0

Eliminar granos espalda

Tabla de contenidos

Con el calor los granitos salen con más facilidad. Si te preocupa cómo quitar los granos de la espalda te contamos varios remedios caseros que funcionan. Sin tener que invertir mucho dinero en productos.

¿Por qué salen los granos en la espalda y otras zonas?

La piel es un organismo vivo cuando en sus poros se acumulan impurezas se mezclan con la propia grasa o sebo de la piel y aparece el granito, o la espinilla. Por mucho que lleves una higiene escrupulosa, si tu tipo de piel tiende a ser grasa tendrás muchas opciones a tener granos en distintas zonas de la piel.

El sudor también propicia independientemente del tipo de piel la aparición de granos, por esto en verano son más frecuentes. Puedes tener la piel seca pero si llevas flequillo de repente sin saber por qué aparecerán granitos en la frente o zonas donde el pelo roza. Es por la misma razón, el pelo al estar en contacto con la piel trasmite grasa o minúsculas impurezas que se adhieren a la dermis.

Pasos para quitar granos en la espalda

Remedio con avena

Todos estos productos los encuentras en cualquier supermercado y son baratos. La avena es ideal para la piel es fuente de aminoácidos como la leusina y aporta vitaminas del grupo B. Su uso tiene una acción calmante y antiinflamatoria.

Utensilios

  • 5 cucharadas de copos de avena
  • 1 cepillo de ducha
  • 1 cucharadita de jabón neutro o de glicerina
  • 3 cucharadas de leche
  • 2 cucharadas de agua

Cómo quitar granos en la espalda con avena

  1. Mezcla en un recipiente los copos de avena con el jabón líquido y el resto de ingredientes hasta lograr una pasta. Una vez la tengas frota tu espalda con esa pasta. Es conveniente lo hagas en la ducha para que si cae algo no lo pongas todo perdido.
  2. Moja el cepillo de ducha con agua tibia y frota suave por la espalda haciendo movimientos de arriba hacia abajo. Procura hacerlo con suavidad durante 1 o 2 minutos.
  3. Abre el grifo de agua caliente para que salga un poco de agua (un minuto), aprovecha el agua para lavarte los pies o los brazos pero no la espalda. El agua caliente abre los poros, transcurridos cinco minutos más o menos vuelve a pasar el cepillo de ducha humedecido por tu espalda y enjuaga con agua tibia, no caliente.
  4. Al salir de la ducha mezcla tu crema hidratante habitual con agua (te pones un poco de crema en la mano y frota, luego añade agua). Seca con una toalla.
  5. Repite este mismo proceso dos veces en semana y verás como mejoran tus granos en la espalda.

Remedio con limón y bicarbonato

El bicarbonato tiene propiedades antisépticas, nos puede ayudar en el empeño para quitar granos en la espalda.

  • 4 cucharadas de bicarbonato de sodio
  • El zumo de medio de dos limones<
  • 1 cucharadita de jabón neutro
  • 4 cucharadas de agua
  • 1 cepillo de ducha

Cómo quitar granos en en la espalda con limón y bicarbonato

  1. Mezcla los ingredientes en un recipiente, también es conveniente estar en la ducha para no manchar. Aplica esta mezcla sobre la espalda o zonas donde tengas granitos. Si tuvieras alguno irritado es posible que te pique un poco por el limón, si es así no frotes en esa zona. Frota con el cepillo por toda la espalda con suavidad.
  2. Hacemos como antes deja reposar esta mezcla en la espalda unos minutos, mientras deja correr el agua caliente pero no en la zona de la espalda, puedes usarla en otras zonas del cuerpo que no sean la espalda. La temperatura del agua en la ducha que favorece los poros se abran.
  3. Vuelve a pasar el cepillo de ducha humedecido y luego enjuaga tu espalda con agua tibia. Cuando salgas de la ducha haz como antes un poco de crema hidratante diluida en agua te la aplicas en la espalda.
  4. Repite este proceso una vez por semana.

Remedio de aloe vera

  1. Puedes comprar una planta de aloe vera para tenerla en casa son baratas y muy útiles (de vez en cuando le cortas un trocito para usarlo). O puedes comprar algún gel de avena, en Mercadona tienes alguno sobre los 6 € y viene cantidad, así que no sale nada caro.
  2. Este remedio es para aplicarlo al menos tres veces por semana, se trata de aplicar un poco de gel de aloe vera sobre las zonas donde nos salen los granitos. El aloe vea tiene propiedades antisépticas y bactericidas, así que ayudará a lograr nuestro objetivo.

Tips para lucir una hermosa espalda sin acné

¿Tienes granitos en la espalda? ¿Crees que estos podrían indicarte que hay algo que está fallando en tu rutina de cuidado? ¿Te gustaría lucir una espalda sin acné? En ese caso, lo primero que debes tener en cuenta es que es posible que hay algo que debas corregir en tu rutina para lograr tu objetivo.

Utilizar ropa de algodón para permitir que la piel transpire, ducharse después de hacer ejercicio, exfoliarse suavemente cada cierto tiempo y aplicarse crema hidratante a diario son algunas de las medidas más recomendadas para cuidar de la piel y reducir el número de imperfecciones.

¿Cómo conseguir una espalda sin acné y sin marcas?

Las razones por las que sufrimos acné en la espalda son muy diversas. Puede ser porque hay algo que ocasiona la producción excesiva de sebo o grasa, por la acumulación de células muertas, bacterias y suciedad, el uso de prendas de ropa que no permiten la transpiración, etcétera.

Normalmente es más doloroso que en la cara, y también más difícil de eliminar. Afecta por igual a hombres y a mujeres, y a diferencia del acné de la cara, no tiene nada que ver con la edad, ya que podemos sufrirlo en cualquier momento. Veamos unos sencillos consejos.

1. Cuidar la limpieza de la piel de la espalda

Darle importancia en la higiene diaria a la espalda ayudará a reducir el acné.

En tus duchas diarias es recomendable que prestes especial atención a la espalda y en cómo conseguir una buena limpieza. Las esponjas convencionales no suelen ser adecuadas, pueden acumular bacterias y ser perjudiciales. Utiliza una toallita o esponjas naturales ahí donde podemos aplicar exfoliantes caseros que te recomendaremos a continuación.

Utiliza jabones suaves y antibacterianos que eliminen sudor, suciedad y exceso de sebo. Sobre todo después de haber realizado ejercicio. Prescinde de los jabones con perfumes. Es mejor optar por aquellos que tienen fórmulas neutras.

Descubre: Los mejores consejos para tener una piel radiante

2. La importancia de la exfoliación

Debemos exfoliar la espalda al menos una vez a la semana para eliminar las células muertas.

Una crema exfoliante ideal es el yogur natural con limón. ¿Por qué? te preguntarás. El yogur contiene ácido láctico, uno de los principales ingredientes que se encuentran en muchos peelings químicos profesionales.

El uso de la sal o el azúcar moreno también es una técnica adecuada para exfoliar. La sal deberá ser gorda, sal marina gruesa que puedes aplicar en tu manopla exfoliante o en una toallita. Una vez la tengas en la mano, hazte pequeños masajes en la espalda, en especial ahí donde tengas granos o espinillas.

Consulta con tu dermatólogo cuál puede ser la mejor opción para tu caso y sigue sus indicaciones.

3. Otros remedios

Los antisépticos y exfoliantes reducen las impurezas que causan el acné en la espalda.

A nivel popular, se considera que el aceite de árbol de té es uno de los antisépticos naturales que podrían tratar el acné en la piel. Lo puedes encontrar en herboristerías, tiendas naturales y también en farmacias.

Tiene un color blanquecino tirando a amarillo, con un olor muy característico. Sirve también para atenuar manchas y quemaduras, pero ante todo, para quitar el acné, debido a que ayuda a la cicatrización.

No tienes más que empapar un algodón con agua, dejar caer una gotita de aceite de árbol del té, y aplicarlo ahí donde tengas granos, espinillas o marcas.

También se cree que la miel puede brindar buenos resultados en esos momentos en que, de pronto, nos sale un brote de acné en una zona determinada de la espalda. Puedes aplicártela durante 10 minutos en la zona afectada, luego darte una ducha y, seguidamente, aplicarte Aloe vera (sábila) ya que es un hidratante natural además de un cicatrizante.

Descubre: Productos que no debes utilizar para atenuar o eliminar cicatrices

4. Consejos generales para la belleza de la piel de tu espalda

  • El acné en el cuerpo suele aparecer casi siempre en la espalda y el pecho, ahí donde las glándulas sebáceas son más activas y los poros son más propensos a taponarse con células muertas. Para evitarlo, es recomendable que no uses siempre ropa muy ajustada.
  • Siempre que hayas sudado mucho, después de hacer deporte por ejemplo, dúchate de inmediato y aplícate una exfoliación.
  • La alimentación es esencial para evitar brotes de acné. Aumenta tu consumo de frutas y verduras, en especial aquellos dotados con vitaminas B, ya que ayudan a reducir reducir la inflamación y sanar las heridas.
  • Bebe suficiente cantidad de agua al día y evita las bebidas azucaradas.
  • Evita los alimentos ricos en grasas saturadas, ya que se considera que esto favorece la obstrucción de los poros.

En caso de que tengas alguna inquietud, consulta con el dermatólogo. El profesional será quien mejor pueda asesorarte una vez examine tu piel.

Una publicación compartida de &FINALLY (@andfinally_) el 18 Jul, 2018 a las 12:08 PDT

Hay que elegir, además, los productos que usamos en esa zona, desde los geles de baño a las cremas solares. Así, los geles han de ser suaves y respetar el pH de la piel, por lo que lo idóneo es uno de alrededor de 5.5. Al ser un problema típico de las pieles grasas, es importante usar por productos hidratantes no comedogénicos, sin aceites, y mejor optar por las versiones más ligeras de nuestras hidratantes corporales, que aporten la dosis necesaria de agua, pero no obstruyan el poro. ¿Y la crema solar? Conviene aplicarla siempre, pues el sol puede oscurecer las marquitas que dejan las lesiones acnéicas y producir manchas, pero eso sí, hay que optar por productos sin aceite de alta protección, que no dejen sensación grasa.

¿Te está perjudicando el acondicionador de tu pelo?

Christie Kidd, la dermatóloga de cabecera de Kendall Jenner –que sabe bien lo que es enfrentarse a este problema-, explicó hace tiempo que hay un factor que puede agravar el problema de tu bacne que tal vez desconoces y tiene que ver, aunque te parezca sorprendente, con tu rutina en la ducha, y en concreto con el momento en el que lavas tu cabello. ¿Aplicas tu acondicionador después de lavar el pelo y lo dejas actuar mientras lavas el resto del cuerpo, antes de aclararlo? He ahí el error. Puedes estar perjudicando a tu piel, pues los residuos de dicho producto capilar se pegan a tu piel y obstruyen el poro, e incluso pueden irritar la piel, lo que facilita la aparición de los granitos. Por eso, conviene aclarar después de usar el acondicionador y recoger el pelo en el caso de que vayas a terminar tu ducha. Y es que el acondicionador es mal amigo de tu espalda, por lo que además debes lavarla al final de la ducha, dándole un último aclarado.

Exfoliación suave y sin excesos

Es una consulta que deberías hacer a tu dermatólogo, sobre todo en el caso de que el tratamiento que te haya pautado sea a base de fármacos. Pero lo normal es hacerlo una vez en semana con productos suaves, que no dañen la barrera cutánea de la piel, y puedes utilizar un guante de crin, pero asegurándote de que está bien limpio. Es más, un exceso de exfoliación puede estimular aún más las glándulas sebáceas y causar un efecto rebote, precisamente lo contrario a nuestro objetivo. «La exfoliación es interesante siempre y cuando sea con un producto adecuado y en condiciones higiénicas pulcras para que no sirva para extender la infección. Incluso muchas veces utilizamos principios activos con actividad exfoliante en el producto de limpieza de elección en caso de acné», nos cuenta Inmaculada Canterla, Directora de Cosmeceutical Center.

¿Sol sí o no?

La doctora Cristina Eguren Michelena, dermatóloga del Hospital Infanta Leonor y miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología, nos explicaba que “se calcula que en el 70% de los casos al tomar el sol de forma moderada los síntomas de acné mejoran, especialmente en el acné con lesiones en el cuerpo”. Las personas con esos granitos, por ejemplo, tan habituales en la espalda, pueden verse beneficiadas por el efecto del sol -siempre con protección-. Además, se suele tomar el sol en vacaciones, y en esos momentos, los picos de estrés suelen disminuir, lo que también está directamente relacionado con la mejora de estas lesiones. Eso sí, muchas personas, al ver la mejoría en sus lesiones, descuidan el tratamiento, con lo que a la vuelta del verano se encuentran con el problema de nuevo, incluso incrementado. “La mejora tras la fotoexposición suele ser temporal y habitualmente las lesiones reaparecen después del verano. Además, una exposición solar excesiva produce un daño cutáneo, que deja la piel quemada, irritada y deshidratada lo cual estimula la producción de sebo y conlleva a un empeoramiento del acné en las semanas posteriores”, nos explica la doctora.

1. Gel limpiador Keracnyl de Ducray 18,16 €. 2. Serozinc de La Roche-Posay, bruma antibrillos y antiporos dilatados 14 €. 3. Cleanance Gel Limpiador de Avène 20 €. 4. Gel limpiador purificante Phys-AC de A-Derma 14,61 €. 5. Gel exfoliante energizante, de Elancyl (16,30 €).

Sobre el ‘bacne’ o cómo evitar los granitos en la espalda

© Rubén Vega. Realización: Blanca Puebla

Bacne , dícese de esa palabra inglesa que une otras dos palabras, back y acne, y que explica de la manera más explícita posible un problema bastante habitual: los granitos en la espalda. Y aunque, tal y como nos explica el doctor Federico Feltes, dermatólogo de Clínica Biolaser La Moraleja, normalmente estos granitos suelen ser ‘acné vulgar’, la localización en esta zona concreta del cuerpo requiere llevar a cabo una serie de recomendaciones específicas que no siempre tienen que ser las mismas que las llevadas a cabo cuando se padece acné en el rostro. Porque se puede tener granitos en el rostro y no en la espalda o viceversa. Al final y al cabo, el bacne puede producirse por tener una piel grasa, por padecer ciertos desequilibrios hormonales o por otros agentes externos como la sudoración excesiva durante la práctica deportiva o el uso de determinados detergentes a la hora de lavar la ropa. Por todo ello, y porque el verano (y el calor) puede hacer que este problema empeore o nos preocupe más, hablamos el doctor Feltes y con Ana Puelles Lostao, directora de Estética Lostao de Zaragoza, para explicar lo que tienes que hacer y lo que usar para hacer frente al bacne.

El primer paso es este
Antes de poner en práctica lo que te vamos a contar a continuación, es importante recordar la máxima del experto de Clínica Biolaser La Moraleja: lo primero es diagnosticar. “Debemos ver la severidad y si predominan comedones, lesiones inflamatorias, lesiones retencionales o hay combinación de ellas. En función de esto se prescribirá un tratamiento que puede incluir ácido salicílico, antisépticos, antibióticos y derivados de vitamina A (tópicos u orales). Los tratamientos para regular desequilibrios hormonales son también muy importantes en estos casos”, explica el doctor Feltes. También insiste en este aspecto la doctora Mercedes Quintillà, directora de la clínica L’Atelier d’Estètica, ya «el abordaje terapeútico será diferente en función de la edad y del tipo de acné».

La importancia de elegir un gel de baño con este PH
Elegir el correcto gel de baño no curará el problema, pero evitará que se agrave. Lo más recomendable es usar geles suaves con un ph 5,5 ya que, tal y como explica Feltes, “ayudan a mantener el equilibrio de la flora bacteriana”. Además, según nos explica Puelles, tener un ph un poquito más alto del tradicional ph 5 ayuda a equilibrar la segregación sebácea e hidratar. Tal y como señala Quintillà, también puede ser necesario el uso de geles seborreguladores y actividad antibacteriana.

Emulsión hidratante mejor que crema
Dado que es bastante habitual que este problema suela producirse en pieles grasas, es recomendable hidratar la piel con una emulsión (en lugar de una crema) para que sea más ligera y no obstruya el poro. También es importante, tal y como señala la experta de Lostao, que no contenga siliconas y que, preferiblemente, contengan propóleos, extracto de regaliz o urea. También son recomendables, según la experta de L’Atelier d’Estètica, las cremas que contiene ácido salicílico y ácido glicólico.

© Rubén Vega. Realización: Blanca Puebla

Cuidado con los cepillos de madera y los guantes de crin
Aunque hemos alabado las bondades de utilizar cepillos de madera o guantes de crin con la piel seca para activar la circulación sanguínea y mejorar la calidad de nuestra piel, Ana Puelles nos advirte que si no están totalmente higienizados puede agravar el problema. “Al estar siempre en el cuarto de baño, es muy probable que la humedad favorezca la aparición de moho o bacterias”, añade. Por eso, recomienda

El truco de la dermatóloga de Kendall Jenner
Hace algún tiempo, la dermatóloga de Kendall, Christie Kidd, contó en la web de Kendall Jenner que este problema también se produce por hacer esto: lavarse el pelo, aplicar el acondicionador y dejarlo actuar mientras enjabonamos el resto del cuerpo. Según Kidd, este orden es incorrecto ya que los aceites de los acondicionadores se adhieren a la piel y obstruyen el poro. Por eso recomienda cambiar el orden, es decir, lavar, acondicionar, aclarar inmediatamente y recoger el pelo en la coronilla mientras enjabonas el resto del cuerpo.

¿Cada cuánto tiempo debe exfoliarse esta zona?
Aunque, tal y comos nos cuenta Feltes, todo dependerá del tipo de piel, del tipo de acné y de si se está haciendo un tratamiento farmacológico pautado por un dermatólogo, la regla general estipula que debe hacerse una vez a la semana. Pero ojo, es imprescindible, tal y como aconseja Quintillà, elegir un exfoliante suave que no irrite ni ocasione efecto rebote.

La dieta antibacne
Aunque no está claro si hay ciertos alimentos que pueden provocar la aparión de granitos –es un debate eterno que parece no acabar–, la norma general aconseja controlar la ingesta de azúcares refinados y lácteos ya que podrían favorecer el acné. Por otro parte, sí que está demostrado que existen ciertos alimentos con propiedades antiinflamatorias y bactericidas que pueden ayudar a combatir este problema. Ana Puelles incluye en esta lista el repollo, la col, el pepino (son bactericidas) y la alcochofa, la piña y el espárrago ya que son detox y ayudan a compensar los valores de hidratación. La doctora Mercedes Quintillà también agrega a esta lista los alimentos integrales no refinados, frutas, verduras y legumbres.

Alimentos (inesperados) que pueden provocar la aparición de granitos

Dime donde te sale un granito y te diré qué problema puedes tener

Todo lo que la exfoliación corporal puede hacer por ti

Nuestros periodistas recomiendan de manera independiente productos y servicios que puedes comprar o adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Condenet Iberica S.L. puede recibir una comisión. Lea nuestra política de afiliación.

Los puntos negros son un problema bastante común tanto en hombres como en mujeres y aunque a veces concentramos las soluciones en aquellos que aparecen en el rostro, también se pueden dar en otras zonas del cuerpo como es la espalda. Veamos entonces una guía de pasos en la que os explicamos Cómo eliminar los granos y puntos negros en la espalda.

La causa para la aparición de puntos negros, suele ser siempre la obstrucción de los poros, que se obstruyen con la suciedad, el sudor, las células muertas y el sebo, y aunque principalmente aparecen en la cara, también aparecen en el pecho, el cuello y los hombros. En general, una buena higiene corporal, nos ayuda a prevenir la aparición del problema , pero obviamente eso no es todo, de modo que si a pesar de todo sigues sufriendo la aparición de puntos negros, es mejor actuar de manera más profunda.

Pasos para eliminar los puntos negros en la espalda

Los puntos negros en la espalda son difíciles de ver, pero decididamente desagradables, porque nos hacen sentir incómodos cuando usamos ropa que deja al descubierto esa parte de la piel. Para tratarlos podemos confiar en remedios naturales efectivos y mínimamente invasivos.

  1. El primero es un baño de vapor agradable, capaz de abrir los poros y hacer que la limpieza sea más efectiva. Después del cual aplicamos una cataplasma hecha con una cucharada de bicarbonato de sodio y poca agua, es decir, tan solo será necesario aplicar la adecuada para conseguir una mezcla que sea pastosa. Aplicamos en las áreas críticas de la espalda y los hombros y lo dejamos secar durante unos 10-15 minutos. Luego nos enjuagamos.
  2. Aplicar una compresa a base de agua destilada y harina de avena también es muy válida, aunque algo más elaborada pero muy efectiva. Cocinamos un par de cucharadas de avena con dos vasos de agua, dejamos hervir y apagamos cuando se reduzca la parte líquida, dejando una masa cremosa.
  3. Dejamos enfriar y luego aplicamos sobre las manchas negras en la parte posterior, dejándolo actuar durante 20-30 minutos. Luego enjuagamos con agua tibia. La avena ayuda a exfoliar y calmar la piel irritada, además absorbe el exceso de grasa de la piel, limpiando así los poros de manera más efectiva y profunda.
  4. Por otro lado, la arcilla de bentonita es un excelente remedio natural para los puntos negros en la espalda y en todas las partes del cuerpo, ya que es muy eficaz para absorber el exceso de sebo. Mezcla una cucharada de polvo de esta arcilla con un poco de agua para formar una mezcla bastante espesa. Aplicar sobre la piel limpia y dejar actuar durante media hora, luego lavar con una esponja.
  5. Al final de cada operación, recordemos siempre cerrar los poros con un producto astringente, incluso natural. El jugo de limón o el agua y el vinagre pueden ser una buena opción, preferiblemente fríos. Si el olor causa problemas, podemos usar una toalla húmeda para eliminar los rastros del producto.

Con lo mencionado podrás reducir por completo, los puntos negros en tu espalda. Lo único que tienes que hacer es repetir estos tratamientos una vez o como máximo dos veces por semana y mantendrás la piel limpia sin problema.

Acné en la espalda: ¿cómo eliminarlo?

Actualizado 04/03/2019 17:14

El acné es una de las enfermedades de la piel más comunes, y no solo en adolescentes, también en adultos. Aunque al hablar de acné solemos pensar en el rostro, hay otras zonas del cuerpo que pueden verse afectadas, como la espalda. El ‘bacne’ preocupa sobre todo cuando llega el buen tiempo y tenemos que desprendernos de la ropa. Hablamos con expertos sobre cómo tratar y acabar con los granitos en la espalda.

El acné en la espalda puede aparecer a cualquier edad, aunque suele ser más frecuente en la adolescencia, y si la piel es grasa. Se conoce también como ‘bacne’, término inglés que une dos palabras back (espalda) y acne. Si has sufrido o sufres este problema sabrás que con la llegada del buen tiempo es aún más molesto, y se convierte en una de las principales consultas en dermatología.

La causa exacta del acné en general se desconoce, aunque los expertos la relacionan con los cambios hormonales (por eso es más habitual en la adolescencia, durante la menstruación o el embarazo), la producción excesiva de sebo, el uso de determinados cosméticos, la toma de ciertos medicamentos, la genética…

En el caso concreto del acné en la espalda,la doctora Mayte Truchuelo, dermatóloga del Instituto Dermatológico de Vithas Internacional, nos explica que «está implicada una bacteria (Propionibacterium acnés, actualmente conocida como Cutibacterium acnes), que participa en la inflamación de las lesiones de acné. Cada vez se da más importancia al microbioma (bacterias que todos tenemos en nuestra piel) y en patologías como el acné, se cree que habría una alteración en el porcentaje de ciertas cepas que favorecería el sobrecrecimiento de P. acnés». Además, la experta también hace referencia al exceso de sebo como causa del acné en la espalda, zona en la que las glándulas sebáceas son abundantes.

Sin embargo, la doctora nos cuenta que no todos los granos que aparecen en la espalda son producto del acné. «Hay lesiones que realmente no son acné, aunque clínicamente puedan ser muy similares, sino foliculitis que puede ser causada por exceso de sudoración o también hay cuadros descritos después de baños en saunas, por ejemplo, por una bacteria llamada pseudomona. También hay un tipo de erupción acneiforme que es característica de ciertos tratamientos contra el cáncer».

Así que la primera recomendación que debe seguir si tienes granos en la espalda es visitar al dermatólogo para que haga una valoración y un diagnóstico acertado para empezar a tratar tu problema.

¿Cómo eliminarlo?

El tratamiento del acné en la espalda es similar al acné facial: es importante la higiene y la hidratación, algo que algunas veces olvidamos en el caso del acné, sobre todo cuando se da en pieles grasas. Según el doctor José Luis Ramírez Bellver, dermatólogo de la Clínica Dermatológica Internacional, para tratar el acné en la espalda «pueden emplearse tópicos, antibióticos (tetraciclinas, generalmente) o en casos más graves, isotretinoína». Productos que debe recetarte tu dermatólogo.

Con la ayuda del doctor Ramírez Bellver y la doctora Truchuelo te damos una serie de recomendaciones para tratar el acné en la espalda:

  • Es fundamental una correcta limpieza con antisépticos que regulen la flora de la piel.
  • A la hora de usar productos de uso tópico, hay que optar por formatos fáciles de aplicar en grandes áreas como la espalda.
  • Se recomiendan los productos en forma de gel o spray, mejor que las cremas (más adecuadas para tratar el acné en el rostro).
  • Los principios activos adecuados para tratar el acné en la espalda o ‘bacne’ son retinoides, alfa hidroxiácidos, antibióticos tópicos…
  • La doctora Truchuelo señala que «los suplementos orales a base de zinc se pueden utilizar como complemento a otros tratamientos tópicos».
  • La exfoliación suave (1-2 veces a la semana) también es recomendable, «salvo que predominen las lesiones muy inflamatorias o pústulas, ya que podría irritar la piel», según el doctor Ramírez Bellver.
  • La exposición al sol puede ayudar a mejorar los granitos en la espalda (los rayos tienen un efecto antiinflamatorio), pero los expertos recomiendan usar siempre fotoprotección (productos oil-free y no comedogénicos). Y evitar el sol en el caso de cicatrices recientes, ya que se podría producir hiperpigmentación de la piel.
  • Para disminuir las cicatrices que puede dejar el acné en la espalda se puede recurrir a tratamientos de luz pulsada, terapia biofotónica o terapia fotodinámica, además de peelings.

Aquí tienes una selección de productos que te ayudarán a eliminar el acné en la espalda:

Acniben Body de Isdin

Spray corporal especialmente diseñado para tratar los granos de la espalda y zonas de difícil acceso. Acniben Body de Isdin (19,20 euros) posee un aplicador 360º que lo convierte en un producto fácil y cómodo de usar, con el que conseguirás acceder a zonas difíciles. Además es de secado rápido. Normaliza la renovación celular, ya que se compone de ácido salicílico que actúa como queratoregulador, ayudando a evitar la formación de granos y espinillas, además de ser antimicrobiano y anti-irritante. La acción exfoliante del ácido glicólico desincrusta las imperfecciones y ayuda a eliminar las células muertas de la piel.

Cleanance Gel Limpiador de Avène

Limpia y purifica la piel, respetando su pH. Cleanance Gel Limpiador de Avène (15,72 euros) sirve para limpiar el rostro y el cuerpo, de forma suave, ya que no contiene jabón. Además, en su fórmula destaca un activo seborregulador (Gliceril laurato) que regula el exceso de sebo. El Agua termal de Avène, calmante, proporciona a la piel una sensación de alivio inmediato.

Azelac Loción de Sesderma

Azelac Loción de Sesderma (19,95 euros) es un spray con acción seborreguladora que reduce la inflamación y las rojeces propias del acné. Su fórmula con ácido azelaico y ácido salicílico puede aplicarse tanto en rostro, como en espalda, piernas, cuello e incluso cuero cabelludo. Además, es perfecto para aplicar en casos de foliculitis tras la depilación. En caso de brotes, puede aplicarse todos los días, si no, bastaría con usarlo días alternos.

Blemish Control Pads de Medik8

Estos discos de algodón texturizados, de fácil uso y ultra suaves, ayudan a limpiar y prevenir manchas, espinillas y puntos negros. Están pre-empapados en 2% de ácido salicílico de máxima resistencia, que exfolia la piel de manera efectiva y penetra profundamente dentro de los poros para disolver la suciedad y el sebo. La revolucionaria fórmula 100% sin alcohol, promueve una piel más clara y ayuda a evitar futuros brotes. Blemish Control Pads de Medik8 (42,50 euros) se puede utilizar en el cuello, en la espalda y en la parte posterior de los brazos. Es adecuado también para pieles sensibles.

4 productos para eliminar esos granitos que aparecen en la espalda

Durante la temporada de verano, una de las cosas que más te pueden molestar es no poder vestirte con las prendas de ropa con las que más cómoda y más atractiva te sientes. Un claro ejemplo de esto, es evitar utilizar vestidos o blusas con la espalda al aire por los antiestéticos y molestos granitos de grasa que han aparecido.

No obstante, se trata de un problema que tiene una solución que está al alcance de tu mano. Desde Mifarma queremos compartir contigo los consejos para prevenirlos y eliminarlos; para culminar este post, vamos a presentarte 4 productos para eliminar esos granitos que aparecen en la espalda.

¿Por qué aparecen?

No existe una única razón por la aparece el acné en la espalda, influyen factores como la excesiva producción de grasa por la piel, la acumulación de células muertas, la existencia de bacterias y de suciedad, entre otras causas como, por ejemplo las hormonales. Su aparición es común en hombres y en mujeres, y no depende, en ningún caso, de la edad. Suelen ser más dolorosas y difíciles de eliminar que los de la cara.

El acné casi siempre aparece en el pecho y en la espalda; es aquí donde las glándulas sebáceas tienen más actividad y los poros se taponan fácilmente con la suciedad y las células muertas.

Consejos para eliminarlos:

1.Cuida la limpieza de tu espalda

Las habituales esponjas de baño no suelen ser las más apropiadas, ya que pueden acumular bacterias y no son excesivamente efectivas. En su lugar, te aconsejamos que utilices esponjas naturales.

También es importante la elección del jabón que vayas a utilizar. Es preferible que sean neutros, suaves, antibacterianos y eficientes a la hora de eliminar la grasa y la suciedad.

2. Es fundamental la exfoliación

Te aconsejamos que exfolies tu espalda, al menos, una vez por semana; eliminando así las células muertas y preparando a tu piel para su regeneración. Puedes ayudarte de elementos como la sal gorda y el azúcar moreno; con ellos, puedes masajearte sutilmente en las zonas donde tengas más granos o espinillas.

Existen multitud de cremas caseras para aplicarnos después. Una que funciona muy bien es la producida a través del yogur natural con limón. La mezcla la deberás aplicar sobre la piel seca durante 15 minutos y después la retiraremos con agua caliente.

3.Otros remedios

Uno de los antisépticos naturales que más pueden ayudarte contra el acné de tu piel es el aceite del árbol del té. Es muy eficaz ya que ayuda a la cicatrización; empapa con agua un algodón, imprégnalo con unas gotas de este aceite y aplícalo en las zonas donde haya granos y marcas.

También puede ser muy eficaz la miel. Extiéndela por la zona afectada de la espalda y déjala unos 10 minutos, después date una ducha y puedes completar el tratamiento, aplicándote aloe vera, que es un cicatrizante y un hidratante natural.

Como te hemos anticipado anteriormente, estos son los 4 productos para eliminar esos granitos que aparecen en la espalda que hemos seleccionado para ti:

Isdin Acniben Body Spray Reductor de Granos Corporales

Se trata de un spray corporal que regula y equilibra en exceso de grasa en los poros de tu piel.

Martiderm Crema Exfoliante Corporal

Es una crema exfoliante que realiza tres acciones en tu piel: limpieza profunda, eliminación de impurezas y renovación de las capas más externas de la epidermis.

Silvestre Jabon Natural Azufre Antiacné

Esta pastilla de jabón de azufre es un excelente antiséptico y antiacné para las partes de la piel que sufran de un exceso de grasa.

Aceite Árbol de Té

Este aceite actúa contra bacterias hongos y virus, provocando un efecto antiséptico, fungicida y antiacné.

Granos en la espalda

Los granos en la espalda es un mal que afecta la estética corporal. Aprende como eliminarlos, como tratarlos adecuadamente así como evitar que aparezcan. Además descubre algunos hábitos que impedirán que aparezcan. Por último, encuentra las respuestas a preguntas que seguro te has hecho respecto a los granos en la espalda y pecho.

¿Por qué salen granos en la espalda y otras zonas?

¿Granos en la espalda que significa esto? Si al mirar al espejo ves que en tu espalda hay brotes de color rojo, pueden ser granos de acné. ¿Por qué salen granos en la espalda y otros lugares? Hay muchas razones, y para entender qué son los granos en la espalda porque salen y como eliminarlos es necesario saber cómo se originan.

La piel es uno de los órganos corporales más importantes, y es permeable, deja pasar líquidos y solidos al interior. Por eso cuando alguno de los poros de la piel está abierto, pueden entrar impurezas. Estas al mezclarse con sebo de la piel dan lugar a los granos en la espalda. Pero hay otras razones, si la piel tiende a ser grasa lo más probable es que aparezcan estos granitos.

Dónde salen comúnmente los granos en la espalda

Los forúnculos sebáceos normalmente suelen salir en la cara, sin embargo se pueden extender a otras partes del cuerpo. Dependiendo de ciertos factores que más adelante se explican, pueden salir granos en la espalda y pecho. En los hombres es normal que estos se extiendan a los hombros de igual forma.

La zona que más pueblan es la espalda alta en los hombres. Mientras que en las mujeres suelen aparecer en la espalda media y en algunos casos en la zona lumbar. A este fenómeno se le llama comúnmente bacné y no es permanente, tiene remedio y se puede evitar a grado relativo.

Cómo prevenir los granos en la espalda

Los granos en la espalda se pueden prevenir en buena medida. Al tomar acciones preventivas y prácticas se puede disminuir el riesgo de que aparezcan. ¿Cómo prevenir los granos en la espalda, hombros y pecho? Hay que evitar algunas situaciones y productos que pueden desencadenar una reacción que estimule la aparición de granos. A continuación se muestran algunas.

Evitar el uso de cremas grasas

Algunas cremas “hidratantes” abundan en aceites y grasas. Aunque el uso de cremas no es malo en sí, para evitar los granos estas deben contar con un porcentaje alto de agua. De esta manera no se obstruyen los poros ocasionando los molestos granitos en la espalda que pican. Las cremas muy grasas ocasionan que los poros se saturen con material oleico y esto genera bacné.

Por eso si ha de usarse algo para mantener hidratada la piel puede ser algún gel hidratante suave. Estos pueden ayudar a mantener un pH balanceado que impida que los granos cobren protagonismo en la espalda. Una vez a la semana se recomienda hacer una exfoliación suave con algún producto recomendado por dermatólogos.

Prevenir la sudoración

La sudoración es uno de los factores directos que contribuyen a la formación de granos en la espalda. Incluso puede hacer que aparezcan en personas que no suelen sufrir de granos en la zona de la espalda. En verano es más frecuente la sudoración, por lo que portar ropa fresca y expuesta permitirá estar más frescos. Esto a su vez impedirá la sudoración excesiva.

Depilar las zonas afectadas

El exceso de vello corporal aunado a la alta sudoración da lugar a poros infectados. Si en estos poros hay un folículo piloso, el grano saldrá y puede complicarse el cuadro. Por eso, en el caso de las mujeres y hombres propensos a los granos lo mejor es depilar la zona. De esta manera se mantiene esa zona limpia y se minimiza la posibilidad que aparezcan los granos en la espalda.

¿Pueden ser peligrosos los granos en la espalda?

Según los médicos, son más problemáticos los granos en la espalda que los faciales. Esto es debido a que el roce de la ropa y la sudoración pueden afectares, haciendo que se desate una infección. Los granos en la espalda son uno de los tipos más graves de acné que existen. Causan mucho más dolor que el grano facial, provoca cicatrices y en algunos casos, vergüenza total.

¿Aparecen los granos en la espalda por no tener sexo?

Las relaciones sexuales cumplen una función fisiológica de los seres humanos y traen beneficios a este. Entre ellas la activación de hormonas que inciden en la belleza de la piel. Tal vez por esto se piense que si se interrumpe el sexo el acné en la espalda y otras zonas del cuerpo pueda aparecer. Los granos en la espalda hombres y mujeres los sufren por igual, sean o no sexualmente activos.

Si bien se ha establecido que los aumentos en la testosterona inciden en el acné, esto no produce los granos en la espalda. El hecho de tener o no relaciones sexuales no aumentan ni disminuye la posibilidad de padecer de granos en esta zona del cuerpo.

Casos en los que el sexo puede producir granos en la espalda

No hay evidencia concreta que demuestre que la actividad sexual aumentada o relajada agrave el bacné. no obstante de manera indirecta el sexo puede ser el causando indirecto de este problema. Los dermatólogos afirman que si se descuida la limpieza tras las relaciones sexuales esto podría originar granos en la piel. ¿Por qué? A continuación se muestran dos poderosas razones.

  • El sudor: después de un noche intensa con tu pareja se suda considerablemente; si no se asea el cuerpo después del sexo, la combinación de sudor, saliva, cosméticos, impurezas y bacterias se depositarán en los poros y provocarán sin falta granos en la espalda.
  • Las sabanas sucias: las sabanas suelen cumular bacterias, ácaros, fluidos corporales, y células muertas. Si no se cambian con regularidad, sobre todo después de tener sexo, las impurezas alcanzarán los poros, provocando distintos tipos de granos en la espalda.

Cómo tratar apropiadamente los granos en la espalda

Los granos en la espalda no pueden tratarse de la misma manera que el acné facial. No pueden usarse los mismos productos pero sí se comparten algunos cuidados básicos. De tomarse en cuenta, ayudarán a evitar los granos tanto en la espalda como en la cara. Como por ejemplo mantener limpia la piel, practicar ejercicio y una buena dieta son una buena técnica.

Realizando limpieza constante

La limpieza es algo primordial si se desea convivir con los granos en la espalda hasta que desaparezcan. La limpieza contribuye a mantener a raya el bacné, es especialmente importante cuando se practican deportes y se suda en exceso. En el aseo incluye exfoliantes de la piel que sacan impurezas de los poros, también las cremas que mantienen la piel hidratada.

Con una buena esponja de baño úntale jabón y restriega la espalda vigorosamente. De esta manera la piel muerta, células secas y la suciedad se desprende de la espalda. El uso de toallitas puede ser más higiénico que la esponja, pues estas acumulan bacterias con el tiempo.

Incorporar el uso del cepillo para espalda es importante. Estos contienen cerdas suaves que permiten masajearla espalda y abrir los poros de manera natural para que salgan las impurezas. Si se usa a diario en la rutina del baño es probable que nunca se sufra de forúnculos en la espalda.

No rascarse

Tener granos en la cara supone una enorme tentación, para no exprimirlos. Pero estallar una espinilla puede dejar marcas en la cara. Lo mismo sucede con los granos en la espalda. Pueden dejar marcas que no se borran y que pueden causar la impresión de tener una espinilla permanente.

Por eso hay que evitar rascarse a toda costa, esto solo hace que los granos se infecten más. Y por supuesto tal situación puede agravarse convirtiéndose en un doloroso forúnculo. Para tratar apropiadamente los granos en la espalda aplica con un algodón aceite de árbol de té o zumo de limón. En menos de lo que te das cuenta los granos se secan.

Toma el sol

Una de las mejores formas de acabar con las espinillas en la espalda es dejando que se sequen solas. Así desaparecerá naturalmente sin dejar marcas indeseables. Una forma de secarlas es con una dosis de sol de verano. Toma unos días de playa y al exponer la espalda al sol los granos se van disolviendo poco a poco.

Por supuesto, no hace falta quemarse la piel para acabar con los granos. Por eso lo mejor es aplicarse protección solar y tomar el sol boca abajo sobre una esterilla. Los rayos del sol son la mejor terapia para acabar con este mal. Pero no abuses del sol, o el remedio saldrá más caro que la enfermedad.

Todos estos consejos previamente citados funcionan bien cuando la presencia de los granos en la espalda es moderada. Si después de poner en práctica estas sugerencias no ves resultados, o si los granos se inflaman y llenan de pus debes acudir de inmediato a un dermatólogo.

Estos podrán aplicar tratamientos profesionales adaptados a tu tipo de piel y pH. Tales tratamientos pueden ser antibióticos, hormonas así como sesiones laser. Antes de inclinarte por un tratamiento profesional consulta al médico.

Que hábitos evitar para que no aparezcan los granos en la espalda

Ya ha quedado claro que los granos en la espalda causas diversas los originan. Entre ellas se encuentran causas hormonales, genéticas y de higiene. Pero en la mayoría de los casos, el bacné se produce por malos hábitos que contribuyen a que proliferen y hasta se agraven. Entre ellos están los que siguen.

Limpieza deficiente

La piel está expuesta a la polución ambiental y las bacterias, a esto se le suma grasa y células muertas. Un mal hábito es olvidar la espalda durante el baño, si esto sucede, con el tiempo se desarrollan granos en la espalda por las razones expuestas.

Usar ropa húmeda y ajustada

La ropa ajustada constipa los poros evitando la oxigenación. Esto causa que estos queden presionados con las impurezas que acaban penetrando y causando granos en la espalda. Si se practica deportes y la ropa no se cambia, el sudor provocará la salida de los granos.

Abuso de suplementos

Un mal hábito entre la población joven es el abuso de los suplementos esteroideos. Estos contienen derivados de la testosterona que pueden tanto aumentar la masa muscular como la producción sebácea, degenerando en espinillas en la espalda.

Uso excesivo de cosméticos

En el caso de las mujeres es más frecuente la aparición de granos en la espalda, en el pecho y los hombros. En ocasiones es debido al uso excesivo de sustancias cosméticas. Entre ellas cremas, pigmentos, bases, etc. Muchas veces estos compuestos no son compatibles con la piel, causando alergia y obstruyendo los poros, lo que genera granos.

Probar con remedios caseros para eliminar los granos en la espalda

Una alternativa bastante eficaz para lidiar con los granos en la espalda es con remedios caseros para los granos en la espalda. Estos remedios son fáciles de preparar, se utilizan elementos que ya están en casa y son baratos. Lo que es mejor, son soluciones efectivas y naturales que producen resultados casi instantáneos.

Hay una multitud de remedios caseros para este problema. Sin importar la edad se pueden preparar y aplicarse, y basta con hacerlo un par de veces y la solución se hará evidente. Eso sí, hay que tener presente que los remedios locales no están avalados por ninguna institución médica. Por esto hay que tener cuidado en caso de alergias que puedan empeorar la situación.

Eliminar los granos en la espalda es posible

Haciendo uso de todos los consejos, datos y alternativas aquí expuestos, es posible eliminar los granos de la espalda. Para ello, hay que fomentar mejores hábitos de limpieza y salud. Por otra parte, es imprescindible evitar las cosas que contribuyen a la formación de estos indeseables enemigos.

Por último, hay que ser objetivo a la hora de escoger un tratamiento, sea paliativo, profesional o remedio casero. Lo cierto es que sí se puede eliminar los granos en la espalda.

¿Por qué me sale acné?

  • Tamaño de texto más grandeTamaño de texto grandeTamaño de texto regular

Si eres adolescente, es bastante probable que tengas algo de acné. Aproximadamente ocho de cada 10 adolescentes tienen acné, junto con muchos adultos.

El acné es tan frecuente que se considera una parte normal de la pubertad. Pero el mero hecho de conocer esta información no ayuda demasiado cuando te miras al espejo y descubres que tienes un enorme grano en la cara. Entonces, qué es el acné y qué puedes hacer para combatirlo.

¿Qué es el acné y cuál es su causa?

El acné es una afección de la piel que se manifiesta mediante distintos tipos de protuberancias o bultitos. Puede tratarse de espinillas o puntos negros, puntos blancos, granos y quistes. Los adolescentes desarrollan acné debido al cambio hormonal propio de la pubertad. Si tus padres tuvieron acné durante la adolescencia, tú tienes más probabilidades de desarrollarlo también. La buena noticia es que, en la mayoría de la gente, el acné desaparece casi por completo cuando abandona la etapa de la adolescencia.

El tipo de acné que tienen muchos adolescentes se llama acné vulgaris (el significado “vulgaris” no es tan negativo como parece, significa “del tipo más frecuente”). Suele aparecer en la cara, el cuello, los hombros, la parte superior de la espalda y el pecho.

Los folículos capilares de la piel (o poros) contienen glándulas sebáceas. Estas glándulas producen sebo, que es la grasa que lubrica el pelo y la piel. La mayor parte del tiempo, las glándulas sebáceas fabrican la cantidad adecuada de sebo. Pero conforme el cuerpo empieza a madurar, las hormonas estimulan a las glándulas sebáceas para que fabriquen más sebo y estas pueden volverse hiperactivas. Si hay un exceso de sebo y demasiadas células dérmicas muertas, los poros se obstruyen. Entonces, las bacterias (especialmente las de la especie Propionibacterium acnes) pueden quedar atrapadas dentro de los poros y reproducirse, haciendo que la piel se hinche y enrojezca: el comienzo del acné.

Si un poro se obstruye y se cierra pero sobresale en la superficie de la piel, se denomina punto blanco. Si un poro se obstruye pero permanece abierto, la capa superior puede oscurecerse, en cuyo caso se denomina espinilla o punto negro. A veces la pared del poro se abre, permitiendo que el sebo, las bacterias y las células de piel muertas se abran paso bajo la piel y se formen granos rojos (a veces los granos tiene la punta llena de pus, debido a la reacción del cuerpo ante la infección bacteriana).

Los poros obstruidos que se abren a un nivel muy profundo de la piel pueden dar lugar a nódulos, que son bultos infectados o quistes de mayor tamaño que los granos y que pueden ser dolorosos. A veces, los quistes de gran tamaño que parecen acné pueden ser forúnculos provocados por infecciones de estafilococos.

Mitos sobre el acné

Existen algunos mitos sobre los factores que provocan el acné. De todos modos, algunas personas constatan que tienen más y peores episodios de acné cuando comen un exceso de determinado tipo de alimentos. Si te encuentras entre estas personas, merece la pena que intentes eliminar esos alimentos de tu dieta para comprobar qué ocurre.

El estrés no suele ser la causa del acné (aunque puede empeorar un acné preexistente porque el estrés incrementa la producción de sebo).

También existen mitos sobre los factores que permiten mejorar el acné. El acné no mejora con la exposición solar. Aunque el bronceado puede disimular el acné de forma temporal, no ayuda a que desaparezca de forma permanente. Además, algunas personas constatan que la grasa que segrega la piel después de exponerse al sol empeora sus granos.

¿Qué puedo hacer para combatir el acné?

Para evitar la acumulación de grasa que puede contribuir al acné, lávate la cara una o dos veces al día con jabón suave y agua tibia. No te frotes fuertemente la cara con una toallita o manopla: el acné no puede quitarse de ese modo, ya que el hecho de frotarlo o resfregarlo con fuerza lo empeoraría, al irritar la piel y los poros. Trata de limpiarte la cara con tanta delicadeza como puedas.

Si utilizas maquillaje o crema de protección solar, asegúrate de que los productos que utilizas están catalogados como “no grasos”, “no comedogénicos” o “no acnegénicos”. Y, cuando te laves la cara, asegúrate de dedicar suficiente tiempo a quitarte todo el maquillaje para que no te obstruya los poros.

Si utilizas fijadores de pelo en forma de aerosol o de gel, intenta que, al aplicártelos, no entren en contacto con tu cara, ya que también pueden obstruir los poros. Si llevas el cabello largo y te toca la cara, asegúrate de lavarte el pelo con bastante frecuencia para que no se engrase. Y, si después de las clases trabajas en un lugar que implica estar en contacto con aceites, como un restaurante de comida rápida o una gasolinera, lávate siempre bien la cara al llegar a casa. También te puede ayudar el hecho de lavarte la cara después de hacer ejercicio.

Existen muchas lociones y cremas de venta sin receta médica que contienen ácido salicílico o peróxido de benzoilo, que ayudan a prevenir y a tratar el acné. Puedes experimentar con estos productos para ver si te ayudan. Asegúrate de seguir exactamente sus instrucciones de uso: no utilices más cantidad de la indicada en cada aplicación (tu piel podría resecarse demasiado, lo que la estropearía y te haría tener peor aspecto) y, antes de aplicarte el producto, sigue las indicaciones correspondientes para ver si eres alérgico.

¿Y si, aún y todo, me sale acné?

A veces la gente, aunque se lave correctamente la cara y utilice lociones y maquillaje no grasos, desarrolla acné de todos modos; es algo completamente normal. De hecho, algunas chicas que tienen problemas de acné, comprueban que este les aparece pocos días antes de tener el período menstrual. Este acné se denomina acné premenstrual y lo presentan aproximadamente siete de cada 10 mujeres debido a los cambios hormonales asociados a la menstruación.

Algunos adolescentes que tienen acné pueden acudir a un médico o dermatólogo (un médico especializado en problemas de la piel), que les recetará medicamentos para tratar el acné. En función del tipo de acné, esto podría suponer utilizar cremas que se adquieren con receta médica para prevenir la formación de granos, tomar antibióticos que matan las bacterias que contribuyen a la aparición de granos o, si se trata de un caso grave de acné, tomar medicamentos más fuertes como la isotretinoína o incluso someterse a una intervención quirúrgica menor. Algunas chicas constatan que la toma de anticonceptivos orales les alivia el acné.

Si, al mirarte en el espejo, ves que tienes un grano en la cara, no te lo toques, aprietes, revientes ni hurgues. Esto puede suponer un gran esfuerzo, ya que resulta bastante tentador intentar quitarse el grano. Pero, si te manipulas los granos, podrías aumentar la inflamación al hurgártelos y/o abrírtelos. ¡Además, la grasa de tus manos no ayudará en absoluto! De todos modos, lo peor y más importante es que, si te hurgas los granos, pueden quedarte pequeñas cicatrices permanentes en la cara.

Revisado por: Patrice Hyde, MD Fecha de revisión: junio de 2014

El acné, esa consecuencia indeseable que nos aqueja cuando el sebo no puede eliminarse con normalidad. No solo nos genera granitos sino que a veces también produce dolor. Si bien estamos acostumbrados a que esto se asocie al rostro, muchas veces pueden aparecer en la espalda.

Cuando los vemos (o, lo que es peor, los sentimos), nos preguntamos por qué, qué es lo que hace que aparezcan. Bueno, aquí hay una lista de posibles motivos:

1- Lavarse el pelo

¿En serio? Sí, el lavado del cabello hace que todas las impurezas caigan por nuestra espalda al enjuagarlo, lo que podría provocar el bloqueo de los poros. Por las dudas: lavá primero el cabello y último, el cuerpo.

2- Los corpiños deportivos

Aunque pueden ser cómodos para hacer actividad física, algunos suelen conservar el sudor en la espalda y, por consiguiente, las bacterias y el aceite tapan los poros. Además, si la prenda es muy justa puede irritar la zona, algo que, como imaginarás, no colabora.

3- Esponjas sucias

Bueno, aquí tenemos otra clave. Quizás no lo sabías, pero una esponja húmeda es una invitación al crecimiento de las bacterias. Se recomienda cambiarlas cada tres semanas, o cuando sentimos un olor raro o notamos moho.

4- Cambios hormonales

Sabemos que las variaciones en los niveles de hormonas estimulan la producción de las glándulas sebáceas, por lo que esta puede ser una causa de aparición del acné.

Si también estás presentando granitos en la espalda, estos son los tips que nos harán deshacernos de este problema.

Además de las causas que el dermatólogo me mencionó, de acuerdo a la Universidad de Michigan, la ropa ajustada atrapa las células muertas de la piel, ocasionando que el acné en la espalda se agrave.

  • Utilizar ropa de algodón y no ajustada
  • Durante el baño, utiliza un cepillo de cerdas suaves (de preferencia naturales) y aplica jabón neutro y realiza suaves movimientos.
  • Cuida tu alimentación y limita el consumo de grasas saturadas, azúcar y pescado.
  • Realiza una exfoliación de piel, dos veces a la semana.
  • Aumenta el consumo de vitamina A, es una vitamina que te ayuda a lucir una piel sana.

¡Realiza tu exfoliante y deja tu espalda suave!

Solo necesitas dos cucharadas de azúcar, una cucharada de salvado de avena, jabón neutro o shampoo de bebé y poco de agua.

En un recipiente coloca todos los ingredientes y ve agregando agua poco a poco hasta que formes una pastita. Extiende la mezcla por toda tu espalda y realiza movimientos con el cepillo de mango largo.

¿Por qué salen granitos en diferentes partes del cuerpo?

Oksana Volina /

Sin importar el género o la edad, nadie se salva de las imperfecciones en la piel. Las manchas y erupciones son algo muy común, sobre todo durante la adolescencia o por tener ciertos hábitos que son perjudiciales, como lavarnos la cara de forma incorrecta.

No obstante, la aparición de granitos de manera frecuente, en mayor cantidad y en ciertas zonas del cuerpo no es algo ‘normal’, más bien puede ser un síntoma de que algo no anda muy bien con nuestra salud y es mejor acudir al médico para descartar cualquier padecimiento.

Tipos de erupciones

Primero es necesario aclarar que existen diferentes tipos de erupciones en la piel -no todas son granos o espinillas- y, por ende, sus causas también son distintas.

Barros: generalmente aparecen en la cara, pecho y/o espalda. Pueden ser provocados por el acné o un problema hormonal.

Enrojecimiento: si es en mejillas, mentón y nariz puede ser síntoma de rosácea, un padecimiento que se caracteriza por el aspecto rojo e irritado en la piel.

Granos rojos que causan comezón: si son pocos o sólo uno, y además están distribuidos al azar sobre la piel, es muy probable que sean piquetes de algún insecto.

Forúnculos: son abultamientos rojos y dolorosos, frecuentemente se deben a una infección en la piel.

Urticaria: aparece de repente, causa enrojecimiento y picazón. Puede deberse a alergia a algún medicamento o producto cosmético. También puede tener una causa emocional, como el estrés o la ansiedad.

Anetlanda /

Dime en dónde tienes granitos y te diré qué ocurre con tu cuerpo

Una vez que identificamos que lo que tenemos son granitos y no se trata de una alergia o un piquete de insecto, es importante que pongamos atención en qué zonas del cuerpo aparecen y con qué frecuencia. También es importante fijarnos en si aparecen otros síntomas o si estas erupciones son productos de nuestros hábitos.

Mandíbula y cuello. Pueden deberse a problemas hormonales o una ingesta muy elevada de azúcar. También es posible que se deba al roce con la ropa (detergente, suavizante, perfume, etc.) o incluso a cabello graso que tiene contacto con esa zona. Si este último es tu caso, te compartimos algunos tips para mantenerlo bajo control.

Hombros. También puede deberse a la ropa o accesorios como la correa de tu bolsa o mochila. Las variaciones en los niveles de hormonas -principalmente estrógenos y testosterona- pueden provocar que las glándulas sebáceas de esa zona produzcan más sebo de lo normal, obstruyendo los folículos pilosos. Otra posible causa es estar bajo mucho estrés o mucha ansiedad (si no estás seguro de tener ansiedad, consulta aquí algunas de las señales de esta problema).

Pecho. La causa más frecuente de granitos en esta zona es por una mala digestión, una dieta desequilibrada o con demasiados condimentos. Al igual que los hombres, el origen puede estar en un desequilibrio hormonal. También pueden deberse al uso de ropa muy ajustada que no permite que la piel ‘respire’ y, a su vez, provoca una sudoración excesiva.

Andrey_Popov /

Brazos. La aparición de granitos en los brazos, sobre todo en la parte del tricep, puede tener su origen en una mala circulación o deficiencia de vitaminas. Otra posible causa es una excesiva secreción de grasa en la piel, lo cual se puede solucionar con exfoliantes, mascarillas y/o cremas humectantes.

Abdomen. Los granitos en el abdomen son poco frecuentes, por lo que su aparición podría deberse a un consumo excesivo de azúcar. Para descartar esto, es recomendable realizarse un análisis de sangre para medir la glucosa.

Espalda. El estrés y la ansiedad son las principales causas de los granitos en la espalda. No obstante, si las protuberancias son muy marcadas, en grandes cantidades o no se alivian fácilmente, podría tratarse de acné quístico o un síntoma de problemas en el sistema nervioso. Es mejor acudir con el dermatólogo para descartar cualquier padecimiento.

Glúteos. Una alimentación inadecuada o una mala digestión son las principales causas. También pueden deberse al uso de ropa muy ajustada o ropa interior de telas sintéticas (es preferible utilizar telas naturales como el algodón).

Muslos. Una de las principales causas es la mala circulación en esa área. También puede ser provocado por falta de vitaminas. Por otra parte, es recomendable que revises si no se debe al detergente con que lavas tu ropa o la crema corporal que utilizas.

No te vayas sin leer: ¿Fantasmas o ciencia? La explicación de por qué nos despertamos a las ‘hora de las brujas’

© cocinadelirante.com Elimina los granitos de la espalda con este remedio, ¡quedará lisita!

Hace un par de meses noté que en mi espalda comenzaron a salir granitos, ¡horribles granitos! Nunca antes había tenido problemas de acné, pero supongo que el estrés cotidiano hizo de las suyas y aparecieron, aunque también pudo ser culpa de mi alimentación o algún cambio hormonal.

Eliminar acné de la espalda fue todo un reto, ¡un gran reto! Además de dolor, sentía mucha desesperación, pues no se quitaban con nada. Intenté algunos (muchos) remedios y éste fue el que funcionó mejor.

Sabía que necesitaba tratamiento médico, pero la verdad quise probar con ingredientes naturales y a juzgar por el resultado es bastante funcional.

Cabe mencionar que mi acné no era intenso y lo atendí rápidamente; sin embargo, no me quedé sin la opinión de un experto.

© http://www.cocinadelirante.com/

Entre todos los posibles ingredientes probé, como última opción, esta mascarilla (de saber que funcionaría hubiera sido mi primer elección).

Utilicé:

  • 2 puños de azúcar (blanca o morena)
  • 1 puño de avena

Para prepararlo:

  1. Revuelve muy bien los dos ingredientes

© http://www.cocinadelirante.com/

El azúcar es un exfoliante natural que es buenísimo para eliminar imperfecciones, así mismo, la avena se encarga de absorber la grasa de tu cuerpo.

Por donde lo veas es una mezcla que debe funcionar.

© http://www.cocinadelirante.com/

Tratamiento:

  1. Limpia previamente tu espalda con jabón neutro, así quedará limpia y lista
  2. Coloca sobre la zona afectada la mascarilla y frótala en movimientos circulares
  3. Deja reposar durante cinco minutos
  4. Enjuaga con agua tibia

Al cabo de varios días notarás un gran cambio en tu piel y sentirás que es más suave.

© http://www.cocinadelirante.com/

Recuerda que esto solo es una sugerencia para eliminar acné de la espalda, para nada es un tratamiento que debes seguir sin pedir ayuda de un experto.

Haz la prueba y si funciona… ¡qué maravilla! También es importante mencionar que un cambio en tu rutina puede hacer la diferencia.

© http://www.cocinadelirante.com/

FOTOS por

Una buena higiene, mejoras en tu alimentación y reducir los niveles de estrés pueden ayudarte a mejorar la salud de tu piel.

Limpiar tu espalda con limón todas las noches, también es una buena idea; sin embargo, puede lesionar demás, ¡ten cuidado!

Ahora puedes intentar todo para eliminar acné de la espalda, ¿estás lista?

Más noticias en MSN:

15 famosos que han lucido su acné, como tú (Actitudfem)

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *