0

El zumo de naranja estriñe o es laxante

Tabla de contenidos

Frutas laxantes para el estreñimiento

Las frutas laxantes como la papaya, naranja y ciruela, son excelentes aliadas para combatir el estreñimiento, incluso en las personas con un gran historial de sufrir con este problema intestinal. Estas frutas contienen grandes cantidades de fibras y de agua, lo que acelera el tránsito intestinal y favorece la formación de las heces. Además de esto, las frutas también aumentan la saciedad, mejoran el metabolismo y ayudan a adelgazar.

Estas frutas pueden ser consumidas diariamente, tanto frescas como en jugos laxantes naturales y ensaladas de frutas, pudiendo también ser utilizadas por bebés y niños, pero en menores cantidades para no causar diarreas.

Vea a continuación las 10 frutas más laxantes y que a su vez ayudan en la pérdida de peso:

1. Papaya

La papaya también llamada lechosa es rica en agua y fibra, siendo bastante conocida por su capacidad de ayudar en el funcionamiento intestinal. Contiene 1 g de fibra, alrededor de 11 g de carbohidrato y 40 kcal por cada 100 g, además de nutrientes como el magnesio, potasio y vitamina C.

2. Naranja

La naranja es rica en agua, que hidrata el intestino y las heces, además de esto es una fruta que contiene mucho bagazo, sinónimo de fibras para un buen funcionamiento intestinal. Una unidad de naranja tiene alrededor de 2,2 g de fibras, lo que es más que las fibras de existentes en 1 rebanada de pan integral, por ejemplo.

Sin embargo, es importante recordar que el jugo de la naranja prácticamente no tiene fibra, ya que al exprimir la fruta el bagazo acaba siendo desperdiciado junto con su cáscara.

3. Ciruela

La ciruela, tanto en la versión fresca como en la forma deshidratada, es rica en fibras y es un buen alimento para el intestino. Cada unidad de ciruela negra tiene alrededor de 1,2 g de fibras, además de proporcionar fósforo, potasio y vitaminas del complejo B para el organismo.

Una señal importante es que al consumir la ciruela seca es importante dar una mirada en la etiqueta del producto para verificar si existe azúcar añadido, lo que aumenta bastante las calorías de la ciruela y favorece al aumento de peso. Así que, lo mejor es comprar la ciruela deshidratada sin azúcar añadida.

4. Manzanita

La manzanita también llamada acerola o semeruco contiene alrededor de 1,5 g de fibras por cada 100 g de fruta fresca, y apenas 33 kcal, lo que hace de esta fruta una buena aliada de la dieta y del intestino. Además de esto, esta misma cantidad de manzanita trae 12 veces más la cantidad de vitamina C recomendada para un adulto al día, siendo mucho más rica en vitamina que frutas como la naranja o el limón.

5. Aguacate

El aguacate es un campeón en contenido de fibras: 100 g de esta fruta contiene unos 6 g de fibras. También es rico en grasas buenas para el organismo y que facilitan el paso de las heces por el intestino, además de favorecer la salud cardiovascular y mejorar los niveles de colesterol bueno.

6. Banana

A pesar de ser conocido como una fruta que sostiene el intestino, cada banana contiene por lo menos 1 g de fibra. El secreto es consumir esta fruta bien madura, ya que así sus fibras van a estar listas para ayudar en el tránsito intestinal. Al contrario de esto, quien desee controlar la diarrea, debe consumir la banana aún medio verde, ya que de esta forma sus fibras servirán para endurecer las heces y disminuir la diarrea.

Aún más potente que la fruta fresca es la biomasa de banana verde, ya que tiene un alto contenido de fibras y es naturalmente un alimento prebiótico, que favorece la salud de la flora intestinal.

7. Higo

Dos unidades de higo fresco contienen alrededor de 1,8 g de fibras y apenas 45 kcal, lo que genera bastante saciedad y aleja el hambre por más tiempo. Así como en el caso de la ciruela, al comprar higos secos se debe preferir aquellos que no tienen adición de azúcar, siendo necesario verificar en la lista de ingredientes de la etiqueta del producto.

8. Kiwi

Cada kiwi tiene alrededor de 2 g de fibras y apenas 40 kcal, haciendo que esta fruta sea una óptima aliada del intestino y de las dietas de adelgazamiento. Además de esto, 2 kiwis contienen toda la vitamina C que un adulto necesita por día, teniendo un alto poder antioxidante, ayudando a prevenir enfermedades y mejorar la salud de la piel.

9. Pomarrosa

A pesar de ser poco consumida, la pomarrosa es una de las frutas más ricas en fibras: 1 unidad contiene unos 2,5 g de fibras, contenido que a menudo se encuentra en 2 rebanadas de pan integral. Además de esto, tiene sólo 15 kcal por fruto, mucho menos que la mayoría de las frutas, siendo un óptimo aliado para perder peso y disminuir la ansiedad.

10. Pera

Cada pera, cuando se consume con cáscara contiene alrededor de 3g de fibras y tan sólo 55 kcal, lo que hace de esa fruta una de las más importantes para ayudar al intestino. Una buena idea para adelgazar es comer una pera unos 20 minutos antes de la comida, ya que así sus fibras van a actuar en el intestino generando una sensación de saciedad, lo que reduce el hambre en el momento de la comida.

Frutas astringentes

Algunas frutas que hacen con que las heces sean más duras son: manzana y pera sin cáscara, guayaba, banana, principalmente banana todavía verde.

Estas frutas deben ser evitadas por personas con estreñimiento, al menos hasta que el tránsito intestinal esté normalizado. Sin embargo, con una alimentación sana y rica en fibra, todos los tipos de frutas se pueden consumir sin causar estrés.

Consejos para combatir el estreñimiento

Además de aumentar el consumo de las frutas laxantes, algunos consejos simples para combatir el estreñimiento son:

  • Consumir las frutas con cáscara y bagazo siempre que sea posible, pues son ricos en fibras;
  • Preferir el consumo de vegetales crudos, ya que tienen mayor poder para acelerar el tránsito intestinal;
  • Preferir alimentos integrales como arroz, harina de trigo, fideos y galletas integrales;
  • Consumir semillas como chía, linaza y sésamo en jugos, ensaladas y yogures;
  • Beber al menos 2 litros de agua al día, ya que ayuda en la formación de las heces junto con las fibras e hidrata el intestino, permitiendo que las heces transiten con más facilidad en el tubo digestivo.

Además de estos consejos a nivel de la alimentación, también es importante hacer actividad física regularmente, ya que el ejercicio estimula el intestino y lo mantiene activo, facilitando el paso de las heces y combatiendo el estreñimiento.

Vea más consejos para combatir el estreñimiento en el vídeo a continuación:

¿CÓMO QUITAR EL ESTREÑIMIENTO?

19 mil visualizaciones

Es posible combatir el estreñimiento con frutas y jugos que funcionan como remedios casero para el estreñimiento.

Algunos bebés, en particular los que toman leche artificial, tienden a sufrir estreñimiento. Hacen la caca dura, lloran cuando quieren hacerla y a veces hasta llegan a hacerse heridas en el culito. A la hora de ayudar a estos bebés a que sus heces sean más blanditas suele recurrirse mucho al uso de zumo de frutas, aunque no es la única solución.

En el tiempo que llevo en pediatría, como enfermero, he visto a pediatras recomendar zumo de naranja como posible solución y he visto a madres dando a los bebés zumo de otras frutas, por eso de «me han dicho que esto va mejor». Al final, como nadie quiere ver sufrir a su hijo, y menos por hacer caca, los padres tienden a probar todas las soluciones posibles y por eso hoy vamos hablar de estreñimiento y a responder a la pregunta: ¿Cuál es el zumo de fruta más recomendable en caso de que el bebé tenga estreñimiento?

Qué es el estreñimiento

Antes de entrar a hablar de fruta, zumos y otras posibles soluciones, vale la pena explicar qué es el estreñimiento porque muchas madres creen que sus bebés lo padecen sin ser cierto. Muchos bebés tienen dificultad para hacer caca por su inmadurez. Tienen caca, es líquida o pastosa, podrían sacarla perfectamente porque la consistencia es fácil, pero no coordinan bien las ganas de hacer caca, la fuerza al apretar y la relajación del esfínter, por lo que aprietan, hasta se ponen rojos, pero no consiguen hacer caca.

Esto los adultos, que no lo vivimos, lo confundimos con estreñimiento, porque nosotros nos ponemos rojos y apretamos cuando la caca es dura y nos cuesta hacerla. Pero en los bebés esto no es estreñimiento. Imaginad que hacéis la caca suelta, casi como diarrea, pero que al ir al baño os cuesta mucho. Apretáis y apretáis, pero no sale, hasta que finalmente lo soltáis todo. ¿Lo llamaríamos estreñimiento? ¿Tomaríais un laxante? La respuesta a las dos preguntas es no. No hay problema con la caca, porque no es dura, y no tiene sentido tomar un laxante para hacer la caca más líquida cuando ya lo es. Lo único que hay que hacer es esperar a que el bebé madure un poco y, mientras tanto, ayudarle apretándole un poco las piernas hacia el abdomen cuando esté apretando y hacerle un poco de masaje en la barriga en el sentido de las agujas del reloj, por ejemplo.

Si sucede lo mismo, si el bebé aprieta pero no consigue hacer caca, pero al hacerla vemos que ha hecho bolitas, o una caca más bien alargada, pero dura, entonces sí podemos hablar de estreñimiento (si la hace así a menudo) y entonces sí vale la pena comentarlo con el pediatra para que nos dé las indicaciones oportunas.

¿Qué leche toma?

Es extraño que un bebé que toma leche materna sufra estreñimiento. Sí puede pasar que no haga caca todos los días, incluso que la haga cada varios días, pero si cuando la hace no es dura, no hay nada de qué preocuparse. Los niños que toman leche artificial sí tienen más números de sufrir estreñimiento porque la leche artificial contiene «jabones cálcicos», que se originan al unirse la grasa de la leche con el calcio, que endurecen las heces.

Si son un poco duras y el bebé se hace daño al hacer caca, puede suceder que empiece a aguantarse. Que note que tiene ganas, pero que se aguante porque no quiere pasarlo mal. Entonces el cuadro puede empeorar, porque si la caca se queda en el intestino detenida, el colon va absorbiendo el agua y la caca se va haciendo cada vez más dura. Así hasta el día en que el niño ya no puede más, tiene que hacer caca sí o sí, y llegan los llantos, los sudores y la sangre en el culito por tener que hacer una caca mucho más dura de como era originalmente.

Posibles soluciones

Si esto sucede, una posible solución, la primera que se suele llevar a cabo, es la de añadir un poco de agua en cada toma. Si normalmente un biberón se prepara con un cacito de leche por cada 30 ml de agua, se recomienda añadir 5 ml por cazo. Es decir, hacer los biberones con 35 ml de agua por cada cacito. De este modo el aporte hídrico es mayor y llega más agua al intestino que podría ayudar para que la caca no sea tan dura. Si esto no funciona, puede cambiarse la leche por una modificada, que suelen llamarse «Antiestreñimiento», «Digest» o similar.

Los niños que toman pecho, si lo hacen a demanda, no suelen necesitar agua de más, porque maman cuando quieren y cuanto quieren, y pueden aumentar la cantidad de líquido ellos solos, pidiendo más.

Finalmente, si lo de la leche por sí solo no funciona, se tiende a ofrecer zumo de fruta, y ahora os explicaré cuál es mejor y por qué.

Zumo de fruta para el estreñimiento

Lo primero, como acabo de explicar, es dejar claro que no es la primera opción. Es decir, si un bebé no puede hacer caca porque hace heces duras, hay soluciones previas como añadir agua y como cambiar de leche. Si con esto no es suficiente, se le puede dar un poco de zumo al bebé, aunque a priori, lo más recomendable es no dar ningún alimento que no sea leche antes de los seis meses.

Sí, habéis leído bien. La leche materna se recomienda de manera exclusiva hasta los 6 meses. Si un bebé no la toma, porque toma leche artificial, la recomendación es la misma: leche artificial de manera exclusiva hasta los 6 meses. Sin embargo, estamos hablando de un bebé con problemas para hacer caca, que se supone que hace la caca muy dura y que llora y sufre por ello. A modo de «tratamiento» y no tanto como un alimento, se le puede dar un poco de zumo de frutas, que puede ayudar un poco.

El más utilizado en España es el zumo de naranja, que hace un par de décadas se daba casi por sistema a todos los bebés a partir del tercer mes de vida, para que no tuvieran déficit de vitamina C por tomar leche artificial. Como ahora ese problema no se da, no hay razón para adelantarlo tanto y la naranja se da a partir de los 6 meses (aunque a veces se recomienda a partir de los 4). El mecanismo de acción del zumo de naranja a la hora de ayudar al bebé a hacer caca no está muy claro. Parece ser que tiene capacidad irritante de la mucosa y, como consecuencia, las heces son más blandas.

Cien gramos zumo de naranja contienen 2,4 gramos de fructosa, 2,4 gramos de glucosa, 4,7 gramos de sucrosa y nada de sorbitol, que es el tipo de azúcar que más ayuda a hacer las heces blandas. Si nos ceñimos a estos números, la pera tiene 6,6 gramos de fructosa, 1,7 gramos de glucosa, 1,7 gramos de sucrosa y 2,1 gramos de sorbitol. Esto significa que la pera es una buena alternativa también, porque contiene sorbitol, pero no se sabe hasta qué punto es mejor o peor que la naranja porque probablemente es una fruta menos irritativa. La ciruela, por su parte, tiene 14 gramos de fructosa, 23 gramos de glucosa, 0,6 gramos de sucrosa y 12,7 gramos de sorbitol. Con esta cantidad de sorbitol está claro que es la reina de las frutas laxantes y, a priori, parece el mejor zumo para tratar de hacer las heces más blanditas, probablemente mejor que la naranja.

Pero, porque todo tiene un «pero», hay que tener en cuenta que un bebé no puede tomar mucho zumo porque el zumo de fruta contiene agua, vitaminas, azúcar y poco más, y todo el zumo que un bebé tome está desplazando a la leche. Los bebés que toman mucho zumo pueden estar malnutridos por ese motivo, no delgados, porque están tomando alimento igualmente, pero sí con diversas carencias, por tomar zumo en vez de leche.

Así que, como tratamiento, los zumos de fruta más recomendables son el de ciruela y el de naranja y lo mejor es que sean naturales y que se tomen con la pulpa. Cuanto más licuado, mejor se lo toman, pero cuanta más pulpa, más fibra le acompaña al zumo y más poder laxante tiene. Una vez el bebé tiene ya seis meses, lo mejor es limitarlos mucho (por la cantidad de azúcar que contienen y el consiguiente potencial cariogénico) y que empiecen a comer fruta a trocitos y verdura en cantidad, limitando aquellos alimentos que promueven el estreñimiento (arroz, plátano, zanahoria,…) y ofrecerles bien de agua.

Más información | Eroski Consumer
Fotos | Thinkstock
En Bebés y más | Estreñimiento del bebé a partir de los seis meses, ¿qué hacer?, Estreñimiento infantil: qué hacer, ¿Qué hacer si mi hijo está estreñido?

Hoy elegimos para ti una fruta que causa estreñimiento y una fruta que combate el estreñimiento; dos frutas antagónicas para ayudarte a que vayas al baño con tranquilidad y salgas con cara de satisfacción. Porque el buen tránsito intestinal no solo mejora nuestra salud sino que proporciona bienestar inmediato.

¿Qué fruta causa estreñimiento y qué fruta combate el estreñimiento?

Quién de nosotros no ha sufrido alguna vez de estreñimiento, ese síntoma que nos impide depurar nuestro organismo mediante la evacuación de los residuos alimentarios con facilidad y regularidad. Cuando sucede nos sentimos incómodos, hinchados y faltos de energía.

En cierto modo nos priva de la alegría cotidiana para realizar nuestros quehaceres y nos obliga a estar pendientes de lo que podemos comer o no. Seguro que has oído más de una vez la expresión “tiene cara de estreñido”, indicando con ella el disgusto, antipatía o malestar que refleja la persona. Para no ser objeto de esa frase veremos la fruta que provoca estreñimiento —o más bien, que puede producirlo— y la fruta que lo combate.

¿Qué fruta combate el estreñimiento?

  • El kiwi, así de rotundo. Del mismo modo que la manzana no es la única fruta que causa estreñimiento, el kiwi no es exclusivo a la hora de atajarlo, pero —probablemente— sí el más eficaz. La efectividad del kiwi para combatir el estreñimiento alcanza su mejor nivel cuando se come maduro, por la mañana y acompañado de agua, convirtiéndose en un buen laxante que calmará nuestro malestar.
  • Las ciruelas también son un buen laxante aunque su temporada es más limitada que la del kiwi y por tanto no podremos conseguirlas todo el año.
  • Los cítricos reducen también el estreñimiento, por tanto comer naranjas o mandarinas puede ser un buen medio para regular nuestra función intestinal. Un zumo de naranja cada mañana también es un medio muy eficaz.

Como hemos mencionado, la fibra es importante para no estar estreñido y el kiwi tiene unos 3 gramos por cada 100, que aunque no es una cantidad muy elevada, sí ayuda la buena proporción de fibra insoluble que posee. Por otro lado, el kiwi actúa como un laxante de azúcares favoreciendo el tránsito del intestino, y si seguimos las pautas anteriores para consumirlo se convierte en la mejor fruta que combate el estreñimiento.

¿Qué fruta causa estreñimiento?

En realidad no existe un alimento cuya ingesta implique necesariamente que vaya a producir estreñimiento a la mayoría de la población pero sí hay algunos cuyas características nutricionales lo favorecen. Las frutas y las verduras juegan un papel importantísimo en la dieta y debido a su rápida digestión muestran algunos de sus efectos en poco tiempo y por eso son muy recomendables para tratar este trastorno digestivo.

No consideres prohibida la fruta que causa estreñimiento aunque se trate de la fruta prohibida. Ya sabes a qué nos referimos, ¿verdad? Hablamos de la manzana.

Hay varias frutas cuyo consumo se desaconseja si estamos “atascados” pero hemos elegido a la manzana como la fruta que produce estreñimiento debido a algunas de sus propiedades. Uno de los componentes principales de las manzanas es la pectina, que funciona como una fibra soluble ayudando a disolver el colesterol pero que también compone geles en presencia de agua.

¿Y qué quiere decir esto último? Pues imagínate qué puede ocurrir si tienes estreñimiento y añades a tu dieta un componente capaz de generar una sustancia gelatinosa. Para que te hagas una idea, la pectina se utiliza frecuentemente para proporcionar firmeza a las mermeladas, así que prescinde de ella en tu dieta si te cuesta ir al baño.

  • Por otro lado, la manzana no tiene una cantidad significativa de fibra comparada con otras frutas, y ya sabemos que la fibra es muy importante para regular la función intestinal.
  • Aunque su cantidad no es para nada desdeñable, los 2,4 gramos de fibra que contiene por cada 100 gramos es muy poco comparado con los 4 gramos de la granada o los 8 del dátil.

Ten en cuenta, además, que la manzana es la fruta más recomendable para tratar la diarrea, de modo que no comas esta fruta que causa estreñimiento si eres una persona propensa a padecerlo.

Cuida tu alimentación y tu vida para evitar el estreñimiento

La manzana y el kiwi son frutas muy relacionadas con el estreñimiento —una puede provocarlo y la otra corregirlo— pero una alimentación equilibrada, ejercicio adecuado practicado regularmente y gestionar el estrés ayudarán a prevenir ese desagradable estado digestivo y a mantener una buena salud.

Considera tu cuerpo desde una perspectiva holística donde todo está interrelacionado y cada parte de tu vida influye en las demás. Viéndolo de esta manera te será más fácil realizar acciones que beneficien tu salud y mejoren tu bienestar.

Si estás interesado en soluciones para el estreñimiento infantil.

Comparte y recibe fruta gratis en casa, sorteo de la semana.

  • 35Compartido

¿Es el té verde tan bueno como se dice que es?

El té verde es una hierba que ha ganado mucha popularidad en los últimos años por sus grandes beneficios para la salud, y es que esta bebida milenaria aporta muchos beneficios para el cuerpo.
Sin embargo, muchas personas obsesionadas con cuidar su figura, se han hecho con la idea de que el té verde sirve para bajar de peso, cuando en realidad lo que hace es ayudar a quemar grasa siempre y cuando se complemente con ejercicio físico.
Si bien es cierto que tiene beneficios para la salud, también podría afectarla si no se consume adecuadamente. Es por ello que el té verde se debe saber consumir.
«Lo primero que hay que saber sobre el té verde es que no es una hierba distinta al té habitual. Simplemente es verde o negro dependiendo del proceso de maduración que haya tenido la misma hoja de té», acota la nutricionista del programa Siempre en Casa de RPP Noticias, Sara Abu Sabbah.

Datos a tener en cuenta
Está comprobado que el té verde tiene una gran cantidad de antioxidantes, las cuales protegen al organismo de agresores internos y externos. Por ejemplo, los radicales libres que se forman en el aceite de las frituras y que oxidan al cuerpo, o las sustancias tóxicas que ingresan al organismo cuando uno está expuesto a la contaminación ambiental. Los antioxidantes previenen ese impacto.
Dependiendo de que tan cargado esté, el té verde tendrá un efecto en la función intestinal. Mientras más ligero, tendrá un efecto laxante, pero mientras más cargado esté, tendrá un efecto astringente.
El té verde se asocia mucho con la capacidad de poder bajar de peso y con su efecto diurético. Sin embargo, no debe asumirse como un producto que te hará bajar de peso bajo ninguna circunstancia.
El té verde no tiene una acción directa con la pérdida de peso, aunque sí es cierto que tiene sustancias que favorecen la quema de grasa, lo que podría ayudar a perder peso cuando se trata de una persona que realiza actividad física constante e intensa.
Sin embargo, hay que tener cuidado ya que al igual que el café tiene un efecto estimulante, por lo que no es recomendable para personas nerviosas, impulsivas, o ansiosas, ya que puede agudizar esos síntomas.
Si bien es cierto que tiene propiedades positivas para la salud, es necesario observar cómo reacciona cada persona ante su consumo, ya que algunas personas al tomarlo van constantemente al baño y empiezan a creer que eso los hace bajar de peso, cuando en realidad se trata de una forma de purga no saludable.
También deben tener cuidado las pesonas que tienen gastritis ya que el té verde, al igual que el chocolate y el café, puede irritar la mucosa gástrica en estos pacientes.
Probablemente se pierdan muchas de las propiedades del té verde en las botellas industriales. Muchas de las infusiones y hierbas en general pueden cambiar sus componentes y perder sus beneficios cuando se mezclan con azucar. Es mejor el té en hierba o sobres.
No es recomendable para niños menores de 12 años, tampoco para mujeres gestantes, personas con anemia ni para aquellos que están en un proceso de enfermedad donde sus niveles de hemoglobina son bajos. Esto debido a que el té verde puede interferir en la absorción de hierro, lo que entorpece más cualquier tratamiento.
A las personas que sufren de estreñimiento les conviene no tomarlo muy cargado, y para aquellos que tienen el colon irritable y están en la etapa donde tienen deposiciones muy sueltas, no les va a convenir tomar un té verde muy ralo porque los hará evacuar con más frecuencia.
No hay que pensar en el té verde como un tratamiento para perder peso, tómalo con cierta regularidad si quieres beneficiarte de sus antioxidantes, si no eres una persona ansiosa o si sufres de estreñimiento.
Hay que tener cierto cuidado ya que muchas personas se acostumbra a purgarse constantemente a través de hierbas como el té verde y eso no es saludable.

¿Necesitas tomar te para el estreñimiento? Si eres de los que padecen estreñimiento de forma habitual o si has pasado una temporada sin ir al baño regularmente, te presentamos un variedad de plantas para el estreñimiento que van a ir de fábula. Seguro que has experimentado los trastornos físicos y anímicos que esto conlleva. Cuando no conseguimos ir al baño asiduamente, salvo en contados casos, nos sentimos más hinchados, pesados, con la tripa abultada y tenemos gases. Algo que también repercute en nuestras emociones, ya que nos sentimos alicaídos y a disgusto con nuestro cuerpo.

El estreñimiento se da cuando el intestino no consigue vaciar el cúmulo de heces, debido, por lo general, a un tránsito intestinal lento. En estos casos, las heces son pequeñas, duras y secas, y vienen acompañadas de gases y dolor de tripa.

Este síntoma puede manifestarse a cualquier edad, pero es más común en ancianos, niños y mujeres. El estreñimiento es ya, uno de los problemas más consultados a los médicos: desde la Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD), afirman que entre el 12 y el 20% de la población española lo padece.

El estreñimiento, cuando es grave, puede estar acompañado de patologías asociadas al esfuerzo que hacemos cuando queremos evacuar y, otras, debido a la acumulación de las heces durante un tiempo prolongado. Así las cosas, entre otras de las consecuencias de un estreñimiento grave, nos podemos encontrar con cistitis, hernias, hemorroides o incontinencia fecal.

Lo mejor para evitar estas patologías y que el estreñimiento no se convierta en algo crónico es, además de cambiar nuestros hábitos de vida y alimentación, recurrir a los remedios naturales. Tés e infusiones son uno de nuestros mejores aliados para prevenir el estreñimiento crónico y las molestas sensaciones que este síntoma conlleva.

Causas del estreñimiento

El estreñimiento puede ser leve y puntual, o más moderado y alargado en el tiempo. Esto depende, en mayor medida, de las causas por las que se haya desarrollado este síntoma.

Una de las razones por las que el estreñimiento ha pasado a ser algo bastante habitual entre la sociedad, son los cambios que se han producido en nuestra alimentación. Ahora abusamos más de las grasas y de los alimentos procesados.

Por el contrario, hemos dejado de lado el consumo de fruta y verdura, que son los alimentos que nos aportan la fibra necesaria para que nuestro intestino funcione correctamente. Tampoco bebemos la cantidad de agua recomendada, por lo que el cuerpo y, más concretamente, el intestino, no se mantiene hidratado y no puede realizar su función de una forma regular.

Otra de las razones del aumento del número de personas con estreñimiento la encontramos en los cambios en los hábitos de vida. Cada vez más personas tienen un trabajo sedentario o pasan muchas horas delante de una videoconsola, lo que implica que no realizan ningún tipo de ejercicio físico. Si no nos ejercitamos de forma regular, el intestino no consigue trabajar adecuadamente y las heces se acumularán.

Si haces ejercicio moderado, tomas cinco raciones de fruta y verdura al día y bebes agua con regularidad (2 litros al día es lo recomendable) pero, aún así, no vas al baño o tienes dificultades al ir, existen otras causas puntuales que tendrás que tener en cuenta:

  1. El embarazo. La progesterona, que evita la contracción del intestino, es una de las causantes de que durante este período tan especial para la mujer, aparezca la incapacidad de evacuar. La necesidad de absorber más líquido por parte de nuestro organismo durante el embarazo hace que también las heces se endurezcan y el esfuerzo que tenemos que hacer para expulsarlas sea mucho mayor.

  1. Los problemas neurológicos como el Párkinson, Demencia o la Esclerosis Múltiple también están acompañados por la falta de deposiciones. La causa no es otra que el fallo de conexión que se da entre el intestino y el cerebro, a través del sistema nervioso.

  1. Aunque parezca mentira, los desórdenes hormonales como el hipotiroidismo también pueden generar estreñimiento. Las hormonas tiroideas pueden desacelerar el movimiento de los músculos de nuestro cuerpo, por eso, muchas veces, nos sentimos cansados y fatigados si la tiroides no está activa. Como consecuencia, los músculos del intestino no tienen suficiente movimiento y se produce el estreñimiento.

  1. Existen otro tipo de causas más graves como pueden ser el síndrome del colon irritable o diferentes tipos de cáncer específicos del aparato digestivo, como el cáncer de colon. En estos casos es mejor consultar con un médico y evitar tomar laxantes u otros remedios por nuestra cuenta para no agravar la enfermedad.

  1. Los medicamentos que tomamos en casa sin supervisión médica o incluso los prescritos por el médico, también pueden tener consecuencias en la salud de nuestro intestino: desde los fármacos utilizados para reducir el dolor, como la morfina, a los antiácidos estomacales. Existe una gran variedad de ellos que evitan la evacuación normal de las heces.

¿Qué hacer para evitar el estreñimiento?

Si sufres de estreñimiento ocasional y quieres evitarlo de una forma sana y natural, lo puedes conseguir incluyendo una serie de soluciones muy sencillas:

  1. Si eres de los que disfruta tomando café por la mañana, estás de enhorabuena: la cafeína estimula nuestro intestino y aumenta sus contracciones para que las heces acumuladas salgan de forma rápida.

  1. La alimentación también es un factor importante que debemos tener en cuenta si queremos ir al baño con regularidad. Una dieta sana, variada y con un alto contenido en fibra natural es tu mejor aliada. Debes ingerir cereales integrales, legumbres, frutas y verdura y debes evitar grasas saturadas, bollería industrial y el chocolate.

  1. Hacer ejercicio es una de las soluciones más fáciles y baratas. Cualquier rutina de ejercicio es válida. Los expertos recomiendan caminar durante 30 minutos, aproximadamente, al día. Si no tienes dinero para apuntarte al gimnasio, basta con ir andando cada día al trabajo y dejar de utilizar el transporte público o el coche. Verás como en pocos días regulas tu tránsito intestinal.

  1. Los tés e infusiones son la forma más sabrosa y sana de mantenernos hidratados y de paliar los efectos que tienen las digestiones difíciles y pesadas. Si tomamos té e infusiones de forma regular estaremos evitando también la formación de gases en nuestro intestino delgado.

Tés e infusiones laxantes contra el estreñimiento

Te mostramos una larga lista de infusiones laxantes para el estreñimiento. Existen una amplísima variedad de infusiones, cafés y tés que nos ayudan a regular la actividad de nuestro intestino. Algunas se toman en momentos puntuales para ayudar al intestino a limpiarse y expulsar las heces y otras, como los tés , tienen propiedades que mejoran la salud del aparato digestivo previniendo la aparición de este síntoma.

Si hablamos de una infusión utilizada para limpiar el intestino, esa es el Sen. Quizá es una de las plantas medicinales para el estreñimiento las menos conocidas en nuestro país; su uso está muy extendido en Asia y se utiliza como un laxante suave. Nos ayuda a ir al baño, estimulando las paredes del intestino y provocando su movimiento y lubricación.

Plantas para el estreñimiento

La manzanilla es otra de las plantas que podemos utilizar para aliviar y prevenir la falta de deposiciones. Actúa en el aparato digestivo y en el hígado y protege la membrana del intestino.

El café, por su poder estimulante, es uno de los mejores remedios contra el estreñimiento que podemos tomar por las mañanas. La cafeína estimula el movimiento peristáltico del intestino para que no nos cueste esfuerzo ir al baño. Uno de los mejores cafés es el Café espresso ecológico. Es un café 100% arábica y puro, con alta capacidad diurética y estimulante. Ideal para reducir los problemas intestinales de una forma muy agradable y aromática. El Café de Santo Domingo ecológico es otra de las opciones que puedes tomar por las mañanas para activar tu metabolismo. Su aroma dulce te ayudará a eliminar la necesidad de azúcar que pide tu cuerpo y que es tan perjudicial para nuestra salud y para el estreñimiento.

El té es también una de las bebidas más recomendadas para tomar si padecemos estreñimiento de forma regular. El té verde, por ejemplo, es una remedio natural de te para el estreñimiento, tomado a alta temperatura, relaja el colon y favorece el movimiento del músculo intestinal, con lo que las heces tienden a salir de una forma más fácil. No sólo eso, las propiedades del té verde también alivian las digestiones difíciles y todas las complicaciones que pueden surgir de este proceso.

Por eso, uno de los tés más recomendados para evitar el estreñimiento es el té verde con aloe vera. Esta planta también estimula los movimientos intestinales y tiene un ligero efecto laxante e hidratante. Puedes optar también por el té verde y blanco sorbete de mango que nos aporta un extra de hidratación y antioxidantes gracias a la presencia del coco.

Si quieres evitar el estreñimiento, no te olvides de seguir una dieta saludable, hacer algo de ejercicio y aprovechar todos los beneficios que te dan las infusiones, los tés y el café. Con ayudas así ¿No estás deseando empezar?

También te puede interesar:

  • ¿El té verde ayuda con el estreñimiento? El estreñimiento es una condición muy común y casi cada uno de nosotros lo ha experimentado en un momento u otro. Si bien existen medicamentos para el estreñimiento disponibles en las farmacias, muchas personas buscan remedios alternativos que no produzcan demasiados efectos secundarios. Entre estos remedios naturales, el té verde es uno…
  • ¿El té estriñe? Las infusiones de hierbas son bebidas que además de deleitarnos con su rico sabor, aportan a nuestro organismo las ayudas necesarias para combatir ciertos problemas. Sin embargo, ¿puede el té estreñir? Sigue leyendo y entérate cómo puedes usar el té para los problemas digestivos. Puede el té ayudar en el…
  • ¿La avena estriñe? La avena es un alimento que pertenece al grupo de los cereales. Son muchos los beneficios de incluir la avena en tu alimentación diaria. Por lo que cabe la posibilidad que te preguntes: ¿La avena estriñe? En esta entrada podrás aprender todo sobre este cereal y como lo puedes usar…
  • ¿La naranja estriñe? La naranja es una de las frutas más conocida y proferidas por todos. Es muy buscada por su alto contenido de vitamina C. Sin embargo, las vitaminas tienen otros beneficios de gran importancia para el buen funcionamiento del organismo. ¿La naranja estriñe? A continuación, encontrarás la respuesta en el presente…
  • ¿La guayaba estriñe? Para el estreñimiento es recomendable el consumo de frutas frescas, que sean portadoras de fibra, la cuales ayuden a que el sistema digestivo e intestinal efectúen su trabajo de una manera fácil y sin complicaciones. Una de las frutas que crea más polémicas a la hora de hablar de estreñimiento…
  • ¿El queso estriñe? El queso es un alimento lácteo que tiene un rico sabor y diferentes texturas. En el presente artículo, se responderá una incógnita sobre su efecto en el sistema digestivo, ¿el queso estriñe? Sigue leyendo y podrás tener la respuesta. ¿Puede el queso ser el causante del estreñimiento? Si. El queso…

8 alimentos que estriñen: evítalos si tu tránsito intestinal es lento

El estreñimiento es uno de los trastornos gastrointestinales más frecuentes. Ocurre, principalmente, por una mala alimentación, el estrés o debido a los efectos secundarios de algunos medicamentos. Además, si llevas una vida sedentaria también puedes notar este molesto y doloroso problema a la hora de ir al baño.
También es habitual que el estreñimiento aparezca cuándo te vas de viaje o te encuentras en un entorno desconocido. Al igual, puede afectar a los trabajadores a turnos, por la constante modificación en sus horarios de sueño y alimentación. Aquí tienes una lista con los 15 alimentos que estriñen. Aunque estos alimentos sean astringentes no quiere decir que tengas que eliminarlos de tu dieta completamente. Simplemente debes aprender a combinarlos y a tomarlos con moderación.

Tu navegador no puede mostrar este vídeo

Alimentos que estriñen: ¿por qué son astringentes? El poder de los taninos

Algunas sustancias que contienen de forma natural los alimentos como los taninos o las pectinas tienen efectos astringentes. También hay que nombrar aquí la cafeína y el alcohol, que deshidratan el organismo y solidifican las deposiciones. También están totalmente desaconsejados los alimentos grasos, la bollería industrial y los cereales refinados ricos en almidón. Hacen las digestiones lentas y dificultan el tránsito intestinal.

1. El pan blanco y la bollería refinada estriñen

Son alimentos ricos en almidones y pobres en fibra:

  • ​el pan blanco de harinas refinadas,
  • los cereales refinados,
  • todos los productos elaborados a base de harina blanca, como la bollería y las galletas… Estos últimos es preferible evitarlos, independientemente de si tenemos estreñimiento o no.

Esta combinación los hace totalmente desaconsejables en caso de estreñimiento o problemas de estómago porque dificulta y ralentiza el movimiento intestinal. Además, ¿sabes que los alimentos refinados apenas contienen nutrientes? La mayoría son destruidos en el proceso de refinado.
¿Cómo debemos consumir el plan blanco para que no estriña?
Si tienes problemas de estreñimiento (o si no los tienes pero quieres darle un extra de fibra a tu organismo y apostar por un pan más saludable) deberías cambiar el pan blanco por el integral de trigo, de centeno, espelta u otros cereales. No solo ayudarías a que tu intestino funcionase mejor, sino que todo tu organismo te lo agradecerá.
El pan integral es rico en fibra. Sobre todo el de centeno, que, además de actuar como un laxante natural, también tiene menos grasas y proteínas que el pan blanco de trigo.
Sustituye la harina refinada por harinas integrales o la harina de trigo sarraceno, no solo son más saludables, sino que evitan el estreñimiento.

2. El vino tinto estriñe

Otro producto rico en taninos es el vino tinto. Aquí, los taninos proceden de la maceración de la piel de la uva y de su almacenamiento en barricas de madera. Esta sustancia se ha relacionado con efectos positivos para evitar enfermedades cardiovasculares, aunque también es astringente. Además, pueden disminuir la absorción de nutrientes esenciales como el hierro. Su consumo siempre debe ser moderado, pero si además existe un problema de estreñimiento, lo mejor es evitarlo.

3. El té negro ​estriñe

Seguramente has oído hablar de los múltiples beneficios del té. Sin embargo también debes saber que, en exceso, puede producir efectos secundarios en el organismo como:

  • problemas digestivos,
  • alteraciones en el sistema nervioso.

El té negro se produce a partir de las hojas secas del árbol del té. A diferencia de otros tés, este se fermenta, de modo que algunos de sus componentes reaccionan formando las sustancias aromáticas que lo identifican y los llamados polifenoles. Además de estas sustancias, el té negro contiene cafeína. Concretamente lleva entre 20 y 30 miligramos. Entre el resto de componentes se encuentran aceites esenciales y otras sustancias como la teobromina, la teofilina y los taninos.
Los taninos son los culpables de que el té favorezca el estreñimiento. Estas sustancias con propiedades astringentes, actúan absorbiendo el agua de las heces. Pues, reducen el movimiento intestinal.
¿Cómo debemos consumir el té negro para que no estriña?

  • Si eres propensa a sufrir estreñimiento ocasional es mejor que te olvides del té por un tiempo.
  • Si es un problema habitual, elimínalo de tu dieta porque es uno de los alimentos que más estriñen.
  • Pueden causar molestias intestinales importantes.

¡Ojo! Ten en cuenta que todos los tés contienen taninos en mayor o menor medida. Si tu problema es grave no es recomendable que tomes ningún tipo de té, ya sea verde, rojo o negro.

En lugar de tomar té negro u otras bebidas con contenido en taninos, opta por estas infusiones que mejorarán tu tránsito intestinal y evitarán esa incómoda sensación de hinchazón:

  • Infusión de diente de león, disponible en Amazon.
  • Infusión de ortiga natural, disponible en Amazon.

4. El plátano estriñe

El plátano, originario de extremo Oriente, es una de las frutas más consumidas en todo el mundo y suele ser atractiva para los más pequeños porque es fácil de pelar y comer. Además, es más calórico y nutritivo que la mayoría de las frutas debido a su alto contenido en azúcares e hidratos de carbono. También es rico en potasio, por eso es muy recomendable como tentempié para las personas que hacen deporte.

  • Esta fruta debe consumirse bien madura.
  • Cuándo adquiere ese color amarillo intenso que tanto lo caracteriza.
  • El fruto verde es de difícil digestión porque los almidones que contiene todavía no se han transformado en azúcares.
  • ​Se considera un alimento astringente porque también es rico en taninos.
  • ​Según algunos estudios, estos compuestos ralentizan el proceso de digestión y provocan estreñimiento.

¿Cómo debemos consumirlo para que no estriña?
El plátano es un alimento muy completo y nutritivo por lo que es más recomendable tomarlo:

  • en el desayuno,
  • en la merienda,
  • en la cena junto con otras frutas.

Lo ideal es consumirlo solo, porque si se consume con pan u otras harinas puede resultar indigesto.
Otra forma de consumirlo es en batidos o smoothies, combinado con leche u otras futras. Lo importante es que mastiques siempre bien el plátano para una mejor digestión.
Por el contrario, no debes mezclar el plátano con frutas ácidas como el limón o el pomelo porque sus componentes ácidos impiden la digestión del almidón y los azúcares del plátano. Tampoco con el pan y otros productos harinosos como:

  • las patatas,
  • los boniatos;
  • el arroz,
  • las legumbres,
  • los aceites.

5. El chocolate estriñe

Las semillas de cacao, de las que se obtiene el chocolate, son ricas en taninos. Eso hace del chocolate, un alimento que estriñe. No obstante, existen controversias en este sentido. Algunos estudios afirman que puede tener el efecto contrario y actuar como laxante.
Quizás en cada cuerpo los alimentos actúen de forma diferente y solo probando podrás saber cuáles te benefician o te perjudican. Lo que sí tenemos claro atendiendo a la teoría de que los taninos son astringentes es que deberías moderar su consumo si tienes problemas para ir al baño. Además, el chocolate también suele tener azúcares refinados añadidos, otro producto que estriñe y además no es nada beneficioso para la salud.
¿Cómo debemos consumir el chocolate para que no estriña?
Sabemos que es difícil resistirse a la dulce tentación del chocolate, pero si puede afectar a tu tránsito intestinal, lo mejor es que intentes alternar su consumo a uno o dos días por semana y en cantidades moderadas. Lo ideal, además, es que apuestes por chocolates con un mínimo de 70% de cacao, ya que así el porcentaje de azúcar es menor y son más saludables.
Las semillas de lino son ideales para evitar el estreñimiento y pueden contrarrestar los efectos de la ingesta de alimentos como el chocolate o el vino. Añade una cucharadita de estas semillas en tus ensaladas o yogures y notarás cómo te sientes mejor. Puedes comprarlas en Amazon.

6. La manzana estriñe

Puede que te choque saber que la manzana estriñe, ya que entre sus propiedades más conocidas está precisamente su acción reguladora del intestino. La cuestión es que este alimento puede tener diferentes efectos según la forma de consumirla. Así pues, si se ingiere cruda y con piel suele utilizarse para tratar el estreñimiento, porque esta parte contiene fibra insoluble que favorece el tránsito intestinal.

Por otra parte, la pulpa de la manzana es rica en pectina, una sustancia que ayuda a retener agua y a la que se le atribuyen efectos beneficiosos contra la diarrea. Además, la manzana, junto con el membrillo, son las frutas que más taninos contienen, sustancias con propiedades astringentes. Hay que tener en cuenta que los taninos solo aparecen cuando la pulpa de la manzana se oxida y toma un color oscuro por lo que se debe evitar tomarla:

  • pelada,
  • rallada,
  • cocinada en compota.

¿Cómo debemos consumir la manzana para que no estriña?

  • La manzana es una fruta muy completa y excelente para la salud.
  • Fuente de vitamina A y B, contribuye a reducir la concentración de colesterol.
  • También es un alimento saciante. Por eso, no pienses en eliminarla de tu alimentación.
  • Hay que tener en cuenta que los taninos solo aparecen cuando la pulpa de la manzana se oxida.
  • Se debe evitar tomarla pelada, rallada o cocinada en compota.

7. La zanahoria estriñe

La zanahoria, como la manzana, puede tener propiedades totalmente opuestas según se consuma cruda o cocida. La zanahoria favorece la función intestinal. Esto es debido a su contenido en fibra insoluble, pero solo si se consume cruda. Por el contrario, al ser un alimento rico en pectinas también tiene poder astringente, cuando se consume cocida.
¿Cómo debemos consumir la zanahoria para que no estriña?

  • La zanahoria es rica en vitamina A, fibra, potasio, sodio y calcio.
  • La vitamina A le confiere un papel clave en la protección de la vista y de la piel.
  • Además tiene una importante acción antioxidante.
  • Refuerza del sistema inmunitario.
  • Con todas estas propiedades es importante que su consumo sea habitual.
  • En casos de estreñimiento tómala cruda y no tendrás ningún problema.

8. El arroz estriñe

El arroz blanco es rico en hidratos de carbono, principalmente en forma de almidón. Contiene una pequeña cantidad de proteínas, grasas, vitaminas y minerales. El almidón es el culpable de que el arroz sea astringente y ralentiza el movimiento intestinal.
¿Cómo debemos consumir el arroz para que no estriña?

  • Para extraer una parte del almidón del arroz se debe lavar antes y después de su cocción.
  • Debes cocinarlo en abundante agua.
  • Al hervir el arroz hay que hidratarlo y romper sus cadenas de hidratos de carbono para hacerlas más digeribles.
  • Por esta razón, el agua del arroz se suele indicar parar tratar la diarrea, porque contiene la mayor parte del almidón de este cereal.
  • Al cocinar el arroz o lavarlo, no solo eliminamos el almidón, sino también una parte de sus vitaminas y minerales.
  • Por lo tanto, si se sufre estreñimiento es recomendable reducir el consumo de arroz.

Crees que son alimentos que estriñen…¡pero no!

  • ¿La quinoa estriñe? No, la quinoa no estriñe. Al contrario, por su gran aporte en fibra, es un alimento ideal para combatir el estreñimiento. Además, por ser una semilla, el tipo de fibra que aporta es insoluble. Este es el tipo de fibra que se necesita para mejorar el tránsito intestinal, pues le da volumen a las heces.
  • ​¿El aguacate estriñe? No, el aguacate no estriñe. Por el contrario, su alto contenido de fibra nos puede ayudar a combatir el estreñimiento.
  • ¿Los dátiles estriñen? No, los dátiles no estriñen. Son ricos en fibra por lo que se recomiendan para tratar el estreñimiento.

Fibra para hacer frente al estreñimiento

En definitiva, si sufres estreñimiento, es indispensable que cambies tus hábitos alimenticios. Adopta una dieta sana y rica en fibras solubles e insolubles como las que contienen alimentos como:

  • Cereales integrales
  • Ciruelas
  • Kiwis
  • Dátiles
  • Higos
  • Frambuesas
  • Alcachofas
  • Lentejas
  • Guisantes
  • Peras
  • Brócoli

Estos son algunos de los alimentos más ricas en fibra, ¡pero hay muchos más! El aloe vera, de hecho, es uno de los ingredientes naturales con más eficacia a la hora de combatir el extreñimiento. Puedes tomarlo como complemento nutricional con estas pildoras 100% naturales que te ayudarán a regular tu tránsito.
A continuación te dejamos una lista con 50 alimentos ricos en fibra. Ya no tienes excusa para no incorporar más salud a tu dieta.

Descubre: 50 alimentos con fibra que deberías comer regularmente

© Getty

Si aun cambiando tu alimentación el estreñimiento continúa, los laxantes pueden ser una opción, aunque deberías consultar antes a tu médico. Entre los laxantes naturales más efectivos para combatir el estreñimiento se encuentran las semillas de lino, la frángula o la zaragatona.
Pare tener más informaciones, también puedes leer el Guía para prevenir y tratar el estreñimiento creado por la fundación española del aparato digestivo.

7 alimentos imprescindibles en tu dieta que además te llenarán
Alimentos que producen gases: claves para evitar una digestión difícil
​20 trucos para engañar a tu mente y comer menos

A pesar de lo que pudiera parecer, la sandía es un alimento denso en nutrientes, que nos proporciona una gran cantidad de vitaminas, minerales y antioxidantes por una baja cantidad de calorías. Con la llegada del verano, la sandía se convierte en un indispensable aliado gracias a su sabor dulce y a que es una de las frutas más refrescantes que existen. No en vano, está compuesta en un 92% de agua y nos beneficia en todos estos campos:

Prevención del asma: Los riesgos para el desarrollo de asma son más bajos en las personas que consumen una gran cantidad de ciertos nutrientes. Uno de estos nutrientes es la vitamina C, que se encuentra en muchas frutas y verduras, incluyendo la sandía.

Presión arterial: Los suplementos de extracto de sandía reducen la presión arterial en el tobillo, la presión arterial braquial en adultos de mediana edad con obesidad con prehipertensión o hipertensión en fase 1.

Cáncer: Como una fuente excelente de antioxidantes de vitamina C y de otro tipo, la sandía puede ayudar a combatir la formación de radicales libres que pueden producir cáncer.

Digestión y regularidad: La sandía, debido a su alto contenido de agua y fibra, ayuda a prevenir el estreñimiento y promueve la regularidad de un sistema digestivo saludable.

Hidratación: Al estar compuesto en un 92% de agua y lleno de electrolitos importantes, la sandía es un gran aliado para tener a mano durante los meses calurosos meses para evitar la deshidratación.

Dolor muscular: La sandía y el zumo de sandía han demostrado servir para reducir el dolor muscular y mejorar el tiempo de recuperación de los atletas, después del ejercicio.

Una de las frutas por excelencia del verano es, sin lugar a duda, la sandía. Refrescante y deliciosa, esta fruta es la reina de la época veraniega y además, tiene múltiples beneficios para nuestra salud. ¿Quieres conocer cuáles? Sigue leyendo…

  • Beneficios para el corazón: La sandía contiene citrulina la cual se metaboliza en arginina, dos aminoácidos que pueden ayudar a mantener las arterias, el flujo sanguíneo y la función cardiovascular en general.
  • Alivia la fatiga muscular: Cuando hacemos un esfuerzo -al practicar deporte o terminar una larga jornada de trabajo-, nuestros músculos almacenan ácido láctico y amoníaco. La composición de la sandía rica en L-citrulina, es perfecta para que los músculos se relajen y obtengan energía de nuevo.
  • Efecto antioxidante: Tiene un alto nivel de antioxidantes así que es ideal para prevenir el envejecimiento y mantener en estado óptimo nuestros tejidos.
  • Propiedades depurativas: Su alto contenido en fibra es ideal paraexpulsar los elementos tóxicos de nuestro organismo y para limpiar nuestros intestinos.
  • Mejorar la vida sexual: Puede parecer sorprendente, pero la sandía, gracias a su compuesto de L-citrulina, promueve la correcta circulación de la sangre en todas las partes del cuerpo, relaja los vasos sanguíneos y es ideal para la disfunción eréctil.
  • Efecto laxante: gracias a sus propiedades y composición enriquecida con fibra, la sandía es perfecta para estados de estreñimiento ocasional.
  • También contiene licopeno, un compuesto bioactivo que posee efectos protectores contra ciertos tipos de cáncer y de enfermedades cardiovasculares.

Si tras leer este esclarecedor artículo te ha apetecido un poco de sandía estás de suerte porque en todas nuestras tiendas la encontrarás a 1,19€ y el melón piel de sapo (otra de nuestras frutas de verano favoritas) a 1,60€. Además, ven a hacer tu compra al nuevo Organic Market Poblenou, cerca del mar, ¿puede haber algo mejor? Encuéntranos en C/Ramón Turró, 201 de 9:00 a 22:00h de lunes a domingo.

Además, no dejes de leer este post donde te damos algunas recetas para elaborar tus propios zumos refrescantes este verano.

Fuente: Mejorconsalud.com

Los ritmos intestinales de cada persona son diferentes, pero el hecho de ir al baño solo dos o tres veces por semana es un indicador de estreñimiento.

Las principales causas de esta patología son: sedentarismo, estrés, escasez de fibras en la dieta. También la sufren personas con diabetes y las que cursan un embarazo. Además, puede estar asociada a enfermedades como el cáncer de colon, la diverticulitis o las hemorroides.

Entre los tratamientos para combatir el estreñimiento, uno de los más adecuados es seguir una dieta rica en frutas ya que contienen diversos nutrientes que aceleran el sistema digestivo y aportan gran cantidad de fibras insolubles al organismo.

Frutas ideales para combatir el estreñimiento

1. Pera

PERA. Ayuda a sanar el sistema digestivo.

Por su alto contenido de agua y fibra, la pera es un gran regulador del tránsito intestinal. Además, contiene vitaminas B, C, E y minerales como hierro, calcio y potasio.

Debido a sus propiedades antioxidantes, ayuda a sanar el sistema digestivo y favorece la eliminación del colesterol alto.

2. Mandarina

MANDARINA. Evita problemas intestinales y enfermedades cardiovasculares.

La vitamina C de los cítricos es un componente importante para combatir el estreñimiento, además, estimula la formación de anticuerpos en el organismo y combate el ataque de elementos nocivos.

Por su alto nivel de fibra evita los problemas digestivos, el colesterol elevado y las enfermedades cardiovasculares.

3. Uva dulce

UVA DULCE.

Gracias a sus propiedades, la uva funciona como laxante natural, ayuda al sistema cardiovascular y reduce el colesterol malo (LDL).

Esta fruta contiene una gran variedad de ácidos importantes para el buen funcionamiento del organismo. Además de ser muy baja en calorías, favorece el buen estado de las arterias y el corazón y mejora las funciones cognitivas del cuerpo.

4. Naranja

NARANJA.

El jugo de esta fruta es ideal para prevenir la acumulación de residuos de alimentos en el colon y evitar las enfermedades cardiovasculares.

Igual que la mandarina y otros cítricos, es un poderoso antioxidante por su contenido de vitamina C, ayuda a reforzar el sistema inmunitario, funciona como depurativo, analgésico y cicatrizante.

La naranja brinda una buena cantidad de fibra que mejora el tránsito intestinal y disminuye el estreñimiento.

Por otro lado, al contener ácido cítrico, cumple una función depurativa, facilita la digestión de los alimentos y estimula el buen desempeño del páncreas y el hígado.

5. Mamón (Papaya)

MAMÓN. Actúa como diurético por su alto contenido de agua.

Los nutrientes del mamón hacen que esta fruta sea ideal para aliviar el estreñimiento, mejorar el tránsito intestinal y prevenir el cáncer de colon.

Contiene cantidades elevadas de vitamina C, que eleva las defensas naturales al organismo y elimina los radicales libres con su efecto antioxidante. Como el 90% de su contenido es agua, también actúa como un excelente diurético.

6. Manzana

MANZANA. El aporte de fibra lo da la cáscara.

La cáscara de esta fruta es la que contiene la mayor cantidad de fibra y es, además, un excelente antioxidante.

Su contenido de quercetina ayuda a reducir el colesterol y a disminuir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

Para lograr una limpieza intestinal, recomiendan ingerir tres o cuatro manzanas al día, una hora antes de cada comida.

7. Melón

MELÓN. Sus semillas favorecen la expulsión de lombrices intestinales.

Esta fruta, rica en minerales como potasio, magnesio, calcio zinc, hierro y fósforo, no debería faltar en nuestra dieta diaria.

Debido su acción diurética es ideal para prevenir la retención de líquidos, favorece el funcionamiento de los riñones y tiene un suave efecto laxante.

Incluso, sus semillas favorecen la expulsión de lombrices intestinales.

8. Kiwi

KIWI. Sus semillas ayudan a acelerar el tránsito intestinal.

Esta es una de las frutas con más contenido de fibra. Pero también sus semillas provocan efectos favorables para combatir el estreñimiento, porque ayudan a acelerar el tránsito intestinal.

9. Ciruela

CIRUELA. La fruta por excelencia para combatir el estreñimiento.

Desde hace muchos años se recomienda esta fruta como remedio natural para agilizar el tránsito intestinal.

Su contenido de azúcar aporta un leve efecto laxante y favorece la retención de agua en los intestinos hasta terminar el proceso de formación de las heces.

Las ciruelas secas o frescas son una excelente fuente de fibra, tanto soluble como insoluble. Además, protege las mucosas y estimula los trabajos del colon.

10. Higo

HIGO. Sus efectos laxantes favorecen la evacuación.

Sus propiedades nutricionales y medicinales son poco conocidas. Sin embargo, el higo es perfecto para combatir el estreñimiento.

Sus efectos laxantes facilitan la evacuación y al poder digerirse con facilidad, protege al estómago y evita problemas como acidez o reflujo.

Recomendaciones generales

Además de consumir las frutas ideales para mantener el tránsito intestinal regular, también es recomendable tener en cuenta otros aspectos:

– Aumentar el consumo de agua.

– Evitar las comidas abundantes.

– Incorporar una rutina de ejercicio.

– Comer de forma regular.

– Evitar la leche y sus derivados.

– Elevar la ingesta de alimentos ricos en fibra.

– Manejar niveles bajos de estrés.

Los trastornos digestivos, y sobre todo el estreñimiento son algo que está a la orden del día ahora en verano, y más cuando nos vamos de vacaciones y con cambiamos de casa por un periodo determinado. Por ello en esta ocasión queremos dar algunos consejos de alimentos adecuados para comer en la mañana, a la hora del desayuno para conseguir así mejorar al tránsito y acudir al baño con total regularidad.

Normalmente este problema aparece en las mujeres, que son las que lo sufren con más regularidad, aunque en el caso de los hombres también aparece en ocasiones. Los motivos pueden ser varios, y a veces parece imposible poder acudir al baño con regularidad. La alimentación y la forma de vida, así como los desajustes en la rutina pueden hacer que este problema aparezca. Por ello nosotros queremos dar algunos consejos populares y remedios caseros para el desayuno.

Agua tibia con limón

En primer lugar vamos a destacar un clásico, la ingesta de agua tibia con zumo de limón en ayunas. Este remedio lo que haría sería acelerar el metabolismo y con ello el tránsito intestinal, siempre que se consuma en ayunas y el agua esté tibia, no caliente. Además ayudará a eliminar toxinas del intestino debido al efecto del ácido cítrico del limón. A esto hay que sumar que el agua tibia con el limón tendría un efecto similar al de un enema, es decir, ayuda a disolver las heces y disminuir su tamaño para que sea más fácil su eliminación.

Una cucharada de aceite de oliva virgen con gotas de limón

Otro remedio que podemos tener en cuenta a la hora de mejorar el tránsito intestinal es la ingesta en ayunas de una cucharadita de aceite de oliva con una gotas de limón. La base de este remedio es que el aceite de oliva virgen actúa como un buen laxante natural que lubrica el intestino para acelerar el tránsito y la expulsión de las heces. El limón en este caso se usaría para desintoxicar el intestino de cualquier problema que genere el estreñimiento debido a las propiedades antisépticas del ácido cítrico.

Semillas de chía

** Las semillas de chía** son otra de los remedios que queremos plantear para mejorar el tránsito intestinal. Esto es debido a que contienen altas dosis de fibra que ayudará a eliminar los residuos intestinales. Pero a esto hay que sumar su potente mezcla de ácidos grasos que permitirán una perfecta lubricación del intestino. De este modo facilitaremos los movimientos naturales causantes de la limpieza y evacuación de los residuos. Al igual que sucede con los anteriores remedios, este lo debemos tomar el ayunas. No olvidar que las semillas deben estar hidratadas previamente, simplemente manteniéndolas unos 15 minutos en agua que luego beberemos.

Caminar 20 minutos en ayunas y mantenernos bien hidratados

No olvidemos que la actividad física nos ayuda no solo a acelerar el metabolismo, sino que además propiciará los movimientos intestinales causantes de la eliminación de las heces. Para ello recomendamos realizar en ayunas una pequeña caminata de 20 minutos para activarlo. SI a esto le sumamos una correcta hidratación a lo largo de la jornada, conseguiremos hidratar el intestino y por lo tanto eliminar más fácilmente los residuos.

Imagen | ThinkStock

Pero… ¿cuáles son exactamente esos beneficios? Básicamente, al igual que el limón puede usarse como producto de limpieza, esta fruta también tiene el potencial de limpiar el cuerpo: desde la piel hasta ese constipado que llevas meses albergando.

En concreto, estos son los 12 motivos para empezar a beber agua con limón cada mañana:

Para la hidratación

Hay mucha controversia en torno a la cantidad exacta de agua que se debe beber a diario, pero lo que sí se conoce es la importancia de mantenerse hidratado. Si el agua te parece aburrida, recurre al limón como un complemento con sabor para ir tomando a traguitos.

Contra el estreñimiento

Si tienes problemas para ir al baño, el agua caliente con limón puede ser el remedio perfecto. En general, beber mucha agua es bueno para luchar contra el estreñimiento, pero además el limón puede ayudar a activar el sistema intestinal.

Contra las infecciones de orina

Si sufres una infección urinaria o quieres prevenirla, el agua con limón puede ser buena. Según la web Ask A Naturopath, el limón contribuye a modificar el pH de la sangre y a eliminar las bacterias perjudiciales del tracto urinario.

Contra el mal aliento

Obviamente, no hay ninguna forma de acabar con el aliento mañanero, pero el agua con limón puede combatir las bacterias de la boca —según la revista Conscious Connection— y, por tanto, disminuir la posibilidad de tener el mal aliento. No obstante, hay que tener cuidado: los limones pueden erosionar el esmalte de los diente, así que conviene enjuagarse con agua corriente después.

Para adelgazar

Existen diversas teorías sobre cómo el agua con limón puede facilitar la pérdida de peso (por ejemplo, porque la pectina del limón te hace sentir saciado). Si bien es cierto que no se han demostrado de forma definitiva, también es verdad que el agua con limón tiene menos calorías que cualquier otra bebida (excepto el agua).

Para refrescar la piel

El limón es rico en vitamina C, por lo que la piel también se ve beneficiada si bebes esta fruta. La vitamina C contribuye a la producción de colágeno, así que puede prevenir la aparición de arrugas. Además, beber agua en general es genial para la piel.

Refuerza el sistema inmune

Existe un motivo por el que siempre recurres a las naranjas cuando estás enfermo: de nuevo, la vitamina C tiene algo que ver. Consumir esta vitamina a diario (a través del agua con limón) puede ayudar a mantenerte sano y a alejar las infecciones, señala The World’s Healthiest Foods.

Para recuperarte de un entrenamiento

Las bebidas para deportistas se consideran desde hace tiempo la mejor forma para rehidratarse después de entrenar, pero a veces son innecesarias para el tipo de ejercicio que la gente hace regularmente. En cambio, el agua con limón ofrece la hidratación necesaria.

Contra los dolores

El agua con limón puede reducir el ácido úrico en las articulaciones, que es una de las principales causas de inflamación relacionadas sobre todo con la artritis.

Contra las flemas

En una realidad con la que toca convivir en invierno: los mocos. Pues bien, existe algo para remediarlo: efectivamente, el agua con limón. El doctor David Williams recomienda añadir un poco de miel para acabar con las flemas (sobre todo las que surgen por la mañana).

Para el cerebro

Además de vitamina C, el limón también contiene potasio, que fortalece el funcionamiento del cerebro y del sistema nervioso. Por tanto, si quieres sentirte un poco más alerta de forma natural, el agua con limón es un buen truco.

Para limpiar el hígado

En el libro Biological Ionization in Human Nutrition, el doctor Alexander F. Beddoe afirma que el hígado puede obtener más enzimas del zumo de limón que de cualquier otro alimento. Aunque no hablamos de una purificación intensiva (ya que son innecesarias), el limón puede contribuir a estimular este órgano.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

  • 12 alimentos para ganarle la batalla a gripes y catarros
  • Autobronceador, remedio para la resaca, blanqueador… 20 usos sorprendentes del limón
  • Refranes de salud y nutrición: ¿acierta la sabiduría popular?
  • Por qué no deberías meter una rodaja de limón en tu vaso de agua o refresco
  • Vinagre, bicarbonato y limón: cómo limpiar sin productos tóxicos
  • El chocolate y otros alimentos que han superado su mala fama
  • Ocho mitos sobre las dietas que tienes que dejar de creerte ya
  • Dieta para el corazón: cómo la comida puede reducir el riesgo de sufrir problemas cardiovasculares

Este artículo fue publicado originalmente en la edición canadiense de ‘The Huffington Post’ y ha sido traducido del inglés por Marina Velasco Serrano

QUERRÁS VER ESTO

Batido energético matutino:

Consejos útiles para combatir el estreñimiento

Entre el 12 y el 20 por ciento de la población española sufre estreñimiento, según los datos de la Fundación Española del Aparato Digestivo. Se trata de un problema leve pero muy molesto y que afecta de maneras diferentes a cada persona, en función de sus hábitos. La alimentación es uno de los pilares básicos para prevenirlo o mitigarlo. Entre los consejos habituales está el aumento de la ingesta de fibra, pero no es el único que se puede recomendar. “Tomar un vaso de agua templada con dos o tres gotas de limón antes de desayunar“, informa Amil López Viéitez, farmacéutica, nutricionista y creadora de la Dieta Coherente, “predispone al vaciado intestinal y estimula la vesícula”. Además, “es de gran ayuda para restablecer el equilibrio ácido base”.

La experta recomienda también “no mezclar féculas en la misma comida, es decir, pan, pasta, arroz, patatas, plátano, maíz, remolacha o calabaza y tomar aceite de oliva virgen extra en las comidas“. En cuanto a la preparación de los alimentos, López Viéitez recuerda: “Hacerlos a la plancha, cocidos, al vapor o al horno y evitar las preparaciones que incorporan mucha grasa como los fritos, los guisos o los empanados es lo ideal”. También aconseja condimentar la comida con limón, vinagre, especias o pimienta para dar sabor a los platos”. Sobre las bebidas, indica que la Coca-Cola Zero, el café, el mate y el té “son acalóricos, pero son potentes estimuladores de la insulina, del estreñimiento, de la inflamación y del almacenamiento de grasa corporal”, por tanto es importante “reducir su consumo y, si se toman, que sea en el desayuno junto con otros alimentos con fibra”.

Los probióticos

Si, aún siguiendo los consejos, el paciente sufre esteñimiento, López Viéitez destaca la importancia de repoblar la microbiota (flora intestinal), “pues las bacterias que la componen transforman los hidratos de carbono solubles en ácidos grasos de cadena corta que estimulan la función de las células epiteliales del intestino“. Para ello, “conviene aumentar el consumo de alimentos prebióticos, que favorecen la función de los probióticos como espárragos, espinacas, remolacha, queso de cabra, manzana, cebolla y aceite de oliva de primera presión en frío”.

El estreñimiento es una de las consultas más habituales en las farmacias, sobre todo en mayores. “En estos usuarios el problema es más grave ya que son pacientes que suelen padecer otras patologías o están en tratamiento por otras causas”, indica a CF Elena García Vela, farmacéutica comunitaria en Mota del Cuervo, en Toledo. Según informa, “a la medicación, se añade la vida sedentaria y los cambios en la alimentación que hacen que estos pacientes sufran más este problema”. Dada la elevada prevalencia y consultas que general en la farmacia, García Vela y Pascual García Viso, también farmacéutico, decidieron realizar un estudio dirigido a mejorar la atención a este grupo poblacional. Para ello, reclutaron a 50 pacientes mayores de 65 años que acudieron a las farmacias con estreñimiento.

Lo primero “fue determinar, mediante entrevista, si el tipo de estreñimiento era agudo (inferior a 12 semanas de duración) o crónico (superior a 12), y relacionarlo con la toma de medicamentos”. A partir de ahí, parte de los pacientes fueron tratados en la farmacia de manera personalizada y otros, derivados al médico. De los 50 pacientes, la mitad padecían estreñimiento crónico y la otra agudo. En los agudos, “detectamos que 21 tenían una causa concreta, por lo que podíamos comenzar a tratarlos desde la farmacia“, informan ambos. El resto, se derivó. Gracias a la intervención del farmacéutico, el 64 por ciento mejoraron los síntomas.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *