0

Dieta piña y pollo

Dieta de la piña: lo que puedes esperar de este plan para adelgazar

La piña es una fruta deliciosa y, además, con un bajo contenido calórico. El patrón de la dieta de la piña consiste en consumirla como base de todas las comidas del día, durante dos o tres días a la semana: piña para desayunar, para comer, para cenar, como aperitivo… y acompañada de alimentos proteicos, como pollo, atún, huevos o leche. Pero ¿realmente funciona la dieta de la piña? ¿Estamos seguras de que es un patrón de alimentación saludable? Si estás pensando en iniciar una dieta para adelgazar, te contamos todo lo que necesitas saber sobre una de las más famosas.

Ya que la piña es un alimento con muy pocas calorías, una dieta basada en esta fruta permitiría una bajada rápida de peso. Pero, a largo plazo, podría suponer una carencia importante de nutrientes, así que no estamos seguras de que sea del todo saludable. En principio, toda dieta que se base en el consumo de un único alimento es, por definición, una dieta desequilibrada. Por ello, aunque sus premisas parezcan razonables, la dieta de la piña no cuenta con el respaldo de los nutricionistas. Y, antes de seguir descubriendo lo que puedes esperar de la dieta de la piña, ficha estos consejos de alimentación para mantener un peso saludable:

Descubre: 50 consejos de alimentación para tener un peso saludable

© Brooke Lark @brookelark Brooke Lark – Unsplash

¿En qué consiste la dieta de la piña?

Antes de nada, es importante que sepas las cualidades nutritivas que posee la piña. Es un alimento con mucha fibra, rica en hidratos de carbono y vitamina C. Tiene propiedades saciantes, es diurética, lo que te ayudará a no retener líquidos, y es beneficiosa para la digestión. Es poco calórica, pero ten en cuenta que no tiene el poder de eliminar calorías. Por sí sola, la piña es un alimento bastante saludable y es apropiado en una dieta sana y equilibrada. Pero, ¿puede ser sana una dieta basada sólo en la piña?

La propuesta del patrón de la dieta de la piña es la siguiente.:

– Desayuno: unas rodajas de piña acompañadas de 40 ó 50 gramos de pan tostado.
– A media mañana: Un zumo de piña natural, preferiblemente, de elaboración casera.
– Comida: pechuga de pollo a la plancha con dos rodajas de piña natural.
– Merienda: un yogur de piña desnatado.
– Cena: crema de verduras (zanahoria, puerros y espárragos) o ensalada de lechuga, piña y daditos de pollo. De postre, dos rodajas de piña.

La dieta de la piña consiste en repetir esta rutina alimentaria durante dos o tres días a la semana, alternando los alimentos proteicos, acompañando a un plan de adelgazamiento global. De esta forma, el cuerpo perderá peso, especialmente en forma de masa muscular.

¿Qué riesgos conlleva la dieta de la piña?

La dieta de la piña puede ser capaz de hacernos adelgazar con facilidad, sí, pero no es recomendable, según el dietista-nutricionista Francisco José Celdrán, presidente del Colegio Oficial de Dietistas-Nutricionistas de Murcia (CODINMUR). Para él, al tratarse de una dieta desequilibrada, «tiene una serie de riesgos asociados», al igual que la mayoría de las conocidas como dietas milagro.

En primer lugar, una dieta tan extrema podría crear el efecto contrario al deseado: provocar tantos cambios en el metabolismo que se genere una resistencia a adelgazar. Es decir, es probable que, tras finalizar la dieta, el peso se vuelva a recuperar rápidamente. No parece muy efectivo, ¿verdad?

Y lo que es más importante, una dieta centrada en un solo alimento podría empeorar diferentes problemas de salud, por implicar una falta de nutrientes necesarios para la salud. Recuerda que es importante llevar una dieta equilibrada, comer suficientes cereales integrales, frutas y verduras, proteínas y grasas saludables, como el aceite de oliva o los frutos secos, como las nueces.

Y, si quieres adelgazar de forma saludable, aquí tienes unas ideas de cenas sanas y variadas con las que no ganarás peso, ¡y además están buenísimas!

Descubre: 30 recetas fáciles y sanas para mantener tu peso

La verdad sobre la ‘dieta de la piña’: el serio aviso para adelgazar

La dieta de la piña, por ejemplo, permite perder peso en tan solo unos días, gracias a su carácter desintoxicante. Esta fruta contiene bromelina, una sustancia que provoca en el organismo un efecto antiinflamatorio y que ayuda a evitar la retención de líquidos. Además, la piña permite una recuperación muscular más rápida, después de hacer ejercicio físico, y fortalece el sistema metabólico.

Galería. Así se ve en el mundo la dieta de la banana matinal

A pesar de sus innumerables propiedades, esta dieta sólo debe ponerse en práctica durante unos días, para evitar la deficiencia de nutrientes. Tomando esta fruta en todas las comidas, acompañadas de otros alimentos poco calóricos, como té en el desayuno, leche y pan en el almuerzo, una manzana en la merienda y arroz hervido en la cena; conseguiremos bajar unos kilos en muy poco tiempo.

No obstante, recuerda que las dietas no funcionan de la misma forma en todas las personas, por lo que antes de ponerla en práctica, consulta con tu médico de cabecera o con un nutricionista.

Ha llegado la primavera y resurgen las dietas de moda que se promueven como excelentes opciones para adelgazar. Una de ellas es la dieta de la piña: te contamos por qué bajar cuatro kilos en dos días no funciona y puede perjudicar tu salud.

En qué consiste la dieta de la piña

La dieta de la piña es una dieta rápida en la cual se proponen dos días de puesta en práctica y días de descanso previo a repetir la misma.

Basándose en las propiedades diuréticas de la piña, la dieta se propone como una alternativa fácil de llevar a cabo y que desintoxica ayudando a adelgazar hasta cinco kilos en dos días.

Es una monodieta, debido a que se basa en un alimento concreto y posee un menú estructurado como se muestra a continuación:

  • Desayuno: dos a tres rebanadas de piña fresca y una infusión con edulcorante, preferentemente un té.
  • Media mañana: refresco de piña que se elabora hirviendo la cáscara de la piña durante 20 minutos, una vez cocida se deja reposar, se cuela y se refrigera para tomarla como refresco.
  • Comida: caldo sólo de verduras y pollo o pescado a la plancha.
  • Merienda: refresco de piña y un yogur desnatado de piña.
  • Cena: dos a tres rebanadas de piña fresca.

Aunque este es un menú propuesto para la dieta de la piña, en ocasiones se recomienda sólo ingerir agua, refresco de piña (elaborado como se mencionó antes), zumo de piña y piña fresca durante los dos días que dura la dieta, intentando alcanzar los cuatro litros de líquido al día y no consumir nada más.

En este último caso, la dieta es mucho más estricta aun y no se recomienda su realización más de dos días por semana.

Por qué la dieta de la piña no funciona realmente

La dieta de la piña es una dieta denominada «detox» o depurativa, que elimina desechos y contribuye a bajar de peso de forma muy rápida y sencilla.

Sin embargo, lo que en realmente logra es una rápida eliminación de líquidos y si bien podemos bajar cuatro kilos en dos días, esa pérdida no es sostenible en el tiempo.

Es una dieta muy reducida en calorías (de 1000 Kcal o menos) y deficitaria en muchos nutrientes esenciales como por ejemplo, los ácidos grasos poliinsaturados, hierro o calcio. Sobre todo es muy pobre en nutrientes si realizamos la versión estricta de sólo líquidos y piña durante dos días.

De esta forma, al cabo de dos días nuestro organismo experimentará la ausencia de energía suficiente y de nutrientes claves para su adecuado funcionamiento, todo lo cual puede resentir el metabolismo ocasionando entre otras cosas una reducción de hormonas que producen saciedad y un aumento de aquellas que ocasionan hambre y apetito, propio de una adaptación metabólica.

Entonces, tras esos dos días de estrés y hambre, cuando finalmente liberamos la dieta, nuestro cuerpo nos empujará a comer más y más de alimentos densos energéticamente para prepararnos para un nuevo momento de hambre y estrés como el que hemos pasado, ocasionando así un efecto rebote o la recuperación del peso perdido durante esos dos días.

Así, no es una dieta real, no nos permite adelgazar y mantener el peso a largo plazo, pues simplemente no modifica nuestros hábitos enseñándonos a comer mejor y vivir de forma más sana, no genera adherencia, sino que es un recurso temporal que no produce efectivos resultados en el tiempo.

Los riesgos de la dieta de la piña para la salud

Además de resentir el metabolismo, esta dieta puede ocasionar otros riesgos para la salud, entre ellos, predisponer a carencias nutricionales y enfermedades por déficit de nutrientes claves como el hierro, las proteínas o el calcio.

Asimismo, es una dieta que no considera particularidades por lo que en personas con problemas de salud puede resultar más perjudicial. Por ejemplo, en quienes tienen diabetes y se inyectan insulina esta dieta podría ocasionar una cetoacidosis diabética y resultar fatal.

De igual forma, por el estrés que ocasiona una dieta tan estricta podría alterar el descanso nocturno y modificar de forma negativa nuestra relación con la comida, perjudicando así nuestro comportamiento alimentario para siempre.

Por otro lado, si optamos por la versión más estricta de la dieta que nos recomienda beber líquidos en abundantes cantidades (al menos cuatro litros cada día), podríamos sufrir un desequilibrio de agua y electrolitos en el cuerpo, diluyendo minerales como el sodio y ocasionando en caso de gravedad, el coma.

Por último, debido al gran descenso de peso y la estricta dieta podemos experimentar mareos, fatiga, mal humor, dolor de cabeza, falta de concentración y reducción en el rendimiento físico así como mayor riesgo de sufrir infecciones.

Entonces, la dieta de la piña no es una alternativa saludable ni funciona realmente para perder los kilos de más de una vez y para siempre.

Imagen | Pexels y

Cómo hacer la dieta de la piña: menú ejemplo

Si después de lo que te hemos contado sigues empeñado en hacer la dieta de la piña porque te interesa entrar en el traje de la boda o lucir palmito en tu próximo evento puedes seguir el menú que te dejamos a continuación.

Desayuno

  • 2 Rodajas de piña natural y una infusión.

Media mañana

  • 1 Vaso de zumo de piña casero y una tostada de pan integral con una loncha de pavo.
  • Para elaborar el zumo te recomendamos hervir la corteza de la piña durante 30 minutos, dejar reposar el jugo, colarlo y beberlo bien frío.

Comida

  • 150 gramos de pollo o atún, a elegir. Debes cocinarlo a la plancha, sin añadir grasas.
  • 3 Rodajas de piña natural.

Merienda

  • 1 Yogur desnatado de piña.

Cena

  • 2-3 Rodajas de piña.
  • Ensalada de lechuga, pollo o atún, tomate y pepino. Puedes cambiar la ensalada por una crema de verduras ligera.

Como verás, deberás realizar 5 comidas diarias y combinar la ingesta de piña con una proteína animal que te permita no ir arrastrándote por los rincones sin energía. Esa proteína puede ser el pollo o el atún, lo que prefieras.

Además, deberás beber más de dos litros de agua diarios y no someterte a actividades deportivas demasiado intensas, dado que tu ingesta de calorías no es la apropiada para soportar sesiones estrictas de entrenamiento.

En definitiva, la dieta de la piña es una de las dietas milagro para perder peso rápido que ha conseguido hacerse más popular en España en los últimos años. Es fácil de hacer y da buenos resultados, pero a costa de descuidar tu salud durante 5 días.

Entonces, ¿vas a optar por hacer la dieta de la piña para perder peso rápido o prefieres someterte a un régimen de adelgazamiento saludable y controlado?

¿Qué es?

La dieta de la piña está basada principalmente en la fruta de la piña, que se incluye en la alimentación diaria unida a otros alimentos ricos en proteínas. Este régimen es incompleto, poco variado y desequilibrado, ocasionando carencias por su naturaleza restrictiva.

“Esta dieta no genera ningún beneficio para la salud de quien la sigue. Incluir la piña en la alimentación es recomendable, igual que el resto de frutas, pero combinándolo con el resto de alimentos esenciales”, asegura Vanessa Buitrago, nutricionista en Medicadiet. La dieta de la piña pertenece al grupo de las denominadas dietas milagros, que garantizan una pérdida de peso rápida y sin apenas esfuerzo por parte del consumidor, pero suelen ir ligadas a problemas de salud y desórdenes alimentarios.

La dieta de la piña es baja en kCal (500-1200) y elimina carbohidratos complejos. Durante el periodo de seguimiento la persona no tiene que tomar productos complementarios o sustitutivos. “Otra desventaja de este régimen, es que no es sostenible: como máximo se lleva a cabo durante siete días, sumándole el hecho de que es aburrida y monótona”, concluye Buitrago.

Al contrario que otras es hipocalórica: aporta al organismo menos energía de la que necesita. Este régimen prohíbe la ingesta de arroz, pasta, pan, legumbres y patatas, alimentos básicos en otras dietas como la mediterránea. Según el Ministerio de Sanidad y Consumo, estos alimentos se encuentran en la base de la pirámide alimentaria y se deberían ingerir entre cuatro y seis raciones semanales.

Propiedades de la piña

La piña es una de las frutas tropicales que más se consumen en Europa occidental, aparte de la sandía o el plátano. Es un alimento saludable, siempre que se combine con una correcta nutrición y una dieta equilibrada. Tiene propiedades laxantes por su alto contenido en fibra.

Además, aporta al organismo vitaminas como la A beneficiosa para la vista y el crecimiento de huesos y tejidos. La vitamina B1 ayuda al metabolismo de los hidratos de carbono y la C tiene función antioxidante. Esta fruta proporciona potasio, calcio, yodo, magnesio, fósforo, hierro y azufre. Tiene cualidades curativas y ayuda frente a problemas como la retención de líquidos, la esclerosis o el hipotiroidismo.

Inconvenientes de la dieta de la piña

Puede provocar desórdenes alimentarios si se prolonga durante mucho tiempo, y no recomienda la ingesta de carbohidratos que deberían constituir el 50 por ciento de la ingesta diaria. Expertos como Buitrago aseguran que “no es una dieta recomendable para perder peso porque no ayuda a reducir la grasa, sino que favorece a la pérdida de líquido y de músculo”. Esto aumenta la posibilidad de que aparezca el denominado efecto rebote.

Buitrago asegura que tiene un principal inconveniente y es que se ralentiza el metabolismo debido a que el mayor gasto calórico viene dado por los músculos, al perder parte de éstos se hace más fácil recuperar el peso. Este régimen no es recomendable y si se lleva a cabo, solo deberá seguirse unos pocos días porque ocasiona una carencia importante de nutrientes.

Ver también:

Cómo controlar las emociones durante una dieta

Consejos para llevar una dieta saludable

¿Realmente existe una dieta fácil?

Limpiar el hígado para adelgazar: ¿funciona?

Semilla de aguacate: ¿para qué sirve?

Cuáles son las 5 principales propiedades y beneficios del pomelo

Mitos y verdades sobre la dieta de la piña

¿Quién no conoce a estas alturas la famosa dieta de la piña para adelgazar en 3 días? A partir de que se hiciera famoso este régimen alimenticio de 3 días basado en la ingesta continua de piña tropical, han surgido otra serie de variedades, como la dieta de la piña y pepino, dieta de la piña y atún, piña y papaya, piña y pollo o piña y apio, entre otras.

Todas ellas se basan en la ingesta de piña en sus diferentes formatos en desayuno, comida y cena, pero además añaden otros ingredientes que también deben estar presentes en las comidas junto a la piña.

Sea como sea, es posible perder peso con plan de 3 días de estas características, pero a continuación te contamos las ventajas y desventajas de someter a tu cuerpo a una dieta milagro o dieta desintoxicante como esta.

Antes de nada, vamos a ver por qué la piña ayuda a tu cuerpo a adelgazar.

Propiedades adelgazantes de la piña

El éxito de la dieta basada en esta fruta tropical incluida en un gran número de postres se debe fundamentalmente a las propiedades saciantes, diuréticas y digestivas de la piña.

De hecho, esta fruta es ideal para reducir peso ocasionado por retención de líquidos dado que es capaz de influir en el tejido celulítico y eliminar la grasa acumulada en las distintas zonas del cuerpo.

Gracias a la enzima denominada “bromelina” que contiene la piña puede mejorarse el proceso digestivo y aumentar el nivel de fibra consumida. Eso, unido a sus propiedades laxantes, depurativas y desintoxicantes la convierten en la mejor fruta para perder peso y para mantener la actividad normal de los órganos del aparato digestivo.

De hecho, los defensores de esta dieta, como dietas10.net, afirman que es bueno realizar este régimen durante 3 días una vez al año para depurar el organismo.

Desventajas de la dieta de la piña

Es evidente que una dieta basada en la ingesta de un único producto repetido en desayuno, comida y cena no puede ser saludable. Y es que este régimen para perder peso solo es aconsejable durante máximo 3 o 4 días y no es válido para personas que tengan algún tipo de enfermedad o mujeres embarazadas.

Básicamente, las desventajas de realizar una dieta de la piña para adelgazar son las siguientes:

– Ninguna revista de investigación ni estudio científico avala la efectividad de la dieta de la piña como régimen de adelgazamiento ni garantiza que no existan riesgos durante su consecución. No se trata de una dieta balanceada que aporte todos los nutrientes que el cuerpo necesita para funcionar correctamente y eso lo convierte más en una dieta milagro que en una dieta saludable.

– Es un régimen aburrido. Siempre comes piña y a pesar de que son solo unos días te cansarás antes de tiempo e incluso terminarás odiando esta fruta tropical tan refrescante y deliciosa.

– No podrás realizar actividad física intensa o moderada mientras realices este tipo de monodieta, dada la deficiencia de nutrientes que estás aportando a tu organismo.

– Puedes sufrir mareos, cansancio, sensación de falta de energía e incluso dolores de cabeza y estómago.

– Perderás peso, pero la mayor parte del peso que pierdes es líquido. Eso significa que en el momento que finalices tu dieta de la piña y comiences a comer otros alimentos recuperarás los kilos perdidos y el esfuerzo no habrá servido para nada.

– Aparte de sentir cansancio puedes experimentar ansiedad, mal humor, malestar general e incluso frustración.

– La pérdida brusca de peso puede causar una pérdida en la firmeza de la piel. En estos casos, recomendaríamos usar tratamientos reafirmantes que, a ser posible, estén libres de parabenes, alcohol o siliconas cíclicas.

Entonces, ahora que conoces las dos caras de la dieta de la piña, ¿qué te parece si acudes al médico endocrino y comienzas una dieta saludable para adelgazar que te aporte todos los nutrientes esenciales y que no incluya el temido efecto rebote de estas dietas milagro?

¿Buscas una dieta efectiva y rápida para perder los kilos de más? Con la dieta de choque de la piña y el pollo en tan solo tres días verás los primeros resultados. Adelgazar es fácil si seguimos las premisas de una dieta que tiene en estos dos alimentos –muy bajos en calorías- los mejores aliados para compensar los excesos cometidos y, sobre todo, para ganar la batalla a la báscula. Te contamos cómo perder esos kilos que, sin apenas darte cuenta, has ganado en los últimos tiempos. Con la dieta de choque de la piña y el pollo. Una dieta que, en tan solo tres días, te ayudará a librarte de esos kilitos de más.

No siempre es fácil resistirse a las delicias culinarias y al amplio repertorio de dulces, bebidas… que incitan al picoteo entre horas. Sin embargo, si nos hemos subido a la báscula con unos kilos de más es momento de hacer dieta, de depurar y sustituir para no sumar más calorías extra a la dieta.

Piña y pollo

La piña es un aliado de primera para cuidar el peso. No solo es apreciada por su contenido en nutrientes, especialmente vitaminas, sino que también es baja en calorías. De efecto depurativo, desintoxicante y saciante, gracias a su contenido en fibra. Por su parte, el pollo es una carne blanca, una de las saludables, que aporta proteínas de alta calidad y además es baja en calorías y en grasas insaturadas, fundamental para adelgazar.

Al tratarse de una dieta restrictiva no conviene seguirla durante más de tres días. Sí puedes descansar y retomarla a la semana siguiente. Eso sí, durante este intervalo no olvides que debes apostar por una alimentación sana, variada y equilibrada, ya que de lo contrario daremos al traste con la dieta.

Desayuno y comida

Esta dieta tiene como aliados a dos alimentos que, además de su bajo contenido en calorías, te ayuda a depurar y a compensar los excesos, logrando el resultado de librarte de los kilos de más. Además del pollo y la piña –una de las frutas que ayudan a adelgazar por su elevado contenido en agua y fibra, además de ser saciante-, es recomendable sustituir el café por infusiones o tisanas digestivas.

  • Desayuno: Una infusión y rodajas de piña natural (150 gramos).
  • A medida mañana: Una pieza de fruta o una barrita de cereales integrales.
  • Comida: Pollo (hervido, a la plancha…) y una infusión. El pollo lo puedes preparar acompañado de una ensalada de verduras o de arroz.

Merienda y cena

Merienda: Un yogur desnatado (puedes añadirle una cucharada de avena) o una taza de leche desnatada y una tostada con queso bajo en calorías.

Cena: Piña (la cantidad que quieras), acompañada de una infusión. También se puede tomar arroz para acompañar a la piña. Y antes de acostarte, toma un vaso de zumo de fruta.

Consejos para seguir la dieta

  • Mastica bien: come lentamente y tómate tu tiempo para masticar cada bocado. De esta manera, ingerirás menos cantidad y te sentirás mejor.
  • Haz ejercicio: Un paseo diario, un paseo en bici…
  • Mantén los horarios: En la medida de lo posible hay que respetar los horarios, tanto de comidas como de sueño.

También te puede interesar: Dieta de la piña y el atún para adelgazar en tres días.

Dieta del pollo y la piña.

Puntuación:

Dieta del pollo y la piña para adelgazar.

La piña es una fruta muy popular. A su agradable y refrescante sabor hay que añadirle los múltiples beneficios que proporciona a nuestro organismo: diurética, ayuda a eliminar líquidos y a depurar nuestro organismo, es muy rica en fibra por lo que tiene un potente efecto saciante y además ayuda a evitar el estreñimiento.

Por si todo esto fuera poco, se ha descubierto que posee propiedades antiinflamatorias y es rica en minerales como potasio, hierro, magnesio, calcio y fósforo. La piña también es una importante fuente de vitamina C y además ¡aporta muy pocas calorías! Es lógico que sea un alimento base de muchas dietas hipocalóricas ¿no creéis?

Por otro lado tenemos al pollo, una carne que nos aporta proteínas de alto valor biológico pero con poca grasa y cuya digestión resulta más fácil que la de la ternera.

¿Por qué no combinarlos para hacer una dieta?

dieta del pollo y la piña

Dieta del pollo y la piña para lunes, miércoles, viernes y domingos

Desayuno: Una rebanada de pan integral o dos biscotes integrales con mermelada light, una rodaja de piña y un té verde o café con leche desnatada y sacarina

Almuerzo: Un trozo de queso fresco y una loncha de pavo sin sal y una manzana o pera.

Comida Una ensalada, dos pechugas de pollo a la plancha, dos rodajas de piña y un té verde.

Merienda: 50 gramos de pavo o jamón york sin sal, un yogur desnatado y una manzana, pera, naranja o kiwi.

Cena: Dos pechugas de pollo a la plancha con dos rodajas de piña y una manzanilla.

Dieta del pollo y la piña para martes, jueves y sábados

Desayuno: Una rebanada de pan integral tostado con mermelada light, una rodaja de piña y un té verdeo café con leche desnatado con sacarina

Almuerzo: Una barrita de cereales, un yogur light y una manzana, o pera.

Comida: 50 gramos de arroz integral, un filete de salmón, dos rodajas de piña y un té verde.

Merienda: Un yogur light con 15 gramos de cereales integrales y una pieza de fruta, manzana, pera o kiwi.

Cena: Una ensalada con un huevo cocido, dos pechugas de pollo y dos rodajas de piña, después una manzanilla para realizar una buena digestión.

Importante: La piña es una fruta muy diurética por lo que será aconsejable beber al menos 1,5 litros de agua al día.

La dieta del pollo y la piña no debe hacerse durante más de 2 semanas.

Por: Salud Delgado Fuentes

La dieta que promete hacerte bajar 13 kilos en dos semanas (y sólo de lunes a viernes)

Si eres de esas personas que no tienen la fuerza de voluntad ni el tiempo necesario para pasar meses en un gimnasio, puede que la siguiente dieta te interese.

En especial cuando los creadores de esta combinación, que elimina casi por completo el consumo de carbohidratos, afirman que se puede bajar casi 13 kilos en solo 15 días.

Una de las cosas principales en este plan es beber mucho líquido, durante la comida y olvidarse de la sal durante esas dos semanas. Lo mejor es que los fines de semana se puede comer con normalidad, aunque no en exceso. Junto con esto hay que evitar bebidas alcohólicas y alimentos con conservantes.

Desde ya te decimos, que antes de iniciar cualquier plan de alimentación, lo recomendable siempre es consultar a un nutriocionista o a tu médico.

Desayuno: 1 naranja (puede ser pomelo, durazno, piña u otras frutas, menos el plátano), 2 galletas (trigo entero o con cereales), café o té sin azúcar.

Almuerzo: 1 naranja, 1 huevo cocido, yogur.

Cena: 2 huevos cocidos, 2 tomates, 500g de ensalada de verduras (puede ser simplemente a base de pepino), 2 galletas.

Martes

Desayuno: similar al desayuno del lunes.

Almuerzo: 1 naranja, 1 huevo cocido, yogur, 2 galletas.

Cena: 120 gramos de carne (preferiblemente de res), 1 tomate, 1 galleta.

Miércoles

Desayuno: similar al del lunes.

Almuerzo: 1 naranja, 1 huevo cocido, yogur, ensalada de verduras.

Cena: 120 gramos de carne, 1 naranja, 1 galleta, café o té

Jueves

Desayuno: similar al del lunes.

Almuerzo: 120 gramos de queso bajo en grasa o requesón, 1 tomate, 1 galleta.

Cena: 120 gramos de carne, 2 tomates, 1 manzana, 1 galleta.

Viernes

Desayuno: similar al desayuno del lunes.

Almuerzo: 200 gramos de pescado cocinado al vapor, 1 tomate, 1 galleta.

Cena: 500 gramos de verduras hervidas o al vapor (zanahorias, cebollas, col, papas, frijoles), 1 huevo cocido, 1 tomate.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *