0

Dolor boca del estomago embarazo

Tabla de contenidos

Explore

Puntos claves

  • Es posible que se sienta incómoda en ciertos momentos del embarazo. Los malestares como dolor de espalda y estar muy cansada son comunes y no deben preocuparla.
  • Para la mayoría de los malestares, puede hacer varias cosas para sentirse mejor.
  • No tome medicamentos, suplementos ni productos herbales para tratar un malestar sin hablar primero con su profesional. Algunos pueden ser perjudiciales para su bebé.
  • Si algunos de los malestares se tornan graves o dolorosos, o bien interfieren con su vida diaria, avise de inmediato a su profesional de la salud.

Acne

¿Qué puede hacer con el acné durante el embarazo?

El acné puede no causarle malestar físico, pero es irritante. Si nunca tuvo, tal vez le aparezca por primera vez durante el embarazo. Si lo tuvo antes de quedar embarazada, puede empeorarle durante el embarazo. No se sabe exactamente por qué sucede el acné durante el embarazo, pero es probable que se deba a las hormonas extra en el cuerpo.

Para tratar el acné durante el embarazo:

  • Lávese la cara en la mañana y en la noche con un limpiador facial y agua tibia.
  • Si su cabello es grasoso, láveselo con champú todos los días. Trate de que el cabello no le toque la cara.
  • No se toque ni se apriete el acné. Eso puede causar cicatrices.
  • Use maquillaje libre de aceite. Busque las palabras «a base de agua», «no comedogénico» o «no acnegénico».
  • Hable con su profesional de la salud sobre los medicamentos que puede tomar para tratar el acné. No tome medicamentos —ni siquiera medicamentos para el acné— sin hablar primero con su profesional de la salud. Algunos medicamentos para el acné pueden ser riesgosos para su bebé. Otros pueden causar defectos de nacimiento.

Esto es lo que debe saber sobre el medicamento para el acné:

La mayoría de los medicamentos sin receta para el acné son seguros de usar durante el embarazo, pero consulte primero con su profesional de la salud. Durante el embarazo puede usar productos que contengan:

  • Ácido azelaico
  • Ácido glicólico
  • Peróxido de benzoilo tópico
  • Ácido salicílico tópico

Algunos medicamentos para el acné no son seguros de usar durante el embarazo. Pueden causar problemas graves para su bebé, incluso defectos de nacimiento. No use estos medicamentos durante el embarazo:

  • Terapia de hormonas
  • Isotretinoína y otros retinoides
  • Tetraciclinas orales

Hable con su profesional antes de tomar cualquier medicamento durante el embarazo. Asegúrese de que todos los profesionales que vea (como un dermatólogo) sepan que usted está embarazada. El dermatólogo es el médico con capacitación especial para tratar problemas de la piel, el cabello y las uñas.

Dolor de espalda y ciática

¿Qué puede hacer si tiene dolor de espalda y ciática durante el embarazo?

Las hormonas del embarazo, su abdomen en crecimiento y el aumento de peso durante el embarazo pueden causar dolor en la parte baja de la espalda (dolor lumbar), en especial los últimos meses. La presión del útero puede afectar su nervio ciático, que va desde la parte baja de la espalda, por la cadera y por la parte de atrás de la pierna. El dolor a lo largo del nervio ciático se llama «ciática».

Esto es lo que puede hacer para tratar de aliviar el dolor de espalda durante el embarazo:

  • Póngase de pie con la espalda recta, el pecho hacia arriba y los hombros hacia atrás, con una postura relajada. No trabe las rodillas. No permanezca de pie durante largos períodos. Si tiene que estar parada durante un tiempo largo, trate de descansar un pie sobre una banqueta o caja. Siéntese en sillas que tengan buen apoyo para la espalda. Coloque una almohada pequeña detrás de la parte baja de su espalda para que tenga más apoyo.
  • Use zapatos de tacón bajo y buen apoyo en el arco del pie. No use zapatos sin tacón o de tacón alto.
  • No levante objetos pesados. Para levantar algo del piso, flexione las rodillas y mantenga la espalda recta. No se agache haciendo fuerza con la espalda.
  • Duerma sobre su lado izquierdo y colóquese una almohada entre las piernas. Duerma en un colchón firme. Si su colchón es suave, coloque una tabla entre el colchón y la base para darle más firmeza.
  • Use pantalones de maternidad con una banda ancha de elástico que le calce debajo del abdomen. Tal vez le convenga usar una faja de sostén del abdomen especial para embarazadas.
  • Haga algo activo todos los días. Hable con su profesional de la salud sobre los ejercicios y estiramientos que puede hacer para ayudar a fortalecer los músculos de la espalda. Hágase compresas de hielo o colóquese una almohadilla térmica en la espalda.
  • Hable con su profesional antes de tomar cualquier medicamento para el dolor. Ello incluye medicamentos recetados, medicamentos sin receta, suplementos y productos herbales.

Llame a su profesional de la salud de inmediato si:

  • El dolor de espalda es muy intenso o lo tiene junto con fiebre.
  • Se le entumecen los pies o siente las piernas débiles.
  • Tiene dolor muy fuerte en las pantorrillas.

Dolor en el abdomen

¿Qué puede hacer si tiene dolor en la parte baja del abdomen?

A medida que crece su bebé, los músculos alrededor del útero (matriz) se estiran y se alargan. Eso puede causar dolor en la parte baja de su abdomen. Tal vez lo sienta más cuando tosa o estornude. Por lo general desaparece si permanece quieta un rato o si cambia a otra posición.

Llame a su profesional de la salud si el dolor en su abdomen es muy intenso, empeora o no desaparece.

Senos

¿Qué puede hacer si tiene dolor en los senos durante el embarazo?

Los senos empiezan a cambiar a principios del embarazo al prepararse para producer leche materna para alimentar a su bebé. Los cambios de los senos incluyen:

  • Se agrandan, se llenan y se vuelven más pesados. Pueden parecer hinchados. Los senos sensibles e hinchados pueden ser una de las señales de que usted está embarazada. Sus senos crecen debido a las hormonas del embarazo y al aumento de grasa y glándulas mamarias en ellos. Al crecer la piel de los senos, puede picarle y quizás vea estrías.
  • Los pezones y las aréolas se tornan más oscuros. Los pezones pueden sobresalir más y las aréolas pueden agrandarse. La aréola es el área oscura alrededor del pezón.
  • Gotear calostro. El calostro es el líquido transparente y pegajoso que sale de los senos justo después del parto y antes de que aparezca la leche materna. El cuerpo comienza a producir calostro en los últimos meses de embarazo. Al acercarse a la fecha prevista de parto, el calostro puede empezar a gotear de los senos.

Esto es lo que puede hacer para tratar de aliviar el dolor en los senos:

  • Consiga un sostén de maternidad con breteles anchos y tazas más grandes.
  • Si hace ejercicios, asegúrese de que su sostén le sujete bien los senos.
  • Si le pican los senos, use loción. Hable con su profesional de la salud sobre el tipo de loción que puede usar.

Si el dolor de los senos no desaparece o es intenso, llame a su profesional de la salud. Si tuvo cirugía o implante de senos, avísele a su profesional.

Congestión y sangrado de la nariz

¿Qué puede hacer si tiene congestión y sangrado de la nariz durante el embarazo?

Tal vez tenga secreción nasal (goteo), la nariz tapada (congestión nasal) o sangrado de la nariz durante el embarazo. La mayor cantidad de hormonas del embarazo y de sangre en su cuerpo causa la hinchazón, sequedad y sangrado del revestimiento de la nariz.

Esto es lo que puede hacer si tiene o desea prevenir la secreción, la congestión o el sangrado de la nariz:

  • Use un humidificador para incrementar la humedad del aire de su casa.
  • Beba agua en abundancia.
  • Úntese un poco de vaselina adentro de la nariz.
  • Use gotas de solución salina o un enjuague nasal. No utilice otros medicamentos sin hablar primero con su profesional de la salud.

Si tiene sangrado de la nariz:

  • Siéntese con la espalda recta e inclínese hacia adelante.
  • Respire por la boca y apriétese la nariz durante 5 a 10 minutos con el pulgar y el índice.
  • Si tiene sangre en la boca, escúpala. Si la traga, puede darle malestar de estómago.

Llame a su profesional de la salud de inmediato si:

  • Tiene señales de un resfrío o de influenza, tales como estornudar, toser, dolor de garganta, fiebre o malestares menores.
  • Sangrado de la nariz que dura más de 20 minutos.
  • Le sangra la nariz después de lastimarse la cabeza.

Estreñimiento

¿Qué puede hacer si tiene estreñimiento durante el embarazo?

El estreñimiento es común cuando el embarazo está avanzado. Significa que usted no mueve el vientre o que no lo hace con frecuencia, o que es difícil evacuar la materia fecal. El estreñimiento durante el embarazo puede ser causado por las hormonas del embarazo y el peso del útero en crecimiento, que puede afectar la digestión. La digestión es el proceso del cuerpo para descomponer alimentos después de comerlos.

Esto es lo que puede hacer para tratar de aliviar el estreñimiento durante el embarazo:

  • Beba mucha agua. El jugo de frutas (en especial de pasas de ciruela) puede ser beneficioso también.
  • Coma alimentos con gran contenido de fibra como frutas, vegetales, frijoles, cereales y pastas integrales, y cereal de salvado.
  • Coma comidas más pequeñas varias veces al día. Las cantidades más pequeñas de alimentos pueden ser más fáciles de digerir.
  • Haga algo activo todos los días. Caminar es beneficioso. Pregunte a su profesional de la salud qué otras actividades físicas son seguras durante el embarazo.
  • Avise a su profesional de la salud sobre los suplementos que toma, en especial el suplemento de hierro. Demasiado hierro puede dar lugar al estreñimiento. No tome medicamentos, suplementos ni productos herbales durante el embarazo sin hablar primero con su profesional. Un suplemento es un producto que usted toma para compensar ciertos nutrientes que no recibe en forma suficiente de los alimentos.
  • Pregunte a su profesional de la salud qué medicamentos de venta libre puede tomar. Estos son medicamentos que puede comprar sin que su profesional de la salud le dé una receta. No tome ningún tipo de medicamento durante el embarazo sin hablar primero con su profesional de la salud.

Si no ha tenido un movimiento de vientre en 3 días, llame de inmediato a su profesional de la salud.

Fatiga y problemas para dormir

¿Qué puede hacer si tiene fatiga y problemas para dormir durante el embarazo?

Fatiga significa estar muy cansada y tener poca energía. Es posible que se sienta fatigada a principios y a fines del embarazo. Puede tener el cuerpo cansado porque:

  • Está funcionado intensamente para cuidar a su bebé que está creciendo. El cuerpo está produciendo hormonas del embarazo y usted usa mucha energía incluso cuando duerme.
  • Puede tener problemas para dormir a la noche porque está incómoda o tiene que levantarse para ir al baño. Más adelante en el embarazo, tal vez la despierten los calambres en las piernas a la noche.
  • Quizás sienta más estrés que antes de quedar embarazada. El estrés es preocupación, tensión o presión que siente en respuesta a cosas que suceden en su vida. El estrés puede hacerla sentir cansada.
  • Tal vez tenga otros niños a quien cuidar y otras actividades que le toman mucho tiempo.

Esto es lo que puede hacer para ayudarla a sentirse menos cansada:

  • Trate de irse a dormir y de levantarse a la misma hora todos los días. Duerma siestas cortas durante el día, si puede.
  • Coma alimentos sanos. Beba agua en abundancia durante el día, pero beba menos unas horas antes de irse a dormir a la noche.
  • Haga algo activo todos los días. Hable con su profesional de la salud sobre las actividades que pueden practicarse sin riesgo durante el embarazo.
  • Reduzca las actividades que no son necesarias o que la cansan. Pida a su pareja, familia y amigos que la ayuden en la casa o para hacer mandados. Si tiene días de vacaciones o días por enfermedad en el trabajo, úselos.

Esto es lo que puede hacer para ayudarla a dormir bien a la noche:

  • Duerma de costado con una almohada debajo del abdomen y con otra debajo de las piernas.
  • Dese una ducha o baño caliente antes de acostarse para ayudarla a relajarse.
  • Haga ejercicios, tal como el yoga, para ayudarla a relajarse antes de irse a dormir.
  • Asegúrese de que su habitación sea silenciosa y cómoda.
  • No tome cafeína, en especial antes de irse a dormir. La cafeína es una droga que se encuentra en el café, té, refrescos o sodas, chocolate, algunas bebidas energéticas y medicamentos, entre otras cosas. Estimula el cerebro y por eso la hace sentir despierta. Permanece en el cuerpo varias horas, por lo que debe limitarla por la tarde o por la noche.

Llame a su profesional de la salud si tiene un cansancio extremo o si comienza a interferir con su vida diaria.

Gas

¿Qué puede hacer para tratar de reducir el gas durante el embarazo?

Durante el embarazo, ciertas hormonas y su bebé en crecimiento que ocupa tanto lugar en su abdomen pueden hacer que la digestión sea más lenta y causarle hinchazón, eructos y gases. La digestión es el proceso del cuerpo para descomponer alimentos después de comerlos.

Esto es lo que puede hacer para tratar de reducir el gas durante el embarazo:

  • No coma alimentos que producen gas, como comidas fritas o grasosas, frijoles, col, coliflor y productos lácteos, como leche y quesos. Limite los alimentos y las bebidas gasificadas (con burbujas), como los refrescos.
  • Coma varias comidas pequeñas durante el día.
  • Haga algo activo todos los días. El ejercicio puede mejorar la digestión. Hable con su profesional de la salud sobre las actividades que son seguras de hacer durante el embarazo.
  • Hable con su profesional de la salud antes de tomar cualquier medicamento para aliviar el gas y la hinchazón.

Llame a su profesional de la salud de inmediato si tiene:

  • Gas que se siente como contracciones del parto, que van y vienen regularmente, cada 5-10 minutos. Las contracciones suceden cuando los músculos del útero se endurecen y luego se relajan. Las contracciones ayudan a empujar a su bebé fuera del útero.
  • Sangre en la materia fecal
  • Diarrea intensa
  • Náuseas (malestar del estómago) y vómitos

Dolores de cabeza

¿Qué puede hacer para tratar de reducir los dolores de cabeza durante el embarazo?

Los dolores de cabeza son comunes durante el embarazo, en especial durante el primer trimestre. Suelen ser causados por las hormonas del embarazo, el estrés o la tensión del cuerpo por el peso extra durante todo el embarazo. Si está limitando la cafeína durante el embarazo, tal vez tenga dolores de cabeza hasta que su cuerpo se acostumbre a la nueva cantidad.

Esto es lo que puede hacer para tratar de aliviar los dolores de cabeza durante el embarazo:

  • Hable con su profesional de la salud antes de tomar cualquier medicamento, suplemento o producto herbal para aliviar los dolores de cabeza. Algunos pueden ser perjudiciales para su bebé. Un suplemento es un producto que usted toma para compensar ciertos nutrientes que no recibe en forma suficiente de los alimentos que come. El producto herbal, como una píldora o un té, está elaborado con hierbas (plantas) que se utilizan para cocinar.
  • Trate de averiguar qué le causa el dolor de cabeza (factor desencadenante del dolor de cabeza). Los desencadenantes comunes del dolor de cabeza son el humo del cigarrillo, ciertos alimentos y tensión en los ojos. Una vez que descubra cuáles son, trate de limitarlos o deshacerse de ellos.
  • Coma alimentos sanos, beba mucha agua y haga algo activo todos los días.
  • Duerma una cantidad adecuada de horas todas las noches. Descanse durante el día cuando pueda.
  • Tratar de reducir el estrés. El estrés es preocupación, tensión o presión que siente en respuesta a cosas que suceden en su vida. Avise a su profesional de la salud si necesita ayuda para controlar el estrés.
  • Pruebe técnicas de relajación, como la respiración profunda, el yoga y los masajes. Dese una ducha o baño caliente antes de acostarse.
  • Póngase un paño húmedo en la cabeza o en la nuca.

Llame a su profesional de la salud de inmediato si el dolor de cabeza:

  • Es grave o no desaparece. Los dolores de cabeza intensos durante el embarazo pueden ser una señal de preeclampsia. Esta condición puede ocurrir después de la semana 20 de embarazo. Sucede cuando la embarazada tiene alta presión arterial y señales, como dolor de cabeza intenso, que significan que algunos de sus órganos no están funcionando bien.
  • Viene con fiebre, cambios en la vista, problemas de habla (arrastra las palabras), mucho sueñoc, entumecimiento o incapacidad para permanecer alerta
  • Sucede después de caerse o golpearse la cabeza
  • Está acompañado de congestión nasal, dolor y presión debajo de los ojos o dolor de muelas. Esos pueden ser señales de una infección de los senos paranasales (sinusitis).

Acidez estomacal

¿Qué puede hacer para tratar de aliviar la acidez estomacal durante el embarazo?

La acidez estomacal es una sensación dolorosa de ardor en la garganta o en el pecho. Sucede cuando los alimentos o el ácido del estómago retroceden por el esófago. El esófago es el tubo que transporta alimentos, líquidos y saliva de la boca al estómago. La acidez estomacal es común durante el embarazo porque las hormonas del embarazo relajan la válvula entre el estómago y el esófago, y el útero (matriz) en crecimiento pone presión sobre el estómago.

Esto es lo que puede hacer para tratar de aliviar la acidez estomacal durante el embarazo:

  • Coma de cinco a seis comidas pequeñas por día en lugar de 3 comidas grandes. Coma lentamente; no se apresure.
  • Beba más líquidos entre comidas y menos con las comidas.
  • No coma tarde a la noche. Coma su última comida de 2 a 3 horas antes de recostarse o de irse a dormir.
  • No coma alimentos que causan acidez estomacal, como comidas grasosas o con grasa, comidas picantes, productos cítricos (como naranjas o jugo de naranja) y chocolate.
  • No beba alcohol. Beber alcohol durante el embarazo puede causar graves problemas de salud para su bebé.
  • Para dormir, eleve la cabeza con almohadas.
  • Hable con su profesional de la salud antes de tomar cualquier medicamento, como los antiácidos, para aliviar la acidez estomacal.

Llame a su profesional de la salud de inmediato si:

  • Tiene acidez estomacal que vuelve a sentir en cuanto pasa el efecto del antiácido
  • Tiene acidez estomacal que la despierta a la noche
  • Tiene dificultades para tragar
  • Devuelve sangre
  • Tiene materia fecal negra
  • Está perdiendo peso

Hemorroides

¿Qué puede hacer para aliviar las hemorroides durante el embarazo?

Las hemorroides son venas hinchadas adentro o alrededor del recto. Son dolorosas y dan comezón. La causa de las hemorroides durante el embarazo es la mayor circulación de sangre en el área pélvica y la presión que pone el útero en crecimiento sobre las venas de esa región. Empeoran con el estreñimiento. El estreñimiento sucede cuando usted no mueve el vientre o no lo hace con frecuencia, o es difícil evacuar la materia fecal.

Esto es lo que puede hacer para tratar de prevenir las hemorroides durante el embarazo:

  • Coma alimentos con gran contenido de fibra como frutas, vegetales, frijoles, cereales y pastas integrales, y cereal de salvado.
  • Beba agua en abundancia.
  • Haga algo activo todos los días. Hable con su profesional de la salud sobre las actividades que pueden practicarse sin riesgo durante el embarazo.
  • Aumente la cantidad adecuada de peso durante el embarazo. Hable con su profesional de la salud sobre la cantidad de peso que debe aumentar.

Esto es lo que puede hacer para ayudar a aliviar las hemorroides durante el embarazo:

  • No permanezca sentada durante largo tiempo. Levántese y camine para que ayudar a que el peso del útero no presione sobre las venas pélvicas.
  • Dese un baño de inmersión con agua tibia varias veces al día. El agua no debe estar demasiado caliente.
  • Pregunte a su profesional de la salud qué medicamentos de venta libre (cremas o toallitas húmedas) puede usar durante el embarazo. Pregunte también sobre los suplementos de fibra y medicamentos para ablandar la materia fecal. No tome ningún medicamento, suplemento ni producto herbal sin hablar primero con su profesional. Los medicamentos de venta libre son medicamentos que puede comprar sin que su profesional de la salud le dé una receta. Un suplemento es un producto que usted toma para compensar ciertos nutrientes que no recibe en forma suficiente de los alimentos que come. Un producto herbal, como una píldora o un té, está elaborado con hierbas (plantas) que se utilizan para cocinar.
  • Póngase una compresa de hielo o almohadilla de hamamelis (witch hazel) para tratar de aliviar el dolor y la hinchazón.

Si tiene sangrado o dolor muy intenso, llame de inmediato a su profesional de la salud.

Calambres en las piernas

¿Qué puede hacer para aliviar los calambres en las piernas durante el embarazo?

Los calambres en las pantorrillas (parte baja de las piernas) e incluso en los pies son comunes en el segundo y el tercer trimestre. Suelen suceder a la noche y pueden despertarla. No se sabe con certeza qué causa los calambres en las piernas durante el embarazo.

Esto es lo que puede hacer para tratar de prevenir los calambres en las piernas:

  • Estire los músculos de las piernas antes de irse a dormir.
  • Haga algo activo todos los días. Hable con su profesional de la salud sobre las actividades que pueden practicarse sin riesgo durante el embarazo.
  • Coma alimentos con alto contenido de magnesio. El magnesio es un mineral que se obtiene de los alimentos. La cantidad insuficiente de magnesio en el cuerpo puede causar los calambres en las piernas. Los alimentos que tienen mucho magnesio son panes y pastas integrales, frijoles, nueces, semillas y fruta seca. Pregunte a su profesional de la salud si conviene tomar un suplemento de magnesio. Un suplemento es un producto que usted toma para compensar ciertos nutrientes que no recibe en forma suficiente de los alimentos.
  • Beba mucha agua.
  • Use zapatos cómodos y con buen soporte.

Esto es lo que puede hacer para tratar de aliviar los calambres en las piernas:

  • Estire el músculo de la pantorrilla. Flexione el pie hacia arriba y hacia abajo.
  • Masajee el músculo de la pantorrilla haciendo presión a lo largo y hacia abajo.
  • Dese una ducha caliente o un baño tibio.
  • Colóquese hielo.

Llame a su profesional de la salud si los calambres en las piernas:

  • Le suceden mucho
  • Le causan dolor muy intenso
  • Vienen con hinchazón, enrojecimiento, cambios en la piel o músculos débiles
  • No mejoran cuando trata de aliviarlos

Falta de aliento

¿Qué puede hacer para tratar de aliviar la falta de aliento durante el embarazo?

La falta de aliento sucede cuando siente que no tiene suficiente aire en los pulmones al respirar. Puede sentirlo a finales del embarazo, cuando su bebé es grande y presiona sobre el diafragma (el músculo que la ayuda a respirar). Aunque usted se sienta sin aliento, su bebé está recibiendo oxígeno en la matriz.

Para ayudarla a respirar más fácilmente:

  • No fume. Si necesita ayuda para dejar de fumar, avise a su profesional de la salud.
  • Siéntese o póngase de pie con la espalda recta para que sus pulmones tengan lugar de expandirse. Muévase lentamente.
  • Trate de respirar aire limpio. Manténgase alejada del humo de segunda mano (humo de tabaco de otras personas) y otros contaminantes en el ambiente.

Llame a su profesional de la salud si:

  • Hay un cambio grande en su respiración.
  • Tiene tos.
  • Siente dolor en el pecho.

Dientes y encías

¿Cómo cambian los dientes y las encías durante el embarazo?

Tal vez no lo esperaba, pero sus dientes y encías pueden cambiar durante el embarazo. Es importante mantenerlos sanos para que no se infecten. Las infecciones durante el embarazo pueden causar problemas para usted y su bebé, tal como aumentar su riesgo de parto prematuro y nacimiento prematuro. El parto prematuro es el que sucede antes de las 37 semanas de embarazo. El nacimiento prematuro es el que sucede antes de las 37 semanas de embarazo.

Los cambios comunes de los dientes y las encías incluyen:

  • Puede tener las encías sensibles e hinchadas. Es posible que le sangren al cepillarse o pasarse el hilo dental.
  • Puede sentir los dientes flojos. Eso puede suceder porque las hormonas del embarazo que ayudan a relajar los músculos para el parto pueden aflojar el tejido que mantiene a sus dientes en su lugar.
  • Si tiene náuseas, el ácido de la boca puede causar que el esmalte de los dientes se desgaste. El ácido también puede provocar caries.

Esto es lo que puede hacer para tratar de aliviar el dolor que puede aparecer con los cambios de los dientes y las encías:

  • Use un cepillo de dientes más suave.
  • Enjuáguese la boca con agua salada tibia.
  • Hágase chequeos dentales periódicos incluso durante el embarazo. Asegúrese de que el dentista sepa que está embarazada.

Orinar con frecuencia

¿Qué puede hacer si tiene que orinar con frecuencia durante el embarazo?

Es posible que tenga que orinar con más frecuencia durante el embarazo, en especial al principio y en las últimas semanas antes del nacimiento de su bebé. El peso de su bebé al crecer presiona sobre su vejiga. Tal vez se le escape orina al toser, reírse, estornudar o hacer ejercicios.

Esto es lo que puede hacer si necesita orinar con frecuencia:

  • No beba café, té, refrescos y otras bebidas con cafeína. La cafeína es una droga que puede hacerla orinar con más frecuencia.
  • Haga ejercicios pélvicos Kegel para fortalecer los músculos que controlan el flujo de orina. Para ello, apriete los músculos que usa para evitar orinar. Contraiga los músculos firmemente durante 10 segundos y luego descanse. Los ejercicios Kegel también ayudan a preparar los músculos para el parto.
  • Vaya al baño cuando tenga que ir. No trate de aguantar. Cuando orine, inclínese hacia adelante un poco para vaciar totalmente la vejiga.
  • Vaya al baño antes de hacer ejercicios. Hable con su profesional de la salud sobre los ejercicios que son seguros de hacer durante el embarazo.
  • Deje de tomar líquidos alrededor de 2 a 3 horas antes de irse a dormir.
  • Use una toalla sanitaria o protector diario por si pierde orina.

Llame a su profesional de la salud de inmediato si tiene señales o síntomas de una infección de las vías urinarias. Si no se trata, esta infección puede dar lugar a una infección más grave o al parto prematuro. El parto prematuro es el que sucede demasiado pronto, antes de las 37 semanas de embarazo. Las señales y los síntomas de las infecciones urinarias incluyen:

  • Sangre en la orina
  • Fiebre
  • Sentir ganas de ir al baño otra vez inmediatamente después de orinar
  • Dolor o ardor al orinar

Flujo vaginal

¿Qué necesita saber sobre el flujo vaginal durante el embarazo?

El flujo vaginal (también llamado «loquios») que es transparente, blanco o pegajoso es normal durante el embarazo. Los cambios en la vagina (canal de parto) y en el cuello uterino (abertura al útero en la parte superior de la vagina) relacionados con el embarazo son los que causan el flujo.

El flujo que no es normal puede ser una señal de infección y las infecciones pueden causar graves problemas durante el embarazo. Llame a su profesional de la salud de inmediato si su flujo vaginal:

  • No es transparente o blanco
  • Huele mal
  • Viene con picazón
  • Viene con dolor o partes sensibles

Venas varicosas e hinchazón en las piernas, tobillos y pies

¿Qué puede hacer si tiene venas varicosas e hinchazón en las piernas, tobillos y pies?

Si mira hacia abajo y no puede verse los tobillos, ¡no es la única! Muchas mujeres tienen hinchazón en las piernas, los tobillos y los pies durante el embarazo. La hinchazón puede ser causada por las hormonas del embarazo, por tener más líquido en el cuerpo durante el embarazo y por la presión del bebé en crecimiento sobre las venas que transportan sangre a su corazón.

La presión sobre una vena llamada vena cava inferior puede causarle dolor, comezón y bultos azulados en las piernas. Se las llama venas varicosas (várices). Por lo general no causan problemas, pero no son agradables. Es más probable que le aparezcan si es su primer embarazo o si otras personas de su familia las tienen.

Esto es lo que puede hacer para tratar de aliviar las venas varicosas y la hinchazón en las piernas, tobillos y pies:

  • No permanezca de pie durante largos períodos.
  • Cuando esté sentada, ponga los pies en alto. No se cruce de piernas cuando esté sentada.
  • Cuando esté acostada, ponga las piernas sobre una almohada.
  • Duerma de su costado izquierdo. Eso quita la presión de la vena que retorna sangre de la parte inferior del cuerpo al corazón.
  • Use medias o calzas elásticas de refuerzo o de compresión. Son muy ajustadas y pueden ayudar a controlar la hinchazón. No use calcetines o medias con una banda elástica ajustada alrededor de la pierna.
  • Haga algo activo todos los días. Hable con su profesional de la salud sobre las actividades que son seguras de hacer durante el embarazo.
  • Colóquese una compresa de hielo en las áreas hinchadas.

Si tiene una hinchazón extremada o repentina, llame de inmediato a su profesional de la salud. Esas pueden ser señales de un problema grave llamado preeclampsia. Este problema puede ocurrir después de la semana 20 de embarazo. Sucede cuando la embarazada tiene alta presión arterial y señales, como dolor de cabeza intenso, que significan que algunos de sus órganos no están funcionando normalmente.

Revisado en mayo de 2016

Dolor en la boca del estómago: principales causas y cómo tratarlo

Dolor en la boca del estómago es el nombre popular para el dolor epigástrico o epigastralgia, que es el dolor que surge en la parte superior del abdomen inmediatamente debajo del tórax, región que corresponde al lugar donde se inicia el estómago.

La mayoría de las veces este dolor no es de preocupar y puede indicar alguna alteración en el estómago, esófago o en el inicio del intestino como por ejemplo reflujo, gastritis o indigestión, apareciendo asociado a otros síntomas como acidez, mareos, vómitos, gases, distensión abdominal o diarrea.

Sin embargo, es importante recordar que en algunos casos más raros el dolor en la boca del estómago también puede indicar otras enfermedades más serias como la inflamación en la vesícula, pancreatitis o inclusive un infarto del miocardio, por esto siempre que este dolor aparezca y que sea de intensidad fuerte, no mejore al cabo de una horas o esté acompañado de otros síntomas como falta de aire, mareos, sensación de opresión en el pecho o desmayos, es importante acudir a la emergencia médica para una evaluación médica.

Las principales causas de dolor en la boca del estómago son:

1. Gastritis

La gastritis es la inflamación de la mucosa que reviste la parte interna del estómago, la cual suele provocar dolor en la boca del estómago que varía de intensidad pudiendo ser leve, moderado e inclusive intenso causando una sensación de ardor o de opresión que surge especialmente después de comer.

Además del dolor, la gastritis provoca otros síntomas como náuseas, sensación de llenura después de comer, eructos y exceso de gases. Esta enfermedad puede desencadenarse por llevar una alimentación poco equilibrada por el consumo en exceso de frituras, cafeína o alcohol; por estrés; por el uso de medicamentos que atacan la mucosa del estómago como los antiinflamatorios; por una infección como la que provoca la bacteria Helicobacter Pylori o por una gastroenteritis viral o bacteriana.

En algunos casos la gastritis puede alcanzar las capas más profundas del tejido, provocando una úlcera péptica. En estos casos, el dolor suele ser más intenso y suele surgir en ayunas o después de comer, también existe riesgo de sangrado o de que se perfore, pudiendo causar una grave inflamación abdominal.

Cómo tratar: el gastroenterólogo es el médico más adecuado para realizar el diagnóstico y recomendar el tratamiento que puede variar de acuerdo a la síntomas presentados. En los casos más leves, por ejemplo, pueden realizarse alteraciones en la dieta, y en los casos más severos, el médico puede recetar medicamentos que disminuyen la acidez del estómago e incluso el uso de antibióticos.

Vea en el vídeo a continuación algunas indicaciones dadas por la nutricionista Tatiana Zanin sobre la alimentación en la gastritis:

Dieta para la gastritis- qué comer

180 mil visualizaciones

2. Esofagitis

La esofagitis es la inflamación del tejido del esófago, generalmente es provocado por el reflujo gastroesofágico o por una hernia hiatal. Esta enfermedad suele provocar dolor en la boca del estómago y ardor en la región del tórax que empeora después de las comidas y con ciertos tipos de alimentos como la cafeína, el alcohol y las frituras. Además, el dolor es más frecuente en la noche y no mejora con el reposo.

Cómo tratar: el tratamiento es recomendado por el gastroenterólogo e incluye el uso de medicamentos para disminuir la acidez estomacal, medicamentos para mejorar la motilidad gastrointestinal, además de cambios en los hábitos alimentarios. Conozca más sobre el tratamiento de la esofagitis.

3. Mala digestión

Comer en exceso o ingerir alimentos que el organismo no tolera bien, que estén contaminados con microorganismos o que contengan lactosa, por ejemplo, pueden provocar una digestión difícil con irritación de la mucosa del estómago, producción excesiva de gases, reflujo y aumento de la motilidad intestinal.

El resultado de esto es dolor, que puede surgir en la boca del estómago o en cualquier otro sitio del abdomen, pudiendo estar acompañada de gases, diarrea o estreñimiento.

Cómo tratar: en estos casos, el dolor suele pasar al cabo de unas horas, por lo que se recomienda tomar medicamentos para aliviar el malestar como antiácidos y analgésicos, beber bastantes líquidos y comer alimentos leves. También se debe consultar al médico para que se identifiquen las causas e indique el tratamiento más indicado.

4. Piedras en la vesícula

La presencia de piedras en la vesícula puede provocar dolor abdominal tipo cólico, que a pesar de que la mayoría de las veces surge en la parte superior derecha del abdomen, también se puede irradiar hacia la boca del estómago y hacia la espalda, estando asociado a síntomas como mareos y vómitos.

Marque los síntomas que presenta a continuación y conozca si pueden ser a causa de piedras en la vesícula:

  1. 1. Dolor fuerte del lado derecho de la barriga hasta 1 hora después de comer. Sí No
  2. 2. Fiebre por encima de los 38º C Sí No
  3. 3. Color amarillento en los ojos y en la piel. Sí No
  4. 4. Diarrea constante. Sí No
  5. 5. Mareos o vómitos, especialmente después de realizar las comidas. Sí No
  6. 6. Pérdida del apetito. Sí No

Cómo tratar: el gastroenterólogo podrá indicar el uso de medicamentos para aliviar los síntomas como analgésicos y antieméticos, sin embargo, podrá considerar la necesidad de realizar una cirugía para extirpar la vesícula. Vea las principales formas de tratamiento para los cálculos en la vesícula.

5. Pancreatitis aguda

La pancreatitis es la inflamación del páncreas, un órgano localizado en el centro del abdomen que tiene como función primordial la digestión de los alimentos y la producción de hormonas. En este caso, el dolor surge casi siempre de forma repentina y muy intenso, pudiéndose irradiar hacia la parte superior del abdomen. El dolor puede incluso estar asociado a vómitos, distensión abdominal y estreñimiento.

Cómo tratar: la pancreatitis aguda es una urgencia médica y su tratamiento debe iniciarse lo más rápido posible, evitando que la enfermedad se agrave y provoque una inflamación generalizada en el organismo. Las primeras medidas incluyen mantener a la persona en ayunas, hidratación en vía intravenosa y el uso de analgésicos.

6. Problemas cardíacos

El dolor en la boca del estómago puede surgir debido a una alteración cardíaca como un infarto al miocardio, al contrario del típico dolor en el pecho. A pesar de que no es común, el dolor en el estómago debido a un infarto suele ser tipo ardor u opresión y está asociado a otros síntomas como náuseas, vómitos, sudoración fría o falta de aire.

Suele sospecharse de alteraciones cardíacas en personas que ya tienen un factor de riesgo de infarto como los ancianos, obesos, diabéticos, hipertensos, fumadores o personas que presentan enfermedades del corazón.

Cómo tratar: en caso se sospeche de infarto es necesario acudir de inmediato a la emergencia hospitalaria, donde el médico realizará las primeras evaluaciones para identificar la causa del dolor a través de la realización de un electrocardiograma, iniciando el tratamiento más apropiado. Vea cómo identificar los principales síntomas de infarto y cómo tratar.

Dolor abdominal en el embarazo: causas y tratamientos

Tratamiento del dolor: remedios y dieta

Todos los casos de dolor abdominal que hemos expuesto anteriormente son bastante comunes y no revisten un riesgo ni para el bebé ni para la mamá. Sin embargo, se existen algunos remedios y determinados alimentos que pueden ayudar a aliviar esta molestia.

En el caso de molestias leves, que un doctor haya revisado previamente, únicamente el reposo podrá aliviar a la futura mamá.

También existen algunas fajas adaptadas a embarazadas. Las fajas premamá son como unas bragas bien ajustadas y altas, que cubren todo el estómago, y que incorporan una banda que sostiene la barriga por la parte inferior. Estas fajas proporcionan un apoyo a la barriga de la embarazada, con el fin de aligerar el peso que presiona la zona lumbar y aliviar el dolor abdominal.

Si el dolor abdominal se debe al estreñimiento, se puede cambiar la dieta si así lo determina tu ginecóloga o nutricionista. Es necesario aumentar el consumo diario de fruta y verdura, así como de cereales integrales. Por ejemplo, son muy útiles las manzanas y las ciruelas cocidas. Sin embargo, hay que evitar la manzana y la zanahoria crudas, pues tienen un efecto astringente. Por la misma razón, conviene evitar el arroz.

Otros remedios útiles para combatir el estreñimiento y evitar el dolor abdominal consiste en beber mucha agua y fraccionar las comidas a lo largo del día.

También resulta muy eficaz, evitar acostarse justo después de haber comido y tomar fermentos lácteos. Estas sustancias ayudan a reequilibrar la flora intestinal y favorecen la digestión.

Los dolores y las molestias, la fatiga y el cambio de humor –nos gusten o no- son parte de un embarazo normal. Pero a veces se puede tener otros síntomas que aparentemente parecen inofensivos y en realidad, son una señal de advertencia grave.

La mayoría de las mujeres no quiere cansar al médico con una serie de preguntas sobre cada molestia que se presenta, pero… ¿cómo saber distinguir entre lo que necesita atención inmediata y lo que puede esperar hasta la siguiente consulta?

Es importante que la mujer embarazada entienda y sea consciente de que hay signos y síntomas -dependiendo de la edad gestacional en que se encuentre- que adquieren gran importancia, que hay que vigilar y que se constituyen en signos de alarma que ameritan una atención inmediata, para así evitar complicaciones en el transcurso del mismo.

Es así como en el segundo trimestre (4 al 6to mes de embarazo), es importante vigilar:

  • Sangrado, ya sea escaso o abundante:
    • Sangrado en cualquier punto en el embarazo debe de ser reportado a su médico. El sangrado en el segundo y tercer trimestre, puede ser una señal de implantación anormal de la placenta a la pared del útero, o separación prematura de la placenta.
    • El sangrado puede también ocurrir después de relaciones sexuales por presión o irritación en la vagina o en el cuello del útero.
  • Cólicos, dolor de espalda y muslos Estos síntomas pueden ocurrir con o sin sangrado. Una de las primeras señales de un aborto/pérdida es el comienzo de cólicos abdominales, dolor de espalda o dolor que se extiende al frente del muslo.
    • No pienses que el dolor viene del peso de tu abdomen o de la bolsa de compras que cargaste subiendo los escalones. Si alguno de estos síntomas ocurren, llama a tu médico.
  • Contracciones uterinas las cuales se manifiestan como un dolor tipo cólico y el abdomen se torna duro.
    • Estas contracciones se presentan en intervalos y pueden variar de tres a 4 contracciones en 10 minutos o que en el transcurso del día se manifiesten de 5 a 6 en una hora y que sean dolorosas.
  • Disminución de los movimientos fetales teniendo en cuenta que estos se perciben a partir del 5to mes y se van intensificando. Si la madre conoce los patrones de movimiento de su bebé debe consultar una vez perciba cambios progresivamente.
  • Pérdida de líquido claro, vigilar salida de líquido claro por los genitales ya sean pérdidas en abundante cantidad o goteos. Puede deberse a la ruptura temprana de membranas o ¨fuente de agua¨. La bolsa de agua es un mecanismo amortiguador que protege al bebé y también provee una barrera contra la infección La pérdida de líquido a través de la vagina siempre deberá ser reportado a tu médico.
    • Pérdida de orina puede ser causado de algo tan simple como el bebé presionando la vejiga.
  • Hinchazón de piernas o cualquier otra parte del cuerpo (sobre todo cuando hay aumento brusco de peso). Muchas mujeres embarazadas también se les hinchan las manos y las piernas/ ó pies, especialmente en el tercer trimestre. Esto puede ser causado por el aumento de volumen sanguíneo y la presión que el crecimiento del feto pone en las venas de las piernas, que atrasa la circulación de sangre al corazón. Es importante fijarte si la hinchazón está presente al levantarte de la cama.
  • Falta de aire, palpitaciones: Sentirse con falta de aire o con palpitaciones no se debe ignorar. Mujeres en el tercer trimestre de embarazo tienden a sentirse con falta de aire con el crecimiento del feto hacia las costillas. Si la falta de aire persiste después de haber subido los escalones o va y viene, llama a tu médico. Las palpitaciones son otra razón por la cual hacer una cita. El cuerpo tiene un tercio más de volumen sanguíneo cuando estás embarazada, esto puede imponer más esfuerzo al corazón y al sistema circulatorio. El aumento de volumen de sangre y las hormonas a veces pueden causar las palpitaciones.
  • Dolores de cabeza muy intensos que no mejoren con medicamentos o se acompañen de otros síntomas como mareo, visión borrosa, ó ardor en la boca del estomago:
  • Todos estos síntomas en conjunto, son señales de toxemia de embarazo. La toxemia o pre-eclampsia es un estado de enfermedad durante el embarazo que es complejo y se puede manifestar cerca del fin del segundo trimestre y en el tercer trimestre. Puede presentarse con uno o varios de los síntomas mencionados.
  • Una de las razones por la cual te piden una muestra de orina con cada visita es para notar la presencia de proteína en la orina, que es una de las manifestaciones de alta presión arterial inducida por el embarazo.
  • Por la misma razón sé monitorea tu presión arterial.
  • Mantén en mente que cada mujer embarazada sufrirá de dolor de cabeza de vez en cuando por una variedad de razones-como la tensión, el estrés, alergias, igual que cuando no está embarazada.
  • Las agruras o acidez que son comunes en mujeres embarazadas y pueden ser malinterpretadas por dolor epigástrico (en la boca del estómago).
  • La vista borrosa puede ocurrir por incremento en la presión arterial. Siempre reporta problemas de vista borrosa a tu médico.
  • Orina escasa o molestias al orinar este síntoma puede agregarse a los anteriores cuando hay toxemia del embarazo o puede ser señal de una infección en las vías urinarias. Siempre llama a tu médico.
  • Cualquier tipo de erupción que aparezca en tu cuerpo
  • Fiebre: Si tienes fiebre arriba de 37.5 °C pero no tienes síntomas de catarro o gripa, llama a tu médico ese mismo día.
    • Si tu temperatura es arriba de 39°C, llama a tu médico de inmediato. Probablemente tienes una infección y dependiendo del tipo que sea, tu médico puede recetarte antibióticos y reposo.
    • Si tu temperatura sube arriba de 39°C, por un largo tiempo, esto puede dañar al bebé en desarrollo

El embarazo es un tiempo maravilloso. Disfrútalo y asómbrate de los cambios que ocurren todos los días. Al mismo tiempo, protégete a ti misma y a tu bebé estando consiente de las señales de peligro en el embarazo. Y en caso de duda…más vale pasar por exagerada.

Referencias

Dolor abdominal durante el embarazo

GALERÍA DE FOTOS

Ejercicios sencillos

Alivia las molestias del tercer trimestre.

¿Es normal tener dolor abdominal durante el embarazo?

Los dolores abdominales esporádicos durante el embarazo son un problema común y a menudo inofensivo, pero también podrían representar un problema grave. Nunca debes ignorar un dolor abdominal muy fuerte o persistente.
Llama a tu médico o partera si el dolor no desaparece tras varios minutos de descanso, o si también presentas alguno de los siguientes síntomas:

  • Pérdida de pequeñas cantidades de sangre o hemorragia.
  • Secreción o flujo vaginal inusual.
  • Escalofríos o fiebre.
  • Mareos.
  • Dolor o molestia al orinar.
  • Náuseas y vómitos.

¿Es normal tener un poco de dolor abdominal con contracciones durante el embarazo?

Sí, es normal tener un poco de dolor con cólicos abdominales o contracciones al principio del embarazo.
Más adelante, podrías tener contracciones Braxton-Hicks, o dolor en los ligamentos redondos (te los explicamos a continuación). Estas contracciones leves, si ocurren esporádicamente y sin otros síntomas, no suelen ser motivo de preocupación.

¿En qué situaciones no es normal tener dolor abdominal con contracciones?

No es normal tener cólicos abdominales o contracciones si vienen con un dolor muy fuerte y persistente, o acompañadas de otros síntomas, como náuseas, vómitos, hemorragia vaginal, dolor de cabeza o fiebre.
Un dolor abdominal con contracciones y pérdida de sangre al principio del embarazo podría indicar un embarazo extrauterino (ectópico) o un aborto espontáneo.
Tampoco es normal sentir dolor en la parte superior del abdomen. Y si notas que tienes la zona abdominal muy sensible al palparla, sobre todo al dejar de presionar, podrías tener una infección abdominal grave (peritonitis).

¿Cuáles son las causas comunes de los dolores abdominales que no representan riesgos?

No todos los dolores abdominales durante el embarazo indican un problema grave. Las molestias abdominales leves pueden tener las siguientes causas comunes:
Gases e hinchazón: Eres mucho más propensa a tener dolor por gases e hinchazón durante el embarazo debido a la presencia de hormonas que hacen más lenta la digestión, y a la presión que ejerce el útero en crecimiento sobre el estómago y los intestinos.
Estreñimiento: Ciertas hormonas del embarazo que hacen más lento el paso de la comida a través del sistema digestivo, y el útero en crecimiento que ejerce presión sobre el recto, pueden causar estreñimiento.
Contracciones durante el orgasmo: Podrías notar una leve contracción durante o inmediatamente después de tener un orgasmo. Mientras que la contracción sea leve y no dure mucho, esto es perfectamente normal y no hay razón para preocuparse.
Dolor en los ligamentos redondos: El dolor en los ligamentos redondos es generalmente un dolor corto, fuerte y punzante o un dolor continuo y sordo que puedes sentir en uno o ambos lados del bajo vientre o en la parte inferior de la ingle.
Por lo general este dolor comienza en el segundo trimestre. Sucede cuando los ligamentos que sostienen el útero en la pelvis se estiran y engrosan para contener y sostener su tamaño cada vez mayor.
Es posible que sientas una punzada corta si cambias de posición repentinamente, por ejemplo, cuando sales de la cama o te levantas de una silla, cuando toses, cuando te das vuelta en la cama o sales de la bañera.
O puedes sentir un dolor sordo después de un día particularmente activo, si has estado caminando mucho o haciendo alguna otra actividad física. Llama a tu médico si continúas sintiendo estas molestias aun después de haber descansado.
Contracciones de Braxton-Hicks: Después de la mitad del embarazo, puede que comiences a notar alguna contracción ocasional en el útero. Antes de la semana 37, estas contracciones de Braxton-Hicks deberían ser poco frecuentes, irregulares y principalmente sin dolor. (A medida que se acerque tu fecha de parto, este tipo de contracción podría ser una de las señales de que va a empezar el parto).
Llama a tu médico si te pasa lo siguiente:

  • Las contracciones están acompañadas de dolor en la parte baja de la espalda.
  • Sientes más de seis contracciones por hora (incluso si no son dolorosas).
  • Las contracciones se producen a intervalos regulares.
  • Tienes también un flujo o sangrado vaginal.
  • Tienes algún otro síntoma de parto prematuro.

¿Qué clase de problemas serios podrían causar dolor abdominal durante el embarazo?

Embarazo extrauterino (ectópico)
El embarazo extrauterino ocurre cuando un óvulo fecundado se implanta fuera del útero, generalmente en una de las trompas de Falopio. Los síntomas podrían incluir cólicos o contracciones al principio del embarazo.
Si el embarazo extrauterino no se trata, puede romper la trompa y provocar la muerte. Llama a tu médico de inmediato si presentas alguno de los siguientes síntomas:

  • Molestias o dolores al palpar el abdomen o la pelvis (sobre todo si es un dolor agudo y súbito que no disminuye, que viene y va, o solo afecta a un lado del abdomen).
  • Pérdidas ligeras de sangre o hemorragias vaginales.
  • Dolor que empeora durante la actividad física o al hacer tus necesidades o toser.
  • Dolor en el hombro (el motivo podría ser la acumulación de sangre en el diafragma debido a la ruptura de una trompa de Falopio).

Llama al número de emergencia de tu localidad (911 en Estados Unidos y México) si tienes hemorragias intensas o síntomas de shock (insuficiencia cardiocirculatoria), como aumento de las pulsaciones, mareos, desmayos o la piel pálida o sudorosa.
Aborto espontáneo
El aborto espontáneo es la pérdida de un embarazo en las primeras 20 semanas. Normalmente, el primer síntoma es una pérdida de sangre o hemorragia vaginal, seguida de dolor abdominal, algunas horas e incluso algunos días después.
La hemorragia puede ser leve o intensa. El dolor puede parecerse a un retortijón o ser persistente, leve o agudo, y puede semejarse más a un dolor en la parte baja de la espalda o a una presión sobre la pelvis.
Llama a tu médico si tienes síntomas de aborto espontáneo. Si tienes dolor fuerte o hemorragia intensa, necesitas atención médica inmediata.
Parto prematuro
El parto prematuro (también conocido como parto pretérmino) se presenta cuando comienzas a tener contracciones que borran o dilatan el cuello uterino antes de la semana 37 del embarazo.
Llama a tu médico o partera de inmediato en caso de tener alguno de los siguientes síntomas en el segundo o tercer trimestre (antes de la semana 37):

  • Un aumento en el flujo vaginal o un cambio en el tipo de flujo (si se torna acuoso, mucoso o sanguinolento, incluso si tiene apenas un color rosado o algunos hilos de sangre).
  • Pérdidas de sangre o hemorragias vaginales.
  • Dolor abdominal, dolores similares a los menstruales.
  • Más de seis contracciones en una hora (incluso si no son dolorosas).
  • Mayor presión en la zona pélvica.
  • Dolor en la parte baja de la espalda, especialmente si nunca antes habías tenido dolores de espalda.
  • Pérdida de líquido por la vagina (ya sea un chorro o unas pocas gotas).

Desprendimiento de placenta
El desprendimiento de placenta es una complicación que puede poner en riesgo tu vida, y sucede cuando la placenta se separa del útero, parcial o totalmente, antes de que nazca el bebé.
Los síntomas pueden ser muy diversos. El desprendimiento placentario puede a veces provocar una hemorragia repentina y notoria, pero en otros casos puede no producir ninguna hemorragia visible al comienzo, o podrías tener solo una ligera hemorragia o alguna pequeña pérdida de sangre. También podrías ver un líquido sanguinolento si se te rompe la fuente.
Podría ser también que tengas dolor de espalda o contracciones frecuentes, o bien el útero podría contraerse y permanecer endurecido (como con un calambre o una contracción que no se va) o adolorido. Asimismo podrías notar una disminución de la actividad del bebé.
Llama a tu médico inmediatamente si tienes cualquiera de estos síntomas. El desprendimiento de placenta es una emergencia médica.
Preeclampsia
La preeclampsia es una complicación grave del embarazo que produce cambios en los vasos sanguíneos y que puede afectar varios órganos, entre ellos: el hígado, los riñones, el cerebro y la placenta.
Para que te diagnostiquen preeclampsia debes tener hipertensión arterial y proteína en la orina después de la semana 20 de embarazo, además de anomalías en el hígado o los riñones, dolores de cabeza persistentes o cambios en la visión.
Los síntomas pueden incluir:

  • Dolor intenso o sensibilidad en la parte superior del abdomen u hombro.
  • Dolor de cabeza muy fuerte que no se va.
  • Cambios en la visión (vista nublada o con puntos).
  • Náuseas y vómitos.
  • Dificultad para respirar.
  • Hinchazón en la cara o alrededor de los ojos.
  • Hinchazón pronunciada en las manos.
  • Hinchazón repentina y excesiva en los pies y tobillos.
  • Aumento súbito de peso (debido a la retención de agua).

Si tienes síntomas de preeclampsia llama de inmediato a tu médico.
Infecciones del tracto urinario
El embarazo te vuelve más vulnerable a contraer infecciones urinarias de todo tipo, entre ellas, la infección renal o pielonefritis.
Es importante llamar a tu médico si piensas que tienes una infección urinaria porque, si no se trata, puede derivar en una pielonefritis y en un parto prematuro.
Los síntomas de una infección en la vejiga o cistitis pueden incluir los siguientes:

  • Dolores, molestias o ardor al orinar.
  • Molestias pélvicas o dolor en el bajo vientre (con frecuencia justo por encima del pubis).
  • Ganas frecuentes o incontrolables de orinar, incluso cuando hay poca orina en la vejiga.
  • Orina turbia, con olor desagradable o con sangre.

Busca atención médica inmediata si tienes cualquiera de los síntomas que indican que la infección podría haberse propagado a los riñones:

  • Fiebre alta, a menudo con temblores, escalofríos o sudor.
  • Dolor en la parte inferior de la espalda, el abdomen, o justo por debajo de las costillas, en uno o ambos lados.
  • Náuseas y vómitos.
  • Pus o sangre en la orina.

Otras causas posibles de los dolores abdominales
Hay muchas otras condiciones o problemas médicos que podrían causarte dolores abdominales, estando o no embarazada. Algunas de las causas más comunes del dolor abdominal incluyen las siguientes:

  • Virus estomacales.
  • Intoxicación por alimentos.
  • Apendicitis.
  • Cálculos (piedras) en los riñones.
  • Hepatitis.
  • Colecistopatía (afección de la vesícula).
  • Pancreatitis.
  • Fibromas uterinos.
  • Obstrucción intestinal.

Tanto la colecistopatía (afección de la vesícula) como la pancreatitis a menudo derivan de los cálculos en la vesícula, que son más comunes durante el embarazo. Los fibromas uterinos pueden aumentar de tamaño en el embarazo y causar molestias.

También la presión del útero sobre cualquier tejido intestinal que tenga cicatrices de cirugías previas puede causar una obstrucción intestinal, la cual tiene mayor probabilidad de ocurrir durante el tercer trimestre.

¿Qué puedo hacer para aliviar el dolor abdominal?

Si el dolor es leve y no tienes otros síntomas más graves, prueba lo siguiente para aliviar el dolor abdominal durante el embarazo:

  • Muévete y haz ejercicios ligeros para aliviar el dolor de los gases.
  • Toma un baño o ducha tibia (pero no caliente).
  • Cuando sientas dolor, dobla el cuerpo hacia el lado que te duela, para aliviarlo.
  • Bebe muchos líquidos (la deshidratación puede provocar contracciones de Braxton Hicks).
  • Acuéstate. Esto ayuda a aliviar el dolor de las contracciones

Revisado en mayo 2017 ACOG. 2011. Ectopic pregnancy. American College of Obstetricians and Gynecologists. www.acog.org/~/media/For%20Patients/faq155.pdf
ACOG. 2012. Placenta problems during pregnancy. American College of Obstetricians and Gynecologists. acogpresident.org/?p=351
ACOG. 2014. Preeclampsia and high blood pressure during pregnancy. American College of Obstetricians and Gynecologists. www.acog.org/Patients/FAQs/Preeclampsia-and-High-Blood-Pressure-During-Pregnancy
ACOG. 2015a. Early pregnancy loss. American College of Obstetricians and Gynecologists. www.acog.org/-/media/For-Patients/faq090.pdf
ACOG. 2015b. Urinary tract infections (UTIs). American College of Obstetricians and Gynecologists. www.acog.org/Patients/FAQs/Urinary-Tract-Infections-UTIs

Molestias y dolores del segundo trimestre

El segundo trimestre del embarazo suele ser el mejor. Ya se ha asentado la gestación, probablemente las náuseas y vómitos han mejorado y tu tripa va creciendo lentamente. Aun así, el propio desarrollo normal del embarazo puede ocasional algunas molestias que recopilamos en esta página.

Embarazo normal

Movimientos fetales

Entre la semana 20 a 22, se empieza a sentir el movimiento del feto. El feto hace movimientos de flexión y extensión de las extremidades de su cuerpo y eso puede producir dolor en ciertas partes del abdomen. En mujeres delgadas, con poca grasa (panículo adiposo) en la pared abdominal se notarán más estos movimientos…

Calambres nocturnos

Son contracciones involuntarias y dolorosas que afectan sobre todo a las pantorrillas y a los músculos del peroné. Aparecen a partir de la segunda mitad del embarazo y con más frecuencia por la noche. Empiezan en la pantorrilla y se irradian hasta la planta y los dedos de los pies…

Hemorroides

Su aparición o empeoramiento durante el embarazo está relacionado con el aumento de presión en las venas rectales, causado por la compresión del útero sobre el retorno venoso y la disminución del tono de la pared venosas debido al aumento de la progesterona. Las hemorroides, además se agravan por el estreñimiento característico de la gestación…

Aerofagia

Los gases son síntomas muy molestos y a veces muy dolorosos. Se deben a la compresión por parte del útero de las asas intestinales. El útero, además, al ir creciendo, desplaza el intestino hacia arriba y a los lados, lo que, acompañado de la compresión que ejerce, favorece la aparición de gases…

Pirosis o ardor de estómago

Aparece a partir del segundo trimestre del embarazo y es una acidez a nivel del esófago (detrás del esternón) que a veces sube hasta la garganta. Esta acidez llega a producir molestia e incluso dolor en muchas embarazadas llegando a despertarlas por la noche. La pirosis se debe al reflujo de del alimentos del estómago hacia el esófago…

Embarazo con problemas

Candidiasis

Es la aparición de hongos (lo más frecuentes son las «cándidas») en la vagina. Los hongos que con más frecuencia causan infección son la Candida albicans y por eso estas infecciones reciben el nombre de «candidiasis». Esta infección se acompaña de flujo abundante y espeso como «yogurt cortado», picor, ardor y en muchas ocasiones dolor y sangrado…

Cistítis aguda

La infección urinaria es la complicación más frecuente del embarazo. El 2% de la embarazadas sufren cistitis o infección vesical. Se caracteriza por dolor por encima del pubis (suprapúbico), dolor al orinar (disuria) y aumento de la frecuencia en las micciones…

Cólico nefrítico

Se caracteriza por la aparición brusca de dolor en un lado del abdomen o de la región lumbar, que produce sensación de quemazón o pinchazos de forma intermitente porque aparece y desaparece espontáneamente. Se suele irradiar a los genitales y a la parte baja de la espalda…

Útero incarcerado

Es una entidad poco frecuente en la que el útero se incarcera o queda ocluido en el orificio del hueso sacro durante el segundo trimestre de gestación cuando se encuentra flexionado hacia atrás (en retroversión), pasando de ser un órgano pélvico a ser abdominal…

Degeneración leiomiomatosa

Es la degeneración o necrosis de un mioma uterino ya existente. En el embarazo aumenta el tamaño de los miomas y se producen más infartos hemorrágicos dentro de ellos. Se presenta como un dolor abdominal difuso y a veces severo…

Torsión de masas anexiales

Se denomina «anejos» a los ovarios y las trompas. Estos anejos pueden sufrir torsiones y ser muy dolorosas. Generalmente son debidos a la torsión de quistes en los ovarios…

Apendicitis

Los signos de apendicitis en una embarazada se ven disminuidos y la irritación peritoneal es menor. Si embargo, siempre aparece aumento de los glóbulos blancos en sangre (leucocitosis) y el llamado «Signo de Bryant» (el dolor no se desplaza a la izquierda cuando la paciente pasa de estar tumbada boca arriba a de lado)…

Cólico biliar o Colecistitis aguda

La motilidad de la vesícula biliar está disminuida debido al aumento de la progesterona y a la compresión del útero por lo que son más frecuentes los cólicos biliares en las embarazadas. El dolor es de comienzo brusco en la región alta del abdomen (epigastrio) y se irradia hacia el lado derecho (hipocondrio derecho), a la espalda y a la escápula…

Obstrucción intestinal

Dolor abdominal crónico acompañado de náuseas, vómitos, distensión abdominal, falta de defecación y útero relajado en el momento del dolor.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *