0

Deportes para practicar

Tabla de contenidos

De que equipo serias segun Tu personalidad?

Maikisvk11451Hace 2 años1Mi resultado es Madrid pero soy del Barcelona Sadow13579238942802Hace 2 años2Jjaja aveces Se equiboca xd. Guillem-MC7427Hace 2 años3Real Madrid «Ambicioso, en ocasiones codicioso e insaciable. Tu objetivo siempre es ganar y no consientes otro resultado que no sea la victoria. Poco o nada te importa de la opinión de la gente, el palmarés manda y ahí el Madrid es el mejor.» Sadow13579238942802Hace 2 añ[email protected] eres del Madrid? -IronMan2811Hace 2 años5 1 VOTOSadow13579238942802Hace 2 añ[email protected] ok 1 VOTOHarleyRace16932Hace 2 años7Atlético de Madrid Te gusta la dificultad, el culto al esfuerzo y los retos casi imposibles. Te han tirado mil veces al suelo y se han reído de ti, pero siempre te has levantado, la historia dice que tú eres grande. A veces victimista, no es fácil compartir casa con tu vecino millonario, siempre a su sombra. Ahora que vuelve a su sitio, demuestra que no te subiste al carro, sino que siempre has tirado de él. Desde pequeñito. 1 VOTOMadara698179Hace 2 años8No podría ser de otra manera, me ha tocado el mejor equipo del mundo, el fetén, el de los ganadores 2 VOTOSSadow13579238942802Hace 2 añ[email protected] Hala Madrid 1 VOTOMaikisvk11451Hace 2 años10Yo creo que los equipos que te pueden tocar son RM, Barca y At. Madrid Figure094761Hace 2 años11Tema de retrasados Madara698179Hace 2 años12 @Figure09 Mostrar citaTema de retrasados Responder / Comentar Subir Grupo > -De todo un poco- > De que equipo serias segun Tu personalidad?

¿Cuál es tu deporte ideal? ¡Haz el test!

Resultados: Y tu deporte ideal es… redoble de tambores (y recuento de letras)

MAYORÍA DE A. Actividades al aire libre

MAYORÍA DE B. Actividades de alta intensidad

MAYORÍA DE C. Clases dirigidas

MAYORÍA DE D. Yoga

MAYORÍA DE E. Natación

MAYORÍA DE A. Actividades al aire libre

Sal ahí fuera y prueba deportes que te permitan estar en contacto con tu entorno, ¡oxigénate y date un baño de vitamina D!

Si vives en la ciudad, súmate a la fiebre por el running, no solo es un gran ejercicio aliado quema calorías –sobre todo si, tal y como señala la investigación publicada en Medicine&Science in Sports&Exercise, juegas con la intensidad (corre dos minutos a sprint y completa uno a velocidad media).

Además este deporte te permitirá marcar tus propios horarios y escoger si prefieres hacerlo a solas o acompañada. Consejo de experta: La entrenadora Todea aconseja “empezar a practicarlo con alguien, ya sea un entrenador, tu mejor amiga o cualquiera de los grupos de entrenamiento que recorren la geografía española. De esta manera te costará más tirar la toalla, ya que la comunidad motiva y trabaja en pro a unos mismos objetivos”. De esto mismo hablamos hace un tiempo al darte las 7 claves para no perder la motivación en el ejercicio, según Patry Jordán.

¿Quieres un plus de motivación? Atrévete con el plogging, disciplina made in Suecia que combina el plockaupp (recoger) con el running. Prepárate para sentirte mejor contigo misma, ¡y con tu entorno poniendo tu granito de arena en la ayuda al medio ambiente!

Eso sí, si tienes problemas articulares y los deportes como mucho impacto -como es el caso del running– están en tu lista negra de actividades, ¡pásate al ciclismo! ¿Sabías que es uno de los deportes más practicados en España?

MAYORÍA DE B. Actividades de alta intensidad

Sin duda, te gusta aprovechar el tiempo. Admítelo, mientras hacías este test, ¡te has puesto una mascarilla facial!

Estás en forma, te encanta cuidarte y sabes que la clave para conseguir buenos resultados es la constancia. Desde Yo Elijo Cuidarme te recomendamos probar deportes como el HIIT (que son las siglas de High Intensity Interval Training), el CrossFit® o el entrenamiento funcional.

Estos deportes basan su rutina en hacer una serie de ejercicios a gran velocidad combinando periodos y repeticiones que implican mucha intensidad con breves descansos. ¿El resultado? Al salir de tu zona de confort corporal, estos ejercicios producen una aceleración del metabolismo, lo que se traduce en que después del ejercicio seguirás quemando calorías.

Aviso: debes dominar la técnica de cada ejercicio para aumentar las ‘revoluciones’ a las que lo realizas. En serio, antes de intentar hacer el máximo número de sentadillas en 40 segundos, asegúrate de hacer correctamente una, ¡o si no puedes acabar con una lesión! Haznos caso, no queremos terminar diciéndote eso tan maternal de “ya te lo advertimos”.

¿Quieres blindarte de las lesiones? Realiza estos ejercicios de alta intensidad en el agua, cada vez son más los centros que ofrecen clases como CrossFit® acuático, que fulmina las mismas calorías y protege tus articulaciones gracias al efecto amortiguador que ejerce el agua en cada movimiento.

MAYORÍA DE C. Clases dirigidas

Lo peor que te podría pasar es quedarte tú sola en una isla desierta. Da igual lo paradisíaca que fuera, tú necesitas compartir lo que te sucede.

Piénsalo: ¿quién es la que siempre organiza las fiestas de cumpleaños, las despedidas de soltera, los amigos invisibles, las escapadas de fin de semana y otras muchas citas-excusas para pasároslo bomba juntas? Tu gente es el centro de tu universo ¡y eso es maravilloso! Aprovéchalo a tu favor, haz que tu faceta social sea tu mejor aliada.

Así que coge el móvil, crea un grupo de WhatsApp con tus mejores amigas y propón probar cualquiera de las clases dirigidas que ofrece el gimnasio más cercano.

Zumba, Pilates, BodyPump… ¿qué más da? Hagáis lo que hagáis os lo pasareis en grande y, sobre todo, compartiréis unas risas juntas.

Otra opción 100% recomendable y que, según Todea, es una apuesta segura es el paddle: “El éxito de este deporte reside en que se comparte la pista con un compañero y las dimensiones de ésta hacen que no se tenga que correr tanto como en el tenis, además, es una actividad relativamente fácil y de poca exigencia física (algo crucial si partimos de un estado de forma débil)”.

MAYORÍA DE D. Yoga

Te gustaría saborear cada momento, a tu ritmo, sin prisas ni competitividad por ver quién corre en menos tiempo diez metros o hace más sentadillas en 40 segundos.

Sientes que tu cuerpo y, sobre todo, tu cabeza te piden un break, necesitas bajar tus revoluciones hasta un punto en el que sientas que no hay nada más allá de la esterilla (adiós, presentación del lunes a primera hora, cita con el dentista y reunión con el profesor de Pablito).

Deja a un lado los clichés sobre el yoga y atrévete a probar una sesión. No, no hace falta convertirte en vegetariana ni vestir con pantalones anchos de algodón para ser yogi, ¡olvida todo lo que has escuchado sobre esta disciplina milenaria!

Ah, y tampoco hace falta ser superflexible para hacer las âsanas (‘posturas’ en sanscrito, idioma del yoga). De hecho, la flexibilidad es el resultado de la práctica, no una condición sine qua non para desenrollar la esterilla.

¿Qué ya lo has probado y no te convence? Dale otra oportunidad, hay tantos estilos de yoga como personas y necesidades, por ejemplo, si lo que buscas es tonificar, lo tuyo es el Ashtanga Yoga, que es el más acrobático y exigente físicamente; si prefieres relajarte, el Hatha Yoga te está esperando.

MAYORÍA DE E. Natación

Si fueras una criatura mitológica, ¡seguramente serías una sirena! Goodnews: la natación solo tiene beneficios. ¡Por algo es el deporte que prescribe el 99,99% de los médicos!

Ya sea para combatir los dolores de espalda, recuperarte de todo tipo de lesiones o ejercitarte estando embarazada. Y es que aunque no lo parezca, con esta disciplina ser ejercita todo el cuerpo (sí, ¡TODO!) y el riesgo de lesión es casi nulo.

¿Qué más se puede pedir? Pues todavía hay más, un estudio publicado en National Center for Biotechnology Information (NCBI) afirma que nadar reduce los síntomas de ansiedad y de depresión.

¿La piscina ya no tiene secretos para ti?, ¿buscas es salir de tu zona de confort? Atrévete con las aguas abiertas y, si quieres un plus, haz caso a nuestra coach y prueba el surf. Alerta: es altamente adictivo.

¡Hora de empezar con tu deporte ideal!

¿Qué tal fue? ¿Encontraste tu deporte ideal? ¡Esperamos que sí y, ahora, ya no hay excusas! Pero para acabar de darte el último empujón, te recomendamos estos tres artículos que te serán de gran ayuda:

  1. Cómo empezar a hacer deporte y dejarte de rodeos
  2. Claves para no perder la motivación ni la fuerza de voluntad
  3. Consejos para elegir la mejor rutina de ejercicio

¿Crees que este artículo te ayudó a despejar tus dudas? ¡Seguro que conoces a alguien a quien le pueda interesar también! Compártelo con aquellos que arrancan el año con fantásticos propósitos y están desesperados buscando su deporte ideal.

Consejos para elegir qué deporte practicar

Hacer ejercicio es algo fundamental para la buena salud. Sin embargo, muchas veces el problema surge a la hora de elegir qué deporte practicar. Ya sea correr, caminar, nadar, la elección de uno u otro incluye distintos factores que se deben tener en cuenta.

La actividad regula la presión arterial, previene y ayuda a controlar la diabetes, las enfermedades cardiovasculares, problemas de articulaciones y trastornos de la salud mental. Pero existe cierta confusión sobre cuánto ejercicio realizar, con qué intensidad, con qué frecuencia y, sobre todo, qué deporte practicar. Para elegir se deben tener en cuenta unas cuantas variables, ¡te las contamos en este artículo!

Los diferentes tipos de ejercicio

Aeróbicos y anaeróbicos: ¿qué deporte practicar?

Antes que nada, debemos tener claro si lo que queremos es lograr una mejor figura o si se trata de una recomendación médica para tratar una patología. En el primer caso, dando por hecho que se esté en condiciones de practicar cualquier deporte, se debe conocer la distinción que existe entre ejercicios aeróbicos y anaeróbicos.

Los ejercicios aeróbicos —como correr, caminar, andar en bicicleta o nadar— son de una duración media-larga y requieren de la respiración. Ayudan a bajar de peso, incrementan la capacidad muscular, mejoran la función cardiovascular, regulan la presión sanguínea y bajan los niveles de colesterol, entre otros beneficios.

En cuanto a los ejercicios anaeróbicos, consisten en actividades de corta duración y de mucha intensidad: carreras cortas, levantar pesas, hacer abdominales… Con este tipo de ejercicio usualmente lo que se busca es el desarrollo de la musculatura, pero también es una excelente opción para evitar la fatiga, eliminar la grasa muscular y, sobre todo, mejorar el estado cardiorespiratorio.

Ver también: Cuánto tiempo es el recomendado para hacer ejercicio a diario

En el caso de que la intención de hacer ejercicio esté relacionada con un problema de salud, seguramente el médico te habrá orientado sobre qué tipo de actividades realizar de acuerdo con tu patología. De todos modos, le recordaremos algunas características de ciertos deportes que le resultaran útiles a la hora de elegir.

Salir a correr, efectivo pero con riesgo

Correr es un excelente deporte. Es fácil de practicar y muy efectivo, pero es lo que se denomina un“deporte de alto impacto”. Es decir, puede provocar lesiones tales como esguinces, desgarros, fracturas. La persona que no está adecuadamente preparada puede sufrir un accidente de este tipo. Por eso sería mejor que antes de empezar a correr te hicieras una prueba médica. Si todo está correcto, empieza poco a poco para poner a prueba tu resistencia.

Las caminatas, un momento de soledad o para aprovechar en compañía

Por otra parte, realizar caminatas es una opción que muchos consideran a la hora de realizar el ejercicio. En este caso, hablamos de un ejercicio aeróbico, no se trata de un deporte de alto impacto, y prácticamente cualquier persona lo puede realizar. Sin embargo, a algunas personas les puede resultar aburrido.

Si esta actividad se realiza de forma solitaria puede no resultar muy motivadora. ¿Por qué no aprovechar para hacer de este un momento de reunión con alguna amiga? Si por el contrario prefieres ir sola, aprovecha para escuchar música, para pensar en tus cosas y, en definitiva, para hacer de ese un momento para ti.

Natación, el ejercicio perfecto

La natación es un deporte que no se considera de alto impacto. Es decir, es muy poco probable que una persona se lesione en el agua. Además, permite realizar actividades lúdicas que estimulan a quien las practica. Es uno de los deportes más completos y que más recomiendan los médicos porque no solo beneficia al sistema cardiorespiratorio, sino que ayuda con diferentes problemas derivados del sedentarismo y el adoptar malas posiciones, como los dolores en la espalda y el cuello.

Te interesará: Cómo vencer el miedo al agua y mejorar tu técnica de natación

En resumen, una vida sedentaria es casi un sinónimo de enfermedades complejas a mediano o largo plazo.Pero lanzarse a realizar un deporte para el que no se está en condiciones o que no guste, provocará que terminemos frustrados. Por eso, te recomendamos que evalúes algunos aspectos y pruebes hasta encontrar el deporte perfecto para ti. ¿Te animas?

Septiembre es el mes de hacer buenos propósitos para el nuevo curso y, como siempre, en el top de nuestra lista suele estar el de comenzar a movernos más y a hacer más deporte. Quizás no hayas hecho deporte nunca o quizás lleves mucho tiempo sin practicarlo.

Sea cual sea tu caso, te contamos cuáles son las mejores opciones según tu edad, peso y objetivos. Así puedes comenzar a moverte más en este nuevo curso.

Lo primero es la seguridad y la salud

Antes de ponerte manos a la obra con esos nuevos objetivos debes tener en cuenta que tienes que hacerlo con seguridad. Si has pasado mucho tiempo sin moverte y sin hacer nada de deporte, es buena idea que te hagas una prueba de esfuerzo para comprobar que tu corazón se encuentra en perfecto estado y que no corres riesgos.

Si llevas mucho tiempo sin hacer deporte, una prueba de esfuerzo es básica antes de ponerte manos a la obra

La prueba de esfuerzo no va a evitar que sufras problemas o lesiones, pero sí puede detectar posibles anomalías para poder tratarlas a tiempo. En las pruebas de esfuerzo ponemos a nuestro corazón al límite en un entorno controlado y seguro: los sanitarios serán los encargados de interpretar los resultados de la prueba y de darnos el OK para practicar deporte, si ellos consideran que estamos preparados.

Qué deporte elegir según tu edad

La edad es uno de los factores más importantes a la hora de escoger un deporte sobre todo si llevamos mucho tiempo sin movernos del sofá. En cada etapa de nuestra vida tenemos inquietudes y necesidades diferentes que pueden variar nuestras elecciones deportivas. Sin embargo, hay un tipo de entrenamiento que es adecuado en todas estas etapas y que no deberíamos pasar por alto: el entrenamiento de fuerza.

El deporte en los adolescentes

Si durante nuestra infancia solemos limitarnos al juego, la adolescencia es la etapa en la que puede comenzar a despuntar nuestro interés por el deporte. El entrenamiento de fuerza, como decíamos, es importante en esta etapa ya que contribuye tanto al desarrollo físico como mental de los adolescentes.

Los deportes de equipo pueden ser también una buena opción en esta etapa de la vida, ya que permiten fomentar diferentes valores como el de la colaboración, el liderazgo y el trabajo en grupo. También puede ser la puerta de entrada hacia deportes competitivos.

El deporte en los adultos jóvenes

En esta etapa vital nos asentamos y comenzamos a tener responsabilidades que no habíamos tenido antes. El estrés en el trabajo o la falta de tiempo para dedicar a nuestros hobbies pueden hacer mella en nuestro estado de ánimo, y el deporte puede ser una forma genial de canalizar esas sensaciones. En esta época podemos buscar deportes con los que liberemos estrés (el boxeo, kickboxing y deportes de contacto, no en vano, están ahora muy de moda).

El running como un medio para dejar nuestra mente en blanco al mismo tiempo que cuidamos nuestro sistema cardiovascular es otra buena opción. También podemos tener en cuenta las actividades cuerpo-mente como pueden ser el Pilates y el Yoga: además de facilitarnos el hecho de centrarnos en nosotros mismos durante una hora al día y no pensar en nada más, fomentan la idea de conocernos mejor y de superarnos a nosotros mismos.

El deporte en los adultos mayores

Una vez hemos llegado a esta etapa, la conservación de la salud es lo más importante. El entrenamiento de fuerza, sobre todo en mujeres mayores y siempre bajo la supervisión de profesionales, puede ayudarnos a luchar contra ciertas patologías comunes como puede ser la osteoporosis.

Conservar la movilidad de las articulaciones y trabajar el movimiento eficaz y seguro es otra de las prioridades en esta etapa de la vida: para ello lo mejor es optar por actividades de intensidad moderada y sin mucho impacto como pueden ser las actividades en el agua (natación, aquagym), el trabajo aeróbico ligero (caminar, bicicleta, elíptica) y las actividades cuerpo-mente (Pilates, Yoga, Body Balance).

Dime cuál es tu objetivo y te digo qué deporte te ayuda a conseguirlo

Muchas de las personas que se plantean comenzar a hacer deporte después de un largo período de inactividad lo hacen con la idea de perder peso. Sabemos que, en el caso de querer perder peso, la dieta va a ser un factor determinante, mucho más que el ejercicio: esto sucede porque somos muy eficientes acumulando energía y menos eficientes gastándola. Aun así, si a una alimentación adecuada y bien planteada (a poder ser por un profesional de la nutrición) le añadimos ejercicio físico, alcanzaremos nuestros objetivos de pérdida de peso de forma más sencilla.

  • Si tu objetivo es perder peso: si llevas mucho tiempo sin moverte y tu objetivo es el de perder peso, la combinación de trabajo de fuerza con entrenamiento aeróbico puede ser una de las mejores opciones que tienes para llegar a tu objetivo. El entrenamiento de fuerza te ayudará, además de a mejorar tu composición corporal, a proteger tus articulaciones y a ser más eficiente en el trabajo aeróbico. Una combinación de dos días a la semana de entrenamiento de fuerza en sala de fitness con otros dos días de actividades aeróbicas (caminar a buen paso o comenzar a correr, entrenamiento en la bicicleta o la elíptica, clases colectivas de base aeróbica…).

  • Si tu objetivo es ganar masa muscular: pero no todo el mundo tiene como objetivo perder peso, sino que muchas personas acuden al gimnasio con la idea de ganar masa muscular. En este caso, el entrenamiento y la nutrición están claros: tendrán que estar ambos orientados a la hipertrofia muscular. Si somos novatos o llevamos mucho tiempo sin realizar este tipo de entrenamiento, lo más interesante será comenzar por aprender la técnica correcta de los ejercicios que van a formar parte de nuestro entrenamiento, y a partir de ahí podremos ir progresando.

Como veis, tanto en el caso de la pérdida de peso como en el de la ganancia de masa muscular, la nutrición es una parte importante: de poco sirve que nos matemos a entrenar en el gimnasio si después descuidamos nuestra alimentación.

  • Si tu objetivo es simplemente ser más saludable y encontrarte mejor en tu día a día: esto implica liberarte del estrés, dormir mejor y moverte más a diario. Para conseguirlo podemos echar mano de cualquier tipo de deporte que nos haga disfrutar mientras lo estamos practicando. Es importante, en este caso, que huyamos de modas y que probemos diferentes actividades y deportes hasta que encontremos el que encaje más con nosotros y con nuestro estilo de vida.

Qué hacer cuando partimos de un sobrepeso severo u obesidad

No nos referimos a los casos en los que nos sobran un par de kilos, sino a aquellos en los que la persona ha sido disgnosticada con sobrepeso grave u obesidad. En este caso es muy importante que dispongamos de un plan de acción guiado por profesionales y que vayamos avanzando de forma muy progresiva para poder llegar a un peso saludable de forma segura.

Cuando hay sobrepeso u obesidad, tanto las articulaciones como los músculos van a sufrir más que en otros casos al practicar deporte: por eso es importante comenzar de forma progresiva y con deportes que no sean de alto impacto para minimizar ese riesgo. La carrera, por ejemplo, estaría desaconsejada en este caso: una mejor solución podría ser caminar a buen paso ya que tiene un impacto menor sobre nuestras articulaciones. Otros deportes como el tenis o el pádel, que nos exigen cambios de dirección bruscos y rápidos, tampoco son la mejor opción en caso de sobrepeso u obesidad.

Una mayor actividad física diaria acompañada de actividades de bajo impacto puede ser un buen punto de partida

Como siempre, el entrenamiento de fuerza sí figura entre las actividades recomendadas, ya que nos ayudará a proteger nuestras articulaciones y a mejorar nuestra composición corporal (recordemos que no es tan importante el peso como la grasa que acumulamos). La natación o el ciclismo, que también son actividades de bajo impacto, también tienen cabida en este caso.

Otro factor importante si partimos de una situación de obesidad o sobrepeso es el de incluir más actividad física diaria a nuestro día a día; es decir, movernos más de lo que lo estamos haciendo ahora. Caminar hasta el trabajo, levantarnos de la silla cada cierto tiempo o dedicar una parte de nuestro tiempo libre a realizar actividades en las que nos mantengamos en movimiento (pasear, montar en bici como modo de ocio, bailar) también pueden ser de gran ayuda.

Imágenes | Pexels, iStock,
En Vitónica | Las claves para saber a qué clase colectiva te interesa apuntarte. Guía práctica para acertar

10 deportes ideales para adolescentes

La adolescencia es una de las etapas más difíciles por todos los cambios a los que se enfrenta un adolescente, pues tendrá que lidiar con un proceso de identificación y definición: se formará su personalidad. Por eso, el deporte es uno de los aspectos que le ayudará a convertirse en una persona íntegra.

El deporte en la adolescencia

En esta etapa tu hijo debe sentirse bien consigo mismo, sin estrés y con el doble de fuerza y energía; lograr llegar a tal satisfacción es complicado, pero una disciplina deportiva puede ayudar. Por esta razón, te presentamos los 10 deportes ideales para los adolescentes ¡comenzamos!

1. Atletismo

Físicamente: disminuye el porcentaje de grasa corporal, regula la frecuencia cardiaca y mejora el sistema inmune.

Integralmente: aprende valores como la perseverancia y la fuerza de voluntad.

<<¿Qué pasa si a tu hijo no le gustan los deportes?>>

2. Baile

Físicamente: corrige malas posturas, aumenta la flexibilidad, la fuerza y la resistencia, mejora la coordinación, la concentración y la memoria.

Integralmente: perfecciona las relaciones personales a la par que incrementa la confianza en uno mismo, disminuye la sensación de soledad o ansiedad y canaliza correctamente la expresión de sus sentimientos.

3. Equitación

Físicamente: mejora el equilibrio, la postura, la coordinación motriz y los reflejos, regula el tono muscular, disminuye la espasticidad (músculos contraídos).

Integralmente: al ser un deporte que se practica con otro ser vivo se fortalecen sentimientos como el respeto y la responsabilidad, se amplia el sentido de ubicación en el espacio y en el tiempo.

4. Básquetbol

Físicamente: desarrolla la masa muscular, estatura y los reflejos, aumenta la vitalidad y la energía.

Integralmente: reduce actitudes violentas en personas temperamentales y principalmente fomenta la convivencia entre amigos y familiares.

5. Ciclismo

Físicamente: favorece al aprovechamiento de carbohidratos, previene la hipertensión y enfermedades cardiovasculares isquémicas y obesidad

Integralmente: incrementa el positivismo y calma sentimientos negativos como la ira, la ansiedad y la angustia. Además, brinda energía gracias a que reduce la sensación de fatiga.

6. Gimnasia Olímpica

Físicamente: favorece la flexibilidad y coordinación, disminuye la sensación de cansancio y genera sensación de mayor nivel de energía y disminuye el riesgo de padecer osteoporosis.

Integralmente: desarrolla la confianza y estabilidad emocional, permite la autorealización, contrarresta la timidez, desarrolla el sentido del ritmo e incrementa el sentido de disciplina.

7. Esquí

Físicamente: incrementa la agilidad, flexibilidad, coordinación, equilibrio y aumenta la sensibilidad.

Integralmente: disminuye los niveles de ansiedad al tratarse de una actividad ideal para despejarse y desconectarse de la rutina al entrar en contacto con la naturaleza.

8. Tenis

Físicamente: ayuda a mejorar la capacidad aeróbica y anaeróbica, mejora la coordinación, flexibilidad y agilidad.

Integralmente: enseña a trabajar bajo presión, a ser responsable de las decisiones que uno toma, se aprender a competir sin que se afecte el estado de ánimo y favorece al planteamiento de objetivos claros.

9. Fútbol o flag fútbol

Físicamente: tonifica los músculos de las piernas y del abdomen, mejora el equilibrio corporal, fortalece la estructura ósea.

Integralmente: refuerza el desarrollo social, crea autonomía y estimula el carácter del adolescente acostumbrándole al trabajo en grupo y manteniendo el espíritu competitivo.

<<5 beneficios del flag fútbol>>

10. Natación

Físicamente: mejora el funcionamiento de la actividad osteomuscular y de la capacidad respiratoria, fortalece tejidos, especialmente si la practican desde pequeños.

Integralmente: genera estados de ánimo positivos, tranquiliza la mente y aumenta la concentración.

Recuerda que la actividad física también servirá para prevenir malos hábitos como el consumo de sustancias nocivas. Y además, tu hijo aprenderá a enfrentar los desafíos físicos y emocionales que se les presenten. ¡No dejes de motivarlo, involúcrate y muestra interés!

En la preparatoria del Colegio Williams llevamos la práctica del deporte con instructores capacitados, para brindarle a nuestros alumnos actividades deportivas como natación, buceo, equitación y muchas más, que complementan la formación integral de tu hijo.

Te invitamos a conocer la experiencia académica y deportiva de Iker, alumno de Prepa del Colegio Williams.

Elige el deporte adecuado para ti

  • Tamaño de texto más grandeTamaño de texto grandeTamaño de texto regular

A Corey y a Angie, dos hermanos gemelos, les gusta jugar a todo tipo de deportes al aire libre con sus amigos. Sobre todo, les encanta jugar a baloncesto y a fútbol americano. Cuando el día es soleado, Corey y Angie acostumbran a practicar con la pelota de fútbol, a tirarse pelotas de béisbol, o van a correr.

Dentro de un mes los dos gemelos empezarán a estudiar en un instituto de secundaria y ninguno de los dos sabe qué deporte practicará el próximo otoño. Corey se debate entre el fútbol americano, el fútbol europeo y el cross. Angie no sabe si probar un deporte nuevo, como el hockey sobre césped, o seguir con uno que ya domina, como el fútbol europeo y el cross. Ambos se enfrentan a un dilema al que se enfrentan muchos adolescentes —qué deporte practicar y cuál dejar de practicar.

Tantos deportes, ¡y tú solo eres uno!

A algunos chicos y chicas les cuesta mucho tomar una decisión sobre qué deporte elegir durante los años de secundaria porque no han practicado ningún deporte organizado previamente y no están seguros de que les vaya a gustar. A otros les resulta especialmente difícil decidirse porque a sus amigos no les gusta el mismo deporte que a ellos.

Independiente de cuál sea el dilema que se te plantee, tienes que tomar la decisión que sea mejor para ti. Si eres un crack en el fútbol europeo pero preferirías probar el fútbol americano porque parece más divertido, date la oportunidad de aprender algo nuevo (¡pero asegúrate de que a tus padres les parece bien)!

La razón de ser de cualquier deporte es pasárselo bien. Si hay un deporte que te gusta mucho pero no estás seguro de que te vayan a seleccionar para el equipo de tu centro de estudios, pruébalo de todos modos. ¿Qué es lo peor que puede ocurrir? Si no te seleccionan, siempre podrás probar con otro deporte. Y en los deportes como el cross y el atletismo no se suele limitar la cantidad de participantes. Se pueden practicar aunque no se forme parte del equipo que va a competir con otros centros.

De vez en cuando hay lugar para las individualidades en los equipos

Algunos deportes, como el lacrosse o el hockey sobre césped, requieren que todos los miembros del equipo estén en sintonía y funcionen de forma coordinada. Es innegable que algunas personas destacarán más que otras, pero no siempre hacen falta superestrellas para formar un buen equipo.

Hay deportes, como el tenis, el atletismo, el cross, la natación, la gimnasia y la lucha libre, donde los resultados individuales se suman para obtener la puntuación global del equipo. Por supuesto, hay excepciones, como los relevos en el atletismo y la natación, pero la mayoría de las veces es posible ganar individualmente mientras tu equipo pierde y viceversa.

Nadie te conoce mejor que tú mismo. Tal vez te encante estar en el punto de mira. O tal vez te moleste cómo se comportan tus compañeros de equipo cuando se ponen supercompetitivos. O tal vez sencillamente no soportas tener que competir con tus compañeros de equipo por un puesto en la alineación inicial. Sea cual sea el motivo, es posible que lo tuyo no sean los deportes de equipo —y no hay nada malo en ello. Afortunadamente hay muchos deportes que se pueden practicar individualmente entre los que elegir.

Si en tu centro de estudios no se practica el deporte que a ti te gusta

Algunos centros tienen recursos limitados —por ejemplo, un centro urbano puede no tener mucho terreno para campos de juego, mientras que un centro rural puede no tener suficientes alumnos para formar un equipo de cada deporte.

La región geográfica donde se encuentre tu centro de estudios también puede influir. Si vives en un lugar donde nieva desde el otoño hasta la primavera, probablemente en tu centro no se podrán practicar muchos deportes al aire libre.

Si tu centro no ofrece la posibilidad de practicar el deporte que a ti te gustaría, no te desesperes. Siempre puedes probar otro deporte durante una temporada o enterarte de si en tu localidad hay una liga amateur en la que te podrías apuntar.

Si los deportes organizados no son lo tuyo

A mucha gente le atrae la competición y la popularidad que se puede derivar del hecho de formar parte de un equipo deportivo. A otras personas les encanta el compañerismo y el espíritu de equipo que fomenta este tipo de deportes. Pero para algunas personas los equipos deportivos solo son un motivo de frustración y otra forma de hacer grupitos. Si no eres precisamente un amante del deporte organizado, donde tienes que seguir las reglas de otros, hay muchas otras opciones divertidas y emocionantes entre las que puedes elegir.

Tal vez tengas ya una rutina de ejercicios o actividades que te gusta hacer en tu tiempo libre, pero si estás buscando algo que te mantenga ocupado al tiempo que te ayuda a elevar la autoestima, prueba algunas de las siguientes actividades:

Trepa hasta la cima. Si cuando eras pequeño te encantaba trepar a los árboles y escalar muros, entonces la actividad perfecta para ti es la escalada en roca. La escalada en roca es uno de los ejercicios más completos, ya que permite trabajar las manos, los brazos, los hombros, la espalda, el estómago, las piernas y los pies — ¡Y TODO A LA VEZ!

Montañismo (¡sí, puedes traerte la bici!) ¿Te has preguntado alguna vez qué cosas tan interesantes te aguardan en esas pistas y sendas de montaña por explorar que no están demasiado lejos de tu casa? ¿Por qué no lo averiguas? Es una forma magnífica de hacer ejercicio. El excursionismo y la bicicleta de montaña son dos formas estupendas de aprender cosas sobre la naturaleza al tiempo que se trabaja el corazón y la respiración. Aunque solo vayas a coger una conocida pista local, ve acompañado por lo menos de otra persona por si ocurriera algo. Si quieres hacer una excursión fuerte de varios días de duración, deberías ir acompañado de alguien que tenga una amplia experiencia en montañismo.

¡Al agua patos! El agua es perfecta para plantearse nuevos retos. Hay multitud de actividades acuáticas de diferentes niveles de dificultad y energía. Aparte de la natación, puedes probar canoa, kayak, pesca, remo, la vela, esquí acuático, windsurf y, si eres muy lanzado, surf.

Encuentra tu yo interior

Muchas actividades pueden ayudarte a fortalecerte tanto física como mentalmente. El yoga, el método Pilates y el tai chi pueden ser relajantes, al tiempo que te permiten ponerte en forma.

  • El yoga tiene montones de beneficios. Mejora la flexibilidad, la fuerza, el equilibrio y el nivel general de energía. Aparte de los beneficios físicos, muchas personas que hacen yoga dicen que reduce la ansiedad y el estrés y favorece la claridad mental.
  • El método Pilates es una rutina de condicionamiento corporal cuyo objetivo es trabajar la flexibilidad, la fuerza, la resistencia y la coordinación sin añadir volumen muscular. El método Pilates también ayuda a mejorar la circulación, a esculpir el cuerpo y a fortalecerlo desde el «núcleo» o «centro neurálgico» (el torso). Las personas que practican Pilates regularmente suelen tener mejor postura, son menos proclives a lesionarse y se sienten globalmente más sanas.
  • El tai chi es un antiguo arte marcial chino que es estupendo para mejorar la flexibilidad y fortalecer las piernas, los músculos abdominales y los brazos.

Desconecta para recargar pilas, ¡pero no te apalanques!

Independientemente de que elijas un deporte o tres, asegúrate de tomarte un descanso de la competición y, durante ese tiempo, dedícate al entrenamiento mixto o combinado. Eso te permitirá desconectar temporalmente de tu deporte o deportes sin dejar de hacer ejercicio y sin perder la forma física.

Dos ejemplos de entrenamiento mixto o combinado son la natación y la bicicleta estática. No solo fortalecen el corazón y los pulmones, al ser actividades donde se trabaja la resistencia cardiovascular, sino que también ayudan a desarrollar los músculos. La natación te puede ayudar a tonificar el torso, mientras que la bicicleta te fortalecerá los muslos.

También puedes probar a hacer bicicleta al aire libre en los días que haga buen tiempo, parándote periódicamente para hacer abdominales y flexiones a fin de trabajar y tonificar los músculos del abdomen y el tórax.

El período de desconexión entre temporadas competitivas también puede ser una perfecta oportunidad para probar el entrenamiento de fuerza. Antes de iniciar este tipo de entrenamiento, consulta a tu médico y al entrenador o monitor de condicionamiento físico de tu centro de estudios o gimnasio. Tu médico podrá facilitarte información y aclararte las dudas que puedas tener sobre los distintos tipos de actividades físicas, y tu entrenador podrá diseñarte una rutina de ejercicios que te ayude a mantenerte en forma y a prepararte para tu deporte.

Revisado por: Sarah R. Gibson, MD Fecha de revisión: junio de 2014

La actividad deportiva tiene un gran potencial educativo. Será importante para la formación física, mental, emocional y social de los niños.

Al llegar la etapa de la adolescencia, aumentan los espacios donde se darán posibles intercambios sociales y en la búsqueda de su independencia, e identidad se debilitará la referencia que suponía la familia en la primera infancia.

Por tanto, será de gran relevancia la práctica del deporte en la adolescencia ya que facilitará la adquisición de valores y las habilidades necesarias en esta etapa para que los jóvenes sepan relacionarse socialmente.

Beneficios de practicar deporte en la adolescencia

La práctica deportiva debe ser fomentada desde la infancia por parte del colegio y desde casa. Juega un papel muy importante en el desarrollo de los pequeños y será fundamental para convivir con la etapa de la adolescencia. Son muchos los beneficios que puede aportar la actividad física:

– El que practica un deporte tendrá menos problemas de salud cuando sea adulto.

– El ejercicio físico le ayuda a descansar mejor y tener mayor calidad de sueño, ya que practicándolo descargará tensiones y favorece la relajación.

– Le ayudará a ejercitar la coordinación motora, la resistencia, la fuerza muscular y la flexibilidad, además de combatir la obesidad.

– Psicológicamente le ayuda al niño a darse cuenta del valor del esfuerzo, y aprender a luchar por objetivos a largo, corto y medio plazo. Les hace ser más constantes y disciplinados.

– El deporte le ayuda a conseguir una estabilidad emocional.

– Aumenta la autoestima. Tiene una mayor sensación de bienestar y optimismo. Su estado de ánimo es más positivo lo que hace que afronte los problemas con otra actitud.

– Ayuda al desarrollo de su personalidad.

Qué deben hacer los padres para que los adolescentes practiquen deporte

La adolescencia es una época en la que los jóvenes son independientes, son autónomos, con cambios de carácter continuos y no admiten los consejos con facilidad. Entonces, cómo pueden ayudar los padres. Aquí os dejamos unos consejos:

– Ser ejemplo. Los adolescentes al igual que los más pequeños, imitan lo que ven. Si en la familia nadie realiza actividad física, será muy difícil convencerlos de que ellos la practiquen.

– Ser informadores. Los padres han de aportar toda la información posible a sus hijos para que vean todas las ventajas de practicar un deporte. Será saludable, les ayudará a relacionarse con nuevos iguales, si el deporte es en equipo formarán parte de otro grupo de referencia.

– No presionar. Muchas veces, los padres cometen el error de presionar a los adolescentes para que hagan deporte. Hay que dejar que ellos vayan a su propio ritmo.

– Cómo elegir. Tener en cuenta que a la hora de elegir un deporte existen dos formas de hacerlo: ir rotando por diferentes deportes hasta encontrar el más acorde a sus preferencias o especializarse en un específico.

– La elección es suya. Será el joven el que elija el que más le gusta pero serán los padres los que les orienten si el niño no sabe cuál elegir. Los padres deben guiarse por las preferencias, carácter y aptitudes de su hijo para ayudarle.

– Esfuerzo de los padres. Será fundamental el esfuerzo de los padres cuando necesita equipamiento, o que le lleven a los partidos. En esta edad sigue siendo importante que miembro de la familia vayan a verles jugar. Les hace sentirse importantes.

¿que tipo de deporte va mas contigo?

por que crees que debes hacer ejercicio? es una buena oportunidad para conocer gente nueva¡sobre todo,chicos! para descargar la adrenalina que llevo dentro para que mi cuerpo se sienta mejor sin duda me dolera menos la espalda para desconectarme de la rutina de la escuela.
como te gustaria hacer ejercicio? en grupo asi nos motivamos unos a otros sola,asi marcaria mi propio ritmo sin preocuparme como van los demas me gustaria hacerlo en casa sin que nadie me moleste asi me concetro mejor necesito a un profesor que me diga que es lo que debo hacer¡soy un desastre!.
que significa para ti hacer deporte? es el mejor momento para relajarse y divertirse hacer deporte significa poner todo de tu parte para lograr un objetivo,como ganar un campeonato para mi el deporte es sobre todo disciplina lo bueno del deporte es que puedo hacerlo en culaquier lado.
que preferirias para hacer un deporte? una bici un balon de voley un tapete para hacer yoga buscaria una alberca¡no hay nada mejor que nadar!.
que es lo que mas te gusta hacer en vacaciones? me late tirarme la sol en una playita tranquila adoro jugar voley playero con chicos del hotel me gusta hacer plan para salir con mis amigos para ir a nadar o patinar ¡uy!cuando puedo me lanzo con mis cuates a hacer rappel a un gym o el mall.
te sientes agusto con tu cuerpo,tienes buena condicion fisica? siento que eh engordado un poquito ya no tengo la misma flesibilidad de antes me gustaria endurecer el abdomen,las pompis y las piernas me canso muy rapido no tengo buena condicion fisica me siento bien pero aveces me duele la espalda¡ha de ser la mala postura!.
que tipo de deporte te gusta hacer? yoga spinning aerobics voley de playa.
cual crees que es tu principal problema para no hacer ejercicio? que no me gusta estar sola la falta de tiempo,tengo mil cosas que hacer pues que soy muy despistada y no me concentro quiza soy un poco floja¡no logro levantarme del sofa!.
que significa para ti relajarse? estar con mis amigos y divertirnos juntos dar un paseo por el parque con mi perro quedarme en el sofa viendo la tele correr en la caminadora,mientras pienso en mis cosas.

¿Cuál es el tipo de deporte que se adapta más a tu personalidad?

Image caption Sea en equipo o individual, de alta competición o recreacional, hay un tipo de deporte para ti.

¿Cómo puedes determinar cuál es el mejor deporte para ti?

La respuesta la encuentras muchas veces en tu personalidad, ese conjunto de características o cualidades originales que marcan la manera en la que respondemos ante diferentes situaciones, abarcando nuestro carácter, intelecto, físico y temperamento.

Esa suma de los componentes que hacen a cada persona un individuo único en el mundo son las que pueden determinar qué deporte te conviene más.

Derechos de autor de la imagen Thinkstock Image caption En base a la personalidad se puede determinar cuál es la actividad más acorde a tus actividades.

Según la doctora Lee-Ann Sharp, experta en psicología deportiva de la Universidad de Ulster, Reino Unido, las personas pueden descubrir qué actividad física es la más adecuada en base a su personalidad, cualquiera sea su edad, habilidad o interés.

En su estudio, la investigadora elaboró un cuestionario de 20 preguntas y según las respuestas, cada individuo puede ser agrupado en una de cinco categorías, que abarcan desde deportes extremos hasta actividades moderadas que se incorporan a la rutina diaria, como trotar o caminar.

  • Los mejores ejercicios según la forma de tu cuerpo

Con las preguntas se busca indagar si una persona es organizada, tímida, energética, relajada, creativa o cómo afronta diferentes situaciones de vida.

Encuentra qué tipo de deportes se adapta más a tus características:

Extremos

Son las personas que buscan constantemente emociones, liberar endorfinas y disfrutan estar en contacto con la naturaleza, además de estar dispuestas a probar nuevas cosas y experimentar nuevas sensaciones.

Derechos de autor de la imagen Getty Image caption Las personas valientes y aventureras son más aptas para los deportes extremos.

Este tipo de actividades pueden incluir velocidad, altitud, un esfuerzo físico intenso y equipamiento especializado, con una dosis de riesgo o peligro.

Entre las características que se requieren para entrar en esta categoría está ser aptos para tomar riesgos, valientes, aventureros, tener un alto nivel de motivación para practicar el deporte de manera voluntaria y por la simple razón del placer y satisfacción que reciben al hacerlo.

Individuales

Estas son personas que son independientes, que prefiere estar en control de su propio rendimiento para que el éxito no dependa de terceros.

Derechos de autor de la imagen Getty Image caption Los deportes individuales favorecen a cierto tipo de persona que desarrollan un tipo de pensamiento independiente.

Es importante, en un nivel competitivo, estar constantemente motivados y concentrados en los objetivos.

Asumen que son los responsables de cada movimiento que hacen y no buscan apoyarse en compañeros. La fortaleza se alcanza a través de una mezcla entre la habilidad natural y la capacidad de mejorar constantemente, elementos que se basan en la autoconfianza.

  • ¿Cómo escoger el deporte ideal para tu hijo?

Este tipo de atletas actúan solos en los diferentes escenarios, por lo que desarrollan un tipo de pensamiento independiente en el que aprenden a adaptarse rápido a diversas variables, cambios de táctica o estrategia.

Son muy exigentes consigo mismos y se presionan para alcanzar el siguiente objetivo.

Colectivos

Son los deportes que incluyen dos o más participantes que trabajan juntos hacia un mismo objetivo.

Derechos de autor de la imagen Getty Image caption Aprender a rendir en equipo es clave para lograr los mayores éxitos en deportes como el fútbol.

Se practican frente a otro equipo, en el que los participantes interactúan de manera directa o simultánea entre ellos.

Las personas en esta categoría disfrutan de la interacción social y desarrollan fuertes lazos con sus compañeros, con quienes coopera para alcanzar la meta deseada.

Tienden a ser más extrovertidos, competitivos, solidarios y con una excelente capacidad para la toma de decisiones.

De combate

Se refiere a los deportes de contacto en el que dos oponentes pelean bajo ciertos códigos y reglas para la batalla.

En la mayoría de los deportes de combate el ganador surge por la suma de puntos o tras inhabilitar a su oponente.

Derechos de autor de la imagen Getty Image caption En los deportes de combate es necesario combinar la agresividad con el autocontrol.

Este tipo de actividad es una buena manera de promover la disciplina y el respeto, en la que prevalecen las personas que son capaces de canalizar la agresión de una manera positiva y tener autocontrol.

Las personas deben tener un alto grado de concentración, precisión, agresividad y decisión.

De estilo de vida

Son aquellos que se practican con un nivel de intensidad moderada, que pueden ser fácilmente incorporados a la vida diaria.

Derechos de autor de la imagen Getty Image caption Salir a correr o andar en bicicleta son deportes recreacionales donde se saca el elemento competitivo.

Se suele restar el elemento competitivo y sumar el aspecto recreacional, por lo que no hay barreras para estar activos y se disfrutan de modalidades al aire libre.

En esta categoría se resalta el aspecto social y pasar tiempo con los amigos, que ayudan a las personas a estar motivadas y a su bienestar.

Los deportes o actividades que entren en esta categoría son adecuados para gente sociable, abiertos a experimentar y que se preocupan por la salud.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *