0

Duelo ruptura hombres

3. Ellos están mucho más cómodos en pareja

Numerosos estudios a nivel internacional, como los que repasa la Harvard Medical School, indican que la salud de los hombres casados es mucho mejor que la de aquellos que permanecen solteros, o los divorciados. Así que no sería de extrañar que “rota” la relación, ellos se vean abocados a un estado que, en verdad, poco les favorece física y mentalmente, y eso siempre hace que el camino se haga más cuesta arriba y dificultoso.

Es decir, las rupturas también son el principio de una etapa algo más ardua en muchos aspectos, domésticos incluidos, ya que no todos los varones están preparados para ello. Según datos de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada, casi el 70 % de las horas dedicadas al trabajo doméstico no remunerado en España las realizaron mujeres. Aunque la psicóloga Cahue es más positiva al respecto, también añade un matiz. “Hoy en día muchos hombres están bastante acostumbrados a llevar las tareas del hogar prácticamente en la misma proporción que sus parejas. Emocionalmente, sin embargo, nuestros cerebros no han cambiado tanto como la realidad social. En realidad, estar con alguien que te quiere, que te acepta y que te cuida es mucho más cómodo que tener que estar compitiendo por atención con frecuencia”, comenta.

4. La química del cerebro es diferente

De hecho, algunas investigaciones apuntan que en situaciones críticas como una separación, el cerebro masculino llega a generar sustancias químicas no demasiado beneficiosas. Al menos, en el caso de los ratones. Los investigadores Larry J. Young y Brian Alexander vieron en sus estudios con roedores cómo los machos separados de sus parejas producían una gran cantidad de corticosterona, una hormona asociada al estrés, el aislamiento y los altos niveles de ansiedad, que les llevaba a lidiar peor con la nueva situación.

Pero a pesar de todo ello, que nadie se asuste. Primero porque los seres humanos podemos aprender a gestionar las emociones de forma más serena. Y segundo, y lo más importante, es que las rupturas amorosas no han de ser un drama, ni nos las debemos tomar como tal. “Las rupturas ayudan a madurar, a relativizar y a conocernos mejor. Muchas veces no son un fracaso, sino un auténtico éxito. Dejar de estar con la persona inadecuada o en una experiencia sentimental dolorosa es un signo de inteligencia emocional. El error, sin duda, es mantenerse en el error”, sentencia la psicóloga Cahue.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

¿Cuándo te va a sustituir tu hombre?


Algunas relaciones terminan con una pelea digna de película de Hollywood, otras con lágrimas, gritos, sexo, platos aventados por toda la casa, maletas volando por la ventana, fotografías de un detective privado, o un tranquilo café en algún rinconcito público mientras se sonríen y acuerdan que: “así es mejor para los dos”. Sin embargo, sea cual sea el nivel de drama o pragmatismo del rompimiento, cuando la relación ha sido larga y profunda deja a su paso sentimientos de tristeza y vacío que hacen necesario todo un proceso para superarla.

¿Cuánto duran las parejas que se hacen la vida difícil? Clic para la respuesta

En teoría el luto de una relación significativa dura de 6 meses a un año y pasa por al menos 6 etapas clave de autoexploración que nos permiten dejar atrás los sentimientos y poder embarcarnos en una nueva relación. Sin embargo, ya sea por inestabilidad, dolor o cualquier otra razón, pareciera que los hombres no pasan por esto o bien deciden pasarlo “acompañados” (¿qué mujer no ha visto a su ex con otra después de una semana?)
Un estudio de la Forest University en EEUU nos dice que los dolores de amor afectan más a la salud mental de los chicos que a la de las chicas. La actitud masculina, es más proclive a caer en la adicción al alcohol o las drogas y la búsqueda de sexo casual como forma de anestesia.
Su primera reacción es aceptar la separación sin mucho esfuerzo, en general no se dejan llevar por sus emociones y harán lo que tengan que hacer por conservar intactos: estatus social, estabilidad económica, comodidad, facilidad sexual, etc.
Es por esta adrenalina que comúnmente ellos no muestran tanto shock inicial, e incluso parecen superar a la pareja rápidamente.
¿Por qué suelen tener pareja apenas terminan? Aunque suene difícil de creer la mayoría de las veces no es alguien que ya existía, sino que efectivamente es recién llegada y quizá no esté por mucho tiempo.

Aquí el secreto de las parejas que perduran

Ego. Cuando la mujer es quien termina la relación, ellos sienten herido su ego masculino, es entonces que se enciende la alerta de “recuperar la virilidad”, misma que reafirmarán al sentirse deseados por un cortejo femenino, dando paso a un periodo de casanova donde noche a noche se trata de conquistas.

¡Yo primero! ¿Han escuchado que un hombre nunca deja de celar a sus ex?, tiene algo de realidad, aunque él haya decidido terminar la relación, una parte dentro de si no está preparado para ver a la chica que amo con NADIE, pero sabe que ya no está en su terreno, así que buscará adelantarse por todos los medios para distraer su atención de esta posibilidad y no sentir su orgullo herido cuando, irremediablemente, suceda.

Hunter. Después del rompimiento, los hombres experimentan la adrenalina ante un inicial y excitante surgimiento de futuros prospectos. Mientras que las mujeres debemos airar nuestras emociones, con el fin de “reiniciar” ellos encienden, de forma casi inmediata, el chip de cacería.

Los niños no lloran. Aceptémoslo, las mujeres tenemos una red de apoyo 24×24 tras el rompimiento. Ellos suelen gestionar con mayor dificultad una ruptura amorosa. Ocultan sus sentimientos y 26% de los hombres piensa que la reunión post separación debe terminar en borrachera dando paso a una fiesta continua, misma que termina con una serie de citas seriadas.

Miedo a la soledad. Ellos se sienten inestables y perdidos de forma inmediata, por lo que buscan sustituir a la pareja con la primera persona que se les cruce en el camino, sin importar cuestiones físicas, de afinidad o intereses en común. Para los hombres, el estar con una mujer que les atrae físicamente no significa necesariamente que haya amor de por medio.

Presión social. Un hombre solo en un restaurante, el cine o cualquier sitio es mal visto, esto le obliga a demostrar que pueden cambiar a la ex DE INMEDIATO. Comienzan a saltar de relación a relación sin haber pasado por el proceso de duelo completo, porque: “Si una cosa terminó no hay tiempo que perder y es momento de salir con alguien más”, pero eso no significa que hayan olvidado a su ex pareja.

Llenar un vacío. Cuando un hombre termina una relación no querrá enfrentarse ante lo que realmente le está pasando, lo que desea y lo que siente. Sabrá que perder a su pareja duele, y mucho. Eso le generará un vacío que no podrá soportar y querrá llenarlo con algo inmediato y placentero. Esta es su forma de autodefensa porque a un hombre se le enseña que puede tener mujeres cuando él quiere, no cuando es necesario.

Deseo Sexual. Su índice elevado de testosterona y su fuerte deseo sexual hacen que busquen relaciones sexuales en un movimiento instintivo. Es por esto que a los hombres se les facilita tener una relación sexual sin involucrar emociones.

¿Se vale guardar secretos en pareja? Aquí les decimos

¿Y qué puede hacer una chica cuando ve a su ex reemplazándola antes de que la luna sea llena de nuevo?
• Red. Primero, recurre a tu red de apoyo, recuerda, las mujeres tras un rompimiento tenemos esta red nutrida 24×24 que se compone de amigos, familia, primas, tías, mamá, el psicólogo e incluso conocidos y hasta nuestro perro.
• El desahogo es bueno, ayuda a airear los sentimientos y con ello construir un camino de cierre REAL que te permitirá (tarde o temprano) dejar atrás verdaderamente la mala experiencia y comenzar de nuevo con total frescura y fortaleza.
• Date espacio. De nada sirve “mantener el contacto” si este sólo te daña, así que si es necesario (y posible) sácalo de tus redes sociales, frecuenta lugares nuevos (también sirve para construir nuevas historias) y permítete una distancia que realmente te ayude a reconocerte en tu nueva soltería.
• Respira 3 veces. Recuerda que casi nunca se trata de sustituirte sino de su incapacidad para afrontar la soledad y la inestabilidad que tu adiós trajo a su vida.

De acuerdo con una investigación de entre las universidades de Binghamton y la University College London con datos de casi 6,000 personas de 6 países, las mujeres reciben un mayor impacto emocional y físico tras la separación, sin embargo, tienden a recuperarse antes que los hombres, ellos siguen adelante pero quizás nunca logran sobreponerse a la ruptura.

marzo 18, 2019

© salud180.com ¿Por qué los hombres te buscan cuando ya los olvidaste?/ Cortesía: iStock

¿Alguna vez te ha sucedido que tu ex regresa después de meses o incluso de años?, pues seguramente no eres la única. Muchoshombres regresan después de tiempo, cuando ya por fin los olvidaste.

En realidad esto puede tener muchas explicaciones, sin embargo, algunos expertos en psicología de laUniversidad de Bringhamton, Nueva York, señalan que elduelo de los hombres es diferente al de las mujeres.

Las mujeres tienden a superar el duelo de la ruptura amorosa antes que los hombres, pues viven la tristeza al instante, lloran, lo hablan, se enojan, incluso pueden rehusarse a que esa relación termine y buscan a su ex.

En cambio los hombres, sobre todo si fueron ellos los que terminaron la relación; al principio se sienten liberados, salen de fiesta, con amigos, incluso pueden comenzar inmediatamente otra relación, con mayor razón si son de los hombres que no pueden estar solos (te decimos por qué en este artículo).

© http://www.salud180.com

Después de un lapso de tiempo, los hombres se van dando cuenta de lo bueno que tenía su relación anterior y las comparaciones no se pueden evitar. Pero en sí comparar no es tan malo como se cree, al contrario, podría ayudar a tomar mejores decisiones.

Por supuesto que esto tiene mucho que ver con el tipo de relación que tuvo antes, si no fue tóxica y si la ex fue buena pareja, el caso sería que el hombre valorara lo que perdió y busca nuevamente a su ex novia.

En cambio en la mujeres, cuando el hombre llega a esa etapa prácticamente ya están superados.

Después de pasar por la primer etapa del duelo, que es la tristeza. Las mujeres buscan salir con sus amigas, reunirse con familiares y comienzan a conocer gente nueva, sin quererse involucrar sentimentalmente con ningún hombre.

Después de superar esta segunda parte del duelo, que es ver por ellas mismas, ya están listas para comenzar una nueva relación, es cuando comienzan a salir con hombres nuevos en su vida y de repente, sorpresivamente, cuando menos lo piensan el ex se hace presente.

© http://www.salud180.com

Esto también va a depender de las circunstancias en los que terminó la relación. Si huboinfidelidad o realmente fue una mala relación de pareja, lo más probable es que ninguno de los dos quiera volver a saber nada del otro, en cambio si terminaron por algún mal entendido y no fue falta de amor es cuando los ex buscan nuevamente.

También se dice que “Nadie sabe lo que tiene hasta que lo ver perdido, o más bien hasta que lo ve con otra persona”. Por lo tanto también es una cuestión tanto de valorar como de ego.

En el momento en el que mejor estás mental y físicamente es cuando regresan a buscarte.

Más noticias en MSN:

Cosas que las parejas felices NO hacen. Galería de Espresso

Si y estás leyendo este texto, estás buscando información sobre las etapas de una ruptura amorosa en hombres o mujeres. Se bienvenido, y a continuación te invito a seguir leyendo para que puedas quitar todas tus dudas al respecto.

Cuando una relación de pareja termina hay mucho dolor. Parece que la vida se termina ahí, que no vamos a poder sentir bien otra vez. También hay rabia e ira. Tal vez estés encontrando deseos de lastimar al otro o, al contrario, lastimarnos personalmente, culparnos por lo que pasó. Negar que la situación cambió y que esa persona especial no va a estar allí, acompañándonos, que se va y no regresa y que ahora todo es diferente. Más feo. Más solo.

Si estás leyendo esto, estás seguramente en la búsqueda de un alivio a tu padecer. Haces bien, pues al compartir los sentimientos éstos pesan menos y pierden parte de su capacidad de paralizarnos y herirnos. No estás solo(a) en este proceso, muchas personas inician relaciones que pueden durar mucho tiempo o no, pero se involucran tanto en ellas que funden parte de sí junto con su corazón y cuando se termina han perdido en gran medida su rumbo, su dirección en la vida.

Identifica las etapas de una ruptura

Y siendo así, es normal y lógico que sientas una profunda pérdida y gran dolor. A esta vivencia la llamamos luto, pues es el equivalente a otras pérdidas como la muerte de un ser querido, la conciencia de una enfermedad o el reconocimiento de una tragedia. Por lo general el luto tiene etapas, y vivirlas es parte del proceso que, al final, nos lleva a superarlo y a recuperar nuestra capacidad de vivir, de disfrutar o ¿por qué no? de volver a amar.

  • Negación a la ruptura

Sucede al comienzo. Si nos parece que no puede ser, que así no lo planeé, que éste no puede ser el final de todo. Que hay esperanza y que mañana o pasado vamos a volver como siempre, estamos leyendo mal las señales. Pero es difícil abandonar la esperanza y podemos quedarnos esperando, mirando fotos o videos, hablando con amigos y conocidos y estancados en esa posición por un tiempo. Aun nos negamos a aceptar que todo cambio en la relación y que no puede componerse, que ha llegado a su final. Y hasta que la realidad nos obligue a entender este hecho, podemos acomodarnos pintando esperanzas. Es normal que así sea, y también lo es que la etapa termine en algún momento y al superarla quedará un vacío que seguramente llenarás, como nos ha sucedido a todos en algún momento, con ansiedad y enojo.

  • Ansiedad hacia tu ex

De repente te sientes ansioso(a) porque ahora no estas con esa persona especial. De alguna forma aun no aceptas perderle. Aun estás enojado(a), porque no esperabas este final y ahora estás solo(a) y no sabes qué hacer. Y claro, comienzas a recordar todo lo malo y lo bueno y lo que pasó en aquel momento o en el otro, y te dan ganas de patear todo y de buscarlo(a) y decirle cualquier cosa.

También, sucede que te enojas contigo, por no haber hecho esto o aquello en su momento. O por haber dicho alguna cosa que causó una pelea o un conflicto.

Te torturas buscando qué pudiste hacer para causar esto, o lo que dejaste de hacer que mantuviera la relación a flote. Es una reacción normal porque estás enfrentando el hecho de que la relación se terminó, se rompió, y ahora te quedaste sola(o solo, que da igual el género) y sientes que no te valoró, que diste todo y a cambio quedaste con las manos y el alma vacía. Todo va a mejorar, pero ahora no lo puedes ver.

  • Depresión por la separación y la soledad

Te sientes en depresión y aun triste. Pero estar tan enojado cansa y no produce buenos resultados. No cambia nada, en realidad. Espero no hayas roto algo valioso o insultado o maltratado a alguien, aunque eso también pasa. Y ahora, agotada la rabia, quedas solo o sola con tus pensamientos y tu tristeza. Hay que superarlo, pero parece más grande que tu fuerza y sólo te acompañan en este sentimiento las fotos que hayan sobrevivido a la rabia y todos los recuerdos.

Quizás te provoque evadir esta nube gris que te rodea con muchas fiestas, medicamentos, alcohol u otra cosa negativa, no te lo recomiendo para nada. Es el peor momento para eso. La tristeza pasará e incluso tú, en este momento nublado, puedes verlo y lo sabes, pero es más fácil abandonarse un poco y dejar que el tiempo traiga su cura. Y la traerá, que no haya dudas en tu corazón.

  • Aceptación a la ruptura

Comienza a salir el sol, por decirlo bonito. Tanta rabia y tristeza te han dejado un gran cansancio y las cosas siguen igual. La relación se ha roto y la esperanza de volver se ha perdido. Y lo aceptas, como se aceptan todas las realidades en la vida. Las pérdidas duelen pero la capacidad de recuperarse está ahí, dentro de ti, y aflora.

Las rutinas se adaptan, dejas de buscar llamadas en tu teléfono. La agenda de actividades se retoma, porque ahora solo o sola, empiezas a sentirte mejor. Aunque la compañía de esa persona que te ha apoyado se valora mucho, estás haciendo otras actividades y te estás sintiendo mejor. Ya no duele tanto. A ratos se te olvida que estás mal y todo se ve y te sientes normal.

Ahora aceptas que la relación terminó, también estás abriendo la ventana para renovar el aire, que entra fresco y renueva todo. Quedan los recuerdos ahí, sobre todo cuando ves algún objeto, programa o lo que sea que vincula a él o ella. Una música. Tal vez un aroma. Y puede que dure un rato esa sensación de vacío para después regresar a tu nueva realidad, que también es agradable y ya la percibes así. Vas bien, ya casi has superado la ruptura. Claro, hay un corazón y sentimientos involucrados, así que toma tiempo.

  • Camino hacia la superación

Ahora viene lo bueno. Lo verdaderamente valioso. Estás por fin con un rumbo definido habiéndote quitado el dolor y la angustia. ¡Qué bueno! Sabías, dentro de ti, que este momento tenía que llegar, y llegó. De vez en cuando vas a recordar alguna circunstancia, un momento de pareja en particular que te lleve, en tu mente, a sentir tristeza. Pero cada vez serán menos y la mayoría del tiempo vas a estar bien.

Toca ahora mantener la mente abierta a nuevas oportunidades, a opciones distintas, a darte gustos y a cuidarte. A cuidarte mucho, pues todo lo que viene está lleno de posibilidades de felicidad, de superación, de alegría. Tal vez de un nuevo amor llegue. Y con la experiencia que acabas de vivir, seguro en la próxima experiencia de pareja vas a ser más exigente. Y vas a tener mucho cuidado al elegir y vas a proteger más y mejor tu corazón, tu sensibilidad y tus sentimientos.

Sin apostar tanto al éxito inmediato pero al mismo tiempo conociendo que para que una relación prospere y dure es necesario entregarse y exigir lo mismo del otro lado. Que no basta uno para hacer una pareja. Que el riesgo vale la pena, pero que el fracaso duele y por tanto es mejor ser muy cuidadoso(a) al elegir. Aunque tome algo de tiempo, que igual eso sobra mientras hay vida. Podemos disfrutar mucho estando solos, o acompañados por muchos pero sin seleccionar sólo una persona para compartir. Porque la persona más importante para ti es la que ves en el espejo. Y no va a lastimarte, confía más en ti, tu puedes lograrlo, lo sé.

Más suicidios de hombres después de una ruptura amorosa. ¿Por qué?

El suicidio es un acto mucho más común entre los hombres que entre las mujeres. A nivel mundial se habla de una proporción de 4 a 1 mientras que en España la tasa de defunción por suicidio de hombres es tres veces más alta que la de mujeres según el INE. Las causas que llevan al suicidio son múltiples: enfermedades mentales, las circunstancias socioeconómicas o acontecimientos dramáticos que se producen en el transcurso de la vida. Entre estos últimos, la separación en el matrimonio y las rupturas amorosas suelen ser el detonante de la idea del suicidio, sobre todo en el universo masculino.

Las razones de este acto han sido estudiadas por los investigadores norteamericanos Jonathan Scourfield y Rhiannon Evans en su ensayo publicado en la revista American Journal of Men’s Health, en el que los dos estudiosos han comparado varios estudios sobre el tema y extrapolado las razones que llevan a la decisión de suicidarse después de una ruptura amorosa.

¿Por qué los hombres podrían estar en mayor riesgo de suicidio después del final de una relación amorosa?

En el ensayo «Why might men be more at risk of suicide after a relationship breakdown?», Scourfield y Evans han identificado seis factores que marcan las profundas diferencias en la forma en que los hombres viven el final de un amor frente a la de las mujeres:

1) La idea de la intimidad del amor que todo lo abarca entra en conflicto con la autosuficiencia masculina

En la cultura actual, la experiencia de la pareja es una institución íntima y que lo abarca todo, lo cual entra en conflicto con la idea tradicional del varón como ser fuerte y autosuficiente. Cuando el amor termina, el hombre es más probable que tenga reacciones autodestructivas en lugar de comunicar su dolor y buscar la ayuda de amigos y familiares. La admisión de la angustia, el abandono y el dolor es visto por el hombre como un signo de debilidad y la expresión más comúnmente asociada a la esfera femenina.

2) Heridas en el honor

El final de una relación, la separación o el divorcio es un duro golpe a la idea que el hombre tiene de sí mismo y frente a la sociedad: la idea de ser un buen compañero sentimental y un buen padre. El sentimiento de vergüenza por el fracaso destruye esta masculinidad idealizada que lleva a la decisión de que «una vida sin honor es una vida que no vale la pena vivir».

3) El matrimonio es una experiencia más positiva para los hombres que para las mujeres

Aunque hoy en día se habla de igualdad de género y el reparto de las tareas domésticas, en realidad es siempre vigente la idea de la mujer que cuida del hombre. A menudo es la mujer la que se ocupa de la casa y también ofrece apoyo emocional a la pareja, por lo que cuando este apoyo se esfuma, el hombre está más desorientado y es incapaz de asumir la gestión de su vida en soledad.

4) Actitud de control de la relación

El intento o el control efectivo la relación con actitudes de acoso o violencia doméstica son elementos frecuentes en los hombres que se han suicidado como consecuencia de una historia de amor roto. A menudo son reacciones a la envidia que sienten al ver que la mujer ha encontrado otra pareja. Por eso, muchas cartas de suicidio confiesan el deseo de castigar a sus exparejas.

5) La creciente importancia de la educación de los niños.

Los hombres están cada vez más involucrados en la crianza de los niños y en la mayoría de los casos, después de una separación, los niños permanecen con la madre. El hombre se encuentra solo, sin hijos, sin su esposa y sin su casa, cediendo bajo el peso de un sentimiento de profunda desesperación.

6) La falta del apoyo de los amigos

Aunque los hombres tienen a menudo una red relacional mucho más rica que las mujeres, no siempre se trata de amistad en el grado de dar apoyo en un momento de soledad y dolor. Las mujeres, sin embargo, están más acostumbradas a confiar en sus amigos lo que hace que no experimenten esta sensación de soledad tras una ruptura.

Reflexionando…

Los resultados de este estudio sirven para ayudar al terapeuta en el momento en que se encuentra a un paciente que sufre por el final de una relación y también para reflexionar sobre los rígidos patrones sociales que imponen diferencias de género y traen consigo soledad y violencia.

Tal vez sería necesario revisar las políticas educativas y sensibilizar a las familias y las escuelas sobre la educación sentimental que ayuda a los niños a aprender a confiar en los demás y expresar emociones para tejer relaciones sociales profundas, que pueden ser un válido apoyo en momentos de necesidad.

También ayudaría a inculcar la idea de respeto a la voluntad y la libertad de la mujer, como un ser igual y no como un sujeto que ha de ser mantenido bajo control.

Además -conluyen los autores- es deseable la presencia de figuras de escucha y de mediación, capaces de ayudar en la gestión de la separación, de evitarla cuando sea posible o, simplemente, para propocionar apoyo psicológico a la pareja y la familia.

Las informaciones publicadas por MundoPsicologos.com no sustituyen en ningún caso la relación entre el paciente y su psicólogo. MundoPsicologos.com no hace la apología de ningún tratamiento específico, producto comercial o servicio.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *