0

Ecografias en el embarazo

Tabla de contenidos

La primera ecografía: ¿Mejor a partir de las 12 semanas?

En el momento en que la prueba de embarazo es positiva son muchas las parejas que, a medida que pasan los días y sabedores de que las primeras semanas son las más críticas en el devenir del feto, sienten la tentación de hacerse una ecografía para ver si todo va bien.

En la seguridad social la primera ecografía es a las doce semanas, cuando se cumple el primer trimestre, que puede parecer un poco tarde porque hasta los tres meses nadie ve cómo va el niño, pero que en el fondo responde, creo, a una realidad: algunos embarazos se pierden irremediablemente o bien puedes llevarte algún que otro susto.

Sé que aún no sabéis por dónde voy, así que voy a explicarlo un poco para no dejar la duda flotando en el ambiente.

Las ecografías tempranas pueden no mostrar latido

Según cuándo se realice la primera ecografía pueden llegar a verse cosas que después no se verán (dos embriones, por ejemplo, que a las doce semanas es sólo uno) y pueden no verse cosas que después sí se verán.

Publicidad

Con esto me refiero a que es posible que si la ecografía se hace demasiado pronto no se aprecie latido en el feto, sin ser ello muestra de que hay un problema. Quizás unos días después el latido se empieza a notar o quizás se trata de un feto cuyo corazón nunca llegará a latir.

Sea cual sea el destino, lo que está claro es que cuando un profesional hace una ecografía sin notarse latido deberá hacer otra de control para confirmar su ausencia o informar de su presencia. Entonces, de una ecografía que no debía hacerse todavía (la primera) se deriva una segunda que tampoco tocaba todavía. Esto, lógicamente no es lo peor del asunto, pues lo malo de todo ello es el susto que se lleva la madre, el padre y los familiares, si es que son informados, con eso del “de momento no hay latido”.

El día de la segunda ecografía, si todo va bien, el susto se soluciona, pero todo ello ha ocurrido sin necesidad.

Muchos embarazos no llegan a término

Sé que muchas de las mujeres que leéis el blog habéis sufrido algún aborto espontáneo. Es algo relativamente común que deja huella en todas las mujeres. El caso es que muchas veces sucede incluso cuando la madre no es consciente de ello, porque no se ha hecho ningún test de embarazo, y el embarazo se pierde confundiéndose con una regla más abundante de lo habitual.

Si el test de embarazo sí se ha hecho y si ya se ha confirmado el embarazo con una ecografía puede suceder lo mismo. La madre, sabedora de que está embarazada empieza a sangrar y acude a urgencias. Allí confirman que se trata de un aborto y, normalmente, deciden hacer un legrado para eliminar cualquier resto del embarazo del útero.

En la primera situación la mujer sufre un aborto sin saberlo y en la segunda acude a urgencias donde le llegan a hacer un legrado.

Saberlo todo o no saberlo

Las sociedades profesionales ginecológicas recomiendan la primera ecografía a partir de la semana 12 desde la última regla. El motivo es principalmente evitar sufrimientos innecesarios, aunque de este modo muchos padres se quedan sin saber qué ha pasado en ese tiempo.

La diferencia entonces radica en tener toda la información (haciendo ecografías tempranas), aún a riesgo de llevarte un buen susto o tener que esperar a una segunda para confirmar que todo va bien, o no hacer ninguna ecografía y dejar la incertidumbre de si todo va bien o mal hasta la semana doce.

Dicho de otro modo, cada pareja que decida cuánta información quiere tener al respecto, aunque para tener mucha información habrá que acudir a un ginecólogo privado, claro.

Foto | Stephen Cummings en Flickr
En Bebés y más | Las ecografías en el embarazo, Conocer el sexo del bebé en la primera ecografía, ¿Qué tipo de ecografía es mejor?

La evolución del feto a través de ecografías

Son un antes y un después en las revisiones de los embarazos y es que hoy en día a través de las ecografías podemos tener un embarazo mucho más controlado y seguro. Pero ya no solo se trata de la importancia de la parte médica sino que a nivel emocional es uno de los momentos más importantes para los papás. Pueden ver al bebé en movimiento, ver su evolución, saber el sexo del pequeño…

La evolución del feto a través de ecografías es un avance médico el cuál se divide en varios episodios según las revisiones rutinarias. Estas ecografías sirven para el estudio del crecimiento y el bienestar del bebé dentro del útero materno. Entre otras cosas, las permiten detectar posibles problemas de malformaciones, el desarrollo anatómico del feto, escuchar sus latidos o detectar cualquier anomalía o patología en el embarazo.

Las ecografías 2D o bidimensionales son las que estamos acostumbradas a ver pero durante los últimos años cada vez se han extendido más las ecografías en 3D o tridimensionales que permiten ver al bebé con volumen, es decir, como si lo viéramos en una televisión y también han aparecido las ecografías 4D, que permiten ver al bebé en el momento, en movimiento y en tiempo real.

Se trata de una prueba sencilla e indolora donde no es necesaria la radiación por lo que es segura tanto para el bebé como para la mamá aunque siempre es recomendable no abusar y solo hacernos las recomendadas por el médico.

A lo largo del embarazo, se suelen realizar 3 ecografías rutinarias, una por trimestre:

>La primera se realiza en la semana 12 y se determina si hay un o más embriones, la posición en el útero y medir al feto para ver si coincide con el tiempo real de gestación.

>La segunda se suele realizar en la semana 20 de gestación permite saber si es crecimiento es correcto, malformaciones, el nivel del líquido amniótico y el funcionamiento de la placenta y el cordón umbilical. Siempre que su posición lo permita se podrá determinar también cuál es el sexo del bebé.

>La tercera se realiza entre la semana 33 y 35, es la última y por tanto da información sobre cómo será el parto. Además de comprobar el desarrollo del feto se detectará cuál es la posición del feto y ver cómo viene: de nalgas, boca abajo, etc…

Además de estas también existen las ecografías vaginales que se suelen realizar durante las primeras semanas del embarazo (hasta la octava semana) y que normalmente se realizan para confirmar que se está en estado. Mientras que el resto de ecografías que hemos enumerado serán siempre abdominales. Ten en cuenta, que si se trata de un médico privado, suelen realizar una ecografía en cada una de las revisiones mensuales por lo que la información del feto y el estado del embarazo será mayor.

Aquí tienes un ejemplo de cómo es el desarrollo del embarazo semana a semana a través de ecografías.

Puede interesarte:

La evolución del embarazo semana a semana

Sangrado en el embarazo: ¿por qué se produce?

El primer mes del bebé: ¿qué cuidados necesita durante esta etapa?

Semana 14

  • Tamaño de texto más grandeTamaño de texto grandeTamaño de texto regular

El desarrollo de su bebé

En esta semana, han aparecido algunos vellos delgados en el rostro del bebé. Este vello suave e incoloro se denomina «lanugo» y cubrirá la mayor parte del cuerpo de su bebé hasta que caiga, justo antes del parto.

Los genitales del bebé se han desarrollado completamente, pero es posible que todavía no se puedan detectar en una ecografía. Además, su bebé comienza a producir las hormonas tiroideas, ya que las glándulas tiroideas han madurado. Su bebé pesa alrededor de 1,6 onzas (45 gramos) y mide unas 3,5 pulgadas (9 centímetros) de la coronilla al cóccix.

Su cuerpo

Bajo cierta circunstancias (por ejemplo, si eres mayor de 35 años o si las pruebas de detección indicaron que pudiera haber un problema con el feto), tu professional de la salud podría discutir la amniocentesis contigo. La amniocentesis es una prueba que se realiza, por lo general, entre las semanas 15 y 18 y puede detectar anormalidades del feto, como el síndrome de Down. Durante esta prueba, se introduce una aguja muy fina en el líquido amniótico que rodea al bebé para extraer una muestra que se envía a analizar. Con la amniocentesis se corre un riesgo muy pequeño de inducir un aborto espontáneo. Por lo tanto, hable con su médico acerca de sus preocupaciones, de los riesgos y de las ventajas de la prueba.

CALENDARIO DEL EMBARAZO: semana a semana

14 Semanas de Embarazo- Desarrollo del bebé y cambios en la mujer

El desarrollo del bebé con 14 semanas de embarazo, que corresponde a 3 meses y 2 semanas de embarazo, se caracteriza por la aparición de la linea negra en la barriga de algunas mujeres y del crecimiento del cabello en el feto. El rostro está completamente formado y puede incluso fruncir los labios, girar la cabeza, hacer muecas y arrugar la frente, pero aún sin tener gran control sobre estos movimientos.

En esta semana el cuerpo crece más rápido que la cabeza y está cubierto por una capa de piel fina y transparente, a través de la cual se pueden observar los vasos sanguíneos y los huesos.

Fotos del feto con 14 semanas

Desarrollo del feto con 14 semanas

Con 14 semanas, el feto está completamente formado pero necesita crecer y desarrollar todos los órganos y sistemas. Ya es capaz de moverse, pero la madre todavía no lo siente, sobretodo si es madre primeriza.

Las uñas están comenzando a crecer en los dedos de las manos y de los pies y ya tienen las huellas digitales. Es capaz de tener algo de cabello, las cejas, así como finos vellos en el cuerpo llamados lanugo. Los órganos sexuales se están desarrollando y los médicos pueden ser capaces de decir si es un niño o una niña a través de una ecografía.

En cuanto el sistema de apoyo para el desarrollo del bebé, la placenta se está desarrollando con rapidez, garantizando la cantidad ideal de vasos sanguíneos para proporcionar todo el alimento que el bebé necesita. El cordón umbilical ya está desarrollado y transporta alimento y sangre rica en oxígeno para el bebé, además de transportar los residuos y la sangre que tiene bajo contenido de oxígeno del bebé hacia la placenta.

Normalmente esta es la última semana indicada para hacer la medición de la translucencia nucal. A través de la ecografía, el médico realizará un examen más detallado para detectar signos de síndrome de Down y otras enfermedades. Si la madre tiene más de 35 años o tiene antecedentes de enfermedades genéticas en la familia, puede ser indicada la amniocentesis entre la 15ª y la 18ª semana de embarazo.

Tamaño del feto

El tamaño del feto con 14 semanas es de 5 centímetros aproximadamente y pesa alrededor de 14 gramos.

Cambios en la mujer

Las alteraciones físicas en la mujer con 14 semanas son ahora mucho más notables ya que tendrá una silueta más redonda y ya se puede comenzar a notar la barriga. Probablemente en esta fase necesitará usar sostenes para embarazada y de ropa interior grandes y cómodas.

Es probable que comience a sentirse mejor y menos mareada. A medida que las hormonas se van estabilizando la madre podrá sentirse más tranquila y sin tanta inestabilidad emocional. Es un período donde se encuentra más relajada ya que el riesgo de aborto espontáneo es mucho más reducido.

Se alienta la práctica de alguna actividad física regular para que la madre tenga más fuerzas y energía para soportar el trabajo adicional que el embarazo exige. Se indican actividades como natación, caminatas al aire libre, yoga, pilates o mantener la actividad física que ya practicaba antes de estar embarazada, pero de forma leve y moderada, siempre acompañada por un profesional calificado.

Semanas, peso e tamanho do feto no 1º trimestre

Até às 20 semanas, o bebé é medido da coroa às nádegas (comprimento crânio-caudal). Como as pernas estão dobradas é difícil fazer a sua medição. Após a 21ª semana, o bebé passa a ser medido da coroa aos pés.

Tabela gestacional peso e tamanho do bebé:

  • Peso e tamanho do feto 1º trimestre gravidez (1ª à 13ª semana)
  • Peso e tamanho do feto 2º trimestre gravidez (14ª à 26ª semana)
  • Peso e tamanho do feto 3º trimestre gravidez (27ª à 40ª+ semana)

Semana da gravidez: 4 semanas

  • Semana desde a conceção: 2 semanas
  • Comprimento (crânio-caudal): 1 mm
  • Evento da semana: O embrião é um disco achatado.

Saber mais

Semana da gravidez: 5 semanas

  • Semana desde a conceção: 3 semanas
  • Comprimento (crânio-caudal): 3 mm
  • Peso do bebé: menos de 1 g.
  • Evento da semana: O embrião alonga-se. Surgem a cabeça e a cauda.

Saber mais

Semana da gravidez: 6 semanas

  • Semana desde a conceção: 4 semanas
  • Comprimento (crânio-caudal): 6 mm
  • Peso do bebé: menos de 1 g.
  • Evento da semana: Inicia-se a fase embrionária. Os batimentos cardíacos são visíveis através de uma ecografia.

Saber mais

Semana da gravidez: 7 semanas

  • Semana desde a conceção: 5 semanas
  • Comprimento (crânio-caudal): 13 mm
  • Peso do bebé: menos de 1 g.
  • Evento da semana: Todos os órgãos estão em formação.

Saber mais

Semana da gravidez: 8 semanas

  • Semana desde a conceção: 6 semanas
  • Comprimento (crânio-caudal): 16 mm
  • Peso do bebé: cerca de 1 g.
  • Evento da semana: Já se movimenta apesar de a mãe não o conseguir sentir.

Saber mais

Semana da gravidez: 9 semanas

  • Semana desde a conceção: 7 semanas
  • Comprimento (crânio-caudal): 23 mm
  • Peso do bebé: 2 g.
  • Evento da semana: Adquire a forma de um “C”.

Saber mais

Semana da gravidez: 10 semanas

  • Semana desde a conceção: 8 semanas
  • Comprimento (crânio-caudal): 31 mm
  • Peso do bebé: 4 g.
  • Evento da semana: A formação dos órgãos está finalizada.

Saber mais

Semana da gravidez: 11 semanas

  • Semana desde a conceção: 9 semanas
  • Comprimento (crânio-caudal): 41 mm
  • Peso do bebé: 7 g.
  • Evento da semana: Período de rápido crescimento: de 41 a 54 mm em 7 dias.

Saber mais

Semana da gravidez: 12 semanas

  • Semana desde a conceção: 10 semanas
  • Comprimento (crânio-caudal): 54 mm
  • Peso do bebé: 14 g.
  • Evento da semana: O embrião passa a feto: o desenvolvimento das principais estruturas está finalizada.

Saber mais

Semana da gravidez: 13 semanas

  • Semana desde a conceção: 11 semanas
  • Comprimento (crânio-caudal): 74 mm
  • Peso do bebé: 23 g.
  • Evento da semana: Com aspeto humano, adquire as proporções que manterá até nascer.

Saber mais

O início da sua gravidez conta-se a partir do primeiro dia da última menstruação. O óvulo maduro vive entre 12 a 24 horas. Este é o tempo que o espermatozoide tem para encontrar o óvulo e fertilizá-lo. Assim, nas duas primeiras semanas do ciclo, ainda não está grávida. Para mais informação leia o artigo Gravidez e idade do bebé.

Esta é uma pergunta que você provavelmente tem desde a primeira vez que você ouviu bater o seu coração do bebê. A verdade é a frequência cardíaca fetal varia durante as fases da gravidez.
Com cerca de 5 semanas de gestação, o coração do seu bebê começa a bater. Nesta fase, a frequência cardíaca fetal normal é um pouco maior que a da mãe: cerca de 100 batimentos por minuto (BPM). A partir deste ponto, a frequência vai aumentar cerca de 3 batimentos por minuto por dia durante esse primeiro mês. Isto é tão preciso que o seu médico poderia usar a freqüência cardíaca para ajudar a determinar a idade gestacional do seu bebê. Até o início da 9ª semana de gravidez, a frequência cardíaca fetal normal é uma média de 175 BPM. Neste ponto, começa uma rápida desaceleração da freqüência cardíaca fetal passando para cerca de 110-160 BPM na metade da gestação. Há também uma lenta desaceleração da frequência cardíaca fetal nas últimas dez semanas de gravidez. É importante salientar que a frequência cardíaca de um bebê normal irá variar naturalmente, assim como sua freqüência cardíaca faz. Dormir, movimento e outras atividades podem causar uma variação normal um pouco acima ou um pouco abaixo da frequência esperada. Oriente-se com o seu médico.

Quando podemos escutar o coração do feto?

Podemos escutar com 5 semanas de gestação.
Devemos escutar a partir de 10 semanas de gestação.
Existe ema recomendação para q o tipo de ultrassom usado para escutar o batimento cardíaco seja usado apenas a partir de 10 semanas. Existem tipos diferentes de ultrassom, um gera a imagem outro gera o som, o ultrassom que gera a imagem pode ser usado durante toda a gestação, sem qualquer problema para a gestante ou feto, mas o ultrassom que gera o som só é recomendado para uso após a0 semanas de gestação.

Tabela de Referência da Frequência Cardíaca Fetal

Idade Gestacional/Tamanho do Feto Frequência Cardíaca Normal
Embrião de 2 mm 75 bpm
Embrião de 5 mm 100 bpm
Embrião de 10 mm 120 bpm
Embrião de 15 mm 130 bpm
5 Semanas inicia com 80 e termina com 103 bpm
6 Semanas inicia com 103 e termina com 126 bpm
7 Semanas inicia com 126 e termina com 149 bpm
8 Semanas inicia com 149 e termina com 172 bpm
9 Semanas 155-195 bpm (média 175 bpm)
12 Semanas 120-180 bpm (média 150 bpm)
Após 12 Semanas 110-160 bpm (média 140 bpm)

É possível dizer o sexo do bebê pela frequência cardíaca?

Como diziam os antigos: se a frequência cardíaca do seu bebê for maior que 140 batimentos por minuto, isso significa que seu bebê é do sexo feminino. Freqüência cardíaca abaixo de 140 bpm significa que é um menino. É difícil resistir a um teste tão fácil, mas não alimente esperanças pois a frequência cardíaca do seu bebê não tem relação nenhuma com o que o bebê tem no meio das pernas. Este mito não se comprovou em um estudo científico realizado em 2006. Outro estudo realizado na década de 80, aonde foram analisados mais de 10.000 bebês demonstrou que não existe relação com a frequência cardíaca fetal e o sexo do bebê.

10 formas creativas de fotografiar tu embarazo

Hacer un seguimiento semana a semana de tu embarazo no solamente servirá como bonito recuerdo una vez que nazca el bebé si no que podrás comprobar todos los cambios que se producen en tu cuerpo y cómo se prepara para dar a luz.

Lejos de ideas aburridas, últimamente vemos recopilaciones bastantes chulas de las fotografías del embarazo y hemos decidido unirlas todas en una misma galería para que elijas la idea que más te guste y te lances a ello (aunque no estés en tu primer mes).

Desde photoshots con tus otros hijos, hasta fotos a contraluz, cuanto más original mejor. Aquí lo importante es que tengáis un buen recuerdo de esta etapa y sorprendáis a todo el mundo con un original retrato de la evolución de tu tripa. Es una etapa muy importante y muy bonita, y estamos seguros que queréis dejar constancia de ello, cada mes es una etapa vencida, un nuevo reto, y una nueva transformación para el cuerpo de la madre.

Es un momento único, tanto para ellas como para ellos, pero las mamás están especialmente radiantes durante el embarazo, seguramente por la felicidad de lo que su cuerpo está haciendo. No dejamos atrás a los papás, quienes incluso pueden posar cada mes junto a la barriguita de la mamá, o pueden tener un papel secundario siendo los encargados exclusivos de hacer esa foto cada mes.

También podéis hacer que el protagonismo recaiga en el hermano mayor. Así, sentirá desde el primer momento que él también es partícipe en esta nueva incorporación, y atajaremos problemas de rebeldía y desobediencia que pueden afectar a esos hermanitos que no entienden el tener que dividir las cuidados de papá y mamá con una persona nueva.

También podéis incluir las ecografías de cada mes, globos, pintura… todo lo que se os ocurra será buena idea para inmortalizar este momento y enseñárselo a todos vuestros allegados. Tomároslo como un momento divertido y lo demás saldrá por si solo.

Fotos que tienes que hacerte durante el embarazo o te arrepentirás

Especial Día de la Madre

Restaurantes para celebrar juntos el Día de la Madre

Da las gracias a tu madre por ser la mejor abuela

28/04/2016 02:41

El embarazo es un momento único para las mujeres, están deslumbrantes, seguramente por la felicidad de saber que van a traer un niño al mundo que será, sin duda, lo más importante de sus vidas.

Para conservar el recuerdo de esta época radiante y feliz te proponemos que retrates estos momentos con fotos originales y divertidas para inmortalizar cada instante previo al nacimiento de tu hijo, y también para anunciar a la familia y los amigos que estáis esperando un nuevo miembro en la familia. Toma buena nota para no arrepentirte luego de no haberlo hecho.

1. El embarazo en 360º

Empezamos con este gif animado de una chica que inmortalizó la progresión de su embarazo de principio a fin, fotografiándose en el mismo sitio dando vueltas sobre sí misma para que se observase el crecimiento de su barriga, hasta que nació su bebé.

2. Barriga hinchable

Genial la idea de esta pareja que ha hecho una serie de seis fotos en los que se ve como el padre va hinchando la barriga de la madre con un inflador de neumáticos en una gasolinera, hasta que revienta y aparece el bebé.

3. Sus primeros selfies

Otra forma orginial de inmortalizar la evolución del embarazo son estos autoretratos hechos por mamá delante del espejo que hemos visto en boredpanda, uno por mes hasta dar a luz, y la última con el bebé.

4. Anuncia tu embarazo con las matemáticas

En baby lute nos hemos encontrado esta divertida foto para anunciar a nuestros seres queridos que pronto seréis uno más utilizando las matemáticas, mamá tiene que llevar un bebé dentro para que salgan las cuentas.

Y sin son gemelos…

5. Se avecina una nueva tormenta

Nos ha encantado esta foto para anunciar al mundo que un nuevo bebé está en camino, otro retoño que se unirá a sus hermanos para volvernos un poco más locos y llenar la casa de más amor e ilusión.

6. El antes y el después

¿Qué esconde tu barriga? La de papá cerveza, la de la niña zumo de manzana y la de mamá ¡un nuevo bebé! Nos hemos reído mucho con estas fotos en familia del antes y el después para segundos embarazos.

Antes

Después

7. Su vida en nuestras manos

Seguimos con esta foto que hemos visto en sheknows en la que la mamá aparece en primer plano y el papá más alejado de la cámara simulando que está sujetando la barriga entre sus manos ¡un clásico!

8. Dónde comen 6 comen 7

En upshout nos proponen esta divertida forma de inmortalizar la llegada de un nuevo bebé, solo apta para familias numerosas.

9. Melones y sandías

Para papás graciosillos sugerimos esta foto que hemos visto en mama daje rade en las que el padre imita el cuerpo de la futura madre con un par de melones y una enorme sandía.

10. Cumplemeses

Acabamos con esta hermosa foto de cool digital que puedes hacer de forma periódica desde el inicio del embarazo hasta el nacimiento del bebé, en la que se vea el crecimiento de los niños de la casa, los natos y los no natos.

Foto de portada hello little world

Evolución del embarazo, mes a mes

El embarazo es una época de cambios físicos y emocionales para la mujer. En algunos casos, estos cambios conllevan molestias; en otros apenas pasan desapercibidos. Hemos pedido a las matronas de Obstetrix, centro de preparación al nacimiento y atención de la mujer, que nos expliquen qué cambios se producen en el cuerpo de la mujer durante el embarazo mes a mes.

Primer mes

  • Ausencia de mestruación.
  • Dolor en las mamas. Se experimentan las primeras modificaciones. Las glándulas mamaria comienzan a prepararse y se inicia el proceso que capacitará para lactar al nuevo hijo.
  • Manchado menor que una regla. En ocasiones puede aparecer un pequeño manchado que se debe al proceso de implantación del embrión en la mucosa uterina.
  • Al finalizar el primer mes, el embrión mide unos 5 mm.

Segundo mes:

La mujer ya sabe que está embarazada, debido a la ausencia de menstruación. El test de embarazo ha determinado la presencia de la hormona que confirma el embarazo, está hormona se puede detectar en sangre o en orina.

Aparecen los primeros signos y síntomas del embarazo:

  • Náuseas.
  • Mareos.
  • Aversión a determinados sabores, olores o aromas fuertes.
  • Dolor en las mamas. Comienzan a crecer y aparecen unos pequeños gránulos en la areola, alrededor del pezón que se llaman tubérculos de Montgomery y cuya finalidad es hidratar el pezón y prepararlo para la lactancia. La areola comienza a tornarse más oscura.
  • Dolor abdominal similar a una regla, debido a que el útero inicia su crecimiento, aunque no es apreciable en el contorno de la mujer.
  • Incremento del flujo vaginal.
  • Necesidad frecuente de orinar.
  • El embrión mide 3-4 cm y pesa alrededor de 3 gramos.

La matrona puede ayudarte y guiarte en el cuidado de la gestación, por lo que debes ponerte en contacto con ella.

Tercer mes

En este mes se realizará la primera ecografía que tiene como finalidad datar la gestación, es decir, en función de una serie de parámetros que se determinan en ese estudio ecográfico el tocólogo, establecerá con precisión cual es la fecha en que se ha producido la fecundación y por tanto cual será la fecha probable de parto.

Los signos y síntomas son:

  • Nauseas y vómitos.
  • Aprensión a determinados sabores y olores.
  • Sensación de plenitud abdominal y flatulencias.
  • Dolor en la zona baja del abdomen por la distensión del abdomen que está comenzando a crecer. Es más frecuente en las mujeres que ya han tenido alguna gestación previa, en ellas la barriga aparece antes.
  • El pecho ha crecido y posiblemente necesitamos alguna talla mayor de sujetador de la que acostumbrábamos a usar.
  • Cansancio y somnolencia.
  • Sensación de fatiga al realizar actividad física.
  • Necesidad frecuente de orinar.
  • Cambios bruscos de humor.
  • Es necesario proteger la piel de la exposición al sol, de ahora hasta el final de la gestación, aunque debería utilizarse protección facial durante toda la gestación para evitar las manchas. Las zonas donde aparecen con más frecuencia es en cara, abdomen,(línea alba) y zona genital.
  • Puede existir cierta tendencia al sangrado de las encías al cepillar los dientes,la mucosa oral está mas sensible durante el embarazo.
  • Al finalizar el tercer mes, el feto mide unos 12 cm. y pesa unos 65 g.

Cuarto mes

En el tercer trimestre, que comienza ahora, el organismo materno y fetal está sometido a modificaciones importantes debido al crecimiento del feto y por tanto del incremento de las necesidades a las que somete al organismo materno, ello es la razón por la que se realizan una serie de pruebas y determinaciones para verificar que la gestación evoluciona con normalidad.

  • El útero ha crecido y la gestante normalmente comienza a necesitar ropa de premamá.
  • En ocasiones las náuseas y los vómitos disminuyen e incluso comienzan a desaparecer a partir del cuarto mes.
  • El peso de la mujer se ha incrementado, pero a partir de ahora es cuando más va a ascender, es necesario controlarlo mediante una dieta equilibrada.
  • El peso y el crecimiento del útero con nuestro bebé, comprime a nivel de la pelvis, lo que predispone a la dificultad de retorno venoso desde los miembros inferiores y a la aparición de varices, edemas y dolor en las piernas.
  • Las digestiones son más lentas, por lo que aparecen flatulencias, acidez y estreñimiento.
  • Aparecen modificaciones en la piel, como la línea alba desde el ombligo hasta la sínfisis del pubis. También pueden aparecer manchas en la cara, arañas vasculares.
  • Continúa la necesidad de micción frecuente, incluso durante la noche, por lo que la mujer descansa peor.
  • Se comienza a disfrutar del embarazo, es evidente por el aumento del volumen de la barriga y es mejor tolerado ya que han ido desapareciendo las molestias del inicio.
  • Al finalizar el cuarto mes, el feto mide unos 20 cm. y pesa unos 250 g.

Quinto mes

  • La distensión de la piel del abdomen favorece la aparición de estrías, además de tirantez sobre todo en las horas finales del día.
  • Las extremidades inferiores sufren la dificultad del retorno venoso y también es frecuente que estén más edematosas al finalizar el día, más dolorosas y más cansadas.
  • Comenzamos a sentir los movimientos del feto, que son cada vez más activos.
  • La mujer en ocasiones experimenta una sensación de congestión nasal que no se corresponde con catarro, rinorrea ni alergia, y que se debe a la retención de líquidos que experimenta en todo el organismo y fundamentalmente en las zonas mucosas.
  • En torno a la semana 20 de gestación se realizará un estudio ecográfico que tiene como finalidad comprobar la morfología de los órganos, aparatos y sistemas del feto.
  • Es posible determinar el sexo del bebé.
  • Al finalizar el quinto mes, el feto mide unos 30 cm y pesa unos 650 g.

Sexto mes

  • Debido al crecimiento del útero, se desplaza el centro de gravedad de la mamá, en algunas ocasiones pueden aparecer dolores en la espalda.
  • Los ardores aparecen o se incrementan, ya que el feto en crecimiento ocupa la cavidad abdominal comprimiendo el resto de los órganos abdominales de la madre, sobre todo se nota a nivel gástrico porque no toleramos comidas copiosas y existe reflujo.
  • A nivel respiratorio también se producen modificaciones, la capacidad de la caja torácica está disminuida, con lo que la frecuencia respiratoria se incrementa y la mamá lo interpreta como fatiga ante esfuerzos físicos que antes no suponían dificultad respiratoria o falta de aire. Se debe a que la caja torácica está desplazada por el crecimiento de la cavidad abdominal.
  • La mamá cada vez se siente más cansada y con mayor dificultad para la realización de actividad.
  • Puede aparecer sensación de pinchazo o tirones en la zona baja del abdomen por el peso al que está sometido y la distensión de la musculatura.
  • Al finalizar el sexto mes, el feto mide unos 37 cm y ya pesa un kilo.

Séptimo mes

  • El útero crece mucho en parte debido al incremento de la cantidad de líquido amniótico.
  • La compresión en la pelvis es mayor por el peso, por lo que es más frecuente que aparezcan hemorroides, varices, dolor en piernas, hinchazón de las piernas.
  • Debe controlarse el peso de la madre.
  • Pueden aparecer calambres en las piernas.
  • Pueden aparecer las contracciones de BraxtonHicks, son contracciones uterinas que la mamá percibe por la sensación de la barriga que se endurece o como un globo que se hincha dentro del abdomen, pero que no son dolorosas.
  • La dificultad para dormir es mayor, porque no se encuentra postura, el bebé se mueve mucho, es frecuente la necesidad de miccionar, el ardor y la pirosis continua presente y cada vez más intenso.
  • Al finalizar el séptimo mes, el feto mide unos 42 cm y pesa unos 1,500 g.

Octavo mes

  • El feto suele estar colocado en cefálica.
  • Las contracciones de BraxtonHicks son cada vez más frecuentes, fundamentalmente al final de la tarde, y en ocasiones suelen ser molestas.
  • Los movimientos del feto son más coordinados, se perciben como más intensos pero menos frecuentes, no se mueven tanto como hasta ahora.
  • En ocasiones puede escaparse el pis junto con un movimiento del feto, sobre todo si la mamá estaba aguantando las ganas de hacer pis.
  • Cuesta más descansar.
  • Hay más dificultad para el movimiento y para la actividad, por lo que es frecuente que la mamá sufra pequeños accidentes domésticos, caídas, golpes, etc.
  • Al finalizar el octavo mes, el feto mide unos 47 cm y pesa unos 2,500 g. El feto ha ganado peso de forma espectacular con respecto al séptimo mes.

Noveno mes

  • El cansancio es mayor, se duerme peor, estás más molesta, aparecen contracciones que son similares a el dolor durante la menstruación, o en la zona lumbar, pero que con una buena preparación al parto eres capaz de manejar, haciendo uso de los recursos que tu pareja y tu habéis practicado junto con tu matrona en las clases.
  • Pueden aparecer los signos y síntomas que indican que el parto va a comenzar y que sabes identificar y actuar ante ellos por lo tratado en la preparación al nacimiento.
  • En el momento del nacimiento, un bebé de tamaño medio medirá unos 50 cm y pesará unos 3,000-3,500 g.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *