0

Depilacion laser primera sesion

Centros Único España

¿Cuántas sesiones de depilación láser son necesarias para eliminar el vello?

La depilación láser de diodo es un tratamiento muy eficaz para reducir o eliminar el vello de casi todas las zonas del rostro y del cuerpo.). El número de sesiones de láser que se necesiten dependerá del tipo de vello, piel, área a tratar y de los resultados que se pretendan alcanzar. Se recomienda una sesión cada tres meses para respetar el ciclo de crecimiento del vello. El tiempo medio para eliminarlo de forma eficaz se sitúa entre las 8 a 9 sesiones, pero podrá variar dependiendo de otros factores como alteraciones hormonales o la edad del paciente. ¿Cuánto duran las sesiones de la depilación láser? Una sesión de depilación puede variar entre 15 a 30 minutos en función del área a tratar. Zonas más pequeñas como el rostro o axilas suelen tardar menos tiempo y requieren menos sesiones. Zonas más amplias como el abdomen, las piernas, los brazos o la espalda pueden necesitar varias sesiones de 30m. ¿Cuánto duran los resultados de la depilación láser, es definitiva? No hay una duración fija para todas las personas y es conveniente hacer alguna sesión de recordatorio ya que no se puede decir que la depilación láser es para siempre porque el pelo se renueva y crece en distintas zonas del cuerpo y del rostro de forma continua a lo largo de la vida. Por eso, aunque se haya realizado un tratamiento efectivo, es recomendable hacer algunas sesiones de repaso para mantener la piel libre de vello.

  • Comparte

Depilación láser primera sesión: ¿y ahora qué?

Son muchos los pacientes que, tras el inicio de un tratamiento de depilación láser en, desean saber si los resultados serán visibles desde el primer día. También nos consultan con frecuencia sobre qué esperar tras una primera sesión de depilación láser, cualquiera que sea el tipo. Cuánto tarda en caerse el pelo después del láser es otra de las preguntas típicas que nos hacen quienes solicitan asesoramiento la depilación definitiva.

Ante estas y otras inquietudes similares en torno a la primera vez en la depilación láser, te contamos qué puede ocurrir, qué es normal y esperable y qué puede ser un problema del que ocuparse.

Depilación láser primera sesión: obtén resultados de la primera sesión de depilación láser

En efecto, una primera sesión de depilación láser genera muchas expectativas y despierta muchas dudas. Ello se debe a que, ya iniciado un tratamiento, queremos resultados al instante. Por ello, y porque es necesario que los pacientes cuenten con la mejor información sobre la depilación láser, vale la pena aclarar algunas cuestiones.

¿Qué puede ocurrir tras una primera sesión de láser?

  • Enrojecimiento e inflamación de la zona tratada. Es solo un cambio temporal. Incluso es probable sentir picor. También es 100 % normal, no hay nada de qué preocuparse. Un posible eritema puede llegar a persistir hasta el día siguiente, pero en menos de 48 horas la piel vuelve a ser la de siempre.
  • Posible irritación. Es un síntoma que se presenta con frecuencia y al que no hay que temer. Para que no vaya a más, es preciso evitar el uso de indumentaria demasiado ajustada, productos corporales con alcohol y maquillajes. En especial en verano, se recomienda no exponerse al sol, no nadar en piscinas (el cloro podría agravar el problema) ni realizar esfuerzos físicos que provoquen sudoración. En cambio, se sugiere hidratar bien la piel con productos recomendados por el médico.
  • El vello volverá a crecer, aunque mucho más débil. No significa que el tratamiento no esté funcionando, sino más bien todo lo contrario. Es normal. Ante el rebrote del vello es un grave error pretender arrancar el pelo indeseado de raíz (con pinzas, cera, maquinillas eléctricas o banda depilatoria). La mejor alternativa es rasurarlo con cuchilla o eliminarlo con crema depilatoria.
  • Puntos negros a la vista. No es nada por lo que alarmarse: corresponden al pelo muerto que la piel comienza a expulsar. Visiblemente resultan molestos, pero no son signos de ninguna complicación.
  • Pústulas por infección del folículo. La depilación láser agrede, en cierto modo, al folículo piloso. Por ello es común que, tras una primera sesión, se padezca de foliculitis (inflamación de uno o más folículos pilosos). Se soluciona aplicando una crema antibiótica durante las 48 o 72 horas posteriores.

¿Qué cambios positivos advertiremos tras una primera sesión de depilación láser?

Básicamente, se producirán cambios en la extensión del vello. De la noche a la mañana no se advierten grandes resultados. Pero, en la mayoría de los casos, el vello que vuelve a rebrotar lo hace mucho más frágil, como hemos dicho. Y, lo más importante: ya no alcanza la extensión de antaño. Tras cada sesión, el vello crece cada vez menos. Hasta desaparecer definitivamente, o al menos por un largo tiempo.

¿En cuántas sesiones de depilación láser desaparece el vello indeseado?

Nunca desaparece el vello por completo tras una primera sesión de depilación láser. Es importante aclararlo para no crear falsas expectativas. La lucha contra el vello indeseado es progresiva y se realiza paso a paso.

¿Por qué? Porque el vello pasa por diversas fases de evolución. Únicamente cuando está en la etapa de crecimiento efectivo puede ser destruido por efecto de la depilación láser. ¿Qué queremos decir con ello? A lo largo de varias sesiones de láser se irá alcanzando la destrucción de un mayor número de folículos pilosos.

El número de sesiones varía de acuerdo con el tipo de piel, la zona a tratar y las características del vello que se desea eliminar. El éxito se logra en casi un 90 %. Ello quiere decir que, en muchos casos, el vello crecerá nuevamente, aunque tan débil que será muy sencillo acabar con él.

¿Cuántas sesiones son necesarias para que el tratamiento se considere exitoso?

Si bien la cantidad de sesiones necesarias variará de un caso a otro, debe ser un médico especializado el que evalúe el tipo de piel, de láser, y la duración del tratamiento para obtener unos resultados óptimos.

Primera sesión: ¿cuánto dura?

Algunas personas, ansiosas ante el inicio de un tratamiento depilatorio con láser, se interesan por la duración de la primera sesión. Lo cierto es que no hay una respuesta única para todos los pacientes.

Una sesión de depilación láser puede durar entre diez o quince minutos y un par de horas. Se debe a que cada paciente, cada piel y cada tipo de vello son únicos. Además, el tiempo de duración de cada sesión en una clínica de depilación láser varía de acuerdo con la zona a depilar.

Por ejemplo, cuando hacemos depilación de las partes íntimas, una zona delicada y diminuta como las ingles brasileñas puede tratarse en un cuarto de hora. También la depilación láser en las cejas suele ser rápida. En cambio, en el caso de la depilación láser para hombre, eliminar el vello de alguien con mucho pelo o una espalda ancha lógicamente requiere de mucho más tiempo. No ocurre lo mismo, por ejemplo en una sesión de depilación masculina íntima.

¡Buenos días!

En primer lugar, disculpad que este post no viera la luz ayer, pero el sábado no asimilé que al día siguiente habría publicación y se me fue el santo al cielo con las programaciones. Podría haberlo solucionado ayer por la mañana, porque me desperté justo a las 10:00 pensando que tenía algo pendiente, sin saber exactamente el qué. Pero, después de dar unas cuantas vueltas en la cama, caí rendida casi hasta la hora de comer. En fin, ¡un desastre!

Aunque no hay por qué preocuparse, ya estamos de vuelta una semana más con un tema que interesa muchísimo en general y al que yo nunca le había prestado demasiada atención: la depilación láser.

A continuación os cuento a grandes rasgos en qué consiste, sus beneficios y cuál está siendo mi experiencia. Así que, ya sabéis, si os interesa…

¡Seguid leyendo!

Fuente

Hace unas semanas os dije que, de vez en cuando, habría posts “diferentes” a los habituales en los que os reseño productos, os enseño compras o comparto con vosotras looks de maquillaje. Como hace poco me animé con mi primera sesión de depilación láser, he pensado que sería interesante hablaros un poco sobre ello para que me contéis vuestras experiencias y, de paso, conocer diversas opiniones.

Yo os confieso que, hasta hace unos cuantos meses, jamás me había planteado adentrarme en el mundo de la “depilación definitiva”. Por suerte, no tengo excesivos problemas con el vello corporal y siempre me he desenvuelto muy bien con las depiladoras eléctricas. Tardo poco tiempo (o eso creía) y apenas sufro dolor, aunque depende del sitio.

Lo que sí me tenía menos contenta eran mis axilas. Desde hace años cogí “miedo” a depilarlas y comencé a rasurarlas con cuchilla. Supongo que hacerlo de forma tan continuada ha terminado fortaleciendo el pelo y consiguiendo que salgan varios pelitos en un mismo poro. Esto, a la larga, ha hecho que tenga que pasar la cuchilla casi-casi a diario y que, aún así, nunca se terminara de ver la piel tan limpia y lisa como en el resto del cuerpo.

Este invierno decidí que en cuanto viera una buena oferta en depilación láser, la aprovecharía. Como tampoco lo sentía como una prioridad, no me puse a buscar esa oferta por ningún sitio y ya sabéis lo difícil que es hallar algo cuando no se hace nada por encontrarlo. Pero, a veces, las cosas llegan sin buscarlas y así es cómo decidí someterme a la primera sesión en el centro de estética de Sabrina en Albacete.

Como ya sabréis muchas, a principios de junio fui a verla para que se encargara de mis cejas rebeldes. Me las diseñó con hilo y quedé encantadísima, así que guardé su número de teléfono en mis contactos para estar al día de las novedades que envía de vez en cuando a sus clientas. Un día recibí vía Whatsapp un mensaje automático avisando de la promoción de depilación láser Diodo que habría X semana y el precio me terminó de convencer. Por 15€ (varía por zonas) bien merecía la pena arriesgarse para ver qué tal iba, ¿no?

Mi amiga María me había hablado varias veces sobre esto y yo iba preparada para intentar soportar el dolor lo mejor que pudiese, a pesar de que Sabrina ya me había dicho que era casi indoloro y que apenas notaría nada. Pero ya sabéis lo que nos dicen los dentistas cuando nos sentamos en la temida silla del terror o los enfermeros cuando empuñan la jeringuilla…

Yo rasuré mis axilas un día antes de ir y la chica que se encarga de la máquina me las repasó. Como todo sucedió tan rápido (en serio, en poquísimo tiempo ya estaba lista), no recuerdo si me puso algún tipo de gel/crema sobre la piel o no, pero no sentí dolor. Sí que noté una sensación rara, como descargas de calor, pero totalmente soportable. ¡Mucho más que la silk-epil!

Cuando me fui de allí lo hice pensando que sí, que ya había dado el primer paso, pero que no vería resultados hasta que me diera, al menos, una sesión más. Y, cómo no, también me equivoqué. De hecho, si he decidido escribir este post es por lo contentísima que estoy. Con una sola sesión ya hay un cambio enorme: en casi todo el área donde antes salía pelo ahora tarda muchísimo más en salir y es más débil, algunas zonas pequeñas están calvas directamente y en otras, diminutas, el pelo sale igual de fuerte y rápido que antes. Pero claro, al ser tan poquito, puedo pasar varios días (casi una semana) sin pasar la cuchilla porque ¡¡no se ve nada!!

Hasta septiembre no tengo cita para mi próxima sesión y ya estoy expectante, la verdad. Os he comentado al principio que mi objetivo eran las axilas, pero al comprobar por mí misma cuáles son los resultados desde un primer momento, la rapidez de las sesiones y la comodidad posterior… Quizás me plantee ampliar mis horizontes 🙂

No soy ninguna experta en el tema y por ello no os voy a aburrir con una disertación sobre ello, pero, básicamente, éstas son las características del láser Diodo al que yo me estoy sometiendo en Plus de Belleza:

– La superficie que toca la piel es de 81mm2 y entrega el pulso de forma cuadrada, consiguiendo que la energía sea uniforme en cada disparo.

– La potencia es de 800nm-810nm y es considerada la longitud de onda óptima.

– Es adecuado para una gama más amplia de fototipos de piel y se puede hacer estando morena. No me refiero a que nuestra piel ya sea morena, sino a tenerla más bronceada por el sol.

– Cocoon Medical (el aparato que manejan en este centro) tiene patentado “crystal freeze”. Se trata de un sistema de enfriamento para la punta del manípulo. Actúa manteniendo una temperatura de 6ºC de forma constante en la punta del manípulo sin importar las horas de trabajo o la temperatura de la habitación.

– Están contraindicados tanto la exposición solar, como los rayos UVA en la zona a tratar durante tres días antes de la sesión.

– Es aconsejable no usar autobronceadores una semana antes.

– Es promordial evitar la depilación con métodos de arrancamiento del pelo (maquillina eléctrica, cera, pinzas, etc.). ¿Por qué? Porque, aunque el pelo esté rasurado antes, es necesario que esté bajo la piel para que actúe como conductor hasta el folículo.

– El tiempo de espera entre sesiones es muy importante para obtener mayor efectividad.

– Son necesarias entre 7-8 sesiones para eliminar el vello completamente, aunque a partir de la 6ª muchas personas ya no tienen que volver.

Principales diferencias entre la luz pulsada/IPL y el láser Diodo

Fuente

– La luz pulsada está indicada para pieles claras con pelo claro y oscuro. Diodo para pieles claras y oscuras, con ambos tipos de pelo.

– La eficacia al principio del tratamiento es mucho más alta en Diodo, ya que IPL debilita el vello y Diodo consigue eliminarlo en algunas zonas desde la primera sesión.

– La luz pulsada sólo debilita el pelo, retrasando su crecimiento, sin llegar a eliminarlo definitivamente como sí lo hace el láser.

– Luz pulsada 625nm y Diodo 800nm-810nm.

Diferencias entre láser Alejandrita y Diodo

Fuente

– El primero es efectivo en pieles claras con vello oscuro y el segundo en todo tipo de pieles y oscuridad del vello.

– La eficacia al principio del tratamiento es menor en Alejandrita, ya que se necesita de, al menos, 3 sesiones para que comience a eliminarlo.

– Tras 5 sesiones, la eficacia de Alejandrita es del 55% y de Diodo del 75%.

– Alejandrita 755nm y Diodo 800-810nm.

Todo lo comentado anteriormente depende de la zona a tratar y, obviamente, de cada persona.

Si tenéis alguna duda y sois de Albacete o alrededores, podéis contactar directamente con Sabrina en su página de Facebook, acudiendo a C/ Carmen de Burgos nº 8, 6º piso (Albacete) o a través del teléfono 684090520. Yo estoy encantada al 100%: por los resultados obtenidos, por el buenísimo precio y por el trato de ella y la chica que se encarga del láser. Creo que en este tipo de cosas es muy importante que las personas con las que vayas a tratar te hagan sentir cómoda y relajada 🙂 Siento que estoy haciendo una buenísima inversión y que, de momento, son unos de los 15€ mejor gastados de mi vida.

Espero que os haya resultado interesante el post y que me contéis cuál es vuestra opinión o experiencia en comentarios. Ya que la mayoría vivís en ciudades diferentes, podéis recomendar un centro con el que estéis contentas, y el cual ofrezca un buen servicio, para ayudarnos entre todas. Por mi parte, esperaré a la 2ª o 3ª sesión para volver a escribir una entrada contándoos mi evolución, involución o estancamiento… ¡Quién sabe! ;P

Nos leemos mañana con nuevos contenidos, ¡feliz lunes!

¿Cuándo se empieza a notar el láser de diodo?

¿Cómo funciona un láser de diodo?

El láser de diodo emplea el principio de la fototermólisis selectiva (SPTL, en sus siglas en inglés) para atacar los cromóforos —es decir, aquellos átomos o partes de la molécula que le dan color— de la piel, generalmente melanina o sangre. La luz láser destruye los cromóforos calentándolos de manera selectiva, pero sin afectar los tejidos circundantes. Cuando se trata el vello no deseado, por ejemplo, se daña la melanina de los folículos pilosos, lo que interrumpe el ciclo de crecimiento del pelo. El láser de diodo puede complementarse con técnicas de enfriamiento de la piel u otros métodos para reducir o neutralizar las posibles molestias, contribuyendo así a incrementar el confort del paciente.

Para que la depilación a láser de diodo sea efectiva, se necesitan máquinas equipos de gran potencia, con una energía mínima de 25J/cm2 en 30 milisegundos, como las que ofrece Grupostop.

¿Cuánto duran los tratamientos con láser de diodo?

Todos los tratamientos de depilación con láser de diodo se estructuran en un número determinado de sesiones, que suele oscilar entre las cuatro y las 14, dependiendo de la extensión de la zona que hay que tratar, la cantidad de vello y el fototipo (tipo de piel y cabello) del paciente. La duración de cada sesión también está sujeta a las variables anteriores, aunque acostumbra a oscilar entre los 10 minutos —para la depilación del labio superior, las axilas, las ingles u otras zonas reducidas— y los 75 minutos, como ocurre con las piernas completas en el caso de la depilación masculina.

En cuanto al tiempo que transcurre entre sesiones, esto lo determinará el experto que prescriba el tratamiento, dependiendo las características del tratamiento, pero lo más normal es que el lapso vaya de las dos a las seis semanas. En total, los tratamientos acostumbran a tener una duración de entre cuatro meses y un año.

Por lo que respecta a los efectos del tratamiento con láser de diodo, este procedimiento permite eliminar el vello corporal en el medio o largo plazo. Aunque tras el primer tratamiento lo normal es permanecer libre de vello durante varios meses, es posible que este vuelva a crecer. En cualquier caso, será mucho más claro y fino y, por lo tanto, mucho menos visible que el anterior.

Si eso ocurre, bastará con una sesión de mantenimiento anual para eliminar el vello del rostro y el cuerpo de una vez por todas. Además, con el Plan Stop —consistente en una tarifa plana en nuestros más de 60 tratamientos de depilación láser para hombres y mujeres—, estas sesiones también estarán incluidas.

Sea como fuere, tras diversas sesiones de mantenimiento, el vello deja de crecer por completo en la mayoría de los casos (entre el 75% y el 95% de quienes siguen el tratamiento, según diversos estudios).

06 de Abril de 2011 – 09:26 CEST by hola.com

Ahora que comienza el buen tiempo, muchas mujeres se acuerdan del incómodo vello, que pasa algo más desapercibido en los meses de frío, pero que ahora se muestra como un invitado nada agradable. Precisamente el láser se ha ido haciendo un hueco de excepción entre las técnicas de depilación, debido, sobre todo, a su duración. Por eso, hemos querido indagar un poco más acerca de esta técnica, para intentar dejarte las cosas un poco más claras en el caso de que te hayas planteado en alguna ocasión someterte a un tratamiento de depilación láser. Para ello hemos hablado con la doctora Verónica Arteaga Lujan, de las clínicas Depilhair, quien nos ha ayudado a conocer un poco mejor la técnica. ¡No te lo pierdas!
Para un profano en la materia, pueden surgir dudas por la gran cantidad de nombres y publicidad, a veces engañosa, que suele rodear al tema. ¿Cree que es fundamental confiar en la opinión y las recomendaciones de un médico?
No solamente las recomendaciones de un médico son fundamentales, sino también el seguimiento. Tanto la depilación láser, como la medicina estética no invasiva debe de tener un control y seguimiento médico continuo, para evitar poner en peligro la salud del paciente. Hoy en día hay muchos establecimientos en los que se ofrece depilación e incluso rellenos faciales sin tratamiento médico. Esto puede afectar gravemente la salud del paciente y tener consecuencias negativas permanentes.
Hoy en día, la depilación láser se realiza tanto en centros médico-estéticos como en centros de belleza o, incluso, peluquerías o gimnasios. ¿Cree que falta una regulación más clara para evitar posibles problemas?
Sin duda alguna la regulación es necesaria. Hay que tener en cuenta que el paciente está poniendo su cuerpo, su piel y su salud en manos de la persona que le está depilando a láser. Si la depilación es realizada por una persona no preparada y sin conocimientos médicos, se pueden producir lesiones muy graves, muchas veces irreversibles.
En paralelo al crecimiento de la demanda, aumentan también las quejas por pequeñas secuelas (quemaduras, por ejemplo) o por resultados que no son los esperados, ¿dónde radica el problema?
El mayor problema radica en la utilización de la aparatología por parte de no profesionales y sin el seguimiento y control médico. Si el personal que realiza la depilación tampoco está certificado para usar la aparatología, eso también puede acabar en quemaduras en el paciente. Hay que tener en cuenta que cada paciente es un mundo y que, por lo tanto, antes de realizar la depilación por láser, es necesario consultar una médica que examine la piel del paciente, los medicamentos que toma, etc.
La mejor manera de evitar estas secuelas es asegurándose de que el personal que maneja la máquina está certificada para ello y que haya un médico realizando un seguimiento.
Hablando de la técnica en sí, ¿los resultados son permanentes?
Los resultados son permanentes, siempre y cuando el paciente realice las sesiones cuando se le aconseja, en función del ciclo del pelo. Si se saltan las sesiones o se deja pasar demasiado tiempo entre una y otra, entonces los resultados se retrasan. Aunque los resultados son 100%, recomendamos que, una vez finalizado, se realice una sesión anual, para eliminar el vello rubio fino que aparece en pocas ocasiones.
¿Es un método seguro?
Si es realizado por personas certificadas para manejar el láser y bajo un seguimiento médico, la seguridad es total. Además de eficaz.
¿Para qué zonas está especialmente aconsejada?
Para todas. No hay ningún tipo de zona para la que no esté aconsejado el láser. Se puede utilizar en todas las zonas del cuerpo en cualquier tipo de pieles.
¿Hasta qué punto influyen el tono de la piel y el color del vello?
Con el láser Soprano el tono de la piel y el color del vello no influyen en absoluto. Está especialmente indicado para pieles morenas o pelo rubio, por eso puede ser utilizado incluso en verano cuando se toma el sol.
¿Cuál es el perfil idóneo para una sesión de depilación láser?
Todo tipo de edades a partir de los 14 años, hombre y mujer. Las únicas condiciones son que hayan pasado 3 días desde la última vez que tomó el sol y que la piel no tenga ningún tipo de heridas.
¿Sigue siendo dolorosa? ¿Han mejorado las técnicas en este sentido?
La tecnología ha mejorado bastante en este sentido. Con el láser Soprano la depilación es casi indolora, aunque por supuesto siempre depende de cada persona. Una persona puede ser más sensible que otra, pero el dolor es a penas existente.
¿Cuándo se comienzan a notar los resultados?
Desde la primera sesión que ya se nota como algunos pelos empiezan a crecer y se caen. Con cada sesión van aumentando las zonas libres de pelos, hasta que finalmente desaparecen todos. Se aconseja seguir los plazos indicados entre cada sesión para máxima efectividad.
¿Cuáles son las últimas novedades en el campo de la depilación láser?
El láser Soprano es la última novedad en cuanto a depilación láser.
¿La llegada del láser Soprano ha significado una pequeña revolución en el mundo del láser?
Así es, es el primer láser que permite depilar incluso pieles morenas o vello muy rubio, además de permitir tomar el sol pasados 2 o tres días. Hasta la llegada de Soprano, en verano era imposible depilarse y la gente con el vello muy rubio no notaba ningún tipo de eficacia.
¿Cuál es la mejor época del año para someterse a una sesión de depilación láser?
Gracias al láser Soprano le época del año es indiferente. Mucha gente prefiere hacerlo en invierno, pero es un tema puramente psicológico porque en esa época tienen el cuerpo tapado y no se preocupan por el vello…
¿Qué precauciones o cuidados debes tener una vez que empiezas con las sesiones de láser?
Ante todo avisar a la médica si se tiene algún tipo de lesión en la piel, si se está embarazada o si se ha empezado a tomar algún tipo de medicamentos. Todo esto es importante porque la piel puede cambiar y la doctora es la más adecuada para decir si se puede o no continuar con el tratamiento.
¿Qué zonas siguen siendo las que las mujeres más se depilan?
Hoy en día todas las zonas se depilan. Lo más popular son las axilas, las ingles y las piernas, pero otras zonas como la línea alba, vello facial, etcétera, son también muy comunes.
Láser Alejandrita, de Diodo, de Rubí, de Neodimio Yag… ¿quién es quién en el mundo del láser? ¿Nos podría hacer un pequeño resumen de manera clara y sencilla para entender un poco más de cada tipo y para quién resulta más eficaz?
La diferencia entre todos estos es la longitud de la onda:
El Alejandrita se utiliza sobre todo para vello oscuro y un tono de piel medio, el Diodo y se emplea para pieles oscuras y elimina todo tipo de vello, el Rubí es especialmente indicado para pieles claras y vello oscuro y finalmente el Yag, con la longitud de onda más alta, se puede usar con cualquier tipo de piel, aunque requiere una o dos sesiones más.
¿Eligen el tipo de láser más apropiado para cada persona en función de sus características?
Desde luego. Antes de empezar las sesiones se pasa una consulta médica gratuita. Ahí la doctora examina a cada cliente y determina qué tratamiento es el más indicado para él o ella.
Muchas lectoras siguen sin conocer las diferencias entre la fotodepilación y la depilación láser. ¿Nos las podría resumir de manera sencilla?
El láser tiene una luz que se desplaza en línea recta y que se absorbe con mayor precisión. Al ser más precisa, se protege el tejido de alrededor y afecta sólo a la melanina. Es decir, va directo a la raíz del pelo, la luz no se dispara a otras zonas de la piel. La fotodepilación tiene una luz que se desplaza hacia todas las direcciones, por lo que es menos precisa. Se absorbe en todas las zonas de la piel, por lo que el folículo del pelo no es atacado directamente.
La depilación láser ¿también es cosa de hombres? ¿Cada vez más hombres acuden a los centros de depilación láser? ¿Qué zonas son las más demandadas por ellos?
Hoy en día ya casi no hay diferencia entre hombres y mujeres en temas de depilación. En las clínicas tenemos ya casi el mismo número de clientes en ambos sexos. Los hombres son conscientes de que están en todo su derecho de cuidarse y lo hacen cada vez más. Al igual que en las mujeres, todas las zonas son muy demandadas, pero si hubiese que elegir unas favoritas, sería el tórax y la espalda, seguidos de los glúteos.
Direcciones útiles
Depilhair
Hedonai
IML

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *