0

Educar a un labrador

Para saber cómo educar a un labrador cachorro, lo primero es empezar con los pasos más básicos de la educación de un perro. Ten en cuenta que, cuando un cachorro nuevo llega a casa, se dan varios comportamientos comunes en todos los perros. El labrador cachorro morderá, tanto a ti como todo lo que encuentre por el suelo; cuando salgas, cabe la posibilidad de que te encuentres algún destrozo al volver; se hará sus necesidades en cualquier lugar de la casa; y, es posible que también llore por las noches.

Es importante que seas muy paciente en educar a un labrador cachorro. Tanto la paciencia como la constancia deben estar siempre presentes. Pero, sobre todo, no olvides hacerlo todo con amor.

¿Cómo educar a un labrador cachorro desde el primer día en casa?

La educación del cachorro de labrador debe empezar desde el primer día que llega a casa; esto debe ser alrededor de los 2 meses, cuando se separa de la madre. Los primeros pasos en la educación del labrador cachorro son:

Nombre

Para educar a un labrador cachorro lo primero que le enseñamos es su nombre; será la palabra a la que responderá y atenderá el resto de su vida. Repite el nombre siempre que interactues con tu nuevo amigo. Antes de comenzar cualquier entrenamiento debe haber aprendido a la perfección el nombre que has escogido para él.

Órdenes básicas

La palabra “no”, “ven” y “vamos” son las primeras que debe aprender y entender el cachorro. “No”, cuando haga algo que no debe; “ven”, para que acuda siempre a tu lado cuando lo llames, tanto en la calle como en casa; “vamos”, para que te acompañe en la calle y vaya a tu lado sin necesidad de tirar de la correa.

También puedes enseñar a tu cachorro otras órdenes muy útiles en el día a día del labrador. La orden “sienta” o “tumba” son muy ventajosas en todos los perros, pero sobre todo en los de raza grande. Con ellas puedes calmar a tu perro cuando está nervioso o evitar que se suba o salte sobre las personas.

Hacer sus necesidades en la calle

Los primeros días, el labrador cachorro hará, tanto el pis como la caca, en cualquier lugar de la casa, incluidas alfombras, camas, muebles… Como al principio será difícil enseñarle a hacerlo sólo en la calle, puedes enseñarle a que lo haga siempre en el mismo lugar de la casa: en un periódico o empapador. Pon varios periódicos y ve disminuyendo la cantidad hasta que el perro vaya directamente a hacerlo en él. Puedes mojar el periódico o empapador con su orina para incitar a que lo haga en ellos. Por supuesto, cuantas más veces salga a la calle y mejor establezcas una rutina de paseos, más pronto dejará de hacer sus necesidades en casa.

Socialización

Una de las cosas más importantes en la vida de los perros, la socialización con personas y animales. Pon todo tu empeño desde el primer día en que se relacione con otros perros y gatos, así como con cualquier animal con el que vaya a convivir: como un conejo o un ave. Es importante que el cachorro se socialice dentro y fuera de casa para que en el futuro no desarrolle miedos que desencadenen en problemas de conducta. ¡Deja que tu labrador cachorro se divierta con otros perros en el parque!

Si ha llegado el momento de ampliar tu familia con un nuevo compañero peludo de cuatro patas, déjame asesorarte sobre cómo educar a tu cachorro para que la convivencia sea perfecta.

En esta sencilla pero completa guía aprenderás a enseñar a hacer sus necesidades fuera de casa, dormir sin llorar, aprender a pasear y los cuidados básicos que todo cachorro necesita.

[email protected], no te venderé ningún curso ni necesitarás registrarte en ningún lado, simplemente dedícame tus próximos cinco minutos y memoriza estos prácticos consejos súper efectivos.

Súper importante

Recuerda que un cachorro es cómo un bebé, aunque creas que debe ser listo y obedecer, en realidad el solo querrá comer, jugar y dormir. Así que se muy paciente y jamás te enfades con el si no te obedece.

Todos los perros son cachorros hasta que cumplen los catorce – dieciséis meses de vida, donde ya se les considera perros jóvenes. Hasta los cinco o seis meses de vida, es totalmente normal que no te hagan caso.

Pero eso no significa que no debamos comenzar a enseñarles cómo comportarse. Algunos comienzan a aprender a los tres meses y otros a los seis. Sea cómo sea, recuerda que será tu mejor amigo, trátalo cómo tal.

Y si aun no tienes un cachorrito pero estás pensando en tener uno, recuerda que hay miles esperando ser adoptados en las múltiples protectoras de animales situadas por todo el país.

Cómo educar a un cachorro para que haga sus necesidades fuera de casa

Enseñar a nuestro cachorro a hacer sus necesidades fuera de casa es muy sencillo, pero debemos tener paciencia pues no es algo que aprendan en una o dos semanas.

Una vez que nuestro cachorro tenga sus vacunas puestas (puedes ver aquí cuales son: Calendario de vacunación para perros) podremos salir de casa a pasear con el y a enseñarle a hacer pipí y popó fuera de casa.

Algunos perros aprenden a hacer sus cosas fuera de casa con cuatro meses y otros con seis meses… cada perro es un mundo, y cada caso es diferente, por lo que el tiempo puede variar un poco.

Enseñarles es realmente sencillo: Cuando tu perro haga pis o caca en casa no debes regañarle, ni mirarlo mal ni enfadarte (ellos lo notan). Simplemente debes limpiar lo ensuciado y seguir con tu rutina diaria.

Cuando salgas a pasear y haga pis o caca en la calle, al terminar debes felicitarle mucho, acariciarle y darle un premio (una golosina para perros, un trozo de salchicha, lo que quieras).

De esta forma, tu cachorro asociará hacer pis y caca fuera de casa a algo positivo que tiene premio y en poco tiempo, dejará de hacer sus cosas dentro de casa.

Súper consejo: Los perros son animales de costumbres y rutinas, si lo acostumbras a salir siempre a las mismas horas, aprenderá mucho más rápido a controlarse y hacer sus cositas fuera del hogar.

Ejemplo práctico

Programa cuatro o cinco salidas al día de mínimo quince minutos (mañana, mediodía, tarde y noche), siempre a las mismas horas para que se acostumbre.

Cada vez que haga sus cosas fuera de casa, felicítalo “Buen perro” – “Muy bien Tobby” y acarícialo un poco mientras le das su premio. Esta técnica recibe el nombre de “refuerzo positivo” y es la que mejores resultados ha demostrado dar.

El truco está en respetar los horarios de salidas y en darle siempre un premio, en pocas semanas aprenderá por completo.

Cómo educar a un cachorro para que aprenda a pasear con la correa

A ningún cachorro le gusta que le pongan un collar y mucho menos, una correa. Es como si les limitaras su libertad, algo muy comprensible. Por desgracia, los perros no pueden ir sueltos por la calle, porque pueden escaparse y ser dañados por algún vehículo o incluso escaparse y perderse.

Es muy importante que comiences su socialización en cuanto sea posible, normalmente una vez que ya le han puesto las vacunas (a los tres meses). Gracias a la socialización será un perro tolerante con otros perros y humanos, es un proceso realmente importante. Puedes informarte en profundidad desde:

  • Consejos para socializar a un perro correctamente.

Ponle el collar a tu cachorro, no demasiado apretado, debes poder meter dos dedos entre el collar y su cuello sin que le apriete. Ten presente que tu perro crecerá muy rápido, así que vigila que el collar no le apriete nunca, deberás ir ampliándolo cada poco tiempo.

Lo mejor es dejarle el collar puesto siempre, tanto en la calle como dentro de casa, hasta que sea adulto y este acostumbrado. De esta forma se acostumbrara pronto a llevar el collar y no intentara quitárselo constantemente.

Antes de salir de casa ponle la correa, te recomiendo que uses una correa corta, de no mas de dos metros y que no sea extensible. Debemos enseñar a nuestro cachorro a pasear, no a estar a su aire con una correa excesivamente larga.

Abre la puerta de casa y sal tu primero, después debe salir tu perro pero siempre cuando se lo indiques, acostúmbrale a salir con una orden como “vamos” o “sal”.

Durante el paseo se paciente con el, los cachorros caminan mucho mas despacio que tu y además no les gusta pasear… solo quieren correr y olisquead cosas.

Te recomiendo que vayas a un parque o lugar donde puedas soltarle y le dejes correr y jugar, deja que se desfogue, que se canse y que disfrute de la vida. Cuando este cansado, antes de volver a casa, será el momento perfecto para pasear con el un poco tranquilamente.

Debes acostumbrarle a caminar a tu lado o detrás de ti, nunca dejes que el pasee por delante de ti, tirando. Eso es como si le dijeras que el manda, que el es el líder de la manda, algo que no debe creer. Si comienza a caminar delante de ti, debes corregirlo.

Cuando vuelvas a casa, entra tu primero y después dile que entre el con una orden como “vamos” o “entra”. Es muy importante que siempre seas tu el primero en entrar y salir de casa, si los acostumbras desde cachorros para ellos será algo habitual.

Lleva a tu cachorro a un parque para perros, para que se relacione y juegue con otros perros. Cuando se haya cansado, puedes enseñarle a pasear durante el camino de regreso a casa.

Simplemente deja que camine junto a ti, si el se para a oler algo, para tu también y dale tiempo para que olfatee. Si el se sitúa por delante de ti, para y tira un poco de la correa para que se ponga a tu par o detrás.

Truco:Algunos cachorros se niegan a pasear a nuestro lado, intentato ir delante siempre. Si mantienes un premio en la mano (de forma que el lo pueda ver y oler), paseará junto a ti todo el trayecto. En poco tiempo, aprenderá a no situarse delante

Cómo educar a un cachorro para dormir sin llorar

Lo primero que debes hacer es pensar si tu cachorro va a dormir en la habitación donde tu duermes o en otra habitación, como por ejemplo el salón – comedor o la cocina.

Debes colocarle una cama en el sitio elegido para que duerma por las noches y otra donde suelas pasar el día, por ejemplo puedes ponerle una cama en tu habitación si va a dormir allí siempre y otra en el salón, que es donde mas tiempo pasas (y el contigo).

Así el podrá hacer siestas cuando quiera sin tener que irse a otra parte de la casa, cuando son tan pequeños, siempre quieren estar contigo y a menudo estarán durmiendo.

Nunca acostumbres a tu perro a dormir contigo y después, tras unos meses, lo mandes a otra parte de la casa, porque el pensará que ha hecho algo malo y es un castigo. Por ello es mejor decidir la ubicación final donde siempre dormirá por las noches.

Si su ubicación final para dormir no es tu habitación, es por ejemplo la cocina, podrás observar que las primeras noches, cuando le dejes solo para dormir… comenzará a llorar.

Es algo completamente normal y nunca debes ceder e ir a visitarlo para calmarlo, porque entonces se dará cuenta de que cuando llora, tu acudes. Así no aprenderá nunca a dormir solo, sin embargo, si lo ignoras las primeras noches, todas las demás dormirá tranquilamente y sin llorar, solo necesita acostumbrarse.

Por supuesto, prepárale una cómoda y acogedora cama donde dormir a gusto y déjale siempre a su disposición agua fresca y limpia.

Si no dispones de una cama para tu cachorro, déjale una manta doblada para que pueda dormir encima de ella, de forma que nunca lo haga encima del frío y duro suelo.

Cuando llegue la hora de dormir sácalo a dar un pequeño paseo para que haga su último pipí, prepara una bolsa de agua templada y déjala en su camita junto a el, para que duerma más tranquilo.

Si tu cachorro suele llorar, puedes aprender muchos más trucos para evitar que llore por las noches desde:

  • Cómo evitar que un cachorro llore por las noches

Cómo educar a un cachorro para que sepa quedarse solo en casa

Aunque todos los cachorros son una monada.. también pueden ser súper destructivos si al quedarse solos sienten abandono o ansiedad, mordiendo cualquier cosa que encuentren.

Por eso es muy importante enseñarles a quedarse solos desde cachorros, para que cuando sean adultos, no nos destrocen la casa cuando no estemos.

Para ello debemos realizar un entrenamiento progresivo, muy sencillo y práctico. Dejaremos a nuestro perro en un lugar tranquilo del hogar, donde tenga una cama y agua a su disposición (un lugar iluminado).

Saldremos de casa durante cinco minutos y volveremos, le saludaremos y estaremos un rato en casa con el. Volveremos a repetir este ejercicio tres o cuatro veces al día.

Con el paso de los días, iremos alargando el tiempo que pasamos fuera de casa, de cinco minutos a diez, y a las pocas semanas a quince, etc… Con esto conseguiremos trabajar su paciencia.

Consejos prácticos

La mayoría de los cachorros aprenden a quedarse solos tras pocas sesiones de entrenamiento, pero si el tuyo es una excepción… siempre puedes entretenerle con algún juguete interactivo cómo un Kong (con comida en su interior).

También puedes dejar la TV o la radio puesta, para que escuche gente hablando y se sienta más tranquilo. Puede parecer una tontería, pero es realmente efectivo.

Cómo educar a un cachorro para que no muerda

Todos los cachorros sienten la necesidad de morder cosas, muebles, zapatillas (les encantan), cables, sofás e incluso a nosotros mismos.

Es algo totalmente normal, principalmente cuando están mudando los dientes de leche por sus dientes definitivos, ya que ello les provoca bastante picor y dolor.

Cuando nuestro cachorro muerda algo que no debe, incluidos nosotros mismos, debemos llamarle la atención. Un “No!” o un “Shhhh!” alto y rotundo debería ser suficiente. Acto seguido, cogeremos uno de sus juguetes y se lo pondremos en la boca para lo muerda.

El objetivo es que aprenda que no puede morder lo que el quiera, excepto sus juguetes, los cuales puede morder siempre que quiera. De esta forma aprenderá rápidamente a respetar el mobiliario de nuestro hogar y a nosotros mismos.

Si la corrección no es suficiente, podemos aplicar la técnica de la mordida, suavemente ya que es muy pequeño, puedes aprenderla aquí:

  • Cómo corregir a un perro

Cómo educar a un cachorro para que coma correctamente

Los pequeños cachorros son muy glotones, siempre tienen ganas de comer y si les dejas, se comerán el saco completo de comida.

Lo primero que debes saber, es la cantidad diaria de comida que debes darle, que varia en función de su tamaño y peso. Si le das pienso comercial para perros, en la parte posterior del saco veras la dosis adecuada. Si le das comida natural cómo dieta BARF, debes darle el equivalente al diez por ciento de su peso, de forma que si pesa 3 kilos, le daremos a lo largo del día 300gr.

Los perros son animales de costumbres, por lo que debes ponerle de comer todos los días a las mismas horas. Y hablo en plural porque los cachorros necesitan comer tres o cuatro veces al día, de forma que si tenemos que darle 300 gramos, le daremos tres tomas de 100 gramos ó cuatro tomas de 75 gramos.

Ponle un cuenco con la comida cerca de donde tenga el agua, por si tiene sed mientras come. Acostúmbrale desde cachorro a que tu puedes meter la mano en su comida cuando quieras, incluso retirársela, sin que el se enfade. Puede ser que los primeros días que le quites la comida en plena faena se enfade un poco, pero pronto se acostumbrará.

Esto no significa que todos los días debas quitarle la comida, sino que debes enseñarle a que tu como dueño, puedes meter la mano en su cuenco mientras come o retirarle la comida sin que el se queje.

Si tu perro come excesivamente rápido, debemos enseñarle a tomárselo con calma. Existen unos comederos fantásticos, con bultos en su interior, que dificultan que el perro pueda comer rápido, obligándolo en cierta forma a comer mas despacio, algo muy positivo.

Muy importante: Nuestro cachorro no debe hacer ejercicio ni antes ni después de las comidas o podría sufrir una torsión gástrica.

Cómo cuidar de nuestro cachorro para que sea feliz

Los cachorros son cachorros, solo quieren jugar y descubrir el mundo. No te emperres en adiestrarlos ni educarlos, déjalos crecer y márcales una pautas sencillas como las que hemos mencionado en este articulo.

Para comenzar a adiestrar a un perro debes esperar como mínimo a que tenga seis meses de vida, siendo mas recomendable dejar que cumpla un año antes de comenzar con el adiestramiento.

Los perros viven el día a día, todos los días querrán salir a pasear, jugar, saludar a otros perros, dormir…. disfruta de esos momentos con ellos, dales mucho cariño y felicítalos con entusiasmo siempre que hagan algo bien. Cuando hagan algo mal, un simple “no!” es mas que suficiente.

Se responsable con tu cachorro, necesitara vacunas y una cartilla médica para cuando se ponga enfermo. Contacta con algún veterinario cercano a tu domicilio y ten a tu perro siempre al día. Una buena alimentación, una correcta educación, ejercicio a diario y mucho cariño es lo único que necesita un perro para ser feliz.

Y recuerda, nunca bajo ningún concepto debes golpear o maltratar a tu perro. Ellos tienen muy buena memoria y lo recordarán siempre, además puedes crearles miedos y traumas muy difíciles de corregir. Se amable con tu cachorro y sobre todo, respetuoso.

Tener un perro no es simplemente tener una mascota, tener un perro es ampliar tu familia y el será una de las partes más importantes, porque siempre necesitará de tus cuidados y compañía, no le decepciones, un perro es para toda la vida.

Cuando llega a tu casa una mascota como un perro labrador, lo primero que piensas es como adiestrarlo y para esto se tiene que tener disposición, amor y ser categórico con la disciplina, a fin de evitar los castigos. Aquí te presento algunos pasos a tomar en cuenta sobre ¿Cómo educar a un perro labrador desde cachorro?.

¿Cómo educar a un perro labrador?

Para educar tu perro labrador lo primero que tienes que hacer, es informarte sobre la raza. En el mercado puedes conseguir libro relacionados con este tema, investigar en páginas web de criadores de labradores y de médicos veterinarios, para que conozcas las enfermedades que pueden sufrir esta raza de perro.

Las estrategias de adiestramiento son comunes para todas las razas, lo que si tienes que tener en cuentas son aquellas características que específicas de ese tipo de perro, como, su disposición para tener un comportamiento nervioso y agresivo , conocer las enfermedades que sufren y tener conocimiento sobre su estructura ósea y su musculatura.

Los labradores son razas de perros que pueden vivir con un grupo familiar, son perros cazadores por lo que tienen buena actitud para recibir instrucciones, tienen un carácter noble, son perros inteligentes, igualmente saben tomar un rol de sumisión dentro del grupo familiar. Lo que facilita su entrenamiento de obediencia. Son perros que aprender rápido recibir instrucciones.

Si bien esto es una ventaja, también se tiene que considerar el temperamento fuerte y nervioso de esta raza de perros. El adiestramiento de esta raza de perros, tiene que contemplar estrategias rigurosas, pues son perros muy intensos que pueden llegar a tener conductas destructivas si no se lo ejercita lo suficiente.

Son además perros que por su temperamento son muy expresivos cuando muestran su afecto y, a su vez son muy apegados con su dueño. Por esto llegan a sufrir de angustia por ausencia si su dueño sale de viaje por un tiempo largo y, como es un perro fuerte, puede llegar a lastimar a personas u animales de manera accidental.

Cómo adiestrar a un cachorro

Además, de las situaciones de comportamiento, se tiene que ser previsivo con situaciones que impactan su salud, como que consuman objetos no comestibles o se deprimen. Entonces se tiene que ser paciente cuando se está adiestrando a un labrador cachorro. Pues la paciencia como la perseverancia tiene que estar presentes y en especial hacerlo todo con amor. Conocé además sobre los perros de raza terranova.

Consejo para su entrenamiento

Lo primero conocer las características de la raza de los perros labradores, ya estando familiarizado con este tema, se le puede tratar de acuerdo al vigor de estos perros y lograr darle una buena educación desde cachorro, esta educación es clave para tener un adulto equilibrado y con buena conducta. Espero que los siguientes conceptos sean de tu utilidad.

Educarlos desde pequeños

¿Cómo educar a un perro labrador adulto?, los perros labrador adulto también se les puede educar, ya que los perros en general aprenden durante toda su vida. Sin embargo, es preferible educar a los perros desde cachorro, y sobre todo los perros labradores para corregir hábitos antes de ser perros adultos.

En los perros labradores su adiestramiento se realiza al culminar el destete, o en el momento justo en que va ser adoptado por una familia y el cachorro será un miembro más del hogar. Su educación tiene que empezar a los dos meses una vez separado de su madre y, asimismo al momento de llegar a la casa donde vivirá.

Unas de las primeras cosas a enseñar a estos cachorros es, no saltar sobre las personas, porque mientras estén pequeño nos parecerá gracioso y, a diferencia de cuando son adultos y su puede tener un peso de casi 50 kilos y cuando te reciba saltando sobre ti, esto será poco gracioso, así como llegar a ser peligroso.

Enseñarle su nombre

Lo primero a enseñarle es su nombre, es decir la palabra que responderá y lo identificará durante toda su vida. Cuando Repite el nombre siempre que te encuentres cerca con tu nuevo amigo. Antes de emprender cualquier adiestramiento debe haber atendido cada llamado que le hagas con el nombre que has elegido para él.

Los Básicos

Las primeras palabras que se les tienen que enseñar y a tu pequeño labrador, son las siguientes “no”, “ven” y “vamos”. Se le enseña obedecer a la palabra “No”, para cuando haga algo que no debe hacer; la palabra “ven”, para cuando lo llames vaya a tu encuentro, sea que estés en la casa o en la calle; la palabra “vamos”, para que te custodie en la calle y vaya a tu lado sin precisar de llevar de la correa.

Además de estas palabras puedes enseñar a tu perro labrador otras palabras de utilidad para recibir instrucciones en el día a día. Como “siéntate” o “échate” son muy útiles para entrenar a todos los perros pero mejor para dirigir a los perros grandes. Con estas palabras de instrucción puedes serenar a un perro alterado o para que no se suba sobre objetos ni le salte a las personas.

Socialización

Es recomendable que cuando eduques a tu perro la enseñes a socializar con personas y animales. Enséñale a relacionarse con otros animales de la casa: conejo o pájaros. Que se relacione tanto fuera como dentro de la casa con el objetivo de que no desarrolle miedo o temores y en el futuro tenga problemas de conducta. Permite que tu pequeño labrador juegue con otros perros en el parque.

La socialización de tu perro labrador será una vez que le hayas colocado las vacunas. Así como le enseñas a socializar con los miembros de la familia, también poco a poco enséñales a relacionarse con personas diferentes a las del círculo familiar. De esta forma cuando el perro labrador sea adulto se evitará el tenerles miedo y que les tenga desconfianza a fin de evitar su comportamiento agresivo.

Acceso o restricción de espacios y comportamiento

Por medio de diferentes estrategias de adiestramiento, tienes que instruir a tu perro labrador que le está permitido hacer y lo que se le prohíbe. Asimismo, a sitios puede ir, estar, y en qué momentos. Así también cuáles con qué objeto puede jugar. Esto es básico para lograr buena relación con tu perro labrador.

Al educar a los perros tiene que quedar muy claro que eres el alfa. Si bien no es un perro dominante a los perros labradores se les tiene que indicar quién es el que domina. Son perros que les gusta que los acaricie así que si lo tratas con disciplina, amor y respeto tendrás tú puesto asegurado dentro de la jerarquía del hogar.

Cómo educar a un perro labrador para ir al baño

Cuando se le está enseñando cuáles son los espacios donde puede acceso y cuáles no, también se les puede indicar donde orinar fuera de la casa. La mejor manera de enseñarle dónde y el momento de hacer sus necesidades es dándole un premio porque siguió bien la instrucción. Cuando recién llegué a la casa el cachorro hará sus necesidades en cualquier sitio. Te invito a conocer sobre el Pastor belga

Cuando están muy pequeños es difícil enseñarle hacerlo solo en la calle, entonces te sugiero guiarlo para que lo haga siempre en un mismo lugar de la vivienda, sea en un periódico o empapador. Primero coloca muchos periódicos y luego cada día vez disminuyendo la cantidad de periódicos. Mientras sigue haciendo una rutina de paseo y pronto dejará de hacer sus necesidades en la vivienda.

Instruir para comer

Durante su entrenamiento también se les debe enseñar a estar quieto hasta tanto tú les coloques su cuenco con la comida o el agua, para evitar que por su nerviosismo te salte y la tire al suelo. Entrénalo para que se siente y una vez sentado le ordenas que se quede quieto. Así tú puedas organizarte.

Ya tranquilizada tu mascota es más fácil preparar la comida y cuando esté lista, se la pasas por delante y le ordenas que “ya”, y esa será tu orden para que empiece a comer. Esto también lo puedes hacer para le coloques el agua. Te sugiero que lo adiestres para que te haga caso porque los perros labradores se ponen muy excitables con la comida, por lo hambrientos que son.

Cómo adiestrar a un labrador

Salir a pasear y ejercitar

A medida que le enseñas a obedecerte te sugiero que poco a poco lo salgas a pasear con él. Cuando están pequeños serán paseos cortos de unos 5 minutos diarios por una semana o dos, a la siguiente semana aumentas a 10 minutos y así sucesivamente.

De igual manera tienes que entrenarlo para que vaya al lado tuyo y no se ponga nervioso con otras personas y animales.

Tienes que estar claro, que con 2 meses son como bebes, por esto, no le puedes obligar, en vista que todavía son muy débiles y se cansan rápido, y sería poco estratégico poner a correr a un pequeño cachorro todos los días, lo que podría acarrear problemas futuros con sus articulaciones, en vista que se podrían afectar las mismas.

Cuando salgan a la calle, si quiere correr y tira de la correa prueba con reprender desde el primer día, para que en un futuro cuando ya crezca no te ponga a correr porque con su fuerza, te controle y tire de la correa llevándote de paseo él a ti.

En todo momento tienes que indicarle quién es el dueño de la situación y quien da las órdenes. Solamente dile un “NO” categórico, para que entienda.

Con solo decir NO, y entonar la palabra con decisión y fuerza será suficiente para que el entienda que no tiene que tirar o tensar la correa, que debe dejar de saltar, que tiene que aquietarse para cuando le sirves la comida, o que deje de hacer cualquier comportamiento indeseado. Te dejamos a continuación el siguiente enlace sobre Pastor holandés

Cómo adiestrar a un perro de raza Labrador

Lo primero que debes tener en cuenta al momento de iniciar el proceso de entrenamiento de un perro es que no se entrena una raza específica, las técnicas de adiestramientose aplican a todos los canes en general. Sin embargo, se tienen en cuenta aspectos como su tendencia a desarrollar actitudes nerviosas, agresivas, compulsivas, etc; su predisposición a enfermedades o la estructura ósea y muscular. Así que te daremos algunos consejos para facilitar el poder adiestrar a un perro de raza labrador.

Los labradores retriever son excelentes perro de familia, pues al ser criados originalmente para la caza, tienen una buena actitud para el trabajo, gozan de un carácter noble, son muy inteligentes, además de asumir un rol de sumisión dentro de la jerarquía familiar. Estas características facilitan el entrenamiento de obediencia. Por ejemplo, debido a que sus tiempos de respuesta a las instrucciones de sus cuidadores es más corto, motivo por el cual aprende muy rápido.

A pesar de las ventajas que presenta esta raza frente el adiestramiento, requiere que este proceso sea riguroso, pueses reconocido por ser un perro muy enérgico que puede llegar a adoptar conductas destructivassi no se lo ejercita lo suficiente. Igualmente llega a padecer de ansiedad por separación si su dueño se ausenta durante periodos muy largos y, siendo un perro sumamente fuerte, puede llegar a lastimar a personas u animales de manera accidental, si no se le enseña a controlar las muestras de afecto. Así que el entrenamiento es fundamental en esta raza, no solo para evitar los problemas de conducta, sino también las situaciones que pueden afectar la salud, como lo es la ingesta compulsiva de objetos no comestibles o la depresión.

1.- El entrenamiento debe realizarse desde cachorro

No es que un labrador adulto no pueda educarse,los perros en general aprenden cosas constantemente durante el tiempo que permanecen con vida.Sin embargo, es mucho más fácil educar al cachorro, que corregir hábitos en el adulto. Usualmente el entrenamiento de los labradores inicia después del destete, o en el momento preciso en que se ingresa al cachorro en el hogar.

Es fundamental que los labradores aprendan desde pequeños a no saltar sobre las personas, de cachorros pueden verse muy tiernos y graciosos, pero tener un perro de casi 50 kilos saltando sobre ti, no será para nada divertido, además puede ser peligroso.

2.- La socialización es importante

Los labradores no son perros con tendencias agresivas, pero al tener un pasado como perro recolector de presas, tiene la debilidad de perseguir animales más pequeños, ya sean otros perros, gatos o aves. El socializar le ayudará a controlar en cierta medida su instinto de presa, además debes enseñarle a responder cuando lo llames y a obedecer a los comandos de voz.

La socialización debe darse cuando el cachorro complete su cuadro de vacunación, de otra forma es vulnerable a contraer enfermedades que pueden poner en riesgo su vida.

Recuerda quela socialización involucra también el contacto con otras personas diferentes a las de tu círculo familiar, de esta manera no tendrás inconvenientes en el momento de invitar nuevos amigos a casa.

3.- Delimitar espacios y actitudes

A través de diferentes métodos de entrenamiento, tu labrador debe saber lo que le es y lo que no le es permitido, a qué lugares tiene acceso y en qué momentos. Además de saber con qué objetos puede interactuar. Esto es fundamental para lograr una sana convivencia con tu mascota, que evitará que interactúe con objetos peligrosos o que haga sus necesidades donde no debe.

El labrador no es un perro muy dominante, pero debe quedar claro que tú eres el alfa. Esta es una raza muy receptiva a las caricias, así que si lo tratas con disciplina, amor y respeto tendrás tu puesto asegurado dentro de la jerarquía del hogar.

4.- El ejercicio es fundamental

Esta raza es hiperactiva y demandará de su dueño mucha energía. Para controlar el carácter entusiasta tan extremo del labrador, debes ejercitarlo varias veces al día. Si tienes la posibilidad de llevarlo a la playa o a un lago sería ideal, a los labradores les encanta nadar. Tener un labrador adecuadamente ejercitadole permitirá estar concentrado durante mayor tiempo en los procesos de adiestramiento y aprenderá más rápido.

¡Tu perrito labrador es inteligente!

Tiene una gran capacidad para aprender trucos y habilidades útiles para el ser humano. Son entrenados como lazarillos, para ser auxiliares en desastres naturales, asistentes para enfermedades crónicas, etc.

Muchos dueños no saben que los labradores tienen estas destrezas y prefieren que su perro pase la mayor parte del tiempo en casa sin hacer nada. Sin ejercitarse o realizar una tarea que le permita desarrollar su potencial.

Hoy, aunque no aprenderás todo lo necesario para que tu perrito sea un perro entrenado. Si te daremos los tips básicos para empezar con su adiestramiento.

¡Aquí tenemos tips básicos para entrenar a tu labrador!

1. Artefactos Adecuados

Lo primero que debes elegir son los accesorios para empezar el entrenamiento. Para los labradores lo mejor es escoger un collar y correa sencilla. Algunos prefieren las pecheras, pero las indicaciones pueden dirigirse mejor si corriges desde el cuello.

También te recomendamos escoger comida y premios frescos para que tu labrador atienda todas las órdenes.

2. Dentro de Casa

Lo primero es hacer sentir seguro a tu perro dentro de casa, ya sea que tengas un departamento o una casa con jardín, compra una casita, un camita y platos especiales para su comida y agua. Parece un tema sin importancia, pero estos objetos lo hacen sentirse seguro.

Enseñale las reglas básicas dentro de tu hogar, cómo hacer sus necesidades en un lugar asignado y a no morder juguetes ni muebles.

3. Entrenamiento básico

Si tu perro es cachorro o adulto debes empezar a iniciar los comandos básicos.

Ya hemos hablado de cómo enseñarle a tu perro a sentarse. Pero también puedes comenzar por a habituarse a los paseos. Enséñale a caminar junto a ti, pues aunque es un ejercicio básico es muy importante para que no jale la correa.

Conclusión

Aprende junto a tu mascota estos tips básicos pues te servirán para que tu perrito mantenga una vida ocupada y feliz.

Tal vez te gustaría leer: Curiosidades de los Labradores

¿Te gusto el artìculo?

Host a Pet tiene cuidadores de perros cerca de ti.

Baja nuestra aplicación: Google Play y IOS

Como criadores de Labrador Retriever sabemos que tener una mascota en casa requiere de esfuerzo y responsabilidad por parte de los dueños. Para que la convivencia y experiencia sea mucho más amena, te enseñaremos cómo adiestrar a tu labrador retriever.

Características del labrador retriever

Conocer las características de tu mascota al momento de iniciar un entrenamiento es súmamente importante. Esto debido a que, si bien las formas de educar a los perros son relativamente iguales, influyen los rasgos propios de cada raza.

Algunas de las características que influyen en que el tipo de entrenamiento que se realice sea individual para cada raza son:

  • La tendencia a tener actitudes nerviosas.
  • Estructura ósea y muscular del can.
  • Posibilidad de ponerse agresivo o compulsivo.
  • Su predisposición a enfermedades.

En el caso del labrador retriever sus características son realmente favorables cuando llega el momento de adiestrarlos. Aunque hay ciertas patologías comunes en labradores, con el cuidado adecuado y eligiendo ejemplares con buena ascendencia se disminuye el riesgo. Además, estos perros destacan por:

  • Ser perros de familia. Su carácter es muy dócil y obediente.
  • Tienen buena disposición para el trabajo.
  • Son perros obedientes.
  • Aprenden con facilidad, lo que reduce los tiempos de respuesta a las indicaciones.
  • Son perros enérgicos. Es importante considerar esta característica para darles el ejercicio adecuado.

Estos factores indican que el labrador retriever es una excelente raza para entrenar y tener en casa. Su obediencia e inteligencia vuelven a este perro apto para vivir como un miembro más de la familia.

Cómo adiestrar a tu labrador retriever

Adiestrar a un labrador retriever es una tarea sencilla que requiere de mucho cariño, firmeza, paciencia y ganas de orientar a tu perro para que sea una mejor mascota. Sigue los consejos que te indicaremos en este artículo y verás que adoptar un labrador retriever será una buena decisión. Ya que se adaptará al hogar rápida y fácilmente.

Iniciar el entrenamiento lo antes posible

Entrenar a perros adultos es posible, en especial los labradores retriever, ya que es una raza muy inteligente. Sin embargo, es mucho más sencillo educar a un cachorro que cambiar malos hábitos en perros de edad avanzada.

El adiestramiento puede comenzar después del destete que es, aproximadamente, a los dos meses de nacido el cachorro. En este caso, el perro es un bebé y se debe tener mucha paciencia por su comportamiento inmaduro..

Lo mejor de esta raza es que no importa si inicias su entrenamiento a los 2 meses o al año de nacido, siempre aprenderán. Mientras más joven, lo harán con más rapidez, pero los resultados de un entrenamiento respetuoso y adecuado siempre darán frutos.

Enséñales su nombre y ayúdalos a socializar

Socializar es muy importante para esta raza. Permitirles compartir con otros animales los ayuda a controlar su instinto. De esta forma, aprende a convivir mejor con mascotas más pequeñas.

A su vez, es necesario que compartan con personas ajenas a su hogar. Bien sea amigos de la familia o familiares que no vivan en la misma casa. Estos perros deben controlar la emoción de estar rodeado de humanos y aprender a no saltar sobre las personas cuando se emocionan. Por lo que también deben socializar con adultos y niños.

Para tener éxito en la socialización, es muy importante enseñarles el nombre. Pues, de esta forma, pueden reaccionar ante cualquier llamado que le realicen sus dueños para que escuchen órdenes y obedezcan.

Establecer tiempos de entrenamiento

Acostumbrar a tu labrador retriever a unos tiempos determinados de entrenamiento le ayuda a estar más concentrado en las indicaciones. Además, se recomienda que el perro no se encuentre ni muy exaltado ni cansado al momento de las clases.

Lo ideal es dejarlos correr por unos 5 minutos en el patio o el parque y luego entrenarlos de 10 a 15 minutos diarios. También es importante que el lugar en que se realice el entrenamiento no tenga muchas distracciones.

De esta forma tu mascota te prestará toda su atención y aprenderá mucho más rápido.

Define espacios y comportamiento

Cuando les delimitas los espacios y enseñas cuál es el comportamiento que debe tener en estos, ayudas a tu mascota a ser consciente de lo que pueden hacer en estos. Por ejemplo, que en unos sitios se pueden hacer sus necesidades y otros no.

Además, te ayuda a evitar que jueguen con objetos peligrosos o pongan en riesgo su salud en ciertos lugares. Por ello, es muy importante que les hagas saber a cuáles espacios tiene acceso, en qué momento y cuál es la actitud adecuada en estos.

Los labradores retriever son perros muy inteligentes. Esto, les da la ventaja de aprender a comportarse según los deseos de su dueño. Por lo que no será un problema para tu perro distinguir entre el parque en dónde puede correr y la casa, donde debe estar calmado.

Primeras órdenes

Las primeras órdenes que debe aprender tu mascota son las básicas. De esta forma, podrá ser obediente ante las órdenes más importantes. Estas son:

  • Ven.
  • No.
  • Vamos.
  • Sienta.
  • Tumba.
  • Quieto.

Al aprender las acciones que corresponde a estas pequeñas palabras, tu vida con mascota será mucho más sencilla. Ya que tu perro sabrá cuándo no puede hacer algo porque está mal, cuándo debe ir contigo, cuándo es momento de irse de un lugar, sentarse o tumbarse, etc.

Entrenamiento con recompensa

Las felicitaciones y recompensas, bien sea con comida o demostraciones de cariño, refuerzan los comportamientos positivos en la mente del labrador retriever. Los negativos, deben ignorarse. No aplicar castigos funciona muy bien con estas mascotas.

Su necesidad de ver feliz a sus dueños les permite tener la habilidad de desechar de sus mentes los malos comportamientos y repetir aquellos que le dieron satisfacción. Esto corresponde al sistema de entrenamiento canino cognitivo.

Por esto, la recompensa es muy importante. Si tiene una mala actitud, mandarlo a su casa o espacio de la casa sin jugar contigo es suficiente. Solo unos minutos le harán entender que eso que hizo no le trae ningún tipo de beneficio.

Ahora que sabes cómo adiestrar a tu labrador retriever te darás cuenta de que es una tarea fácil que puedes realizar en casa. Volver a esta raza parte de la familia y enseñarle a convivir en el hogar es posible. Si estás pensando adquirir uno, consigue los mejores ejemplares al contactarnos.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *