0

El amor no se busca

El amor no se busca, se encuentra

Seguro que has escuchado en más de una ocasión que el amor no se busca. No obstante, el tiempo pasa, las películas y las personas de tu entorno te dicen «¿qué, aún no tienes pareja?», y tú terminas sintiendo una ansiedad tremenda porque esa persona no llega a tu vida.

Es importante que seas consciente de que las personas de tu entorno están actuando según unas creencias en las que tú mismo has crecido y te has desarrollado.

Culturalmente creemos que para ser feliz plenamente hay que tener pareja y formar una familia. Pensamos que tener pareja es lo saludable y lo normal.

Hay muchas cosas que nos dictan como ciertas; no obstante, tenemos que empezar a verlas desde otros prismas para que no nos afecten ni condicionen nuestra vida.

Pues tener pareja puede convertirse en una obsesión y el amor no se busca, se encuentra.

Lee:3 falsos mitos sobre «el amor romántico» que debes conocer

El amor no se busca en internet

El amor no se busca en internet, en redes como Badoo o en aplicaciones para móvil como Tinder. Todos sabemos qué es lo que se busca en esas redes y es de todo menos amor de verdad.

Aunque existan parejas que hayan salido de un contacto a través de internet, hay que preguntarse por qué eso ha sido así. Existen variosmotivos por los que podemos interactuar con los demás a través de internet:

  • Tenemos una baja autoestima y creemos que no conoceremos a nadie porque nunca se fijará en nosotros en la vida real. Hay otras personas más atractivas.
  • Somos vergonzosos o tímidos y las redes sociales nos dan un impulso de valentía en el que nos atrevemos a hablar a través de la escritura sintiéndonos más sueltos.
  • Por trabajo o porque no podemos salir con nuestras amistades tanto como nos gustaría creemos que nuestra opción para conocer gente es únicamente a través de Internet.
  • Estamos tan desesperados por encontrar a alguien y deseamos encontrarlo ya mismo que acudimos a internet, un medio que satisface nuestros deseos de manera inmediata.

Como podemos ver,el amor no se busca en internet porque lo que en realidad estamos buscando es un aumento de autoestima, gustarle a alguien, sentir que se pueden fijar en nosotros, que somos importantes…

¿Esto tiene algo que ver con el amor?

Descubre: La comunicación en pareja y las nuevas tecnologías

Aparecerá cuando menos te lo esperes

Está comprobado que cuanto más desesperados estamos, más parecen alejarse esas posibles parejas que tenemos en mira.

¿Recuerdas las veces que has estado en pareja y cómo te volvías, de repente, atractivo para los demás?

Eso ocurre porque cuando has estado en pareja te encontrabas tranquilo y, entonces, la gente se sentía atraída por ti. Algo que no sucede si estás desesperado.

Por eso, es importante que, aunque no creamos que el amor aparezca cuando menos nos lo esperemos, confiemos en que sí. El gimnasio, la cola del supermercado, la gestoría, un compañero de trabajo…

Todo es posible. El mundo está lleno de infinitas posibilidades en las que no confiamos. El amor no se encuentra bajo ningún tipo de ansiedad o desesperación.

Así solo nos daremos de bruces con personas con las que terminaremos no cuajando.

No tengas miedo a estar solo

El amor no se encuentra si tienes miedo a estar solo. Un miedo que la sociedad y la época en la que vivimos se ha encargado de instalar muy bien en nuestra mente y de alimentar.

No pasa nada por estar solo. No pasa nada si esa pareja no aparece. Créenos, no pasa nada. Si esto te provoca ansiedad, es que en tu interior sigues pensando que eso puede hacerte feliz.

Pero, ¿sabes lo que puede hacerte feliz?Estar bien contigo mismo, cultivar la relación que tienes contigo, cuidarla, mimarla, protegerla, tomarla como prioridad.

Si no sabes estar contigo, si tienes miedo a estar solo, debes saber que el amor no se encuentra en alguien externo a ti, sino que está dentro de ti.

Porque solo cuando te amas puedes amar a otro. Porque solo cuando estás bien solo, es posible que estés con alguien sin depender de esa persona.

Deja de aferrarte a creencias, porque el amor no se busca. Eso solo te generará frustración y malestar.

Como la mayor parte de las cosas fantásticas que nos ocurren, el amor llega a nuestras vidas sin buscarlo, sin ansiarlo, llega prácticamente de la nada, sorprendiéndonos con una de las caras más bonitas de la vida.

Si estás [email protected] y llegó el momento en el cual te gustaría compartir tu vida con alguien más, tener una pareja, no es necesario ser evidente al salir, mirar los ojos de todos y cada uno de los que se cruzan por tu camino a ver con como sientes conexión y ver qué puedes hacer para conseguir un acercamiento, descargar aplicaciones con algoritmos que te ayuden a conseguir a la pareja ideal o cosas por el estilo.

Solo hace falta manifestar de la manera más saludable nuestro deSeo a la vida, al universo… así de sencillo, así funciona, lo que pasa es que en general caemos en un juego mental que nos hace probar sensaciones que nos distancian de lo que realmente deseamos vivir, únicamente por el hecho de querer con nuestro ego y no querer con nuestro corazón.

Hete aquí una serie de pensamientos que debemos eludir para alinearnos a hallar a esa persona especial con la que podamos compartir la vida:

Este género de pensamientos nos condenan a parejas equivocadas o a una soltería involuntaria que puede perdurar mucho tiempo. Todo está en nuestra mente, el amor no se escapa de esto, solo piensa la pareja que deseas en tu vida, imagina las cosas maravillosas que pueden hacer juntos, proyecta cómo deseas que te trae, crea en tu psique la realidad que quieres que se manifieste, haz tu maqueta mental… y espera sin desesperar, sin buscar, el amor te sorprenderá…

Cada vez somos más en nuestro Hay muy bien rollo 😀

Cualquier género de restricción que coloques en tu psique será total y tajantemente destruida por medio de una increíble historia amorosa que cualquiera te va a poder contar. Siempre existirá tu vecina de sesenta años que se casó luego de enviudar con ese apuesto señor que ahora comparte con ella maravillosos instantes, esa madre soltera que conoció a ese chaval que ama a sus hijos como suyos y tienen una familia maravillosa, a esa pareja que lleva 8 años sin separarse luego de haberse conocido en la cola de un súper mercado.

Miles y miles de historias, unas más preciosas que otras, que demuestran que el amor está en todas y cada una partes, que no hay un escenario ideal para encontrarlo, que no hace falta procurarlo, que las cosas en muchas ocasiones suceden de forma prácticamente mágica y que en el momento no vemos las relaciones que guardan los hechos… Mira a las parejas con cariño y no con envidia, ámate a ti y eso se proyectará de forma fácil a quienes te rodean. Y si realmente lo deseas con el corazón y no con tu ego, el amor va a venir a ti más pronto de lo que piensas.

Sara Espéculo – Mujer.Guru

Los 10 errores que cometen los solteros al buscar el amor

Encontrar la pareja perfecta no es fácil para nadie. Mucho menos cuando uno ya empieza a tener cierta edad y está lleno de clichés, de hábitos inamovibles consolidado a lo largo de los años y de concepciones preestablecidas sobre cómo tiene que ser la persona con la que compartamos la vida. Tampoco si ya se tiene una vasta trayectoria en el campo de las relaciones y, hasta el momento, ninguna de la que hemos mantenido nos ha convencido. Tampoco ha funcionado.
El libro Todo lo que no has de hacer si buscas amor de la periodista barcelonesa Alicia Misrahi reúne entre sus páginas los 101 errores que, comúnmente, cometen los solteros cuando quieren encontrar a ese alguien con el que compartir su mundo.
Aquí están 10 de ellos, aplicables tanto a hombres como a mujeres:
1. Salir a la calle con la predisposición enfermiza de que vas a encontrar al amor de tu vida en cualquier esquina. Cuanta más ansia se tenga en hallar al compañero ideal, menor será la capacidad autocrítica de la persona, por lo que, muy probablemente, se sufrirán más desengaños y decepciones
2. Una persona desesperada por encontrar pareja ahuyenta a los posibles candidatos, que pueden sentirse intimidados o con una presión exacerbada desde el minuto uno.
3. No entrar en confianza demasiado rápido. Conocer a una persona lleva su tiempo, y desvelarlo todo en la primera cita puede interpretarse como un signo de falta de conciencia con el concepto de intimidad, por un lado, o falta de pudor, por otro. No se puede ir contando nuestra vida a todo el mundo por inercia.
4. Hablar en exceso sobre frivolidades y cuestiones banales impide crear un vínculo con la otra persona. Hay que saber equilibrar las conversaciones y su temática.
5. Contar demasiadas intimidades sobre tus relaciones pasadas. Resulta más conveniente esperar a poner al día a la futura pareja sobre cómo ha sido tu vida amorosa antes de conocerle que hacerlo de inmediato. No es cuestión de ir alardeando de amantes. Tampoco contar todos los pormenores de tu pasado: hay experiencias que están mejor guardadas en el cajón de los recuerdos. Las posturas sexuales que ya has realizado con todo lujo de detalles son una de ellas.
6. Evitar abusar del alcohol en la primera cita (y en la segunda, tercera, cuarta, etc…). Aunque el objetivo sea inhibirse, la ingesta excesiva de bebidas puede provocar, o bien, hablar demasiado y acabar contando confidencias de las que luego uno se arrepiente, o acabar borracho perdido. Ninguno de los dos casos resulta un buen desenlace para encontrar pareja. Y tampoco resulta atractivo recibir el título de borracho.
7. Saber escuchar y no hablar en exceso de uno mismo. No creerse el ombligo del mundo, la persona que se tiene delante también tiene cosas que contar. En caso contrario, márcate un monólogo e intenta que el encuentro pase lo antes posible.
8. En ningún caso, hablar de matrimonio o comentar el nombre que tienes pensado ponerle a tus futuros hijos a los cinco minutos de conocer a alguien a quien quieres frecuentar en el plano sentimental. Hay cosas más interesantes de las que poder hablar y este tipo de comentarios pueden espantar a la persona si se sacan a colación inmediatamente.
9. No pongas demasiado peso en los hombros de la otra persona debido a tu concepción, en muchos casos ilusorio e inalcanzable, del amor. Nadie va a salvarte de tu monotonía o arreglarte la vida. Conoce a la persona sin mayor intención que esa: conocer. Todo se irá dando.
10. Tus inseguridades, déjalas en casa. No es cuestión de ir con aires de superioridad, pero tampoco de volcar tu falta de autoestima allí donde vayas. El negativismo y la pesadumbre alejan a las personas cuando este resulta excesivamente obvio y patente desde el primer encuentro.

En la #sexpregunta de la semana pasada me preguntaba si es recomendable o no esforzarse en buscar el amor. Por eso os pregunté:

Tu que crees? El amor‬ llega solo o hay que salir a buscarlo? #‎sexpregunta‬ de la semana!

Últimamente estáis muy poco activos, debe de ser el frío que nos deja a todos un poco tiesos…aquí va el resumen de las respuestas:

Como veis, las opiniones están totalmente divididas entre los que piensan que lo mejor es salir a buscarlo y entre los que, por el contrario, opinan que es mejor quedarse a esperar. ¿Vemos vuestras mejores respuestas?

  • «Las cosas no llueven del cielo. Sentado en el sofá poco amor puede encontrar uno….Ni amor, ni trabajo ni na de nà…»
  • «Está claro que puede llegar en cualquier momento, que puedes fallar buscándolo o esperándolo y arriesgar supone perder pero también ganar! pero darle a la vida un pequeño empujoncito para ayudarla a que sea como queremos vivirla tampoco viene mal.»
  • «Pues yo lo he esperado por 23 años pero se me hace que tendré que salir a buscarlo, ya no estoy dispuesto a seguir esperando.»
  • «Yo creo que el amor siempre anda flotando por ahí y uno elige donde ponerlo, vamos! uno no se enamora de quien no se quiere enamorar..»
  • «A esta altura,empiezo a pensar que depende del destino..dichoso el que lo haya encontrado de verdad!
  • «En algunos casos llega solo.»

En mi opinión uno no decide ni cuándo ni cómo se enamora pero, al igual que en la primera de las opiniones, yo también tengo una visión proactiva: para conseguir lo que quieres en esta vida quedarse sentado a «verlas venir» sirve de poco o nada.

Evidentemente, hay cosas más fáciles de conseguir que otras. Por ejemplo y ahora que llegan los propósitos de año nuevo, proponerse mejorar la forma física resulta mucho más fácil que proponerse tener pareja (o, con la que está cayendo en nuestro país, proponerse obtener un empleo).

La suerte juega o no de nuestra parte en la consecución de los objetivos en los que dependemos de otras personas. La suerte, la química, el destino…llámalo como quieras. Entiendo que no podemos ir como locos proponiendo una cita a todo el que pase por nuestro lado (al margen, parecer desesperado no resulta un buen truco para ligar) pero esperar a que sea el otro quien se movilice tampoco tiene muy buena pinta.

Mi recomendación es que estés atento, que tengas en cuenta a aquel o aquella que te gusta, que lo intentes y si te equivocas vuelvas a intentarlo…pero sin ser pesado o cargante, las personas independientes siempre gustan más.

¿El amor llega sólo, o hay que buscarlo?

En mi familia completa, somos muchas mujeres que hombres. En las reuniones familiares, con el paso del tiempo, todas mis primas, primos y mis propias hermanas se habían ennoviado y llevaban a sus novio/as a esas reuniones (Especialmente mis primas)… todos excepto yo….

Siempre me preguntaban ¿y los novios? Por cierto, pregunta más molesta que pueda existir. Como si siempre fuera una obligación estar de novios. Y pasaban los años y la pregunta molesta se repetía siempre en las reuniones familiares, que llegué a sentirme incómoda, como si algo estuviera mal conmigo…

Y aun hoy sabiendo que no tiene nada de malo estar sola si quiero estarlo… siento como si estuviera fallando, haciendo las cosas mal… Por que no me acoplo a lo que veo en mi entorno, cuando ves que todos tus amigos andan ennoviados, siendo humanos, aunque finjas que no te importa nada y tienes tus razones para estar asi, empiezas a sentir la presión…

Yo no he encontrado un alma afín a mi persona… por que a mi se me hace difícil realmente conectarme con alguien… aun no he sentido ese flechazo, que te hace enloquecer de amor por alguien…

Esa corta relación que tuve cuando adolescente, que por cierto no fue muy positiva me hizo darme cuenta de que no se puede estar con alguien solo por estar. Asi que me propuse “Esperar”, a la persona adecuada.

¿Leyeron bien: “Esperar”? Bien, eso era lo que pensaba, por que un día el amor iba a aparecer a mi puerta como por arte de magia cuando menos me lo espere. ¿Cómo? Eso suena más bien, como de esas películas americanas, que al final siempre se quedan juntos los dos protagonistas y son felices comiendo perdices.

Pero la realidad que encuentras es otra.

Existen dos tipos de personas:

1. Las que piensan que “todo” en la vida es consecuencia de lo que hacemos y que si queremos algo y no lo tenemos es por que no queremos. Es decir, que se puede obtener lo que quieres si te esfuerzas, lo puedes lograr.

2. También están los que creen que en la vida, no sabes lo que te va a tocar, que las cosas tarde o temprano llegan predeterminadas, hagas lo que hagas. Como producto de una casualidad o el azar, incluyendo algunas creencias, incluso.

Pues bien, yo he intentado saber cuál de estas dos formas de pensar es la correcta. Y como no he obtenido respuesta, yo diría que es “un poco de las dos“.

Si, puedes tomar decisiones en tu vida, pero tampoco hay cosas que puedes evitar.

Asi que “esperar” a alguien adecuado, es solo una parte de encontrar el amor, también hay que salir buscarlo, si este no aparece.

Buscar no significa estar con la primera persona que pase, es darse la oportunidad de conocer personas que nos puedan gustar. Podemos, en nuestro deseo de desear tener una pareja, pensar en alguien ideal, alguien que nos llene todas las espectativas que esperamos. Asi podemos ir conociendo muchas personas, hasta que algunas de ellas, de con lo que buscamos, aunque no en todo.

Y puede ser que buscando, nos demos cuenta de que lo que hemos encontrado no nos conviene y encontremos en el camino algo mejor. Sin embargo, es ese mismo esfuerzo el que nos hace tarde o temprano dar con el amor tan ansiado. Tomar la iniciativa, primero, de conocer personas, crear vínculos con ellas, y aceptarlas tal como son.

Incluso aunque falles, luego sabrás mejor lo que quieres.

Lo que si no funciona es el consejo de tan solo “Esperar” al amor de tu vida… ¿Cómo sabes que alguien es el amor de tu vida? ¿Y si encuentras al amor de tu vida y te casas con él? ¿Y si te divorcias del amor de tu vida?

Muchas personas aseguran amar a alguien, que ella sea su alma gemela, sin embargo, no pueden estar juntos, por diversas razones… simplemente, es uno de esos amores tormentos en los que algunos se enganchan, sí, hay amor, pasión, deseo, atracción, de todo, pero a la hora de vivir el día a día, es sencillamente imposible.

Asi que en el amor lo mejor es buscar. El que busca encuentra. Incluso los errores que cometas te harán llegar al amor que tanto deseas. Yo por mi parte, sigo sola, y sigo sintiendo un poco de presión, pero observo muy atentamente, y con paciencia, para cuando se de la oportunidad no dejar ir aquella persona que llegue a mi corazón y me deslumbre, si, como en las películas americanas…

Saludos y nos vemos en otra ocasión!

Creo que todo el tiempo hemos estado equivocados, creemos encontrar a la persona correcta pensando que estamos con la persona que amamos y queremos estar el resto de nuestra vida.
¿Cómo saber si estamos con la persona indicada?
La indicada o el indicado no solo tiene que amarte y quererte.
Debe tener cuidados sinceros para ti y estar contigo realmente para darte tu lugar, donde quiera que vayas con él o si no lo está el tiene que darte a conocer, si realmente le interesas la persona que quiera demostrártelo en una cama, llena de mentiras para aprovecharse de ti eso no es amor.
El amor se entrega en el momento que Dios lo permita con la persona que pasaras el resto de tu vida.
El amor con mentiras no es amor, hay que amar sin mentiras y las cosas que no pudieron ser, no te lamentes porque son cosas del pasado.
Recupera tu vida que el amor llegara a su momento.
El amor llega con quien menos imaginamos estar, lo sentimos como la brisa, llega sola sin que la busques, sin precisiones de nada.
Como la lluvia y se riega por, los bosques, así llega el amor solo se riega en nuestro corazón, sin pedirle que entre a nuestra vida, el pasa con tranquilidad.
El amor llega en un día como cualquier otro, en el momento menos indicado, cuando todo lo has dado por perdido en tu vida, cuando el cielo esta gris o cuando tu mundo se derrumbo.
Vuelves a creer, a sentir, a confiar y a nacer………………………………


admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *