0

Diferencia ruptura hombres y mujeres

Tabla de contenidos

20 Ilustraciones que muestran la triste vida de un chico justo después de perder al amor de su vida

Los hombres tienen una forma particular de vivir el duelo después de terminar una relación significativa. Muchos aseguran que no pasa nada y siguen con su vida como si nada; otros la pasan difícil y no entienden lo que sienten o necesita y algunos piensan que han tomado la mejor decisión, pero cuando pasa el tiempo, descubren que extrañan a su chica y a lo que tenían con ella.

Mujeres y hombres por igual, sufrimos cuando dejamos de ver a esa persona que alguna vez fue tan especial, nos deja un vacío enorme y no tenemos ni la menor idea de cómo llenarlo. Esto le ocurrió a Brandon Sheffield, quien después de haber terminado con una relación de un par de años, le pidió a su amiga Dami Lee que recreara en un divertido cómic, todas las situaciones que estaba viviendo después de la ruptura. Tal vez te sientas identificada con algunas de ellas.

1. Cuando crees que ya eres libre

2. Lo importante es alimentarse

3. Deberías levantarte del sofá

4. ¿Qué caso tiene?

5. Ese vacío tan enorme

6. Ya para qué

7. No pasa nada

8. No lo necesitas

¿Tardan más los hombres en recuperarse totalmente de una ruptura amorosa?

Derechos de autor de la imagen THINKSTOCK Image caption Los hombres sólo mostraron una mayor intensidad en dos factores de la respuesta emocional tras la ruptura: la pérdida general de concentración y la insensibilidad emocional.

Las mujeres experimentan un mayor dolor inmediatamente después de una ruptura amorosa pero se recuperan emocionalmente antes que los hombres, que simplemente siguen adelante pero quizás nunca se reponen.

Al menos, esa es la conclusión de una investigación de la universidad neoyorquina de Binghamton y la londinense University College London en la que se analizaron las diferencias entre los sexos en respuesta al fin de una relación amorosa.

Los resultados, publicados en la revista especializada sobre ciencias del comportamiento Evolutionary Behavioural Sciences, sugieren que las mujeres sufren un mayor impacto emocional y físico tras la ruptura.

Sin embargo, tienden a recuperarse antes y se vuelven emocionalmente más fuertes.

En comparación, según las conclusiones de los investigadores, los hombres tienden no a recuperarse totalmente sino simplemente a seguir adelante.

Según Craig Morris, investigador de antropología en Binghamton University y líder del estudio, las diferencias tienen un fundamento biológico.

«En términos simples, las mujeres evolucionaron para invertir mucho más que un hombre en una relación», explicó.

El porqué evolutivo

«Un breve encuentro amoroso podría conllevar nueve meses de embarazo seguido de muchos años de lactancia para las mujeres ancestrales, mientras que los hombres podrían ‘irse’ literalmente unos minutos después del encuentro, sin tener inversión biológica alguna», dijo.

Derechos de autor de la imagen THINKSTOCK Image caption Según Morris, la mayoría de nosotros experimenta una media de tres rupturas amorosas antes de alcanzar los 30 años.

«Es este ‘riesgo’ de una mayor inversión biológica es el que, en términos evolutivos, hizo que las mujeres sean más exigentes sobre la selección de una pareja de calidad. Por eso la pérdida de una relación con una pareja de calidad le ‘duele’ más a una mujer», dijo.

Por otro lado, los hombres han evolucionado para competir por la atención de las mujeres y por eso la pérdida de una pareja de calidad para un hombre no «duele» tanto al principio, explicó el investigador.

«El hombre probablemente sienta la pérdida profundamente y durante un período de tiempo muy largo a medida que comprende que debe volver a empezar a competir de nuevo para reemplazar lo que ha perdido», comentó Morris.

Según el autor, los hombres tienden a reaccionar ante una ruptura de una manera más autodestructiva. «Esto puede durar meses o años. Ellos tienden a ‘seguir adelante’ con frecuencia con otra relación», comentó.

Lee también: ¿Puede el corazón roto ser una causa de muerte?

A las mujeres les duele «más» a corto plazo

La investigación se basó en la información de 5.705 personas de distintos países que completaron una encuesta académica por internet.

Los participantes debían describir cómo les había afectado emocionalmente una ruptura sentimental y qué tipo de respuestas físicas experimentaron.

También debían clasificar sus propias respuestas físicas y emocionales ante la ruptura del 1 (ninguna) al 10 (insoportable).

En general, tanto hombres como mujeres tenían una intensidad similar de emociones. Por ejemplo, entre las respuestas físicas el insomnio es el factor más intenso para ambos sexos. Y entre las respuestas emocionales, la ira.

Derechos de autor de la imagen THINKSTOCK Image caption Al menos una ruptura sentimental nos duele lo suficiente como para afectar sustancialmente nuestra calidad de vida durante semanas o meses, según Morris.

Las mujeres reportaron una intensidad mayor que los hombres en casi todos los factores de respuesta tras una ruptura: en lo que se refiere a las emocionales, dominaron las clasificaciones de ira, ansiedad, depresión, miedo e incapacidad para funcionar en el trabajo y los estudios.

Y en cuanto a las respuestas físicas mostraron una mayor intensidad en las categorías de náusea o incapacidad para comer, ataques de pánico, cambios indeseados en el peso y bajada de la respuesta inmunológica.

Por su parte, los hombres sólo mostraron una mayor intensidad en dos factores de la respuesta emocional: la pérdida general de concentración e insensibilidad emocional.

Lee también: ¿Son realmente tan diferentes los cerebros de hombres y mujeres?

Entender el «luto» tras una ruptura

Según Morris, la mayoría de nosotros experimenta una media de tres rupturas amorosas antes de alcanzar los 30 años.

El investigador dice que al menos una nos duele lo suficiente como para afectar sustancialmente nuestra calidad de vida durante semanas o meses.

«La gente pierde trabajos, los estudiantes no van a clases y algunos individuos pueden desarrollar patrones de comportamiento extremadamente destructivos después de una ruptura sentimental», dijo Morris.

Según el investigador, entender mejor estas respuestas puede ayudar en el apoyo del dolor tras la ruptura de una relación y para tratar de mitigar sus efectos en individuos de alto riesgo.

¿Por qué ellos sufren más después de una ruptura?


Otros estudios revelan que vivir en pareja hace que los hombres tengan una mejor calidad de vida, debido a que ellas suelen preocuparse para que ellos tengan una buena alimentación y un estilo de vida saludable.
4. La química de nuestros cerebros es distinta
Investigaciones apuntan que en situaciones críticas como una separación, el cerebro masculino genera sustancias químicas que no son muy benéficas.
En un experimento realizado con roedores, investigadores vieron cómo los machos separados de sus parejas producían una gran cantidad de corticosterona, la hormona asociada al estrés, el aislamiento y los altos niveles de ansiedad.
Pero aunque lo parezca, una ruptura no es el fin del mundo, por el contrario, es una nueva oportunidad para madurar y ser mejor.
“Dejar de estar con la persona inadecuada o en una experiencia sentimental dolorosa es un signo de inteligencia emocional. El error, sin duda, es mantenerse en el error”, concluye la psicóloga Cahue.
>>Te puede interesar: 5 tips para reavivar el romance con tu pareja
(Con información de El país)

    1. Enojo

    Las reacciones de los hombres en una ruptura son muy diferentes a las de una mujer, ya que ellos suelen aislarse más y guardar su dolor por orgullo y temor.

    También puedes ver: Mentiras de los hombres al ligar, da clic en la imagen

    Un estudio realizado por el profesor Craig Morris de la Universidad Binghamton de Nueva York, indica que las mujeres experimentan mayor dolor a la hora de una ruptura amorosa, pero su recuperación emocional es más rápida que la de los hombres.

    Esto se debe a que los hombres tienen un círculo de confianza menor y es difícil que compartan sus emociones con otras personas, ya que esto lo hacen normalmente con su pareja, en cambio las mujeres acuden rápidamente a sus amigas y familiares para sacar todo lo que las está haciendo sentir mal.

    A continuación puedes ver 7 reacciones de los hombres en una ruptura:

    Los hombres presentan un estado de enfado provocado por la ruptura, a tal grado de que pueden lastimarse a ellos mismos con golpes que son el efecto de una explosión emocional.

    Reacciones de los hombres en una ruptura/Cortesía: Getty Images

    2. Frustración

    Un hombre puede sentirse frustrado por el hecho de no haber podido salvar la relación, pasará un largo tiempo analizando todos sus errores y los “si yo hubiera” que lo llevaron a estar solo.

    3. Orgullo

    Es común que un hombre se encierre en su mundo y haga pensar a los demás que no pasa nada, cuando en realidad está destrozado por dentro.

    Reacciones de los hombres en una ruptura/Cortesía: Getty Images

    4. Soledad

    Es comprensible que los hombres corten la comunicación con las personas más cercanas a él, ya que no quiere tocar el tema ni hablar de nada que le haga recordar por lo que está pasando.

    5. Esperanza

    Llega un momento en que los hombres están seguros de que podrán volver con su ex pareja si corrigen lo que hicieron mal, sin embargo, las posibilidades son pocas y no le queda más que vivir de ilusiones.

    Reacciones de los hombres en una ruptura/Cortesía: Getty Images

    6. Aceptación

    Luego de un tiempo, los hombres entienden por fin que todo acabo y no pueden seguir aferrados al pasado, así que comienzan a realizar actividades físicas, salir con amigas y disfrutar su soltería.

    7. Miedo a iniciar de nuevo

    Cuando un hombre supera el rompimiento, le es difícil intentar una nueva relación, ya que no se siente seguro de dar lo mejor y teme arruinar el proceso, así que lo piensa mejor o sólo opta por algo que no genere compromiso.

    Una de las peores experiencias que podemos sufrir los seres humanos es cuando la persona a la que amamos nos dice que se acabó, que los caminos se separan. Pero peor aún es cuando, además, te han dejado por otra persona. Pues bien, si eres mujer y te ocurre esto, en vez de deprimirte, deberías sacar una de tus mejores sonrisas, porque un estudio afirma que tras el abandono viene lo mejor.

    Artículo recomendado: “Las 6 verdades incómodas sobre la ruptura de pareja”

    Las mujeres experimentan un mayor dolor tras la ruptura de pareja

    Parece ser que a la hora de sufrir y recuperarse de una ruptura de pareja, existen diferencias entre sexos. Las mujeres experimentan un mayor dolor emocional, pero también se recuperan mucho mejor, tal y como afirma un estudio llevado a cabo por la Universidad de Binghamton.

    Un grupo de investigadores de esta universidad en colaboración con un grupo de investigadores de la University College London preguntaron a 5.705 participantes de 96 países cuál era su nivel de dolor tras la ruptura de pareja en una escala de uno al diez. Encontraron que las mujeres sienten un mayor dolor tras la ruptura de pareja, pues puntuaron más alto en las escalas de dolor físico y emocional.

    De media, las mujeres evaluaron su dolor emocional en 6.84 puntos, mientras que los hombres puntuaron 6.58 en esta escala. En cuanto al dolor físico, las mujeres puntuaron 4.21 y los hombres 3.75.

    Las féminas se recuperan antes de una ruptura de pareja

    Mientras que las mujeres muestran un mayor dolor emocional y físico tras la ruptura de pareja, se recuperan antes del batacazo que los hombres. El motivo parece ser que se hacen emocionalmente más fuertes. Tal y como explica Craig Morris, uno de los investigadores de la Universidad de Binghamton y director del estudio, estas diferencias tienen que ver con la biología. Las mujeres tienen más que perder si se juntan con un hombre equivocado, porque esto puede tener consecuencias para ellas a largo plazo.

    Además, Morrison afirma: “Las mujeres han evolucionado para invertir más en una relación que un hombre”, explica Morris. “Un encuentro íntimo esporádico puede llevar a una mujer a nueve meses de embarazo, seguido de muchos años crianza de un hijo. En cambio, el hombre es capaz de desaparecer de la escena en cuestión de minutos, sin ningún tipo de inversión biológica. Es este riesgo de una alta inversión biológica que, tras siglos de evolución, ha hecho que las mujeres seleccionen mejor a sus parejas. Además, la ruptura de una pareja supone un mayor sufrimiento para la mujer porque de esta manera les cuesta más dejar a una pareja que puede ser positiva para ellas”.

    “Por otro lado, el hombre puede sentir un gran dolor por la pérdida por un periodo de tiempo más largo y puede llegar a sentir que es una competición en la que debe reemplazar la pareja perdida. Peor aún, puede llegar a la conclusión de que la pérdida es irremplazable”, añade Morris.

    Las rupturas de pareja son algo normal

    Morris dice que las rupturas de pareja son importantes porque cada uno de nosotros experimentará al menos tres hasta los 30 años, y alguna que puede llevarnos a serios problemas durante un tiempo, que pueden afectarnos durante semanas o meses, e incluso años.

    “Las personas pueden perder su empleo y los estudiantes no asistir a clases o suspender exámenes como consecuencia de una ruptura de pareja. Además, algunos individuos pueden llegar a tener comportamientos autodestructivos serios. Con una mayor comprensión emocional y física de las rupturas de pareja, es posible mitigar estos efectos perjudiciales para los individuos”, concluye el propio Morris.

    Artículo recomendado: ”Las 5 fases para superar el duelo de la ruptura de pareja”

    Por qué cuesta tanto olvidar a tu ex-pareja

    Lo cierto es que superar una ruptura de pareja no siempre es fácil. Y si la persona nos ha llegado a lo más profundo del corazón, podemos pasar por una crisis existencial severa. A pesar de que el sufrimiento es normal, socialmente no está bien visto que un individuo sufra por otro individuo, pues muchos lo asocian a una personalidad débil.

    Olvidarse de un gran amor es un proceso que lleva tiempo y que puede tener sus altibajos porque el desamor no es un proceso lineal. Algunos expertos afirman que hay que superar una serie de fases similares a las de la pérdida de cualquier ser querido. En estos casos, el tiempo es nuestro mejor aliado.

    ¿Pero por qué aun piensas en él o ella y sigues sufriendo si ha pasado tanto tiempo? Si quieres conocer la respuesta a esta pregunta, te invitamos a que leas nuestro artículo: ”¿Por qué no puedo dejar de pensar en mi ex? 4 claves para entenderlo”

    ¿Cómo reaccionan los hombres a las rupturas?

    Lo que hemos visto en el cine es que tras una ruptura ella se va a su casa y se tira a morir en el sofá con un bote de helado de chocolate a escuchar las canciones más melodramáticas que hay disponible en Spotify. Ellos, mientras tanto quedan con sus amigos en un bar o se van a jugar al fútbol como si nada hubiera pasado.

    Lo que ha confirmado un estudio publicado en la revista Evolutionary Behavioral Sciences es que las mujeres suelen sentir más intensamente el dolor de una ruptura en los primeros momentos, mientras los hombres tardan más en sentir la pérdida, son menos conscientes de lo que ha pasado en los primeros momentos y quizás por esto tarden más en recuperarse del todo que las mujeres.

    El estudio lo firma un equipo de investigadores de la Universidad de Binghamton liderado por el profesor Craig Eric Morris, y su experimento fue testado nada más y nada menos que en 5705 hombres y mujeres de 96 países. Lo que sugiere que hombres y mujeres reaccionamos de un modo similar a las separaciones independientemente de nuestras referencias culturales.

    Los participantes evaluaron del 1 al 10 cuánto dolor físico y emocional habían experimentado tras una ruptura de pareja. En ambos casos las mujeres puntuaron su dolor mucho más arriba que los hombres. Sin embargo cuando se les pidió que hicieran un recuento de sus recuerdos de relaciones pasadas, la mayoría de las mujeres dijo tener esas historias superadas mientras los hombres aún sentían emociones negativas hacia las rupturas antiguas.

    “Creo que la mayoría de las mujeres tienen una mejor percepción y respuesta ante sus sentimientos tras una ruptura. Creo que son más conscientes de que una relación ha terminado, haya sido suya o no la decisión, y se adaptan más rápido al cambio. En ellos, sin embargo hemos visto un retraso emocional en registrar la ruptura» Explica el profesor Morris, que cree que los chicos hacen resistencia a pasar el luto por una separación, entre otras cosas, porque se supone que ellos deben actuar según determinados patrones de fortaleza. “Los hombres, al menos en nuestra cultura, no han sido educados para mostrar su dolor tras una ruptura. Creo que en un primer momento no sienten ese dolor pero finalmente la mala digestión de la separación se expresa con una depresión o con sentimientos y conductas autodestructivas en lugar de con un simple y claro “Nos hemos separado, estoy mal”.

    Lo que dice el estudio concretamente es que mientras las mujeres se toman en tiempo para sufrir por la pareja rota, sea con un helado de chocolate o con una botella de vino, ellos intenta hacer como que no pasa nada y pasan página antes de estar listo para hacerlo. “Creo que muchos hombres están culturalmente educados en la idea de que volver a la soltería es ‘cool’ porque tienen muchas oportunidades de encontrar una nueva pareja. Pero a medida que va pasando el tiempo y asumen la pérdida empiezan a dar más valor a la pareja que perdieron y el hecho de volver al mercado ya les parece menos atractivo”, asegura el profesor.

    Los hombres superan peor la ‘tusa’ que las mujeres

    Entre las mujeres es algo común pensar que los hombres son los que mejor gestionan una ruptura amorosa y los que más fácilmente superan la denominada tusa que de ella se desprende; que tienen una capacidad optimizada para rehacer su vida al lado de otra persona y seguir adelante junto a ella.
    Una encuesta realizada por la plataforma británica de citas por Internet Elite Singles pone ahora en jaque esa idea. Según esta, realizado a una muestra de 501 solteros, son ellos los más vulnerables ante una ruptura. Así, un 25% más de hombres que de mujeres encuestadas reconoció sufrir de desamor después de cada ruptura que habían tenido en su vida, al margen de que hubiesen estado enamorados de esa otra persona que les causó la tusa. Lee el artículo 10 consejos para afrontar una ruptura afectiva.
    El estudio también desentramó las formas de las que se valen tanto hombres como mujeres para superar cuanto antes una ruptura amorosa. Estos son los resultados en porcentajes (Lee el artículo lo que no dejes hacer después de una ruptura amorosa):
    • Buscando venganza. Un 3% de los hombres reconoció que este era su modus operandi al romper con su pareja, frente al 4% de las mujeres.
    • Saliendo de rumba. 7% de hombres frente al 12% de mujeres.
    • Agasajándose uno mismo con regalos. El 24% de ellos, frente al 29% de ellas.
    • Hablando con casi todo el mundo de ello. 11% de hombres y mujeres.
    • Manteniendo relaciones sexuales casuales. 14% de hombres frente al 5% de las mujeres.
    • Comiendo. 15% de hombres, frente al 19% de las mujeres.
    • Buscando ayuda sicológica. 14% ellos, 16% ellas.
    • Apoyándose en los amigos. 61% de los hombres, en relación con el 76% de las mujeres.
    • Dedicándole más tiempo al trabajo. 41% ellos y 44% ellas.
    Otro punto de la encuesta se centró en dilucidar cuáles son los motivos de la ruptura que más inestabilidad emocional y sufrimiento generan. Ambos sexos coincidieron que lo más doloroso es cuando tu pareja te deja por otra persona. De hecho, el 80% de hombres y mujeres encuestados lo confirmaron con sus respuestas. Que tu pareja ponga por encima de ti su vida social fue la razón que obtuvo mayor puntuación en relación al dolor que genera.
    El profesor Robin Simon, de la Wake Forest University, Estados Unidos, realizó un estudio paralelo sobre una muestra de 1000 solteros, entre hombres y mujeres en el que también validó la afirmación de que los hombres son más vulnerables ante una ruptura.
    Según el sicólogo esto es debido a dos razones. La primera porque son más reservados para expresar sus sentimientos que las mujeres y tienden a guardárselos en interior provocando que estos se acumulen. La segunda tiene la explicación en el ego masculino. Y es que, para ellos romper con la pareja supone un fracaso vital a un nivel superior al puramente emocional que afecta a sus propios valores y amor propio. Lee el artículo 4 consejos para ayudar a un amigo en su ruptura.

    Cómo superar (según la ciencia) una ruptura amorosa

    Derechos de autor de la imagen BBC Three / David Weller

    Hay pocas cosas peores a que te rompan el corazón. Quienes han pasado por ello lo saben.

    La última vez que me ocurrió a mí fue exactamente hace un año.

    En mi caso, un amor lleno de promesas para toda la vida llegó abruptamente a su fin.

    • 6 claves para el amor duradero de parejas que han estado juntas más de 50 años

    Yo estaba a punto de mudarme con la persona que amaba pero, de repente, él cambió de idea.

    Fue un duro golpe y sentí que ya nunca sería la misma.

    De la ciudad al campo

    No era la primera vez que sufría una ruptura. Mi estrategia habitual para lidiar con ello distaba poco de ser original: salir, emborracharme, olvidarme de todo por un momento, y volver a repetir lo mismo.

    Pero esto había demostrado ser un remedio ineficaz porque, realmente, uno nunca puede olvidar. Al menos de verdad.

    Así que el año pasado, decidí probar algo distinto. Con 32 años dejé Londres —donde viví durante 27 años de mi vida— y me mudé al campo.

    Derechos de autor de la imagen BBC Three / David Weller

    La idea de tener que vivir en ese estado en el que uno trata de superar la relación, mientras tienes el temor constante de encontrarte con tu ex —en el autobús, en la calle, en cada esquina— me parecía intolerable.

    Estaba segura de que un nuevo comienzo en un lugar completamente diferente a la ciudad me curaría.

    Puede que no tuviese mucho dinero (tan solo unos US$200 en mi cuenta de ahorros), pero tenía un proyecto que realizar y soy buena administrando mis recursos. Estaba decidida a hacerlo durar lo más que pudiese.

    Aislada y sin amigos

    Por los siguientes ocho meses, me metí de lleno en una —por falta de un mejor nombre— «terapia del corazón».

    Caminé kilómetros, nadé en el mar, lloré y trabajé como nunca antes lo había hecho.

    Aún así, una profunda tristeza seguía acompañándome.

    Me di cuenta de que la vida en el campo, para alguien que vivió la mayor parte de su vida en la ciudad como yo, me dejaba completamente aislada.

    Tuve la fortuna de contar con el apoyo de mi familia, pero descubrí que necesitaba mucho a mis amigos.

    Después de un tiempo, la mayoría dejó de llamar, porque la vida continúa, ¿no?

    Las promesas de visitas nunca se cumplieron y me sentí más sola que nunca.

    ¿Qué es tener el corazón roto?

    «Básicamente, es un estado provocado por una pérdida emocional devastadora», explica Jo Hemmings, psicóloga conductista y experta en relaciones de pareja.

    «Si bien es diferente para cada uno de nosotros, el sentimiento intenso de tristeza, pena y la sensación abrumadora de que nunca vamos a poder superar el dolor es común (en todos los casos)».

    Derechos de autor de la imagen Getty Images Image caption «En términos emocionales, una mala ruptura te hará pasar por cinco etapas de duelo: negación, ira, negociación, depresión y aceptación», dice Jo Hemmings.

    «En términos del cerebro, las zonas que registran el dolor físico se activan de la misma manera que con el dolor real. También puede generar síntomas de abstinencia, muy similares a los que sufren los adictos a las drogas».

    Para mí, se sentía como si mi cuerpo se hubiese quemado por dentro.

    Controlar esos síntomas de abstinencia es el verdadero desafío. La tentación de intentarlo una vez más —llamar a un ex, rogarle, recordarle sobre la relación— puede ser irresistible.

    «En términos emocionales, una mala ruptura te hará pasar por cinco etapas de duelo: negación, ira, negociación, depresión y aceptación», explica Hemmings.

    «Por lo general, hay recaídas en este proceso».

    Cómo recuperarse

    Superar esta situación es, en mi opinión, un arte. Pero eso no quiere decir que no podamos aprender nada de la ciencia.

    Una serie de estudios han analizado que pasa realmente cuando nos rompen el corazón y cómo lidiar con ello.

    Un estudio publicado recientemente en el Journal of Experimental Psychology, por ejemplo, investigó la efectividad de tres estrategias de superación: pensar en cosas malas de tu ex, aceptar y hacerse cargo de los sentimientos de amor por tu expareja y distraerte con buenos pensamientos que no tengan nada que ver con tu ex.

    Aunque ninguna es perfecta, las tres sirvieron para reducir la respuesta emocional de los participantes a sus exparejas, así que una combinación de estos tres métodos es un buen lugar para empezar.

    Por ejemplo: «Tu ex tenía un aliento muy feo por la mañana y una admiración poco sana por el sonido de su propia voz. Horrible».

    Luego: «Está bien haber amado a alguien, eso es bueno aunque ahora veas que esa persona es horrible».

    Y finalmente: «¿No está hoy hermoso el tiempo?».

    Derechos de autor de la imagen Getty Images Image caption Un estudio dice que superar una separación puede tomar 11 semanas.

    Dee Holmes, experto en relaciones de pareja, sugiere otra buena forma de empezar.

    «Date tiempo para regodearte (en ello). No creo que sea poco razonable tomarte un día libre en el trabajo. Si estás en shock, puede que sea lo más seguro, dependiendo de tu trabajo».

    «Habla con tus amigos y lleva un diario de cómo te sientes. Pero no dejes que eso domine tu vida. Y no tomes decisiones apresuradas».

    «Puede que pienses que no puedes vivir en la casa sin tu ex, pero una vez que cambias las cosas de lugar y si quizás pintas las paredes, puedas sentir que puedes quedarte».

    Hemmings recomienda dejar de seguir a tu ex en las redes sociales. «Elimina o borra todo lo que te despierte recuerdos dolorosos, como fotos, textos, etc.», dice.

    «Suena drástico, pero ayuda a sanarse».

    «No lo llames ni le envíes textos, sobre todo por la noche. Escribe borradores y luego elimínalos, o escribe lo que sientes en un lugar privado. No lo sigas ni controles qué está haciendo».

    Con la mirada hacia el futuro

    En cuanto a las etapas del duelo, la ira puede jugar un papel. De hecho, la furia que sentí por momentos era «volcánica».

    La rabia tiene sin duda sus beneficios. Por ejemplo, es difícil extrañar a alguien a quien detestas.

    Pero algunos expertos no recomiendan esta forma de psicología invertida.

    Un video de coaching personal llamado «Cómo olvidarse de alguien» dice que, en primer lugar, no hay que convencerse de que nunca nos gustó, sino analizar qué era lo que no gustaba de esa persona.

    Luego, dice, hay que preguntarse: «¿sería posible encontrar esas cualidades en una futura pareja?

    Estrategia

    En mi caso ¿qué era lo que me gustaba de mi ex? Sobre todo, que era amable.

    ¿Hay otras personas amables en el mundo? Claro que sí.

    Derechos de autor de la imagen Getty Images Image caption Evita comunicarte con tu ex tras la ruptura.

    Descubrí que diseccionar mi relación de esa manera me era muy útil. No al principio: la teoría de que «hay muchos peces en el mar» no tenía mucha fuerza en la primera etapa y cuando la gente me decía esa frase, solo aumentaba mi creencia de que no me entendían.

    Pero con el tiempo, aceptar la idea de que mi ex no era perfecto y que algunas características de él que yo encontraba atractivas podían encontrarse en otros, fue un logro importante para mi.

    Si combinas todo esto, aparece un plan: acepta la forma en que te sientes y permítete atravesar el duelo, habla con tus amigos y tu familia y, si es necesario con un terapeuta, escribe un diario, evita las redes sociales, borra detonantes dolorosos, distráete, no tomes decisiones apresuradas, no te comuniques con tu ex, piensa en lo que no te gusta de él y, después de un tiempo, piensas en sus cosas buenas y considera si estas cualidades pueden encontrarse en otra persona.

    Después, ya es cuestión de tiempo.

    ¿Cuánto dura el proceso de sanación?

    «No puedes apurar al amor», canta el grupo The Supremes y, lamentablemente, tampoco puedes apurar la superación de una ruptura.

    Un estudio dice que a una persona le toma cerca de tres meses (11 semanas, para ser precisos) sentirse más positiva sobre su separación.

    Como dije, no es algo científico.

    Personalmente, me demoré seis meses hasta que sentí que podía pasar a otra cosa. Para ese entonces, estaba realmente lista.

    Y, para mi sorpresa, la persona que encontré renovó mi fe en el poder de una relación seria.

    Desde entonces, no he derramado ni una lágrima por mi ex.

    Lo que me lleva a concluir con una reflexión personal: superar una ruptura es un desafío paradójico, muy difícil por su simplicidad.

    El truco, en esencia, es este: recordar que eres digno de recibir amor. Y, con el tiempo, lo volverás a encontrar.

    Lee la nota original en inglés aquí.

    Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

    ¿Por qué los hombres no superan una ruptura amorosa?

    Cuando el director Michel Gondry estaba editando Eternal sunshine of the spotless mind, su novia lo dejó. Después de eso el director ya no quería ver su propio trabajo pues lo afectaba demasiado; incluso cambió de parecer ante la escena en la que el personaje de Jim Carrey pone sus posesiones en una bolsa negra, pues si antes le parecía un cliché ahora lo había vivido. Tras hacerlo vio el desgaste emocional que implicaba. Las relaciones no son fáciles, y las rupturas mucho menos, pero un estudio sugiere que en esta época, y a diferencia de lo que se ha creído generalmente, los hombres sufren mucho más al separarse de su pareja.
    Te puede interesar: Canciones para romper con una relación

    De acuerdo a un estudio realizado por la Universidad de Binghamton y la London University College, en el que participaron 5 mil 705 personas de 96 países, las mujeres sufren mucho más que los hombres al terminar una relación sentimental, pero son ellas quienes lo superan más rápido. Incluso, el estudio dice que hay hombres que realmente nunca superan una ruptura.

    Atrás quedaron los días en los que las mujeres eran las eternas devastadas por el abandono masculino. Ahora el dolor es mayor en el hombre, quien debido al cambio de pensamiento de los últimos años, el cual se aleja poco a poco del machismo desmedido que se vivía en décadas pasadas, se muestra como una criatura vulnerable, decaída y frágil.

    Ver la última conexión de esa persona, cortar la comunicación pero acechar virtualmente, preguntar a sus amigas por ella, ver cualquier cosa y recordarla desde un “a ella le gustaba esa película” pasando por “esa es su bebida favorita” hasta el exagerado “ella también tomaba agua”, el hombre ahora sufre más y dicho estudio dictamina que esto puede deberse a que si bien el machismo ha bajado, el hombre aún es muy dependiente de su pareja. Cliché o no, es común que una mujer haga que su pareja coma mejor, beba y fume menos, y, en general, que lleven un mejor estilo de vida. Cuando ella se va, muchos hombres caen en un círculo vicioso autodestructivo.

    Pero el estudio no fue una simple encuesta. Analizado desde la historia, la antropología y más, este estudio explica que antes el riesgo del enamoramiento era mucho más grande para una mujer, pues relacionarse con alguien podía desembocar en un embarazo no deseado, y, mientras ella era obligada a tenerlo, un hombre podía darse media vuelta y alejarse fácilmente. Tras esto, las mujeres ahora consideran que las relaciones que no les hacen bien son mucho más fáciles de superar, por lo que el dolor es real, pero momentáneo. El hombre, en su naturaleza competitiva, ve la ruptura como una pérdida, lo que hiere el orgullo y afecta totalmente su vida al tener que comenzar de cero una nueva búsqueda.

    ¿Qué nos sucede cuando terminamos? Las yagas del pasado se abren a cada momento para recordar a esa persona que tanto significó para nosotros y que ahora vive su vida, una vida que quizá planearon juntos, alejada de uno. El tiempo se vuelve mucho más relativo. Nuestra ex-pareja puede estar conociendo a su verdadero amor y viviendo grandes aventuras mientras que uno gira en un vórtice de depresión y desesperación. Esto podemos llegar a sentir tras vivir una ruptura. Pero la realidad es que el factor más grave, según el estudio, es el insomnio y la ira que afectan tanto a hombres como mujeres. Estas dos cosas son más intensas en una mujer, y aparte ellas también sienten ansiedad, depresión, miedo y una funcionalidad en el trabajo o el estudio casi inexistente. Los hombres se mueven en menos terrenos donde emocionalmente pierden concentración y tienen inestabilidad emocional.

    Según Iván Rotela, director de Astursex, centro de atención sexológica, la mujer también tiene más armas para combatir el problema, pues suele tener el apoyo de muchas personas a las que les cuenta lo que sucedió: cómo todo terminó y cuáles fueron las causas, lo que la ayuda a vislumbrar las consecuencias que suelen ser prometedoras. Por su parte, el género masculino que ha vivido cumpliendo los estereotipos de que el hombre no llora, no comparte sus sentimientos, dolores, miedos y más; tiene que enclaustrarse en su mente que en esos momentos tiene el extraordinario poder de divagar y crear las situaciones imaginarias, desde las más creíbles hasta las más irreverentes. Todo es un proceso mental que el hombre aborda solo, pues no está acostumbrado a comentar aspectos tan personales con la facilidad con la que lo hacen las mujeres.

    De acuerdo a Rotela, los pilares básicos de una pareja son la comunicación, la confianza, los sentimientos y el sexo. Si uno de estos presenta problemas, la relación está frágil. Si es en dos, la relación no funciona; y si es en más, significa que eso ya no es una relación de pareja. La comunicación es extremadamente importante, pues casi todo es comunicación y no se limita sólo a hablar. Por ejemplo, otro pilar que es el sexo también cuenta como comunicación; muchas veces si éste no es satisfactorio comienzan problemas que como la falta de apetito sexual, lo que no significa que la relación sexual ha cambiado o se ha vuelto tediosa, es más un fallo en otro aspecto lo que dificulta ese intercambio físico de ideas, pensamientos, actitudes y más.

    Aunque el sexólogo no está de acuerdo con el estudio que realizaron las universidades, sí considera que los hombres tienen menos herramientas para poder superar una relación que hayan considerado importante. Finalmente cada uno lidia con las rupturas a su manera. Así como cada pareja sabe lo que vivió e hizo, cada persona es capaz de lidiar con el dolor de forma distinta.
    ***
    Fuente: El país

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *