0

Depilacion masculina genitales madrid

Depilacion del pubis. Funciones del vello púbico

La depilación púbica data desde el Antiguo Egipto, donde era costumbre rasurarse el pubis utilizando una mezcla compuesta de cera de abejas y azúcar o también con filos similares a navajas. Es curioso que fueran los hombres los que se depilaban los genitales y no las mujeres. Griegos y romanos siguieron esta costumbre.

Durante el siglo XIV la alta clase social también afeitaba sus genitales o «partes nobles» y además utilizaban pelucas fabricadas… ¿te imaginas con qué material?.

Curiosidades de la historia aparte, lo cierto es que hoy tendemos, sobre todo las mujeres aunque los hombres cada vez más lo demandan, a eliminar sin más este poco estético pelo de nuestro cuerpo.

La depilación del pubis, ingles brasileñas o la depilación masculina de genitales se están convirtiendo en servicios muy demandados, pero…

¿tiene el vello alguna utilidad y porqué la Naturaleza nos ha dotado de él?

1 La teoría mas aceptada es que el vello púbico participa en la retención del aroma de las feromonas, y por tanto sirve para estimular los sentidos y la libido del compañero sexual. ¿Feromonas?, son sustancias químicas que produce nuestro cuerpo para hacer llegar al otro el mensaje de que estamos preparados para el acto sexual. Y no sólo el aroma genital es «afrodisíaco», uno de los olores corporales con más poder para aumentar la libido es el olor de las axilas, de hecho antiguamente se fabricaban perfumes con este aroma y aún hoy existen en base a feromonas sintéticas.

2 Otra teoría conocida, es que el vello del pubis genera una barrera que evita la entrada de bactereas que pudieran provocar infecciones en los genitales, sobre todo para las mujeres ya que protegen la entrada de la vagina. Es semejante a la función que cumple, por ejemplo, el vello que se encuentra dentro de las fosas nasales. Sin embargo, esta teoría no explicaría la existencia de vello púbico en los varones. 3 Una tercera teoría afirma que la función del vello es mantener la temperatura cálida en la zona genital, garantizando así su correcto mantenimiento y funcionamiento, tal como el recubrimiento de la bolsa escrotal de los hombres.

Pero entonces…

¿es necesario mantener el vello púbico o es mejor depilarlo?

En nuestra opinión, dado que hoy la ropa limpia nos protege y además nos mantiene a temperatura adecuada, la mejor elección es mantenernos depilados. El hecho de que la zona púbica sea húmeda y cálida favorece la proliferación de agentes infecciosos, con lo cual mantener una buena higiene púbica ha de ser una preferencia. En cuanto a la técnica a utilizar, recomendamos la depilación mediante luz (láser o luz pulsada) sobre cualquier clásica por arranque, ya que en pocas sesiones nos olvidaremos del vello por mucho tiempo, además de evitar el riesgo de foliculitis o pelos enquistados, clásicos problemas de la cera, cuchilla, etc.

Y hablando de tendencias, hasta ahora lo habitual era depilarse la línea bikini clásica o a lo sumo las ingles brasileñas, que es la depilación del vello púbico más recortada, dejando una tira que cubre la parte central de los labios mayores. La nueva tendencia es la depilación integral del pubis o dejar una pequeña zona sin depilar en la unión de los labios mayores, dándole forma de rectángulo, triángulo, etc.

Estéticamente hablando, el pubis depilado nos resulta más bello, pero claro, esto es una cuestión de gustos. Que cada cuál tome su propia decisión.

Fuente: Agencias y Medios Especializados.
Germaine Goya, Centro de Estética Avanzada.

El 08/03/2012 / Depilación, Todos

Lo bueno y lo malo de depilar genitales a desconocidos

La depilación es una forma de arte y puedo asegurar por mi experiencia que es mucho más duro de lo que parece, especialmente cuando se trata de las zonas más íntimas. Los genitales son partes del cuerpo muy apreciadas que tienden a ser sensibles y todo puede salir muy mal cuando quien te depila comete un error.

Además, he escuchado muchas historias terribles por parte de clientes, normalmente con las bandas de cera que se pegan a la piel como protagonistas, ya que hay que volver a depilar la zona. Esa segunda pasada puede provocar moratones o quemaduras, e incluso desgarros vaginales o escrotales.

MIRA:

Desafortunadamente, una vez tuve que despedir a una chica que trabajaba para mí porque se había drogado durante el descanso. Cuando volvió al trabajo, sus clientas se quejaban de que la cera volaba por la habitación y de que les había hecho moratones y quemaduras de manera accidental en la vulva.

Eso sí, aunque vayas sobria, utilices todos los productos adecuados y te avalen años de experiencia, nada te garantiza que no vaya a salir mal. Durante el invierno, la piel de la mayoría de la gente está más seca y áspera y es propensa a romperse fácilmente, especialmente la del pene, que es tan flácida como suave.

Con el verano vienen otros problemas, ya que recibimos un montón de clientes primerizos que no tienen ni idea de lo que puede doler la depilación. Algunos salen corriendo después de los primeros tirones porque no están preparados para esos niveles de dolor, así que, por favor, hay que ser consciente de esto antes de la primera depilación.

En ocasiones, durante una depilación brasileña, puedo ver restos de excrementos en los pelos del culo y tengo que usar un trapo para limpiarlos con cuidado

Las mujeres que están a punto de tener la regla deberían ir con más cuidado, ya que son más sensibles en ese periodo y el dolor puede llegar a ser insoportable.

Sin embargo, el tratamiento no solo supone un reto para los clientes, sino también para las personas encargadas de la depilación. Las circunstancias en torno a la zona genital de un cliente pueden ser muy desagradables. En ocasiones, durante una depilación brasileña, puedo ver restos de excrementos en los pelos del culo y tengo que usar un trapo para limpiarlos con cuidado.

Recientemente, he tenido una clienta que me avisó antes de tiempo de que podría tirarse algún pedo porque acababa de dirigir una clase de yoga. Al poco tiempo, cuando estaba intentando depilarla no pudo evitar tirárselo en mi cara. Al rato, ya no podía aguantarlo más y la mandé al baño para que solucionara el problema. Otra clienta mía es una mujer muy corpulenta y depilarla puede ser una tarea muy pesada, ya que a veces tengo que utilizar mis codos para sostener su barriga.

A pesar de todo, diría que la tarea más complicada es la depilación masculina, ya que, al ser hombres, a veces tienen erecciones. Varias personas con las que trabajo me han contado casos en los que el cliente se ha corrido en sus manos durante la depilación. A mí nunca me ha pasado, pero sí me han pedido una cita después de depilar a un hombre con la erección aún caliente. Con este tipo de gente lo que hago es pegar tirones mucho más fuertes con las bandas de cera.

El día de San Valentín, hay gente que pide la forma de un corazón y teñirlo de rojo, y a veces les damos un pequeño toque final con un broche de diamantes

Esta es la razón por la que mi exnovio odiaba que mis clientes fueran hombres, ya que nunca le gustó la idea de que trabajara con penes ajenos. Cuando lo depilé por primera y última vez, mi exnovio empezó a llorar después del primer tirón y me pidió a gritos que parara.

Aunque puedan pasar todas estas cosas tan repugnantes y no todo sale siempre según lo acordado, me encanta el trabajo en sí. La clientela pide de todo, desde la pista de aterrizaje hasta el triángulo, pasando por la depilación completa. Para el día de San Valentín, hay gente que pide la forma de un corazón y teñirlo de rojo, y a veces les damos un pequeño toque final con un broche de diamantes.

De todas formas, lo mejor de mi trabajo es la relación especial que tengo con mis clientes. Los veo cada mes de una manera muy íntima y me cuentan sus secretos más profundos. En mi opinión, el vínculo que se establece entre la persona que depila y su cliente es uno de los más fuertes que existe.

*El redactor pidió conservar su anonimato para respetar la privacidad de sus clientes.

Este artículo se publicó originalmente en VICE NL.

Que los hombres cada vez se depilan más no es algo nuevo. Muchos recurren a la depilación láser para una eliminación definitiva del vello. Atrás quedaron esos dichos de “donde hay vello hay alegría” o “el hombre y el oso, cuanto más pelo más hermoso”.

Ya ha llegado la hora de decidir dónde sí y dónde no queremos tener vello. Una elección que puede acabar con el vello en zonas indeseadas, como suelen ser espalda, hombros, nuca, orejas, entrecejo o abdomen.

Pero muchos hombres tienen dudas de cómo funciona, cuánto dura o cuántas sesiones son necesarias. Lo primero a tener en cuenta es tu tipo de piel y el tipo de vello que presenta. Dependiendo de la sensibilidad de la primera y de la fuerza y grosor del segundo, el tratamiento requerirá un determinado número de sesiones.

Si te estás preguntando si el láser de diodo duele, la respuesta categórica es “no”. Obviamente, la piel está sufriendo una agresión externa y puede verse sensibilizada, pero el láser como tal no supone dolor.

En cuanto a la duración, hay tratamiento que requerirán de pocas sesiones, mientras que otros necesitarán de años, con revisiones anuales para ir eliminando pelos reincidentes. Una vez que el tratamiento es efectivo, no suele volver a salir el vello.

Espalda, pecho y hombros son las zonas más demandadas, por eso de que el vello ahí suele resultar más antiestético. Para los que tienen una barba muy poblada y no quieren afeitarse todos los días, también es una buena solución para el rostro.

Pero el mayor tabú en depilación masculina es la zona perianal, la que se prolonga desde el ano al pubis. Comprende parte de las nalgas, parte superior de las piernas, el ano, el perineo y parte del pubis masculino.

Por estética y comodidad, a muchos hombres les parece más adecuado rasurar esta zona, pero hay quien desearía no tener que hacerlo continuamente y acabar con el vello para siempre. Teniendo en cuenta que se trata de una zona especialmente sensible y delicada a la rasuración, la depilación láser se convierte en una alternativa definitiva al problema.

Son muchos los que no se atreven a preguntar por vergüenza, o porque creen que no es posible aplicar esta técnica a estas zonas. Se equivocan, ya hay muchas clínicas especializadas en depilación láser masculina, donde se lleva a cabo la depilación perianal como cualquier otra.

Esta zona genital masculina es de alta sensibilidad, por lo que las sesiones serán más cortas y espaciadas, y requerirá de la supervisión de expertos en el láser en vello masculino. Te recomendamos que le eches un vistazo a la web sobre depilación masculina de los Centros Unico, donde te podrán asesorar y darte presupuesto sobre la depilación de esta zona.

Depilación Intima o Integral Masculina o Femenina

La eliminación del vello en la zonas intimas o genitales o depilación integral cada día es más común tanto en hombres como en mujeres.

Son varias las zonas que las engloban y cuya depilación está en claro auge por motivos estéticos, higiénicos y en algún caso asociados a la sexualidad.

Depilación perianal, púbica integral, vaginal o labios vaginales, interglutea, genitales y pene despiertan cada día más interés y curiosidad tanto en hombre como en mujer.

Intentaremos explicar las implicaciones de la depilación en estas zonas, si es posible o no, si se puede utilizar el láser y si puede ser definitiva.

Depilación Perianal

El vello en la zona que rodea al ano es quizás de todas las anteriores la más demandada junto a la depilación púbica.

Casi más de un 40% de nuestros clientes que se realizan la depilación láser en otras zonas lo realizan también en esta zona buscando una depilación permanente o definitiva.

La eliminación del vello perianal es algo buscado tanto por mujeres como por hombres por:

  • Higiene
  • Estética
  • Comodidad
  • Sexualidad

Hay métodos tradicionales no definitivos como la rasuradora o cera pero al ser una zona muy delicada, altamente sensible y con difícil acceso, debes acudir a un centro de estética para realizarla.

La depilación láser, es sin duda, el método recomendado y el más usado ya que obtendremos una depilación definitiva o permanente del vello.

Nuestra experiencia de 10 años realizando depilación perianal con láser alejandrita en nuestros centros de Madrid es amplia y logramos buenos resultados en cuanto a depilación definitiva o permanente de la misma.

Como hemos explicado en nuestra web, los resultados dependerán de la fortaleza y oscuridad del vello y de la oscuridad de la piel.

En este caso, la zona perianal es una zona más oscura que el resto y por tanto, nuestra potencia debe ser más baja por lo que solemos necesitar un 30% más de sesiones que en zonas como piernas o axilas con un color mucho más claro.

Igualmente en esta zona y las otras que trataremos más abajo existe un factor hormonal algo mayor y puede existir neogénesis del vello lo que obligue a repasos periódicos.

Como en otras zonas, tanto en mujeres como en hombres, las sesiones se realizan cada 8-10 semanas y es muy importante una exploración de la zona antes de comenzar para determinar la efectividad del tratamiento.

Nuestro sistema de láser alejandrita sin dolor con crioterapia a -32ºC es fundamental en estas zonas sensibles donde la depilación con cualquier método es muy dolorosa.

El precio de la sesión individual es de 22 euros y con nuestras ofertas y precios mensuales de bonos puedes encontrarla aún más económica.

Depilación Glúteos o Línea Interglútea

Otra de las zonas más demandadas, en el caso de interglúteo en mujeres y glúteos por el hombre.

Aquí el tema estético pondera enormemente y por ejemplo en el caso de la mujer, es un servicio básico para lucir tanga y como complemento de la depilación brasileña y en hombre en muchos casos por sentirse cómodo con su cuerpo.

Al igual que en perianal, la depilación láser parece la mejor opción a nivel de comodidad, acceso y sensibilidad de la zona, precio total del tratamiento, etc…

El vello que nos encontramos en general excepto gluteos de hombres donde puede ser grueso y denso, suele ser fino y con poca densidad y color por lo que aunque aquí la piel es muy clara o más clara que en el resto del cuerpo.

Igualmente solemos necesitar un 30% más de sesiones de media para eliminar el 85-95% del vello.

El precio de la sesión de zona interglutea es de 22 euros y de 44 en glúteos para sesiones individuales. Consulta nuestras Ofertas

Depilación Íntima Femenina: Área Vaginal o Labios Vaginales

La zona más delicada dentro de la depilación íntima femenina es la zona de los labios vaginales al ser una zona hipersensible, delicada, llena de terminaciones nerviosas y por tanto una piel que puede someterse a cambios.

Esta zona es más pigmentada que el resto del cuerpo y muchísimo más sensible por lo que hay que tener extremo cuidado con las potencias para no quemar la zona y que no exista un dolor importante.

Esto lo conseguimos pero al usar potencias menores suelen ser necesarias más sesiones que lo normal en otras zonas.

El precio de la sesión en esta zona suele variar entre 22 y 44 euros

Depilación Brasileña o Caribeña y Depilación Púbica Completa

La depilación brasileña consiste en la eliminación del vello púbico por completo excepto un pequeña zona y tiene este nombre por el uso extendido del tanga en Brasil,

Mientras, en la Depilación Caribeña eliminamos por completo todo el vello, es decir, hacemos desaparecer todo el vello del monte de venus y la zona alrededor de los labios vaginales.

La depilación brasileña y caribeña están actualmente de moda ya que ahora se considera un vello poco estético y en algunos casos está asociado a disfrutar de relaciones sexuales más placenteras.

Por ello, cada vez es mayor el porcentaje de mujeres que deciden la eliminación completa sobre todo en menores de 40 años.

Esta depilación sí que se puede realizar con rasuradora, crema depilatoria, depiladora electrica casera pero tendremos el inconveniente de que en un mes volveremos a tener que depilarnos y que son comunes la aparición de vello enquistado.

Por todo ello y porque el vello púbico es normalmente grueso y oscuro y la piel de esta zona no tiene exposición al sol la Depilación Brasileña es perfecta para la depilación láser alejandrita.

  • En pocas sesiones con láser alejandrita tendremos una Depilación Definitiva de la zona, En 7 sesiones de media tendremos eliminado una media del 90% del vello
  • Con nuestro sistema de aire frío no sentirás ningún dolor. Con este sistema el láser no duele
  • Dejaremos de tener el vello enquistado
  • Al ser definitiva es importante decidir si se desea la eliminación total o parcial

El precio por sesión individual varía según la zona a eliminar ya sea monte de venus, pubis completo y si se incluyen labios y perianal.

Su precio oscila entre los 44 y 88 euros por sesión, existiendo ofertas para paquetes de sesiones.

Depilación Íntima Masculina. Depilación genital

La depilación íntima masculina engloba normalmente la zona púbica, junto con el periné y la base del pene. Aunque no es muy común existen hombres que por motivos estéticos y de sexualidad se la realizan.

En estas zonas podemos utilizar la depilación con cera como método de depilación, igual que rasuradoras o cremas depilatorias pero como siempre tendremos el inconveniente de la durabilidad.

La depilación láser alejandrita se puede aplicar en estas zonas con buenos resultados pero en el hombre existe un alto componente hormonal en el crecimiento del vello y normalmente es complicado desaparecer más de un 70-80% del vello tras un tratamiento completo.

¿Por qué? porque tendremos neogénesis y nos volverá a crecer vello, distinto pero vello a fin de cuentas y por lo tanto tendremos que repetir sesiones de repaso periódicamente.

Muchos clientes nos preguntan sobre la depilación de zonas genitales como testículos y pene sobre la que existe mucha controversia.

Nosotros no realizamos la depilación genital masculina ya que es compleja a nivel de acceso del láser, a nivel de rasurado, de posicionamiento del cabezal sobre la zona a disparar, y de la hipersensibilidad de la zona.

Por estos motivos, no podemos garantizar los mismos resultados que en el resto de zonas.

“Hombre de pelo en pecho, hombre de dicho y hecho”, reza un viejo refrán castellano. Y cierto es que, hasta no hace mucho, el vello masculino era un símbolo incontestable de virilidad. Pero los tiempos cambian y las modas mutan. Y hoy, mientras las caras se cubren con barbas, en los cuerpos se impone una depilación que alcanza su apoteosis con la llegada del verano.

Un reciente estudio de Philips revela que el 53% de los hombres y el 69% de las mujeres creen que “cualquier tipo de vello corporal es muy desagradable en la playa y la piscina”. Existe una auténtica lluvia de productos y servicios que luchan contra el indomable vello masculino. Incluso una zona hasta hace poco intocable, como la genital, se ve ahora atacada por cuchillas, rayos láser, cremas y ceras. Para los indecisos, vamos a desglosar las distintas técnicas, pros, contras, causas y efectos de la depilación masculina.

Un reciente estudio revela que el 53% de los hombres y el 69% de las mujeres creen que “cualquier tipo de vello corporal es muy desagradable en la playa y la piscina”

Lo primero: qué quiero depilarme
La depilación ya forma parte de la rutina estética masculina. Según la encuesta de Philips, 8 de cada 10 hombres se han depilado en alguna ocasión. Eliminando el exceso de vello, el hombre se siente más cómodo y atractivo, listo para encarar citas, actividades deportivas o el día a día.

La clave de la depilación perfecta estriba en conocer el propio cuerpo y actuar en consecuencia. El consultor de imagen Txema Mirón cree que el físico y la edad son decisivos: “No es lo mismo un hombre de 23 con un cuerpo definido que un fofisano de 50; la depilación masculina tiene que ser moderada según pasan los años”. Tras el apogeo metrosexual que provocó la fiebre de la depilación total, se impone el trimming o podado: “Ahora no se lleva ni el exceso ni la escasez de vello. Hasta los modelos se dejan algo de pelo para que el resultado sea natural”.

Si te sometes a una depilación integral el primer día y no tienes experiencia previa, te puede producir una especie de ‘shock»

Esteban Cañamares, psicólogo

El hombre ya no tiembla
Hay hombres que practican la autodepilación y otros delegan en su pareja: no en vano, el 55% de las españolas asegura haber depilado alguna vez a un hombre. Pero, a su vez, cada vez son más los que se ponen en manos de profesionales. Almudena Velázquez, del salón de belleza masculino Hom Estétic, nos ilustra con su experiencia: “El verano es la temporada alta, pero cada vez hay más clientes que vienen a depilarse todo el año. Lo que más se hacen es la cera en la espalda, que aquí se cobra a 25 euros, pero también glúteos, piernas, abdomen, pubis… Cada zona cuesta entre 10 y 35 euros. Una depilación integral, que incluye todo el cuerpo, asciende a 150”. Hoy por hoy, el hombre ya no tiene miedo a entrar en un centro de estética y ser atendido por una mujer, ni siquiera para depilarse zonas íntimas: “A mí solo se me fue una vez un señor a medio depilar, pero no por vergüenza, sino porque no aguantaba el dolor”, recuerda Almudena.

Cuidado con la cuchilla
Ryan Gosling muy depilado para ‘Crazy, Stupid, Love’ (2011). La maquinilla de afeitar es la forma más fácil, rápida y barata de depilarse, pero también la más peligrosa: el 62% de los hombres españoles ha sufrido heridas rasurándose el cuerpo, según un estudio desarrollado por la compañía Alpha Research. La estilista capilar Cristina Martínez advierte: «Se debe tener especial cuidado con la depilación de pubis y que se evite en zonas como manos o brazos, donde se podría provocar un excesivo endurecimiento del vello”. En estos tres lugares es preferible evitar la cuchilla.

El artista plástico David Farrán, que lleva más de quince años depilándose con cuchilla, discrepa: “No creo que el pelo crezca más duro al afeitarlo. Sí crece más rápido, pero no pasa nada, te pasas la maquinilla las veces que haga falta y ya está”. David prefiere la maquinilla: “Tengo el umbral de dolor muy bajo y la cuchilla solo me provoca picor después de afeitarte, cosa que soluciono echándome aloe vera”.

Mucho más segura que la maquinilla es la afeitadora corporal, y por eso es elegida por el 67% de los hombres a la hora de depilarse.

Cómo depilarse en casa

Tras el apogeo metrosexual que provocó la fiebre de la depilación total, se impone el ‘trimming’: ni el exceso ni la escasez

Existen centros que recomiendan las cremas depilatorias, sobre todo para ciertos pliegues que la cuchilla no puede alcanzar. Uno de ellos es el centro de depilación Germaine Goya: “Es lo mejor para depilarse en casa, pues resulta muy cómodo y totalmente indoloro; su único inconveniente es que, al no eliminar el vello de raíz, solo dura dos o tres días”.

Sin embargo, quienes han usado estos productos alguna vez ponen bastantes más pegas. David Farrán señala: “Escuecen, huelen raro y me irritan mucho la piel; a un amigo le provocaron hasta quemaduras”. Y el publicista Txema Mirón añade: “Para los varones son menos efectivas, ya que nuestro vello es más grueso. Por otra parte, a día de hoy a los hombres les sigue dando vergüenza comprar productos de depilación”.

Dar cera, pulir cera

Al principio de depilarme todo, mi chica llegó a decirme que tenía la sensación de estar acostándose con otra persona”

La cera depilatoria es uno de los métodos más duraderos, pues quita el vello de raíz, y no vuelve a salir hasta cinco o seis semanas más tarde. Pero los hombres se resisten a ella por una razón fundamental: el dolor. Txema Mirón apunta con sarcasmo: “Muchos chicos, animados por sus novias, se depilan con cera en pleno verano y parecen cochinillos de Segovia. Yo solo aconsejaría este sistema a hombres muy peludos que quieran pulir sus hombros y su espalda”. En el mercado hay infinidad de ceras para intentarlo en casa, pero para evitar sustos es mejor acudir a un centro especializado.

La esteticién Almudena Velázquez defiende el uso de cera al chocolate, que es una cera de baja fusión, pero con más temperatura que la tibia: “El pelo masculino es muy fuerte, y este tipo de cera dilata los poros y hace que el vello salga más fácilmente, además de relajar la piel y calmar la irritación. La cera tibia, que se aplica con una máquina de rolón, se la recomiendo a clientes sensibles porque duele menos que la caliente”. Para suavizar molestias, antes de la sesión hay que evitar el sol y darse un baño caliente para abrir los poros; y después, tomar una ducha fría e intentar no sudar. ¡Ah, y nada de alcohol!

Adiós definitivo al vello
Sea por láser o luz pulsada, la ventaja y el inconveniente de la fotodepilación es el mismo: que es para siempre. Por eso, debes tener muy clara tu decisión, sobre todo si te vas a depilar todo el cuerpo.

Cristina Rojo, psicoterapeuta experta en estas lides, sostiene: “Solo las clínicas que trabajan con láseres de alta gama te garantizan resultados eficaces”. ¿Precios? En Corporación Capilar, por ejemplo, realizan una depilación integral en ocho sesiones por una cantidad que ronda los 3.000 euros. ¿Caro? Hay que hacer cuentas, porque igual compensa, ya que es para toda la vida. Pero sí es doloroso: “No te voy a engañar, algunas veces ves las estrellas cuando te aplican el láser, pero si eres muy sensible te podemos poner una crema anestésica”, advierte la esteticién Cristina Martínez.

El consultor de imagen Txema Mirón realiza alguna matización: “Creo que lo de depilarse entero al láser está pasado de moda. Ahora se lleva jugar con las zonas según la época del año. Además, si no tienes un cuerpo ultradefinido puedes quedar ridículo”.

Y qué pasa el día después
¿Qué siente un hombre tras su primera depilación? Como es obvio, esto dependerá mucho de la personalidad y las circunstancias de cada individuo. Este es el testimonio de David Farrán, que recuerda su debú como una experiencia agridulce: “Me depilé todo el cuerpo y dos días después fui a la piscina. Nunca me había sentido tan desnudo. ¡Hasta me puse rojo! Es todo paranoia, porque te sientes observado, pero solo dos amigos se dieron cuenta de que me había quitado el vello. Y se partieron de risa, claro”.

Para suavizar el trauma postdepilatorio, el psicólogo Esteban Cañamares aconseja ir por partes: “Si te sometes a una depilación integral el primer día y no tienes experiencia previa te puede producir una especie de shock. Es más recomendable empezar por pequeñas zonas y técnicas sencillas, para ir ampliando después el rasurado a todo el cuerpo”. De esta forma, también los demás se irán acostumbrando a la progresiva desaparición de tu vello, sobre todo tu pareja. David, por ejemplo, recuerda que a la suya “le costó un poco adaptarse a mi depilación». «Al principio, llegó a decirme que tenía la sensación de estar acostándose con otra persona”, añade entre risas.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *