0

Diarrea sintoma de embarazo

Primeros síntomas del embarazo: Diarrea

Aunque la diarrea no es un síntoma de embarazo, algunas mujeres lo presentan durante las primeras semanas de embarazo. Los periodos de diarrea al inicio del embarazo se deben, principalmente, a los cambios en el cuerpo de la embarazada que se producen a partir del momento de la fecundación y no paran hasta el parto.

Generalmente, las causas de la diarrea en mujeres embarazadas no son diferentes a las que la provocan en el resto de personas: ingestión de comida en mal estado o que contiene un virus o una bacteria que provocan gastroenteritis, consumo de algunos medicamentos (antibióticos, laxantes), el síndrome del intestino irritable, la celiaquía, la intolerancia a la lactosa, etc.

Además, en el caso de las mujeres embarazadas, cabe tener en cuenta que los cambios hormonales pueden afectar al funcionamiento del intestino. En la mayoría de los casos, la descompensación de hormonas no provoca diarrea, sino que adopta la forma de estreñimiento en las primeras fases del embarazo.

Pese a que los vómitos y la diarrea no afectan al bebé, sí es aconsejable que consultes con tu médico si los síntomas diarreicos persisten al cabo de 48 horas. Si una diarrea no se trata de modo apropiado, podría suponer un riesgo para el feto.

Tratamiento de la diarrea en el embarazo

Si te encuentras en las primeras semanas de embarazo y has empezado a sufrir diarreas, muy probablemente sean la consecuencia de la descomposición estomacal característica de los primeros síntomas del embarazo.

Puede que la diarrea aparezca junto con otros síntomas de embarazo, como naúseas, mareos y vómitos y dolor de estómago. A continuación, encontrarás algunos consejos para tratar la diarrea en el embarazo:

  • Bebe mucho líquido, especialmente agua y bebidas isotónicas, para evitar la deshidratación.
  • Ingiere alimentos sólidos en pequeñas cantidades (arroz blanco, puré de patata y zanahoria, pescado hervido, pollo o pavo a la plancha).
  • No consumas dulces ni alimentos ricos en fibra.
  • Descansa siempre que lo necesites.
  • Evita realizar esfuerzos.
  • No ingieras ningún medicamento sin prescripción médica.

No dudes en acudir al médico si, junto con la diarrea, presentas unas décimas de fiebre o hay sangre en tus deposiciones en el embarazo. La causa podría ser una infección bacteriana, que supone un peligro potencial tanto para la madre como para el bebé que está en camino.

Cómo prevenir la diarrea en el embarazo

La mejor forma para prevenir la diarrea en el embarazo es cuidar la alimentación y seguir una dieta equilibrada. También es aconsejable que sigas una serie de normas básicas para evitar que tu intestino se infecte por un virus o una bacteria que te provoque la gastroenteritis: lava la fruta y la verdura antes de consumirla, bebe agua embotellada y evita los atracones.

Existen diversas dietas para embarazadas que te ayudarán a prevenir la diarrea. Te recomendamos que consultes primero con tu médico para controlar tu alimentación durante todo el embarazo.

  • ¿Te ha servido de ayuda?

¿Por qué aparece la diarrea?

Algunos expertos apuntan al cambio hormonal como el culpable de la aparición de la diarrea, pero puede haber otros factores que influyan en su aparición. La directora de MaterNatal señala:

  • Náuseas o pesadez de estómago: la diarrea suele ser la consecuencia de una falta de digestión de los alimentos.
  • Cambios en la dieta: si la mujer opta por llevar una alimentación con mayor aporte de fibra para evitar el estreñimiento, ésta podría tener unos días en los que el número de deposiciones aumentase de manera transitoria hasta que el organismo se habitúe al nuevo estilo de alimentación con más fruta y verdura.
  • Intolerancia a la lactosa: “hay mujeres no diagnosticadas que durante la gestación aumentan el consumo de lácteos. Ante la sospecha, se recomienda dejar de tomar lactosa unos días, sin abandonar los alimentos ricos en calcio”, recomienda.
  • La ingesta de vitaminas prenatales y algunos medicamentos.
  • Virus, bacterias y enfermedades: como cualquier persona las mujeres embarazadas son susceptibles de contagiarse o intoxicarse y tener una gastroenteritis.

Pero, ¿se puede evitar la diarrea? La respuesta es sí. Para conseguirlo, Cañamero recomienda llevar una alimentación equilibrada y cumplir las normas básicas de higiene. “Además, es importante que la mujer no sé dé atracones, que coma en lugares limpios, lave bien la fruta y verdura y la pele si tiene piel”.

Ver también:

Ecografías en el embarazo: ¿cuántas hay que hacerse?

Beneficios de la natación en el embarazo

Beneficios de tomar lácteos durante el embarazo

La diarrea se define como un cambio en el número de deposiciones (más de lo habitual) y/o un cambio en las características de las mismas: las heces se vuelven blandas o acuosas, y suele acompañarse del aumento en la urgencia de ir al servicio.

Durante el embarazo pueden aparecer episodios de diarrea, que por norma general no son graves. En ocasiones, durante los nueve meses hay mujeres que refieren que presentan un cambio en el hábito deposicional, yendo mucho más al baño que de costumbre. Aunque lo más común es presentar el cuadro contrario, es decir estreñimiento debido a las hormonas del embarazo, al hierro que toman algunas…

Por norma general, estos episodios de diarrea no suelen ser graves a menos que vayan acompañados de sangre en las heces, fiebre y dolor abdominal.

5 causas habituales de diarrea en el embarazo

Algunos expertos apuntan a los cambios hormonales que ocurren durante la gestación como las ‘culpables’ de la diarrea. Pasamos a analizar otros posibles factores:

1. Náuseas o pesadez de estómago: las náuseas, los problemas de digestión o los vómitos provocan que los alimentos no se digieran bien en el estómago, siendo la diarrea en el embarazo una consecuencia de una mala digestión de la comida.

2. Cambios en la dieta: puede ocurrir que la mujer cambie su dieta por una más sana u opta por consumir alimentos con una gran cantidad de fibra para evitar el estreñimiento típico del embarazo. Sin embargo, la mayor ingesta de frutas y verduras puede causar una diarrea en el embarazo. Se trata de una reacción temporal del cuerpo, que desaparecerá pasados algunos días.

3. Intolerancia a la lactosa: debido a que muchas mujeres incrementan su consumo de leche (para evitar la acidez, por ejemplo), pueden desarrollar un episodio de intolerancia a la lactosa, que a su vez se manifiesta con diarrea. Si sospechas que este puede ser el motivo de tu diarrea en el embarazo puedes probar dejar de beber leche (pero seguir tomando alimentos con calcio) para comprobar si tus deposiciones vuelven a ser normales.

4. Vitaminas prenatales o medicación: las vitaminas prenatales o determinados medicamentos durante el embarazo puede ocasionar cambios en las deposiciones. En el caso de los multivitamínicos, estos contienen algunos principios pueden ser los causantes de la diarrea en el embarazo pero también hierro, que causa estreñimiento.

5. Virus, bacterias y enfermedades: los virus estomacales o las intoxicaciones alimentarias son una causa importante de diarrea en las mujeres en estado, que pueden ser más vulnerables a este tipo de ataques. Asimismo, las mujeres que tienen problemas como intestinos inflamados, síndrome del intestino irritable o diverticulitis pueden sufrir de diarrea ocasional o crónica durante su embarazo.

Prevención de la diarrea durante la gestación

La diarrea en el embarazo puede prevenirse si la madre mantiene una alimentación equilibrada y cumple una serie de normas de higiene básicas. En cuanto a la alimentación, es necesario no darse atracones de una sola sentada, comer en sitios limpios y lavar las frutas o verduras que se vayan a consumir, y si tienen piel se deben pelar. Si vas a comer en sitios no habituales, bebe sólo agua embotellada y no pidas platos o condimentos a los que no estás acostumbrada.

Embarazo y gastroenteritis

¿Qué es la gastroenteritis y cómo se contagia?

Esta enfermedad es muy frecuente y en la gran mayoría de los casos no reviste de gravedad. Se trata de la inflamación de las paredes del intestino como producto de la acción de algún virus o bacteria. Puede contagiarse directamente de una persona que padece la enfermedad, así como por la ingestión de agua o alimentos contaminados. Generalmente dura entre 24 y 72 horas y luego se va sin dejar secuelas.

¿Qué síntomas tiene?

Los principales síntomas de la gastroenteritis son las náuseas, vómitos, diarrea, dolor de estómago, inapetencia. También pueden producirse dolores de cabeza y en algunos casos, fiebre. Las embarazadas son igual de proclives que el resto de la población a contraer esta enfermedad. Tal vez sientas sus síntomas más agudos debido a que, por tu estado, tienes el sistema digestivo más sensible y eres más propensa a trastornos como las náuseas.

¿Puede afectar al bebé?

En principio debes quedarte tranquila de que no. La gastroenteritis no se transmite al bebé y no va a afectar tu embarazo el pasar 24 horas sin comer alimentos. De lo que sí debes cuidarte si estás embarazada mientras cursas la enfermedad es de la deshidratación. Por la diarrea y los vómitos, tu organismo pierde agua y sales minerales. Debes reponerlas bebiendo mucho líquido (pueden ser bebidas isotónicas). El problema es que algunas embarazadas no toleran ni siquiera el agua. Una posible solución es hidratarse chupando cubitos de hielo.

Pasos a seguir

A medida de que los síntomas vayan cediendo, puedes comenzar a incorporar los alimentos de a poco. Un par de días de dieta blanda (con arroz, caldo, verduras hervidas, manzana rallada, pechuga de pollo, etc.) te sentarán muy bien. Recuerda hacer reposo durante todo el tiempo que te dure el cuadro para ayudar a tu cuerpo a recuperar energías.

Cuándo acudir al médico

Si el malestar no cede después de 48 horas, si tienes fiebre muy alta o muy persistente, o si al evacuar encuentras sangre o mucosidades, acude de inmediato al médico. Es posible que te mediquen con una solución inyectable para cortar los vómitos y la diarrea, o también con antibióticos llegado el caso, pero nunca debes automedicarte, y menos estando embarazada.

Aunque no es tan habitual como el estreñimiento, la diarrea es una de las molestias que suelen sufrir las mujeres embarazadas. Por lo general estos episodios pueden ser puntuales y no suelen ser graves, aunque es importante tener en cuenta algunos factores para prevenirla y para actuar de forma adecuada en caso de que se presente.

Durante los primeros meses incluso podrían ser uno de los síntomas más frecuentes de que la mujer se encuentra en estado, aunque a medida que avanza puede presentarse por sensibilidad en el sistema digestivo o porque puede que nos estemos pasando con los cuidados contra el estreñimiento.

¿Cuáles son las causas?: las hormonas tienen que ver

Aunque las causas por las cuales una persona normal sufre un episodio de diarrea son las mismas que afectan a una embarazada, las hormonas también juegan un papel fundamental, ya que estas afectan directamente el sistema gastrointestinal (por eso también aparecen los vómitos y el estreñimiento).

Hay que tener en cuenta que por ese motivo el sistema digestivo está más sensible que nunca, eso sin contar con la ‘reorganización’ física que sufrimos internamente, así que hay que cuidar mucho lo que comemos, e incluso las horas a las que lo hacemos.

Otras causas posibles pueden ser cambios en la dieta que seguimos normalmente, intolerancia a la lactosa por un exceso en el consumo de lácteos o por la ingesta de algún medicamento (por ejemplo, cuando empezamos a tomar las vitaminas prenatales).

Cómo evitarla

Obviamente lo mejor que podemos hacer para evitarla es tener una dieta equilibrada, procurando evitar comidas copiosas, muy grasas y cuidando la higiene durante su preparación. También es importante beber mucha agua y no automedicarse, ya que existen medicamentos que puede generar episodios de diarrea sin motivo aparente.

También es vital vigilar que los alimentos que consumimos estén frescos, ya que durante el embarazo es fácil presentar gastroenteritis por virus o bacterias que se puedan encontrar en ellos.

Cómo tratar la diarrea durante el embarazo

Si a pesar de tener en cuenta todas estas precauciones llegamos a tener diarrea, debemos observar si es un caso puntual (por ejemplo, un caso de indigestión que dura un solo día) y evaluar si es por algún alimento que hayamos tomado. En ese caso como tratamiento se suele recomendar dieta blanda, beber mucho líquido y hacer reposo.

Hay alimentos que nos pueden ayudar a calmar un poco el movimiento intestinal como las manzanas, peras, el arroz, las patatas y los yogures con probióticos. Es aconsejable tomar las frutas asadas y los almidones hervidos para ayudar a detenerla.

Si por el contrario se hace cada vez más fuerte y el estado general de la embarazada va a peor, lo mejor es ir a urgencias para que pueda ser diagnosticada por un médico, ya que puede tratarse de un virus que necesite ser tratado con medicamentos.

Cuidado con la deshidratación

El problema más grave que puede generar la diarrea es la deshidratación, ya que esta afecta directamente al bebé: cuando se produce, la sangre no llega de forma eficiente a la placenta y puede provocar un parto prematuro. Por eso es tan importante que en caso de que una mujer embarazada presente diarrea fuerte acuda al médico, ya que puede que necesite recibir suero.

En Bebés y Más | Signos de alarma en el embarazo: ¿cuándo he de preocuparme?, Estoy embarazada: ¿Qué podría hacer daño a mi bebé?

Diarrea en el embarazo

Alimentación, seguir una dieta blanda

A nivel de alimentación, es recomendable ingerir sólidos de porciones pequeñas haciendo varias comidas a lo largo del día, en vez de tres comidas copiosas. Es importante consumir alimentos que rehidraten el organismo, como sopas y caldos. También se debe comer alimentos ricos en potasio, como los plátanos o las patatas.

Si la diarrea es intensa, es aconsejable dejar de comer o beber productos lácteos, como la leche o el queso, durante unos días. La pasta, el arroz blanco y los cereales como la crema de trigo o de avena son indicados en caso de diarrea, así como la gelatina de fruta, que rehidrata el organismo.

Automedicación, totalmente prohibida

Si la diarrea no desaparece por sí sola en unos días, lo aconsejable es acudir al médico. Es importante recordar que nunca debes ingerir un medicamento sin haberlo consultado antes con el médico. De hecho, debes saber que la diarrea puede estar causada por bacterias y parásitos, que se pueden combatir con antibióticos. Pero también puede estar provocada por un virus, con lo que los antibióticos no ayudarán. Para determinar la causa, debes acudir al centro de atención médica .

La diarrea en el embarazo

La diarrea es un trastorno estomacal relacionado con la consistencia de las heces y que se define como la presencia de heces líquidas y frecuentes. Generalmente, la diarrea en el embarazo consiste en un episodio leve que desaparece en pocos días sin complicaciones. La causa más común es la gastroenteritis viral, es decir, una inflamación gástrica causada por un virus, que como consecuencia causa diarrea en el embarazo.

Tratamiento para la diarrea en el embarazo

Si la diarrea se presenta durante el embarazo, las medidas a seguir, a parte de la dieta blanda, son las mismas que en cualquier otro momento:

  • Dejar que la diarrea siga su curso. No tomar medicamentos antidiarreicos para detenerla.
  • Reponer líquidos. Es fundamental beber continuamente pequeñas cantidades de agua o bebidas isotónicas para evitar la deshidratación.
  • Ingerir alimentos sólidos en pequeñas cantidades:
    • Alimentos indicados. Arroz blanco, puré de patata y zanahoria, pescado hervido, pollo o pavo a la plancha, yogur natural.
    • Alimentos contraindicados. Frutas y verduras ricas en fibra, leche, pan integral, alimentos grasos, dulces (chocolate, pasteles), bebidas gaseosas.
  • Descansar y evitar realizar esfuerzos.

Cuándo acudir a Urgencias por la diarrea en el embarazo

  • Si la diarrea se acompaña de fiebre e intenso malestar general, debes acudir a Urgencias.
  • Igualmente, si las heces se acompañan de sangre o pus, has de acudir al médico.

Recuerda que, en la mayoría de los casos, estas medidas serán suficientes y la diarrea cederá sin dañar tu salud o la salud de tu bebé.

Aurora Fernández-Cañadas.
Matrona

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *