0

El mejor anticonceptivo

la mejor manera de tener sexo y evitar quedar embarazada es usar un anticonceptivo + un condón. Un extra: ¡los condones también te protegen de las ETS!

¿Cuál es la mejor manera de prevenir un embarazo?

La única manera infalible 100% de no quedar embarazada es no tener sexo vaginal (pene-en-vagina) o realizar cualquier actividad sexual donde el esperma entre en contacto con la vulva o en la vagina (esto se llama abstinencia).

Pero si vas a tener sexo vaginal, entonces la mejor manera de prevenir un embarazo es usar un método efectivo de anticoncepción (como un DIU o implante) + un condón.

Algunos anticonceptivos dan mejor resultados que otros. Los mejores anticonceptivos, los más eficaces para la prevención de un embarazo son los implantes y DIUs – lo más convenientes y más infalibles de usar.

Otros métodos, como la pastilla, anillo, parche e inyección son también muy buenos para la prevención de un embarazo si los usas a la perfección. Pero las personas no son perfectas y estos métodos tienen más posibilidades de fallar que los implantes y DIUs.

Es realmente importante asegurar el uso correcto de los anticonceptivos. Esto significa que no puedes olvidar tomar la pastilla, cambiar el anillo o darte la inyección a tiempo -o esto te pondrá en riesgo de embarazo. Asi que el mejor método es aquel que siempre uses correctamente. Apúntate en este breve test anticonceptivo para averiguar cuáles son los mejores métodos para tí.

Sin importar el método que elijas, puedes elevar tu protección a nivel super poder al usar un anticonceptivo más un condón juntos.

Condones + Anticonceptivos= Protección Extra

Los condones son como el superhéroe de un sexo más seguro: son la única manera de protegerte de un embarazo y de las ETS durante el sexo vaginal.

No hay un método anticonceptivo perfecto. Asi que el uso de los condones + otro tipo de anticonceptivo (como el implante, el DIU, o pastilla) te dará una protección extra en caso de alguno de los dos falle. Y los condones reducen drásticamente las posibilidades de contraer toda clase de enfermedades de transmisión sexual, como el VIH, la gonorrea, clamidia y herpes.

Otra gran ventaja de los condones es que los puedes conseguir casi en cualquier lado, como autoservicios, tiendas, supermercados y estaciones de servicio. Los condones no cuestan mucho dinero, y a veces pueden ser gratuitos en las clínicas comunitarias, centros de salud escolares o centros de salud de Planned Parenthood.

Las relaciones de pareja cambian a lo largo de la vida de la misma manera que cambian las personas y su forma de vida. Por eso, también los métodos anticonceptivos más adecuados cambian según la edad. Por fortuna, hoy en día hay un amplio abanico de posibilidades para que cada persona pueda escoger la que más le conviene.

A continuación, ofrecemos algunas pistas sobre cuál puede ser el anticonceptivo más adecuado para ti según la época de la vida en la que te encuentres.

Adolescencia

En España, la edad de inicio de las relaciones sexuales está de media en los 16,5 años para los chicos y en los 17,2 años para las chicas. Es decir, en plena adolescencia. Por otra parte, 4 de cada 10 adolescentes reconocen haber tenido relaciones sexuales sin protección alguna vez. Esto provoca que alrededor de 30.000 chicas menores de 20 años se queden embarazadas sin desearlo cada año en nuestro país. Ante estos datos, no cabe duda de que resulta esencial poner a disposición de estos jóvenes los diferentes métodos anticonceptivos y facilitarles el acceso para que no existan barreras en su uso.

Los métodos anticonceptivos más utilizados en esta etapa son:

  • Preservativo:Es el único método que, además de prevenir el embarazo, protege frente a las enfermedades de transmisión sexual (ETS). Esto es especialmente importante en una etapa vital en la que los cambios de pareja sexual son frecuentes.
  • Pastillas anticonceptivas: Su altísima eficacia en la prevención del embarazo (próxima al 100%), la hace muy adecuada para las adolescentes. Además, los anticonceptivos orales pueden ayudar en otros aspectos relacionados con la salud: reducción del acné e hirsutismo, regulación de los ciclos menstruales, reglas menos dolorosas y/o abundantes, y otros trastornos de la menstruación.
  • Anillo anticonceptivo:Usado de forma correcta, es tan eficaz como la píldora y su uso es más cómodo, ya que solo es necesario “acordarse” de él una vez al mes. Además, no interfiere con las relaciones sexuales, es discreto y no produce molestias. También como la píldora, regula los ciclos menstruales y produce reglas menos dolorosas. Sin embargo, no protege de las ETS.

No obstante, los hábitos y prácticas sexuales hacen que ninguno de estos métodos anticonceptivos sea perfecto. Los anticonceptivos orales, por ejemplo, no ofrecen protección frente a las enfermedades de transmisión sexual y el principal hándicap en su uso es tener que tomarlos cada día a la misma hora. Esto dificulta el cumplimiento de la pauta. En anillo anticonceptivo es una opción que reduce el riesgo de “olvido”, aunque tampoco protege frente a ETS. Por otra parte, el preservativo no siempre se utiliza correctamente, especialmente si las personas que van a mantener relaciones están bajo los efectos del alcohol. En ocasiones surge una relación imprevista y deciden aprovechar la oportunidad aunque no tengan un condón a mano. Y, finalmente, algunas personas rechazan el uso del preservativo porque creen que les va a restar sensibilidad o espontaneidad en la relación.

Por todas estas razones, los expertos recomiendan el uso del doble método durante la adolescencia, es decir, combinar un método anticonceptivo hormonal con uno de barrera (condón).

Juventud

A medida que la adolescencia va dejando paso a la primera juventud, los hábitos sexuales pueden ir cambiando.Muchas personas inician relaciones de pareja más estables y sus relaciones sexuales están mejor planificadas. Además, suele adquirirse un mayor sentido de la responsabilidad y control sobre el sexo.

Paradójicamente, estos cambios en ocasiones conllevan una sensación de falsa seguridad que provoca que se sustituya el uso de un método anticonceptivo por el “coitus interruptus” o “marcha atrás”. No obstante, el riesgo de embarazo no deseado con estas prácticas es muy alto.

Entre los 20 y 24 años, un 44,5% de las mujeres españolas utiliza preservativo, frente al 28,5% que utilizan píldora. Entre los 25 y 29 años, el uso del condón se reduce al 36,5%, mientras que el de las pastillas anticonceptivas aumenta a un 35,2%.

Entre los 20 y los 30 años, muchas mujeres optan también por otros métodos anticonceptivos:

  • DIU (Dispositivo Intrauterino): Se trata de un método de larga duración, y por tanto es adecuado para mujeres que no quieran tener hijos pronto. Supone la comodidad de no tener que recordar tomar la píldora o ponerse el anillo anticonceptivo, pero, por otro lado, es un dispositivo que requiere la colocación por parte de un ginecólogo y muchos prefieren no utilizarlo en mujeres que no hayan tenido nunca hijos. Además, no protege frente a ETS.
  • Diafragma: Este dispositivo fue muy utilizado como método de barrera antes de la popularización del condón. Aunque su eficacia es aceptable y mejora la sensibilidad durante las relaciones sexuales, no protege frente a las ETS. No obstante, es una buena alternativa para las mujeres que no deseen un método anticonceptivo hormonal.
  • Parche anticonceptivo: Es un anticonceptivo hormonal en forma de parche transdérmico, equivalente a la píldora o el anillo vaginal. En este caso, el parche va liberando las hormonas poco a poco a través de la piel, por lo que debe quedar fijado a la piel sin moverse durante el tiempo de uso. Es un método fiable y cómodo, pero muchas mujeres lo descartan porque puede ser visible, especialmente en ropa de verano y traje de baño.
  • Anticonceptivo inyectable: Se trata de una anticoncepción hormonal a través de inyección. Debe aplicarse cada 3 meses aproximadamente. Algunas mujeres lo prefieren porque el periodo de protección contra el embarazo es largo, pero otras los rechazan por requerir pinchazos regulares, administrados por un profesional de la salud.

Edad adulta

Entre los 30 y los 40 años, el uso de un anticonceptivo adecuado es decisivo. En esta etapa, la mayoría de las mujeres se plantean la maternidad y, por tanto, su preocupación en anticoncepción no trata solo de prevenir los embarazos, sino también de decidir cuándo lo desean, el número de hijos que quieren tener y el momento en el que ya no desean tener más hijos.

Los métodos de barrera y los anticonceptivos hormonales orales o tópicos (píldora o anillo) son los preferidos por las mujeres que quieren plantearse un embarazo en un periodo de tiempo medio o corto, ya que pueden quedarse embarazadas inmediatamente después de dejar de usarlos.

Para las mujeres que no desean tener más hijos, uno de los métodos anticonceptivos más recomendados por los ginecólogos es el DIU (un 15% de las mujeres de más de 35 años lo utilizan). Otra buena opción para las parejas que no desean tener más hijos son los métodos anticonceptivos irreversibles, es decir, la ligadura de trompas (en ellas) o la vasectomía (en ellos).

Madurez

A partir de los 40 años, muchas mujeres empiezan a abandonar el uso de métodos anticonceptivos porque consideran que ya no pueden quedarse embarazadas. Sin embargo, las mujeres de más de 40 años constituyen uno de los principales grupos de riesgo de embarazos no deseados. Por esta razón, es importante concienciar acerca del uso adecuado de un método anticonceptivo también en la madurez, mientras no aparezca la menopausia.

Sea cual sea tu edad y estilo de vida, hay un anticonceptivo adecuado para ti. Infórmate sobre tus opciones, consulta con tu ginecólogo y escoge el que mejor se adapte a tus necesidades.

Métodos anticonceptivos de liberación lenta

IMPLANTES DE PROGESTINA

Un implante de progestina es una barrita pequeña que se implanta bajo la piel, muy a menudo en la parte superior del brazo. La barrita libera una pequeña cantidad de la hormona progestina en el torrente sanguíneo.

Introducir la barrita lleva aproximadamente un minuto. El procedimiento se realiza usando un anestésico local en el consultorio del médico. La barrita puede permanecer puesta durante 3 años. Sin embargo, se puede retirar en cualquier momento. Retirarla normalmente solo lleva unos minutos.

Después de que se ha introducido el implante:

  • Puede haber hematomas alrededor del sitio durante una semana o más.
  • Usted debe evitar quedar embarazada durante 1 semana.
  • Usted puede usar estos implantes mientras amamanta.

Los implantes de progestina funcionan mejor que las píldoras anticonceptivas para evitar un embarazo. Muy pocas mujeres que utilizan estos implantes tienen probabilidad de quedar embarazadas.

Los ciclos menstruales regulares deben retornar al cabo de 3 o 4 semanas después de que se retira el implante.

INYECCIONES DE PROGESTINA

Las inyecciones que contienen la hormona progestina también funcionan para prevenir el embarazo. Una sola inyección funciona hasta por 90 días. Estas inyecciones se aplican en los músculos de la parte superior del brazo o en las nalgas.

Los efectos secundarios que pueden ocurrir incluyen:

  • Cambios en los ciclos menstruales, sangrado muy abundante o manchado. Alrededor de la mitad de las mujeres que usan estas inyecciones no tienen ciclos menstruales
  • Sensibilidad mamaria, aumento de peso, dolores de cabeza o depresión

Las inyecciones de progestina funcionan mejor que las píldoras anticonceptivas para evitar un embarazo. Muy pocas mujeres que utilizan inyecciones de progestina tienen probabilidad de quedar embarazadas.

Algunas veces, los efectos de estas inyecciones de hormonas duran más de 90 días. Si planea quedar embarazada en un futuro cercano, tal vez sea mejor contemplar la posibilidad de usar otro método anticonceptivo.

PARCHE CUTÁNEO

El parche cutáneo se coloca en el hombro, los glúteos o en otra área del cuerpo. Se aplica un nuevo parche una vez por semana durante 3 semanas. Luego usted pasa 1 semana sin parche.

Los niveles de estrógeno son más altos con el parche que con las píldoras anticonceptivas o el anillo vaginal. Debido a esto, habrá mayor riesgo de coágulos de sangre en las piernas o pulmones con este método. La FDA ha emitido una advertencia acerca del parche y el mayor riesgo de un coágulo de sangre viajando al pulmón.

El parche libera lentamente estrógeno y progestina en su sangre. El proveedor de atención médica le prescribirá este método.

El parche funciona mejor que las píldoras anticonceptivas para evitar un embarazo. Muy pocas mujeres que utilizan el parche tienen probabilidad de quedar embarazada.

El parche cutáneo contiene estrógeno. Como resultado, existe un riesgo poco frecuente de que se presente presión arterial alta, coágulos sanguíneos, ataque cardíaco y accidente cerebrovascular. Fumar aumenta estos riesgos aún más.

ANILLO VAGINAL

El anillo vaginal es un anillo flexible. Mide aproximadamente 2 pulgadas (5 cm) de ancho y se coloca dentro de la vagina. Este libera las hormonas estrógeno y progestina.

  • Su proveedor le recetará este método pero usted misma introduce el anillo
  • Permanecerá en la vagina durante 3 semanas. Al final de la tercera semana, usted retirará el anillo por 1 semana. NO retire el anillo hasta el final de las 3 semanas.

Los efectos secundarios con el anillo pueden incluir:

  • Náuseas y sensibilidad en las mamas, que son menos graves que con las pastillas anticonceptivas o los parches.
  • Flujo vaginal o vaginitis.
  • Manchado y metrorragia (puede ocurrir con más frecuencia que con pastillas anticonceptivas).

El anillo vaginal contiene estrógeno. Como resultado, existe un riesgo poco frecuente de que se presente presión arterial alta, coágulos sanguíneos, ataque cardíaco y accidente cerebrovascular. Fumar aumenta los riesgos aún más.

El anillo vaginal libera lentamente estrógeno y progestina en su sangre.

El anillo vaginal funciona mejor que las píldoras anticonceptivas para evitar un embarazo. Muy pocas mujeres que usan el anillo vaginal tienen probabilidad de quedar embarazada.

DISPOSITIVOS INTRAUTERINOS (DIU) QUE LIBERAN HORMONAS

Un dispositivo intrauterino (DIU) es un dispositivo pequeño de plástico, en forma de T, utilizado para el control natal. Este dispositivo se inserta en el útero. Los DIU evitan que el espermatozoide fecunde el óvulo.

Un nuevo tipo de DIU, llamado Mirena, libera una pequeña dosis de hormonas en el útero a diario durante un período de 3 a 5 años. Esto aumenta la eficacia del dispositivo como método anticonceptivo. También reduce o detiene completamente el flujo menstrual como beneficio agregado. Puede ayudar a proteger contra el cáncer (cáncer endometrial) a las mujeres que están en riesgo de desarrollar esta enfermedad.

Usted tiene diferentes opciones de DIU para elegir. Hable con su proveedor acerca de que tipo de dispositivo es el adecuado para usted.

Test: ¿Cómo saber si estoy gorda?

Averígualo respondiendo este test.

La obesidad es uno de los problemas más graves de salud de los últimos años. ¿Cómo saber si esto está afectando tu vida o si estás gorda?

Responde este test y lo sabrás:

¿Cuál es tu edad?

a) Menor de 18 años

b) 18-25

c) 25-35

d) 35-45

e) 45-60

f) Más del 60

¿Crees que tienes sobrepeso?

a) ¡Sí! Prefiero morir de hambre que engordar.

b) No, creo que soy muy saludable.

c) No, estoy media.

d) Estoy un poco gordita.

e) Estoy gorda.

f) Sí, soy obesa, pero no me importa.

¿Cuántas comidas comes en un día?

a) Ninguno

b) 1

c) 2

d) 3

e) 4

f) Más de 5

¿Con qué frecuencia comes comida chatarra o alimentos que no son saludables?

a) Nunca, ni siquiera como

b) Una vez al año

c) Una vez cada 2 o 3 meses

d) Cada mes

e) Semanal

f) Diario

¿Con qué frecuencia haces ejercicio?

a) 24/7

b) Hace más de una hora al día

c) Una hora al día

d) Semanal

e) Mensual

f) Nunca

¿Tus amigos piensan que eres gordita?

a) No, siempre me dicen lo contrario.

b) No, creo que soy flaca.

c) No, creo que me veo bien.

d) De vez en cuando. No creo que me vea bien, pero podría perder un poco de peso.

e) Sí, pero no me importa lo que piensen.

f) ¿Qué amigos?

¿Qué indica tu IMC?

a) Muy bajo de peso

b) Bajo peso

c) Promedio

d) Sobrepeso

e) Obesa

f) Exageradamente obesa

Si tu elección fue en mayoría a y b: Estás seriamente en bajo peso y necesitas alimento, orientación y apoyo.

Si tu elección fue en mayoría c y d: Lo estás haciendo bien, debido a que te encuentras en tu peso ideal. Solo recuerda de hacer ejercicio con regularidad y mantener el buen trabajo. ¡Sigue así!

Si tu elección fue en mayoría e y f: Estás sobrepasando los límites. Es momento de hacer un cambio en tu salud y empezar a comer más sano. Si no haces un cambio ahora podrías adquirir alguna enfermedad.

¿Cuál fue tu resultado?

¿En qué momento comenzamos a engordar? Muchas veces ni siquiera notamos que hemos comenzado a ganar peso: todo parece normal hasta que un día, un comentario o una limitación en nuestras actividades diarias nos hacen caer en la cuenta que estamos ganando peso, o como popularmente se dice estamos gordos/as.

Sin embargo, ¿Qué criterio tomar para considerar a alguien con problemas de obesidad y sobrepeso? Existe una serie de test que te pueden ayudar a definir si solamente necesitas tonificar más tus músculos o estas dentro de un grave problema de salud.

Test de Índice de Masa Corporal

La manera más sencilla de comprobar si padeces obesidad es obtener tu Índice de Masa Corporal, para poder obtenerlo es necesario que conozcas dos datos: tu estatura y tu peso. Esta estadística se utiliza de manera global para catalogar a los pacientes con obesidad de acuerdo a los criterios de la OMS.

Para obtener el IMC deberás realizar la siguiente fórmula: Peso (en kilogramos) / Talla o estatura (en metros) elevada al cuadrado. Pongamos un ejemplo: Pesas 92 kilogramos y mides 1.68 metros, la fórmula quedaría de la siguiente manera: 92 kg / 1.68 m*1.68 m= 92/2.82= tu índice es de 32.62.

Una vez que tengas el resultado de tu IMC deberás compararlo con la siguiente tabla para conocer tu estado de salud:

IMC Estado de Salud
18.5-24.9 Normal
25-29.9 Sobrepeso
30-34.9 Obesidad Grado I
35-39.9 Obesidad Grado II
Mayor de 40 Obesidad Mórbida Grado III

Cualquier persona que se encuentre por arriba de 25 puntos de Índice de Masa Corporal, podría decirse que esta gorda, comenzando con un sobrepeso que lentamente se va agravando, no solamente teniendo consecuencias sobre la forma física sino sobre el estado de salud.

Formalmente una persona es obesa al alcanzar los 30 puntos, si te encuentras por encima de esta cifra es altamente recomendable que acudas en busca de ayuda o que comiences a realizar un plan de dieta y ejercicio que te permita encontrarte lo más cercano posible a la normalidad, aunque entre más cercano te encuentres a un IMC de 40 más difícil será que consigas resultados por tu cuenta.

Otros test sobre obesidad

Medir tu cintura puede aportar una valoración acerca de los problemas que puedes tener por la obesidad. Para hacer la medición es importante que ubiques tu última costilla y la espina del hueso de la cadera (este punto se denomina cresta iliaca) la cinta deberá colocarse en un punto medio entre estas dos referencias anatómicas. A continuación te damos una tabla para que compares tus medidas.

Riesgo Muy Elevado Riesgo Elevado Riesgo Normal
Hombres Mayor de 102 cm 94-101 cm Menor de 94cm
Mujeres Mayor de 88 cm 80-87 cm Menor a 80 cm

El riesgo que representan corresponde a la probabilidad de desarrollar complicaciones como diabetes, hipertensión, infartos, descontrol de triglicéridos y colesterol. Un riesgo elevado implica que se debe comenzar a realizar cambios en el estilo de vida sino queremos depender de medicinas y tratamientos costos e inclusive la muerte.

El riesgo aumenta conforme los depósitos de grasas aumentan: El tejido graso o adiposo secreta una serie de sustancias que alteran el correcto funcionamiento de las hormonas de nuestro organismo, por lo que a mayor tejido graso mayor secreción de estas sustancias que terminarán por causar un descontrol total sobre nuestro cuerpo.

Originally posted 2016-09-29 06:49:17.

«¡Soy gorda y qué!», así respondió la diputada del PRD, Zulay Rodríguez a la periodista Flor Mizrachi, a quien además retó a hacerse un test de inteligencia para ver quién de las dos tiene más materia gris.

En twitter, Mizrachi le dijo a Zulay “la gordura se arregla, la chabacanería no”.

Publicidad

Pero Zulay retó a Flor a un test de inteligencia para ver quién tiene más cerebro: “yo la reto, vamos hacer un test de inteligencia, y un test emocional usted y yo, vamos hacerlo para ver quién realmente tiene más cerebro y materia gris”.

¡Usted se considera bella y hermosa, flaca, delgada, ¿es eso acaso el ideal de la mujer panameña? Yo pienso que todos podemos tener un poquito de cerebro”, añadió la diputada

“Esta bien, soy gorda y qué, tengo sobrepeso y qué, y quieren que les diga algo: yo no estoy acomplejada por tener sobrepeso y por estar gorda, soy orgullosamente una persona gorda, ¿acaso las gordas no tenemos derecho?”, preguntó la perredista.

Indicó que son con esos los argumentos donde menosprecian a la mujer panameña… son descalificativos humillantes y discriminatorios que tiene contra las personas gordas como yo”.

Alegó que Flor Mizrachi, de «nacionalidad colombiana», ahora vino aquí a Panamá a calumniar, porque se ampara bajo el diario de la 12 de Octubre, “un diario donde no le exije cuenta a los pedófilos, a los cómplices de pedofilia como Mauricio Valenzuela que permitió que en su oficina se violara a una menor de 11 años de edad por el fotógrafo Grimaldo”.

“Según usted (Flor Mizrachi) tiene un cuerpo esbelto, las colombianas si pasan a los quirófanos… usted ve eso en Colombia, ya que usted es una colombiana de corazón, porque ama y quiere a los extranjeros que denigran al país, pero olvida que esos comentarios de gorda pueden traumar a los menores de edad, que pueden leer su comentario y caer en depresion”, siguió diciendo la diputada Rodriguez.

Zulay también instó al fotógrafo Mauricio Valenzuela a que no se esconda detrás de las faldas de la periodista Sabrina Bacal. “Por favor vaya a notificarse que usted tiene en este momento una medida de protección y mi querella penal… vamos a los Tribunales, lleve usted su prueba que yo voy a llevar las mías, responda que yo le responderé en los tribunales de justicia, no se esconda detrás de las faldas de Sabrina Bacal, sea hombrecito y dé la cara”.

. Contenido Premium: 0

Métodos anticonceptivos ¿Cuál es su grado de eficacia?

  • Tamaño de texto más grandeTamaño de texto grandeTamaño de texto regular

Algunos métodos anticonceptivos son más eficaces que otros

Algunos métodos anticonceptivos son más eficaces que otros. La tabla de la página siguiente compara la eficacia de varios métodos anticonceptivos distintos.

La forma más eficaz de evitar el embarazo es la abstinencia sexual, es decir, abstenerse de mantener relaciones sexuales. De todos modos, durante el primer año de comprometerse en la abstinencia, muchas parejas se acaban quedando embarazadas porque acaban manteniendo relaciones sexuales no planificadas sin usar ningún tipo de protección. Por lo tanto, es una buena idea que hasta las personas que no tengan la intención de mantener relaciones sexuales se informen bien sobre los métodos anticonceptivos.

Las parejas que mantienen relaciones sexuales deben utilizar métodos anticonceptivos de forma adecuada y cada vez que mantengan relaciones sexuales para evitar el embarazo. Por ejemplo, comprimidos anticonceptivos (también llamados «anticonceptivos orales» o «anovulatorios») pueden ser muy eficaces para evitar el embarazo. Pero, si una chica se olvida de tomar sus comprimidos cuando le tocan, dejará de ser un método eficaz. Los condones también suelen ser una forma eficaz de evitar los embarazos. Pero, si un chico se olvida de utilizarlo o no lo utiliza correctamente, no será una forma eficaz de evitar el embarazo.

De cada cien parejas que utilizan cada tipo de método anticonceptivo, la tabla indica cuántas de esas parejas se quedarán embarazadas en un año. Esta información se refiere a todas las parejas, no solo a las parejas de adolescentes. Algunos métodos anticonceptivos pueden ser menos eficaces en los adolescentes. Por ejemplo, las adolescentes que utilicen el método Ogino (o de abstinencia periódica basada en el ciclo menstrual) seguramente tendrán más probabilidades de quedarse embarazadas que las mujeres adultas, porque sus cuerpos aún no han establecido un ciclo menstrual regular.

Relacionaremos la eficacia de cada método anticonceptivo basándonos en su uso típico. «Uso típico» se refiere a cómo utiliza un método anticonceptivo una persona promedio (a diferencia del uso «perfecto», en el que no se comete ningún error).

Los métodos anticonceptivos pueden ser:

  • completamente eficaces, lo que significa que ninguna pareja se quedará embarazada mientras utiliza el método
  • muy eficaces, lo que significa que entre una y dos de cada 100 parejas se quedarán embarazadas mientras utilizan el método
  • eficaces, lo que significa que entre dos y 12 de cada 100 parejas se quedarán embarazadas mientras utilizan el método
  • moderadamente eficaces, lo que significa que entre 13 y 20 de cada 100 parejas se quedarán embarazadas mientras utilizan el método
  • poco eficaces, lo que significa que entre 21 y 40 de cada 100 parejas se quedarán embarazadas mientras utilizan el método
  • no eficaces, lo que significa que más de 40 de cada 100 parejas se quedarán embarazadas mientras utilizan el método

Aparte de evitar el embarazo, la abstinencia sexual y el uso de condones ofrecen protección contra las enfermedades de trasmisión sexual (o ETS). De todos modos, la mayoría de los demás métodos anticonceptivos no sirven para proteger de las ETS, por lo que también se deben añadir los condones con esta finalidad.

Métodos anticonceptivos: Tabla comparativa

Métodos anticonceptivos ¿Cuántas parejas que utilizan este método se quedarán embarazadas en un año? ¿Cuál es su grado de eficacia para evitar el embarazo? ¿Puede proteger de las ETS?
Abstinencia sexual Ninguna Completamente eficaz
Implante anticonceptivo Menos de 1 de cada 100 Muy eficaz No
DIU Menos de 1 de cada 100 Muy eficaz No
Parche anticonceptivo («el parche») 9 de cada 100 Eficaz No
Comprimido anticonceptivo («la píldora») 9 de cada 100 Eficaz No
Anillo anticonceptivo («el anillo») 9 de cada 100 Eficaz No
Inyección anticonceptiva 6 de cada 100 Eficaz No
Contracepción poscoital de urgencia
(«La pastilla del día después»)
Hasta 11 de cada 100 (si se toma durante las primeras 72 horas después de un coito no protegido) Eficaz No
Preservativo masculino (o condón) 18 de cada 100 Moderadamente eficaz
Diafragma 12 de cada 100 Moderadamente eficaz No
Preservativo femenino 21 de cada 100 Poco eficaz
Método Ogino (o de abstinencia periódica basada en el ciclo menstrual) 24 de cada 100 Poco eficaz No
Espermicida 29 de cada 100 Poco eficaz No
Coitus interruptus («la marcha atrás») 27 de cada 100 Poco eficaz No
Coito sin protección 85 de cada 100 No eficaz No

Es importante elegir un método anticonceptivo basándose en su eficacia, pero hay otros factores a tener en cuenta a la hora de elegir un método anticonceptivo. Entre ellos, se incluyen:

  • lo fácil que es de utilizar
  • cuánto cuesta
  • si la persona padece una afección o toma un medicamento que influirá en la eficacia del método anticonceptivo

Revisado por: Rupal Christine Gupta, MD Fecha de revisión: noviembre de 2016

Imprimir y Compartir (PDF 433KB)

Si no quiere quedar embarazada, existen muchas opciones de métodos anticonceptivos para elegir. Ningún producto es el mejor para todos las personas. Algunos métodos son más eficaces que otros para evitar el embarazo. Consulte las tasas de embarazo en esta tabla para obtener una idea de cuán eficaz es el producto para evitar el embarazo. Las tasas de embarazo le indican el número de embarazos esperados por cada 100 mujeres durante el primer año de uso típico. El uso típico muestra la eficacia de los diferentes métodos durante el uso real (incluyendo en algunas ocasiones el uso de un método de una manera que no es correcta o no es consistente). La única manera segura de evitar el embarazo es no tener ningún contacto sexual. Hable con su proveedor de atención médica acerca del mejor método para usted.

Métodos aprobados por la FDA Número de embarazos esperados (por cada 100 mujeres)* Uso Algunos riesgos o efectos secundarios*
Esta tabla no contiene la lista de todos los riesgos y efectos secundarios para cada producto.
Cirugía de esterilización femenina Menos de 1 Sólo se hace el procedimiento una vez.
Permanente.
Dolor
Sangrado
Infección u otras complicaciones después de la cirugía
Implante anticonceptivo para mujeres Menos de 1 Sólo se hace el procedimiento una vez.
Permanente.
Dolor/calambres
Malestar en la pelvis o espalda
Sangrado vaginal
Cirugía de esterilización masculina Menos de 1 Sólo se hace el procedimiento una vez.
Permanente.
Dolor
Sangrado
Infección
DIU de cobre Menos de 1 Lo coloca un proveedor de atención médica.
Dura hasta 10 años.
Calambres
Períodos más largos y abundantes
Manchado entre períodos
DIU con progestina Menos de 1 Lo coloca un proveedor de atención médica.
Dura hasta 3-5 años, dependiendo del tipo.
Sangrado irregular
Falta de períodos (amenorrea)
Dolor abdominal/pélvico
Varilla implantable Menos de 1 Lo coloca un proveedor de atención médica.
Dura hasta 3 años.
Cambios en la menstruación
Cambios en el humor o estado de ánimo deprimido
Aumento de peso
Dolor de cabeza
Acné
Inyección 6 Es necesaria una inyección cada 3 meses. Pérdida de densidad ósea
Sangrado irregular/Sangrado entre períodos
Dolores de cabeza Aumento de peso
Nerviosismo Mareos
Malestar abdominal
Anticonceptivos orales “la píldora” (píldora combinada) 9 Debe tomar una píldora todos los días. Manchado/ sangrado entre períodos
Náusea Sensibilidad en los senos
Dolor de cabeza
Anticonceptivos orales “la píldora” (píldora combinada de uso extendido/continuo) 9 Debe tomar una píldora todos los días. Manchado/ sangrado entre períodos
Náusea Sensibilidad en los senos
Dolor de cabeza
Anticonceptivos orales “la minipíldora” (solo progestina) 9 Debe tomar una píldora a la misma hora todos los días. Manchado/ sangrado entre períodos
Náusea Sensibilidad en los senos
Dolor de cabeza
Parche 9 Colóquese un parche nuevo cada semanada durante 3 semanas (21 días en total).
No se coloque un parche durante la cuarta semana.
Manchado o sangrado entre períodos menstruales
Náusea
Dolor estomacal
Sensibilidad en los senos
Dolor de cabeza
Irritación cutánea (en la piel)
Anillo vaginal anticonceptivo 9 Colóquese el anillo en la vagina usted misma.
Mantenga el anillo en la vagina durante 3 semanas y luego quíteselo por una semana.
Secreción vaginal, malestar en la vagina e irritación suave.
Dolor de cabeza
Cambios en el humor
Náusea Sensibilidad en los senos
Diafragma con espermicida 12 Debe usarlo cada vez que tiene relaciones sexuales. Irritación
Reacciones alérgicas
Infección del tracto urinario
Esponja con espermicida 12-24 Debe usarlo cada vez que tiene relaciones sexuales. Irritación
Cápsula cervical con espermicida 17-23 Debe usarlo cada vez que tiene relaciones sexuales. Irritación
Reacciones alérgicas
Resultado anormal de la prueba de Papanicolaou
Condón masculino 18 Debe usarlo cada vez que tiene relaciones sexuales.
Proporciona protección contra algunas enfermedades de transmisión sexual (ETS).
Irritación
Reacciones alérgicas
Condón femenino 21 Debe usarlo cada vez que tiene relaciones sexuales.
Proporciona protección contra algunas enfermedades de transmisión sexual (ETS).
Malestar o dolor durante la penetración o el acto sexual.
Sensación de quemazón, erupción o picazón
Espermicida solo 28 Debe usarlo cada vez que tiene relaciones sexuales. Irritación
Reacciones alérgicas
Infección del tracto urinario

OTROS MÉTODOS ANTICONCEPTIVOS

Anticonceptivo de emergencia (AE): Se puede utilizar si no utilizó un método anticonceptivo o si su método anticonceptivo habitual falla (por ejemplo si se rompé un condón). No debe utilizarse como forma habitual de método anticonceptivo. La anticoncepción de emergencia evita aproximadamente entre el 55% y 85% de los embarazos previstos.

Métodos aprobados por la FDA Uso Algunos riesgos o efectos secundarios*
Esta tabla no contiene la lista de todos los riesgos y efectos secundarios para cada producto.
Levonorgestrel 1.5 mg (1 píldora)
Levonorgestrel 0.75 mg (2 píldoras)
7 de cada 8 mujeres que hubieran quedado embarazadas no quedarán embarazadas después de tomar este anticonceptivo de emergencia. Tome las píldoras lo antes posible dentro de los 3 días después de haber tenido relaciones sexuales sin protección. Cambios en la menstruación
Dolor de cabeza
Náusea
Mareos Vómitos
Dolor en el pecho
Cansancio
Dolor en la parte inferior del estómago (abdominal)
Acetato de ulipristal (Ulipristal Acetate) 6 ó 7 de cada 10 mujeres que hubieran quedado embarazadas no quedarán embarazadas después de tomar este anticonceptivo de emergencia. Tome las píldoras dentro de los 5 días después de haber tenido relaciones sexuales sin protección. Dolor de cabeza
Náusea
Dolor abdominal
Dolor menstrual
Cansancio Mareos

*Para obtener más información sobre la probabilidad de quedar embarazada mientras usa un método o sobre los riesgos de un producto específico, consulte la etiqueta del producto o Trussell, J. (2011).”Contraceptive failure in the United States.” Contraception 83(5):397-404. (“Falla de la anticoncepción en los Estados Unidos”. Anticoncepción 83(5):397-404).

¿Qué anticonceptivo es mejor para mí?

Empezaste o tenés ganas de empezar tu vida sexual y no tenés ni idea de cuál es el método anticonceptivo más adecuado para vos. Hay amigas que usan preservativos, otras ya están tomando pastillas… ¿Son las únicas opciones? ¿Cuál me conviene a mí? ¿Hay otras formas de evitar embarazos y enfermedades de transmisión sexual (ETS)? ¿Es importante usar dos métodos en lugar de uno?

Si tenés muchas dudas sobre qué anticonceptivo elegir, esperamos resolverlas desde Harta.

Anticoncepción en la adolescencia

Capaz que te estás preguntando si hay anticonceptivos especiales para tu edad, o si hay algo que esté pasando en tu cuerpo y en tu desarrollo que te impida usar algunos.

La realidad es que hay muchos métodos anticonceptivos y, sí, es cierto que no todos son para una. Además, tenés que tener en cuenta que no solo tenés que prevenir un embarazo, sino que es recomendable elegir uno que prevenga las ETS (sífilis, SIDA, gonorrea, clamidia, herpes, HPV…).

Entonces, ¿qué método anticonceptivo elijo?

Métodos anticonceptivos hormonales

Hay muchos métodos anticonceptivos hormonales más allá de las pastillas. No todos son adecuados para tu edad, por eso siempre conviene consultar a un ginecólogo para que te oriente y te recete el indicado. Generalmente, tu ginecólogo te recetará anticonceptivos con dosis hormonales altas y, a excepción de algún problema de salud, combinados. Tené en cuenta que ningún método anticonceptivo hormonal protege de ETS, solo sirve para prevenir embarazos no deseados.

Las pastillas anticonceptivas combinadas (ACO)

Son muy efectivas si seguimos al pie de la letra las indicaciones que tiene el prospecto (que son realmente ¡extensas!), así que si no tenés buena memoria o no sos constante, capaz que no son para vos. Generalmente tienen dos hormonas: estrógeno y progestágeno, por eso se llaman combinadas. Tené en cuenta que este método puede tener algunos efectos secundarios poco agradables (muchos aparecen al principio de la toma y desaparecen a medida que completes varios ciclos menstruales). Si solés tener dolor menstrual, mucho sangrado, mucho acné o SPM (síndrome premenstrual), las pastillas pueden ayudarte a calmar estos problemas, pero es mejor que consultes a un médico porque también hay otras formas de tratar, por ejemplo, el acné sin necesidad de utilizar hormonas. Además, recordá que el SPM es parte natural de tu ciclo y que no tiene por qué ser “callado” si presenta síntomas normales y no te imposibilita tener una vida normal.

Inyectables

Tienen una composición similar a la de las pastillas (estrógenos más progestágeno). Como punto a favor, se da una vez cada 30 días y no tenés que estar acordándote de tomar una pastilla todos los días a la misma hora. Sin embargo, no es el método más recomendado durante tu etapa de desarrollo.

Anillo vaginal

También es un método hormonal combinado, que se introduce en la vagina, donde se libera la hormona y pasa directo a la sangre. Se pone el primer día de menstruación y se cambia cada 3 semanas, con 7 días de descanso. El hecho de que esté en la vagina no implica que se note al tener relaciones, y además es perfecto para las que no tienen constancia. Sin embargo, no te lo recomendamos si te da cierto pudor manipular tu vagina.

Parche transdérmico

Es un parche que pegás a tu piel cual sticker y libera la hormona al torrente sanguíneo a lo largo de una semana. Cada caja viene con tres parches, luego tenés que dejar una semana de descanso. Con este tenés que ser un poco más constante y puede que no te guste que sea visible.

Impante subcutáneo

Duran entre 3 y 5 años; son como barras pequeñas con hormonas que se insertan debajo de la piel. Como punto a favor, ¡te olvidás de la anticoncepción por años! Como punto en contra, precisás sí o sí de un profesional que coloque y retire el implante, que puede dolerte. Además, si el método no funciona en vos (por ejemplo, te genera efectos secundarios), es más complejo retirarlo. Al tener solo progestágenos, puede servir a todas aquellas que, por problemas de salud, no pueden consumir anticonceptivos combinados. Por eso es realmente importante que acudas a un ginecólogo para hablar de cuál es el método más adecuado para tu salud y tu forma de ser.

Métodos de barrera

Hay varios métodos de barrera, algunos más recomendables que otros. Los preservativos, ya sean para pene o para vagina, son los únicos que ayudan a prevenir ETS.

Preservativo para pene

Podés comprarlo en cualquier farmacia, estación de servicio o supermercado, y también conseguirlo gratis en hospitales. Además, es barato. Y, por si fuera poco, es de los pocos que protegen contra ETS. Tampoco tiene efectos secundarios en vos (¡ni en él! Que no te engañe: usar preservativo no le reduce el placer, no le hace perder la erección ni ninguna otra cosa que pueda decirte). Si alguno de los dos tiene alergia al látex, hay preservativos sin este componente. Y también hay de diversos tamaños, texturas y sabores… ¡un universo divertido por descubrir!

Preservativo para vagina

Capaz que ni sabías que existía. Es un método anticonceptivo del que se habla poco y, como el anterior, no solo protege frente a embarazos, sino también frente a ETS. Podés conseguirlo en los hospitales y mutualistas presentando tu cédula de identidad. Se inserta en la vagina antes de la relación sexual y hay que sacarlo con cuidado de no derramar el semen. Lo bueno es que con este preservativo no solo protegés tu vagina, sino también tu vulva, ya que evitás la generación de herpes, condilomas y otras ETS que afectan a la zona. Además, es perfecto si tu pareja no quiere usar preservativo.

Otras opciones

También llamados métodos de barrera (aunque no protegen contra ETS) existen el diafragma, el espermicida y la esponja vaginal. Capaz que no has escuchado de ellos, porque no son tan conocidos en Uruguay, y están cayendo en desuso porque no solo no te protegen contra enfermedades sino que pueden ser incómodos y causar alergias o infecciones.

DIU

El dispositivo intrauterino (DIU) va inserto en el útero, puede o no tener carga hormonal, no interfiere con las relaciones sexuales y debe ser colocado por un profesional. El procedimiento en sí tiene algunos riesgos; debés ir al médico a controlarlo periódicamente y puede aumentar el riesgo de enfermedad inflamatoria pélvica. Algunos ginecólogos no lo recomiendan para adolescentes, ya que el tamaño del útero suele ser menor y favorece la expulsión del DIU. Sin embargo, hoy en día hay DIU más pequeños que se adaptan a mujeres jóvenes y que no tienen hijos.

Pastilla de emergencia

No es un método anticonceptivo en sí, pero es necesario que lo conozcas. Ningún método anticonceptivo es 100 % efectivo. Además, puede haber errores en el uso. Un ejemplo claro es finalizar la relación sexual y darse cuenta de que el condón se rompió o se salió. En esos casos, puede ser útil acceder a la pastilla de emergencia, pero debe quedarte muy claro que no es un método abortivo y que, como su nombre lo indica, debe reservarse para situaciones excepcionales y no convertirse en un método habitual. En los prospectos se recomienda no utilizarlo más de dos veces al año.

Estas “pastillas del día después“ tienen una eficacia promedio de entre el 50 % y el 60 %, pero son muy efectivas si se usan como se debe: dentro de las primeras horas de relación sexual. Aunque el prospecto pueda decir hasta 12 horas, mientras más demores van perdiendo la efectividad, y lo ideal es que lo tomes dentro de las primeras dos horas. Funcionan como una pastilla anticonceptiva, pero con una dosis mucho más fuerte, por lo que impiden o retrasan la liberación del óvulo. Tené en cuenta que pueden producir desajustes en el ciclo menstrual y efectos secundarios como dolor de cabeza, náuseas, vómitos, dolor menstrual, cansancio, mareos, entre otros.

¡Importante!

Quizás hayas escuchado que un buen método es que la eyaculación se produzca fuera de la vagina. ¡NO TE LO RECOMENDAMOS! Tiene un alto riesgo de fracaso, no solo porque el líquido preseminal puede tener espermatozoides, sino también porque, muchas veces, la emoción del momento nos juega una mala pasada. Descartalo.

Entonces, ¿qué hago?

Ahora que conocés todos los métodos, te tengo dos grandes recomendaciones. Primero, que vayas a un médico. Como dijimos al principio, no todo anticonceptivo es ideal para todas, y es bueno que alguien pueda acompañarte y asesorarte en la elección. ¡Recordá que tenés el derecho a entrar sola a la consulta! Segundo, que utilices dos métodos: uno hormonal y uno barrera. Por ejemplo, pastillas anticonceptivas y además preservativos. Ningún método es 100% efectivo, así que lo mejor es que tengas un respaldo.

Comenta en «Métodos anticonceptivos, ¿cuál es el que más me conviene?»

Los métodos anticonceptivos son necesarios cuando mantenemos relaciones sexuales y y no queremos tener riesgo de que haya embarazo y, en algunos casos, como medio de protección frente a diferentes enfermedades de transmisión sexual. No corresponde solo a una parte de la pareja el hacerse cargo de qué método anticonceptivo se utiliza, sino que debe ser algo consensuado y ambas partes deben estar debidamente informadas.

Existen diferentes métodos anticonceptivos que podemos utilizar dependiendo de cuáles sean nuestras necesidades o el momento de la vida en el que nos encontramos (¿no queremos tener hijos por ahora pero queremos tenerlos en un futuro? ¿O no queremos tenerlos definitivamente?). Nuestro ginecólogo es el profesional que, las preguntas y pruebas necesarias, nos aconsejará sobre el anticonceptivo más indicado en nuestro caso.

Dentro de los anticonceptivos hay distintos tipos, ¿los conoces todos?

Métodos anticonceptivos naturales

Los anticonceptivos naturales son aquellos sin ningún tipo de efecto secundario y que además no son invasivos, ya que no requieren de ningún tratamiento con hormonas. También son los menos aconsejables de entre todos los que podemos encontrar ya que tienen un elevado índice de fracaso al basarse simplemente en la estadística y en la observación y no nos protegen de las enfermedades de transmisión sexual. Además, es necesario abstenerse de practicar el coito durante unos días concretos del ciclo, por lo que no podremos vivir nuestra sexualidad tan libremente como queramos. Dentro de los métodos anticonceptivos naturales podemos encontrar:

  • Método Ogino: quizás el más conocido y muy utilizado en España durante los años 70 y 80. Este método se basa en no practicar el coito durante los días previos y posteriores a la ovulación, cuando hay más posibilidades de que el óvulo sea fecundado. Para conocer cuáles son estos días es necesaria una observación personal de, como mínimo, 12 ciclos menstruales (un año completo) y a partir de ahí realizar unas operaciones matemáticas. Obviamente, no es recomendable por su baja eficacia.
  • Método de la temperatura basal: otro método bastante conocido hace décadas que basa su eficacia en no tener relaciones sexuales durante el período más fértil del ciclo, que se produce justo después de la ovulación, cuando la temperatura de nuestro cuerpo sube ligeramente (es cuestión de décimas). Para saber cuáles son los días fértiles es necesario que tomemos nuestra temperatura todas las mañanas al despertarnos y que la apuntemos en una gráfica: los puntos más altos de la gráfica se corresponderán con nuestros días fértiles. La desventaja de este método es que nuestra temperatura corporal depende también de otros factores, tanto ambientales como personales (una enfermedad ligera como una gripe puede hacer que suba la temperatura). Por todo, esto tampoco es muy eficaz.

  • Método Billings o método del moco cervical: fue creado en los años 50, y se basa en la observación del propio moco cervical para determinar los días más fértiles y evitar así tener relaciones sexuales en ese período. El flujo vaginal va cambiando durante el ciclo menstrual tanto en su espesor como en su cantidad: es más transparente, viscoso y elástico cuando nos encontramos en los días fértiles, mientras que el resto del ciclo hay una mayor sequedad. Para poder utilizar este método era necesario tomar un curso. Es poco fiable ya que se basa en la observación de la propia persona, y además hay otros factores que pueden influir en le generación de flujo vaginal (ciclo menstrual, tratamiento con antihistamínicos, diuréticos, fármacos para dormir, etc.).
  • Coito interrumpido: también conocido como “marcha atrás”. Consiste en realizar el coito pero retirando el pene de la vagina justo antes de eyacular para evitar el embarazo. Es poco efectivo porque antes de eyacular se expulsa el liquido preseminal, en que también se encuentran espermatozoides, por lo que la fecundación del óvulo puede darse de igual manera. Además puede crear una gran insatisfacción sexual al no mantener relaciones sexuales completas.

Métodos anticonceptivos de barrera

Los métodos de barrera se llaman así porque impiden el paso del esperma al útero. Se suelen utilizar cuando no tenemos una pareja estable, cuando se está iniciando una relación o como protección frente a enfermedades de transmisión sexual. El único que nos protege frente a enfermedades de transmisión sexual es el preservativo masculino. El femenino protege menos porque la vagina puede quedar expuesta al contacto con el pene y con el eyaculado.

  • Preservativo masculino: uno de los métodos anticonceptivos más eficaces (un 98%) y uno de los más utilizados, al protegernos frente a las enfermedades de transmisión sexual. Consiste en un recubrimiento de caucho o vinilo que se coloca sobre el pene erecto antes de mantener relaciones sexuales. Además suelen tratarse con espermicida para ofrecer una mayor protección. El único problema que pueden presentar los preservativos es que se pueden romper (generalmente debido a una colocación errónea), por lo que es necesario recurrir a un anticonceptivo de emergencia.
  • Preservativo femenino: es relativamente nuevo (nació en los años 90) y es muy similar al preservativo masculino. Se trata de una capa de poliuretano o nitrilo que se introduce en la vagina y, gracias a su humedad y temperatura queda adherido a las paredes de la misma. Se puede colocar cómodamente gracias a su estructura con dos anillos (uno cerrado que se introduce en la vagina y otro abierto para cubrir el clítoris y los labios vaginales) y puede llevarse puesto hasta 8 horas. Protege de igual manera que el preservativo masculino y tiene un índice de rotura menor.
  • DIU o dispositivo intrauterino: el dispositivo intrauterino es muy cómodo, ya que una vez colocado puede durar entre 3 y 5 años, pero debe ser siempre colocado por un ginecólogo y requiere de revisiones periódicas. Consiste en un dispositivo de plástico con forma de T y con un hilo colgante en su extremo que se coloca dentro del útero, evitando así el paso de los espermatozoides o que el óvulo se adhiera a las paredes del útero. Su eficacia se basa en que el dispositivo altera el microclima del útero para evitar así la fecundación. Hay algunos dispositivos intrauterinos que liberan hormonas y hacen que disminuya el sangrado de la regla. El ginecólogo puede aclararte cuál es el mejor para cada mujer.
  • Diafragma y capuchón cervical: ambos métodos son prácticamente iguales, solo que el capuchón cervical es bastante más pequeño. Consisten en un dispositivo de caucho o látex que cubren el cuello uterino, impidiendo así el paso de los espermatozoides y la fecundación del óvulo. En ambos casos el dispositivo debe utilizarse junto con espermicida, puede colocarse antes (el diafragma de 2 a 6 horas antes del coito, y el capuchón cervical hasta 24 horas antes) y deben mantenerse dentro de la vagina de 6 a 8 horas después de haber mantenido las relaciones sexuales (y nunca más de 24).

Métodos anticonceptivos hormonales y químicos

Los anticonceptivos hormonales son muy utilizados en la actualidad, no solo para evitar el embarazo, sino también para regular los períodos y hacerlos menos dolorosos. Es necesario que sean recetados por el ginecólogo ya que, dependiendo de nuestro caso, nos recomendará el que más se adecue a nuestras necesidades (con hormonas de diferente perfil y acción). Estos métodos anticonceptivos no protegen frente a enfermedades de transmisión sexual.

  • Anillo vaginal: muy cómodo ya que requiere colocarse solo una vez al mes. Se trata de un anillo de plástico flexible, transparente y suave que puede ser colocado por una misma como si se tratase de un tampón. Este anillo va liberando dosis bajas de hormonas a lo largo de todo el mes para impedir la ovulación. El anillo se coloca en la vagina, no se mueve, y allí permanece durante las 3 semanas del ciclo, sacándolo en la cuarta semana. No hace falta quitarlo durante las relaciones sexuales y es imperceptible tanto para la mujer como para el hombre. Su ventaja es la comodidad (sólo hay que controlar la fecha de colocación y la fecha de retirada) y su buena tolerancia porque las hormonas que libera no pasan por el estómago y van directamente a la sangre a través de la pared vaginal.
  • Píldora anticonceptiva: otro de los métodos más utilizados. Se debe tomar una píldora diaria y a la misma hora durante los 21 días del ciclo, descansando en la última semana en la que o bien no se toma nada, o bien se toma un placebo (para no perder la costumbre de la píldora). Estas píldoras contienen diferentes porcentajes de estrógenos y progestágenos que previenen la ovulación. La mayor desventaja de la píldora anticonceptiva es que no puede utilizarse con antibióticos, ya que pierde su eficacia, y además tiene numerosos efectos secundarios como cambios de peso, bajada de la libido o depresión. Estos efectos dependerán de la cantidad de cada hormona que contenga la píldora, de modo que lo mejor es hablar con el ginecólogo para encontrar la píldora adecuada en cada caso. Si un día se olvida tomarla y no la reemplazamos en 12 horas la protección disminuye por lo que es necesario utilizar otro método anticonceptivo de barrera.
  • Parches anticonceptivos: se trata de un parche adhesivo que se coloca en casi cualquier parte del cuerpo (se suele llevar en zonas no muy visibles) y que libera hormonas durante una semana. A los 7 días es necesario cambiarlo por otro nuevo. El parche se cambia durante 3 semanas, y la cuarta se descansa, y es cuando debería aparecer la menstruación. El adhesivo es muy potente y se mantiene en su lugar incluso en condiciones de mucho calor y humedad, como al bañarse o al hacer deporte. La principal ventaja es que solo se necesita hacer 3 cambios al mes y como no pasa por el estómago se tolera mejor.
  • Anticonceptivo subdérmico: se trata de un pequeño implante subcutáneo con forma de varilla que se coloca en el brazo y que nos ofrece protección frente al embarazo durante 3 a 5 años (después se retira). Este método anticonceptivo hormonal no contiene estrógenos, por lo que es una buena opción para las pacientes que no pueden tomarlos. Sus ventajas son que no debemos preocuparnos por colocarlo o tomar una píldora diaria, con el consecuente riesgo de olvido que representa, y que su eficacia es altísima, del 99%. Como desventajas, se reduce su efectividad en pacientes obesas (IMC mayor de 30) y puede presentar alteraciones del ciclo como manchados entre reglas.
  • Inyección intramuscular anticonceptiva: se trata de una inyección mensual, bimestral o trimestral que el ginecólogo aplica en los primeros cinco días de la menstruación. Son hormonas que cumplen tres funciones en nuestro organismo: atrofian el endometrio, engrosan el moco del cuello del útero e inhiben la ovulación. No es apto para todas las mujeres: no pueden usarlo las mayores de 35 años, tampoco si tenemos enfermedades cardiovasculares, diabetes o migrañas, entre otras. Su efectividad es muy alta y no requiere de una rutina diaria, aunque sí de una visita a nuestro ginecólogo cada cierto tiempo.
  • Minipíldora o píldora sin estrógenos: sólo lleva progestágenos. Se toma un comprimido diario sin semana de descanso y siempre a la misma hora (en este caso es más importante el ser estricto con las horas de las tomas aún más que con la píldora tradicional). Es la única píldora que, debido a que no tiene estrógenos, se recomienda durante la lactancia porque no tiene efectos en el bebé.
  • Píldora trifásica: se trata de un método anticonceptivo altamente eficaz de dosis hormonales bajas con un balance hormonal suave y escalonado, y que imita el ciclo fisiológico de la mujer en forma secuencial progresiva. Las píldoras van combinando diferentes niveles de estrógenos y progesterona dependiendo de la fase en la que nos encontremos.

Métodos anticonceptivos quirúrgicos

Estos métodos son definitivos y no reversibles, de modo que la pareja debe estar de acuerdo y muy seguros de que no van a querer concebir un hijo en el futuro. Ambas operaciones (la ligadura de trompas en el caso de la mujer y la vasectomía en el caso del hombre) no afectan al deseo sexual ni a las relaciones sexuales, y además no se impide la menstruación ni la eyaculación, pero una vez realizadas ya no es posible volver a la situación anterior de fertilidad.

Métodos anticonceptivos de emergencia

También conocida como “la píldora del día después”, es una píldora que se debe tomar cuando hemos tenido relaciones sexuales sin protección anticonceptiva o ha fallado y no se desea embarazo, por ejemplo si se ha roto el preservativo o si hemos mantenido relaciones sin un método anticonceptivo. Hasta hace pocos años solamente se dispensaba en los centros de planificación familiar, aunque ahora puede encontrarse en la mayoría de las farmacias.

Esta píldora actúa retrasando la ovulación, lo cual evita el embarazo, aunque no siempre: depende mucho del momento en que se suministre. Es efectiva durante las primeras 72 horas después de la relación de riesgo, pero su efectividad cae casi hasta la mitad en las últimas 24 horas, por lo que es importante tomarla lo antes posible.

Es importante saber que la píldora del día después solamente debe utilizarse en casos de emergencia y no como anticonceptivo habitual, ya que su carga hormonal es muy grande (1,5 mg de levonorgestrel, un esteroide sintético que imita los efectos de la hormona progesterona).

Métodos anticonceptivos

Existen muchos métodos anticonceptivos. Aprenda acerca de las diferentes clases de métodos anticonceptivos para poder elegir el mejor método para usted. Cuando haga su elección, también tenga en cuenta que únicamente un condón la ayudará a protegerse de las infecciones de transmisión sexual (STI, por sus siglas en inglés) . Para protegerse a sí misma y proteger a su pareja contra las STI, use un condón (junto con el método anticonceptivo que haya elegido) cada vez que tenga relaciones sexuales.

Los métodos hormonales

Los métodos hormonales son métodos anticonceptivos muy confiables. Los métodos hormonales usan dos fórmulas básicas:

  • Los métodos de combinación hormonal contienen tanto estrógeno como progestina ( progesterona sintética). Entre los métodos de combinación, se incluyen las pastillas («la píldora») , el parche cutáneo y el anillo .
  • Los métodos hormonales que contienen solo progestina incluyen las pastillas, también llamadas «minipíldoras» ; una inyección (como Depo-Provera) y los implantes (como Implanon o Nexplanon). Si no puede tomar estrógeno, un método que solo contenga progestina podría ser una opción para usted. También existe un DIU hormonal que libera un tipo de progestina.

Los métodos de combinación y los que contienen solo progestina son recetados a las mujeres por diferentes motivos. Cada método tiene ventajas y desventajas.

  • Es posible que las pastillas de combinación reduzcan el acné, el dolor durante la ovulación y los síntomas premenstruales. Ambos tipos de pastillas reducen el sangrado intenso y los cólicos. A diferencia de las pastillas de combinación, casi todas las mujeres pueden tomar la pastilla que contiene solo progestina, incluso las mujeres que están amamantando. Según el momento en que usted empieza a tomar cualquier tipo de pastilla anticonceptiva, tal vez tenga que usar un método anticonceptivo de respaldo durante la primera semana.
  • Los parches o los anillos vaginales son similares a las pastillas de combinación, pero no requieren tomar una pastilla todos los días. El parche se cambia una vez a la semana, y el anillo se cambia una vez al mes (con 1 semana de descanso cada 3 semanas de uso).
  • Algunas pastillas anticonceptivas reducen los síntomas intensos del estado de ánimo y físicos, que algunas mujeres tienen antes de comenzar sus períodos menstruales. Estos síntomas se llaman trastorno disfórico premenstrual (PMDD, por sus siglas en inglés). También existen pastillas anticonceptivas para las mujeres que quieren tener menos períodos menstruales o que quieren dejar de tenerlos.
  • La inyección anticonceptiva no requiere tomar una pastilla todos los días. En cambio, usted debe visitar a su profesional de la salud una vez cada 3 meses para que le coloque la inyección.
  • El implante hormonal libera hormonas que previenen el embarazo durante alrededor de 3 años. Debe ser insertado y extraído por un profesional de la salud capacitado. El implante en sí tiene aproximadamente el tamaño de un palillo y se inserta debajo de la piel, en la parte interna de la parte superior del brazo.

Dispositivo intrauterino (DIU)

Un dispositivo intrauterino (DIU) es un dispositivo pequeño que se coloca en el útero para prevenir el embarazo. Existen dos tipos principales de DIU: el DIU de cobre (como ParaGard) y el DIU hormonal (como Mirena o Skyla). Una vez que el DIU está puesto, es un método anticonceptivo que puede durar de 3 a 10 años, según el tipo de DIU.

El DIU hormonal suele reducir el flujo menstrual y los cólicos con el tiempo. Por otra parte, el DIU de cobre puede causar períodos menstruales más largos e intensos. Pero el DIU hormonal puede tener otros efectos secundarios, tales como manchado, cambios repentinos del estado de ánimo y sensibilidad en los senos. Estos efectos secundarios ocurren con menos frecuencia que con otros métodos que solo emplean progestina.

Los métodos de barrera

Los métodos de barrera (entre ellos el diafragma, el capuchón cervical, el condón masculino, el condón femenino, y la espuma, la esponja, el gel, el supositorio o la película espermicidas) no permiten que los espermatozoides ingresen en el útero y lleguen al óvulo. Generalmente, los métodos de barrera no son altamente eficaces, pero suelen tener menos efectos secundarios que los métodos hormonales o los DIU. Los espermicidas y los condones deberían usarse juntos o con otro método para aumentar su eficacia. Los métodos de barrera pueden interrumpir la relación sexual debido a que deben utilizarse cada vez que tenga relaciones sexuales.

Debería utilizar condones (masculinos o femeninos) siempre que esté en riesgo de contraer o de contagiar una infección de transmisión sexual , tal como herpes genital , clamidia o VIH .

Método del calendario de fertilidad (abstinencia periódica o planificación familiar natural)

El método del calendario de fertilidad requiere que la pareja registre, durante el ciclo menstrual de la mujer, el momento en el que la mujer tiene más probabilidades de quedar embarazada, y que evite las relaciones sexuales o utilice un método de barrera durante ese período. El método del calendario de fertilidad no es una buena opción si usted necesita un método anticonceptivo altamente eficaz.

Es posible que la lactancia actúe como un método anticonceptivo durante los primeros 6 meses después de haber dado a luz, si usted sigue pautas específicas. Para que este método dé resultado, debe amamantar a su bebé siempre. No puede usar leche de fórmula u otros suplementos. Esto se llama método de la amenorrea de la lactancia (LAM, por sus siglas en inglés).

Método anticonceptivo permanente (esterilización)

La esterilización es un procedimiento quirúrgico que se realiza tanto en hombres como en mujeres que deciden que no quieren tener ningún hijo (o que no quieren más hijos). La esterilización es uno de los métodos anticonceptivos más eficaces. La esterilización se realiza con fines permanentes, y, aunque se puede intentar revertir su efecto con otra cirugía, la reversión no siempre es exitosa.

  • Ligadura de trompas o implantes . La ligadura de trompas es un procedimiento quirúrgico donde las trompas de Falopio, que transportan los óvulos desde los ovarios hasta el útero, se atan, se cortan o se obstruyen. Existe una nueva técnica de esterilización no quirúrgica que consiste en un pequeño resorte metálico, o implante en las trompas , insertado dentro de cada trompa de Falopio. Con el tiempo, crece tejido cicatricial alrededor de cada uno de los implantes y obstruye, en forma permanente, las trompas. La mayoría de las mujeres pueden regresar a sus hogares un par de horas después de cada procedimiento. Usted debe utilizar otro método anticonceptivo durante los primeros 3 meses después de que le hayan colocado implantes en las trompas. A los 3 meses, deberá hacerse una radiografía para asegurarse de que las trompas estén cerradas.
  • Vasectomía . En esta cirugía menor, los conductos deferentes, que son los tubos que transportan los espermatozoides de los testículos al líquido seminal (semen), son cortados y obstruidos para que el semen no contenga más espermatozoides . Esto no interfiere en la capacidad de un hombre para tener una erección o disfrutar las relaciones sexuales. Los hombres que se han hecho una vasectomía deben hacerse un recuento de espermatozoides antes de confiar en este método anticonceptivo.

La esterilización femenina es más complicada, tiene mayores riesgos posquirúrgicos y es más costosa que la esterilización masculina.

Anticoncepción después del embarazo

El uso de métodos anticonceptivos es una cuestión importante que debe considerar después de haber tenido un hijo. Su capacidad para quedar embarazada nuevamente puede restablecerse entre 3 y 6 semanas después del parto. Piense acerca del método anticonceptivo que utilizará y elabore un plan durante su embarazo. La mayoría de los métodos anticonceptivos son seguros y eficaces después del parto. Pero en las primeras semanas después del parto o si está amamantando, es mejor usar un método que no contenga estrógenos. Hable con su médico sobre la clase que sea mejor para usted.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *