0

El amor eterno

Tabla de contenidos

Un amor para toda la vida

Hay parejas que suscitan admiración. Lo hacen porque mantienen a flote su compromiso y admiración mutua a pesar de las dificultades, de los años, de las diferencias. Superan cambios, afrontan desafíos siendo ese apoyo siempre indispensable del uno para el otro… Son el ejemplo más claro de que el amor para toda la vida no solo existe, sino que es posible.

Expertos en el tema como John Gottman, célebre por haber desarrollado en la Universidad de Washington su famoso laboratorio del amor, nos señala que el secreto de las relaciones estables reside en saber cuidar esos «enemigos» que boicotean todo vínculo. Así, aspectos como el desprecio, la falta de respeto o de compromiso, son esos «venenos» que debemos atender.

Tal tarea no es sencilla. Asimismo, nadie nos enseña cómo hacer frente a esas dificultades cotidianas en el seno de una pareja. Es más, en ocasiones incluso llegamos a una relación con muchos vacíos internos, con muchas áreas del desarrollo personal aún inmaduras. Son aspectos que sin duda debemos tener en cuenta a la hora de dar y desarrollar con efectividad un amor para toda la vida.

«El amor no se mira, se siente»

-Pablo Neruda-

¿Cuál es el secreto de las parejas cuyo amor dura toda la vida?

Cuando comenzamos una nueva historia de amor deseamos que sea “la definitiva”, que nos dure toda la vida, tal y como impone el estereotipo actual. Con frecuencia, poco tiempo después nos preguntamos cómo, a pesar del esfuerzo que realizamos, el amor se acaba.

El valor de hacer frente a los cambios en equipo

Brian Ogolsky, profesor de desarrollo humano en la Universidad de Illinois, realizó un exhaustivo estudio partiendo de datos registrados desde 1950. Su objetivo era comprender esas estrategias más utilizadas de las parejas para mantenerse unidos. Las conclusiones que obtuvieron fueron las siguientes:

  • Las parejas felices saben hacer manejar los conflictos.
  • Saben cuándo perdonar, ceder y dar nuevas oportunidades.
  • Saben aliviar el estrés de la pareja.
  • Cuidan al otro y se cuidan a ellos/as mismos/as.

Asimismo, algo que enfatizó el doctor Ogolsky es lo siguiente. El amor que dura toda una vida trabaja en equipo. Está unido para hacer frente a los cambios, miran en una misma dirección y confían el uno en el otro.

«Un matrimonio de éxito requiere enamorarse muchas veces, siempre de la misma persona»

-Mignon McLaughlin-

Un acontecimiento crítico puede ser, por ejemplo, la dificultad para entrar en el mundo laboral o la muerte de una persona significativa. Ahora bien, incluso un evento positivo puede ser determinante para el equilibrio de la pareja: el éxito profesional o hasta tener un hijo.

En estos casos, nuestra mente intenta resistir el cambio y lucha para adaptarse a las nuevas circunstancias. De esta forma, podemos determinar que la pareja duradera se caracteriza a su vez por una cualidad que la distingue de las demás: la resiliencia.

La resiliencia en la pareja

La resiliencia de una persona es su capacidad para superar y sacar fuerzas de las circunstancias adversas o estresantes. Viktor Frankl nos enseñó su trascendencia y la necesidad de aplicar esta dimensión en nuestro día a día; también a nivel de pareja. De este modo, despertamos esa competencia compartida con la cual, reaccionar a los cambios con flexibilidad y dinamismo.

Las parejas inoxidables raramente construyen limitaciones y reglas que limiten la libertad individual de su compañero.

Características de las parejas duraderas basadas en la resiliencia

Veamos a continuación cuáles son esos pilares básicos que erigen un amor para toda la vida.

  • Comparten valores: Una pareja resiliente, en primer lugar, posee una fuerte compenetración. Están de acuerdo con la prioridad que dan al sexo, dinero, trabajo, familia, amistad, etc. Están dispuestos a aceptar sus diferencias de opinión sin convertirlas en asuntos de estado.
  • Libertad y desarrollo personal. La pareja resiliente se concede un amplio espacio de libertad, estimulando y los promoviendo el desarrollo personal de ambos miembros. Lo que llama la atención en las parejas estables es la clara división de roles, que no es consecuencia de una decisión unilateral, sino espontánea, acordada y, sobre todo, flexible.
  • Alta independencia familiar: las parejas resilientes forman una familia y limitan la interferencia de los padres y parientes, aunque permanezcan totalmente integrados en la familia. En comparación, las parejas poco estables tienden a mantener una unión con sus padres al límite de la simbiosis.

  • Sexo y pasión: las parejas resilientes mejoran su vida sexual con el paso del tiempo y saben gestionar los periodos en los que, fisiológicamente, puede haber una pérdida de la libido. Una pareja resiliente tiene sexo, una en declive lo hace mal y sin pasión, o ni siquiera disfrutan de estos momentos.

Resiliencia, elixir de larga vida del amor,no es una píldora que puede tomarse según necesidad, ni un remedio para parejas en crisis. Es el resultado de un compromiso genuino y continuo, basado en el respeto mutuo y en la toma de conciencia de que estar juntos es una opción que se renueva cada día.

El amor para siempre no significa enamoramiento para toda la vida

El amor para toda la vida cada vez recibe peor prensa. Es comprensible. Su némesis, el amor líquido, fluye y nos inunda por todos lados adaptándose mucho mejor a los tiempos que corren. En general, las parejas duran poco porque las circunstancias de la vida moderna son cada vez menos propicias y el ‘aguante’ de los enamorados, que antes era de hormigón, hoy está hecho de papel de fumar. Somos una generación voluble, exigente e inconformista.

Nos han educado para que no dejemos de buscar, movidos por una insaciable voluntad de experiencias nuevas y aspiraciones utópicas. Claramente, estas ideas tan arraigadas van en contra del ‘asentamiento’ que supone una pareja a largo plazo, pero a largo plazo de verdad.

Por otro lado, el amor para toda la vida ha quedado lastrado por el concepto del amor romántico, una idea mucho más compleja y peligrosa que siempre ha estado vinculada a la pareja duradera. Cuando pensamos en estar con la misma persona para siempre —concepto que es falso en sí mismo— pensamos automáticamente en la maldita ‘media naranja’, en ese amor idealizado y falsamente perfecto por el que no hay que trabajar, que simplemente llega, te llena y te hace vivir feliz y comiendo perdiz. Todo mentira.

Nos han educado para que no dejemos de buscar, movidos por una insaciable voluntad de experiencias nuevas y aspiraciones utópicas.

Este tipo de amor presupone que estamos incompletos y que debemos buscar a ese ser diseñado para cada uno de nosotros, el cual, además, no se produce precisamente en serie y con el que, una vez unidos, sufres un ‘proceso de fusión’ que justifica cualquier cosa. ¿Si esa persona es tu one true love pues habrá que perdonárselo todo, no? Y así nos quedamos, entregados a una devoción incondicional y peliculera. Error. Además, el amor romántico también está vinculado a la idea occidental del mismo, es decir, una pareja monógama y tradicionalmente entre hombre y mujer.

Está claro que si pensamos en esto es más sano renegar del amor para toda la vida. Por ello, es mejor no confundir una cosa con la otra. Una pareja para toda la vida no tiene que significar perder tu individualidad, no tienes que perdonarlo todo y tampoco es como nos lo pintaron en Hollywood. Podemos elegir amar a una persona durante toda nuestra vida, pero debemos elegirlo, nadie tiene que imponérnoslo y, sobre todo, tu pareja no debe convertirse en una necesidad sin la que no puedas vivir. Además, y esto es la base de cualquier relación duradera, se requiere trabajo. La felicidad hay que ‘alimentarla’.

Una pareja a largo plazo no es sinónimo de enamoramiento a largo plazo. El enamoramiento forever es otra de las quimeras que nos han dado con queso en todo esto del amor romántico y que no ayuda en nada al amor para toda la vida. Es muy fácil romper una relación cuando dejas de sentir el fervor químico de la pasión inicial. Error otra vez. Es precisamente entonces cuando hay que comenzar a trabajar por la relación. El fin de la fase de enamoramiento marca el punto de inflexión donde se comprueba si sois material de pareja a largo plazo. Si cuando se apaga la llama queda algo más que cenizas, entonces vuestro amor tiene futuro.

El enamoramiento forever es otra de las quimeras que nos han dado con queso.

Por supuesto, mantener una relación durante años requiere compromiso y muchas concesiones por ambas partes, siempre de una forma equilibrada para no quebrar la balanza, eso sí. Pero sobre todo, requiere de un consenso: tiene que haber unas reglas del juego y tienen que estar bien claritas. Cuando desvinculamos la idea de amor duradero de la de amor romántico se abre un abanico de posibilidades en forma de nuevos terrenos donde asentar tu relación.

Si cuando se apaga la llama queda algo más que cenizas, entonces vuestro amor tiene futuro.

El matrimonio representa para muchos una institución de otro siglo que ya no tiene cabida en las relaciones modernas. El compromiso, que debe poder romperse, se fundamenta en la voluntad de la pareja y no en la firma de un documento. Así que puestos a romper con el concepto occidental, se puede eliminar algún elemento de la ecuación tradicional, como la exclusividad. Muchas parejas, conscientes de los altibajos que se dan en la pasión y la complejidad de sus necesidades físicas y emocionales, mantienen relaciones abiertas, son swingers, etc.

También se puede ir un paso más allá y romper con la monogamia, por ejemplo, explorando nuevas formas de pareja como el poliamor, donde estas se componen de más de dos miembros. Lo importante es que ambas partes estén de acuerdo en el tipo de relación a mantener y que esta responda a sus necesidades. Es posible que la libertad a la hora de elegir nuestras propias reglas, en vez de seguir las impuestas por los modelos sociales, sea la clave de la ‘longevidad parejil’.

Y lo último pero no menos importante: la salud. Esa salud en la pareja que solo existe cuando cada uno de sus miembros funciona bien por separado. Tienes que tener claro que sin él o ella sigues siendo tú, que no eres de nadie y tu vida es tuya. En un amor para toda la vida no puedes buscar alguien que te complete, sino alguien que te complemente.

¿Es posible encontrar el amor para toda la vida como en las generaciones anteriores?

Hace unas décadas era habitual que la primera pareja que se tenía fuera la única. No se pasaba por varios novios -así que tampoco se podía comparar- y cuando una se casaba era para toda la vida. Eso de «hasta que la muerte os separe» se llevaba a rajatabla. Hoy en día las cosas han cambiado mucho y nadie está atado a otra persona de forma involuntaria, ya no es sólo la muerte quien puede separarlos, sino que vale un juez y, a veces, ni siquiera se le necesita.

Antiguamente cuando uno se casaba era para siempre

Esto lleva a pensar si es que el amor dura menos que antes o es que el hecho de que ya no tenga que ser obligatoriamente para toda la vida hace que tenga una fecha de caducidad más o menos tardía. Hay que tener en cuenta que esos son dos aspectos a tener en cuenta, así como otros que tienen que ver con lo que han cambiado los estilos de vida y el hecho de que la mujer es cada vez más independiente. También que no nos resignamos y seguimos ansiando encontrar la felicidad.

No aguantamos nada

«Los jóvenes de hoy en día no aguantan nada» es una frase que probablemente hayas escuchado a alguna persona mayor en referencia a que no tienen paciencia con las relaciones de pareja -y también en otros aspectos de la vida. Cierto es que a ella es posible que la educaran en esa obligación de aguantar por el bien del matrimonio, a resignarse por los hijos y a soportar lo que hiciera falta para que su familia permaneciera unida. Pero hoy en día no es así.

A veces no da tiempo a tener pareja

Hay quien ni siquiera busca tener una pareja para el resto de su vida, quien decide centrarse en otros aspectos como la carrera laboral en lugar del amor y crear una familia no es siquiera prioridad para muchas parejas. El amor ha dejado de estar en el centro de nuestras vidas y eso hace que haya otras prioridades que interesan más o que sí quieres que sean para siempre y tener una pareja duradera no garantiza la felicidad.

También es verdad que haya quien pica de insaciable y no da tiempo a una relación a prosperar o que se echa para atrás en cuanto se encuentra con algún problema o ve posibilidades de que los haya. Pero esto es cuestión de cada uno y ya se sabe que no hay dos personas iguales.

Las nuevas tecnologías pueden ayudar a mantener las relaciones

Los avances tecnológicos nos ofrecen más posibilidades a la hora de mantener una relación. Puedes estar saliendo con alguien que vive en la otra punta del mundo y hablar y veros a diario, incluso puedes usar las nuevas tecnologías para buscar -y encontrar- el amor para siempre en un sitio que no sea tu entorno más cercano.

No te conformas con el primero

Las posibilidades a la hora de tener una pareja son mayores que antes así que es habitual que no te conformes con el primero que aparezca ante tu puerta. Antes se hacía. Sobre todo si ya habías llegado a cierta edad y tenías miedo que se te pasara el arroz y fuera tu último tren para formar una familia. Hoy no, cada vez se espera más para quedarse con la que será la pareja definitiva.

Las personas no se conforman si no han encontrado el amor con su primera pareja

Puede que sea porque en la juventud no lo buscabas, tu felicidad se centraba en otra cosa, o porque simplemente no te resignabas con lo que encontrabas. Existe el amor para siempre, pero eso no significa que tengas que encontrarlo a los 16 o a los 20 años, puede que te llegue a los 40 y puede que lo haga después de varios intentos infructíferos.

Hace unos años el hecho de llegar soltera a los 30 o de haberse divorciado era poco menos que un estigma social que te vetaba la felicidad. Por suerte hoy en día hemos desterrado esa mentalidad retrógrada y creemos en las segundas oportunidades en el amor. No tenemos las mismas prisas que nuestros abuelos por formar una familia y le damos más importancia a la felicidad que al hecho de crear una unidad estandarizada.

Algunas personas dan más prioridad a la felicidad que a su pareja

También es cierto que en un mundo tan rápido como en el que nos movemos a veces nos pueden las prisas y lo queremos todo para ayer. Esto se aplica también a encontrar el amor. Puedes llegar a impacientarte, sobre todo si ves que la gente de tu entorno sí ha encontrado esa felicidad que anhelas, o si quieres formar una familia y ves que tu reloj biológico va cada vez más rápido y no hay nada que lo pueda ralentizar.

Pero eso no significa que no se pueda encontrar el amor para siempre, que puedas tener una relación tan larga e idílica como la que tuvieron tus padres o tus abuelos. La diferencia es que antes a ellos se les imponía que tenía que ser para toda la vida y tú ahora puedes escoger que lo sea. La diferencia es tal que, si lo piensas, si tienes una relación de este tipo puede que sea más auténtica y verdadera que las de tus antepasados, porque tú podrías abandonarla cuando quisieras y ellos no siempre tenían esa posibilidad.

Imágenes con Frases Bonitas

Buenos días lectores, hoy en este blog les traemos una selección de imágenes bellas con poemas cortos de amor que te serviran para demostrar tu amor a tu persona especial en la vida. Una persona especial es alguien que esta al lado tuyo en los buenos y en los malos momentos de la vida, apoyándote en cada decisión que tomes y ayudándote a seguir adelante a pesar de todo. El amor de tu vida es una persona especial que cumple un papel muy importante dentro de tu mundo. Es esa persona con la que cuentas para todo y para cada instante de tu vida. Es esa persona con la que quieres estar el resto de tus días. Es por esto que creemos que es importante expresarles tu amor y hacerle saber lo importante que es en tu vida.

Tengo la impresión de que podría permanecer por siglos a tu lado y aún así, sentiría como si nuestros momentos duran menos de un segundo.

Por una mirada, un mundo, por una sonrisa, un cielo por un beso…

Bellas palabras de amor eterno…

Un libro abierto, lleno de sentimientos con mil sueños, abierto al pensamiento, en el que escribo cada vez que pienso que te amo.

Lindas palabras de amor.

Te quiero con estos desvelos, te quiero con estos besos que se multiplican para mi a través de mis anhelos.

Mi corazón es tuyo, mis sentimientos son tuyos, mi cuerpo es tuyo…

Amor mío, te deseo que esta noche un ángel protege tus sueños y te trasmita todo el calor que irradia mi amor.

Amor de cometas, amor de mi alma, enamórame siempre dime que me amas…

Bello poema de amor.

Llenas de color mi vida, alumbras mi despertar, te quiero mas cada día y no te pienso olvidar.

Se llama locura, sentimiento de pasión, añoranza en ausencia, sueños aún despierto, se llama amor…

No hay noche en la que no te piense, no hay sueño en el que no estés, y no hay silencio en el que no te escuche.

Tu no te imaginas lo que siento por ti, como me haces falta cuando estas lejos.

El amor es una cosa que no se puede ocultar, sino lo cuenta tu boca, te traiciona el suspirar.

Disfruto mirándote no se si será un sueño…

El mejor amor es como el agua clara, siempre fluyendo, pura y cristalina.

Amor mío, amo tu alegría y tu sonrisa. Me hace tanto bien cuando me acaricias, me gusta tu dulzura y tu tan bella ternura que me llena el alma….

Escribiré un poema en tu alma, con los trozos de tu eterna ternura…

Sentir, sentir que tu mano es mi caricia, sentir que tu sueño es mi deseo, sentir que tu mirada es mi descanso, sentir que tu nombre es mi canción…

Solo quiero tu amor…

Cada vez que te miro un nuevo mundo descubro.

Lindo poema de amor eterno…

Llenas de amor mi vida y alumbras mi despertar…

Eres mi sueño, eres mi ilusión…

Eres mi alegría, mi inspiración…

Llegaste a mi vida y abriste mi corazón…

Me descubrí enamorada…

No te preocupes lo que es verdadero jamas termina…

Cuando te conocí supe lo difícil que sería si surgía una relación, pero decidí arriesgarme…

lo mejor de mi vida es estar en la tuya.

La escogí a usted porque valía la pena…

Te cruzaste en mi camino y se me olvido a donde iba.

Quiero disfrutar de cada mañana a tu lado, disfrutar de tu dulzura tan enamorado…

Quememos los instantes, retiremos las cenizas, avivemos el fuego, alimentemos la hoguera. Olvidemos que el tiempo arde sin cesar y que nunca sabremos si este es el ultimo latido.

Las personas que quieren realmente estar en tu vida, siempre encontraran una manera.

No fuiste antes ni después, fuiste a tiempo…

Vivamos y que pase lo que tenga que pasar.

Dile que si aunque te estés muriendo de miedo…

Dicen que cuando nos enamoramos de una persona a primera vista es porque esa persona fue nuestro amor en otra vida.

Bellas palabras de amor eterno para compartir.

Podrá nublarse el sol eternamente, podrá secarse en un instante el mar, podrá romperse el eje de la tierra como un débil cristal…Pero jamás en mi podrá apagarse la llama de tu amor.

Bienvenido a nuestro blog Frases de amor eterno, donde realizamos la mejor selección de ellas para ayudarte a inspirar a tener ideas de como deleitar a tu media naranja, usando el sentimiento real del amor que sentimos por ellos.

El amor no es algo que expresas una vez al año, es algo que sientes siempre que estas con las personas que amas.

El amor que sientes por alguien siempre sera eterno la prueba de ello son los recuerdos que aun tienes contigo.

Se que lo nuestro sera eterno porque tu vuelves un instante en una eternidad.

Existen muchos momentos que merecen convertirse en eternos muy dentro en tu corazón.

No se si exista el amor eterno pero se que lo que siento ahora mismo lo quiero sentir eternamente por ti.

Un día sin ti es como una eternidad en un mundo sombrío y sin vida.

Hay recuerdos junto a ti que se quedaran grabados en la eternidad mi corazón.

El amor es ese sentimiento eterno que siento por ti en tan solo un segundo.

Podría estar contigo toda una eternidad y no me aburriría de ti jamas.

Desde hoy y hasta siempre quiero que sepas que estas grabada muy dentro de mi.

Si mi alma es eterna puedo tener la certeza de que siempre te amare.

Frases de amor eterno cortas

Por hoy sólo soy tu novia, pero sueño todas las noches con que llegue el día donde estemos viejitos y el amor siga intacto como el primer día.

Este noviazgo es el mejor que cualquier pareja pueda haber vivido, creo que somos almas gemelas que algún día nos uniremos y seremos uno sólo.

En mi mente estás, eres mi adicción, la mejor de todas, tierna y natural. Te adheriste a mí, en el corazón, así que no te olvidaré jamás.

Estuve por caminos difíciles, pero gracias a ti se han vuelto maravillosos, gracias por aparecer en mi vida siempre te amaré.

Eres mi prioridad y siempre lo serás, sin importar el tiempo y la distancia que nos separa, yo por siempre te voy a amar.

Todo lo que anhelo, es estar siempre junto a ti, por eso, sólo quiero que nos casemos y así jamás, separarme de ti.

Que orgullosa me encuentro de mi corazón, eligió la persona perfecta para yo tener una relación.

Eres la persona que por tanto tiempo he esperado, la dulzura de tu corazón no se compara con nada y esa es la mayor razón por la que tú me encantas.

Mensajes de amor eterno

Creo que fue mi suerte la que me hizo conocerte, aquella tarde en la playa cuando por ahí yo estaba, me hipnotizó tu mirada y de pronto, enamorado de ti, ya estaba.

Tus besos son una bendición, tu presencia enciende mi motor todos los días, eres lo magnifico que apareció en mi vida. Te amo.

Creo en tu amor, por mí, solo atrévete y sígueme hasta el fin que yo sin ti no podré vivir

Vives en mi corazón y mis sentimientos, eres mi elemento para ser feliz, gracias por estar aquí.

Eres mi cajita de sorpresa para hacerme reír, eres la luz de mi vida que me alumbra hasta el fin.

¡No pienso en ti! Miento, mi corazón late y se delata, y aunque lo niego en ti siempre pienso y me desvelo con ansias de encontrarnos.

Soy tu arcoíris y aunque no salga el sol estaré en tu imaginación.

La distancia que tenemos no dañará lo que construimos en un abrir y cerrar de ojos, y menos que el amor que siento por ti se quede en el olvido.

Eres el sol que alumbra mi amanecer, eres la luna que alimenta mi corazón para poder vivir, eres tú, el motor para hacerme feliz en cada momento de mi vida.

Vives en mi pensamiento, vives en mis sueños, vives en cada latido de mi corazón y vives en cada rincón de mi alma. Por eso te dedico todo mi amor para que no te vayas.

Cariño, mi sueño siempre ha sido estar cerca de ti hasta la eternidad.

Quiero sentir el calor de tu abrazo, mirar tus hermosos, hermosos ojos y decirte cuánto te quiero. Cariño,

Mi corazón os pertenece; os lo doy todo y os amo hasta la eternidad.

Cariño, en cada paso de tu vida, estaré a tu lado siempre porque quiero estar contigo por toda la eternidad.

He buscado el amor, y nunca he encontrado a nadie que me ame como tú.

No me cansare de ti porque no puedo resistir tu amor, mi amor por ti crece cada día y te amaré hasta la eternidad.

No puedo imaginar un día sin ti. Una vida sin ti no tiene sentido.

Tú eres el pilar de mi vida, confío en ti con todo mi corazón y nunca te defraudaré.

Nunca he visto a alguien tan cariñosa y hermosa como tú. Mi amor por ti seguirá creciendo por toda la eternidad.

Tú traes felicidad a mi vida; no quiero que se detenga porque nuestro amor es eterno. Te quiero mucho.

Tú eres mi eternidad, el latido de mi corazón y el fundamento de mi vida. Yo te quiero.

Te amé desde el momento en que te conocí y te amaré por toda la eternidad.

Cuando estoy contigo me siento vivo, tú Le das ese sentido que yo tanto necesitaba a mi vida.

Cuando estoy contigo, sólo te veo, nada más importa porque mi amor por ti es eterno.

Tú eres mi futuro; a quien quiero retener hasta la eternidad por mi amor por ti es eterno. Yo te quiero.

Desde que te conocí me has robado el corazón y ahora solo Quiero estar contigo por el resto de mi vida. Te amo hasta la eternidad y más allá.

32. Mi amor no es duda y te eligió a ti desde antes de verte por primera vez. – Eva González

33. Nunca dejes que te asole la tristeza del fin. Tú y yo tenemos la grandeza de la percepción eterna. – Pedro Romeu

34. El amor eterno es ciego, pero necesita tu mirada, es descarado aunque requiera de tu paz, es frágil y sin embargo vive para siempre con tus serenas palabras. – Lía Orenes

35. En aquel momento comprendí desde dentro que iba a ser suya para siempre, aunque fuera de lejos, aunque él no volviera a mirarme nunca más. – Alejandro Casona

36. Pocas personas llegan a conocer el amor eterno porque para ello hay que tener el alma limpia de miedos. – Jlazett

37. Mi amor por ti no está sujeto al espacio, ni al tiempo: es libre, inmenso y eterno. – María Díaz

38. Aunque se rompan los diques que sujetan al mar, aunque el sol se cubra cuál eclipse de luna entre las montañas o aunque la tierra deje de de dar vueltas, ten por seguro que mi amor por ti continuará siendo eterno. – Enrique Mulet

39. La música es más que una mujer, porque de la mujer te podes divorciar, pero de la música no. Una vez que te casas, es tu amor eterno, para toda la vida y te vas a la tumba con ella encima. – Astor Piazzolla

40. Después de la vida el amor continúa, porque los que aman desde dentro no dejan de sentir ese profundo sentimiento de amor cada vez que a su mente vuelve el recuerdo de quien fue. – Eva González

41. Todo lo que fui, viví o sentí antes de conocerte, fue, sin duda, un preámbulo absurdo al resto de mi vida. – Pedro Romeu

42. Este es el amor de una madre y su hijo. Él nunca muere. Nunca termina. Es un amor eterno. – Christine Angot

43. Ayer me di cuenta de que han talado aquel árbol en el que, nuestros nombres surcados por un corazón con flecha, pensaban que serían eternos en un mutuo destino. – Marta Salas

44. Una buena parte del amor eterno dura tres meses. – Ángeles Mastretta

45. Cuando me vaya de esta vida dejare un mensajero que siga contándote lo que te sigo amando, porque mereces tener de mí más de lo que pueda darte en una sola vida. – Eva González

46. Hiciste bien en quererme todos estos años pasados, todos estos años atrás… Seguramente no hayas hecho nunca nada mejor. – Javier Marías

47. Nadie dijo que fuera fácil construir la eternidad a base de besos. – Enrique Mulet

48. Devoro el tiempo con mis fauces de lobo estepario, engullo sin masticar los segundos que pasan cuando tu no estás. – Pedro Romeu

49. Quería quedarse para siempre junto a ese cutis de lirio, junto a esos ojos de esmeralda. – Gabriel García Márquez

50. Te miro de reojo, no quiero que me veas mientras escribo esto….mi amor por ti no es eterno… es sempiterno. – Pedro Romeu

51. El amor eterno es ese que pasamos media vida tratando de encontrar sin caer en la cuenta de que en realidad es él quien tiene que venir a buscarnos. – Marta Salas

52. Lo que era para nosotros, ya lo hemos hecho y tú lo sabes. Créeme: lo hemos hecho para siempre. – Alessandro Baricco

53. Sé que nuestro amor será eterno porque, cuando te miro, pienso en ti como en ese lugar en el que quiero envejecer. – Marta Salas

54. Después de conocer a la persona que amas no puedes hacer más que seguir ese camino que se abre ante ti, cerrar los ojos y continuar dando pasos a su lado mientras lo sientas dentro. – Eva González

55. El amor es algo más que depositar todas y cada una de tus esperanzas en otra persona. – Carmen Amoraga

56. ¿Es suficiente una vida para vivirla a tu lado? porque no creo que sea justo encontrar a tu alma gemela y tener que dejarla en tan solo unos lustros. – Lía Orenes

57. Yo cuando me muera me quiero ir a vivir a la eternidad de tu certeza. – María Díaz

58. Te querré hasta mi último aliento. Cada latido de mi corazón es tuyo. No quiero morir sin que lo sepas. – Kiera Cass

59. Si jurar amor eterno es verme envejeciendo día a día junto a ti, entonces, sin dudarlo un instante, puedo prometértelo. – Marta Salas

60. El amor eterno no existe. Hasta la más fuerte pasión tiene su tiempo de vida. Llegando su día, se acaba; nace otro amor. – Jorge Amado

61. Tan imposible es pedirle a un ciego que vea, como imposible es pedirle a alguien que nunca ha amado verdaderamente que crea que el amor es eterno. – Jlazett

62. Un silencio seco y mudo quebró la luz de mi vida cuando tu te fuiste. Sola y desgarrada se quedó mi alma deambulando por la locura del amor eterno. – Enrique Mulet

63. Tú no te irás, mi amor, y si te fueras, aún yéndote, mi amor, jamás te irías. – Rafael Alberti Merello

64. El amor nace del deseo repentino de hacer eterno lo pasajero. – Ramón Gómez de la Serna

65. Estando junto a ti, la primera persona del verbo amar siempre será nosotros. – Marta Salas

66. Se desplaza el reloj en mi contra cada día, manecillas maléficas no ganaréis esta batalla, mi amor es fiero, loco, guerrero y eterno. – Valentina Pineda

67. Uno aprende a amar cuando encuentra a esa persona que no genera vacíos, que no pone cadenas, que te hace reír pero se compromete a la verdad sin dudar. – Valentina Pineda

68. Aquellos a quienes has amado profundamente se vuelven parte de ti. – Henri Nouwen

69. Soy una superheroína, etérea me desplazo levitando sobre eternidad de un amor que no sabe de tiempos.– Enrique Mulet

70. Para siempre es mucho tiempo… Creo que volveremos a encontrarnos en mejores circunstancias o en otras vidas. – Isabel Allende

71. El amor auténtico se encuentra siempre hecho. En este amor un ser queda adscrito de una vez para siempre y del todo a otro ser. Es el amor que empieza con el amor. – José Ortega y Gasset

72. No hay tiempo cósmico, que abarque multiplicado por el infinito de cualquier eternidad, el amor que siento por ti. – María Díaz

73. Cada amanecer veo tu cara en el horizonte. Eres esa luz que ilumina mi camino y que me guía para que no me pierda. – Eva González

74. Alargo mi mano a través del orificio del destino para llevar nuestro amor al espacio de lo eterno. – Pedro Romeu

75. La justicia absoluta es imposible, como también resultan imposibles el odio o el amor eterno. Por ello, hay que volver a la razón. – Albert Camus

76. El deseo muere automáticamente cuando se logra: fenece al satisfacerse. El amor, en cambio, es un eterno insatisfecho. – José Ortega y Gasset

77. Cállate mientras me besas, hazme sentir dentro de un espacio único e irrepetible desde donde se demuestre que el tiempo donde dos personas empiezan a quererse es eterno. – Pedro Romeu

78. A veces siento un inmenso temor a la soledad, pero sé que tu amor siempre vendrá a mí para salvarme. – Valentina Pineda

79. Te querré. Todos los días. Todas las noches. Mañana y tarde, al amanecer y en el crepúsculo. Te querré. – Joël Dicker

80. Ese amor que dura para siempre es un amor sincero, que viene desde el alma y que llega hasta el corazón. – Lía Orenes

81. La eternidad pende de este momento. – Kerstin Gier

82. Amarte me ha enseñado que las leyes de la física no tienen valor en la dimensión de lo eterno. – Pedro Romeu

83. La energía que se emana, de cada uno de nuestros besos; nos está haciendo una casa en la ciudad de lo eterno. – María Díaz

84. Sólo porque algo no duró para siempre, no quiere decir que no fue significativo mientras duró. – Candace Bushnell

85. El amor eterno es aquel que comprende que puede ser efímera hasta la misma eternidad. – Enrique Mulet

86. ¿Por qué no insistía? ¿Por qué no corría a ella y le prometía felicidad eterna? – Ildefonso Falcones

87. Maldito sea lo eterno cuando se desvanece la realidad de que nuestro amor se quiebra con el paso del tiempo. – Pedro Romeu

88. ¿Quién te ha dicho que no hay verdad, lealtad, amor eterno en este mundo? ¡Que la lengua vil del mentiroso sea cortada! – Mijaíl Bulgákov

89. Todo el mundo debería tener amor verdadero, y debería durar como mínimo toda la vida. – John Green

90. La vida media del amor es eterna. – Junot Díaz

¿Crees en el amor eterno? ¿Qué te ha parecido nuestra selección? ¿Cuál de estas frases de amor eterno te ha gustado más? Esperamos que compartas con nosotros todas tus experiencias y reflexiones, nos encantará charlar contigo. Además, si te han gustado estas frases de amor eterno, tampoco puedes perderte nuestra recopilación de frases de amor imposible.

¿Existe el amor eterno?

Un hombre mayor lee un diario a una mujer anciana que habla sobre elamor eterno de una pareja que se conoció en los años cuarenta: Allie y Noah. Se enamoraron, pero los padres de ella estaban en contra de que ella se relacione con un chico que no cuenta con recursos económicos.

La vida les separa, pero nunca se olvidan el uno del otro hasta que se vuelven a reencontrar. Esos jóvenes ahora son estos dos ancianos. El hombre lee la historia a la mujer que ha perdido la memoria, cada día, para recordar un amor que nunca olvidarán.

Esta es la historia que cuenta la película “El diario de Noah”. Una de las películas más románticas y conmovedoras de los últimos años. Ver algo así nos hace pensar si podemos lograr tener una relación tan intensa, sincera y duradera. Todo en un mundo donde muchas relaciones comienzan rápido y duran poco.

Parece que todo es demasiado superficial, vacuo. ¿Dónde queda el tiempo que requiere conocer de verdad a una persona? ¿Por qué nos da tanto miedo desnudar nuestra alma? Las relaciones pueden ser eternas o no. Pero ni siquiera nos damos el tiempo o tenemos el valor de descubrirlo.

“Pero si no volvemos a vernos y ésta es una verdadera despedida, sé que nos reencontraremos en otra vida. Volveremos a encontraros y aunque las estrellas hayan cambiado no nos amaremos sólo una vez, sino todas las veces anteriores…”

-El diario de Noah-

Estudios sobre el amor eterno

El amor eterno existe y puede que solo tenga un secreto: sentir verdadera empatía por el otro. Según la terapeuta Charlotte Pasquier: “Para que una pareja vaya bien se necesitan dos personas que caminen en la misma dirección, pero no es necesario que opinen igual en todo ni que quieran las mismas cosas, sólo que sean conscientes de los deseos de la otra parte”.

En esta línea, un grupo de neuroquímicos de la Universidad de Stony Brook, Nueva York, lograron encontrar evidenciasde que el amor eterno es posible. Los científicos midieron las reacciones cerebrales de un grupo de voluntarios que acababan de iniciar relaciones amorosas.

Descubrieron quecuando se ve la foto de la persona de la que estamos enamorados, reacciona el área ventral tegmental del mesencéfalo. Esta zona del cerebro se dedica a procesar la dopamina, un neurotransmisor que es responsable de motivar deseos.

Estudio sobre el amor eterno

Si se les enseñaba la foto de otra persona, aunque fuera parecida al ser amado o de un antiguo amigo con el que no hubiera relación amorosa,el cerebro se mantenía sin cambios. Luego se analizó a personas casadas (10 mujeres y 7 hombres) durante muchos años (20 aproximadamente) y que afirmaban conservar sentimientos románticos por sus parejas.

Las reacciones de su cerebro fueron medidas de la misma manera y marcadas sobre una escala de siete puntos para analizar la intensidad del amor que los voluntarios sentían por sus parejas. Bien, pues la intensidad mínima registrada en este grupo de voluntarios fue de cinco puntos.

Las reacciones de este grupo de personas se registraron en la misma zona del cerebro que en el otro grupo de «recién enamorados»: el área ventral tegmental y el cuerpo estriado. Sin embargo, también había diferencias: si en los voluntarios del primer grupo se vieron afectadas las zonas responsables por las obsesiones y la tensión nerviosa además de las anteriormente señaladas, en los del segundo grupo resultaron afectadas las áreas de la amistad y la maternidad.

¿Qué hace que el amor perdure?

Desde luego no existe una fórmula mágica para que el amor perdure, pero si queremos que una relación sea duradera tendremos que realizar un esfuerzo muy importante cada día. A continuación, te exponemos algunas clavesque son necesarias para que una relación sea sólida y pueda durar:

Afinidad

Las parejas más duraderas son aquellas que comparten varios valores, principios y aficiones. No es necesario ser idéntico a tu pareja. Pero sí que tienen que haber cosas en común que se puedan compartir y disfrutar de manera conjunta. Es aconsejable que haya una parcela de intimidad y otra compartida con nuestra pareja.

“Porque, sin buscarte te ando encontrando por todos lados, principalmente cuando cierro los ojos”

-Julio Cortázar-

Sentido del humor

Es muy importante aprender a ver las situaciones con humor y quitar dramatismo a determinadas circunstancias. Los conflictos de pareja se pueden tomar de forma más relajada si utilizamos el humor. Siempre con respeto a la otra persona.

Admiración mutua

La admiración y la capacidad de aprender cosas de la otra persona, y que esto sea mutuo, es una de los aspectos que más une. Es muy positivo expresar esa admiración de distintas formas y hacérselo saber a la otra persona y que ella nos lo transmita también.

Manifestación de afecto

No sobreentiendas que la otra persona sabe que la quieres. Demuéstraselo cada día, aunque sea con pequeños detalles. Como hacerle el café para desayunar, regalar flores, dejar notas cariñosas. Se trata de cuidar la relación y el amor que sentimos hacia nuestra pareja.

En conclusión, pese a todo lo que se dice hoy en día, los científicos han encontrado evidencias de que el amor eterno existe. Sin embargo, este solo puede darse en parejas maduras, que valoren la honradez, la estabilidad y el compromiso. Que entiendan que el amor es mucho más que lo superficial. Por último, que compartan valores y caminen en la misma dirección Acevedo, B. P., Aron, A., Fisher, H. E., & Brown, L. L. (2012).

Investigadores de la Universidad de Harvard han descubierto que la empatía es la clave del amor eterno. Amarse para siempre es posible.
Quien haya estado alguna vez perdidamente enamorado sabe que la pasión inicial, la locura amorosa de los primeros tiempos tienen fecha de caducidad. En los últimos años, las técnicas de imagen cerebral han desvelado que estos sentimientos tan intensos, a los que llamamos amor, no son más que procesos químicos cuyo cometido es que busquemos una pareja y la mantengamos hasta que, según los científicos, cumplamos nuestro destino evolutivo, es decir, tener hijos. Y cuando esta misión biológica acaba, el amor termina.
Una triste imagen científica del amor que ahora un estudio de la Universidad Harvard viene a desmontar. Según la terapeuta Charlotte Pasquier, terapeuta francesa y parte del equipo de investigadores, “para que una pareja vaya bien se necesitan dos personas que caminen en la misma dirección. Pero no es necesario que opinen igual en todo ni que quieran las mismas cosas, sólo que sean conscientes de los deseos de la otra parte”. La clave de todo esto es la empatía, es decir, la capacidad de sentir como el otro, de percibir y entender las emociones que no son nuestras. Entendernos sin juzgarnos podría ser la clave para dar con el amor eterno.
La empatía reside en tener la capacidad de ponerte en el lugar del otro, es decir, poder salir de tu propio modo de pensar y de sentir para percibir las cosas desde otro punto de vista y desde otra realidad. La empatía del amor es fundamental por ambas partes, de lo contrario, se corre el peligro de que sea siempre la misma persona la que se desgasta de tanto ceder. Es algo más que simpatía, es una identificación intelectual, psíquica, emocional y afectiva de una persona con otra.
Los investigadores de la Universidad de Harvard, dicen que tanto hombres como mujeres se sienten plenos cuando su pareja es capaz de entenderles, de ponerse en su lugar y de darse cuenta cuando algo no va bien en la relación. Como dice Pasquier, “esta atención hacia el otro es importante porque ayuda a perfeccionar el conocimiento de las emociones involucradas en el matrimonio. También implica una mirada amable, y significa que se pueden solucionar los problemas juntos sin juzgarnos”. Para desarrollar la empatía, hay que estar atentos a los mensajes emocionales del otro y también a los que decimos o no decimos en un momento determinado.
La falta de empatía produce falta de confianza, falta de comprensión, ausencia de comunicación adecuada, miedo a decir lo que uno piensa por temor a la crítica ajena… Por el contrario, la empatía causa alegría, ilusión, mejora el diálogo, hace la vida más bonita y el amor se vuelve más perfecto.
¿Cómo se puede cultivar la empatía?
-Potenciando la humildad al máximo.
-Dejando de lado la soberbia de creer que las cosas sólo pueden ser de un modo determinado.
-Escuchando más a la persona que tienes al lado.
-Pensando antes de hablar.
-Escuchando las emociones, el lenguaje corporal y no sólo las palabras.
-Cuidando los pequeños detalles para crear un clima de confianza adecuado.

¿Crees posible que tú y tu pareja lleguen a viejitos juntos?

Lo primero que nos viene a la cabeza cuando hablamos del amor eterno son las películas de Disney. Fuimos programados desde pequeñas para pensar que seríamos feliz eternamente con un príncipe que lucharía por nosotros, pero realmente, hay que entender si de verdad el amor eterno existe o solo yace en los cuentos de princesas.

Hemos leído y visto tantas películas que terminan con ¨ vivieron felices para siempre ¨ que muchas veces nos sentimos fracasados al no llegar a ese amor incondicional que esperamos de la otra persona, por ello, hay que entender bien qué es el amor y como se construye este amor perfecto que todos deseamos.
La pregunta es ¿Existe realmente el amor eterno? Tenemos la respuesta a ésta pregunta y te hablamos de ella.

Podemos hablar de este tema enfocándonos en dos vertientes, la científica y la espiritual, parecería raro pero ambos pensamientos opinan lo mismo: sí existe el amor eterno.

Para empezar:

El amor eterno se va construyendo a lo largo del tiempo entre dos personas, y se debe distinguir del enamoramiento o de las relaciones personales, debido a que estas no son lo mismo. La ciencia nos explica que el amor es un fenómeno químico que ocurre en nuestro cerebro, causado por unas sustancias, mayormente la oxitocina, que nos hace sentir enamorados y abobados por éste sentimiento. Éste fenómeno, afecta tanto a nuestro cerebro como a nuestro cuerpo y se ha descubierto que por lo general éste efecto tiene una duración de 3 a 4 años, en muchos casos, menos de ello. Lo que sentimos en éste período, no lo podemos controlar, pues no decidimos como ni de quién nos vamos a enamorar y cuando dejaremos de hacerlo.

La gran confusión de la sociedad en esto, es que tenemos ese amor idealizado como en las películas o al ver a nuestros padres y abuelos con muchísimos años juntos, pero hay que entender algo muy importante sobre este punto: El amor eterno se trabaja y se construye cada día.
Las relaciones de parejas duraderas se van formando a lo largo del tiempo, y el amor es uno de los elementos para construir una relación, pero éste tipo de amor se basa en una decisión. Es el decidir pasar el resto de tus días con ésta persona y elegirla una y otra vez entre la felicidad y las adversidades de la vida.

Las relaciones en pareja se construyen y el amor es uno de los elementos para poder construir la relación, aunque si hay que tener bien claro que NO es la razón más importante de una relación. ¿Te sorprende enterarte de eso? El amor no es lo más importante pero si funciona para hacer más ameno y cómodo el momento con la otra persona.

¿Cuántas veces has visto parejas que tienen muchos años y han tenido miles de problemas en el ínterin?

Lo que te quiero decir con esto, es que el enamoramiento no siempre va a estar ahí, bien sea porque la vida depare problemas económicos, físicos, enfermedades o una gran cantidad de situaciones que suceden a lo largo de los años ajena a la pareja.

He visto muchísimas parejas de abuelitos o personas mayores que han tenido matrimonios muy largos, y la única manera de seguir juntos es aceptándose y apoyándose en los momentos de crisis, pues todos los matrimonios tienen crisis familiares, sea por el tema que sea. Simplemente, es decidir amar a ésa persona en los momentos buenos y malos para salir adelante juntos y superar las tormentas juntos.
Especialmente, creo que uno de los secretos más grandes para mantener un matrimonio feliz y unido es la amistad de la pareja. No puedes construir un matrimonio feliz si no eres el mejor amigo de la persona que tienes al lado. Por ello, te comentaré varios puntos importantes para que tengas tu amor eterno:

Romance. Es todo lo que haces a partir de lo que sientes. Ser coqueta o en caso de los hombres, ser galante, buscar formas de conquistar, ser servicial; todos los actos románticos para conquistar a la personas que te hace sentir el amor.

Intimidad. Este punto es esencial en la pareja, pues es la forma en que nos comunicamos diariamente. Se debe construir una intimidad especial para hablar de cualquier tema con ésta persona y sentirte siempre bien al respecto.

Compromiso. Es la decisión de quedarte con una persona y compartir con ella el día a día. Pero el compromiso también es una decisión, tú lo eliges y te comprometes a hacer feliz a ése ser humano y a estar feliz tú mismo porque no quieres estar con nadie más.

Estos cuatro factores son indispensables para poder tener una relación con otra persona. El apego o atracción se crea a partir de estos elementos que son la base de todas -en serio de todas-, las relaciones amorosas.

Ahora, debes distinguir entre enamorarse y amar, porque tampoco son lo mismo:
Enamorarse – Proceso químico en el cerebro, no depende de la voluntad, simplemente ocurre. Se basa en los sentimientos. Siempre termina.

Amar – Es la decisión de la voluntad de hacer feliz a otra persona, a pesar de conocerla.

El verdadero amor eterno es aquel que trasciende, el que se construye a lo largo de los años y nunca pierde ninguno de los elementos necesarios para construir una relación, a pesar del tiempo.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *