0

Diferencia entre ansiedad y angustia

Diferencias entre ansiedad, angustia y miedo

Crecimiento personal sueño esfuerzo enfermedad gestión del talento prioriza neurodesarrollo jóvenes conductas nutrición Auditoría TDAH igualdad crecimiento personal resiliencia coaching de equipos Mindfulness acupuntura coaching para directivos herramientas tristeza alcohol relajación diálogo interno mente gestión autoexigencia comuncación coaching hijos consejos familia miedos electromagnéticas consultoría de recursos humanos RRHH imagen radiaciones psicoterapia vídeo atrevete educar Aprendizaje compulsivo impulsos autorreflexión empatía problemas entorno digital fobias outsourcing transformación digital padres estrés postraumático dislalia marca personal terapia de pareja tratamiento coaching grupal adolescentes selección creencias limitantes Valores desarrollo de talento bienestar clima laboral empleabillidad estrés ansiedad relativiza Objetivos hipersexualidad hipnosis técnicas recursos inteligencia emocional confianza hábitos psicólogo psicópata coaching gestión de personal sexualidad motivación evaluación empresas oniomania recomendaciones Déficit atencional Trastorno Límite de la Personalidad empleabilidad mayores medicina talento exploración Comportamiento agresivo trastorno empleo estado de ánimo parejas gestión del tiempo patología conciencia plena Éxito emprender psicopedagogía celos neuropsicología transgénicos desarrollo duelo psicología organizacional positiva gestión emocional involucración obsesivo terapia familiar empresa coaching educativo gestión de equipos Trastornos de la alimentación manías compra compulsiva persona tóxica libros atención temprana infantil mindfulness gestion del tiempo trastorno obsesivo compulsivo salud sexual hipocondría alcoholismo Coaching libertad personal psicología online separación desempleo Gestión del Talento transformación emociones insatisfacción personal alimentación psicología juvenil Trastorno límite personalidad psicoterepia coaching ejecutivo salud mental liderazgo estados de ánimo altas capacidades formación competencias falta de apetito sexual psicología formación para empresas disfruta dependencia psicoterapeuta socialización bienestar integral acoso escolar método de mentor formación en RRHH salud equilibrio Coaching Ejecutivo trabajo búsqueda laboral eficiencia razón motivacion educación equipo terapia para padres estabilidad emocional Inteligencia Emocional fracaso escolar inseguridad prevención egolatría alzheimer ira niños comunicación perfil emocional Araña terapia online autocontrol directivo Metas hiperactividad autismo superdotados balance del año meditación drogas desarrollo personal arriesgarse Educación amor candidatos cuidado amistad conflictos dialogo interno autoconocimiento aprendizaje profesional externalización salud emocional vigorexia aislamiento pensamientos negativos asertividad diagnóstico Psicología terapia logopedia formación para empleados autoconcepto automotivación formación en Recursos Humanos alta exigencia agorafobia limitaciones psicología infantil Inteligencia emocional y coaching depresión trastorno obsesivo comulsivo lenguaje interno rol de mentor emprendimiento especialización literatura discurso frustración Trastorno déficit atencional productividad capacitación en Recursos Humanos Estrés Navidad lectura insomnio felicidad inteligencia superior libro feedback vida hermanos coaching personal deseo incomunicación capacitación headhunting relación de pareja agresividad teléfono móvil homosexualidad vídeos TOC desarrollo competencial trastornos de la voz anorexia voluntariado bulimia presentación pautas relaciones autoestima capacitación en RRHH positivismo adicciones mapa de talento flores de bach Recursos Humanos desarrollo emocional regalos autoexigencia recursos humanos trastorno por hiperactividad Formación obsesiones patologías cansancio mentoring compulsiones

Bowers, K. S. (1973). Situationism in psychology: An analysis and critique. Psychological Review, 80, 307-336.

Burchfield, S. R. (1979). The stress response: A new perspective. Psychosomatic Medicine, 41, 661-672.

Cannon, W. B. (1932). The wisdom of the body (2nd. ed) . New York: Norton.

Catell, R. B. (1973). Personality and mood by questionnaire. San Francisco: Jossey-Brass.

Cockerham, W. C. (2001). Handbook of medical sociology. New York: Prentice-Hall.

Coderch, J. (1975). Psiquiatría dinámica. Barcelona: Herder.

Cox, T. (1978). Stress. Baltimore: University Park Press.

Elliot, G. R., & Eisdorfer, C. (1982). Stress and human health. New York: Springer Verlag.

Eysenck, H. J. (1967). The biological basis of personality. Springfield, IL: Charles C. Thomas.

Folkman, S. (1984). Personal control and stress and coping processes: A theoretical analysis. Journal of Personality and Social Psychology, 46, 839-852.

Franks, C. M. (1969). Behavior therapy: Apprasial and status. New York: McGraw-Hill.

Freud, S. (1905). Trois essair sur la théorie de la sexualité. Paris: Gallimard.

Freud, S. (1971). Introducción al psicoanálisis. Madrid: Alianza.

Freud, S. (1955). Beyond the pleasure principle. London: Hogarth.

Freud, S. (1964). A disturbance of memory on the Acropolis. London: Hogarth.

Hull, C. L. (1943). Principles of behavior. New York: Appleton Century-Crofts.

Hull, C. L. (1952). A Behavior system. New Haven: Yale University Press.

Husain, A. T. & Jack, D. M. (Eds.). (1985). Anxiety and the anxiety disorder. Hillsdale, NJ: Lawrence Erlbaum Associates.

Ibáñez, E. & Belloch, A. (1982). Psicología clínica: Una introducción. Valencia, España: Promolibro.

Kielholz, P. (1987). Angustia: Aspectos psíquicos y somáticos. Madrid: Ediciones Morata.

Kierkegaard, S. (1965). El concepto de la angustia. Madrid: Guadarrama.

Kolb, L. C. (1968). Noyes modern clinical psychiatry (7th ed.). Philadelphia: Saunders.

Lader, M. H. (1971). Society, stress and disease. Oxford: Oxford University Press.

Lazarus, R. S. (1966). Psychological stress and the coping process. New York: McGraw-Hill.

Lazarus, R. S., & Folkman, S. (1984). Stress, appraisal and coping. New York: Springer Publishing Company.

Lazarus, R. S., & Folkman, S. (1986). Estrés y procesos cognitivos. Barcelona: Martínez Roca.

Lewen, M. K. & Kennedy, H. L. (1986, August). The role of stress in heart disease. Hospital Medicine, 125-138.

López-Ibor, J. J. (1949). La neurosis como enfermedad del ánimo. Madrid: Gredos.

López-Ibor, J. J. (1969). La angustia vital. Madrid: Paz Montalvo.

Malmo, R. B. (1957). Anxiety and behavioural arousal. Psychological Review, 64, 276-287.

Marks, I. (1986). Tratamiento de neurosis. Barcelona: Martínez Roca.

Matud, M. P., García, M. A. & Matud, M. J. (2002). Estrés laboral y salud en el profesorado: Un análisis diferencial en función del género y del tipo de enseñanza. Revista Internacional Psicología Clínica y de la Salud/International Journal of Clinical and Health Psychology, 2, 451-465.

Mechanic, D. (1976). Stress illness and illness behavior. Journal of Human Stress, 2, 2-6.

Meichenbaum, D. (1977). Cognitive-behavior modification: An integrative approach. New York: Plenum.

Miguel-Tobal, J. J. (1996). La ansiedad. Madrid: Santillana.

Olga, G. & Terry, L. (1997). Superar el estrés. Madrid: Ediciones Pirámide.

Pearlin, L. I. (1989). The sociological study of stress. Journal of Health and Social Behavior, 30, 241-256.

Rachman, S. (1984). Agoraphobia: A safety-signal perspective. Behaviour Research and Therapy, 22, 59-70.

Reich, J. (1986). The epidemiology of anxiety. Journal of Nervous and Mental Disorders, 174, 129-136.

Sandín, B. (1999). El estrés psicosocial. Madrid: Klinik.

Sandín, B. (2003). El estrés: Un análisis basado en el papel de los factores sociales. Revista Internacional de Psicología Clínica y de la Salud/International Journal of Clinical and Health Psychology, 3, 141-157.

Selye, H. (1936). A syndrome produced by diverse nocuouse agents. Nature, 138, 32.

Selye, H. (1956). The stress of life. New York: McGraw Hill.

Selye, H. (1960). La tensión en la vida. Buenos Aires, Argentina: Cía. Gral. Fabril.

Selye, H. (1974). The evolution of the stress concept. American Scientist, 61, 692-699.

Selye, H. (Ed.). (1980). Selye’s guide to stress research. New York: Van Nostrand Reinhold.

Scharfetter, C. H. (1977). Introducción a la psicopatología general. Madrid: Ediciones Morata.

Sheehan, D. V. (1982). Panic attacks and phobias. New England Journal of Medicine, 307, 156-158.

Spielberger, C. D. (1966a). Anxiety and behavior. New York: Academic Press.

Spielberger, C. D. (1972). Anxiety: Currents trends in theory and research. New York: Academic Press.

Suárez Richards, M. (1995). Introducción a la psiquiatría. Buenos Aires, Argentina: Salerno.

Sue, D. (1996). Comportamiento anormal. México, D.F: McGraw-Hill.

Taylor, S. E. (1986). Health psychology. New York: Random House.

Tobeña, A. (1997). El estrés dañino. Madrid: Aguilar.

Turcotte, P. (1986). Calidad de vida en el trabajo: Antiestrés y creatividad. México, D.F.: Trillas.

Tyrer, P. (1982). Major common symptoms in psychiatry: Anxiety. Journal of Hospital Medicine, 27, 109-113.

Ursin, H. (1982). The search of stress markers. Journal of Psychology, 1, 165-169.

Valdés, M. & Flores, T. (1990). Psicobiología del estrés (2a ed. Actual.). Barcelona: Martínez Roca.

Villanueva, V. I. (1981). La angustia vital del puertorriqueño en la obra de rene marques. Madrid: Universidad Complutense de Madrid.

White, R. W. (1959). Motivation reconsidered: The concept of competence. Psychological Review, 66, 297-333.

Wolpe, J. (1979). Psychotherapy by reciprocal inhibition. Stanford: Stanford University.

Zubiri, X. (1992). Sobre el sentimiento y la volición. Madrid: Alianza.

Para evaluar las diferencias sintomáticas entre las crisis de angustia (ataques de pánico) y ansiedad generalizada, se estudiaron 107 pacientes a quienes se les aplicó la Escala de Hamilton para Ansiedad sin que estuvieran bajo la influencia de ningún medicamento psicoactivo. La confiabilidad de la escala se determinó calculando la proporción entre la varianza individual y la varianza de error. Las diferencias entre ambos grupos se analizaron comparando cada uno de los reactivos de la escala, y finalmente se hizo un análisis factorial mediante el método de componente principal en el grupo de pacientes con crisis de angustia. Los resultados obtenidos muestran que la confiabilidad de la escala es mejor en pacientes con crisis de angustia (r=0.84) que en pacientes con ansiedad generalizada (r=0.18). Los pacientes con crisis de angustia presentaron fundamentalmente miedo, síntomas sensoriales, cardiovasculares y respiratorios; en cambio los pacientes con ansiedad generalizada reportaron sobre todo sentirse ansiosos, lo cual pudo constatarse durante la entrevista. Nuestros hallazgos son compatibles con la idea de que las crisis de angustia constituyen un trastorno distinto y que el concepto de ansiedad generalizada necesita ser validado empíricamente antes de ser aceptado como una entidad nosológica.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *