).

© Getty Images

Eso sí, parece que ni la mismísima Kim va a librarse de uno de los males universales que tiene pasar del rubio al moreno: la capacidad que tiene la decoloración de volver a aflorar tras los lavados en forma de reflejos indeseados incluso después de haberse teñido de morena. “Es inevitable que vaya perdiendo color y apareciendo de nuevo el rubio ya que el cabello expulsa el color debido a su porosidad”, avisa el experto de Art Lab. ¿Maneras de evitar el mal de las morenas que quisieron ser rubias? Utilizar técnicas de prepigmentación antes de hacer el color y seguir un disciplinado ritual de cuidado en casa. «Debe utilizarse un champú de uso frecuente para cabello con color, uno de pigmentos para reavivarlo una vez por semana, una buena mascarilla y protección solar», nos cuenta Eduardo Sánchez.

«Ser rubia es un trabajo a tiempo completo», rezaba Kim en Instagram junto a esta foto.

Y para terminar, la pregunta del millón. ¿Está mejor de rubia o de morena? Aunque para gustos colores –el rubísimo de Kim inspiró tanto que la marca capilar Fudge incrementó en más de un 300% las ventas de su mítico champú azul para rubias, Clean Blonde Violet Toning, tan solo una semana después del cambio de Kim–, Fran Alemany lo tiene claro. “Esta mejor de morena, desde el momento que la vi, lo expresé. A mi parecer, estas tonalidades de piel no son aptas para rubios tan extremos. Y menos en su caso y con su estilo”. La conclusión del alma máter de Maison Eduardo Sánchez sigue la misma línea: «Yo jamás le hubiese aconsejado un rubio platino. No sólo porque puedas hacerlo o no técnicamente, sino porque considero que no es su estilo. Creo que le queda mejor el moreno y los tonos de altura de su base: reflejos chocolate, marrones o, como mucho, dorados». Dicho queda.

Nuestros periodistas recomiendan de manera independiente productos y servicios que puedes comprar o adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Condenet Iberica S.L. puede recibir una comisión. Lea nuestra política de afiliación.

Es la hora del cambio: cómo pasar de morena a rubia

21 mayo 2017

Da igual qué color de piel, ojos o pelo tengas, siempre hay una tonalidad de rubio para cada persona. Sin embargo, el camino a un pelo rubio no es siempre sencillo. La despiadada naturaleza de la oxidación (el proceso de decoloración necesario para aclarar el tono de tu pelo) conlleva que a veces los estilistas no puedan garantizar la tonalidad de rubio deseada de todas sus clientas debido al riesgo implícito de daño. Por eso, Matthew Collins, estilista capilar canadiense internacional y embajador de L’Oréal Professionnel, trabaja con Smartbond, un producto cuyos aditivos protectores permiten a los estilistas llevar a cabo hasta los cambios de color más drásticos. Sigue leyendo y descubre qué pasos necesitas dar de manera obligatoria para obtener un cabello rubio de la forma correcta.

1. Para obtener un cabello rubio, pregunta a tu estilista capilar por la gama Smartbond de L’Oréal Professionnel

Pasar de un pelo moreno a rubio puede exponer a tu melena a un inmenso estrés, ya que la oxidación rompe los enlaces de disulfuro que crean la queratina (la proteína que le da fuerza al pelo). Sin embargo, Matthew Collins nos explica que usando un producto protector durante el proceso de coloración como Smartbond de L’Oréal Professionnel, conseguirás que la salud de tu melena no se vea perjudicada tras el cambio a rubio.

«Algo que preocupa mucho a las modelos a las que peino es que su pelo quede muy dañado en su día a día, por lo que siempre quiero asegurarme de que mantengo el 100 % de la integridad del cabello», declara Michael. «Gracias a Smartbond, cuando peino el pelo de una clienta que se ha teñido recientemente, solo se desprenden unos cuantos cabellos, la cantidad habitual que una persona pierde a diario. Su pelo mantiene el 100 % de la integridad y se aclara exactamente lo que quiero, está perfecto. Y lo mejor es que no tengo que cambiar mi oxidante ni la duración del proceso», por lo que se convierte en un producto perfecto tanto para ti como para tu estilista.

2. Charla sobre los colores únicamente si hablas el mismo lenguaje que tu peluquero

Si has hecho una búsqueda sobre todo lo relacionado con el pelo rubio, habrás leído términos como «cálido», «dorado» o «ceniza» cientos de veces. Sin embargo, si no estás muy segura de lo que significan, abstente de utilizar tales términos, ya que tu estilista podría acabar confiriéndote un look que no te esperabas.

Consejo de peluquería: Cíñete a las palabras que conoces en profundidad y échale un vistazo a la carta de colores de tu salón de peluquería para orientarte un poco. Puedes señalar las tonalidades que te atraen y tu colorista te aconsejará en consecuencia.

Nicole Vince Periodista capilar

3. Fija un objetivo realizable

Es muy importante que no aceleres el proceso de coloración. Si tienes una melena muy oscura, el proceso de transformación te llevará unas 3 o 4 visitas, obteniendo en cada una de ellas una tonalidad más clara. De lo contrario, estarás condenada a un pelo dañado. El cuidado en casa también juega un papel importante en el camino hacia la tonalidad que buscas. Los expertos recomiendan el uso diario de un acondicionador intensivo entre cada visita a la peluquería, y especialmente en las puntas, que suelen llevarse la peor parte de la coloración. Consejo de peluquería: Entendemos que te estés muriendo por conseguir una melena rubia decolorada, pero puede no ser la mejor manera de garantizar la salud de tu pelo. Las chicas de pelo oscuro deben optar por un color en tonos miel o más oscuros para minimizar el daño.

4. Cuida tu cabello rubio

El camino hacia un cabello rubio no acaba en el salón de peluquería. Para mantener la misma tonalidad con la que saliste del salón de peluquería, te recomendamos que utilices productos que traten el pelo rubio con los cuidados que necesita.

Consejo de peluquería: Utiliza un champú diseñado especialmente para cabellos rubios, de preferencia con tonos morados, como el champú Shine Blonde de L’Oréal Professionnel, para prevenir ese indeseable brillo anaranjado. Como el decolorado puede tener efectos negativos, mima tu pelo con un tratamiento acondicionador de forma regular, como la mascarilla Masque Desnsité de Kérastase, equipada para reparar y recuperar la elasticidad del cabello. Un uso diario de este ligero gel puede devolver a tu melena el aspecto que tenía en sus mejores días antes de la decoloración.

Sigue estos consejos y embárcate en un viaje con destino a un pelo rubio de la manera en la que lo recomiendan los salones de peluquería. Tú y tu pelo os lo agradeceréis más adelante.

  • Castaño
  • Pelo rubio

Me gusta este artículo Sé la primera en decir que te gusta este artículo

¡Ups, se ha producido un error! Inténtalo de nuevo más tarde…

¡Es súper importante que lo tomes en cuenta!

No importa si es la primera vez que tiñes tu pelo o si ya lo has hecho antes y ahora buscas un cambio radical de look, estas son las cosas que debes de tomar en cuenta antes de covertirte en una sexy blonde.

1. Pasar de un color oscuro a un color claro no es nada fácil, por eso es superimportante que, consultes a un profesional, pues debes tomar en cuenta que lo más probable es que necesites someter tu cabellera a una decoloración.

2. Someter tu pelo a varios procedimientos para lograr el color que deseas, ¡inevitablemente lo dañará!, por eso debes considerar los cuidados posteriores que deberás tener después de la coloración, pues para que se vea realmente lindo tendrás que usar productos especiales que lo nutran para que se recupere y otros para mantener el color impecable.

3. Muchas chicas se preguntan si es recomendable teñir o no las cejas, y la verdad es que lo mejor es que las dejes al natural, pues tu look se verá mucho más lindo.

4. Pídele ayuda a tu estilista para elegir el tono adecuado para tu color de piel, un tono que no va contigo puede dañar por completo tus facciones.

5. Toma en cuenta que al cambiar el color de tu pelo también cambia el color de tu piel, por eso debes ajustar el tono de tu maquillaje, desde tu base hasta los tonos de sombras y labiales.

6. No importa si tu piel es morena, tú también puedes teñirte de rubia, sólo usa una base castaña con reflejos más claros para darle un toque natural, o sólo teñir de medios a puntas, ¡te verás superlinda!

¿Te animarías a hacerte un cambio de look así de drástico?

Síguenos en Instagram: @revistatumexico

Ha sido, podemos decirlo sin miedo a equivocarnos, uno de los cambios de look de la temporada. Breve, pero muy comentado. Kim Kardashian nos sorprendía a todos hace semanas con su melena rubia platino, con la que parecía decir adiós –finalmente se quedó en un ‘hasta luego’- a su pelo moreno. La celeb dio marcha atrás pronto y ya presume de su color habitual de nuevo. Un cambio radical de color que, no hay duda, puede haber afectado a su melena. Por eso, nos hemos planteado en qué medida les afecta este vaivén de tonos al cabello.

EL CAMBIO RADICAL DE LOOK DE KIM KARDASHIAN

VER GALERÍA

Lo cierto es que la mayor parte de las mujeres optan por dar pequeños matices de color a su pelo y no tanto por los cambios extremos. Suelen ser las celebs las que se apuntan a estos cambios –muchas veces actrices que tienen que cambiar de look por exigencias del guion- y, tal vez por el efecto imitación, después aumenta la demanda de estas técnicas en los salones de peluquería. Y, como en casi todo, es fundamental atender a las recomendaciones del peluquero, tanto en los pasos a seguir como en los cuidados posteriores, porque es un proceso delicado, pues, como explica María Baras, del salón madrileño Cheska, «rompes la estructura natural de tu pelo».

Así lo explica también la peluquera Yolanda Aberasturi. “Un cambio de color radical exige aclarar aproximadamente 7 tonos. Es cierto que la cutícula capilar sufre esos cambios quedando blanda como el chicle y si no se trata adecuadamente, puede incluso romperse. En ese caso, habría que someter el cabello a varios tratamientos de regeneración capilar, que permiten cerrar la cutícula y volver a sellarla. Los cambios que alteran el color 2 o 3 tonos sufren menos deterioro, aunque los daños se pueden prevenir y compensar con cuidados específicos para recuperar el brillo y la elasticidad”, matiza.

VER GALERÍA

VER GALERÍA

Un buen colorista, fundamental
Y es que como nos precisa María Baras, “es un proceso que se consigue a base de decoloraciones. Por eso, en primer lugar, si nos encontramos con una melena larga, hay que cortar un poco el pelo, pues las puntas son la parte más debilitada del cabello y no aguantan tanta presión”. Aunque han mejorado las técnicas y productos de decoloración, estamos ante una técnica agresiva que, además, como nos explica la bloguera de hola.com, requiere de horas en la peluquería, pues es un proceso largo: “Conseguir el tono justo lleva un tiempo y varias visitas a la peluquería para ponerse en manos de un buen colorista”. En ese tiempo intermedio hasta conseguir ese tono casi blanco, tienes que lavar y tratar muy bien el pelo, con un proceso de hidratación extra.

¿Y una vez que se consigue el objetivo? “Como es un pelo decolorado, hay que hidratar muchísimo, y para que no amarillee, conviene utilizar productos azulados. En Estados Unidos, tras el ‘efecto Kardashian’ se ha roto el stock de estos productos que neutralizan el tono dorado y ayudan a conseguir un rubio frío, no tan cálido como el dorado. Es fundamental hacer caso al peluquero sobre los productos que nos recomienda”, nos explica María Baras, quien nos da algunas claves para cuidar el pelo que se ha sometido a un cambio radical de color: “Son importantes también los tratamientos profesionales de hidratación en el salón de peluquería, y aplicar mascarillas en casa, con calor para aportar ese extra de hidratación. Además, conviene no abusar de las planchas o la tenacilla, es mejor trabajar las puntas con cepillo de cerdas naturales y secador. Al mes hay que retocar, aunque a mí no me molesta el efecto raíz, porque es el paso previo cuando se quiere recobrar el tono”, concluye.

Así es como puedes pasar de morena a rubia sin dañar tu cabello

Al intentar pasar de un tono oscuro a rubio es importante cuidar nuestro cabello, ya que la decoloración puede llegar a dañarlo severamente si no se hace de la forma correcta, lo mejor es prepararse mentalmente para pasar un buen rato en el salón de belleza, ya que dependiendo del tipo de cabello el proceso puede llegar a durar horas y no siempre se puede realizar el cambio completamente en la primera sesión. A continuación te decimos cómo puedes pasar de morena a rubia sin maltratar tu cabello.

Te recomendamos la nota siguiente:

Los estampados que serán tendencia en Instagram este otoño

Esta temporada reinarán los estampados que darán más versatilidad y color a tu guardarropa. Aprende a usarlos antes que nadie

Paciencia

como ya te dijimos la transformación de morena a rubia usualmente no se hace de la noche a la mañana, el proceso consiste en una examinación de tu cabello con la cual se determina el grado de decoloración al que puede llegar, entre más oscuro, más tiempo tardará en decolorarse. Para cuidar tu cabello es probable que tu colorista sugiera varias sesiones en las cuales irán decolorando tu cabello cada vez más hasta que puedan llegar al tono que deseas.

Tratamientos hidratantes

Los tratamientos hidratantes son esenciales si vas a pasar por varias sesiones, se recomienda que entre cada una de ellas te realices un tratamiento de hidratación para ayudar a tu cabello a recuperarse más rápido y poder seguirlo decolorando sin que se rompa.

Di adiós al calor

Si estás acostumbrada a peinar tu cabello con calor, te tenemos una mala noticia, una vez que comiences a decolorar tu cabello no podrás hacerlo tan frecuentemente, esto es por que el calor daña y debilita tu cabello lo cual se suma al daño que tendrá por decoloración, así que lo mejor es no usar tus herramientas de calor todos los días.

Considera qué rubio quieres

Tal vez hayas visto a una famosa con un rubio platinado y pienses que es el cabello de tus sueños, pero antes de tomar una decisión lo mejor es consultar a un experto, ya que todos tenemos tonos que nos favorecen y otros que nos hacen ver pálidos y cansados, para descubrir el tipo de rubio que quieres debes saber cuál es el que queda mejor con tu piel, además de tomar en cuenta que algunos requieren de mayor mantenimiento que otros, lo que equivale a más tiempo y dinero, si no quieres invertir estas dos cosas, tal vez puedas optar por un balayage o unas baby lights que te darán un cambio sin ser demasiado permanente.

Te recomendamos en video.

Bella Hadid y su pelo, o cómo pasar de morena a rubia con éxito: así se logra un resultado similar

  • Las Hadid tienen las cejas que querrás este otoño, y te contamos el motivo

Aunque Bella Hadid siempre ha asegurado ser rubia natural lo cierto es que a muchos les costaba imaginarse cómo le sentaría ese color de pelo teniendo en cuenta que, desde que se diese a conocer como modelo, el moreno ha sido su color. Sin embargo, hace unos meses decidió cambiar de look con un dorado con reflejos en color miel y para sorpresa de muchos, era muy favorecedor.

No es de extrañar que en vista de los resultados muchas se hayan animado a aclarar su pelo, pero cuando se quiere pasar al rubio algunos de los principales problemas residen en dar con un resultado natural y que además no reste expresividad. La pregunta es, ¿qué hay que tener en cuenta para un acabado como el suyo?

Bella ha recurrido al dirty blonde, una técnica de coloración que consiste en difuminar en un tono marrón claro la raíz y que se combina en la parte media del cabello con reflejos en un tono más dorado para conseguir aspecto muy natural. En su caso, Eduardo Sánchez, director de las peluquerías homónimas, explica que los tonos con los que se juega siempre son cálidos y van del miel al dorado, intensificándose y aclarándose en las puntas.

La clave reside en optar por una base castaña y posteriormente añadir reflejos.

«Podría decirse que incluso estamos ante una versión más cálida del dirty blonde y la clave es aplicar el color mediante la técnica del balayage, pero partiendo de donde se haría para dibujar una mechas californianas convencionales», cuenta y además señala que se juega con tonos y oxidantes muy suaves y que es un trabajo que se potencia especialmente sobre bases no muy oscuras, de ahí que suela aplicarse inicialmente u castaño claro. «La finalidad es que el color evolucione de forma natural con la acción del sol y el aire libre y por eso no hay efecto raíz y se pueden espaciar los retoques», puntualiza.

Si decides animarte y al igual que Bella hacer de este color tu elección para el otoño es importante que antes de acudir a tu salón de belleza tengas el cabello perfectamente hidratado -de este modo el color se fijará mejor- y que posteriormente recurras a productos específicos para su cuidado. El uso de las planchas, lacas y demás productos capilares pueden alterar el color, así que no dejes de incluir en tu rutina de belleza una mascarilla matizadora que ayudará a que no se vuelva anaranjado o amarillento con los lavados.

Conforme a los criterios de

The Trust Project Saber más

  • Pelo

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *