0

Dolor raiz pelo

Tabla de contenidos

Seguramente alguna vez has sentido que tu cabeza está más sensible, que cualquier tirón de pelo te molesta más de lo habitual o sientes que tu piel está más reseca y tensa de lo normal.

Si tu cuero cabelludo está dolorido, te damos las claves para resolver una cuestión que seguramente ronda por tu cabeza: ¿por qué me duele el cuero cabelludo? El estrés, los champús agresivos o incluso el clima pueden ser algunos de los factores que provoquen una sensibilidad mayor en dicha zona de la cabeza. Si el dolor es persistente, no dudes en consultar a tu médico.

Si te duele el cuero cabelludo seguro estás sintiendo alguno de los siguientes síntomas.

Desde picazón e irritabilidad, hasta tirantez, pasando por un intenso dolor en la raíz del cabello que, a menudo, es lo que resulta más molesto. De por sí, el área del cuero cabelludo es una zona sensible, no obstante, el dolor se puede agudizar ya que durante el día la cabeza está expuesta a múltiples agresiones: desde el peinado hasta la exposición solar.

El cuero cabelludo es una zona que puede debilitarse con facilidad. Las causas más comunes de sentir dolor y tirantez en esa zona son el estrés y la contaminación medioambiental. Con ambas agresiones, el cuero cabelludo desarrolla una sensibilidad mayor, así como resequedad, picazón y un simple dolor al tacto. Pero, ¿cuál es el origen de este daño constante?

No todo el mundo siente el mismo dolor, ni le afecta del mismo modo el estrés o algunos productos higiénicos. No obstante, todo ello puede provocar un desequilibrio en la creación natural de sebo, lo cual puede afectar directamente al estado del cuero cabelludo y llevar a la sequedad y la irritación. Así mismo, los elementos polutivos dañinos, que encontramos en la contaminación, crean películas sobre el cuero cabelludo modificando su estructura y produciendo cambios en el bulbo piloso que causan dolor en la zona.

Todos estos factores no provocan solamente un dolor intenso en la zona del cuero cabelludo, sino también conllevan la pérdida de brillo, luminosidad y fuerza de nuestro cabello. Si bien hay muchos factores externos que no se pueden controlar, hay muchos otros que también pueden ser origen o causa de dolor capilar y los tenemos más a mano para reducirlos.

Los moldeados constantes y la exposición al calor, con el secador por ejemplo; llevar una dieta desequilibrada baja en vitaminas y nutrientes; usar champús agresivos; utilizar casco durante un largo periodo de tiempo; el cloro de las piscinas; la cal… Todo ello son factores y elementos que pueden provocar el dolor del cuero cabelludo.

Los eczemas o la psoriasis son otras afecciones que pueden originar dolor en el cuero cabelludo. Generalmente los síntomas ante ellas son el picor de la zona, rojeces o piel escamada. Si te encuentras ante un caso similar, lo mejor será acudir a un profesional y tratarlo con tu médico.

Para aliviar y evitar el dolor común de cuero cabelludo, debes cambiar algunas rutinas. En primer lugar, optar por el uso de otro champú que te ayude a combatir el picor y la irritabilidad de esta zona. Así mismo, deberás empezar a comer de manera más sana siguiendo una dieta equilibrada y rica en vitaminas. Por otro lado, es importante saber canalizar y controlar el estrés, por lo que ejercicios de meditación o yoga pueden ayudar a relajarte.

Otras rutinas que debes adoptar para sobrellevar el dolor del cuero cabelludo es masajear de manera regular esta zona. Con ello, conseguirás estimular la circulación sanguínea, reducir el dolor y aumentar la sensación de alivio. Por otro lado, es bueno dejar respirar y airear el cabello. No te lo recojas a diario ni lo peines de manera tirante, unos días de descanso te sentarán bien. Por último, si eres propenso a sufrir tales dolores en el cuero cabelludo te recomendamos no mantenerlo expuesto a la radiación solar durante mucho tiempo, el uso de sombrero puede ser una buena solución.

Tricodinia o Dolor de Pelo – Infección del Cuero cabelludo

La tricodinia es también definida como el dolor de pelo. Seguramente te preguntas, ¿Cómo puede doler el pelo? Y ciertamente es una afección de la que poco se escucha hablar pero, que sin duda, conviene conocer.

Tricodinia o Dolor de pelo

Habréis escuchado frases como:

  • Porque me duele el cuero cabelludo
  • Me duele el pelo de la coronilla
  • Me duele el cuero cabelludo y se me cae el pelo
  • Dolor en las raíces del cuero cabelludo
  • Me duele el cuero cabelludo cuando muevo el pelo

¿Qué es la tricodinia?

Es una afección del cuero cabelludo que provoca que esté muy sensibilizado o irritado. La persona siente como una sensación de dolor, ardor o escozor, siendo algo muy desagradable que el pelo te duela, y haga que estés constantemente tocándote o rascándote el cabello.

Lo que provoca la sensación de dolor en el cabello son unas terminaciones nerviosas ubicadas en la raíz del folículo piloso, lo cual hace que la persona que lo sufre tenga que acudir al dermatólogo para su diagnóstico, tanto determinados productos químicos, procesos infecciosos o peinados que fuerzan mucho la raíz del cabello, pueden forzar en exceso o alterar esas terminaciones nerviosas, cuya posición natural es en la misma dirección en la que crece el cabello, todas estas circunstancias harán que un cabello sano comience a sufrir tricodinia.

¿Cómo se denominan estas terminaciones nerviosas?

Se conocen como nociceptores y son los receptores sensoriales responsables de responder ante los estímulos que dañan o pueden dañar los tejidos colindantes con ellos. Ante esta circunstancia, liberan sustancias neurotransmisoras “Los neuropeptidos P” que son recogidos por el sistema nervioso central provocando la sensación de dolor.

¿El pelo puede doler?

El pelo no duele, duele el cuero cabelludo. Nuestro cabello está conformado por una proteína denominada queratina, una sustancia que también compone las uñas y es una estructura de escamas superpuestas. En el cabello no existen terminaciones nerviosas que puedan provocar dolor. También se le conoce como disestesia del cuero cabelludo debido a la producción de una sensación de quemazón dolorosa del cuero cabelludo del sujeto que la padece.

Causas de la tricodinia

Muchas son las causas de este padecimiento y suele ser complicado diagnosticarlas.

  • Forzar el cabello: Dentro de los folículos pilosos se encuentran músculos conocidos como “Músculos erectores” situados de forma oblicua. Estos al contraerse hacen que el cabello se erice. Si se someten a presión constante como llevar trenzas y moños apretados o cascos y sombreros pesados pueden inflamarse provocando una inflamación generalizada en la piel.
  • Foliculitis: Se trata de una infección de los folículos pilosos provocada por diversas bacterias como los estafilococos. Estas infecciones pueden causar comezón, pústulas, sarpullidos y espinillas en el cuero cabelludo.
  • Exceso de grasa: El exceso de producción de grasa por las glándulas sebáceas puede llegar a irritar la piel. Esto provoca caspa y una posible dermatitis seborreica.
  • Estrés: No está claro el proceso que provoca el dolor pero, es común que este asociado a cuadros de ansiedad y estrés con síntomas como dolor y comezón en el cuero cabelludo. En algunas ocasiones el padecer de tricodinia es la antesala a la pérdida de cabello difusa o alopecia por estrés. Se cree que el estrés provoca una reacción bioquímica que afecta a los nociceptores.

Muchas personas que son tratadas con antidepresivos mejoraron significativamente hasta el punto de dejar de sentir picor.

Tricodinia Tratamiento

Para curar esta afección se debe identificar la causa que la provoca. Como es difícil identificar las posibles causas suelen tratarse simultáneamente.

  • Antibióticos: Se emplean para tratar la foliculitis.
  • Tratamientos con láser: Estimula la circulación sanguínea y linfática en el cuero cabelludo para facilitar la llegada de nutrientes y la eliminación de las toxinas que se acumulan en el cuero cabelludo.
  • Control de la grasa: Se recetan champús específicos y lociones que controlen el exceso de grasa. En algunas ocasiones se busca utilizar productos neutros porque, al atacar directamente la grasa esta puede producirse en mayor medida.
  • Masajes capilares: Busca relajar el organismo y estimular la circulación en la zona. Suele recetarse en casos de estrés.

La FDA aprobó el uso de un inhibidor el milnacipran en los casos que el único factor sea el ardor, pudiendo también un contenido psiquiátrico en algunos casos.

Evitar los champús con agentes irritantes del cabello, y usar medicamentos que inhiben el prurito o picazón, los cuales deberán ser prescritos por el dermatólogo oportunamente.

No se aconseja la utilización de remedios caseros o productos que pudieran agravar la patología del paciente, sino que lo mejor es acudir al médico para que con un adecuado tratamiento afrontemos la situación y el paciente pueda hacer una vida normalizada y sin picor.

TenerPelo

Tricotilomania – Arrancarse el pelo

Galeno de Pérgamo, uno de los médicos más famosos de la Antigüedad, describió un problema neurológico al que llamó hemicrania. El término se refería a un fuerte dolor de cabeza que aparecía normalmente solo en un lado de la cabeza –de ahí el nombre- y cuya denominación fue derivando a la palabra “migraña”. La migraña puede ir asociada a dolor en los ojos o el cuello, a náuseas y vómitos y también a no soportar la luz (fotofobia), los sonidos (fonofobia) o algunos olores determinados.
Louis Hyacinthe Thomas, un bibliotecario francés clasificó en 1887 las migrañas en dos tipos que siguen en uso: migraña con aura o clásica y migraña sin aura o común. El aura es una fase preliminar al dolor pulsante donde el paciente ve flashes, puntos o líneas brillantes, algunas con trayecto en zig-zag o como si fuera la silueta de una fortaleza. Ocasionalmente el aura puede incluir una pérdida temporal de la visión, problemas en el habla, el que se quede dormida la cara o los brazos o sentir un hormigueo que sube desde los dedos hasta el rostro. El aura puede durar de pocos minutos a una hora y normalmente hay un tiempo tranquilo, una fase intermedia de una hora aproximadamente, antes de que la migraña aparezca. En ambos tipos de migrañas puede haber otros síntomas previos como cambios en el ánimo (depresión o irritabilidad), sensación de hambre, deseos frecuentes de orinar, trastornos del sueño, sinusitis o un antojo por determinadas comidas.

Los ataques de migraña duran normalmente de 2 a 72 horas y durante ese tiempo las personas afectadas desean estar tumbadas o sentadas en una habitación a oscuras y sin ruidos. Algunas mujeres con experiencia al respecto consideran que el dolor de la migraña es peor que el del parto o el producido por la rotura de un hueso. El dolor de cabeza empeora con los movimientos incluso cosas sencillas como caminar o subir unas escaleras, y también con los ruidos o la luz. Además de estos ataques que se repiten con mayor o menor frecuencia existen también las migrañas crónicas en las cuáles la persona tiene un dolor de cabeza durante quince o más días de cada mes, y en ocho al menos ese dolor alcanza por su intensidad la categoría de migraña.

Las migrañas son tres veces más comunes en mujeres que en hombres y afectan a en torno a un 12% de la población. La proporción entre sexos no es estable sino que varía con la edad. En los niños es más frecuente en los varones pero la proporción se invierte al llegar la pubertad. Aumenta mucho en las adolescentes y decrece a partir de los 45 años, lo que sugiere una conexión con los niveles hormonales. También se han descrito diferencias raciales siendo más frecuente en la población caucásica que en los afroamericanos o asiáticos de los Estados Unidos.

Las migrañas son el trastorno neurológico con mayor coste económico en los países occidentales. En la Unión Europea se ha calculado que supone un daño económico superior a los 27.000 millones de euros al año. Los mayores problemas son el impacto sobre la productividad laboral, generando un fuerte absentismo y una caída de la eficacia y eficiencia en las personas que acuden al trabajo sufriendo migraña y el gasto en medicamentos.

No se conoce el sustrato biológico de este trastorno neurológico pero se considera que está relacionado con cambios en el calibre de los vasos sanguíneos cerebrales y con un desequilibrio químico en los neurotransmisores. En particular se ha pensado que la serotonina podría ser un factor significativo puesto que su descenso produce vasodilatación que a su vez genera esa sensación pulsátil característica de muchas migrañas. Se piensa que hay factores genéticos implicados y que algunos factores como el cansancio, el estrés, los cambios hormonales, los desajustes en la alimentación, la deshidratación y algunas comidas como el queso o el chocolate, y algunas bebidas como el vino tinto y otras bebidas alcohólicas y las estimulantes como el café o el té pueden desencadenar la aparición de una migraña.

Las migrañas son algo más que fuertes dolores de cabeza. Nouchine Hadjikhani de la Universidad de Harvard encontró que las fibras nerviosas que llevan señales de dolor de la cabeza al cerebro eran más gruesas en las personas con migraña que en voluntarios. Estos pacientes con migraña tienen también una corteza somatosensorial, la región cerebral que procesa las sensaciones, un 21% más gruesa que el grupo control. Dicho de una forma sencilla, el cerebro de las personas con migraña es diferente de las personas que no lo sufren pero no sabemos si es distinto a causa de la migraña o sufre migraña por esa estructura diferente.

La migraña no tiene cura por lo que el objetivo es limitar en lo posible la frecuencia, duración e intensidad de los ataques. Algunos pacientes notan mejoría tomando fármacos cuando empieza un ataque y también es frecuente tomar una medicación preventiva en las personas con migrañas recurrentes. Muchas personas se tratan las migrañas con analgésicos pero es necesario ir al médico si, por ejemplo las migrañas empeoran tras tomar la píldora anticonceptiva o si se observan síntomas como pérdida de visión o zonas del cuerpo que se quedan dormidas. También se utilizan otros fármacos llamados triptanos o agonistas de la 5-hidroxitriptamina que cambian los niveles cerebrales de serotonina. También se recetan contra la migraña betabloqueantes, neuromoduladores y antidepresivos a bajas dosis. También se ha aprobado por agencias norteamericanas y europeas el uso de inyecciones de bótox (toxina botulínica) para el tratamiento de las migrañas crónicas. La toxina botulínica es una proteína producida por a bacteria Clostridium botulinum que bloquea la liberación de acetilcolina en la sinapsis neuromuscular con lo que el músculo deja de contraerse. El resultado de una inyección de bótox es una denervación química temporal del músculo sin producir ninguna lesión física en las estructuras nerviosas. Su uso para las migrañas crónicas se produjo tras una sugerencia de cirujanos plásticos de Hollywood que comentaron que sus pacientes que recibían inyecciones de bótox para disminuir las arrugas faciales señalaban una mejoría en sus ataques de migraña. Los estudios científicos han encontrado una mejora pero no muy significativa, aproximadamente una reducción del 10%.

La migraña ha afectado a muchas personas famosas incluyendo escritores como Gustave Flaubert, Virginia Wolf o Miguel de Cervantes, pensadores como Sigmund Freud o Friedrich Nietzsche o grandes líderes como Julio César, Napoleón Bonaparte y Thomas Jefferson así como el caso que quería comentar que es el del emperador Carlos V o como nos decían en el colegio I de España y V de Alemania. Carlos era el hijo mayor de Felipe el Hermoso y Juana la Loca y nieto de los Reyes Católicos. Era heredero de tres de las dinastías más poderosas de Europa: la casa de Habsburgo, la casa de Valois-Borgoña y la Casa de Trastámara.

El embajador veneciano Gaspar Contarini hacía la siguiente descripción del emperador a los veinticinco años de edad:

Es de estatura mediana, mas no muy grande, ni pequeño, blanco, de color más bien pálido que rubicundo; del cuerpo, bien proporcionado, bellísima pierna, buen brazo, la nariz un poco aguileña, pero poco; los ojos ávidos, el aspecto grave, pero no cruel ni severo; ni en él otra parte del cuerpo se puede inculpar, excepto el mentón y también toda su faz interior, la cual es tan ancha y tan larga, que no parece natural de aquel cuerpo; pero parece postiza, donde ocurre que no puede, cerrando la boca, unir los dientes inferiores con los superiores; pero los separa un espacio del grosor de un diente, donde en el hablar, máxime en el acabar de la cláusula, balbucea alguna palabra, la cual por eso no se entiende muy bien.

Carlos tenía un fuerte prognatismo, una deformidad que empeoró en siguientes generaciones y que dio lugar al término “mandíbula Habsburgo”, un problema agudizado por los frecuentes matrimonios consanguíneos. El emperador tenía problemas para masticar por lo que sufría fuertes indigestiones y prefería comer solo. Otros problemas de salud eran los posibles ataques epilépticos, la gota y los fuertes dolores de cabeza.
Las migrañas de Carlos V debilitaban al emperador, el hombre más poderoso del mundo en su época y en busca de una solución se optó por un remedio que causó una revolución en el aspecto personal como queda de manifiesto en las mejores pinacotecas del mundo: para luchar con la migraña, el emperador se cortó el pelo. Los retratos de los monarcas anteriores y los del propio emperador joven le muestran con melena. En un momento determinado, la melena desaparece y le vemos con pelo corto.

CRANACH, Lucas el Viejo_Retrato del Emperador Carlos V _112 (1933.7)

Inmediatamente toda la corte siguió su ejemplo y el pelo corto entre los reyes y nobles se convirtió en la referencia durante varios siglos.
En “Primera Década de las guerras de Flandes” (1681) Famiano Estrada cuenta así:

Que entrambos avian introducido alguna novedad en el aliño del cuerpo, y principalmente en ornato de la cabeza. Que Carlos primero, quando fue a coronarse Emperador, se cortó el cabello largo, para disminuir el dolor de cabeza: imitándole a porfía los señores de la Corte y a estos luego todos los demás, dando más que hacer a las tigeras, que aguellos siglos y los passados apenas las permitían despuntar las prolijas cabelleras.

En una edición de El Quijote de 1798 comentando la época de Cervantes también se recoge este suceso:

Una de las modas más permanentes del tiempo de Cervantes fue la del pelo. Traíase cortado a raíz de la cabeza, y esta moda duró en España más de 80 años. Introdúxola el emperador Carlos V por necesidad, según lo refiere el señor Sandoval en su Historia por estas palabras: Con estos caballeros, dice, salió el Emperador de Barcelona (el año de 1529.) donde porque él se cortó el cabello largo, por achaque de dolor de cabeza, se le quitaron todos los que le acompañaban, con tanto sentimiento, que lloraban algunos. Permaneció este uso de pelo corto todo el reynado de Felipe II. El de Felipe III en que murió Cervantes, y principios del de Felipe IV. En cuyo tiempo se fue introduciendo la barba larga, los copetes, los tufos, las guedexas o mechones, el cabello partido en crencha y las patillas.

El cabello nos sigue importando. Un estudio de la empresa Svenson encontraba que el 30% de la población manifiesta temor a sufrir alopecia y el 80% considera el pelo como un elemento fundamental de su imagen. La Dra. Ángela Gª Matas, directora médica de esa empresa, indicaba en la campaña A tiempo de llamar que el cabello nace y se cae (unos 100 pelos diarios) debido al ciclo de vida de nuestros folículos pero, según explica , “aunque los ciclos capilares son iguales para todos los cabellos, éstos se pueden ver alterados por factores internos o externos que propicien o favorezcan la caída del pelo”. Algo que también tendría su propia historia.

Nos puede parecer sorprendente esa idea del emperador Carlos y su corte de cabello pero aún más sorprendente es que sigue vigente cinco siglos después. En numerosos foros de internet se vuelve a plantear la relación entre pelo largo y migrañas, indicándose incluso que algunos neurólogos recomiendan un buen corte de pelo. Y es como escribió mi admirado William Faulkner, “El pasado nunca se muere, ni siquiera es pasado.”

Para leer más:

6 razones por las que te duele el cuero cabelludo

Elcuero cabelludo es la piel que se encarga de revestir y proteger el cráneo del ser humano. Está constituido básicamente por vasos sanguíneos, piel, folículos pilosos y por el cabello.

Gracias a las diferentes capas que lo constituyen,es capaz de actuar como una barrera física y un aislante térmico que se encarga de proteger el sistema inmunitario de las personas.

Sin embargo, el cuero cabelludo es la zona más expuesta de nuestro cuerpo y puede presentar una gran variedad de daños, pero éstos pueden ser aliviados con el cuidado adecuado.

Seguramente, en alguna ocasión has llegado a sentir alguna incomodidad, dolor o sensibilidad constante en tu cuero cabelludo, incluso sin haberte recogido el cabello durante todo el día.

Si alguna vez te preguntaste qué significaban y cómo poder detener estos problemas, en este artículo hallarás las respuestas que buscabas, ¡esperamos que lo disfrutes!

¿Por qué tengo el cuero cabelludo sensible?

El cuero cabelludo está repleto de terminaciones nerviosas que se encuentran en la raíz de los folículos pilosos. Aunque está encargado de proteger nuestra cabeza, puede verse afectado con mucha facilidad.

Las razones de su sensibilidad se pueden deber a múltiples causas. Te mostramos algunas de ellas:

1. Una dieta desequilibrada

Una dieta desequilibrada no aportará las vitaminas ni los minerales necesarios para la nutrición y el mantenimiento del cuero cabelludo.

De hecho, las deficiencias nutricionales pueden dar lugar a una serie de trastornos capilares que afectan tanto la estética como el bienestar. Algunos ejemplos son:

  • Sensibilidad
  • Caída del cabello
  • Caspa
  • Dermatitis

Por ello, te recomendamos mantener una dieta equilibrada y beber suficiente agua durante el día, lo que le dará la fuerza que necesita fácilmente.

Quizá te interese: Descubre la alimentación ideal para ti según la forma de tu cuerpo

El champú constituye una de las causas principales de la sensibilidad del cuero cabelludoalrededor de todo el mundo.

Los champús están hechos a base de limpiadores agresivos que pueden arrastrar parte del manto protector que se encuentra en el cuero cabelludo. Cuando este manto protector es alterado, las células dentro del cuero cabelludo se inflaman y aumenta su vulnerabilidad ante la sequedad y las irritaciones.

Del mismo modo, los productos químicos utilizados para el cabello con intención cosmética, los jabones, el agua, y algunos fármacos también pueden afectarlo.

Te recomendamos usar champús neutros, ya que estos contienen una menor cantidad de limpiadores agresivos, lo que puede permitir que el cabello esté limpio y el cuero cabelludo sano.

3. La exposición a situaciones climáticas

La exposición al sol, lluvia, frío, calor, viento e incluso la contaminación pueden llegar a afectar la salud del cuero cabelludo.

Para protegerlo te sugerimos usar un gorro antes de salir de casa. Esto le brindará una mayor protección con muy poco esfuerzo.

4. El estrés

Las situaciones que impliquen estrésen tu vida se pueden ver reflejadas automáticamente en la salud de tu cabello y cuero cabelludo.

De hecho, hay varios estudios que relacionan la constante exposición al estrés y problemas como la caída excesiva del pelo. Sin embargo, este tipo de caída no es permanente y puede revertirse.

Toma un respiro cada vez que puedas y distráete con alguna actividad de tu preferencia. Esto no solo puede conllevar una gran cantidad de beneficios para tu problema, sino que también te relajará increíblemente.

5. Recoger el cabello

Cada vez que recoges tu cabello, es muy probable que acabes jalándolo, haciendo que tu cuero cabelludo sufra.

Esto no solo te puede generar una pérdida de cabello con el tiempo, sino que también notarás mucha sensibilidad en tu cabeza.

Para este punto te aconsejamos evitar recogerte el cabello constantemente, sobre todo durante las noches.

Dejarlo al natural es lo mejor que podrías hacer o, al menos, no apretar ni tirar mucho cuando lo recojas.

Te recomendamos leer: 6 aceites para potenciar el crecimiento saludable del cabello

6. El uso de planchas y secadores

¡Evita utilizar planchas y secadores cada vez que puedas! El uso constante de estos artefactos dañará por completo la salud de tu cuero cabelludo.

En su lugar utiliza cremas que te ayuden a moldearlo sin necesidad de aplicarle calor.

Algunos consejos extra

Si quieres ayudar a tener un cuero cabelludo sano y fuerte, es importante que uses aceites naturales y mascarillas que le aporten todos los nutrientes que tanto necesita, tales como:

  • Aceite de argán, coco, aguacate y ricino.
  • Mascarillas con vitamina B7, E y C.

A su vez, también puedes probar los siguientes métodos:

  • Beber al menos un litro y medio de agua al día, lo cual puede favorecer increíblemente tu estado de salud general.
  • Masajear el cuero cabelludo constantemente, lo que puede llegar a estimular la circulación sanguínea, aliviando el dolor y fortaleciéndolo al mismo tiempo.

En caso de haber intentado todo lo recomendado anteriormente, es importante que te comuniques con un médico dermatólogo de confianza.

El dermatólogo te hará las pruebas necesarias para detectar el problema y te recetará los medicamentos necesarios para su condición.

Elefluvio telógeno crónico (ETC) es una caída de cabello difusa y generalizada, que suele aparecer de forma brusca sin un desencadenante claro y que, en general, continúa con sucesos de caída de cabello abundante. Esto origina una falta de densidad en todo el cuero cabelludo, con más afectación en ambos laterales del cuero cabelludo.

¿A quién afecta el efluvio telógeno crónico?

El rango de edad más afectado es el de mujeres entre 30 a 60 años. Presenta, además, una importante carga emocional, ya que su origen es deslocalizado y es un proceso crónico que puede durar entre 6 meses y 7 años. Este proceso no origina la alopecia total, no sigue un curso estacional y puede permanecer en fase de caída todo el año.

¿Qué es la tricodinia y qué tiene que ver con el efluvio telógeno crónico?

Es frecuente asociar este proceso, el ETC, a picores en el cuero cabelludo, dolor al manipular el cabello y pinchazos. El conjunto de estas sensaciones se llama tricodinia o distesia del cuero cabelludo y se ven incrementadas por la ansiedad y la caída de pelo.

Aunque aún no se han determinado las causas clínicas, los científicos creen que puede tratarse de un neuropéptido fabricado por las células nerviosas. La tricodinia puede ser bastante dolorosa y molesta y se ve incrementada por el estrés físico o psicológico. Otra explicación que barajan los científicos para la tricodinia es que la actividad celular causada por un efluvio telógeno crónico produce inflamación, lo que puede dar como resultado dolor en el cuero cabelludo.

Según estudios científicos, el 34% de las personas que sufren síntomas crónicos de pérdida de cabello experimentan el síndrome de ardor en el cabello. El dolor aparece sin vinculación a sucesos físicos y se piensa que es una somatización.

¿Cómo sé si es alopecia androgénica femenina o efluvio telógeno crónico?

Es muy importante poder diferenciar el ETC de la alopecia androgénica femenina, aunque en ocasiones puedan presentarse de forma conjunta. En la alopecia androgénica femenina la caída del pelo es más evidente en la región fronto-parietal con preservacion de la linea de implantacion capilar frontal. Además, suele haber antecedentes familiares.

Para poder diferenciarlas es necesario una biopsia del cuero cabelludo. En el ETC se encuentran minimas alteraciones de los folículos pilosos, casi compatibles con la normalidad, mientras que en la alopecia androgénica femenina se evidencian folículos pilosos miniaturizados y atróficos.

Desde KMax recomendamos una visita al dermatólogo, antes de realizar un autodiagnostico, que evalúe nuestra situación y nos indique el tratamiento adecuado. En KMax entendemos perfectamente lo que supone la pérdida de cabello y la disminución en el volumen total de pelo. Por eso llevamos años investigando en nuestras Fibras Capilares de queratina, 100% naturales y dermatológicamente testadas. De esta manera podrás mantener el buen aspecto de antes, mientras el ETC desaparece.

Señales que indican que tu alopecia no es estacional

La mesoterapia capilar, tratamiento a base de microinyecciones que contienen una combinación específica de fármacos y otras sustancias en el cuero cabelludo, es uno de los tratamientos de los que nos podremos beneficiar.

»También podemos optar por el plasma rico en plaquetas, una solución compuesta por un alto concentrado de plaquetas que se obtiene con la centrifugación de la sangre del paciente. Este plasma, en muchas ocasiones, puede ser de ayuda en la recuperación capilar», afirma el experto de IDEI.

Por otra parte, cuando la pérdida de cabello es importante o las técnicas de estimulación capilar no han resultado suficientes, es posible realizar técnicas microquirúrgicas que posibilitan la recuperación del cabello en pacientes que sufren alopecia en zonas localizadas. »En la actualidad, el implante capilar más realizado es el denominado FUE (Follicular Unit Extraction), es el más avanzado, totalmente seguro y con el que se obtienen los resultados más naturales», asegura el dermatólogo.

Este tipo de implante, que se realiza bajo anestesia local, consiste en obtener una unidad folicular individual directamente del cuero cabelludo. El experto obtendrá cabellos sanos de la zona de la nuca con micropunchs (instrumentos cilíndricos para extraer una unidad folicular), para posteriormente reimplantarlos en la zona con baja densidad capilar. »El paciente regresa a su casa en el mismo día por su propio pie y puede reincorporarse a sus rutinas en 4-5 días, pudiendo hacer deporte a las 2 semanas», concluye el director de IDEI.

Porque tú eres lo más importante… Estetic.es

Razones por las que tienes el cuero cabelludo irritado

Tener el cuero cabelludo irritado o sensible es un problema que afecta a más del 50 % de la población y se da tanto en hombres como en mujeres. Saber reconocer sus síntomas y entender qué causas han podido provocarlo es fundamental para llevar a cabo un buen protocolo de actuación y recomendar el tratamiento más adecuado para cada caso.

¿En qué consiste el cuero cabelludo irritado?

Cuando hablamos de cuero cabelludo nos referimos a la piel que cubre la cabeza, una zona llena de glándulas sebáceas y de folículos pilosos.
El cuero cabelludo debe gozar de una buena circulación sanguínea para aportar los nutrientes necesarios al folículo piloso y conseguir que el cabello crezca de forma correcta, sana y no se caiga. Si hay algún problema que impida que las glándulas sebáceas reciban su lubricación natural, esto se verá reflejado en la salud del cuero cabelludo.
Un cuero cabelludo sensible o irritado puede ser el origen de otros problemas como dermatitis, exceso de caspa, grasa o seborrea. Esta es una zona que se altera con facilidad ya que está continuamente sometida a agresiones externas como productos químicos, secadores, planchas, etc. También hay personas con una sensibilidad muy agudizada en esta zona, por lo que deberán tener unos mayores cuidados y centrarse sobre todo en la prevención.
Si la irritación es grave, puede llegar a taponar la piel de los folículos pilosos provocando una acumulación de grasa y generando un problema de seborrea.
En ocasiones, la piel de la zona se irrita y muestra un aspecto enrojecido acompañado de picor y esto puede deberse a diferentes motivos. Vamos a analizar qué causas pueden producir esta irritación y enumerar una serie de síntomas que te pueden ayudar a distinguir si tienes un problema de cuero cabelludo sensible o irritado.

¿Cómo saber si tengo el cuero cabelludo sensible?

Si te identificas con alguno de los siguientes puntos, probablemente tengas el cuero cabelludo irritado:

  • La mayoría de champús o cosméticos capilares provocan irritación en el cuero cabelludo.
  • Han aparecido numerosas placas rojas o costras en el cuero cabelludo.
  • Constantes picores e incluso dolor en el cuero cabelludo. En este caso, hay que evitar rascarse, ya que la piel está sensibilizada en exceso y pueden hacerse heridas que, dado el estado de la piel, podrían incluso infectarse.
  • Sentir sensibilidad o dolor agudo cuando se expone el cuero cabelludo al sol.
  • La sensación de tirantez y deshidratación causa dolor.
  • Tener un exceso de sequedad o de seborrea.
  • Haber sufrido un episodio de pediculosis o piojos. No tiene por qué aparecer siempre tras este problema, pero puede ocurrir. En este caso, se tratará de algo puntual que podemos solucionar de una manera sencilla y rápida acudiendo a un profesional y tratando la zona.

Causas por las que se irrita el cuero cabelludo

Productos para el pelo

Una de las causas más frecuentes de irritación del cuero cabelludo es la utilización de champús muy agresivos, como los champús con sulfatos, o cosméticos capilares como lacas con alcohol, productos con siliconas, tintes, decoloraciones y diferentes productos de coloración que tienen contacto directo con la piel del cuero cabelludo. Como consecuencia de su utilización, la barrera natural de la piel se inflama y se produce la irritación y el dolor en la zona.
Es habitual utilizar a diario productos de fijación como lacas, gominas, ceras, espumas, geles… En ocasiones, además de utilizarlos diariamente y de forma poco recomendable, nos olvidamos de la importancia de retirar adecuadamente estos productos. Las prisas y el ajetreo diarios hacen que muchas personas consideren que un leve cepillado es suficiente para eliminar los residuos que estos productos dejan en el cabello.

Trastornos capilares

Enfermedades capilares como la psoriasis, la dermatitis capilar o la seborrea pueden provocar que la piel del cuero cabelludo se irrite y descame con facilidad. En estos casos, la piel ya presenta un problema capilar, por lo que estará más sensibilizada y notaremos dolor e irritación de forma más frecuente.

Tratamientos agresivos

Hoy en día, tanto los productos como los tratamientos de cosmética capilar intentan eliminar en gran medida los ingredientes químicos agresivos, pero existen aún ciertos tratamientos, como los moldeados o permanentes y alisados, que incluyen formol o amoniaco entre sus componentes principales. La exposición a estos productos pueden llegar a irritar en gran medida el cuero cabelludo, sobre todo en personas con alta sensibilidad cutánea.

Alergias o intolerancias alimentarias

En ocasiones, este problema de sensibilización viene dado por una intolerancia o alergia alimentaria. Este tipo de problema lo asociamos a síntomas y efectos en la digestión, molestias abdominales o estomacales y no somos conscientes del alcance que tienen este tipo de alergias y la capacidad de crear daños en el resto del cuerpo, como en el caso del cuero cabelludo. Irritación, sensibilidad alta, caída de cabello, aparición de costras, picor o caspa son algunos de los efectos que puede tener una intolerancia alimentaria en el cuero cabelludo.
Este problema también puede aparecer en personas que llevan una dieta pobre en algunos nutrientes esenciales como vitaminas, hierro y omega 3.

Cambios hormonales

La menopausia, el embarazo o el ciclo menstrual pueden provocar sensibilidad e irritación en el cuero cabelludo. Durante estos momentos, podemos utilizar algún tratamiento puntual para aliviar la quemazón durante este periodo y evitar que el problema continúe.

Factores climáticos

La exposición a las condiciones climáticas extremas como el frío y el calor hacen que el problema de irritación se agrave durante el verano y la época invernal. La piel del cuero cabelludo es la gran olvidada durante estos periodos y debemos protegerla de la exposición directa a estos factores.

Cloro

El cloro de las piscinas es una de las causas más frecuentes de irritación del cuero cabelludo tras el verano. Las exposiciones prolongadas a la humedad, químicos para el tratamiento de las piscinas y un aumento de la temperatura son situaciones que propician la aparición de este molesto problema.

Síntomas del cuero cabelludo irritado

  • Dolor en el cuero cabelludo: esta es quizá una de las sensaciones más molestas, ya que el dolor es constante, sin necesidad de hacer presión o tocar la cabeza para sentirlo. Llevar peinados muy tirantes está desaconsejado en estos casos, ya que el dolor se hará más evidente aún.
  • Costras de aspecto enrojecido en el cuero cabelludo: la aparición de este tipo de costras es la señal más evidente de que este problema está creciendo. Llegados a este punto, la visita a un profesional se hace obligatoria.
  • Descamación del cuero cabelludo: esta descamación tiene lugar en forma de pequeñas escamas de aspecto blanquecino que se adhieren a la piel del cuero cabelludo.
  • Cuero cabelludo reseco o con caspa: sensación de tirantez o deshidratación y la aparición de caspa son las señales incipientes que nos avisan de un problema de irritación. Puede que aún no hayamos notado otros síntomas como el dolor, el enrojecimiento o el picor, pero esta sensación tirante es uno de los primeros síntomas que debes tener en cuenta.
  • Ardor y hormigueo: la sensación de quemazón y hormigueo en la piel del cuero cabelludo es uno de los síntomas más molestos para las personas que sufren este problema.
  • Prurito: aparición de comezón o picazón constante en la zona.
  • Enrojecimiento de la zona: la piel se presenta enrojecida e irritada.

Tratamiento capilar para el cuero cabelludo irritado

La irritación del cuero cabelludo es un problema que debe tratarse para evitar el riesgo de llegar a un problema mayor como la caída del cabello. Algunos de los tratamientos más efectivos para controlar y prevenir la caída de cabello son:

Bioestimulación capilar

El tratamiento de bioestimulación capilar se realiza con factores de crecimiento que se encargan de reparar los tejidos ayudando a la formación de colágeno y a la estimulación del crecimiento de nuevo cabello. Este tratamiento, en combinación con biofast, es perfecto para prevenir la caída, por lo que cuanto antes se realice los resultados serán mejores.

Bioláser

El láser para la caída del cabello trabaja una tecnología a baja frecuencia y tiene un efecto estimulatorio de la circulación sanguínea y el cuero cabelludo. El mecanismo del bioláser consiste en la absorción de la luz por parte de la células para frenar la caída del cabello.
La regeneración del cabello y la detención de la caída del pelo son los principales motivos para que las personas con problemas de caída opten por esta tecnología.

Choque anticaída

Los tratamientos de choque para la caída solucionan problemas temporales de caída, calvicie, alopecia y alopecia androgenética. Además, regeneran cabellos castigados por los cosméticos capilares y solucionan los problemas con la seborrea. Un completo y detallado estudio previo y la combinación de este tratamiento con otros como la bioestimulación ayudará a optimizar los resultados contra la caída.

Padecer un problema de cuero cabelludo irritado o sensible en exceso puede deberse a diversos factores, no solo relacionados con el efecto de los cosméticos capilares. Si no lo prevenimos o tratamos, el problema puede llegar a convertirse en algo más grave, incluso en un problema severo de caída. Con los consejos de profesionales y los novedosos tratamientos preventivos se pueden conseguir resultados visibles en la recuperación del cabello.

Lo más probable es que alguna vez hayas sentido un dolor muy molesto en el cuero cabelludo cuando llevas todo el día con una coleta o un moño y te dispones a quitártelo. Pero, ¿alguna vez te has preguntado por qué el pelo está tan dolorido? Resulta que lo que duele realmente no es tu cabello.

La doctora Angela Lamb, directora del Westside Mount Sinai Dermatology Faculty Practice, ha contado a The Huffington Post que son las terminaciones nerviosas unidas a cada pelo lo que se ve afectado cuando se lleva varias horas con un recogido.

Cola de caballo (Instagram)

“El cabello es un componente más del sistema nervioso, por lo que cuando uno lo recoge hacia arriba este pone presión sobre las terminaciones nerviosas que están en la raíz del folículo. Es por ello que con el tiempo estos quedan doloridos”, dijo la doctora.

De acuerdo con Jessica Wu, dermatóloga en Los Ángeles, el problema está en que el cabello crece acostumbrado a estar en una posición concreta. “Las terminaciones nerviosas se acostumbran a que el cabello esté en un dirección”, aseguró. Entonces, cuando te quitas el recogido, “las terminaciones nerviosas vuelven a estar estimuladas por lo que tu cuero cabelludo está más sensible”.

“El cabello crece acostumbrado a estar en una posición concreta”

Jessica Wu Dermatóloga

Y aunque parezca un dolor inofensivo a la larga puede conllevar más de un problema. Si nos recogemos el cabello continuamente, como explicó Lamb, puede “provocar algo que llamamos alopecia de tracción, una pérdida de cabello producido por la tensión de este, o hacer que el cabello sea más delgado”.

Además, si uno se hace siempre el mismo recogido “puede causar roturas”. “El cabello está muerto, solo está hecho de queratina, pero si le ponemos demasiado presión y tensión se debilita”, alerta Lamb. La clave está en ir variando los estilos de recogidos, ya sea coletas, trenzas o moños y asegurarnos de que no tiren muy fuerte del cuero cabelludo.

Dolor en el cuero cabelludo: Principales causas y qué hacer

El dolor en el cuero cabelludo puede ser provocado por diversos factores como infecciones, infestaciones, problemas de piel, dolor de cabeza, caída del cabello, causando que el cuero cabelludo se vuelva más sensible y dolorido.

Además de esto, apretarse mucho el cabello con colas, realizarse trenzas o hacerse peinados que jalen mucho el cuero cabelludo; el uso de cascos durante mucho tiempo o de champús agresivos, también pueden causar dolor y molestias en la parte superior de la cabeza.

Generalmente, el tratamiento para este problema es muy simple y depende de cuál sea la causa, por este motivo lo ideal es acudir al dermatólogo para que realice una evaluación e indique el tratamiento más adecuado. Las principales causas de generar dolor en el cuero cabelludo son:

1. Dermatitis

La dermatitis es una reacción alérgica de la piel que genera síntomas como enrojecimiento, comezón y descamación de la piel, pudiendo acompañarse por la aparición de caspa y de ampollas. Esta enfermedad puede ocurrir debido al contacto con cosas comunes como metales, jabones, cosméticos, champús, procedimientos estéticos, contaminación e inclusive el agua. Vea más sobre la dermatitis.

Qué hacer: El tratamiento depende del tipo de dermatitis y de las causas que la originan. La dermatitis más frecuente en el cuero cabelludo es la dermatitis seborreica, que generalmente es tratada con el uso de champús que tengan en su constitución ketoconazol, ácido salicílico o piritionato de zinc, los cuales pueden adquirirse en las farmacias. En casos más graves puede ser necesario recurrir a corticoides de uso tópico.

2. Infecciones

Infecciones como la foliculitis y el carbúnculo puede afectar los folículos del cabello y causar sensibilidad en el cuero cabelludo, haciendo que quede dolorido, sensible y caliente al tacto, siendo más frecuente en personas con diabetes, con enfermedades de la piel como eczema o que tengan el sistema inmune más débil.

El carbúnculo es causado normalmente por la proliferación de la bacteria Staphylococcus aureus y la foliculitis es causada generalmente por vellos enterrados, pero también puede ocurrir debido a una infección por bacterias o por hongos. En los casos más graves, la foliculitis en el cuero cabelludo puede provocar una caída del cabello acentuada.

Qué hacer: Normalmente se trata con el uso de champús antimicóticos como el Ketoconazol, o con el uso de antibióticos como Eritromicina o Clindamicina, ayudando a solucionar el problema. Sin embargo, algunos casos pueden ser difíciles de curar, siendo necesario mantener un tratamiento específico durante varios meses. Además de esto, también se debe evitar reventar los forúnculos y carbúnculos, debido a que existe riesgo de que se infecten y que se extiendan a otras partes del cuerpo.

3. Pediculosis

La pediculosis consiste en una infestación de piojos, que afecta normalmente a los niños en la etapa escolar, siendo muy contagioso. Los piojos se alimentan de la sangre y aunque sólo viven un promedio de 30 días, se multiplican muy rápido, ya que cada piojo de género femenino pone entre 7 a 10 liendres por día, provocando síntomas como comezón intensa en el cuero cabelludo, pequeñas heridas en la cabeza y dejando dolorido el cuero cabelludo.

Qué hacer: El tratamiento de la pediculosis consiste en el uso de un champú o de una loción que matan los piojos, además del uso de un peine fino que ayuda a eliminarlos. Además de esto, también se puede utilizar un repelente para prevenir una nueva infestación. Vea más sobre las opciones de tratamiento.

4. Dolor de cabeza

En algunos casos, el dolor de cabeza también puede provocar dolor en el cuero cabelludo, sobretodo cuando es causado por estrés, depresión o ansiedad, pudiendo causar también tensión muscular.

Qué hacer: Para aliviar el dolor de cabeza, se pueden tomar analgésicos y antiinflamatorios como el Paracetamol e Ibuprofeno. También existen algunas técnicas que no necesitan del uso de medicamentos como tomar un baño tibio y relajante. Vea algunas técnicas para aliviar el dolor de cabeza.

5. Arteritis temporal

La arteritis es una enfermedad que causa inflamación crónica de la capa interna de las arterias de la circulación sanguínea. Suele afectar con más frecuencia las arterias de la cabeza, especialmente las de la sien, por lo que lo llaman arteritis temporal, provocando síntomas como dolor de cabeza pulsátil, fiebre, anemia, cansancio, malestar general y dolor en el cuero cabelludo. Este tipo de dolor es más común en personas mayores, pudiendo causar complicaciones graves a nivel sistémico y oftalmológico.

Qué hacer: El tratamiento consiste en aliviar los síntomas y prevenir la pérdida de visión, con el uso de corticosteroides como la Prednisona, por ejemplo. Además de esto, también puede recomendar analgésicos y antipiréticos como el Paracetamol y la Dipirona para aliviar la fiebre, el cansancio y el malestar general.

6. Caída del cabello

Regiones del cuero cabelludo donde la caída del cabello es más intensa, generalmente es más sensible, pudiendo hacer que estas regiones se sientan doloridas. Vea qué puede causar caída del cabello.

Qué hacer: Para prevenir la caída de cabello se debe hacer una alimentación equilibrada, rica en proteínas, vitaminas y zinc o ingerir suplementos alimentarios también ricos en estos nutrientes.

Los champús para frenar la caída del cabello como Kerium anti-caída de La Roche Posay o Neogenic de Vichy y lociones como Minoxidil al 5% o Neogenic en ampollas Vichy estimulan el nacimiento del cabello y ayudan a frenar la caída. En casos más graves, puede que el dermatólogo indique la ingesta de medicamentos como la finasterida.

Cuando hablamos de dolencias en la parte superior del cuerpo se piensa principalmente en padecer dolores de cabeza o malestares en la cervical o de higiene dental; sin embargo, existe un tipo de dolor que se presenta justo en la raíz del nacimiento del cabello. Ante tales molestias te preguntas por qué duele el cuero cabelludo y encontrar las mejores soluciones a ese problema es la mejor vía de escape hacia el bienestar.

El dolor en el cuero cabelludo se define como el malestar que siente el paciente en la zona fértil del cabello de la cabeza. Esta dolencia puede aparecer por sectores, empezando desde la frente, en el inicio de la capa de cabello, hasta llegar a la zona alta de la nuca; aunque lo más probable es que se sienta en toda la cabeza.

Ahora, estos malestares en la raíz del cabello pueden ser solo un síntoma que acompañe a una cefalea o cuadro de migraña común, que estaría haciendo las veces de detonante de este dolor que definimos como dolencias independientes, y que puede aparecer en hombres y mujeres, siendo estas últimas más propensas de padecerlo.

¿Por qué duele el cuero cabelludo? Causas

Entre las causas más comunes podemos mencionarte:

Ciertos peinados

Esta causa es más probable entre las mujeres y hombres de cabello largo. El mantener el cabello recogido por muchas horas, o con un peinado que genere presión desde la raíz, será causa de peso para que te preguntes por qué duele el cuero cabelludo.

Champús de fórmula fuerte

Muchas veces el champú contiene químicos que son especiales para tratar algún mal capilar, como la caída del cabello, la caspa o la falta de brillo. Estos elementos químicos deterioran el cuero cabelludo, causando no solo dolor sino maltratos más allá de las soluciones que prometen.

Caída del cabello

Al presentarse la caída del cabello, sea o no por un champú de fórmula especial, el cuero cabelludo te dolerá, sin lugar a dudas. Ahora, no ocurre cuando la caída es natural, como en los hombres, pero sí en casos especiales como la caída por quimioterapia.

Infecciones por hongos

Este tipo de microorganismos deterioran tu cuero cabelludo y producen además pérdida de cabello. Generalmente ocurre debido a una bacteria llamada tiña, que se contagia al compartir peines o implementos de peluquería.

Uso de prendas apretadas

Si eres motociclista sabes la importancia de mantener en todo momento el casco de seguridad; ahora, este uso constante aplasta el cabello y produce dolor en el cuero capilar cuando se deja de usar. Lo mismo ocurre con el uso de gorras, sombreros y pañuelos.

Síntomas y consecuencias de padecer dolor en el cuero cabelludo

Tener dolor en la base capilar no solo es molesto en tanto duele, sino que además afecta otras actividades diarias:

  • Provoca dolor de cabeza: Es una especie de efecto boomerang: el dolor es producto de un dolor de cabeza y a su vez puede desencadenar que esa cefalea se prolongue. Si deseas aliviar el dolor de cabeza puedes leer las mejores soluciones a este dolor.
  • Limitación de las actividades de rutina en el hogar y el trabajo, principalmente por causa del dolor de cabeza.
  • Imposibilidad cuando quieres peinarte, sobro todo si eres mujer u hombre de cabello largo, pues el peine provoca que se jale el cabello y por ende dolerá la raíz.
  • Sensibilidad al ruido y a la luz, lo que puede aparecer en compañía de dolor en los ojos.

Tratamientos naturales para el cuero cabelludo

Como la naturaleza ofrece infinidad de beneficios, es imposible recomendarlos todos. Sin embargo, te presentamos una lista de los más eficaces remedios que brinda la madre naturaleza para calmar tu dolor capilar.

Cambia de champú

Es una de las primeras cosas que debes hacer si has cambiado recientemente champú y cremas para el cabello. Revisa si el producto que usas es especial para tratar problemas específicos; además si contienen elementos como el lauril sulfato de amonio o el lauril sulfato de sodio (usados para crear espuma y reforzar la limpieza) mejor evítalos y empieza a usar champús naturales, con base en aguacate y esencias florales.

Alimentos con queratina

Si incluyes a tu dieta algunos alimentos altos en niveles de queratina sin duda tu cabello te lo agradecerá. En este orden de ideas puedes incluir:

  • Huevos.
  • Frijoles secos.
  • El repollo o col.
  • La soja.
  • Nueces y almendras.

Alimentos con colágeno

Estos alimentos son igualmente recomendables para la salud capilar y la salud de uñas, pestañas y cejas. Considera incluir en tu despensa:

  • Las gelatinas.
  • Los cereales.
  • Las mermeladas de frutas.
  • Las frutas y verduras de color rojo, como las fresas, cerezas, manzanas y remolacha.

Masajes

Si pruebas con masajes en el cuero cabelludo puedes hallar alivio a tus dolores. Intenta reforzar su efecto con esencias naturales, de lavanda por ejemplo. Puedes usar también la sábila, extraes su cristal, dejas reposar en un recipiente y aplicas el líquido baboso que libera.

Consejos para aliviar las molestias en el cuero cabelludo

Ahora, más allá de los remedios que te presentamos, sigue estos consejos para mantener saludable no solo tu cuero cabelludo sino también tu cabello, y así te libres de una vez por todas del malestar generado ante por qué duele el cuero cabelludo.

  • Evita el uso prolongado de gorras y sombreros. Lo más recomendado es que al menos cada hora dejes que el cabello esté al aire libre. Muévelo, péinalo para que se libere la presión capilar.
  • Evita que el cabello esté en contacto directo con el sol por mucho tiempo. A veces un día de playa también puede desencadenar el dolor en el cuero cabelludo. No olvides usar sombrero para proteger tu cabello, y recuerda darle libertad cada hora.

  • Evita el uso de sustancias aceitosas, pues en vez de fortalecer la base de tu cuero cabelludo lo debilitan.
  • Mantén siempre tu cabello limpio, libre de impurezas. Puedes lavarlo cada dos días para mantenerlo en buen estado y limpio. Ahora, si eres de quienes prefieren hacerlo cada día, el uso de champús de origen naturales ideal para no provocar maltratos en el cabello o el cuero cabelludo por los químicos.

Quizá te interese leer sobre por qué duelen las sienes, pues puedes hallar soluciones al dolor de cabeza en caso de que se presente con estos molestos dolores en la base del cabello.

Los problemas más comunes del cuero cabelludo

Casi todas las personas, en especial las mujeres, se preocupan por lucir una cabellera brillante y sana, como las de una imagen de revista. De ahí que en el mercado exista una innumerable cantidad de productos entre cremas, gotas, aceites y otros tratamientos, creados de forma especial para tal fin.

Sin embargo, no todos le prestan la suficiente atención a una parte que es esencial: el cuero cabelludo. Este, como cualquier parte del cuerpo humano, es propenso a padecer algunas enfermedades, que si no se atienden a tiempo y de la forma adecuada pueden complicarse mucho.

Por ello, hoy abordaremos algunos de los problemas más comunes, de manera que puedas identificarlos.

Foto

La caspa
Es una condición marcada por escamas blancas y amarillas que se forman en el cuero cabelludo. A menudo, estas se caen al tocar el cabello, dejando manchas visibles a lo largo de los hombros, muy notables sobre todo en ropa oscura.

Dermatitis seborreica
WebMD aclara que la caspa es una forma leve de dermatitis seborreica. Sin embargo, puede haber casos severos en los que se vea un enrojecimiento del cuero cabelludo y una gran cantidad de aceite. De acuerdo con la Academia Estadounidense de Dermatología, es común en personas con piel o cabello graso, acné o psoriasis.

Eczema
Es un sarpullido de color rojo a marrón, que produce comezón y se ve como pequeñas protuberancias elevadas cuando se observa de cerca.

Psoriasis
Esta condición de la piel puede aparecer en cualquier lugar, pero a menudo ocurre en el cuero cabelludo. Se produce cuando el cuerpo no puede eliminar las células de la piel a un ritmo normal, lo que provoca una acumulación de células que forma parches rojos con escamas gruesas y con costra que pueden hacer sentir comezón o dolor.

Tiña
Es una infección que deja erupciones redondas, escamosas y rojas, sí como zonas calvas de aspecto escamoso que producen picazón.

Impétigo
Es descrita por Skinstore como una infección de la piel marcada por llagas rojas que estallan y luego forman una costra naranja o amarilla. La condición casua escozor y suele ser muy contagiosa.

Foliculitis
Se llama así a la inflamación o infección del folículo piloso (el saco que contiene la raíz del cabello), causando bultos que pueden tener apariencia de puntos blancos o una gran ampolla roja. Por lo general, es producida por bacterias que se introducen en los folículos capilares debido a una infección cercana.

Consejos prácticos
Para mantener tu cuero cabelludo, el sitio Prevention recomienda que hagas lo siguiente:

1. Cepíllate el cabello todos los días. Antes de la ducha, te permite eliminar las células muertas de la piel que pueden obstruir los folículos, también estimula la circulación y lleva el exceso de grasa a los extremos del cabello para hidratarlo. Lo mejor es usar un cepillo de cerdas naturales.

Imagen

2. Lávate el cabello con un champú suave cada dos o tres días. Si lo haces más a menudo eliminarás los aceites naturales del cuero cabelludo que acondicionan el folículo piloso. Si eres propenso a las raíces grasosas, los profesionales dicen que una limpieza diaria está bien, siempre y cuando uses una fórmula suave y sin sulfatos.

3. Aplica aceites esenciales en tu cuero cabelludo. Para maximizar el crecimiento saludable del cabello, recomiendan el aceite esencial de romero que estimula la circulación, mientras que los aceites esenciales antisépticos de lavanda y té de árbol ayudan a combatir la caspa fúngica.
Simplemente agrega unas gotas del aceite esencial y masajea tu cuero cabelludo antes de acostarte durante un par de minutos y duérmete. Lava bien tu cabello en la ducha matutina.

5. Usa un champú clarificador mensualmente.
Los productos de peinado que endurecen el cabello, como sprays y gel, pueden crear un recubrimiento en el cuero cabelludo que los champús no pueden atravesar a diario. Por ello, una vez al mes, usa un champú clarificante que contenga ácido cítrico, que elimina cualquier residuo que quede en el cabello y el cuero cabelludo.
Puedes comprar uno especial o bien agregar una o dos cucharadas de vinagre de sidra de manzana a tu champú común. Déjalo reposar sobre el cuero cabelludo durante tres minutos antes de enjuagarlo, luego lávalo y acondiciónalo como de costumbre.

4. Usa un champú clarificador mensualmente.
Los productos de peinado que endurecen el cabello, como sprays y gel, pueden crear un recubrimiento en el cuero cabelludo que los champús no pueden atravesar a diario. Por ello, una vez al mes, usa un champú clarificante que contenga ácido cítrico, que elimina cualquier residuo que quede en el cabello y el cuero cabelludo.
Puedes comprar uno especial o bien agregar una o dos cucharadas de vinagre de sidra de manzana a tu champú común. Déjalo reposar sobre el cuero cabelludo durante tres minutos antes de enjuagarlo, luego lávalo y acondiciónalo como de costumbre.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *