0

Dolores premenstruales embarazo

Tabla de contenidos

Saba® te informa.

Seguramente alguna vez has sentido que todo en tu vida/cuerpo está mal, al día siguiente te baja y TODO tiene sentido. Cólicos y cambios de humor son los síntomas que todas conocemos pero hay pequeñas cosas que también te pueden decir que tu periodo se aproxima, aquí te decimos a qué debes de prestar atención:

Todo lo que puedas comer

No puedes creer el hambre que tienes, en un día puedes comer hasta 4 veces y seguir teniendo hambre después de 15 minutos. Esto es porque unos días antes de que llegue nuestro periodo el cuerpo necesita un poco más de calorías.

Ouch

Durante 2 días tu vientre decide darte dolores horribles que solo se calman con un té o una compresa caliente. Son los cólicos anunciando la llegada de tu periodo.

La gente se vuelve insoportable

TODOS, tus amigos, tu familia, la mujer que se formó adelante de ti o cualquier persona te puede parecer molesta por cualquier mínimo detalle.

Todo es súper triste

La canción que no escuchabas desde que tenías 5 años te hace llorar, un comercial aburrido y cualquier video de perritos trae a tu vida media hora de llanto.

Te cansas mucho

Subir las escaleras de tu casa se siente como escalar el Everest, no te preocupes, también es un anuncio de que tu periodo está por llegar.

¿Estás son mis bubis?

Tus senos se vuelven irreconocibles, se hinchan un poco y duelen. Se ven increíble pero la verdad es que tal vez no valga la pena por el dolor que sentimos.

Toda tu ropa se siente incómoda

Te sientes de malas con todo lo que te pruebas, se siente apretado y odias todo tu clóset. No te preocupes, es seguramente por nuestros cambios de humor y la hinchazón de nuestro cuerpo.

Barritos y barrotes

¿Enserio? De la nada aparecen 3 granos en nuestra cara en un día súper importante, también es un anuncio de que viene tu menstruación.

Súper distraída

Se nos olvida cómo sumar, lo que teníamos que hacer y hasta nuestro nombre. Los cambios hormonales crean una nube en nuestro cerebro que hace que todo se vea más difícil de lo que es.

28 de agosto de 2016 11:59 am

Por: INDICEPR.COM |

Dolores en el cuerpo, cambios de humor y problemas estomacales son parte normal del periodo menstrual (¡gracias, hormonas!). Sim embargo, hay otros síntomas que pueden indicar algo más serio.

El portal Women’s Health compartió cinco signos alarmantes, si los tienes acude a tu ginecólogo lo antes posible:

#1. Sangras demasiado

Cambiarte el tampón o la toalla sanitaria cada 60 minutos durante más de un día es una visita segura al médico. La preocupación no es necesariamente anomalías uterinas (aunque los fibromas y pólipos podrían estar en juego). El problema más grande es la pérdida de sangre, según la doctora Mary Jane Minkin, ginecóloga y profesora de la Escuela de Mecidina de la Universidad de Yale. Este síntoma puede resultar en fatiga, mareos y desmayos.

#2. Los analgésicos no calman tus dolores menstruales

De acuerdo a Minkin, la causa más común de los calambres menstruales es la prostaglandina química, y los fármacos antiinflamatorios no esteroideos, como el ibuprofeno, bloquean su producción. Si estas pastillas no alivian el dolor, puedes estar sufriendo de endometriosis.

#3. Tienes fiebre

Si te viene la regla acompañada de fiebre, llama a tu doctor, ya que podría ser una enfermedad inflamatoria pélvica. «Se asocia con fiebre baja y dolor pélvico significativo», indica la doctora.

#4. Sangras entre periodos

Es común tener un sangrado entre periodos si tomas píldoras anticonceptivas, pero si no las tomas, debes decirle a tu ginecólogo. Minkin explica que esto podría ser causado por un pólipo o crecimiento excesivo del revestimiento del útero.

#5. Tu regla se va de vacaciones

Debes hacerte un chequeo hormonal si tu menstruación brinca ciclos constantemente, a menos que estés embarazada o tengas el estrés por las nubes, señala Minkin. Verifica si tienes síntomas como escapes de leche de tus senos (signo de exceso de la hormona prolactina siendo liberada de la glándula pituitaria) o cambios en el crecimiento de tu cabello (que puede estar relacionado con el síndrome de ovario poliquístico).

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

TAGS: Ginecólogo Menstruación Sangre Vagina

Por qué a veces se siente dolor menstrual en el embarazo

Acabas de saber que estás embarazada y empiezas a tener dolor menstrual, lo que hace que salten todas tus alarmas. ¿Ha sido todo una falsa alarma? Es la primera pregunta que te haces mientras acudes una y mil veces al cuarto de baño para comprobar si finalmente te ha bajado el periodo.

Durante las primeras semanas del embarazo un dolor similar al menstrual es un síntoma más como las náuseas o la fatiga. El dolor durante el periodo se debe a cambios hormonales y en el embarazo también se produce una explosión hormonal que puede hacer que se presenten dolores similares, lo que hace que sea completamente normal que se produzcan.

Lo normal es que esos dolores no sean muy intensos, sin embargo, si se hace difícil soportarlos. Antes de medicarte, intenta aliviarlos con paseos suaves, buena hidratación y baños templados. Si fuera imprescindible, consulta con su médico qué analgésico puedes tomar.

Aunque estos dolores no deben alarmante, sí hay que prestar atención en caso de venir acompañados por otros síntomas como sangrado, fiebre, escalofríos, secreción vaginal inusual, mareos, vómitos o dolor al orinar. Si sucediera cualquiera de estos otros síntomas, no dudes en acudir al tu médico para determinar cuáles son la causas y descartar cualquier tipo de problema.

Otros dolores abdominales

Además de durante el primer trimestre, se pueden tener dolor abdominal en otros momentos del embarazo. Lo habitual es que se deba a problemas intestinales como gases o estreñimiento, para lo que una buena alimentación, hidratación y deporte suave serán tus mejores aliados.

También puede deberse al estiramiento de los ligamentos y a los cambios físicos lo que harás que notes punzadas en la zona del perineo. Y por supuesto, las contracciones de preparación, que son las que se producen durante el último trimestre y que aprenderás a identificar al notar que tu abdomen se contrae de forma involuntaria provocando un ligero dolor.

¿Cómo diferenciar los síntomas de embarazo del síndrome premenstrual?

4.8 / 5 ( 5 votos )

Saber identificar y diferenciar si estamos embarazadas o se trata de los típicos síndromes menstruales a menudo no es tarea fácil

Incluso llegamos a sugestionarnos, aunque yo sé que esto que voy a decir te lo habrán dicho ya tus amigas, pero ahí va “cuanto más te preocupes peor” tanto si tu objetivo es quedarte embaraza como si no, el estado de ánimo es muy importante.

El síndrome premenstrual o PMS y los síntomas del embarazo son muy parecidos.

Generalmente el primer síntoma de embarazo es la ausencia o falta de menstruación, pero no siempre es así.

De hecho no es nada fiable ya que podemos experimentar retrasos en la menstruación por diferentes causas sin estar embarazadas.

Del mismo modo que podemos tener algún sangrado ocasional al inicio del embarazo y que se trate del sangrado de implantación.

Cómo identificar los signos de la implantación y el inicio del embarazo

¿Estás manchando?

Las manchas de sangre suelen ser un signo de la implantación del espermatozoide en el óvulo, siempre y cuando no coincida con la fecha del inicio de tu periodo habitual.

Hay muchos casos en los que si estás embarazada empiezas a manchar como en el inicio de la regla, pero no llega a ser como un periodo normal.

¿Tienes cólicos? Podría ser también un síntoma de embarazo.

Obsérvate en estos días, pero ten en cuenta que no coincida con la fecha de inicio de tu menstruación ya que también es muy común de Sindrome Pre Menstrual.

El dolor a causa de la implantación se asemeja a los cólicos menstruales.

¿Sientes mareos o nauseas? Podrías sentirte aturdida o con mareas en ciertas ocasiones si estás embarazada, esto es debido a los cambios hormonales principalmente.

Las nauseas mañaneras son unos los clásicos del embarazo, generalmente van acompañado de vómitos y suelen comenzar a las 2 semanas de embarazo.

Tranquila, con suerte pronto desaparecerán, lo normal es que duren apenas 2 máximo 3 meses, aunque hay mujeres que las mantienen durante todo el embarazo.

Si esto fuera así acude cuanto antes a tu medico.

¿Comes más de la cuenta y tienes más hambre? Si te está pasando desde hace 1 o 2 días y esto no cesa, amiga, podría ser que estás embarazada.

¿De repente hay comidas u olores que no aguantas? Observa si hay alimentos u olores que te producen repulsión u asco, este sería otro de los síntomas del embarazo.

¿Te cuesta respirar? Suele ser uno de los síntomas que aparecen tanto al principio como al final del embarazo.

Podrías llegar a quedarte casi sin respiración en determinadas ocasiones, si esto ocurre, no esperes ve al médico.

¿La boca te sabe a metal? No es lo más normal que esto ocurra, pero si es cierto que ciertas mujeres han experimentado un sabor como a metal al inicio del embarazo.

Vale hasta aquí ya tenemos identificados los síntomas del principio del embarazo, pero cómo sé cuáles son los síntomas del síndrome premenstrual.

Síntomas del síndrome premenstrual (SPM)

Dolores de espalda o riñones. Si estuvieras embarazada no empezarías a experimentar estos dolores hasta que el embarazo no estuviera más avanzado.

Así que lo más probable es que si tienes estos síntomas se trate del SPM.

¿Cómo sientes tu estado de ánimo? Si te sientes como un poco triste o tal vez incluso depresiva, este podría ser un signo de la implantación no ha experimentado la implantación.

¿Tienes el vientre o abdomen inflamado? Es habitual en ambos casos, pero suele relacionarse más con el síndrome premenstrual que con el inicio de un embarazo.

¿Tu regla está próxima? Mira cuando fue la última vez que te pusiste y calcula si ya te toca, si es así y tienes todos estos síntomas es evidente que lo más probable es que no estés embarazada.

Cómo reconocer si son síntomas de embarazo o síndrome premenstrual

En ocasiones, nuestros ciclos hormonales se confunden. Por ejemplo, cuando tienes síntomas premenstruales y los confundes con los del embarazo. Esto suele suceder muy a menudo, sin embargo debes aprender a diferenciarlos para evitar cualquier contratiempo. Reconoce si son síntomas de embarazo o síndrome premenstrual. Bueno la diferencia radica en…

Sensibilidad en los pechos

Durante tu periodo las hormonas invaden todo tu sistema. En consecuencia, puedes padecer hipersensibilidad en los senos. Con un roce mínimo sientes que vas a morir. Así mismo, tus senos se hinchan y se sienten más calientes de lo normal. Sin embargo, estos síntomas desapareen al segundo o tercer día de tu periodo. En cambio, cuando estás embarazada los pechos aumentan de tamaño y comienzan a expulsar calostro.

¿Son síntomas los sangrados leves?

Recuerda que cuando un óvulo es fecundado se presenta un sangrado leve. Sin embargo, este sangrado es ligero y se presenta en una sola ocasión. Por el contrario, durante los primeros días de la menstruación se presenta un sangrado leve pero continuo. Obviamente este se modifica durante la semana de forma gradual.

Mareos matutinos

Otro de los cambios que experimentas durante la menstruación son los mareos leves acompañados de cólicos. Estos se producen debido a la gran presencia de hormonas. Además, recuerda que has perdido sangre de manera constante durante varios días. Sin embargo, estos síntomas aminoran con los días mientras que durante el embarazo estos permanecen por lo menos durante los dos primeros meses.

Temperatura elevada y sueño

Tanto la temperatura elevada y el sueño constante son dos síntomas que a menudo se relacionan con el embarazo. También se presentan antes del periodo o durante los primeros días. Sin embargo, si estos síntomas persisten durante tu periodo, debes acudir con tu ginecólogo.

La única forma de saberlo es acudir con tu doctor

Tal como vez hay muchos síntomas del embarazo que se parecen a los del síndrome premenstrual. Por tanto, la mejor opción es acudir con tu ginecólogo o hacerte una prueba de embarazo casera.

¿Cómo saber si estás embarazada?

Si todavía no has hecho un test de embarazo aquí tienes una lista de los síntomas más comunes experimentados por las mujeres en los primeros días de embarazo…¡hasta que no lo compruebes con un test de embarazo!

Los primeros síntomas pueden ser diferentes por cada mujer y en cada embarazo. Cabe destacar que el síntoma principal es la ausencia de menstruación. Y precisamente este representa el síntoma verdadero y fiable, siendo por supuesto común a todas las embarazadas. Todos los otros pueden ser subjetivos, así que puedes que tengas algunos o no.

Prestar atención a los síntomas de embarazo tiene su importancia porque algunos de ellos pueden estar relacionados con causas y trastornos diferentes a las del el embarazo que requieren una consulta con un médico.

Hay mujeres que tienen los síntomas clásicos en la primera semana de concepción. Otras pueden sentirlos algunas semanas más tarde o no tenerlos en absoluto.

En esta página podrás leer la descripción de los síntomas más comunes, los primeros de la lista presentados cronológicamente según el orden de aparición. Si estas buscando un bebé y has tenido relaciones sexuales sin protección, en caso que experimentes uno de estos síntomas y principalmente si tienes retraso en la menstruación, sería oportuno y recomendable hacer un test de embarazo.

Unos de los síntomas más frecuentes y entre los primeros son seguramente el sangrado de implantación y el retraso/ausencia de la regla. Todos los otros pueden ser percibidos en diferente momento del embarazo, sin un orden establecido.

1. Sangrado de implantación

El sangrado (spotting) por implantación es generalmente unos de los primeros síntomas de embarazo. A los 5-8 días tras de la concepción, el óvulo fecundado se “implanta” en la pared del útero. La implantación del embrión puede producir unas pequeñas pérdidas de sangre que pueden estar asociadas con dolores parecidos a los padecidos por la menstruación. De todas formas no todas las embarazadas observan este sangrado. Además destacar que el spotting puede ser producido por otras causas diferentes a las del embarazo. Por ejemplo pequeñas pérdidas pueden tener lugar entre un ciclo menstrual y el otro como anticipación de la menstruación, o pueden ser producidas por algún capilar que se haya roto o ligeras abrasiones, o también debido a la presencia de infección. En caso de sangrado no asociado a un embarazo y si no se conocen las causas es aconsejable consultarlo con tu médico.

2. Retraso de la menstruación

En caso de un retraso o ausencia de la regla es común pensar “estoy embarazada”. Realmente puede que lo estés pero el embarazo no es el único motivo que conlleva a una alteración del ciclo menstrual.

La menstruación ocurre generalmente unas dos semanas después de la ovulación en el caso en que el óvulo no haya sido fecundado. Entonces si la ovulación ocurre con retraso esto determinará como consecuencia un retraso en la menstruación. Por eso es oportuno prestar atención a los síntomas de la ovulación y entonces predecir los días de la menstruación y en caso de retraso hacer un test de embarazo. Además estos mismos síntomas serían útiles para saber los días fértiles para tener relaciones sexuales para lograr la concepción.

¿Puede haber menstruación en el embarazo?

En los primeros días de embarazo es posible observar un sangrado (spotting) debido a la implantación del óvulo fecundado en la pared del útero que podría confundirse con la menstruación. Sin embargo este sangrado no suele ser como regla habitual. En el spotting la sangre del manchado se presenta de un color marrón, menos espeso que la menstruación y dura pocos días. Si notaras un flujo de sangre leve y ligero que dure pocos días podría tratarse de uno síntoma de embarazo.

¿Otros factores que pueden causar retraso o ausencia de la regla?

Si la ovulación ocurre con retraso entonces también se determinará un retraso en la menstruación así como la ausencia de ovulación conlleva a la ausencia de la regla. Factores como el estrés, un desequilibrio hormonal, una rápida y fuerte pérdida de peso o incluso un cambio de forma de vida podrían influir en la llegada de la menstruación.

También podrías tener un retraso en la regla si has dejado de tomar la píldora anticonceptiva debido a que tu cuerpo necesita tiempo para volver a la condición de regulación hormonal antes del uso de la píldora.

3. Cambios en los pechos y en los pezones

El pecho hinchado y agrandado es unos de los primeros síntomas de embarazo. En mi caso por ejemplo el cambio en los pechos ha sido el indicador del embarazo todavía, incluso antes del retraso en la regla.

En correspondencia de la ovulación es habitual tener la sensación de hinchazón en los pechos por efecto de la progesterona producida por el cuerpo lúteo tras la expulsión del ovulo. En el caso de embarazo, después que se haya producido la implantación del embrión en el útero la producción de progesterona aumenta , entonces es posible sentir una sensación de hinchazón en los pechos a partir de 1-2 semanas de la concepción.

Sin embargo es posible tener los pechos hinchados sin estar embarazada por efecto de la píldora anticonceptiva, trastornos hormonales o en el síndrome premenstrual.

También la aureola de los pezones cambia volviéndose más oscura. Durante el embarazo, en la piel de la aureola pueden formarse pequeñas protuberancias nombradas “tubérculos de Montgomery” sobre todo a partir del segundo trimestre.

4. Náuseas matutinas y hiperémesis

Sin duda alguna las náuseas y mareos son unas de las molestias más habituales en las primeras fases del embarazo. Muchas mujeres padecen denáuseas sobre todo por la mañana. Las náuseas suelen venir acompañadas de vómitos que podrían tener una evolución severa y producir hiperémesis gravídica (es decir un exceso de vómitos) que en los casos más graves puede causar deshidratación y deficiencia nutricional que deberían de tratarse para no afectar la salud del embrión.

Las náuseas aparecen aproximadamente entre 2 y 8 semanas después de la concepción pero desaparecen generalmente en el primer trimestre de embarazo.

Sin embargo hay embarazadas afortunadas que nunca tienen náuseas. Así que si eres una de ellas no te preocupes, si aunque embarazada te encuentras bien y ¡disfruta de ese envidiable bienestar!

5. Cansancio y somnolencia

Cansancio y somnolencia son síntomas comunes que aparecen al inicio del embarazo. Así que si tienes sueños o te encuentras más cansada sin motivo como podría ser por gripe o algunas infecciones es posible que estés embarazada debido a que los cambios hormonales en la primera fase de la gestación podrían causar este cansancio.

6. Más ganas de orinar

Recibimos muchos mensajes de ustedes que sienten una frecuente necesidad de orinar y me preguntan si podría tratarse de embarazo. En mi experiencia personal los paseos al baño han empezado mucho más adelante en la gestación, acentuándose en el tercer trimestre, cuando el bebé estaba creciendo y ejercía presión sobre la vejiga. Pero muchas embarazadas sufren de esta molestia ya desde las primeras 6-8 semanas de gestación.

Destacar que las ganas de orinar pueden deberse también a otros trastornos como por ejemplo por motivo de cistitis es decir una infección del tracto urinario. En este caso la necesidad de orinar viene acompañada de picores y dolor al orinar, es necesario consultar un médico para curarse.

7. Dolores en el vientre

En las primeras semanas de embarazo es posible padecer dolores pélvicos, en forma de suaves calambres uterinos. Si el dolor se hace más intenso es oportuno consultarlo con un médico.

8. Dolor de cabeza

Muchas embarazadas sufren de dolor de cabeza en las primeras semanas de gestación. Si tienes dolor de cabeza y estas buscando un embarazo, o podrías estar embarazada, es muy importante que no tomes medicamentos sin consultar un médico.

9. Antojos o rechazos a algunos alimentos

En muchos casos la gestación cambia las preferencias alimentarias de las embarazadas. Puedes sentir hasta rechazo hacia algunos alimentos que antes disfrutabas, sin embargo volverás a comerlos sin problemas una vez hayas dado a la luz. Además con cierta frecuencia las mujeres embarazadas tienen antojos “curiosos” y anhelan alimentos raros.

Generalmente en el embarazo aumenta la predilección por alimentos salados el que permitiría distinguir los antojos del síndrome pre-menstrual cuando es más habitual buscar y consumir comidas dulces.

10. Resultado positivo en el test de embarazo

Por cierto el test de embarazo es la prueba que confirmará tu embarazo comprobando la validez de los síntomas que estás experimentando. ¿Qué hacer si el test de embarazo da positivo?

Descarga Clue para hacer seguimiento a tus dolores de cabeza

Otras etapas del ciclo reproductivo también pueden afectar el momento que las migrañas aparecen. En el estudio anteriormente mencionado, dos tercios de las personas reportaron una disminución o total desaparición de las migrañas durante el embarazo (6).

Algunas personas también sufren de dolores de cabeza a mitad del ciclo, los cuales podrían estar relacionados con la ovulación. En un estudio, cerca del 16% de las personas experimentó dolores de cabeza principalmente a mitad del ciclo, mientras que la mitad experimentó dolores de cabeza después del ciclo menstrual (7).

Los dolores de cabeza también pueden ser parte del SPM (8).

Tratamiento

Este es solo un pequeño compendio de los medicamentos disponibles para tratar dolores de cabeza y migrañas. También hay otros medicamentos preventivos y terapéuticos disponibles. Consulta con tu proveedor de servicios de salud sobre la mejor opción para ti.

Remedios con respaldo científico para las cefaleas tensionales

AINEs y analgésicos de venta libre: Los AINEs (aintiinflamatorios no esteroideos) son fármacos analgésicos y antiinflamatorios, muchos de los cuales son de venta libre en varios países. El ibuprofeno y el ketoprofeno son más efectivos que el placebo contra las cefaleas tensionales (9). El acetaminofén (paracetamol), que con frecuencia se agrupa con los AINEs, también ha demostrado dar alivio al dolor (9).

Aunque estos medicamentos ayudan, puede que no sean tan efectivos como cree la gente. Un metaanálisis de 3094 personas que sufren de cefaleas tensionales mostró que tomar una dosis de ibuprofeno solo proporcionó alivio a un número pequeño de personas (23 de cada 100), en comparación con los que tomaron un placebo (16 de cada 100) (10).

Acupuntura: La acupuntura puede ser útil para disminuir la frecuencia de las cefaleas tensionales si se realiza cuando comienzan los síntomas (11). Sin embargo, aún se necesita más investigación en este campo. El tratamiento con acupuntura para las migrañas frecuentes puede ofrecer algo de alivio para disminuir la frecuencia de los episodios de migraña (12).

Remedios con respaldo científico para las migrañas

Terapias de alivio del dolor Triptanes (incluido el sumatriptán): Este tipo de medicamento se usa para tratar tanto las migrañas menstruales agudas, como las migrañas que no tienen relación con el ciclo menstrual (4,13). Para que el medicamento funcione de manera óptima, el sumatriptán se debe tomar cuando los niveles de dolor aún son leves. No te aguantes ni intentes hacer un acto heroico sin tomarte el medicamento. Esto hará que la efectividad del medicamento para combatir el dolor disminuya (13). Puede que necesites una fórmula médica para este medicamento, entonces asegúrate de hablar primero con tu proveedor de servicios médicos.

Analgésicos de venta libre como el naproxeno (AINE) y el acetaminofén (paracetamol): Si bien estas terapias ofrecen algo de alivio contra el dolor, ninguna de las dos es completamente confiable para eliminar el dolor producido por la migraña (14,15). Mejor pregúntale a tu médico sobre los triptanes.

Tratamientos preventivos contra las migrañas menstruales

Triptanes: Este medicamento también se puede tomar para prevenir futuras migrañas. Un estudio mostró que usar triptanes por unos días antes del inicio del periodo, ayudó a reducir tanto la intensidad, como la frecuencia de las migrañas menstruales (16).

Técnicas de estabilización hormonal: Tratamientos preventivos usando terapia hormonal pueden ayudar a disminuir la frecuencia de migrañas menstruales fuertes. En un estudio, los investigadores se centraron en cómo dos tratamientos con anticonceptivos hormonales afectaron las migrañas. La mayoría de los participantes (95%) recibieron anticonceptivos orales combinados (la píldora) y, adicionalmente, tomaron estrógenos durante la semana de sangrado por deprivación (“periodo”), para ayudar a hacer que la caída en los niveles de estrógenos fuera menos severa. Los demás participantes (5%) usaron el parche durante su periodo menstrual normal para prevenir la caída en los niveles de hormonas. Entre todos los participantes, 8 de cada 10 reportaron una disminución en sus migrañas menstruales y pudieron reducir a la mitad el uso de analgésicos (17).

Uso continuo de anticonceptivos: Usar una forma continua/sin interrupciones de algún método anticonceptivo, puede ser una buena opción para disminuir los episodios de migrañas o cefaleas menstruales. Las personas que usaron anticonceptivos orales combinados de manera continua, presentaron menos síntomas de dolores de cabeza y fueron más productivas (18). Habla con tu proveedor de servicios médicos acerca del uso continuo de métodos anticonceptivos hormonales, aunque esta puede no ser la mejor terapia para todo el mundo, especialmente para aquellas personas que sufren de migraña con aura—consultar la siguiente sección sobre anticonceptivos hormonales para más información.

Tratamientos naturales y cambios en el estilo de vida para aliviar las migrañas menstruales

Los tratamientos basados en el estilo de vida siempre son complicados de evaluar, ya que son difíciles de controlar y no son tan bien financiados como la medicina farmacéutica.

Magnesio: Hay evidencia de que el magnesio puede aliviar el dolor causado por la migraña (19). En una prueba experimental pequeña, los participantes tomaron suplementos de magnesio tres veces al día, a partir del Día 15 de su ciclo, hasta el inicio de su siguiente periodo (20). Este tratamiento ayudó a disminuir el dolor total de los participantes y también mejoró sus síntomas de SPM (20). En un ensayo de control aleatorio donde los participantes recibieron un placebo o un medicamento con magnesio, vitamina B2 y coenzima Q10, la intensidad de las migrañas fue más baja en los participantes que tomaron el medicamento, aunque el número de días que experimentaron migrañas, no fue estadísticamente diferente al de los participantes que recibieron el placebo (21).

más de 115k calificaciones

más de 115k calificaciones

Cambios recomendados en el estilo de vida para migrañas y cefaleas

No se han estudiado todos los cambios en el estilo de vida, pero estas recomendaciones son un estándar de cómo ayudar a lidiar con los dolores de cabeza. Pruébalos y decide qué te sirve más.

Duerme lo suficiente: Ya que la fatiga y los desórdenes de sueño son desencadenantes de dolores de cabeza y migrañas (1,22-24), asegúrate de ajustar tus horarios de sueño para que puedas relajarte y descansar bien. Si normalmente tienes dolores de cabeza en la mañana después de despertar, puede ser buena idea hacerte revisar para descartar apnea del sueño (1).

Reduce tus niveles de estrés: El estrés, en eventos particulares, sentimientos o periodos de tiempo, está relacionado con la aparición de migrañas y dolores de cabeza (22-25). Por esta razón, las técnicas de manejo del estrés, tales como terapia de relajación, terapia cognitivo-conductual y la biorretroalimentación pueden ayudar (25). Es más fácil decirlo que hacerlo, pero procura dar prioridad a reducir tus niveles de estrés.

Evita los climas extremos: Los cambios de clima, tanto en frío como calor, pueden provocar migrañas y dolores de cabeza (22-24). Consulta el pronóstico del clima y planea con anticipación. Cuídate mucho del calor extremo y la exposición al sol, ya que el cansancio y la deshidratación también pueden causar dolores de cabeza (26).

Busca un lugar oscuro y silencioso: La luz y el sonido pueden agravar los síntomas de migraña para las personas que están experimentando un episodio (1). Algunas personas encuentran alivio al recostarse en lugares oscuros y silenciosos.

La migraña y los anticonceptivos hormonales

¿Tu anticonceptivo te está causando dolores de cabeza? Los efectos colaterales de los anticonceptivos hormonales a veces incluyen dolores de cabeza (4). Un estudio mostró que los anticonceptivos orales afectan las migrañas, con un 24% de los participantes que experimentaron un incremento en la frecuencia de estas (6).

Los dolores de cabeza causados por la caída en los niveles de estrógenos, son un tipo de dolor de cabeza que sufre la gente que toma anticonceptivos orales, durante la semana “sin píldora” o “con píldora de azúcar”. Este tipo de dolor de cabeza usualmente desaparece en un periodo de 3 días, pero regresa durante la semana sin estrógenos del siguiente ciclo (1).

Los anticonceptivos hormonales para las personas con migraña

Se recomienda que las personas que sufren de migraña con aura no usen anticonceptivos hormonales combinados (como la píldora, el anillo o el parche) (27). Las migrañas con aura son un factor de riesgo de sufrir un derrame cerebral (28-30), y tomar anticonceptivos hormonales combinados duplica el riesgo (31,32). La combinación de estos factores de riesgo está asociada a un incremento de 3 veces del riesgo de sufrir de un derrame cerebral, en comparación con las personas con migraña que no usan anticonceptivos hormonales combinados (27).

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CCPEEU) dicen que las personas que sufren de migraña crónica pueden usar algunos métodos anticonceptivos de manera segura:

  • dispositivo intrauterino (DIU) (tanto los dispositivos hormonales como los de cobre son seguros)e

  • l implante

  • la inyección de solo progestina

  • píldoras de progesterona

  • cualquier anticonceptivo de emergencia (27)

La mayoría de las personas que experimentan migrañas sin aura pueden usar anticonceptivos hormonales combinados también, ya que el riesgo de sufrir un derrame cerebral es menor que los beneficios que ofrece la píldora (27); sin embargo, se aconseja a las personas con otros factores de riesgo para derrame, tales como la edad o el cigarrillo, no usar anticonceptivos hormonales combinados (27).

Las personas que sufren de dolores de cabeza que no son migrañas, no tienen restricciones para el uso de anticonceptivos hormonales combinados (27).

Algunas opciones de anticonceptivos pueden ser más seguras que otras, dependiendo de tu edad y otros factores de riesgo (27). Habla con tu proveedor de servicios médicos para determinar cuál es el mejor método anticonceptivo para ti.

¿Sufres de migrañas o dolores de cabeza pero no sabes con certeza si están relacionados con tu ciclo? Comienza a hacer seguimiento. Puedes usar Clue para hacerle seguimiento a tus dolores de cabeza, e incluso añadir etiquetas personalizadas. Haz esto regularmente durante un par de ciclos para que tú y tu proveedor de servicios médicos puedan ver si hay algún patrón.

¿Qué diferencia hay entre los síntomas premenstruales y el embarazo?

El cuerpo de la mujer se altera todos los meses debido a la menstruación y también lo hace al inicio del embarazo. En muchas ocasiones, estos síntomas son difíciles de distinguir entre ellos ya que suelen ser parecidos, pero ¿qué diferencia hay entre los síntomas premenstruales y el embarazo?

Lo primero de todo es preguntarse si existe la posibilidad de estar embarazada. Si estás buscando un bebé o si has tenido algún problema con el método anticonceptivo durante las relaciones sexual previas se puede dudar.

Una vez resuelta esa pregunta, es hora de analizar los síntomas que tienes. Los síntomas premenstruales no afectan a todas las mujeres igual, pero entre los principales están:

  • Los cambios de humor
  • El aumento de peso, debido a la retención de líquidos principalmente
  • Dolor abdominal y náuseas
  • Dolor de cabeza o cefaleas intensas
  • Manchado

Estos son muy parecidos a los síntomas iniciales del embarazo ya que, incluso, se puede sufrir algún pequeño sangrado que se debe principalmente a la implantación del óvulo. Enumeramos también los síntomas del embarazo:

  • Pesadez de estómago, debido a la acidez y a la acumulación de gases
  • Náuseas
  • Dolor abdominal, molestias en el bajo vientre
  • Leve manchado
  • Sensibilidad olfativa y del gusto
  • Sensibilidad en los pechos

Dado lo parecido de los síntomas entonces ¿qué diferencia hay entre los síntomas premenstruales y el embarazo? Lo mejor es observar tu cuerpo y ver qué más síntomas tienes.

Por ejemplo, al inicio del embarazo es común tener una mayor necesidad de dormir o padecer sueño. No solo el dolor de pecho sino notar cierto aumento es síntoma de embarazo. Sentirte hinchada de forma general también es síntoma de estar encinta. El aumento de la temperatura corporal, una mayor frecuencia de los dolores de cabeza. Sin embargo, la ausencia total de menstruación tras haber completado el ciclo suele ser el síntoma más claro. Así llegado este caso, la mejor opción para saberlo es realizarse una prueba de embarazo para confirmar o no el embarazo.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *