0

El mundo amarillo PDF

El mundo amarillo

Tras un estupendo prólogo del actor Eloy Azorín, Espinosa nos explica esta historia que él mismo vivió durante diez años, de los 14 a los 24 (ahí es nada), en los que entraba y salía de hospitales de oncología.
Es una historia sobre el cáncer, de superación, pero sin rozar siquiera el término de “autoayuda” (cosa que, debo decir, agradezco bastante).
En este libro de vivencias se basó la peli Planta 4ª –cóooomo no, aprovecho para recomendarla-, que el propio Albert escribió. El autor cuenta con afecto y sinceridad, que pese a estar enfermo, fueron los mejores años de su vida… aún habiendo perdido una pierna, pues además, ganó 23 descubrimientos y 3,7 vidas.
Es con esos 23 descubrimientos, los cuales vienen de mano de personas totalmente diferentes unas de otras, con los que aprendemos que las pérdidas son positivas, que no existe la palabra dolor, que hay que comenzar a contar a partir del número seis, que no hay etiquetas, que hay que hacer cinco buenas preguntas diarias, que hay que hacerse pajas positivas (me encantó este capítulo)… en definitiva, una lista –no muy larga- de las que le gustan a nuestro Albert, de esas que hay que llevar en la libreta.
Debo decir que no sabía exactamente qué me iba a encontrar en esta lectura, ya que generalmente se nos presentan este tipo de hechos de manera bastante dura y oscura; siempre (o casi siempre) se nos cuenta lo peor, los momentos más difíciles y dolorosos, haciendo que incluso lo pasemos mal en cada página… aquí también se cuentan, pero de manera diferente.
Se agradece que se nos hable de esta terrible enfermedad sin contar sólo y únicamente sus cosas malas. Me explico. Es imposible leer este libro y que no se nos escape una sonrisa, pues en él se dan a conocer unas cuantas anécdotas plagadas de humor, cariño y vitalidad. Como la fiesta de despedida de la pierna que iban a amputarle, a la que asistieron amigos y familiares.
Y, claro, nos explica qué es el mundo amarillo, de dónde viene, que los amarillos son esas personas que de repente aparecen en tu vida en un momento dado, pero te marcan para siempre por breve que haya sido ese contacto.
Una novela que me ha encantado, sobretodo su primera mitad, la mar de dinámica.
Con lo cual, sólo me queda recomendarla y, por supuesto, decir eso de “junta los labios y sopla”.
Enlace: http://locaporincordiar.blog..

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *